Está en la página 1de 3

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

CONSTITUCIÓN

Artículo 24.- “El trabajador tiene derecho a una remuneración equitativa y suficiente”.

LPCL

Artículo 6.- “Constituye el íntegro de lo que el trabajador recibe por sus servicios, en dinero o en
especie (…) siempre que sean de su libre disposición”.

Artículo 30.- “Son actos de hostilidad equiparables al despido los siguientes: a. La falta de pago de
la remuneración en la oportunidad correspondiente, salvo razones de fuerza mayor o caso fortuito
debidamente comprobados por el empleador”.

CONVENIO OIT

Convenio N° 100 de la Organización internacional del Trabajo (aprobado mediante Resolución


Legislativa N° 13284)

Artículo 1° literal a), que establece: “(a) el término remuneración comprende el salario o sueldo
ordinario, básico o mínimo, y cualquier otro emolumento en dinero o en especie pagados por el
empleador, directa o indirectamente, al trabajador, en concepto del empleo de este último”
TERCERO.- Para la configuración del supuesto a) del citado artículo es necesario que no
se le haya pagado al trabajador su remuneración en la oportunidad correspondiente, salvo
exista razones de fuerza mayor o caso fortuito, por lo que, es necesario identificar
exactamente los conceptos de:

I. Remuneración: el concepto remuneración es un elemento esencia dentro del


contrato laboral, ya que regula el trabajo productivo, por cuenta ajena,
subordinado y asalariadas. Este concepto ha sido desarrollado en el artículo 6
de la LPCL1 y por diferentes jurisprudencias nacionales en las que se ha
establecido que la remuneración “constituye todo pago en dinero, o
excepcionalmente en especie, que percibe el trabajador por los servicios
efectivamente prestados al empleador o por haber puesto su fuerza de trabajo
a disposición del mismo” (CAS. N° 12472-2017-LIMA) y, señala como una
característica que será una remuneración “siempre que sea de su libre
disposición” (CAS. N° 18128-2016-LIMA).
Siguiendo este orden de ideas, podemos afirmar que la remuneración tiene el
carácter de contraprestación por el trabajo realizado, ya que la remuneración
se paga en proporción de los servicios prestados, esto es, la medida de la
obligación de una de las partes equivale al cumplimiento que haga la otra. Por
lo tanto, corresponde a la posición de débito del empleador frente al trabajador
la retribución por la fuerza laboral dada al empleador en el cumplimiento de sus
funciones como trabajador por medio del pago en dinero o en especie.
II. El momento oportuno para pagar la remuneración, esta delimitado por el
contrato de trabajo fijado entre las partes, toda vez que constituye ley entre
ellas. Anteriormente se señaló que el empleador tiene un débito con el
trabajador por retribuir el trabajo prestado, esta retribución tiene que darse
oportunamente siguiendo las clausulas pactadas en el contrato laboral, esto
puede ser: diario, semanal, quincenal o mensual, según las jornadas laborales
y del empleador en ejercicio de su poder de dirección. Es necesario que esa

1
Decreto Legislativo N° 728, Ley de Productividad y Competencia Laboral
Artículo 6°. - “Constituye remuneración para todo efecto legal el íntegro de lo que el trabajador recibe por
sus servicios, en dinero o en especie, cualquiera sea la forma o denominación que tenga, siempre que sean
de su libre disposición. Las sumas de dinero que se entreguen al trabajador directamente en calidad de
alimentación principal, como desayuno, almuerzo o refrigerio que lo sustituya o cena, tienen naturaleza
remunerativa (…)”.
remuneración sea pagada en el momento oportuno para evitar causarle
perjuicio al trabajador y pueda solventar sus necesidades básicas.
Lo señalado en líneas arriba, ha sido materia de análisis por al Corte Suprema
de Justicia cuando afirma que “el incumplimiento de pago en el momento
convenido tiene importancia porque es la obligación principal del empleador y
por el carácter alimenticio de la remuneración, al ser el único medio que posee
el trabajador para satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia”
(CAS. N° 16443-2014-LIMA), esto ha sido reconocido en el artículo 33°2 de la
Constitución Política del Perú.
III. Razones de fuerza mayor o caso fortuito, ambos supuestos son de
excepcionalidad y dispensa, por los cuales, el trabajador tiene permitido no
pagar la remuneración excepcionalmente si se presenta algunos de esos
supuestos. Ambos, son categorías jurídicas desarrolladas por el Derecho Civil
que no son similares ni equivalentes, por lo que es necesario hacer una
distinción entre ambas. Es así que Mosset, citado en la Casación N° 1693-
2014-LIMA, señala que “la distinción entre caso fortuito y fuerza mayor va más
allá de lo puramente teórico, caracterizan al primero por su “imprevisibilidad” y
a la fuerza mayor por implicar la “irresistibilidad””. Por lo tanto, se debe de
entender al “caso fortuito” cuando hay posibilidad de evitar producir el daño
mediante actos de previsibilidad y, en cambio, será fuerza mayor cuando aún
habiéndose previsto era imposible de impedir que se produzca. Es importante
señalar, que estos supuestos serán posibles excepcionalmente solo cuando
hayan sido debidamente comprobados por el empleador, es decir, sean reales
y sea posible probarlos por los medios idóneos necesarios.

2
Constitución Política delPerú
Artículo 33°.- "El trabajador tiene derecho a una remuneración justa y equitativa que procure para él y su
familia, el bienestar material y espiritual"