Está en la página 1de 4

Un concepto de dios Los conceptos propios de la cultura

estudiada son aquellos –comunes o re-


flexivos– que han sido formulados en los

aplicable a la tradición maya


contextos sistémicos de pensamiento
de dicha tradición. Su conocimiento a
fondo es imprescindible. Su descubri-
miento y análisis constituye la base para
Alfredo López Austin y Erik Velásquez García la comprensión profunda del objeto de
estudio. Sin embargo, no pueden ser to-
mados, sin más, como propios para el
Los estudios de la tradición mesoamericana en general y de las tradiciones particulares que la confor- análisis científico de la cultura, puesto
man comprenden la problemática de las relaciones entre seres de muy diferente naturaleza. Una divi- que son productos de un sistema que por
lo regular es diferente al del investiga-
sión primaria distingue entre las criaturas y los seres imperceptibles que suelen llamarse sobrenatu-
dor. No son elementos autónomos y
rales. Unos son los sobrenaturales a los que los hombres acceden por medio de acciones no fungibles prestos para ser utilizados
2. Diversas formas del jeroglifo k’uh.
DIGITALIZACIÓN: RAÍCES

comunicativas y otros los concebidos como entes sociales con los que es posible entablar comunica- desde cualquier contexto analítico.
Los conceptos científicos son los ela-
ción. Los primeros son las fuerzas sobrenaturales; los segundos, los dioses. borados reflexivamente dentro del mar- ocasiones (puede consultarse, por ejem- mar uno solo; o, en el proceso inverso,
co teórico propio del investigador, con plo, en López Austin, 2016). Sin embar- de fisionarse un dios en dos o más dio-
el propósito de que funjan como instru- go, dado que Mesoamérica tiene como ses. Observaron ambos autores cómo la
mentos hermenéuticos y de análisis característica básica su díada unidad/ fusión formaba unidades divinas de
para la comprensión de la cultura estu- diversidad, es conveniente corroborar la tiempo. También hicieron notar que los
diada. Su eficacia y calidad dependen de aplicación de las propuestas generales dioses podían ejercer simultáneamente
la adecuación lograda entre el conoci- en los ámbitos particulares. En el pre- funciones diferentes, y que éstas podían
miento que se tiene de la cultura estu- sente trabajo se coteja la propuesta ge- realizarse en distintos ámbitos del cos-
diada y la teoría científica propia del in- neral con la información existente de mos. Todas estas propiedades divinas
vestigador, considerada ésta como un una de las tradiciones culturales meso- han podido ser comprobadas posterior-
sistema de alta congruencia. americanas más importantes: la maya. mente por los mayistas, tanto en el es-
Un estudio paralelo al presente, refe- tudio de la antigüedad como en la etno-
Planteamiento del problema rido a la aplicación del modelo general grafía de nuestro presente.
Los estudios de la tradición mesoame- mesoamericano de alma a la particula- Por otra parte, las fuentes documen-
ricana en general y de las tradiciones ridad del pensamiento maya, ha sido tales coloniales y las etnográficas relati-
particulares que la conforman com- abordado en el libro Morada de dioses: vas a distintos grupos mayenses han
prenden la problemática de las relacio- los componentes anímicos del cuerpo proporcionado un invaluable material
nes entre seres de muy diferente natu- humano entre los mayas clásicos, de para entender el proceso de creación del
raleza. Una división primaria distingue próxima aparición (Velásquez García, mundo según el pensamiento mesoa-
entre las criaturas y los seres impercep- en prensa). De esta obra derivan algunas mericano. La idea general de la forma-
tibles que suelen llamarse sobrenatura- de las equiparaciones aquí propuestas. ción del mundo refiere que los dioses se
les. Es pertinente la subdivisión de estos transformaron en criaturas (elementos,
1. Diversas formas del jeroglifo wahy, que es la raíz de la palabra wahyis.
DIGITALIZACIÓN: RAÍCES
últimos, ya que son dos muy diferentes El concepto de dios astros, meteoros, minerales, vegetales,
vías las que los creyentes crean para re- en la cosmovisión maya animales, seres humanos). El paso oca-
lacionarse con ellos. Unos son los sobre- El amplio conocimiento y la utilización sionó que todas las criaturas resultan-
Diferentes clases de conceptos su propio ámbito cultural; los de la cul- trucción que es propio del método cien- naturales a los que los hombres acceden conjunta de diferentes tipos de fuentes tes tuvieran un alma divina y personal,
El estudio de una tradición –sobre todo tura estudiada y los científicos, pues es- tífico. Carecen, por tanto, de rigor teóri- por medio de acciones no comunicati- han permitido destacar las característi- entendido esto en lo que respecta tanto
cuando se realiza en el contexto de la di- tos últimos son los instrumentos de co, y su valor descansa sólo en la mayor vas y otros los concebidos como entes cas que los usuarios-productores de la a los individuos como a las clases. El pri-
versidad cultural– hace indispensable la análisis necesarios para la comprensión o menor aceptación generalizada por la sociales con los que es posible entablar cosmovisión maya atribuyeron a la divi- mer paso de la conversión produjo seres
precisión de varios de los diferentes con- de dicha cultura. frecuencia de su uso. Es conveniente que comunicación. Los primeros son las nidad. Sylvanus G. Morley y J. Eric S. divinos generadores y protectores de las
ceptos que entran en el juego de la dis- Los conceptos comunes comprenden el investigador los conozca a fondo, de fuerzas sobrenaturales; los segundos, Thompson hicieron, por separado, muy diferentes clases o especies mundanas.
cusión científica. El investigador –ya desde los populares hasta muchos de los ser posible desde su génesis, para impe- los dioses. precisas observaciones sobre conceptos En la actualidad estos patronos son am-
historiador, ya antropólogo– necesita usuales en el diálogo académico y se ca- dir que su sobrevaloración permee su La distinción taxonómica anterior, básicos de esta tradición. Entre ellos pliamente conocidos en los pueblos ma-
distinguir y precisar al menos tres cla- racterizan por no haber sido sometidos propia reflexión en el momento de ela- aplicada a la tradición mesoamericana está la posibilidad de los dioses mayas yenses con el nombre de padres-madres,
ses de ellos: los comunes imperantes en al proceso crítico de reflexión y cons- borar conceptos científicos. en general, ha sido propuesta en varias de fundirse dos o más de ellos para for- y se los ubica en el Monte Sagrado.

20 / ARQUEOLOGÍA MEXICANA UN CONCEPTO DE DIOS APLICABLE A LA TRADICIÓN MAYA / 21


Las almas individuales creadas por man al ser divino “el rostro del día” y es a partir de la especificidad maya. Los so-
los padres-madres han sido llamadas considerado –así lo registra Barbara 1. Están formados brenaturales mayas no se ajustan al con-
1. Son entidades gracias a las cuales los seres
“corazones”, “semillas” o “semillas-cora- Tedlock– una especie de nahual del niño por sustancia ligera, cepto supuestamente universal, por lo
poseen vigor, movimiento y crecimiento.
zones”. Antes de nacer en el mundo al que se le introduce ritualmente. sutil, imperceptible cual el autor les niega la categoría divi-
–cuando aún son gérmenes de las cria- Otras muchas peculiaridades de la a los humanos na y les aplica otra distinta, cuyo signi-
en condiciones 2. Están en el interior tanto de los seres

Fuerzas
turas de la superficie de la tierra– resi- cosmovisión maya pueden obtenerse normales de vigilia. imperceptibles como de las criaturas ficado no explica: no son dioses, sino es-

SERES IMPERCEPTIBLES O
SOBRENATURALES EN LA
TRADICIÓN RELIGIOSA
den con sus padres-madres en la enor- del estudio de las fuentes. David Stuart píritus, independientemente de que
3. Pueden ser incrementadas y transmitidas

MESOAMERICANA
me bodega acuática que es el gran analiza el concepto de dios a partir de la 2. Su origen es sean seres personificados. De acuerdo
anterior a la voluntaria o involuntariamente.
hueco del Monte Sagrado. En los anti- semiótica. Sostiene que la palabra k’uh con Baudez, para que fuesen dioses de-
creación del mundo
guos textos mayas puede encontrarse su indica la esencia sagrada del ser al que perceptible. 4. Carecen de personalidad berían tener personalidades inamovi-
mención en términos compuestos con designa, y que el jeroglifo, cuyo prefijo bles y una diferenciación de culto. Los
3. Texto que David Stuart lee hun pik kaanal k’uh 3. Son agentes:
la raíz o’hl. Según Marc Zender, esta raíz posee líneas curvas punteadas, parece sobrenaturales mayas, en cambio, son
hun pik kabal k’uh, “los 8 000 (innumerables) dio- poseen acción eficaz
designa una de las partes del cuerpo hu- indicar una irradiación luminosa (fig. 1. Poseen una personalidad tan semejante plásticos, y la expresión de sus represen-
ses del cielo y los 8 000 (innumerables) dioses de sobre el mundo
mano que deben mencionarse en pose- 2). Aunque este jeroglifo no aparece en a la humana como para: taciones cósmicas y míticas los muestra
la tierra”. Sugerimos que pudiera tratarse de un pa- perceptible a) comprender las expresiones humanas;
sivo, lo que indica que son inalienables. ralelismo que denota la totalidad de los dioses, a todos los dioses, Stuart lo encuentra en demasiado flexibles. Por ejemplo, en el

Dioses
b) poseer una voluntad susceptible de ser
En el caso, el sustantivo debería ser quienes el texto se refiere en sus dos clases: opues- un texto jeroglífico que lee hun pik kaa- 4. Su acción eficaz afectada por la acción humana. Clásico no existió nunca “una ‘deidad
siempre posesivo, y así se encuentra tas y complementarias, calificándolos como seres
nal k’uh hun pik kabal k’uh, “los 8 000 puede ser captada o solar’ como tal, sino más bien distintos
irradiantes de poder. afectada en mayor
como yo’hl (“su corazón”). Sin embargo, (“innumerables”) dioses del cielo y los 2. Ejercen, por su voluntad, una acción aspectos del Sol o de todo tipo de seres
DIGITALIZACIÓN: RAÍCES o menor grado por
Zender también observa que hay excep- 8 000 (“innumerables”) dioses de la tie- eficaz sobre el mundo perceptible. pertenecientes a un universo ‘solar’ ”
los seres humanos.
ciones a esta forma habitual, siempre rra” (fig. 3). Sugerimos que este parea- (Baudez, pp. 161 y 168).
que el término derivado agregue el sufi- mayas con jeroglifos propios (fig. 1). Su do es un paralelismo que denota la to- 4. Definiciones de los seres imperceptibles o sobrenaturales y sus distinciones como dioses y fuerzas,
jo -is. La palabra o’hlis, en consecuencia, estudio es muy valioso para compren- talidad de los dioses, a quienes el texto según la tradición mesoamericana. La pertinencia de nuestra
permite concebir la existencia autóno- der la profusa permeabilidad de los se refiere en sus dos clases opuestas y propuesta general en el estudio
ma de este elemento, como entidad in- cuerpos en la cosmovisión maya, la com- complementarias, atribuyéndoles una de la particularidad maya
dependiente del cuerpo humano. posición anímica plural de las criaturas irradiación de poder. Mercedes de la Garza considera que sagradas personificadas que actúan en El concepto de dios que atribuimos a la
Tanto en la antigüedad como en el y la idea mesoamericana de conciencia. Por otra parte, Stuart hace notar una los dioses mayas son energías o mate- el tiempo. Su personalidad les otorga fa- generalidad de la tradición mesoameri-
presente está ampliamente documen- Una forma especial de introducción importante característica de los dioses rialidades etéreas, sutiles e impercepti- cultades similares a las humanas, por lo cana queda resumido en una doble defi-
tado el poder de los dioses de penetrar divina en los cuerpos humanos en cali- mayas: se agrupan siguiendo patrones bles para los hombres, quienes sólo pue- que poseen inteligencia, pensamiento, nición que atiende, en primer lugar, a la
en los cuerpos de las criaturas. En el caso dad de entidades anímicas es la de los numéricos de dos, tres, cuatro, etc., o en den captar sus epifanías como formas voluntad, pasiones y limitaciones. La si- precisión de lo que se puede entender por
del cuerpo humano, el segmento divino dioses-tiempo. Los antiguos textos ma- conjuntos que integran siete o trece gru- humanas, animales o vegetales. Las ma- militud hace también que deban ser ali- sobrenatural y, en segundo, a una divi-
invasor se suma al alma esencial, lo que yas dan al ser divino introducido el nom- pos. Cada uno de los conjuntos abarca nifestaciones epifánicas son meros ob- mentadas. Sus figuras son antropomor- sión dual de las entidades sobrenatura-
le permite formar parte de un amplio bre de k’ihn. La palabra k’ihn, como en- un indefinido número de dioses. Agre- jetos simbólicos procedentes de mode- fas, y en ocasiones adquieren elementos les, originada en una doble estrategia ri-
complejo que integra la conciencia del tidad divina debe escribirse con h. Søren ga Stuart que estos grupos parecen aso- los naturales. Agrega De la Garza que los animales y vegetales. Sus orígenes se re- tual del ser humano ante lo imperceptible.
individuo. A esta propiedad se debe que, Wichmann señaló que la presencia del ciados a funciones cósmicas del mundo, dioses mayas son multívocos y pluriva- montan a la era primordial. Son origen La primera parte de la definición con-
al estudiar a los tzeltales, Esther Hermit- sonido h en ella se encuentra atestigua- y señala como ejemplo las tríadas, repre- lentes, lo que hace difícil su clasifica- y causa de la existencia. Son diferentes sidera que los seres sobrenaturales es-
te haya llamado coesencia al proceso re- da en la Estela 11 de Copán (A6). Los na- sentantes de la división vertical del cos- ción. Según esta autora, el panteón maya entre sí; su diversidad explica la diversi- tán formados por sustancia ligera, sutil,
sultante. La fuerza interiorizada de un huas llaman tonalli a esta entidad, con mos, que fungen como dioses protecto- escapa a toda lógica conceptual y que- dad del mundo y la trascendencia del imperceptible a los humanos cuando és-
dios afecta notablemente al ser invadi- el significado de “irradiación”, “calor so- res o patronos locales. Nota también da fuera del principio de no contradic- acontecer. De ellas dependen la perma- tos se encuentran en condiciones nor-
do, en algunos casos para otorgarle lar”. En el Clásico maya, en forma corres- Stuart que algunos de estos grupos se ción, igual a lo que ocurre en los sueños nencia y el orden. Su poder se evidencia males de vigilia; su origen es anterior
grandes poderes. Pueden citarse las fa- pondiente, uno de los principales títu- constituyeron en los momentos en que y la fantasía. Esto permite a los dioses en el tiempo y afecta todos los aspectos a la creación del mundo perceptible;
cultades extraordinarias de los chawuk- los dados a los grandes gobernantes era el mundo era formado. mayas ser uno y varios al mismo tiem- del mundo natural, social y cultural. Son son agentes: poseen acción eficaz sobre
tik tojolabales, los “hombres-rayos” k’ihnich, y se refería a las calidades aní- po, y mantenerse en constante movi- seres mutables y polivalentes que se el mundo perceptible, y ésta puede ser
(Ruz, vol. II, 1982, pp. 196-197). Los pa- micas de las personas como calientes, Tres propuestas científicas miento y transformación. Por otra par- combinan de distintas formas y pueden captada o afectada en mayor o menor
dres-madres también pueden insertar bravos, coléricos y furiosos. Estas cali- El acervo de conocimientos obtenidos te, pese a que los dioses son superiores ser uno o múltiples, según la ocasión. grado por los seres humanos.
una parte de sí mismos en los humanos dades se vinculaban al calor producido de los diversos tipos de fuentes ha mo- a las criaturas, no son perfectos, ya que Los seres humanos tienen la facultad de Los seres sobrenaturales se dividen
para otorgarles poder. Esto explica el por la edad, por lo que se mencionaba tivado que algunos investigadores, con nacen, mueren, necesitan ser alimenta- comunicarse con los dioses, principal- en fuerzas y dioses. Las fuerzas son en-
nombre de chuchqajaw (“madre-pa- en forma complementaria la cuenta de el propósito de afinar instrumentos de dos y, como todos los seres del cosmos, mente a través del culto (Sotelo Santos, tidades que permiten la acción y el cre-
dre”) que recibe el adivino quiché, como los k’atunes vividos por el gobernante. análisis, formulen conceptos de dios son pasibles de las transformaciones 2002, pp. 83 y 110-112). cimiento; están en el interior tanto de
lo atestigua Ruth Bunzel. Cada k’atun acumulaba k’ihn. Por ejem- aplicables a la cosmovisión maya. Dado ocasionadas por el curso temporal (De Una posición muy diferente a las an- los seres imperceptibles como de las
Los dioses invasores son denomina- plo, se dice cha’ winikhaab ajaw K’ihnich el espacio disponible para este trabajo, la Garza, 1998, pp. 87-90). teriores es la de Claude-François Bau- criaturas; pueden ser incrementadas y
dos wahyis, palabra consignada en las Janaab Pakal, “el señor de dos k’atunes expondremos sólo algunos puntos rele- Laura Elena Sotelo Santos sostiene dez. Su argumento se basa en un concep- transmitidas voluntaria e involuntaria-
antiguas inscripciones y en los códices K’ihnich Janaab Pakal”. Los quichés lla- vantes en las opiniones de tres colegas. que las divinidades mayas son energías to externo de dios, no en uno construido mente, y carecen de personalidad. En

22 / ARQUEOLOGÍA MEXICANA UN CONCEPTO DE DIOS APLICABLE A LA TRADICIÓN MAYA / 23


Dioses celestes Cielo ción. Con ella se hace referencia a su su clase, el patrono (o la pareja padre- gido por algunas leyes cósmicas, princi-
Jun pik chanal k’uh Chan 1 Árbol Florido traslado al mundo inferior para obtener madre) toma una partícula de sí mismo palmente las calendáricas. Otra pecu-
7 Lem Uh Te’ elementos de su nueva naturaleza. Re- y la coloca en el mundo, protegida por liaridad destacada es que los dioses, en
Árbol de
una esquina nacidos los dioses con las característi- una capa de sustancia dura y percepti- su paso por el mundo, están sujetos a las
Funcionamiento
Descenso de los dioses

del mundo general del mundo cas fijadas por los rayos solares, cada ble que le permite vivir bajo los rayos del leyes del Sol, principalmente la que obli-
Chak Te’ Lak’in uno de ellos se convirtió en una clase de Sol; pero que, lábil al paso del tiempo y ga a todo visitante a cumplir una misión
9

o
und
seres mundanos. De cada uno se formó mortal, está sujeta al ciclo de vida/ determinada. El cumplimiento es traba-
po

m
m
l tie 6 una divinidad –frecuentemente defini- muerte. jo, lo que significa un ejercicio fatigoso

del
e
or as d

ón
ad da como pareja– encargada de generar Se ha destacado también la posibili- y desgastante que tiene que ser compen-
miz

aci
Accio
ina nes las almas individuales de las criaturas dad de los dioses de transitar entre el sado con el alimento restaurador.

cre
sd natur
ione ales

la
Acc Padres-madres de su clase. Para crear cada individuo de ecúmeno y el anecúmeno. El paso es re- De igual manera, se ha insistido en
8

de
que los dioses pueden encontrarse al

po
Alma destino k’ihn
4

iem
propia mismo tiempo en distintos estados cós-
o’hlis Alma individual

el t
s a b micos, lo que significa su estancia en dis-
ajena

s en
Ascenso de los dioses

5 3 tintas calidades de tiempo-espacio. En

ose
les
Ser mundano idua
Mundo de la indiv

s di
as otras palabras, los dioses pueden estar
criaturas Alm

e lo
wahyis simultáneamente en el tiempo-espacio

ed
ert
o alm
as Monte mítico, como seres proteicos sujetos a

Mu
ioses com Sagrado los procesos de constante transforma-
nd e los d
7 recció Nikte’ ción; en el tiempo-espacio limitáneo,
Resur Witz
con naturaleza germinal de protocria-
Dioses del inframundo 2
Jun pik kabal k’uh turas (terribles seres salvajes y caníba-
Región de la muerte les que en lengua náhuatl son llamados
Ihk’Waynal
tzitzimime); como dioses-tiempo en
5. Los dioses, en distintos estados de su existencia, ejercen su acción en el mundo de las criaturas. Esto lo hacen en general sobre el mundo y en particular den- transcurso, y fijos en el tiempo-espacio
tro de cada criatura individual.
mundano, como almas de las criaturas
1. Los dioses pierden su carácter proteico en vísperas de la creación del mundo y mueren para convertirse en las criaturas que poblarán el nuevo
ámbito cósmico.
(fig. 5).
2. Los dioses descienden a la región de la muerte, donde empiezan a adquirir las características necesarias para existir como criaturas. Los padres-madres realizan muy
3. Los dioses resucitan convertidos en seres divinos protectores de las distintas clases de seres mundanos: astros, meteoros, elementos, minerales, vegeta- importantes labores cósmicas desde el
les, animales y seres humanos. Estos dioses protectores de clase (padres-madres) viven en el interior del Monte Sagrado, bajo el mando de uno de ellos co- interior del Monte Sagrado. Entre éstas
nocido genéricamente como Dueño. Todos conservan sus facultades divinas de división, a partir de lo cual crean individuos mundanos de su clase. se encuentra la de operar los meteoros,
4. Dentro de las criaturas individuales, cada padre-madre coloca una fracción de sí mismo en calidad de “alma esencial” de la clase (o’hlis).
5. Los padres-madres también pueden colocar dentro de los individuos, como “almas adicionales”, almas de otras clases o especies (wahyis).
para lo cual dividen su sustancia divina
6. Los padres-madres ejercen funciones indispensables para el funcionamiento del mundo, como esencias de astros, meteoros, etc. y crean con ella múltiples servidores.
7. Los dioses, en su estado de dioses-tiempo, descienden del Cielo y ascienden del Inframundo por el interior de los árboles cósmicos que se encuentran en Hay una razón poderosa para seña-
las esquinas de la superficie de la tierra. Salen al mundo por un umbral que se forma con una ruptura del árbol. lar que en la antigüedad las almas
8. Los dioses-tiempo penetran en los individuos para formar su alma-destino (k’ihn). esenciales podían ser consideradas
9. Los dioses-tiempo dinamizan el mundo.
Este cuadro se ha simplificado, eliminando las referencias de la acción de unos dioses sobre otros y de unas criaturas sobre otras por medio de la introduc-
k’uh. En el Tablero del Palacio de Palen-
ción de parte de su interioridad divina. que existe una inscripción en la que un
grupo de dioses reciben los epítetos tan-
6. a) Texto procedente del Tablero del Palacio de
to de o’hlis como de k’uh (fig. 6a). Una
Palenque, Chiapas (F6-F14). Menciona que el futu-
cambio, los dioses poseen una persona- multiplicidad; su diferente ubicación y mismo o, en sentido inverso, unirse los ro gobernante K’ihnich K’an Joy Chitam II, cuando figura más, dibujada por Marc Zender a
lidad tan semejante a la humana como jerarquía en el panteón; su diversa im- fragmentos dispersos para reintegrarse era un niño, realizó una ofrenda de sangre en pre- partir de la Tablilla IIIa de la urna 26 de
para comprender las expresiones de los portancia en la conciencia popular; la va- a la unidad de la que procede. sencia de varias deidades locales, a las que aplicó Comalcalco, usa la expresión o’hlis k’uh
hombres y como para poseer una volun- riedad de sus poderes, facultades y fun- La propuesta ha resaltado las trans- conjuntamente los epítetos de o’hlis k’uh, o sea (“dios corazón”) al decir que el gober-
“dioses-corazones”, lo que indica que k’uh, que se
tad susceptible de ser afectada por la ac- ciones, etc. Destacan entre sus facultades formaciones que sufrieron en el tiempo nante Chan Chuwe’n(?) realiza una ac-
ha considerado equivalente a “dios”, puede aplicar-
ción humana; por último, son seres que las de fisión y fusión, que respectivamen- de la creación del mundo y las funcio- se a las entidades anímicas consideradas o’hlis. b)
ción no especificada en presencia de
ejercen, por su voluntad, una acción efi- te permiten a un dios separarse en dos o nes que cumplen en el mundo en mar- Texto procedente de la Tablilla IIIa de la urna 26 de Yahx Bul Chaahk (“El Chaahk de la Pri-
caz sobre el mundo perceptible (fig. 4). más dioses diferentes, y unirse a otros cha. La salida prístina del Sol, por ejem- Comalcalco, registrado por Marc Zender. En ella se mera Inundación”), quien es dios cora-
Además de los elementos que inte- dioses diferentes para integrar una sola plo, dio fin a la calidad proteica de los afirma: Chan Chuwe’n(?) yichnal Yahx Bul Chaahk zón (fig. 6b). Otra importante informa-
o’hlis k’uh. Lo anterior significa que el gobernante ción deriva de la lectura de los textos
gran la definición anterior, la propuesta divinidad. Otra de sus facultades es que dioses, fijando sus características esen-
Chan Chuwe’n(?) realiza una acción (no especifica-
general toma en cuenta otras peculiari- un dios pueda dividirse en individuos ciales. Para ello ocasionó su muerte; da) en presencia de Yahx Bul Chaahk, dios-corazón.
jeroglíficos: se relaciona con el Monte
dades de los dioses mesoamericanos: su iguales a él, separando fracciones de sí pero la muerte no significó su desapari- DIGITALIZACIÓN: RAÍCES Sagrado como gran repositorio de enti-

24 / ARQUEOLOGÍA MEXICANA UN CONCEPTO DE DIOS APLICABLE A LA TRADICIÓN MAYA / 25


a b c en el contexto de la fecundidad del Mon- aquí llamados dioses sea óbice para que plimiento de los requisitos de tránsito
te Sagrado (fig. 7). formen parte de una misma categoría. al otro mundo. Las enfermedades son
Todo lo hasta ahora dicho permite ex- Este gran abanico jerárquico es normal criaturas que aparecen personificadas
plicar muchas de las peculiaridades de en toda clasificación, y lo es en las cos- en el Ritual de los Bacabes. En muchos
la religión mesoamericana, entre ellas el movisiones que conciben el mundo po- casos, los wahyis son dioses identifica-
culto sacrificial necesario para alimen- blado por una infinidad de seres carga- bles por sus nombres: Tat Bak Chaahk
tar a los dioses. Explica también que to- dos de sacralidad. La objeción no se (“Chaahk de Huesos Espesos”), Jatz’noon
das las criaturas tengan alma, y la posi- justifica. Ahkan (“Ahkan Azotador”), Ahk Ook
bilidad del hombre para comunicarse Por lo que toca a las grandes diferen- Chamiiy (“Chamiiy Pies de Tortuga”).
con ellas por medio de los conjuros, ha- cias jerárquicas, ¿en qué nivel se haría el No hay base para negar que sean dioses
blándoles como a personas. También corte y con qué criterio? Más aún, hay los poseedores de otros nombres, inclu-
permite entender la formación de co- que tener en cuenta que los servidores yendo los de seres animales: Ha’ Hiix
esencias por introducción de entidades de un dios son con frecuencia divisiones (“Jaguar del Lago”), Sak Baak Naah Cha-
divinas en cuerpos ajenos, y muchas y fisiones de éste. Tláloc se divide en los paht (“Ciempiés de la Casa de los Hue-
otras particularidades más de las cos- cuatro tlaloque de los cuatro rumbos del sos Blancos”), etc.
movisiones de Mesoamérica. cosmos, y también en muchos tlaloque, Repetimos, puede aceptarse plena-
En resumen, consideramos que el sus servidores pluviales, hasta el grado mente que la particularidad maya que-
concepto de dios propuesto en general de que hay un pequeño tláloc condu- da incluida en la generalización concep-
para la tradición mesoamericana cubre ciendo cada nube. El dios gobernante tual mesoamericana formulada para
totalmente el enfoque científico nece- del Monte Sagrado, conocido con fre- comprender a los seres imperceptibles
d e
sario para la particularidad maya. cuencia como Dueño (Chane en lengua con personalidad.
náhuatl), se desdobla en múltiples ser-
Las objeciones desde vidores (chaneques o “dueños” en lengua
los conceptos comunes náhuatl), que son equivalentes a los win- • Alfredo López Austin. Doctor en historia por la
unam. Investigador emérito del Instituto de In-
Las críticas más frecuentes se fundan en kil mayas del Clásico. Por cierto, winkil vestigaciones Antropológicas (unam). Profesor
que no todos los seres que comprende- también quiere decir “dueños”. de Posgrado en la Facultad de Filosofía y Letras
mos en nuestra definición son denomi- Las almas de los gobernantes muer- (unam).
nados k’uh en los antiguos textos; en su tos son dioses-almas (o’hlis o wahyis) no- • Erik Velásquez García. Licenciado en historia,
maestro y doctor en historia del arte por la unam.
multiplicidad y heterogeneidad; en tables. Los fantasmas son también dio- Investigador del Instituto de Investigaciones Es-
su gran diferencia jerárquica y en la ses-almas, algunas veces atados a la téticas. Coordinador del posgrado en historia del
existencia de seres sobrenaturales que, superficie de la tierra por falta de cum- arte de esa misma universidad.
aun con personalidad, no pueden ser
considerados dioses a juicio de los críti- Para leer más…
Baudez, Claude-François, Una historia de la religión Stuart, David, “The Gods of Heaven and Earth.
cos (almas de gobernantes muertos, fan- de los antiguos mayas, unam/cemca, México, Evidence of Ancient Maya Categories of
dades que en su interior esperan la opor- tasmas, wahyis, winkil, enfermedades, 2004, pp. 161 y 168. Deities”, en Eduardo Matos Moctezuma y Án-
7. a) En la Estela 33 de Naranjo aparece el glifo T533, en el pináculo del tocado del gobernante K’ahk Uka- Bunzel, Ruth, Chichicastenango. A Guatemalan Vi- gela Ochoa (coords.), Del saber ha hecho su
law Chan Chaahk. El glifo ha sido interpretado fonéticamente por David Stuart como saak, raíz morfológi- tunidad de salir a la superficie de la tie- etc.). llage, Seatle/Londres, Univesity of Washington razón de ser… Homenaje a Alfredo López Austin,
ca del sustantivo saakil, “pepita de ayote”, “pepita de calabaza”. Javier Hirose López registró un mito de los rra. El Monte Sagrado ha sido imaginado Respecto a la primera objeción, insis- Press, 1967. vol. 1, Secretaría de Cultura-inah/unam-iia-
Garza, Mercedes de la, Rostros de lo sagrado en el Coordinación de Humanidades, México, 2017,
mayas peninsulares, en el cual los dioses usaron pepita de calabaza como ingrediente femenino para ha- como un gran vientre materno, y en tér- timos en que el término k’uh no siempre mundo maya, Paidós/unam-ffyl, México/Bue- pp. 247-267.
cer los tamales de los que surgiría la especie humana. Hay que recordar que las almas esenciales de las minos vegetales como una cucurbitácea aparece en seres que son indudablemen- nos Aires/Barcelona, 1998. Thompson, J. Eric S., Grandeza y decadencia de los
criaturas reciben en la actualidad el nombre de “corazones”, “semillas” o “semillas-corazones”. b) Concor- Hermitte, M. Esther, Poder sobrenatural y control mayas, fce, México, 1992.
repleta de pepitas. A esto parece referir- te de la misma jerarquía de los así nom- social en un pueblo maya contemporáneo, Insti- _____ , Historia y religión de los mayas, Siglo Vein-
daría lo anterior con la posible interpretación de uno de los murales del Templo de las Pinturas de San Bar- tuto Indigenista Interamericano, México, 1970. tiuno, México, 1975.
tolo, Petén, Guatemala (detalle del muro norte del interior de la habitación Pinturas Sub-1, ca. siglo I de se el jeroglifo T533. David Stuart lo in- brados, por lo que el término debe ser López Austin, Alfredo, La cosmovisión en la tradi- Velásquez García, Erik, Morada de dioses: los com-
nuestra era). William Saturno, Karl Taube y David Stuart interpretan el detalle que aquí aparece como el na- terpreta fonéticamente como saak, con considerado indicativo, pero no indis- ción mesoamericana. Segunda parte, Arqueolo- ponentes anímicos del cuerpo humano entre los
gía Mexicana, Edición Especial núm. 69, agosto mayas clásicos, fce, México, en prensa.
cimiento de criaturas a partir de la explosión sangrienta de un calabazo rajado. Comparan la escena con el significado de “pepita de calabaza” pensable. Además, como se ha visto, de 2016. Wichmann, Søren, “The Names of Some Major Clas-
el mito huichol actual del nacimiento de ciertos dioses en medio de un chorro de sangre que salió de un (comunicación personal de David existe en Palenque y Comalcalco el tér- Los dioses mayas, Arqueología Mexicana, núm. 88, sic Maya Gods”, en Daniel Graña Behrens, Niko-
guaje subterráneo. c) La equiparación del alma esencial con una pepita de calabaza daría sentido a un de- noviembre-diciembre de 2007. lai Grube, Christian M. Prager, Frauke Sachse,
Stuart a Erik Velásquez García, 24 de ju- mino k’uh acompañando al término Morley, Sylvanus G., La civilización maya, fce, Mé- Stephanie Teufel y Elizabeth Wagner (eds.), Con-
talle de la Estela 13 de Yaxhá, en el cual el glifo T533 parece desprenderse del cuerpo de un sacrificado.
d) Hay que tomar en cuenta que en la tradición mesoamericana se compara la cucurbitácea con el Monte lio de 2015). Los textos vinculan al jero- o’hlis, epíteto de las almas de las criatu- xico, 1972. tinuity and Change-Mayan Religious Practices in
Ruz, Mario Humberto, Los legítimos hombres. Apro- Temporal Perpective. 5th European Maya Confe-
Sagrado o con el origen de las poblaciones (María Elena Bernal García, Ángel Julián García Zambrano) o glifo no sólo con lo que parece ser la en- ras, caso raro pero que señala la posibi- ximación antropológica al grupo tojolabal, 4 vol., rence, University of Bonn, December 2000, Markt
unam-iif-Centro de Estudios Mayas, México, Schwaben, Verlag Anton Saurwein (Acta Meso-
con las mujeres de vientre muy fértil (Antonella Fagetti dice que se les llama “calabazas ochenteñas”). Como tidad anímica, sino que aparece en lidad de aplicación a diferentes manifes- 1981-1986. americana, 14), 2004, pp. 77-86.
se ve en la figura, el glifo T533 es parte de un topónimo mítico en el segmento 2 del friso en la Estructura topónimos. Velásquez García lee el to- taciones divinas. Sotelo Santos, Laura Elena, “Los dioses: energías Zender, Marc U., “On the Morphology of Intimate
1-A Sub de Balamkú: la Montaña de las Pepitas. El dibujo del friso ha sido copiado a partir de un original en el espacio y en el tiempo”, en Mercedes de la Possession in Maya Languages and Classic Ma-
pónimo A3 en la Estela 22 de Tikal co- Por otra parte, no estimamos que la Garza Camino y Martha Ilia Nájera Coronado yan Glyphic Nouns”, en Søren Wichmann (ed.),
de Daniel Salazar Lama. e) El jeroglifo T533 aparece también como parte de un topónimo en un cartucho
de la Estela 22 de Tikal (A3): Saak Witz, “Montaña de las Pepitas”.
mo Saak Witz, “Montaña de las Pepitas”, multiplicidad, heterogeneidad y enor- (eds.), Religión maya, Trotta, Madrid, 2002, The Linguisyics of Maya Writing, Salt Lake City,
pp. 83-114. The University of Utah Press, 2004, pp. 195-209.
DIGITALIZACIÓN: RAÍCES nombre que se torna muy significativo me diferencia jerárquica de los seres

26 / ARQUEOLOGÍA MEXICANA UN CONCEPTO DE DIOS APLICABLE A LA TRADICIÓN MAYA / 27