Está en la página 1de 11

DIAGNOSTICO JURÍDICO

Concepto: El diagnóstico (del griego


diagnostikós, a su vez del prefijo día-, "a través",
y gnosis, "conocimiento" o "apto para conocer")
alude, en general, al análisis que se realiza para
determinar cualquier situación y cuáles son las
tendencias. Esta determinación se realiza sobre
la base de datos y hechos recogidos y
ordenados sistemáticamente, que permiten
juzgar mejor qué es lo que está pasando
El diagnóstico es un procedimiento
ordenado, sistemático, para conocer, para
establecer de manera clara una
circunstancia, a partir
de observaciones y datos concretos. El
diagnóstico conlleva siempre una evaluación,
con valoración de acciones en relación
con objetivos. El término incluye en su raíz el
vocablo griego ‘gnosis’, que
significa conocimiento.
• Se define diagnóstico del
grupo como el proceso valorativo
mediante el cual se identifican con
base a ciertas metodologías, los
problemas, deficiencias o
necesidades de un grupo,
así como sus potencialidades; con el
propósito de transformar el estado
inicial
• Un diagnostico jurídico se realiza a través de la
vista que realiza un abogado para analizar y
determinar cualquier situación jurídica, y
cuáles son las tendencias o predicciones de
dichas situaciones a fin de prevenir un posible
problema legal mediante la solución
oportuna. Una vez identificadas las
inexactitudes en dicho diagnostico jurídico, se
procede entonces a solucionar dichas
debilidades jurídicas a través de diversos
mecanismos de acuerdo a la necesidad del
cliente/defendido.
Los objetivos principales del diagnostico jurídico:
A partir de situaciones jurídicas concretas ser
capaz de identificar los diferentes métodos que
existen para la solución de problemas aplicados al
ámbito jurídico, diferenciando unos de otros.
A partir de problemas jurídicos concretos
identificar y delimitar con diferencialidad el objeto
de análisis jurídico a través de las normas jurídicas
aplicables en sus respectivos ámbitos materiales
de validez.
A partir de situaciones jurídicas concretas obtener
información con efectividad para analizar los
hechos jurídicos a través de la norma jurídica
A partir de la información obtenida calificar,
organizar y tipificar los hechos jurídicos con
precisión basándose en la norma jurídica.
A partir de un problema concreto especificar
(localiza e interpreta) con precisión la norma
jurídica aplicable a la solución del problema
planteado, a través de la doctrina,
jurisprudencia, leyes y manuales de prácticas
forense.
A partir de un problema concreto establecer
con precisión la relación entre la norma
jurídica y la situación jurídica concreta.
El razonamiento jurídico. Antecedentes
El estudio del razonamiento entendido como la serie de conceptos
encaminados a demostrar una cosa o a persuadir a oyentes o
lectores, podría tener su antecedente en los escritos de lógica del
filósofo griego Aristóteles, quien distinguió dos tipos de
razonamiento: el analítico y el dialéctico.
De acuerdo con Aristóteles, el razonamiento analítico es aquél que
parte de premisas necesarias o verdaderas y que conduce, por
medio de inferencias válidas, a conclusiones igualmente necesarias o
verdaderas. Este tipo de razonamiento utiliza el silogismo riguroso
de la lógica formal, entendida esta (3)
(3)PALOMAR DE MIGUEL, Juan, Diccionario para juristas, México,
Porrúa, 2000, p. 933última, como aquella parte de la filosofía que
estudia los contenidos del pensamiento según su forma (idea, juicio,
raciocinio) y sus relaciones (leyes).
Razonamiento dialéctico.
Aristóteles define la dialéctica como el arte que tiene por
objeto enseñar a razonar metódicamente sobre toda clase
de objetos sirviéndose de proposiciones simplemente
probables. Como ejemplo de este tipo de razonamiento
Aristóteles señala la tópica, la retórica y las refutaciones
de los sofistas. El razonamiento dialéctico, no pretende
llevar a cabo demostraciones científicas, su propósito es
dirigir deliberaciones y controversias, más aún es
identificado como un mecanismo para persuadir y
convencer mediante el discurso, para criticar la posición
del opositor, así como para defender y justificar la propia
con la ayuda de argumentos, es por ello que ha sido
calificado por algunos doctrinarios, entre ellos, por Guido
Fassò como la lógica propia del debate judicial.
El primer paso para el diagnostico jurídico es
escribir una declaración de hechos. Haga esto
para ayudar a obtener una comprensión completa
de todo lo que ha sucedido, o está sucediendo, en
su caso. Siéntate y escribe todo lo que ha ocurrido
hasta ahora, y todo lo que está sucediendo en la
actualidad. Incluya hechos que considere poco
importantes. A veces los hechos que parecen no
tener importancia pueden marcar una gran
diferencia en el proceso judicial. Revisarla para
asegurarse de que es exacta y refleja los hechos de
su caso.
Asegúrese de incluir las fechas cuando ocurrió
cada incidente. Utilice esas fechas y su declaración
de hechos para hacer una cronología
del caso también. En la cronología del caso, liste
las fechas desde el momento en que sus
problemas comenzaron hasta el día de hoy, junto
con los eventos que ocurrieron en esas fechas.
Esta fácil referencia visual le ayudará a mantener
las fechas importantes en su caso ordenadas
mientras pase por el proceso de
investigación legal.
El segundo paso es tener una idea del
problema legal que enfrenta, y cuál sería su
resultado ideal al final del proceso legal.
Simplemente averiguar dónde comenzar su
investigación legal a menudo puede ser una
parte muy difícil del proceso. Puede ayudar
a sentarse y escribir los problemas que se
enfrentan, junto con su resultado ideal.

También podría gustarte