Está en la página 1de 3

DOMINGO HOY CIRCULA

MEDELLÍN 2.08.2020 Generación


Juegos y Retos

Colombia
maneja
bien la crisis

FOTO CORTESÍA BANCO MUNDIAL


Carlos Felipe Jaramillo, de familia
paisa, nuevo vicepresidente del SUSCRÍBASE 339 33 33
Banco Mundial para Latinoaméri- www.suscripciones.elcolombiano.com
ca, dice que el momento no es
para subir impuestos, sí para en- $2.900
AÑO 108
deudarse y usar bien los recursos. N° 37.002
PÁG. 15 ISSN 0122-0802

N ES
ESTA EDICIÓ
DEL
SUMARIO Tema del día 2 I Actualidad 4 I Metro 10 I Exequiales 14 I Opinión 20 I Tendencias 27 I Deportes 42 EXCLUSIVA
IMPRESO

El cartero del río Cauca

En varias comunidades apartadas de Caucasia, sin acceso a internet y bajo aislamiento obligatorio por la pandemia, se activó un sistema de comunicación a través de car-
tas. El hombre que antes transportaba pasajeros en su embarcación ahora lo esperan con los sobres sellados y cargados de mensajes.PÁG. 10 FOTO MANUEL SALDARRIAGA

EDITORIAL TEMA DEL DIA


TEMA: VIOLENCIA
INTRAFAMILIAR Alternancia escolar,
“El flagelo es un virus más dudas que
silencioso que crece al aciertos.
mismo o mayor nivel que PÁG. 2
la covid-19 por el
aislamiento. Tiene ACTUALIDAD
víctimas en todos los
sectores, pero se recrudece Médico paisa lucha
en las zonas más contra la covid en
deprimidas”. Estados Unidos
PÁG. 21 PÁG. 4
10 DOMINGO, 2 DE AGOSTO DE 2020 metro@elcolombiano.com

METRO
COMUNIDADES CRÓNICA

Cartas, otros tesoros


que viajan en lancha
por el río Cauca
En las comunidades rurales de Caucasia revivió esta
forma de comunicación para sobrevivir a la cuarentena.

Por GUSTAVO OSPINA ZAPATA cada de las familias de la zona.

$15
Y aunque parecía una vuelta al
espués de navegar más pasado, como en los tiempos

D de cuarenta años por el


río Cauca, llevando y
trayendo pasajeros en diferen- mil cuesta un viaje por el río
de la Independencia, cuando
la correspondencia en Colom-
bia viajaba en barco por el
tes embarcaciones entre el Cauca, pero las cartas, José Magdalena y tardaba meses
casco urbano y las veredas de las lleva y las reparte gratis. en llegar a los destinatarios,
Caucasia, de repente José Da- no había otra opción.
vid Olivar Zambrano se volvió Al principio, el intercam-
cartero. Se le iluminan los ojos ternet prácticamente nulo. bio de misivas era entre la caja
cuando lo cuenta. En este contexto, la enti- y las madres. Ellas contaban
“La mayor emoción es ver dad ejecuta el programa De sus dificultades y vivencias y
cuando las personas reciben Gestación a dos años, que de- la entidad les respondía brin-
los sobres”, dice José David, sarrolla procesos educativos, dándoles orientación sobre
que se considera privilegiado, sociales y nutricionales entre cómo hacer menos agobiantes
pues repartir correspondencia estas familias, que incluso no las estancias en casa, cómo or-
no le implicó renuncias ni le figuran como afiliadas pero ganizar mejor la nutrición de
generó ninguna duda existen- reciben el beneficio por ser las sus hijos y afrontar los proble- LA MICROHISTORIA
cial ya que resultó ejerciendo más vulnerables de la zona. mas cotidianos de las familias.
las dos actividades, y si antes “El objetivo es fortalecer el José David asumió la mi- DARLIS Y SU SUEÑO DE IR A LA UNIVERSIDAD
sacaba pecho por sus cuatro adecuado desarrollo de los ni- sión de llevar y traer las misi-
décadas surcando el caudalo- ños y las madres, pero buscar vas y repartirlas de casa en Barrio Chino y La Ilusión quedan a poco más de una hora
so afluente sin haber sufrido también el empoderamiento casa. Luego se avanzó otro del puerto en embarcación a motor y están distantes entre
ni siquiera un accidente, hoy de estas en su rol de mujeres paso: que las familias compar- sí unos 20 minutos. Darlis Arriola, de 17 años, cursa grado
saca también su corazón, pues con diversas estrategias”, indi- tieran cartas entre sí, con sus 9° en el colegio de Barrio Chino, donde muy pocas perso-
la labor de cartero lo enamoró ca Beisy Vega, coordinadora de familiares alejados y con otras nas llegan a la universidad: “A los que quieren progresar
más del río y de su rol social. la estrategia, que sufrió un re- madres desconocidas pero les toca irse, acá solo hay este colegio, que en realidad es
“Yo sigo transportando pa- vés por culpa de la pandemia que comparten rutinas, pro- una carpa y los maestros vienen, dan la clase y se regre-
sajeros en el Johnson, pero y la cuarentena, ya que se res- blemas y modos de vivir. san”, cuenta Darlis. Dice que no quiere seguir la historia
adicional llevo las cartas”, co- tringieron las visitas a los te- de pobreza y que su sueño es estudiar atención a la pri-
menta este navegante de ras- rritorios y el contacto directo “A mi prima Fernanda” mera infancia o medio ambiente. Si lo logra, su idea es
gos afrodescendientes que se hizo más complejo. “Hola Fer. Te escribo con el proyectarlo a su comunidad, no quedarse lejos como han
conduce su embarcación con propósito de saludarte y a la hecho los pocos de allí que han podido hacer una carrera.
la calma de un piloto de avión, Misivas al que está lejos... vez decirte lo mucho que te
incluso cuando las aguas se El 11 de septiembre de 1875, el quiero. Extraño decirte que
ponen turbulentas o la lluvia pintor neerlandés Vincent Van eres más que mi prima, eres leve brisa que llega del Cauca Chino, Eliana Arriola recibió
arrecia cuando va por el río. Gogh le escribió a su hermano una maravillosa mujer, lucha- alivia un poco el fuerte calor una carta de Francis Cordero,
Eso dicen los viajeros. Theo, que era su apoyo econó- dora, capaz de hacer lo que te característico de la región. de Las Malvinas: “me cuenta
Las misivas tienen un re- mico y con el que el artista propones. Tú y tu hijo ocupan Los consejos de la caja de que se levanta temprano antes
mitente común —la caja de mantuvo una comunicación un lugar muy especial en mi compensación son tan sim- de que los niños se despierten
compensación familiar constante a través de este me- vida”, le escribió María Isabel ples como complejos. “A veces para que le rinda más la ma-
Comfenalco— y como desti- dio, una carta que decía: “Sin- Suárez, de La Ilusión, a su pri- ellas cuentan cosas íntimas, ñana, y como comparto mu-
natarias 100 familias del co- ceramente, creo que más vale ma residente en el casco urba- relatan vivencias duras de su cho de lo que ella vive, le res-
rregimiento La Ilusión, la vere- que nuestras relaciones estén no de Caucasia, el 26 de julio. infancia y sus vidas y nos toca pondí que la quiero conocer
da Barrio Chino y el barrio Las impregnadas de confianza re- “Le escribí cosas que no darles respuesta, orientarlas algún día, cuando pase todo
Malvinas, este último en el cíproca. Sentir que me he soy capaz de decirle de frente. para que superen sus situacio- esto del coronavirus”.
casco urbano de Caucasia. vuelto una carga para ti o para Uno escribiendo siente mucha nes”, cuenta Meily Cochero, “Las madres se sienten feli-
En estas comunidades, ca- los otros, que no sirvo para más confianza, se desahoga trabajadora social. ces cuando les llegan las car-
racterizadas por la precarie- nada, que pronto seré a tus mejor, y como hace tiempo no En otros casos, son cosas tas. Yo mismo les llevo las de
dad social y económica, la fal- ojos un intruso y un ocioso sé de ella, quiero saber cómo más simples, pero de impacto respuesta. Para mí son tesoros
ta de servicios básicos como (...), sería presa de la tristeza y está”, relata María Isabel, en sus vidas, relata Lorena Mi- y en cada viaje las cuido como
agua potable, alcantarillado, víctima de la desesperación”. quien siente que las cartas llán, nutricionista: “por ejem- si cada una fuera un pasajero
gas y en algunos casos energía Esta costumbre del pintor han cambiado su vida a nivel plo, les dibujo un plato dividi- más, siento que le sirvo a mi
eléctrica, los celulares son lujo impresionista le sirvió de ins- personal y familiar. do en tres partes: la mitad pueblo”, afirma José David,
de unos pocos y el acceso a in- piración a Comfenalco para “Lo que nos escribe Comfe- para las frutas y verduras, un que dice no conocer a Van
cambiar la forma de comuni- nalco nos sirve para mejorar cuarto para cereales y el otro Gogh, pero sí al Cauca, que es
cación con las comunidades. nuestra crianza con los hijos y cuarto para proteínas anima- el que le da sentido a su vida ■
“Decidimos reinventarnos, la situación familiar. Acá antes les o vegetales, con el fin de
la pandemia no nos podía fre- no dialogábamos, pero ya lee- explicarles la dieta balanceada
nar el proceso y fue cuando mos las cartas en común y po- para que sus hijos tengan una EN DEFINITIVA
aparecieron las cartas”, explica nemos en práctica los conse- nutrición adecuada”.
ICQC 2018-20
la coordinadora Beisy. jos. Y las cartas familiares nos Las cartas personales han La falta de acceso a internet y las
¿Cómo enviarlas? La pre- ayudan a saber cómo están y servido para levantar lazos de restricciones de la cuarentena
gunta se resolvió fácil: ahí es- darnos apoyo y esperanza”, amistad entre mujeres de las originaron a un proceso innova-
dor que revivió las cartas como
taba José David, con su lancha dice sentada en la puerta de su distintas comunidades, inclu- forma de comunicación entre co-
y su conocimiento de todas y casa de madera, mientras una so desconocidas. En Barrio munidades rurales de Caucasia.
DOMINGO, 2 DE AGOSTO DE 2020 METRO 11

“Por acá no más


opciones que ser
pescador, agricultor,
minero informal o
trabajar en fincas
como mayordomos”.
ANDRÉS HERRERA
Integrante de la Junta de Acción Comu-
nal, JAC, del corregimiento La Ilusión

“Yo nunca he escrito


Con las cartas se despertó la creatividad, que muchas plasman
en los sobres y en detalles como una firma hecha con lentejas. cartas, si acaso hacía
boleticas en el
colegio, pero ahora
me encanta y me
esfuerzo por
expresarme bien”.
MARIANA RÚA
Madre de cuatro hijos de Barrio Chino
El cartero
José David
deja su John-
son en la ori-
lla y va de
casa en casa
entregando
la correspon-
dencia. FO-
TOS MANUEL En La Ilusión, Olga Londoño escribe una carta a su amiga Luzmi-
SALDARRIAGA la, de Caucasia, para enviársela con el cartero José David.