Está en la página 1de 2

Reseña lectura de Sociedad y estado: la configuración del

monopolio de la violencia

La organización de un estado a pesar de no ser como dice Webber el destino deseado


se convierte en un destino compartido por cualquier sociedad que este organizado
debido a la creación de la institución, para el mantenimiento de estas instituciones y la
unidad de este el estado recién creado tiene la obligación de volverse el dueño del
monopolio de la violencia.

Para la creación de este monopolio de la violencia el estado debe primero empezar a


centralizar y concentrar el poder en sí mismo. Este monopolio de la violencia no
necesariamente debe actuar con métodos de coerción que implique una violencia a
gran escala, sino que también se ve en métodos de coerción de menor medida como
se puede ver en las leyes creadas, cabe destacar que la existencia de este orden no
crea necesariamente un estado basado en la igualdad o en valores de carácter
democrático, sino que estos métodos coercitivos se puede ver también en estados de
carácter autoritario.

Este monopolio es solo un mecanismo social más que se comporta como método de
lucha por los valores que interesen al gobierno central que busca competir con los
demás actores políticos en busca de excluirlos de la acumulación del poder, se debe
entender que este mecanismo social solo es usado en el momento en el que el estado
intenta controlar a su población y como se ve en el texto: “La violencia sólo puede
emerger como acto, como tipo particular de vinculación social, cuando hay un esfuerzo
por controlarla, por monopolizarla y por hacerla independiente de otras formas de
coacción”. Estos actos de coerción se pueden ver ampliados en el momento de ser
usados en contra de los colectivos independientes y los dependientes, esto haría lo
que se categoriza como violencia política.

Históricamente este monopolio de la violencia se ha visto construido gracias el


fortalecimiento del dinero como vinculo social ya que este fortalecimiento aumenta el
poder central que se ve asociado en las relacione y los vínculos creados por la
sociedad, estas relaciones sociales pueden ser de dos modos, fuertes o débiles, entre
mas fuerte sea la relación y vinculo social menor va a ser el poder coercitivo impuesto
por el estado, ocurriendo lo contrario de ser un vínculo débil.

Se debe aclarar que este poder coercitivo solo es funcional en orden de que haya un
soberano, entendiéndose la idea como única cabecilla que ostente el poder y el
mecanismo social de el monopolio de la violencia, esto debido a que en caso de haber
mas soberanos coexistiendo en una misma zona el poder se encontraría cortado.
La existencia de grupos sociales en Colombia que se encuentran alejadas del poder
central merma la capacidad del control y la concentración de poder por parte del
estado y esto es explicado en la siguiente cita del texto: ¨ las condiciones de
reproducción de la vida social. Ellas hacen costoso y difícil imponer y luego mantener
una dominación estatal en distintas zonas¨ esto impide que se logre efectuar de
manera efectiva las directrices del gobierno a estos grupos sociales alejados.

Una explicación a la falta de imposición de un centro político en el país y a la aun


exitosa resistencia por parte de la sociedad se puede explicar en la siguiente cita: ¨la
soberanía y de paso el monopolio solo despierta, solo se pone en marcha, o mejor, no
se sedimentan, no se afianzan en una sociedad donde sigan existiendo espacios
vacíos¨. A esto hay que sumarle que existe la posibilidad de moverse a territorios que
tengan un control disputado entre diferentes actores políticos. Estos territorios en
disputa que se denominan espacios vacíos impiden la correcta efectuación del
monopolio de la violencia y se desperdiga a manos de otros grupos políticos.  La
relación entre los diferentes poderes no es necesariamente es cerrada o impermeable,
sino que es de coexistencia entre ellos donde se complementan y citando el texto: ¨en
este proceso, el poder del estado central se negocia, se mezcla y se confunden con el
poder de las elites dominantes, de los grupos sociales que controlan un territorio
particular¨ 

A esto se le puede entender que a pesar de la existencia de las elites regionales estas
hacen parte del estado ya que se encuentran beneficiados de el poder coercitivo de
este para lograr legitimar su poder en los territorios que llegan a dominar.

Como conclusión se debería de entender que todo el proceso político vivido en


Colombia y también el proceso de la violencia civil se debe entender también como el
de una estructura coercitiva y el de una soberanía que se ha impuesto a una gran parte
de la sociedad incluyendo a la que se siente mas alejada de este gobierno central y que
busca de diferentes maneras resistir a las directrices del estado que terminan
resultando en movimiento armados.

Referencia

Bolívar, Ingrid Johanna. Sociedad y estado: la configuración del monopolio de la


violencia. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/Colombia/cinep/20100917114958/politicaysociedadsociedad
yestadoControversia175.pdf

También podría gustarte