Está en la página 1de 2

El territorio colombiano visto desde otras perspectivas latinoamericanas

Los invitados a la sesión 3 de la catedra Jorge Eliécer Gaitán (Dra. Alice Amandine Beuf,
el Dr. Daniel H. Nadal, el Arquitecto Polo Jaimes y el Dr. Roberto Amette) la fecha
11/09/2019 tenían como objetivo dar una opinión de la perspectiva internacional sobre el
planeamiento y ordenamiento territorial en torno a la pregunta: “como extranjeros que
llegaron a Bogotá, ¿qué problema espacial de la ciudad o de la región les ha llamado la
atención?”.

La sesión giro entorno a varios aspectos, comenzando por una opinión de un bogotano para
dar una idea más clara a los extranjeros y se resumiría diciendo que el ordenamiento
territorial de Bogotá es un desastre acatando ciertos criterios como lo es la sabana de
Bogotá en la que está establecida. Después, se habla de una notable distribución
desorganizada enfatizando en que las periferias de la ciudad tienen menos concentración de
población mientras que en el centro había mayor concentración de personas, eso
hablándose en promedio. De cierta manera, se comentó un poco la situación de las
consecuencias de este mal ordenamiento como el hecho de que el Transmilenio debe ser
remplazado u optimizado ya que en algún momento será insostenible haciendo que este
sistema colapse. Finalmente se daba una pequeña comparación con una de las ciudades de
argentina en que se analizaba la manera en que esta ciudad argentina podía crecer dada su
ubicación geográfica hacia los exteriores apoyándose en un mapa de esa ciudad que
apoyaba esa premisa, aunque no se dijo directamente, esto se controla puesto que los
páramos y el agua que poseen deben coexistir con la ciudad mientras que algunas ciudades
de Colombia tenían ese problema ya sea por control político o por intereses económicos de
los privados.

Pienso que todas estas opiniones deben tomarse en cuenta e intentar tomar esas ideas en un
ámbito en el que hallamos estudiado los errores del pasado respecto al ordenamiento
territorial y estudiado las posibilidades que tenemos hoy como nación para que el concepto
de territorio lo podamos adoptar e incluir en nuestros planes y cultura. Pues las opiniones
externas nos ayudan a entender en que estamos fallando dejando de lado el ego de nuestras
ideas de territorio. Finalmente, diría que, aunque sean extranjeros y apenas estén
conociendo la ciudad, su opinión es importante pues nos ayuda a entender diferentes
perspectivas que no habíamos acatado y de cómo mejorar basándonos en otras ciudades
manteniendo la originalidad de esta.