Está en la página 1de 3

Observación: es un proceso mental y un acto creativo que consiste en examinar,

contemplar detalladamente los objetos, fijar la atención en situaciones, fenómenos y


hechos para asimilar en detalle la naturaleza investigada; es escudriñar los hechos y el
entorno, aplicando la sensibilidad del tacto fino del intelecto y del espíritu para aprender
a conocer, conocernos y crecer. En el proceso de observación, además de la intención de
indagar, se necesita saber registrar y describir. ¿Cómo se registran los hechos y las
características? El registro de datos e información se puede hacer, al menos, de dos
maneras: una, sistemática con base en categorías de análisis previamente establecidas
por medio de las cuales se organiza la información, y otra, asistemática, donde se
registra todo aquello que el observador considera relevante (Alvira, 2002). ¿Cómo se
describe? Consiste en relatar, narrar el lugar y las características donde se va a realizar
la observación, así como el contexto sociocultural; además, emplear los órganos de los
sentidos para describir detalladamente hechos, fenómenos, causas y consecuencias del
objeto a observar. La observación se guía mediante preguntas, que contribuyen a que los
estudiantes aprendan a referirse primero al objeto observado, de modo general, luego a
sus partes y detalles, así como a las relaciones que percibe entre éstas. La observación
presenta dos momentos: concreto y abstracto; en el primero, se ejercitan los sentidos
para captar las características de personas, objetos, eventos o situaciones; el segundo, se
relaciona con la reconstrucción mental que se hace del objeto de observación. Según el
autor citado los principios básicos para realizar una observación, son: definir el
propósito específico para identificar el objeto de observación; ésta debe ser planeada,
cuidadosa y sistemáticamente; llevar por escrito un control minucioso de la misma;
especificar su duración y frecuencia y seguir los principios básicos de confiabilidad y
validez. El proceso de observación presenta las siguientes ventajas: la observación es
objetiva, es decir, se obtiene tal como ocurre; se captura la información en forma
directa; no se requiere la cooperación activa del sujeto observado; la información
obtenida puede ser más valida que la información verbal.

En el proceso de aprendizaje autónomo, se requieren de diversas estrategias

de aprendizaje, como herramientas que permiten adquirir nuevos

conocimientos mediante la realización de diversos procesos mentales como

analizar, organizar, elaborar, monitorear y evaluar las tareas, objetivos del

aprendizaje y el nivel de pensamiento desarrollado por             

el aprendiz hacia el éxito de sus metas. Las estrategias de aprendizaje surgen

de la necesidad que el aprendiz, descubra las herramientas para aprender y

conocer nuevas formas de aprendizaje con factores como el entorno en que se

relaciona.
La educación es proceso de desarrollo humano. Tal desarrollo tiene su epicentro más
claro en la destreza por antonomasia: el pensamiento. Partimos de que el gran desafío al
que se enfrenta la educación hoy es la necesidad de descubrir una nueva forma de
pensamiento. Por ello sugerimos algunos enfoques y direcciones emergentes, intentando
ayudar a pensar otras maneras de disponer el proceso educativo; con el objetivo de
mejorar los marcos relaciónales asociados al éxito dentro y fuera del aula. Entre otras
estrategias planteamos los beneficios del aprendizaje cooperativo, el lenguaje global y el
aprendizaje holístico o basado en el conocimiento sobre el cerebro.

En el proceso de aprendizaje autónomo, se requieren de diversas estrategias

de aprendizaje, como herramientas que permiten adquirir nuevos

conocimientos mediante la realización de diversos procesos mentales como

analizar, organizar, elaborar, monitorear y evaluar las tareas, objetivos del

aprendizaje y el nivel de pensamiento desarrollado por             

el aprendiz hacia el éxito de sus metas. Las estrategias de aprendizaje surgen

de la necesidad que el aprendiz, descubra las herramientas para aprender y

conocer nuevas formas de aprendizaje con factores como el entorno en que se

relaciona.

En este entendido, tenemos, que las estrategias de aprendizaje son acciones y

pensamientos ligados a la motivación, adquisición y transferencia de

conocimiento, diseñados mediante estructuras cognitivas para desarrollar un

mejor desempeño y éxito de las metas propuestas durante el aprendizaje;


 

Para concluir, podemos mencionar en primer lugar,  la importancia del giro que se
produce en el campo educativo hacia la enseñanza del pensamiento.

En segundo lugar, que mejorar el pensamiento en el aula implica mejorar el


pensamiento en el lenguaje y ello supone la necesidad de fomentar y estimular el
razonamiento.

Es también importante señalar que el papel de los  profesores, en los programas


que desarrollan habilidades del pensamiento, consiste en ser facilitadores del
aprendizaje y en convertir el aula en un proceso exploratorio. Su función más
importante consiste en propiciar que los alumnos piensen y sean capaces de
producir sus propios pensamientos e ideas.

Para las materias filosóficas, una manera ideal de desarrollar el pensamiento en el


aula   es por medio del diálogo,  ya que éste genera la reflexión.  Cuando se
dialoga se piensa, se juzga, se indaga, los interlocutores se concentran, tienen en
cuenta alternativas, escuchan al otro, tienen cuidado con las definiciones y los
significados.

Finalmente, quiero señalar la trascendencia que implica para nosotros los


profesores, el conocimiento de estos programas que se han dedicado a diseñar
procedimientos y métodos para propiciar el desarrollo de habilidades del
pensamiento en el aula, y  sobre todo el poder explorar su aplicación para hacer
innovaciones en  la enseñanza de la filosofía en el bachillerato.

En el proceso de aprendizaje autónomo, se requieren de diversas estrategias de


aprendizaje, como herramientas que permiten adquirir nuevos conocimientos mediante
la realización de diversos procesos mentales como analizar, organizar, elaborar,
monitorear y evaluar las tareas, objetivos del aprendizaje asociando