Está en la página 1de 5

LOS PRINCIPIOS

FUNDAMENTALES DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE
COLOMBIA
ANALISIS Y PONDERACIONES SOBRE LOS
ARTÍCULOS 1° Y 10

DAVID STEVEN CANO CANO


27 de Julio de 2020
El presente trabajo tiene como intencionalidad hacer una interpretación reflexiva de dos de
los principios fundamentales dentro de la constitución política de Colombia de 1991:
Colombia como estado social de Derecho (Artículo 1°) e idiomas oficiales (Artículo 10),
esto con el ánimo de iniciar en la comprensión de las relaciones políticas y el sistema de
normas que nos atañe,para así, más que cumplir con una tarea dentro de un ámbito
académico, nos adentremos en nuestro rol de ciudadanos, pretendiendo establecer en qué
consisten los principios a tratar, bajo que contextos fueron pensados y evaluar si se da su
aplicación.
Artículo 1°
Inicialmente trataremos el artículo 1, en el cual se expresa explícitamente a Colombia como
un Estado Social de Derecho, aquí ser un Estado social de Derecho implica que dentro del
sistema democrático que rige al país, la concepción de estado pasa de ser aquella
tradicional cuya finalidad es establecer las normas de comportamiento sociales, a ser la que
propugna los derechos del individuo como una de sus razones de ser, estos derechos del
individuo dentro el Estado Social de Derecho, abarcan más que la protección de la vida y se
abre a dar libertades al sujeto como actor del mercado, pensando en el crecimiento
individual para mejorar la calidad de la vida misma y el libre desarrollo, claro está, estas
libertades dadas bajo un margen, ya que Colombia al asumirse desde la constitución como
Estado Social de Derecho, se proyecta a actuar como mediador, que pese a permitir
intereses pensados para privados, igualmente asume su papel para con la comunidad,
viendo lo menester que es para el orden que las dinámicas económicas no se interpongan o
estén en un primer plano ante el bienestar colectivo y que tanto obligaciones como
oportunidades se deben impartir en pro de que haya condiciones equitativas para todos.
Dado a lo anterior, se piensa en esta definición de Estado como una conciliación de ciertos
ideales del liberalismo y el socialismo, que aspira a humanizar la norma, brindar soberanía
a las personas que se ven inscritas al arbitraje de una entidad política, para con ello brindar
garantía de la dignidad, que la norma, también sea moldeable a las particularidades de cada
persona.
En añadidura el verse como Estado social de Derecho representa que hay existencia de un
andamiaje y evolución legal e institucional para hacer cumplir las necesidades del
ciudadano y defender los merecimientos inherentes a nosotros como seres humanos, visto
que antes de la constitución por la que nos regimos, Colombia figuraba solo como Estado
de Derecho ya que solo se establecía una reglamentación, pero no había entes o
mecanismos dispuestos para que estas pautas se cumplieran de manera igualitaria, es por lo
que a partir de que se establece en 1991 esta nueva carta magna, surgen junto a ella la corte
constitucional o la tutela, aspecto que le asigna a nuestro Estado la condición de ser
“Social”.
Igualmente, dentro de este análisis de lo que da a entender el artículo 1°, contemplo que la
intención del constituyente con otorgar esta visión de Estado, fue justamente resignificar la
forma en la que se da la política en Colombia, con el fin de abrirnos a la contemporaneidad
y que el derecho responda a las nuevas realidades sociales, se da entonces una definición
que es solidaria, con gran sentido de la justicia y que apunta al progreso, planteándose
desde una misión política que es promover el ejercicio de participación en la democracia y
desde una misión económica de dar vía al individuo para la adquisición de propiedad y
capital, enmarcándolo en asumir una responsabilidad ética y cívica para con la sociedad,
donde el individuo retribuye al Estado para que este refuerce su infraestructura.
Ahora bien, lo tratado viéndolo como palabras escritas en papel, por lo que ahora, nos
apremia evaluar si Colombia en la efectividad se muestra como un Estado Social de
Derecho. Pues bien, aunque exista la norma y los derechos, y aunque existan entidades
encargadas de velar por tales aspectos, ese Estado Social de Derecho que se promulga en la
constitución, escasamente se da, viendo las problemáticas, las falencias que vive gran parte
de la población colombiana, se entiende que la calidad de vida y el bien común por el que
se supone se debe luchar, no se brinda, porque aunque esta guía que es la constitución fue
reformada, quienes manejan la agenda política y están en cabeza del gobierno siguen siendo
las mismas dinastías hegemónicas, quienes encima son los que tergiversan la democracia
(cuya transparencia se le debe garantizar al pueblo), por lo cual, es posible observar que
derechos básicos para la vida como lo son la salud o la educación se ven privatizados,
sabiendo que el estado debe otorgarlos a la población sin costo alguno, por lo que en
Colombia vive quien puede y no el que quiere, en Colombia estudia quien puede y no el
que quiere, he aquí el problema con la aplicación del Estado Social de Derecho, sí se da la
igualdad a toda persona para adquirir la propiedad privada y gozar de estabilidad
económica, empero no se llega a considerar que no es un juego justo, porque existen
minorías que históricamente se han visto aventajadas, ya sea por su influencia, recursos o
poder sobre la tierra, mientras que la otra parte y hablamos de una gran mayoria, son
aquellos, no pobres, sino empobrecidos y esto también explica el porqué de la
incompetencia de aquellas instituciones encargadas de hacer cumplir la ley, donde vemos
que los funcionarios que las dirigen, trabajan para satisfacer intereses de otros o intereses
propios, por lo tanto es habitual ver que personas no tan necesitadas reciban subsidio y que
personas en condiciones paupérrimas no subsanen sus necesidades más primarias, lo cual,
hace posible concluir que en Colombia hay igualdad, no obstante, la equidad apenas se
asoma. A modo de resumen, el Estado Social de Derecho en nuestro país se da puramente
desde los planteamientos liberalistas y lo social queda en las letras.
Artículo 10
Centrando ahora nuestra atención en el artículo 10, que define cuales son los idiomas
oficiales de Colombia, este da a entender que, principalmente el idioma oficial del país es el
castellano, esto estimando que tradicionalmente se nos impuso durante el periodo de
colonia y que con el tiempo se normalizo por la población general, es el idioma en el cual
se dan las producciones literarias más populares y también es con el cual se asume el
sentimiento patrio, (téngase en cuenta que la lírica de nuestro himno está en castellano). La
adopción del castellano como el idioma oficial que rige en todo el territorio nacional,
considero importante recalcar que se da, ya que el derecho se ve configurado por las
costumbres, y pese a que Colombia tienen una amplia diversidad idiomática, culturalmente,
y como se ejemplifico en previa instancia, el castellano es la lengua más arraigada.
Por otro lado, al pensarse en la constitución de 1991 como pluralista e inclusiva, dentro de
esta, en el artículo 10, se hace reconocimiento de la gran variedad de lenguas, como los son
las indígenas, las raizales y palenqueras, asignadoles la condición de oficial dentro de sus
propios territorios. Podemos de igual forma cavilar que los reconocimientos de estos
idiomas en la constitución cumplen la función de revitalizarlos como lenguas vernáculas,
que dando una mirada al pasado fueron censuradas y relegadas poco a poco al olvido junto
con otras formas de expresión, por los dogmas y cánones eurocentristas que nos
acompañaron incluso después de la independencia de España, lo que ha provocado que
comúnmente se reduzca a estos idiomas al concepto de dialecto, y como todo forma de
discriminación, llega a que los individuos inscritos en estos grupos rechacen sus propias
costumbres e idioma. Todas estas situaciones mencionadas, llevan a la constitución, a
través del articulo tratado a proclamar este principio para la reminiscencia de las lenguas de
las minorías étnicas, apreciando que conforman parte de nuestra identidad nacional y que
todo idioma representa un rico sistema de valores, una filosofía y saberes milenarios,
necesarios para definir quiénes somos como pueblo y rescatar la memoria transmitida por
estas comunidades.
Es justo la ponencia del párrafo que precede, la que evidencia que la intencionalidad del
constituyente con el artículo 10 es hacer representación de las minorías étnicas en el país,
minorías que son marginadas dentro de los espacios sociales y que desde la constitución se
vio lo fundamental de izarlas como símbolo de la mega diversidad de Colombia, de darle
visibilidad a los aportes culturales de estas comunidades, en especial en cuanto a la oralidad
de los grupos nativos y pueblos que conforman la nación, asimismo teniendo el objetivo de
que esas naciones se sientan compenetradas como ciudadanos del país.
Ya con respecto al cumplimiento de este principio, se ve claramente que en lo que es
correspondiente al castellano se le brinda gran relevancia, y está presente en todo ámbito
dentro de la sociedad colombiana. Sin embargo, identificar el cumplimiento del artículo
frente a las lenguas nativas y criollas en el territorio colombiano, resulta complicado, ya
que este cumplimiento lamentablemente es parcial, en cierta parte, el estado no garantiza la
protección de estos idiomas, porque sus esfuerzos para proteger a las propias comunidades
son mínimos, en ese sentido la desaparición de las comunidades conlleva a la desaparición
de la lengua, muestras concretas de esto es el desplazamiento a causa del conflicto armado
que han sufrido comunidades como los Embera Katío y Embera Chamí o los Nukak
Makuk,en los departamentos de Amazonas y Putumayo, que se ven en riesgo por la
deforestación de su territorio, del cual dependen para su subsistencia y ritos culturales.
Pese a lo anterior, también se puede ver un asunto de apropiación de estos idiomas y un
esfuerzo por inmiscuir a las minorías étnicas en el ámbito social y político, haciendo un
ejemplo, vemos que el tratado de paz entre el gobierno del expresidente santos y las FARC
se tradujo a muchas lenguas nativas como el wayuunaiki, de la comunidad Wayu, lo mismo
con la propia constitución, y finalmente otra de las labores para el cumplimiento del
artículo se ve en el hecho de que esté instaurada la celebración del día nacional de las
lenguas nativas, con el motivo de reconocer el multilingüismo.

También podría gustarte