Está en la página 1de 10

PINEDA QUISHPE CYNTHIA NICOLE

FUNCIONAMIENTO DEL RIÑÓN

Figura 1: Órganos del aparato urinario

a)
DEFINICIÓN:

Los riñones son un par de órganos en forma de haba que se encuentran justo
encima de la cintura, entre el peritoneo y la parte posterior del abdomen. Los
dos riñones se sitúan detrás del hígado y los intestinos, en la parte baja de la
espalda. Están protegidos parcialmente por el undécimo y duodécimo par de
costillas (1).

b) ESTRUCTURA DE LOS RIÑONES


Figura 2: Anatomía interna de los riñones

Un riñón típico de una persona adulta tiene de 10 a 12 cm de longitud, de 5 a


7 cm de ancho y 3 cm de grosor y pesa entre 135 y 150, si cortásemos un riñón
a la mitad, se apreciarían dos regiones diferenciadas (2):

 Una parte exterior superficial, lisa y rojiza denominada corteza renal


 Una región interior profunda, de color marrón rojizo, denominada médula
renal

CORTEZA RENAL: se refiere a la zona de textura lisa que se extiende desde


el exterior hasta las bases de las estructuras cónicas estriadas, denominadas
pirámides renales, y a los espacios presentes entre ellas. La cápsula renal es la
membrana que cubre la superficie del riñón (2).

MÉDULA RENAL: consta de entre 8 y 18 pirámides renales, a base de cada


pirámide está orientada hacia la corteza renal y el vértice de cada pirámide,
denominado papila renal, apunta hacia el hilio renal, las partes de la corteza
renal que se extienden entre las pirámides renales se denominan columnas
renales. Un lóbulo renal consta de:

 Una pirámide renal


 El área superpuesta de la corteza renal
 La mitad de cada columna renal adyacente
NEFRONA: la corteza y la médula renales constituyen la parte funcional del
riñón, que recibe el nombre de parénquima (3). El parénquima contiene
aproximadamente un millón de estructuras microscópicas denominadas
nefronas, que son las unidades de filtración del riñón. Cada nefrona consta de
dos partes:

• Un corpúsculo renal: se compone del glomérulo (una red capilar) más


la cápsula glomerular (de Bowman), una copa epitelial de doble pared
que rodea los capilares glomerulares. Esta configuración crea una fina
membrana de filtración porosa que permite el paso de agua y solutos
pequeños, pero evita la filtración de la mayoría de las proteínas
plasmáticas, células sanguíneas y plaquetas (3).
• Un túbulo renal: se compone de tres secciones principales, que son
(en el orden en el que pasa el líquido):
o Túbulo contorneado proximal: está conectado a la cápsula
glomerular y es la primera estructura por la que pasa el líquido. La
cantidad más grande de reabsorción de soluto y agua a partir del
líquido filtrado se produce en los túbulos contorneados
proximales. Las sustancias reabsorbidas son glucosa,
aminoácidos, ácido láctico, vitaminas hidrosolubles e iones, como
Na+, K+, Cl-, Ca2+, Mg2+, HCO3 - y HPO4.
o Asa de Henle: conecta los túbulos contorneados proximales y
distales. La parte descendente de esta estructura se adentra en la
médula renal. A continuación, hace un giro en ángulo cerrado y
asciende hasta la corteza renal (4).
o Túbulos contorneados distales: l a reabsorción de Na+, Cl-, Ca2+
y agua restante continúa mientras el líquido pasa por el túbulo
contorneado distal. En el momento en el que el líquido llega al
final del túbulo contorneado distal, el 90-95 % de los solutos y el
agua filtrados han regresado ya al torrente sanguíneo.
o Conductos, Cálices y la pelvis renal: los túbulos contorneados
distales de varias nefronas se vacían en un solo tubo colector.
Los tubos colectores se unen y después convergen en grandes
conductos papilares que, a continuación, se drenan en
estructuras con forma de copa denominadas cálices (4).

Figura 3: Componentes funcionales de una nefrona

VÍA URINARIA INFERIOR

Uréteres: Hay dos uréteres, uno en cada riñón. Su función es transportar la


orina desde la pelvis renal a la vejiga urinaria. Junto con la gravedad y la
presión hidrostática, las contracciones musculares impulsan la orina a través de
los uréteres (5).

Vejiga urinaria: almacena la orina, situada en la cavidad pélvica, la vejiga


urinaria es un órgano muscular hueco y distensible. En los varones, se
encuentra justo delante del recto, mientras que en las mujeres está delante de
la vagina y por debajo del útero. Sostenida por los pliegues del peritoneo, la
vejiga se distiende ligeramente y adquiere una forma esférica cuando se llena
de orina.

Uretra: La orina se expulsa del cuerpo a través de la uretra. Es un tubo


pequeño que discurre desde la vejiga urinaria hacia el exterior del organismo.

• En las mujeres, la uretra tiene una longitud de 4 cm y se abre al exterior


a través del orificio externo de la uretra, situado entre el clítoris y el
orificio vaginal.
• En los varones, la uretra tiene una longitud de unos 20 cm y se extiende
desde la vejiga urinaria hasta el exterior, atravesando antes la próstata,
los músculos profundos del perineo y, por último, el pene (5).
c) FUNCIONES QUE CUMPLE EL RIÑON

Los riñones son los órganos que más trabajan de todo el aparato urinario (6).
Los demás componentes del aparato urinario actúan principalmente como
conductos o depósitos de orina. Entre las funciones de los riñones se incluyen:

• La excreción de residuos y sustancias extrañas en la orina


• La regulación de diversas propiedades de la sangre, tales como:
o Composición iónica: mediante la regulación de las concentraciones
de varios iones, como el sodio (Na+), potasio (K+), calcio (Ca2+),
cloruro (Cl-) y fosfato (HPO4 2-)
o pH: mediante la excreción de iones de hidrógeno (H+) y la
conservación de los iones de bicarbonato (HCO3 -)
o Osmolaridad: mediante la regulación por separado de la pérdida de
agua y solutos en la orina
o Volumen de sangre: mediante la conservación o eliminación de
agua en la orina, la tensión arterial aumenta o disminuye
o Tensión arterial: mediante la secreción de la enzima renina, un
componente del sistema renina-angiotensina-aldosterona (RAA); la
renina provoca un aumento de la tensión arterial
o Niveles de glucosa en sangre: mediante la sinterización y liberación
de nuevas moléculas de glucosa
• La producción de hormonas:
o Calcitriol: forma activa de la vitamina D, que ayuda a regular los
niveles de calcio
o Eritropoyetina (EPO): que estimula la producción de glóbulos
rojos
d) FUNCIONES RENALES

La función básica del riñón es la formación de orina para su eliminación a


través del sistema excretor urinario. Dos procesos distintos determinan esta
formación: la filtración de líquido a través de los capilares glomerulares hacia el
espacio de Bowman y la modificación del volumen y de la composición del
filtrado glomerular en los túbulos renales (6).

Figura 4:: Relación de la estructura de una nefrona con sus tres funciones básicas: filtración glomerular, reabsorción
tubular y secreción tubular

 Filtrado glomerular:

El líquido pasa de los capilares glomerulares a la cápsula de Bowman por la


existencia de un gradiente de presión entre estas dos áreas. Este proceso está
favorecido por dos características estructurales que convierten los corpúsculos
renales en membranas de filtración especialmente eficaces: los capilares
glomerulares tienen un número de poros mucho mayor que otros capilares y la
arteriola eferente tiene un diámetro menor que la aferente, provocando una
mayor resistencia a la salida del flujo sanguíneo del glomérulo y aumentando la
presión hidrostática glomerular. En condiciones normales se producen 120
ml/minuto o 180 l/día de filtrado. La tasa de filtración glomerular está
determinada, además de por la diferencia de presión en el capilar glomerular,
por el flujo plasmático renal y por el coeficiente de ultrafiltración glomerular,
dependiente del área de filtración y de la permeabilidad de la membrana a
través de la que ésta se produce (6).

 Función tubular renal

El ultrafiltrado glomerular es modificado en los túbulos renales por dos


procesos: la reabsorción y la secreción tubulares.
• Reabsorción tubular: recuperación de solutos y de la mayor parte del
agua filtrada en los glomérulos desde el fluido tubular hacia la sangre de
los capilares peritubulares.

• Secreción tubular: adición de solutos al fluido tubular desde la sangre


de los capilares peritubulares o desde las células tubulares.

El complejo equilibrio entre estos dos procesos, en ocasiones regulado por


influjo hormonal y que se revisará a continuación someramente, posibilita la
formación de orina con unas características determinadas y mantiene estable la
composición del medio interno. De esta forma, entre el 97 y el 99% del agua y
una parte importante de los solutos filtrados en el glomérulo volverán a la
sangre y no formarán parte de la orina. (6).

• Homeostasis:

Las funciones renales normales contribuyen de forma colectiva al


mantenimiento de la homeostasis:

e) REGULACIÓN RENAL DE LA PRESIÓN ARTERIAL


Figura 5: Regulación de la secreción de aldosterona por parte del sistema renina-
angiotensina-aldosterona.

El riñón participa de manera importante en la regulación de la presión arterial


merced a su acción sobre el equilibrio del Na+, un determinante importante de
la presión arterial. La concentración de Na+ en el líquido tubular proximal se
percibe en la mácula densa, parte del aparato yuxtaglomerular. En este lugar
se valora también la presión de perfusión de la sangre, un indicador importante
del estado del volumen intravascular en circunstancias normales. La escasez
del Na+ y la menor presión de perfusión actúan como un estímulo para la
liberación de la renina. La renina, una proteasa elaborada en las células
yuxtaglomerulares, escinde el angiotensinógeno sanguíneo para generar
angiotensina I, transformada en angiotensina II por la enzima convertidora de
angiotensina. La angiotensina II aumenta la presión arterial provocando
vasoconstricción y estimulando la secreción de la aldosterona, que favorece la
retención del Na+ y del agua en el túbulo colector (6).

La depleción del volumen intravascular también desencadena la liberación de


vasopresina. Receptores en el cuerpo carotídeo y otros captan la disminución
en la presión arterial y activan las vías neurales autónomas y la liberación de
vasopresina en el hipotálamo. En la membrana plasmática apical del túbulo
colector renal, la vasopresina facilita la inserción de canales para el agua,
aumentando su cantidad y, por tanto, la reabsorción de agua libre y,
secundariamente, la tensión arterial.

Los riñones también tienen la capacidad de producir mensajeros químicos,


como las prostaglandinas, las quininas y el óxido nítrico que participan en
mecanismos hipotensores.

f) FUNCIÓN ENDOCRINA

El riñón sintetiza dos hormonas: la eritropoyetina y el calcitriol o vitamina D


activa. La eritropoyetina es una glicoproteína, producida por un grupo especial
de células del intersticio renal que se libera, principalmente, en respuesta a la
hipoxia y estimula la eritropoyesis en la médula ósea. La vitamina D se forma a
partir del 7-dehidrocolesterol que, por acción de la luz solar en la piel, se
convierte en colecalciferol. El calcitriol, que interviene de forma principal en el
metabolismo óseo tiene, por tanto, origen renal.

• Glucogénesis

En los periodos de ayuno prolongado, los riñones son capaces de sintetizar


glucosa a partir de ciertos aminoácidos y otros precursores, liberándola la
sangre en cantidades que representan el 80% de la glucosa producida por el
hígado.

En conclusión, la función renal es una de las más importantes del organismo,


debido a que controla varios órganos, como la presión arterial, la excreción de
orina, la glucogénesis, la homeostasis, etc. Es por ello que es fundamental
mantener un cuidado estricto de este órgano para prevenir futuras patologías.
(6).

Referencias Bibliográficas:

1. Tortora GJ, Derrickson B. El Sistema Endocrino. Principles of Anatomy


and Physiology. [citado 15 de septiembre de 2020]. Disponible en:
https://www.corelaboratory.abbott/sal/learningGuide/ADD-00061641-ES-
EU%20170096%20Kidney_Learning_Guide.pdf
2. Kriz W, Bankir L. Nomenclatura de la estructura de los riñones . The
Renal Commission of the International Union of Physiological Sciences
(IUPS). [citado 15 de septiembre de 2020]. Disponible en:
https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-
salud/enfermedades-rinones/rinones-funcionamiento
3. Gavela T, Sánchez Bayle M, Gómez Mardones G, Gallego S, Martínez
Pérez J, Moya MT. Estudio ecográfico del tamaño renal en niños.
Nefrología. 2006; 26: 325-9.
4. Arévalo Gómez MA. El riñón normal. Anatomía e histología. citado 15
de septiembre de 2020]. En: Hernando Avendaño L, ed. Nefrología
Clínica. 3ª edición. Editorial Médica Panamericana; 2008. p. 3-10.
5. Cherñavvsky DR, Gómez RA. Morfogénesis renal. [citado 15 de
septiembre de 2020]. En: Rudolph CD, Rudolph AM, Hostetter MK, Lister
G, Siegel NJ, eds. Pediatría de Rudolph. 21ª edición. McGraw-Hill
Interamericana; 2004.
6. Baumé M. Desarrollo de la función renal. En: Rudolph CD, [citado 15 de
septiembre de 2020]. Pediatría de Rudolph. 21ª edición. McGraw-Hill
Interamericana; 2004. p. 1768-74.