Está en la página 1de 4

El Poder del Nombre de Jesús

En muchas ocasiones nos han llamado los solo Jesús, también nos han llamado los que no tienen padre, los
huérfanos, etc. Se puede decir que los que nos llaman así, son aquellas personas que están dejándose usar
por el maligno, este espíritu entiende que en el nombre de Jesús esta todo el poder de un cristiano. Sabemos
que el nombre de Jesús, es sobre todo nombre, entendemos que el Espíritu Santo se llama Jesús, hemos
comprendido que el Padre se llama Jesús.
Por este motivo si te llaman solo Jesús, no te preocupes por la ignorancia de ellos, mi querido hermano las
Sagradas Escrituras nos afirman que en Jesús estamos completos, (Colosenses 2:10). No nos hace falta
absolutamente nada.
Las personas que dicen ser cristianas y no reconocen el nombre de Jesús como el nombre del único Dios
altísimo, no podrán recibir de las bendiciones de Dios. Ellos serán despreciados y desconocidos por Dios,
(Mateo 7:21-23).
En el transcurrir de la vida cristiana son muchas las personas que quisieron impedir que pronunciáramos el
nombre de Jesús, pero hasta la fecha no han podido borrar el nombre de Dios de nuestras mentes, seguimos
cumpliendo el mandamiento de nuestro Dios cuando ordeno que se predicara en su nombre el
arrepentimiento y el perdón de pecados, (Lucas 24:47).
La verdad es que solo en su nombre obtenemos todo lo que un cristiano puede desear y anhelar, en el
nombre de Jesús obtenemos grandes promesas y bendiciones:
1. La vida se obtiene creyendo en su Nombre: “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el
Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.” (Juan 20:31).
2. En el nombre de Jesús somos salvos:
• “Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” (Hechos 2:21).
• “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que
podamos ser salvos.” (Hechos 4:12).
3. En el nombre de Jesús hay vida eterna:
• “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6).
• “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis
vida en su nombre.” (Juan 20:31).
• “y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen”
(Hebreos 5:9).
4. Somos llenos del Espíritu por el nombre de Jesús:
• “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas,
y os recordará todo lo que yo os he dicho.” (Juan 14:26)
• “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas”
(Marcos 16:17).
5. El Nombre de Jesús tiene poder para perdonar pecados:
• “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los
pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Hechos 2:38).
• “De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados
por su nombre” (Hechos 10:43).
• “Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.”
(Hechos 22:16).
• “Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.” (1 de Juan
2:12).
• “y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones,
comenzando desde Jerusalén” (Lucas 24:47).
6. Los demonios se sujetan en el nombre de Jesús: “Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los
demonios se nos sujetan en tu nombre.” (Lucas 10:17).
7. El poder del nombre de Jesús lo usamos para echar fuera los demonios de las personas que están
haciendo afligidas y poseídas por ellos:
• “Juan le respondió diciendo: Maestro, hemos visto a uno que en tu nombre echaba fuera demonios, pero él
no nos sigue; y se lo prohibimos, porque no nos seguía.” (Marcos 9:38).
• “y sucede que un espíritu se apodera de él, y de repente da gritos, yel espíritu le hace caer con convulsiones,
echando espumarajos; y magullándole, a duras penas se aparta de él.” (Lucas 9:39).
• “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos
fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” (Mateo 7:22).
8. Usamos el poder del Nombre de Jesús para ser sanados de diversos espíritus:
• “Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el
nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.” (Hechos 16:18).
• “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con
aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere
cometido pecados, le serán perdonados” (Santiago 5:14-15).
9. En el Nombre de Jesús los cojos andan: “Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy;
en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al
momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el
templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios” (Hechos 3:6-9).
10. En el Nombre de Jesús se doblará toda rodilla:
• “para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo
de la tierra” (Filipenses 2:10).
• “Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a
Dios.” (Romanos 14:11).
11. En el Nombre de Jesús se hacen prodigios y señales:
• “mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu
santo Hijo Jesús.” (Hechos 4:30).
• “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas”
(Marcos 16:17).
• “Mientras estaba en Jerusalén, durante la fiesta de la Pascua, muchos creyeron en su nombre al ver las
señales que hacía.” (Juan 2:23).
12. Cuando un cristiano pronuncia el Nombre de Jesús, su presencia se hace notoria: “” (Marcos 6:14).
13. En el nombre de Jesús se hicieron todos los bautismos:
• “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los
pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” (Hechos 2:38).
• “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se
bautizaban hombres y mujeres.” (Hechos 8:12).
• “Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.”
(Hechos 10:48).
• “Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y
profetizaban.” (Hechos 19:6).
14. En el poder del nombre de Jesús somos revestidos: “porque todos los que habéis sido bautizados en
Cristo, de Cristo estáis revestidos.” (Gálatas 3:27).
15. El apóstol Pablo fue el encargado de traer y dar a conocer por el evangelio el poder del nombre de Jesús
a los gentiles:
• “El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los
gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi
nombre.” (Hechos 9:15-16).
• “Entonces verán todos los pueblos de la tierra que sobre ti es invocado el nombre del SEÑOR; y te temerán.”
(Deuteronomio 28:10).
• “Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.” (Zacarías 14:9).
El enemigo ataca con frialdad a los que pronunciamos en nombre de jesus, el sabe el poder que tiene este
nombre para dominarlo y detenerlo, esta es una de las causas por las cuales impide que usted invoque el
poder del nombre del Jesús. Muchos hermanos son aborrecidos desde la antigüedad por invocar este nombre,
no se preocupe si usted está siendo perseguido por depender del nombre de Jesús, recuerde que nuestros
hermanos en otro tiempo también sufrieron los mismos padecimientos por causa del nombre:
1. Por el Nombre de Jesús fueron llevados ante el Concilio:
• “Pero levantándose el sumo sacerdote, y todos los que estaban con él (es decir, la secta de los saduceos), se
llenaron de celo, y echaron mano a los apóstoles y los pusieron en una cárcel pública.” (Hechos 5:17-18).
• “diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a
Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre. Respondiendo Pedro y
los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres….” (Hechos 5:28,40).
2. Se les prohibió hablar en ese Nombre de Jesús:
• “Mas a fin de que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémoslos para que no hablen más a hombre
alguno en este nombre. Cuando los llamaron, les ordenaron no hablar ni enseñar en el nombre de Jesús.”
(Hechos 4:17-18).
• “diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a
Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre. Respondiendo Pedro y
los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hechos 5:29).
3. Pero no dejaron de predicar y enseñar en el Nombre de Jesús:
• “Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes
que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.” (Hechos 4:19-20).
• “Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.” (Hechos 5:42).
Para concluir querido amigo y hermano todo lo que pidamos o queramos hacer debe ser en el nombre de
Jesús y él lo hará:
• “Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” (Juan 14:14).
• “En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi
nombre, os lo dará.” (Juan 16:23).
• “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias
a Dios Padre por medio de él.” (Colosenses 3:17).
Dios en su manifestación en el hijo, nos ha manifestado su nombre, esta es la razón principal del por qué
hacemos todo en el nombre de Jesús.
Nunca podremos depender de otro nombre por la sencilla razón de que el único nombre dado para poder
salvarnos de cualquier peligro, aflicción, tribulación o circunstancia de socorro, debe ser en el poder del
nombre de Jesús: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los
hombres, en que podamos ser salvos.” (Hechos 4:12).
No sé porque aquellos que dicen ser cristianos invocan otros nombres en los momentos de necesidad, son
muchos los nombres que tienen en sus iglesias, esto no debe ser así. Un cristiano no debe cambiar el
fundamento que esta puesto: “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es
Jesucristo.” (1 Corintios 3:11). Jesús es nuestra fortaleza: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
(Filipenses 4:13).
Espero que hayas entendido porque hacemos todo en el nombre de Jesús.
Dios les siga bendiciendo

También podría gustarte