CON CRITERIO

PERÍMETRO

CONFORMACIÓN E IMAGEN DE UN TERRITORIO

DE LA

BAHÍA

DE

LA HABANA:

Arquitectura y Urbanismo, Vol. XXVII, No. 1/2006

PUERTOS Y FRENTES ACUÁTICOS

Yasser Farrés Delgado
. . . y , ¿cómo imaginar La Habana sin bahía?

Imagen de La Habana y de su puerto en un grabado del siglo XIX. El objetivo principal de este artículo es analizar la conformación del perímetro de la bahía habanera y la evolución de su imagen. El autor presenta bases teóricas que permitirían sentar valoraciones, estrategias de intervención y acciones a acometer en la bahía. El análisis histórico de la relación entre la imagen urbana y sus condicionantes podría sugerir políticas de intervención apropiadas para desarrollar esta zona de la ciudad. Palabras clave: bahía de La Habana, puerto de La Habana, frente marítimo. The main aim of this article is to analyze the establishment of the perimeter of Havana´s bay and its image evolution. The author presents theoretical bases that could suggest strategies, valuations and actions to realize in the harbor. The historical analisis of the relationship between urban image and its conditioning factors could suggest an accurate strategy to develop this area of the city. Key words: Habana bay, Habana harbour, waterfront.

YASSER FARRÉS DELGADO. Arquitecto. Instructor. Facultad de Arquitectura de La Habana. Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, Cujae, Ciudad de La Habana, Cuba.
E-mail: yasserfarres@arquitectura.cujae.edu.cu Recibido: mayo 2005. Aceptado: septiembre 2005

La Habana ha sido ciudad inevitablemente asociada a su bahía,1 a ella debió durante el período colonial, su vida económica, política, social, cultural… Portuaria como ninguna, la primitiva villa creció en torno a una entrada de mar que, además de ubicarse en un punto estratégico para la conquista del Nuevo Mundo y ofrecer excelentes condiciones físicogeográficas para la protección de los navíos, contribuyó, pudiera decirse, a formar el carácter de su población: –¿acaso no resultaría interesante pensar que lo extrovertido del habanero tiene antecedentes en las relaciones establecidas, en épocas tan remotas como los tiempos de las Flotas de Indias, entre la población de tierra y la flotante? 2 Amplios estudios históricos, arquitectónicos y urbanos han tenido por centro a La Habana de antaño, sin embargo, aun resulta intrigante –no solo para los menos instruidos en el tema- cuáles fueron, cómo ocurrieron, las transformaciones en la imagen del perímetro de la bahía3 y qué caracterizó la imagen en cada momento.

el carácter de la villa durante la primera mitad del siglo XVI no era otro que el de un poblado aun sin valorizar. y el Camino de la villa a Guanajay y Batabanó 7 Zoila Lapique: La Habana y su puerto: su imagen en el tiempo. espacios urbanos. Camino de la Fortaleza a la Punta (existía un monte). no es hasta 1561 que se establecen las Flotas de Indias. Ed. La Habana. y que han ocupado lugar importante en la memoria urbana de la población. culturales o paisajísticos. Plano del siglo XVI.Camino de la villa a Matanzas.): La Habana. fue planteada por la profesora arquitecta Gina Rey en conversaciones con el autor. 1 V o l . la carente información. la infraestructura del puerto estaría formada por rústicos atracaderos de madera y algunos cobertizos próximos al mar. perteneciente a Gerardo Mercator. 4 José Joaquín García: “Protocolo de antigüedades”. Fundación portuaria.5 se transformarían con el tiempo en un sistema superior. no existen mapas de época que puedan tomarse como ciertos. en el lado oeste de la bahía. y en el cual la imagen respondía a una manera espontánea de organización del asentamiento. servía de embarcadero y estadía de los vecinos de tránsito hacia aquella. Y. 2000. La evolución del perímetro de la bahía estuvo caracterizada por un proceso de sucesiva ocupación y transformación del borde del litoral donde.Los primeros espacios públicos. 5 Tamara Blanes: “La Defensa de La Habana. las casas de Juan de Rojas y Nicolás Castaño. el castillo del Morro. Camino de la villa a El humilladero (la ermita). 1/ 2 0 0 6 25 . Incipientes fortificaciones conformadas por plataformas. Madrid.): Ob. y que además. D. por el conjunto de elementos con valores históricos. citado por José María de la Torre en Lo que fuimos y lo que somos. no presenta a Guanabacoa ni a Marimelena. que sobrevivía para apoyar los planes expansivos del imperio español. Mientras. se supeditaba a los accidentes del terreno y los intereses de dueños de tierras ya asentados. 1846. aparece en Ámsterdam (1607) cuando este importante cartógrafo da a la luz un plano donde se muestran las casas apiñadas detrás de La Punta. industriales o ingenieras. 8 Juan de las Cuevas Toraya: 500 años de construcción en Cuba. la del Sumidero y la del Basurero es en donde se fabrican las habitaciones en línea. al este de la bahía surgían dos asentamientos significativos: la villa de la Asunción de Guanabacoa (1554). X X V I I. 2 Esta curiosa observación “empíricamente formulada”. FARRÉS Se entenderá como bahía al accidente geográfico constituido por la entrada del mar en la costa en forma de trébol que sirve de abrigo a las embarcaciones (Incluye tres ensenadas (Marimelena.6 Una vez establecidas las flotas (1561) la ciudad comienza un vertiginoso desarrollo y la zona inmediata a la bahía se destaca como la más importante. hacia 1560. 6 Estos caminos eran: Camino de la villa a la caleta de Guillén (costeando la playa). en A. con una muralla doble de tunas bravas…4 Los ataques de corsarios y piratas. Monge (Coords. uno de los más imponentes del período colonial en Hispanoamérica. desde muy temprano comienza a crearse un sistema de conexión entre la ciudad-puerto y su hinterland que se evidencia en los varios caminos que se mencionan en distintas actas capitulares de 1550 a 1557. con un muelle y una venta. No obstante. Este plano. Monge (Coords. Si se tiene en cuenta la ubicación y uso en 1559 de las plazas de Armas y la futura plaza San Francisco resulta comprensible la existencia de los muelles principales en esas zonas. y del otro. 1998. caminos cubiertos. N o . condicionaron el desarrollo urbano. 3 Se considera como perímetro de la bahía al espacio limitado perceptualmente. el trazado de la retícula urbana. alrededor de ella aparecen los principales espacios y edificios públicos. las demás están planteadas al capricho del propietario. accidentes topográficos. si se consideran las limitaciones de la cartografía de entonces–. Podría decirse que la villa aún se encontraba en una etapa fundacional. y el pequeño asentamiento DE EVOLUCIÓN E IMAGEN DEL PERÍMETRO LA HABANA (1519-1561) DE LA BAHÍA de Marimelena que. cit. en A. pues hicieron necesario un primitivo sistema defensivo que ocupaba desde la desembocadura del río La Chorrera hasta la orilla del canal y boca del puerto. Sin dudas. trincheras. Guimerá y F. Guimerá y F. Desde la fundación de la villa espacios público-recreativos jugaron un rol importantísimo en la conformación de la imagen del perímetro de la bahía: la organización de la protociudad alrededor de las primeras plazas (luego conocidas como de Armas y San Francisco) así lo demuestra. La calle Real. puerto colonial (siglos XVIIIXIX). fondos y costados.V. para abastecer y prestar servicios a los barcos que arribaban al puerto. Chavín. cercadas o defendidas. del siglo XVI a la primera mitad del XIX”. Madrid. Por otra parte.7 una de las imágenes más antiguas y veraces del puerto. Guasabacoa y Atarés). Camino de Quisiguaba. ¿Qué imagen tenían La Habana y su puerto hacia la mitad del siglo XVI? Desafortunadamente. o La Habana antigua y moderna. Según Zoila Lapique. Fe de ello da el historiador José María de la Torre en: Lo que fuimos y lo que somos o La Habana Antigua y Moderna: Esta población se está construyendo con mucha irregularidad. y las posteriores intenciones de dominación sobre Cuba que tendrían Francia. si se tiene en cuenta que para 1550 solo existían en la villa como construcciones de cal y canto y techos de tejas.8 y se considera el carácter de trampolín que tenía La Habana. Inglaterra y Holanda. su frentes. Estos elementos pueden ser obras arquitectónicas. puede suponerse que por el nivel económico de la villa. y otros. ni grabados que muestren una realidad objetiva. sin embargo. la de las Redes. que han conformado el skyline y la imagen de la ciudad hacia la bahía. 1849. puestos de observación y torres. por lo que la arquitectura no ha sobrepasado los esquemas existentes de las construcciones aborígenes. –o relativamente ciertos.

Entre el siglo XVII y la primera mitad del XVIII. No obstante. Carbajal (1725). y las causas. El momento en que desapareció dicha construcción. El auge del comercio. Para este momento. convertida desde 1789 en una gran cabria de unos 32 ft (pies) de altura. un muelle el cual se dotó de una poderosa grúa conocida con el nombre genérico de La Machina. en él surgen importantes edificios públicos como el Hospital e Iglesia de San Francisco de Paula (se comienza a construir en 1668).CON CRITERIO/PUERTOS Y FRENTES ACUÁTICOS Si en la primera mitad del siglo XVI. mal terraplenados. la ciudad crece vertiginosamente. pero el perímetro del puerto continúa siendo la zona de mayor importancia. un famoso croquis del piloto portugués Cargapatache. a partir de la segunda estará ligado a las transformaciones en la política mercantil colonial. finales del siglo XVI. en las zonas donde estos se ubicaron los muelles principales. en 1585 el famoso corsario Francis Drake.13 De haber existido. 1615. Seguramente. las Flotas de Indias. y el constante correr de las personas desde una orilla hacia la otra. el desarrollo de la villa resultó espontáneo. según Pérez-Beato. pues. sobre todo por la relación existente entre la ciudad y los asentamientos de Regla y Marimelena. La fisonomía de la ciudad comienza a consolidarse con la construcción de viviendas: a orillas de la bahía se asientan familias adineradas. 26 .12 realizado a finales del siglo XVI. y en 1584 se termina la Real Aduana.11 de manera que el atraque de los barcos podía ser a lo largo de la ribera. el perímetro de la bahía manifiesta una clara zonificación de funciones: el área en torno al castillo de La Fuerza hasta la plaza San Francisco alojaba a los muelles principales. adonde arribaban pequeñas embarcaciones de remo y vela conduciendo pasajeros y productos de la otra ribera. aunque se construían buques en otras zonas. desde esta época. se conoce de la existencia del muelle de Luz desde el siglo XVIII. que servían a los buques de ultramar. el sistema defensivo se consolida con la aparición de los castillos San Salvador de la Punta (1590) y Los Tres Reyes del Morro (1589-1630). desistió de atacarla)9 y de prosperidad económica. destaca un espigón perpendicular a la costa en la explanada de La Fuerza. serían respuestas por definir. la línea costera al sur de la ciudad era empleada como sitio de construcción de navíos y en actividades pesqueras. y palacios). La afirmación de que en los primeros dos siglos la entrada y salida de mercancías se hacía a través de cortos trechos de ribera. desde los muelles de Luz hasta el baluarte de San Isidro se ubicaban los del tráfico interior de la bahía. muestra de ello lo constituyen la casa de Juana 26 A r q u i t e c t u r a y U r b a n i s m o DE LA INSTAURACIÓN DE LAS FLOTAS A LA TOMA HABANA POR LOS INGLESES (1561-1762) DE LA Plano manuscrito acerca de la entrada de la bahía.10 podría ser válida pues cercano a tierra. en la ribera opuesta surge el Santuario de Nuestra Señora de Regla (1690) que daría origen al conocido pueblo. Croquis del piloto portugués Cargapatache. A partir del baluarte mencionado se encontraba el Arsenal donde se concentraba la construcción de navíos. Mientras. Lo públicorecreativo (las calles. Esta zonificación conllevó a una vida muy activa y agitada. y con algunas añadiduras de tablones sobre horcones. y la de Martín Aróstegui (1759). Esta sentencia puede afirmarse si se analiza que surgen dos importantes instituciones de la Iglesia y el Estado: en 1580 comienza la construcción del Convento de San Francisco de Asís. a los que luego acompañaría la muralla perimetral de la ciudad (1674-1797). y la consecuente concentración de los recursos que estas transportaban hacen mayor la necesidad de protección. las caóticas plazas y el borde de mar) se estrechaba en una sola dimensión con lo productivo (astilleros y muelles de cabotaje) y lo doméstico (viviendas de mayor o menor nivel. las profundidades de la bahía eran de 16 a 18 brazas. Por otra parte. La bahía comienza a proyectar una imagen de seguridad (de hecho. pudiendo ser un muelle mejor elaborado y de gran importancia -por cuanto se dibujó con gran realce. al frente de una poderosa flota integrada por unos 35 grandes navíos. la del Conde de Casa Barreto (1732). A mediados del siglo XVIII. porque Mercator no lo representó en su plano. al cerrar el perímetro marítimo de la ciudad y disminuir la relación calle-mar.14 en 1742 se abrió contiguo al de Luz. pues en el plano de Juan de Siscara (1691) aparece esta zona de la marina como una extensa explanada. primera modificación antrópica de envergadura que introduce cambios fundamentales a la fisonomía del puerto. 20 embarcaciones menores y alrededor de 7 000 hombres. Además. el muelle sería anterior a 1607. los rústicos atracaderos de madera que formaban la infraestructura inicial del puerto habrían de evolucionar.

Puerto Colonial.Y. obras públicas que impulsó el Marqués de la Torre. Editorial Pueblo y Educación. X X V I I. del siglo XVI a la primera mitad del XIX”. 245 y 255. 17 Carlos Venegas: “La Habana. Ed. 18 Con el tiempo este conjunto experimentó sucesivas transformaciones. 11 Reflejado en plano manuscrito de 1615. 4 (1779). en el desarrollo económico de las colonias. todo en resonancia con el nivel de explotación que el hinterland habanero va alcanzando. p. 16 Tamara Blanes: “Fortificaciones habaneras. y diversos polvorines en toda la zona sur de la bahía. si la creación del Arsenal había dado los primeros pasos en el desarrollo de la infraestructura portuaria. que exigían libertades para comerciar con otras naciones cercanas. cit.15 Esta situación creaba un estado de insatisfacción en la clase criolla adinerada. 9 V o l . la construcción de San Carlos de la Cabaña (1763-1774) y Santo Domingo de Atarés (1763-1767). construidos de cantería. debido al carácter restrictivo del sistema comercial hispano– americano. 1974. Es aquí cuando aparece la tipología de muelles de cantería y comienza a desarrollarse la de muelles sobre pilotes de madera. las cuales mostraban desde fines del XVI síntomas de ineficacia. y se construyen el de Carpineti y la Factoría. un claro interés por continuar se demuestra con el perfeccionamiento de los muelles existentes y la creación de otros. cit. Una secuencia de obras relacionadas con lo militar se produce desde 1763 hasta la mitad del siglo XIX. 15 Mario González Sedeño: Sobre los planos. introduciéndose a la vez. De 1790 a 1850 los muelles públicos se amplían por el litoral. Monge (Coords. volvían a España quejándose de la saturación de los mercados coloniales a consecuencia del contrabando”. Imprenta Seonae y Fernández. Reflexiones sobre su historia urbana”. del Conde de la Mortera (1780). La Defensa de La Habana. Tomo1. desde el Castillo de La Fuerza hacia el sur. Recuperada la plaza de La Habana. se desarrollan los proyectos de Silvestre Abarca (1763 y 1771) que ponían a la ciudad en estado de defensa. en particular. hacia la parte septentrional de la ciudad las familias adineradas continúan construyendo enormes palacios. 1995. FARRÉS Uno de los hechos que en lo económico marcó al siglo XVIII fue la desaparición de las Flotas de Indias. hasta completar una longitud continua de 1. España comienza a reforzar una imagen de poderío y solidez políticaeconómica. 1997. Entre 1765 y 1775 se mejoran el Muelle Principal o de Caballería y los de Tallapiedra. en correspondencia con la decadente situación de España y la creciente participación de extranjeros. y que el aumento en el número de buques significa que hubo una mejoría en la capacidad de carga de los barcos. pero no es menos cierto que los viajes de las flotas a mediados del XVII fueron cada vez menos frecuentes. los adelantos tecnológicos de la época. americanos. La Habana. Francisco Pérez Guzmán: La Habana clave de un imperio.16.18 Mientras. relevantes ejemplos de arquitectura colonial. pp. parte de un plan de El profesor Raúl González Romero. 10 Cuevas Toraya. en concordancia con el desarrollo económico. esquemas y planes directores de la Ciudad de La Habana.. La Habana.453 m con un ancho variable de 12 a 21. y F. Julio Le Reverend: Historia económica de Cuba. y que en ocasiones. Este proceso de ampliación de los muelles se produjo demoliendo o rebajando la muralla del mar. las obras de El Príncipe (1767-1780).): Ob. como las conocidas casas de Mateo Pedroso (1780). Guimerá y F. lo cual da crédito a su dibujo. La Alameda de Paula (La Isla pintoresca de Cuba).): Ob. N o . Así. Tras la toma de La Habana por los ingleses en 1762. construidos de pilotaje y maderas cubanas. La Habana. Monge (Coords. 13 Manuel Pérez Beato: Habana Antigua. cit. en Guimerá A. 14 “Es cierto que las cifras de los cargamentos de las flotas durante el siglo XVII son mayores que las del XVI. La A LA CAÍDA IMPERIAL PERÍODO DE ORO (1762-1898): DEL LIBRE COMERCIO Proyecto de Silvestre de Abarca (1763). La Habana. Ob. se extendió un tedioso proceso que culminó en 1818 con la definitiva instauración del Libre Comercio.17 En relación con lo portuario. Se destaca construcción de la Alameda de Paula (1772) y el Teatro Principal (1773). en A. 1936. 12 Vale considerar que Cargapatache era un piloto de cuarenta años de experiencia. Por otra parte importantes construcciones relacionadas con lo público-recreativo incorporan a la ciudad el panorama de la bahía. y el hornabeque de San Diego o No. 1/ 2 0 0 6 27 . Ciencias Sociales.16 los trabajos de reconstrucción del Morro. salvo en sus últimos 144 m. GDIC.

CON CRITERIO/PUERTOS Y FRENTES ACUÁTICOS Alameda. Podría decirse que las ensenadas de Atarés y Guasabacoa constituían zonas de reserva. El área entre La Fuerza y los muelles de San Francisco. 20 Pintoresca imagen de la entrada de la bahía que se mantuvo hasta la creación de la Avenida del Puerto 28 A r q u i t e c t u r a y U r b a n i s m o 28 . con la consolidación de un sistema de espacios públicos formado por el Paseo Roncali. solo alojaban los almacenes de los hacendados. la Alameda de Paula. regularmente. La costa de Regla era ocupada. por los almacenes de Fesser y los muelles de los vapores. Casablanca constituía una zona de reparación de embarcaciones. los techos de tejas de antiguas casonas que alternaban con las cubiertas planas de viga y tablazón. La ciudad es muy activa y la vida urbana toma sitio a orillas del mar. Castillo de la Punta que tenía adosado el edificio de la Maestranza de Ingenieros. en un alto porcentaje. A continuación se encontraban los Almacenes de San José seguidos del Arsenal y la Fábrica de Gas. fresca y hermosa vista en la entrada del puerto. A través del análisis de planos de la época se puede concluir que. pues en ellas las intervenciones continuaban siendo mínimas. y las dependencias de la Aduana y otras entidades del gobierno o la Marina. que terminada en 1843. Finalmente. se convirtió en antesala del teatro y desde ella se dominaba el hermoso paisaje del puerto. como muestran los grabados de Federico Mialhe y las crónicas de los viajeros que pasan por La Habana. Probablemente. porque el peatón no veía fácilmente el mar desde la calle pues el espacio se había tugurizado con la presencia de tinglados corridos a todo lo largo de la orilla de los muelles. las actividades del comercio de cabotaje y el traslado de productos entre Regla y La Habana. ocurriendo. brindaban interesantes perspectivas al viajero que poco a poco se adentraba en la bahía. parado a la altura de la proa de su barco.19 El sistema público-recreativo alcanza su máximo esplendor a mediados del siglo XIX. la unidad en el diseño de fachadas lograda con grandes ventanales verticales. los cruceros. se mantenían asociados al comercio exterior los muelles de San Francisco y la Aduana. se extendía sobre el lienzo de la muralla del mar entre la batería de San Telmo y el Parque de Artillería para ser preferida por lo céntrica. porque la línea quebrada de la muralla de mar y la agudeza de sus baluartes. polvorines y viejos buques destruidos. En igual categoría entraría la ensenada de Marimelena. y la Cortina de Valdés. que marcaban una zona industrial. en la bahía de La Habana se manifiesta una clara zonificación funcional. pues la costa en este sitio era pantanosa y poco profunda. sobre todo en la zona del puerto tradicional. En 1899 el perímetro de la bahía mostraba una pintoresca pero caótica organización. Desde el Castillo de La Fuerza hasta el de la Punta se encontraban la Comandancia General de Ingenieros. sus almacenes y. era la siguiente: entre los castillos de La Punta y La Fuerza la línea de costa se encontraba prácticamente sin explotación. Caótica. finalmente. Pintoresca. En los muelles de Luz encontraban sitio los vapores de Regla y Casablanca. que albergaba a los almacenes de igual nombre. un paseo peatonal. tomando por dirección desde el castillo de la Punta hasta el Morro. alrededor de La Fuerza y los muelles de Caballería y Carpinetti arribaban. hacia la ensenada de Marimelena. y la variedad en alturas de las edificaciones. crear un paso elevados para que circulara lo que parece ser el tren urbano o una línea de tranvía. La distribución alrededor del perímetro. en torno a la plazuela y los muelles de Paula. quedaba tan poco espacio que fue necesario. hacia 1894. la Maestranza de Artillería. se alojaban pequeñas embarcaciones de pescadores. que empezaban a despegarse desde la calle Luz.

V o l . dando ensanche al Paseo del Prado. Todos estos trabajos constituyeron una antesala de lo que sucedería durante la República. hicieron aparecer una ilusión de progreso y bienestar orientada. y ejecución de pequeños dragados en puntos específicos de la costa–. más. se erigió un pequeño templete clásico. Arquitectura. De ahí que desde el propio período de la intervención norteamericana el gobierno traza y comienza a ejecutar una política de transformaciones que tenía como fin embellecer el litoral. conocida glorieta para la banda de música. Se demolieron los barracones de la Maestranza de Ingenieros. el puerto habanero se había conformado en función de los intereses de España en América. Podemos mencionar la construcción de la nueva aduana (1914) con sus tres espigones de acero y hormigón armado. la infraestructura portuaria y la red vial. que traerían al turismo y las inversiones norteamericanas hacia Cuba. tan solo unas décadas fueron suficientes para que Estados Unidos. Ob cit. lógica consecuencia de una posición geográfica que resultaba útil a la primera potencia imperialista en su afán por dominar el mercado latinoamericano. En el transcurso de las primeras dos décadas del siglo XX se producen alrededor de la bahía importantes transformaciones que variaron la imagen del puerto de La Habana. construcción de nuevos espigones. 1/ 2 0 0 6 29 29 . sobre todo los de los grandes monopolios. Durante la segunda mitad del siglo XX las intervenciones en los espacios públicos del puerto habían sido nulas: la creación de paseos junto al mar había terminado con la Cortina de Valdés. por otra parte. transformara la bahía a imagen y semejanza del paradigma que profetizaba. además de las construcciones propiamente relacionadas con las actividades portuarias. Tal desinterés provocó que las vistas al mar se fueran perdiendo al construirse la Maestranza de Artillería y las sedes de otras entidades.Y. Mario González Sedeño. se otorgó una imagen de modernidad al perímetro de La Bahía en concordancia con los intereses políticos de la nueva época. PUERTO SIGLO XX: LA METAMORFOSIS Desde la fundación de San Cristóbal de La Habana hasta la caída del imperio español. La Habana. FARRÉS Fragmento del perímetro de la bahía antes de la construcción de la Avenida del Puerto Con el derribo de la muralla de mar y la creación de la Avenida del Puerto. El puerto mantiene su importancia comercial. y que se correspondían con nuevos intereses. X X V I I. básicamente. a promover el ocio y la diversión. y la atención por lo urbano se había desplazado hacia las zonas de extramuros. el establecimiento de la Estación Central de Ferrocarriles 19 20 José María Bens Arrate: “Los avances urbanísticos de La Habana”. acondicionamiento y restitución de viejos muelles. dio un cierre mayor a la plaza de San Francisco. También las autoridades interventoras construyeron el Malecón hasta la cercanía de la calle Lealtad se encargan de los primeros trabajos en el puerto –léase. Pocos años y significativas intervenciones en el espacio urbano alrededor de la bahía. N o . nuevo dueño de la Isla.

otra zona de astillero se presentaba. al repertorio de sencillas fachadas coloniales se suman elaborados diseños eclécticos. y a través de Desamparados. alineaciones frente a la Cabaña (1918). destinado a ser importante vía de comunicación. Luz y la Aduana–. Son estas las de Enrique Montoulieu (1922). al cual seguía la Termoeléctrica de Tallapiedra. art decó. tanto para el arribo de pasajeros como la descarga de mercancías. en el perímetro de la bahía una imagen moderna polisemántica donde lo militar y lo comercial. que durante todo el siglo XX habían sido rentados por diferentes compañías. Podría afirmarse que hacia los años cincuenta se consolidó. que habían caracterizado la imagen del puerto colonial. en el Morro ubicaba el nuevo Palacio Presidencial y los ministerios. por la inserción de nuevas obras o el aumento de los niveles en las existentes. El análisis de los planos de la época permite percibir cómo hacia 1923 ya se habían producido. que busca sustituir la imagen monumental de Forestier por el lenguaje arquitectónico contemporáneo. donde comenzaba la desorganización y el abandono progresivo. Aunque desastrosa. y luego. y seguían los Antiguos Almacenes de San José. Todo es importante para la ciudad. comenzaban a evocar el futuro de la zona. y los tradicionales techos de tejas perdían su predominio con la desaparición de viejas viviendas coloniales. la Ensenada de Marimelena (dos alineaciones en ese mismo año) y frente a los Almacenes de Regla. En la década de los años veinte. 30 A r q u i t e c t u r a y U r b a n i s m o 30 . En 1959 la bahía muestra la siguiente zonificación de funciones: desde la entrada de la bahía hasta el Castillo de La Fuerza se hallaba una extensa franja de espacios públicos compuesta por el Parque monumento a Máximo Gómez.CON CRITERIO/PUERTOS Y FRENTES ACUÁTICOS (1912). o estaban en proceso. En este período. Paralelamente a estas transformaciones se producen cambios significativos en la fachada de la ciudad hacia el mar: las antiguas torres de conventos e iglesias dejaban de ser los hitos más significativos para acompañarse de nuevas edificaciones de oficinas o apartamentos cuya altura les distinguía dentro de esta franja de la ciudad. y lo científico. vinculados a la gran zona de especulación en la ciudad que suponía ser La Habana del Este. con el desarrollo de la bahía como puerto. una imagen industrial que perdura. Rápido proceso de dragados y alineaciones tiene lugar. semejante a Las Vegas. El terreno del Antiguo Arsenal pertenecía al ferrocarril. y con la demolición del Hospital de Paula se vinculan estos con los almacenes de San José. liderado por José Luis Sert. el Parque de la maestranza y la Avenida del Puerto. asociada al método de hacer y decir una política. Pedro Martínez Inclán (1925) y Jean-Claude Nicolas Forestier (1926). modernos. con los muelles de Tallapiedra (Montoulieu). los edificios de las distintas compañías. realizado en 1956/58 por el grupo Town Planning Associates. se destacaban los atraques y la refinería. Para el perímetro de la bahía. en Regla. En las ensenadas de Atarés y Guasabacoa se encontraban los nuevos Astilleros. impuso fuertes cambios en el sur de la bahía: las modificaciones en el terreno y la aparición de los elevados para la entrada y salida de los trenes. En resumen: se había consolidaba la imagen de un puerto industrial y mercantil. otros edificios públicos y las viviendas. Casablanca (1920). esta propuesta se anotó el mérito de pensar en incorporar lo político al repertorio de significados presentes en el perímetro de la bahía. El siglo XX impuso. Seguía una franja de muelles con diferentes usos. el plan de Sert proponía desplazar al proletariado del centro histórico para demolerlo y convertirlo en nueva zona de consumo. mientras. se generan tres de planes reguladores para la ciudad de La Habana donde el puerto tiene una marcada importancia.23 De estas ideas se materializa la continuación del Malecón entre los castillos de la Punta y la Fuerza (Forestier) –conectando el Prado y la Avenida del Golfo a los muelles de Paula. daban paso a lo religioso. en los terrenos que antes ocupaba el Arsenal. neoclásicos. Esta concepción moderna se refleja claramente en el Plan Director de La habana. en Casablanca. La zona crecía en altura. que estuvieron presentes en las instituciones estatales.

la necesidad de una mayor imbricación entre historiadores. Y. Por otra parte. Sin embargo. El concepto de la imagen en la ciudad portuaria constituye un elemento trascendental. y puede permitir que la zona portuaria de la ciudad. tanto del perímetro de la bahía como del resto de la ciudad. aparecerán para crear una imagen diferente a la actual donde. arquitectos y urbanistas para hacer mejor esta ciudad de todos. mientras que el puerto “neocolonial” o “republicano” no ha sido. y el actual enfoque de la economía. Aunque ocurrieron transformaciones en el uso de los espacios urbanos. la mayoría de las investigaciones históricas publicadas abordan el puerto colonial. caracterizado por el desarrollo que las Flotas de Indias imprimieron al puerto. Esta tendencia que se mantuvo hasta los años noventa. las nuevas funciones. en que se liberalizan las actividades mercantiles y el puerto alcanza el máximo esplendor de la etapa colonial. la recuperación paulatina del centro más antiguo de la ciudad. han dejado ver en el rescate de la bahía y su perímetro un ejercicio de recomposición que constituye una oportunidad interesante. y su imagen. culturales. genera un significativo aporte económico. Estas ideas son susceptibles a debate –si se considera que durante los orígenes la ciudad tuvo una inmensa muralla perimetral. en empolvados documentos. a saber. dado que se introducen cambios trascendentales que modifican la vieja estructura colonial y su imagen. profundamente estudiado. • Período de consolidación (1561-1762). por lo que nuevas funciones recreativas. el Gobierno y las entidades planificadoras de la capital optan por un enfoque similar. Es posible arribar a un conjunto de reflexiones sobre el estudio de la evolución del perímetro de la bahía de La Habana y su imagen asociada en el tiempo. sino también ese patrimonio intangible que reposa. X X V I I. la forma de explotación de la bahía como puerto de recalada para el comercio provocó la desvalorización del espacio. de ahí que. se extrapola a casi todos los objetos de estudios históricos: en el caso de La Habana. astilleros.A este panorama se enfrentó el gobierno revolucionario que. porque marcan tanto urbana. nuevos espacios públicos y de ocio. o desde la óptica de la planificación territorial. Con el triunfo de la Revolución se continúa. sociales. caracterizado por la presencia de grúas. un reto: recomponer la imagen sin olvidar su historia. cultural. • Período de oro (1763-1898). urbanistas y arquitectos coinciden en la necesidad de revalorizar la bahía y reordenar su perímetro para crear uno de los centros más importantes de la vida en la ciudad. Estos son: • Período fundacional (1519-1561). La importancia que tienen para los estudios urbanoarquitectónicos los conocimientos históricos. Lo cierto es que se pueden definir. arquitectónica. social. la tendencia industrial que había tomado el puerto en los años prerrevolucionarios. y que en la memoria de los habaneros quedó arraigada una imagen de la bahía como puerto. política e históricamente a esta ciudad. cuatro períodos en la historia de la imagen. FARRÉS CONCLUSIONES Una bahía. medioambientales. políticos y de cualquier otro tipo a los cuales se enfrenta. N o . a pesar de la fuerte restricción del comercio. en tal sentido. para los que estudian a La Habana desde puntos de vista urbanoarquitectónicos. para complementar más nuestras investigaciones y lograr un ámbito mayor de intercambio interdisciplinario que permita. la división cronológica que hacemos en el estudio de la Historia de Cuba (Colonia. y congregaciones de pequeñas lanchitas de pescadores y buques mercantes–. si no en la memoria histórica de los que vivimos la ciudad. V o l . En el ámbito internacional el _ rescate de las zonas portuarias además de resultar un hecho de primera línea en la rehabilitación de los espacios urbanos_. almacenes. en el cual se establece la villa en la costa norte. justificarían explotar estas divisiones. mantuvo la zonificación funcional heredada. anecdóticos y sociales. Menos el puerto revolucionario. en cualquier nota de una archivo. podrían imprimir un aire de contemporaneidad a una zona de alto valor histórico-cultural. no solo recupera el patrimonio tangible. pues servirá de partida para proyectar el futuro. En el caso de La Habana. República y Revolución). urbanísticos. si bien con un enfoque social totalmente diferente. • Período de la metamorfosis (siglo XX). ante la interrogante de cómo tratar la imagen hacia la bahía que se quiere. 1/ 2 0 0 6 31 . si bien transformó el uso y enfoque de la bahía en beneficio social. entender la que irradió constituye un elemento fundamental. • De seguro un nuevo momento se establecerá con los enfoques que se tienen del perímetro como centro de ocio y cultura. la contaminación y una imagen negativa. se redefinan y respondan a los retos económicos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful