Está en la página 1de 38

El sistema institucional europeo

El sistema institucional europeo

La Comisión: estructura, integración y atribuciones

El Consejo

El Parlamento: estructura, integración y atribuciones

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Otros organismos: el Comité Económico y Social, el Comité de las Regiones, el Banco Central
Europeo

Referencias

Video conceptual
LECCIÓN 1 de 8

El sistema institucional europeo

Luego de cuarenta y dos años de vida de las instituciones comunitarias, tuvo lugar la primera crisis institucional que
concluyó en la renuncia de la Comisión. El 16 de marzo de 1999 la Comisión Europea presidida por Jacques Santer
decidió presentar su dimisión como consecuencia de que ya no disponía de la confianza del Parlamento Europeo. Se
habla de que la primera causa que llevó a la crisis fue la no aprobación en 1998 del presupuesto comunitario
ejecutado en 1996 fundado en la negligencia que el Parlamento Europeo le imputaba a la Comisión en lo que refiere
al manejo de la lucha contra el fraude en la misma estructura de la Comisión y a la mala gestión financiera de una
serie de programas a favor de terceros Estados. A más de ello, en la primera sesión de 1999 del Parlamento Europeo,
se adicionó la acusación por incompetencia y nepotismo en contra de Edith Cresson, comisaria de nacionalidad
francesa. En mérito de todo ello el Parlamento Europeo convocó a un comité de expertos para examinar y determinar
en qué medida la Comisión era responsable, colectiva o individualmente, de los recientes casos de fraude, de mala
administración o de nepotismo. En marzo de 1999 el comité de expertos presentó su informe, en el que determinó
que, si bien no existían pruebas de actividades fraudulentas o irregulares directamente imputables a los comisarios, si
existió una evidente responsabilidad política en los casos estudiados tanto individual como colectivamente. Además,
es relevante el énfasis que el informe predica respecto de las dificultades para encontrar comisarios que tengan la
mínima conciencia de la propia responsabilidad individual o como institución. Ante tal pronunciamiento, la
Comisión dimitió en pleno. Asumió con posterioridad el ex primer ministro Romano Prodi como presidente de la
Comisión y designó, en conjunto con los Gobiernos de los Estados miembros, al resto de los comisarios. Prodi fue
confirmado hasta enero del 2004 por el Parlamento. En el año 2004 fue electo presidente de la Comisión Durão
Barroso, quien se desempeñó hasta el año 2014.

A continuación, y a los fines de la cabal comprensión del caso que antecede, se te propone que analices la especial
arquitectura institucional comunitaria diseñada.

Evolución y características generales


Para el desarrollo del particular seguiremos los lineamientos expuestos en el libro Derecho de la integración, de
Sandra Negro, incluido como bibliografía adicional del programa de estudios.

Actualmente y conforme a lo dispuesto en el art. 1 del Tratado de la Unión Europea (TUE), esta sustituye y continúa
a la CE y está regida por las siguientes instituciones, que se encuentran enunciadas en el art. 13 del mismo cuerpo:

Instituciones europeas

Consejo Europeo

"Representa a los Estados miembro a nivel de jefes de Estado o de Gobierno" (Negro et al, 2018, p. 277). Con sede
en "Bruselas o en el país que ejerce la presidencia del Consejo" (Negro et al, 2018, p. 278).

El Consejo

"Representa los intereses de los Estados miembros a través de sus ministros" (Negro et al, p. 277). "En 1965, se
firmó el Tratado de Fusión de los Ejecutivos y se determinó que existiría una sola Comisión y un solo Consejo de
Ministros —actualmente denominado Consejo— para las tres comunidades" (Negro et al, 2018, p. 278). Con sedes
en Bruselas y Luxemburgo (Negro et al, 2018).

La Comisión Europea

"Representa los intereses comunitarios de la Unión Europea y es guardiana de los tratados" (Negro et al, 2018, p.
277). Con sede en Bruselas (Negro et al, 2018).
El Parlamento Europeo (PE)

"Compuesto por representantes de los ciudadanos de la Unión" (Negro et al, 2018, p. 277). En la firma del Tratado
de Roma se dispuso la creación de una sola asamblea para las tres Comunidades, hoy es el denominado Parlamento
Europeo. Con sedes en Estrasburgo, Bruselas y Luxemburgo (Negro et al, 2018).

Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)



"Interpreta y aplica el derecho de la Unión Europea" (Negro et al, 2018, p. 277). "Emite sentencias y dictámenes"
(Negro et al, 2018, p. 278). Con sede en Luxemburgo (Negro et al, 2018).

Tribunal de Cuentas

"Controlar y supervisa la gestión presupuestaria y financiera de la UE" (Negro et al, 2018, p. 279). Con sede en
Luxemburgo (Negro et al, 2018).

Banco Central Europeo (BCE)



"Gestiona el euro y la política monetaria del euro" (Negro et al, 2018, p. 279). Con sede en Frankfurt (Negro et al,
2018).

Otros órganos auxiliares



Los organismos auxiliares en este sistema son, por su parte, el Banco Europeo de Inversiones para fomentar la
realización de proyectos que permitan un desarrollo equilibrado de la Unión, el Comité Europeo Económico y
Social y el Comité de las Regiones, que resultan ser órganos de carácter consultivo, que expresan, respectivamente,
intereses económicos, sociales y la salvaguarda de los intereses regionales. Se agregan, además, otras instituciones,
como el Defensor del Pueblo Europeo, que investiga la administración y conducta de las instituciones en caso de
denuncias y el Supervisor Europeo de Protección de Datos, que supervisa y asesora acerca de la protección de datos
personales por las instituciones y organismos de la UE (Negro et al, 2018).

Por último, resulta relevante destacar que las funciones y la composición de los distintos órganos europeos han ido
sufriendo variaciones a medida que se iban cumplimentando determinados objetivos de integración, ello fue
plasmado jurídicamente en diversos tratados, lo que ha derivado en la ampliación de las competencias de la
Comisión y, fundamentalmente, del Parlamento. A más de ello y tal como apunta acertadamente Negro, es
interesante destacar que

es muy difícil aplicar a la estructura comunitaria el modelo clásico de la división de poderes. El


poder ejecutivo es ejercido, respondiendo a los diversos intereses (nacionales y comunitarios)
por el Consejo y la Comisión.

En cuanto al ejercicio del poder legislativo, intervienen la Comisión, el Consejo y el Parlamento.


(2018, p. 278).
LECCIÓN 2 de 8

La Comisión: estructura, integración y atribuciones

Estructura e integración

Como oportunamente se manifestó, se trata de una institución que defiende el interés general de la Unión Europea,
que es independiente de los Estados miembros. Sus integrantes son denominados comisarios y son nombrados a
título individual sin representar a los Estados de los cuales proceden ni a ningún grupo de interés. Los miembros de
la Comisión, durante el ejercicio de sus mandatos, no pueden recibir ni solicitar instrucciones de los Gobiernos o de
otras organizaciones ni ejercer ninguna otra actividad remunerada o no.

Adviértase que, con relación al caso apuntalado al inicio de la lectura, el comité de expertos informó que se
reconoció un solo caso de favoritismo, cuya responsabilidad fue atribuida a la comisaria Cresson y, en otros casos,
afirmó la existencia de comportamientos de comisarios si no irregulares, al menos, inoportunos. Si bien cada Estado
propone su representante, el nombramiento de cada comisario está subordinado a la aprobación explícita de todos los
Gobiernos. Los comisarios deben necesariamente ser ciudadanos de los países miembros de la UE y, a partir del
Tratado de Maastricht, el Parlamento Europeo es quien dispone de su derecho de investidura. Asimismo, corresponde
al Parlamento Europeo confirmar la elección del presidente de esta realizada por el Consejo. El mandato está vigente
durante cinco años y es renovable.

Originalmente, se previó que desde el 2014 [y en virtud de lo dispuesto por el art. 17 del TUE] la
Comisión Europea no habría de seguir integrándose con representantes de cada Estado miembro,
sino que se integraría, a partir de entonces, con un número de miembros [comisarios] equivalente
a las dos terceras partes del número de Estados miembros. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).
De este modo, se garantiza que cada Estado miembro pudiera estar representado en dos de los tres mandatos
consecutivos de la Comisión a través de un sistema de rotación. Empero, con posterioridad a la entrada en vigor del
Tratado de Lisboa y en mérito de lo dispuesto por el art. 17, par. 5 del TUE, se adoptó una decisión mediante la cual
se dispuso que la Comisión contaría con un representante nacional por cada Estado miembro. ("La integración
regional", 2012).

La Comisión actúa bajo la dirección de un presidente asistido por siete vicepresidentes,


incluyendo el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad,
como primer vicepresidente, figura introducida por el Tratado de Lisboa.

Con el paso del tiempo, se ha reforzado notablemente la posición del presidente dentro del
Colegio de Comisarios, que ha dejado de ser primus inter pares. En efecto, su posición ha sido tan
destacada que las actividades de la Comisión se encuentran "bajo la orientación política de su
presidente" (art. 17 del TUE). De esta forma, el presidente tiene competencia directiva. Su
destacada posición se manifiesta, asimismo, en su función directiva en cuestiones organizativas,
su derecho a participar en la selección de los demás miembros de la Comisión y su pertenencia al
Consejo Europeo.

[…]

Los Estados miembros, por su parte, elaboran una lista de candidatos para ser miembros de la
Comisión. Esta lista debe ser aprobada por el Consejo por mayoría cualificada y con el acuerdo de
su presidente. Una vez que el presidente de la Comisión ha sido elegido por el Parlamento, este
procede a aprobar mediante su voto al resto de los miembros de la Comisión. Después de esta
aprobación, los miembros de la Comisión —a excepción del presidente— son formalmente
investidos por el Consejo de la Unión Europea, a partir de una mayoría cualificada.

Los miembros de la Comisión deben ser "elegidos en razón de su competencia general" y ofrecer
"garantías plenas de independencia" (apartado 3 del artículo 17 del TUE). No pueden solicitar ni
recibir instrucciones de un Gobierno. La sede de la Comisión Europea se encuentra en Bruselas.

[…]
Atribuciones

Ante todo, la Comisión es el motor de la política de la Comunidad. En ella se originan todas las
acciones comunitarias, puesto que le corresponde presentar propuestas al Consejo para las
normativas comunitarias (el denominado derecho de iniciativa). Para ello, la Comisión no puede
actuar según su libre albedrío, sino que está obligada a hacerlo si así lo exigen los intereses de la
Comunidad; también el Consejo (artículo 241 del TFUE), el Parlamento Europeo (artículo 225 del
TFUE) y un grupo de ciudadanos de la Unión, mediante una "iniciativa ciudadana" (apartado 4
del artículo 11 del TUE), tienen la posibilidad de instar a la Comisión a que elabore una
propuesta. A partir del Tratado de Lisboa, en los casos específicos previstos por los tratados,
ciertos actos legislativos también pueden ser adoptados a partir de iniciativas de un grupo de
Estados miembros o del Parlamento Europeo, o a partir de una recomendación del Banco Central
Europeo o a requerimiento de la Corte de Justicia o el Banco Europeo de Inversiones.

La Comisión tiene competencias legislativas originarias en ciertas áreas (por ejemplo, en el


ámbito del presupuesto de la UE, de los Fondos Estructurales, de la eliminación de
discriminaciones fiscales o de las ayudas y de las cláusulas de salvaguardia). Sin embargo, mucho
más amplias que estas competencias originarias son las competencias delegadas por el Consejo y
el Parlamento a la Comisión para la ejecución de las medidas adoptadas por este (artículo 290 del
TFUE).

Asimismo, la Comisión es la guardiana del Derecho de la Unión. Controla la aplicación y


ejecución del derecho primario y derivado de la Unión Europea por parte de los Estados
miembros. Persigue las violaciones del derecho de la Unión en el marco del procedimiento por
incumplimiento de los tratados (artículo 258 del TFUE) y, en caso necesario, recurre al Tribunal
de Justicia.

También actúa en caso de que personas físicas o jurídicas infrinjan el derecho de la Unión e
impone en numerosos casos severas sanciones.

El papel de representante de los intereses de la Unión está estrechamente relacionado con su


papel de garante del derecho. Por principio, la Comisión no puede representar intereses distintos
de los de la Unión. Siempre debe intentar, en lo que a menudo son negociaciones difíciles en el
Consejo, hacer que prevalezcan estos intereses y encontrar fórmulas de compromiso que los
tengan en cuenta. Para ello también le corresponde el papel de mediadora entre los Estados
miembros, para lo cual está especialmente capacitada en virtud de su neutralidad.

Por último, la Comisión también es un órgano ejecutivo, si bien con carácter limitado. Ello se
refleja especialmente en el ámbito de la legislación sobre competencia, en el que la Comisión
desempeña las actividades de una autoridad administrativa ordinaria. Comprueba los hechos, dicta
autorizaciones o prohibiciones y, en su caso, adopta sanciones. En el ámbito de los fondos
estructurales y de la ejecución del presupuesto, las competencias administrativas de la Comisión
tienen un alcance similar.

La Comisión representa a la Unión Europea ante las organizaciones internacionales y se ocupa de


las negociaciones en curso en el marco del derecho diplomático activo y pasivo. Con el
correspondiente mandato del Consejo, está facultada para negociar acuerdos con organizaciones
internacionales y terceros países, incluidos los tratados de adhesión de los nuevos Estados
miembros.

Finalmente, la Comisión representa a la Unión Europea ante los órganos jurisdiccionales de los
Estados miembros y, en su caso, juntamente con el Consejo, ante el Tribunal de Justicia.

El Consejo: estructura, integración y atribuciones

El actual Consejo refiere al anterior Consejo de Ministros y debe ser distinguido de otro de los
órganos del sistema institucional de la Unión, denominado Consejo Europeo.

El Consejo Europeo (art. 15 del TUE)


El Consejo Europeo tiene su origen en las cumbres de jefes de Estado o de Gobierno de los
Estados miembros de la CE. En la reunión celebrada en diciembre de 1974 en París, los jefes de
Estado o de Gobierno decidieron reunirse en lo sucesivo tres veces al año como Consejo Europeo.
En 1987, con el Acta Única Europea, el Consejo Europeo se integró en principio en la estructura
institucional de la CEE. Actualmente es un órgano independiente de la Unión Europea, tal como
lo establece el artículo 13 del TUE.

El Consejo Europeo (art.15.3 TUE) está compuesto por los Jefes de Estado o de Gobierno de los
Estados miembros, el Presidente de la Comisión Europea, el Presidente del Consejo y el
vicepresidente de la Comisión (que es a la vez el alto representante de la Unión para Asuntos
Exteriores y Política de Seguridad) y se reúne al menos dos veces al año.

El Tratado de Lisboa creó el cargo de presidente del Consejo Europeo. Este, a diferencia de lo que
ocurría hasta la entrada en vigencia de este tratado, tiene un mandato europeo (por oposición a un
mandato nacional), con una duración de dos años y medio sobre una base de dedicación
exclusiva. El candidato a dicho cargo debe ser una persona de méritos sobresalientes, elegido por
una mayoría calificada de miembros del Consejo Europeo. Es posible ser reelecto en el cargo una
vez. Las atribuciones del presidente comprenden la preparación y seguimiento de las reuniones
del Consejo Europeo y la representación de la Unión en las conferencias internacionales relativas
al área de política exterior y de seguridad.

La función propia del Consejo Europeo consiste en fijar las directrices políticas para la actuación
de la Unión. La realización de sus funciones se traduce en la toma de decisiones políticas de
principio o en la formulación de directrices y mandatos para los trabajos del Consejo o de la
Comisión Europea. El Consejo Europeo ha dado estos impulsos, por ejemplo, para la unión
económica y monetaria, el sistema monetario europeo, la elección por sufragio directo del
Parlamento Europeo, para las actividades en materia de política social y en cuestiones relativas a
la adhesión. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

Se trata de una institución de carácter típicamente intergubernamental, cuyas decisiones se adoptan por consenso.
Empero, en algunos supuestos, como para la elección de su presidente, el nombramiento de la Comisión y del alto
representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, se aplica la mayoría cualificada.
LECCIÓN 3 de 8

El Consejo

Estructura e integración

"En el Consejo de la UE están representados los Gobiernos de los Estados miembros" ("La integración regional",
2012, https://bit.ly/3goDFYs). Es decir, se encuentran representados los intereses estatales. Tiene sus sedes en
Bruselas y Luxemburgo, en donde los Estados miembro

envían un representante, que es, por regla general, pero no imprescindiblemente, el ministro
responsable de los temas previstos o uno de sus secretarios de Estado. Lo importante es que la
persona que representa a cada Gobierno debe estar facultada para actuar de forma vinculante en
nombre del Gobierno de dicho Estado miembro.

Las diversas posibilidades de representación de un Gobierno de un Estado miembro ponen de


manifiesto que no existen miembros permanentes del Consejo; al contrario, el Consejo se reúne
con una composición diferente con respecto a las personas y los temas. ("La integración regional",
2012, https://bit.ly/3goDFYs).

Tales composiciones son, a enero de 2013, diez en total, como se resume a continuación: la primera, Asuntos
Exteriores, presidido por el alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. Las
restantes configuraciones son presididas por el Estado miembro que ejerza la presidencia del Consejo y son las
siguientes: Asuntos Económicos y Financieros; Justicia y Asuntos de Interior; Empleo, Política Social, Salud y
Consumidores; Competitividad (mercado interior, industria, investigación y espacio); Transporte;
Telecomunicaciones y Energía; Agricultura y Pesca; Medioambiente; y Educación, Juventud, Cultura y Deporte ("La
integración regional", 2012).
La presidencia de las formaciones del Consejo, con excepción de la de Asuntos Exteriores, es por turno, durante un
período de seis meses (enero a junio y julio a diciembre), por cada uno de los Estados miembros. En la actualidad,
existe un orden de las presidencias del Consejo hasta el año 2030, por lo que el Consejo deberá adoptar una decisión
antes del 31 de diciembre de 2029, cuando se determinará el orden a partir de enero de 2031. Para el año 2020, la
presidencia durante el primer semestre será ejercida por Croacia, mientras que en el segundo semestre la presidencia
será ejercida por Alemania.

Atribuciones

La principal atribución del Consejo es legislativa, la cual desempeña de manera conjunta con el
Parlamento [procedimiento de codecisión].

El Consejo es además responsable de:

asegurar la coordinación de las políticas económicas de los Estados miembros. Dicha coordinación
puede tener lugar tanto en forma de decisiones no vinculantes como en forma de decisiones
vinculantes;

elaborar el presupuesto de la Unión sobre la base de un anteproyecto de la Comisión, el cual luego


debe ser aprobado por el Parlamento;

recomendar la aprobación de la gestión de la Comisión con respecto a la ejecución del proyecto de


presupuesto;

designar a los miembros del Tribunal de Cuentas, del Comité Económico y Social y del Comité de las
Regiones;

celebrar acuerdos entre la UE, por una parte, y terceros países u organizaciones internacionales, por
otra. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).
También, es responsable de desarrollar la política exterior y de seguridad común de la UE, basándose en las líneas
estratégicas marcadas por el Consejo Europeo.

Funcionamiento

1 Preparación de las sesiones del Consejo: Corre a cargo de dos instituciones permanentes integradas en
la estructura organizativa del Consejo: el Comité de Representantes Permanentes de los Gobiernos de
los Estados miembros (Coreper) y la Secretaría General. El Coreper tiene la misión de preparar el
contenido de los trabajos del Consejo y realizar las tareas que este le confíe; la Secretaría General, por
su parte, desempeña las tareas administrativas necesarias para el funcionamiento del Consejo (e
igualmente del Coreper). En particular, se ocupa de la preparación técnica de las sesiones, organiza el
servicio de interpretación y de traducción y el servicio jurídico del Consejo y de los comités y,
asimismo, administra el presupuesto del Consejo.

2 Deliberaciones del Consejo: El Consejo es convocado por su presidente (el representante del Estado
miembro que ocupa la presidencia del Consejo) por propia iniciativa, a petición de uno de sus
miembros o de la Comisión Europea. Aunque en el Consejo se exponen sobre todo los intereses de los
Estados miembros, los miembros del Consejo están obligados a atender al mismo tiempo los objetivos
y necesidades de la UE en su conjunto. El Consejo es un órgano de la Unión y no una conferencia
intergubernamental. Por ello, en las deliberaciones del Consejo no debe buscarse el mínimo común
denominador entre los Estados miembros, sino un equilibrio óptimo entre los intereses de la Unión y
los de los distintos Estados miembros.

3 Adopción de decisiones: De acuerdo con los tratados de la Unión, se aplica el principio de la mayoría
para las decisiones del Consejo, siendo la mayoría cualificada la regla general (art. 16 apartado 3 del
TUE). La mayoría simple, donde cada miembro del Consejo tiene un voto, se aplica solo en casos
individuales, en áreas poco significativas. Los métodos para calcular la mayoría cualificada cambiarán
en varias etapas. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El funcionamiento del Consejo se detalla en un reglamento interno. En la práctica, la actuación


del Consejo se lleva a cabo en tres fases:
Cuando el Consejo decide sobre una propuesta de la Comisión o del alto representante de la Unión para Asuntos
Exteriores y Política de Seguridad, se alcanza una mayoría cualificada si se cumplen dos condiciones:

a) El 55 % de los Estados miembros vota a favor, lo que en la praxis equivale a 16 de los 28 Estados
miembros;

b) Los Estados miembros favorables a la propuesta representan al menos el 65 % de la población total


de la Unión Europea. ("Mayoría cualificada", s.f.).

"Este procedimiento también se conoce como la regla de la 'doble mayoría'" ("Mayoría cualificada", s.f.,
https://bit.ly/31KYk4T).

"La minoría de bloqueo se constituye con al menos cuatro miembros del Consejo que representen más del 35 % de
la población de la UE" ("Mayoría cualificada", s.f., https://bit.ly/31KYk4T).

"En las votaciones por mayoría cualificada, las abstenciones cuentan como votos en contra" ("Mayoría cualificada",
s.f., https://bit.ly/31KYk4T). Este sistema facilita la adopción de decisiones y otorga mayor dinamismo al proceso de
toma de decisiones.

En cuanto a las decisiones en ámbitos políticos más delicados, los tratados prevén la unanimidad.
Para ello es necesario que todos los miembros del Consejo estén presentes o representados por
otro miembro. Sin embargo, las abstenciones no evitan la adopción de una decisión. La
unanimidad se aplica, por ejemplo, al ámbito fiscal. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).

Asimismo, la unanimidad se puede aplicar a la incorporación de nuevos Estados o adhesión (art. 49 TUE), como así
también a lo relacionado con política exterior y seguridad común.

Por último, es importante colacionar que, en relación con el caso planteado al inicio de la lectura,
la Comisión tendrá una responsabilidad colegiada ante el Parlamento Europeo. El Parlamento
Europeo podrá votar una moción de censura contra la Comisión de conformidad con el artículo
234 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Si se aprueba dicha moción, los
miembros de la Comisión deberán dimitir colectivamente de sus cargos y el alto representante de
la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad deberá dimitir del cargo que ejerce en la
Comisión. (Molina del Pozo, 2018, p. 111).

En el asunto supra relacionado, el 14 de enero de 1999 el Parlamento Europeo trató la posibilidad de aplicar la
moción de censura, la votación obtuvo un 42 % de los votos favorables a la moción, alcanzándose una cifra de 232
sobre 626 votos. La censura finalmente se suspendió, pero la Comisión quedó "bajo control". Indica Negro (2018)
que "la mayor parte de los eurodiputados votaron en contra del pedido de votos de censura individuales, pues el
tratado solo preveía la moción de censura en pleno contra la Comisión, y no así en forma individual" (2018, p. 284).
LECCIÓN 4 de 8

El Parlamento: estructura, integración y atribuciones

Estructura e integración

"Las disposiciones relativas a la composición y las funciones de esta institución [el Parlamento Europeo] están
contempladas en el art. 14 del TUE y en los arts. 223 a 234 del TFUE" (Negro et al, 2018, p. 286).

El TUE prevé que el número mínimo de eurodiputados es seis y el número máximo asignado a un
Estado no puede superar la cifra de noventa y seis. En total, el número de los eurodiputados no
podrá ser superior a setecientos cincuenta más el presidente. (Negro et al, 2018, p. 287).

El presidente, los vicepresidentes y los cuestores forman la mesa del PE, que es elegida por el
Parlamento para un período de treinta meses; a la mesa ampliada pertenecen, además, los
presidentes de los grupos políticos. Esta mesa se ocupa de las cuestiones relativas a la
organización interna del PE, de las relaciones interinstitucionales y de las relaciones con las
instituciones extra-Unión.

[…]

Hasta 1979, estos representantes eran miembros de los Parlamentos nacionales, en cuyo seno eran
designados para acudir al PE. La elección por sufragio universal directo de los diputados del PE
por los ciudadanos de los Estados miembros solo se hizo realidad, después de numerosas
iniciativas estériles, en junio de 1979. Conforme a la duración de una "legislatura", las elecciones
directas se celebran desde entonces cada cinco años.
Luego de décadas de esfuerzo, en el año 2002 se logró establecer un procedimiento electoral
uniforme para la elección de los representantes al PE. De acuerdo con este, cada Estado miembro
diseña su propio procedimiento de elección, pero debe aplicar las mismas reglas democráticas
relativas a elección directa general, representación proporcional, votación secreta y libre, edad
mínima, período de 5 años renovable, incompatibilidades, fecha de la elección e igualdad entre
hombres y mujeres. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

En la actualidad y conforme al art. 14.3 del TUE, las elecciones se realizarán por sufragio universal, directo, libre y
secreto.

Atribuciones

El rol del PE en el proceso legislativo se ha incrementado considerablemente desde su creación.


El crecimiento en importancia del procedimiento de codecisión hasta convertirse en el
procedimiento legislativo ordinario ha significado, en efecto, convertir al PE en un colegislador,
junto con el Consejo.

En el procedimiento legislativo ordinario, el Parlamento puede no solo introducir reformas a la


legislación en varias lecturas, sino que, además
—dentro de ciertos límites—, puede hacer que estas sean aceptadas por el Consejo. En otras
palabras, la legislación de la Unión no puede ser adoptada sin el acuerdo del Consejo y el
Parlamento Europeo. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

A partir del Tratado de Maastricht se introdujo el procedimiento de codecisión en los ámbitos de


mercado único, educación, libre circulación de trabajadores […], programas generales de
protección del medioambiente […], fomento de la salud pública y de la cultura. Con este
procedimiento, el Parlamento, en caso de divergencia del Consejo, puede intentar hallar una
solución a través de un Comité de Conciliación, compromiso que deberá ser aprobado por ambas
instituciones y, en caso de no lograrse tal acuerdo, el Parlamento ejerce un derecho de veto.
Con el Tratado de Ámsterdam se incrementó el número de áreas sometidas al procedimiento de
codecisión, de manera tal que este procedimiento se ha constituido en la regla casi general.
(Negro et al, 2018, pp. 287-288).

Tradicionalmente, la posición del PE en el procedimiento presupuestario es muy fuerte. El


Tratado de Lisboa extendió aún más los poderes presupuestarios del PE, al estipular que el
Parlamento debe aprobar el plan financiero multianual y al darle poderes de codecisión respecto a
todos los gastos.

El PE tiene un derecho de aprobación de todos los acuerdos internacionales importantes relativos


a cuestiones sujetas a codecisión, así como de los tratados de adhesión celebrados con los nuevos
Estados miembros que determinan los requisitos para la adhesión.

Las facultades de control o supervisión del Parlamento Europeo también han crecido de manera
significativa en las últimas décadas. Este control consiste sobre todo en que la Comisión debe
responder a las preguntas del PE, defender su posición en los debates públicos del Pleno y
presentar al PE cada año un informe general sobre la actividad de la UE para ser debatido. En
estas ocasiones, el PE puede someter a una moción de censura a la Comisión y, si fuera aprobada
por una mayoría de dos tercios, la Comisión se vería así obligada a dimitir (artículo 234 del
TFUE).

Debido a que en la práctica el Consejo también responde a las preguntas parlamentarias, el


Parlamento tiene la oportunidad de un debate político directo con las dos grandes instituciones de
la UE. A estas posibilidades de control político del PE se han añadido otros mecanismos de
control: puede establecer comisiones especiales de investigación para examinar los presuntos
casos de violación del derecho comunitario o de mala administración. ("La integración regional",
2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El PE puede determinar comisiones de investigación, tal como sucedió con la designación de un comité de expertos
para el caso relacionado al comienzo de la lectura.

También está previsto en los tratados el derecho de cualquier persona física o jurídica a dirigir
peticiones al Parlamento, que luego son tratadas por un Comité Permanente de Peticiones; por
último, el Parlamento también hizo uso de su facultad de designar a un defensor del pueblo que
estudia las quejas sobre casos de negligencia administrativa por parte de los órganos o las
instituciones, con excepción del Tribunal de Justicia. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).

Funcionamiento

Las normas básicas del funcionamiento del PE se recogen en un reglamento interno. Los
diputados del PE forman grupos. De acuerdo con el carácter del PE como órgano de la Unión, no
se trata de agrupaciones nacionales, sino de grupos políticos que se constituyen a escala
comunitaria.

Las sesiones plenarias del PE se celebran en Estrasburgo una vez al mes, excepto en agosto, con
una duración de una semana, a las cuales pueden añadirse sesiones adicionales, en particular sobre
el presupuesto. Por último, pueden convocarse sesiones urgentes más breves (de uno o dos días de
duración) en Bruselas, que permitan al PE pronunciarse inmediatamente sobre cuestiones
importantes (por ejemplo, cuestiones internacionales, violaciones de los derechos humanos, etc.).
Salvo excepciones, las sesiones plenarias son públicas.

Por regla general, para la adopción de decisiones en el PE basta la mayoría absoluta de los votos
emitidos. Con el aumento de la importancia del PE, el tratado impone exigencias cada vez más
estrictas en materia de quorum obligatorio. Actualmente, existe toda una serie de decisiones que
solo pueden adoptarse por mayoría absoluta de sus miembros.

Finalmente, el voto de censura contra la Comisión no solo requiere la mayoría de los miembros
del PE, sino una mayoría de dos tercios de los votos emitidos. El Consejo Europeo de Edimburgo
decidió que Estrasburgo sería la sede del PE, poniendo así fin a 30 años de provisionalidad. En la
práctica, las sesiones plenarias se celebraban en Estrasburgo y Bruselas, e igualmente se
celebraban en Bruselas las reuniones de los grupos y comisiones en la semana en que no había
sesión plenaria; la Secretaría General del PE, por su parte, se encontraba en Luxemburgo. La
decisión adoptada en el Consejo Europeo de Edimburgo confirmaría esta práctica, si bien con la
reserva de que 12 sesiones plenarias anuales deberían celebrarse en Estrasburgo.
El Tribunal de Cuentas: estructura, integración y atribuciones
(arts. 285 y 286 del TFUE)

Estructura e integración

El Tribunal de Cuentas Europeo fue creado el 22 de julio de 1975 y comenzó a funcionar en


octubre de 1977 en Luxemburgo. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

Se compone de veintiocho miembros (según el número actual de Estados miembros), designados para un período de
seis años. Su mandato se puede renovar. Sus miembros son nombrados por el Consejo y se requiere la unanimidad,
previa consulta al PE.

Atribuciones

El Tribunal de Cuentas tiene la misión de comprobar la legalidad y regularidad de los ingresos y


gastos de la Unión y garantizar una buena gestión en la ejecución del presupuesto.

A diferencia de algunos tribunales de cuentas nacionales de los Estados miembros, el Tribunal de


Cuentas Europeo no dispone de competencias judiciales para imponer coercitivamente sus
competencias de control o para sancionar las infracciones observadas en el ejercicio de sus
funciones. Sin embargo, es autónomo a la hora de elegir el objeto y el método de control respecto
a las cuestiones que examina. Por ejemplo, puede examinar si el uso por parte de un beneficiario
privado de una subvención procedente de fondos comunitarios se ha realizado conforme al
derecho comunitario. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).
Resulta relevante destacar que, en el cumplimiento de sus funciones, los miembros del Tribunal de Cuentas no
solicitarán ni aceptarán instrucciones de ningún Gobierno ni de ningún organismo.

La auténtica arma del Tribunal de Cuentas Europeo es la presión de la opinión pública. Al término
de cada ejercicio, el Tribunal elabora un informe con los resultados de sus actividades de control,
que se publica en el Diario Oficial de las Unión Europea y al que, de esta forma, tiene acceso la
opinión pública europea. Además, puede pronunciarse, mediante informes especiales, sobre
determinados asuntos, informes que igualmente se publican en el Diario Oficial. ("La integración
regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El Tribunal de Cuentas tiene el deber de asistir al Parlamento Europeo y al Consejo en el ejercicio de la función de
control de la ejecución del presupuesto.

El Tribunal de Justicia: estructura, integración y atribuciones


(art. 19 del TFUE)

Un ordenamiento solo puede perdurar si sus normas están sometidas a la vigilancia de una
autoridad independiente. A ello hay que agregar que, en una unión de Estados, si las normas
comunes se sometieran al control de los tribunales nacionales se correría el riesgo de verlas
interpretadas y aplicadas de manera muy distinta según los países. De esta forma, se pondría en
peligro la aplicación uniforme del derecho de la Unión en todos los Estados miembros.

Fueron estas razones las que condujeron a la creación, ya desde la fundación de la CECA, del
Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE), hoy denominado Tribunal de Justicia
de la Unión Europea (TJ).

Estrictamente, la labor judicial de la Unión es llevada a cabo en tres niveles por:

el Tribunal de Justicia, como la máxima instancia del orden legal comunitario (artículo 253 del
TFUE);
el Tribunal General (artículo 254 del TFUE);

los tribunales especializados a los que la Corte General puede solicitar la decisión de casos en áreas
específicas (art. 257 del TFUE).

A continuación, nos enfocaremos en la estructura, integración y atribuciones del Tribunal de


Justicia, por ser el órgano judicial más importante, aunque haremos una breve referencia a la
Corte General y a las cortes especializadas. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).
LECCIÓN 5 de 8

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Estructura e integración

En la actualidad, el TJ está compuesto por 28 jueces y 11 abogados generales,

designados por los Gobiernos de los Estados miembros de mutuo acuerdo para un período de seis
años. Cada Estado miembro designa un juez. Para salvaguardar la continuidad de la
jurisprudencia, la mitad de los cargos de juez se ocupan cada tres años, al inicio del año judicial,
el 6 de octubre. Pueden ser reelegidos una vez. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).

Se prevé también la designación de un secretario por parte del Tribunal de Justicia. Al TJ, lo asisten, en sus
actividades, once abogados generales; su designación es similar a la de los jueces y gozan de independencia judicial.
Cabe poner de relieve que, de acuerdo con el art. 252 del TFUE, se determina que habrá ocho abogados generales. En
el período comprendido entre 1995 y 2000 el número alcanzó los nueve y hoy llegó a once.

De los […] abogados generales, cuatro provienen siempre de los Estados miembros grandes
(Alemania, Francia, Italia y Reino Unido) y los otros alternativamente de los […] [24] Estados
miembros restantes. La institución del Abogado General fue introducida en el TJ a fin de
compensar la unicidad original de la jurisdicción y la falta de instancias de recurso derivada de
esta. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

La figura del abogado general es tomada del modelo francés y su misión


consiste en presentar al TJ, con las denominadas conclusiones, una propuesta de resolución —no
vinculante— derivada de un dictamen jurídico elaborado con plena independencia e imparcialidad
sobre las cuestiones jurídicas planteadas en el procedimiento. Las conclusiones motivadas son
parte integrante de la vista oral y se publican, junto con la sentencia, en la Recopilación de
Jurisprudencia. Los abogados generales solo pueden influir en la sentencia mediante el poder de
convicción de sus conclusiones motivadas, pues no participan en las deliberaciones de la
sentencia ni en las votaciones.

Para los puestos de juez y abogado general deben elegirse personas que ofrezcan absolutas
garantías de independencia y reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio, en sus
respectivos países, de las más altas funciones jurisdiccionales o que sean juristas de reconocida
competencia (artículo 253 del TFUE). Por ello cabe designar para el puesto de jueces y abogados
generales del TJCE a jueces, altos funcionarios, políticos, abogados o profesores universitarios de
los distintos Estados miembros. En todos los Estados miembros, la elección de la persona y el
procedimiento de designación de los jueces y abogados generales son competencia exclusiva del
poder ejecutivo. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El TUE prevé una estructura judicial que abarca al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), el Tribunal General y los
tribunales especializados que podrán ser creados por decisión del Consejo y del Parlamento Europeo, previo
dictamen del TJUE y de la Comisión, salvo que el proyecto sea el resultado de la iniciativa de la Comisión.

Atribuciones

El TJ ostenta el poder judicial supremo y exclusivo para la resolución de todas las cuestiones
relativas al derecho de la Unión.

Su misión general se describe así: "El Tribunal de Justicia garantizará el respeto del derecho en la
interpretación y aplicación de los tratados" (artículo 19 del TFUE). Esta descripción general de su
misión comprende los siguientes ámbitos fundamentales:
1 Control de la aplicación del derecho de la Unión, tanto por las instituciones de la UE al ejecutar las
disposiciones de los tratados como por los Estados miembros y los particulares por lo que se refiere al
cumplimiento de sus obligaciones derivadas del derecho de la Unión;

2 interpretación del derecho de la Unión;

3 desarrollo del derecho de la Unión.

El TJ desempeña esta misión en el marco de una función tanto consultiva como judicial.
Desempeña funciones consultivas al elaborar dictámenes vinculantes sobre los convenios que la
Unión desea celebrar con terceros países u organizaciones internacionales. Sin embargo, su
función jurisdiccional tiene un peso muy superior. En el marco de dicha función, el Tribunal lleva
a cabo tareas que se reparten entre diversos ámbitos jurisdiccionales en el ordenamiento jurídico
de los Estados miembros: así, el TJ, en calidad de tribunal constitucional, dirime los litigios entre
las instituciones de la Unión y controla la legalidad de la legislación de la Unión; como tribunal
administrativo, controla los actos administrativos adoptados por la Comisión o, de forma
indirecta, por las autoridades de los Estados miembros (sobre la base del derecho de la Unión); en
calidad de tribunal de trabajo y de lo social, conoce de los asuntos que afectan a la libre
circulación y a la seguridad social de los trabajadores, así como a la igualdad de trato de hombres
y mujeres en la vida laboral; como tribunal de hacienda, resuelve cuestiones relativas a la validez
e interpretación de las disposiciones de las directivas en materia fiscal y aduanera; en calidad de
tribunal penal, se ocupa del control de las multas impuestas por la Comisión; y como tribunal
civil, de los litigios relativos a las demandas de daños y perjuicios, y de la interpretación de las
provisiones sobre el reconocimiento y la ejecución de las decisiones judiciales en materia civil y
mercantil, entre otras cuestiones. ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

Por último, antes de entrar en el análisis del resto de la estructura judicial, es importante destacar como relevante lo
que se denomina la cuestión prejudicial europea.

Robert Lecourt, político francés y cuarto presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea,
definió la cuestión prejudicial como la "piedra angular" de la integración europea, ya que es una
norma "interpretada y aplicada de la misma manera en toda la extensión de un mismo territorio
por los tribunales de todos los Estados miembros" (Zaera Espinós, 2016, p. 1).
"La cuestión prejudicial es una herramienta clave para la cooperación entre los órganos jurisdiccionales nacionales y
el Tribunal de Justicia. De esta forma, se asegura una correcta interpretación y aplicación del derecho de la UE"
(Zaera Espinós, 2016, p. 2).

Se incorporó al ordenamiento europeo en el primer tratado constitutivo (año 1951, París),


concretamente en el artículo 41 del Tratado de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero
(CECA). […]

Seis años más tarde, en 1957, la cuestión prejudicial pasaría a ser reglada por el artículo 177 del
Tratado de la Comunidad Económica Europea. Es remarcable la introducción en aquel momento
de unos cambios que desvelan una apuesta por transformar la cuestión prejudicial en un elemento
imprescindible del entonces Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea: se disciernen los
casos en los que la remisión prejudicial es obligatoria para los órganos jurisdiccionales de los
Estados miembros de aquellos otros en los que la remisión es facultativa; y se incrementa el
ámbito de aplicación de la cuestión prejudicial, ya que pasará a incluir todo el derecho privado.

En el Tratado de Maastricht de 1992, la cuestión prejudicial pasará a estar regulada en el artículo


234 del Tratado de la Comunidad Europea. Y, finalmente, tras el Tratado de Lisboa, la técnica del
reenvío prejudicial se regula en el actual artículo 267 del Tratado de Funcionamiento de la Unión
Europea (TFUE) y en el artículo 19.3.b) del Tratado de la Unión Europea. En el Tratado de
Lisboa se añadió la previsión de la tramitación preferente de la cuestión prejudicial en los
procesos en los que haya personas privadas de libertad. Esta regulación de la cuestión prejudicial
se completa con los artículos 93 y siguientes del Reglamento de Procedimiento del Tribunal de
Justicia. (Zaera Espinós, 2016, pp. 2-3).

En el artículo 267 del TFUE podemos distinguir dos clases de cuestiones prejudiciales: las
cuestiones interpretativas y las cuestiones de apreciación de validez. Por lo tanto, se entiende que
existen dos tipos de solicitudes en las cuestiones prejudiciales:

1 La solicitud de interpretación de la norma europea: el juez nacional solicita al TJUE que precise un
punto de interpretación del derecho europeo para poder utilizarlo de forma correcta.
2 La cuestión sobre la validez de un instrumento europeo de derecho derivado: el juez nacional solicita
al TJUE que examine la validez de un acto del derecho europeo. (Zaera Espinós, 2016, p. 3).

En cuanto a la legitimación, corresponde a los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros la facultad para
plantear cuestiones prejudiciales (Zaera Espinós, 2016). "Al tratarse de un sistema de cooperación entre el juez
nacional y el TJUE, las partes en un litigio no gozan de la oportunidad de reclamar al juez nacional la remisión
prejudicial" (Zaera Espinós, 2016, p. 4). Empero, "el concepto 'órgano jurisdiccional' debe ser comprendido en
relación con el derecho europeo, y no alude a la denominación, sino al posicionamiento y función de una institución
dentro del sistema de protección jurídica de los Estados miembros" (Zaera Espinós, 2016, p. 5).

La Sentencia de 30 de junio de 1966 (asunto Vaassen - Göbbels) esclarece qué órganos


jurisdiccionales están capacitados para plantear una cuestión prejudicial. Reproduciendo los
considerandos de esta sentencia, cualquier órgano jurisdiccional que concentre los siguientes
atributos será competente para plantear una cuestión prejudicial:

a) Creación por ley. […]

b) Carácter permanente. […]

c) Competencia obligatoria. […]

d) Procedimiento contradictorio. […]

e) Aplicación de normas de derecho. […]

Posteriormente, el TJUE añadiría a estas características la de la independencia del órgano en la


sentencia del 11 de junio de 1987, asunto Pretore di Salò (sentencia). (Zaera Espinós, 2016, p. 5).

Por último, es menester referir que la cuestión prejudicial se tramita como una cuestión incidental en el proceso
principal, de tal modo que el juez interno español solo podrá resolver lo que le ocupa tras recibir la contestación del
TJUE.
A continuación, te propongo que veas el siguiente esquema a los fines de comprender con mayor claridad el instituto
de las cuestiones prejudiciales:

Figura 1: Cuestiones prejudiciales

Fuente: elaboración propia basada en Zaera Espinós, 2016.

El Tribunal General

Al igual que todos los tribunales, el Tribunal de Justicia está sobrecargado de trabajo. El número
de casos ha aumentado de manera constante y seguirá creciendo, dado el potencial de
controversias generado por el gran número de directivas adoptadas en el contexto del mercado
único y la adaptación del derecho nacional de los Estados miembros. Por eso, en 1988, se creó un
Tribunal General para aliviar la presión del TJ.

El Tribunal General no es una nueva institución de la Unión, sino más bien un componente de la
Corte de Justicia. Sin embargo, es un organismo autónomo, separado de esta en términos de
organización; tiene su propio registro y normas de procedimiento. ("La integración regional",
2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El Tribunal General se componía originariamente por un juez por Estado miembro. Sin embargo, para aliviar su
carga de trabajo, el Tribunal General incrementó la cantidad a 47 jueces a partir del 19 de septiembre de 2016, de
acuerdo con lo previsto por el reglamento (UE, Euratom) 2015/2422, del 16 de diciembre de 2015. Conforme a este
mismo reglamento, que modifica el Protocolo n.º 3 del Estatuto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, desde
el 1 de septiembre de 2019, el Tribunal General ha pasado a estar compuesto por dos jueces por Estado miembro,
cualquiera que sea el número de estos.

El Tribunal General es competente para conocer de:

los recursos interpuestos por personas físicas o jurídicas para obtener la anulación de los actos de las
instituciones, órganos u organismos de la Unión Europea de los que sean destinatarias o que les
afecten directa e individualmente (se trata, por ejemplo, del recurso formulado por una empresa contra
una decisión de la Comisión que le impone una multa), así como contra los actos reglamentarios que
les afecten directamente y que no incluyan medidas de ejecución, y los recursos interpuestos por estas
mismas personas con objeto de que se constate la inacción de dichas instituciones, órganos u
organismos;

los recursos formulados por los Estados miembros contra la Comisión;

los recursos formulados por los Estados miembros contra el Consejo en relación con los actos
adoptados por este en el ámbito de las ayudas de Estado, las medidas de defensa comercial (dumping)
y los actos por los que ejerce competencias de ejecución;

los recursos dirigidos a obtener la reparación de los daños causados por las instituciones o por los
órganos u organismos de la Unión Europea o sus agentes;
los recursos basados en contratos celebrados por la Unión Europea que prevean expresamente la
competencia del Tribunal General;

los recursos en el ámbito de la propiedad intelectual dirigidos contra la Oficina de Propiedad


Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y contra la Oficina Comunitaria de Variedades Vegetales
(OCVV);

los litigios entre las instituciones de la Unión Europea y su personal relativos a las relaciones de
trabajo y al régimen de seguridad social.

Las resoluciones dictadas por el Tribunal General pueden ser objeto, en un plazo de dos
meses, de un recurso de casación limitado a las cuestiones de derecho ante el Tribunal de
Justicia. ("Tribunal General", s.f., https://bit.ly/31OKsqq).
LECCIÓN 6 de 8

Otros organismos: el Comité Económico y Social, el


Comité de las Regiones, el Banco Central Europeo

El Comité Económico y Social (art. 301 del TFUE)

El Comité Económico y Social (CES) es un órgano de carácter consultivo y

tiene como misión que los distintos sectores de la vida económica y social, en particular, los
trabajadores y empresarios, agricultores, transportistas, comerciantes, artesanos, profesionales
liberales y directivos de pequeñas y medianas empresas estén representados institucionalmente en
la Unión. Igualmente, el Comité constituye un canal de expresión para los consumidores,
defensores del medioambiente y asociaciones ciudadanas.

El Comité está formado por un máximo de 350 miembros (consejeros), procedentes de las
organizaciones nacionales más representativas, designados por el Consejo (previa consulta a la
Comisión) para un período de cinco años. ("La integración regional", 2012,
https://bit.ly/3goDFYs).

Se realizan reuniones nueve veces al año —en sesión plenaria— en Bruselas.

Los consejeros están divididos en tres grupos (empresarios, trabajadores y otros grupos
representativos de la sociedad civil). La elaboración de los dictámenes adoptados en el pleno
corresponde a los "grupos especializados" compuestos por miembros del CES (y en los cuales
pueden participar sus suplentes en calidad de expertos). Además, el Comité colabora
estrechamente con las comisiones parlamentarias del PE.
El Comité, creado por los Tratados de Roma, debe ser consultado en determinados casos por el
Consejo a propuesta de la Comisión. Asimismo, emite dictámenes por propia iniciativa. Los
dictámenes del Comité encarnan una síntesis de puntos de partida sumamente divergentes.
Resultan de suma utilidad para el Consejo y la Comisión, debido a que estos conocen así las
modificaciones a que aspiran los grupos directamente afectados por una propuesta.

El Comité de las Regiones (art. 305 del TFUE)

El Tratado de la Unión Europea (Tratado de Maastricht) creó el Comité de las Regiones (CDR)
como nuevo órgano consultivo para actuar junto al ya existente Comité Económico y Social
(CES).

Al igual que el CES, este Comité no es un órgano de la Unión en sentido estricto, ya que solo
tiene funciones consultivas y no tiene poder para generar decisiones legalmente vinculantes como
las instituciones principales de la Unión: PE, Consejo, Comisión Europea, Tribunal de Justicia,
Tribunal de Cuentas y Banco Central Europeo.

Como el CES, el Comité de las Regiones puede estar constituido por un número máximo de 350
miembros. Estos representan a las autoridades regionales y locales de los Estados miembros y
deben contar con un mandato basado en su elección por parte de las autoridades que representan,
o deben ser políticamente responsables ante ellos.

La distribución de los 350 puestos entre los Estados miembros corresponde a la ponderación de
los Estados miembros utilizada para la designación del CES. Sus miembros son designados por el
Consejo por decisión unánime (previa consulta a la Comisión) a partir de una lista propuesta por
los Estados miembros y duran cinco años en sus funciones.

Su consulta por parte del Consejo de la Unión Europea y la Comisión es obligatoria en algunos
casos (consulta obligatoria), en particular, en los ámbitos de la educación, la cultura, la sanidad, la
ampliación de las redes transeuropeas, las infraestructuras de transporte, telecomunicaciones y
energía, la cohesión económica y social, la política de empleo y la legislación en materia social.
Asimismo, el Consejo consulta periódicamente al CDR, incluso sin obligación jurídica de hacerlo,
sobre los más diversos proyectos de legislación (consulta facultativa).

El Banco Central Europeo (arts. 129 y 130 del TFUE)

El Banco Central Europeo (BCE), con sede en Frankfurt, se encuentra en el núcleo de la unión
económica y monetaria (UEM). ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

El BCE tiene personalidad jurídica y preside el Sistema Europeo de Bancos Centrales. "Es responsable de la
estabilidad de la moneda europea, el euro, y controla la masa de dinero en circulación (artículo 128 del TFUE)" ("La
integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs). Se puede afirmar que su finalidad es mantener la estabilidad de
precios y prestar apoyo a las políticas económicas generales de la Unión para contribuir a lograr sus objetivos.

Tiene competencia exclusiva en lo que refiere a la gestión del euro y a la política monetaria de la zona del euro, así
como para autorizar su emisión. Además, realiza operaciones de préstamo.

Entre sus funciones se destacan la realización de operaciones con divisas y la promoción de sistemas de pago
eficientes en apoyo del mercado único, la aprobación de emisión de billetes de euros por parte de los miembros de la
zona euro y el cotejo de datos estadísticos pertinentes procedentes de los distintos bancos centrales nacionales.

A fin de llevar a cabo esta misión, numerosas disposiciones garantizan la independencia del BCE.
Ni el BCE ni los bancos centrales de los Estados miembros pueden aceptar, en el ejercicio de sus
competencias, tareas y obligaciones, instrucciones de órganos de la Unión, Gobiernos de los
Estados miembros u otras instancias. Las instituciones de la Comunidad y los Gobiernos de los
Estados miembros han de abstenerse de todo intento de influir en sus decisiones (artículo 130 del
TFUE). ("La integración regional", 2012, https://bit.ly/3goDFYs).

Es importante destacar que está integrado por todos los Estados miembros de la Unión Europea, aunque se pone de
relieve que no todos los Estados miembros de la Unión Europea pertenecen a la zona del euro: la adhesión a la
eurozona y la adopción de la moneda única es la fase final de la UEM y, mientras algunos se preparan para acceder,
otros gozan de exenciones y otros han decidido no participar de esta ni adoptar la moneda única.
Así los países que actualmente utilizan el euro son Austria, Bélgica, Chipre, Alemania, Estonia, Grecia, España,
Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Portugal, Eslovenia y
Eslovaquia. ("Uso del euro", s.f.).

El BCE se organiza a través de tres configuraciones:

a) El Consejo General del SEBC, formado por los gobernadores de todos los miembros de la UE, junto
con el presidente y vicepresidente del BCE. ("Consejo General", s.f.).

b) El Comité Ejecutivo del BCE, compuesto por el presidente, el vicepresidente y otros cuatro
miembros, nombrados por el Consejo Europeo por mayoría cualificada por un mandato de ocho años.
Es responsable este comité de la ejecución de la política monetaria y las operaciones diarias del BCE,
de la preparación de las reuniones del Consejo de Gobierno, así como de ejercer facultades delegadas
por el Consejo de Gobierno. ("Comité Ejecutivo", s.f.).

c) El Consejo de Gobierno, formado por seis miembros del Comité Ejecutivo del BCE y los
gobernadores de los bancos centrales nacionales de los diecinueve países miembros de la zona del
euro. Forman el Eurosistema. Se reúne dos veces por mes para evaluar los sucesos económicos y
monetarios y adopta decisiones en la materia. ("El Consejo de Gobierno", s.f.).

Tabla 1. Repaso de conceptos


Fuente: Elaboración propia.
LECCIÓN 7 de 8

Referencias

Comité Ejecutivo. (s.f.). Banco Central Europeo. Recuperado de


https://www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/eb/html/index.es.html

Consejo General. (s.f.). Banco Central Europeo. Recuperado de


https://www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/genc/html/index.es.html

El Consejo de Gobierno. (s.f.). Banco Central Europeo. Recuperado de


https://www.ecb.europa.eu/ecb/orga/decisions/govc/html/index.es.html

La integración regional. (2012). Derecho de integración regional. Recuperado de


http://pikitona.blogspot.com/2012/06/derecho-de-integracion-regional-mod-1-y.html

Mayoría cualificada. (s.f.). Recuperado de https://www.consilium.europa.eu/es/council-eu/voting-system/qualified-


majority/

Molina del Pozo, C. F. (2018). Tratado de Lisboa. Tratado de la Unión Europea. Tratado de Funcionamiento de la
Unión Europea. Carta Europea de Derechos Fundamentales. Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces.
S. A.

Negro. S, Álvarez. G., Czar de Zalduendo. S., Deluca. S., Fernández Vila. M., López Bravo. M., Mollard. M.,
Scotti. L. (2018). Derecho de la integración. Manual. Buenos Aires: B de F.

Tribunal General. (s.f.). Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Recuperado de


https://curia.europa.eu/jcms/jcms/Jo2_7033/es/
Uso del euro. (s.f.). Web oficial de la Unión Europea. Recuperado de
https://europa.eu/youreurope/citizens/travel/carry/using-euro/index_es.htm

Zaera Espinós, S. (2016). La cuestión prejudicial europea en la teoría y en la práctica: sentencias Torresi, K y A, y
programa OMT. Madrid: Universidad Complutense.
LECCIÓN 8 de 8

Video conceptual

Video format not supported.

También podría gustarte