Está en la página 1de 16

Unidad 1 PSICOHIGIENE Y PSICOLOGIA INSTITUCIONAL (Bleger)

Desde la perspectiva de Bleger y lo que fundamenta en este ámbito de la


psicología, refiere a que su postulado radica en que la psicología debe abarcar un
más allá de la practica individual e institucional, es decir debe incluir el estudio de
grupos, de las instituciones y la comunidad.

Cambio de paradigma: PREVENCION. Pasaje de una propuesta individual


asistencial (psicoterapéutico) al modelo comunitario y social. Función social del
PSICOLOGO CLINICO: la higiene mental en el campo de la salud pública

HIGIENE MENTAL

El psicólogo debe intervenir intensamente en todos los aspectos y problemas


concernientes a la psicohigiene y no esperar que la gente enferme para recién
intervenir. Higiene mental: administración de conocimientos, actividades, técnicas
y recursos psicológicos para atender la salud y enfermedad como fenómenos
sociales y colectivos

OBJETIVOS DE LA HIGIENE MENTAL

Asistencia, diagnóstico precoz, prevención de enfermedades mentales,


rehabilitación y promoción de la salud. Se desplaza la atención a la enfermedad
por atención a la salud, a la vida cotidiana de los seres humanos. Pasaje de un
modelo ideológico, reforma económico político a otro.

PROFILAXIS: atacar una causa para evitar una enfermedad ya dada. Así se logra
la protección de la salud y la promoción de mejores condiciones de vida

PSICOHIGIENE

Actúa sobre el nivel psicológico de los fenómenos humanos, con métodos,


técnicas del campo de la Psicología y de la Psicología Social.

Ámbitos de actuación: 1º nivel la institución como tarea, su análisis. 2º nivel


actuación sobre los grupos humanos, unidades naturales y grupos artificiales

3º nivel la comunidad, su problemática, las tareas y situaciones de tensión


colectiva.

Trabajar en el campo de la psicohigiene significa inevitablemente estar actuando


en los problemas sociales y en las condiciones de vida de los seres humanos

EL PSICOLOGO CLINICO, en el caso de la higiene mental, debe aplicar el


principio de que INDAGACION y ACCION, son inseparables y que ambas se
enriquecen recíprocamente en el proceso de una praxis.

Objetivos de la PSICOHIGIENE
Promoción de la salud a través de la educación sanitaria de la comunidad con
participación de la misma y tendiente a producir cambios estables de
determinadas pautas de conducta. Se actúa fundamentalmente sobre el nivel
psicológico de los fenómenos humanos, con métodos y técnicas procedentes del
campo de la psicología y la psicología social.

Ámbitos de actuación: Instituciones - Grupos - Comunidad – Sociedad - Micro


intervenciones/ macro intervenciones ¿Cómo actuar?

1) momentos o periodos del desarrollo y de la evolución normal

2) momentos de cambios o de crisis

3) situaciones de tensión normal o anormal en las relaciones humanas

4) organización y dinámica de instituciones sociales

5) problemas que crean ansiedad en momentos o periodos más específicos de


la vida

6) situaciones altamente significativas que requieren información, educación o


dirección

El psicólogo interviene en todo lo que incluye o implica seres humanos para la


protección de todo lo que concierne a factores psicológicos de la vida. Su rol
abarca: terapéutico, profilaxis, rehabilitación, diagnóstico precoz La psicohigiene
no excluye el ejercicio privado de la profesión.

PSICOLOGIA INSTITUCIONAL

“Psicología institucional –tal como la entiendo aquí- es un capítulo reciente en el


desarrollo de la psicología, y nadie puede, en la actualidad, ostentar ni
apoyarse en una vasta experiencia. Tampoco puedo yo; mi experiencia personal
directa es hasta ahora limitada e incluye fundamental y casi únicamente
organismos hospitalarios y educacionales (1966: 44)” (Bleger).

La Psicología Institucional aparece fundamentalmente bajo esa denominación, en


Argentina, como campo definido por dos autores: José Bleger y Fernando Ulloa.
Ambos autores, atendiendo los aportes de Pichón Riviera, motivaron en la década
del ´60 el interés por el objeto institucional. Por la función formadora en el ámbito
universitario y la importante producción de conocimiento que asumieron, son
considerados los fundadores y pioneros en este campo.

Bleger sostiene que la Psicología Institucional surge a partir de la necesidad del


psicólogo de ubicarse socialmente de diferente manera, “volcando su quehacer
hacia actividades sociales de más envergadura, trascendencia y significación” Es
necesario pasar de una perspectiva individual a una social, reconsiderando los
marcos teóricos a la vez que extendiendo el ámbito de trabajo.

En síntesis: lo que Bleger plantea es que el psicólogo tiene la posibilidad de


centrar su tarea en la psicohigiene (promotora de salud) antes que en una
actividad psicoterapéutica (enfermedad--cura). La psicología institucional abarca el
conjunto de organismos de existencia física concreta, que tienen un cierto grado
de permanencia en algún campo o sector específico de la actividad o la vida
humana, para estudiar en ellos todos los fenómenos humanos que se dan en
reacción con la estructura, la dinámica, las funciones y los objetivos de la
institución.

•Pasaje de la actividad psicoterapéutica (enfermo curación) a la de la psicohigiene


(población sana promoción de la salud)

•Pasaje de enfoques individuales a sociales

Ámbitos: psicosocial-individuos socio dinámico-grupos institucional-instituciones


comunitario-comunidades El estudio de las instituciones abarca 3 capítulos en
estrecha relación e interdependencia:* estudio de la estructura y dinámica de las
instituciones**Estudio de la psicología de las instituciones**Estrategia del trabajo
en psicología institucional (instituciones)

Encuadre de la tarea relación del psicólogo con la institución: contrato, plan de


acción. Toda tarea deber ser emprendida y comprendida en función de la unidad y
totalidad de la institución. Criterios que sustentan dicha relación: el psicólogo debe
diferenciar entre la psicología institucional y el trabajo psicológico en una
institución. (el primero es un asesor consultor, el segundo un empleado)**Fijación
de constantes**Forma: como se administran los conocimientos y las
técnicas**Información de la institución: finalidad, objetivo, instalaciones, ubicación
geográfica, evolución histórica, organización, normas agrupamientos de personas
por tarea o estratos sociales, evaluación de la institución**Disociación
instrumental**Establecimiento de realizaciones explicitas y claras en lo que atañe
a la función profesional**Esclarecimiento del carácter de la tarea a realizarse

OBJETIVOS Distinguir objetivos de la institución implícitos o explícitos (no son


objetivos profesionales)**Los del psicólogo: •a) demarcación de objetivos
generales o mediatos de su tarea •b) aceptación o no de los objetivos de la
institución y/o de los medios que ésta utiliza para alcanzarlos •c) diagnóstico de
los objetivos particulares, inmediatos o específicos •Es un objetivo
de psicohigiene lograr la mejor organización y las condiciones que tienden a
promover salud y bienestar de los integrantes de la institución •Y de la psicología
institucional El psicólogo ayuda a comprender los problemas, no decide, ni
resuelve, ni ejecuta
DEL PSICOLOGO… Realizar una tarea de esclarecimiento sobre el carácter de
la tarea profesional en todos los grupos, secciones o niveles en los que se desee
actuar, recabando la aceptación explicita del profesional y la tarea Establecer el
carácter de la información de los resultados Secreto profesional y lealtad
estrictamente observadas Limitar los contactos extraprofesionales y en lo posible
excluirlos Ser prescindente y no tomar partido profesionalmente por ningún sector
ni posición de la institución

Limitarse al asesoramiento y actividad profesional El psicólogo debe compartir


responsabilidad en la parte en que los efectos de una medida o de un
cambio dependan de su asesoramiento, pero no debe asumir responsabilidades
ajenas

No formar sobre estructuras No fomentar la dependencia psicológica Estricto


control y limitación de la información No tomar como índice de evaluación de la
tarea profesional el progreso de la institución, sino solo el progreso de los
objetivos de la psicología institucional

Operar solo a través del suministro de información (hacer comprender los


factores en juego, el insight) Contar siempre con la presencia de resistencias.
Investigar la resistencia forma parte fundamental de la tarea profesional Una
institución no debe ser considerada sana o normal cuando en ella no existan
conflictos, sino cuando la institución puede estar en condiciones de explicitar los
conflictos y poseer los medios o la posibilidad de arbitrar medidas para su
resolución No aceptar lazos fijos para tareas y resultados, solamente para el caso
de un informe diagnóstico La tarea concerniente a la psicología institucional no se
puede realizar en situación de empleado, sino en la de asesor o consultor, porque
hay una distancia optima en la dependencia económica y en la independencia
profesional, que es importante y básica en el manejo técnico de las situaciones. La
Psicología Institucional promueve la Comprensión de los avatareses
institucionales cotidianas: requiere una lectura y una interpretación de los hechos
sociales. Pensar las instituciones hoy, recorrer su historia, develar su estructura,
ocuparnos del sufrimiento de los sujetos dentro de ellas, e s una forma de
sostener las instituciones de la democracia en este momento particular de nuestra
historia.

PSICOLOGIA DE LAS INSTITUCIONES

Estudio de los factores psicológicos que se hallan en juego en las instituciones


solo por el hecho de que en ella participan seres humanos. Cada individuo tiene
comprometida su personalidad en las instituciones sociales La institución forma
parte de la organización subjetiva de la personalidad El ser humano encuentra en
las instituciones un soporte y un apoyo, un elemento de seguridad, de identidad
y de inserción social o pertenencia. Institución: instrumento de regulación y de
equilibrio de la personalidad El objetivo del psicólogo en el campo institucional es
un objetivo de psicohigiene: lograr la mejor organización y las condiciones que
tienden a promover salud y bienestar de los integrantes de la organización. El
psicólogo institucional se puede definir en este sentido como un técnico de la
relación interpersonal o como un técnico de los vínculos humanos (…) y se puede
decir también que es el técnico de la explicitación de lo implícito. Ayuda a
comprender los problemas y todas las variables posibles de los mismos, pero él
mismo no decide, no resuelve ni ejecuta. (1966: 61) (Bleger)

GRUPOS EN LA INSTITUCION La tarea del psicólogo en la institución


corresponde al encuadre de su trabajo institucional, pero su técnica es
fundamentalmente grupal (intra e intergrupal) Tres tipos de Instituciones:-
-Las que se manejan con grupos primarios--Las que lo hacen con grupos
formalizados o estereotipados--Opera como grupo secundario sin
estereotipias En la de grupo primario: existe ambigüedad de roles y estatus
dentro de la institución (similar a la familia) En la de grupo estereotipado: esa
ambigüedad tiende a ser resuelta o compensada con una fuerte formalización, lo
que produce incomunicación

HOSPITAL COMO INSTITUCION

Campo donde la psicología institucional resulta muy provechosa Se transforma


en sí mismo en un agente psicoterápico de gran eficiencia, en profundidad y
amplitud Problema Institucional: ritmo de altas y número de camas. Esto puede
generar la misma alienación de sus pacientes, es decir se pierde la identidad, se
trata a los pacientes como cosas, se empobrece el contacto social, monotonía
sensorial y esto puede reforzar y afianzar la patología del paciente. Movilizar la
organización de una institución significa entonces movilizar las ansiedades
psicóticas que en ella se hallan condensadas y controladas: el paciente mismo
ofrece resistencias, dado que, en este marco circunscripto y rígido, él puede
distribuir y controlar mejor su personalidad sincrética que en el mundo dinámico y
cambiante de la realidad. Deprivación sensorial: el hospital ismo se halla en
diferentes formas o expresiones. Institucionalismo psicológico: la alienación o
afianzamiento de la alienación del ser humano, su empobrecimiento y su
deprivación de vínculos humanos y el vaciamiento de su condición humana.

ESTRATEGIA FUNDAMENTAL: considerar al que consulta no solo como cliente,


sino como el sujeto sobre el cual hay que actuar, de tal manera que él mismo
esclarezca sus motivaciones, objetivos, contradicciones y conflictos, tanto como su
propia manera de actuar y las consecuencias que se derivan de la misma.

PSICOLOGIA DEL EQUIPO DE PSICOLOGOS •Es importante: delimitar las


funciones, estatus, roles, tanto como las vías de comunicación y la calidad y
frecuencia de las mismas • Esto se logra si el equipo en su totalidad trabaja
como grupo operativo bajo la supervisión de un colega que este fuera de la tarea.
•Los psicólogos no pueden actuar proyectando sus propios conflictos y tampoco
pueden estructurar una situación persecutoria con la institución que tienen que
atender y es por ello que el conflicto de la institución se reproduce fácilmente
dentro del equipo mismo que actúa como absorbente de tensiones. •La
URGENCIA por la PRACTICA: la urgencia por producir resultados visibles en la
tarea, debe ser vista como índice de una situación de tensión intragrupo no
explicitada. Recordar que no es lo mismo ACCION que actuación psicopática.
•Todo lo que ocurre en el equipo deber ser analizado en dos niveles en
interacción: uno, en el equipo en función de la tarea y otro, en el de la tarea que se
realiza. • La interrupción o cese de una tarea es otro de los problemas que debe
ser cuidadosamente evaluado y plateada la estrategia del mismo, ya que es
necesario evitar toda posibilidad de defensas neuróticas, tales como la fuga frente
a ansiedades claustrofóbicas o las racionalizaciones. •Las perdidas, cambios o
fracasos pueden llevar a una disolución del grupo o a una aglutinación de los
miembros del mismo (regresión).

INTERVENCION INSTITUCIONAL

Siguiendo a Bleger, planteamos que la intervención institucional es la acción en


terreno que desarrolla el psicólogo institucional con el fin de “(…) ayudar a
comprender los problemas que existen y ayudar a problematiz ar las Situaciones
por las que atraviesa una institución” Cabe aquí preguntarnos por qué habría que
problematizar una situación.

DISTINTODISTINTOS PARADIGMAS DE SALUD, SUS INSTITUCIONES Y EL


PSICOLOGO EN ELLAS PARADIGMAS DE SALUD, SUS INSTITUCIONES Y
EL PSICOLOGO EN ELLAS

En 1948 la Organización Mundial de la Salud caracterizó la salud como “un estado


de completo bienestar físico, psíquico y social; no sólo ausencia de enfermedad”.
A partir de esta definición, Saforcada (1988) postula que “salud es la situación de
relativo bienestar psíquico, físico y social –el máximo posible en cada momento
histórico y circunstancia social determinada– considerando que dicha situación es
producto de la interacción permanente y recíprocamente transformadora entre el
individuo (entidad bio-psico-socio-cultural) y su ambiente (entidad físico-química-
psico-socio-cultural y económico- política)”. •A su vez, Alicia Stolkiner (1987)
ubica el campo de la salud como un espacio de discusión epistemológica y
política, territorio de confrontación en el que confluyen y antagonizan cuerpos
conceptuales y paradigmas distintos. •Cada momento histórico no sólo plasma una
particular representación de hombre y de sus elementos entre sí y con la
naturaleza, sino también estructura una ideología, producto de un movimiento
permanente de transformación, que transparenta entre sus prácticas sociales el
proceso de salud. •Enrique Pichon-Riviere plantea la salud como adaptación
activa a la realidad, es decir, un proceso dialéctico de interacción creativa,
transformadora entre el sujeto y la realidad, entre su mundo interno y su mundo
externo. Desde este posicionamiento, no se concibe la salud como un estado sino
como un proceso dinámico salud-enfermedad. Frente a la realidad actual cabría
entonces preguntarse: ¿es ésta la concepción vigente en el campo sanitario
latinoamericano, y argentino en particular? •Doval (1992), en su escrito “Salud:
crisis del sistema. Propuestas desde la medicina social”, realiza un desarrollo
histórico sobre los cambios tecnológicos y fundamentalmente sobre los cambios
en la epidemiología de la enfermedad. • Postula que la medicina pasa de ser una
práctica social artesanal a ser una empresa de gran capital. Desde la década del
setenta a la actualidad, se fue extinguiendo la responsabilidad pública del cuidado
de la salud. Al mismo tiempo, la medicina se privatiza y entra en el circuito de
comercialización y de los mercados económicos. La utilidad económica de la salud
predomina sobre el uso biológico e ideológico, y el sector público sólo cubre
actualmente al sector marginal. • Por lo tanto, en un contexto neoliberal, lo que
regula es el mercado y la salud es entendida como una mercancía, manejándose
con la lógica costos-beneficios. • En Argentina y en otros países de Sudamérica
hace muchos años que no se puede aclarar a qué nivel de salud aspiramos. No
hay metas ni objetivos definidos en función de las necesidades de la población.
Tampoco hubo políticas para disminuir las diferencias ni para beneficiar a los más
desprotegidos. •Las comunidades actuales no aceptan el nivel de salud vigente y
requieren una pronta solución, para lo cual es imprescindible la fijación de una
nueva política oficial de salud. • La distinción entre salud mental y salud corporal
ya implica una representación dualista del hombre. Con el positivismo se instaura
el criterios de salud como normatividad (la terapéutica) • El materialismo
histórico antagonizara con el concepto positivista de normalidad. Lo esperable es
lo que cambia, lo que está sujeto a la constitución de nuevas síntesis. El equilibrio
es solo un momento en permanente ruptura. No hay formas sino leyes que
explican las determinaciones. El hombre se definirá como el conjunto de sus
relaciones sociales. •El psicoanálisis no es dualista, elude la dicotomía mente
cuerpo. El bienestar es algo buscado y perdido permanentemente.• Hay un
momento de crisis de los paradigmas de salud existentes, correlativa con las crisis
de sus prácticas e instituciones.

CONCEPCION LIBERAL Las concepciones de atención en salud y sus


instituciones. Hay tres concepciones básicas: •En ella las prácticas de
Atención en salud son parte del libre juego de la oferta y la demanda. Se esperan
de él las acciones puntuales en forma de programas específicos, de prevención,
dado su carácter no rentable.• Se considera a la salud como ausencia de
enfermedad y al sujeto como pasivo en el proceso de su cura. Se sostiene en la
concepción idealista de liberta, por lo cual afirma el carácter de responsabilidad
individual de la salud y desvincula la enfermedad de sus determinaciones sociales.
Es biologicista. •Su forma actual se basa en la inversión masiva de capital en
instituciones privadas de diagnóstico o curación, centrada en la alta tecnología
médica. •Tiene dos instituciones básicas de atención: el hospital/clínica y el
consultorio privado (institución liberal determinada por las leyes del mercado •Hay
modelos psicológicos coherentes con esta propuesta. El clásico: el auxiliar del
médico. El moderno: una profesional más centrado en el abordaje de la patología.
•Las leyes de la demanda explicita son inexorables.

CONCEPCIÓN TECNOCRÁTICA NORMATIVA• Mantiene el sueño positivista


de la sociedad científicamente programada. El estado pasa a tener una
participación más activa en el ordenamiento de las líneas a seguir por la sociedad.
Mantiene el concepto positivista de salud en cuanto normalidad. Agrega criterios
de posibilidad de desarrollo a niveles no vigentes de bienestar. •Esta concepción
asigna importancia a la prevención "normativa". No excluye actividades de
promoción de salud basadas en la educación y el saneamiento ambiental.• El
psicólogo se incorpora al trabajo en equipos multidisciplinarios, coherentemente
con el criterio multicausal. Puede desprenderse del sometimiento del poder
medico, pero no del mandato social normativo. Se espera que sea un técnico mas
en salud.

CONCEPCION PARTICIPANTE INTEGRAL

•Es un modelo en gestación, una propuesta centrada en la participación que


implica reformulaciones teóricas, como instrumento de cambio. •Plantea rupturas
radicales con el positivismo, causalismo y mecanicismo, y es congruente con
algunas elaboraciones actuales como los modelos de investigación-acción, con el
concepto de transdisicplina y las concepciones de planificación estratégica y
programación participante. •Su concepción de salud es la de búsqueda
permanente y activa de situaciones de bienestar, en la que se reconoce un rol
protagónico al sujeto, que es quien reprocesará las propuestas de los
profesionales y técnicos construyéndolas conjuntamente. •Esta concepción
configura una ruptura con la lógica tradicional en la construcción del conocimiento
y esta se torna inseparable de la acción. No hay un lugar de saber absoluto,
puesto que se apunta al cuestionamiento y recreación permanentes de los marcos
referenciales. •Rompe con el criterio idealista de libertad, para plantear el
reconocimiento y acción sobre las determinaciones, incorporando el
reconocimiento, la existencia real de las diferencias en las oportunidades, como
modo de proponer el principio de equidad. •El psicólogo deja de ser un técnico o
profesional para incorporarse como agente de salud en instituciones no
convencionales.

EL CONCEPTO DE SALUD: CONCEPCIONES Y PARADIGMAS Lores Arnaiz

Se denomina paradigma a esa visión de la realidad que esta internalizada en


nosotros y que se expresa en nuestros conceptos. Son nuestros supuestos más
generales y a menudo Icc. Ellos determinan nuestros métodos, recortan nuestros
problemas, guion nuestras hipótesis. Nos hablan de cómo es la realidad que nos
rodea, quién es el hombre, cuáles son sus móviles, sus posibilidades, sus límites,
hablan pero sin dejarse ver, no son explícitos .Dos paradigmas de salud:
paradigma tecnocratico y paradigma alternativo

TECNOCRÁTICO ALTERNATIVO La enfermedad mental como resultado de


factores orgánicos Relacionado con la satisfacción de las necesidades
existenciales y el desarrollo de potencialidades Concepto clave: ausencia de
enfermedad Concepto clave: madurez psicofísica en un contexto familiar y social
sano Estilo de relación enfermo-profesionales de la salud y auxiliares: Prescriptivo.
Se eluden emociones e incluso preguntas; incomunicación y despersonalización,
el médico como autoridad Estilo de relación interpersonal, énfasis en la buena
comunicación; comprensión mutua; inclusión de lo emocional; el médico como
consejero y apoyo Estilo de institución: eficiencia tecnocrática, manejo autoritario,
contactos rápidos y aislados Eficiencia técnica y humana, comunicación
permanente y profunda. Ambiente físico adecuado Criterios de eficiencia
institucional. Cuantitativos, técnicos, físicos y químicos Cualitativos, de
comunicación, efectividad de la prevención, devolución de las pacientes Promueve
actitudes de omnipotencia en los médicos y mágicas en los pacientes
Comprensión del sufrimiento. Promueve conciencia de las limitaciones en los
agentes de la salud

Los avances tecnológicos van apareciendo conforme pasa el tiempo.

La tecnología se ha ido encargando de facilitarnos las cosas, trabajos para los


que antes se necesitaban de una serie de procedimientos e instrumentos ahora
son reemplazados simplemente por un objeto; incluso se ha logrado alargar el
tiempo de vida de algunas personas, controlar algunas enfermedades, encontrar el
tratamiento para curar enfermedades, desarrollar maquinas e instrumentos
computarizados que ayuden a diagnosticar de una manera mas completa las
patologías que padece un individuo. El paradigma Tecnocrático limita al médico
mecanizándolo y mentalizándolo de una manera mas fría considerando que el ser
humano es una maquina que cuando cae enfermo es necesario reparar para que
siga funcionando y todo esto con ayuda de la tecnología Desde el paradigma
alternativo (Stolkiner 1989 E. Morín1994) se concibe al hombre como una totalidad
biopsicosocial, inserto en una sociedad, un medioambiente y en un momento
histórico determinado. Desde esta perspectiva y desde una mirada
interdisciplinaria es que la salud es un concepto integral. Por tal motivo se
denomina “proceso salud/enfermedad”. Un concepto nos remite necesariamente al
otro y viceversa, por eso para comprender de una manera más integral y dinámica
a los dos, es necesario pensarlos como un proceso donde se juegan tensiones,
intereses y circunstancias. Es complejo en tanto que el proceso salud-enfermedad
es un conjunto de entretejidos, de eventos, acciones, azares, relaciones,
retroacciones, determinantes y posiciones (E. Morín 1994). Esto configura un
campo complejo y muntidimencional que para su análisis se deberá deconstruirse
cada una de estas dimensiones. Sólo de esta manera es posible acceder a una
visión más global del fenómeno y menos fragmentada y simple. Este paradigma
también sostiene al hombre como un ser social, con un rol activo que atraviesa
etapas, crisis vitales y que sus acciones provocan efectos sobre los otros y
viceversa. Siguiendo los lineamientos de Laurell Asa Cristina (2002) se
comprende al proceso salud-enfermedad como proceso social, en tanto refiere a
los individuos inmersos en un contexto social con particulares condiciones de
existencia que se constituirían en determinantes sociales para las condiciones
colectivas de salud en un momento histórico dado. Por lo tanto, este proceso
tiene también un carácter histórico ya que existen modos particulares de enfermar
de los distintos grupos humanos, variables también a lo largo de las
transformaciones sociales. Este proceso es histórico porque en cada periodo de la
historia los modos de producción relaciones sociales de producción fueron
diferentes, estos contextos y textos van a impactar en la subjetividad social
configurando formas diferentes de conceptualizar la salud. Se reconoce el sentido
dinámico del proceso salud enfermedad entendiendo a la salud como “una
búsqueda incesante de la sociedad como apelación constante a la resolución de
los conflictos que plantea la existencia “Entonces la enfermedad tiene que ver con
la imposibilidad de resolver dichos conflictos desde lo físico, mental y social.

Unidad 2 y 3 SALUD MENTAL SALUD MENTAL EN MEDICINA FERRARI H.


“La Vida mental da valor a su vida” Es considerada una condición del individuo,
relativa a sus recursos personales y al contexto familiar y socio ambiental que lo
rodea. Implica asignar valor a la vida mental y emocional, individual o grupalmente
y defenderla como un bien comunitario. Además incluye todas las medidas
tomadas para promover y preservar la salud, prevenir su pérdida y recuperarla
cuando la enfermedad se manifiesta.

DE LA MEDICINA A LA PSIQUITARIA

PADECER: “sentir física y corporalmente un daño, dolor, enfermedad, pena o


castigo; sentir los agravios, injurias y pesares que se experimentan” “estar poseído
de una cosa nociva o desventajosa” . Todo padecimiento produce una intensa
movilización emocional y la imperiosa búsqueda de cualquier tipo de solución,
racional o irracional.

En los últimos siglos la medicina sienta sus bases en el positivismo, movimiento


que sostenía que el único objeto de conocimiento eran los “hechos”, las relaciones
entre ellos y la búsqueda de “causas” naturales con métodos objetivos y medibles.
En las últimas décadas la imposibilidad de abarcar el total del conocimiento que
proviene de las ciencias básicas y el incremento de la tecnología respecto a la
salud, llevó a la medicina a fragmentar su ejercicio: especialidades. Esto produjo:

❖ Pérdida del trato clínico personalizado

❖ Jerarquización de la enfermedad sobre la salud

❖ Fragmentación del paciente

❖ Descuido del sufrimiento de pérdida de la salud

En el siglo XIX las enfermedades mentales recibían un tardío reconocimiento por


parte de la ciencia. En 1789 un acto simbólico (PINEL), cortó las cadenas con que
se aprisionaba a “los alienados”. El paciente mental empezó a ser considerado
como enfermo y sus derechos comenzaron a ser respetados. Se fue organizando
una especialidad de la medicina para su tratamiento, la PSIQUIATRIA. En 1845
GRIESINGER, afirmo que las enfermedades mentales son enfermedades del
cerebro. El psiquiatra seguía siendo un alienista frustrado en sus posibilidades
terapéuticas. En 1946 la OMS define a la salud como: “un estado de completo
bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de enfermedad”.

EL NACIMIENTO DEL PSICOANALISIS - FREUD (1856-1938) -1882:


neurología clínica y estudio de las enfermedades nerviosas-1884: publicó
importantes contribuciones sobre encefalopatías infantiles-1885: CHARCOT, se
familiarizó con la histeria y el uso de la hipnosis. Diferencias entre cuerpo biológico
y cuerpo humano.

“EL METODO DE LA ASOCIACION LIBRE O REGLA FUNDAMENTAL” • El


postulado del determinismo psíquico implicaba que todo lo expresado por el
paciente en esas condiciones estaba inconscientemente en relación con dos
cosas, los motivos de su enfermedad y la persona del médico que la trataba. • El
psicoanálisis contribuyó a la toma de conciencia de la importancia de las
experiencias de la infancia para el desarrollo de los seres humanos, como
resultado de una serie de factores ambientales y accidentales y no de pautas fijas
congénitas e inmutables. Introdujo el concepto de “series complementarias” y con
el de “pulsión” la posibilidad de la integración mente cuerpo. PICHON RIVIERE:
aportes al estudio de las situaciones manicomiales. Destacó la idea de
“enfermedad única”, los vínculos, los procesos grupales, comunitarios y la
psicología social.

DE LA SALUD MENTAL A LA MEDICINA Se introduce el concepto de


PSICOGENESIS como etiología de las enfermedades. Y también el concepto de
INTERCONSULTA concebida y llevaba a cabo por el profesional, en algunos
casos origina o termina en una crisis emocional de la relación médico paciente en
que el interconsultor del área psicológica puede asistir al médico en la asistencia y
ayudando a entender, entre otras cosas. JARNES HOLLIDAY (sanitarista
escoses) sugirió que una sociedad caracterizada por su desintegración contribuye
a enfermar a sus miembros. En la década del ‘60, principalmente en EEUU, nació
el movimiento de los Centros de Salud Mental Comunitaria. SALUD PUBLICA: la
suma de la salud de los individuos que componen una comunidad. Tendencia a la
medicina social: programas de prevención, estrategias de atención primaria de la
salud tal como se recomendará en la conferencia Mundial de Alma Atta. Salud y
enfermedad: “La salud como el alcance de la capacidad física mental y social de
una persona para percibir, responder, adecuarse y recuperarse de factores
potencialmente patógenos”. Esta definición toma en cuenta: • El alcance de
las capacidades de la persona • Para percibir, adecuarse y recuperarse: cómo la
persona comprende, interpreta y en base a ello responde a hechos que
comprometen su salud…cómo la persona hace intervenir sus recursos en favor o
en contra de su salud. • El YO de la persona puede interpretar algunos factores
como patógenos sin serlo o ser patógenos sin reconocerlo. • La salud es
entendida como resultado del equilibrio dinámico, relativo e inestable entre
condiciones que la mantienen y factores que la amenazan.

Salud mental: “Estado de relativo equilibrio e integración de los elementos


conflictivos constitutivos del sujeto de la cultura y de los grupos –equilibrio e
integración progredientes con crisis previsibles e imprevisibles, registrables,
subjetiva u objetivamente- en los que las personas o los grupos participan
activamente en sus propios cambios o en los de su entorno social” (Galli). Esta
definición tiene en cuenta: •Lo mental interesa como concepto operativo: la
mente es el lugar virtual desde donde el YO otorga sentido a la experiencia, donde
se vincula consigo mismo y con sus objetos donde puede percibir, sentir, pensar y
recordar lo vivido. Lo mental habla de la capacidad de simbolización del ser
humano de aquello que le permite el acceso a la cultura y a la socialización y que
lo separa del resto de los animales. Salud mental hace referencia al “ESTADO” o
situación de la vida mental de la persona. •Cualifica la vida mental de la
persona, interroga sobre su “calidad” de vida, trata de comprender lo que es
valioso, importante, útil, destacado para esa persona, no para el observador.
•Considera al YO de la persona como sujeto • Toma el concepto de
VÍNCULO como fundante de las estructuras mentales y a su vez, sostén de las
mismas. •El proceso de humanización implica crecer y desarrollarse
psicológicamente en un contexto de relaciones familiares cuya progresiva
internalización irá constituyendo las estructuras mentales del sujeto. •La vida
mental está sostenida en grado variable por un proceso de vinculaciones
humanas afectivas, solidarias y de apoyo, necesarias para la salud, el crecimiento
y la realización de los proyectos de vida. Cuando este sostén se debilita, se pierde
o entra en crisis, la enfermedad amenaza.
EL SISTEMA DE SALUD MENTAL (GALENDE “PSICOANALISIS Y SALUD
MENTAL”)

Los problemas comprendidos en el campo de la salud mental pertenecen


enteramente a la producción y circulación de valores en las relaciones humanas.
Las relaciones que los hombres mantienen entre sí, como con la naturaleza y
consigo mismos, no son datos inmediatos que la conciencia espontánea pueda
reflejar En Salud Mental partimos de un horizonte de racionalidad científica que
nos obliga a analizar el conjunto complejo de articulaciones que se establecen
entre la producción social de valores en Salud Mental, los modos históricos de
representación de los problemas que suscita la enfermedad mental y las prácticas
correspondientes. •El objeto de la Salud Mental es un objeto social-histórico que
no se restringe a la producción de enfermedades mentales sino a los valores
positivos de salud mental, en que las mismas enfermedades pueden ser pensadas
y explicadas. •Hablar del objeto de una disciplina significa hablar de las
problemáticas que ésta se ha planteado, es decir, de los recortes teóricos y
prácticos que realiza en el tejido social, para adecuarlos a sus soluciones •
Hemos de ocuparnos de los modos históricos en que los problemas de
Salud Mental se han planteado y fueron abordados, porque por motivos teóricos,
políticos y prácticos, los problemas fueron planteados de ese modo y se
construyeron las respuestas que se dieron en distintos momentos históricos y en
distintos contextos sociales •pensamos a las disciplinas, y aun a las científicas,
como constituyéndose en el seno de un debate, de un conflicto de los hombres
con la naturaleza o de ellos entre sí, lucha del hombre que "quiere apropiarse del
mundo en el modo del pensamiento". •No se trata del despliegue histórico de un
saber que progresa y unas prácticas más adecuadas y eficaces para curar, como
suelen pensarlo los historiadores positivistas de la psiquiatría, sino en analizar la
sucesión de coyunturas teóricas y prácticas, los repliegues y reordenamientos,
que constituyen esa historia •Hemos de oponer por lo tanto a la noción positivista
de progreso del conocimiento, la de reordenamiento de los saberes sobre la salud
y enfermedad mental, y a la idea de una continuidad de la psiquiatría en la llamada
Salud Mental la de ruptura y redefinición de los problemas En las políticas
actuales en este sector se ha asumido más cabalmente que la Salud Mental forma
parte de las condiciones generales del bienestar, se ocupa específicamente del
bienestar psíquico y el sufrimiento mental, por lo que está estrechamente unida a
las condiciones sociales de la vida. La pareja, la familia, la vida comunitaria, la
participación en la vida política, etc., no es que condicionen o sean contexto del
bienestar psicológico, sino que son el ámbito mismo de producción de valores de
felicidad o sufrimiento, conocimientos enriquecedores de la personalidad o
empobrecimiento intelectual. Y estos valores, como los sistemas teóricos que los
representan en el pensamiento, son propios de cada cultura en cada momento de
su desarrollo. Las cuestiones relativas a la salud y enfermedad mental no tienen
su origen en datos naturales, es decir que las normas de relación en las cuales se
producen estos valores no son normas biológicas sino sociales. No hay una
representación de la enfermedad mental, tanto en quien la padece como en quien
construye saberes y prácticas sobre ella, que no esté sustentada en un orden de
lenguaje y significación

LAS FORMAS HISTÓRICAS DEL DAÑO MENTAL

•Toda sociedad produce una subjetividad situada en su tiempo histórico y a la vez


genera las condiciones suficientes y necesarias para establecer distintas formas
de padecimiento mental

•Si el sujeto es normal por referencia a una norma, debemos señalar que no hay
normas absolutas, lo que es absoluto es la necesidad histórica, humana, de la
existencia de normas

•La norma se propone como un posible modo de unificación de una diversidad, de


reabsorción de una diferencia

•La norma se propone como un posible modo de unificación de una diversidad, de


reabsorción de una diferencia

•La experiencia contemporánea ha mostrado de manera extrema la relación entre


lo simbólica cultural, histórica, y la producción de daño mental. Pero que el
individuo se enferme psíquicamente en relación a las normas culturales históricas,
no implica que las sociedades sean siempre normales

De modo esquemático podemos señalar que:

a. Culturas que exigen demasiado a los individuos que las componen, se


constituyen en altamente patógenas al marginalizar los sistemas colectivos de
apropiación e intercambio a los que no se adaptan. Hay una correspondencia
entre la violencia que estas sociedades ejercen sobre ciertos sectores con la
resistencia violenta que éstos oponen. Es el ejemplo de los países del Tercer
Mundo que han sufrido una modernización impuesta y acelerada.

b. Culturas que no exigen lo suficiente a los individuos, facilitando tanto el


rechazo de los conflictos reales como ofreciendo a la cultura como una gran
defensa frente a lo exterior. Un ejemplo de esto son ciertas culturas asiáticas que
generan existencias replegadas, "catatonoides", sumamente frágiles frente a lo
nuevo y, por lo tanto, condenadas a desaparecer en el desarrollo mundial de la
modernidad. (cultura rígida, desafectiva)

c. Culturas que favorecen la formación de matrices patógenas, haciendo más


difícil la asunción y resolución de conflictos. Por ejemplo, algunas culturas
islámicas en relación con las normas sexuales.

Las disciplinas…
•Toda cultura elabora ella misma los modelos para ser comprendida.

•La representación que la cultura da al daño mental, circunscribe el lugar en que


ha de constituirse el conocimiento y define la disciplina que ha de encargarse del
mismo.

• Se trata de la construcción de racionalidades diferentes, que responden a


distintas hegemonías de valores en la sociedad.

•Es la norma social la que funda el consenso social para que la representación y el
objetivo sean coincidentes en el acto terapéutico

•El pasaje de la hegemonía médico psiquiátrica al campo de Salud Mental como


disciplina más ligada a lo socio-político, ocurrido luego de la Segunda Guerra
Mundial, es reflejo tanto de una nueva concepción del daño psicológico como de
una nueva conciencia social surgida de la crisis del individualismo humanista
(burgués), que ha de poner más el acento en las dinámicas grupales y
comunitarias.

•Toda disciplina es en primer lugar un sector acotado y específico de práctica


social, que genera las teorías que han de corresponderse con esas prácticas y las
legitima

•La demanda no es necesidad

•En Salud Mental la demanda es articulación de sufrimiento humano a un deseo,


es decir, al llamado a un otro del que se espera una satisfacción. La disciplina se
sostiene en la medida que instaura un técnico capaz de responder desde ese
lugar del otro

TEORIA Y SABERES

•En un sentido general hemos de considerar, con el término de saber, una


aprehensión de la realidad

•Todo saber requiere, en primer término, una operación de discernimiento, ya que


la realidad, como antes vimos, se ofrece en una dimensión opaca, en la que el ser
no es reductible a su apariencia

•Desde Platón, saber es también definir, ya que no alcanza saber entre lo que es y
lo que parece ser, si no se muestra la esencia de lo que es, definición del ser de
las cosas
•En el sentido Aristotélico, saber es conocimiento no sólo de la idea sino de la
causa formal, de lo que constituye esencialmente la cosa. El saber sustancial es
doblemente entender y demostrar.

•El saber es entonces propio de la ciencia y de la filosofía. En los conocimientos


que sustentan el conjunto de ideas y prácticas de la salud mental hay una
apelación al saber científico o filosófico, del cual se trata de extraer sus leyes y
sus métodos.

•En las concepciones más recientes en Salud Mental, al ligar los saberes más
estrechamente a su génesis en las comunidades humanas, en el sentido de la
llamada "sociología del saber" (Max Weber y otros), se tiende a aceptar el sentido
ideológico de estos saberes, disolviendo la función veladora qué la referencia al
saber científico había producido.

•Como teoría designamos aquellas construcciones intelectuales que surgen o son


resultado de un trabajo del pensamiento, filosófico o científico.

•Pero una teoría puede tener dos formas: constituir una explicación verdadera de
los hechos que estudia, y por lo tanto permite penetrar en su realidad, o
simplemente resultar un simbolismo útil o cómodo para aplicar a determinada
experiencia.

•En líneas generales y a fin de ilustrar las diversas tendencias teóricas en Salud
Mental, podemos esquematizar las siguientes orientaciones, cada una de estas
orientaciones que esquematizamos se pretenden autosuficientes y abaratabas de
la totalidad de los problemas de la salud y enfermedad mental y, en este sentido,
no son parciales ni complementarias: A) Teorizaciones ligadas a la clínica, se
ocupan básicamente del ordenamiento de los cuadros patológicos, basadas en
una jerarquización y diferenciación de síntomas en función de producir un
diagnóstico. A esta tradición, además de Griesinger, Kraepelin, Bleuler y, en
alguna medida, Clérambault, BonhdeíTer, pertenecen también las orientaciones
clínicas estructuralistas actuales, dominantes en la psiquiatría francesa posterior a
Henri Ey. B) Teorizaciones basadas en el análisis psicopatológico, sobre todo
a partir del texto de K Jaspers, y que abriera el cauce a un intervención
fenomenológica y existencial en psiquiatría. Estos desarrollos que recogen la
investigación fenomenológica desarrollada por Husserl tratan de aprehender el
síntoma psíquico como un hecho global, en sus rasgos