Está en la página 1de 15

10 CUENTOS ERÓTICOS CORTOS

Fernanda

La vida de una mujer que se prostituye a expensas de su


marido, o un hombre que tuvo relaciones sexuales con
una máquina, cuentos eróticos cortos que debes de leer
La historia de un adolescente que experimenta con su
sexualidad introduciéndose una varilla de cera en su conducto
urinario, la vida de una mujer que se prostituye a expensas de
su marido, o la anécdota de un hombre que tuvo relaciones
sexuales con una máquina, son cuentos eróticos cortos que
definitivamente nuestros padres jamás nos habrían contado.
Sin embargo, ahora que podemos adentrarnos por nuestra
voluntad a las profundidades que nos ofrece el que
considerábamos en nuestra infancia un inocente género
literario, es fácil conocer fascinantes y perturbadores cuentos
como los que a continuación te mostramos, sólo aptos para
mayores de edad:

Woody Allen, "La puta de Mensa" | Cuentos eróticos cortos


Woody Allen es uno de los personajes más emblemáticos que
posee el medio artístico; su peculiar ingenio no sólo le ha
permitido producir una película al año o escribir algunas obras
de teatro. El director de cine también ha plasmado su
inigualable sátira en relatos cortos que se encuentran reunidos
en el libro Cuentos sin plumas, del que se extrae el relato “La
puta de Mensa”. El protagonista es el detective Kaiser, quien
investiga un caso sobre prostitución intelectual.

Chuck Palahniuk, “Tripas” | Cuentos eróticos cortos


Chuck Palahniuk es un novelista satírico estadounidense cuyas
novelas se han caracterizado por causar polémica debido a los
fuertes temas que se abordan, y la soltura con la que sus
historias son escritas. Por ejemplo, cuenta un rumor que
durante la gira de promoción del libro Fantasmas, Palahniuk
solía leer el relato “Tripas” al público, provocando más de 60
desmayos en total. No por nada el autor de El club de la
pelea te sugiere tomar aire antes de leer su más perturbador
relato, ya que sabrás hasta dónde es capaz de llegar un
adolescente para experimentar placer al masturbarse.
 
Charles Bukowski, “La máquina de follar” | Cuentos eróticos
cortos
Sólo el legendario Bukowski tiene el poder de impregnar de olor
a alcohol y sentimiento de decadencia la atmósfera de sus
lectores cuando leen cualquiera de sus obras. Esta breve y
retorcida historia no es la excepción. Bukowski combina sexo,
embriaguez e incesto con un toque surrealista para relatar el
día que visitó una cantina, y terminó enamorándose
fugazmente de una máquina humanoide con aspecto de una
hermosa mujer.

Milan Kundera, “El falso autostop” | Cuentos eróticos cortos


En este cuento, el célebre escritor checo Milan Kundera nos
narra la historia de una pareja de jóvenes enamorados que
viajan de vacaciones a los Montes Tatras, pero en el camino
deciden jugar a cambiar sus personalidades y ser unos
completos extraños para agregar seducción y misterio a su día.
De esa manera conocen el lado perverso de cada uno, situación
que pone en conflicto sus sentimientos.

Junot Díaz, “Alma” | Cuentos eróticos cortos


 
“Alma” es uno de los cuentos más cortos y significativos en la
carrera del escritor dominicano Junot Díaz, quien se ganó en
2008 el reconocimiento de los críticos literarios por su primer
libro La maravillosa vida breve de Óscar Wao.
“Alma tiene un cuello de caballo largo y tierno y un gran culo
dominicano que parece existir en una cuarta dimensión más
allá de los jeans. Un culo que podría sacar de órbita a la
Luna…”
Julio Cortázar, “Tu más profunda piel”

“Tu más profunda piel” es uno de los textos más eróticos del
escritor argentino Julio Cortázar. En él se narra metafórica y
poéticamente un fugaz encuentro sexual, en el que la única
protagonista es la belleza del cuerpo femenino.

Ethel Krauze, “La perla” | Cuentos eróticos cortos


Ethel Krauze es una escritora mexicana quien ha participado en
la televisión como presentadora, y ha colaborado en algunas
ocasiones para periódicos como El Universal  y Excélsior.
Algunas de sus obras literarias abordan el tema de la
homosexualidad como “La perla”, texto que describe
apasionadamente el deseo carnal de una mujer hacia la amante
de su esposo.

Marqués de Sade, “La mojigata” | Cuentos eróticos cortos


 
Uno de los personajes más controversiales de la literatura
francesa fue definitivamente el Marqués de Sade,
mundialmente reconocido por las novelas Justine o los
infortunios de la virtud y Las 120 jornadas de Sodoma. Aunque
este entrañable personaje también escribió algunos cuentos en
los que extendió su perversión. Uno de ellos es “La mojigata” el
que revela el lado oculto de una mujer religiosa.

Pablo Raphael, “Zitryon” | Cuentos eróticos cortos

Este perturbador cuento del escritor y ensayista mexicano


Pablo Raphael está incluído en el libro Más de lo que te
imaginas: cuentos perversos, y nos cuenta la historia de
Damián, un feto que lleva 32 años viviendo en el vientre de su
madre.

 Charles Bukowski, “Violación, violación” | Cuentos eróticos


cortos
 Este relato narra el salvaje encuentro sexual que el escritor
tuvo con una mujer a la que persiguió por la calle hasta llegar a
la puerta de su departamento.
ME BESAS CON SABOR A CULPA,
ESE SABOR QUE TE MOJA LA
ENTREPIERNA
Chizo

Hay cosas que bajo la sombra de lo secreto se engrandecen,


pasiones que en lo prohibido se disfrutan más. En el siguiente
texto de Chizo, una pareja descubrirá que los besos con sabor a
culpa también son dulces.
 
UNA DE DOS
Pásate y acomódate a la orilla de la cama. Tranquila, es
temprano, aún nos queda piel por descubrir. Te quitas los
zapatos con todo y remordimientos, me acerco a ti y escucho tu
corazón que habla a gritos. Él titubea, tú no. Y los botones se
escapan entre los dedos. No quieres luz, para ti la primera vez
desnudos no necesita ojos, quieres amagar la vergüenza sólo
con sombras. Concedido.
Y te posas encima de tu curiosidad reprimida, te escondes de
los ojos ajenos, clausuras los avisos inoportunos de quien
piensa que te tiene feliz y sólo te tiene. Experimentas.
Esta euforia de lo prohibido nos hace la maroma más
placentera. Te quitas un seno y me lo pones en la boca; en un
rato lo has de reclamar para llevárselo completo al que te
revisa el cuerpo más por celos que por complacencia (mira si
será tarado. Busca lo que ya tiene y de tanto tenerlo, se
preocupa más por cuidarlo que por complacerlo). Te encargas
de beber y escupir al mismo tiempo, no quieres evidencias,
dices que te las tatuarás donde nadie las vea. Las hormonas.
 
Me pones una mano encima y me besas con sabor a culpa, ese
sabor que te moja la entrepierna. Me arrugas los muslos y acto
seguido me los planchas con el vaho de un gemido. Acabas,
acabo. Y el rubor en tus medidas te regula el pulso y te
acomoda de peluca la razón.
Y me pongo a decirte tantas cosas con el delirio de la fruición.
Que no me acostumbro a verte escondida. Que la vida es sólo
una. Que tienes el pecho lleno de tantas cosas que no lo llenan
y las piernas vacías por las noches. Que tu perfume huele a
sociedad y buenas costumbres. Que tus sesos están reventados
de aguantarse las ganas. Que amaneces con el hambre puesta
y te desayunas un beso que no moja ni hurga. Que a tus
caderas les asfixia la pasión cada vez que las apresan por
obligación. Que hay tanto que quieres saber y no te quieren dar
a enterar.
Y es que no saben, no saben que cuando besas arrebatas dos
besos por labio, que cuando rasguñas te derrites el pudor
subcutáneo. Y yo tan solo como una esquina, que es sólo una y
sin par. Tan lleno de libertad que escudriña por donde los
demás prefieren ponerse a cuidar. Y yo tan solo como un
paréntesis en tu vida, con la firme intención de conocerte de
paso y saber que de vez en cuando pudiste regalarme el retrato
de cerrar los ojos y arrugar la nariz.
Voy a ponerte una canción, la cantamos juntos, nos vestimos y
nos decimos adiós que dentro de un rato será distinto. Yo a
abrazarme los brazos, y tú llegando a casa, a la hora justa y
con el pelo seco pero recién lavado.
 
**
Los cuentos eróticos son siempre mejor leerlos en pareja, por
eso te recomendamos los siguientes 10 relatos cortos para
despertar sus fantasías. Así como los 15 conejos de grandes
escritores para provocarle un gran orgasmo a tu pareja.