Está en la página 1de 276

LA REVOLUCIÓN

DE LOS PAÑALES

Juan Reichenbach

Fundación Portal Miró.


La Plata, 2016.
Juan Reichenbach
juanreichenbach@hotmail.com
(54 221) 15 599 0655.

Página De niños de anónimos y de esperanzas.


www.De niños, de anónimos y de esperanzas.

276 pág.: 21 x 14,8 cm.


Cuentos, testimonios y ficción.

CDD

Fundación Portal Miró.


Calle 50 nº475. La Plata.
contacto@portalmiro.com.ar
(0221) 4227 168
http://www.portalmiro.com.ar/

Impreso en : Grafikar – Artes Gráficas MGM SA.


Calle 40 N° 569. La Plata, Provincia de Buenos Aires.
www.grafikar. com
en el mes de abril de 2016

Diseño y Diagramación
www.groznik.com.ar
Ilustración de Tapa: ANA SUAREZ
osanita27@hotmail.com

1era edición: 1000 ejemplares.

ISBN en trámite

Impreso en Argentina
ÍNDICE

Prólogo07
Prefacio11

1er Movimiento. Adagio. Allegro molto. 17


Recuerdos del pasado 18
La marcha de los pañales 19
Las elecciones del 2019 21
Frente PA NIÑOS Y MUJERES en la Argentina
La Revolución en pañales en el Partido de Punta Indio 24
El futuro por niños y adolescentes en un Municipio adolescente 27
La Primera Jornada 29
Cabildo Abierto 30
Nehuén38
Los Apuntes de Camila 39
60 Juanes, algunos Albertos y un nuevo José 43
Postales en 10 cuotas y 5 entregas 46
Laura, Federico, Juan, Julián y Mariel 52
Orlando52
Sigamos reflexionando 53
Everton es un Carnaval 57

2do. Movimiento. Largo. 61


La construcción social e histórica de la infancia 62
Edison70
El primer día de Camila 70
“62 de Casados” 74
María82
Noticias que des…Tapa…n. Tarde pero seguro 83
Joaquín85
Ultimas noticias des…Tapa…das. Niños en guerras. 23 J 86
Mas …Che jugar, soñar 88
Rolando89
Las nuevas tapas 90
Efraín92
Pastelitos con letras 92
Con los amigos niños de la primaria 96
Los sonidos de las sonrisas 97
Encuentro con la música. El recital del movimiento 99
36 años de médico 102
Anochecer de un día agitado. Camila no duerme 106
La Jornada del movimiento que fue recitado popular 109
Ateneos del recuerdo 111
Los años de las fotos 112
Primaveras felices 113
Sin edad 115
Mas noticias Des… Tapa…das 116
Ismael118
Sensaciones encontradas. Los pañales y los pediatras 119
Julián121
Jornada de los derechos humanos 122
Anahí128
Mundos sin amores 128
Jornada de las letras Argentinas 130
Javier132
Sin palabras 133
Sobre llovido, mojado 135
Soñar no cuesta nada 138
Nahuel, Ricardo y Pedrito 140
La salud, Camila y Mariel 141
El Mundial del 2038 en la Antártida 144
Everton 1. River Plate 0 146
Alvaro148

3er Movimiento. Presto. 149


Mis hijos adhieren a los pañales ayón 151
18 de abril de 1987 151
6 de marzo de 1997 151
24 de septiembre de 1982 153
24 de septiembre de 1993 154
Oscar155
Malena155
“Checho”157
Cristina, Camila y la promoción de la salud 159
Almafuerte, Favaloro y Pettorutti visitan a Camila 164
El festival de cine del movimiento 167
Para los padres de todos los días del padre 170
Chichí no tardes 172
Chau Jorge 173
El silencio no es salud 173
Jornada Intersatelital del Movimiento de los Pañales.
De Montevideo a Verónica. De espíritus, fantasmas y leyendas 174
Wilson180
Los niños no mueren 181
Un análisis de la mortalidad infantil en la Argentina 182
La feria del Juguete del movimiento 185
Chocolate, pastelitos, cuentos, canciones, teatro, títeres y niños 190
Mamasana192
Los niños no mueren 2. Sigamos analizando las causas de la mortalidad infantil 198
La salud escolar 198
Los primeros borradores de Camila 200
Se hace camino al andar 202
Un nuevo Recital de poesías 203
Postales anónimas del equipo de salud 206
Postales de dos pueblos anónimos y centenarios 212
Las familias hacen las historias, también las de Pipinas 215
Verónica es volver. Canción del Centenario 216
Pintando realidades 218
Camila en el baile de la salud 223

4to Movimiento. Allegro con fuoco 225


Resumen del Movimiento para las Claras Madres 226
Una zamba para la “Negra” Clara 229
Un tango para Juan y el San Martín 230
La concepción de la infancia por el Movimiento de los pañales 231
Camila y el Indio Sano 234
El vasco, David y Joaquín en serie 239
1era Cumbre del Consejo Mundial de la Revolución de los pañales ayón 241
La Jornada de la Salud. Discapacidad, Violencia y Salud Ambiental de los pañales 243
La salud de los pañales y sus madres 249
Un nuevo movimiento. Finale. Con molto fuoco. Sin Allegro 257
El manifiesto de la revolución de los pañales ayón 264
Bibliografía270
6
A MODO DE PRÓLOGO

A modo de prólogo

7
8
9
A modo de prólogo
10
PREFACIO

Prefacio
Ella Fitzgerald y Count Basie en “I’m beginning to see the light”. Y la soledad del
galpón del fondo de casa, cálido como el Sahara.
Un remolino de ideas para empezar a balbucear o a garabatear lo que vendrá.
Muchos años de inerme espectador, de crítico mediocre. De reparador a medias.
“De niños, de anónimos y de esperanzas” tuvo un éxito inusual a pesar de que sus
letras y sus testimonios no eran los esperadas por los lectores fugaces, ya sean obli-
gados o deseosos.
Demasiada realidad. Demasiado escondite por siglos para que 200 páginas mas
sirvan para sensibilizar a los mas de 5.000 que arrugaron sus hojas, maldijeron sus
relatos o cegaron sus fotos.
Palabras e imágenes que, sinérgicas, produjeron melodías. Las del silencio.

Y ahora estas noticias.


Dialécticamente previsibles, pero ¿anticipadas? en el devenir de la historia de nues-
tros mundos adultos.
De adultos con un mundo para unos pocos, mayormente adultos. Y varones.
Los que tensionaron irreversiblemente a las mujeres y a los niños de todos los te-
rritorios de este mundo, hasta generar un quiebre universal, simultáneo, adhesivo,
coherente, congruente, hasta transmutar los ejes de la dominación de todos y todas
las diversidades de la tierra. Y de todos los siglos.
Un mundo de niños y mujeres pretende sustituir el fracaso de los pocos que trans-
formaron la vida en un sendero irrecuperable de sufrimiento.
Ni los proletarios del mundo, los milmillonarios, los desposeídos, los excluidos, las
corporaciones, las iglesias. Ni las naciones “des unidas” han podido evitar la vigencia
eterna de un mundo de infelices…mayoritarios.
Y los siglos pasaron. Cada vez con menos esperanzas, con tantos mas anónimos y
con mujeres y niños que ya no pueden evitar la angustia de tanta injusticia conteni-
da o reprimida por la vigilancia de la inequidad.

Las ideas de los espíritus y de las almas infantiles pueden detener terremotos, soplar
huracanes y enfriar al sol.
Pueden evitar la destrucción de la condición humana. Hasta iluminar las sonrisas
olvidadas de mas de la mitad de la población del mundo, compuesta prioritariamen-
te por niños, adolescentes y mujeres.

“La Revolución de los pañales” ha sacudido la lógica de los planificadores de la in-


equidad y del mal.
Los niños no necesitan Leyes, Tratados, Encíclicas, Constituciones ni Tratados en-
11
gañosos.
Conocen de palabras vacías.
Conocen de subsistir, crecer y desarrollarse a pesar del maltrato secular y secuelar
de sus adultos. De padecer lo evitable.
Y solo por ello son una nueva esperanza.
Beijing, Berlín, New York, Tokio y Kuala Lumpur están mas preocupadas por los
vaivenes de la bolsa que por esta “pandemia” infantil de equidad.
No le temen al poder de la ficción y de la poesía. Tienen el reflejo de la inmediatez.
Y se equivocan.
Para ellos, movimiento que surge se aplasta.
A sangre y fuego, aunque sea infantil, adolescente y, a mas tardar, femenino.
Sus sociólogos, filósofos y pedagogos siguen insistiendo en el error histórico de La
Declaración de los Derechos del Niño, instrumento declamativo si los hay, pero
peligroso embrión constituyente de estos niños que vociferan en Pañales por las
avenidas y autopistas del mundo.
Nehuén, Orlando, María, Rolando, Efraín, Joaquín, Carola, Ismael, Julián, Pedro,
Anahí, Javier, Nahuel, Ricardo, Pedrito, Alvaro. Oscar, Malena, “Chicho”, Wilson y
Edison no son sólo letras sonoras para nombres que figuran en un índice. Son al-
gunas de las infinitas señales de un mundo de niños signados por la fatalidad de
sobrevivir en una tierra amenazante. Y serán, irreversiblemente, todos ayón.
Como las almas que ascendieron de las historias de derrotas y con el tiempo in-
acabable de la eternidad configuraron las ideas del devenir en pañales. Aristóteles.
Platón, Quintiliano, Locke, Rousseau, eludieron siglos, idiomas y prejuicios.
O las letras de tantos como Walth Whitman, Antón Chejov, Pablo Neruda, Mario
Benedetti y mas , que danzaron desordenados el leivmotiv de los cuatro movimien-
tos de la “Sinfonía del niño nuevo”, del hijo de Von Karajan.
Con las imágenes de Chaplín, Favio, Tornattore y hasta desde la gestualidad de Giosué.
O los planos y las paletas de Berni, Pettorutti, Alonso, Murillo, Goya y Schurjin,
entre otros.

Desde la doble personalidad de un Alberto envejecido en Juan, que habita el escena-


rio de sus orígenes, el Partido de Punta Indio en la provincia de Buenos Aires, elegi-
do por las Asambleas Universales de la Revolución de los pañales como el epicentro
universal de las acciones.
Con el aporte desinteresado de Gandhi, Luther King, Ana Frank y Sayhueque en los
fundamentos necesarios para la defensa de los Derechos Humanos.
Y con Camila, joven pediatra aprendiendo de la comunidad y su Programa de Salud
Indio Sano para recrear la salud en el mundo. Y la comunidad construyendo su
futuro en Verónica, obligando a la historia.
Y la creatividad de los humores de Hugo Midón, Elsa Borneman, Javier Villafañe y
otros desde la vida en un tablado o en un títere o en un cuento infantil.
Claro que advertidos por los sucesos desencadenados en el mundo por esta nueva
quijotesca gesta de la humanidad, en pañales.
Y la violencia de un mundo que esconde la realidad extrema de sus hijos y sus mu-
jeres. Con claro oscuros en los mas recónditos y habitados rincones del planeta.
En el mundo hay 2.400 millones de niños y niñas, que representan un 36% de la
población total.
Cerca de 150 millones asoman su humanidad todos los años.
1 de cada 4 niños y niñas vivirán en una situación de pobreza extrema, en el seno de
12
familias que ganan menos de un dólar al día.

Prefacio
En los países en desarrollo, 1 de cada 3 niños y niñas vive en una situación de extrema pobreza.
Antes de cumplir 5 años morirán casi 9 cada 100. En gran parte debido a causas que se
pueden evitar.
De 100 niños y niñas que nacen, 72 nacerán en Asia y solo 7 en los países industrializados.
De esos 100, 40 carecerán de identidad, de existencia oficial o reconocimiento de na-
cionalidad
26 no estarán inmunizados contra ninguna enfermedad.
30 sufrirán de desnutrición en sus primeros cinco años de vida.
54 no recibirán lactancia exclusiva ni hasta los 3 meses de vida.
19 carecerán de acceso al agua potable.
40 vivirán sin un saneamiento adecuado.
17 nunca irán a la escuela.
25 de cada 100 que comienzan el primer grado nunca alcanzarán el quinto grado.
20 con edades entre los 5 y los 14 años del mundo en desarrollo trabajará.

De ellos 10 lo harán a tiempo completo.


En países gravemente afectados por el VIH/SIDA la esperanza de vida es de menos de 43
años según recientes estadísticas de Organismos internacionales.
218 millones de niños trabajan en el mundo con edades comprendidas entre los 5 y los
17 años.
126 millones de niños, realizan trabajos peligrosos
8 millones y medio lo hacen en condiciones de esclavitud.
La trata infantil.
Cada año 1,2 millones de menores son víctimas del tráfico infantil. Un negocio que
mueve al año 23.500 millones de euros. La pobreza, la globalizacióny la consiguiente
demanda de mercancías y mano de obra baratas han provocado una demanda sin
precedentes de menores trabajadores.
La explotación sexual con fines comerciales.
En este momento, unos 1,8 millones de niños en todo el mundo están siendo explo-
tados sexualmente con fines comerciales. Son obligados por otros adultos a ejercer
la prostitución o son utilizados en la industria pornográfica y en el turismo sexual.
13
Trabajo infantil forzoso por endeudamiento.
Este tipo de explotación se produce cuando un menor está endeudado con su pa-
trón y es obligado a trabajar hasta que pague la deuda. Aunque no se conoce la
cifra exacta de niños y niñas que sufren estas condiciones, la mayoría vive en India,
Nepal, Pakistán y Bangladesh. 
Trabajo forzoso en la mina.
Se calcula que un millón de menores trabajan actualmente en minas y canteras en
más de 50 países de Asia y Sudamérica.
Trabajo forzoso en la agricultura.
El trabajo agrícola es una realidad diaria para 132 millones de niños y niñas menores
de 15 años en todo el mundo. Casi el 70 por ciento de todos los menores trabajado-
res lo hacen en granjas y plantaciones, algunos de ellos en condiciones de esclavitud
inexorablemente peligrosas.
Niños soldados.
Se han utilizado a menores en las guerras recientes de Angola, Afganistán, Sierra
Leona y Sri Lanka. Hoy día, 300.000 niños y niñas menores de 15 años están rela-
cionados de algún modo con las fuerzas armadas. Algunos de ellos tienen tan solo
7 años.
Matrimonio infantil forzoso.
Se ha alertado y se conocen los riesgos para la salud y la educación que implican
para las niñas casarse a edades tempranas. Y sin embargo, durante la próxima dé-
cada 100 millones de niñas contraerán matrimonio antes de cumplir los 18 años.
Esclavitud doméstica.
Más de 40 millones de niños y niñas en todo el mundo trabajan como empleados
domésticos, 10 millones permanecen ocultos tras las puertas. Los menores trabaja-
dores domésticos, en su mayoría niñas, sufren castigos extremos como golpes con
planchas ardiendo, flagelaciones y quemaduras con agua hirviendo en sus cuerpos. 

Schurjin Raúl. La familia joven.

En los últimos diez años, más de un millón de niños han fallecido en conflictos
armados. Las guerras afectan gravemente a los niños, debido a su vulnerabilidad,
de muchas maneras distintas. Los conflictos armados crean e infligen un gran sufri-
miento a la población. A menudo, los niños son las primeras víctimas. Su situación
puede clasificarse en las siguientes categorías:
14
Prefacio
Víctimas civiles: En conflictos armados, escuelas e incluso hospitales son objetivos
de las fuerzas armadas. De este modo, miles de personas inocentes se convierten
en víctimas de ataques y, tras el final de un conflicto, minas antipersonas, bombas
de racimo y otros restos explosivos continúan golpeando a civiles. Como resultado,
mucha gente, niños en su mayoría, mueren cada año.

Niños soldados: Se define a un niño soldado como cualquier persona de menos de


dieciocho años la cual es miembro de fuerzas gubernamentales armadas o de un
grupo armado regular o irregular o asociado con estas fuerzas, habiendo o no un
conflicto armado

Niños desplazados: Durante conflictos armados, un gran número de niños son se-
parados de sus padres o de las personas responsables al cargo. En este caso existen
diferentes categorías de niños desplazados.

Huérfanos: A causa de la guerra, muchos niños se quedan huérfanos tras la muerte


de sus padres.

15
Niños heridos o discapacitados: También pueden resultar heridos, mutilados o dis-
capacitados a causa de las atrocidades que han tenido que vivir.
Niños encarcelados: Durante un conflicto, los niños son frecuentemente encarce-
lados. Las razones de estos encarcelamientos son diversas, pero en la mayoría de
casos son resultado de la asociación de los niños con fuerzas armadas de un Estado.
Niños explotados (explotación sexual o trabajos forzados): A menudo, los niños son
víctimas de abusos sexuales, sometidos a trabajos forzados u obligados a participar
en actos crueles. En el caso de la violencia sexual, la mayoría de veces se incrementa
considerablemente durante los períodos de conflictos.

Las consecuencias de la guerra en los niños:

Más de un millón de niños han muerto en los últimos diez años como resultado de
guerras comenzadas por adultos, bien por ser objetivos civiles o muertos en com-
bate como niños soldados. El número de niños heridos o discapacitados es tres ve-
ces mayor, habiendo incluso más sufriendo enfermedades, malnutrición, violencia
sexual y sufriendo duras dificultades y penurias. Un incontable número de niños
ha sido enfrentado a la angustia de la pérdida de sus hogares, sus pertenencias y
personas cercanas.

En tales condiciones, todas las constantes necesarias para el desarrollo de los niños
son seriamente coartadas y los daños psicológicos de los conflictos armados son
incalculables.

16
1er MOVIMIENTO

1er Movimiento. Adagio allegro molto


ADAGIO ALLEGRO MOLTO

Era para los nuevos niños. “La Sinfonía del niño nuevo”, para “La revolución de los
pañales”.
Los cortinados bermellones se elevaron mientras la batuta del director se balancea-
ba. Ensordecedores aplausos escondieron los rumores previos de una sala colmada.
Luces blancas incendiaban el escenario. Sus destellos escapaban por las ventanas
laterales, iluminando una clara noche parisina.
Los fantasmas del techo de la Opera, de Marc Chagall, siguieron atentos, desde sus
personajes rojos y violáceos, los acontecimientos.
En los alrededores, una manifestación de tres millones de niños, con pañales de color
ayón, entonaban el leiv motiv que los representaba en los aires de fusas y corcheas.
Por vez primera en la historia de la humanidad un Movimiento de Niños y Mujeres
lograba ser reconocido como partido político en el mundo. Aprobado por el Con-
sejo de “In Seguridad del Grupo de los Pocos”, de la Organización de las Naciones
des Unidas.
Firmada por 189 mandatarios de otros tantos países con directa incorporación a las
respectivas Constituciones Nacionales de los estados miembros. Era la superación
de La Declaración Internacional de los Derechos del Niño.
Los medios de comunicación lanzaban flashes informativos a todas las agencias
del orbe.
Una bandera ayón flameaba en los Campos Eliseos, en el Capitolio, en el Vaticano
y en la puerta de Berlín.

Milles se izaron en las plazas de las aldeas, pueblos y ciudades, desde Alaska hasta
la Patagonia.
Los timbales de la orquesta sinfónica de Berlín anunciaban la finalización del Alle-
gro molto.
Y el comienzo de una nueva historia.
“La Sinfonía del niño nuevo”, N° 19, en Mi menor. Opus 98, por la infantojuvenil Fi-
larmónica de Berlín, dirigida por Von Karajan niño prometía desplazar a la Sinfonía
N°3, la “Heroica”, de Beethoven o a la Trilogía de Wagner, principalmente por su
significación histórica.
Y todo empezó con la marcha, la de los pañales.
17
RECUERDOS DEL PASADO

“Los deseos infantiles salvan todos los obstáculos que les pone el espíritu madu-
ro y con frecuencia perduran más que él, hasta la última vejez.”
Milan Kundera (1)

Me desperté esa noche. Prendí la luz de la habitación. La cama, suspendida, lucía


colgando de las luminosas tanzas sujetas a los laterales de la pared. Todo sombra
debajo. Una imagen persistió, circular, en mi retina. Era la del sol en “De niños, de
anónimos y de esperanzas”.(2)
Decía:

…Un rayo de sol, perezoso y translúcido, se dibujó, furtivo, en la mirada de aquel


lactante.
Se eclipsó justo en el balbuceo incesante de Pedro.
Aquel DO sostenido de un llanto de angustia y soledad me permitió entender las
motivaciones de esa insólita asamblea, bulliciosa, anónima y universal de miles de
niños y sus madres que vociferaban por sus derechos.
Fue un día sin fecha y sin tiempos, en el país del nunca jamás.
Habían anochecido interminables lunas, de tantos siglos, sin que ningún decreto de
adultos los interpretara.
Tantos años de ausencias y de llantos silenciosos fueron testigos de la injusta herida
de una madrugada sin mimos, una mirada sin ternura, un gesto hostil, un futuro sin
sopa y con frío, de un remedio sin afecto ni efecto.
¡Sucedió, pues! Miles de Pedros de cada hora, de dulces sonrisas y de anochecidos
pelos declararon, en un pacto de inquietudes y de tibias leches, sus derechos:
LOS DERECHOS DEL NIÑO.
Del bullicio de vocales, gorjeos, sonrisas y llantos, se elevó una armoniosa melodía
que invadió, etérea, cada rincón del amplio recinto de deliberaciones.
Un ejército de triciclos, bicicletas y monopatines perturbó el tránsito de las grandes
capitales del mundo. Ese día la noticia no ocupó ninguna columna en el Miami Post
Interinformatic.
Télem tampoco la difundió. La NVC y la BVC decidieron ocultarla, para evitar focos
de resistencia en los países subdesarrollados, donde los desnutridos y maltratados
infantiles dominan el 30% del electorado potencial del siglo 21.
Las corporaciones de las leches, los medicamentos y los pañales tomaron medidas
extremas de seguridad para evitar desmanes e incidentes entre sus pequeños y ha-
bituales consumidores.
Los meteorólogos del mundo no pudieron explicar el brillo extraño del sol de ese
día…(2)
Un nuevo guión onírico pretende instalarse, irreverente, en mi creatividad enveje-
cida, la de tantos abriles.
18
LA MARCHA DE LOS PAÑALES.

La marcha de los panales


La población mundial ha pasado de los casi 1.000 millones en el año 1.800 a más de
6.000 millones en el año 2.000. El 30 de octubre de 2011 se alcanzaron los 7.000 mi-
llones- esclarecí a la multitud infantil que colmaba Plaza de Mayo.

La mitad de la población mundial (3.500 millones de personas) gana menos de 2 dóla-


res por día, 730 por año, y vive por debajo de la línea de la pobreza.
El 1% de la población mundial, los 2 mil “millonarios” ganan 1.743 millones de dólares
por año.(2013)(3)
En la distribución del Producto bruto mundial 200.000 personas son dueñas del 50%
y el 1% de ese total es para la mitad de la población del mundo, (“solo” 3.500 millones
de personas).

El 20% (1.400 millones de personas) viven con menos de 1,25 USA diarios. Son los
pobres extremos.
El 10% más rico tiene el 85% del capital mundial.
El 50% más pobre solo tiene el 1%.

La desigualdad en la distribución de los ingresos pasó de 30 a 1 (1960) a 74 a 1 (1997).(4)


Es un problema estructural, económico. Los pocos sobre los tantos.
2.600 millones no tienen instalaciones sanitarias.
1.100 millones de personas disponen de 5 litros de agua por día, mayormente con-
taminada, cuando en EEUU cada habitante gasta de promedio 750 lts por día y en
Europa 200 lts por día.
900 millones de personas no tienen agua potable.
Con 10.000 millones de dólares se reduciría para el 2015 el déficit de agua en el orbe.
Es el equivalente de 5 días de gasto militar en el mundo.
1.400 millones de persona no tienen electricidad.
842 millones de personas tienen desnutrición crónica, aunque con los progresos ac-
tuales se pueden producir alimentos para una población muy superior a la actual.

8.000.000 por año mueren en el mundo por causas evitables o prevenibles, de las cua-
les 5.000.000 son niños. La desnutrición subyace en la muerte anual de 2.600.000
niños menores de 5 años.
800.000 por año mueren por diarrea.
Acceder a las vitaminas necesarias en los primeros años de vida cuesta 0,25 centavos
de dólar por persona y por día.
Los menores de 20 años son el 35% de la población mundial. Las mujeres el 51% del total.
- Enfatizé…Recuerden que hay millones de excluidos por la inequidad.
Preferentemente niños, jóvenes, mujeres y mujeres embarazadas.
350.000 madres mueren por año en el embarazo y parto (99% en países en vías de
desarrollo).
1 cada 90 segundos.
Latinoamérica produce alimentos para 3 veces su población, pero el 16% de sus niños
padece desnutrición crónica. El 11% de los menores de 14 años trabaja. 1/3 termina la
escuela secundaria y 1/100 accede a la Universidad.
En América Latina hay 40.000.000 de niños en la calle. 14.000.000 trabajan en Lati-
19
noamérica y 215.000.000 en el mundo.
El 25% de sus jóvenes esta fuera del mercado laboral y educativo.
- La historia los ha excluido. La brecha continúa y se agiganta.
El marco legal, las declaraciones y los lemas de las organizaciones del mundo postulan
derechos y equidad.

Pero solo es una declamación de deseos, no consumados.

En este contexto, los niños y las mujeres del mundo se hartaron y llamaron por los
medios sociales a esta insólita movilización. La marcha de los pañales.
Sus reclamos son simples y alcanzables: alimentación adecuada, aguas limpias, am-
bientes sustentables, electricidad , instalaciones sanitarias para todos, educación
como derecho, trabajo para los adultos pero no para los niños, respeto a la diversidad,
acceso a la cultura, libertad no condicionada, alegría y equidad.

Y “la marcha de los pañales” colmó las plazas del mundo.


El 52 % de los humanos, cerca de 4.000 millones de almas olvidadas se movilizaron en
las plazas de Londres, París, Montevideo, Lima, hasta Beijing.
Los pueblos y aldeas vivieron el fenómeno.
También Verónica, mi pueblo al sur, en la provincia de Buenos Aires.
Los participantes estaban ataviados con pañales ayón, el ícono de la espontánea or-
ganización.
Hicieron asambleas de horas y eligieron sus representantes, sus consejos y sus formas
de organización.
Pueblo, por pueblo, paraje por paraje.
El mandato generalizado, democrático y espontáneo fue el de organizar frentes so-
ciales y políticos en cada comunidad del mundo, para competir en las elecciones, ge-
nerando la obligatoriedad del voto infantil.
Si trabajan pueden votar, - pensó el colectivo.
Generar movimientos atomizados, nucleares en cada escenario municipal, provincial,
nacional e internacional.

La prensa internacional enmudeció.


Una nueva toma de la Bastilla. Universal. Pacífica. Necesaria.
Y luego la Resolución Internacional, que permitiría votar a los niños.
Su lanzamiento formal en París. La nueva sinfonía. Todo era trabajo para el futuro.

Se me deslizó la almohada y cayó en la oscuridad impenetrable del paralelogramo


negro dibujado en el piso por la ausencia de luz.

20
LAS ELECCIONES DE 2019.

Las elecciones de 2019


Frente PA Niños y Mujeres en la Argentina. En ayón.

Tostadas crocantes, mate y café azucarado en la mañana de un día diferente a tantos.


CM 23 y la locutora de América latina, directo desde Distrito Federal, México nos decía:

En el 2011 la población total en la Argentina era de 40.900.496 habitantes.(5)


El 33,26%, de todos los sexos, era menor de 20 años (13.604.184 habitantes).
De los 27.000.000 mayores de 20 años restantes, aproximadamente 14.000.000
eran mujeres.
No hubo mas censos hasta la actualidad, primavera del 2.016.
El Partido de los niños y los adolescentes de la República Argentina (PANIÑOS)
logró la Personería Jurídica.
Tiene el 34% del total de los votos posibles. Se especula, en medios políticos, que si
el Partido Nacional de las Mujeres (PAMUJERES) logra la alianza (niñ@s/ mujeres)
conformaría un Frente ganador en la próximas elecciones, FRENTE PANIÑOS Y
MUJERES. Se calcula que hay 14.000.000 de mujeres de más de 20 años de edad,
otro 33% del electorado potencial.
Sin contar los 700.000 embriones y fetos que habitan los úteros grávidos de las
mamas flores, que podrían ser incluidos como votantes “a distancia” en la modifica-
ción de la Constitución Nacional de la Argentina del año 2019. Sumarían el 68% del
electorado potencial y votarían con boletas electrónicas como las del ¿POR QUE?
Su estructura es menos teórica, más honesta y menos burocrática que la de los par-
tidos tradicionales.
Su organización es simple.
Asambleas de niños en las guarderías, las escuelas primarias y secundarias.
También en la calle, donde viven en situación de abandono más de 14.000 niños y
hasta en las minas , los campos, las fábricas y los prostíbulos, donde habitan más de
500.000 trabajadores infanto- adolescentes.
Asambleas. Discusión.
El sentido del común y la mano levantada, aula por aula, para diseñar este proyecto
político que amenaza con cambiar el rumbo.
Los candidatos no son importantes.
Importan las ideas del colectivo. El programa. El de al lado.
En épocas de líderes de dentífrico, de cartucheras y hasta de histéric@s.

21
El partido a nivel nacional adoptó el color AYON y el “fetiche” del pañal, coherente
con el movimiento universal.
Este color es solo visto por seres de espiritualidad superior, de acuerdo a la ancestral
iconografía mapuche. Se lo asocia con el brillo de las gotas de rocío o el resplandor
de la luz sobre el agua. No discrimina como otros colores.
No es negro “fascistoide”. Rojo comunacho. Rojo y negro, inclasificable. Amarillo
banal. Anaranjado miti rojo, miti amarillo. Verde pechera. Blanco aséptico. Blanco
y celeste populista.
El partido no tiene categorías. Ni prensa. Ni edades. Ni sexo. Ni religión.
No está asociado a la teAFAnan ni a la Suciedad Real. No tiene medios, ni medio
de difusión.
Sus líderes no tienen campos de soja, ni de petróleo, ni minas al aire libre.
Tampoco fueron presidentes de ningún club de los “grandes”, artistas, corredores
de Fórmula 1, cantantes de la “nueva ola”, ni tenistas ni basquetbolistas famosos. Ni
campeones de nada.
No los apoya ningún sindicato, beato posmoderno o medio de desinformación en trust.
No tienen historia en la política del país. Ni en la guardería. Ni en la sala de ama-
mantamiento.
No firmaron la Convención de los Derechos del Niño, ni el Código “Penalty”.
No conocen de la deuda con el Banco Mundial, la Bahrings Brothers o del intrata-
ble tratado Roca Runciman.
No abrieron 18 universidades privadas en un rato ni subvencionan a las escuelas de
Credo, ni a la de Chicago.
Tampoco cobraron ni un duro por el pase de Tévez o de Agüero.
No pusieron Jueces, Ministros de Educación, ni de Salud.
Son cuasi, cuasi, empíricos.
Tienen la lógica de los niños y adolescentes. Y el corazón de las madres.
Quieren ser alegres, sanos, dormir bien, tener equidad, comer, jugar.
Tener techo, sopa, escuela, universidad y, sobre todo, afecto con efecto de futuro.
Padres con laburo, madres también, y sin trauma.
Barrios sin colilargos y con agua, hasta potable.
Hermanos sanos, vivos y sin discapacidades evitables.
Quieren conseguir trabajo cuando sean adultos, formar una familia con fin de se-
mana, calesita y fútbol sin mafia.
Sentarse en la mesa con el abuelo. Dejar la puerta abierta y tomar mate con doña
Pepa, la vecina de enfrente. Sin que se les inunde la casa hasta el techo.

No parecen tener una Plataforma “seria”.


Que hable del “dólar azul”, los jueces de la Càmara con servilletas y anillos de oro.
Ni de los políticos de farándula. Ni de las “damas” de Tonelli.
Tampoco del asesinato con sangre y saña de la esquina.
El de la TV de la tarde del dueño de los candidatos.

Ni de los “barra” rompiendo sillas y caras.


Ni de los hospitales con moños y tijeras, pero vacíos.
Ni de los estudiantes en Facultades cuasi Castillos medievales con programas de
serpientes y alquimias, dictados por los centros tecnológicos del poder, de los medi-
camentos, los laboratorios, los sanatorios y de los abuelos sin pañales con oncológi-
22
cos diluidos o, literalmente, adulterados.

Las elecciones de 2019


Tampoco hablan de las escuelas sin bancos.
O de las Universidades “pagas” con exámenes seguros, pero caros, casi mercantiles.
Ni de los médicos al servicio de la tecnología, con “padecientes” sin nombre, apelli-
do ni acceso.
Son elementales estos chicos.
No conocen de gestión política, lobbies, celulares ni de empresarios afines.
Con percepciones e ideas no se gana nada les contó el profeta de la dura barba.
Lo importante son los buitres, los cóndores o los halcones.
Con palomas y colibríes solo hacemos una primavera.
Y vivimos en el infierno, el de “pasar el invierno”.
Una Plataforma frágil solo habla de amor, sopa sin frío, amor sin inundación, noche
de luces, soles cálidos y futuros sin horizontes. Pura “cháchara”.
El secreto es el “blue”, los sindicatos afines, las finanzas de Suiza o de Panamá, los
Fondos sin Monetarios, la cultura impuesta de los pocos sobre los siglos, los oríge-
nes y el futuro. Los griegos sin ONX.
Los recursos expoliados de los bosques sin verde y los glaciares sin hielo, con el
cianuro en la ruta y el socavón con muertos vivos.
Y un proyecto funcional a que nada cambie, a pesar de tantas palabras. Las palabras
vacías.
Sin embargo, los niños quieren calesita, cine y pochoclo. Con familias de siesta y
baile de carnaval.
Con escuelas bulliciosas y reflexivas. Con trabajo digno. O universidades irrestrictas.
Con zapateros, sus hijos, enfermeros y obreros estudiando, aprendiendo o enseñan-
do, lo que necesitan sus hijos, de este partido nuevo, que se presenta a elecciones.
¿Porqué no?
Socialicemos la Plataforma del Partido de mujeres, niñas, niños y adolescentes.
Es una buena idea comparar ideas, en una época sin ideas.

23
LA REVOLUCION EN PAÑALES
EN EL PARTIDO DE PUNTA INDIO.

En mi comarca el Movimiento se estructuró sobre las bases del Acta Acuerdo Com-
promiso del Nuevo Partido de Punta Indio (6), pero con la dirección de los menores de
20 años.
Se generaron Consejos Vecinales y locales de Integración, conformado por los elegidos
en cada pueblo del distrito de Punta Indio, por toda la población, barrio por barrio,
con mucha ideología, asamblea y reflexión.
Asambleas interminables, de sol a sol, cuadra por cuadra.
De día y de noche.
Se constituyeron, luego, Consejos por localidades que eligieron el Consejo Federal del
Partido de Punta Indio, el primero en el mundo de este movimiento tan singular.
Finalmente eligieron el candidato, que solo expresaba y ejecutaba la decisión de las
asambleas.

Los estatutos determinaron una cláusula que generó conflictos.


El elegido debía tener entre 10 y 20 años, ni más, ni menos.
Idealmente debería poder votar y ser electo, hasta la modificación definitiva de la Cons-
titución que debería permitir el voto sin discriminación de edades.
Por otro lado, el Movimiento Internacional designó al partido de Punta Indio, en las
costas del Plata, en la Argentina, como el Municipio modelo a imitar y organizó sus
encuentros organizacionales en las disimiles geografías de esa comarca.
El mundo y la prensa internacional fijaron su mirada en este anónimo paraje del mun-
do. Se organizaron Jornadas Internacionales, sin tiempos, con los espíritus y las pala-
bras constitutivas de las más reconocidas figuras del pensamiento de la historia.
Como era de suponer no se respetaron las edades de los invitados ni de los candidatos.
El poder de la imaginación y el desarrollo de la tecnología permitió reunir a filósofos,
economistas, poetas, músicos, defensores de los derechos humanos de todos los siglos y
de todos los escenarios.
En jornadas antológicas para la construcción de un nuevo mundo. Un mundo en pañales.

Los centros del poder, las multinacionales, los milmillonarios, las Agencias de inteli-
gencia del mundo y los medios de comunicación al servicio del status quo clasificaron
de demencial a esta experiencia. Pero estuvieron agazapados y presentes, dificultando
subrepticiamente cada una de las gestiones.
Solo había que desnudar prolijamente sus debilidades para poder seguir manteniendo
la inequidad de siglos.
Por eso se hicieron presentes. De nerviosos observadores.
Tejiendo la reacción antes de la represión.
24
Imaginando las estrategias. Las de siglos de dominio de los pocos sobre los muchos.

La revolución en pañales en el partido de Punta Indio.


Desarticular la equidad, que es una especialidad de las corporaciones, desde el inicio de
los siglos.
Claro que ahora los actores del cambio eran niños, un enemigo mas temible que los
adultos, los cuales siempre son mas previsibles, aburridamente lógicos, sin la imagina-
ción y el alma infantil.
Verónica, la capital del distrito elegido como pionero del movimiento fue literalmente
invadida por un hormiguero de cronistas del mundo. Chinos, ingleses, cubanos y esta-
dounidenses colmaron sus calles.
Los vecinos adultos, indignados por la dificultad que este sueño infantil agregaba para
conciliar el sueño de sus siestas pueblerinas.
Me nombraron ,“los del Consejo”, para dirigir los inicios de este descomunal y deseado delirio.
Parece que mi accionar de pediatra, vecino y defensor de los derechos del colectivo fue-
ron los atributos que inclinaron a la Asamblea para distinguirme.
Claro que me eligieron como Alberto, el de 18 años, emigrando de Verónica, mi pueblo,
hacia una ciudad universitaria, La Plata, en 1973.
Yo, de Juan, ya tenía 61 años. Pero mi espíritu juvenil se había corporizado en ese que
nunca se fue del pago.
Exceso de imaginación, esquizofrenia, personalidad desdoblada. Lo cierto es que Patri-
cia, mi terapeuta me lo había anticipado hacía años.
No me comprendieron mis padres, ni Ana mi incondicional compañera, ni mis cinco hijos.

Me iba a resultar difícil alternar mis actividades de adulto mayor con las devenidas de
este nombramiento por la asamblea a mi otro yo, el adolescente Alberto.
Mi Juan maduro era pediatra y Profesor Universitario de Facultades de Ciencias de la
Salud en la Plata y Buenos Aires y se ocupaba de gestiones asistenciales y docentes en las
Sociedades Científicas de la especialidad y en los Ministerios de Salud.
Alberto debía vivir en Verónica y Juan en La Plata, distantes 100 km.
Los 100 km que separaban a una misma persona en una hora de viaje y 43 años de vida.
Singular experiencia, difícil convivencia.

25
A pesar de las opiniones de los agoreros de siempre, acepté el nombramiento y continúe
con las actividades de Juan.
Siempre preferí la fantasía a la realidad.

Días después de tamaña decisión me puse a organizar mis nuevas y disímiles funciones
Coherentes desde el deseo, pero reñidas con la racionalidad. Una “instantánea” repre-
sentativa de toda mi vida.

Juan debía consolidar el Sistema de Salud Universal Indio Sano, una construcción co-
munitaria de la Salud, ejecutado en el distrito de Punta Indio, por la gente, desde su
autonomía del Partido de Magdalena, en 1996. (6)
Debía continuar con sus aportes docentes y de planificación a la salud infantil nacional
desde sus lugares universitarios y desde las residencias médicas de formación.
Su espina mas dolorosa era el grado, con sus conflictos declarados acerca de la innova-
ción curricular y los trabajadores de salud que necesitan nuestros hijos.
Necesitaba seguir pugnando desde las sociedades científicas y aún desde sus publicaciones.
Alberto, el Juan adolescente, debía coordinar el núcleo y las ideas guiones del movimien-
to, organizar las Jornadas internacionales y generar una plataforma de Lanzamiento
electoral de la nueva fuerza para las inminente elecciones de 2019.
Retornar a su pueblo y sus afectos, aplastar las hojas crujientes y marrones de la Plaza
San Martín, avizorar las achocolatadas aguas del Plata y brindar con sus ficciones y
fantasmas no eran alicientes menores.
Si a ello le agregaba la oportunidad de dialogar con los hacedores eternos y universales
de la historia, la decisión era lógica.
Claro que tuvo que comprar jeans acampanados, camisas floridas, remeras blancas con
el signo de la paz, mocasines adolescentes y un “gamulán” para este nuevo e inesperado
invierno en la adolescencia.

Como debía ser, todos los cargos dirigenciales y políticos eran sin sueldo. Este lo era.
Nunca confundí valor con precio.
Sabía que iba impactar en la precaria economía de Juan. Como siempre.
Tampoco elegí ser pediatra por la renta posible-pensé.
Siempre prioricé las ideas al dinero. Esta vez también.
“Los intelectuales no deben ser asalariados del poder”, decía Ernesto Guevara Lynch.

Verónica es la capital del Municipio de Punta Indio, en la provincia de Buenos Aires,


Argentina.
A 140 km de la Capital Federal. Al sur, sobre el Río de La Plata, cercana a las desembo-
caduras del río Samborombón y el Salado.
Tierra original de querandíes, exterminados por la barbarie española.
Grandes extensiones de tierras productivas en manos de los exterminadores, que luego
de la independencia y de las Campañas del desierto (un “desierto habitado” por los pue-
blos del origen) pasaron a manos de muy pocas familias que establecieron descomunales
latifundios improductivos, devenidos a lotes pagados por la oleada inmigrante de prin-
cipios de siglo, que de la mano del trazado ferroviario funcional a los intereses expolia-
torios británicos sembraron el país y la zona con nuevas localidades con nombres de
generales, capitanes, fortines y hasta mujeres, como Verónica(7) y Las Pipinas.
26
EL FUTURO POR NIÑOS Y ADOLESCENTES

El futuro por niños y adolescentes en un municipio adolescente


EN UN MUNICIPIO ADOLESCENTE.

¿Qué queremos ser en nuestra reciente adolescencia de 19 años?, se preguntaban


los Consejos integrales del partido de Punta Indio. El mundo nos mira y los pañales
confían en nuestras ideas. Para universalizarlas.
Las surgidas de las voces infantiles, adolescentes y femeninas.
Un municipio modelo, progresista con equidad, bien estar e igualdad de oportunidades.
Con trabajo, educación, salud, federalismo territorial, autonomía e identidad.
¿Cómo lograrlo? Con la gestión de la Planificación Local Participativa. Con un Plan
Estratégico Integral de Desarrollo como instrumento, con sustento legal y presu-
puestario, a través de un Presupuesto Local Participativo y un corpus legal con Con-
sensos devenidos a Ordenanzas que generen Programas tendientes a cumplir los
propósitos de eses perfil, evaluado por la comunidad periódicamente.
¿Para qué? Para “vivir con lo nuestro” Para que gobierne la comunidad a través de
sus representantes.
¿Con quién? Con todos. Los habitantes de estas tierras, las comunidades del parti-
do elegirán sus consejos territoriales, regionales, locales, que los representarán en
un Consejo Federal Municipal, priorizando el Diagnóstico Participativo de los pro-
blemas, las estrategias acordadas y las acciones conjuntas para sus soluciones, con
evaluación de los logros periódicas.
Ese es el poder del futuro. En un mundo en pañales.
El de ese ejército anhelante de voluntades dispersas, los de Cristina, “la Mary”, la
Jubilada de Pipinas, el ferroviario de Verónica, el bodeguero de Punta del Indio, el de
las Huertas comunitarias, el de los Bailes de la Salud con Kermeses para juntar plata
para limpiar el agua de la zona. El de los gurises tomando teta.
Los de esta barriada y los del mundo.

27
La autonomía y la lucha para “vivir con lo nuestro” es el ejemplo.
El municipio de Punta Indio se separó del de Magdalena en 1996, porque lo recla-
maba su gente desde décadas anteriores.
Pero seguimos empezando. Porque la historia es cíclica, pendular.
Las relaciones sociales establecidas entre los pobladores, las tierras y los territorios
“construyen” las historias.
Y la historia de los habitantes de esta comarca comenzó hace siglos. Mas de cinco.
El territorio es el mismo.
Cambiaron los personajes y las relaciones de poder entre ellos.
Es el momento de la identidad, de la gente, de la participación, de la territorializa-
ción de nuestros espíritus y proyectos, -pensaron los del Consejo Federal.
Los abuelos lo sabemos y los nietos lo esperan.
El futuro solo será entre todos.
La historia, inapelable, tiene tiempo. Es recurrente.
Los pueblos que construyen historias no se equivocan cuando se trata de diseñar
futuros.
Tienen potencia, sabiduría, persistencia.

Cartografía del nuevo Distrito.


El espacio geográfico.
Partido de Punta Indio.

En este rincón de la pampa deprimida del Salado vive un pueblo con Identidad.
Los que alumbran el Nuevo Municipio de Punta Indio, adolescente esperanzado.
Esta comarca tiene hegemonía, que la diferencia de otras hegemonías.
Tiene identidad cultural, social, geográfica, económica, poblacional. Es multicultu-
ral, potente, transgresora, progresista.
Libre.
Constituida colectivamente.
Con deseos de autodeterminación.
Con el estigma pionero de “vivir con lo nuestro”.
En familia, en el territorio, en la región.
Con la cultura del trabajo participativo.
Nunca se identificó con los “Pagos de la Magdalena” extensa comarca de exterminio
y de latifundios saqueados a los querandíes con la espada y el evangelio.
Tierra de “Mercedes reales”, aquellas que esquilmaron nuestro territorio transfor-
mándolo en “estancias” de los dueños de la tierra. Este territorio no es de los pocos
28
dueños de todas las tierras del distrito.

El futuro por niños y adolescentes en un municipio adolescente


No se reconoce en los miles de hectáreas acumuladas e improductivas de los ape-
llidos de las estancias con castillos afrancesados, de vacas gordas y peones flacos.
Dicen los sociólogos e historiadores que hemos creado un Municipio con Identi-
dad, con énfasis en el trabajo, en la vecindad, la solidaridad, con una sólida red de
relaciones sociales, con una fuerte interacción de los habitantes entre si y con su
entorno geográfico, histórico, cultural.
Con la voluntad eterna de construir participando, con rechazo a las burocracias, con
la impronta de la gestión comunitaria del estado municipal, con deseos presentes
de reivindicaciones históricas.
En síntesis.
Una jurisdicción Municipal con hegemonía, con su geografía local organizada, con
solidaridad, cohesión, trabajadora, participativa y con amor por el territorio.
Las historias de los pueblos se reconocen en las mínimas historias de sus familias,
sus vecinos, entrelazados en red por el deseo de una vida de bien estar.
Punta Indio era y es tierra de cooperativas, de múltiples nacionalidades, cosmo-
polita, de trabajo, de inmigrantes y de los pueblos del origen. Es un escenario de
elección para los pequeños en pañales. Los del mundo entero, que buscan ejemplos
para construir un mundo bueno y nuevo. Con y desde los niños.
En un manual reivindicatorio de nuestra real historia, Rosana Cesaroni, la Directora
de la escuela “Juana Azurduy” del distrito lee con sus alumnos, en la PreJornada de
Lanzamiento del Movimiento de los pañales el texto que incluyo.

LA PRIMERA JORNADA

La primera Jornada del Movimiento de los pañales en el Municipio estuvo destina-


da a recrear la historia del distrito. No hay futuro sin reconocer el pasado.
En una clase abierta en la Escuela Juana Azurduy del pueblo, con el sol alumbran-
do ardiente y en los escalones del mástil de la bandera, justo en el centro del patio
central adoquinado, tres alumnos leyeron su visión teatralizada de la historia de
sus ancestros.
La Asamblea lo adoptó, por unanimidad, como la primera declaración oficial del
nuevo movimiento.
La prensa internacional, perpleja, informó a las grandes centrales de comunicación
del mundo.
Polo Márquez, el director de “El Colono” de Punta Indio, se esforzó para que sus
colegas del mundo entendieran el verdadero significado social del documento ela-
borado por esos niños.
Lo publicó en el semanario como nota de tapa. La letra del titular, en negrita, decía:
29
CABILDO ABIERTO

El Cabildo Abierto fue en el “Argentino Hotel”, de Astengo Morando (inaugurado en


1.934) en Punta del Indio, la localidad ribereña del distrito de Punta Indio.
Frente al río plateado en marrón, con una playa en su frente de 300 metros de ancho.
Los invitados unían el Hotel con tranvías tirados por caballos desde la Hostería
“Aurora”, donde dejaban sus automóviles, Ford y Chrysler, en su mayoría.
En mi carácter de asambleísta internacional me asignaron la Nª 18 de las setenta
y cuatro habitaciones. Mientras esperaba la llegada de los congresistas visité, en el
subsuelo, el “Casino” privado.
Luego la gran sala con “Pianola”, sala de billar y juegos de mesa. En el “Restaurant”
escrudiñé como preparaban un menú de primera línea con cocina internacional, vi-
nos italianos y alemanes del Rhin, sardinas y atunes especiales, mariscos importados.
El jefe de los mozos era Corro, prolijito en blanco y negro, y engominado, como
salido de un baile de Carnaval en el Club Verónica, en los 60, con mesas numeradas,
“Los Jakims” y la orquesta Típica “Pampa”. El gourmet, “el vasco” Lloyd , con delantal
rayado en blanco y violeta y elegante gorro ayón.
Seguramente “Pancho” Gianfrini, Eduardo Lettieri y demás muchachos de la Casa
de la Cultura y de la “6 de diciembre” no iban a estar de acuerdo con semejante
exuberancia.
El Cabildo era para discutir acerca de la Autonomía del nuevo Distrito de Punta Indio.
Juan de Garay (desde 1.580) llegó a caballo. Ensangrentado aún por el exterminio
de los Querandíes en el arroyo La Matanza, bautizado con ese nombre luego de ese
genocidio escondido. Esperaba encontrarse con los Generales Julio Argentino Roca,
Ramón Camps, Isaac Rojas, Federico Rauch y Rafael Videla, que llegarían mas tarde
en un móvil blindado, verde oliva y vidrios polarizados.

Rauch, en torpe alemán hizo declaraciones a “FM del Sur”, de Luciano Bina: “- Hoy
hemos ahorrado balas, degollamos a veintisiete ranqueles” , expresó orgulloso.
Juan de Garay explicó a Laura Acosta de “El Colono”: -“Si los humillamos, tendre-
mos quien con rendimiento venga a nuestro servicio”, refiriéndose en soliloquio a

30
su estrategia con los habitantes del estuario cuando fundó Buenos Aires por segun-

Cabildo abierto
da vez.
El cacique querandí Manuá, quien dio muerte a este genocida europeo en 1583 y
no fue alojado en el Hotel, no quiso hacer declaraciones. Recordó, con nostalgia, las
tierras de su pueblo. Tierras divididas entre los asesinos de espada, con evangelio e
itakas, creando las “mercedes reales” y los “rincones”, amplios territorios del primer
saqueo, el de los españoles.

Don Januario Fernández do Eijo fue un gallego que llegó a Punta del Indio, desde 1739.
Contrajo nupcias con la porteña doña María Ignacia de Echeverría y Rodríguez
Figueroa.
Ambos fueron al Cabildo a defender sus leguas, desde el Riachuelo hasta el Salado,
ubicadas en el pago de la Magdalena y conocidas como El Rincón de Todos los Santos
o de Noario, de “apenas” 240.000 hectáreas. Lo aconsejó la gente de la Suciedad Real.
Llegaron temprano y salieron a dar un paseo en los carros del establecimiento.
Don Ramón Suárez, escritor y viejo amigo del balneario les recitó su poesía :
“Punta del Indio, la suave caricia de sol, derramando sus plateadas luces sobre el
majestuoso estuario, en la selva prodigiosa con su eterno murmurar, descendiendo
al alma cual un dulcísimo canto de la madre naturaleza”.

Estuvo don Ernesto Tornquist, padre. El responsable.


Vino desde 1908, el año de su fallecimiento, desde una habitación de su Plaza Hotel
en Retiro o de su Torreón de Mar del Plata.
Lo invitaron como hombre de la generación del 80 y fundamentalmente porqué,
entre otras actividades empresariales, se dedicó también al campo, donde fue un
“auténtico” pionero.
En nuestra zona con la colonia “La Verde” que, parcelada, se constituiría en Verónica.
Varios miles de hectáreas tenían las sociedades por él organizadas: Estancias y Co-
lonias Tornquist, 59.000 hectáreas en el partido de ese nombre; Estancias y Colo-
nias Curumalal, con 240.000 hectáreas en Coronel Suárez y en Saavedra; Estan-
cias y Colonias La Verde, con 245.000 hectáreas en los departamentos de Vera y de
San Cristóbal, en Santa Fe; entre otras. No faltaba la Salamanca, con poco más de
28.000 hectáreas cercanas a Comodoro Rivadavia, en el Sur, o en Córdoba, Santa
Fe y Misiones.
Fue el creador del Banco de su nombre, dueño de industrias forestales, de múltiples
emprendimientos y “gran” amigo del Presidente Julio Argentino Roca.

31
Al atardecer marrón, con el sol acariciando Uruguay, llegó doña Manuela Fernández
de Piñeyro, la dueña inicial de la estancia Luis Chico. Originalmente la extensión
total de los campos oscilaba alrededor de las 240.000 hectáreas.

Boucau levantó en ese sitio una casa considerada tan extraordinaria que se hablaba
del ¨Palacio Boucau”. Trazó un parque y la ubicación de su casa cerca de la costa, lo
que permitió llevar en barcazas los muebles, obras de arte y materiales, obviamente
desde Europa.
Se cuenta que en París, en la Exposición Internacional de 1889, el propietario y su
esposa, compraron las obras de arte que obtuvieron primeros premios y los interio-
res de la mansión se vistieron con los cortinados, consolas, las vajillas y la platería
traídos expresamente de por allí. Algunas envidiadas por Julio Verne y Don Dardo
Rocha, con quienes compartieron una velada en “Moulin Rouge”, templo de Onán
en la coqueta ciudad europea, espejo de la pujante Buenos Aires, europeizada, con
un puerto al servicio de los capitales multinacionales, en detrimento del interior.
Luis Chico era armonía y color. El parque con sus elegantes estatuas, el jardín es-
pañol, la pileta románica con columnas. Hermosa residencia en la que no se sabía
que admirar primero: los Sorolla, Fígari, Pellegrini, Mancini, Fader y Bernárdez
que adornaban sus paredes, las porcelanas, las colecciones de vasos alemanes, los
grabados de Palliére y de Vidal, o el valioso mobiliario colonial de época con piezas
de verdadero y fino coleccionista.
El Dr. Alejandro Shaw, que también fue invitado a la asamblea, me contó, en la
entrevista, que extendió el parque original y amplió su trazado, diseñado por el
arquitecto francés Carlos Thays que, lamentablemente, no tuvo más tiempo para
diseñar los ranchos de los peones y puesteros.
Desde un poco más al sur, llegó Muñiz Barreto, el dueño de Juan Gerónimo, mítica
estancia de una zona donde pululaban contrabandistas y aterrizaba Jorge Newbery,
pionero de la aviación en nuestro país.

Obviamente en las habitaciones principales del Hotel se alojaron, de acuerdo a sus


fortunas, la familia Santamarina dueña de enormes extensiones en Tres Arroyos y

32
Tandil, la familia Martínez de Hoz con extensos campos en Chapadmalal, donde

Cabildo abierto
vivía en un haras el mítico caballo “Botafogo”.
Desde el Castillo Normando y desde las 2 millones de hectáreas, Alfredo Martínez
de Hoz y sus amigos, los generales del proceso de 1976, imaginaron otro nuevo
Plan de saqueo nacional, el del Proceso de “Reconstrucción” … de las fortunas de
las familias patricias.
Con guardia pretoriana llegó la familia Peralta Ramos, dueños de gran parte de los
campos de la zona de Mar del Plata, especialmente Cabo Corrientes, Laguna de los
Padres y Viboratá.
Los Luro compartieron zona, prolongando estancias hacia Dolores. Es bueno re-
cordar que los Luro y los Peralta Ramos fueron los fundadores de Mar del Plata.
La Familia Cobo, también concurrió, en virtud de sus extensos campos en el Par-
tido de la Costa y especialmente a la entrada de Mar del Plata (Mar de Cobo, Mar
Chiquita y Santa Clara del Mar, por Clara Anchorena). Para imaginar los territorios
es bueno evocar que a principios de siglo, Héctor Cobo tenia la estancia “La Armo-
nía”, que llegaba desde Maipú a Miramar. (Uno de los primeros Cobo se casó con
Josefa Lavalle, hermana del General Juan Lavalle, el que ejecutó a Manuel Dorrego
y de allí los Lavalle —Cobo y la toponimia de la zona.).

Tarde, con luna plateada en el horizonte y casi al anochecer, arribaron los Gue-
rrero, que poseían campos, desde lo que hoy es ruta 2 y el Salado hasta Pinamar y
Villa Gesell.
A su vez Felicitas, la hija de don Carlos Guerrero, de final trágico, se casó con el
buen mozo de Martín de Álzaga. El balneario Valeria del Mar, recuerda a Valeria
Guerrero.

También estuvo la familia Duhau. Dueña de las tierras en San Bernardo y Mar de
Ajó, hasta Aguas Verdes y Santa Teresita (cuyo nombre recuerda a Teresa, la esposa
de Luis Duhau).
No faltaron los Hernández, parientes del autor de Martín Fierro y empleadores en
sus terruños de Pipinas de mi abuelo Juan Gadea (puestero y domador) y de mi
abuela Josefa Madagán (doméstica). En sus posesiones levantaron el rancho donde
se crió mi madre y mis 13 tíos maternos.

Sucede que el 13 de diciembre del año 1913, el poder ejecutivo Nacional, a cargo del
Dr. Roque Sáenz Peña, decretó una autorización a la empresa del ferrocarril Bs. As.
Ensenada y Costa Sud para la llegada del tren de capitales británicos, con la prolon-
gación de 25 km faltantes del último tramo del ramal Atalaya.
Días después, el 31 de diciembre de 1913, la Sra. Dominga Ircio Vda. De Hernández, y
sus hijos Julián y Francisco Parmerión, herederos de Hernández, venden al ferroca-
rril del Sud, una fracción de tierra en donde se encuentra hoy ubicada la solitaria y
abandónica estación de ferrocarril de Pipinas. Luego se dicta una resolución minis-
terial en donde se designan los nombres de, Verónica (nombre de la esposa de Don
Martín Tornquist, de apellido Bernal y origen británico), Monte Veloz y Pipinas,
como paradas del ferrocarril.
Don Clemente López Osornio, dueño del Rincón de López, al sur del río Salado,
no pudo concurrir.
Fue víctima de un malón en el año 1783. Tampoco concurrió, su nieto, Don Juan
Manuel de Rosas, a pesar de haber transcurrido su infancia en este hermoso e
33
histórico lugar.
Era un hecho, en el Cabildo, que el sector más homogéneo y poderoso de la oli-
garquía, los ganaderos bonaerenses, se habían apropiado de las mejores tierras, de
mejor suelo y clima, en la pampa.
Un proceso que incluye la colonia española, la enfiteusis rivadaviana, la conversión
de enfiteutas en propietarios bajo el rosismo, la entrega de tierras en 1857 bajo el
mitrismo y la distribución producida después de la mal llamada “Conquista del
Desierto”, un “desierto” de miles de habitantes originarios, ancestrales, con historia,
culturas , familias y un futuro “abortado”
Evidentemente no querían perder sus privilegios. Y allí estaban, en el “Cabildo”
de Punta Indio, el nuevo partido. El del Movimiento de los insólitos pañales ayón.
En el Salón de Deliberaciones se iban a sentar a la derecha, junto a los miembros de
la Suciedad Real y al partido militar histórico, representados por Rivadavia, Rauch,
Massera, Videla, Roca, Onganía, la Bahring Brothers, el “barba” que dura y Henry
Kissinger, el asesor internacional de la CIA.

Fuera del hotel, en carpas de lona y juncos, rodeados de fogones y humo y a una
distancia prudencial, vigilada por los “patovicas” contratados, estaba el pueblo.
Una lluvia pertinaz no logró apagar la energía de siglos.

En una toldería a orillas del dulce río estaban los espíritus de los querandíes, encar-
nados en la esbelta figura de su cacique Telomiac Condíc (o Telomonian Condie)
que fue asesinado con otros 2.000 querandíes en La Matanza.
Toldos, palos, boleadoras, cueros y pastizales.
El gran dios Soychu y el espíritu del mal, Gualichu, merodeaban sus fantasmas.
Estaban acompañados por 736 personas que se declararon descendientes del pueblo
querandí en la encuesta complementaria de 2005.
Los que sobrevivieron a “la evangelización y la civilización”.

Desde distintos lugares del pago llegaron los gauchos. Los lideraba Luis “Fatiga”
Alvarez, un rockero devenido a gaucho. J0ven rockero. Gaucho viejo.
El que fue recibido por la gente como un patriota fue el capataz del Rincón de
Noario, el criollo Pancho Díaz, que defendió Buenos Aires en las Invasiones Inglesas
de 1806 a las órdenes de Liniers y Pueyrredón.
Se creyó en el pago que lo habían matado, pero reapareció, como un fantasma ca-
balgando por los campos del patrón. Se cuenta que el susto fue tan grande como la
fiesta en su homenaje, con payada, riña de gallos y taba.
Libres y alegres le pusieron guitarras a la fresca brisa nocturna del Río de La Plata.
Los puesteros, baqueanos, peones y labradores de todas las estancias de los latifun-
distas se fundieron al calor de la fogata en el lateral derecho de la escollera.
Temas de Yupanqui, Argentino Luna, Merlo, Cafrune y Larralde encendieron los
deseos de equidad y trabajo digno.
“Muchinga” Barrios cantó toda la noche con el “Vasco” Giulidori y el “negro” Airez.
Mi abuelo Juan Gadea quiso estar y cabalgó toda la tarde desde Las Pipinas.
Josefa, mi abuela se quedó con los niños, amasando el pan y ordeñando a las vacas.
Clara Inés, mi madre, había amanecido con fiebre.
Todos repudiaron las nubes que no dejaron ver la “Cruz del Sur”, los alambrados y
el alicaído valor de los bonos que recibían de pago por 12 hs de trabajo, además del
precio de la galleta y de los cuadernos para los gurises en las despensas de los due-
34
ños de las estancias. Pidieron agua bebible, letrinas y comadronas para los partos de

Cabildo abierto
sus mujeres.

En carros, a caballo y caminando, desde las colonias, llegaron los eslavos, ucrania-
nos, polacos, rusos, alemanes, españoles e italianos.
Eran lectores de Gramsci, Marx y Mariátegui, hablaban dialectos, y tenían varios
credos. Muchos recordaban el viaje a través del Océano, su estancia en el Hotel de
los Inmigrantes, la nostalgia de los parientes de la aldea piamontesa o de Turingia,
la incertidumbre del presente y el deseo de un futuro de iguales y de salud.
Habían construido la Sociedad de Fomento, mejorado los barriales y ayudado con
los primeros faroles a gas que iluminaban los fantasmas del pueblo y de la noche.
Crearon el correo, los Clubes Sociales y Deportivos Juventud Unida y Verónica, las
iglesias, las veredas, hasta las calles. La luz, el agua potable, las cloacas, la escuela, la
Sala de Primeros auxilios, las cooperadoras, las cooperativas.
Algunos trabajaban en la Base de Punta Indio desde su creación.
Otros eran horticultores. Los turcos, comerciantes. Los italianos tenían bicicleterias
y eran sastres.
Decidieron ubicarse en la retaguardia del Hotel donde estaban alojados los oligarcas
de la zona, que se quejaron porque no pudieron conciliar el sueño.
Toda la noche sonó Paco de Lucía, polka, vals, canzonetas italianas y “La donna e
mobile”.
Claro que Gardel, Fiorentino y Angelito Vargas también cantaron toda una nerviosa
noche de luna llena, blanca, redonda y cómplice. Hubo tarantela, paso doble, tango
y zambas.

Trajeron carpas de campaña. “Hostel” pioneros. Se ubicaron por orden alfabético,


dado que muchos también se escolarizaron en la escuela que sus propias manos
construyeron en la cercanía de la Plaza embarrada, al lado de la Estación del FFCC
General Roca (sic)
Llegaron los Faggiani, Iriarte, Hosbor, Zafaro, Harfuch, Foyth, Ruggiero, Sisti, San-
tantón, Volpara, Marquez, Bini, Vuckovick, Ferradaz, Bertelli, Barcia, Nieto, Negro,
Equiza, Parfajt, Spreafico, Silva, Ojer, Telleriarte, Ravara, Escala, Fontana, Bill, Rai-
mundi, Gianfrini, Chuliver, Reichenbach, Arroyuelo, Fina, Gadea, Monzòn, Airez,
Carosella, Abraham, Regis, Aparicio, Perez, García, Gonzalez, Ginesta, Sanchez,
Landa, Delleville, Formigo, Setièn, Semenciew, Sawonzack, Pomazansky, Dìaz,
35
Chudoba, Podrecca, Herman,Nanni, Cesaroni, Cipriano, Ferreyra, Silva, Merlino,
Minervino, Fuentes, Bina, Domeqc, Castellàn, Gallaman, Càmara, Borrego, Bard,
Correa, Muñoz, Iturria, Haded, Rincòn, Solamito, Paolìn, Marino, Guagnini,Castro,
Alvarez, Parodi, Caprile, Fina, Valuzcek, y tantos mas que no se registraron porque
llegaron tarde.
Claro, ninguno tenía más que deudas a a pagar y ganas de establecer una familia
y un proyecto en “la tierra prometida”. No fueron invitados al Hotel de Astengo.
Don Raúl Zerboni, el maestro eterno y pionero, llegó más tarde de lo esperado, igual
que el Dr Escalada, que tuvo que atender un parto en la madrugada en una chacra
de Monte Veloz, con la compania del Dr Molina. El Dr Hernández no fué porque
tenía un niño internado en el Hospital de su nombre.
Haramina , el boticario, estaba de turno.
Arrigo, el viejo Quetglas y Dido Sisti jugaban con el “verde” en La Plata.
El tano Cesaroni llegó de madrugada porque la Orquesta de Pugliese tocaba en el
Colón y cantaba Fiorentino.
Sierra y Lamoglie cerraron la peluquería muy tarde y se tomaron un remisse con
Portatadino, que cerró la iglesia de noche, después de un casamiento “apurado” por
el embarazo de la novia.

Caminando por el “camino viejo”, con carteles al viento, bombos y cornetas venía la
columna de “la juventú”. “Autonomía Ya”, “Vivir con lo nuestro” que eran las ideas
guiones de la Casa de la Cultura, grupo progresista y vecinal. Se habían concentrado
en la Biblioteca Popular Mariano Moreno y en la imprenta “La Nota”. Traían en sus
manos la publicación “Nueva Etapa” , “La Palabra” y el Acta acuerdo Compromiso
para el nuevo partido de Punta Indio, que sería el documento a discutir con los par-
tidos políticos y Luis Colabianchi, el primer Intendente electo.

Había cooperativistas, anarquistas, socialistas, comunistas, radicales yrigoyenistas,


gente del FORJA, peronistas. Estaban liderados por gente de la Liga Agraria, de la
Fraternidad y caudillos locales.
También los del Partido laborista de Cipriano Reyes, el partido incorporado al Pero-
nismo, determinante en la gesta del 17 de octubre de 1945.

36
La gente que participó en el primer intento Autonomista en el 1957, de traje y cor-

Cabildo abierto
bata, no le quiso perder el paso a estos jóvenes. Preferían que el nuevo territorio
tuviera el nombre de Tomas Espora, un marino reputado.
Pérez, el locutor de Cóndor Publicidad, conectó los altavoces de las esquinas del
pueblo, que estaba vacío, como el día de un clásico entre Juventud vs. los” verdes”.
Arengaba, con música de Los Panchos y de Sandro, para que todo el pueblo concu-
rriera al escenario de los acontecimientos.
Colabianchi, Equiza e Yzurieta practicaban los discursos de asunción a la nueva
intendencia.
El brujo del pueblo, Noviello, les había leído las cartas y el Tarot.
Coincidía con los lapsos de sus respectivos mandatos.
No habían nacido aún, pero ya estaban estigmatizados por esa función pública.
Pipí, el querido “linyera” de la comarca no fue. Se quedó deambulando entre los
bancos pétreos de la Plaza San Martín. Se cuenta que desde su trauma en la segunda
guerra mundial tenía fobia a las grandes movilizaciones. Aparte había conseguido
15 “colillas” de “Jockey Club” y de “Particulares” con filtro marrón. Manolo llevó la
“Spika”. Jugaba Boca contra Chacarita Juniors.
“O sole mio” cantó la multitud apenas el sol despuntó en rayos marrones sobre el
río argento.
08.16 hs comenzaron las sesiones. Mi bisabuelo Hugo Reichenbach explicó como
fue el orden del día, similar a su presencia en la fundación de La Plata, en la foto
con Benoit y Dardo Rocha.
Silvia Ricca, la Directora ejemplar del secundario del pueblo, tomó la responsabili-
dad de las actas.

Las fotos las saco Laura, de “El Colono”.


Un bullicio creciente se transformó en ritmo.
Las voces en notas. Los movimientos en corcheas.
La violencia de los pagados para impedir, en redobles.
Las decenas de discursos en coros.
Cesó el viento, se disiparon las nubes y las aguas, achocolatadas en marrones, se
aquietaron.
El sol apareció, imprevisto, la noche de ese día.
Los terratenientes tuvieron que huir por detrás de la pantalla, la del Cine “San Mar-
37
tín”, de mi viejo.
Sus choferes arrojaron los guantes y se unieron al pueblo.

“Autonomía” vociferaba “Gin” Perez en los altoparlantes del nuevo distrito.


A las 21 hs comenzó el corso enfrente de la Estación.
Había querandíes, gauchos, inmigrantes de todos los siglos.
El Club Verónica y el Juventud armaron el baile. De la Autonomía.
Actuaron Los Jakims, La Pampa, Frutilla, Rama Negra y Los Silva.
La Pérgola adhirió. También los jubilados.
Pancho Gianfrini fue ovacionado con su fueye.

No hubo desfile militar ni sobrevolaron aviones.


Los tanques de Alcides López Aufranc retornaron a Magdalena. El pueblo fue una
fiesta. La de los 100 años. Con Autonomìa. La de “Verónica es volver”.
Florecieron las embarazadas, se incorporaron los abuelos. Los niños hicieron ron-
das. Y los jóvenes soñaron con nuevos horizontes. Camila se emocíonó aunque aún
no entendía nada. Era una recién llegada.
Los pañales en ayón capitalizaron la experiencia de esta pequeña revolución de
pago chico.

NEHUEN

Nehuén es de Ñorquinco. Tiene 11 años. Dejó la escuela porque trabaja. Arrea bue-
yes con carros y durmientes en la estancia de 5.000 hectáreas frente al lago espe-
jado en cielo azul.
Escuchó en la radio comunal lo del movimiento de los pañales.
Soñó un nieto sano sin hidatidosis, con letras y sin frío.
Y una vida sin foto fragmentada.

38
LOS APUNTES DE CAMILA (8) (9) (10) (11) (12)

Los apuntes de Camila


Esa noche Alberto durmió en su cama original, la de la infancia, con la ventana
abierta e inundada por la brisa fresca de los alerces y jacarandaes de la Plaza San
Martín del pequeño pueblo.
Sus sueños fueron ininterrumpidos. Recordó que llegaba Camila, la nueva Médi-
ca del Programa de Salud municipal Indio Sano, que había liderado su otro yo,
Juan, hacía unos años, de la mano de la creatividad y la participación de la gente
recreando su derecho a la salud y al desarrollo social, adoptado por el movimiento
de los pañales.(8)

La de Camila es una historia limítrofe entre la realidad y la ficción.


Una pediatra que luego de su residencia en la especialidad comienza a desarrollar su
profesión en nuestro Municipio.
La intención era que su experiencia sirviera de guía a los miles de Pediatras, que
como Camila, siembran nuestra geografía de mística y, obviamente, al Plan de Salud
de los Pañales.

El micro era incómodo, sin calefacción y con los asientos rotos. Era el único servicio
para llegar, dado que la línea ferroviaria había sido levantada el 31 de mayo de 1978,
en la oscura época del Proceso Militar.
El claroscuro de las luces de los automóviles de la ruta, incendiando la ventanilla del
39
micro, le impedían conciliar el sueño.
Camila había terminado su Residencia de Pediatría. Decidió radicarse en la ciudad
capital de ese municipio de 10.000 habitantes, por la insistencia de Juan que
había sido su instructor en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica” de Niños,
de La Plata.
Se sentía rara, con una mezcla no equilibrada de seguridad por su excelente forma-
ción profesional y de ansiedad por anticipar algunas de las aristas de su nuevo rol
de pediatra en una comunidad donde funciona un sistema de salud diseñado por la
comunidad participando.

Reconocía que su capacitación estaba centrada en la enfermedad, dado que su esce-


nario de formación durante 5 años había sido un Hospital de la máxima compleji-
dad, con todos los servicios y referentes necesarios. Siete años en la Facultad y cinco
en el Hospital.
¡12 años de estudio dentro de las paredes de las cátedras y las salas!
¡Ahora el escenario sería distinto!
Los Centros de Atención Primaria del Municipio y un hospital de mínima com-
plejidad.
La comunidad participando, las formas frecuentes de presentación de las enferme-
dades prevalentes. Nada de respiradores, antibióticos de 3era generación, sin neu-
roimágenes, sin complejidad.
Ahora el protagonista principal será la salud, la promoción, la prevención, la educa-
ción comunitaria.

El ómnibus disminuye la velocidad, dobla hacia la izquierda e ingresa al acceso de su


nuevo lugar y su nueva historia.
En ese instante fugaz pero profundo que antecede a la visión premonitoria del fu-
turo cercano, una “lluvia de ideas” “moja” de una transpiración pegajosa e incómoda
a Camila.
Se le ocurre, preguntar
-¿Seré la pediatra que necesita esta comunidad?
Recuerda la clase en la Cátedra de Pediatría:
…“Solo el 10% de los Residentes de Pediatría harán una especialidad y aún en las
ciudades trabajarán de clínicos pediatras”…
¿Qué, cómo, donde, cuando, porqué, para que capacitarse?
… “Los ejes son la clínica, la historia clínica, la relación médico paciente, el análisis
de problemas y evidencias, el análisis de los perfiles epidemiológicos y las priorida-
des sociales”…
“…Hay que orientar los programas a problemas Comunitarios, a los problemas pre-
valentes y hacia los problemas regionales…”
¿Cómo será este Municipio rural de la pampa deprimida del Salado?
-Ahora debo gestionar, asistir y planificar la Salud Materno Infantil del Municipio.
El apunte decía que debo confeccionar una Tabla de Prioridades Sociales y averi-
guar acerca del Perfil Epidemiológico de la comarca. (Epidemiología clínica).
¿Cuáles serán las 10 causas mas frecuentes de consulta?
¿Habrá Programa de Salud Escolar?
¿Cómo hago para Planificar la Educación Comunitaria?
Los Consejos Vecinales de Salud y el Programa de Salud del Municipio lo tienen
40
desarrollado hace años.

Los apuntes de Camila


¿Quién me facilitará el diagnóstico inicial de salud materno infantil?
¿Las embarazadas están nominalizadas?
¿Hay un equipo de salud organizado?
¿Hay un sistema de atención por cuidados progresivos?
¿Cuantos menores de 20 años habitan el partido?
¿Como están distribuídos según grupos de edad?
¿Cuántos Recién nacidos hay por año en el Municipio?
¿Cual es la Tasa de mortalidad Infantil de la zona?
¿En qué momento de su vida se mueren?
¿Se mueren uniformemente en las diferentes áreas del Municipio?¿Porque? ¿Qué
porcentaje de Recién Nacidos prematuros hay en la región? ¿Y de Recién Nacidos
de Bajo Peso al nacer?
¿Qué razón de Mortalidad Materna hay en la zona?
¿Cuantas madres son menores de 20 años?
¿Cuántas madres son analfabetas?
¿Cuantos abortos se estiman por año?
¿Se realiza control adecuado del embarazo?
¿Hay Maternidades con Condiciones Obstétricas Neonatales Esenciales (CONE)?
¿Hay Unidades de Cuidados Intensivos neonatales adecuadas?
¿Hay Centros de Atención Primaria (CAPS) integrados en Sistema?
¿Se desarrolla la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS)?
¿Hay participación Comunitaria en las acciones de salud, desarrollo social y edu-
cación?
¿Hay articulación interdisciplinaria?¿Hay articulación intersectorial?
¿Hay desarrollo de Programas de Escuelas para la salud?
¿Hay acceso de toda la población?
¿Hay referencia, contrarreferencia e historia única de salud en el Área ambulatoria
y hospitalaria?
¿Hay ligas comunitarias de Lactancia materna?
¿Hay un proyecto de Promoción y extensión de la Lactancia Materna?
¿Está toda la población vacunada adecuadamente?
¿Cuáles serán los problemas prevalentes y sus escenarios de atención?
¿Cuáles serán las consultas frecuentes?

En el teórico se afirmaba que 20 motivos de consulta explican el 82% de los proble-


mas de enfermedad en el niño.
¿En la Emergencia, en la sala, en la Maternidad, en el Consultorio Externo?.
Camila trajo el libro “Pediatría en Red”(109) con 100 situaciones problemas en el área
asistencial, pero con su forma de comienzo habitual, desde los signos y síntomas
guiones.
¿Cuáles serán las causas de Morbimortalidad en Punta Indio?
¿Tendrá el Municipio una red para la derivación de las situaciones que requieran
internación?
¿Cómo era eso del Niño sujeto de derecho? ¿ Y el proceso clínico centrado en la
persona?
¿La salud escolar? ¿El niño que trabaja? ¿Las discapacidades? ¿La prevención cua-
ternaria?
41
¿La violencia desde el nacimiento? ¿El niño en situación de calle?
¿Hay referencia, contrarreferencia e Historia única de salud en el Área ambulatoria
y hospitalaria?
¿Los controles promedios de los lactantes y los niños hasta la edad escolar son los
necesarios? ¿Hay guarderías?
¿Hay programas de alimentación saludable en las escuelas?
¿El pueblo tiene plazas, club, centros recreativos y deportivos?
¿El medio ambiente es saludable?¿Hay recolección adecuada de la basura?
¿Hay mataderos o frigoríficos? ¿Hay control bromatológico en la comunidad?
¿Toda la población tiene agua potable y cloacas?¿El aire está contaminado?
¿Las aguas están contaminadas?¿Las tierras padecen organofosforados o glicerofos-
fatos? ¿Hay cianuros en la zona? ¿Arsenicismo?
¿Hay colilargos en la zona? ¿Leptospirosis?¿Hay vinchucas infectadas? ¿Ofidismo,
alacranes?¿Es zona de tránsito del dengue?¿Larvas migrans visceralis?
¿Ganado ovino, caprino? ¿Hidatidosis?
¿Hay poblaciones golondrina? ¿Tuberculosis?, ¿Enfermedades de Transmisión se-
xual? ¿Casos de HIV?¿Hay pueblos originarios? ¿Adicciones?¿Rutas cercanas?
¿Cuales son las condiciones habitacionales del pueblo? ¿Hay planificación ur-
banística?
¿Cómo es el clima de la zona? ¿Hay catástofes naturales habitualmente? ¿Inunda-
ciones?
¿Las familias tienen trabajo adecuado? ¿Hay repitencia y abandono escolar pronun-
ciado? ¿Es una comunidad multiétnica? ¿Los niños y las niñas trabajan? ¿Los adoles-
centes trabajan o estudian?
¿Toda la población, incluida la infantil, está nominada?
¿Hay incidencia elevada de suicidios?¿Hay violencia de género?
¿Hay niños en situación de calle?
¿Qué porcentaje de la población infantil tiene discapacidad?
¿Hay articulación Municipal de los Programas verticales de Provincia y Nación?
¿El sistema Municipal de Salud tiene un Vademécum Propio?
¿Hay relación entre los efectores del primer nivel de atención y los de máxima
complejidad?¿Hay sistema planificado de derivación?

En su último e interminable giro, el micro pasa por la Escuela más grande del distrito.
¿Cómo era eso de la visión ampliada y la extensión de la salud infantil?
El Portal de Educación Permanente en Pediatría(8) tiene secciones destinada al niño
y la pintura, el cine, la literatura y la música, recordó.
A las 21 hs de un cálido día del verano del sur Camila llega a su nueva historia.
Durmió poco en su primera noche en el nuevo destino.
El Consejo Vecinal de Salud le organizó una cálida y concurrida bienvenida en la
noche de su arribo, en el Centro de Jubilados.
Empanadas de carne de las mujeres del Consejo, una cremosa torta de las abuelas
del Centro y de regalo una blusa ayón con el logo de los pañales.

42
60 JUANES, ALGUNOS ALBERTOS Y UN NUEVO JOSE

60 Juanes, algunos Albertos y un nuevo José


Retorné a La Plata. Mi familia, la de Juan, me esperaba.
Llovió solo diez minutos en el camino de retorno.
Sonaba la ópera “Carmen” de Bizet. Cantaba María Callas.
Luego la noche fue luz con incendio de estrellas. Me miré en el espejo retrovisor
reiteradamente.
Mi cara juvenil se fue transformando en arrugas incipientes, miopía creciente y
pelos canos en la sien.
En el acceso a La Plata se me empezó a notar la calvicie occipital y los párpados
abotagados.
Llegué a mi casa con 61 años y ya con dolor de cadera.
No hice ruido, porque todos dormían el cansancio urbano.
Dormí poco porque tuve un sueño onanista, autobiográfico, casi histórico por mis
senderos de décadas en esta aventura maravillosa de vivir la vida.
Quizás influenciado por la inminencia de mi desdoblada personalidad.

Se me vinieron todos.
Todavía no se bien de quien fue la idea.
Festejar mis 61 años en el quincho del Club Everton de La Plata tenía lógica. Hay
música, mesas, vajilla, manteles. Se puede hacer hamburguesas, chori, hasta piz-
zas. El vino y las cervezas van al tacho, con “rolitos”. Nos podemos quedar has-
ta la madrugada y el estacionamiento esta dentro del predio. El camino de retor-
no es seguro, poco circulado, de noche, para los que se excedan con el alcohol.
Pero la noticia de “esos” invitados me conmovió.
“La comisión de festejos del onomástico de este sexagenario”, decidió, por mayoría
absoluta, invitar a la celebración a todas las categorías etarias de Juan Alberto José.
O sea, desde la categoría 1954 a la 2014. Un representante, por año, del Juan que fue…
60 tipos en total. Casi des…conocidos. En dos micros. 21.15 hs en el portal de la fiesta.
Un “exceso”, porque los fantasmas comen mas. Y se “beben” hasta el agua de los floreros.
Lo mas extraño es que cada uno de estos Juanes, y algunos Albertos, se “disfrazaron”
para la ocasión con la vestimenta del año que les tocó vivir. Y que estos tipos no se
conocían entre sí, dado que el categoría 63 se desvaneció, el 31 de diciembre de 1963
a las 0 hs.
Y le entregó su cuerpo y sus pertenencias al de la categoría 64. Y así sucesivamente…
Del primer micro bajaron un lindo recién nacido con capellina, un preescolar de
ojos negros y cabellos transparentes. Luego un escolar obeso y un monaguillo an-
teojudo en carey.
Los adolescentes, bulliciosos, vestían jeans gastados y gamulán, exhibían pelo largo
desprolijo y barba negra “guevariana”. Un maloliente ocupaba con su mochila el
pasillo del micro y discutía acaloradamente con un prepúber pelicorto, de guarda-
43
polvo blanco, con cara redonda y de “traga”.
Me comentaron que era el fantasmita de un “abanderado” paquetón de la Escuela
Nº15 de Verónica.
Me llamó la atención que todos usaran anteojos.
Cuadrados, marrones, negros, de carey, de metal, redondos. Lupas telescópicas di-
simuladas.
Parecía que el sponsor de los micros era Luz Fernando. Con más o menos pelo,
todos rubios.
Los de las categorías 73 a 78 se sentaron en el asiento de atrás. Eran todos estudiantes de
Medicina, con guardapolvos blancos, chaquetas y estetoscopios. Eran como hermanos,
muy parecidos. Parecían horrorizados, angustiados, tristes. Eran los fantasmitas perse-
guidos por los recuerdos del Proceso genocida, todos sobrevivientes. Fumaban “Parti-
culares” negros, calzaban zapatillas también negras y leían Hernández Arregui, García
Lorca , Jauretche y John William Cooke.
Finalmente aparecieron los pediatras jóvenes. El de la categoría 84 ya había sido pa-
dre. En un soliloquio inentendible histrionizaba acerca de no se que Hospital, de no se
cuantos niños, de noches de madres y enfermos, de inequidades y de mejores futuros…
Solo sonreía cuando vociferaba Ana Laura. Poco claro el “ánima”… y bastante… “to-
cadito”. Sin embargo las categorías próximas, lo aplaudían, como si conocieran el
argumento de sus delirios.
Los del primer micro se sentaron en tres mesas. Las de cada década. 10 años por
mesa. Desde el 54.
En el segundo micro, que se retrasó, por el tránsito en los recuerdos, llegaron los
“hombres Juanes” adultos. Ceño fruncido. Menos pelo. Solo destellos rubios. Sin
alopecia… aún. Dolor de muelas y más miopías, ya con presbicia y astigmatismo.
El de la categoría 2000 ya tenía 5 hijos y no paraba de recitar frases inconexas, su-
surrando Federicos, Marieles, Manueles y Julianes. Algunos vestían saco y corbata,
eran grises y soberbios. Otros tenían los zapatos con barro y la mirada vivaz pero
pequeña. Ya eran hombres en otoño. Llegaron al predio y ocuparon, prolija y obse-
sivamente, las mesas de sus décadas respectivas. El sesentón homenajeado se sacó
fotos, con sus antecesores, mesa por mesa, como en los casamientos de pueblo.
Percibió su parentesco en alguna mueca, en un gesto fugaz, en alguna disarmónica
caminata, en las arrugas de la frente por la presbicia y hasta en algún tics no socia-
lizable, cercano al isquio-pubis. La fiesta fue conflictiva, casi tanto como cambiar
de década. Algunos me llamaban Alberto, otros Juan, solo para exacerbar mi ambi-
güedad esencial. Pocos susurraban José, o “Don Pepe”… marcando lo incipiente de
la vejez. La ventaja de tener un nombre para cada edad. Algunos tomaban “Paddy ”,
otros ginebra, algunos Bidu- Cola y hasta naranja Crush.

El “Disc Jockey” no pudo complacer tan diversos pedidos. Elvis, The Beatles, Pink
Floyd, Almendra, Quilapayún, Los Olimareños, Ray Charles, “La valse” de Ravel,
“Escalera al cielo” de Led Zeppelin y un concierto de Aaron Copland, es mucho
para una sola noche.
No se pueden recrear musicalmente 60 años en unas horas.
Los diálogos eran alocados, sobre todo cuando, ya tarde, se mezclaron las mesas.
Hablaban de golpe militar y confundían al Almirante Rojas con Onganía, con Videla
y hasta con Pinochet.
Si el tema era revolución no podían discriminar si se trataba de la revolución social,
la sexual o la de los pañales.
44
Messi, Maradona, Pelé o Di Stéfano.

60 Juanes, algunos Albertos y un nuevo José


La “naranja mecánica” o el Huracán de Menotti. El “loco” Houseman o el “Kun” Aguero.
Todos confundían las décadas. Briggite Bardot o Raquel Welch. Pugliese o Piazolla.
Lennon o Duke Ellington.
Estos Juanes estaban enceguecidos por las diferencias generacionales.
Muchos años y pocos acuerdos. No se escuchaban ni se entendían porque sus rea-
lidades habían sido disímiles.
A las 3.45 hs cambió el humor colectivo.
Seguramente la armonía “destiló” por la epidermis de estos viejos des…conocidos.

El Juan lactante despertó de un sueño atemorizado y recordó el arrullo materno.


El escolar “gordito” contó sus miedos infantiles de discriminación.
El adolescente con acné del 68 evocó un picnic del día del estudiante.
El estudiante sollozó la alegría de la primavera fugaz de los 70, llena de flores, ideas
e ilusiones.
El pediatra joven celebró la magia de sus niños de Hospital.
El maduro renació con el llanto inicial, de vida, de sus cinco hermosos hijos.
El funcionario y el profe contaron que es posible un mundo mejor y que hay que
seguir intentando.
Y se armó la fiesta.
Hasta el José jovatón de setenta movió la cadera con artrosis, al ritmo de salsas,
sambas, carnavalitos, tangos y rock.
A las 7.45 hs se subieron a los micros. Sin orden pero con deseo.
Se mezclaron las décadas y los asientos. Quizás por los “mojitos” o el Ferñet con Caco.
Canas más, arrugas menos. Anteojos de carey o de metal. Pelos a lo Lennon o a lo
Valentino. Barba a lo Che o a lo Freud, estos Juanes parecían tener algo en común.
Confieso que los voy a extrañar.
A los 60 Juanes y a los algunos Albertos… A José o “Don Pepe” no. Porque llegó para
quedarse.

No me había recuperado aun del sueño intranquilo, cuando un rápido movimien-


tos de ojos me confirmó que iniciaba otra fantasía onírica. Sentí las sábanas moja-
das, de transpiración y la respiración agitada… por los años.

45
POSTALES EN 10 CUOTAS Y 5 ENTREGAS (13) (14)

1954

Clara Inés Gadea “de” Reichenbach, mi madre, con gestosis, reposos y miedo, pujaba
para sacar de su morada materna a un recién nacido de 2.450 gramos.
Era un 6 de septiembre de hace mas de 60 años. Primogénito, peludo y “porteño”
sin convicción, solo de ocasión. Tuve la suerte de que Elvis Presley me cantara su
primer hit desde los barrotes de la cuna. Empezó difícil esto de vivir. 6 meses de
reposo para esta madre sol, “negra” buena de pueblo anónimo. Ese día leí en “Cró-
nica” que desde Estados Unidos zarpaba el primer envío de armas, de tantos, para
la “democrática” dictadura franquista en España y que en Dien Bien Phu (Vietnam)
los vietnamitas derrotaban a las fuerzas coloniales francesas. República Federal de
Alemania había vencido a la favorita Hungría por 3-2 en el Campeonato Mundial de
Fútbol celebrado en Suiza.
En Paraguay el general Alfredo Stroessner, candidato único, era elegido presidente
de Paraguay, o monarca, sangriento por décadas. Perón se debatía en retirada. Una
vez mas las fuerzas del mal elucubraban, en intrigas palaciegas y “ armadas” para
derrocar a un gobierno elegido por el pueblo.
Juan Manuel Fangio se consagraba campeón del mundo de Fórmula 1. En el Cine
San Martín de Verónica se inauguran las butacas nuevas. 284 a todo “pullman”.
Muere Frida Kahlo. El Premio Nobel de Literatura fue para Ernest Hemingway.
Esa década me puso pantalones cortos, días de frío en el acto escolar en la plaza,
frente a mi casa. Me trajo una hermana feliz e inquieta y un autito a pedal de 4 rue-
das, con los colores de Boca.

Pablo Picasso. Guernica.

1964

A los 10 años, con mi hermana Verónica (Chichí) nos peleábamos en las largas sies-
tas de pueblo tranquilo de comarca al sur. La bicicleta me encontraba andando las
calles mejoradas, los barriales y hasta las tardes de sol ardiente. Sin sonidos. Solo
46
el de los pájaros y el del viento susurrando a un eucalipto. Aroma a tierra mojada y

Postales en 10 cuotas y 5 entregas


azahares persisten aún en mis sentidos. A la pileta, a la canchita o... a soñar.
Ese frágil sueño de niño feliz, allá en el pueblo.
The Beatles suena en la Spika o el Winco:, «She Loves You». El papa Pablo VI condena la
píldora anticonceptiva. Nace Mafalda, de Quino, que dibuja una década nueva.
El Che Guevara realiza su mítico discurso ante la Asamblea General de la ONU.
Martin Luther King recibe el premio Nobel de la Paz, 4 años antes de ser asesinado.
Estos años fueron tan intensos que no puedo en 10 renglones.
Dejé el niño gordo por el adolescente pelilargo. El Alberto de los pañales.
Tuve “malones”, “asaltos” y ¡novia!
Pasamos de La “imaginación al poder” a los “ bastones largos”, siempre de noche.
Los picnics de primavera, el baile del estudiante, la clase de Literatura con Juan
Rulfo, Cortázar y la “Flaca” García, la “profe” de literatura, en minifalda y con ideas.
El viaje de egresado a Bariloche, en un tren de ensueño, largo, con frío, pero lleno
de flores, “las flores del bien”. De la secundaria a la Facultad, lejos de casa, en tren
tembleque “e intervenido” por los monstruos guturales. De mi habitación frente a
la Plaza a la pensión del miedo.
De la mochila al andén.
De Allende a Pinochet.
De Cámpora a Lopez Rega.
Del amor al horror.
Estábamos intentando saber quienes éramos. Si es que nos iban a dejar ser, a pesar
de Lennon y Mac Cartney. Let it be.

1974

A los 20 años estaba en 3er año de Medicina en La Plata.


Había dejado atrás la hermosa vivencia de la secundaria en Verónica, el mayo del 68
francés, me recorría el país en mochila y empezaba a entender algo de la recomen-
dable aventura de vivir.
La juventud encendía ideales, de paz, amor y justicia.
Sui Generis y “Canción para mi muerte”. “Rutas argentinas” de Almendra y el flaco
necesario.
47
Pero el odio estaba agazapado. La noche no tardaría en llegar, sembrando el país y
Latinoamérica de tristeza, angustia e inequidad.
Allende ¿se había suicidado?, muriendo con convicciones, en los inicios de la prima-
vera del año anterior. El 1 de julio fallece Juan Domingo Perón. Alemania Federal es
campeón del Mundial de fútbol de Alemania ‘74, aunque el balón y la magia era de la
Holanda de Cruyf. La Triple A asesina al intelectual y político Rodolfo Ortega Peña.
El presidente republicano Richard Nixon dimite a causa de los escándalos de
Watergate.
Noticías de La Noción o Claron, siempre felices por las penurias del pueblo.
Guillermo Vilas gana el Tennis Masters Cup. John Lennon edita “Walls and Bridges”.
Nos cierran el Comedor Universitario. Miles de amigos dejan de estudiar.
El Operativo Cóndor “picotea” la esperanza y la alegría de todo el continente.
Marzo del 76. Luego la “noche de los lápices”.
La ciudad de La Plata era un gran campo de concentración.
Podías morir por exceso, por defecto, por omisión y por las dudas.
La Facultad era una morgue. Pintadita y sin carteles. Habitada por el ejército y los
cómplices eternos. “Ser joven estudiante u obrero es ser subversivo”, en un país
“derecho y humano”
Està prohibido casi todo, pero sobretodo pensar. Y ... comer.
Las fuerzas del mal tienen aparatos que descifran tus ideas. Allanamientos, fusila-
mientos, persecución. Farenheit, pero 1979. Termino la “carrera”, eludo “la parca
generalizada”, no sin culpa, ... y entro a la Residencia del “Ludovica”. Para cobrar la
beca no era necesario saber mucho, solo pasar el informe de los Servicios de Inte-
ligencia.
El Club Social y Deportivo Verónica, el de al lado de mi casa pueblerina, es campeón
de la Liga Amateur.
Luego la injusta “Guerra de Malvinas” diseñada por psicópatas para matar más jóve-
nes, los que subsistieron a las políticas económicas y a la represión, que eran y son
sinónimos.
La mueca de sonrisa de Laura recién nacida. Una “ gota de rocío” (Silvio) en una
noche de luna llena.
Mi especialización en el “Ricardo M. Gutiérrez”, el Niños de Buenos Aires, la cuna
de la pediatría latinoamericana.
Generosa colmena destruida por el odio siniestro de la dictadura.

48
1984

Postales en 10 cuotas y 5 entregas


En Chile, como consecuencia de las manifestaciones populares, el dictador Augusto
Pinochet restablece el estado de emergencia. “Yerba mala, a veces muere”. Le que-
daba poco a esta ave de rapiña del “Cóndor”. La CONADEP entrega al presidente
Raúl Alfonsín su informe, que demuestra la existencia de miles de «desaparecidos»
asesinados por la dictadura de Videla. Se acaba “La historia oficial”.
Muere Julio Cortázar, el hacedor de las fantasías necesarias. Milan Kundera publica
“La insoportable levedad del ser”.
El Club Atlético Independiente se consagra campeón del mundo por segunda vez,
venciendo 1-0 al Liverpool . En esa época no se dejaba comprar por “camioneros”
En estos años nace Federico (1987). Eludió a la partera y al neonatólogo con una
“bicicleta”, tiró una “rabona” y sonrío el gol, desde la sala de partos.
La globalización neoliberal nos sometería a una nueva dictadura, de guantes
blancos, aséptica, financiera. Sigue matando... ahora sin hombres con armas...
solo con hambre.
Desde la Instructoría de Pediatrìa, con los residentes del Ludovica , cometemos la
transgresión de no respetar los designios de la Academia de la Hegemonía Médica.
Publicamos, casi sin pulmón, varios libros con “Problemas”, que hablaban de la sa-
lud y tenían poesías. Era una forma de combatir la asfixia de tantas muertes infan-
tiles evitables, las que producían Cavallo, Menen y antes Martínez de Hoz, el dueño
de 2.000.000 de hectáreas sembradas de muerte y sangre originaria.

1994

En el estado de Chiapas, al sur de México, el Ejército Zapatista de Liberación Nacio-


nal se alza en armas contra el Gobierno mexicano.
Los soldados rusos desfilan por Berlín para salir definitivamente del sector oriental
de la ciudad.
Mariel tenía 2 años y sus ojos de miel iluminaban la ternura de Ana, mejoraban mi
humor de cuarentón y le seguían dando sentido a la vida.
Diego Armando Maradona tenía efedrina circulando en el mundial de fútbol de
49
Estados Unidos, que es ganado por Brasil al derrotar en la final a Italia.
El atentado terrorista a la AMIA en Buenos Aires deja 85 muertos y cientos de heri-
dos. El terror que globaliza un mundo enfermo de horror.
Salen las consolas: Sega 32X y PlayStation, que tantos niños adictos siguen sem-
brando en el mundo. En formas mejoradas, mas caras y … más adictivas.
La Copa Intercontinental es del Club Atlético Vélez Sarsfield. El Oscar de Ho-
llywood a la mejor película es para “Forrest Gump”. Tres años después (1997) nacen
hijos, pero de a dos.
Los melli del “papa casi abuelo”, Juan Alberto.
Julián, de cabeza, golazo, define como los que saben, el empate. 2 a 2. Mujeres y varones.
Juan intenta una “chilena” en podálica. La partera no lo cobra porque tenía el cor-
dón y la mano en el canal de parto, “jugada peligrosa”, según el Tribunal de discipli-
na de La Liga. 3 varones, 2 mujeres. La madre, “Ana, no duerme”, sueña con hadas…
En esos años deliramos, con los vecinos de mi pueblo, un proyecto colectivo, “Indio
Sano, una construcción comunitaria de la salud”. Otra fugaz primavera. La de la
gente, enseñando. Premonición de “la Revolución de los pañales”. Como Juan fui el
responsable sanitario de la experiencia.
Pero después Chichí, mi hermana, decidió eternizarse en las estrellas del fondo de la
casa de mis viejos. La tristeza encegueció los años y las madrugadas.
El “Cinema Paradise”, el “San Martín de Verónica” de mis viejos cerró las puertas
después de más de 50 años de ilusiones. Como 1500 cines de un país ya sin ficción.
Por esos tiempos fui convocado para trabajar por la Salud de los niños en la Direc-
ción Nacional de Maternidad e Infancia, con Luis García Azzarini, un poeta huma-
nista con estetoscopio y alegrías.
Hicimos lo que pudimos. Poco. Pero multiplicamos nuestras presencias en las más
alejadas latitudes de nuestra geografía, buscando equidad donde no aparecían ni los
medios ni los decisores.

2004

En Estados Unidos, el presidente español José María Aznar defiende la intervención


armada en Irak ante el Congreso estadounidense. Un ejemplo... de sumisión.
En Venezuela, Hugo Chávez es reafirmado como presidente en el referéndum presi-
dencial.
En Uruguay, el Frente Amplio gana las elecciones por primera vez, y parece, y espero,
que para siempre. Alumbra el ALBA. Roguemos que no lo oscurezca el “Crepúsculo”.
50
En Buenos Aires, un incendio en la discoteca Cromagnón mata a 194 personas (jó-

Postales en 10 cuotas y 5 entregas


venes) y deja heridas a otras 800.
En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 la Selección de Argentina de fútbol obtiene
la medalla de oro. Michael Schumacher consigue su último título de campeón del
mundo de Fórmula 1.
Profundizo mi irreversible orientación hacia la docencia y la gestión integral de la
salud de la familia, la madre y el niño. En el 2009 vuelvo al Ministerio de Salud de la
Nación como Director Nacional.
Percibo las caras esperanzadas de los niños, las madres y las comunidades de nues-
tro país interior, desde el cerro a la meseta, del arroyo al mar. Vale la pena seguir
intentando. Luis sonríe y me guía desde una nube estacionada en Avda Belgrano y
9 de Julio. Camino con los mocasines del 70 el país entero, sin mochila, pero con
la energía de los tantos que ya no están, pero que soñaban un país de niños sanos .

2014

Las Naciones Unidas han declarado 2014 como Año Internacional de Solidaridad
con el Pueblo Palestino. Paradojalmente Israel bombardea la Franja de Gaza dentro
de la Operación “Margen Protector” y mata miles de niños inocentes. Muere Ga-
briel García Márquez y nos deja con “Cien años de soledad”.
Everton de La Plata permanece en el Torneo Federal, cuarta categoría de AFA. Es un
homenaje ser Médico del plantel. Valientes muchachos. Ejemplos de alma y ama-
teurismo, en tiempos de contratos cósmicos y mediatizados. Brasil pierde por un
histórico 1-7 frente a Alemania en las semifinales de la Copa Mundial de Fútbol de
2014. Laura, artista, ganó. Fede se recibió. Mari y Juli deliran ideas y arte, como la
madre Ana y Juan ya termina... el secundario.
En la Copa Libertadores de América gana San Lorenzo de Almagro, bendecido por
el Papa Francisco.
Se identifica al nieto apropiado de Estela de Carlotto, ratificando la impunidad y el
apoyo de tantos cómplices civiles en la época del Proceso. Cumplí 60 años.
Esta es una crónica en renglones. De postales alejadas. De afectos que no están. De
esperanzas por seguir. De luchas por ganar. Me obligan. Las postales. A agradecer
por lo que fue. Y por lo que será.
De todos modos, el objeto es confesar que lo más valioso de esta anónima vida,
como la de cualquiera de nosotros, son las entregas. En mi caso 5. Las de la foto. Es
la vida que no cesa y se eterniza en ellos. Los hijos. Todos dirigentes del movimiento
de los pañales ayon.
51
LAURA, FEDERICO, JUAN, ALBERTO,
JULIAN Y MARIEL

Laura sueña teatro de niños en pañales desde su alegría y su son.


Federico imagina cuerpos felices que armonicen deseos de mas alegrías.
Juan cree en el derecho de los que no tienen derechos.
Juan Alberto no entiende su foto de niño con sus hijos niños.
Julián es consciente de la importancia del inconsciente colectivo.
Mariel estudia los orígenes sociales de tanta inequidad.
Son todos militantes del ayón.

ORLANDO

Nació en las orillas del río Paraná.


El 6 de septiembre de 1954.
Hijo de habitantes de la ribera correntina.
Padre canoero y pescador.
Madre guaraní.
Ojos almendra, pelo negro azabache.
De muy bajo peso al nacer y nacimiento dificultoso.
María, su madre, tuvo una eclampsia en el tercer trimestre del embarazo y su parto
52
no fue controlado.

Orlando
Orlando era el menor de 7 hermanos.
Su padre toca algún chamamé de Barboza en un acordeón prestado por el dueño
del bar del paraje.
Fue el primero en adherir a los Ayón.

Raúl Schurjin. Escena costera.

SIGAMOS REFLEXIONANDO

Ya en La Plata, en la Facultad de Medicina, Juan piensa en el futuro. El viento suave


abriga esperanzas.

El médico, como un integrante más del equipo de salud, debe cumplir una función
de abogacía de los derechos del pueblo en salud y enfermedad, del pueblo como
SUJETO DE DERECHO y de la Salud Centrada en la persona.
Debe sostener la integralidad del ser … humano.
Debe concebir su profesión en un determinado momento histórico, social, político
y económico.
Y no desconocer las estructuras macro que inciden sobre la salud de nuestra gente.

La medicina es la ciencia y el arte de lo biológico, social, político, económico.


La Universidad PUBLICA se debe a las necesidades de ese pueblo.
No puede delirarse en una nube alejada de las dolencias cotidianas.
Debe discriminar entre salud y enfermedad.
53
Su investigación debe estar dirigida a mejorar la calidad de vida y la salud de la
población.
No solo puede opinar.
DEBE opinar acerca de la Planificación.
Debe opinar acerca de las Políticas sanitarias, desde la óptica de las políticas parti-
darias, pero en pos del bien común.
Es un poderoso motor del desarrollo de las comunidades.

Ahora, las ideas guiones de la educación médica en los centros de EXCELENCIA


EN EL MUNDO :
La Declaración de Toronto, el desarrollo de la estrategia de la atención Primaria de
la salud, los Objetivos del Milenio, la intersectorialidad, interdisciplina, la participa-
ción comunitaria, el acceso, la nominalización, la territorialización, la promoción,
la extensión, la priorización de problemas, el abordaje humano, ético, el retorno a la
clínica, a los problemas complejos de salud y enfermedad en el escenario de los he-
chos, el estudiante como centro de la enseñanza-aprendizaje, la tutorialización, la
desmedicalización de la hegemonía, el trabajo en equipo, la educación fuera de los
muros hospitalarios, la prevención cuaternaria, el respeto a las identidades regiona-
les parecen ser expulsados de una Currícula Flexneriana basada en el Profesorado,
las materias que disecan el cuerpo enfermo, ya no sano, en riñones, ojos, pieles,
cerebros, huesos.

54
Que enseña las formas infrecuentes de afecciones frecuentes, las afecciones inhabi-

Sigamos reflexionando
tuales para egresados que en un 90% del total van a desarrollar su práctica en los
Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y se forman solo en el interior de
los muros hospitalarios.
Que no tienen acceso al individuo sano, a las comunidades, a las escuelas, a los
lugares donde vive la gente sana que está sana y se enferma.
Reparar lo evitable es parte de nuestra función.
Promover la salud. Promocionarla. Prevenir es lo de todos los días.
Gestionar la salud de la comunidad.
Planificar intervenciones.
Atender las afecciones prevalentes, que explican el 80% de nuestra tarea cotidiana.

Que no se aprenden en una morgue. Ni en hospital. Ni en un laboratorio de los


polos tecnológicos o de la industria farmacéutica.
Alvarado erradico el paludismo con amas de casa y con presos comunes.
Rawson hace 150 años hablaba de las superficies aereatorias y del agua segura.
Araoz Alfaro decía que “el principal capital de la salud pública son las madres”.

Carrillo aseguraba que ”Hospitales llenos son el cruel fracaso de la salud pública”.

Los agentes y promotores comunitarios son más importantes que los terapistas in-
tensivos en las epidemias estacionales de bronquiolitis.
La promoción de la lactancia materna disminuye los accidentes cerebrovasculares
de los adultos, la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, la gota.

Las sales de rehidratación oral en manos de un enfermero, agente sanitario o de


madres adiestradas mediante la extensión, han cambiado la morbimortalidad de la
diarrea en el mundo.

La enseñanza de la Medicina, como ciencia y arte de la salud es en equipo, en el


lugar de los hechos, en la casa de la gente, en el CAPS, con los problemas comple-
jos de esa familia, los del abuelo, el adulto mayor, la adolescente, la embarazada
y los niños.

Es el desarrollo de las capacidades para leer los factores de riesgo, las medidas pre-
ventivas y protectoras, las prácticas saludables. La CLINICA y la clínica de las co-
munidades.

“Esto no se arregla con suero y con terapia intensiva. Hay que ir casa por casa. A la
enfermedad hay que ir a buscarla donde vive y donde trabaja la gente”, decía Alberto
Alvarado en los 60.
En medicina, una buena relación médico paciente, un buen examen clínico y una
oportuna derivación permiten el acceso al 80% de los problemas de salud y enfer-
medad.
Para ello el estudiante debe tener seguimiento, nominalizar a la gente, acompañarla
en todo el proceso, poder ejercer una función de prevención y promoción, generar
redes de progresión creciente, aprender de las diversidades culturales, respetarlas,
55
por aquello que lo distinto no debe ser factor de exclusión.
Eso se debe aprender desde el ingreso y hasta el egreso de la Facultad.
Desde el primer día.
Desde el primer día se debe conceptualizar a la Medicina como la ciencia que pre-
serva la alegría de la salud y no solo como la que repara lo ya irreparable o lo ya
secuelar.
Se debe entender que para el hecho sanitario son importantes los enfermeros, los
obstetras, los agentes sanitarios.
Los maestros, el intendente y hasta la Facultad de Medicina.

Pero ello es un análisis ideológico de la función del médico.


Político. Económico. De cara a la equidad y a la concepción integral del ser humano.

Es imposible integrarlo a una Currícula que sostiene la atomización del ser en cel-
das, tejidos y aparatos.
Que imagina a la carrera como una salida al Mercado.
Que prioriza el aparataje de los polos de tecnología o las 3eras generaciones o LOS
HOSPITALES ESCUELAS (solo de la enfermedad).
Que humilla a los otros trabajadores de la salud.
Que judicializa a sus hijos, los estudiantes.
Que mantiene férrea su concepción ideológica, ya no curricular solamente.
Que dicotomiza la Facultad en una mayoría absoluta de estudiantes y no docentes
frente a una mayoría casi absoluta de Profesores con la concepción de la enfermedad.

Se abren expectativas de reflexión futura.


Muchas de las Facultades de Medicina de nuestro país, Latinoamérica y las mejores
del mundo han adoptado la salud como guión.
Las políticas sanitarias deberían estar en las agendas de discusión de nuestra facul-
tad. De nuestro futuro. El perfil de nuestros egresados también.
Habría que escuchar lo que necesita nuestro pueblo en salud.
La visión de los trabajadores de la salud.
La reflexión de nuestra razón de permanencia en ella, los estudiantes.
La congruencia entre las políticas de salud de nuestra facultad y la de los decisores
políticos.

La opinión de las experiencias exitosas de otras casas de estudio.


Generar una Planificación y una currícula más cercana a los ejes actuales.
Capacitarnos a los profesores y a los alumnos en esa direccionalidad.
No alcanza con bajar parciales, agregar fechas o ser atendidos.
Es una empresa que exige profundidad en el análisis del perfil de nuestra facultad y
sus recursos en el nuevo milenio.

Y ello tiene connotaciones ideológicas, políticas y estructurales que deben ser re-
visadas.
El movimiento mundial de los´ pañales ayón promueve la medicina como una
ciencia social y las facultades de Medicina como lugares de pertenencia de la gente ,
que tiene derecho y saberes ancestrales acerca de las formas de la salud.
56
EVERTON ES UN CARNAVAL

Everton es un carnaval
A la noche festejamos la permanencia en el Campeonato Argentino B de la teAFAnan.
Juan es el médico del plantel amateur de Everton de La Plata, un equipo de la fa-
milia y del barrio.
Un “Luna de Avellaneda” con más suerte.

De solidarias acciones, de constante crecimiento e inclusión. Social y Deportivo.


Centenario y “Decano”.
Su equipo de fútbol logró que las sonrisas del amateurismo original sigan siendo
las reglas de un deporte destinado al goce de los cuerpos en movimiento y de la
estrategia de los tantos, conformados como equipo solidario, colectivo y con alegría.
Recordamos que la lucha de clases también salpicó el futbol en los años 60, en la
época en la que nació una cohorte de futbolistas que se hicieron eco de las reivin-
dicaciones de su pueblo.
Recordando, desde el Parque Saavedra en el pulmón de La Plata, otros tiempos en
los que al futbol se jugaba por amor a la camiseta.
Recordando que hubo jugadores “profesionales” que jugaron por contrato de ser-
vidumbre. Y que esos “proletarios del balón” no tardarían en rebelarse ante esta
injusta situación, coincidiendo con las revueltas del Mayo francés.
De este modo los estudiantes, empleados, obreros, intelectuales y futbolistas se unie-
ron en las jornadas de Paris del 68 al son de mayor libertad, igualdad, fraternidad.

Mucho han cambiado las cosas para los futbolistas.


Los “trabajadores del balón” cobran millonadas y no tienen ningún reparo moral
para patrocinar a multinacionales y a las “botineras” de ocasión.
Pero para Everton fue difícil.
Contra Tres Algarrobos un empate heroico y los penales del ascenso. Claro que
pasaron casi 5 años, para llegar a esa instancia.
En el primer Argentino B la suerte del rival, la cábala equivocada, una distracción
fatal. La adecuación a otro ritmo. Los nuevos escenarios.
La remontada de la 2da vuelta. Míticos triunfos contra estructuras mejor presu-
puestadas.
Contra Sarmiento de Ayacucho el clima fue de epopeya.
Temblamos después de la derrota ante Náutico.
La garra, el coraje y la fuerza de los jóvenes contra los “camiones” del sindicato.
La alegría sin fronteras. Generosa. La de las grandes empresas.
Toda una ciudad y una provincia solidaria y pendiente de un grupo de aventureros
gladiadores de la redonda.
Los del Parque Saavedra.
Obreros, laburantes, estudiantes, amas de casa, chicos, abuelos, familias.
Nuestro vecindario. Nuestro pueblo.
El ahogo asfixiante de ese gol del segundo tiempo, en contra, el que dilapidaba la
esperanza y brotaba de lágrimas los ojos de la bronca. El del “offside” mal cobrado,
o ¿cobrado?, que nos privó de ese punto vital.
57
La maldición del travesaño. La alegría de la chilena o de la tijera.
Ya es recuerdo. Otra historia, la que recién comienza.
Alumní es el club del Amateurismo, en épocas de Amateurismo.
Everton de La Plata es la insignia del amateurismo en épocas de mercado y profe-
sionalismo.
Solo pasaron ciento y pico de años.
Con un poco mas de Historia
Porque la actividad deportiva y social de las instituciones de los barrios termina en
el cumpleaños, la fiesta de 15, el casorio, el baile de Carnaval y hasta el bautismo.
Inclusión. Solidaridad. Amistad. Alegría de jugar y de vivir.
Parece que estos valores “se hicieron carne” en este Everton sin tiempo, que está
animado por los espíritus del amateurismo y las familias, en épocas de globaliza-
ción, empresarios y botineras.
Esto de pertenecer excede los límites del campo de juego y de las kermesses con
rifa del fin de semana. Es profundamente humano, una concepción ideológica de
la vida y del otro.
Ejemplo para tantos violentos y vociferantes que sueñan con el fútbol objeto.
Objeto político, sindical, empresarial, económico, lucrativo.
Estamos deseosos de buenos ejemplos. No abundan.
Claro que el deseo en el posmodernismo...
Claro que el colectivo en el posmodernismo…
Claro que la alegría de jugar, suenan como ingenuidad. La ingenuidad de la buena
gente…
Carnaval de 2014.Mar del Plata con sol. Contra Kimberley, en su cancha.
Micro de dos pisos como cuando “el Barca” llega al Nou Camp.
Fotos de la concentración en los medios sociales. Como en la previa de un Boca-River.
Reporteros gráficos por doquier.

Todos los jugadores y el cuerpo técnico ataviados con ese uniforme de colores alegres.
El micro lo pagamos a precio accesible, igual que el alojamiento.
Los pantalones y las camisetas se hicieron con lo recaudado en la kermesse de fin de año.
Las banderas las cosieron las mujeres del club.

Cuatro años. Cuatro entrenamientos de varias horas, hasta cuatro, por semana.

Después del trabajo o la facultad. A veces sin luz.


El técnico, el ayudante y todos los colaboradores ponen auto, teléfono y garra.
El profe de educación física termina el día luego de ¿4? trabajos en la geografía urbana
de La Plata.
Este es gratis.
El presi, el vice y la comisión secan los charcos de la cancha el día del partido.
Obviamente las entradas y las cuentas las hacen las mujeres.
Los carteles de la propaganda lo subvencionan los pequeños comerciantes y los hacen
los jugadores.
El Buffet lo atienden los socios y los jugadores. El botiquín abunda de gasas y analgési-
cos de todos.
La policía y los árbitros se pagan con lo recaudado.
Pero el carnaval recién comienza.
En este corso de buena gente las mascaritas son amateurs.
58
En el tablado el director de la murga incita a los protagonistas a pintarse la cara, con

Everton es un carnaval
los colores de la alegría, los movimientos de la destreza sutil y la armonía de una
comparsa que se sabe amiga, con garra y corazón.
Ninguno cobra por la actuación.
Las lamparitas de 40 watts, azules y amarillas se encienden al costado de la calle
cuando suena el pitazo del inicio.

El adversario es blindado.
Son todos actores profesionales, contratados para la ocasión.
Con buenos sueldos. Entrenamiento mañana, tarde y noche.

Antecedentes profesionales. Dedicación exclusiva.


Claro que no son tan amigos, ni los junta la pasión.
Claro que no hacen el chori ni venden hamburguesas en el kiosco del Club. Firman
contrato con los dueños de la soja, los de las vacas, los políticos de turno o los sindicatos
de siempre, que también subvencionan a la hinchada con bombo, “tetra”, radio con
propaganda, periodistas a sueldo y técnicos caros.
Claro que estas murgas son más tristes, con movimientos mecanizados y gestos adustos.

Y el baile en el Club está por empezar. Suena cumbia, cuarteto y reaggeton.


Hay papel picado, lanza perfumes, globos azules y amarillos. Humo, fuegos de ar-
tificio y alegría.
La alegría de una familia generosa que disfruta de seguir creyendo en la amistad, la
entrega por un horizonte que parecía lejano y que merece que siga el corso.
59
Porque Everton es un Carnaval.(18)
Que protagonizó una revolución en el fútbol alegría, aún en pañales, a pesar de ser
centenario. Su técnico, el “chaucha “ Bianco suena como técnico de la selección del
Movimiento de los pañales, que cree en el futbol juego y alegría. En las estrategias
que incluyen a todos, los jugadores. Y a todos los niños.
Retorné a Verónica porque al otro día Alberto iniciaba las Jornadas del Movimiento, el
de los pañales.
La luna se encaramó redonda y brillando blancos, en el asiento trasero desde el para-
brisas posterior.
Sonaba Gustav Mahler con Sinfonía N° 1, “El Titán”.
Bernstein me saludó con la batuta desde el parlante derecho.
Me estremecí, a pesar de lo cual pude esquivar la liebre veloz que se asustó por las luces
largas del auto.
Me gusta volver al pago de mi infancia. Siempre tengo la esperanza de reencontrarme con
mi hermana pequeñita, Chichí, que nos despidió muy joven desde un horizonte sin retorno.

Dormí el insomnio de la noche anterior.


Sonaba la campana llamando, la misma que la de todas las misas de las 7.00 hs, cuan-
do crucé caminando la Plaza, acumulando conchilla en la entresuela de los mocasines.
Un colibrí amarillo y verde me saludó desde el roble y un tero sobrevoló mi incipiente
calvicie occipital.
El Consejo Integral del Movimiento había ordenado las sillas metálicas y plegables, las
mismas de los bailes de carnaval de pueblo.
Gin Pérez probó el audio y los parlantes callejeros, cónicos. El cura párroco, el padre
Herman, ordenó las copas de plata con vino de la región para homenajear a los invita-
dos de siglos.
Los reporteros gráficos del mundo y los periodistas invadieron la Plaza del pueblo. Los
agentes secretos de las centrales de inteligencia del mundo se distribuyeron entre la mul-
titud, intentando, sin éxito, pasar desapercibidos

En la iglesia se congregó una multitud ansiosa, inquieta, esperanzada. Camila observa-


ba desde la ambulancia dispuesta para eventuales emergencias.

60
2do MOVIMIENTO

2do Movimiento. Largo


LARGO

La “Sinfonía del nuevo niño” ya se había estrenado en la ópera de Milán, en el


Carnegie Hall de Nueva York, en el Teatro Español de Magdalena y en el Colón de
Buenos Aires.
El 2do movimiento era pura energía y ganas, la de los niños por un mundo feliz.
Los vientos al aire, las cuerdas en las nubes y los timbales terremoto de las entrañas
de esta tierra.
Se ejecutó al aire libre en el Anfiteatro de la capital Universal del Movimiento de los
niños en pañales, Verónica, mi pueblo.
Una corchea trastabilló en la lamparita blanca, de 45 watts, situada en el frontis-
picio de la Iglesia Evangelista.
Algunos creyeron que se trataba de un milagro, aunque fuentes, habitualmente
bien informadas, lo desmintieron.

61
LA CONSTRUCCION SOCIAL
E HISTORICA DE LA INFANCIA

Luego de mis balbuceadas, adolescentes e inentendibles palabras iniciales, Miguel


Pérez, el hijo de “Gin” y amigo, el locutor oficial, le puso ritmo y calma a la ansiedad
de la concurrencia que colmó la nave central de la iglesia y toda la superficie de la
Plaza, donde había mega pantallas repetidoras.

Eran las 09.04 hs cuando Aristóteles, el griego antiguo que llegó desde Estagira,
Macedonia, desde el 384 a. C. expresó:(19)
-Yo critiqué la educación espartana por que no creía que el hombre debiera ser edu-
cado para la guerra. Creía en la educación conjunta y hacía énfasis en que la familia
era el factor más importante para la educación.
-Siempre rescate la importancia del juego para el desarrollo físico e intelectual del
individuo en sus primeras etapas de formación.

Platón, de familia nobilísima y de la más alta aristocracia, agregó:(20)


-Yo creía que se debía apartar a los niños de sus madres para que fueran criados por
nodrizas especializadas que fueran a lactar a todos los niños de la ciudad sin saber
cuál de ellos era su hijo.
-La educación blanda crea niños con caracteres díscolos prontos a la cólera, vio-
lentos. Por otra parte, una servidumbre pesada y brutal crea en ellos almas bajas
serviles, misántropas.

Marco Fabio Quintiliano el retórico y pedagogo hispano romano planteó que los
niños deberían estar libres de toda malicia para así convertirse en buenos discípulos.
-Yo creo que la familia y la iglesia producían reflexiones pedagógicas importantes
convirtiéndose en los pilares de la formación.
En relación al tema de la historia de la infancia se plantearon problemas de la rela-
ción entre sujeto y objeto.

Le llegó el turno a Phillippe Ariés, autor francés considerado un pionero de la his-


toriografía de la infancia. (21)
-La infancia fue inventada o descubierta entre fines del siglo XVII e inicios del XVIII.
-Opté por una investigación que atienda no a los grandes eventos de la historia, sino
que a lo social existente a nivel popular y cotidiano, sobre el cual dichos eventos se
producen.
-En ese marco comunitario- expresó- los niños no eran percibidos como una cate-
goría específica, diferente y pasaban de un período relativamente breve de estricta
dependencia física, a ser socializados directamente en el mundo adulto a través del
contacto con la comunidad.
- Las fuentes a las que he acudido para fundamentar mis planteamientos son bas-
tante heterodoxas, consistiendo principalmente en un análisis del arte medieval y
renacentista.
-Durante la mayor parte de la Edad Media, la infancia no era considerada en el
62
plano de las representaciones artísticas. Existían niños pero no infancia y, paradóji-

La construcción social e historica de la infancia


camente, los niños gozaban de mayor libertad que luego de la “invención o descu-
brimiento de la infancia”.
-Hasta el siglo XIII los niños eran representados como adultos en miniatura, sin
rasgos ni vestimentas propios de un infante. A partir del siglo XIII comienzan a apa-
recer formas de representación pictórica de niños en tres formas típicas: ángeles, el
niño Jesús y niños desnudos.
-Para mí -expresa el francés- esta evolución refleja un cambio en la mentalidad co-
lectiva dando cuenta de la aparición de sentimientos hacia la infancia.
-En el siglo XIV la iconografía religiosa incluye la figura del niño Jesús, la infancia
de la Virgen y otros santos. Este siglo marcaría el comienzo de la nueva sensibilidad
colectiva hacia la infancia, expresándose en el arte en formas de representación de
niños desconocidas en la Edad Media.
- El “descubrimiento” , propiamente, de la infancia se produjo en el siglo XVIII.
- La escuela, donde en la Edad Media convivían niños de diferentes edades con
adultos, pasa a ser el espacio propio de los niños y jóvenes, exclusivamente diseñado
para ellos. Así la infancia es recluida en el mundo privado, en las instituciones es-
pecíficas para niños, la escuela y la familia, lugares en que los niños gozaron de una
libertad bastante menor que la que habían disfrutado antes de su descubrimiento, y
donde se les asignaron roles específicos diferentes del resto de las personas.

Tímidos aplausos de la concurrencia.


Las mujeres del Consejo Vecinal de Salud del distrito repartieron agua fresca entre los
presentes.
Jornada de agobiante calor.

Luego el estadounidense Lloyd Demause.(24)


Compartiendo con Aries la tesis de un cambio drástico en la consideración de la in-
fancia, Demause postula una evolución más bien inversa, en la que la consideración
de los adultos hacia los niños habría avanzado desde etapas de negación y violencia
a una relación cada vez más óptima y respetuosa de la infancia.
- Yo pertenezco a la escuela psicogénica norteamericana, que pretendió aplicar mé-
todos psicológicos a la investigación histórica, mediante un análisis de la evolución
de los sentimientos.
- Mi escuela propone una teoría del cambio histórico denominada teoría psicogéni-
ca de la historia, que postula que “la fuerza central del cambio no es la tecnología ni
la economía, sino los cambios psicogénicos de la personalidad resultantes de inte-
racciones de padres e hijos en sucesivas generaciones”
- En el plano de los sentimientos de los padres hacia sus hijos, se distinguen seis
etapas que dan cuenta de un progreso lineal en las prácticas de crianza, derivadas
de una superación creciente de la ansiedad originaria que el contacto con niños
producen naturalmente en los adultos.

-Estas etapas, partiendo en la Antigüedad, serían las de infanticidio, abandono, am-


bivalencia, intrusión, socialización y ayuda, y cada una de ellas resulta de la forma
en que operan las tres reacciones posibles frente a los niños en los adultos: respues-
ta proyectiva, reacción de inversión y reacción empática.
En esta etapa de ayuda los padres deben esforzarse en una crianza no dirigida a for-
mar hábitos ni a corregir, sino a aportar todo lo necesario para el pleno desarrollo
63
del niño.
- Mis planteamientos no gozaron de mucho apoyo entre otros historiadores, lo cual
se debe, en parte, a las debilidades de mi método “psico-histórico”, a mi evolucio-
nismo excesivamente lineal, y a un uso arbitrario de fuentes, que habrían destacado
del pasado los episodios más dramáticos.
- La idea general tras mi tesis subsiste en el nivel del sentido común y los discursos
oficiales, en cuanto se proclama una nueva era de respeto sin precedentes por la
infancia y los derechos de los niños, que terminaría con las prácticas anteriores
de indiferencia y malos tratos, visión optimista que se contrapone a la perspectiva
más nostálgica y pesimista de Aries que ve un control creciente sobre la infancia en
relación a la libertad pre-descubrimiento.
Las palabras del autor generaron confusión en el auditorio. Una de las madres embara-
zadas, una joven hija del puestero de una estancia de Pipinas se desmayó y tuvo que ser
atendida en el Centro de Atención Primaria más cercano. Camila la tranquilizó. Solo
fue susto y lipotimia.

Otra de las invitadas fue Elizabeth Badinter, autora del libro ¿Existe el amor mater-
nal? Historia del amor maternal.(22)
- Yo reflexiono través de un análisis que cuestiona la existencia del amor maternal
como valor universal, natural y espontáneo. Mis fuentes revelan que en Francia y
otros países de Europa en los siglos XVII y XVIII existieron prácticas generalizadas
de indiferencia hacia los niños.

- Estas prácticas y señales de indiferencia a las que me refiero son básicamente la en-
trega de niños a nodrizas apenas producido el nacimiento, la negativa a amamantar,
la poca tristeza e incluso la insensibilidad frente a la muerte de niños pequeños, el
amor selectivo hacia el primogénito, la educación confiada a preceptores y gober-
nantas, la extensión generalizada de los internados.
- Concluyo que las prácticas de crianza y los sentimientos hacia los hijos sufrieron
grandes cambios como resultado de otros factores presentes en la vida de la sociedad,
que fueron modificando las prioridades de los adultos, en particular de las mujeres.
- En los siglos XVI y XVII se verifica un creciente interés de las mujeres –particular-
mente las de clase alta de sectores urbanos- por aprovechar todos los medios a su al-
cance con el fin de salir de los estrechos límites impuestos a su género y adquirir no-
toriedad. Luchando contra un medio hostil, muchas de ellas se dedicaron al estudio
y la vida cultural de manera muchas veces autodidacta, inspirando con su ejemplo
un proceso gradual de emancipación en otras mujeres. Precisamente en los siglos
XVII y XVIII la mujer que tenía recursos para ello intentó definirse como mujer.
A pesar de los rumores de la concurrencia la conferencista logró movilizar la capacidad
de reflexión, aletargada por el calor.
- El hecho de que la sociedad no hubiera acordado todavía al niño el sitio que le

64
otorga en la actualidad facilitó la empresa. Para llevarla a cabo, fue preciso olvidar

La construcción social e historica de la infancia


las dos funciones que antes definían la totalidad de la mujer: La esposa y la madre,
que sólo le daban existencia en relación con “otro” y con “amor maternal”, agregó.
- Es importante que aclare que no niego la existencia del amor maternal en toda
época y lugar, lo que cuestiono es su categoría de valor universal y permanente
enlazado en la naturaleza humana y necesario tanto para la especie como para la
sociedad. En mi libro consigo demostrar que en busca de otros objetivos sociales,
se dejó a los niños prácticamente abandonados a su suerte, con padres y madres que
hacían lo mínimo para ayudarlos a ganar la batalla por la sobrevivencia.
- Yo invierto la explicación tradicional de la indiferencia paterna y materna hacia
los niños que según algunos autores era resultado de la alta mortalidad infantil que
impedía la formación de vínculos afectivos, dada la enorme probabilidad de muerte
en los recién nacidos y niños pequeños.
- Para mi es precisamente la actitud y sentimiento de los padres hacia los hijos lo
que produjo como resultado una alta mortalidad infantil. La extensión a intensidad
de la indiferencia hacia los niños alcanzó características de “sustituto inconsciente
de nuestro aborto” y de “infanticidio encubierto” para calificar dichas prácticas de
crianza.
Junto con los factores de tipo cultural e ideológico, considero también factores
de tipo político y económico. Así, señaló, que mientras en el Antiguo Régimen se
insistía en el valor de la autoridad paterna y en la educación de los que sobrevivían a
la primera etapa de la infancia, en razón de que interesaba asegurar la existencia de
súbditos dóciles y leales al Rey, a fines del siglo XVIII lo que importaba era la exis-
tencia de la mayor cantidad de gente que serviría como riqueza para los Estados. En
este contexto el imperativo pasó a ser la supervivencia de la mayor cantidad posible
de niños, para lo cual “había que convencer a las mujeres de que se consagraran a
sus tareas olvidadas”.
Impactante hipótesis, valiente y cruda, reflexionaba el cronista de France Press.

Luego fue el turno de la autora de “Los niños olvidados”, Linda Pollock.(23)


- Voy a hacer un repaso crítico de los autores anteriores, y plantear un uso diferente
y más riguroso de las fuentes, concluyendo que, en general, la relación concreta
entre adultos y niños se ha mantenido invariable en lo esencial, pese a los cambios
operados en el plano de la ideología o de las imágenes de la infancia.
Pollock se refiere a los planteamientos anteriores como la “tesis histórica”, que ha-
bría señalado básicamente que en el pasado los padres trataron a sus hijos con in-
diferencia, que no se concebía a la niñez como algo diferente de la adultez y que los
niños eran severamente disciplinados como regla general.
- No coincido con el uso de fuentes, que consistieron en manuales de orientación
sobre educación y crianza de la infancia. El análisis de pinturas y grabados, base de
los trabajos de Aries, merece severas objeciones.
- No tiene porqué haber una conexión tan estrecha entre la representación y lo
representado, muchos de los cambios observados obedecen más a razones técnicas
y artísticas, antes que a cambios en el modo de considerar a la infancia por la comu-
nidad en general.
- Además no está demostrado que los hechos del pasado, en los que se basan los
autores para construir la tesis histórica, hayan correspondido a la conducta predo-
minante en el común de la población.
- Con base en la teoría socio-biológica, expresa, hay una constante en el desarrollo
65
de las sociedades humanas en cuanto a la necesidad que tienen los niños del cui-
dado de sus padres para paliar su indefensión originaria y para que se les transmita
la cultura de su sociedad. Lo que cambiaría es la forma en que los padres cumplen
este rol.
- Estoy en contra de las afirmaciones relativas a la existencia de maltrato infantil
generalizado en el pasado pues no hay evidencia en el funcionamiento colectivo
de las sociedades que permita afirmar que estos malos tratos fueran una práctica
masiva, de lo cual se concluye más bien que, en general, las distintas sociedades han
dado respuestas satisfactorias en este tema.
- Considero que en la historia de la infancia ha existido una continuidad más que
cambios drásticos, que son más los elementos comunes que las diferencias en los
distintos períodos y sociedades, y que ésta no ha sabido ser explicada por los otros
autores. Esta continuidad estaría dada porque la conducta normal de los padres
hacia sus hijos ha sido siempre la de otorgar un cuidado adecuado.
- Los malos tratos y el abandono han tenido lugar aisladamente, casi siempre frente
a situaciones sociales extremadamente graves. Sólo estaría comprobado que “algu-
nos padres del pasado carecieron del concepto de niñez, y algunos fueron también
crueles con sus hijos”.

Aplausos generalizados de la concurrencia que empezó a participar activamente de los


conflictos de opinión suscitados por la diversidad de criterios de los invitados de siglos.
Me toco presentar a Hugh Cunningham, autor de libros como “The children of the-
poor” y “Children and Childhood in Western Society since 1500”, uno de los autores más
recientes en el tema con la ventaja de distinguir con claridad lo que es la historia de los
niños, de la historia de la infancia como concepto. Además, gran parte de su análisis
se centra en cómo los cambios operados en la percepción de la infancia como concepto
han afectado, sobre todo en el siglo XX, la experiencia concreta de niños y niñas. (25)

- He tratado de mantener un equilibrio, teniendo en cuenta, por un lado, que ha


existido una interacción entre desarrollo económico, políticas públicas y formas de
imaginar el mundo y, por otro, lo que se piensa sobre la infancia y la experiencia de
ser un niño.
- Es precisamente en el siglo XX donde se han producido los cambios más rápidos
tanto en la conceptualización como en la experiencia de la infancia, cambios que

66
para ser comprendidos deben ser considerados a la luz de las influencias del pensa-

La construcción social e historica de la infancia


miento de los siglos anteriores que han dado forma a la concepción dominante de
la infancia o “ideología de la infancia”.
- Para mí en la concepción de infancia hay una continuidad desde la época medieval
a los siglos XVI y XVII, marcada por el predominio del cristianismo. En el siglo XVIII
comienza a ser dominante una visión secular de la infancia y los niños, y comienzan
a operarse cambios significativos tanto en la conceptualización de la infancia como
en el trato hacia los niños.
- En particular, las visiones más influyentes fueron las de Locke y Rousseau, plan-
teando la necesidad de formar hábitos y modelar la “tabula rasa” que cada persona
era al momento de nacer, dando especial importancia a la educación (Locke) (26),
o considerando a la infancia como la etapa propia de la felicidad, que se perdería
con el contacto con el mundo adulto y planteando la consiguiente necesidad de
protegerla instalando barreras y dejando que los niños sean niños (Rousseau). Am-
bas visiones confluyen hasta el día de hoy en el pensamiento común sobre el tema.
- La consideración de la infancia como etapa crucial de la cual dependería el futuro
de las naciones y de la humanidad, dio paso a intervenciones cada vez más fuertes
del Estado, tratando de asegurar condiciones sanitarias mínimas, legislando en ma-
teria de trabajo infantil y asegurando la educación obligatoria. Al mismo tiempo, a
principios de siglo van surgiendo especializaciones profesionales.
- Estos cambios produjeron transformaciones sustanciales en la experiencia de ni-
ños y niñas, que fueron perdiendo gradualmente su valor económico y se difundió
masivamente la idea de asegurar a los niños una infancia apropiada que era conce-
bida en la escuela. Por otra parte, recién en el siglo XX se produce una disminución
drástica en las tasas de mortalidad infantil, que habría sido precedida de los cambios
a nivel ideológico.
- El proceso operado a fines del siglo XIX y principios del XX en cuanto a la pérdida
de valor productivo de los niños y la consiguiente valorización emocional de que
fueron objeto en sus familias, en que los padres comenzaron a preferir tener menos
niños y asegurarles un trato mejor- aseguró Cunningham.
- Actualmente podemos presenciar una tensión entre la tendencia objetiva a la des-
aparición de la infancia y el discurso predominante aún anclado en la “ideología de
la infancia”.
En los tiempos actuales, el proceso de crianza descansa cada vez menos en la impo-

67
sición de la autoridad de los padres, y cada vez más en una especie de negociación
entre padres e hijos.
- Esta tensión se agrava con la introducción reciente de derechos de los niños, que
podrían operar incluso en contra de sus padres.
- Cuando la gente empezó a proclamar que los niños tenían derechos, aquello que
tenían en mente eran derechos a una infancia protegida.
La Convención de las Naciones Unidas sobre derechos del niño de 1989 no sólo
atiende a la protección del niño sino que también a su derecho a ser oído en cual-
quier decisión que pueda afectarlo o afectarla en su vida. Y este concepto es el ger-
men ideológico de “La revolución de los pañales”

Aplauso cerrado.

Acerca de la crianza y con reflexiones sobre el bienestar infantil habló finalmente


María Susana Ortale, investigadora de la Comisión de Investigaciones Científicas de
la Provincia de Buenos Aires. Y Profesora de la Facultad de Humanidades y Ciencias
de la Educación de la UNLP .(27)
- La crianza representa la primera etapa del cuidado de las personas, la de mayor
dependencia y atención continua. Habitualmente los pediatras se interesan por la
crianza porque deben incidir sobre problemas de salud que muestran la gravitación
de distintas carencias o demandas insatisfechas. Estas se ubican generalmente en el
hogar y su responsabilidad se asigna o recae en las madres.
- Los núcleos conceptuales no explícitos pero potentes que involucran nociones so-
bre la familia y la maternidad, reclaman una mirada crítica- Y a estos fines recurriré
a planteos que pueden resultar extremos.
¿Cuáles son las necesidades de los niños? ¿Qué es la crianza? ¿Cuáles son las percep-
ciones, expectativas, significados, valoraciones de los adultos sobre las necesidades
y potencialidades de los niños? ¿Quiénes crían? ¿Qué organización se da la familia
para brindar los cuidados? ¿Qué respuestas ofrecen; cómo responden a ellas? ¿Qué
factores definen esos arreglos?
Con relación a la pregunta ¿qué necesita un niño recién nacido? , su elucidación
requiere el conocimiento de la cultura en la que nace.
La sociedad, encarnada en los adultos responsables de su bienestar, satisface sus
necesidades inmediatas o las que resultan más obvias sólo en la medida en que las
mismas son definidas por la cultura y de acuerdo a planes convencionales para satis-
facerlas. Todas las sociedades reconocen que los niños no pueden alimentarse por sí
mismos y que necesitan a los adultos para ello. Pero el qué, cómo, cuándo, por qué,
con quién, con qué, asume una amplia variedad de alternativas.
Además de necesidades “básicas”, los niños presentan una serie de capacidades y
potencialidades que han de ser estimuladas, así como facilitada su integración. Ellas
deben ser orientadas, protegidas y controladas por los adultos; procurando los re-
cursos, tiempos, espacios y el afecto necesarios para su despliegue y desarrollo.
- Desde el nacimiento el niño comienza a aprender a ser humano e irá internali-
zando formas de actuar, sentir y pensar características de su grupo social (Berger
y Luckmann, 1994). Tal como muestran numerosos estudios empíricos y de larga
data, las formas de crianza, su variabilidad en el tiempo y en el espacio, su carácter
relacional, la multiplicidad de actores que intervienen, de lugares en los que se lleva
a cabo y el tipo de persona que se espera como resultado, expresan la especificidad
cultural inherente a todo proceso humano.
68
- En la primera mitad del siglo XX antropólogos, psiquiatras, psicólogos cuestio-

La construcción social e historica de la infancia


naron la pretendida universalidad de las pautas occidentales de crianza y las se-
paraciones de las etapas de la vida, señalando cómo cada cultura configura tipos
particulares de personas, la variabilidad de roles que asumen los adultos en tal pro-
ceso, la continuidad o discontinuidad del condicionamiento cultural, la importan-
cia asignada a la educación verbal vs. la imitación, las modalidades de control de
los comportamientos, las relaciones que establece el niño con otras personas y con
objetos del mundo animado e inanimado, la recepción e intercambio de afecto, de
información significativa, de alimento, de seguridad, etc.
Estos y otros estudios aportaron información acerca de cómo cada época, cada so-
ciedad, tiende a organizar de una manera particular el proceso de incorporación
del niño al grupo, brindando diferentes experiencias y contextos materiales y sim-
bólicos para su desarrollo, cabiendo una amplia variabilidad intercultural en la de-
finición de lo que constituye un desarrollo “normal”. Muchos de ellos, llevados a
cabo en sociedades simples (“exóticas”, “primitivas”), no se plantearon las distintas
crianzas en sociedades complejas, ligadas a problemas de desigualdad.

La jornada fue difundida por la televisión local al mundo. Sin propaganda oficial.
Sin duda que las Primeras Jornadas van a contribuir a la identidad del nuevo movimiento.
El grupo de redacción del Frente ratificó las percepciones acerca del sufrimiento del niño
a lo largo de la historia de la humanidad. Las reflexiones de estos pensadores serán la
tinta gruesa de las palabras de la fundamentación.
El grabador exhausto ya empezaba a transformarse en una herramienta de debate.
Las lecciones de los invitados iban a ser analizadas y discutidas en asambleas en escue-
las, parques, plazas, iglesias. Luego de 8 hs de escucha decidí acercarme a lo de Camila,
para alentarla en sus primeros pasos.

69
EDISON

Edison, en una favela de Río de Janeiro , decidió no ir a trabajar para los frívolos
turistas de Copacabana. Estuvo toda la tarde mirando por televisión, en el plasma
de Mak Doñald, a los renacidos invitados de las Jornadas de ese pueblito de Argen-
tina. Prefirió pensar que su desnutrición no persistiría luego de este movimiento
de pañales. Recordo a Pixote, al protagonista de “Mi planta naranja lima”, a “La
revolución en la granja” y hasta a “Pra Frente Brazil”.
Y suspiró por la magia de Pelé.

EL PRIMER DIA DE CAMILA

Camila durmió poco de su primera noche en el nuevo destino.


A las 8 hs estaba atendiendo en el “Policlínico Docente Manuel Ferradaz” de Veróni-
ca, rebautizado por plebiscito de la gente del pueblo, que homenajeó a este vecino
albañil y solidario de la comarca.
Atendió 10 pacientes en la mañana, uno cada treinta minutos.
Nos contó, en el ateneo del Equipo de Salud, al mediodía, el caso asistencial más
complejo del día.
De su primer día. Desde las 14 hs visitó dos recién nacidos en sus casas, acompañada
por miembros del Consejo, que desarrollan un Programa Comunitario de Promo-
ción de la lactancia y las inmunizaciones y al fin, de Planificación Estratégica de la
Salud Materno Infantil del Municipio.
A las 16 hs de su primer día en Punta Indio se realizó la Asamblea Mensual del
70
Consejo Federal de Salud, con la presencia de todo el Equipo multidisciplinario de

El primer día de Camila


salud, los Consejos locales de salud de las localidades del Municipio y representan-
tes de Trabajo, Desarrollo Social y Educación.

Estaba el Director del Hospital, el Director de Salud y el Intendente.


En esa Asamblea el Consejo le esclareció a Camila algunas de “sus lluvias de dudas”
del viaje de los interrogantes.
El Consejo Vecinal de Salud y el Plan de Salud Indio Sano en ese Municipio realiza-
ron la nominalización y el perfil epidemiológico de esa Comunidad, que es el que
incluimos para Camila.
Pero antes calcularon con los parámetros utilizados como estándar en el país, la
cantidad de niños y menores de 20 años del Distrito.
1ra Pregunta: ¿Cuantos son?
Se calcula que los menores de 20 años son del 33,26% del Total de la Población.
(DEIS. Ministerio de Salud de la Nación. 2010).
O sea que habría 3326 menores de 20 años en Punta Indio.
Distribuidos aproximadamente en un 25 % por cada uno de estos quintiles de las
siguiente manera.

Quintil en años n
0a4 830
5a9 830
10 a 14 830
15 a 20 830
Tabla 1. Distribución de la población según edades.

El próximo aporte será importante para calcular, mas adelante, el N° de consultas


anuales de Camila, sus horas de trabajo y su sueldo, en el marco del Presupuesto
Participativo en Salud.

1. Infecciones respiratorias altas. 36 %


2. Diarreas. 9%
3. Bronquitis Obstructivas. Asma. 8%
4. Control del Crecimiento y el desarrollo. 7%
5. Neumonías 5%
6. Enfermedades Infectocontagiosas. 5%
7. Parasitosis. 4%
8. Afecciones de piel. 4%
9. Infecciones Urinarias 3%
10. Otros síntomas agrupados. 2%
Total 83 %

10 Motivos de consulta explican el 83 % de la demanda espontánea.


La casi totalidad no requieren internación.
71
Motivo de Consulta Nº total Internaciones
1. Infecciones respiratorias altas y bajas. 3.645 / 303 Bronquiolitis. 10
2. Diarreas. 603 4
3. Bronquitis Obstructivas. Asma. 520 5
4. Control del Crecimiento y el desarrollo. 706 0
5. Neumonías 122 2
6. Enfermedades Infectocontagiosas. 421
7. Parasitosis. 443
8. Afecciones de piel. 340
9. Infecciones Urinarias. 83 1
10. Otros síntomas agrupados. 200 5 Abdomenes agudos

Tabla 2. Prácticas y competencias para asistir los problemas de salud y enfermedad segun Per-
fil epidemiológico. (Dr Reichenbach Juan, “Indio Sano. Una Construcción Comunitaria de la Salud”
Editorial del Sur.1997).

Recientemente en el libro “Pediatría en Red”(109) la Dra Graciela Battista y el Dr Al-


fredo de Barrio, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de la Plata publicaron
el mismo escenario.(109)

Consultas frecuentes. Nuevos paradigmas en el diagnóstico y seguimiento de pa-


cientes pediátricos. Dra. Graciela Batistta. Dr. Alfredo De Barrio. “El Consultorio
Externo de Clínica Medica del Hospital Sor María Ludovica de La Plata es la princi-
pal puerta de entrada a la consulta ambulatoria. Entre los diez primeros motivos de
consulta, en orden de frecuencia se encuentran: fiebre / infección respiratoria alta
(catarro vías aéreas superiores) / infecciones respiratorias bajas (enfermedad bron-
co-obstructiva, bronquitis, bronquiolitis, neumonía) / gastroenteritis / faringitis,
faringo-amigdalitis, otitis media aguda / enfermedades exantemáticas e impétigo.
Durante el año 2013 se realizaron 44.617 consultas de las cuales necesitaron inter-
nación solo 428, lo que representa el 0,95 %. La baja incidencia en la internación se
debió al seguimiento ambulatorio de dichas patologías, el manejo adecuado de las
mismas mediante la normatización consensuada entre los médicos del servicio, de
los controles y el tratamiento.

Este control de las enfermedades obtuvo como resultado un alto beneficio para el
paciente y una importante disminución del gasto público hospitalario”.
(Pediatría en red. 2 Tomos. Subsecretaría de Planificación de la Salud. Ministerio de Salud de la Pcia
de Bs As. 2015. Pfsor Dr Juan Reichenbach. Dra Fontana Silvina y Dr Gómez Walter.)
72
Nos seguimos orientando en la realidad de Camila, en su nuevo escenario.

El primer día de Camila


El Portal de Educación Permanente en Pediatría(8) sigue al servicio de las Camilas de
todo el país y todas las realidades.
Pocas internaciones. Mucha atención en los CAPS, APS, comunidad y afecciones
prevalentes.
Inversamente proporcional a su aprendizaje previo.
(Portal de Educación Permanente en Pediatría. Pfsor Dr Juan Reichenbach. Dra Fontana Silvina y
Dr Gómez Walter. Subsecretaría de Planificación de la Salud. Ministerio de Salud de la Pcia de Bs
As. 2013).

El crepúsculo tiñó de grises claro-oscuros el cielo de la cuadra de mi casa. Tres nubes


algodonosas taparon el brillo de la gorda luna de la otra esquina. Me senté a la mesa en
la vereda del Club Verónica.

Nos tomamos un café con Juan Adolfo, mi padre, mientras sonaba “Balada para un
loco”, en la versión del “polaco” con Astor Piazolla.

Cené con Inés, mi madre y con mi viejo.

En el comedor, ambientado con muebles del 60, encima del aparador con los vasos de
cristal que les regalaron para la ceremonia del compromiso, cuelga un cuadro con una
foto de un coqueto estudio de Barracas.

Es la del atrio, el día del casamiento en la iglesia de enfrente de casa, la del pueblo, allá
por el verano del 53.

73
62 DE CASADOS

La Cartelera del Nuevo Cine “San Martín“ de Verónica, que fue reabierto por el de-
seo y la ficción de los espectadores, presentará en sus largas trasnoches, noches, ma-
tinee y vermouth las vidas, las guerras y los amores de todos los vecinos del partido.
En los papeles protagónicos están comprometidos Carlos Gardel, Rita Hayworth,
Gary Cooper, Luis Sandrini con la Merello, Sandro sin los del Fuego, los Tiburones,
Cantinflas, Carlitos Chaplin y el Gordo y el Flaco.
De noche balbucearán sonidos de guerra, melodías de amor y producirán efectos es-
peciales en Panavisión, Cinemascope y Technicolor. Lo recaudado en las funciones
será destinado al Movimiento de los pañales.

Hoy estrenamos una de amor en el “Biógrafo” , dedicada a los niños en pañales de


todo el mundo que invadieron el pequeño pueblo casi ciudad.
Apague el celular. Si vino a caballo, sujételo bien al palenque. Cierre el paraguas, si
llueve. Sáquese el sombrero y arréglese la corbata. Gracias.
La Cartelera del Nuevo Cine “San Martín “ de Verónica presenta: 62 de casados.
Son las 21.03 hs del Jueves 31 de enero de 2015.
En Verónica hace calor pero, llamativamente, no hay humedad.
Se apagan las luces. Los ventiladores “General Electric”, de pared, casi no hacen ruido.
No hay mosquitos. La sala está colmada hasta la fila 6. 142 mayores y 38 menores.
Juan, mi padre, está cerrando los cortinones azules de la puerta y las cortinas ver-
des metálicas del acceso.
Inés, mi madre, contando la recaudación del Kiosco, degustando confites multico-
lores, de Sugus.
“Andresito” Díaz el acomodador, esta despeinado, como nunca, y nervioso, como
siempre. Hoy el operador es “Villa” … nueva porque “Mingo” y Arata están raros, pare-
cen enamorados. “Adolfito” Beltrame no llegó porque esta noviando en Montevideo.
Juan e Inés están juntos, como hace 60 y pico de años. 69 exactamente. 7 de novios.
De película. Una pareja de Película.
Salvador Dalí. La persistencia de la memoria.

74
La función debe continuar.

62 de casados
Empieza el Noticiero. “ Sucesos Nacionales”.
Videla y Massera continúan con la campaña de alfabetización en el Impenetrable
Chaqueño.
Martínez de Hoz concretó la Reforma agraria. Los millones de Hectáreas de su
familia fueron devueltas a 5.000 cooperativas de trabajo rural.
Se ha equiparado el sueldo de los maestros y el de los artistas populares con el del
empresario de las gaseosas.
Luego los “dibujitos”.
Los Tres Chiflados, Disney “capital”, la pipa de Popeye con las piernas flacas de Oli-
via, ó, como en esta función: Carlitos “boxeador”.
Y por fin, la “cinta” de amor.

“62 DE CASADOS”

Apta para todo público según el padre Herman, el cura párroco de enfrente, que
la vio después de la misa del jueves a la tarde con “Pipí”, el espíritu enigmático,
habitante eterno de la plaza “San Martín” de Verónica.

Nota: todos los personajes, las situaciones y los hechos coinciden con la vida real y son
verídicos.
Contiene escenas impresionables y peligrosas para los que padecen de nostalgia.
Del Sur Producciones. La Plata. Enero de 2016. Duración. 92 minutos. 5 Actos y epílogo
brevísimo…
Argentina Sonó Film.

1er Acto. La Historia romántica.

Música de Glen Miller. “Serenata a la luz de la luna”.


El 21 de septiembre de 1946 Juan Adolfo Reichenbach tenía 20 años recién cumplidos.

Clara Inés, la menor de las Gadea, de Pipinas, 4 años menos.


Dicen las vecinas del pueblo que fue ese día de primavera, en el baile del club Ve-
rónica, cuando sus ojos se cruzaron, con el descuido sutil de la eternidad, siempre
tan cercana al deseo.
Se miraron y se imaginaron de la mano, paseando, un domingo, por la Plaza San
Martín pisando el crujiente manto de las hojas de otro otoño amarillo o la arena
del “ Picaflor”, en Punta Indio, con el calor de esos largos veranos, incendiados de
sol y promesas.
7 años después, a pesar de la parentela, los prejuicios y las dificultades económicas de
la gran crisis, el destino fue…la iglesia, Nuestra Señora de Lourdes, cruzando la plaza.
Se casaron de blanco y etiqueta un 31 de enero de 1953.
Los fantasmas de Tornquist, el dueño de todas las leguas de la comarca y hasta de
la parroquia, no lograron apagar las luces del altar, instaladas por Juan Manuel,
mi abuelo.
Todavía Portatadino no era el lazarillo del cura de turno.
75
En el país, Perón se debatía con el final de su segunda presidencia y los bailes de
Carnaval empezaban a decaer. Los Iriarte ya no eran presidentes del Club Social y
Deportivo Verónica.
El lunch fue de una confitería elegante de la época. La idea de la música fue de Cole Porter.
Se decidió por una boda danzante amenizada por orquestas típicas. David Cordero
(mi amigo todavía no desaparecido) se ocupó de la estética del salón.

El “polaco” Goyeneche, alcoholizado desde el atrio, donde saludaron los novios, no


acordó con la moción de ritmo y frivolidad de orquesta tìpica “Pampa”, la del pue-
blo, con el violìn del “viejo” Rey.
Rita Hayworth, Raquel Welch y Tita Merello sonreían sensuales imaginando es-
cotes, corsés, diademas y péndulos, embriagadas por el encanto de la noche y los
destellos de las lamparitas de 40 Watts, rojas, violetas y amarillas.
Dos policías desaliñados, de sonrisa fácil y arrugadas chaquetas, guardaban, frente al
portón de acceso, el mantenimiento de las buenas costumbres y la moral del casorio.
Juan, mi padre, evocaba su niñez de pantalones cortos, el piso de tierra, las calles
embarradas, la magia del teatro ambulante, el abuelo alemán y justo, la tristeza del
30, el brillo negro de los ojos de Inés, su mujer, los sábados de noche y de cine lleno,
la alegría de los hijos, las butacas vacías, el cierre casi anónimo del cine y los años
de tejer esperanzas en una blanca pantalla mágica que lo transformaba en héroe,
amante o perverso en una hora y media, o en nueve actos, sentado quizás con frío,
casi sin ratas y en un inestable silencio.
“Catino”, el carnicero, bailó pesadamente bajo los efectos del “Paddy”. Sofía Loren,
“taquito” Chuliver y Hugo del Carril discutieron acaloradamente acerca de los mere-
cimientos de Enrique Muiño en “La Guerra Gaucha”. Disonantes, “Los Astros Rìtmi-
cos”, estrellaron una nota en la guirnalda azul de “La Pérgola”, con tan mala suerte
que se estrelló en una lamparita humedecida por la neblina del sur, frente a la pana-
dería “La Armonìa”.

Los muchachos de la imprenta “La Nota”, no acudieron, molestos por la exclusión


de Osvaldo Pugliese del programa. Ni el” Chuli” ni el “zurdo” Sisti. El “ruso” Vuc-
kovick y Natalio Bini cerraron temprano las heladerìas. Solo estaba abierta la del
“tano” Bina, al lado del Banco Nación.

Juan bailó toda esa noche. Una fugaz y mágica noche de fiesta.

El abuelo alemán, erguido en el sopor del tabaco holandés de su pipa de fiesta,


76
recordaba su barco esperanzado de principios de siglo. El viejo Sisti discutía con

62 de casados
Vittorio de Sicca sobre “El ladrón de bicicletas”. “Pocholo” Ruggiero y el “gallo” Es-
calada no opinaron. El “polaco” Sawonczak charlaba, vodka en mano, con el “turco”
Haded y con Carlitos Hosbor.

John Wayne se sentó en la mesa de las autoridades. Coincidió con el comandante de


la base acerca del error táctico en Malvinas, lamentando la borrachera demencial e
inconsciente de Leopoldo Galtieri.
Al alba terminò la fiesta . Grillo , el capataz, dejó la usina funcionado toda la noche.
Excepción para un amigo. Mi padre.

2do Acto. El Resplandor.

Música de Rachmaninov. “Concierto Nª 2 para piano y orquesta”. Romàntica, in-


tensa…
La noche de la iniciación fue en una Hostería de la ribera del Plata, en el Sarandí.
Regalo de Huguito, el primo porteño de Juan.
Amanecía una nueva historia de amor y convivencia en la costa del río marrón, un
paraje y una tierra de encuentros.
La luna de miel fue en las sierras de Córdoba, donde consumaron el deseo de los 7
años de noviazgo ardiente pero rigurosamente vigilado, por las comadronas, los
hermanos, los primos, los sobrinos y hasta los padres. Afortunadamente para los
novios, dicen, que con descuidos.
La película es apta para menores de 18 años. Solo besos, que fueron censurados por
Tato en Argentina Sono Films. Y por Sara, Elina, la “negra” y la “porota”, las herma-
nas mayores de Inés, en el callejón de vuelta del baile del “Juventud”, cerca de lo de
los Rossi, antes de la peluquería de Sierra.
Algunas evidencias recogidas por el Servicio de Información Naval sugieren que se
debería haber evitado el blanco de Clara en la ceremonia religiosa.
Habladurías de pueblo chico.

Clara era morocha, de cabellera oscura y ojos penetrantes. Traía en su mirada los atar-
deceres del sur, plenos de hermanos, madrugadas y de tristezas solidarias de gente de
campo, arrendado en Pipinas, a otros dueños de otras y de todas las tierras.
Elegante y simpática, ondulante y generosa, como el fuego que abraza y las claras aguas.
Inés es el hoy gozoso. Clara Inés.

Juan el mañana esforzado e incierto.


El era un pequeño de gran corazón. Blanco, rubio y de ojos miel. Porteño de origen
y veroniquense por convicción. Trabajaba en la Base Naval del lugar y consolidaba
el futuro familiar ayudando a su padre Juan Manuel.
Habitante obsesivo de la tierra, de los que laburan noche y día en la búsqueda del futuro.
Esperanza que se esfuma, como las fotos, y se agiganta, con la energía de los años.
En las imágenes del Casamiento, de un estudio fotográfico de Barracas, la sonrisa de
Inés es algo nerviosa, adolescente, pero auténtica.
La serena mirada de Juan y los prolijos bigotes son accesorios para la foto de galán
77
impertinente de los 50.

3er Acto. De trenes, trayectos y esperanzas.

Música de Ennio Morricone, compuesta para el film.


Los unía un pasado de poco, un futuro de “a muchos “ y las manos endurecidas de
padres con penas y esfuerzos.
Juan “Adolfo” Reichenbach llegó ya en el espíritu del abuelo alemán hacia 1882,
originario de Busttadt, Turingia, en el incipiente Imperio Alemán. Se radicó a los
4 años en Verónica.
De Weimar a Verónica, detrás del Océano, llegando en tren a esta tierra de espe-
ranzas, a pocos kilómetros de la utopía. De estación a estación, un largo trecho y
tantos sueños sin tiempos.
El abuelo Hugo se radicó en Barracas. Emigró a los 15 años de una Alemania vio-
lenta, en construcción de su identidad nacional.
Juan Manuel, el padre de Juan Adolfo era un “duro” con mucha ternura re-
primida, itinerante y aventurero. Vivió en Capital Federal, Junín, Chacabuco y,
finalmente, se radicó en Verónica. Su mujer, Matilde Cervi, aderezó la dureza de
los 30, de la crisis y de las penurias, con sopa, arrullos y con la magia de las que
quieren y abrigan.

Como Josefa Madagán de Gadea que era la madre de Inés.


Heroína anónima, madre fértil y generosa.
Su esposo, Juan Gadea, había sido baqueano, domador y capataz de otros de los
ganaderos de la zona, los Hernández y los Alzaga, amigos de los Shaw y de los
Tornquist.
Falleció cuando Inés, la más pequeña de sus 14 hijos, tenía solo 11 años.
En Pipinas, Inés hizo parte de la primaria y luego se fue a Verónica a lo de una de
sus hermanas solidarias, que la vio crecer y enamorarse. Elvira, casada con Loren-
zo Airez, entrenador de la primera del Club Social y Deportivo Verónica.

El sendero del destino los encontraría caminando juntos en los laberintos conflic-
tivos de una vida digna, de esfuerzo, alegrías, sinsabores y compañerismo.

78
En las peluquerías del pueblo, en la de Lamoglie o en la del “Chino” para barba y

62 de casados
bigote o en la de “Chichita” Giulidori para la “permanente” se comentó que tuvo
una gestación complicada por un gualicho inexplicable, de los espíritus malditos,
tan frecuentes en los pueblos pequeños.
El Dr. Escalada y el maestro Raúl Zerboni recomendaron lo mejor.

Y nació Juan Alberto en los finales del invierno del 54 y Verónica Inés en el verano
del 57, ya en un país con una de las tantas “democracias” militares, protectoras
y vigilantes del “orden, el progreso y el bien “común”.
“Chichí” no se hizo esperar ni trajo problemas al nacer.
Apareció en 3 pujos desde la arena de Punta Indio hasta la Clínica de Silva, de “la
señora de Silva”, la partera del pueblo.
Los vecinos ayudaron con los ventiladores, porque el 27 de enero de ese año fue
uno de los días más cálidos del siglo.

La década del 60 abrigó la niñez, en años de cambios, mudanzas y duelos fami-


liares.
Y de profundas transformaciones sociales en Argentina y el mundo.
”Chichí”, pelo rubio, ojos pícaros de mamá de fuego. Gestos presurosos, locuaci-
dad y deseo de permanente socialización. La pasión y la simpatía de Inés. El buen
humor y la palabra generosa como estilos de vida. Y la bruma del tiempo que
disipa los recuerdos del origen.
Y muchos cumpleaños con globos, bonetes, tíos, tortas, abuelos, primos y ami-
gos.
Señales imperceptibles del espíritu de los niños. Que nos habitaron.

4to Acto. El trabajo de vivir … la vida.


Música de Mussorgvsky. Cuadros de una exposición.

En invierno de 1959 se inaugura la Casa Reichenbach.


En 1956 surge la idea de empezar los cimientos de un negocio familiar de artículos
para el hogar, en el predio de la casa del origen, al lado del Club Verónica, frente
a la Plaza San Martín, custodiados por la Iglesia y flanqueados por la estación del
ferrocarril General Roca y la Delegación Municipal. En el “centro” de la historia de
la comarca. En la zona “testigo” de la zona.
Un crédito de Perón y la casa de Inés y Juan para amortizar el emprendimiento.
Mi abuelo paterno, Juan Manuel, es el de la idea.
Inquieto laburante, amante del teatro, de mil utopías y aventuras, prueba oficios
variados, como electricista, destila en su hogar eucaliptus, trabaja en la Base Ae-
ronaval Punta Indio, donde instala las primeras usinas eléctricas y es viajante y
vendedor de maquinarias eléctricas y rurales. Instala en comercios y hogares de
la zona las primeras bombas de agua de estas latitudes. Con la estimulante y pa-
radojal aventura de vivir con dignidad. Y le da luz, aunque ateo, a la Iglesia católica
del pueblo.
En esos tiempos, Clara, mi madre, nos enseño esas cosas que nadie te enseña en
las escuelas.
79
La alegría de levantarse una mañana alegre. El reparo de una noche tranquila de
descanso.
El efecto del afecto de una mirada y el de una sonrisa de complicidad. El color del
malvón.
El calor de una caricia o el de un mate cocido en una madrugada de invierno con
tos e insomnio.
El valor de la solidaridad y el de la verdad.
Como es lo del paño frío de una noche de fiebre y con malos sueños.
Como sostener el primer paso de un niño que empieza a deambular.
Como hacer la torta con velitas del primer cumpleaños.
Como sostener, ya como nueva madre vieja, a los sobrinos del hijo de mi madre, o,
lo que es lo mismo, a los hijos de mi hermana, que se fue sin avisarnos.
Mi casa de niño, fue una casa de encuentros y de amigos. Como todas las casas de
un pueblo de amigos y vecinos.
Clara Inés abría la puerta y por la escalera ascendían los hijos del farmacéutico, el
del capitán, el del verdulero, el del peluquero y hasta el del Comandante de la Base.
Para ella, en mi casa, siempre, todos fueron iguales. Y yo lo aprendí. Creo que bien.
Siempre estaba alegre, dispuesta a agregar una nueva taza de mate cocido con tos-
tadas, dulce de membrillo en lata y margarina.
Eran muchos, como sus hermanos. Era casi natural para sus orígenes.
Estaba contenta con los tantos. Susana, “Chinche”, “Lucho”, “Tito”, Elina, Sara, “la
Porota”, todos hermanos de mi madre, alegres, simples, solidarios y sencillos, como
es la buena gente que acompañó los años de Inés hija y hermana.

5to. Acto. Nuevos brotes.


Música de Aristimuño o de Jorge Drexler, según la versión.

La concurrencia aplaude.
Porque la historia de los árboles sólo se explica por sus flores y por sus frutos, efíme-
ros, pero irremediablemente eternos, como la circularidad de la vida y de la felicidad.
A veces las flores pasionales, cálidas y de fuego, florecen presurosas, invadiendo de
señales, de fragancias y de estigmas a los frutos que la eternizarán, como a Chichí
(la hija, mi única hermana) en Juani, Bruno y Vìctor .
Otras flores, más duraderas, quizás con menos colores, quizás con mas raíces en
tierra, como yo (el hijo), generan también frutos bellos, plenos de vida, de señales
de sensaciones Y de deseo.
Como Ana Laura, Federico, Mariel, Juanma y Juli.
Y … es la vida , que no cesa. Es la alegría de estar juntos, como hoy y siempre.
El principio de esta historia de los hijos de los siglos, que vigilarán y harán posible
nuestras próximas madrugadas de soles luminosos.

Epílogo brevísimo.

9 a 10 rollos de celuloide en cajas redondas de acero, en bolsas de lona, iluminadas


por carbones de luz, de instantes en movimiento, sistema “movietone” de los Lu-
80
miere de París, fotos apresuradas, reales en la blanca pantalla, sentado en butacas

62 de casados
azules , con caramelos duros , multicolores y “vigilado” por acomodadores con lin-
ternas a pilas, grandes y pesadas.

Sophia Loren, Marcello Mastroianni, Norma Aleandro, Héctor Alterio, Walter Vidarte,
Miguel Angel Solá, Gerard Depardieu, Carl Gable, Marlon Brando, Al Pacino, Paul New-
man y Tita Merello de la mano de la Pastorino y Luis Sandrini estuvieron en mi casa.

Se quedaban a dormir en nuestros sueños. Los de todo el pueblo.

Un pueblo que amanecía los domingos con la melancolía del amor que los engañó
con el torero, con las heridas de la batalla final en la recuperación de París por la
resistencia francesa y los aliados, con la alegría del triunfo de la huelga en “Sacco y
Vanzetti”, con la melodía de “Love Story”, con la fantasía de “La vida es bella”, con la
ficción de cada fin de semana. La del Cine San Martín de Verónica.

Ya recuperándome de la herida sangrante de la bala del revólver de Clint Eastwood,


de la infidelidad de Brigitte Bardot o de las quemaduras del incendio de “Cinema
Paradiso”, el domingo a la tarde, me tomaba el tren a La Plata.
Dejaba, de a poco, mi infancia, mi adolescencia, a mis viejos y a todas estas historias
que me alejaron de la tristeza de la vida real.
Pero mueve el alma pedir la vida prestada a los de antes y pasarla a los de mañana.
La vida es un álbum de fotos sin palabras. O miles de películas rápidas.
Con miradas, deseos y mañanas. Me estremecen las miradas. Me estimulan los de-
seos. Me eternizan los mañanas.
Banda sonora: Tema de amor de Romeo y Julieta.

Doña Carmen y los Lizzano salen llorando. Yo también. 62 de casados, los de mis padres.
Los del movimiento de los pañales reclutaron a todos esos espíritus infantiles de
celuloide. Engrosarán las filas de un ejército de niños felices.
Como todos los niños que habitan a los lectores.

81
MARIA

Es una adolescente de 14 años, consumida por la urbe del agobio.


Manos aún pequeñas. Trabaja 12 hs en un taller clandestino textil en un galpón
cerrado, sito a 10 minutos de la Cancha de Boca Juniors.
Vive hacinada, con veinte niños de igual condición y distintas procedencias.
Escuchó el clamor de la hinchada, con ritmo de cumbia, imitando el leiv motiv de la
“Sinfonía del nuevo niño”. Un hits espontáneo, el de los pañales.
Lo tararearon hasta los de los palcos en el derby de España, lo cual causó gran
preocupación en los “Servicios” de los países del Grupo de los pocos, el de la Inse-
guridad de la ONhU.
En la final de la UEFA cientos de banderas color ayón rezaban a los televidentes del
mundo:
LA REVOLUCION EN PAÑALES.

Y hasta Clemente de Caloi lo incorporó a “los papelitos”. Obviamente con la “mulatona”.


Algunos recordaron a los carteles de los argentinos exiliados en 1979, en los estadios
de Europa, para los genocidas, que los miraban por TV.

Temprano arribé a La Plata. Con Juan.


Carusso me cantó todo el viaje de retorno. Recuerdo “Una lágrima furtiva” .
Las tapas del diario “Il Giorno”, el histórico de la ciudad de las diagonales, me aler-
taron acerca del mundo real.
Ese que evito con fantasmas y fantasías.
82
NOTICIAs QUE DES TAPAn (28)

Noticias que des tapan tarde pero, ¿seguro?


TARDE PERO, ¿SEGURO?

Con el son de Van Van. O con la “cinturita” de Benny Moore. O Con la dulzura de
Omara Portuondo.
Quizás con José Martí. O Nicolás Guillén. O Malena Burke. O con NG. O Havana
de Primera, la nueva banda.
Con toda la Trova. Con Santiago Feliú. Con Silvio.
En el Vedado con el Che. Con Hemingway en la Marina o en La Bodeguita del Medio.
En la carretera central. Con Fidel en el Palacio de las Convenciones. Con los jóvenes
en la bahía. Rodeados de framboyanias, palmeras y flores multicolores. En El Nacional.
O en el Hospital Hermanos Almejeiras (Vacío porque en Cuba hay salud). O con
Carlos Finlay en su Instituto. Con un guaiquiri en la Floridita. O un ron, o un haba-
na libre. O un Habano Partagás.
Con sol abrazador en el malecón. Con Laura, mi hija, en el Vedado.
O con Camilo en el Museo de la Revolución.
O en el majestuoso teatro. Rodeado de bicicletas y autos del 50.
Tarde levantaron el Bloqueo al pueblo cubano. ¿Pero Seguro?…
Seguro que quieren oxidar los vestigios de una revolución, la de la dignidad de la
condición humana.
Seguro que quieren imponer el capital, transformar a Cuba en un Cabaret de los
millonarios obesos.
Exhibir la Coco Loca. Las hamburguesas. El gris neoliberal. El ruido que ensordece
al bolero.
El Hotel de Dupont. Los cruceros para Hollywood.
Tarde. Espero que sea tarde para el estilo occidental y cristiano. Para el estilo de vida
“americano”.
Para Monroe, con su “América para los norte Americanos” (sic).
Apretaron, amenazaron, esquilmaron, conspiraron y ahora, tarde, quieren tener un
Playa Girón “pacífico”.
Estuve en Cuba en los 90.
Tuve el privilegio de aprender de un sistema de salud coherente con la vida y la
alegría. Hospital por Hospital. Bohio por bohío. En los Policlínicos docentes. En las
casas de los médicos de familia. Me sorprendió la entrega de la gente. La idea sobre
la carencia. La percepción del otro. El valor de la vida, la sonrisa y el hoy. Pero es

83
tarde. El capital todo lo puede, aún con los fuertes cubanos.
Me invitaron a presentar mis libros, que se distribuyeron en la isla y centro América. 500
ejemplares de la Colección Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica de 4 manuales.
En febrero de 1994, en la Embajada Argentina en Cuba un selecto grupo de sanita-
ristas, la Oficina Sanitaria Panamericana (OPS) y el Ministerio Cubano me escucho
balbucear acerca de este libro con poesías y dibujos de mis hijos.
En mi ciudad y mi país se implantaba el Hospital de Autogestión, desde la mezquin-
dad de una política neoliberal que imaginaba la salud como un gasto y una mercancía.
Aquí, en La Plata, no me invitaron nunca a presentarlo.
Es más, tuve que esconder el pasaporte y mi segundo viaje a la Isla. Parece que los
Hospitales (incluso mi Ludovica en esa época) expulsaban a los que creíamos en
la salud de los caribeños. También las Academias y las Universidades prolijas, sin
barba y con corbatas o charreteras.
Academias al servicio de la tecnología, las multinacionales de las pastillitas de colo-
res y de los sanatorios privados.

En diciembre de 1997 fui invitado, por segunda vez, a presentar la colección en La Ha-
bana en el Marco del VI Seminario Internacional de Atención Primaria de la Salud, orga-
nizado por el gobierno Cubano, la OPS y la OMS. Paradojas de este mundo “funcional”.
Antes lo había presentado en Barcelona, en la Facultad de Medicina, invitado por
colegas españoles que escribieron en el libro. Los libros (8000 ejemplares) se agota-
ron, en el país y Latinoamérica.
Nunca los presente por estos lares. Repito, nunca me invitaron. Estuvo en Cuba y era
contagioso. Exiliado de las Academias y las Sociedades científicas del posmodernismo.
Ahora que el “patrón” nos deja, quizás haber estado en Cuba en los 90 no sea tan
pecaminoso.

Espero no encontrar a esos personajes en las redes sociales haciendo como que es-
tán felices por el “desbloqueo”.
Espero que no sigan esgrimiendo el problema de los chicos que piden en la Habana
Vieja. O el de las “jineteras”.
Espero que entiendan que el bloqueo fue un arma letal resistida por un pueblo valiente.
Espero que no me inviten a presentar el libro en un evento organizado por las se-
ñoras del “cacerolazo” ni por las Facultades de sus maridos o por los directores del
Hospital de Autogestión.

Sería bueno aceptar que la dignidad, la enseñanza, el aprendizaje y la salud deberían trascen-
der las miopes miradas ideológicas.
Sería bueno que esta apertura sea real y no una estrategia, de las tantas, para seguir erosio-
nando a un pueblo ejemplar.
Sería bueno que el mundo imitara la salud de Cuba.Y que el “desbloqueo” no la
desfigurara.
Pero ya no me creo la persistencia de la idea original. ¿Ahora le puedo poner el sello
del Aeropuerto de La Habana al pasaporte?.
¿Puedo contar que los archivos del libro que distribuyo entre los alumnos son de los
libros presentados en el Palacio de las Convenciones de esa ciudad?
¡Qué suerte! Pero desconfíen del levantamiento del bloqueo. Es el final creo. De la ética.
La Asamblea del Movimiento de los pañales decidió, en Berlín, en ofrecer una co-
misión veedora de niños para garantizar la armonía de las tratativas bilaterales. Los
del “Club del Té” se opusieron a la intermediación.
84
JOAQUIN

Joaquin
Joaquín es un niño triste. Vive en el barrio de oficiales de la Armada Naval, en lugar
selecto y cerrado de una ciudad de barcos y aviones de guerra, con portaviones de y
para guerras, esa estrategia Malthusiana.
Fue separado, al nacer de la piel de su madre, en un centro clandestino de deten-
ción, de desapariciones y torturas, allá por el Proceso militar.
Hijo de militantes asesinados, obligado vivir en un alma que no era la suya.
Todavía no lo sabe, pero es inevitable. Lo va a saber.
Nadie pudo explicar porque no creció, a pesar de los años transcurridos.
Es que la desolación y la angustia sin precisiones son buenos motivos para no desa-
rrollarse en las prolijas casas de los ladrones de niños.
Ya se afilió al movimiento de estos de los pañales, las revoluciones y el ayón.
Solo por intuición. Y por su percepción de la historia.

La de todos los niños arrancados por las guerras. Millones.

En la página de internacionales, a la izquierda del tabloide, en letra pequeña y sin fotos


leí una pequeña crónica para pequeños.
85
ULTIMAs NOTICIAs Des TAPA das.
23 J. NIÑOS EN GUERRA. (29)

Otro ejército de triciclos, bicicletas y monopatines perturbó, nuevamente, el trán-


sito de las grandes capitales del mundo en rechazo a las muertes de infantes y ado-
lescentes en guerras de adultos.
De urgencia se reunieron los del Grupo de expertos en muertes infantiles y adoles-
centes de la historia adulta.
38avo Congreso organizado por el Fondo Maquiavélico Internacional, con el aval de
la Comunidad de Adultos contra los Niños y las Naciones Des Unidas.
Estuvieron los romanos que mandaron a exterminar a los niños de Jerusalén.
Los generales franceses de la Guerra de Argelia.
Los fabricantes de “jabón infantil” en los campos de concentración de los nazis,
“Auschwitz de tocador”.
Los expertos en muertes adolescentes de la Argentina del Proceso o los supervisores
de “la guardería modelo del Olimpo”.
Creo que iban a convocar a los coroneles de la “Campaña del Desierto” en la Patago-
nia Argentina por sus aportes con las muertes de los niños originarios.
Garay no pudo, por lo que mandó a uno de sus capitanes católicos, terror de las
niñas querandíes en La Matanza.

Obviamente en este Consejo del Grupo de los Pocos se convocó de urgencia a los
asesores o ideólogos ancestrales. Los gerentes de las financieras Buitres, iniguala-
bles en esto de matar niños todos los días, en silencio, en todo el mundo, de hambre,
de angustia . Y Sin prensa. O con prensa cómplice.
Para estrategias de bombardeo a escuelas y guarderías el consultor elegido es el ce-
rebro israelí de la aviación en Medio Oriente. Merecida actualidad. Está disputando
el lugar con los marines de Vietnam, que se especializaban en aldeas rurales y sin
bombas, solo con napalm.
Quizás, se requiera la experiencia de las empresas contaminadoras del mundo, con
glicerofosfatos de soja, cianuro de oro y plata, derivados del petróleo en la atmósfera
o contaminación masiva de las aguas en áreas pobladas.
Los narcos unidos, los fabricantes de motos y automóviles, los auspiciantes del al-
cohol en los mundiales de Fútbol de la teFIFAn aportan, desinteresadamente, a la
“noble causa” de detener el masivo aumento mundial de niños y jóvenes, según
las siempre eficientes recetas eugenésicas y Malthusianas, coherentes con el orden
económico mundial.
El último presidente del Grupo, el general Galtieri, ha quedado desairado por su pri-
mitiva elección de una guerra para jóvenes en ”dos islas caídas del mapa del mundo
de los adultos”.
Basta recordar con los Organismos de Derechos Humanos, que el principal derecho
es a no morir, por causas evitables, cuando apenas se empieza a vivir.
El Consejo de Niños publicó, por fasevooc, una Declaración para finalizar con la
muerte sin sentido de tantos niños sin nombre ni apellido y para ayudar a mejorar
las vidas sin horizontes de tantos otros. Y llamó a movilizarse en todas las Plazas
del mundo el 23 J (23 de Julio de 2016). Sin cacerolas. Quizás en triciclos, en pañales,
86
tomando la teta y jugando. Jugando a un mundo donde los niños sean prioridad.

Ultimas noticias des tapa das. 23 J. Niños en guerra.


Sus sonrisas sanas y sus vidas, un tesoro. Los de la Revolución de los pañales movi-
lizarán a sus afiliados en el mundo. En Verónica se movilizarán en el predio de los
jubilados.
Nunca mas niños muertos y abandonados por las guerras de los adultos.

En las deportivas locales se incluyó una columna de reflexión, relacionada con el Mun-
dial de Fútbol de Brasil 2014.
87
MAS CHE JUGAR, SOÑAR

Mas Che no es el Che. Biglia no es Belgrano, ni Messi el Mesías.


Ni Sabella San, ni Martino, Martín. No son San Martín.
Tampoco James es Bolívar. Ni Benzemá, Sartre.
Ni Tabarez, Artigas. Pero tienen cosas en común.
La ilusión, el deseo y la esperanza infantil de ser felices. Como los de los pañales.
Los niños del mundo lo entienden claramente y por ello no comprenden a los adultos.
Quizás porque la infancia no pierde el deseo de jugar y ser iguales…

Saben soñar con el gol en tiempo complementario con el Maracaná exultante.


Atajar el último penal sin guantes.
Dar la vuelta olímpica sin exclusiones ni agravios.

Los niños no se juegan las elecciones en un partido.


Ni los intereses económicos de la mediatizada competencia global.
JUEGAN.
Como jugamos contra Holanda en Brasil 2014, en la piel de los que “nos simbolizan”
en la cancha, a todos y cada uno de esos millones de niños con deseos, nosotros,
que colmamos plazas, avenidas, parajes, valles de nuestro generoso país.
No recuperamos Malvinas, no se murieron los “buitres”, el FMI y la inequidad aún
nos acechan y los dueños de todo siguen con mucho mas de todo.
Menos con la alegría y el deseo.
Que no se vende ni se compra. Es nuestra.
Como los niños que nos habitan.
Que siguen soñando que el técnico nos convoque para la final.
SUEÑAN.
Los teFIFA…n , las princesas adoptadas, los dueños de los medios, los de las pelotas
y de los diseños de las camisetas no saben soñar. Solo saben acumular, en detrimen-
to de los que tienen esperanzas.
ACUMULAN.
No son como los niños que no confunden valor con precio.
El Che, San Martín, Bolìvar, Artigas, Sartre y el Mesías no tenían precio. Tenían
valor y valores.
Como los niños que los habitaban, tenían el “caprichito” de la equidad.
Eran soñadores y deseosos de la felicidad. De la igualdad entre lxs humanxs.
Esa que impiden los que recaudan con la ilusión universal de jugar… al fútbol … y
de ser un poco más felices. Ojala que el futbol mundial no sea un deporte de esos
hombres. Ojala que sea de niños.
Que solo quieren ser felices, aunque sea, jugando en la piel de Masche, Biglia, Messi
y companía.
Sin falsos nacionalismos, exclusiones, sin tanta mediatización de las derrotas, sin
contiendas “electorales”, sin chauvinismos, sin tragedias ni violencia.
Solo con alegría y … deseo.
Porque los niños no acumulan. Juegan y sueñan.
Como los de la Revolución de los pañales.
88
ROLANDO

Mas che jugar, soñar


Los “niños de panales” harán la noteFIFAn INFANTIL.
Rolando es un lustrabotas de Retiro. Marrón militar, cepillo y betún negro. Trapo,
franela y Gatica.
Los domingos en la Villa Itatí es feliz.
Juega de centrodelantero en el equipo de los niños de la calle.
Mata, barro y pajonal. Palos de madera y travesaño de tela. Pintada de cal y vestuario
sin cloacas.
Primeros invictos. 15 goles en 10 fechas. Niños de la calle 9 vs Niños cartoneros 6.
Y el tratante de” blancos” en el alambrado. El de Soccer Futbol Limited.
El que se llevó al negro Barboza, a los 15 años. Que juega en el Arsenal, de Inglaterra.
Anteojos negros, bronceado caribe, pulserita roja, aro, panza prominente y reloj de
oro. Pensión y contrato.
A lo mejor se me dá y debuto con “Carlitos” en la Bombonera. A lo mejor puedo
sacar a mi hermano Jaime de la cárcel, donde se desmorona después del asalto que
permitió comer al barrio por quince días en el apocalipsis del 2001.Un Chueco Ma-
ciel del subdesarrollo o un Robin Hood del posmodernismo.
Los de los pañales creen en un “fútbol social”. No me jodan…
Hoy la cancha es un cabaret de gramilla verde.
Donde gambeteamos la miseria y alimentamos a las teFIFAn y a las te HAFAnan,
con sus empleados mediáticos. Y sus Sindicalistas y presidentes de ocasión.

Carlos Alonso. El lustrabotas.

Estuve en la Asamblea en la Facultad de Medicina. De La Plata.


Estudiantes, no docentes, graduados y profesores. Los claustros.
Opinando acerca del deber ser de la educación en Salud, de nuestros estudiantes de Medicina.
Reivindiqué mi eterna vigencia de estudiante. Porque los docentes somos esos.
Estudiantes crónicos y envejecidos. Que debemos seguir aprendiendo de los estudiantes ac-
tuales y … jóvenes.
Saludable ejercicio el de admitir y estimular la interacción entre los profesores y los estudiantes.
La circularidad. El ida y viene. La comunicación. La discusión democrática de los conflictos.
Mas el viene que el ida. Por suerte.
89
LAS NUEVAS TAPAS

Estamos preocupados por el devenir Institucional de la Facultad de Medicina de


la Universidad Nacional de La Plata. Por el “amor carnal”. Entre corporaciones. La
médica y la Judicial.
Nos cuesta creer que una Academia de la jerarquía de esta casa de Estudios, cuna de
Médicos humanistas y de una Escuela de Medicina que sembró el país, latinoaméri-
ca y el mundo de excelentes profesionales se encuentre atrapada por los laberintos
de la justicia.

Que su agenda nacional este teñida de conflictos, odio y regresiones.


Que sus alumnos sean señalados como los responsables ¿de que?
Que no haya diálogo entre los miembros de la “asamblea universitaria”.
Que en los últimos años en los medios figuren resoluciones, apelaciones, cautelares,
cautelados, denuncias civiles, denuncias penales, movilizaciones, cierres, tomas, de-
nuncias de organismos de Derechos Humanos, prohibiciones, restricciones, judi-
cialización del aprendizaje y la enseñanza de la salud.

¿Qué opinará la gente acerca de estos sucesos?

Si no nos miramos el ombligo Académico, la Cátedra, el claustro de Profesores, gra-


duados, no docentes, ¿quedará alguna reflexión para la señora de enfrente que nos
paga a los profesores y sostiene el presupuesto universitario?

Es hora de empezar a generar acciones para la gente que observa, confundida, los
sucesos sin fin.
A los que buscan obsesivamente a los culpables, ¿de que?
En virtud de esta situación es que intento dialogar con los íconos de nuestra facul-
tad de Medicina.
Aquellos que no pueden ser negados por la judicialización eterna de sus acciones.
Alumnos, al fin, de nuestra Facultad.(30)(31)(32)(33)(34)
Me mandaron a entrevistarlos, como Juan los de los pañales.

El doctor René Gerónimo Favaloro me contó que:


- Los progresos de la medicina y de la bioingeniería podrán considerarse verdaderos
logros para la humanidad cuando todas las personas tengan acceso a sus beneficios
y dejen de ser un privilegio para las minorías. Debe entenderse que todos somos
educadores. Cada acto de nuestra vida cotidiana tiene implicancias, a veces signifi-
cativas. Procuremos entonces enseñar con el ejemplo”.
90
- En cada acto médico debe estar presente el respeto por el paciente y los conceptos

Las nuevas tapas


éticos y morales; entonces la ciencia y la conciencia estarán siempre del mismo
lado, del lado de la humanidad”.

En “Recuerdos de un médico rural” dice:


- En estos días en que tanto hablamos de la Universidad, yo creo que hemos perdido
el derrotero en cuanto a prioridades en la enseñanza. Nos debería preocupar más la
primaria y la secundaria -pues es en la niñez y en la pubertad cuando se forma el ciuda-
dano del futuro- que la universitaria que si se la analizara en profundidad tendría que
rendir cuentas al país por su ineficacia”.(30)
- La prevención debería ser el aspecto más trascendente de nuestra especialidad.
Estoy seguro de que, en el futuro, se harán menos angioplastias y menos cirugías de re
vascularización. La prevención, junto con los adelantos de la biología molecular rela-
cionados con la genética, permitirán disminuir la incidencia de las enfermedades car-
diovasculares. Y eso tiene que ver con los Programas de Grado”.
De la Conferencia internacional sobre la salud del corazón en los países en desarrollo. Una agenda
para la acción para el siglo XXI, Nueva Delhi, India, 1999. (31)

Desde siempre sostuvo que “todo universitario debe comprometerse con la socie-
dad de su tiempo, quisiera ser recordado como docente más que como cirujano” . Por
esa razón, dedicó gran parte de su tiempo a la enseñanza, tanto a nivel profesional
como popular. 
Vicente Climent, pionero de la neonatología mundial, egresado y profesor de la
Facultad de Medicina de la UNLP me contó que: “todos los niños, tienen el derecho
a la salud y a la atención de máxima calidad, independientemente de su clase social” y
que “la actividad asistencial y la docente son inseparables”. (32)
Luis García Azzarini dijo- “mis grandes maestros fueron los niños de la Casa Cuna
y los estudiantes”.(33)
Me leía Benedetti en las oficinas del Ministerio de Salud de la Nación.
Noel Sbarra expresó - “escuchemos a la gente, a los estudiantes y decidimos”(34)
El Profesor Bernardo Manzino me dijo -“Los alumnos irán aprendiendo al lado
del docente la norma de conducta que es consustancial con el ejercicio de nuestra
profesión: el trato afectuoso y tolerante con los enfermos y la ética frente a los co-
legas”.(9) Apuntes de Juan, de sus pases de sala, allá por el 1975, en los laberintos del
Policlínico General San Martín de La Plata.

Es hora de que nuestra comunidad Universitaria ocupe las tapas digitales y escritas
de los periódicos con trabajos de extensión, con investigación aplicada a los proble-
mas de nuestra gente, con hallazgos en post del bien común.
Es hora de que dejemos de colmar las páginas judiciales.
Es hora de pensar en los problemas estructurales, en los nuevos desafíos de la salud
de nuestra gente.
Es hora de imaginar un Programa al servicio de la salud y los derechos de nuestra gente.

Nuestros maestros nos mostraron los senderos. Y los seguirán iluminando a los de la
Revolución de los Pañales, que los nombraron asesores en salud.
91
EFRAIN

Es un niño wichi de 6 años que camina 4 km polvorientos de un ”impenetrable” de


fuego para conseguir dos bidones de agua para la familia .
Vive en una tapera de paja con escenografía de pajonal y vinchucas
Está flaco triste y parasitado, como sus cuatro hermanitos. Tiene fiebre y diarreas,
que aceleran sus interiores. Sueña con glaciares, techos y caricias. Cuando sueña,
conoce la sonrisa.
Lo atienden solo los jueves en el CAPS del portal del Impenetrable, donde hay un
cartel que dice “Wichi, los jueves”. Los de los pañales imaginan atenderlo todos los
días de la semana.

PASTELITOS CON LETRAS

Me levanté temprano, como Alberto, y me fui caminando a la Biblioteca Popular


Mariano Moreno, de mi pueblo, la sede simbólica de la Jornada de las Letras de los
espíritus con palabras.
Pancho Gianfrini, bandoneonista excelso e intelectual del pueblo, era el coordinador.
Con el trabajaron, para este evento, la gente de la Casa de la Cultura, los hacedores
de la Autonomía del nuevo municipio de Punta Indio.
La suave brisa del sur movía el follaje de la densa vegetación del parque. El sol apun-
taba con cálidos reflejos.
En el interior de la biblioteca, los autores de siglos, apretados por las letras y las
palabras de sus libros, esperaban ansiosos a los destacados invitados del día. La mul-
titud colmaba la sala de lectura y se apoyaba en los estantes de las estructuras de
madera, que sostenían las ideas eternas. Marino y su señora, los bibliotecarios, no
concurrieron.
Abrió la sesión Antón Chéjov (35)ç
92
- La inevitable mirada al terrible presente y al incierto futuro de todos los niños des-

Pastelitos con letras


amparados que evoco, dijo, fue por mi padecida. De pequeño escapaba de las palizas
de mi padre con la anuencia de mi madre. En “Los campesinos” rescato varios niños
de mi realidad, evoco la miseria y la resignación del pueblo ruso.
- Los niños representan un papel importante, como víctimas inocentes de las gran-
des injusticias y miserias sociales. Y presentó a Vanka, niño de nueve años, huérfano
en una carta que escribe a su abuelo y en la que le cuenta sus amarguras con pueril
desesperación:

- No tengo papá ni mamá; sólo te tengo a ti. Ayer me pegaron. El maestro me cogió por
los pelos, por haberme dormido arrullando a su nene. El otro día, la maestra me mandó
destripar una sardina y yo, en vez de empezar por la cabeza, empecé por la cola; enton-
ces la maestra cogió la sardina y me dio con ella en la cara. Casi siempre tengo hambre.
Por la mañana me dan un mendrugo de pan; para comer, unas gachas de alforfón;
para cenar, otro mendrugo de pan. Nunca me dan otra cosa; ni siquiera una taza de té”.
- “Duermo en el portal y paso mucho frío; además, tengo que arrullar al nene, que
no me deja dormir con sus gritos… Abuelito, sé bueno, sácame de aquí, que no puedo
soportar esta vida…”
Luego desde “Un asesinato” testimonió la criadita Varka, una muchacha de trece
años explotada por sus patrones y desde “Una pequeñez”, Chejov nos presenta a Ale-
cha, chiquillo de ocho años, que cuenta su primer engaño infantil, llorando a lágri-
ma viva con fuertes estremecimientos que sacudían todo su cuerpo.

Anton presentó a Fiódor, que fue el segundo de los siete hijos del matrimonio de
Mijaíl Dostoievski y María Fiódorovna. Un padre autoritario, médico del hospital
para pobres Mariinski en Moscú, y una madre vista por sus hijos como un refugio
de amor y protección marcaron el ambiente familiar en la infancia de Dostoyevski.
La temprana muerte de la madre por tuberculosis sumió al padre en la depresión
y el alcoholismo
En su artículo “Dostoyevski y el parricidio” (1928), Sigmund Freud(37) señalaría este
sentimiento de culpa como la causa de la intensificación de su epilepsia
Dostoievski muestra el buen uso de una enfermedad común por un genio literario
que supo transformar la adversidad en oportunidad.
- Un buen recuerdo puede colmar toda una vida de felicidad, dijo para empezar.
- En Los hermanos Karamázov (36) abogo por un cristianismo en el que la redención y
resurrección del ser humano pudiera ocurrir en la tierra cuando los hijos redimie-
ran con sus acciones los pecados de sus padres; de este modo se lograría la unión de
la raza humana en una familia universal.
- En la tierra hay una gran cantidad de horribles sufrimientos. Es terrible lo mucho
que el hombre tiene que soportar en la tierra. Es terrible la enorme desdicha que
ahí se le depara.
La tierra está inundada de las lágrimas de los hombres.
- El sufrimiento lo encontramos en su manifestación más poderosa y arrebatadora
en los niños. Los adultos han caído en pecado, están unidos por la solidaridad en
el pecado, y su sufrimiento, al menos en parte, puede concebirse como castigo o
bien como expiación por sus pecados. Pero los niños están aún libres de pecado, de
modo que no se puede aducir esta razón ni tampoco se ofrece explicación alguna.
- Yo considero el sufrimiento de los niños como el argumento de más peso en favor
del ateísmo.
93
- Si es necesario que todos sufran para comprar con los sufrimientos la armonía
eterna, ¿qué tienen que ver los niños con ello?”
Las causas más importantes del sufrimiento son la humillación, la vejación y la in-
justicia, la conmiseración hacia el sufrimiento y la muerte de hombres queridos, la
desesperación del alma que ya no puede creer en el sentido del ser, así como la im-
posibilidad de saciar el anhelo espiritual que vive en nosotros. Cuán grande puede
ser ya sólo la compasión por un ser querido lo testimonia de modo arrebatador el
sufrimiento de las madres por los hijos perdidos.
Es como el llanto de Raquel, que “rehúsa ser consolada porque ya no existen”.
- He presentado a una madre así en el capítulo “Mujeres creyentes”, en Los herma-
nos Karamazov.

Silencio sepulcral en la sala. Ojos humedecidos. Rostros angustiados. Solo los pastelitos
de batata y membrillo distribuidos por los miembros del Movimiento y el cálido y azu-
carado mate cocido, lograron disminuir la opresión colectiva de los pechos.
La alegría de vivir llegó con las palabras de Pablo Neruda, que agradeció la invitación a
los organizadores y colmó de elogios a las mujeres presentes.(38)

- En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir.
El niño que no juega no es un niño, pero el hombre que no juega perdió para siem-
pre al niño que vivió en él y que le hará mucha falta. He edificado mi casa también
como un juguete y juego con ella de la mañana a la noche..., dijo para empezar.
Desde “Confieso que he vivido”.
- Comenzaré por decir, sobre los días y años de mi infancia, que mi único personaje
inolvidable fue la lluvia.
- Mi niñez, precaria en lo material, y sin embargo plena en afectos, transcurre in-
mersa en la voluptuosidad del follaje propio del sur de Chile. La lluvia, la tierra, la
selva y el agua, serán elementos siempre presentes en mi obra.
- Mi vida fue una larga peregrinación que siempre da vueltas, que siempre retorna
al bosque austral, a la selva perdida.
- La poesía es siempre un acto de paz. El poeta nace de la paz como el pan nace de
la harina.
Dijo: -Los poetas tenemos derecho a ser felices, sobre la base de que estamos ple-
namente unidos a nuestros pueblos y a la lucha por su felicidad, y agrega, pero el
caso es que soy feliz por dentro. Tengo una conciencia tranquila y una inteligencia
intranquila.
-He terminado de escribir “Confieso que he vivido” tres días después de la muerte
del presidente de Chile y mi amigo: Salvador Allende, durante el golpe de Estado
de 1973.
- De mi pluma emerge el abatimiento y desencanto ante la derrota del pueblo de
Chile, rompiendo la tónica alegre del resto de la narración.
- Sobreviví diez días al pronunciamiento militar con lo que doblemente enlutó a mi
patria y al mundo entero.
Lo que no tenemos claro es si murió o lo mataron, expresó el comunicado de los
pañales.
El auditorio, de pie, aplaudió compusivamente a este gran latinoamericano.

Sencillo, tranquilo y locuaz apareció Benedetti, desde “El niño cinco mil millones”.(39)
- En un día del año 1987 nació el niño Cinco Mil Millones. Vino sin etiqueta, así que
94
podía ser negro, blanco, amarillo, etc. Muchos países, en ese día eligieron al azar un niño

Pastelitos con letras


Cinco Mil Millones para homenajearlo y hasta para filmarlo y grabar su primer llanto.
- Sin embargo, el verdadero niño Cinco Mil Millones no fue homenajeado ni fil-
mado ni acaso tuvo energías para su primer llanto. Mucho antes de nacer ya tenía
hambre. Un hambre atroz. Un hambre vieja. Cuando por fin movió sus dedos, éstos
tocaron tierra seca. Cuarteada y seca. Tierra con grietas y esqueletos de perros o de
camellos o de vacas. También con el esqueleto del niño 4.999.999.999.
- El verdadero niño Cinco Mil Millones tenía hambre y sed, pero su madre tenía
más hambre y más sed y sus pechos oscuros eran como tierra exahusta. Una semana
después el niño Cinco Mil Millones era un minúsculo esqueleto y en consecuencia
disminuyó en algo el horrible riesgo de que el planeta llegara a estar superpoblado.
Pancho emocionado por el relato del uruguayo intentó unos acordes con el bandoneón,
mientras el vasco Giulidori recitó una de sus poesías preferidas. Cerrado aplauso a los
artistas de la comarca.

Desde Camaguey, moreno y con chaqueta blanca, Nicolás Guillén, acompañado en


el aire por música de Van Van y NG la banda recitó:(40)
…”Cuando yo vine a este mundo,/nadie me estaba esperando;/así mi dolor profundo
se me alivia caminando,/pues cuando vine a este mundo,/te digo,/nadie me estaba
esperando”...

Inolvidable Jornada. Tranquila desconcentración de los presentes.


Los periodistas internacionales armaron una rueda de prensa en los jardines.
Los expositores se negaron a hacer declaraciones mientras se encerraban en la cocina a
tomar unos mates con los miembros de la comisión organizadora.
Neruda, pícaro seductor, le preguntó a Pancho por la dirección de la rubia de ojos al-
mendra sentada en la primera fila. Le recordó a Blanca Luz Brum, poetisa uruguaya
de la década del 30, esposa de Siqueiros y amante de Botana, por la cual Borges casi
se suicida. Le había escrito un soneto. La revolución en pañales y la poesía. El eje del
movimiento será la poesía, las imágenes y la música.
Sensaciones de un mundo mejor.

95
CON LOS AMIGOS NIÑOS DE LA PRIMARIA

A la vuelta Alberto pasó por el Edificio de la Escuela N° 15, su escuela de la primaria.


Un torbellino de niños salían de su portal, luego del sonido de la campana libera-
dora de salida.
Entró a un patio mágico y silencioso del cual emergieron los espíritus en guarda-
polvo de sus amigos de la infancia. Su motivo era afiliarlos al movimiento, pero su
alma enmudeció de alegría.

Para los amigos de pueblo chico. Todos ayón, con esperanza.


Escuela Nº 15 de Verónica. 6to Grado. 1967. Teníamos 13 años.
Parados de derecha a izquierda: Vìctor Gómez, Alcat, David Cordero. Osvaldo
Fuentes, Stella Valuzcek, Gloria Fontana, Gadea, Minervino, la Señorita Tallade,
“Bocha” Rossi, Gabriel Leguizamòn…, el “Flaco” Marino, el “gordo” Reichenbach, el
“flaco” Ruiz.
Sentados de derecha a izquierda: la “polaca” Semenciew, Amarfil, Patricia Noviello,
Alicia Chuliver, la “turca” Zafaro, el “polaco” Pauta, César Pàez, Castellán, “polo”
Márquez, Miguel Pérez, el “colorado” Domeqc, Alfredo Chudoba, el “flaco” Brugno-
ni, el “gallego” Crespo “crespito” y Rodolfo Cimalando. Me faltan algunos nombres y
faltan compañeros. Agregarse. ¿Lidia Mendoza, Ortiz, Clara Alvarez?

En ese año el dictador de turno en nuestro país era Juan Carlos Onganía.
El Racing Club de Avellaneda fue el Primer Campeón del Mundo argentino, con
golazo de Cárdenas.
Los Beatles grabaron «Strawberry Fields Forever»/«Penny Lane» y luego el “Sgt.
Pepper”.

EEUU se humillaba ante el mundo en Vietnam e Israel teñía de fuego el Medio


Oriente en “La guerra de los 6 días”. Los Gatos lanzaban “La Balsa”, el punto inicial
del rock argentino.
Ese año, en el Cine San Martín de Verónica vimos “El Graduado” con Dustin
Hoffman.
En Cuba se llevaba a cabo el Encuentro de la canción protesta, donde participaron
cincuenta músicos de dieciocho países.
Ese año aparecieron en las calles porteñas los autos Rambler y el Ambassador
En La Higuera (Bolivia), donde estaba asentada su guerrilla, la CIA estadounidense
asesina al Che Guevara.

En Sudáfrica, el Dr. Barnard declara haber realizado el primer trasplante de corazón.


El trasplante lo realizó un médico negro de su equipo, pero en esa época funcionaba
muy prolijito el apartheid. Gabriel García Márquez publica “Cien años de soledad”.
96
Con los amigos niños de la primaria
Todos nosotros, los de la foto, empezábamos a sentir el cosquilleo mágico de la
adolescencia, en un pueblo anónimo de la pampa.
Vivíamos ese presente irreal, irrepetible de amigos de pueblo chico.
Nos reencontramos, todos, en cuerpo o en alma, en la primera movilización de los pañales.
Las ideas en la niñez son de justicia y alegría esencial.

LOS SONIDOS DE LAS SONRISAS

Quince minutos pasadas las doce horas de otro mediodía frío de julio. 8 de Julio de 1967.
Las cuentas de dividir cantidades ajenas. La lección de geografía con los afluentes del
Nilo. Juan Manuel de Rosas y los unitarios.
Los anteojos de carey con los vidrios turbios del acné incipiente. La Plastiloca, el YO-
YO y la regla de madera. Un compás de punta afilada. El vasito verde desplegable al
lado de la manzana.
El brazalete de la cruz roja ceñido en mi brazo generoso. Y la rubia que siempre coque-
teaba con los de la fila del medio.
Por fin sonó la campana que me transportaba a la polenta con queso, a la milanesa
doradita y al mantecoso con membrillo.
Escuela N° 15. Verónica, a dos cuadras de vereda con barro hasta mi casa infantil. En
el camino de los chau Arrigo ( joyería), chau Kiko, (panadería), chau Polo (bazar), los
destinatarios de mi trayecto de saludos de mediodía, de vuelta a la morada. En los
pueblos siempre se saluda.
El Director eterno de la escuela, Don Raúl Zerboni no viene porque le esta enseñando
97
la tabla del 6 a los angelitos de la primaria del barrio de arriba, lleno de salones de nubes.
Están “las señoras de” Mendoza, Chudoba, Sisti, Rossi, Guagnini, López, Barcia, Talla-
de , Echave, Lamarche, Harfuch, Castro, Sastre y Hernández... Sonríen Susana Can-
dau y Alcira Perlini.
Estas heroínas de blanco guardapolvo estaban reunidas en la Dirección para analizar
el extraño suceso.
La portera alegre y sabrosa, la “señora de Santantón”, frotaba melodías de Jazz del
badajo de la campana metálica. Gene Kruppa a la entrada y Frank Zappa de salida.
La bandera flameaba el orgullo de los hijos de los habitantes de ese pueblo chico. Ve-
rónica, construido por la energía de sus colonos lugareños y transoceánicos.
La comunidad escolar y la comarca entera desconocían los detalles del fenómeno. 

Minutos antes de que el sol inaugurara una nueva mañana de invierno de comarca al
sur, una sinfonía armónica, de violines, traverseras y saxos ensordecía al pueblo. Sona-
ba, se decía, desde el patio central y, circularmente, atravesaba el mástil, la biblioteca,
los salones, el baño y ... todo el pueblo. El sonido llegaba hasta el camino mejorado a
la costa y al de “barro” a Pipinas.
Los arboles de La Plaza San Martín florecían amapolas rojas y blancas. Los pájaros del
Centro Tradicionalista se incendiaban de verdes, azules y amarillos.
Los octogenarios del Club de Abuelos dejaban de tener dolor de coyunturas.
Los zapallos de las quintas hogareñas crecían desmesuradamente y los tomates san-
graban un jugo... de tomate... dulce como el néctar. La pantalla del San Martín ilumi-
naba la imagen de Chaplín y en la estación de trenes sonaba el traqueteo rítmico del
último vagón.
El extraño fenómeno cesaba con la entrada de los escolares con el tañido autoritario
de la campana de bronce. El sonido de la entrada. A las 7, 45 hs de todas las mañanas
desde hace... cien años.
La gente del Polo Espacial de Pipinas investigó desinteresadamente, como en las ker-
messes o con las tortas de la Cooperadora.

La CIA teme que se trate de una conjura islámica.


Con un software procedente de Houston atraparon el sonido. Calcularon la energía
atómica molecular del cambio de colores de las aves, el gasto energético de los pinos
de la plaza para tener amapolas rojas. El factor de error fue el sangrado de los tomates,
aunque se pudo calcular las Kilocalorías almacenadas por semejantes zapallos.
Arribaron a la fórmula de Einsten. “Nada se pierde , todo se transforma” explicó Ol-
guita Iglesias, portavoz de la escuela, a los reporteros internacionales que colmaron
los Hoteles de “Paqui” Faggiani y de Scalla, que tuvieron que ir presurosamente a
comprar toallas nuevas a las tiendas de Zafaro y de Sisti. Noviello, el mas exitoso espí-
98
ritu paranormal y mediático de la zona intentó curar de ese embrujo a la institución.

Encuentro con la música. El recital del movimineto


Sin suerte esta vez.
Nosotros, los del Sexto A, estábamos ataviados con pantalón corto, guardapolvos
blancos con almidón y guantes de lana hechos por las abuelas para el acto del 9 de
Julio, escuchando los discursos prolijos, de Gomina y corbata al tono, cuando Pipí, el
habitante silencioso y misterioso de la plaza, tomó el micrófono.
En perfecto castellano le contó al pueblo entero, reunido en la ceremonia, que ese alu-
vión matinal con sonido de Wagner o de Mozart eran las risas acumuladas de todos
los niños que surcaron sus patios desde 1915.
Enmudeció la concurrencia y del follaje circundante emergió una melodía celestial
parecida a “La mañana” de Edward Grieg. Lo que nadie sabe es que los músicos del
pueblo la van a grabar en un CD. Los Foyth, Bento, Omar Iglesias y “fatiga”.
Se llamaría “Los sonidos de las sonrisas” y se incorporará al Cd HIT de los pañales.
Mundial. CVS y HODEON. Los agoreros del pueblo culparon a los espíritus de siglos
que vienen habitando el pueblo, desde esta locura “demoníaca” de “El movimiento de
los pañales”.

ENCUENTRO CON LA MUSICA


EL RECITAL DEL MOVIMIENTO

Finalmente el Consejo decidió que fuera un recital. Se eligió el Anfiteatro de Veró-


nica como escenario.
El presentador oficial fue Héctor Cámara, un vecino de grandes condiciones his-
triónicas, histórico animador de los bailes de Carnaval de los clubes de la zona en
la década del 60.
Los artistas locales interpretaron con sus autores originales las canciones elegidas
para incorporar a la reciente discoteca del Movimiento.
Hubo fuegos artificiales y una multitud ávida de sensaciones

99
- El primer grupo fue la orquesta típica Pampa, dirigida por “el maestro” Marozzi,
con Kulhavi en bajo y el “petiso” Rey en violín. “Chiquilín de Bachín” fue el primer
tema, una conocida canción en ritmo de vals compuesta por el músico argentino
Astor Piazzolla y el poeta uruguayo-argentino Horacio Ferrer.
Fue invitado el polaco Roberto Goyeneche para interpretarla.
El tema trata de un chico de la calle que vende flores en los restaurantes de la zona
de teatros de Buenos Aires, ubicados en la avenida Corrientes. Bachín era un bode-
gón ubicado sobre la vereda de la calle Sarmiento.
Era parte del Nuevo Mercado de Buenos Aires y fue demolido, como la mayor parte
de esa manzana, para construir el Paseo La Plaza, pero en el mismo lugar se ha cons-
truido otro restaurante que lleva el nombre de “Bachín”.

Horacio Ferrer solía frecuentar los bares y restaurantes de la zona, después de ac-
tuar, como la mayoría de los artistas. Fito Páez tiene una canción titulada “11 y 6”,
que también se refiere a los chicos de la calle que venden flores en esa zona, en este
caso en el Café “La Paz”, que se encuentra a escasos 100 metros de “Bachín”.
La novedad es que estuvo Pablo Alberto González, el niño vendedor de flores, de 11
años, el protagonista.
-Antes trabajaba abriendo y cerrando las puertas de los taxis, hasta que una amiga,
hace como tres años, me dijo que vendiera flores, que ganaría más.
Yo soy el único de mis hermanos que trabaja, porque ellos son demasiado chicos. Mi
mamá también trabaja: hace la limpieza en algunos bares.
-Vivía en una pensión. El tango lo estrenaron en mi casa. Esa noche ellos trajeron
tortas y bebidas. Hicieron una fiesta muy grande, y mi mamá preparó y adornó toda
la casa para cuando llegaran. Después lo tocaron en el teatro Regina y también allí
nos invitaron. Esa noche canté varias canciones y el público me aplaudió mucho.
-Trabajo de 12 de la noche a 6 de la mañana, y la plata que gano se la doy a mi
mamá, gatilló.
Por las noches cara sucia/de angelito con bluyín/vende rosas en las mesas/del boli-
che de Bachín.
Dice la letra que la tristeza no quiere amanecer en este niño de mil años.
¡Chiquilín!,/dame un ramo de voz,/así salgo a vender/mis vergüenzas en flor.
Ovación de los presentes, mientras se preparaban, “Los Jakims”, el grupo beat del pue-
blo. Con la voz de Omar Iglesias y el infatigable “Fatiga” Alvarez.

Interpretaron “Plegaria para un niño dormido”, que es una canción compuesta por
Luis Alberto Spinetta, e integra el álbum Almendra, de 1969.
Había carteles de adhesión a Los Beatles, el movimiento hippie, el pelo largo, jean,
la minifalda y el unisex, la revolución sexual, la oposición a la guerra de Vietnam…
...Dejenlo que siga soñando felicidad!/Plegaría para un niño dormido,
quizás tenga flores en su ombligo/y además, en sus dedos que se vuelven pan,/
barcos de papel sin altamar...
La presencia, la denuncia y la reivindicación de personajes marginales, alienados y
reprimidos, vulnerables en general, será una preocupación constante en la obra de
Spinetta, que mezcló a Foucalt y Artaud con Piazolla y Cream.

El “vasco “Giulidori y el “negro” Airez acompañaron a León Gieco y Antonio Tarrago


Roos en “Canción para Carito”, un chamamé de gran contenido social.
...Sentado solo en un banco en la ciudad/Con tu mirada recordando el litoral/Tu
100
suerte quiso estar partida/ Mitad verdad, mitad mentira/como esperanza de los po-

Encuentro con la música. El recital del movimineto


bres prometida...

En seguida el “pichi Ticera” se armó del acordeón. Con el Chango Spaciuk interpreta-
ron Tareferos de mi pago. -Terminó la zafra y nada ha cambiado seguís igual, con
tu karaya reviro y cocido hasta la carpida de un mandiocal o algún maizal- dice un
tramo de la letra.
En Argentina se produce el 60 por ciento del total mundial de yerba mate y el 90 por
ciento de esa producción está concentrado en la provincia de Misiones, mientras
que en Corrientes se cultiva el 10 por ciento restante. La zafra comienza en abril y
dura hasta septiembre. En ella participan hombres, mujeres y niños quienes confor-
man el último eslabón en la cadena productiva; se los llama “tareferos”, palabra que
viene del portugués “tarefa”, y significa “tarea, obra que se debe concluir en tiempo
determinado, trabajo que se hace por empresa o a destajo”.
-La realidad de los tareferos la conocemos todos; es un trabajo marginal, mal pago,
tenemos toda esa información desde el imaginario pero nunca fue sistematizada
desde el punto de vista científico”.
El 50% de los tareferos comenzó a tarefear entre los 5 y los 14 años, y más de la mitad
aprendió con sus padres. La edad promedio de iniciación es de 13 años. La compo-
sición de los tareferos por grupo de edad evidencia que es una actividad que ocupa
mano de obra joven, ya que el 76,2% del total tiene entre 18 y 50 años y un 16 por
ciento son mujeres.(70)

Ovación final para Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat. Todos los niños felices.
101
36 AÑOS DE MEDICO(41)

Ya de Juan y en “la ciudad de las diagonales” asistí al homenaje que le ofrecieron


por su trayectoria docente y asistencial en el Hospital de Niños de Plata. Habían
pasado 36 años desde el ingreso a esa amada institución.

El 6 de diciembre de 1978 me recibí de Médico en la Facultad de Medicina de la


UNLP, recuerda Juan.
Hace 36 años. A los 24 años.
Llegué a la ciudad a estudiar en abril del 73, días después del triunfo de Cámpora.
Vine de un pueblo pequeño, Verónica, primer hijo de padres laburantes, honestos
e inteligentes.
De vecinos y familiares zapateros, que tanto me enseñaron.
Cámpora, CNU, Triple AAA, bomba en el Comedor Universitario, persecución,
desaparición, exterminio, flores aplastadas. Ingresamos 3.800. Nos recibimos en di-
ciembre del 78 solo 180.
El escenario de mi vida estudiantil. Con César, Marcelo, Mary, María Inés, Pascual, Car-
los, Miguel, Mario Silvia, Mónica, Lidia y todos los que se fueron o desaparecieron.
Golpe Militar, Pinochet, Operativo Cóndor, campos de concentración, cinco muer-
tes jóvenes por noche.
En la diagonal, en la circunvalación, en Ruta 11.
La noche de los lápices. Cierre del Comedor. Desaparición del Ferrocarril. Martínez
de Hoz. Con todas las hectáreas y sin ninguna fábrica.
Allanamientos a amigos, a mi 6to C, aprietes de los soplones del edificio de depar-
tamentos.
Mundial del 78, Muñoz, Derechos Camps y Humanos Videlas.
Altas tasas de mortalidad infantil, desocupación, pobreza. La Plata de los dulces o
“La plata dulce” del nuevo hurto a nuestra gente.
Morgues, enfermedad, tristeza. La guerra entre hermanos con Chile, la estancia del
terror de Augusto, de frente a la cordillera. Las cárceles. El Melchor Romero. Los
niños del Ludovica, sin glúteos y con panzas prominente, las del hambre de siglos.
La medicina de tan pocos. Los libros prohibidos. Los sonidos del silencio. Las ca-
lles del terror. La penumbra de la noche y las muertes. Los que se fueron para no
volver. Las paredes blanco espectro de la Facultad. Sin carteles pero con Itakas. Un
cementerio de ideas.
La célula sin nombre, el músculo sin dueño, la cama pobre de un número con tu-
berculosis. La exclusión.
La Medicina de los pocos para no tantos.
“El interrogatorio”, el jefe de todo y el de la Cátedra.
El académico colaborador, dueño del Sanatorio coqueto y empleado de la policía de
Etchecolaz o de algún penal o equivalente.
Tiempos difíciles. De subsistir en la delgada línea de la vida negada. De la muerte
inminente.
La Medicina que solo repara la inequidad social. Como la justicia que esconde y la
102
policía que mata.

36 años de médico
Como el Hospicio. O el Patronato. O las damas de Beneficencia.
36 años después evoco las culpas y los miedos. Las ausencias. Las esperanzas.
La primavera nos quedó maltrecha, gris y sin pájaros. Sólo con aves, pero de rapiña.
Pero a veces, de las piedras salen brotes. Y salieron flores. Sobrevuelan colibríes.
Cantan los zorzales.

Y somos muchos los que imaginamos la salud como derecho esencial. La vida como
valor, sin precio. El sujeto derecho, con derechos.
Y es por ello que celebro habitar este médico que quise ser y pude poder.
El que me enseñaron los niños, la familia, la comunidad, el barrio, los estudiantes,
el pueblo, mis viejos, mi tía la enfermera y mi tío el zapatero.
Y es por ello que también sigo negando al médico que no fuí ni quise querer.
El esclavo de la industria, de la farmacia y la tecnología.
El que comercia con las sonrisas de la salud. El que se olvida de su hijo cuando entra
al despacho o al aula.
El que no se considera solo, y nada menos, otro mas de los integrantes de un equipo
de salud.
En 1910, Gregorio Aráoz Alfaro recomienda a los médicos que “no pierdan de vista
jamás los altos fines sociales de nuestra ciencia y de nuestro arte, pues estamos
destinados a servir a los demás antes que a nosotros mismos; que el bien público,
el alivio de las sociedades que sufren y la preservación de la salud general deben ser
nuestras primordiales preocupaciones”.
“El pediatra debe resurgir no como un híbrido de ocasión, sino con sus rasgos hu-
manitarios y artesanales, con la calidad y la excelencia, pero al servicio del bienestar
de nuestro futuro hecho niños”.(41)
Las Universidades deben ser la usina que transforman las necesidades del pueblo
en acciones académicas y de investigación de cara a la salud, con acceso y equidad.
En eso estamos.
Estuvo Luis en el homenaje a Juan, un viejo amigo.
Luis García Azzarini es amigo de casi todos. Del verdulero, de la presidenta, del
Decano y del Dueño del Mundo. Y era mi amigo.
Recorrimos el país entero, casa por casa, Paraje por choza. De norte a sur. No nos
dejaron. Pero el sigue luchando desde las estrellas. Yo desde el pantano. Compar-
timos ideales y lugares. Luis vivió de pequeño en Verónica, mi pueblo. Nuestras
familias eran amigas desde el origen. Lo extraño, como se extrañan a los profesores
del alma. A los que admiras. Los que planifican sonrisas y no elecciones. Los que te
alertan con una poesía y no con un presupuesto. Los que creen en una universidad
para todos. Los que son necesarios. Abrazo, amigo, profe, Luis. Se te extraña todas
las mañanas. Con espíritu y poesías, que tanta falta nos hace. . Y un beso a Anina, tu
compañera de locuras e ideales.
Estuve luego en los “interiores” del Hospital.
A veces las palabras sustituyen a las imágenes. Claro, los celulares con cámara son
muy recientes. Las máquinas de fotos no eran accesibles a los “resi”… dentes po-
bretones, ya exhaustos en los presupuestos de estudiantes del interior. Sin auto, sin
ordenador y con pensión.
Fuertes imágenes y espíritus se “configuran” y se “transfiguran”. Se corporizan en
algunas personas de las cuales tengo recuerdos sin fotos.
“Cipo” Ungaro recreando la “mama canguro” un sábado a la mañana con picadita en
103
la Maternidad del Policlínico. Maestro de la vida, amigo e ideólogo.
Jorge Hauri, el mas clínico y diestro de los cirujanos, de madrugada, operando una
Hernia de Bochdalek el 2 de julio de 1979, mi primer día de guardia de residente.
Maestro, ético.
Diego Gutièrrez, Carlitos Antelo y Hugo Mon. Los tres Mosqueteros. Pasábamos
sala a las 03.00 de la mañana disfrazados (ellos) de Komeini. Tres pilares de la Car-
diocirugìa infantil del mundo, que nos “torturaban” con los controles clínicos de sus
postoperatorios en un Servicio de 3 x 4… metros cuadrados.
Eduino Krupp, con el cual solo compartí un año. Su “dieta del pollo” para los desnu-
tridos. Un excitado de noble corazón.
Luis Gambarotta. Un genio de las aguas y de las sales, que apareció de una novela de
Hemingway de la Guerra Civil española.
Carlos Peltzer con su obsesión dulce y necesaria para que sus pacientes de Terapia
Intensiva se beneficiaran de su saber.
Carlos Ballina y su jeroglífico de electrocardiogramas con el estetoscopio de su pa-
dre. Otra buena gente.
Tato Torres, un remanso entre tanta energía.
Edgardo Segal, el “Trevi”, generación de entrega, estudio y humanismo.
El “Chucho” Armendariz, al cual conocí fugazmente, porque nos dejo tristes una
mañana de pase de sala en la Sala 2, con su amigo incondicional, Mario, a su lado.
Un recuerdo para él, de tantos, que lo traslado a su buen hijo, habitante de los pa-
sillos del hospital.
Emilio Cecchini, sagaz, extrovertido, atento a la enseñanza. Mi Director de Tesis de
Doctorado. Profesor de aquéllos.
El “flaco “ Santanciero, mi primer Jefe de Residentes y compañero de las primeras
Guardias de “Internos”. Inteligente, humano, amigo.
Zamorano, un profeta de la psiquis. Serio, aplicado, formador de formadores.
Ramirez Gronda, Kozubsky, de proyección. Mujeres del trabajo serio y la investigación.
Muchas imágenes. Recuerdos. Trabajo en equipo.
Unchalo y sus clases. Norma Bibiloni, Juan Bertolotti, con el cual recorrimos el país
con los ateneos “clìnico-radiológicos”
Adolfo Brook, director cuando ingresé a la residencia. Nos despertaba a las 5 de la
mañana en Terapia, con mate y medialunas, luego de haber recorrido el Hospital.
Margarita, la neuróloga con sus miopatías difíciles, Catalina, desde una espirome-
tría celestial y Juan Carlos Pernas con las parenterales, nos aguardan desde una

104
nube rosa.

36 años de médico
Diana Grashinsky y Rahman padre, desde la Sala 3 nos introducen en una mirada
más integradora de la salud infantil.
Mirta García desde un Helicóptero y con el radiollamado nos cuenta que sobre-
vuela el conurbano , eludiendo cables de alta tensión, con un recién nacido aún sin
nombre pero con una Tetralogía de Fallot en el aire, de González Catán.

Y Gloria, Cristina, Margarita, Nelly… y tantas… enfermeras del alma, con 16 hs de


mitigar tristezas y cambiar sueros , por años. Y muchos que me olvido, o no conocí.
Mas los maestros de los cuales ya hablaré en otras entregas. Gracias a todos. De la
diversidad, de las diferencias surgen las reflexiones.
Espero encontrarlos para poder reconstruir esa identidad humana que me ense-
ñaron en las aulas, en la sala y en los pasillos del LUDOVICA. A veces las palabras
recuerdan. No sustituyen una imagen.
Pero es lo que hay. Y es desde el alma.
Ya me iba con este Juan nostálgico pero en la puerta me encontré con “pucho”
Francisco Spizzirri. Profe, maestro y amigo. Una ausencia que se agranda. Un ser
humano cálido, comprensivo, ético, humano y compañero. Tardes enteras escu-
chando sus enseñanzas. Noches de guardia con su inconmesurable figura en la sala
cuando alguno de sus pacientes lo requería.
A cualquier hora de cualquier día. Ejemplos que no abundan. Clínico con mayúscula,
como los que se extinguieron. Nefrólogo e investigador de proyección internacional.
Una de las almas de un hospital de Niños, “Ludovica”, con mucho equipo, con mu-
cho nivel académico. El privilegio de escucharlo nos dejó culpables de su ausencia sin
sentido. Gracias “pucho”, maestro de la vida. Espero sea homenajeado en las próximas
Jornadas. Solo para entender de donde venimos. Con respeto y eterna admiración.
Invadido por la nostalgia y la melancolía de los años elegí “Para Kicho” de Piazolla y
su quinteto. La “charla” entre el contrabajo y el violín me hizo recordar al “diálogo” entre
el piano de Duke Ellington y la trompeta de Louis Armstrong en “Indigo Mood”. Estaba
por poner “Rhapsody in blue” de Gerwshin, cuando la rotonda me avisó que a 1 km, a la
izquierda estaba Verónica y el Centro de Atención Primaria rural donde estaba Camila.
La noté inquieta, presta, pero feliz. Me empezó a preguntar acerca del Movimiento de
los niños y de las Mujeres. Contesté complicado, con evasivas, para evitar incorporarle
una nueva ansiedad.
-Ya habrá tiempo para explicarte mejor, le contesté.

105
ANOCHECER DE UN DIA AGITADO
CAMILA NO DUERME

- Mañana empieza el Programa de Salud Escolar Municipal. En 12 años de formación


no entré a ninguna escuela, pensó Camila.
El Consejo Escolar del Distrito y los Consejos locales de Salud articularon y bajaron el
Programa Nacional de Salud Escolar con regulación del estado Municipal.
- Mañana a las 8.00 hs me pasan a buscar con el auto de la maestra rural, Stella Mon-
zón, y nos vamos a Alvarez Jonte a revisar a todos los niños, en la escuela.
- Tengo estetoscopio, 5 mangos para tomar la tensión arterial, un optotipo regalado,
una balanza, un barral de madera para la talla, las tablas de Cuminsky y las de la
¿OMS?, un calendario de vacunaciones, y las vacunas.
- ¡Nunca fui a una escuela!
- Roté por Quemados, Cirugía Cardiovascular, Terapia Intensiva, Terapia Intermedia,
Niño Sano, Emergencias, Maternidad, Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, In-
munodeprimidos y Oncología en Barcelona, pero… nunca por una escuela.
- Ofelia Llanos de Pipinas me acercó el último trabajo del Municipio acerca de Salud
Escolar, que solo se publicó en el Diario Local, “El Colono de Punta Indio.”
- Si el sueño no viene me lo leo, aunque el frío raro de las 02.05 hs de la oscuridad de
una noche de verano y de luna llena del sur estimule mi insomnio natural de pediatra.

Camila y la Salud Escolar.


El Informe del Consejo de Salud de Punta Indio.

Los problemas de salud escolar fueron:


En “Indio Sano, una Construcción Comunitaria de la Salud”. Dr. Colabianchi Luis y Dr. Reichenbach,
Juan. Ediciones del Sur. 1997.

De 1402 alumnos revisados, 766 (51,16%) presentaban alteración funcional o patológica.

Problemas Nº de alumnos:1402 % del total


Caries dentales 282 20
Déficit visual 218 16
Obesidad 119 8
Hipertensión arterial 92 6
Soplo cardíaco (55 funcionales) 61 4
Afecciones dermatológicas 37 2,4
Cifoescoliosis 29 2
Ortodoncia 22 1,5
Distrofia de primer grado 8
Talla baja 7
Mal oclusión 7

Tabla 3. Tabla presentación de problemas de Salud en escolares.


106
- Me llama la atención que hay pocos obesos.

Anochecer de un día agitado. Camila no duerme


- ¿Qué hago con los niños con soplos funcionales? Los controlo en 1 mes.
En los que sospecho Patología Orgánica los derivo a la red de Hospitales pediátricos de
la Región Sanitaria XI que tienen convenio con el Municipio. Les mando una Historia
Familiar Municipal y les solicito la Contrarreferencia y los turnos de seguimiento. Les
solicito precisiones diagnósticas, seguimiento y bibliografía.

El Programa de Residencias de Camila incluía la salud escolar


ACERCA DE LA CLINICA PEDIATRICA.(41)
En Programa de Residencias de Clínica Pediátrica de 4 años. Portal de Educación Permanente en
Pediatría. Subsecretaría de planificación de la Salud. Ministerio de Salud de la Pcia de Bs. As.-2011.

“… La Clínica Pediátrica abarca todos los escenarios de la atención de un niño, desde el


consultorio a la terapia, pasando por la escuela del barrio. Los niños no deberían aten-
derse en sectores estancos. Su esencia, para el médico responsable, es la misma aunque
cambie el lugar de atención. Su herramienta es la Clínica, tan confundida y menospre-
ciada en los siglos de las radiaciones y las “últimas generaciones”.
Debe resurgir no como un híbrido de ocasión, sino con sus rasgos humanitarios y arte-
sanales, con la calidad y la excelencia, pero al servicio del bienestar de nuestro futuro
hecho niños…” Dr. Juan Alberto Reichenbach.

A nivel mundial la formación y ejercicio de la pediatría se ha debido adecuar a la


evolución de la morbimortalidad infantil, consecuencia de los cambios sociodemo-
gráficos y educacionales, los avances científico-tecnológicos y las modificaciones en
los sistemas de salud, ocurridos en las últimas décadas.
En este marco, se plantea el desafío de orientar la formación de los pediatras para
enfrentar el cambio en el perfil epidemiológico actual y futuro.
La Pediatría es la medicina integral que estudia el periodo de la vida que comprende
desde la concepción hasta el fin de la adolescencia, y por tanto se centra en el estu-
dio del crecimiento, maduración y desarrollo biológico, fisiológico y social en el que
el niño se desenvuelve.
El pediatra general competente representa la integración de tres dimensiones de la
práctica profesional:
La Pediatría Preventiva que comprende la atención del niño y adolescente sano.
La Pediatría Clínica, que abarca la atención médica integral, y longitudinal del recién na-
cido, niño y adolescente enfermo y la Pediatría Social orientada a promover la buena in-
terrelación del niño sano y enfermo con su entorno, tanto físico como social y humano.
Claro y la atención basada en la persona, en el estudiante que aprende y cambia los
paradigmas, aquellos del derecho del sujeto, al derecho a la salud.

Nació Verónica. Un parto…de Camila

A las 02.00 hs. de la mañana siguiente recibiría al primer recién nacido de su nuevo
distrito.
En el Hospital Municipal. Una serie interminable de preguntas la acosaron.
Se calcula que una población de 10.000 habitantes tiene un 2,5 % de nacimientos de
su población total por año. Saco la cuenta con el primer bostezo.
250 nacimientos por año promedio en poblaciones con muchos jóvenes.
107
Claro que esta comarca expulsa a los jóvenes porque hay poco trabajo y algunos se
van a estudiar a La Plata o a Buenos Aires.
Según el Programa de Salud Indio Sano la media en el distrito es de 150 nacimientos
por año.
Se preguntó si la Maternidad del Hospital reuniría las Condiciones Obstétricas
Neonatales Esenciales (CONE).(42)(43)

Conoció la sala de partos, el lugar de recepción y la nursery.


Le impresionó bien. Las enfermeras eran cálidas y bien formadas.
Se habían capacitado por un Convenio entre la Municipalidad y la Subsecretaría de
Planificación de la Salud , en Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales.
Tenía quirófano, cirujano atento, anestesista, todos los medios de reanimación car-
diopulmonar y su expertiz.
Banco de Sangre y una Unidad móvil de derivación con respirador de emergencia.
Pero todo sería alegre y tranquilo.
Clara era la madre y Verónica sería la recién nacida.
El binomio había sido controlado por los médicos y el equipo de salud durante las
38 semanas desde la 6ta semana del embarazo. Todo bien.
Estos obstetras y Agentes sanitarios en los domicilios favorecen el control.

La georreferencia, la historia Municipal, las Normas de atención y la prevención y pro-


moción empezaron a sonarle cotidianas. La historia con fichero dinámico excelente.
¡Como se aprende desde la comunidad participando!
02.15 hs anotó en el libro de partos. Apgar 8/9. Todo hermoso.

Sara y Pedro, los abuelos le regalaron a Camila un lechón al asador adobado.


Los aranceles del afecto de gente simple y profunda. Peones rurales. Vecinos. Miem-
bros del Consejo de Salud de Alvarez Jontes.
A las 02. 45 hs encontró los apuntes de OPS/ OMS. No era tarde. Sirve para los que
vendrán.
Pues los partos normales los deben atender los pediatras con competencias adqui-
ridas a lo largo de su formación.
Claro que Clara y la comunidad ayudan.
Y hasta enseñan.
Aunque las Academias no se enteren por estar tan preocupadas en la enfermedad.
Y en los hospitales.
La salud es otra cosa.

108
LA JORNADA DEL MOVIMIENTO

La jornada del movimiento que fue recitado popular


QUE FUE RECITADO POPULAR

La política del nuevo movimiento es de participación. La poesía es participación. Surge


de la fantasía de los pueblos que aman, sufren y sueñan.
Por ello los poetas invitados desistieron de una Jornada unidireccional e imaginaron un
“recitado colectivo”.
Fue en el medio de la Plaza de Pipinas, en rondas colectivas y con amplia participación
popular, incluso del grupo de poetas locales del distrito.
Circuló el vino patero de la costa, producido desde la uva de la parra, dulce y penetrante,
como el paisaje.

Las empanadas fritas de carne y humita fueron artesanales, de las abuelas del distrito.
Desde el pueblo de Fuentevaqueros en Granada llegaron los espíritus de Federico
García Lorca, desde 1936, año de su fallecimiento como víctima de la guerra civil
española.
- En “Paisaje” evoqué una tarde de mi infancia, expresó centenario y transparente.
La tarde equivocada / se vistió de frío. / Detrás de los cristales turbios /, todos los niños
ven convertirse en pájaros / un árbol amarillo. / La tarde está tendida/a lo largo del río.
Y un rubor de manzana / tiembla en los tejadillos...(44)

Un alma desde Sevilla en las postrimerías del siglo XIX. La de Antonio Machado en
“Para niños y niñas... y otros seres curiosos”.(45)
Soñé que tú me llevabas/por una blanca vereda,/en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras, /hacia los montes azules,/una mañana serena.
Sentí tu mano en la mía, /tu mano de compañera,/tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,/ como una campana virgen/de un alba de primavera.
¡Eran tu voz y tu mano, /en sueños, tan verdaderas!...
Vive, esperanza, ¡quién sabe /lo que se traga la tierra!...
Aplausos y empanadas.

- He sido poeta de lenguaje transparente y de fuertes convicciones de igualdad


para mi pueblo_ expresó Miguel Hernández, que nos contó que en la prisión escri-
bió para su hijo, Manolillo, “EL potro oscuro”. Su compañero de prisión, maestro,
lo ilustró en papel higiénico.(46)

-…Una vez había un potro oscuro. Su nombre era Potro-Oscuro.


Siempre se llevaba a los niños y las niñas a la Gran Ciudad del Sueño.
Se los llevaba todas las noches. Todos los niños y las niñas querían montar sobre el
Potro-Oscuro.
Una noche encontró a un niño. El niño dijo:
…- ¡Deprisa, deprisa!, Potro-Oscuro, ve más deprisa.
Pero el Potro-Oscuro no podía ir deprisa. El Potro-Oscuro iba despacio, despacio, despacio.
Había llegado a la Gran ciudad del sueño. Los niños, el perro blanco, la gatita negra y
la ardilla gris estaban dormidos.
Todos estaban dormidos al llegar el Potro Oscuro a la Gran Ciudad del Sueño...
La penumbra en el centro de la plaza con la luz entre el follaje anunció la noche cercana.
109
José Pedroni recitó su “cajita de música” y algo de “Gracia plena”.(47)
Llegó desde Gálvez, provincia de Santa Fe.

...He intentado ser sencillo, humano, accesible por la claridad fraterna, religioso en la inti-
midad o en el hogar, compañero de la naturaleza, cantor primitivo, honesto, revelador de
un vitalismo de mundo cotidiano. Mi vida de niño campesino y pobre me permite alentar
a todos los espíritus infantiles de la eternidad. No dejen de cumplir sus sueños….
¡Y que vivan los pañales!

En un inglés de campo y con traductor, Walt Whitman contó de su infancia pobre,


feliz y rural en los orígenes de su país.
Su sencillez y profundidad se manifiesta en “Existo Como Soy”.(48)
- No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
- Me celebro y me canto a mí mismo.
- Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me
basta con saber que es un ser humano.
- Lo insignificante es tan importante como todo lo demás.
- Cuando doy, me doy a mi mismo.
- Lo que satisface al alma, es la verdad.
- La vida es lo poco que nos sobra de la muerte.
- No soy sentimental ni miro desde arriba a hombres ni a mujeres, de los que no me aparto.
No soy más orgulloso que humilde… Me humilla quien humilla a los otros, y nada se
hace o dice que no recaiga en mí…
- Mira tan lejos como puedas, hay espacio ilimitado allá.
- Yo no hablo del principio y del fin. Jamás hubo otro principio que el de ahora, ni más
juventud o vejez que las de ahora, Y nunca habrá otra perfección que la de ahora, ni más
cielo o infierno que éstos de ahora.
Desde “Vive” expresa:
- No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin
haber aumentado tus sueños.
- No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a
expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo
extraordinario.
- No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase
lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es de-
sierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Dejó muchos mensajes para los miembros del movimiento. Entre ellos:
- Vive la vida intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuro y encara
la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experien-
cias de quienes nos precedieron de nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar
por la vida. La sociedad de hoy somos nosotros… Los “poetas vivos”. No permitas que
la vida te pase a ti sin que la vivas.

Finalizado el recitado la multitud percibió la importancia de la poesía en la construc-


ción de la propia identidad. Los apuntadores del Movimiento se sorprendieron acerca
de las ideas guiones emergentes de esta reunión de creatividad. Comprendieron que
los poetas tienen una visión del mundo ampliada, que excede las estructuras de saber
tradicionales.
110
ATENEOS DEL RECUERDO

Ateneos del recuerdo


A la mañana del día siguiente con Juan volví al Ludovica. Tenía que participar en
un Ateneo Interresidencias de pediatría.
Me asusté porque me acosan las nostalgias y los recuerdos, quizás por esa melanco-
lía esencial que invade mi natural vivencia bipolar y … últimamente esquizoide, en
virtud de coexistir con Alberto y Juan y “Esperando la carroza”, es decir a José, “Don
Pepe”, el último que me habitará.

- El Pfsor. Dr. Climent imaginó la docencia y el aprendizaje en Servicio a través del


sistema de Residencias Médicas, pensé.
Primero creó la de Pediatría en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica”, que se
inició, por su intensa y perseverante gestión en el año 1968, y posteriormente creó
la Residencia de Neonatología en 1974.
Sin duda es el espíritu y la razón de nuestra formación.
Recomiendo el homenaje que le hicimos con la pfsora Patricia Climent, su hija, en
el Portal de Educación Permanente en Pediatría.(49)
Mucho le debe la pediatría nacional a este pequeño gran hombre. Melómano inco-
rregible, fotógrafo excelente, humanista, amante de la equidad y brillante precursor
en el ámbito nacional.
Recordé mis años de residencias , los Ateneos en lactantes y el pase de sala en la 2.
Roberto (Silber) se acuerda siempre del “sindrome de nosequien”. Mario (Rentería)
siempre pregunta lo que no preguntamos a los padres.
Roberto pasa sala a las 09.00 hs en punto. Mario a las 02.00 hs de la mañana.
Y están a toda hora de cualquier día de sus vidas en la cama del niño que padece,
enseñando eso de la clínica y la solidaridad sin tiempo. Los tres saben de pañales,
Les dedicaron sus esforzadas vidas.

111
LOS AÑOS DE LAS FOTOS

Puse la pava. Preparé el mate como siempre. Mal. Sin paciencia. Sin batir la yerba,
bombilla al medio. Busqué en el terremoto secuelar del cajón de fotos una bonita
foto de las bonitas Ana, Laura y Mariel. Para Scanearlas.
Para demostrar que el tiempo es fugaz recorrí visualmente seis décadas de vida en
diez minutos. Método rápido, posmoderno, para no reparar en emociones de ro-
mántico en desuso.
El domingo era gris plomo en el cielo y gélido Antártida en la piel. Era una tarde
inmóvil. Un plano fijo. Los vidrios del ventanal parecían no soportar tanta presión
metálica y fría, sensación que se exacerba los domingos, con la caída del sol y con la
proximidad inminente de los lunes acechantes.
Para multiplicar la nostalgia puse en el aire el sonido celestial de Jean Pierre Rampal.
Como siempre, el agua fumaba y chillaba desde los 120°C de la pava y la yerba se es-
tremecía con la inevitable quemadura de 3er grado. Estaba solo en casa, sentado a la
mesa. Las ocho sillas vacías. Con los fantasmas chirriando al ritmo del viento, balan-
ceando el jacarandá del fondo. Con las tinieblas de la lámpara del patio pugnando
por introducir una tenue luz por los vidrios empañados de la ventana de la cocina.
El espacio es estático y el tiempo dinámico, decían los apuntes de Ana de Bellas
Artes. Aunque…
Elegí una foto de nuestro viaje a San Martín de los Andes, en 1990. Con Ana. Don-
cella con abrigo negro amplio. El Lácar esmeralda con el reflejo solar. Atrás, un cerro
tapizado por el verde intenso de la flora del hábitat Valdiviano, pleno de energía,
precipitaciones y magia. A los pies, rosa mosqueta, amancay “lupines” y rosales. Una
paleta, armónica de óleo, témpera, plastiloca de colores y acrílico. La foto, que era
mía, tenía buena luz, buen foco, encuadre ideal, fondo adecuado y era nítida. Tenía
la señal de mi compulsión. No reparé en la proyección de mi sombra, que ocupaba
el cuarto inferior izquierdo, ensombreciendo un colihue mostaza.
El piano y los violines, en el 2do movimiento, me confirmaron que media hora es
mucho espacio. La música tiene tiempo. La foto, recuerdos, en planos quietos, pensé.
En ese preciso instante, donde la razón es vulnerable, veo que Laura me saluda…
desde la misma foto..., sonriendo y moviendo su mano derecha, agitándola, con el
brazo extendido en el aire.
Me cercioré de que no hubiera alcohol cerca y que la yerba fuera yerba mate.
Fue tan estremecedora la sorpresa que ensayé levantarme de la silla y dar una vuelta
circular en el patio. Volví a sentarme, inquieto, frente a la misma foto.
Estábamos en una cabaña en Uspallata, rodeados por la precordillera y el “Cordón
de Plata”, andino, nevado, telón para la carita hermosa y encantada de mi hija mayor.
Me reponía de esa ilusión sin tiempo, pero con espacio.
Aquella de fotografiar momentos felices, cuando Mariel se desplazó en triángulo,
lentamente, desde el horizonte superior… de la misma foto… Estaba en un sendero
de la herradura de las Cataratas del Iguazú, 5 años después.
Cabellera soleada y ojos con elipses, con escenografía de tupidas palmeras y hele-
chos, con la imponente Garganta del Diablo de fondo.
Un sorbo de mate lavado me permitió digerir el mal trago.
El piano sonaba para el final. Los violines de la orquesta se silenciaron en el amplificador.
La habitación era un paralelogramo, con luz en el centro, envuelta en una caja de
112
metal de nubes grises y oscuras. No me animé a mirar la foto nuevamente.

Los años de las fotos


Tocaron la puerta. Abrí y eran las Venus hogareñas. Miraron la mismísima foto y
me dijeron:
¿Recuerdas cuando estuvimos en el Comechingones hace cuatros años? Estamos las
tres armando este muñeco de nieve, el de la foto, con la máquina de 12 megapixels.
Tiempo de descanso, e invierno, sorprendidos por las blancas nieves translúcidas. El
espacio y las imágenes también tienen tiempos, pensé.
Puse a Jorge Drexler, desde “Murga Reggae”. Quizás el ritmo me aclaraba las imáge-
nes, las formas, el tiempo, los espacios.
Los estudios con neuroimágenes y la evaluación psiquiátrica fueron normales.
La dieta estricta balanceada y la megadosis de vitaminas me fueron indicadas pro-
filácticamente.
No miro más fotos en soledad. Tampoco los domingos.
Cambié el mate por el agua mineral. A las fotos las guardé en una caja fuerte con
combinación.
Las clasifiqué por años y situación. Cada una en una caja de madera con llave.
Laura, Ana y Mariel son imagen, espacio y tiempo. De primavera. Las tres.
Pero a pesar de todo, no me gusta que las imágenes se muevan.
Menos cuando el motivo de la búsqueda fotográfica era armar un portarretrato de
las cumpleañeras de estos días.
Igual… FELIZ CUMPLEAÑOS, ANA, LAURA y MARIEL.
Los azules violáceos, amarillos y rojos, el colibrí, que ya volvió al patio, y el destello
de las tres, que transformó el gris plomo en blanco luz, me confirmó que llegó la
primavera, la de éllas.

Me senté en la silla de madera en el parque. Puse a Niurka González y a Jean Pierre


Rampal y sus traversas en una versión instrumental de Carmen de Bizet y me dis-
puse a emborronar cuartillas, como decía el Che.
En este caso las musas serían Laura, Mariel y Ana. Es que las mujeres amadas me
inspiran revoluciones.
De niños en pañales. Ayón.

PRIMAVERAS FELICES

Ana es sana.
Mariel es miel
Anda mi Ana robando madrugadas actuando noches lustrando tablados.
Anda mi Mariel armando mañanas luchando ideas de mundos soñados.
Bellas las dos de ojos profundos
Ana negro y brillo
Mariel almendrados.
Teatro es Ana tango salsa actuación.
Clase es Mariel barrio guitarra revolución.
Cielos límpidos bravos ríos brisas cálidas trópicos acción.
1982.24 de septiembre.1993.
Dos años diferentes.
De un mismo día.
113
De un mismo mes.
Hijas de primaveras sanas con miel
De mañanas soñadas y noches de ideas.
Anda mi sana alegrando a Ana.
Anda mi miel almendrando a Mariel.

SIN EDAD

Necochea 1965.
El castillo de arena no era un castillo más. Sus habitantes murmuraban detrás del
muro elevado de piedras grises y arena. El puente estaba elevado y en el foso pro-
fundo yacían gnomos, enanos y alfiles negros. El escudo de armas era multicolor.
El humo era negro y denso. El cielo transparente en celeste, un cumulus rosáceo e
inmóvil y el mar frío, ensordecedor y profundo.
Una foto en blanco y negro con malla de dos piezas y gorrito de baño. El año en que
Dalí ilustra el Quijote.

Necochea 1973.
El caño es el fuerte. El zanjón, el río. De mástil una caña y el trapo rojo un estandar-
te bélico. Peter Pan está volando desde el médano verde. En las orillas del Quequén
“Campanita” y los “Niños descarriados” deliran fantasía en el parque “Miguel Lillo”. El
crepúsculo es rojo y la luna alba. El domingo 23 de septiembre de 1973, cuando Ana
cumplió 10 años, Juan Domingo Perón gana las elecciones por 3era vez, sustituyen-
do a Cámpora. Días después ella salió de la escuela, con guardapolvo blanco, medias
azules, mejillas sonrojadas y cabello negro azabache, brillante y gracioso. Sus manitas
son ágiles y su mirada vivaz. Mientras camina dibuja nubes gordas y soles cálidos en
naranja intenso. Busca geranios rojos, margaritas amarillas y violetas silvestres.

Necochea 1978.
Porque Videla es dictador los días son todos negros. Pero para ella el cemento es fucsia,
no gris. El hormigón es flexible, maleable, estético y hasta aterciopelado. La energía es
luz, movimiento y neutrón danzarín. Noches exhaustas de entregas en planos, grafito,
regla y compás. Por el crepúsculo vienen duendes, de larga barba pelirroja y corazón
carmín. En el Colegio Industrial, el rio Quequén serpentea hacia el mar. Y Ana crea un
mundo de amigos, con estudiantina, parque y horizontes de ficción. Los sueños son fe-
briles, en tres planos, con buen eje, ángulos caprichosos, olores, rumores y paletas acró-
micas. El país va cambiando actores. Cede, paulatinamente, el verde “borceguí”, el color
de la muerte y amanece la mañana en el mar. Ese mar desmesurado de gaviotas y cara-
colas, en plata y nácar. Con su esquizofrenia verde y azulada. Con su energía esencial.
Con la inmensidad de Ana, que supo sujetarlo en el recado y llevarlo, tumultuoso, a su
nueva aventura, la nueva, muy lejos del origen. Su generación esperanzada es aniquilada
por las fuerzas del mal y de la vejez en el infierno escarlata de Malvinas. Canta la Trova
rosarina. El pentagrama tiene formas y fondo. La perspectiva empieza a avizorarse. Los
puntos suman líneas. Las líneas formas. Las formas, planos. Y los planos, espíritus.
La Plata en los 80. Su nueva morada. El trabajo injusto su forma de subsistencia. La
facultad de Derecho su nueva prisión. Con laberintos, escaleras y cárceles disimuladas.
Bella atrapada por códigos, procedimientos, hábeas, jurisprudencia de las formas que
todo lo ordenan para mantener la sumisión de los tantos por los pocos. Morocha her-
114
mosa de frágil interior, cubierto por una piel de sal y de sol, la del origen portuario. Y por

Sin edad
una fuerte fantasía, casi infantil. O sea, invencible...
En 1989 me atraviesa con sus ojos de luz. Y empiezo a convivir con ella. Y con hadas,
gnomos, enanitos, tapices bucólicos, lechuzas guardianas. Duendes translúcidos.
Princesas urbanas. Paredes de colores. Muebles restaurados, pisos lustrados, sillones
de ocasión con mesas de calle, bibliotecas renovadas, acrílicos, cuadros nocturnos,
luces con plano, colores con valor agregado, tonalidades múltiples. Tijera, plastilo-
ca, papel maché, engrudo, colgantes silenciosos, almohadones al tono, clavos, lijas,
maderas, cortinas, apliques, encolados, empapelados. Claro que los hijos, los míos y
los nuestros, los de todos, trajeron mas “ideas”. Gorros, ponchos, colchas, “conchas”,
móviles, sábanas, alfombras, manteles, ajuares, baberos, delantales, disfraces, títe-
res, lámparas, lamparitas, lamparones, fibra, crayones, témperas, pinturitas de grasa,
tizas, pizarrones, colores, planos, vértices, ángulos, atelier.
La música de las formas y los colores. De las dimensiones y los espacios. Que le agradezco,
socialmente, como nunca en la cotidianeidad. Las infinitas formas del deseo, del afecto.
Ana es artista, compañera, laburante, amiga, amante, “madrastra” y madre. Repara
muebles, techos y penas. Cambia lamparitas, humores y canillas. Me sigue pintando
las paredes y las ilusiones. No le gusta festejar los años porque tiene siglos, de “to-
zudes”, energía y sabiduría.
2.011
Su eterna quimera, el arte, le sienta bien. Porque es un “mural” cambiante. Esos que
habitan un tiempo y se transfiguran en otros, marcando la dialéctica de esta vida
recomendable. Es artista desde el origen. Por ahora, sin diploma. Con sensibilidad y
con pasión por lo bello. Como ella. Te amo, Ana. Aunque sepa que me vas a cambiar
por la primera muralla en gris a la cual le imprimas color, olor, dolor, aire, palpita-
ciones y vida.
FELICES NUEVOS AÑOS.
Final. Percibir colores. Leer los planos. Jugar con los espacios. Detener los tiempos.
Embellecer los muros hasta derribarlos. Transformarlos en imágenes habitadas por
actores del ayer o de mañana. Cambiar los telones y construir nuevos escenarios.
Fotografiar los espíritus. Recuperar las almas.
Eternizar lo fugaz. Es como trascender. En un hijo. En una melodía, en un lienzo,
en una piedra con colores y formas. Es la posibilidad de una vida sin edad. Gracias
amiga y compañera por dibujar todos los días de nuestras vidas con esperanzas.
Y gracias por la fantasía de tus formas y colores.
Son bienvenidas por los niños de la revolución de los pañales.

115
NOTICIAS DES… TAPA...DAS

Noche cerrada y el diario con noticias de esas que marcan años intensos de nuestras vidas.
El resumen para no olvidarlas, si alguna vez al movimiento le toca gestionar los derechos
humanos, la vida de los cotidianos y sus felicidades.

Guido nació el 26 de Junio de 1978.(50)


En 1978 año nació Louise Brown el primer bebe de probeta en EEUU.
El mundo católico atesoró tres Papas en un mismo año. En Alma-Ata (capital de la
entonces República Socialista Soviética de Kazajistán) se realizó la Conferencia In-
ternacional de Salud, de la que todavía seguimos declamando mucho y haciendo poco.
Milan Kundera publicaba ” El libro de la risa y el olvido”. Carlos Reuteman era el
tercer piloto Mundial de Fórmula 1 y Boca Juniors salía campeón de la mano del
“Toto” Lorenzo.
No ganamos la Intercontinental porque el Liverpool FC “no se presentó”.
Riquelme no jugaba porque era recién nacido.
En junio de 1978 yo tenía 23 años y estaba terminando la “carrera”, la de Medicina,
en la UNLP.
Años antes el comedor universitario de esa casa de estudios había sido cerrado.
Miles de compañeros retornaron a sus pueblos.
Otros “desaparecieron” en manos de las fuerzas que vigilaban nuestro estilo de vida
“occidental y cristiano”. Miles de obreros de nuestro país fueron asesinados en las
calles y en los pelotones de fusilamiento.
David Cordero, amigo del pueblo, asesinado un año antes en Arquitectura de la UBA.
Como el “vasco” Barrenese, jugador del equipo de mi pueblo y estudiante de la UNLP.
Muchos exiliados.
En Medicina terminamos menos de 200 de los 3.800 ingresantes de 1973.
En ese año oscuro la OMS declara oficialmente la erradicación de la viruela. Au-
gusto Pinochet gana el plebiscito nacional en Chile. Alfredo Stroessner es reelegido
presidente del Paraguay. Cae Banzer en Bolivia.
Las fuerzas de la censura disponían que “estaba permitido escuchar” Alan Parsons
Project que editó “Pyramid” y Deep Purple con “ When We Rock” . Prohibido Mer-
cedes, Joan Manuel, Olimareños, Parra, Quilapayùn, Viglietti, etc. En vinilo. En el
“Winco” o en el pasadiscos.
A todo volumen o escondidos en lo de Polo, el amigo anarco.
En el Cine de mi viejo, el San Martín de Verónica, estrenamos “Regreso sin Gloria”
con Jane Fonda y John Voight. Las secuelas del fracaso yanquee en Vietnam.
A fines de diciembre se inicia la «Operación Soberanía» para invadir Chile. Videla y
Pinochet eran socios solo del Operativo Cóndor. Sólo los unía el terror, el extermi-
nio de jóvenes, el adiestramiento en el Pentágono y la CIA.
Adolfo Pérez Esquivel lograba salir de la Unidad 9 de La Plata, el 23 de junio.
El 25 de junio Argentina gana la Copa Mundial de Fútbol. Nos perdimos la magia
de Cruyff porque es coherente y anti dictadura, “aunque no salte y sea holandés”.
El general Videla condecoró a Havelange en la ceremonia de la inauguración, en
el estadio Monumental de Buenos Aires. “Por fin el mundo puede ver la verdadera
116
imagen de la Argentina”, celebró el presidente de la teFIFA…N, Joao Havelange,

Noticias des...tapa...das
siniestro personaje aliado del terror.
Henry Kissinger, invitado especial, anunció-“Este país tiene un gran futuro a todo
nivel”. Para el FMI y el Banco Mundial, pensaba.
Massera y Lacoste, amigos de Joao Havelange y de Grondona, coqueteaban exultan-
tes con la prensa internacional.
Laura Estela Carlotto fue detenida-desaparecida en Noviembre de 1977. Tenía 23
años. Como yo. Y estaba embarazada.

Estuvo en uno de los Centros del Horror, La Cacha, a 100 metros del Penal de Olmos.
La Cacha funcionó entre fines de 1976 y octubre de 1978 en jurisdicción del Primer
Cuerpo de Ejército. Los grupos de tareas… MORTALES (las tareas)… que operaron allí
estaban integrados por personal del Ejército y del Servicio Penitenciario Bonaerense,
aunque alternaban represores de la policía provincial, marinos y agentes de la SIDE.
Había muchos médicos prestigiosos de la ciudad, docentes de mi Facultad de Me-
dicina, empleados en el Penal de Olmos. Y otros tantos en la Policía Bonaerense.
En épocas de represión los sueldos de los empleados de las fuerzas de “in seguridad”
son altos.
Guido, el hijo de Laura, nació el 26 de junio de 1978. En el Hospital Militar Central
de Buenos Aires. Un día después de que Argentina se consagrara Campeón Mun-
dial. Pero su nacimiento no salió en los medios.
Y solo en 5 horas tuvo que percibir la piel de una madre. Nunca más la vería y 36
años después se enteraría de su verdadera identidad.
Nacer sin madre y ya sin identidad. Como tantos. Una tortura por décadas de un
Proceso siniestro, destinado a seguir dañando en el tiempo. “Nunca mas” expresa-
ron los del “Consejo de los pañales”.
“La hora más gloriosa”, rezaba la tapa del Diario La Noción del 26 de junio de 1978.
Se refería al Campeonato mundial… obvio. Por lo menos en lo deportivo. Fuímos
campeones mundiales en el fútbol mundial. Un deporte. También en el “deporte” y
la muerte de miles de ciudadanos.
Yo no fuí a los partidos del Mundial. Ni a la a fiesta de Egresados en el Sheraton de
Capital Federal que organizaron tantos de los médicos recién recibidos, hoy do-
centes, de mi generación con los tantos Profesores de tantas décadas posteriores,
festejando lo infestejable.
¿Quién puede festejar una graduación con tantos estudiantes excluidos y tantos
estudiantes desaparecidos, compañeros de comisión, aula o sala?
Tampoco trabajé en la policía de esos años, ni en el Servicio Penitenciario.
No vendí Flacon verdes sin patente a los represores.
Tampoco milité en ningún grupo, lo que no significaba que no pensara, ni que abo-
né la teoría de los dos demonios, porque en esos años había un solo demonio, o
varios: los dictadores, los economistas de las mágicas recetas de la muerte, sus mul-
timedios y toda la banda de colaboradores locales. Yo trabajaba y estudiaba. Creía
en un mundo mejor.
Como Laura. Que seguramente era más generosa y valiente que muchos de nosotros.
Los que nos quedamos con la culpa, la de seguir viviendo entre las sombras de tan-
tos jóvenes asesinados por el horror de estado, en estado de horror.
Los que aún nos cruzamos todos los días con los tan “democráticos” y altruistas
¿arrepentidos? , que hoy “lloran” su ausencia (la de Laura) y “festejan” su aparición
(la de Guido) pero siguen dirigiendo Hospitales, Facultades, Sanatorios, Concesio-
117
narias, Diarios, Estudios, Parroquias, Juzgados, Asociaciones “Deportivas”, Sindica-
tos, Instituciones, Multimedios, empresas de Seguridad, Cárceles, etc., “olvidando”
mediáticamente, aún por las redes sociales, que en el 78 coincidían con la teoría
del “exterminio del mal” y escuchaban los goles contra Perú, con la voz cómplice y
socarrona de José María Muñoz, el relator “Derecho y Humano”.
En un ratito, llenamos el país de Poncios Pilatos. Resulta que hay muchos, demasia-
dos, que desde empleos muy “incómodos” en la época del Proceso, cuando aposti-
llaban con “en algo andarán”, y ”Ud sabe que está ahora haciendo su hijo?”, en este
2014 ¿ya se olvidaron? de las “locas de la Plaza” y de “la reorganización nacional”
de los economistas del proceso, ¿herederos? de millones de hectáreas luego de la
“Campaña del Desierto”.
Miles de Lauras, Guidos, Pedros, Susanas, Morenos, Latorres, Gabrieles (Condor-
canqui), Ernestos, Salvadores, Federicos, Pablos, Martins, Mahatmas y Jesus..es cre-
yeron en un mundo de iguales .
Brindemos por los Guidos , las Lauras y las Anahies…
¡QUE PENA!(51).
¡Quién lee diez siglos en la Historia y no la cierra/al ver las mismas cosas siempre
con distinta fecha.
Los mismos hombres, las mismas guerras,/los mismos tiranos, las mismas cadenas,
los mismos farsantes, las mismas sectas/y los mismos poetas!
Qué pena, que sea así todo siempre, siempre de la misma manera!...
León Felipe.

ISMAEL

Ismael es tarefero. Tiene diez años y es de Eldorado. Tiene urobiasis y desnutrición.


La leishmaniasis parece curada. Trabaja para una multinacional en Oberá. De la
yerba. No va a la escuela, pero esta cerca de su familia. Padre, madre y 3 hermanos
laburan en el monte y con la yerba…. Mate.
De noche se encuentran con los “acting” de la ceremonias jesuíticas de hace 500 años.
Se afilió al movimiento de madres y niños … en pañales.
Claro que a los Jesuitas los expulsaron y a sus antecesores los eliminaron.
El pueblo guaraní adhirió al ayón de los pañales.

118
SENSACIONES ENCONTRADAS

Ismael
LOS PAÑALES Y LOS PEDIATRAS (52)

Estuve, como Juan, en el 6to Congreso Argentino de Pediatría General Ambulato-


ria. (O sea de Pediatría). Fue en el Palacio de Convenciones del Sheraton Hotel en
la Capital Federal.
Presenté el libro “De niños, de anónimos y de esperanzas”, entre otras actividades.
Cerca de 5.000 pediatras y profesionales del equipo de salud nos juntamos tres días
para reflexionar acerca de cómo es esto de seguir aprendiendo para mejorar la salud
de nuestros niños y de evitar la enfermedad. Cómo hacer para dimensionar sonri-
sas, dosificar esperanzas y hasta avizorar utopías en los cercanos horizontes.
Temprano caminé las veredas para llegar a las ponencias. Estuvieron los dirigentes
del partido PANIÑOS Y MUJERES que afiliaron a miles de pediatras. La Torre Mo-
numental (ex de los Ingleses) cercana me transportó al año 1982, cuando llegaba a
Retiro desde La Plata a las 6.00 hs de la mañana para realizar mi beca de perfeccio-
namiento Post Residencia en el Hospital de Niños “R.M. Gutiérrez”, la institución
fundacional en la concepción del niño como sujeto.

Los espíritus de Ricardo María Gutierrez, Florencio Escardó y de Carlos Giananto-


nio sobrevolaban los ladrillos, vencidos por los años y los espíritus generosos de tan-
tos aterrorizados por la violencia genocida, persecutoria y demoníaca del Proceso
Militar. Y de la violencia de “Caciadotore”, el interventor municipal.
Claro que la ex “Torre de los Ingleses” fue contruída por material traído desde Ingla-
terra, como el personal técnico encargado de la construcción.
El Congreso Nacional aceptó a través del dictado de la Ley N° 6368 del 18 de sep-
tiembre de 1909, construir la Torre Monumental, con motivo del centenario de la
Revolución de Mayo. Supongo que Rivadavia, Roca y 100 familias patricias dueñas
de todas las tierras, estarían felices con ese homenaje de nuestros “generosos piratas
acreedores”.
En el Sheraton me había negado a entrar en 1978. Me recibí en diciembre de ese
año. Eludiendo patrulleros, soportando represión, llorando amigos y compañeros
de facultad escondidos, desparecidos, exiliados, asesinados.
119
Paradojal, o mejor dicho , lógicamente, los que egresaron ese año de la Facultad de
Medicina de La Plata, con un grupo de profesores, HICIERON LA FIESTA DE GRA-
DUACION EN EL SHERATON, nuevito (1972), centro del poder esquilmador de los
gerentes de las multinacionales del país extenso del norte de nuestro continente .
Los que apoyaban el “ milagro económico” de Martinez de Hoz, el operativo Cón-
dor, Videla y Henri Kissinger, que se hospedó en sus habitaciones en ocasión del
Mundial de 1978, “Derecho y Humano”.
Se me eriza la piel y me sangra el alma. Muchos de los pocos recibidos no fuimos.
Hicimos una fiesta con baile y guitarreada en “los Jardines” del Instituto de Educa-
ción Física de la Universidad Nacional de La Plata, que lucía abandonado, casi sin
luz y sin agua. Obviamente tuvimos que pedir permiso para reunirnos a la “segura
policía” de Camps y colaboradores.

En una misma cuadra me reencontré con postales trágicas de la Historia de la in-


equidad en nuestro país. Con el origen del analfabetismo original, las madres ado-
lescentes, las viviendas precarias, la falta de derechos.
Los determinantes sociales de la salud, diría la Academia y las citas bibliográficas
de los Organismos regidos por el Banco Mundial y otros financistas de nuestras
desgracias de siglos.

Cuando presentaba el libro, en un video que preparé, encerrado en un cubículo


coqueto, con aire, cañón, internet, alfombra , aire acondicionado, WiFi, etc me pre-
guntaba si era verdad lo que veía o estaba alucinando.
Es que los niños del Impenetrable, los de Misiones, algunos de Ushuaia y hasta
los del conurbano, que trabajan y están solo en la calle, se empezaron a bajar del
power point que presentaba y los que no lo lograban, cambiaron la sonrisa por
muecas de bronca y gestos adustos. Los músicos de la presentación enmudecieron.
Me quedé sin Raúl Barboza y su “Tren expreso y sin la “Canción de cuna ma-
puche”, anónima. A la noche, en la tiniebla de la habitación del Hotel, me con-
taron que se negaban a salir en ese Salón porque les importunaban algunos de
los Stands de los laboratorios. Al final de una de las presentaciones, la del Pro-
grama de Residencias de Pediatría de la Provincia de Buenos Aires, consensuaba
con universidades, Sociedad y Ministerios que la historia de la salud es la histo-
ria de la inequidad, la de los pocos sobre los tantos. Que por suerte la Medici-
na y obviamente la pediatría están alertas, con responsabilidad, en el análisis de
los factores de poder que prefieren la enfermedad a la salud de nuestros hijos.
Sin duda que los pediatras no queremos sostener la inequidad desde la reparación.
Queremos evitar lo evitable. Y para ello hay que posicionar la salud en la Agenda
Pública. Y con una mirada ampliada.
Aprendiendo de tantos anónimos con mística y de la comunidad, que tiene mucho
para enseñarnos.

Y del futuro, a través de la revolución de los pañales.

Se me olvidó contarles que los pañales de los Stands de las empresas comerciales
eran todos ayón.

El gerente de venta así lo sugirió. No con la intención de adherir al movimiento.


Solo con la de incrementar las ventas.
120
JULIAN

Julian
Julián tiene 11 años. Adhiere al ayón y a los pañales. Recorre una ciudad gris e infiel,
con grasa y piratas de puerto mirando a Europa, de cacerolas, poder mediático, ju-
dicial y de espaldas al país y a la cordillera. Partícipe necesaria de las miserias histó-
ricas de las economías regionales.
La recorre en carro y con cartones.
Es tucumano de origen y porteño por necesidad. Estuvo preso por un robo con navaja.
Sin padre pero con 6 hermanos que sobreviven el río hecho cloaca.
Algunos del asentamiento con el paco pecan.

Era una reunión fundamental para el futuro del movimiento. Se realizó en los cam-
pos de la Asociación Tradicionalista en Punta del Indio, una localidad situada sobre
el Río de La Plata, con el bosque ribereño generoso de escenografía. Talas, cañas,
ceibos, ombú, flores silvestres. Bello paraíso escondido, regado por el ancho río.
Miles de personas de la provincia y el país. Periodistas de las capitales internacionales.
Del Vaticano. Miembros de la CIA, de los servicios secretos israelíes, del mundo entero.
Peregrinaciones, acampes de días. Movimientos de derechos humanos del mundo.
Descendiente de los pueblos originarios. Afroamericanos. Neonazis.
Un hormiguero humano de esperanzas, la de un mundo mejor.
Cuatro cuadras de costillares para homenajear a los presentes. Sin banderas, láser
ni grupos soporte, solo la gente para escuchar y debatir acerca de los derechos de la
condición humana.
Parlantes cónicos distribuidos entre los talas y los postes de luz. Sin megapantallas.
Con deseo. Sin banderas ni camisetas partidarias. Con convicciones.
Alberto estaba nervioso, pero esperanzado.
121
JORNADA DE LOS DERECHOS HUMANOS

8.30 hs empezó la presentación de los invitados de siglos.


David Cordero resurgió de su desaparición y lideró la Jornada. Alberto sugirió su
nombre a los asambleístas de los pañales. Pelo largo, negro azabache, longilíneo y
vestido de negro. Igualito al día de abril del 77 cuando lo exterminaron en la Capital
Federal las fuerzas del mal.
Aún con esa sonrisa de pueblerino de pago bueno, como es nuestro pago, la comarca
de Punta Indio.
Massera y Camps infiltrados con sus malos espíritus entre los concurrentes no lo podían
creer. Un alma con vida. Asesinada luego de su desaparición. Arengando multitudes.
Las debilidades de sus planes de destrucción sistemática de las ideas. Otra vez será,
auguraban.

El primer expositor fue Ghandi.


Delgado, de blanco estricto y con anteojos redondos.(53)
Desde Porbandar, llegó este abogado, pensador y político indio.
- Desde 1918 pertenecí al frente del movimiento nacionalista indio.
- Instauré métodos de lucha social novedosos como la huelga de hambre, rechazan-
do la lucha armada y realizando la prédica de la áhimsa (no violencia) como medio
para resistir al dominio británico.
- El secreto es la desobediencia civil si fuese necesario.
- La marcha de la sal fue una manifestación a través del país contra los impuestos a
los que estaba sujeto este producto.
- Viví gran parte de mi vida en la cárcel del invasor.
- Intenté, luego de la independencia reformar e integrar a los desposeídos de la India.
- Me asesinaron, igual a que a Martin Luther King y John Lennon.

Aplaudido por la multitud multiétnica aconsejó a los del Movimiento.


- Nunca ojo por ojo porque todo el mundo acabará ciego.
- La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia.
- La verdad es el objetivo, el amor el medio para llegar a ella. No hay camino hacia
la paz, la paz es el camino.
- Hay suficiente agua para la vida humana pero no para la codicia humana.

“Fatiga” Alvarez, mítico gaucho y poeta del pago, dirigía a los asadores. A esa hora ya
había olor a quebracho y carbón en la brisa del Centro Tradicionalista.

Martin Luther King Jr. Llegó desde Memphis, donde, también, fue asesinado.(54)
Pastor estadounidense de la iglesia bautista que desarrolló una labor crucial en Es-
tados Unidos al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroame-
ricanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la
Guerra de Vietnam y la pobreza en general.
Por esa actividad encaminada a terminar con la segregación estadounidense y la dis-
122
criminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio

Jornada de los derechos humanos


Nobel de la Paz en 1964.
- Cuatro años después, en una época en que mi labor se había orientado especial-
mente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fui asesinado.
- Fui activista de los derechos civiles desde muy joven, lideré actividades pacíficas
reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos
para la gente negra de los Estados Unidos.
- Paramos los autobuses en Montgomery, marchamos sobre Washington por el
Trabajo y la Libertad.
Aconsejó al Consejo Integrador del Movimiento:
No usen la violencia como estrategia. Es una espiral descendente, que engendra lo
mismo que busca destruir. En lugar de debilitar el mal, lo multiplica. Utilizando la
violencia, podéis matar al mentiroso, pero no podréis matar la mentira, ni resta-
blecer la verdad. Utilizando la violencia, podréis asesinar al rencoroso, pero no po-
dréis matar el odio. De hecho, la violencia hace simplemente crecer el odio. Y esto
continúa. Devolver el odio por el odio multiplica al odio, añadiendo una oscuridad
todavía más profunda que una noche sin estrellas.
La oscuridad no puede esconder la oscuridad: sola la luz puede hacer esto.
El odio no puede esconder el odio: solo el amor puede hacer esto.
- He intentado dejar claro que está mal utilizar medios inmorales para alcanzar un
fin justo. Pero debo afirmar ahora que también está mal, todavía peor, utilizar me-
dios morales para preservar un fin inmoral.
- En la Carta de Birmingham, respondí también a los sacerdotes que me acusaban
de crear oportunidades para la violencia con mi desobediencia civil pacífica en un
medio racista, indicándoles que el que pide justicia de manera no violenta no puede
ser instigador de disturbios.
- Mientras el espíritu se halle esclavizado, el cuerpo no podrá ser nunca libre. La
libertad psicológica, un firme sentido de la autoestima, es el arma más poderosa
contra la larga noche de la esclavitud física.
- El negro será libre cuando alcance las profundidades de su ser y firme con la pluma
y la tinta de su humanidad afirmada su propia declaración de emancipación.
Esclareció que los niños y las mujeres eran los excluidos de un mundo de blanco, de
hombres y de adultos.
Los pañales ayón brillaban en la calle mejorada de una aldea que no figura en los
mapas oficiales del mundo.

Gran aplauso de la multitud. Cordero observó las caras de odio de los represores escondidos.
Luther King dejó pasar entre las bambalinas al próximo expositor y atenuó con gestos
el rechazo de la multitud, enfervorizada ante la silueta de un espíritu odiado por la
humanidad.

Adolf Hitler desde una nube de Braunau am Inn, llegó para pedir perdón. El diabó-
lico personaje aseguró haber estado habitado en sus años de vida por la maldad del
diablo.(55)
- De niño, era azotado a menudo por mi padre. Tomé la decisión de no llorar nunca
más cuando me castigaba. Mi madre, asustada, se escondía detrás de la puerta.
- Fui un buen estudiante en primaria. Pero en sexto, en mi primer año de enseñan-
za secundaria, fui suspendido y tuve que repetir el curso.
- Yo quería ser pintor, balbuceo al intérprete.
123
- Vine a pedir perdón a la humanidad, sollozó amargamente.
Se retiró cabizbajo por la puerta lateral. Etchecolaz y Videla lo abrazaron a la salida,
frente a la tranquera de acceso, y le pidieron sendos autógrafos, aunque se decep-
cionaron por el pedido de clemencia.

Al mediodía hubo un intervalo, con empanadas de carne fritas, lechuga y tomates de las
huertas comunitarias del Programa Indio Sano y un antológico asado al asador.
“Fatiga” recitó versos de Larralde y Argentino Luna, ataviado con chaqueta negra ceñi-
da, bombacha a lunares, camisa blanca y pañuelo rojo vivo.
Las botas eran del zapatero del pueblo, “taquito” Chuliver.

Alberto presentó a Ana Frank, que contó su reclusión, huyendo sin éxito de la
muerte, en una buhardilla de unos almacenes de Ámsterdam durante la ocupación
nazi de Holanda. Con trece años, cuenta en su diario, al que llamó «Kitty», la vida
del grupo.
-Hubiera querido ser escritora.(56)
Después de permanecer durante un tiempo en los campos de concentración de
Westerbork en Holanda y Auschwitzen Polonia, Ana y su hermana mayor, Margot,
fueron deportadas a Bergen-Belsen, donde ambas murieron durante una epidemia
de tifus entre finales de febrero y mediados de marzo de 1945 , causado por la extre-
ma falta de higiene en el campo de concentración.
- Mi diario es un testimonio único en su género sobre el horror y la barbarie nazi.
- Nunca mas los niños como víctimas de las guerras de los adultos, expresó para el
movimiento.
Los consejeros del movimiento la nombraron cronista destacada del mismo.
Ana aceptó y auguró éxito a la empresa de luchar por un mundo más justo.
Ya de tardecita, con el sol titilando en la amplitud del horizonte lineal de la pampa, fue
el turno de Sayhueque, el último cacique de los mapuches.
El “rey de las tierras del manzano salvaje” extendidas a lo largo de todo el curso del Río
Limay, un paraíso de paz y belleza.
Impactantes sus intervenciones. Sin atisbos de la “historia oficial”.

- En la “campaña del desierto” hubo exterminio de poblaciones civiles, separación


de familias para ser usadas como esclavas, campos de concentración, arbitrariedad
y corrupción con las tierras.
- Hubo genocidio, afirma.
El diario “La Noción” del 16 y 17 de noviembre de 1878 denuncia la actuación de
Rudecindo Roca (hermano de Julio) en San Luis con una matanza de 60 indígenas
desarmados. Sayhueque lo califica como un “crimen de lesa humanidad”.
- En los partes militares, se admite el secuestro de chicos, la matanza de prisioneros,
la violación sistemática como arma de guerra. La prostitución forzada fomentada
desde los mandos.
- En la Campaña del Desierto la noción de genocidio esta presente en el proyecto.
- No evaluamos los resultados, porque algunos dicen que se no se exterminó a toda la
población indígena, pero el genocidio nazi también fracasó en exterminar a todos lo
judíos y no por eso es menos genocidio. Porque la definición se da por el proyecto, no
por resultados, la intencionalidad de acabar con un pueblo. Hay un proyecto genocida.
- En el discurso político, en el Legislativo de la época se habla directamente de “ex-
terminar a los indios salvajes y bárbaros de Pampa y Patagonia” .
124
El art. 11 de la carta de ONU habla de genocidio como “acciones de un Estado con-

Jornada de los derechos humanos


tra sociedad civil” y esto se cumple, porque las mayores acciones militares no eran
entre grupos de soldados o guerreros de dos bandos, sino que en muchos casos el
Ejército atacó a sabiendas tolderías vacías de hombres adultos porque estaban en
otras partidas, con mujeres y chicos solos.
Eso lo cuenta el propio general Conrado Villegas. En la memoria del Ministerio de
Guerra y Marina de 1881 dice- “Sabemos que el indio es como el tero, que en un
lugar grita y en otro tiene el nido. Nosotros sabíamos que los indios de tal cacique
estaban apostados en tal lugar entonces fuimos a la toldería e hicimos tanto de bo-
tín y “chusma’” (lenguaje que designaba a mujeres y niños).
Parece que los objetivos no estaban en los guerreros indígenas sino en la población civil.
La otra parte de la definición de genocidio habla de “actos perpetrados con la inten-
ción de destruir total o parcialmente a un grupo étnico, racial o religiosos como tal”.
Y la forma sistemática en que fueron atacando después de finalizada la campaña y la
resistencia indígena, con partidas de policía contra la familias que habían quedado,
lo ratifican. Los partes de Villegas mencionan casos de “persecuciones de a pie”.
¿A qué clase de población guerrera persigue un soldado a pie? A heridos, viejos,
niños, etc.
Otra parte de la definición de ONU habla de “matanza de miembros de grupo, le-
sión grave a la integridad física y mental”. Gran parte del exterminio no se dio en
campos de batalla sino con prácticas de tomarlos prisioneros, haciendo traslados a
pie hasta Carmen de Patagones, en donde los embarcaban a Martín García.
Ese cruce por la Patagonia a pie exterminó a miles de personas, porque mataban a
los que no caminaban, mujeres que tenían a sus hijos en el campo, iban todos enca-
denados, etc. Había más muertes por esos traslados que en las batallas.
Otra parte es “sometimiento intencional del grupo, condiciones de existencia que aca-
rrean destrucción física total o parcial”. Allí está el tema de los campos de concentración.
En Valcheta, por ejemplo, se registran campos de concentración con alambres de
púas de tres metros de alto, con gente muriendo de hambre por no tener qué comer.
Eso se lee en las memorias de los viajeros galeses, por ejemplo. Esas mismas memo-
rias de los viajeros que se usan por los historiadores oficiales para hablar de lo lindo
que fue la inmigración. En algunas páginas del libro “John Evans, el Molinero”, se
habla de esto y nadie le presta atención.
- Martín García, funcionó como un gigantesco campo de concentración, pasaron
miles. Se habla de entre 10 y 20.000 recluídos. Tuvieron que habilitar dos cemente-
rios especiales en 1879, lo que da una idea de la magnitud de lo que pasó.

- Separaban a las mujeres de los varones, Les cambiaban el nombre a los niños, de
tal manera que muchos saben que tienen ascendencia indígena pero no pueden
reconstruir su historia familiar.
- Se centran las críticas en el general Julio A. Roca, pero las campañas contra los
aborígenes comenzaron antes, ya con Rivadavia contra los Ranqueles, Juan Manuel
de Rosas en La Pampa...
- Es verdad. Se sabe que desde el gobierno de Martín Rodríguez en provincia de Bue-
nos Aires, incluso antes de Rivadavia, década de 1820, se hablaba de exterminio.
El ya decía “primero exterminaremos a los nómades y luego a los sedentarios”, textual.

-El proyecto genocida viene de antes de Roca, pero lo que consigue Roca es el con-
senso nacional de todos los sectores para hacer la Campaña del Desierto. En ese
125
momento se juzgó indispensable. Se consolida el Estado nacional con la derrota de
caudillos provinciales, se pacifica el país y se piensa en extender la frontera al Sur
y al Norte. Probablemente si la hubieran hecho 20 años antes hubiera sido más o
menos lo mismo. Nos centramos en Roca porque precisamente es el símbolo de la
historia oficial, el prócer con el que las clases dominantes se exaltan a sí mismas y es
por eso que les molesta tanto que se toque a este prócer. También estaba Avellane-
da, pero pocos se acuerdan de él.
Roca es el símbolo, el que construyó una nación con estos parámetros.

Es la ideología hegemónica de la época, está bien conocerla como contexto.


Aristóbulo del Valle en 1884, cuando la campaña ya había llegado al Río Negro (1879)
pero se estaba desarrollando la campaña del Nahuel Huapi, se opone duramente a
un intento de Roca por hacer una campaña similar en el Chaco.
Allí denuncia:- “Al hombre lo hemos esclavizado, a la mujer la hemos prostituido, al
niño lo hemos arrancado del seno de la madre. En una palabra, hemos desconocido
126
y violado las acciones que gobiernan las acciones morales del hombre”.

Jornada de los derechos humanos


Fuerte aplauso de los concurrentes mientras se retiraban algunos de los miembros de la
Suciedad Real local.

- La Iglesia era un gran aliado del gobierno, pero congregaciones como los salesia-
nos tuvieron grandes conflictos con el sector militar, porque los salesianos querían
convertirlos y formar colonias agrícolas, pero se opusieron al traslado masivo de
poblaciones.

- El Ejército separaba a las familias y llevaba a los varones esclavizados a la zafra en


el norte tucumano y a las mujeres y niños al servicio doméstico en las ciudades.
- Eso para la Iglesia era intolerable por su defensa de la familia
- Había un empresario que era ?????????¿¿¿¿¿¿¿¿¿ era el encargado de las provisiones e
hizo una gran cantidad de negociados.
- El mismo transportaba los indios prisioneros como esclavos a la zafra tucumana
porque él mismo era accionista de ingenios y recibía mano de obra gratis.
- Los ranqueles fueron mano de obra gratis por años como resultado de la campaña
en La Pampa y él se encargó de ese reparto.
- La mayoría de los ministros de Economía de Roca tenían relación con sus empresas.
- Se concesionaban enormes extensiones para colonización por poco dinero.
- Luego se levantaba la obligación de colonizar y pasaban a latifundistas que en me-
ses formaban compañías comerciales entre concesionarios vecinos, algo prohibido
por ley.
- Ese caso es por ejemplo el de la Compañía de Tierras del Sur Argentino, hoy ad-
quirida por Venetton.
- Meses después de nueve concesiones distintas para ser parceladas para colonias,
terminaron formando una sola compañía de capitales británicos sobre más de
600.000 hectáreas.
- Todos en contra de la ley de la misma época.
- Está todo en la escribanía de la Nación. Se encontraron mecanismos para burlar
todos los controles legales.
- Algunos señalan que el destino de los pueblos originarios estaba sellado desde que
el capitalismo descubrió la riqueza de estas tierras.
- Al mismo tiempo que Roca, el Ejército chileno avanzaba sobre los territorios ma-
puches del sur del Biobio y había interés de británicos por ocupar estas zonas.
-Es decir, si no eran Roca y el Estado argentino, iba a ser un extranjero con métodos
similares o peores. (57) (58)

Conclusiones de Sayhueque que despiertan la reflexión colectiva sobre temas de nuestra


identidad nacional olvidados por la historia inequitativa, la que lava conciencias para
continuar con el saqueo.
Fin de una jornada fundacional.
El video de la Jornada se reprodujo por canales alternativos y por las redes sociales en
el mundo entero.
Millones de niños desplazaron del rating a Los Simpson por este testimonio en blanco y
negro, desenfocado y con mal sonido.
Obviamente ninguna empresa lo subvencionó.
No hubo cadena nacional ni segundos en los noticieros nocturnos...
127
ANAHI

Anahí es discapacitada.
Pesó 650 gramos al nacer. Estuvo 4 meses en la terapia intensiva neonatal de una
prestigiosa Unidad de Cuidados Intensivos neonatales de una maternidad del Sur.
Claro que su padre desapareció y su madre no la imaginó naciendo.
Rocío, su madre, trabajaba de doméstica en una casa del centro bahiense y fue vir-
tualmente violada por el hijo de la patrona en el portal de una casa patricia.
Anahí vende estampitas cristianas en la salida del subte.
La silla de rueda traquetea en una acera que no la acepta.
Claro que no está sola.
El 15% de la población padece alguna discapacidad.
Siempre es mejor prevenir que curar , decía mi abuela Josefa.

23 hs marcaba el reloj del auto. Sonaba el Tema de amor de “Cinema Paradise”, de la


batuta de Ennio Morricone. Los agudos del violín enmudecieron a las lechuzas y búhos
del camino de vuelta.
A la mañana del día siguiente presenté mi libro de cuentos y poesías “De niños, de anóni-
mos y de esperanzas” en un congreso del Espectro Autista.
Participé con todos los actores de esa problemática, epidémica en el siglo XXI.

MUNDOS SIN AMORES

Este mundo sin amores generará inundaciones de odios, tormentas con nubarrones
de tristeza y hasta mañanas sin soles, dice el Servicio Metereológico en su prolijo e
inevitable informe matinal de uno de estos días. Noches interminables. Inequidades
atmosféricas.
128
Derechos sin ciudadanos. Leyes, Reglamentos, Ordenanzas, Disposiciones, Lemas,

Anahí
Cautelares, Declaraciones, Constituciones. Sin palabras sentidas. O con palabras
sin sentido, dice el comentarista legal del plasma en cuotas de 94 pulgadas, en su
noticiero del miedo, el del mediodía.
El “opinador” de los decisores en economía sugiere, por los medios des informativos
que desinforman, que miles de sujetos sin subjetividad siguen sujetos al mercado.
La escuela sigue formando alumnos obedientes.
La policía florece en cada esquina para mantener la obediencia debida de los inde-
bidos rebeldes.

Al igual que todas las fuerzas del orden.


Florecen flores feas y negras. Sin color.
Los juzgados juzgan en rápidos juicios la falta de juicio de los excluidos.
Los hospitales reparan, como hospicios, las enfermedades del desamor.
Las facultades siguen formando “recursos” humanos para deshumanizar la humaniza-
ción de los humanos que no creen en los beneficios del “mercado” de la enfermedad.
El dólar azul se disparó. Riquelme se lastimó. Concordia se inundó.
El plasma, la notebook, la tablets, el celu y face te “incluyen”.
En la red universal de inexpresivos, amímicos, lacónicos y disarmónicos que los
servicios de Comunicación Mundial tiene programado para que consumas los pro-
ductos de Darwin, Malthus, Taylor y colaboradores.
La inmediatez, la angustia, la individualidad y la soledad es el producto. Un ladrillo
en la pared. La que separa el objeto del sujeto. El poder del no poder. Miles de niños
que sufren.
Que son víctimas ancestrales de los adultos que practican el desamor.
El de la explotación, la violencia sin escuela, el trabajo con tos, el que “peca” con
paco, el de la explotación sexual, el del maltrato. El de los vientres alquilados, el de
los ejércitos adolescentes para guerras “de ocasión”, el del analfabetismo, el de la
balacera de fin de semana en los confines del “con” urbano gris.
El del calor con vinchucas en el Impenetrable. El del frío sin leña en Río Grande.

El del agua cloacal en Misiones. El del gatillo fácil en la esquina de mi casa.


El del glicerofosfato de la soja en la pampa húmeda. El del cianuro en las minas de
Catamarca.
El del aborto sin anestesia en alguna maternidad olvidada de nuestro interior ex-
cluido en jóvenes madres.
O en alguna Homilía de Domingo a la tarde en una Catedral presuntuosa de ciudad
factoría al servicio de intereses monopólicos.Los futuros autistas, los del espectro,
tienen la lógica de la subsistencia.
Es ficcional, admito. Pero son muchos. Pero los Pedros autistas de úteros cálidos y de
goce materno, no tienen otra estrategia que la de construir una nueva subjetividad.

La del amor como argumento. El amor no tiene contraindicaciones ni efectos ad-


versos, siempre que se lo administre sin dosificar, a demanda y a toda hora, aún en
los más recónditos rincones de las más impenetrables almas infantiles. En los labe-
rintos del futuro lindo. Aún el de los niños autistas. Es un excelente antídoto para
la ausencia de sonidos, miradas, gestos. Quizás, como en tantas oportunidades, sea
efectivo. Probemos. A lo mejor los entendemos. Los del ayón tienen esperanzas de
adherir a este “ejército” de niños excluidos.
129
JORNADA DE LAS LETRAS ARGENTINAS

A las 18 hs era la Jornada de “las letras de los argentinos”, crucial momento para el
movimiento.
El escenario fue el ex Cine San Martín de Verónica, con butacas en paño azul, piso de
madera, algo crujiente y 10 ventiladores General Electric, de 1942, algo ruidosos.
El conductor fue Gin Pérez, que tenía la publicidad aérea del pueblo, desde sus parlantes
cónicos instalados en los postes de electricidad.
“Cóndor publicidad” se conectó y permitió que todo Verónica escuchara a los invitados.

En “Irlandeses detrás de un gato”(64) narro el primer día del “gato” O´Hara, personaje
en la frontera entre la niñez y la adolescencia, como habitante del colegio para niños
irlandeses construido por la Sociedad de Damas de San José.
No era ésta una institución militarizada ni una representación de las clases adinera-
das inmersas en un pequeño microcosmos social, como lo fue la escuela de “La ciudad
y los perros” , novela de Vargas Llosa.
- El colegio que presento era una institución de beneficencia, administrada por cu-
ras, donde todos los niños comparten carencias económicas y el mismo origen racial:
una especie de igualación ante la pobreza, la orfandad, el infortunio o la sordidez
de sus circunstancias personales. Y lo que impacta es que todos estos niños, oscura,
misteriosamente, están llenos de soledad, resentimiento y furia. Estos no son niños
privilegiados, sino que se han curtido en la mecánica del mundo desde el inicio, casi
sin darse cuenta, haciéndose su propio camino con el esfuerzo de sus manos, y siguen
soñando con madres o padres o sencillos milagros aunque parezcan condenados a
destinos trágicos, dijo Rodolfo Walsh.
A Rodolfo no se lo escuchaba desde el día después que publicó su “Carta a la Junta
Militar”.

- No haré referencias a mi pasado de escritor y militante, solo quise estar, con lo que
queda de mí, las letras, para apoyar el triunfo del Movimiento.

Solo no lo aplaudieron los policías de guardia y algunos marinos de la tercera fila.


- “El juguete rabioso” es mi primer novela esclarece Roberto Arlt, publicada en el año
1926 por la Editorial Latina.(65)
- La bosquejé en las Sierras de Córdoba, en una época en la cual mi mujer, Carmen,
atacada por una complicada tuberculosis, debía instalarse en esas geografías para
intentar una difícil mejoría.
- Es la más autobiográfica de mis obras. La novela está situada en Flores, en los “ba-
rrios bajos” de Buenos Aires.
- El personaje protagonista y narrador, Silvio Astier es pobre y funda con otros dos
adolescentes el «Club de los Caballeros de la Media Noche», que se dedica a pe-
queños robos en el barrio. Luego de un fracaso, el Club paraliza sus actividades.
Luego consigue trabajo como dependiente de librería y pasa a vivir a la casa de don
Gaetano, su patrón. Allí asiste a escenas de terrible mezquindad y sufre diversas
humillaciones. Mas tarde lo dan de baja de la Escuela de Mecánica de la Armada,
130
porque no necesitan «personas inteligentes, sino brutos para el trabajo». Intenta

Jornada de las letras argentinas


suicidarse, pero también fracasa.
- Este movimiento me estimula para incluir a los niños, estos de este loco y valioso
Movimiento de los pañales, que como yo han sufrido la tristeza de la miseria.

Ricardo Piglia desde Adrogué, desde La Honda y desde La invasión, en 1967, (66) dice
- No me dejo engañar por los chicos. Sé que mienten, que siempre es tán poniendo
cara de inocentes y por atrás se ríen de todo el mundo.
- Lo que pasó ese día fue que ellos (esos chicos) no imaginaban que mi patrón y yo
habíamos decidido trabajar, a pesar del domingo. Por eso cruzamos el camino de
tierra hacia el depósito del fondo.
- Me acuerdo que por la calle andaba un coche de propaganda con los altoparlantes en
el techo; y que yo escuché la música hasta que doblamos y el paredón apagó el ruido,
de golpe.
Entonces el viento nos arrimó las voces y las risas. Cuando los descubrimos se acu-
rrucaron, tratando de disimularse entre los fierros, pero ya era tarde.

- Ninguno de los cuatro pasaba de los doce años. Se metían a robar pedazos de plo-
mo para tirarlos con la honda.
Murmullos maldicientes entre los concurrentes, que no comprendieron su participación.

Un Cortázar afrancesado, delgado, de barba tupida y ojos penetrantes les contó a los
presentes un recuerdo infantil.(67)
- Ese sábado tío Carlos llegó a mediodía con la máquina de matar hormigas. El día
antes había dicho en la mesa que iba a traerla, y mi hermana y yo esperábamos la
máquina imaginando que era enorme, que era terrible. Conocíamos bien las hor-
migas de Banfield, las hormigas negras que se van comiendo todo, hacen los hor-
migueros en la tierra, en los zócalos, o en ese pedazo misterioso donde una casa se
hunde en el suelo, allí hacen agujeros disimulados pero no pueden esconder su fila
negra que va y viene trayendo pedacitos de hojas, y los pedacitos de hojas eran las
plantas del jardín, por eso mamá y tío Carlos se habían decidido a comprar la má-
quina para acabar con las hormigas.
-Yo estaba en los ligustros que daban a lo de Lila, hablando con Lila por el alambra-
do, contándole que por la tarde íbamos a probar la máquina, y Lila estaba interesada
pero no mucho, porque a las chicas no les importan las máquinas y no les importan
las hormigas, solamente le llamaba la atención que la máquina echaba humo y que
eso iba a matar todas las hormigas de casa.
Julio contó que Lila fue su primer desamor.
- Deseo éxito al movimiento del niño nuevo, que será más universal que el del hom-
bre nuevo de mis épocas juveniles, expresó.

Desde “El niño proletario”, con una sutil ironía, Osvaldo Lamborghini expresa(68)
- Desde que empieza a dar sus primeros pasos en la vida, el niño proletario sufre las
consecuencias de pertenecer a la clase explotada. Nace en una pieza que se cae a
pedazos, generalmente con una inmensa herencia alcohólica en la sangre. Mientras
la autora de sus días lo echa al mundo, asistida por una curandera vieja y reviciosa,
el padre, el autor, entre vómitos que apagan los gemidos lícitos de la parturienta, se
emborracha con un vino más denso que la mugre de su miseria.
- Me congratulo por eso de no ser obrero, de no haber nacido en un hogar proletario.
- El padre borracho y siempre al borde de la desocupación, le pega a su niño con una
131
cadena de pegar, y cuando le habla es sólo para inculcarle ideas asesinas. Desde niño
el niño proletario trabaja, saltando de tranvía en tranvía para vender sus periódicos.
En la escuela, que nunca termina, es diariamente humillado por sus compañeros ricos.
-En mi escuela teníamos a uno, a un niño proletario.
Obviamente que este relato generó una sensación ambivalente en la multitud, que rá-
pidamente percibió la ironía del autor, que intentó dibujar una mirada cruel, la de los
niños de las clases dominantes sobre la mayoría de niños con privaciones.
Arturo Jauretche desde la: Zoncera N° 17 del libro “Manual de zonceras argentina”,
se refirió al niño que nunca faltó a la escuela.(69) No lo quería como ejemplo.
Guiada por la luna colgando del cable de luz, la multitud se dispersó, reflexiva.

JAVIER

Javier es autista.
Su padre es un reconocido juez de la Corte Suprema de Justicia.
Su madre una escribana de los estudios de la alta burguesía Tucumana.
Claro que el apego no tiene precio. El afecto tiene valor y las ausencias
no se reparan.
Habló cuando escuchó la proclama de la Revolución en Pañales. Y esbozó una sonrisa.

Por la tardecita volví a la facultad


Había que llevar ideas, testimonios, historias que fundamentaran las necesidades de
una Universidad al servicio de las necesidades del niño y las familias como sujetos de
derechos. En este caso a la salud
132
SIN PALABRAS

Sin palabras
Ayer me reencontré con Pedro, luego de varios años. Casualmente en unos días,
el 2 de Abril, es el Día Mundial para la toma de conciencia del Autismo y TEA.
Encuentro premonitorio.
Pedro decidió, en las 30 semanas del embarazo materno, que no iba a hablar.
Poca sonrisa. Pocos gestos. Pocas miradas. Casi ningún sonido.
Se había interiorizado de la historia de los niños en la humanidad y percibió que
la mejor forma de intentar un nuevo mundo de amor y comunicación era,
precisamente, incomunicarse.
Obviar las “normalidades”, las reglas y los decretos de los adultos de los últimos
5.000 años.
Logró “comunicarse” con miles de fetos contemporáneos, 1 cada 88 por nacer,
que adhirieron a su estrategia de vida, la que los adultos, agrupados en la Orga-
nización Mundial de la Salud, los médicos, psicólogos, psicoanalistas, licencia-
dos, pediatras, maestros, padres y psiquiatras , entre otros, NORMATIZARON
como AUTISMO.
No desconocía que el niño se desarrolla por la dimensión de un lenguaje simbó-
lico, que le permiten interpretar las cosas, las imágenes y las palabras. Le permi-
ten encontrarle sentido a su sujeto y al mundo que lo rodea.
Sabía que es la forma de situar: espacio, tiempo, mundo interior, exterior, el
antes, el después.
La posibilidad de generar su propio discurso acerca de la felicidad, la angustia,
el dolor, el placer, sus necesidades. Sus propias convicciones filosóficas, ideoló-
gicas, personales.
El “territorio” subjetivo delimitado por su alma y su cuerpo distinto al “conti-
nente” de los otros. Su posibilidad de construir su realidad personal e histórica,
diferente y hasta semejante a la de otros, pero construida.
Quizás con los modelos circunstanciales de lo que la sociedad espera para un
niño en un lugar y en un mundo clasificado en colores, clases, credos, banderas,
letras, palabras y sobre todo… números.
Clara, compañera de úteros de Pedro, de otra madre, pero compañera al fin,
recopiló reseñas de la niñez y sus padecimientos a lo largo de siglos.
Concluyó que el bautismo cristiano, las ceremonias de socialización de los niños
en tantos pueblos originarios, la elección de los varones en las culturas milena-
rias y actuales, como la China, aún en el siglo XXI, son estigmas de que el niño
hijo es solo un “producto” de los adultos.
Primero para demostrar que solo se integran los niños que pueden subsistir en
el primer mes de sus vidas, el más vulnerable. “La ley del más fuerte”. Con fun-
damentación “Malthusiana”.
Segundo que el mundo “civilizado” cree en la selección Darwiniana, eugenésica,
natural. Que la infancia fue siempre imaginada como un “capital” familiar y
social.
De trabajo, de soldados y de provisión… hasta de vientres.
Nahuel propuso, entonces, rebelarse. En la búsqueda de un mundo simbólico
133
distinto al normatizado por la historia del hombre, tan trágica para los niños.
No desconocía que la interacción social entre dos personas se alcanza mediante
una función del lenguaje que va más allá de la capacidad de decir palabras; esto
es, mediante el diálogo.
El autismo les permitiría la imposibilidad de conectar ambos mundos: el de ellos
y el nuestro.
Los tres imaginaron el autismo como una forma particular de situarse en el
mundo.
Porque además consideran que lo que no obedece a la normalidad no es defi-
citario.
Es distinto.
Ningún científico ha podido demostrar las eventuales causas del autismo.
Y ese es su poder.
El autismo es una forma particular de situarse en el mundo.
¿Quién tiene ética para pretender enseñarnos la “normalidad” de una sociedad
que nos vigila, nos observa, nos exige y acepta solo la “normalidad” de las insti-
tuciones del poder?
Las de la escuela, el Hospital, la justicia, el mercado. Las del “panóptico” que
nos observa.
Pareciera ser que los adultos no escarmentaron con la “descalificación de la eu-
genesia” por los horrores de la Alemania nazi.
Inés repasa la evolución de los derechos del niño.
El niño hilandero de la Revolución Industrial, el niño de los Hospicios y Pa-
tronatos, el niño trabajador de minas, el tarefero, la explotada sexual, el niño
cartonero, el niño de la calle.
Finalmente, en la actualidad, el niño como sujeto de derecho, que es solo una
expresión de deseos cuando, en nuestro país, 6.000 mueren anualmente por
causas evitables en el primer año de vida, más de 20.000 viven en las calles y
hasta 500.000 trabajan explotados por adultos.
Inés no considera que los síntomas del autismo sean la consecuencia de un dé-
ficit que debe ser reeducado, ni la expresión de una enfermedad.
- No me importa la causa- expresa.
- Solo sé que la sensibilidad de la persona con autismo es diferente- Y que nos
excluimos.
- Como un niño sudamericano en EEUU, un analfabeto funcional, un miope, un
cartonero de ciudad o un hipoacusico en recital-
¿No será el autismo una respuesta de algunos niños a las atrocidades a las que
han sido sometidos por la historia del mundo de “los Adultos”?
Si bien estas letras son ficcionales, el frágil límite entre deseo y realidad nos in-
dica que el amor es un excelente antídoto para la ausencia de sonidos, miradas,
gestos.
Quizás, como en tantas oportunidades, sea efectivo.
No tiene contraindicaciones ni efectos adversos, siempre que se lo administre
sin dosificar, a demanda y a toda hora, aún en los más recónditos rincones de las
mas impenetrables almas infantiles.
Aún en las de los niños autistas.
Probemos.

134
SOBRE LLOVIDO MOJADO

Sobre llovido mojado


Les envío una publicación incluida en mi libro “De niños, de anónimos y de esperanzas”,
publicado el 30 de Agosto de 2013 . Editado por PROINFANTIA y prologado por el Prof.
Dr. Roberto Mateos, ícono viviente de la humanidad en la Pediatría, egresado de la
Facultad de Medicina de la UNLP.

La idea es la de generar luz en tanta disputa.


Imaginar por donde pasa la discusión.
Si los detalles de tanta disputa, grave, pero disputa al fin, o en la constitución de
masas críticas que vayan pensando una Facultad deseada. De frente a los problemas
que nuestra gente padece. Tomando las ideas de la comunidad, los estudiantes, los
depositarios de nuestros esfuerzos.
En este contexto de conflicto laberíntico solo intento, en mi función de ciudadano,
padre y docente, encontrar el verdadero sentido de el encono, el odio y del futuro.
Creo que es ideológico.
La Asamblea Universitaria que data de 1918 debe reflexionar.
Encontrar los senderos para una mejor salud.
La Facultad no debe habitar una nube, la de la enfermedad.
Debe estar en la tierra, opinando acerca de que es lo mejor para la salud de mi viejo
y de mis hijos.
Pero con una concepción holística de la salud y de la enfermedad.
Cercana a la del hombre como sujeto de derecho.
Litigando y exigiendo a los decisores políticos, si es necesario.
Nunca creyendo que somos un grupo de iluminados a los que solo nos preocupa la
enfermedad.
Es este un apasionado llamado a la reflexión.
No avanzamos si solo nos estigmatiza, en el diario de hoy, la judicialización de nues-
tros estudiantes-hijos.
Detalles más, detalles menos, solo es cuestión de deponer soberbias irreversibles y
de pensar en el sentido ético, humano y social de nuestra profesión.
Si no deberíamos concluir que el conflicto es una buena estrategia para esconder la
falta de ideas.
A mi madre, que lee el diario en un pueblo del interior, no le interesan las apelaciones.
Solo quiere que la atiendan humanamente y con eficiencia.
Y es un problema del capital humano que nosotros adiestramos.

Nuestra facultad siembra de médicos al mundo, al país , a las provincias


También a mi pueblo de origen. Lugares donde habitan nuestra gente.
A ellos nos debemos. Y por ellos existimos.
Hace mas de 100 años nacía Ramón Carrillo.
No entendería los titulares de los diarios de hoy, un siglo después.
Por ejemplo, que un estudiante de Medicina nunca haya traspasado la puerta de
un Hospital.
135
O que gastemos 3 veces más en salud que Cuba y que tengamos 2 veces y media su
Tasa de Mortalidad Infantil.
Que se mueran 6.000 niños por año por causas evitables.
Que las materias de la Facultad todavía sean un compendio de Anatomía : ojos,
huesos, células, corazón, oído, riñón.
Que se usen tarimas para dar clases en Medicina.
Que los alumnos sean atendidos dos veces por semana y con turno.
Que el Código Penal sea una Materia de la carrera.
Que salgamos en el diario por el número de “judicializados” y no por el de trabajos
de Investigación aplicada a los problemas de nuestra gente.
Que las Facultades de la Salud y no de la enfermedad desalienten la Carrera de
ENFERMERÍA.
Que el mercado de la salud planifique, subrepticiamente, las especialidades de
nuestros egresados.
Que la mitad de las Maternidades de nuestro país no reúnan las Condiciones Obs-
tétricas Neonatales Esenciales.
Que sean emergentes el dengue, la leptopirosis, el hantavirus, el paludismo, el Cha-
gas, la TBC, etc.
Perdón
Ramón.
Vos no dirías que nuestros estudiantes son peligrosos para los pacientes por no pa-
decer exámenes a cada rato. Dirías que están sujetos a una currícula de principios
del siglo, anterior.
Los del Movimiento de los pañales, deseosos de planificar una salud equitativa hi-
cieron una video astral conferencia, desde el locutorio y Kiosko de Cachín, el mismo
en el que comprábamos las galletitas y el papel glacé cuando íbamos a la escuela.
A las 16.45 hs había niños recién salidos de las aulas escuchando algunos de los con-
ceptos eternos de este sanitarista universal.
- En 1946 fue creada la Secretaria de Salud Pública de la Nación, con rango de Minis-
terio. Me encomendaron ser su primer titular, durante el primer gobierno peronista.

- “Es evidente que actualmente no puede haber Medicina sin Medicina Social y no
puede haber Medicina Social sin una política Social de Estado”.

- “De que nos sirve que se acumulen riquezas en los bancos si los niños de los pue-
blos del interior andan desnudos por insuficiencia adquisitiva de sus padres y tienen
que soportar así índices de mortalidad infantil medievales”.

- “El problema sanitario debe radicarse en la unidad familiar y social; sobre ella in-
ciden conjuntamente múltiples factores: el nivel económico social, el régimen de
trabajo, los salarios, la alimentación, el vestido, la vivienda, la educación”.

En otros tramos de su alocución expresaba:

-“Solo queda la posibilidad de optar por un régimen impositivo que se aproxime al


ideal de justicia”.

“La suma de las cotizaciones y la carga de los riesgos se deben equilibrar en el con-
junto de la colectividad por una compensación entre los más ricos y los mas pobres”,
136
principio de solidaridad nacional.

Sobre llovido mojado


- “Mientras los médicos sigamos viendo enfermedades y olvidemos al enfermo como
una unidad biológica, psicológica y social, seremos simples zapateros remendones de
la personalidad humana.”

- “Debemos pensar que el enfermo es un hombre que es también un padre de familia,


un individuo que trabaja y que sufre; y que todas esas circunstancias influyen, a veces,
mucho más que una determinada cantidad de glucosa en la sangre. Así humanizare-
mos la medicina.”

- “En una sociedad no deben ni pueden existir clases sociales definidas por índices
económicos.
El hombre no es un ser económico. Lo económico hace en él a su necesidad, no a su
dignidad.”

- “No puede haber política sanitaria sin política social.”

- “De nada sirven las conquistas de la técnica médica si ésta no puede llegar al pueblo
por los medios adecuados.”

Finalmente y antes de los ensordecedores aplausos concluyó:

-“Frente a las enfermedades que produce la miseria, frente a la tristeza y el infor-


tunio social de los pueblos, los microbios, como causa de enfermedad, son unas
pobres causas”.
Murió exiliado en Brasil. Y muy pobre. Como Belgrano y San Martín.
Mandó carta de adhesión a los de los pañales.

Igual que Floreal Ferrara, otro de los olvidados.


137
SOÑAR NO CUESTA NADA

Ayer no dormí bien y estuve imaginando una Facultad de Medicina deseada.


En La Plata, de donde soy Profesor y responsable.
No es muy original porque casi todo está hecho y escrito.
Las referencias internacionales y de EXCELENCIA son múltiples.
La Declaración de Toronto en la búsqueda de lo Objetivos del Milenio.(63)
Una Facultad preocupada por la problemática de su gente, con un perfil de egresado
inserto en un Sistema equitativo de salud, de la mano de la regulación del estado,
dado que la Medicina es una ciencia social y que la enfermedad no debiera ser lu-
crativa.
Harvard, Canadá, Mac Master, Cuba, España.
Algunas referencias locales, la UNLaM, la Facultad de Medicina del Sur, o la UNAJ,
o de la UNR, o del Centro.
Claro, con un sistema único de salud sin el manoseo de los subsistemas privados y
de los sindicatos.
Claro, imaginando a la salud como el principal de los derechos, o sea, al ciudadano,
como un sujeto de derecho.
Y a la Universidad a su servicio.
Invirtiendo en el capital humano para un proyecto de equidad y acceso que no per-
mita que se mueran 6.000 niños por año por causas evitables con medidas simples,
sin aparatos ni enchufes. Solo con humanidad, inherente a nuestra digna profesión
de TRABAJADORES DE LA SALUD.
Que jerarquice la función de las enfermeras, obstetras, promotores comunitarios.
Que no permita 500.000 abortos por año, escondidos.
Que enseñe porque se mueren 500 madres por año sin motivo.
Que las respete, que las controle, que las alfabetice.
Que no expulse a los abuelos que son sabios.
Que no permita que 500.000 niños trabajen ni que el 20% de los adolescentes no
trabajen ni estudien.
Que no exhiba cifras del primer mundo en el promedio de la Tasa de Mortalidad
infantil, cuando la inequidad nos muestra que tenemos zonas que parecen Haití y
otras Suecia.
Si. Por la inequidad. Y en una misma ciudad.
Que imagine a la salud que tan poco vende en las campañas políticas como un
derecho esencial.
Que no nos engañe con la foto del Resonador en un pueblo sin pediatras.
Que jerarquice a los Médicos generales, en su acción comunitaria.
Que rescate el acto artesanal y humanitario del clínico de las familias y las comunidades.
Que imagine una planificación de la salud de espaldas a los polos Tecnológicos y
Farmaceúticos que dilapidan el 90% del presupuesto en salud.
Que incorpore a la comunidad y a los anónimos trabajadores de la salud de nuestra
geografía generosa en un proyecto sanitario (enfermeros, promotores, agentes sani-
tarios, comunidad, asistentes sociales y ... hasta médicos).
Que hospitales nuevos y llenos son el fracaso de la salud pública.
Que te cambio un respirador neonatal por cuidar la embarazada.
138
Un equipo de reanimación por 7 consultas en el embarazo.

Soñar no cuesta nada


Una bronquiolitis internada por teta, vacuna y madre en casa mientras lacta.
Un trauma de cráneo por educación para la salud.

Un Síndrome Urémico Hemolítico (SHU) por por 15 bromatólogos.


Un accidente cerebrovascular (ACV ) en el adulto por una vida más feliz.
Y entonces digo:
Pensemos en la Currícula.
Integrada, social, al servicio del pueblo y con opinión en las decisiones políticas
Una Facultad inserta en la problemática de salud regional y latinoamericana.
Que promueva la equidad, el acceso y el derecho a la salud. .
Con INSERCION en EL UNIVERSO DE LAS 30 y pico de Facultades de MEDICINA
DEL país y en las del MERCOSUR.
Con inserción en la gestión sanitaria de los decisores de las jurisdicciones munici-
pales, provinciales y nacionales.
Intersectorial, interdisciplinaria, en red, con sinergia y coherencia, SIN dádivas de
los mercaderes de la enfermedad.
Con extensión e investigación al servicio del pueblo y no al servicio de las multina-
cionales y NACIONALES, de la salud PRIVADA.
Y Pienso.
Programa de 6 años con ingreso incluido y con PFO como 1er Año de Residencias
en el Sistema Provincial.
O sea.
Ingreso irrestricto curricular. Con acciones en el terreno de los hechos, o sea, en los
escenarios municipales y provinciales de la APS.
Con historia, ... de la salud Pública Argentina.
Con jerarquización de la clínica y la epidemiología en los CAPS.
Forma: Convenios con gestiones municipales y provinciales.
Duración 6 meses. Ingreso incluido en la Currícula.
5 años.
Por problemas, integrando las distintas disciplinas, con 50% de actividad en la asistencia.
CON TUTOR y el estudiante como protagonista, con cursada a tiempo electivo,
permitiendo el acceso de los que trabajan.
El tiempo de cursada se distribuye mayoritariamente entre las 5 básicas (Clínica,
Obstetricia Ginecología, Pediatría, Cirugía, Salud Pública y Medicina General).
Con consultores de todas las especialidades y el alumno como centro de la enseñanza.
Educación On line y en los centros de APS como escenarios centrales.
Interdisciplina e integración entre las Básicas, las especialidades y otras disciplinas
y otras Universidades (Agentes sanitarios, comunidad, Enfermeros, obstetras, Tra-
bajadores sociales, etc).
Intercambio con otras facultades de Medicina del País y del exterior, mediante con-
venios de reciprocidad.
Práctica Final Obligatoria.
Primer año de residencia de las 5 básicas, en convenio con Ministerios de Salud, de
la provincia, el país y del exterior.
1er año aprobado: Título Habilitante.
O sea 6 años de carrera: Médico
Especialidades (Post Grado GRATUITO) Universitarias.
Al final de las Residencias respectivas con convenio.
139
Título de ESPECIALISTA UNIVERSITARIO.
DOCTORADO POSTERIOR.
Desarrollo de la Educación permanente con trayectos planificados y CERTIFICA-
DOS POR UNIVERSIDAD, COLEGIOS Profesionales, Sociedades Científicas, Or-
ganismos internacionales.
Desarrollo de la Investigación aplicada a los problemas de salud y enfermedad de
nuestra gente
Claro, me olvide de contarles que esto era un sueño, tan viable y tan cercano.
Para Uds y para nuestra gente, que espera salud y derechos...

PD. Lo publiqué hace unos meses.


Lo traigo para alternar reflexiones gatillos en tiempos donde la judicialización no
nos deja analizar los problemas estructurales. De Fondo y de Forma.
De que Programa y que Docentes para ese Programa.
Claro que es difícil construir en un Conflicto polarizado.
No viene mal una idea entre tanto odio.

NAHUEL, RICARDO Y PEDRITO

En Catamarca Nahuel, Ricardo y Pedrito salieron de la mina y del socavón.


Adhieren al ayón.
Cuerpos pequeños de baja talla y nalgas atróficas. Pulmones granulosos y piel irrita-
da. Sin escuela, con tos y sin madres.
Los cuerpos pequeños son funcionales a los laberintos de las piedras oscuras y sub-
terráneas de las minas, extranjeras, rodeadas de pólvora y regadas con cianuro.

140
SALUD, CAMILA Y MARIEL

Salud, Camila y Mariel


Camila conoció a Mariel, la Médica Obstetra del Sistema Municipal de Salud, jo-
vial y simpática.
Conoce todas las familias de la región dado que es oriunda de Punta Indio. Sus
abuelos, inmigrantes checos de 1914, eran pioneros del pago. Defensora irreductible
de los derechos de la mujer organizó un equipo de trabajo con los Consejos Vecina-
les de Salud del Municipio de Punta Indio.
Enfermera, agente sanitario, maestra, comunicadora social, obstétrica, educadora
sanitaria.
Realizó un mapa, región por región, casa por casa, con sus moradores.
Chinches verdes para la normalidad, naranjas para las que tenían algún riesgo
concurrente y rojas para las que presentaban riesgo sanitario, educativo, social.
Mariel, luchadora social desde siempre, sabía que el secreto es trabajar participati-
vamente, con lo evitable, promocionable, prevenible.
Las chinches son un “semáforo” necesario para imaginar una salud integral, para
imaginar la cultura de la salud por sobre la cultura de la enfermedad.
“A la enfermedad hay que ir a buscarla donde vive y donde trabaja la gente” decía
Alberto Alvarado en la década del 60, cuando con sus agentes sanitarios erradicó el
paludismo en Jujuy y Salta.
Los equipos de Mariel hacían “rondas sanitarias” bimensuales y tenían “vigilado”
desde lo sanitario todas las familias lugareñas.
Obviamente las embarazadas eran un objetivo deseado.
El diagnóstico de embarazo era precoz y los controles adecuados. No menos de 5 en
los embarazos normales y 9 en los de riesgo, con las interconsultas y derivaciones
normatizadas.

A las 12 hs de ese día era la presentación del Consejo Vecinal con Mariel de las Con-
diciones Obstétricas y de nacimiento en el Partido de Punta Indio en el último año.
Camila participó de la Asamblea. Nunca había tenido, en sus años de facultad y
residencia, una tarea con equipos interdisciplinarios y menos con distintos sectores
de la comunidad.
Estaba inquieta por su déficits pero feliz por poder aprender de la gente organizada.
Problema Complejo.
Gestionar, asistir y planificar la salud de los niños de un barrio, pueblo o municipio.
Dr Reichenbach Juan, “Indio Sano. Una Construcción Comunitaria de la Salud”. Editorial del Sur. 1997
141
El informe decía que en Punta Indio había

Eventos total
Nacimientos por año 145
1% menos de 1500 gm 1
6% menos de 1500 gm y 2500 gm 9
7,9% prematuros 12
Abortos? Muerte materna?
1 cada 12 años

Tabla 4: Nacimientos en el partido de Punta Indio. 1996.

Recordó que en el país en 2011 hubo un total de 83.385 Recién nacidos vivos con
menos de 1.500 gm. (1%).
Que la sobrevida depende del peso de nacimiento y de la edad de gestación.
Que los de menos de 1.500 gm que son solo el 1% del total contribuyen al 33 % de las
muertes neonatales.
Que los que pesan entre 1.500 y 2.5000 gm son el 6 % del total y contribuyen al 17%
de las muertes en el primer mes de vida,
Algo así como dime cuanto pesas al nacer y te diré si vives.

Algo así como que hay que evitar por todos los medios posibles que los niños nazcan
con menos de 2.500 gm, ya sea por bajo peso o prematurez. Por ello “La dictadura de
los pañales” “prohibirá” nacer antes de los 2.500 gramos.
Y que eso se logra en el territorio cuidando adecuadamente a la embarazada. Con
una adecuada estrategia de Atención Primaria de la Salud.
Luego analizamos las cifras de Distribución de las muertes neonatales según crite-
rios de reducibilidad en la República Argentina, para compararlas con los logros del
distrito, en 2011.

Para ello Camila leyó la VENTANA 4. LAS CIFRAS DE LA DEUDA INTERIOR. del
libro “De niños, de anónimos y de esperanzas” de Juan Reichenbach, ProInfantia Edi-
tora, 2013.
En nuestro país nacen más de 700.000 niños al año.
Mueren más de 9.000 menores de 1 año en ese lapso, algo así como uno por hora.
Más de 20 por día.
Y no salen en ninguna noticia de Noticiero vespertino.
Como aparecen todos y cada uno de los accidentes de fin de semana largo. O los
crímenes pasionales.
Las muertes infantiles tienen menos prensa.
La Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) promedia esas muertes en todo nuestro terri-
torio, pero esconde escenarios muy distintos.
Las muertes son reducibles en casi el 60% de los casos en el periodo neonatal, con lo cual
estamos afirmando que entre 5 a 6.000 muertes de menores de un año son evitables.
En una década la suma de esas muertes colmaría el Monumental, para el clásico…
Del horror escondido.
Vivir es el primero de los Derechos Humanos.
142
Paradójicamente los medios de comunicación, las agendas públicas y hasta los Or-

Salud, Camila y Mariel


ganismos de Derechos Humanos no han reparado lo suficiente en estas ecuaciones.
Un ejército de niños recién nacidos y ya muertos en silencio no puede declamar por
este elemental principio.
Tampoco los políticos y la iglesia han insistido sobre el tema.
La estrategia de la reducción es EDUCAR PARA EL HORIZONTE DE LA SALUD
Y LA EQUIDAD.
Todos los años el 1,1 % de los que nacen pesarán menos de 1500 gs.
El 6% menos de 2500 gs. El 7,9 % serán prematuros.
(10). SAP-UNICEF. Salud Materno-Infanto-Juvenil en cifras 2009.

El 15,6% de sus madres tendrán menos de 20 años.


El 8,8% de sus madres tendrán primaria incompleta.
Obviamente todos estos factores de riesgo (Bajo peso, prematurez, madres adoles-
centes y analfabetas funcionales, con escasos y tardíos controles del embarazo) no
se evitan en los Hospitales ni en las Salas de parto, donde solo se repara la ineficien-
cia de las acciones adecuadas de promoción y prevención.
Los escenarios son el hogar, el barrio, el territorio, la escuela, el centro de atención
primaria, el club, la iglesia, la unidad básica, el comité, la cooperadora.

A las 15 hs de ese día de revelaciones tardías Camila atendió el CAPS de Pipinas, situado
frente a la Plaza. El primero con Historia Clínica Municipal Única e Informatizada.
Rosario.G., Niña de 15 meses de edad acudió acompañada de su madre y su abuela.
Ambas trabajaban en la Fábrica de Velas de la zona, que se había transformado en
una Cooperativa obrera.

Suena Joan Manuel Serrat en el mp3 de Camila


“Una mujer morena/resuelta en lunas/se derrama hilo a hilo /sobre la cuna” de Miguel
Hernández, Nanas de la Cebolla.
La luna llena invade en blanco la nueva noche del sur.

143
EL MUNDIAL DE 2038 EN LA ANTARTIDA

Compré el periódico en el quiosco de la esquina de la ex panadería de los Iriarte. Al lado


de la que fue la casa del Dr Escalada, primer médico estable del pueblo.
Me lo vendió el Tano Cesaroni, poeta y tanguero, amigo de sueños, fans de Pugliese y
de Fiorentino. Un espíritu sin tiempo. Evidentemente el puesto de venta tenía algunas
peculiaridades que me asustaron.
Me vendieron un ejemplar del 1 de Junio de… 2038. Me hizo acordar a Nueva Etapa,
un mensuario que hicimos, delirando, en los 70 y que casi nos cuesta la vida. Solo por
opinar.

Traveling 3 vs. Aerolíneas interplanetarias 1/ Nique 2 vs. Adedo 0/ FIFAN 4 vs. HAFA
nan 0/ Kilmes 4 vs. Coca Loca 2.
Las semifinales del Campeonato Mundial de Fùtbol 2.038 de la Antártida en la etapa
decisiva.
En este año, el 2038, se inaugura la Copa MITSHUBICHO, y como debe ser, se termi-
nan esas ridículas competencias del siglo anterior en las cuales los “equipos nacionales”
lucían desairados por la pérdida de sus identidades.
Ahora la competencia tenía la lógica de un mundo sin identidades, sin fronteras, globalizado.
Porque, a no joder, los jugadores son de los que pagan.
Nique, Adedos, FIFAN, Kilmes, TosIVA, Mitshubicho, Coca Loca, que “tanto hacen” por
la alegría del mundo sin fronteras.
El mundo de las rentas y de las finanzas. El de los fondos buitres.
Los directivos de la FIFAN son los “empleaduchos” a sueldo de las empresas sin nacio-
nalidades.
Hasta Genocidas en sus países de origen (Argentina 78, Brasil 70, Italia 38).
Algunos son sindicalistas de armas llevar, narcos reconocidos, estafadores de guantes
blancos.
Los informadores mundiales, “prestigiosos” periodistas a sueldo de Citizen Kane, como
Sanata, o de los imperios de la VVC, NVC, o de alguna subsidiaria local como Oglobo,
Clarón, y la Noción.
Los árbitros, formados en la escuela de Chicago. Los” linesman” en Argelia por la policía
francesa.
Y los ayudantes de Campo por el Almirante Lacoste en el Olimpo Argentino, en el “glo-
rioso” 78. “Derecho y humano” Los jugadores son los leones o los cristianos (según el
origen) de este post “moderno” circo Romano.
Están entrenados para jugar con 47° de temperatura y 100% de humedad en las cálidas
arenas del Sahara al mediodía. O en las “tibias” nieves de la Antártida al anochecer.
Los estadios están vacios. Porque la gente del mundo no se reconoce en las empresas
que los explotan. Pero la comunicación intersatelital con jugadores con chips y sin ban-
deras permite la universalización de la gesta. No hay estandartes, hay logos y botineras
con curvas y sin origen.
En el 2014, en Brasil, los argentinos dieron muestra de talento y garra. Pero claro, sus juga-
dores eran buscados por los clubes “líderes” del mundo antes de la “pubarca”, del desarrollo.
Les quedaba la garra, no se olvidaban del origen. Los excedía el talento, pero los “cansa-
ban” con los contratos, como a Messi.
144
Era triste ver equipos alemanes con nacionalizados polacos, gente de “color” y sponsor

El mundial de 2038 en la antartida


multinacionales. Francia estaba colmada de argelinos” desagradecidos”. EEUU de mexi-
canos disimulados y alemanes de ocasión. Italia con argentinos de triple pertenecía. Es-
paña sin los latinos que brillaban en el “albo” y en el Barsa. Argentina con dificultad para
rejuntar a los que se iban a Europa antes del primer cambio de Pañales.
¿¿Y Argelia con franceses?? Habría que ver que hizo la AFA…nan con tanta guita.
Y haberle preguntado a Sabella, Masche, Messi, el pipa, el Kun y companía si no se que-
daban a hacer una experiencia de inclusión y de alegría para todos esos niños que llora-
ban por TV cuando les robaron el penal. Me jugaba a que muchos dejaban suculentos
contratos de los dueños de los resultados. Porque son dignos. Buena gente. Como el
vecino de enfrente.
Solo para demostrar que el mejor fútbol es el de la tarde de los sábados. En las ligas loca-
les. Sin TV. Sin Sponsor. Con niños y familias. Con alegría y deseo.
Pero con la dignidad de no prostituirse ante los “dueños buitres” de una pasión universal.
En el 2038 el Campeón Mundial fue de Mitsubisho (el organizador, como Argentina en
el 78).
Le ganó en la definición por penales a Coca Loca. El árbitro no le cobró un penal en el pri-
mer tiempo al nieto del “pipa” Higuain. Para Clarón, medio argentino, no existió la falta.
Claro que Mitsubisho es la propietaria de los derechos editoriales del grupo.
Ese año (2038), en el campeonato local, Evertón, equipo Amateur de la Liga Platense
doblegó 3 a 1 en la final del Nacional a Independiente- Camioneros-Quilmes, una fusión
entre sindicalistas, sojeros y políticos en estas tierras desoladas del posmodernismo. No
pudieron recibir el premio porque hubo una movilización de Camioneros.
En Verónica, mi pueblo, el “corcho “Angueira sacó campeón al verde, por décima vez.
Y se recordó la gesta del verde Campeón de la Liga Amateur Platense en la cancha de
Estudiantes en 1979.
Estuvieron Tino García, el “chuli”, Carlitos Monzón, el “pelado” Setién, el “flaco” Melo,
el “mono” y Parodi.
El “chaucha” Bianco sigue amando al fútbol. Porque es alegría.
Desestimó el contrato de Coca Loca, de la zona. Puro deseo y alegría. Es buena gente.
Como la nuestra. La que cree en la ilusión de la “rabona”, el “desmarque” y “el chanfle”
Claro que es libre. Y por eso es un espíritu del futbol “alegría”. El de los niños y el pueblo.
EL DE LA REVOLUCION DE LOS PAÑALES.
Luego de semejante despropósito reparé en la página de deporte local. El ardid no dio resul-
tado. Solo exacerbó mi ansiedad bipolar.

145
EVERTON 1. RIVER PLATE 0

Campeonato amarillo y azul en el “Pachi” Funes. 1 de Junio de 2038.


En el minuto 44 del segundo tiempo, un zapatazo de “maravilla” reichen, mi bis-
nieto, desde el ángulo derecho del área grande, pegó en el travesaño y entró. 1 a 0.
Sufrimos los 9 minutos de descuento.
Pitazo de Comezaña y FINAL.
Delirio en el “Pachi” Funes. Colmado. 22.500 espectadores.
Los aviones del Aeropuerto Internacional de La Plata saludan al nuevo campeón de
Primera División de la te HAFA… nan . Sobrevuelan el predio.
Los artificios de los fuegos amarillos y azules despiertan el letargo de tantos años
de esfuerzo.
El Everton platense se quedó con la final. River Plate, una vez más, y van…, se quedó
con las ganas de campeonar.

Por primera vez un equipo AMATEUR se queda con el Campeonato oficial de la AFA.
Ni las coimas, ni los sindicalistas, ni los políticos pudieron vencer la energía de un
pueblo anónimo y laburante, con garra, dignidad y pertenencia. El de un equipo de
familias con utopías.
Ahora la Libertadores. Más rifas. Más carteles, más energía de los anónimos. A cor-
tar el pasto, poner los postes y hacer los chori.
El 1 de Junio de 2038, día frío y sin nubes, en La Plata.
Me tocó escribir el resumen desde una nube grisácea del infierno, donde me confi-
naron en un juicio prolijo, pero sin abogado defensor.
Me colgué en la señal del Wi Fi del Purgatorio, donde estuve detenido en averigua-
ción de antecedentes.
Pude ver en la tribuna local al Tero, a Marcelo Fortes, al “Chaucha” Bianco, al “Uru-
guayo”, a Fede, a los melli Juan y Julián, a Walter y a Karina.
Están canosos y panzones. Pero no se perdieron la final. Creo que los llevó el PAMI.
El técnico le dedicó el triunfo al Chaucha, héroe ancestral del equipo. Creo que es
su nieto.
Con Pedro, Teté y el padre del “chaucha” nos tomamos un “Extra Brut”, de los caros.
Lo trajo Teté desde el cielo, donde está permitido, si te comulgás todos los domin-
gos en misa de 11 hs.
Esa noche no dormimos. Nos acordamos de los “Algarrobos”, de “los Camioneros”,
del gol de la “monedita” de Bidondo, del paseo a Sarmiento y a Kimberley en la 2da
Ronda del Argentino de 2014.
Del “mono” Ferretti, de “charly”, del “gato”, de Damián, de Fede Catriel, de Reichen,
del flaco Cicutti, del “negro” Ibañez , del “tuti” y de tantos ...
Espero que nos toque un buen Grupo en la Libertadores.
Porque desde las nubes grises del infierno no se ve un carajo si nos toca con equipos
trasandinos.
Y el viaje en micro del plantel es más caro.
Con las rifas no nos va a alcanzar.
Me emocionó la nota. Cacho Carosella el editor de “Nueva Etapa”, me explicó que esas
146
columnas habían sido escritas por Noviello, el “brujo” del pueblo, que estimulaba la

Everton 1. River Plate 0


creatividad y la magia paranormal del distrito. Menos mal. Pensé que me había exce-
dido con el vino patero que me había regalado Alberto Fuchs, mi mecánico de siempre,
del pueblo.
Los de los Pañales continúan con su clínica de “fútbol para iguales” en los predios de
Everton y de Verónica.
Miles de niños con magia e ideas gozan de un deporte que los encuentra con sus cuerpos,
con la armonía de sus movimientos. Que promete integrar con alegría . Exacerbar lo
lúdico y lo solidario de la condición humana. Galeano, Fontanarrosa y Soriano escriben
los argumentos de esos jugadores de ficción que fueron. Los ayón, agradecidos.
Verónica, con gol de penal del melli Lere, el más alto, ganó el Argentino A.
1 a 0 a Atlético de Tucumán, en el Mundialista de Córdoba.
El “bagre” Lettieri hijo jugó de 5 y el “chuli” la rompió.
Manolo festejó por partida doble. Boca se coronó por décima vez campeón interplane-
tario. 10 a 1 a Coco Loca.

147
ALVARO

Alvaro es un niño nacido en Purmamarca, que toca el erkencho en la inmensidad


de la quebrada.
Vive en Yala y camina 5 km de ida y otros tantos de vuelta para asistir a la escuela.
Donde se encuentra con su identidad, con su historia y con la percepción del des-
pojo de siglos.
Cuando sueña, de noche, a orillas del Río Grande, recrea a un pueblo feliz, retozan-
do en la yunga, dueño de sus soles, de la tierra respetada y del sol solidario.
La Pachamama le aconsejó que adhiera a los niños del mundo, los de las madres y
los pañales.
“Todo es poesía” rezan las paredes del mundo, de la mano de la ética del Movimiento

148
3er MOVIMIENTO. PRESTO.

3er. Movimiento. Presto


Los teatros del mundo se colmaban.
Por las calles y Avenidas de las ciudades circulaban miles de niños blanco ayón.
La “Sinfonía del Nuevo niño” era un hit universal.
Verónica perdía su paz pueblerina. Punta Indio se transformaba en un centro de
turismo alternativo para los excéntricos del mundo desarrollado.
“La Consagración de la primavera” de Stravinsky, incendiaba de pájaros de fuego un
mundo nuevo.

149
Alberto me estaba robando todo el tiempo del envejecido Juan. Esa noche, después
de la intensa Jornada retorné a La Plata. Para despertar de semejante ensoñación
elegí rock. Recital de Led Zeppelin , Pink Floyd y Yes, en un camino solitario y oscu-
ro de la pampa, de retorno.

A la altura de Bartolomé Bavio una luminosidad extraña me encegueció. Era el


avión de Saint Exuperi.

De la cabina bajó ”El principito”, que me dejó saludos para todos los integrantes
del Movimiento.
Iba con Ramona Montiel, el personaje de ficción de Berni.

Me contaron que estaban cooperando con el grupo de relaciones Internacionales e


Institucionales del movimiento.

3.45 hs estaba tendido, exhausto, al lado de Ana, que soñaba su quinto sueño noc-
turno en technicolor.
Esa noche mis imágenes oníricas, reales, casi saliendo de una película del neorrea-
lismo italiano de posguerra fueron en blanco y negro. Y en panavisión.
Suerte que el color lo pusieron mis hijos, porque soñé con ellos.

Antonio Berni. Ramona Montiel. El Principito.

150
MIS HIJOS ADHIEREN A LOS PAÑALES

6 de Marzo de 1997
18 DE ABRIL DE 1.987

El 18 de abril de 1987 comienzan a exhibirse Los Simpson en EEUU.


Juan Pablo II finalizaba una visita pastoral a latinoamérica para la II Jornada Mundial
de la Juventud.
Esa Semana Santa cayó también en abril, pero desde el jueves 16 al domingo 19.
El sábado 18 Raúl Alfonsín enfrentaba otro de los tantos alzamientos militares de
nuestro país, que terminó sin sangre pero que nos costó la Ley de Obediencia Debida
indeVIDA (sic).
Ese día nacía Juan Federico, el segundo de mis hijos. 3.500 gm. 39 semanas de gesta-
ción y buena adaptación a la triste realidad fuera del calor caribeño del líquido amnió-
tico del útero materno.
Rápido y escurridizo solo pude “retenerlo” 20 cm antes de que su cabeza con lanugo
impactara contra el cerámico de la sala de partos.
Pasaron 27 años. Fueron buenos años. Buen hijo. Buena persona.
La sensación de la eternidad en la piel. De los hijos. En los gestos. Hasta en los tics.
En los recuerdos de las noches de fiebre y de las tardes de fútbol.
En un mañana de premoniciones alegres, mates y reflexiones por compartir.
Sueños por cumplir. Nuevas alegrías. Feliz cumpleaños Federico.
La vida nos tiene guardados muchos abrazos aún.

6 DE MARZO DE 1.997

Julián y Juan (en ese orden, de nacimiento). Partido parejo. El de los hijos. Sin consi-
deraciones de género el partido fue equilibrado, mereció el empate. Laura abrió el ca-
mino. 1 a 0. Fede empató en el primer tiempo, con el polo cefálico, con unto sebáceo,
cerca del piso. Mariel, con pujo y tenesmo puso el 2 a 1.
Julián, escurridizo, de cabeza, golazo, define como los que saben. Empate. 2 a 2. Mu-
jeres y varones.
En tiempo complementario, Juan intenta y acierta una “chilena” en podálica. Golazo.
La partera no lo cobra porque tenía el cordón y la mano en el canal de parto, “jugada
peligrosa”, según el Tribunal de disciplina de La Liga.
Discusión con el “des equipo” médico. Resultado abierto. Pero, gracias a Ana, es váli-
151
do. Llanto estridente, de “des ahogo”. El de Juan.
La madre, “Ana, no duerme”, no soñaba con hadas. Estaba aterrorizada. Como el
papá que es el que escribe, creo. Pitazo final. 3 varones, 2 mujeres.

6 de Marzo de 1997, viernes de un año de mudanzas y de cambios de trabajo.


En Estados Unidos, el presidente Bill Clinton comenzaba su segundo mandato, y hacía
dos meses que habían asesinado al fotógrafo José Luis Cabezas. La recurrente trama de
lo siniestro.

El embarazo había sido de riesgo. Ana estuvo protegiendo su salud y “la morada”,
hacinada, con dos “inquilinos” apretaditos.
El nacimiento fue inesperadamente complicado para la ¿ciencia?, que otra vez llegó
tarde, pero advertida por los sueños maternos.
El ginecobstetra desapareció, el quirófano no funcionaba, al anestesista no lo co-
nocimos.
A pesar de ello, la suerte estuvo de nuestra parte.
Indicación de cesárea en un quirófano con las luces apagadas, sin ginecólogo en la
sala de partos, dos neonatólogos (amigos ad honorem) y con una partera de esas
providenciales, experta, heroína.

El susto de siglos, la premonición de Ana y la impotencia del maltrato.


Centro privado de gran reputación en una ciudad con Facultad de Medicina.
En Bolivia, un grupo de arqueólogos argentinos descubría los restos del Che Guevara,
30 años después de su asesinato.
Ya en casa, con ciertas dificultades económicas y estructurales, los rubios crecieron
más de lo esperado, entre baños, arrullos y sonidos “in crescendo”.
Ese año escuchamos el último concierto de Soda Stereo y vimos “Titanic”, desde el sillón
del comedor. Y nos emocionamos con “La vida es bella” de Roberto Begnigni, en los
intervalos de la sinfonía periódica, rítmica de dar la teta y cambiar los pañales, que
todavía no eran ayón.
En el 2003, mientras Lula asumía en Brasil, Juan y Julián se probaban los guardapolvos,
blancos y planchaditos. La escuela primaria marcaba el comienzo de nuevas etapas.
“El pianista”, de Roman Polanski y “Hablé con ella”, de Almodóvar, eran parte del pro-
grama cinematográfico hogareño.
En el país Menen renunciaba al ballotage. Asumía Néstor Kirchner.
Cambiaban los escenarios. Una fresca brisa atravesaba el ventanal.

152
24 DE SEPTIEMBRE DE 1.982

24 de Septiembre de 1982
Nació Ana Laura. Pasaron tres décadas. La alegría del teatro, la música y la actuación.
Pasaron los años. Actriz, bailarina, bella. Para ella un son:

UN SON PARA LA TITULACION.

Sangre de mamey la Ana


alma de mango y melón
para encontrar la butuba
sin ninguna salación
Repique, repique, pique
Que no se acaba el ron

No pare Laura tumbona


con tambor rumba y son
Bachata mami nenona
Sabrosura y corazón
Repique, repique, pique
Hasta que salga el sol.

Un son pa la santa Ana


y la Laura bermellón
que tu ere niña sana
bemba grande y pasión.
Repique, repique, pique
De profe, titulación.

Mamey: Fruto tropical aromático y muy dulce, de color naranja a rojizo.


Mango: El mango es una fruta de la zona tropical, de pulpa carnosa y dulce.
Butuba: Comida, alimento.
Salación: Calamidad, desgracia.
Bachata: Fiesta.
Bemba: Boca de labios gruesos y abultados.

153
24 DE SEPTIEMBRE. PERO DE 1.993

Mariel amaneció el mismo día del cumpleaños de Ana Laura, su hermana, 11 años
después.
Ritmo y actuación regulados por la pasión por su superación permanente.
Se ocupa muy poco de ella en virtud de su entrega solidaria.
Y enciende esperanzas, derriba molinos y consume los días.
Es ya una hermosa mujer de mundos diversos, por explorar.
Es una insaciable buscadora de construcciones colectivas.
Cuando empiece a mirar para sus adentros descubrirá el tamaño de su her-
mosa alma.

Descubrirá sus melodías de melómana incorregible.


Sus danzas graciosas plenas de ritmos y homenajes.
Hasta esa sonrisa haragana, la que a veces, ilumina el mañana.
Y la fórmula para ir dominando el huracán de sus deseos .
De alegrías, de equidad, de barrer las tristezas.
De descubrir los nuevos aires.
Los de oxigenar un futuro necesario.
Para todos.
Y para ella.

154
OSCAR

Oscar
Oscar vino de Brandsen. Con dificultad para respirar extrema.
Laburante anónimo e infantil de campos ajenos de procedencia dudosa. Hijo de
puestero a jornal.
De escuela y salud inaccesible. De rancho precario. Rodeado de cardos y abrazado
por el frio “pampero”. Amante de Larralde, Cafrune y Merlo. De taba y carreras de
sortijas.
Asediado por los colilargos agazapados entre la llanura hostil.
El hantavirus es solo un habitante mas de la escenografía de la inequidad y el olvido.

MALENA

Malena tiene quince años y vive en Barracas. Es una hermosa adolescente prostituí-
da por una red de servicio de hoteles Internacionales de Buenos Aires.
Habitante del Tango y la denuncia social. Una “Madame Yvone” del posmodernismo.
Sin Goyeneche pero por Internet, clasificada como objeto de la inmediatez y del
desamor.
Para extranjeros y poderosos.
Pelo lacio en negro azabache. Ojos negros y tristes.
Madre asediada, padre alcohólico y hermanos en franca subsistencia callejera.
Su sonrisa de ausencias denuncia una ciudad de grises almas. Conoce a Ramona
Montiel. Es su gemela.

Antonio Berni. Serie Ramona Montiel.

155
CHECHO

Checho la mueve cuando esta quieta. La hace bailar. Danzar. Recorrer espacios side-
rales en el rectángulo verde de gramilla acolchonada. Pero a la tarde vende flores en la
Plaza Moreno de la ciudad de La Plata. Y hay días que tiene hambre y entrena con frío.
O que no le alcanza para el micro.
Tiene botines negros y medias al tono. Pantalón azul y camiseta ayón.
Vive solo, muy solo en la calle, que lo invisibiliza en la oscuridad de sus noches violentas.

Llegue apurado a la cancha. Quería escuchar el antes para gozar el después. Era
el partido final. El cierre de un ciclo esforzado, pero de amigos, solidaridad y
compañerismo.
Me puse, en el vestuario, el buzo de “doctor” del plantel y me dispuse a aprender de
la charla previa y de la arenga. Un día de sol y sin viento, con estadio colmado, era
premonitorio de mas alegrías.

La “arenga” en el vestuario.
Grabación inédita al técnico antes de la conquista del Campeonato... Voz en off del
“Chaucha”Bianco”.
...“Prolijitos” en el mediocampo. Solidarios.
...Nos costó años estar de nuevo en la definición del campeonato.
Hay 15 compañeros que no juegan y esperan.
El arquero tranqui, dando indicaciones a los centrales.
Atento en los córners y en las pelotas “paradas”.
El lateral derecho se proyecta en 3 ò 4 situaciones.
El lateral izquierdo, cierra, siempre. No sube.
El 5 siempre detrás de la línea del 8 de ellos.
El doble 5, “pegadito” ocupando el espacio.
El 8 y el 10 esperando la “segunda pelota”, que siempre nos cuesta.
La pelota del arquero al 9. La aguantas y esperas la falta.
El 6 de ellos es rústico.
El 11 por derecha e izquierda. Volás en el contragolpe.
156
Ayudas al medio “molestando al arquero y a los centrales”, que no saben.

Checho
La cancha está rápida. No esta regada llovió.
Terminemos las jugadas porque el 7 es “rapidito”.
Este partido lo jugamos con el corazón. Pero más con “la cabecita”.
Pensemos que son 4 años de sacrificio. De llegar de noche, sin luz, con barro y con
frío al entrenamiento. “Rajándonos” mas temprano del trabajo.
...Vamos carajo, que mañana somos noticia en las tapas de los diarios de los dueños
de todo.
Si salimos campeones nos comemos unas pizzas, las de la “vieja”, en el Club.
Nos perdonan las faltas en el laburo y en la Facultad.
Hacemos una rifa y una kermesse y compramos las camisetas nuevas para el año
que viene. Y a lo mejor la cuota es mas barata para los jugadores.

Las palabras después del triunfo.


En el vestuario del Everton Argentino. El de La Plata.
El mismo fantasma que estuvo con Sabella en el vestuario grabó con cámara oculta
y con barro en el micrófono, en Berisso, a Uranga , el presidente; al “negro” Fortes ,
el vice y al “Chaucha” Bianco, el técnico.
Los tres responsables de este presente de un club chico pero de grandes, como los
que florecen en tantos pueblos y suburbios de este hermoso país.

157
Los “Luna de Avellaneda” pero reivindicatorios, alegres, ganadores. Los que sostie-
nen la utopía que con el amor y la alegría se puede, como en “Metegol”, la peli.
Guarda que no hablo de “magia” ni de “fantasías” de trasnochados.
Hablo de épicos hechos reales. Esforzados. Imitables. Solitarios, vulnerables, casi
románticos.
El presi Gonzalo. Brillante “profe” de clubes “grandes” podría haber dicho, lo escuché:
- “Cientos de niños son nuestro semillero. Nuestro club es un club de inclusión. No
lo sostiene ningún político, ministro, sindicalista, orden religiosa, secta, ni “lavamos
nada”, ni las medias después del entrenamiento. No tenemos la “obligación” de ir
a ninguna movilización, no hay Tetra ni Chori para el partido ni Plan “Camionar”.
Hay ganas. Un colectivo de profesores, entrenadores y asistentes 4 veces por sema-
na, me pago el micro, prendo la luz y corto el pasto. Solo los identifica la vestimenta
azul amarilla, que se la pagan en cuotas.
Y el laburo GRATIS. Jóvenes idealistas, con formación, con deseo.
Que solo quieren demostrar que la esperanza no se vende. Reflejo de centenares
de niños, incluidos, por “dos mangos” con cuarenta por mes y pago cuando puedo,
para que perciban que en esta sociedad no todo es violencia y eurodólares con bo-
tineras y tilingos.
Que hay mucha alegría y valores en el “profe”, en los “asistentes”- y que “Adedas” la
marca de los “tiras” no nos pone ni un cartel en el “Pachi” Funes del Barrio Aeropuerto.
Los negros son cálidos, quizás porque se pasaron de sol.
Marcelo, el” vice” compra los chori del finde, trae a los pibes, paga la nafta y vende la
rifa. Pone los postes, el alambrado y hasta trae a la “cana”, tres minutos antes de que
el árbitro nos de los puntos por perdidos. No es Papa Noel. Se le parece.
Pero más se le parece a uno de los Reyes Magos. Exquisito ex jugador profesional.
El Chaucha es el de la “cabecita”. Bianco,” de alma”. Ejemplo a imitar. Alma del
proyecto.
Uno de estos ejemplos éticos que no abundan. Mezcla la filosofía con el pase entre
líneas. La dialéctica con el “catenaccio”. La naranja holandesa con La Naranja Mecá-
nica. El fútbol, por suerte, con la vida.
El juego y la alegría de moverse, estéticamente, en grupo, con la competencia.
El uno para todos. El amigo de vestuario con “el profesional”. El que inventó un
equipo amateur con “profesionales” que estudian, laburan y juegan.
Ex excelente jugador profesional y tentador técnico para varios equipos “grandes”
de la teAFA…nan.
Y el plantel es de “primera”. Todos excelentes deportistas y solidarios compañeros,
que no se prostituyeron en la lógica del fútbol “mayor” por sólidas convicciones
morales, que no se si perciben.
Libres, creativos, complementarios. Como todo “equipo” que se precie de tal.
Solo la ceguera de los técnicos, los sponsors, los representantes y las corruptelas del
Fútbol profesional impidió que muchos de ellos jugaran en planteles “profesionales”
del país y del exterior, quizás, por suerte.
Cambiaron euros y dólares por amigos. La mecanización por el “tiki taka” .
Las “botineras” de ocasión por las compañeras de la vida.
Los negros petro dólares por el barro negro de hoy a la tarde.
Más estrellas para un club de buena gente. Que tiene cientos de niños en su predio.
Y mucha historia de gente laburante, con pasión y esperanza.
Como la de cualquier club de pueblo y del pueblo. Como el “verde” de mi niñez en
Verónica.
158
Una nueva estrella ilumina la esquina del Parque Saavedra de La Plata.

Checho
Y si siguen así, en años tenemos una nueva Vía Láctea.
Con luces que titilan porque se hacen con el amor y la esperanza de jugar y de ser
felices.
Y los de los pañales los tienen como ejemplo a imitar.

Ya en Verónica fuimos con Camila a lo de Cristina. Tardé dos preludios de Wagner


en llegar .
El de la ópera Lohengrin y el de Tristán e Isolda.
En el entretiempo sonó el dúo Benedetti y Viglietti con ”Milonga de andar lejos”.

CRISTINA, CAMILA Y LA PROMOCION DE LA SALUD

Cristina era una militante de la salud. Vivía en una chacra alejada del centro de
Verónica. Rodeada de eucaliptos, aromos y pinos. Tranquera de acceso, vacas para
el ordeñe y los quesos caseros.
Miel en panales. Gansos, pollos, corderos y azadones.
Nidos de horneros, el tordo cantando y la alegría del sol a la mañana alumbrando
desde el horizonte interminable. Camila fue invitada a su casa por el Consejo Local
de Salud, que Cristina presidía desde su creación.
Entre los mates y el pan casero del horno de barro se redactó el documento que
sigue, destinado a la educación comunitaria de la región.
Camila descubrió que la salud era entre todos.
Nunca había imaginado, en la época de Facultad y Residencias, que los pediatras
tenían que escribir para la gente. Para el auto cuidado. Para mejorar la salud y no
para reparar lo evitable.
Esta gente socializaba este “acuerdo interdisciplinario e intersectorial” y lo multi-
plicaba en las escuelas, cooperativas, en los clubes deportivos, en los Centros de
Jubilados, en la radio local, en los medios escritos y hasta en el Concejo deliberante,
donde tenían una banca honoraria, de opinión sin voto.
Una materia que Camila no había rendido: La comunicación social y la salud. Pro-
moción y prevención desde la gente.

El documento lo publiqué en “Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica” de Juan Reichenbach y


col. Tomo IV. López Librero Editores. 1997.

Las infecciones respiratorias en la infancia Parte 1, escrito por el Consejo Federal


de salud y la gente.

Consejo Federal de Salud de Punta Indio. Programa de Salud Municipal “Indio Sano”.
Subprograma de Educación Comunitaria
Participantes:
Ed. Sanitaria Cristina Kairuz
159
Lic. Silvina Malaspina
Dra. Liliana Franzoni
Lic. Corina Schulze
Doc. Ana María Licciardi
Lic. Gladys Coman
Doc. Ofelia Llanos
Médicos de Familia Mabel Clérici y Jorge Landi
Lic. Claudia Elihalte
Enfermera de Familia Argentina Ardiles
Lic. Selva Cabrera
Estudiantes de Comunicación Social
Perla Figueroa y María Flor Gianfrini
Dr. Juan Alberto Reichenbach

“Acabada la obra y el mérito cumplido lo oportuno es retirarse.


¿Quién puede aquietar lo turbio cuando ello se purifica con la calma?”
Anónimo, dedicado a Juan por esa valiosa gente.

Las infecciones de las vías respiratorias superiores e inferiores son las causas más fre-
cuentes de consulta en todas las edades pediátricas.
Desde el punto de vista de la salud pública constituyen, en los grupos de riesgo, la princi-
pal causa de morbimortalidad infantil, junto a las enfermedades diarreicas, marcando
las “inclemencias ecológicas y socioeconómicas del impacto de los “inviernos” y “vera-
nos” sobre los niños carecientes de las geografías olvidadas de este mundo.
En aquellos sectores poblacionales mas indefensos las infecciones respiratorias constitu-
yen, además, la principal causa de consulta espontánea al médico.
Se ha demostrado que un niño sano en sus primeros años de vida padece entre 6 a 8
episodios de infección de vías aéreas anualmente, primordialmente en meses húmedos y
fríos, otoñales e invernales, sobre todo si está expuesto al contagio en guarderías, escue-
las, colonias o si su vivienda no tiene condiciones para evitar el hacinamiento.
En condiciones normales (niños previamente sanos, bien nutridos, con condiciones am-
bientales mínimas) los agentes etiológicos (causales) más frecuentes, los virus, tienen una
evolución autolimitada, benigna, en lapsos de 7 a 10 días, sin grandes complicaciones, no
requiriendo ningún tratamiento farmacológico, excepto el de la fiebre que suele incomo-
dar en los 2 o 3 primeros días de evolución.
Es en este período donde se deben extremar los controles sobre el niño observando sínto-
mas tales como: fiebre persistente, dificultades para alimentarse o para conciliar el sueño,
aumento importante de “las respiraciones por minuto”, dificultad creciente para respirar,
somnolencia o excitación evidente en ausencia de fiebre, dolor de oídos en los más peque-
ños, dolor de garganta en los de edad preescolar, respiración “ruidosa”, dificultad creciente
para “tragar” severa con babeo importante, tos irritativa sin secreciones asociada a dolor
localizado de tórax, desmejoría brusca de las condiciones generales del paciente, “sampu-
llido” de cualquier tipo.
Estos indicadores pueden manifestar una complicación producida por bacterias, favore-
cidas en su accionar por:

1. las condiciones previas del huésped (o sea del niño): recién nacidos, desnutridos, raquí-
ticos, enfermos crónicos, inmunodeprimidos, niños con carencias afectivas, económicas
o sociales, convalecientes de otras enfermedades, no vacunados, sin lactancia materna.
160
2. la agresividad del germen.

Cristina, Camila y la promoción de la salud


3. las condiciones del ambiente.
Es en este período donde deben evitarse las medicaciones innecesarias, la automedicación
y donde debe consultarse al médico. La consulta precoz, anticipatoria y adecuada evita
las internaciones prevenibles, las formas complicadas, las secuelas mediatas e inmediatas.
Obviamente para el logro de estos propósitos es necesario educar a la población acerca de
estos factores de riesgo en afecciones tan cotidianas como las reseñadas, crear una verda-
dera red sanitaria cercana a todos lo hogares, accesible, eficiente, oportuna, resolutiva, que
eduque permanentemente acerca de cómo mantener y promover la salud.
Es motivo de otras publicaciones algunos conceptos de la utilización de la medicación, de
la “medicalización” de la sociedad, pero son oportunas algunas recomendaciones en lo que
refiere a su utilización en las infecciones virales respiratorias.
Hay prácticas que deberían ser definitivamente erradicadas tales como:
Los “paños de alcohol”, fuente de severas y mortales intoxicaciones por alcohol metílico.
La utilización de jarabes “múltiples” promocionados por los medios masivos de comuni-
cación como elixires mágicos y suministrados sin receta y sin vergüenza en el “Polirrubro”
de la esquina que en la gran mayoría de los caso no tienen efectos terapéuticos científica-
mente demostrados y sí un número de efectos adversos y colaterales.

161
Preocuparse cuando
Las afecciones son muy frecuentes, sin períodos sanos.
Cuando producen retraso del crecimiento y del desarrollo.
Cuando limitan la vida social.
Cuando dificultan una escolaridad normal.
Cuando se requieren internaciones frecuentes o la utilización permanente de medica-
ción.
10 Situaciones de Salud y Enfermedad explican hasta el 80 % de todas las afecciones de
nuestros niños.
Educar y prevenir es nuestra obligación.
Las infecciones respiratorias son muy frecuentes en la infancia.
Cada niño padece entre 6 a 8 episodios por año, sobre todo en los primeros años de vida.
En general tienen un curso benigno autolimitandose.
No afecta el crecimiento y el desarrollo.
Este afiche fue usado por la comisión de Salud del Movimiento de los Pañales en todos
los países donde las infecciones respiratorias siguen matando niños.
8.000.000 de personas por año mueren en el mundo por causas evitables o prevenibles,
de las cuales 5.000.000 son niños. La desnutrición subyace en la muerte de 2.600.000
niños menores de 5 años por año. 800.000 por años mueren por diarrea y otros tantos
por infecciones respiratorias.

A las 18 hs Camila controla en el CAPS a Juana, de 30 días de vida. El padre trabaja


en la Cooperativa Agraria de Verónica. Su madre, de 22 años, Sandra, es empleada
doméstica de una tradicional familia de estancieros de la zona.
Alegre, inteligente e informada acerca de los cuidados a su hija primeriza
Embarazo e hija deseada. Embarazo y parto sin complicaciones. Seguimiento en la
casa por el agente sanitario del barrio cementerio, Pedro, donde viven los Ortigoza.
Fichero dinámico, vacunaciones completas, lactancia materna exclusiva.
3.200 kg peso de nacimiento. 4.000 kg al mes Examen físico normal.
Técnica de amamantamiento correcta (enseñado durante el embarazo por la
Liga local de Lactancia materna, coordinada por los Consejos Locales de salud)
Pautas de alarma inexistentes.
Camila repasa y recita sus apuntes acerca de hábitos de crianza.
Sandra, lo graba en su celular para no olvidar nada y recrear sus dudas en la próxima
consulta en un mes.
Antes del diálogo, Camila registra los datos del nacimiento de la Historia clínica
perinatal y de la consulta del mes en el Sistema Informático Municipal del Plan de
Salud Indio Sano.

En su derrotero por Maternidades de las ciudades nunca había intuído la importan-


cia de la Historia Perinatal de CLAPS/OMS.
En realidad nunca tenía tiempo de completarla.
35 minutos después finalizó el control.
Javier, el papá, la despidió con una sonrisa de agradecimiento y con un regalo. Tres
salamines producidos en la Cooperativa.
Repasemos esto de la crianza, se obligó Camila. La madre lee bien. Le dejó una fo-
tocopia para que la charlemos, con las dudas y los aportes, en le próxima consulta.
Los pañales adoptarán la medicina inclusiva. La de la gente y sus saberes.

162
Cristina, Camila y la promoción de la salud

163
ALMAFUERTE, FAVALORO
Y PETTORUTI VISITAN A CAMILA.(73)

Camila preparó el bolso. El sábado va a festejar el cumpleaños de Pablo, su compañe-


ro, que es periodista en la Radio de la Universidad Nacional de la Plata. 30 años. Asado
familiar, baile y guitarreada con los amigos, en el barrio “El mondongo” frente a la
casa donde vivió Favaloro y a algunas cuadras de la de Almafuerte, dos platenses del
alma, olvidados por el vértigo del posmodernismo, la inmediatez y el protagonismo
individualista. Algo mas alejada está la de Emilio Pettoruti.
El micro que la devuelve fugazmente a su hogar pasa a las 19 hs por la garita que esta
frente a la iglesia del pueblo ciudad.
Una semana fugaz como un segundo en el tiempo y eterna como una vida de siglos.
Colmada de sorpresas, de alegrías, de incertidumbres.
¿Cómo habrá sido lo de Favaloro en La Pampa? Era un anónimo médico de pueblo
olvidado hasta su excelencia en EEUU.
Almafuerte fue el juglar del pueblo, que lo reconocía como a uno de ellos. Trascendió
solo después de su muerte. Pettorutti fue un obsesivo y trashumante pintor platense
para el mundo.
Se durmió media hora de una semana de tensiones.
Desde un Quirófano transparente René Favaloro le contó de su amor incondicional
por la profesión. Sus hermosos recuerdos del pueblito en La Pampa, que lo vio crecer
como persona.
Almafuerte, barbado y gutural, le recitó un tramo de “Sonetos Medicinales”.
“No te des por vencido, ni aún vencido / no te sientas esclavo ni aún esclavo.” Le contó
que fue feliz por mantener sin quiebres sus convicciones de amor mas profundas.
Pettorutti evocó sus jornadas interminables de color y cubismo.

Cuando despertó se le cruzaron las dudas del camino de ida.


¿Podría ser pediatra en esa comunidad?
El tránsito nervioso le confirmó que estaba llegando a la Terminal de La Plata.

Repasando la semana Camila concluyó que el Consejo Federal de Salud era su prin-
cipal guía.
Le estaban enseñando a percibir los problemas de las familias y los niños desde la
certeza del protagonista real: la gente asumiendo su derecho a la salud, la madre y el
niño como sujetos de derecho.
En la escuela aproximadamente la mitad de los alumnos examinados presentaba al-
guna alteración funcional u orgánica. La mayoría de los problemas son prevenibles
y tratables.
En ese sistema organizado de salud el 24% de las consultas eran por controles de cre-
cimiento y desarrollo, de promoción y de prevención. Del total de consultas, en me-
nores de un año corresponden al 60,7%, de 1 a 4 años al 15,3%, de 5 a 9 Años el 9,02%
y de 10 a 14 años 7,9%.
En una población de 10.000 habitantes, con una tasa de natalidad de 16 por mil, una
Tasa de Mortalidad infantil de 5,2 por mil nacidos vivos y una Tasa de Mortalidad
Materna de 1,6 por diez mil nacidos vivos. Cifras compatibles con los países excelsos
de la salud pública. O sea, hay realidades esperanzadoras.
Tan claro el esquema como que los menores de 1 mes se enferman o mueren por
164
bajo peso, prematurez, asfixia y malformaciones congénitas.

Almafuerte, Favaloro y Pettoruti visitan a Camila


Los niños de entre 1 mes y 1 año padecen infecciones respiratorias agudas, diarrea,
trastornos de la nutrición, sepsis y Síndrome de muerte súbita del lactante.
Luego del año hay que jerarquizar las infecciones respiratorias, pensó.
Un alto porcentaje de ellas son reducibles por diagnóstico y tratamiento oportunos.
“Reducibles“ son las causas cuya frecuencia podría disminuir en función de los co-
nocimientos actuales.
Repasa mentalmente la causalidad, que no es casualidad. “Nada casual, todo causal”
decía Borges.
Otra “lluvia de ideas “ la inquieta.

Bronquiolitis: el 60% de los niños padecen un episodio antes del año de edad. Solo
el 3% se internan. Los lactantes fallecidos por Bronquiolitis tuvieron de promedio 3
contactos con el Sistema de Salud.
Síndrome Urémico hemolítico: cerca de 500 casos nuevos por año. Todos evitables.
Cardiopatías congénitas: Con diagnóstico y tratamiento oportuno sobreviven el 90%.
La neumonía de la comunidad adecuadamente diagnosticada y medicada es de tra-
tamiento ambulatorio.
La prematurez y el bajo peso al nacer se evitan con un control adecuado del embarazo.
Una adecuada capacitación en la reanimación del RN en la sala de Partos evitaría el
8% de las muertes en la primera semana de vida.
El 99% del asma en pediatría es leve-moderado, no requiriendo internación.
La obesidad, los accidentes, las parasitosis, la Hipertensión arterial se previenen.
El 70% de los niños tienen Soplos Funcionales. Solo requieren seguimiento CLINICO.
¿Dónde debemos enseñar pediatría?

En la salud en
Centros de atención primaria.
Consultorios de hospitales .
Consultorios privados.
Maternidades.
Consultorios del niño sano
Clubes.
Escuelas.
Centros comunitarios.
CON LA COMUNIDAD.

En la enfermedad
Salas de Clínica.
Salas de Emergencia.
Terapia Intermedia.
Terapia Intensiva.
Unidades de Internación neonatológica.
En las salas y consultorios de especialidades de hospitales
Pero con la clínica siempre como protagonista central y no solo en la alta complejidad.

Recordó que la semana próxima llegaban Rosa y Ernesto a rotar por el Municipio,
por convenio entre la Municipalidad y el Ministerio.
Empezó a repasar el borrador para el Programa de rotación rural de residentes y
Estudiantes. Del Programa de Residencias de Pediatría de la Pcia de Bs As. (2011)
165
Emilio Pettoruti. La pensierosa.

Objetivos del Programa


Programa que atienda las prioridades sociales.
Los perfiles epidemiológicos de la infancia.
La priorización de los problemas de la madre, el recién nacido.
El lactante, el preescolar, el niño en edad escolar y el adolescente.
Insertos en su familia, medioambiente y condición socioeconómica.
Jerarquizando la cultura de la salud a la de la enfermedad.
A la promoción y prevención sobre la reparación.
Enfatizando la asistencia de las afecciones prevalentes.
Enseñando esquemas reflexivos dada la fugacidad de los contenidos.
Generando en el estudiante la necesidad de la educación continua.
Objetivos Generales: Enseñar a
1. Conceptualizar los hábitats en el proceso de preservación de la salud y adquisición
de la enfermedad.
2. Recrear el crecimiento y desarrollo normal.
3. Incluir la concepción de Equidad y factores de riesgo, con competencias para la
promoción y prevención de conductas y hábitos saludables.
4. Conceptualizar la Historia Clínica como la herramienta fundamental con énfasis
en la anamnesis y el examen físico.
5. Normatizar la atención integral de las enfermedades prevalentes priorizando el
diagnóstico anticipatorio y precoz, la derivación oportuna y adecuada.
6. Redescubrir la clínica y la epidemiología, el aprendizaje basado en problemas, el
trabajo en equipo interdisciplinario, transdisciplinario, con actitud y aptitud para
la utilización de los conocimientos adquiridos.
7. Generar hábitos de Educación Permanente
8. Enseñar la metodología para el acceso al conocimiento permanente y la metodo-
logía de la investigación clínica aplicada.
9. Reconceptualizar la profesión médica desde un sentido ampliado basado en el
humanismo, la bioética, la actitud de entrega y servicio
10. Con un criterio cronológico para abordar estas metas.

Pablo la estaba esperando sonriente en el andén de la Terminal. Una semana de


trabajo finalizaba.
166
EL FESTIVAL DE CINE DEL MOVIMIENTO

El festival de cine del movimiento


El movimiento organizó un Festival de Cine.
Fue al aire libre, en la explanada del Ex Club Corcemar, en Pipinas, al lado del
Centro Aeroespacial.
Las máquinas fueron las Ernemann II de mi padre, del cerrado cine San Martín.
Desenrollamos la pantalla, que estaba colmada de fantasmas de tardes y noches
de cine.
Las butacas no alcanzaron. Las sillas de madera, redonditas y lustrosas eran las del
Club Juventud de Pipinas. Las mismas de los bailes de carnaval de los 70.
Los organizadores tuvieron que seleccionar los films, que prometieron hacer pali-
decer al festival de San Sebastián y al mismísimo Cannes. Los temas seleccionados
priorizaron el cine de contenido social.
Guillermo Kancepolsky, Rosa Teichman y sus amigos de La Escuela Internacional
de Cine y Televisión de San Antonio de Los Baños, Cuba. Fueron los asesores “ad
honorem contratados”. Esta crónica es solo una jerarquización de las películas mas
aplaudidas por la multitudinaria concurrencia, estimada en 12.500 personas en los
4 días, según la FM del Sur, de Bina. Estuvieron Pino Solanas, Tarantino, Polansky,
Fellini, Torres Nilsson, Puenzo y Giuseppe Tornatore.
Tuve que dar el discurso inaugural. Se me mezclaron los años, los títulos, los direc-
tores y … el guión.

- Como que la vida no es un Cabaret, No habrá mas penas ni olvido.


Traté de que La Historia oficial no me transformara en El Ciudadano, para no entrar
en la Psicosis de creerme un Tiburón, ni Los Pájaros, ni El pianista.
Como La vida es bella, aún en Los Girasoles de Rusia no tuve la necesidad de viajar
a Casablanca, ni pasar una Medianoche en París, ni estar Cantando bajo la lluvia.
Me gustó que no hubiera Tango Feroz, ni Tangos con el exilio de Gardel, porque en
el Sur, creemos más en Diarios de Motocicletas que en El secreto de tus ojos.
Luego de varias funciones encontramos varios Hombres mirando al sudeste, ningu-
no Atrapado sin Salida pero varios pidiendo La Tregua. La Patagonia rebelde, dura
y combativa como un Quebracho nos alertó acerca de La Plata Dulce y del peligro,
en Brazil, de El Beso de la Mujer Araña.
En Manhattan comimos Bananas porque en estos Tiempos Modernos continúa la
Quimera del Oro.
El cartero nos trajo un telegrama que nos contaba que estamos Solos en la Madru-
gada, con la ayuda de El zorro, en La Casa de los Espíritus. En el Estado de Sitio el
Pelotón nos indico que subiéramos al Taxi Driver sin olvidarnos que Las aguas ba-
jan turbias y que las vecinas del pueblo tienen las Boquitas Pintadas, por lo que son
mujeres con Tacones Lejanos y que siempre están cerca de Los 400 Golpes.
167
Claro que La Misión terminó en La ciudad de Dios, el día del Asesinato en el Senado
de la Nación.
Viridiana y Juana de Arco, con Amelie y Julia se conocieron con Sacco y Vanzetti,
Rocky y Ghandi.
También estuvo Doña Flor y sus dos maridos, Glenn Miller, El Pibe, el Gran Dicta-
dor, Isadora y Juan Moreira.
Cuando ya Amanece que no es poco con todo esta gente, aparecen Las cosas del
querer, por aquello de las Asignatura pendientes y por los laberintos de El Lado
oscuro del corazón.
También nos visitó el Dr. Zhivago, que con las Tres hermanas, en medio de La gue-
rra y la Paz se reencontró con Rocco y sus hermanos en Roma, ciudad abierta, aun-
que eran Made in Lanús y viajaron De Liniers a Estambul.
Los chicos de la Guerra llegaron de Malvinas con los aviones de Tora, Tora, Tora. Y los
de El puente sobre el río Kwai. Desde El Jardín de los Finzi Contini, La Pantera Rosa y el
Elefante Blanco pusieron Las reglas del Juego para que El Gato Negro y el Gato Blanco,
juntos con El gatopardo y El cisne negro, encontraran El huevo de la serpiente.
Las escenas de la vida conyugal, en El Silencio reflejaron a Fanny y Alexander, a
Bubu y a Metello que se conocieron a La Hora 25, con Las Sandalias del Pescador.
Ayer, hoy y mañana El Crimen y Pecado nos dicen que mi Primera Novia, la de El
Profesor Patagónico con La Fiaca es Un cuento chino.
Los niños del Movimiento me perdonaron. Papelón internacional.

Primero estuvo Leonardo Favio con su predominio de la imagen sobre la palabra.


Elegimos “Crónica de un niño solo” que fue su primer largometraje y ha sido conside-
rada como la mejor película de la historia del cine argentino. En ella representó sus
vivencias infantiles en las que el abandono familiar y la soledad de sus estancias en or-
felinatos marcaron su carácter sensible y reflexivo. La cinta, de gran crudeza y belleza,
cuenta con una espectacular fotografía en blanco y negro acompañada de planos téc-
nicamente perfectos de gran realismo. El niño solo, inmerso en un mundo violento.
La segunda fue “Le ballon rouge” de Albert Lamorisse, que recrea la fantasía y la liber-
tad de un niño francés y su globo rojo. Poesía e inocencia. Un niño solitario encuentra
un globo rojo... ¿o quizá es al revés? Y ambos, el niño y el globo mágico, vagan por las
calles de París.
Siguió “La Infancia de Iván” (Ivanovo detstvo) de Andrei Tarkovsky. El primer filme
de Tarkovsky narra cómo Iván, un niño ruso de fuertes convicciones, se embarca en
una complicada misión contra los nazis. Como todas las obras del director ruso, es un
relato complejo y visualmente fascinante.

168
“El pibe” de Charles Chaplin, no podía faltar. Su bella y sutil critica a los efectos de la

El festival de cine del movimiento


revolución industrial. La historia de un niño abandónico y de su circunstancial cuida-
dor, desocupado y excluido.
Bella metáfora, de las mas profundas de la historia del Cine.

Estuvo Giosue desde “La vida es bella”, resistiendo la demencial destrucción nazi y
“Toto” desde “Cinema Paradise”.
Se agregaron películas testimoniales de los niños de la calle y sus diversas formas de
subsistencia, en las “cárceles” que el mundo adulto y capitalista le ofrece en distin-
tos escenarios de la tierra.
Fueron exhibidas “La vendedora de rosas”, desde Medellín, Colombia, ganadora del
Festival de Cannes en 1998., “Estación Central” desde Brasil y “Slumgog millionaire”,
paradojalmente ganadora del Oscar en 2009.
“Las aguas bajan turbias”, “Gatica” y “Pelota de trapo” formaron parte del Programa original.
Se cerró el festival con un homenaje al creador de la pediatría nacional. “La cuna
vacía”, homenaje al Dr Ricardo Gutiérrez, escrita por Florencio Escardó.
El movimiento ha imaginado un mundo de imágenes y de fantasías.
De creatividad, de recuperación de nuestra identidad y de nuestros valores originales.
El desarrollo de una cinematografía con el sello de nuestros creativos, emergiendo desde
nuestra cultura, la de los pueblos, es una forma de desarrollo social, de fortalecimiento
de nuestro ser.

Los medios sociales, la televisión comercializada, el monopolio de las imágenes desde los
centros del poder es la sumisión y la dependencia encubierta.
Además el cine, como el circo y el teatro, es un patrimonio de los pueblos.
Los reporteros de La Noción, El Clarón, El País, The New York non Time y de Fígaro se
fueron preocupados por la adhesión de los pobladores de esta comarca a la experiencia
de un cine realista, exento de efectos especiales, Coca Loca, sin 3D, sin golosinas de baja
calidad de multinacionales y sobre todo… por las ideas que se discutieron en las sesiones.
Del cine pasatiempo al cine reflexivo.
De Scharzweneger con músculo y fuerza a “Tiempos Modernos” ridiculizando la estruc-
tura capitalista de la injusticia. Tato y Mac Carthy, escondidos en un paraíso del campo
de deportes del pueblo vociferaban improperios de ceño fruncido.
Camps, Franco y Astiz, pobres espíritus de la tortura, anhelaban mejores tiempos.
Antes de retornar a Juan, en La Plata, me tomé unos mates con mi padre, en Verónica.
Ínfimos instantes de cercanía. No comparte esto del Movimiento y mi desdoblada actualidad.
Pero me respeta. Sabio silencio sin complicidad.

169
PARA LOS PADRES
EN TODOS LOS DIAS DEL PADRE

No estoy desubicado en el tiempo. Solo eludo el carácter comercial del festejo.


Querido Papá: (Queridos padres todos).
La vida nos sigue encontrando. Nos alarga, nos acorta. Nos acerca o nos aleja… las
distancias.
Los movimientos de las articulaciones, hasta los abrazos.
Pero con las palabras no puede. Tarde o temprano encuentran su significado. Su
mensaje.

Ya de hijo adulto, quiero reencontrarme con las palabras y los recuerdos que no
hemos “repasado”.
Aquellas de agradecer tu ejemplo de esfuerzo, trabajo y honestidad. De demasiado
trabajo.
Las de madrugadas de mate y trabajo o las noches de cine y de sueños.
Las del romanticismo de tantos años de negocio, cine y garrafas.
Las de los orígenes de un pueblo pequeño pero de corazón grande.
Nuestro centenario pueblo con nombre de mujer , Verónica.
Las de esos interminables viajes a la Capital Federal en la verde “Estanciera”, o la
“amarilla” o la noble camioneta gris y generosa que nos llevó a tantos destinos con
barro o pavimento.
O el recital compartido en “El Coliseo”, el del sabio Pugliese y “La Yumba”. O los
bailes de Carnaval en el Club de al lado, el verde.
Con la familia, la espuma y el papel picado.
O las noches compartidas del Fútbol nocturno en la comarca, con caminos de tierra
y luces titilantes.
Y las tardes de cine lleno y con las sillas de casa.
O el de pegatinas de carteles en la esquina de la plaza o de estreno a porcentaje.
O las noches en el Hotel “Larre” en la Capital con cine Luxor o Ital Park.
O los viajes a Pipinas para los asaditos nocturnos de los Vagge, con farol a querose-
ne. O las vacaciones compartidas.
Todos tenemos ejemplos para dar.
El de los padres es original. Sella la historia de los próximos años.
Padre, somos distintos.
Pero por mis venas fluye la sangre de tu ejemplo inicial.

Luego inicié el camino de retorno a la realidad de mis años.


Pensé que tiene sus ventajas esto de convivir con un “otro” anterior.
Permite mejorar los desaciertos, limar rencores, vanidades y hasta recrear relacio-
170
nes desde un perfil más placentero para afrontar los nubarrones y temporales a los

Para los padres en todos los días del padre


cuales la vida te enfrenta.
Sin duda el mayor beneficio de reencontrarme con Alberto fue el de recuperar a
mi hermana, Chichí, que se fue de estos mundos muy joven. Ahora nos vemos en
nuestro origen.
Ella, pura energía, talento y compromiso desde la ansiedad de su nuevo libro, desde
la escucha de su próximo vinilo o desde esa simpatía esencial, cotidiana, que la
acercaba a mi madre Clara.
La veo con el guardapolvo saliendo de la escuela, en su cumpleaños de quince con
sus amigas, sonriendo, desde algún álamo del valle del río Negro, donde se radicó.

171
CHICHI NO TARDES

Me llamaron a la 8.01 hs por teléfono. Pensé que eras vos, Chichí. Sonó el Verónica
23, con manivela, negro y con operadora.

Me llamaron a la 8.01 hs por teléfono. Pensé que eras vos, Chichí.


Presuroso llegué sobre el final de esa estridencia nerviosa con sonido irritante. Ta-
quicárdico y casi sonriente creí recuperar algunas frases de tu eternidad.
Una vez más me equivoqué.
Era un robot en amarillo tedio que me alertaba, mecánicamente, sobre las ventajas de
cambiar y las maravillas de integrarnos al mercado atroz en que se ha sumido al mundo.
Un instintivo y no escuchado exabrupto se perdió entre los chips de esa computa-
dora , mientras mi ceño envejecido diseñaba una matinal cara de desengaño.
Quería contarte que voy para allá.
Que charlaremos los chismes de estos últimos 15 años. Que llevo fotos y algunos
videos que no viste.
Que recuperé los discos de Quilapayún, Serrat y Mercedes Sosa y los libros de Freire y
Foucalt que tiramos al vacío el día que nos allanaron el 6to. 3, allá en el 76, en La Plata.
Que estuve con Judith y Jaime, nuestros amigos guitarreros en esa peña estudiantil, en el
departamento, cuando las fuerzas de inseguridad nos abortaron el festejo de mis 22 años.
Que recién ahora te puedo balbucear alguna frase de las que nos quedaron pendientes.
Que seguro que algunos de tus espíritus han vivido en mi caparazón enquistada, en
mi ternura con espinas, debajo de esta dura piel casi mineral.
Que no te olvidé.
Que no me animé a recordarte, porque el recuerdo es solo la nostalgia de la ausen-
cia, de la tuya.
Mañana voy a General Roca al casamiento de tu hijo Juani con Rocío, que me recuer-
da al resplandor de tu sonrisa. Como el color ayón, blanco resplandeciente, percibido
solo por almas sensibles.
Fugacidades intensas, días veloces, el sol tardío de noche inminente luego de un oscu-
ro negro de tormenta. Solo y nada menos que eso es la vida que nos tocó compartir.
Por eso en la fiesta de la boda, te reencuentro, en las señales percibidas de Juani, Bruno
y Víctor.
Brindamos por el futuro de los viejos, los hijos y los cercanos nietos.
Seguro que te encuentro en el portal de esa nube rosa, al lado de la luna gorda que
enciende de luz esta larga noche.
No tardes, hermana…

Sonaba “Amutuy soledad” de los Hermanos Berbel en mi mp3 cuando Ana me abrió
el portón de entrada a casa. Al mediodía fui a despedir a Jorge.
172
CHAU JORGE

Chau Jorge
... “Mas que un nido/ quise un cielo para volar/inexplorado/ generoso/ nutrido de
sorpresas”.... Profesor Jorge Huergo.

Estuve en la Facultad de Periodismo en un homenaje a este brillante intelectual y


amigo que cometió la injusticia de dejarnos sin su alegría. Su sutil inteligencia, su
humor y su luz iluminarán por siempre los senderos de las ideas por la equidad y la
paz en latinoamérica.
Gracias por enseñarnos las cualidades primordiales de un HOMBRE comprometi-
do con la gente de su pueblo. Profundidad en los tortuosos caminos del análisis, cla-
ridad en la socialización de conocimientos, cotidianeidad y garra en su aplicación.
Desde la comodidad de la nube de esa esquina seguirás generando certezas, ener-
gías y futuros.
Con nuestra amiga Debora. Mujer esencial, del origen. Del deseo y la racionalidad.
De su hijo. De sus ideas. De su vitalidad y su sonrisa.
Los del Movimiento lo habían invitado a disertar en una de sus Jornadas. La de libertad.
No estará en presencia pero su espíritu habita el ánimo de los protagonistas de la
Revolución de los pañales.

De Periodismo en el bosque platense me fui caminando a la Facultad de Medicina.


La sombra de los arboles de esta bella ciudad me recordó el Comedor Universitario,
los recitales, los poetas, la bohemia, la alegría de esos años iniciales de esperanzas.

EL SILENCIO NO ES SALUD

Yo creo en LOS “ESTUDIANTES DE TRABAJO SOCIAL CON GUARDAPOLVO” o


sea en Médicos de excelencia con criterio social, con APS, con énfasis en la humani-
dad de la profesión, en los determinantes sociales de la salud.. O sea, también en los
trabajadores sociales y en el EQUIPO de SALUD.
No CREO en el MERCADO DE LA ENFERMEDAD.
Ni en la PRIVATIZACION DE LA EDUCACION.
SI creyera en LA MUERTE Y LA ENFERMEDAD SOBRE LA SALUD, en EL MER-
CADO SOBRE LOS DERECHOS DE LOS SUJETOS DE DERECHO, no sería MEDICO.
SERIA GERENTE O ACCIONISTA DE ALGUNA INSTITUTO DE MEDICINA, o
Administrador de alguna Clínica privada.
173
Con emprendimientos ECONOMICOS. O GERENTE de algún POLO TECNO-
LOGICO.
O Decano de una Universidad Privada.
O Médico de una cárcel, que es necesario, pero a veces, frecuentemente, deshumani-
zado por el sistema de la reclusión, el maltrato y antes, de la desaparición o apropiación.
O le mejoraría las caras a las vedettes de moda, o REPARARIA lo irreparable.
Por suerte mis viejos tenían primaria. No pudieron más porque no los dejó la in-
equidad. No porque no quisieran.
No eran ZAPATEROS, eran laburantes tan dignos como los zapateros y muchos más
dignos que algunos académicos. Esos con varios apellidos. Esos con soberbias y culpas.
Son buena gente. Solidaria. Con ganas de ser feliz y que sus hijos los ayudaran a
VIVIR SANOS.
Por suerte no me dan miedos ni los jóvenes ni las ideologías, ni mis hijos,
NI UN MUNDO MEJOR. Ni los estudiantes, que me gustan, como a Violeta.
FUERA DE LAS REGLAS DE LAS ACADEMIAS QUE VIVEN DE ESPALDA A LA
SALUD DE SUS PUEBLOS.
Y que NO atienden a su razón de ser, LOS ESTUDIANTES.

Me tome la balsa, cruce el río chocolate y estuve en Maldonado presentando “De


niños, de anónimos y de esperanzas”, uno de los motores de los pañales.

JORNADA INTERSATELITAL
DEL MOVIMIENTO DE LOS PAÑALES.
DE MONTEVIDEO A VERONICA.
DE ESPIRITUS, FANTASMAS Y LEYENDAS (74)

Nos alojamos todos en el Palacio Salvo, en la esquina de la Avenida 18 de Julio y la


Plaza Independencia, sobre las ruinas de la Confitería La Giralda, tarareando “La
Cumparsita”, tango de Gerardo Matos Rodríguez, que fue presentado por primera
vez en ese lugar de la ciudad de Montevideo.
Todos querían ser protagonistas del 4°Congreso Iberoamericano de Medicina Fami-
liar y Comunitaria, por aquello de la Calidad y Equidad en el Cuidado de la Salud.
Aún los que ya no están.
Me traje a los amigos de Cuba. Vino Carlos, ex Ministro de Salud, que me enseñó en
la isla, acerca de un Sistema Sanitario coherente con la vida y la alegría. Hospital por
Hospital. Bohio por bohío. En los Policlínicos docentes. En la casa de Niurka, médica
de familia en el Vedado, con toda la gente del barrio de “el Che” y del dominó.
“Mojitos”, Van Van, Ng la Banda y Omara Portuondo, con la “cinturita” de Benny More.
La consumación del deseo. “La insoportable levedad del ser”, diría Milan Kundera.
-La salud y el derecho al desarrollo es nuestra primera preocupación- me contó Nicolás
Guillén, la noche antes del comienzo del Congreso.
174
Jornada Intersatelital del movimiento de los pañales
Otro de mis invitados, por la España libre, fue Miguel Hernández, que promocionaba,
desde antes de su muerte y desde la cárcel de Franco, el tirano, la lactancia materna.
Luego de ponerse el piyama para ir a dormir me leyó un poema para su hijo, escrito
entre rejas
- Una mujer morena/ resuelta en lunas/ se derrama hilo a hilo / sobre la cuna.
Desde Paraguay llegó, y se alojó en la habitación 107, Anahí, la de la leyenda del ceibo
La recibió el famoso fantasma del palacio Salvo, elegante y vestido con traje francés al
corte. Transparente, etéreo, pero seductor.
La princesa vino al Congreso a redimir a su pueblo originario, los valientes guaraníes.
- Caminaré como un ceibo, roja pasión, luego de mi sacrificio en manos de los mercena-
rios españoles y mi transformación en esa flor.
Argentina Ardiles, la enfermera de familia del Indio Sano, una construcción comunita-
ria de la salud llegó en bote, cruzando el amarronado y gigante río plateado por la luna,
a contarnos -En este 2015 la Medicina Familiar y Comunitaria y l@s Médic@s Familiares
y Comunitarios y tod@s l@s trabajadores de la Atención Primaria, seguirán sembrando
senderos de futuro. Y el futuro esta en los pañales.
Al mediodía y desde el pie del monumento a Artigas, Mario (Benedetti) nos dio la
bienvenida.
- Lento pero viene, el futuro real, nos alentó. Me confesó que nunca le gustó el Palacio Salvo.
Desde EEUU, Vivi llegó acompañada de Walth (Whitman) que invitó a todos con un
café en el Mercado Viejo, frente al puerto. El poeta adhirió al Congreso y expresó:

-No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber
aumentado tus sueños. Por la noche se encontró con Galeano, Onetti y Benedetti, Los
montevideanos.
Recién llegados desde las cambiantes latitudes y climas de los valles, ríos y selvas de
esta profunda América, Fer, Mario, Jacque, Humberto, Beatriz, Inez, Kyle, Rolando,
Diana, Niurka y Zoi, se encontraron en el estar del hotel con el espíritu nuevo del
“Chueco Maciel”
- Comparto el trabajo y las alegrías con el cantegril, ya sin hambre, ya sin botín, les contó.

Cristina Kairuz mandó un email de apoyo. Trabajadora social y militante de la salud. Vi-
vía en una chacra alejada de Verónica. Presidenta del Consejo Local de Salud. En el área
rural, en el territorio de la promoción. Entre los mates y el pan casero del horno de barro
se redactó el documento que envió, destinado a la educación comunitaria de la región.
175
- Creemos en el autocuidado. En la cultura de la salud. Estamos exhaustos de reparar lo
evitable. L@s integrantes del equipo de salud familiar socializarán este “acuerdo” inter-
disciplinario e intersectorial” y lo multiplicarán en las escuelas, cooperativas, en los clubes
deportivos, en los Centros de Jubilados, en la radio local, en los medios escritos y hasta en
el Concejo Deliberante, donde tenemos una banca honoraria. La promoción y la preven-
ción solo es, si es desde la gente participando. Encontremos los excluidos, encontremos
los accesos a sus sonrisas, curemos enfermos, promovamos salud y descubramos que los
pueblos son más sabios y eficientes que los Ministerios, las Facultades y los políticos para
administrar sus derechos, en este caso, el de la salud. ¡Que viva el WONCA¡, finalizó.

Evo y Tupac llegaron pasada las 15 hs, desde el altiplano. Luchadores eternos por el
sujeto de derechos, la identidad, la felicidad y la salud de los suyos, los del origen. -
Venimos a defender el derecho a ser iguales, le expresaron al cronista de El país, que los
entrevistó en el aeropuerto

- Creo en la Medicina Familiar y Comunitaria, es original de mi pueblo- declaró Ramón


Carrillo al cronista de La República. Venía desde un largo exilio en Brasil. Obligado
por su cruel país, el mío.

Los profesores Finlay, Morquio, Mazza y Chagas lo aplaudieron desde la primera fila,
reservada a los pioneros de la salud de los pueblos latinoamericanos.
En la sala de Conferencias a “distancia” se escucharon conceptos constituyentes del
actual Congreso.
- Lo que puede la tecnología, pensé. Claro que el hardware permite conectarse, en
vivo, con las almas de tantos, de tantos siglos y tantas geografías.
Guillermo Rawson desde el cabildo de Buenos Aires en el año 1821, expresó con voz
titubeante - Los problemas sanitarios de los pobres no se resuelven excluyéndolos como
policía sanitaria, sino creando obras de infraestructura sanitaria tales como agua potable,
viviendas y saneamiento ambiental.
Carlos Alberto Alvarado desde Tilcara y su Plan de Salud Rural de 1965 en Jujuy expre-
só, vehemente y casi sin micrófono -No hay otra forma que trabajar que casa por casa,
persuadir y enseñar. Esto no se arregla ni con suero ni con terapia intensiva. La Medicina
no es la enfermedad, es la salud.
Luis Morquio desde la capital uruguaya, más precisamente desde el Asilo de Expósitos
y Huérfanos, y desde un día de sol y playa, en enero de 1894, agregó: -Les comunico
que voy a eliminar el torno. No quiero que los niños sean abandonados en forma anó-
nima. Además, propongo ayudar a las madres y evitar que abandonen a sus hijos. Ellas
son las víctimas de una sociedad sin equidad. Fue muy aplaudido por los amigos del
“Chueco”, que estaban entre los concurrentes.

Desde los testimonios del “nunca jamás”, desde la cama de un hospital, desde un
polvoriento desierto frío o desde un monte con dengue, fiebre amarilla, Chagas,
leptospirosis, hantavirosis, paludismo, urobiaisis o tuberculosis, siguieron on line
los expositores de siglos pasados.
Le llegó el turno a Carlos Juan Finlay, de prolija guayabera blanca, desde Camaguey,
en los principios del siglo XX. El “hombre de los mosquitos”, como lo ridiculizaban
los médicos del ejército invasor norteamericano en Cuba, con su sencillez, expresó
176
- Tengo la gloria de haber descubierto, y probado, que el mosquito Culex era el único

Jornada Intersatelital del movimiento de los pañales


agente transmisor de la fiebre amarilla, a pesar de que aún hoy la verdad frecuente-
mente se escribe confusa, porque los colegas del país imperialista me quisieron robar el
descubrimiento.
Aplauso cerrado de la concurrencia, menos de John y Edward, dos agentes de la CIA
que aún sueñan con otro operativo Cóndor, y se escondían como gusanos o ratas
entre el común de los congresales.
Los monitores identificaron a Gregorio Aráoz Alfaro, desde Buenos Aires, en un
invierno gris de 1910.
Les regaló “El libro de las madres” a los organizadores, a las madres y a las personas
con liderazgo comunitario.

-El mejor seguro de vida para los niños y el país son las madres.

-Recomiendo a los médicos que no pierdan de vista jamás los altos fines sociales de
nuestra ciencia y de nuestro arte, pues estamos destinados a servir a los demás antes que
a nosotros mismos; que el bien público, el alivio de las sociedades que sufren y la preser-
vación de la salud general deben ser nuestras primordiales preocupaciones.

Desde 1928 Carlos Chagas, descubridor del mal, le envía un mensaje - carta al argen-
tino Salvador Mazza y en ella le señala -Hay un designio nefasto en el estudio de la
tripanosomiasis. Cada trabajo, cada estudio, apunta un dedo hacia una población mal-
nutrida que vive en malas condiciones; apunta hacia un problema económico y social,
que a los gobernantes les produce tremenda desazón, pues es testimonio de incapacidad
para resolver un problema tremendo, le advirtió el especialista brasileño.

Mazza, inquieto e histriónico , dirigiéndose al auditorio agradeció el consejo y relató -


Fuí acusado de desprestigiar a la Argentina por “inventar enfermedades donde no las había”.
Cuando propuse quemar los ranchos en salvaguarda de la salubridad jujeña, los fun-
cionarios a través de la prensa me tildaron de “desequilibrado mental y piromaníaco”,
porque, según ellos, quería pasar a la historia exterminando un insecto “inofensivo”.

Sorprendió el último invitado de esta Sesión informática de conferencistas de siglos


anteriores. Desde el 20 de agosto de 1960, el doctor Ernesto Guevara expone con
palabras sencillas cómo se forjó su pensamiento médico social:
Empecé a viajar por América y la conocí entera. Por las condiciones en que viajé, prime-
177
ro como estudiante y después como médico, empecé a entrar en estrecho contacto con
la miseria, con el hambre, con las enfermedades, con la incapacidad de curar a un hijo
por la falta de medios, con el embrutecimiento que provocan el hambre y el castigo con-
tínuo, hasta hacer que para un padre perder a un hijo sea un accidente sin importancia,
como sucede muchas veces en las clases golpeadas de nuestra patria americana. Y em-
pecé a ver que había cosas, que en aquel momento, me parecieron casi tan importantes
como ser un investigador famoso o como hacer algún aporte substancial a la ciencia
médica: y era ayudar a esa gente. Comprendimos perfectamente que vale, pero millones
de veces más, la vida de un solo ser humano que todas las propiedades del hombre más
rico de la tierra.

A las 19 hs era la Sesión Plenaria. Anahí llegó de la mano del fantasma del palacio.
Un romance de Congreso. Pasearon por la rambla y ciudad vieja, acurrucados y
sonrientes. Dos existencias frágiles, sufrientes, humanizadas por el amor.
Por la noche hubo “pasadas”. Miles de murguistas y muchos tablados. Los Olima-
reños, NTVG, Larbanois-Carrera y Viglietti juntaron una multitud en las orillas del
Plata, inmenso mar dulce que reflejaba luces marrones y rojas, de artificio, irradia-
das desde un sol ya somnoliento, en el horizonte.

Estuvieron Doña Soledad, Becho con el violín, el Botija maula, el “canario” Luna,
Stephanie, Mujica que llegó tarde en motoneta, habitantes de Isla Patrulla, Martí y
La Niña de Guatemala, Carlos Gardel y “cococho” Alvarez.

Pedro Fígari. Candombe, chica y bámbula.

Pedro Figari exultante de colores y de derechos nos pintó en escenas de la ciudad


colonial a todos los Congresistas de Latinoamérica. Hasta Van Gogh, palideció de
envidia. Juanito Laguna se acerco para enviarle las felicitaciones de su papá de fic-
ción, Antonio Berni.
Artigas no fue, pero estuvo muy bien representado por sus descendientes, en este
caso los uruguayos de la salud. Estaba con los de la Suciedad Real, intentando defi-
nir los términos de su reforma agraria.
Estuvieron los Académicos, los funcionarios políticos, los estudiantes, los Médicos
178
residentes, los trabajadores de la salud y la comunidad. Como es esperable en la

Jornada Intersatelital del movimiento de los pañales


planificación de la salud de un país solidario.
La Facultad de Medicina de la UDELAR está situada en Montevideo, pero descen-
tralizada en el territorio uruguayo. Es una facultad, centrada en el estudiante, basa-
da en los problemas complejos prevalentes, con participación comunitaria y trabajo
territorial, con la estrategia de la Atención primaria de la salud, con priorización de
la promoción, prevención, extensión e investigación.
Su capital humano es funcional al objeto sublime: LA SALUD DE SU PUEBLO.
Trabajan en Unidades docente asistenciales distribuidas en ciudades y pueblos, con
la tutoría de la Casa de Estudios.
Tienen un equipo de salud, estudiantes de Medicina, residentes, agentes sanitarios,
que NOMINALIZAN A LOS VECINOS, los visitan en sus casas, los controlan y
desarrollan acciones de promoción, prevención e investigación.
Van pudiendo contra la HEGEMONIA DE LA ENFERMEDAD, contra las LEYES
DEL MERCADO DE LA SALUD
A pesar de nuestras historias, la que nos desmembró, somos hermanos de río.
Este vital Río de La Plata, que nunca separó a sus pueblos, nos une por siempre a
los Hijos de Artigas.
Ni Peñarol ni Nacional ni Cerro jugaban en el Centenario.
“Sentado en el Cordón de la vereda” hubo murga, candombe, pasadas y “Angelitos
Negros”. Onetti, Benedetti, Galeano, Zitarrosa, Los Olimareños, Viglietti, Araca La
Cana, Falta y Resto, el Canario Luna y Tabaré Cardozo viven en el aire y en las letras
de mi casa.
Espero que el fantasma se haya quedado en Montevideo.
La salud es un derecho del pueblo y una responsabilidad del Estado, aún en los
lugares más apartados de nuestros países, no sólo para acciones curativas, sino
también preventivas y de promoción de salud, con el territorio como escenario
Sigamos enfrentando las estructuras para poder encontrar, entre todxs las sonrisas
de nuestros niños del futuro y nuestra identidad en salud.
Solo con las ideas de la salud como derecho.
La historia es nuestra. El futuro entretodxs.
Hasta los fantasmas y las leyendas coinciden con los botijas de los pañales.

Esta actividad fue integrada a la red satelital. Una pantalla gigante y la comunicación
en directo permitió que el Movimiento la difundiera en todo el partido de Punta Indio,
distrito capital del movimiento Universal. Hablé con Alberto que me confirmó que la
recepción fue perfecta. Me contó que Camila estaba feliz y trabajando con gran convic-
ción, lo cual me tranquilizó.

179
WILSON

Wilson era un “botija” que vivía en carnaval. Habitaba la fría piedra cuadriculada de
la ciudad vieja en Montevideo.
Soñaba con jugar en Nacional y debutar en el Centenario.
Eduardo Galeano le hubiera puesto pluma a su talento y goles a sus sueños.
Mario Benedetti lo recuerda con tantos nombres en sus cuentos montevideanos y
del mundo.
Tabaré Cardozo y el “Canario Luna” lo invitaron a una murga.
Balbis, Onetti y Forlán a matear en la costanera.
Pero Wilson estaba esperando el llamado del “maestro” Tabarez.
Ama la celeste y es su obsesión en las noches con frío y miedo.
En alguna calle de ciudad vieja, eludiendo a la cana y a la “parca”.
Con “caño” y “sombrerito” incluido.

180
LOS NIÑOS NO MUEREN

Wilson
¿Que es esto de la mortalidad infantil?, se preguntaba Camila.
¿La Argentina tiene mayor mortalidad infantil que Uruguay, Chile, Cuba y Repú-
blica Dominicana?
¿Y lo de las muertes reducibles?
No sabía que todas esas historias del Hospital y de las Neonatologías tenían histo-
rias de carencias, de analfabetismo, de adolescencias, de necesidades básicas insa-
tisfechas, de falta de trabajo.
La recopilación del Consejo Vecinal de Salud es excelente.
¿Es casual o causal que no lo hayamos leído antes en ningún ateneo en el Hospital
o en la Facultad?
Me pasé la vida atendiendo prematuros, Bajos peso, cardiopatías congénitas.
Puedo recitar las normas de Sepsis en el Recién nacido y discriminar una cardiopa-
tía cianótica de una no cianótica.
Sin embargo, la raíz del problema nunca fue clara. Claro que en este Municipio lo que
vale es la Promoción y la Prevención, precisamente para hacer estas muertes reducibles.

El micro de retorno estaba repleto.


Los lunes tan temprano había éxodo desde la ciudad al pueblo ciudad. Para trabajar .
Hacía frío. La niebla amenazaba desde el parabrisas.
Las luces de los autos se desvanecían en laminillas derretidas por el vapor. El sol no
alumbraba otra madrugada de invierno en la pampa deprimida del Salado.
Hoy empezaba el 2do Módulo del Programa Materno Infantil Municipal, destinado
al cuidado de las embarazadas del distrito

En la tiniebla del asiento 27, al lado de la ventanilla, leía las tinieblas de tantas
muertes evitables, sin nombre pero con números para reflexionar acerca de su fun-
ción como pediatra y defensora de los derechos humanos de los pañales.

181
UN ANALISIS DE LA MORTALIDAD
INFANTIL EN LA ARGENTINA

Las principales causas de muerte en el período neonatal en la Argentina están re-


lacionadas con la prematurez y el bajo peso al nacer, asociadas además a dificultad
Respiratoria y sepsis bacteriana del Recién Nacido.
Las malformaciones congénitas en general y las del corazón en particular están
entre las primeras causas de defunciones en este grupo etáreo.
Se deduce de ello que la mortalidad del recién nacido está relacionada con moti-
vos anteriores a su nacimiento, mas específicamente al embarazo, al momento de
su nacimiento y al cuidado posterior.
Es claro que en la primer semana de vida es donde se producen la mayor concen-
tración de defunciones y dentro de ella en las primeras 72 hs y dentro de este
lapso, en el primer día.
La prematurez y el bajo peso al nacer generan el 19% de las muertes en el primer
mes de vida. La dificultad respiratoria del RN deviene habitualmente de la prema-
turez y genera el 16% de las muertes totales en este período.
La sepsis bacteriana del RN es una consecuencia de la infección institucional
en RN prematuros y con bajo peso al nacer y genera el 9% de las muertes en el
primer mes.
La mortalidad por malformaciones congénitas y cardiopatías congénitas generan
un 20% de la mortalidad en este lapso.
El criterio de reducibilidad nos alerta acerca de la disminución de estas muertes
con medidas simples, permitiendo evitar cerca del 60% de las mismas.

En primera instancia el adecuado control del parto, el nacimiento en Maternida-


des con las Condiciones Obstétricas Neonatales Esenciales (CONE), la derivación
oportuna de la madre antes del nacimiento a servicios de Máxima complejidad,
la presencia de redes de UCIN (Unidades de Cuidados intensivos neonatales), el
diagnóstico antenatal y la consiguiente derivación adecuada de las malformacio-
nes y de las cardiopatías congénitas, el control de la infecciones nosocomiales, el
seguimiento del RN en los primeros 10 días de vida, entre otras parecen ser medi-
das tendientes a mejorar esta realidad.
Fuente: Estadísticas Vitales. Información básica 2011.Dirección de Estadísticas e
Información en Salud. Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación.

DISTRIBUCIÓN DE LAS MUERTES NEONATALES SEGÚN CRITERIOS DE REDUCIBILIDAD.


República Argentina, 2008. (75)
182
Un análisis de la mortalidad infantil en la Argentina
Reducibles por diagnóstico y tratamiento oportuno en el embarazo 34,2%.
Reducibles por diagnóstico y tratamiento oportuno en el parto 9,8%
Reducibles por diagnóstico y tratamiento oportuno en el recién nacido 12,0%
Difícilmente reductibles 39,1%
Hay exageradas brechas entre las provincias de Argentina, entre ciudades de una
misma provincia, entre pueblos de un mismo municipio, entre barrios de una mis-
ma ciudad.

Causas de Mortalidad Cifras %


Todas las causas 5751 100
1. Prematurez y Bajo peso al nacer 1075 19
2. Dificultad Respiratoria del RN 901 16
3. Malformaciones Congénitas 809 14
4. Sepsis Bacteriana del RN 511 9
5. Otras afecciones respiratorias del RN 430 7
6. Malformaciones Congénitas del Corazón 360 6

Tabla 5. Principales Causas de muerte en el Periodo Neonatal. Argentina. 2011.(76)


Fuente: Estadísticas Vitales. Información básica 2011.Dirección de Estadísticas e Información en Sa-
lud. Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación.
10 Causas explican el 81% del Total.

Causas de Mortalidad Cifras %


Todas las causas 3.127 100
1. Malformaciones congénitas del Corazón 314 10
2. Neumonía 223 7
3. Síndrome de Muerte súbita Infantil 211 6,7
4. Otras malformaciones Congénitas 191 6,1
5. Septicemia 154 5
6. Accidentes que obstruyen la respiración 128 4
Todas las demás causas 1548 49

Tabla 6. Principales Causas de muerte en el Periodo Post Neonatal. Argentina. 2011.(76)


10 Causas explican el 50.5 % del Total

Cuando analizamos las causas de mortalidad infantil en el primer año de vida en


la Argentina, o sea la sumatoria de la neonatal y postneonatal, concluímos que 5
causas explican el 90% del total
Del total de 8878 fallecidos en 2011 en el primer año de vida, 4.087 (46 %) tenían
menos de 7 días y 1.664 (18.7%) entre 7 y 27 días de vida.
De allí que 5.715 (64.7%) de las muertes del primer año de vida ocurren en el primer mes.
De estas 3.519 (el 60%) son muertes reducibles con las medidas previamente ex-
183
plicitadas.

Entre los 28 días al año de vida se mueren 3.127 de los 8.878, o sea el 35,2% del total.
De esos 3.127, el 67,4% (2.108) son muertes reducibles

En síntesis: en el primer año de vida el 64% de las muertes son reducibles.


En total se mueren 24.3 niños menores de un año por día, 1 por hora.
15.4 muertes podrían reducirse por día. 5.627 por año.

5 Principales causas de muerte en el Primer año de vida. n %


Argentina 2011.
Afecciones originadas en el Período Perinatal 4.329 48%
Malformaciones congénitas Deformidades Anomalías Cromosómicas: 2.220 25%
Enfermedades Respiratorias 764 8%
Enfermedades Infecciosas y Parasitarias 377
Causas Externas 262

Tabla 7. Principales causas de muerte en el primer año de vida.

Sobre un total de Total de 8.878 muertes las causas expuestas suman la escalofrian-
te cifra de 7.952 defunciones.
Nuevamente las afecciones perinatales marcan la direccionalidad de la Gestión Sa-
nitaria. Un cuidadoso cuadro nos permite aprehender las peculiaridades del evento.

Tabla 8. Muertes en un año, según edad. 2011. deis. República Argentina.


184
LA FERIA DEL JUGUETE DEL MOVIMIENTO

La feria del juguete del movimiento


La arqueología nos ofrece una reconstrucción de las formas de vida pasadas y de
las sociedades en que se desarrollan. Y como ciencia global del pasado, el mundo
del juego y del juguete no podía ser ajeno al movimiento. Organizamos una feria
en el Salón de Usos múltiples de La Viruta, un paraje rural del nuevo Municipio de
Punta Indio. Sin sponsors, sin marcas internacionales, sin la comercialización que
transformaron a un objeto del placer en un instrumento de inequidad. Juguetes
para los adultos y los niños, fue la consigna. Por la descomercialización de lo lúdico.
El juego como derecho.
La tarde era templada y las nubes rosas dibujaban figuras que parecían jugar. Los
niños del distrito llegaron en carros, caballos y bicicletas.
Los reporteros internacionales en camionetas polarizadas con micrófonos y cáma-
ras exóticas. Los alumnos de las escuelas del distrito se liberaron de prejuicios y
dijeron sus verdades.

-Uno de los primeros aspectos que confirma el arqueólogo en el estudio de la histo-


ria de los juguetes es su escasa evolución, al menos conceptualmente, a lo largo de la
historia del ser humano. Los juegos y los juguetes que se utilizaban hace 2.000 años
son prácticamente los mismos que los utilizados durante el siglo XX.(79), dijo Manuel,
del 3er grado de la Juana Azurduy.
-Sólo podríamos encontrar dos o tres hitos en la industria lúdica. En primer caso, la
industrialización del juguete en el final del siglo XIX y principios del XX. Es la época
de la proliferación del juguete de hojalata, material que sería sustituido en los años
50 y 60 del siglo XX por el plástico. El último cambio trascendental pasaría por la
digitalización del juego y del juguete a finales del XX y principios de este siglo, prác-
ticamente desbancando al juego tradicional y generando crecientes poblaciones de
niños adictos a la mecanización y la lógica del capital, con rasgos de individualismo,
pobre reflexión y estímulo a la competencia como núcleo, expresó, casi sonrojada
Laura del 5to de la Normal.

¿El juguete nació como un instrumento lúdico o ritual?

Una pequeña piedra caliza con aparente forma de erizo ha sido interpretada como
un juguete. Apareció en el yacimiento de Stonehenge (Gran Bretaña), y estaba aso-
ciada a una tumba de un niño fechada entre 800 y 20 a.C Otros investigadores
afirman que las bramaderas eran antiguos juegos: pequeñas placas de hueso que se
ataban a una cuerda y se hacían girar, provocando un ruido. Sin embargo, las dudas
sobre su carácter lúdico son más que evidentes.

El Juego Real de Ur era un juego de mesa, fechado en torno al 2600 – 2400 a.C. Sus
185
características y sus reglas fueron descritas en una tablilla cuneiforme datada en el
siglo II a.C.

- Es uno de los primeros juegos de mesa de la historia, contó Pilar, la de trenzas de Las
Pipinas.

-En el antiguo Egipto encontramos algunas representaciones artísticas que podría-


mos considerar descripciones de actividades lúdicas. Abundaron los juegos de mesa
en el Egipto faraónico.

-Grecia creó los juegos olímpicos en el año 776 a.C., cuyo espíritu todavía se mantie-
ne, salvando distancias en la actualidad. Las representaciones en la cerámica ofre-
cen detalladas descripciones de los deportes practicados por los griegos. Los juegos
de entretenimiento para adultos (carreras de circos, luchas de gladiadores, etc.) fue-
ron de vital importancia en el mundo romano. Aunque más del ámbito competitivo,
nos revelan los divertimentos de griegos y romanos. Muchos juguetes de esta época
tienen un carácter adivinatorio. Es el caso de las tabas o de los trompos, afirmó Anne
de France Press.

-La función del juguete no ha cambiado, a lo largo de los tiempos. El juguete ha sido,
es y será el reflejo de cada época, cada civilización y cada momento de la historia.
-Hay evidencias arqueológicas que sitúan los primeros juguetes en Mesopotamia.
Hace más de cinco milenios los niños babilonios ya utilizaban las tabas para sus
propios juegos. No eran más que huesos de corderos o de animales rumiantes.
Se conservan pequeñas miniaturas de casas, armas y muñecas en el antiguo Egipto,
destinadas tal vez, a familiarizar a los más pequeños con las tareas propias a realizar
en un futuro. En la tierra de los faraones, los niños menos privilegiados se confor-
maban jugando a la pelota, hecha a partir de juncos. Mientras las pequeñas aristó-
cratas se deleitaban maquillando a sus muñecas, agregó Alcira Perlini, mi maestra de
la Escuela N° 15.

Las muñecas han sido una constante a lo largo de la historia: de barro, marfil, hue-
so o madera y contaban con todo tipo de complementos como podían ser: cunas,
barreños, culminó.
Las muñecas sobrevivieron a la caída del imperio y fueron evolucionando.
En torno al siglo XVI las creaciones se volvieron más complejas. Se van a articular y
se incorporaron nuevos materiales. Por esa época también fueron muy comunes los
soldaditos de plomo, fabricados en Alemania.
Las muñecas visten como sus pequeñas propietarias, al mismo tiempo que son
acompañadas con diferentes artículos de uso doméstico como muebles, vajillas…
etc. Mientras que los niños y niñas de clases menos pudientes se conformaban con
muñecas de trapo o caballitos de madera.

-Dos siglos después (siglo XVIII) en Europa se vive una auténtica revolución indus-
trial, y con ella una nueva era que incidirá en el mundo del juguete. A medida que
avanza el siglo se van extendiendo también los juegos de carácter instructivo y por
primera vez se empieza a hablar de juguetes , explicó la psicopedagoga Ana.

Sin embargo la auténtica revolución del juguete vendrá sobre el siglo XX. Momen-
186
to en el que aparecen los juguetes eléctricos. Joshua Lionel Cowen creó un tren

La feria del juguete del movimiento


eléctrico como reclamo para el escaparate de su juguetería. Después de cientos de
peticiones, acabó por convertirse en un clásico en la industria juguetera.

En 1952 nació un singular juguete: ‘Mr. Potato”, que fue el primer juguete anuncia-
do en televisión, aunque su imagen era muy distinta a la actual. El juego en sí cons-
taba únicamente de una serie de piezas (brazos, nariz, bigote…) que se pinchaban
sobre una patata real, que dio nombre a Mr Potato Head. Basado en la idea de que
los niños disfrutan al jugar con la comida. Una patata, que llegó a ser el juguete más
vendido de toda la historia.

Uno de los juguetes más arcaicos y populares fue el yo-yo. El primer registro co-
rresponde a la Grecia del 500 a.C. Diferentes excavaciones arqueológicas sacaron
a la luz vasijas con el dibujo de un niño jugando con un yo-yo. Se piensa que este
juguete es originario de la antigua China Imperial. Eran construidos de madera o
terracota. En 1790 llega a Europa, y de allí a América.

Ya en el antiguo Egipto, los niños tenían armas y muñecas. Se dice que, mientras
las niñas aristócratas jugaban a maquillar a sus muñecas a semejanza de Cleopatra,
los niños más pobres se divertían con una pelota hecha de juncos. Los romanos, por
su parte, también eran asiduos jugadores de tabas y se divertían con pelotas, yoyós
y peonza.

Las muñecas se construían en base a la imagen de los seres humanos. Son los jugue-
tes más emblemáticos de toda la historia y a través de sus diseños se puede apreciar
cómo se veían y cómo se vestían las personas en las diferentes épocas.
En la época grecorromana, eran comunes las fabricadas en barro, marfil, hueso o ma-
dera y contaban además con todos sus complementos. Las muñecas sobrevivieron a
la caída del imperio y fueron evolucionando. Tal fue su perfeccionamiento que en el
Renacimiento, llegaron a ser, en la mayoría de los casos, un artículo de lujo y el regalo
perfecto de reyes.

187
- Los soldaditos de plomo eran un lujo de los más pudientes. Los niños y niñas más
humildes, jugaban con caballitos de madera y muñecas de trapo o de cartón.

- Sin duda, la mayor transformación que vivieron los juguetes fue en el siglo XX,
cuando se comienza a utilizar el plástico en una búsqueda de crear objetos más lim-
pios y seguros para los niños y, a su vez, abaratar el costo de estos elementos lúdicos.
Curiosamente, los primeros videojuegos surgieron unos pocos años después que sur-
gieran las primeras muñecas de plástico, a fines de los años 40. La electricidad tam-
bién supuso un cambio.
Hoy, la tecnología es la clave de los juegos y juguetes; sin embargo, estos nuevos pro-
ductos coexisten con clásicos como los autitos y los ositos de peluche que, podrán
transformarse, pero jamás desaparecer.

El primer osito de peluche nació en 1902 en homenaje a un oso liberado por el pre-
sidente americano Theodore Roosevelt en una cacería; fue por eso que se denominó
“Teddy Bear”.

Obviamente los niños nunca opinaron acerca de la inconveniencia del uso de estos
peludos alergénicos y antihigiénicos.
El yoyó, uno de los más antiguos, fue el primero en llegar al espacio, cuando en 1955
se utilizó para analizar la gravedad.
La idea de la popular muñeca Barbie surgió en 1959, cuando la esposa del director
de la firma Mattel, Ruth Handler, percibió que su hija prefería jugar con muñecas de
características adultas que infantiles, lo cual demuestra la prevalencia del mercado
sobre la necesidad de los niños.

Los juguetes siempre han estado unidos a las actividades infantiles; se han encon-
trado restos muy antiguos de muñecas, muebles en miniatura, carritos y animales
sobre ruedas, y guerreros en actitud de combate, en diversas partes del mundo. En
el museo del Louvre se conserva un jabalí sobre ruedas, que data del año 2000 a.
de c., y la cometa ya era conocida en china tres siglos antes. En la antigüedad, los
juguetes se regalaban en celebraciones determinadas y tenían significados diversos.
Por ejemplo, al nacer se regalaban variados juguetes al niño, que eran consagrados a
los dioses; el día de su boda, las jóvenes regalaban sus muñecos a la diosa del amor,

188
y el conocido sonajero era considerado como un medio para proteger al niño de la

La feria del juguete del movimiento


mala suerte.
Desde esas lejanas épocas, siempre han estado presentes juguetes como las mario-
netas, el caballo o el aro.
Desde la Edad media hasta el siglo XVIII, los juguetes fueron fabricados por diversos
artesanos, como joyeros, faroleros y cardadores, y luego eran vendidos a clientes
privilegiados.
En el siglo XIX apareció, gracias al desarrollo industrial, el juguete barato. Las ma-
quinas laminaban, cortaban y troquelaban unos juguetes de metal ligero (hierro, co-
bre, cinc) o de cartón, cuyos partes eran soldados o sujetadas con grapas, y luego se
decoraban. El movimiento de los juguetes, se obtenía por procedimientos antiguos,
como los mecanismos de cuerda, o bien por otros inventos del siglo XIX: el vapor
y la electricidad impulsaron barcos y entre 1895 y 1900 surgió toda una generación
de juguetes eléctricos.

El juguete electrónico es característico del siglo XX. Los juguetes teledirigidos funcio-
nan por medio de un control electromagnético, por células fotoeléctricas o también
por la voz, gracias a un microprocesador que reconoce las palabras.
El juguete actual y el antiguo comparten su vínculo con la realidad. La historia de
los medios de transporte se encuentra mini autorizada en el juguete, en todas las
épocas. Los juguetes militares surgieron a raíz de las guerras; la aventura espacial de
fines de siglo XX dio origen a una generación los juguetes orientados hacia el futuro:
vehículos espaciales, trajes de astronauta, juegos intersiderales; también han apareci-
do nuevos héroes, como consecuencia de las emisiones de televisión.
También hay juegos y juguetes para toda la familia: juegos de mesa de tableros cua-
drados, dados en forma de cubo, fichas geométricas con forma de pirámides y octae-
dros; bloques de sólidos geométricos que sirven para construir edificios, casas, autos;
objetos musicales, como las cajas, que funcionan con cuerda; triángulos , tambores y
tubos, son algunos de ellos .
En navidad también se elaboran diversos juguetes y elementos decorativos, como la
estrella de Belén, los móviles, los cubos; y las esferas entre otros.

Con el advenimiento del movimiento seguramente será necesario modificar el acceso a lo


lúdico, la equidad del juguete y de la alegría. “Por un juguete para todos , reza el slogan”.

189
CHOCOLATE, PASTELITOS, CUENTOS,
CANCIONES, TEATRO, TITERES Y NIÑOS

Carrera de embolsados, salto a la soga y campeonato de barriletes.


Globos, plastilina y crayón.
Las abuelas hicieron una gran olla de chocolatada y pastelitos de membrillo.
En el campo enfrente del Club Alvarez Jonte. Estuvieron el gaucho Ferreyra y los
Santoro, que son originarios de la zona.
Luego de los premios la sección cultural, con invitados de siglos y de muchos lados.

- Pensando se queda el niño moribundo, pensando como cambiar su estrella/esa es-


trella que está sin luz, esa estrella que es su vida,/su vida está marcada por el hambre,
con el hambre muere su corazón,/y su corazón vive soñando con una vida mejor.
- Nací el 2 de abril de 1805 en Odense, Dinamarca, expresó Hans Christian Andersen.
Mi familia era tan pobre que en ocasiones tuve que dormir bajo un puente y mendi-
gar. Era hijo de un zapatero de 22 años, instruido pero enfermizo, y de una lavandera.
- Dediqué a mi madre el cuento «La pequeña cerillera», por su extrema pobreza, así
como «No sirve para nada», en razón de su alcoholismo.(80)
Fue muy aplaudido por todos los niños que leyeron sus cuentos por siglos.
- Yo soy Judith Akoschky y hago letras y música para los niños.
Hablo de sapos, de cigueñas y de lagunas. Con “Ruidos y ruiditos” he descubierto un
nuevo horizonte musical, nuevas significaciones…
- En “Cuento de medianoche” recuerdo que era de noche y Juan no se podía dormir.
Le dio cuerda a su osito de peluche y la cajita de música que tenía en su pecho comen-
zó a sonar.(82) Algo mas nos contó en “La música en la escuela infantil (0-6) “
Luego fue el turno de Hugo Midón con su “Canción de derechos torcidos”(83)
Nos dice :
- Miramos la misma luna,/buscamos el mismo amor,/tenemos la misma risa,/sufri-
mos la misma tos./Nos dan las mismas vacunas/por el mismo sarampión,/hablamos
el mismo idioma/con la mismísima voz./Yo no soy mejor que nadie/Y nadie es mejor
que yo/por eso tengo los mismos derechos,/que tenés vos.

Fué un innovador, creador fundamental que revolucionó la comedia musical argen-


tina y el teatro infantil. Junto a Carlos Gianni conformó una de las duplas creativas
más importantes del género en habla hispana. Durante 40 años crearon más de 20
comedias musicales y alrededor de 300 canciones que ya forman parte del cancionero
popular infantil.

Las Heladería Micky, la del Tano Bina y la de Bini trajeron dulce de leche, sambayón y
verde pistachio para los infantes exultantes del movimiento, antes de la función de títeres.
Una mañana los sapos lo vieron muy feliz a la orilla del agua.(84)
-¿Por qué estás tan contento? –le preguntaron. Y el sapo respondió:
- Anoche tuve un sueño maravilloso. Soñé que era sapo. De Javier Villafañe en Los
sueños del sapo
- Naci en Buenos Aires el 24 de junio de 1909. Fui poeta, escritor y, desde muy peque-
ño, titiritero. Con mi carreta La Andariega viajé por Argentina y varios países america-
190
nos realizando funciones de títeres. En 1967, mi libro “Don Juan el Zorro” es objetado

Chocolate, pastelitos, cuentos, canciones, teatro, títeres y niños


y retirado de circulación por la dictadura militar imperante en Argentina.
Decidí abandonar el país y radicarme en Venezuela donde, trabajando para la Univer-
sidad de Los Andes, fundé un Taller de Títeres para formar artistas de esa disciplina.
Con un teatro ambulante recorrí el camino de Don Quijote a través de La Mancha, en
España. En 1984 retorné a la Argentina.
Fui autor, entre muchos otros libros, de Los sueños del sapo (Hachette), Historias de
pájaros (Emecé), Circulen, caballeros, circulen (Hachette), Cuentos y títeres (Colihue),
El caballo celoso (Espasa-Calpe), El hombre que quería adivinarle la edad al diablo
(Sudamericana), El Gallo Pinto (Hachette) y Maese Trotamundos por el camino de
Don Quijote (Seix Barral).
-Muchos de mis colegas los caballeros de la tercera edad suelen decir: Hay viejos jó-
venes y jóvenes viejos.
Y no es cierto. Los viejo son viejos y los jóvenes, jóvenes. Esta perogrullada no tiene
vuelta de hoja
Oriundo de San Rafael,(85) provincia de Mendoza, Ariel Bufano nació en 1931. A los
nueve años ya fabricaba sus propios títeres y a los diecisiete se enroló como discípulo
de uno de los más prestigiosos titiriteros argentinos: Javier Villafañe. Con él aprendió
la esencia de esta disciplina artística y recorrió la provincia de Buenos Aires, funda-
mentalmente los barrios de la “periferia”.
En un gran elefante, que ocupó todo el espacio, llegó Elsa Isabel Bornemann(81) una
escritora de cuentos, canciones, novelas y piezas teatrales para niños y jóvenes.
- Durante la última dictadura militar que gobernó Argentina, autodenominada Pro-
ceso de Reorganización Nacional, mi libro “Un elefante ocupa mucho espacio” fue
censurado y yo pasé a integrar la lista de autores prohibidos. Ese mismo libro integró
la Lista de Honor de IBBY (International Board on Books for Young People).
- En Un elefante ocupa mucho espacio todo lo que sucede es que los animales de un
zoológico hacen una huelga, someten al dueño a las humillaciones que recibieron de
los hombres y luego se exilian.
- Un pasito para allí/no recuerdo si lo di /Un pasito para allá,/ay, qué miedo que me da.
En la escena del baño de Gaby, Puenzo en “La historia oficial” nos da una primera
señal; una advertencia de que algo raro hay en esa escena familiar e intima.
Nace una especie de angustia pero no sabemos porque.
La letra de la canción de la niña es simbólica: “En el país del no me acuerdo” y es de
María Elena Walsh.
No por nada esa niñita esta cantando que se le perdió la memoria. Eso es intrahistoria.

El helado no alcanzó. Las tortas de las abuelas , de chocolate, dulce de leche y crema pas-
telera fueron también insuficientes. Los pastelitos racionados.

Es que los niños de la Revolución de los pañales son golosos, como todos los niños.

191
MAMASANA

Los del Consejo Federal del Indio Sano y los de los Pañales organizaron una reunión
“educativa” con el pueblo. Aprendieron de ellos. Como siempre, explicitó Paulo Freire.
-“Tu me haces preguntas y yo te escucho. Y te digo que no tengo respuestas. Las res-
puestas has de encontrarlas tu solo”, nos dejó dicho Walth Whitman antes de volver
a su lejana aldea.

Otro documento desde la comunidad para las madres de la comunidad.

1.¿Qué es el control prenatal?


Es el conjunto de entrevistas o visitas programadas de la embarazada con el equipo
de salud, con el objetivo de vigilar la evolución del embarazo, y obtener una adecua-
da preparación para el parto y la crianza del Recién Nacido (RN).

2. ¿Cómo debe ser el control prenatal?


Debe ser Precoz, Periódico, Completo y de Amplia Cobertura.

Precoz: La primera consulta deberá hacerse en los primeros 3 meses de embarazo,


de ser posible luego de la falta de la última menstruación. El primer control es muy
importante para confirmar el embarazo y para calcular la edad gestacional.

Periódico: La frecuencia deberá ser 1 vez por mes, salvo que el médico o el personal
encargado del control consideren que son necesarias consultas mas frecuentes. De
no ser posible, 5 consultas durante todo el embarazo.

Completo: Debe abarcar todos los aspectos relacionados con el embarazo, con el
parto y con el cuidado del RN.

Amplia Cobertura: El porcentaje de la población controlada deberá ser lo mas alta


posible (lo ideal es que comprenda a todas las embarazadas), para poder disminuir
las complicaciones para la madre y su RN.

RECORDAR

Que controlando el embarazo todos los meses o por lo menos 5 veces durante todo el
embarazo, disminuimos las complicaciones del embarazo y del Recién Nacido, como
la prematurez, el bajo peso, la hipertensión, la diabetes, las infecciones y las muertes.

3. ¿Cuánto dura el embarazo normal?


La duración media normal del embarazo es de 280 días (9 meses).
Se considera que un recién nacido (RN) nació de término entre las 38 y 42 semanas.
Por debajo de 38 semanas se considera prematuro, y por encima de las 42 semanas
postmaduro.
4. ¿Qué se debe controlar?
En todos los controles se deberá controlar el Peso, la Tensión Arterial y la Altura
192
Uterina.

Mamasana
Con el peso podremos determinar la evolución normal del embarazo y el estado
nutricional de la madre y su niño.
Con la tensión arterial determinaremos si la madre presenta Hipertensión Arterial.
Con la medición de la altura uterina determinamos el Crecimiento del Feto.
Una madre deberá aumentar durante el embarazo entre 8 y 16 kg.

5. ¿Qué alimentos y que suplementos deben recibir las embarazadas?


La embarazada deberá comer de 4 a 5 veces por día, alimentos variados.
Todo tipo de carnes (vaca, pollo, cordero o pescado) y víceras (higado riñon, seso),
además de leche, huevos, verduras variadas (sobre todo, verduras de hoja verde) y
frutas.Se aconseja usar poca sal.
La mujer embarazada también deberá recibir desde la primer visita y hasta los 3
meses post-parto, suplementos de hierro y de ácido fólico.
El hierro debe tomarse con limonada o jugo de naranja.
También se puede comer una fruta después de ingerir el hierro.

6. ¿Cuándo se comienzan a sentir los movimientos del feto?


Entre las 18 y las 20 semanas se comienzan a sentir los movimientos fetales.
Lo normal es que perciban hasta 4 movimientos en una hora.

7. ¿Cuáles son los SIGNOS DE PELIGRO para concurrir rápidamente al servicio


de salud más cercano?

También se les deben realizar cultivos de orina para detectar Infección Urinaria.

En el embarazo normal se deben realizar 2 ecografías, la primera antes de las 20 sema-


nas, y la segunda entre las 32 y las 34 semanas.

193
La consulta rápida, el diagnóstico adecuado y el tratamiento oportuno evitan
complicaciones, secuelas y muerte. Recuerde que la embarazada debe prepararse
con la ayuda del médico o partera para tener a su bebé en un lugar con condiciones
obstétricas y neonatales esenciales (CONE).
194
Mamasana
• Evitar fumar.
• No tomar alcohol.
• No usar medicamentos sin la debida prescripción del médico (le hacen daño al bebé).
• La higiene personal y la comodidad son muy importantes (no usar ropa ajustada y
bañarse diariamente).
• No realizar trabajos pesados, ni levantar pesos.
• Hablar diariamente con el bebé (el bebé siente el cariño de su mamá, aún dentro
de la panza).
• Las mamas deberán ser cuidadas y preparadas para la lactancia materna.
• Realizar el curso de preparación para la embarazada.

En Punta indio nacen entre 150 y 170 recién nacidos por año.
Si hacemos la campaña de Promoción y Prevención no tendremos mayores problemas.
Los controles de cada embarazada están asegurados.
La Maternidad distrital cumple con las CONE.
Los embarazos de alto riesgo son derivados oportunamente a los Centros que tienen
convenio con el Municipio.
Las Cardiopatías Congénitas con diagnóstico Antenatal también.
195
El secreto es la Promoción y la Prevención.
El Consejo, los Agentes Sanitarios, las obstétricas, los ficheros dinámicos y el Sistema
del Médico y Enfermeras de Familia con nominalización, fundamentales.
Menos Mal.
En Punta Indio no mueren los RN con muertes evitables.
A la tarde tengo que ir al consultorio.
Y le llamo a Pedro. Lo extraño, murmuró Camila.-
- Entonces lo que tengo que hacer , entre otras cosas, es detectar las formas de inicio de
las afecciones frecuentes, las prevalentes, como dicen los del Consejo.
Prevenir el RN Prematuro y el bajo Peso.
Anticipar el diagnóstico de las Cardiopatías Congénitas.
Evitar la Bronquiolitis, promocionar de acuerdo a las evidencias.
Anticipar las neumonías.
Vacunar para evitar las meningitis en las guarderías.
Hablar de la teta.
Del medio ambiente.
Luchar para que los niños no trabajen.
Gestionar agua segura y cloacas.
Alimentación saludable. Control del Crecimiento y desarrollo.
Y la clínica.
Anticipación. Lectura de las familias, de los signos y síntomas guiones.
De la familia y de la madre como nichos integrales.
Acceso, anticipación, igualdad de oportunidades, equidad.
Generar mapas de riesgo sanitario.
Anticipar las enfermedades emergentes de la zona. Colilargos, dengue, botulismo, co-
queluche, TBC en los “golondrinas”, enfermedades de Transmisión sexual (ETS).
Estar atenta a las corrientes migratorias.
Y pensar en el niño sano, integral, que juega, corre, aprende, no trabaja y vive en una
casa y un medio ambiente seguro.
A las guarderías, los jardines y las escuelas.
Con el concurso y la sinergia del Consejo Escolar del Municipio.
Con la ayuda del vecino y los agentes sanitarios.
Priorizar la salud escolar y los adolescentes, los olvidados de siempre.
Los que no trabajan, no estudian ni buscan trabajo, que en nuestro país llegan al 20%.
Y las adicciones, y los suicidios y los traumas.
Hay que ir a las cooperativas y transformar a los sindicatos, los profesores de educación
física y a los maestros en agentes de salud.
Y los accidentes en la vía pública y en las rutas cercanas. Y la nocturnidad.
Las fuerzas de seguridad, los policías y los bomberos son actores protagonistas del hecho
sanitario.
Y las ETS. Y el embarazo adolescente Y el aborto clandestino. Y el hijo no deseado.
Y la educación.
Para mi estos problemas son complejos.
Están atravesados por una multiplicidad de variables.
De Situaciones. Y de nombres.
Claro que con la Nominalización y las familias a cargo virtualmente se acaban las con-
sultas espontáneas, sin nombre, ni apellido, lugar de residencia y dirección , ni segui-
miento, como en los consultorios externos o de emergencias de los grandes hospitales.
En estos pueblos pequeños de grandes espíritus las familias y sus hijos tienen nombre,
196
historia única y médico único, que desarrolla una atención integral con la direccio-

Mamasana
nalidad del crecimiento y desarrollo, la prevención, el estímulo a las prácticas claves de
salud y el adecuado y oportuno tratamiento de las afecciones prevalentes en la infancia,
sin obviar la rápida reparación de las afecciones crónicas o secuelares.

Voy a tener que priorizar el repaso de la Historia clínica como herramienta, del Vademé-
cum Municipal y del Laboratorio Municipal Básico, lo que se sintetizará en las Normas
Municipales de Tratamiento.

Muchos conceptos nuevos en tan poco tiempo.


Claro que estuve muchos años de mi formación tratando de reparar lo irreparable en la
máxima complejidad.
Otra historia recién empieza.

Hoy a la noche analizaremos con la Asamblea de Salud, en el Concejo Deliberante las


causas de muerte en el país luego del primer año de vida.
Las comparamos con las de otros países del área, otras provincias y otros municipios de
esta y otras regiones sanitarias.
Las reflexiones para la gestión son el sustrato del informe de Balance con propuestas de
modificación del plan de acción.
El único subsector que no viene a la reunión es el del Colegio local de Médicos, o sea el
privado, opositores del Proyecto Indio Sano.
Jorge Pepe, Liliana Minigillo, Alicia Simón y Liz Ferrazi, todos profesores de la Universi-
dad de Entre Ríos (UNER) nos han enseñado mucho, pero sobretodo a sus alumnos, que
ya son asesores de los Pañales.

Raul Schurjin. Serie Las costeritas. Niño geopolítico mirando el nacimiento de un hombre nuevo.
Salvador Dalí

197
LOS NIÑOS NO MUEREN 2.
SIGAMOS ANALIZANDO
LAS CAUSAS DE LA MORTALIDAD INFANTIL

Causas de Mortalidad Cifras %


Todas las causas 1347 100
1. Causas externas 402 30
2. Malformaciones, deformidades y anomalías cromosómicas 182 14
3. Enf. Sistemas Respiratorio 167 13
4. Neoplasias 124 9
5. Enf. SNC 119 8,8
6. Enf. Infecciosas y parasitarias 112 8,3
Otras causas 99 7

Tabla 9. Principales Causas de muerte en Niños de 1 a 4 años. Argentina. 2011

El 30% por causas externas. Las 5 Primeras causas representan el 55 % de las


muertes totales en este período.
En este grupo de edad sorprende la incidencia de las causas externas que empiezan
a marcar la tendencia de una sociedad con violencia, aún para los mas pequeños.
Como en los países desarrollados las malformaciones, deformidades y anomalías
cromosómicas son un causal importante de fallecimientos.
Las formas graves y complicadas de infecciones evitables y de enfermedades del siste-
ma respiratorio completan una primera visión.
En la rehabilitación y curación de estos eventos transcurre el mayor tiempo curricu-
lar en las Residencias de Pediatría y en el Grado.
Obviamente este análisis varía en cada región y país , por lo que los del Consejo de
los pañales han empezado a desarrollar el análisis de cada situación, de cada realidad.
Estos documentos del Indio Sano y de Camila han modificado el análisis integral en
los más alejados rincones del mundo. Y es mérito de los Pañales.

LA SALUD ESCOLAR

¿Como es esto de la salud escolar?


Por el Consejo de Salud y Consejo Escolar del Partido de Punta Indio.
Surge la necesidad de DESJERARQUIZAR el carácter prescriptivo, normativo y me-
dicalizado de los Programas ortodoxos de Salud Escolar
Sus actores priorizados no deben pertenecer solo al campo de las especialidades de
profesionales de la salud. Debe ser clara la participación activa de maestros, de la co-
munidad educativa, de los alumnos, de los padres, de la comunidad cercana a la es-
198
cuela en la que se abordarán las prácticas.

Los niños no mueren 2


Desde su visión inicial deben INCLUIRSE los sectores representativos de la sociedad.
La escuela debe ser el lugar de la salud, nunca el de la enfermedad.
El de la promoción de vidas saludables, no el escenario “cautivo” de la reparación y
la rehabilitación.
El pediatra, el fonoaudiólogo, el odontólogo son egresados de Universidades y Siste-
mas de Formación de Postgrado de Excelencia, para la enfermedad.
La Estrategia de la APS como camino a la salud y la participación intersectorial,
interdisciplinaria y comunitaria y a la equidad, DEBEN OPERATIVIZARSE en las
acciones de los Múltiples Programas, paralelos y confluentes, QUE deben ser SI-
NERGICOS, ADHESIVOS y POTENCIARSE.

Se debe imaginar otros actores fundamentales para el logro de la “salud escolar”.


El maestro, los alumnos, la madre, las familias, los abuelos, la comunidad educativa,
las organizaciones barriales, los agentes comunitarios, las instituciones sociales que
son poderosos y prioritarios vectores para imprimir direccionalidad
Se debe Jerarquizar un Programa destinado a promocionar la salud, desde una óp-
tica integral, sin la miopía de conceptualizarlo como un conjunto de acciones para
anticipar la enfermedad o reparar lo tardío, que pertenecen a otros escenarios.

Un plan de salud escolar debe contribuir al esfuerzo de re-descubrir los espacios de


encuentro entre escuelas, familias y comunidades en una dirección que fortalezca el
rol de la escuela en el desarrollo humano y social, en la transformación de las condi-
ciones de vida de los habitantes del barrio aledaño y en la formación de ciudadanía
y responsabilidad social .

Fundamentos de su implementación futura


1. Excusa para la Planificación Local participativa (PLP), Atención Nominalizada e
Integración de la FRAGMENTACION Y la Falta de Adhesividad y Sinergia entre
Programas nacionales.
2. Donde? : En Municipios Saludables con Nominalización, integrada a Desarrollo
Humano, Educación y Salud y al PAMI (Modelo Socio Comunitario).
3. ¿Con Quien? Actor: La Familia en su Area Programática.
4. Con Escuelas Promotoras de Salud.

Sinopsis de un documento elaborado por los Consejos Vecinales del Partido de Punta
Indio, en el marco del Programa de Salud Indio Sano, para modificar y ser empleado por
las Comisiones de Salud del Movimiento de los Pañales.

199
LOS PRIMEROS BORRADORES DE CAMILA

Se animó Camila. Empezó a garabatear hojas y a hacer gráficos y anotaciones para


constituir su propio diseño del trabajo en ese municipio, de 10.000 habitantes. Y para
la revolución, con la cual empezó a simpatizar.
De cara a su experiencia cotidiana.
Y los del Movimiento de Pañales empezaron a adoptar sus propuestas.
De programar un suero a programar la salud de una comunidad y de los niños del mundo.

Esquema de funcionalización del trabajo en un Municipio de 10.000 habitantes.

Para 10.000 Personas en los Municipios Saludables con Escuelas Promotoras de Sa-
lud, con desarrollo de Atención Integral de Enfermedades Prevalentes en la Infancia
(AIEPI) Comunitario, de Enfermería y Clínico. Variable según la comunidad.
Aporte de Camila, para discutir en asamblea.

25 Agentes Socio Sanitarios (1 cada 100 familias de 4 personas cada una)


referenciados con
5 Unidades familiares con 1 médico Familiar y 1 enfermera cada 500 familias de
4 personas cada una
referenciados con
1 equipo de Salud Familiar interdisciplinario cada 2500 familias de 4 personas
cada una.
referenciados con
1 hospital Municipal, regional o Zonal cada 50.000 personas

Población nominal a cargo en MUNICIPIOS SALUDABLES.


200
Y pensó también en el Capital Humano necesario.

Los primeros borradores de Camila


Sus apuntes y los de la Ordenanza de creación del Sistema de Salud Municipal Indio
Sano fueron distribuídos en los Consejos para su discusión y adecuación a cada uno
de los territorios.

Ello generó una gran participación social y la inclusión de la salud como centro del
debate y de la agenda pública.

La gente comprendió que su aporte a la planificación de sus derechos, en este caso


la salud, eran primordiales. Se empezó a realizar en varios municipios del país y de
Latinoamérica.

201
SE HACE CAMINO AL ANDAR

Juan estuvo en la Capital Federal en un Homenaje a los pediatras en el 6to Congreso


Argentino de Pediatría General Ambulatoria.(87)
En el año 2011 la población Total de la Argentina era de 40.900.496 hab.
El (33,26%) tenía menos de 20 años. Total 13.604.184. En ese año se produjeron
758.042 Nacimientos.
Todos y cada uno de estos valiosos sujetos, son atendidos por pediatras en su ma-
yoría.
O por Médicos generales.
Son los abogados de sus derechos y los custodios de su salud.
Están a toda hora de todos los días en todos los escenarios.
En el río, la sierra, la cordillera, la Avenida o el desierto.
Siembran sonrisas, mitigan dolores, celebran nacimientos y lloran tristezas.
Y siguen estudiando, recreando capacidades, sumando competencias. Y suelen ir
masivamente a Congresos, donde recrean sentidos, abrazan amigos alejados y car-
gan nuevas esperanzas. Siguen siendo el capital mas valioso para que nuestros nie-
tos sean felices. El capital humano.
Vale un homenaje para ell@s y el equipo de salud, apóstoles de blanco.
Sin precio, pero con valores. En los Congresos Argentinos de Pediatría General Am-
bulatoria se reúne el mas valioso de los profesionales de la pediatría. El que practica
el amor como herramienta, la clínica pediátrica como arma, la mano, los ojos, el
oído y el alma como exámenes de diagnóstico.
Casi sin enchufe, sin valor agregado y con inteligencia para abordar los problemas
mas complejos.
El de los determinantes sociales de la salud, el de la familia, el del barrio y el am-
biente.
Son los médicos de las comunidades. El amigo del peluquero, de la señora del alma-
cén y el del presidente del club. Tienen nombre, lugar y trayecto.
No suelen estar detrás de un equipo de neuro imágenes ni de una computadora,
excluidos del sufrimiento y de las alegrías. Son los que logran que nuestros hijos
sean cada vez mas derechos.
No los subvenciona ningún laboratorio multinacional ni corporación.
Su trabajo es todo el día, con poca paga pero mucha sonrisa. Un homenaje a todos
ellos, anónimos porque no venden nada caro.
Pero están eternamente presentes en el afecto de los niños y familias que han
sembrado.

202
UN NUEVO RECITAL...DE POESIAS

Un nuevo recital...de poesias


Esta actividad del Movimiento se realizó en el predio del Centro Espacial de Pipinas.
Allí donde habitaba la Fábrica “Corcemar” que dio vida e hijos a tantas generacio-
nes, hasta que fue “vaciada” por la patria financiera, que niega sistemáticamente
la posibilidad de que la gente sea feliz. Abandonada por el monopolio del cemento
en nuestra patria, que decidió sumir al pueblo en la desocupación y la tristeza, allá
lejos, cuando la gente era espectadora de su propio infortunio.
Pueblo de almas sobrevivientes Pipinas subsistió al levantamiento de las vías del
Ferrocarril por el Proceso Militar y al cierre de su principal fuente laboral, en manos
de los cómplices. Solo la rodearon por años las tierras inermes de los latifundistas y
el deseo de sus habitantes.
Una foto de lo que sucedió en miles de pueblos y ciudades de nuestro país. La histo-
ria que atraviesa una comunidad y nos derriba la puerta.

El lugar era calmo, rodeado de vegetación y de sonidos de la naturaleza. La multi-


tud le puso música, palabras y garra.
Estaban los abuelos jubilados, los del Consejo, los escolares y todos los vecinos.
El escenario era de madera. Había globos de colores y las lamparitas multicolores que
se usaban en los carnavales cuando estaba permitido divertirse. Las sillas metálicas
y plegables, rojas y negras , eran las que “sentaron” a tantos en las veladas danzantes
con milonga, vals y cumbia en el Club Juventud de Pipinas.

Primero llegó el espíritu de José Pedroni . Al rato, el cantante popular Jorge Cafru-
ne se bajó de su potro. Venía de los pagos de Madariaga dispuesto a cantar y recitar.
- En esta canción se jerarquiza la maternidad y la importancia de un padre esperan-
do su nuevo hijo, dijo Pedroni.
El valor del APEGO y la crianza desde dos artistas populares. Dedicado a ese tesoro
universal que son las madres.
Maternidad (fragmento)
- Mujer: en un silencio que me sabrá a ternura, durante nueve lunas crecerá tu
cintura./Y en el mes de la siega tendrás color de espiga./Vestirás simplemente y an-
darás con fatiga.
El hueco de tu almohada tendrá un olor a nido./Y a vino derramado nuestro mantel
tendido/
Un día, un dulce día con manso sufrimiento,/te romperás cargada como una rama al
viento./Y será el regocijo de besarte las manos./Y de hallar en el hijo/tu misma frente
simple, tu boca, tu mirada./Y un poco de mis ojos, un poco, casi nada...
203
-Nací en la ciudad de Gálvez. Sin embargo, mi lugar de residencia durante la mayor
parte de mi vida fue la ciudad de Esperanza, en la misma provincia de Santa Fe, mi
ciudad adoptiva y en la cual escribí la mayor parte de mi obra poética.
Esperanza, es una colonia de inmigrantes de origen suizo, alemán, francés, belga y
luxemburgués, fundada en el año 1856.
-Fui hijo de inmigrantes piamonteses y crecí en un escenario parecido a este pueblo,
Pipinas, disfrutando de la paz del campo y rodeado de los nobles instrumentos de
trabajo.
- Mi infancia fue sufrida, ya que a la par de la escuela tuve que trabajar con mi padre
como ayudante de albañil.
- Mis años mozos transcurren en una Rosario convulsionada por movimientos
obreros socialistas y anarquistas.
- Estuve en 1912 cuando se produce el Grito de Alcorta, la primera huelga agraria
del país.
- Yo creo que el que escribe para todos no escribe para nadie, y el que escribe para sí ha
elegido el peor interlocutor, ya que a la gente no le interesan las tribulaciones personales
de un poeta.(89)
Fui siempre un defensor de las causas populares
- He publicado libros de versos donde el hombre, en quien creo y a quien amo, participa
de mi emoción y domina sobre el paisaje. El recuerdo del hombre dirá cuál es el mejor
de mis poemas. Pienso que ha de ser aquel donde mi semejante de hoy y de mañana se
reconozca.
La gloria no es más que un verso recordado.(89)

Abrazo y aplausos estruendosos de los presentes.


Mates, torta fritas y pastafrolas de la negra Gadea, habitante del lugar.

Luego Jorge Antonio Cafrune “el Turco”, uno de los cantantes folklóricos argenti-
nos más populares de su tiempo, además de un incansable investigador, recopilador
y difusor de la cultura nativa.
- Conocí y amé esta patria. La he recorrido a caballo, aldea por aldea. En “De a caballo
por mi Patria”, en homenaje al Chacho Peñaloza. En esa gira recorrí el país al estilo de
los viejos gauchos, llevando mi mensaje a todos los rincones.
- Aunque no lo crean en el festival de Cosquín de enero de 1978 el público me pidió
una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza.
- “Aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a
cantar”, dije.
El 31 de enero de 1978, a modo de homenaje a José de San Martín, emprendí una tra-
vesía a caballo para llevar a Yapeyú, lugar de nacimiento del libertador.
Esa noche, a poco de salir, fuí embestido a la altura de Benavídez por un rastrojero
(camioneta) conducida por un joven de 19 o 20 años.
- Solo quedó mi espíritu y mis canciones, que en este recital están para apoyar a todos
los niños del mundo y esta nueva quimera en pañales.
- Algunos creen que se habría tratado de un asesinato planificado por parte de la
Dictadura Militar.
Repudio generalizado de los presentes ante la evidencia de las noches vividas por todo
un país.
“Hay un niño en la calle”, recitó otro de los invitados, el poeta mendocino Armando
Tejada Gómez, recreando su dura infancia.(90)
204
...A esta hora, exactamente,/hay un niño en la calle.

Un nuevo recital...de poesias


Cuando subo a la vida juntando la inocencia,/mi niñez triturada por escasos centavos,
por la cantidad mínima de pagar la estadía/como un vagón de carga
y saber que a esta hora mi madre está esperando,
quiero decir, la madre del niño innumerable/que sale y nos pregunta con su rostro de madre:
qué han hecho de la vida,/dónde pondré la sangre,
qué haré con mi semilla si hay un niño en la calle...
...Cuando uno anda en los pueblos del país/o va en trenes por su geografía de silencio,
la patria/sale a mirar al hombre con los niños desnudos/y a preguntar qué fecha co-
rresponde a su hambre
la espalda escandalosa de las grandes ciudades/nutriéndose de trigo, vides, cañaverales
donde el azúcar sube como un junco en el aire,/uno encuentra la gente, los jornales escasos,
una sorda tarea de madres con horarios/y padres silenciosos molidos en la fábricas,/
hay días que uno andando de madrugada encuentra/la intemperie dormida con un
niño en los brazos…

Ovación y foto de Laura para “El Colono”, la publicación semanal del territorio.
Luego Adriana Gadea, la profesora de Inglés del pueblo, ofició de traductora.
Con ropa raída y holgada apareció en el escenario Oliver Twist desde la segunda
novela del inglés Charles Dickens. (91)
-Oliver Twist es una de las primeras novelas sociales de la historia de la literatura,
inspirada por la historia de Robert Blincoe, un huérfano cuyo relato sobre la dureza
de su vida como trabajador infantil en un molino de algodón
-Fui un niño huérfano que perdí a papa y mama
-Pasé mis primeros años en el orfanato con hambre . Luego fui enterrador, formé
parte de una banda de chicos carteristas.
-En Londres conocí de cerca la pobreza, la suciedad o la delincuencia y la tristeza de
la prostitución de mi amiga Nancy.
Luego conocí a Tom Sawyer que esta aquí entre nosotros y al cual les presento.(92)
-Yo crecí en Sur de los Estados Unidos en «St. Petersburg», una población de la
costa del río Mississipi inspirada en Hannibal, donde nació mi padre literario Mark
Twain, en las orillas de ese río, en el sur de Estados Unidos.- dijo Tom.-
- Viví con mi tía Polly y fui amigo de Huckleberry Finn, hijo del borracho de la
ciudad.

Todos conocen mi historia, por lo que no los aburriré contando mis difíciles mo-
mentos.
- Quisimos estar con Oliver Twist para apoyarlos desde la eternidad.
- Hemos denunciado y sufrido las injusticias de un mundo inequitativo para los
niños desde hace siglos.
- Por eso adherimos al movimiento. Ponemos el alma porque cuerpo ya no tenemos.

Tarde y exhausto llegó León Felipe y expresó: (93)


- Yo no sé muchas cosas, es verdad. Digo, tan solo lo que he visto.
Y he visto:
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos…
Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos…
Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos…
Que los huesos del hombre los entierran con cuentos…
205
Y que el miedo del hombre…
Ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad.
Pero me han dormido con todos los cuentos…
Y sé todos los cuentos...
- El Hombre es lo que importa. El Hombre ahí, desnudo bajo la noche y frente al
misterio, con su tragedia a cuestas, con su verdadera tragedia, con su única trage-
dia... La que surge, la que se alza cuando preguntamos, cuando gritamos en el viento.
¿Quién soy yo?

Como era farmacéutico se fue a la segunda fila a charlar con los Haramina y los Vol-
para, los boticarios del pueblo, con quienes coincidió en la necesidad de imaginar
los medicamentos como un derecho del pueblo y no como un botín de las empresas
multinacionales.
Al final de la jornada no faltaron las empanadas de la zona.
De carne y humita, picantes y jugosas.
La luna sonreía desde el río Samborombón e imaginaba tiempos mejores.

POSTALES ANONIMAS DEL EQUIPO… DE SALUD

Postal 1. En “El milagro ” . El Impenetrable. Chaco . Febrero 2009.


Nacen muchos niños y hay demasiadas embarazadas jóvenes.
Pero las estrellas iluminan desde un anochecer silencioso las penumbras del pasado, y
el fuego arde en la leña. Y los héroes anónimos del Impenetrable señalan los senderos.
Rosa del Carmen, supervisora del equipo del puesto comunitario B de Miraflores
dirige con la convicción de los que aman y creen, un grupo de 17 auxiliares de enfer-
mería, 6 agentes sanitarios y 3 promotores de salud que perciben la integralidad de
la salud, aunque solo reparen lo evitable.
Julio y Héctor, los supervisores originarios, Enrique el antropólogo porteño e Irma
la especialista cordobesa en Chagas, son solo algunos ejemplos de la potencia de
nuestra gente.
Fumigan casas, pesan niños, vacunan, llevan pildoritas (de colores) a esas bocas sin
dientes para ganarle las batallas al Chagas y a la tuberculosis.
Controlan embarazadas, promueven conductas sexuales saludables, sostienen tristezas.
Es necesario crear una red interactiva de progresión creciente, nominada, georrefe-
206
renciada con el protagonismo de las familias en el escenario de sus problemas, en la

Postales anónimas del equipo...de salud


búsqueda irreversible del derecho a la salud.
La actitud de tantas anónimas almas en el país interior nos depara un nuevo desa-
fío, pero también una nueva esperanza.

Postal 2. Enfermerxs con nombres...

Mi homenaje en todos los días y, hoy, su día., o sea, todos los días.
Los de los Pañales me encomendaron que posicionara al equipo de salud.

Margarita.
Eran las 3.15 hs de una oscura, húmeda y amenazante madrugada. La del 3 de mayo
de 1980.
En el “Ludovica” platense. Logré despertar de un oscuro sueño gracias al mate azu-
carado con limón de Margarita, la enfermera correntina, de Empedrado. Una son-
risa luminosa me advertía que el lactante de la cama 104 de la sala 14 B, Matías, se
empecinaba en respirar ruidoso, sin ritmo y raro. “Margoux”, como la apodábamos,
trabajaba 16 hs por día. A pesar de lo cual nunca perdía la sonrisa. Era buena amiga,
solidaria, de interminables “tereres”, de “chipá” del mejor, compañera de tristezas. Y
de futuros mejores. Conoce las penurias de miles de los pañales.

Araceli.
Araceli era joven, colmada de esperanzas de un mundo mas justo. Ágil, dinámica,
estudiosa, comprometida con el otro. En el Policlínico alumbró muchas maternida-
des de nuevas madres. Noches enteras de filosofía y exsanguinotransfusiones. Creo
que para eludir el agrio dolor de la muerte y la oscuridad de la noche que asusta
detrás del ventanal de la sala de terapia intensiva.

Maluca.
Maluca es enfermera, psicóloga, decisora e inigualable. La admiré, y admiro, como a
pocas. Convicción, fortaleza y militancia por los excluidos. Fue la jefa decisora de la
que más aprendí. En estos senderos de promover la vida para evitar la enfermedad.
1997, en la “Escuela de Sanidad”, en La Plata. Líder necesaria.

Astix.
Astix, mulata, cubana, era enfermera de familia en el Vedado, el barrio donde el Che
jugaba dominó, en la Habana. Me enseñó cómo es eso de que la gente del barrio esté
alimentada y sana. Los embarazos controlados. Los “pioneros” vacunados y los abue-
los caminando. Con poesía de Martí y sones de la Trova. 1995. Y las rojas framboyanias
del trópico.
Nelly.
En los 80 la “psicotrónica” me cebaba mate en la sala 3 del Niños a la mañana y en
la Terapia intensiva del Sanatorio “coqueto” a las 4 de esa misma noche de invierno
con sibilancias, toses y fiebres. Y magros sueldos sin aportes jubilatorios. Conocí de
sus deseos de pintar murales y bocetos con contenido social.

Teresita.
Teresita en Jáchal, San Juan, en 2009, me contó cómo se sube una cuesta de 45°
207
en bicicleta, con 10 grados bajo cero y el zonda en el flanco, para llevar las pastillas
rojas, verdes y azules a los tuberculosos de la ladera cercana.

Argentina.
Argentina Ardiles, chaqueña de origen, en Punta del Indio me enseño a doblar las
gasas y preparar las vacunas del Programa de Salud Municipal del “Indio Sano”, 1996,
provincia de Buenos Aires.

Mary.
Mary nos dejó muy joven. Abrazó la enfermería con una pasión casi mística. Va-
liente mujer que trabajaba febrilmente 20 hs por día para esconder su pasado de
prostitución por los mercaderes de género.
Sonriente, solidaria y desdentada el día del nacimiento de una de mis hijas.

Rosa.
Rosa del Carmen, en el medio de la polvareda estéril de un desierto cálido, arrasado
por las garras de los mercaderes del posmodernismo. En el paraje “El Milagro”, que de
milagro solo tiene el nombre. Desde su puesto sanitario B de Miraflores, en el Portal
del Impenetrable atroz e inequitativo. Con su orquesta de Agentes sanitarios, apósto-
les de una nueva luna, la de la promoción, de la concientización, de la salud sobre la
enfermedad. La de la lucha contra la vinchuca, la TBC y el hambre.

Juana.
Juana en la Banda, Santiago del Estero. En la Maternidad del pobrerío.
Donde nacer sano es para festejar.

Gloria.
Gloria en el Niños de La Plata. Seria morocha de fuertes razones para que el huma-
nismo se imponga a los designios del futuro de poca justicia.

“Santantón” en Verónica.
Todo voluntad y amor a la comunidad. Buena gente de solidaridad para imitar.

Rita.
Desde el Policlínico Docente “Manuel Ferradaz” en mi pueblo. Sonrisa y claros ojos
para mejorar la atención.

Marina.
Marina Martín, desde y para siempre, amiga. Madre y consejera. Amiga de las que
duelen en la ausencia. Que dejan caminos iluminados. Para encontrar los senderos
de la equidad en salud.
Gestos, caricias y reflexiones para guiar intervenciones centradas en la alegría para
los que sufren.

Eva.
Eva en Abra Pampa, Jujuy. Entre las piedras del cerro. Cuidando a su gente.

Surai.
Mapuche y enfermera en el puesto Sanitario de Ñorquinco, cerca de la fuerza del río
208
Aluminé en Neuquén. Sin gasas pero con ganas.

Postales anónimas del equipo...de salud


Milagros.
En Tumbaya, cerca del Rio Grande en Jujuy.

Marcela.
Marcela es una actual compañera de utopías, Nos une el origen de Hospital pediá-
trico para los hijos que no pueden. Y no se olvidó.
En nuestro país hay ¿1 enfermero cada 10 médicos?, ó solo un poquito mas, de promedio.
Debe haber 10 enfermeros por médico, en un sistema de salud destinado a la salud.
A evitar la hegemonía de las usinas INTERESADAS de la ENFERMEDAD.
Es solo cuestión de tiempo.
Marina, Maluca, las Santantón, Teresita, Rosa del Carmen, la “psicotrónica”, Mary,
Juana, Surai, Araceli, Gloria, “Margoux”, Astix, Marcela y todas las que recuerdo sin
nombre NOS VAN A ENSEÑAR.
GRACIAS, AMIGAS y compañeras de ese equipo de salud que vamos a construir,
con vuestras enseñanzas.

Argentina.
... “trabajando en zona rural, con gente de escasos recursos , participando a pleno en
la atención del enfermo”...
... “no se imaginan que paso horas buscando fichas de los niños no vacunados, o pre-
parando gasa, o haciendo planillas para poder visitar a los enfermos, principalmente
a los ancianos que no pueden llegar a la unidad sanitaria...”
“... para que aunque sea en mi vejez pueda ver realizado este sueño acariciado y lu-
chado de un Punta Indio de habitantes sanos...” Argentina Ardiles. Enfermera de familia
de Punta Indio. Libro “Indio sano, una construcción comunitaria de la salud”. Dr Luis Colabianchi
y Dr Juan Reichenbach. pag. 392.

Siempre Marina.
Marina Martín es una amiga eterna.
Que persiste en el espíritu que transmitió en su esforzada vida, que sobrevuela,
alado, cada una de las acciones en pos de la salud y de la sonrisa de los que la han
necesitado y la necesitan…
La esperanza, la alegría de levantarse cada mañana y de compartir su calidez, de
ayudar desde el trabajo, desde la sabia reflexión , desde la ética y la equidad, desde
su juvenil y transgresora rebeldía, plena de ideas para mejorar el guión de sus pa-
cientes, de sus compañeros, de su nieta.
Vaya un ejemplo para la juventud que abraza la esforzada y humana profesión de
ENFERMERIA.
Sobran sus acciones para imitar su entrega, su coraje y la alegría de cada día.
Los anónimos de alma gigante son lxs que construyen un mejor futuro.
Marina no es anónima. Su nombre y su sonrisa desinteresada imparten lecciones en
los más alejados puntos de nuestra geografía.
Marina tiene alma gigante, que trasciende su desaparición corpórea.
Un día de estos, entre tantxs, esperamos tu gesto con convicción y tu reflexión
precisa.
Quizás desde la sonrisa de algún paciente que ya no sufre.
Quizás desde la ventana de tu luz.
209
Porque sabemos que Marina siempre. Estarás entre nosotros.

Postal 3. Testimonios del equipo de salud.

Cristina.
... “Doña Beba, esposa de Juan Pérez, estaba en el 5to. mes de embarazo .
Multípara de 7 hijos. Ella ignoraba “eso” de La Planificación Familiar y “lo” del con-
trol del embarazo. Sus partos habían sido atendidos por una comadrona que vivía a
2 km del puesto del campo. Le explicamos y le entregamos material educativo sani-
tario elaborado por todo el equipo de salud de los Consejos Vecinales sobre Planifi-
cación Familiar y Control del embarazo. Lo leímos y le explicamos la importancia.
Quedamos que en la próxima visita iríamos con el Médico y la Enfermera de familia
para realizar un control familiar y a vacunar a sus 7 hijos, deficitariamente inmuni-
zados”… Testimonios de los Trabajadores de Atención Esencial del Indio Sano, Coordinados en
todo el Municipio por la Lic. Cristina Kairuz, Educadora Sanitaria del Proyecto Libro “Indio sano,
una construcción comunitaria de la salud”. Dr Luis Colabianchi y Dr Juan Reichenbach. pag. 226.

Consejo Vecinal Local de Salud de Punta Indio.


Participación comunitaria. Una realidad preocupante
…“la existencia, cada vez mayor, de grandes sectores de población carentes de aten-
ción adecuada, ya sea por insuficiencia en los servicios médicos o por problemas
geográficos, económicos o culturales, o por desconocimiento de algún otro tipo de
cobertura, aparte de la institucional”
- “la aplicación de los escasos recursos existentes y la incorporación creciente de
tecnología sofisticada y costosa, basada la mayoría de las veces en modelos extraños
a la realidad de estas áreas y países, casi nunca son adecuados para resolver las ne-
cesidades básicas del grueso de las poblaciones”
”la escasa o nula participación comunitaria en proyectos de salud y desarrollo, con-
sistente fundamentalmente en:
Asistencia sanitaria apropiada
adecuados servicios de protección, fomento, asistencia y rehabilitación de la salud,
puestos al alcance de todos los individuos y comunidades, por medios que les sean
aceptables, con su plena participación y a un costo accesible para lograr una nece-
saria integración con todos los demás sectores involucrados en el desarrollo de las
comunidades”.
En esa definición se encuentran señaladas explícitamente tres características que
hacen a la esencia misma de la estrategia: PARTICIPACION COMUNITARIA ,
210
TECNOLOGIA APROPIADA y ACCION MULTISECTORIAL. Las cualidades

Postales anónimas del equipo...de salud


principales de una participación comunitaria ideal son las siguientes:
Activa en el Mayor Grado Posible
Consciente, Responsable, Voluntaria. Solidaria.
Organizada, Coordinada.
Sostenida
Integral.
El Consejo Vecinal Local de Salud es el espacio que la comunidad tiene a su dispo-
sición para participar”
De niños, de anónimos y de esperanzas” de Juan Reichenbach. Proinfantia. 2013. pag. 87. La movili-
dad del pueblo construyendo su futuro de bienestar.
Estos testimonios devenidos de las bases del pueblo son insumos directrices
para los planificadores del Movimiento de los Pañales.

211
POSTALES DE DOS PUEBLOS ANONIMOS
PERO CENTENARIOS.

Ayer a la medianoche volvieron Las Pipinas a Pipinas. Dos hermanas, aparentemen-


te idénticas.
Vienen a festejar el centenario y a trabajar para el Movimiento de los pañales en el territorio.
Nadie sabe en que ni desde donde llegaron.
Se mantienen jóvenes, con ondulantes siluetas y, sorprendentemente, idénticas con
mas de cien años.
Pelos canos y largos, ojos penetrantes y seguro andar.
Las entrevistó “El Colono” de Polo, pero fue poco lo que declararon.
Dicen tener 101 años, llamarse Josefina, las dos y no recordar si son gemelas o mellizas.
Tampoco si su padre es el Dr. Carlos Dille, que vendió la estancia hace años o son pa-
rientas de la familia de Parmerión Hernández, el que vendió las tierras al ferrocarril Roca
y a la Fábrica Cementera Corcemar, ambas cerradas por la inequidad de la condición
humana, en tristes épocas de nuestro país.

Se anunció el valiente “Pancho” Díaz.


Viene a caballo como todo capataz. Cabalga desde el siglo XVIII.
Su patrón, Don Francisco Piñeyro, divisó desde el Rincón de Noario a los barcos de la
flota inglesa que en 1806, y sin resistencia, ocupó la ciudad.
El acaudalado y prestigioso estanciero colonial, deseoso de servir a su rey, le encomendó
a Francisco que reuniera a la peonada, y con una buena tropilla partieran para recuperar
la ciudad de Buenos Aires.
Después de sortear cañadones, llegó a la ciudad, donde se puso a las órdenes de Liniers
y de Pueyrredón.
Pancho ayudó al teniente Patricio Lynch, llevándolo para que lo asistieran en la casa de
la familia Escalada. Luego desapareció y fue dado por muerto.
Mackarach, un sargento, irlandés desertor de las tropas de Beresford, le salvó la vida.
La noticia de su muerte llegó hasta los campos del Rincón de Noario.
Poco después el “difunto” apareció galopando por sus queridos pagos, transformándose
en un resucitado legendario de la zona. Dicen que viene para redimir a sus hijos gauchos
que usaban pañales pero de tela blanca.

De 1600 viene el cacique Tubichamini desde el llamado Valle de Santa Ana, actual
Magdalena.
No confirmó su presencia porque no sabe si le dan permiso en la cárcel, llamada Reduc-
ción en esas épocas.
Tienen que pedir permiso en la Atalaya, asiento de guarniciones militares de resguardo
y de “defensa”
Tubichaminí es uno de los querandíes sobrevivientes de La Matanza de un día del in-
vierno de 1580.

Ayer mando un telegrama Juan Gerónimo.

Este pirata de la zona, el marino Juan Gerónimo Blanco, naufragó en la zona y su recuer-
do le da el nombre al campo. Junto con John White traficaban en estas costas a princi-
212
pios del siglo XIX y eran famosos por sus fechorías. Traen regalías del contrabando para

Postales de dos pueblos anonimos pero centenarios


las finanzas del eventual gobierno de niños. Y los barcos con cañones. Si hicieran falta.
Vendrá también María Luisa Tornquist con sus famosas orquídeas y piezas arqueológi-
cas del mundo, desde los aposentos de Juan Gerónimo y Jorge Newbery que cayó con
su globo el 13 de octubre de 1911 en esa estancia, en uno de sus intentos de cruzar el río
de la Plata.
Se lo espera, pero por vía terrestre.

Quizás asista desde la estancia Santa Rita, su dueño Carlos Casares, gobernador de la
provincia (1875 y 1878) y varias veces presidente del Banco de la Provincia de Bs. As.
No es segura, sin embargo la presencia de su esposa: Josefa Martínez de Hoz y Fernán-
dez de Agüero. Seguramente los economistas del movimiento le solicitarán un crédito.

67 familias atesoraron 6.000.000 de hectáreas en el país. Son los abuelos de los que aún
siguen dando brillo a los Palacios afrancesados de la pampa húmeda y a las Tertulias de
la Suciedad Real Argentina.
Desde el Rincón de Noario vendrá Francisco Piñeyro, su hermano Felipe y Don Bernar-
dino Rivadavia, todos amigos de negocios y enfiteusis, allá por 1824, financiada por “la”
Bahring Brothers, financiera Inglesa que generó nuestra primera deuda externa nacio-
nal. Obviamente no está de acuerdo con la Proclama de los Pañales.

No contesta el celular pero si se conecta en “facevooc” es posible que concurra el inge-


niero Guillermo White, que extendió el Ferrocarril Sud (de capitales británicos) hasta
Vieytes y Alvarez Jonte.
Están confirmadas las presencias de la Sra. Dominga Ircio Vda. De Hernandez, y sus
hijos Julián y Francisco Parmerión, herederos de Hernádez, que vendieron al Ferrocarril
del Sud, una fracción de tierra en donde se encuentra ubicada la estación de ferrocarril,
el 31 de diciembre de 1913.
Llegarán en una copia del primer tren a Pipinas, que llego el 1ro. de enero de 1914, con
la estación en construcción.
Doña Pepa, mi abuela y don Juan, mi abuelo, vendrán a ver tambo, gallinas, pavos, algún
ganado y a alguno de sus 14 hijos. Los que aún viven, claro. Piensan ordeñar para la cho-
colatada del lanzamiento del Movimiento en el territorio de la comarca.
En el “ranchito” de mi familia materna, en tierras arrendadas a los dueños de las tierras,
con laburo y dignidad, donde vivió Inés, mi madre, varios años de su infancia.

Volviendo a los invitados, al que se espera con ansiedad y medidas de seguridad extre-
mas para evitar atentados, es a Don Juan Manuel de Rosas, nostálgico de tantos años de
infancia vividos acá cerca, en el Rincón de López (Osornio), perteneciente a su abuelo
materno, que murió en manos de un malón en el año 1783. Parece que los hijos de sus
gauchos son del Movimiento. Claro que no es rojo punzó. Es ayón.
Los Verzini deberían estar pero no han podido superar la melancolía de un pueblo sin el
humo de su gigante chimenea.
Es que Corcemar alumbró con su polvo la vida de esas familias durante años.
Desde 1939 cuando comienza la producción hasta su desaparición en 2001 en manos de
los pulpos de la finanza.
Pocos años después de que el tren ausente entristeciera los domingos sin andén, exac-
tamente el 31 de mayo de 1978, cuando el proceso nos continuaba exterminando y sa-
queando las sonrisas y el trabajo.
213
Este pueblo, su clase obrera, multicultural y potente, sufrió derrotas, una y otra vez,
pero se levantó obstinadamente, alzándose sobre su talón de hierro con sus manos en-
durecidas y con la dignidad sobre sus hombros.

Desde los recuerdos alegres de un Corcemar sin humo resurgirán de las cenizas, con la
luz de un futuro con anónimos y esperanzas.
“Los” Gadea Madagan Barreiro Barbe Guillén Buttó Ferraras Manolo Acuña Llanos
Saldunvidez García Garayalde Ircio Verzini Contreras Acuña Padín Azzolini Volpara
Aldazoro Padín Landa Barragán Decara Alvidez Añanos Aparicio Balestracci Barrios Bo-
rrego Sola Buñirigo Prado Imaz Monzón Serafín Oroná Perazzo Sanpedro Vilche Vagge
Pietrantonuo Barbe Acosta Barragán Barbosa Gauna Rosseto Bruno.
Estarán mirando desde alguna nube rosada y rural, o desde una piedra de colores del
mural coqueto del Juventud de Pipinas, o desde un zorzal en un eucalipto frente al Club
Corcemar.
Sus bicicletas quedaron en el bicicletero que esta frente al acceso a la fábrica o en el
tambo de mi abuela.
Sus sonrisas son necesarias para que sus hijos y sus nietos recuperen el valor de un pue-
blo que , tarde o temprano, florecerá.
Y todos los que no tuve el gusto de conocer u olvidé y que ustedes agregarán a la lista.

Querida Pipinas:
Me quedo con el recuerdo de esas tardes de árboles altos y pantalones cortos.
O con las noches de miedo y sin luz en lo de Sara o Susana, o sea en lo de mis tíos, los
Vagge, comiendo ese asado irrepetible alumbrado con farol a querosene.
O con los bailes de Carnaval en el Juventud Unida o en el Corcemar, ya de pelo largo y
amores urgentes.
O con la foto de los 80 de mi abuela Josefa “pepa”, en “La Gloria”, con “chinche”, “lucho”,
“tito”, “porota”, “la negra”, Sara, Elina, y tantos tíos y primos que perdí la cuenta.
O con un domingo de fútbol de Corcemar-Verónica, de visitante y con choripán.
O en el Cine Corcemar llevando los rollos de películas desde el “San Martín” de Veróni-
ca, a cada rato, con camino de barro, para que las luces de Azzolini no se prendan y nos
zapateen el piso.
O con el Consejo Vecinal en la casa de la “negra, con Ofelia, Balestracci, Franzoni y
tantos más del distrito, comiendo torta fritas en el invierno de 1995 y terminando de
redactar el “Documento de Pipinas”, momento fundacional de un plan de salud cons-
truido por la gente , el INDIO SANO, el del Nuevo Municipio de Punta Indio, que tiene
identidad potencia y participación, como sus pueblos.
O con los Jubilados escuchando y aprendiendo de sus sabidurías.
Las de un pueblo con dignidad y futuro.
Y con el futuro en pañales.

214
LAS FAMILIAS HACEN LAS HISTORIAS.

Postales de dos pueblos anonimos pero centenarios


TAMBIEN LA DE PIPINAS

Mi abuela Josefa Madagán de Gadea habitaba Pipinas antes de su creación.


Su madre trabajaba en el campo de “Los Hernández”, donde la dueña era la Sra Do-
minga Ircio Vda. De Hernández.
Josefa se casó con Juan Gadea, mi abuelo. Baqueano, domador y hábil peón rural.
Trabajador de las tierras de los hacendados de la zona.
Con “pepa” construyeron “el ranchito”, la huerta, el tambo y criaron 14 hijos, mis tíos
maternos.
Mi madre, Inés Gadea, es la menor de los hermanos.
Tiene recuerdos felices de esa época de su vida.
Siempre cuenta del tambo al aire libre a la madrugada, de los pollitos y de los gansos.
Iba a la escuela a caballo o atravesando la nueva estación del Ferrocarril Sud.
Nunca perdió la sonrisa ni ese amor incondicional por sus hermanas y hermanos.
La mayoría de ellos se quedaron en Pipinas. “Lucho”, “Chinche”, “Tito”, “Delfor, Sara
y Susana forman parte de los amaneceres de Pipinas.
Muchos trabajaron en Corcemar y algunos en “La Gloria”, estancia cercana a la fábrica.
Pocos se fueron del Pago Chico. Sólo Carlos, “la porota” y Nélida.
Inés, Elina, “la negra” y Elvira se fueron a vivir a Verónica.
O sea que los Gadea son gente del Partido de Punta Indio.
En la foto esta Alberto Vagge, laburante de Corcemar y esposo de Sara.
Juan Reichenbach, mi padre. Lorenzo Airez, que trabajaba en la Base Aeronaval Punta
Indio. Florencio Cacho , oriundo de Bavio, alma alegre y buena.
Sarita Landa y Ricardo Gadea, su hijo, mi primo.
La de vestido blanco es mi madre, Clara Inés Gadea, sonriente como en un gran
tramo de su vida.
En su falda quien escribe.
Todos los espíritus de esta foto concurrirán la plaza de Pipinas a festejar los CIEN
Años, de renacimiento de un pueblo de adversidades, pero honesto y de laburo.
Es poco probable que vayamos en tren porque fuerzas del mal levantaron las vías.
Lo que es seguro que movilizaremos a los ayón en pañales para contarle a la gente
del futuro que nos espera.
Y sobre todo para aprender del pueblo, que tanta historia de esfuerzos y gestas ha
protagonizado.
La energía de la historia de los pueblos, de sus hijos, de sus familias, no se pierde.
Se transforma en ideas inconscientes para nuevas luchas por la dignidad eterna de
los niños.
Esa que se viene.
215
VERONICA ES VOLVER.
CANCION DEL CENTENARIO

Intentamos juntar a los de un siglo.


Fue por influencia de los Foyth, una familia de las pioneras en mi pueblo.
La cantamos en familia ante una multitud que celebraba los reencuentros.
De los que están y de los que se fueron pero siempre vuelven.
Noche inolvidable.

Letra y recitado: Juan Alberto José Reichenbach


Música y arreglos: Guillermo Foyth
Producción visual: Juan Manuel, Federico y Mariel Reichenbach
Producción musical y arreglos: Matías Fumagalli
Flauta traversa: Julian Reichenbach
Voz en off: Miguel Pérez / Grabación demo CD: Luciano Bina
Fotografías y grabaciones: David Zinni
Voces: Eduardo Foyth, Ana Laura Reichenbach, Agustina, Daiana, Viviana, Yani, Ismail, Cristian y
Guillermo Foyth.

Un marrón río cercano, blancas noches, madrugada azul.


Cien años de cálidos soles. Es Verónica, mi pueblo al sur.
Mucho abuelo en primavera y embarazadas en flor.
Y mil manos endurecidas de sus pioneros de amor.

Pérgolas, laguna y barro. Postales de cine y andén.


Arado, siembra, esperanza, que llegaban con el tren.
Corso, kermesse y bailongo. Palenque, yerra y avión.
Y las casas simples y humildes, de jardines con malvón.

Todos a andar,
todos a ver,
cien años de alegría,
que Verónica es volver.

Todos a andar,
todos a ver,
la alegría continúa,
hoy Verónica es volver .

Es Verónica, mi pueblo, un tren para volver.


Es manos madres, guardapolvos, buenos hijos por nacer.
Es trabajo, gente honesta, es sendero de ilusión.
Es la plaza de este otoño, en un crujiente marrón.
Es poesía, tango, fútbol, mil ideas florecer.
Tierra buena, en primavera, es Verónica crecer.
216
Todos a andar,

Verónica es volver. Canción del centenario


todos a ver,
cien años de alegría,
que Verónica es volver.

Todos a andar
todos a ver,
la alegría continúa,
hoy Verónica es Volver

Primero candil, luego asfalto y hasta luces de neón.


Somos libres, solidarios. Punta Indio es construcción.

Pueblo libre. Autonomìa.


Luminoso amanecer.
Luz, camino de utopía.
La esperanza de nacer.

Todos a andar,
todos a ver,
la alegría continúa
hoy Verónica es volver.

217
PINTANDO REALIDADES

El movimiento es un defensor de las imágenes. Los niños tienen pocas palabras y


muchas imágenes.
Hay pinturas que todo lo dicen, sin palabras. Y hay muchas, demasiadas palabras
que no representan nada, solo eso, palabras vacías. El mundo es esclavo de las imáge-
nes, pero las emanadas de los centros del poder, malintencionadas, reproducidas con
distorsiones , repetidas hasta el hartazgo en el noticiero del mediodía o en la pagina
del terror y la dominación. Nuevos íconos son el núcleo del movimiento de los niños
y de las madres. El de las imágenes del pueblo. Las de sus deseos, las de sus derrotas.
Silvia Rica, exquisita docente de nuestros orígenes y Mary Sortino, idealista de la
equidad, pintan.
Organizaron en la Iglesia Evangelista de los Foyth y tantos colonos , una muestra.
Pintando realidades.
Fueron a dialogar algunos expositores. Los medios locales e internacionales los en-
trevistaron.
El Colono, el Semanario Deportivo, la TV local y FM del Sur, entre otros. Claro ,
también Clarón, Times, La República y el Mercurio. 

- Juanito, es de Pompeya o Villa Crespo. Ramona es la “milonguita”, la “costurerita que


dio aquel mal paso”. Ella ya ha trascendido su barrio; está en Florida y en Corrientes y
Esmeralda , nos cuenta Antonio Berni.
- El padre fue, tal vez, un porteño modelado por los tangos de Discépolo.
La madre era una resignada mujer del interior
- Ramona es un símbolo de las mujeres de las grandes ciudades que se prostituyen
para sobrevivir.
La mujer de las letras de tango.
- Los monstruos se refieren al universo fantástico del artista y a su conciencia del mal
y del horror.
Remiten a las pesadillas de Ramona Montiel y de Juanito Laguna y también a los ho-
rrores de la guerra.
- Yo a Juanito y a Ramona los hice precisamente en collage, con materiales de rezago, por-
que era el entorno en que ellos vivían. Les puse nombre y apellido a una multitud de anó-
nimos, desplazados, marginados niños y humilladas mujeres; y los convertí en símbolo.
- Yo a Juanito Laguna lo veo y lo siento como el arquetipo que es; arquetipo de una
realidad argentina y latinoamericana, lo siento como expresión de todos los Juanitos
Laguna que existen. Para mí no es un individuo, una persona: es un personaje... En él
están fundidos muchos chicos y adolescentes que yo he conocido, que han sido mis
amigos, con los que he jugado en la calle...”
- Juanito Laguna es el niño pobre de las grandes urbes latinoamericanas.
Representa a los chicos que viven en situaciones de pobreza, que habitan casas hu-
mildes o viviendas
218
de chapa y cartón. Sus padres trabajan en fábricas o talleres, hacen changas para

Pintando realidades
mantener a sus familias.

Antonio Berni. Serie Juanito Laguna y Ramona Montiel.

Sus madres trabajan en la costura o limpiando casas.


Juanito es retratado por Berni con una mirada de denuncia social y una enorme poesía.
Juanito juega, viaja, se relaciona con los animales, saluda a los astronautas que pasan
por su barrio, se emociona con las mariposas y los barriletes, festeja una Navidad
pobre (pero Navidad al fin), aprende a leer, pesca, etc.
Es un héroe de los pañales y para ello apareció por estos pagos. Para liderar las pri-
meras acciones del movimiento.

Llegó por la nave lateral Raúl Schurjin.


-Fuí un pintor y dibujante argentino que nací en Mendoza en 1907.
-Mis cuadros están inspirados en tipos del litoral, de ese litoral cuya larga costa le ha
ofrecido motivos para las muy típicas series de “costeritas”.
-El litoral santafecino me unió en abrazo el sentir de mi paleta con esas telas en las
que quedaron todos los retratos, las naturalezas muertas, las estampas de la vida
humilde y cotidiana… y también ellas, las costeritas, que aún esperan… por siempre
esperan. Espero que con el Movimiento de los ayón esperen menos, para lograr la
vida que se merecen.
Entre las numerosas y destacadas distinciones que le fueron otorgadas, sobresale el
Premio Braque (1968), entregado por el Gobierno de Francia, consistente en un viaje
y estadía para estudiar en París por un año. En el contexto  socio-político del  Mayo
Francés frecuentaría a Julio Córtazar y Emilio Pettoruti, con quienes compartiría re-
flexiones respecto del arte en dicha coyuntura. También estuvo Hugo Soubielle, el
padre de Pablo, gran vecino, con todos esos niños que nos miran

Hugo Soubielle, desde los niños que nos miran. Raul Schurjin. Serie Las costeritas.

219
Jugos de colores para la muestra. Y frutas. Naranjas naranjas, manzanas rojas, bananas
amarillas y uvas verdes. A pedido de los expositores.
Limones amarillos, mandarinas naranjas y pelones fucsias.
Luego, mates con tortas fritas del Círculo de Jubilados.

Llegó Emilio Pettoruti, desde La Plata.


- Mi infancia y adolescencia trascurren en una vieja casona de la calle 3 y 54.
- Mis lugares favoritos eran el Museo de Ciencias Naturales y el Bosque, donde todas
las tardes, iba a caminar.
- Mis maestros se quejaban de que me pasaba todo el tiempo “haciendo dibujitos”.
Tuve el honor de exponer junto a Picasso, Paul Klee y Marc Chagal.
- El plato de polenta por día como única comida, porque no había otra cosa. El di-
bujar sobre cualquier papel porque nada era accesible. La decisión de raparse para
no salir a la calle y obligarse a pintar sin respiro.
- Llevé el arte adónde nunca había llegado. Lo hice a través de un tren que llegó con
su carga de cuadros y grabados a los parajes más remotos.
- Varias son las ciudades que amé, ya sea por su belleza o por las bellezas que ateso-
ran, los recuerdos que me traen o lo mucho que les debo en el desarrollo de mi vida.
Entre ellas y en primerísimo término se encuentra Florencia, luego Roma, Milán,
Munich, París, Buenos Aires. Pero existe una sobre todas, a la que me siento ligado
por lazos de profundo afecto y recuerdos que me son muy caros: es La Plata.(...).
Los colores y las formas que retuve cuando niño las llevé conmigo por donde quiera
fuesen mis pasos y están en mis telas. Entre mis obras les recomiendo La Pensierosa,
La canción del pueblo y La ventana abierta”.

Emilio Pettorutti. La canción del pueblo. Carlos Alonso. Niña con gato. Antonio Berni. Juanito Laguna.

Caquis rojos, higos blancos, frambuesas violáceas. Publico “engolosinado” pero con car-
bohidratos naturales, sin las pentosas de mala calidad de las golosinas de síntesis.

Llegó Carlos con su obra Niña con gato, de 1963.


- Yo soy Carlos Alonso, un pintor, dibujante y grabador, representante de la corriente
social del arte en mi país.
220
- Nací en Tunuyán, donde viví hasta los siete años.

Pintando realidades
- En 1957 fuí el ganador del concurso convocado por la editorial Emecé para ilustrar la
segunda parte de Don Quijote de la Mancha y Martín Fierro (1959).
En 1963 se editaron en la Unión Soviética unas tarjetas postales con imágenes de “El
Quijote”.
Me eligieron para las ilustraciones con Gustavo Doré, Honoré Daumier y Pablo Picasso.

- Tras el golpe de estado de 1976 y la desaparición de mi hija Paloma al año siguien-


te, me exilié en Italia, y España.
- Mi pintura alterna entre subjetividad y racionalidad, entre caos y orden, entre
placer y disciplina. En mi obra están presentes, además, las heridas producidas por
la dictadura militar, apostando por el compromiso político.

Brueghel, desde su plato de polenta, Goya y Esteban Murillo desde sus niños ham-
brientos comiendo y robando frutos, adhirieron a esta actividad del Movimiento.
Paul Klee y Miró aportaron color y surrealismo a la muestra. Soubielle con sus niños
y desde La Plata y con Pablito , su hijo, el vecino, aportó compromiso.
La jornada, intensa, terminó luego de la percepción colectiva de que las imágenes
generan consciencia colectiva. En este caso para el bien y la creatividad, equitativa,
accesible.
Silvia Rica con su serie La gente de mi pueblo y Mary Sortino, con su acuarela,
Gente de Tiepolo, saludaron a los presentes desde el pórtico, mostrando sus valiosas
colecciones.
Desde los siglos de la humanidad los pintores expresaron su adhesión a los pañales.

Mary Sortino.

221
Silvia Rica. La gente de mi pueblo

222
CAMILA EN EL BAILE DE LA SALUD

Camila en el baile de la salud


Fue en la Sociedad de Fomento de Punta Indio. A doscientos metros del frío río marrón.
El baile de la salud fue organizado por el Consejo Federal de salud para fomentar y
prevenir la diarrea aguda en la zona y para instalar, con lo recaudado, agua pota-
ble en algunas regiones de ese pueblo costero.
Asado al asador, mesas con manteles a cuadros rojos y blancos, cubiertos a la ca-
nasta, bar a cargo del consumidor y luego baile con la “Charanga tropical “, “Fruti-
lla” y “Rama negra”, dos grupos de la zona.
Y la presencia del “gaucho primavera”, lugareño que bailaba todas las noches solo, con
las bombachas negras con flores bordadas y algún espíritu deseado entre sus brazos.
Noche de luna llena, chicharras y … ahumada. Estaban los médicos de familia del
Plan Indio sano, Priscila, Mabel, Fabiana, Andrea, Cacho, Liliana y Mariano.
A las 23 hs se corrieron las mesas y los tablones. Camila estaba como salida de una
novela de Kundera. Empezó la cumbia y se armó el bailongo. Sonaba “Barrilito de
cerveza” cuando Pedro, el borracho mas querido de la comarca, se desplomó inerte
en la entrada del salón.
La reanimación fue inútil. 65 años de vida se fueron en un instante de esa noche.
Casi por unanimidad de la Asamblea (698 a 25 votos) a mano alzada se decidió
suspender la fiesta y homenajear al difunto.
Los folletos se siguieron distribuyendo en la casa funeraria, una larga noche con
promoción de la salud , pero sin baile.
Todos los momentos son adecuados para promover la vida.

223
224
4TO. MOVIMIENTO.

4to Movimiento. Allegro con fuoco


ALLEGRO CON FUOCO

Una semana antes del lanzamiento del Manifiesto de la Revolución de los pañales se
ejecutó, en adhesión, el último movimiento de la Sinfonía del Nuevo niño en todas
las plazas del mundo, por las orquestas locales. Fue allegro y con fuoco. En todos los
casos fue arreglado para los instrumentos de cada territorio. Saturaron de armonías
y ritmo a todas las emisoras locales. El movimiento tiene poesía y música.

225
RESUMEN DEL MOVIMIENTO
PARA LAS CLARAS MADRES

Para una Madre Clara. En sus 86 años de buena vida. Clara Inés mi madre y todas
las madres.
Las madres son el combustible de la revolución. El Consejo publicó este homenaje
en los medios sociales del mundo.
Reza el poema Sy’ (Madre), en guaraní, de Cristian David López:.Ahai nde resa/ ha
mitãnguéra oma’ẽ.
Dibujo tus ojos/y los niños miran./ Dibujo tu boca/y los niños sonríen./Dibujo tu
nombre/y los niños hablan.
La palabra Mamá se refiere a la secuencia de sonidos /ma/ mama/ conocidos por
corresponderse a las palabras para madre en muchos idiomas del mundo.
Suelen ser las primeras palabras identificadas en el ser humano, y las madres aso-
cian estos sonidos de sus hijos con ellas mismas
Así en pueblos tan diversos, los lactantes deciden darle significado a sus madres.
Amá  en navajo, māma en  mandarín, en  quechua, y hasta en  inglés Estos términos
se construyen a partir de los fonemas más sencillos de producir (bilabiales como m, y
la vocal abierta a) pero sin duda los más sinceros desde lo afectivo.
Una vez mas lo trascendente del universo es simple y profundo.
Como la simpleza y la sinceridad de Inés, Clara Inés, mi madre.
La que cumple años el 25 de mayo de todos los años. La que habita mi casa del ori-
gen en un noble pueblo del sur de nuestras existencias. Verónica. Calle 27 entre 28
y 30, al lado del Club, frente a la plaza, al costado de la Municipalidad, pegada a la
Panadería de los Iriarte, en el pueblo universal de los ayón.
Pan con manteca, buñuelos de acelga y huevo batido con azúcar.
Guardapolvo con presto, mocasines con betún y monedas para las Renomé del recreo.
Para los hijos del mundo la madre es mama en catalán, lituano, polaco,  neerlandés,
inglés, alemán .
En Griego μαμά (mama) , en Italiano mamma, en portugués  mãe / mamãe / mamã,
en ruso мама (mama), en sueco mamma y en alemán suizo mami.
Sin embargo, existen variantes: por ejemplo, en fiyiano, la palabra para madre es
nana, en turco y mongol es ana.
En Francés maman. Anya es madre en Húngaro, Tayka en aymará y Sy’  en guaraní.
“Que nunca la abandonen aquellos que la tienen, /que cuiden el tesoro sublime de
su amor, /que besen sus cabellos más blancos que la nieve /y que la quieran mucho
como la quiero yo... “ dice Reinaldo Yiso desde “Un vals para mamá”, con el ritmo
inconfundible de Juan D Arienzo, desde una nube que ilumina un baile de carnaval
de los 50, en el Club Comunicaciones.
Claro que otros como John Lennon desde Mother , en los 70, nos deja con el amargo
sabor del desapego materno:“Madre, me tenías pero nunca te tenía/ te deseé pero no
me deseaste”.
También la “mother” de Pink Floyd de la posguerra, viuda de un soldado, en “The
Wall” es un tanguito pa la mama:
“Madre, ¿me pondrás en la línea de fuego? Madre, ¿me estoy muriendo realmen-
te?/Calla niño, no llores/Mamá va hacer que todas tus pesadillas se conviertan en
226
realidad./Mamá te va inculcar todos sus miedo. Naturalmente, mamá ayudará a

Resumen del movimiento para las claras madres


construir el muro”.
Clara Inés estuvo siempre. 4 años de lactancia materna. 8 meses de embarazo con
miedo. Me protegió en la morada de sus interiores antes de nacer y ya de joven
cuando escondió mis libros y diarios y vinilos, los que no se podían tener en un país
de fantasmas, los del proceso.
Le debo varias vidas a Clara. Y la libertad que surge de sus ejemplos.
- “Delante de ti me veo en el espejo que no acepta cambios, ni corbata nueva ni
peinarse en esta forma. Lo que veo es eso que tú ves que soy, el pedazo desprendido
de tu sueño “– dice Julio Cortázar de su madre en “La Madre”. -”Mujer, yo hubiera
sido tu hijo, por beberte/la leche de los senos como de un manantial,/por mirarte
y sentirte a mi lado y tenerte/en la risa de oro y la voz de cristal,“- histrioniza Pablo
Neruda en Amor.
- “Madrecita mía,  /madrecita tierna,/déjame decirte/dulzuras extremas” dice Ga-
briela Mistral en “Dulzura”
- “Podrá nublarse el sol eternamente;/Podrá secarse en un instante el mar;/Podrá
romperse el eje de la tierra/Como un débil cristal/¡todo sucederá!/Pero jamás en mí
podrá apagarse/La llama de tu amor”. “Amor eterno” de Gustavo Adolfo Becquer.
Ochenta y seis años de constante entrega y generosidad. De trabajo en el rancho
colectivo familiar y alegre. De incondicional apoyo a mi padre como la sostenedora
de angustias, trabajo y tristezas. Como el faro persistiendo con su luz constante en
un océano oscuro y a veces amenazador.
Tanto por nada. Sin exigir una mirada ni una caricia.
 
Dice César Vallejos: -”Ese pan generoso es oblación y es sagrado. Tú lo diste, madre,
y es pan de amor.
La madre es harina. Pero también es el cuenco donde se amasa el pan dulce, el
bizcocho. Es el recipiente y la vasija, si no el amor no tiene forma ni estructura. La
madre es contenido y continente, harina y utensilio, donde se pueda amasar el pan
de la vida ser el horno que lo cueza.”
Y cuando describe a su madre me hace acordar a vos, Clara Inés.
- “Se la ve sencilla, honda y esencial, envuelta en un reboso raído, sin nada artificial
que lo distinga, un arete, una cinta o un anillo. Se la siente arcilla, gleba, espiga;
de rasgos muy andinos, telúricos y bondadosos, con ojos profundos, cabello lacio,
pómulos salientes. Con mucha alma; servicial y entregada. Agua clara de manan-
tial, mujer andina cabal”.
- “Las manos de mi madre /llegan al patio desde temprano /todo se vuelve fiesta /
cuando ellas vuelan junto a otros pájaros/junto a los pajaros /que aman la vida /y
la construyen con los trabajos /arde la leña, harina y barro /lo cotidiano /se vuelve
mágico”-, en la voz y en la letra eterna de Mercedes Sosa
Te recuerdo también desde el genio del poeta asesinado por uno más, de los tantos, de
los genocidas de la alegría. Federico García Lorca en “Mamá”.
- “Mamá, yo quiero ser de plata/Hijo, tendrás mucho frío. Mamá, yo quiero ser de agua./
Hijo, tendrás mucho frío/Mamá, bórdame en tu almohada./¡Eso sí!/¡Ahora mismo!”.

Miguel Hernández, desde la cárcel de esa España aún escondida y siempre muriente
con una poesía para una madre, la de su hijo.
-”Una mujer morena/resuelta en luna/se derrama hilo a hilo/sobre la cuna/ Ríete,
niño,/que te tragas la luna/cuando es preciso”.
227
Angina con fiebre y tortícolis con dolor. Sábanas blancas y frías, con puntillas. Ter-
mómetro, “pelela” y azufre en el cuello. Canciones entonadas y cuentos de prince-
sas con gatos, botas y niños descarriados. Algunos me contaron que llegaron desde
esos relatos de tantas noches frías y oscuras con estufa a querosene o pantalla con
gas de garrafa. Con los fantasmas del techo, moviendo la puerta que se balancea o
con los pasos del parquet recién encerado con la Suiza oscura y la Yelmo ruidosa.
- “Mi madre, Yevguéniya Yákovlevna, cuyo apellido de soltera era Morózova, era una
gran cuentacuentos  y me entretenía con historias de sus viajes junto a mi padre (un
comerciante de telas) por toda Rusia”, cuenta Anton Chéjov.
“Mi padre un era médico, autoritario y alcohólico. Mi madre nos escondía para evi-
tar las palizas por tonterías. Era una madre bondadosa y protectora. Pude seguir
escribiendo por su complicidad encubierta”, relata Fiódor Mijáilovich Dostoyevski .
Mate cocido con pan tostado y manteca. Mermelada de la casa.
Éramos muchos los escolares que subían todas las tardes los veinticuatro escalones
de la escalera de mi casa. Bullicio, carcajada y pelota de goma en la terraza.
Inés, Clara siempre alegre con sonrisa y buena leche, a veces con Toddy, a veces con
té. La merienda de las soñadas tardes de un pueblo en paz, Verónica, con su sonrisa
Clara. Claro, la de mi mama , Inés. Fuente de equidad , justicia y valores.

Era la encargada de mediar en las riñas largas de las siestas somnolientas y calurosas
de verano encendido de pueblo al sur.
Chichí, mi querida hermana, tenía una gran capacidad táctica y estratégica para
desairarme en esas batallas “in crescendo” de almohadas, ojotas y pantuflas al aire.
Los rezongos y advertencias de Juan Adolfo, mi padre, pronunciadas con volúmenes
crecientes, eran poco efectivas comparadas con la presencia de mama Inés en el
teatro de las escaramuzas.
Ya para no aburrirte te dejo con las “Nueve Lunas” de José Pedroni
-“Mujer: en un silencio que me sabrá a ternura,/durante nueve lunas crecerá tu
cintura,/y en el mes de la siega tendrás color de espiga,/vestirás simplemente y an-
darás con fatiga.
Y será el regocijo de besarte las manos,/y de hallar en el hijo tu misma frente simple,
tu boca, tu mirada, y un poco de mis ojos, un poco, casi nada…”
Este es mi regalo para tus 86 años, mama y para todos los años de todas las madres.
Gracias por la Clara, Inés.
La Claridad de tu amor que iluminó en tanta noche.

Antonio Berni. La familia del obrero.

228
UNA ZAMBA PARA LA “NEGRA” CLARA

Una zamba para la “negra” Clara


FELIZ CUMPLE . CLARA INES GADEA, MI MADRE.
Te regalo una zamba. Se espera cantor para homenajearte.
Para Clara Inés, mi “mamasa “ de 87 años.

ZAMBA PARA LA “NEGRA” CLARA.


Zamba de madre buena
Que enciende soles y amanecer
Zamba pa la “negra” Clara.
Mujer y madre, mamasa Inés.
Un rancho alegre en “Las Pipinas”
con calor de hermanos te vio crecer.
Brotes de hijos de ojos negros
Con blanca leche de tu querer.
Semilla, harina, arrullo y pan
En esta zamba del florecer.
Zamba de buena madre
Que enciende auroras y amanecer.
Zamba pa madres alfareras
de arcillas por volver
Volar la vida en días calmos
y desde cunas del ayer.
Zamba de Claras almas,
Incendiado hijos de atardecer
Zamba pa la “negra” Clara
Mujer y madre, mamasa Inés
Alumbrando caminos nuevos
con tanta vida por recorrer.
Zamba de madre buena
Que enciende soles y amanecer.
Juan Reichenbach. Mayo. 2016.

229
UN TANGO PARA JUAN Y EL SAN MARTIN

Los ayón creen en el tango y en sus testimonios cotidianos. Hicieron un concurso


para autores. En la radio de Bina, la FM del Sur, en Radio Universidad de La Plata
y en repetidoras del mundo.
Le escribí uno a mi padre, transgrediendo lo de Homero. Manzi.
La música es de los Foyth. Los Mozart del pueblo. La interpretación será de ellos y
de Laura. En un día de fiesta.

Recitado 
 
Purrete rubio de arrabal
de Barracas,  capital
Matilde  Inés y chichi
sus mujeres de ideal.
 
Laburar fue su misión
Quimera de hijos y metejón.
Gracias viejo por tu ejemplo
de valores, garra e ilusión.
 
Tango

Hoy Juan está de estreno  y el  farol alumbra el  renacer,


en Verónica, su pueblo, querencia, de quimeras,  y del volver
Linterna, butaca y pantalla. Muiño, “la Merello” y Chaplín
Proyecta Villanueva, en technicolor, mil películas sin fin.
 
El viento no se llevó a Casablanca ni a  Sandrín..i.
Hay afiches, boleteros, mascaritas  y maniquín
En matineé, tarde y noche, tango alegre y berretín,
sigue encendiendo ilusiones, el viejo Cine San Martín.
 
Amaneció, un diez de octubre, de una  noche equivocada.
Lo  iluminó para siempre, un  fueye fiel de madrugada.
La percanta y Gardel cantaron, chamuyos  de celuloide y violín.
Matilde, Inés  y  papá Manuel. Y los fantasmas del San Martín
 
Pullman, caramelo y cartel. Pantalla blanca y chocolatín
Andresito en  numeradas, novio, suegra  y chiquilín.  
En matineé, tarde y noche, tango alegre y berretín,
sigue encendiendo  ilusiones, el viejo Cine San Martín.
230
La concepción de la infancia por el movimiento de los pañales
LA CONCEPCION DE LA INFANCIA POR
EL MOVIMIENTO DE LOS PAÑALES

Los concejales de todo el mundo trabajaron día y noche para sintetizar una idea
universal. En el silencio de la Biblioteca Popular Mariano Moreno de Verónica le
dimos forma final a la fundamentación de nuestras ideas acerca de la infancia, con
el aporte de los niños del mundo.
Un trabajo de reflexión del Movimiento Universal PA Niños.
La concepción social de la infancia.(94)

El concepto de infancia varía considerablemente a lo largo de la historia y en las


diversas culturas y sociedades. Podríamos decir que la mayoría de estos cambios
han supuesto una mejora en sus condiciones de vida, aunque aún queda mucho
por hacer.
Durante mucho tiempo la niñez no fue valorada socialmente pues los niños eran
considerados un adulto en miniatura, por lo que no se les reconocían necesidades
diferentes a las de los adultos y muy pronto tenían las mismas obligaciones que
éstos.

Durante la Edad media se mantiene esta concepción, pero, debido a las creencias
religiosas, se cree que el niño cuando nace está ligado al pecado; es por ello que se
tiene muy en cuenta la vida de los santos en la educación, principalmente familiar y
doméstica o ligada a los monasterios.
No es hasta el Renacimiento cuando, al dar mucha importancia al pasado grecola-
tino, se pretende construir un mundo nuevo, en el que se concibe al niño como un
ser “modelable”.
A partir de esta época se extiende la idea de que la educación ha de ser para todos/
231
as y se incorpora la tendencia a la reeducación y a recoger a niños abandonados en
nuevas instituciones. Sin embargo, debemos tener en cuenta que este cambio, aún,
es más teórico que práctico.

La crisis social, política y económica que sufre Europa durante el Barroco no ayuda
mucho a la implantación de los nuevos ideales, sino que las penurias que se padecen
conciernen en mayor medida a la infancia, afectada por la mortalidad infantil, el
abandono y la hambruna. Dado el desolador panorama se publican unas disposicio-
nes legales sobre niños abandonados.
Comenio es uno de los personajes destacables en este periodo por que defendió la
idea de una escuela para todos, en la que es importante aprender jugando y en la
que se tiene en cuenta el alumnado y sus necesidades.

Durante la Ilustración, la educación es considerada un medio de transmitir conoci-


miento y cultura por lo que ganará popularidad entre la población que puede per-
mitírselo.
Las ideas de Rousseau comportan un cambio positivo en la concepción del niño,
pues se tiene en cuenta el nivel de desarrollo de cada etapa y a éste se adapta la
acción educativa; dando así importancia al desarrollo integral del niño/a. Aun asi,
ocurre lo mismo que en épocas anteriores: estos cambios son más teóricos que
prácticos.

Es durante el siglo XIX cuando se adoptan medidas que en la práctica si afectan a la


infancia, como la aparición de Asilos o casas de caridad para atender a los niños/as
mientras que sus madre trabajaban; éstos son considerados los precursores de las
escuelas infantiles de hoy.
En 1857 surge la Ley de Moyano que impone la escolarización obligatoria gratuita
desde los 6 hasta los 9 años. Es necesario destacar también a Fröbel por el hecho de
tener en cuenta la individualidad del niño/a.

Todas estas pequeñas conquistas han dado lugar a la concepción de la infancia ac-
tual, pues ha sido en el siglo XX cuando el niño llega a configurarse como un estatu-
to digno de ser mirado y estudiado desde todas las disciplinas, y cuando la infancia
se convierte en la etapa de mayor importancia en la vida del ser humano.
Hemos pasado del concepto de “niño” como un hombre pequeño que se prepara
para la vida, al concepto de que la mente del niño que se asemeja a una tabla rasa,
sobre la que todo está por escribir.
El niño es seguramente una esponja, especialmente entre los 5 y los 12 años, que
absorbe todo lo que entra en contacto con ella, para después volver a sintetizar y
“recordar” solamente aquellas formas de experiencia que considera significativas.
No obstante, aunque la concepción del niño ha evolucionado, la realidad económi-
ca y social, que dio lugar a la idea del niño como propiedad o recurso económico
persiste y sirve de sustento al trabajo y la explotación económica de millones de
niñas, niños y adolescentes en todo el mundo.

Hace 100 años, los niños tenían una significativa presencia como fuerza laboral en
los países industrializados (en algunos casos de hasta un 50%), trabajando jornadas
232
laborales de hasta 13 horas diarias.

La concepción de la infancia por el movimiento de los pañales


Es por ello, y por los estragos de la I Guerra Mundial, que Englantyne Jebb crea en
1923 la primera Declaración de Ginebra, para comprometer a la humanidad en la
defensa de los niños/as, y que un año después se incluye en la Carta de Derechos de
la Infancia de la Sociedad de Naciones.
Después de la II Guerra Mundial, se realizan la Declaración Universal de los Dere-
chos del Niño (1959) y la Convención sobre los Derechos de la Infancia (1989) para
tratar de paliar las brutalidades y el desamparo al que se han visto sometidos a lo
largo de la historia.
Es en 1979 cuando hay un verdadero cambio con respecto a la concepción de la in-
fancia, pues a partir del año del niño, se considera a los adultos responsables de que
se cumplan los derechos infantiles.
Indiscutiblemente uno de ellos es el derecho a la educación, y por la inquietud por
el estado de ésta surge la Escuela Nueva o Nueva Educación basada en la renovación
de las ideas de Rousseau que por fín se llevan a cabo en la práctica. Así, se considerá
que todo niño/a tiene un potencial aprovechable y se tienen en cuenta sus necesi-
dades particulares, diferentes a las de los adultos.

Esta concepción de la infancia que sigue vigente hoy en día podríamos definirla
como el primer periodo de vida humana, que se extiende desde el nacimiento hasta
la adolescencia, en el que se desarrollan las potencialidades, las capacidades y se
sientan las bases del desarrollo de la personalidad posterior del individuo. En de-
finitiva, es una etapa decisiva para intervenir y procurar en el niño/a un desarrollo
positivo en todos los aspectos (físico, motor, cognitivo, afectivo, social)

Hoy, podemos afirmar que el niño tiene una autonomía y una dignidad propia.
Y podemos también afirmar que no todo está por escribir, porque los factores del
aprendizaje pasan a través del patrimonio genético e interacción con el medio am-
biente, mediados por las formas significativas de la experiencia.
Sin embargo, aunque la concepción de la infancia ha mejorado a lo largo de la his-
toria a nivel general, actualmente el problema no ha sido resuelto, y se carece de
información suficientemente confiable acerca del número real de niñas y niños en
situaciones inadmisibles.

No todas las sociedades ni culturas tienen la misma visión del niño/a, diferencias
marcadas por las distintas tradiciones y costumbres de cada una de ellas, tales como:
las relaciones entre los miembros de la familia, el tipo de atención que reciben en
cuanto a su educación y crianza y el tiempo dedicado a ello, la edad en que se les
exige que asuman responsabilidades, las tareas que se les imponen, la posibilidad de
acceso a objetos de consumo, etc.
Y esto es lo de menos, actualmente también existen niños obligados a combatir en
guerras, víctimas de la violencia y el hambre o niñas obligadas a prostituirse.

Son unos pocos ejemplos de las injusticias que miles de niños/as tienen que aguan-
tar hoy en día, lo que hace que nos estemos organizando en esta Revolución de los
pañales, dialéctica , espontánea.
233
CAMILA Y EL INDIO SANO

Sin dudas que uno de los documentos fundacionales del Movimiento Pa Niños fue
la Primera ordenanza del nuevo partido de Punta Indio, elaborada por la comu-
nidad a través de sus Consejos Vecinales. Un ejemplo de la sinergia , adhesividad y
energía colectiva en un marco legal para todos y desde todos.
Se leyó delante de los concejales de todo el mundo en un parlamento internacional
realizado en la Intendencia de Punta Indio, en Verónica.
Miles de niños de distinta procedencia siguieron la sesión a través de pantallas gi-
gantes, las mismas que se habilitaron en bares de París, Dakar, Roma, Asunción,
Otawa y cientos de ciudades y pueblos del orbe.

Una vez mas la salud se transformaría en constituyente. Claro que es uno de los mas
valiosos derechos del hombre.
Camila hizo un trabajo de recopilación histórica y de puesta en valor del Proyecto, que
asomaba como un documento a imitar en el mundo.

Indio Sano con patente, potencia y futuro


INDIO SANO es de la gente del Municipio de Punta Indio. Ellos son los autores.
ORDENANZA DE CREACION DEL SISTEMA MUNICIPAL DE SALUD PUBLICA
UNIVERSAL “INDIO SANO”.
Abril de 1996.
Visto
… La potencia creadora de la comunidad del nuevo partido de Punta Indio...
... La convergencia de los intereses sectoriales representados en las JORNADAS PRO-
GRAMATICAS PARA EL NUEVO MUNICIPIO...
... La creación posterior de los consejos locales de Salud y Política Social y su correlato
Federal, representantes genuinos del deseo inconsciente de una salud justa y univer-
sal...
… La elaboración por este Consejo del SISTEMA MUNICIPAL DE SALUD PUBLICA
INDIO SANO.... expresado en el DOCUMENTO DE PIPINAS luego de un trabajo
arduo y consensuado unánimemente por representantes de todas las localidades...
… La inusual adhesión de los ciudadanos de aquellas localidades en donde se han
iniciado alguno de sus subprogramas...
CONSIDERANDO
... La salud como un bien social impostergable, pilar de una sociedad justa, ...
… La seguridad de la sabiduría de nuestro pueblo.
... La necesidad imperiosa de respetar nuestra identidad regional...
… Que la familia, como unidad celular básica de las comunidades debe ser la deposi-
taria inicial de la salud...
… Que debemos priorizar la humanización del acto médico, la salud sobre la enferme-
dad, la vida sobre la muerte, .
... La promoción, la prevención y la anticipación a la rehabilitación...
234
... Que debemos transformar lenta pero progresivamente el concepto actual limitador

Camila y el indio sano


de la salud, para educar y educarse de la comunidad y a los efectores en un contenido
ampliado de la misma, de acuerdo a los postulados del sistema…
... Que, finalmente, los pueblos rara vez se equivocan y este es un Sistema ungido en
su propio seno, desde sus necesidades y utopías cotidianas y por solo ello tiene senti-
do en si mismo....
... Que seguramente cuando evaluemos sus resultados nos encontraremos con subur-
bios alegres y florecidos, con sonrisas anchas y maternales o con las manos fuertes de
padres con trabajo...
... Consideramos, por tanto, que este proyecto es para todos los que acunamos el de-
seo y el futuro, aunque el presente aún duela...
Por ello:
en uso de sus atribuciones el Intendente de Punta Indio eleva al HCD el presente
proyecto de ordenanza.
... Artículo 1. Instáurese en el Partido de Punta Indio el “Sistema Municipal de salud
Publica Universal Indio Sano”.

Por vez primera se plasmaba en la letra, con rango de ley y norma, un documento que
imaginaba una salud equitativa, un derecho, de tantos. Un ejemplo a imitar, con ese pa-
radigma, en educación, trabajo seguridad, desarrollo social, cultura, turismo, etc…
Claro que esa Ordenaza tenía su antecedente en el

Documento de Pipinas:
Momento fundacional del Sistema de Salud Universal Indio Sano. Otoño del ‘95
Programa preliminar Indio Sano.
Programa de Salud y Acción Social Indio Sano . Dr. Juan Alberto Reichenbach.
Introducción
... El nuevo municipio de Punta Indio tiene una historia por vivir: la de todos.
Sus viejos, adolescentes, niños y embarazadas son los puntos cardinales de su nueva
geografía.
La comunidad organizada en sus diferentes formas asociativas y de participación el
terreno ancho y generoso de su futura semilla.
La salud entre todos, una de sus metas irrenunciables
Recién nace el Indio Sano, un proyecto de salud original, único, para todos, surgido de
la inspiración de las voluntades colectivas.
No creemos en el impacto de cifras, gráficos o tasas, si representan solo el trabajo
enquistado de unos pocos desde alguna alejada oficina.
Creemos en la energía de los tantos, desde la esquina de algún barrio,
multiplicados por las ansias de una vida digna y sana, partícipes incondicionales de
este, su proyecto.
Nuestro propósito es simple, como el de los grandes desafíos: levantarnos alegres un
día de sol, criar niños fuertes, proteger abuelos sabios, adolescentes poderosos y em-
barazadas florecidas.
Nuestro plan prioriza el mantenimiento de la salud, la promoción, la prevención y la
anticipación.
En lo que se refiere a su estrategia funcional básica, el mismo se estructura en la aten-
ción primaria de la salud.
Subprogramas.
Médico y enfermera de familia.
235
Policlínico Docente.
De emergencias médicas municipales
De comunicación e informática
Historia única de salud y enfermedad municipal
Normatización de criterios de diagnóstico, tratamiento y derivación de las patologías
prevalentes de las cuatro especialidades básicas,
De laboratorio y exámenes complementarios básicos
Vademécum municipal básico
De educación continua para la salud comunitaria
De educación continua de pre y postgrado para todo el equipo de salud.
De trabajadores de Atención esencial de la salud.
Todos los subprogramas responderán a las necesidades surgidas de los grupos de la
comunidad organizada, verdadera expresión representativa de cada habitante de toda
nuestra geografía.
El programa Indio Sano concibe a la salud como un derecho irremplazable del in-
dividuo, considerando que la misma debe ser igualitaria, justa, accesible, equitativa,
continua, de todos y para todos.
El protagonista de la salud será el ser humano que interactúa en su medio familiar,
social, económico, ecológico y político. El equipo de salud promoverá la integración
igualitaria de todas las disciplinas en el logro de los objetivos comunes.
El programa prioriza la mantención de la salud sobre el tratamiento de la enfermedad;
la prevención, la promoción y la anticipación del bienestar comunitario sin descuidar
la curación y la rehabilitación de los enfermos.
La atención primaria de la salud será jerarquizada mediante el Subprograma del mé-
dico y la enfermera de familia que atenderán en forma permanente la salud de 200
familias y/o 1000 personas en áreas científicamente estudiadas.
Se normatizarán los 10 motivos principales en las 4 especialidades básicas lo que per-
mitirá la atención organizada del 80 % de los problemas de salud de la población.

Obviamente Camila aportó sus ideas al “Indio Sano” y a la Comisión de salud de La revolu-
ción de los pañales. Fue en la banca del Concejo Deliberante del territorio. La prensa inter-
nacional invadió el recinto y se leyó en varios idiomas. Los traductores eran los del pueblo.

La salud desde el pueblo Un modelo posible: La construcción comunitaria de


la salud.
Dirección de Salud y Desarrollo Social. Municipio de Punta Indio. Dr.Juan Reichenbach. 1996
En “Indio Sano , Una construcción Comunitaria de la salud”. Dr Colabianchi L y Reichenbach, Juan.
Del Sur ediciones. 1996

Consolidar la idea de la gobernabilidad, la participación comunitaria y la de las Or-


ganizaciones No Gubernamentales, constituidas en partícipes y auditoras de la sus-
tentabilidad.
En aquellos escenarios donde los hechos son visibles, pueden ser regulados por el
gobierno y evaluados por las organizaciones de la sociedad civil, generando sólidas
redes de cooperación, solidaridad y capital social. El ámbito ideal para su ejecución
es el Sistema Municipal.
Apuestas Estratégicas.
La articulación, sinergia, coherencia, congruencia y adhesividad de las asociaciones
236
civiles que trabajan en este escenario con la regulación y supervisión del estado Mu-

Camila y el indio sano


nicipal es la primera apuesta estratégica.
La segunda será aquella de generar una Administración Estratégica del Desarrollo Humano.
La tercera la de instalar la equidad como idea guión en la Agenda Pública Municipal,
con énfasis en los Grupos de Riesgo.
La Cuarta intentara rejerarquizar el rol del gobierno Municipal, con un horizonte op-
timista, considerando las peculiaridades de esta ciudad, su historia, las instituciones
y sus Academias y su perfil de liderazgo y extensión en el Universo Provincial y Nacional
La Programación Local Participativa (PLP) priorita el concepto de salud y enfermedad
como una construcción social, cuyos ejes son la Promoción de la Salud, la participación
Social y un proceso integral, integrado y continuo. La PLP incluye como actores a las
familias, las Instituciones y Organizaciones Comunitarias y al Equipo de Salud.
El eje del proyecto es la familia. Sus Momentos son:
Asignación de la Población.
Diagnóstico de Salud.
Programación según grupos etarios
Monitoreo y Evaluación.
RED DE PROGRAMACIÓN LOCAL PARTICIPATIVA
RED de Referencia y Contrarreferencia
CICLO VITAL FAMILIAR
Salud del Niño
Salud de la Mujer y del hombre
Salud de Adolescentes
Salud de los mayores de 60 anos.
 
Escenarios
Hospital Local
CENTROS DE SALUD
FAMILIAS ONG.
Comedores.
Promotores de salud
Escuelas
Descentralización. Monitoreo y Evaluación.

237
Este modelo presenta cuatro niveles
· La familia
· La Comunidad y sus organizaciones
· El Centro de Salud
· El Hospital Local de Referencia.
 
Actividades con una modalidad propia
· Descentralización operativa
· Especialización funcional por niveles
· Participación comunitaria en promoción, cuidado y recuperación de su salud,
· Con un enfoque de riesgo para facilitar la equidad en las prestaciones

Requiere para sostenerse y poder lograr sus objetivos


· Relación coordinada entre niveles,
· Supervisión,
· Capacitación continua en servicio,
· Monitoría y participación social.
 
Es un modelo de atención a la familia
Para esto, se debe:
Aumentar considerablemente la cobertura de la población del área programática
Implementar una red de servicios coordinada y eficiente,
Incluir la participación comunitaria,
Planificar las acciones en terreno,
Normatizar las acciones de salud y los procedimientos administrativos necesarios,
el uso de registros unificados (historia clínica, carné perinatal, curvas de crecimien-
to y desarrollo, hoja de referencia y contrarreferencia, etc.).
Se proponen cuatro años de ejecución a fin de transformar el actual modelo de atención.  
Las actividades programáticas están enunciadas. Por criterio cronológico (embara-
zo, parto y puerperio, niñez, adolescencia, adultos, ancianos) como actividades de
promoción de la salud (crecimiento y desarrollo, lactancia materna, inmunizaciones) y
de prevención del daño (morbilidad y mortalidad prevalente).
Este trabajo será reproducido por miles de Municipios en el mundo por los niños de
la revolución de los pañales.

238
EL VASCO, DAVID Y JOAQUIN, EN SERIE (96)

El Vasco, David y Joaquín, en serie


El VASCO, Barrenese, estudiante de la Universidad Nacional de La Plata. Desaparecido.
DAVID Cordero, de mi pueblo, Verónica. Plástico, estudiante de arquitectura de la
Universidad de Buenos Aires.
JOAQUIN Areta: Estudiante desaparecido del Colegio Nacional de La Plata y de la Fa-
cultad de Ciencias Médicas de la UNLP. Poeta-Desaparecido.
“Cuando pienso en el futuro, cuando pienso que quiero y para que lucho, cuando quiero
decir lo mejor y ejemplificar lo esencial, miro su sonrisa y eso basta”. Joaquín Areta.
“Siempre tu palabra cerca”.

UN LLAMADO INESPERADO.
Ayer , en mi pueblo, en la casa donde vivió David Cordero, los alumnos de 6to Grado
de la Escuela “Juana Azurduy” de Verónica, su maestra y La Directora Rosana Cesaroni
hicieron una clase abierta en su memoria y lo homenajearon con una placa que lo ubica
en el escenario de su infancia. Mucha gente, las autoridades, Hosbor el viejo vecino,
Silvia Rica, nuestra Directora del Secundario, Polo , Cacho, Mónica, una vecina de Hijos,
el intendente, el Juez de Paz, el concejo y tantos mas.
Reconstrucción del horror, de aspectos de su fugaz vida. Carosella y las guitarreadas
con David, Márquez y su precisa caracterización del “flaco”, Yzurieta y el valor de
un país que supo rescatar a sus desaparecidos. Luego fue mi turno de recordar al
amigo. En el preciso instante de tomar el micrófono sonó mi celular.
Era David.
Nos contó que extraña el pueblo. Que hubiera querido hacerles títeres a sus hijos,
los que no le dejaron. Casas a los excluidos y soles a las noches. Que su casa y el
barrio estaban cambiados.
Pero que empezaba a recordar quien fue y quien hubiera sido si lo hubieran deja-
do ser. Le pidió a Cacho que le mandara la colección masterizada de The Beatles,
porque en su nube no se consigue. Le pidió a los escolares que estuvieran atentos
porque retorna con luz en primavera, en las flores de la plaza del pueblo.
LET IT BE. (Dèjalo ser)
Hola, nuevamente, David Ariel Cordero.
Pero hoy nos juntamos todos los de la Promon 72, los de “Verónica es volver” y de-
cidimos ponerle luz a tanta noche. Te y nos recordamos en Bariloche, adolescentes,
en otro tren que nos llevó a nuestro viaje de egreso de la secundaria.
Y estábamos todos, aún los que ya no están.
Se me dió por pensar que estarías haciendo hoy si no te hubieran borrado el cuerpo,
si no te hubieran fusilado en una ausencia de células, si no te hubieran apagado tus
colores y desdibujado tu esencia.
Creo que hubieras hecho lo que te propusieras.
Desde lograr palidecer de envidia a Gaudì, al mismo Dalì y hasta a Picasso.
O que quizás tus aportes hubieran humanizado las villas, los “cotolengos” y las fa-
velas del mundo, con tu arquitectura de derechos, que nos hubiera ayudado a ser, a
239
vivir en viviendas y entornos saludables.
Aunque tenías pinta de músico y tus notas podrían haber enmudecido a Lennon, a
Vivaldi y hasta a Ravi Shankar.
A lo mejor tus ideas se acercaban a Sartre o a Cortázar y editabas tu profundo silencio.
No te imagino médico, juez ni patovica.
Un mundo de niños sanos y felices te esperan. Y nosotros te extrañamos. En pañales.

240
1era. CUMBRE DEL CONSEJO MUNDIAL

1era cumbre del consejo mundial de la revolución de los pañales ayon


DE LA REVOLUCION DE LOS PAÑALES AYON

El Consejo Mundial de los Niños de la Revolución de los Pañales ayón se realizó en


Verónica de acuerdo a la votación on line de sus miembros. En el patio y los salones
de la Ex Escuela N° 15.
Al lado de la casa donde viví mis primeros años de vida.
Un tren cargado de historias y de esperanzas arribó a las 16.05 hs a la estación local,
que fue habilitada para esta ocasión.
Procedente de la estación Constitución de la Capital Federal.
La prensa internacional estuvo ausente, por consejo del trust periodístico de nuestro
país. Ni Botana desde Críticas, ni Citizen Kane, ni VVC.
Solo la televisión local, Polo con “El Colono” y la FM de Luciano Bina.
Los asambleistas niños se alojaron en las casas de familia del pueblo y de los pueblos
del distrito.
Poco a poco los adultos lugareños fueron adhiriendo a los pañales. A pesar del displa-
cer de las siestas interrumpidas.
El fotógrafo James Mollison retrató las distintas realidades que enfrentan diferentes ni-
ños del mundo entero. 21 NIÑOS DE TODO EL MUNDO Y SUS HABITACIONES;
UNA MIRADA A LA DESIGUALDAD.1 abril, 2014. Nos facilitó sus fotos y aspectos de
su casas para socializar con la prensa lugareña.
Los miembros del Consejo Universal de los Pañales fueron entrevistados y explicita-
ron algunos aspectos de sus vidas pretéritas, aquellas que quieren transformar. Para
construir en un sendero de esperanza, para sí, sus familias y los millones de niños
carecientes de este mundo de adultos.

He aquí una reseña de sus “perfiles”.


Ong, 9 años, Yunnan, China.
Con nueve años de edad, Ong cultiva arroz y caña de azúcar. Vive con su familia.
Cree en la revolución cultural China.

Alyssan, 8 años, Kentucky, EE.UU.


Alyssan de ocho años se calienta por las noches sólo por una estufa de madera.
Tiene frío. Su padre trabaja en Val-Nart y su madre trabaja en NacDonaldz .

Alexis , 9 años, Rio de Janeiro, Brasil.


Alexis es analfabeto y mendiga en la favela y en el centro de la ciudad. Por las noches
duerme donde pueda, desde la playa, parques y hasta en baldíos, casi siempre en el suelo.
Prenan, 14 años, Kathmandu, Nepal
241
Prenan es una trabajadora doméstica de 14 años de edad que vive en Katmandú ,
Nepal. Trabaja 16 horas al día como empleada y gana 6,50 dólares al mes. Duerme en
una verdadera “cárcel” en el altillo de su empleadora. Puede ir a la escuela solo tres
veces a la semana y su sueño es convertirse algún día en médica de niños.

Risan, 15 años , Kyoto, Japón


Risan vive con otras mujeres en una casa de té en Kyoto , Japón. Con 15 años de edad
es una “maiko ” – una aprendiz de geisha. Ella duerme con otras cinco mujeres en una
habitación que funciona como un comedor y un salón de té.

Animor, 9 años, Costa de Marfil


Es un huérfano refugiado de la guerra en Liberia. Este niño de 9 años de edad, va a
una escuela en Costa de Marfil para ex niños soldados y vive en una choza de con-
creto con algunos de sus compañeros de clase.

Indirar, 7 años , Kathmandu, Nepal


Vive con sus padres y sus dos hermanos cerca de Katmandú en Nepal. Indira tiene
7 años de edad y trabaja en una cantera de granito de la zona, lugar donde ha traba-
jado desde los 3 años. Asiste a la escuela y comparte un colchón con sus hermanos.

N.N. Anónimo, 4 años, Roma, Italia.


De 4 años de edad, se trata de un niño rumano que duerme con su familia en un col-
chón en un campo en las afueras de Roma. Después de conseguir dinero para pagar
los boletos, su familia vino desde Rumania en autobús. Sin documentos de identidad
, sus padres limpian parabrisas en los semáforos , ya que no pueden conseguir un tra-
bajo legal. Ninguno de los miembros de su familia ha ido a la escuela.

Erlena, 14 años, Rio de Janeiro, Brasil


Erlena vive en una favela de Río de Janeiro, Brasil. Tiene 14 años de edad y está em-
barazada por tercera vez. Suele dormir en el suelo, pero con su madre han intercam-
biado posiciones y esta le permitió dormir en la cama durante las últimas etapas de
su embarazo. Sus embarazos anteriores fueron a los 12 y 13 años, pero perdió ambos
bebés poco después de su nacimiento. Si su bebé recién nacido sobrevive, será la única
responsable por lo que tendrá que abandonar la escuela.

Bilali, 6 años, Wadi Abu Hindi, Cisjordania.


La familia de Bilali son árabes beduinos y viven en una choza de una habitación que
construyeron ellos mismos. Bilali no va a la escuela todavía, pero ayuda a cuidar 15
cabras de su familia.

Nantiona, 15 años, Lisamis, Kenia


Nantiona es parte de la tribu Rendille y vive con sus dos hermanos y dos hermanas en
la cúpula de una tienda de campaña hecha con piel de vacuno y plástico, en Lisamis,
Kenia. Ella fue a la escuela del pueblo por cuatro años, pero decidió no continuar y
espera un “moran” (guerrero) que la seleccione para casarse.

Roathyna, 8 años, Nom Pen, Camboya


El hogar de Roathyna es un vertedero lleno de moscas en las afueras de Phnom
Penh , Camboya. Con ocho años de edad, Roathyna duerme en un colchón hecho
242
de neumáticos viejos. A las 6 am de cada mañana a Roathyna y a cientos de otros niños

La jornada de la salud ambiental


se les da una ducha y el desayuno en un centro de caridad local antes de que empiecen a
trabajar hurgando en busca de botellas y frascos de plástico, que luego se venden a una
empresa de reciclaje local. El desayuno es a veces su única comida del día .

Rhiannona, 14 años, Darvel, Escocia.


Rhiannona vive con sus padres y su hermano en una casa adosada en Darel , Esco-
cia. Vive en una zona plagada de adicción a la heroína y la violencia de pandillas.
Ella y su familia se han acostumbrado a la conducta abusiva de la gente del barrio.
Es punk y asiste a una comunidad de apoyo.

Por la noche nos comimos un asado al asador en el quincho del Club Verónica.
Intuímos sombras uniformadas rodeando el predio. Eran agentes secretos enviados
por los poderosos del mundo.
La luna regordeta me guiñó un ojo. Las estrellas iluminaban una bóveda negra e
imponente.
Mañana en la conferencia On line se universalizaría “El manifiesto de los Pañales ayón.”
Era un comienzo. Lento . Irreversible. Inesperado para los laberintos de la historia.

LA JORNADA DE LA SALUD AMBIENTAL,


DISCAPACIDAD Y VIOLENCIA DE LOS PAÑALES
Y DE CAMILA CON EL INDIO SANO.

Camila desarrollaba su creatividad y su pasión por la medicina de los niños. Por la


construcción comunitaria y aportaba sus experiencias al Movimiento de los Paña-
les Ayón. Juan y Alberto felices. Decidió realizar en el Salón Multiusos de La Viruta,
un paraje rural del Distrito un encuentro con expertos , esclarecedor para la gente
del municipio, del país y del mundo.
Galpón grande, mate, tortas fritas, pasteles de membrillo y los peones de la zona
con sus familias. Y estudiantes de Ciencias de la Salud y de Medicina que empeza-
ron a desarrollar la idea progresista de la prevención cuaternaria.
Residentes de Ciencias de la salud del país y reporteros internacionales, algunos
informadores mercenarios de esta inédita experiencia de la gente participando, que
tanto irrita a los poderosos y a sus cómplices locales.
Primero Ricardo Berridi nos aclaró algunos conceptos escondidos de la discapaci-
dad en nuestro país y el mundo.
El eterno Marcos, Cuminsky, desde su reflexión y entrega para tantos moderó la charla.
Amable, participativo por convicción, un maestro necesario en tiempos de inmediatez.
243
- Debemos recordar siempre que el pediatra es el médico de cabecera de todos los
niños, niñas y adolescentes, cosa que olvidamos con frecuencia con los niños, niñas
y adolescentes con discapacidades, se trata siempre de niños con discapacidades,
no de discapacitados, y en tanto niños nuestra tarea es indelegable. Uno de los pro-
blemas más importantes que afectan la salud de los niños con discapacidades es
la ausencia de un pediatra como médico de cabecera, afirmó Ricardo con cara de
pocos amigos.(109)

- Después de muchos años de considerar estimaciones diversas, la OMS a partir de


junio de 2011, nos muestra que más del 15% de la población mundial, tiene algún tipo
de discapacidad, esto es, más de 1000 millones de personas, más de 300 millones de
niños, en general residentes en el mundo subdesarrollado, entre los pobres del mun-
do, para no usar eufemismos.
- Sabemos que la mayoría de los pobres son jóvenes y niños y la mayoría de jóvenes y
los niños son pobres, siendo la pobreza el hambre y la desnutrición, como producto
final, la causa más frecuente de discapacidad intelectual.
- Por otro lado, si consideramos que, por lo menos, por cada persona con discapacidades
hay familiares, algún miembro del equipo de salud, alguien del área educativa; digamos
sólo por hacer un pequeño esfuerzo imaginativo 3 o 4 personas involucradas, y realizan-
do una sencilla cuenta multiplicando 3,5 por 1000 millones nos daríamos cuenta que
3.500 millones de personas están involucradas de alguna manera en la problemática de
la discapacidad, esto es, la mitad de la humanidad.
En nuestro país, aproximadamente 12,9% de la población tiene algún tipo de discapa-
cidad y uno de cada 5 hogares está afectado por la problemática, de acuerdo a los datos
que arrojó el último Censo Nacional del año 2010.

Aplausos cerrados de la población que ha padecido el olvido y el ocultamiento del problema


por siglos, como otra forma, larvada, de abandono y discriminación.
Siguió Ricardo, un experto de pocas sonrisas pero de mucha socialización del problema.

- Tomamos más conciencia del alcance del problema si consideramos que sobre un
total de 8.738.530 hogares, existen 1.802.051 en los que viven personas con discapaci-
dad y que conviven con personas discapacitadas : 4.463.156 personas y la cuestión se
complica aún más si pensamos que las cifras de este censo son de las primeras que
tenemos en forma sistemática sobre el tema y existe la impresión subjetiva de que
estos números subestiman los reales, dadas las dificultades para definir discapacida-
des y aplicar este tipo de definiciones a una metodología censal.
Como mencionamos, los niños con discapacidad forman aproximadamente el 15%
de la población mundial de niños (más de 300 millones); se estima que un 80% viven
en países en desarrollo, según se refleja en el Informe Mundial OMS 2011.
También sabemos que:
Menos del 2% está escolarizado. En nuestro país, alrededor del 30%.
Las cifras de la OMS que dicen que en 80% de las personas con discapacidad viven
en países subdesarrollados y que el 90% de ellos no cuenta con los servicios sociales,
sanitarios y educativos que mínimamente requeriría.
Los niños con discapacidades son más propensos a vivir en pobreza.
La mortalidad de los niños con discapacidades puede llegar a alcanzar el 80% en
244
países donde la mortalidad de los niños menores de 5 años ha descendido por de-

La jornada de la salud ambiental


bajo del 20%.
Las niñas con discapacidad tienen más riesgo de abuso sexual, enfermedades de
transmisión sexual y SIDA ya que se asume que no tienen vida sexual por lo que no
se las considera cuando se imparte educación sexual.
Sin la inclusión de los niños con discapacidades muchas iniciativas internacionales, como
los Objetivos de Desarrollo del Milenio y Educación para Todos, no se podrán alcanzar.

Las estadísticas nos muestran que, de todos los nacimientos que ocurren por año
en nuestro país,
Entre 700 y 750.000:
5%, 35.000 niños, tendrá un defecto congénito.
0,25%, 1.500 niños, tendrán encefalopatía crónica no evolutiva
0,4%, 2.800 niños, tendrá discapacidad intelectual

Aplauso de la gente que entendió el sentido de la exposición de Ricardo, que , finalmente,


sonrió y agradeció la invitación de Camila y los pañales. Saludos eternos de Marcos, un
héroe para no olvidar.

Siguió Roberto Mateos, profe de aquellos, icono de la equidad y del amor a los niños, in-
tegral, de la mano de la escuela del Sbarra de La Plata. Ejemplo a imitar en la eternidad.
Sonriente , locuaz y extremadamente irónico, como los inteligentes. Resistidor pediatra y
maestro en las épocas oscuras , como los grandes. Mi respeto eterno.(109)
El abandono y la violencia desde esa cuna grande que es y fue la Casa Cuna de La Plata,
morada de humanidad y amor, cuna de grandes y ejemplares hombres niños, esos pocos
que intuyen los niños de los pañales.

- Las investigaciones y los trabajos científicos de salud pública efectuados en las


últimas décadas han llamado la atención sobre la importancia y trascendencia de la
influencia negativa de la violencia en la salud infantojuvenil, gesticuló histriónico y
convincente como directora de Escuela primaria.
- La violencia es un problema complejo y multidimensional que se desarrolla en
distintos escenarios, que está adquiriendo características de verdadera pandemia y
que se ha transformado en un hecho cotidiano.
En cualquiera de sus múltiples formas, la violencia ejercida contra la niñez y la ju-
ventud origina alteraciones en el crecimiento y desarrollo, daños y secuelas de va-
riada intensidad en la salud y, en casos extremos, hasta la muerte.
- La mayoría de las veces, los niños, las niñas y los adolecentes provienen de familias
maltratantes insertas en comunidades violentas, donde el Estado se ha desentendi-
do de ser el garante del cumplimiento de los derechos esenciales.
- Las madres, los padres o ambos, aparecen como los efectores finales de este fenó-
meno sociocultural que los atraviesa e influencia, atenuó diciendo la verdad.
- En este contexto, es necesario recordar que los rápidos cambios producidos en la
estructura social y demográfica de la población, la desigual distribución del ingreso,
las transformaciones en la organización familiar, el trabajo de la mujer fuera del
hogar durante muchas horas, el embarazo adolescente, las migraciones internas,
con grandes asentamientos periurbanos, las viviendas precarias con hacinamiento,
245
la escasez de servicios básicos, el saneamiento inapropiado, el analfabetismo cre-
ciente, la alta deserción escolar, la inadecuada oferta y accesibilidad a los servicios
de salud, la escasa participación comunitaria, el alto consumo de drogas y alcohol,
la descontrolada compra-venta de armas y muchas otras circunstancias propias de
cada región o país influyen decisivamente para consolidar la violencia, gatilló con
una sonrisa amable de denuncia.
- No comparto las teorías que pretenden justificar y legitimar los mecanismos des-
tructivos de la especie humana, como: las guerras, el genocidio, el colonialismo, las
desigualdades, el racismo, el fanatismo religioso y la eliminación de los más débiles,
actuó convenciendo-
- Los que estamos preocupados por la violencia y por las graves consecuencias que
origina, debemos mancomunar esfuerzos y comprometernos a consensuar algunas
“ideas-fuerza” que nos permitan promover una cultura de la no violencia orientada
a preservar los valores fundamentales de la condición humana, como la solidaridad,
el afecto, la justicia, la equidad y construir una ética basada en la tolerancia y en
estilos de vida sanos y saludables para todos, enseñó.
- En Argentina, se carece de la información estadística confiable de las diferentes for-
mas de violencia ejercidas contra niños y adolescentes que permita determinar la in-
cidencia de los daños a la salud producidos en este importante grupo de población.
- La variada tipología, el desconocimiento, el ocultamiento y la escasez de investi-
gaciones acerca de la violencia dificultan realizar comparaciones, implementar mo-
delos de vigilancia epidemiológica, definir con exactitud la magnitud del problema
y tomar decisiones oportunas.
- A pesar del subregistro y la diferente disponibilidad de datos regionales y provin-
ciales, algunas estadísticas locales referidas a niños de la calle, menores institucio-
nalizados, niños abandonados entregados en guarda, denuncias de desapariciones
u homicidios, los datos publicados por algunos efectores de salud en cuanto a la
detección y diagnóstico de maltrato, abuso, negligencia, farmacodependencia,
acoholismo y síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA), más las crónicas
diarias de los medios de comunicación, permiten inferir que existe un evidente in-
cremento de estas manifestaciones de violencia.
Desentrañar la multiplicidad de circunstancias que originan estas situaciones límite
de la interrelación humana es un desafío que es necesario asumir, sentenció. Y el
aplauso de la concurrencia se escuchó desde el campo lindero. GRACIAS ROBERTO,
coreó la multitud ayon.

Le tocó el turno final a Fabiana Fraysinet. La contracara de los periodistas títeres o


vedettes de los noticieros de los medios de mier...coles, jueves…, de siempre. Ojos para la
noticia. Trayectoria internacional.
Ideas fuertes por la equidad. Bellos ojos de la verdad.
La escucharon los de la Construcción comunitaria y algunos pañales enamorados.(109)

- Comencé abordando la noticia para después verme arrojada a las profundidades pan-
tanosas del porqué y sus consecuencias, grave error de conciencia, pensé como Alberto.
Los titulares optimistas y posibles de la salud ambiental, según la OMS son:
- Si el medio ambiente fuera más saludable, cada año se podrían evitar hasta 13 mi-
llones de defunciones.
246
- En los niños menores de cinco años, un tercio de las enfermedades son causadas

La jornada de la salud ambiental


por factores ambientales como la insalubridad del agua y la contaminación del aire.
- Cada año se podría salvar la vida a cuatro millones de menores de cinco años –la
mayoría en los países en desarrollo– previniendo riesgos ambientales como el agua
insalubre y la contaminación del aire.
- En los países en desarrollo, las principales enfermedades de origen medioambien-
tal son las enfermedades diarreicas, las infecciones de las vías respiratorias inferio-
res, los traumatismos involuntarios y la malaria, ya lo pensamos pensó el Consejo
Vecinal de Punta Indio que vive en las orillas de un bello río marrón, contaminado por
los adultos poderosos.
- Un mejor saneamiento del medio permitiría evitar un 40% de las muertes por mala-
ria, 41% de las muertes por infecciones de las vías respiratorias inferiores y 94% de las
muertes por enfermedades diarreicas: las tres causas principales de mortalidad en la
niñez en todo el mundo.
- En los países menos adelantados, un tercio de las muertes y las enfermedades se
deben directamente a causas ambientales.
- En los países desarrollados, un medio ambiente más saludable permitiría reducir
considerablemente la incidencia de cánceres, enfermedades cardiovasculares, asma,
infecciones de las vías respiratorias inferiores, enfermedades osteomusculares, lesio-
nes por accidentes de tránsito, intoxicaciones y ahogamientos.
- Los factores ambientales influyen en 85 de las 102 categorías de enfermedades y
traumatismos enumeradas en el informe sobre la salud en el mundo, explicó cuasi
maestra jardinera con ironía de filósofa.
- Una gran parte de esas muertes, enfermedades y discapacidades podrían evitarse
mediante intervenciones bien focalizadas como el fomento del almacenamiento se-
guro del agua doméstica, una mayor higiene y la utilización de combustibles más lim-
pios y seguros.
- Otras intervenciones que pueden contribuir a la salubridad del medio son las si-
guientes: aumentar la seguridad de los edificios; promover el uso y manejo seguros
de las sustancias tóxicas en el hogar y en el lugar de trabajo; y gestionar mejor los
recursos hídricos.
- Estos pueden ser los titulares de un futuro no muy lejano.
Y ustedes los diseñadores de las políticas y los profesionales de salud – podrían ser los
“editores” que los ayuden a poner en la primera plana, e impulsando a otras instancias
políticas, sociales y económicas, a darles el marco para promoverlos, concluyó.

Los pastelitos no alcanzaron. Los aplausos a Fabiana tampoco.


Pero nos quedamos tomando mate y pensando en nuestros pobres futuros de buena ideas.
El clima del lugar anunciaba pesares.
Las plantas de la pampa parecían llorar de nostalgias.
El verde de la pradera era menos intenso. Hasta el sol emanaba tibiezas.
A veces las premoniciones cambian paletas de colores, fondo, formas y hasta colores en
la piel.
El choripán de la noche, de las facturas locales, demostró que no es lo mismo placer que
goce, a criterio de Patricia, la terapeuta de Juan , que estuvo a Full con tanta neurosis del
protagonista.
247
248
LA SALUD DE LOS PAÑALES Y SUS MADRES

La salud de los pañales y sus madres


En el Policlínico Docente Manuel Ferradaz, de Verónica se realizó la esperada reu-
nión Internacional de la Salud del Movimiento y del Indio Sano, una construcción
comunitaria de la salud.
Los expertos convocados sellaron la tinta gruesa de la salud como derecho de un
sujeto en su vida.
Con especial énfasis en el futuro de las madres y sus hijos, los olvidados de la Histo-
ria oficial de los adultos.
Coordinó la reunión Luis García Azzarini, que nos trajo su espíritu bohemio desde
su respectiva atmósfera, la de la equidad.
Fiel a su estilo recitó, como los que saben, No te salves, de Mario Benedetti. Lo sacó
del cajón de su oficina en la Dirección de Maternidad e Infancia de Nación, que
compartimos en el apocalíptico 2001.

No te quedes inmóvil  /al borde del camino  /no congeles el júbilo  /no quieras con
desgana /no te salves ahora
ni nunca /no te salves /no te llenes de calma /no reserves del mundo /sólo un rincón
tranquilo /no dejes caer los párpados /pesados como juicios /
no te quedes sin labios /no te duermas sin sueño /no te pienses sin sangre /
no te juzgues sin tiempo /pero si /pese a todo /no puedes evitarlo /y congelas el júbi-
lo /y quieres con desgana
y te salvas ahora /y te llenas de calma /y reservas del mundo /sólo un rincón tranqui-
lo /y dejas caer los párpados /
pesados como juicios /y te secas sin labios /y te duermes sin sueño/y te piensas sin
sangre /y te juzgas sin tiempo 
y te quedas inmóvil /al borde del camino /y te salvas /entonces /no te quedes conmigo.

Mate y buñuelos. Los cebaba argentina Ardiles, la Santantón y Rita Manattini, enfer-
meras del origen

La Prof. Dra Margarita Ramonet, ex Presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría


y desde su texto en “Pediatría en Red” enfatizó desde un auditorio ávido, conectado on
line con la Asociación Latinoamericana de Pediatría:(109)

Desde Alma Ata a los ODM, han sido muchos los intentos de los Países, de empo-
derar la APS, con resultados, la mayoría insatisfactorios. Estos fracasos fueron im-
pulsados, por una parte, por la inaceptabilidad interesada de sus Principios, como la
atracción ejercida por la tecnología médica (especialmente la de alta complejidad) y
los intereses económicos de las corporaciones profesionales y universitarias, ceñidas
a un eje programático de educación médica y producción de un perfil médico indi-
vidualista, ahistórico, economicista, (“Modelo Médico Hegemónico”, bautizado por
249
Eduardo Menéndez), desprestigiante, focalizador, no participativo, atraídos sólo por
la Enfermedad y no por la Promoción, Fomento y Prevención de la Salud ni por los
Determinantes socio-económicos de ésta.
- La Pobreza, el Agua, las Energías no renovables, y renovables, los Alimentos, las En-
fermedades Crónicas Degenerativas No Transmisibles, la Transcisión Epidemiológi-
ca, la Contaminación Ambiental) son los desafíos que habrá que superar, y los posibles
escenarios a observar
Luego el Pfsor Dr Mario Rovere, desde su silencio esclarecedor, plagado de precisiones y de
humanismo nos iluminó acerca de la “construcción social de la infancia “y sus diversida-
des en nuestro territorio. (109)
- Muchos de los nuestros, como yo y Uds, llegando a nuestro país, desde ultramar,
viniendo de otros países, con otras lenguas y con otras culturas van a ser fundamen-
talmente procesados por un dispositivo que se llama Crisol, al punto que hasta hoy
cada vez que escuchamos crisol de razas parece que estamos hablando de la identidad
misma de nuestra nacionalidad. Pero resulta que otros países que han desarrollado
una estrategia similar hace un siglo, como el caso de Canadá o el caso de Australia
por ejemplo, han empezado a revisar su historia y nosotros tenemos que empezar a
revisar la nuestra.
- Porque la construcción de aquella Argentina donde el mandato fundamental era ar-
ticular las culturas europeas, deja por fuera el análisis de que la mayor parte de los te-
rritorios que fueron ocupados y la mayor parte de las culturas que fueron silenciadas,
que eran culturas que existían en este territorio, muchísimo antes del surgimiento de
la Argentina, muchísimo antes de la llegada de los españoles. -Y esto tiene que ver con
un fenómeno histórico que ha ocurrido alrededor del 2006, el año en que Canadá y
Australia pidieron un perdón histórico a sus pueblos originarios. No solamente por el
genocidio físico, sino además por el genocidio cultural , el mismo que se desarrolló en
la Argentina.
…- Entre otras cosas herramientas tales como separar a padres, madres y niños; niños
vendidos en el mismo Hotel de los Inmigrantes, donde llegaban los inmigrantes y se
subastaban mujeres indígenas y se subastaban niños para que sirvieran a la crianza y
para destruir esos núcleos de transmisión intergeneracional de la cultura, para que la
mayor cantidad de niños se adaptaran a la cultura que estaba naciendo hace apenas
un siglo atrás…

Muchos pañales originarios expulsaron una lágrima y un suspiro, de reconocimiento.


…-Hoy, la República Argentina no tiene una mayoría de migrantes europeos, hoy la
República Argentina tiene una mayoría de inmigrantes de países limítrofes.
Y, además, hoy la república Argentina tiene 750.000 personas que se auto recono-
cen como Pueblos- originarios. No es un fenómeno que pueda pasar desapercibido,
es un fenómeno significativo para tomar en cuenta, es un fenómeno latinoamerica-
no. Cuando Evo Morales asumió la Presidencia de Bolivia este hecho distó de ser un
fenómeno político de los bolivianos, es un fenómeno latinoamericano, ha asumido
con la representación de Pueblos originarios de toda América incluso Canadá que
fueron a presentarse a Evo Morales como “nuestro presidente” el primer indígena
que llega a la presidencia de la Nación en esta región del mundo.
- Pero el otro fenómeno es que la mayor parte de los pueblos migrantes vienen de paí-
ses que tienen más de la mitad de su población como Pueblo originario. De tal forma
que muy probablemente una alta proporción de los paraguayos, bolivianos, peruanos
que viven en la Argentina tiene ascendencia indígena -y hay que decir que al menos
250
censalmente la Argentina, tiene dos millones de migrantes, la mayor parte de los

La salud de los pañales y sus madres


cuales está en el área metropolitana de Buenos Aires.
- ¿Por qué hacer esta mención?, porque probablemente nosotros nos enfrentemos
en este momento a una situación nueva como argentinos, como profesionales,
como ciudadanos, como pediatras, fundamentalmente comprender que la Ar-
gentina del tercer centenario tiene un nuevo desafío en relación al tema de la
cultura, pero que este desafío no puede ser procesado a través del dispositivo del
Crisol de razas.
En realidad tenemos que desarrollar la capacidad de generar un fenómeno que fue pues-
to en estos términos por Boaventura Santos, que me sigue pareciendo una maravilla de
la construcción conceptual, cuando dice: “el derecho a ser iguales, cuando la diferencia
inferioriza, pero el derecho a ser diferentes cuando la homogeneidad descaracteriza”.
Aplauso masivo, desde la percepción del origen y desde el padecimiento de la exclusión.
- Nuestros servicios de Salud están fuertemente preparados –aun más en los discur-
sos que en la realidad-, para desarrollar servicios igualitarios pero estamos muy “en
pañales” para pensar servicios que respeten las diferencias.

Los pañales al viento celebraron esta participación.

El Dr Norberto Liwsky, defensor histórico de los Derechos del Niño, pediatra perseguido
en el Proceso Militar y gestor de igualdades se refirió a la necesaria visión del movimien-
to de los pañales para conceptualizar la salud desde una óptica ampliada.

- El derecho a la vida, al desarrollo y la supervivencia representa una definición


abarcada en el artículo 6 de la Declaración de los Derecho del Niño, en el cual “los
Estados partes garantizaran en la máxima medida posible la supervivencia y desa-
rrollo como el derecho “intrínseco” a la vida de todo niño”…
- El derecho del niño a ser escuchado y tenido en cuenta en sus opiniones se refleja
en el artículo 12 en el que se señala “...el derecho de expresar su opinión libremente
en todos los asuntos que la afecten”, se agrega además que “en todo procedimiento
judicial o administrativo que afecte al niño ya sea directamente o por medio de un re-
presentante o de un órgano apropiado se dará al niño oportunidad de ser escuchado”.
Germen este del devenir histórico de las pretensiones sociales y políticas de los ayón.
- Bajo estos principios la protección y el cuidado de la Salud Infantil – Adolescente
nos convoca a la construcción de nuevas articulaciones entre los avances científicos,
el ejercicio y la utilización ética de esta alta tecnología con los principios y disposi-
ciones de los Derechos del Niño.
- Es válido interpelarse en la actividad profesional colectiva o individual, cuáles son
los componentes que distinguen la programación con enfoque de derechos y en qué
medida la práctica profesional e institucional necesita adecuaciones.
- Centrando la mirada en el niño, la niña, el adolescente y sus derechos podemos
advertir que el rango de necesidades alcanza un estándar superior cuando el mismo
se proyecta desde el enfoque de derechos.
- Consecuentemente la mirada y los programas de Salud Infantil-Adolescente se
plantean no sólo como respuesta a situaciones emergentes, sino como una búsque-
da de mayor proyección respecto de la multicausalidad diagnóstica y la redimensio-
nalidad terapéutica.
- En esta sintética referencia a los Derechos de los Niños, se abre para los operadores de
los diversos sistemas de salud un enorme campo de debate que al tiempo de fortalecer
251
los tradicionales perfiles de compromiso social que intrínsecamente la pediatría ha ex-
presado, nos sitúa frente al desafío de analizar y revisar nuestras prácticas apropiándo-
nos conceptual y metodológicamente del enfoque de derechos en las diferentes órbitas
de actuación.
Gracias Norberto rezaba el power point de los organizadores

Desde Neuquén , Julio Arce con sus ojotas con medias y corbata al tono , luego de una
de sus improvisaciones recitadas expuso:(109)
- Recordé a Rabindranath Tagore:
“Dormía y soñaba que la vida era alegría; desperté y encontré que la vida era servi-
cio; serví y descubrí que el servicio era alegría”.
Una antigua fábula de La Fontaine tiene como moraleja “On a toujours besoin d’un
plus petit que soi”, (siempre se necesita de alguien más pequeño que uno) como un
llamado a la humildad y a la modestia.
-Aplicando estas ideas y principios a la relación de los pacientes con los integrantes
del equipo de salud, en especial con los profesionales médicos, surge una frecuente
distorsión: la subordinación del ser humano que sufre y consulta a quien supone
que puede ayudarle o bien aliviarlo.
…Indudablemente el futuro comportamiento humano y profesional de los estu-
diantes de medicina depende en primera línea de la educación recibida en su in-
fancia y adolescencia, de su formación con la enseñanza y el ejemplo de los padres,
familiares, amigos, maestros y demás modelos. Pero durante el estudio universita-
rio y los primeros años de ejercicio profesional aparecen múltiples influencias posi-
tivas o negativas, que pueden tanto reforzar los principios morales originales, como
también debilitarlos o suplantarlos por otros propios del egoísmo, de la indiferencia
ante el dolor ajeno, del individualismo y del materialismo…

- Que nuestro juramento hipocrático nunca se torne hipocrítico y menos aun hipócrita,
concluyó este maestro de vida y utopías de muy al sur, pero siempre cerca.

Agua fresca, fotos y alegría de los organizadores por la profundidad filosófica de los ex-
positores.
El bienestar y la salud integral como brújula de las Políticas sociales a desarrollar, ya no
“en pañales”.
Le llegó luego el turno a Sandra Susacasa ,desde la Maternidad Sardá, Modelo en Latino-
américa y el mundo. Claros conceptos acerca de la mortalidad materna (MM).

- Respecto de la MM hay que aclarar que este indicador es más sensible a la falta de
equidad que la mortalidad infantil y que tal como especifica Giacometti , “Las muer-
tes maternas son un indicador de las desventajas económicas, sociales y culturales
a las que se ven sometidas sobre todo las mujeres pobres. Las regiones más pobres
son las que presentan mayores riesgos para la mujer en el momento del parto. Pero
además, al analizar la composición de la mortalidad surgen claramente dos aspectos:
a) una alta proporción de muertes son evitables; b) el riesgo de morir no se distribuye
homogéneamente, la pobreza y vulnerabilidad inciden en las probabilidades de vivir”.
Valiente definición. Tremendo problema sin resolver, pensaba Cristina Kairuz desde su
locura militante y necesaria por las madres.
- Según la Encuesta de Calidad de Vida (ECV) de SIEMPRO que cita la autora, a
mayor nivel educativo, mejor cuidado de la salud de la familia. El nivel educativo
252
y el número de hijos se correlacionan muy fuertemente: “más de la mitad de los

La salud de los pañales y sus madres


nacimientos de madres analfabetas era como mínimo el tercer hijo”. La situación de
pobreza no garantiza condiciones de igualdad ya que favorece el abandono escolar y
aún cuando se pudiere superar la barrera del conocimiento aparecen los problemas
relacionados con la autonomía de la mujer y el acceso equitativo a los servicios de
salud reproductiva.
- Giacometti concluye que “El respeto por los derechos reproductivos, el empode-
ramiento de la mujer, el acceso a servicios de salud de calidad y mejoramiento de
las condiciones de vida son cuatro requisitos básicos para avanzar en estas metas.

Las madres del auditorio se quedaron en la entresala charlando con Sandra que explici-
to la importancia del cuidado de la salud sexual de las Mujeres de los Pañales.

Acerca de la crianza, la maternidad y el bienestar infantil fueron los conceptos de la


Dra. María Susana Ortale, Investigadora de la Comisión de Investigaciones Científicas
de la Provincia de Buenos Aires. Profesora e investigadora de la Facultad de Humanida-
des y Ciencias de la Educación de la UNLP.
Mujer de profundas convicciones y de luchas protagonizar contra las catedrales de la
hegemonía.

- ¿Por qué las mujeres subestiman las guarderías u otras alternativas de cuidado (in-
cluyendo el cuidado paterno)? ¿Por qué no son consideradas como opciones equi-
valentes al cuidado materno? ¿Por qué los otros ayudan pero no reemplazan? ¿Por
qué la mejor calidad de crianza es la que provee la madre? ¿Por qué la conciliación
trabajo/familia recae sobre las mujeres? ¿Por qué el reemplazo de las madres en el
cuidado de los hijos recae en otras mujeres?
Los padres del auditorio empezaron a ponerse ansiosos y a desear la puerta de salida.

- Si bien datos actuales indican claramente la flexibilización de roles y una ten-


dencia creciente a democratizar las relaciones familiares (mayor participación de la
mujer en el mercado de trabajo, mayor participación del padre en las tareas domés-
ticas), diversas encuestas de uso del tiempo muestran la carga de trabajo doméstico
que asumen las madres. Ellas son las responsables de la crianza, que se lleva a cabo
de manera distinta según el sector social al que pertenecen. Las encuestas señalan
que la mayor dedicación de las mujeres pobres a la crianza se debe a su menor parti-
cipación en el mercado de trabajo y a las menores posibilidades de “desfamiliarizar”
la crianza, es decir de recurrir a servicios de reemplazo (como por ej. guarderías)
sea a través del mercado o del Estado. También indican que los varones de sectores
pobres cuidan más a sus hijos (duplican el porcentaje) que los varones no pobres.

…-La crianza responde a patrones culturales y a formas de organización social y va-


ría según la posición que se ocupe en la misma. Centrándonos en los niños ¿qué ca-
lidad de crianza reciben? Es en ellos en quienes repercutirá marcadamente la varie-
dad de situaciones y la desigualdad de posibilidades de despliegue de su potencial.
El trabajo fuera de la casa, los procesos de capacitación para la superación laboral,
los horarios de trabajo, etc., han impuesto restricciones en la función reproductiva
de la mujer y en el rol de educadora que ejercía en el hogar, especialmente con los
niños(as) menores…
-Las transformaciones socioeconómicas han contribuido a poner en jaque las ideas
253
tradicionales sobre la familia, sobre el papel de la paternidad y la maternidad, la
relación entre maternidad y trabajo, entre el mundo público y la vida privada.
Sin embargo, pese a los cambios acontecidos en las últimas décadas, la familia, es-
pecialmente la madre, mantiene centralidad como fuente de apoyo, afecto y pro-
tección.
- Al bienestar contribuye la familia pero también el mercado, el Estado, las organi-
zaciones de la sociedad civil, las redes comunitarias. Y atendiendo a la CIDN, cabe
prestar atención no sólo a los aspectos microsociales sino a la políticas públicas que
proveen servicios de cuidado infantil.
- Revelar la manera en que la crianza se lleva a cabo, los déficits sobre los que se
requiere actuar para asegurar el bienestar, la igualdad y el desarrollo humano no
puede circunscribirse a la familia.
- Sin embargo, el Estado aún continúa reforzando la visión tradicional de la familia
y el rol tradicional de las mujeres a través de políticas maternalistas.
- En esa dirección apuntan las propuestas de desfamiliarizar y desmercantilizar la
crianza planteadas por numerosas especialistas, las que se dirigen a equilibrar des-
igualdades sociales y de género.
- Se reconoce que los niños tienen especiales derechos, requieren de especiales
cuidados, de una estimulación específica y cuentan con una gran capacidad de
aprendizaje. Sabemos que la Convención de los Derechos del Niño de las Naciones
Unidas es el documento internacional más ratificado de la historia de la humani-
dad, incidiendo en la gestión de políticas públicas a través de acuerdos integrales
relacionados con salud, nutrición y educación en la infancia y el mejoramiento del
medio ambiente.
- Sabemos sobre el logro de muchas metas referidas a la reducción de la mortalidad
infantil, a las coberturas de vacunación y a la reducción de ciertas enfermedades
transmisibles. Pero las brechas existen y la crianza puede contribuir a reducirlas
si comprendemos que se trata de un problema que trasciende a las madres y a las
familias y que de lo que se trata es de proteger a los niños.
- Asumiendo que el rol del Estado es el de proveer servicios y regular acciones de los
distintos pilares del bienestar: familia, estado, mercado, comunidad; la propuesta
de desmercantilizar la crianza, ofreciendo servicios de cuidado infantil de igual ca-
lidad contribuiría a reducir las brechas sociales. Y desfamiliarizarla (que implicaría
concebirla como una tarea compartida no sólo con los varones/padres sino también
con otros actores), favorecería la equidad de género.

Conceptos centrales en el bienestar de las madre y de los niños. Adoptados por el Movi-
miento. Y con adhesión incondicional del auditorio.

Desde la “docta”, con tono raro pero amable y jocoso, con el Cordobazo en la memo-
ria y Rodrigo en la piel, llegaron dos amigos de Juan del origen.
El Pfsor Humberto Jure de ojos almendrados y exquisito cinismo humanitario y la
Pfsora Beatriz Ciufolini, de ojos celestes y muchas ideas y trabajo en sus mochilas.
De LA UNNE Corrientes y de la Universidad Nacional de Córdoba, respectiva-
mente.(109)

Se animaron con el Abordaje Integral del Proceso Salud Enfermedad Atención y sus
propuestas para repensar nuestras prácticas
- Realizar un abordaje integral del Proceso Salud Enfermedad Atención, requiere
254
en primer lugar repensar nuestra propia práctica, y comprender que este “modo de

La salud de los pañales y sus madres


hacer” se sustenta en una determinada conceptualización de la salud y su cuidado,
en cierta noción de la persona, su entorno familiar y comunitario y en determinada
forma de construcción de los saberes y las prácticas de los equipos de salud.
- Debemos partir entonces del concepto de enfermedad como un proceso que no
resulta de la acción externa de un agente ambiental agresivo, ni de la reacción in-
ternalizada de un huésped susceptible, sino de un proceso totalizador de efectos
patológicos (Almeida Filho, 2000), y comprender a la salud como un continuo en
permanente tensión y conflicto en la búsqueda de una mejor calidad de vida. Este
proceso está condicionado por las potencialidades, capacidades y limitaciones que
las personas, las familias y las comunidades evidencian en el manejo de los recursos
disponibles (Rojas, et col 2008).
- Esta propuesta se sostiene en las siguientes premisas: Reconocer como sujeto de
cuidado a la persona en su contexto socio-familiar, desplazando y ampliando la mi-
rada desde el órgano enfermo a la persona en su contexto. De esta forma si la en-
fermedad se coloca entre paréntesis, la mirada deja de ser exclusivamente técnica,
clínica y aparece en escena la persona como sujeto concreto, social y subjetivamente
constituido (Souza Campos, 2001:73). Así esta “clínica centrada en el sujeto” pre-
tende superar la tendencia ontologizante clásica de la medicina, mediante la cual
la identidad, la historia y el sentir de las personas queda sumido y desdibujado bajo
un rotulo impersonal, que le otorga una nueva identidad, una especie de segunda
piel que lo redefine (el hipertenso, la vesícula de la cama 7, el esquizofrénico, el
canceroso). —- Esta clínica centrada en el sujeto, significa orientar la consulta hacia
el reconocimiento del sujeto como sujeto de derecho inserto en un determinado
contexto social y cultural. La implementación práctica de esta conceptualización se
traduce en ciertos gestos y actitudes del profesional de salud.
- Explorar de manera conjunta dolencia y enfermedad, significa visualizar las di-
ferentes facetas de un mismo fenómeno, para lo cual es necesario en primer lugar
distinguir las implicancias de ambos conceptos.
- Dolencia es la experiencia que cada persona experimenta al enfermar o sentirse
mal. Así la dolencia constituye la dimensión subjetiva mediante la cual cada persona
le asigna un valor simbólico a cada uno de los elementos y fenómenos que consti-
tuyen y acontecen en su espacio vital (representación social). Esta subjetividad se
expresa entonces en las emociones, en los sentidos y significados que los sujetos le
otorgan al mundo que los rodea en un determinado contexto socio histórico.
- El modo en que cada persona percibe y vivencia un problema de salud, aspec-
to habitualmente poco valorado por la clínica tradicional, no constituye una mera
cuestión anecdótica, sino que constituye una aspecto de significativa relevancia en
el modo de resolución y sus implicancias personales y familiares, como así también
en el tipo de demanda y utilización de los servicios de salud. De esta forma, la clíni-
ca tradicional debe comprender que se empobrece toda vez que ignora estas inte-
rrelaciones, perdiendo, inclusive la capacidad de resolver problemas estrictamente
clínicos (Souza Campos, 2001:76).
- Por otro lado, el concepto de enfermedad hace referencia a un modelo explica-
tivo de un problema de salud, que explicita una alteración orgánica o funcional
que existe en el organismo. Estos patrones teóricos, estas regularidades son los que
habilitan a los profesionales de la salud a intervenir en situaciones concretas. Sin
embargo estas regularidades nunca se repiten de manera exactamente igual. Un
requisito imprescindible para desarrollar el modelo de abordaje del proceso clínico
255
centrado en la persona es el de reconocer esta variabilidad y utilizar estos patrones
de encuadre en referencia a las condiciones de contexto.
En cuanto a las herramientas de exploración de dolencia y enfermedad, la enferme-
dad se aborda conforme a lo establece el método clínico tradicional, es decir a partir
de una serie de indicios (datos clínicos y contextuales de la anamnesis), se elaboran
diversas hipótesis, que luego que confirman o rectifican conforme a los datos del
examen físico y prácticas complementarias y de acuerdo a ello se definen situacio-
nes diagnósticas, terapéuticas y de seguimiento.
La exploración de la dolencia requiere investigar las “dimensiones de la dolencia”:
1- Conocer la percepción de la persona acerca del origen de su problema, indagando
como lo define, a que lo atribuye o relaciona, cuales son las causas. 2- Conocer cua-
les son los sentimientos de la persona en torno a determinado problema, cuales son
sus preocupaciones y temores al respecto. 3- Conocer como impacta determinado
problema de salud, que significancia tiene en la vida cotidiana, en el ámbito laboral,
familiar, etc. 4- Conocer las expectativas sobre el proceso de atención.
- El otro aspecto a considerar en la exploración de la dolencia son sus “estadios”: 1-
no-dolencia: persona asintomática a quien se le diagnostica en el contexto de otro
motivo de consulta por ejemplo hipertensión arterial o diabetes . 2- Ambivalencia:
la persona quiere saber y a la vez no quiere admitir que algo tal vez esté mal, surgen
entonces sentimientos de miedo, temor, bronca, frustración, etc. 3- Desorganiza-
ción: no puede asumir la organización de su proceso de cuidado, apareciendo en-
tonces actitudes de rebeldía o marcada dependencia. 4- Reorganización: la persona
puede valorar y poner en juego sus recursos personales, redes y activos sociales, la
dolencia adquiere otra dimensión y en su proceso de cuidado se desarrolla en forma
más armoniosa.
Comprender integralmente a la persona, significa comprender el proceso salud en-
fermedad atención como un proceso histórico y social, es decir comprender que de-
terminada expresión biológica es la resultante de un fenómeno complejo, un tejido
de eventos, acciones, interacciones, determinaciones y azares (Morín, 2005: 32), de-
biendo contar entonces para su comprensión con algunos recursos que consideren
esta historicidad de lo biológico.

Profundo análisis , valiente , transgresor, anti hegemónico. Vital. Cercano a las vivencias
de la gente que los interpretó con vivas y con “cuartetazo” de los pañales.
Nos quedaba, cuando la luz se escapaba por el horizonte del río marrón, el Decano de la
Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) Prof.
Jorge Pepe y Liliana Minigillo, profesora y Magister de esa casa de estudios de Concepción
del Uruguay, tierra de autónomos.
Precisos, llanos y amigables nos contaron acerca de la epidemiología ambiental en los
problemas de los que recién nacen. Y nos demostraron la estrecha relación entre ambien-
te, territorio y condiciones de vida en la sobrevida y en la calidad de vida de los “gurises”
nacidos en diferentes áreas socioeconómicas de sus lares. (109)
Trabajo original, idéntico, valiente, transgresor.
Jorge y Liliana serán una luz de estos niños en pañales.
Están rodeados de buena y capaz gente ( Liz Ferrari, Alicia Simón , Sonia Velazquez) y de
la fuerza original del federalismo y de las utopía. (109)
Un aplauso ensordecedor cerró esta interminable pero esclarecedora Jornada.
Los pañales agradecidos.
Camila emocionada.
256
UN NUEVO MOVIMIENTO. FINALE.

El nuevo movimiento
CON MOLTO FUOCO. SIN ALLEGRO

Los aviones eran los Pucará sobrevivientes de Malvinas y los B52 de la segunda
guerra mundial.
Estaban esperando para “decolar“ los franceses que bombardearon a los civiles en Si-
ria y los helicópteros con napalm de EEUU que “fumigaron” Vietnam y Latinoamérica.
La infantería era la de Pinochet en el Chile del 73. Los policías montados eran los de
Camps y los mercenarios estaban adiestrados por la SIA en Panamá.
El portaaviones y las fragatas estaban al mando de Isacc Rojas y los tanques de guerra
a cargo de Alcídes López Aufranc. La policía era la de Etchecolatz en el proceso mi-
litar argentino. La cobertura periodística fue asignada a un grupo nacional, Klarón.
El grupo de los ocho en el seno de las Naciones des Unidas decidieron que los del
Movimiento de los pañales ayón subvertían la ética, la moral y los principios de
autoridad de los adultos, tan necesarios para vigilar y castigar a una sociedad que
proponía el juego, la poesía y la equidad como valores universales.
El Vaticano llamó a la reflexión a los niños en una homilía desde la Santa Sede.
Las compañías multinacionales y las damas de beneficencia del mundo hicieron
donaciones desinteresadas para paliar el hambre, la muerte y hasta los parásitos de
los niños descarriados, como Peter Pan..
Prometieron fondos para misiones de la Cruz Violácea, las misiones católicas, los
Clubes de ayuda y hasta de las corporaciones judiciales. Las damas de las cacerolas
se movilizaron en la Recoleta de Buenos Aires con bronceador y anteojos negros.
Nada les hizo cambiar de idea.
Los Ayón universalizaron , el 6 de diciembre de 2.016 a las 8.06 AM su proclama.
Desde la computadora en 12 cuotas de la Cámara de Comercio de Verónica.
Eso significaba la respuesta a la reacción del mundo adulto.
Habían recibido el ultimátum y una virtual “declaración de guerra”.
La temible y esperada 3era Guerra Mundial. Claro que ni el mas esclarecido politó-
logo hubiera imaginado que sería una guerra de adultos contra niños. A pesar del
desprecio de siglos de la condición humana a la condición infantil, que aletargada
se alzaba contra la inequidad eterna.

La declaración oficial del Consejo de inseguridad del Grupo de los pocos era escue-
ta, lacónica, casi telegráfica:
257
-“Las Naciones del Mundo han decidido rechazar esa experiencia mesiánica de-
nominada “La Revolución de los Pañales”. Un grupo de imberbes, adolescentes y
mujeres, algunos de origen “racial” dudoso, han infiltrado los tejidos de nuestra
sociedad occidental, cristiana y de buenas costumbres.
Nuestros servicios de información y las respectivas fuerzas de seguridad del mundo
han detectado contactos con grupos anarquistas, masónicos, islamitas y subversi-
vos de América Latina que pretenden mostrar una realidad infanto adolescente y
de mujeres, extraña a nuestras vivencias.
La teoría del derrame liberal , la religión que nos organiza y la sana y natural vigen-
cia de clases sociales y grupos étnicos diversos son esenciales para el funcionamien-
to de la condición humana en su conjunto.
Las madres deben corregir esas tendencias demoníacas de sus hijos. Los grupos de
etnias inferiores deben aceptar su misión de esclavitud en el mundo. Los poetas,
músicos y pensadores que han apoyado el movimiento han sido reprimidos siglo
tras siglo para impedir la deformación de esta, nuestra sociedad perfecta. Los niños
y la infancia deben seguir siendo objetos de sus padres, sus familias, sus dueños, de
acuerdo a los parámetros occidentales de la patria potestad”.
Los medios occidentales incendiaron el mundo con flashes informativos alertando
del ataque “aliado” a este “reducido” grupo escondido en Verónica, germen sedicioso
y desintegrador.
Imágenes de niños con sus estandartes en pañales ayón cegaron los plasmas de 92
pulgadas comprados a tiendas multinacionales de los dueños de todo. De Addis
Abeba a Singapur. Desde la puna a la Patagonia.
- “En 24 hs las fuerzas de in seguridad de las Naciones desarrolladas del mundo ata-
carán el objetivo central de este movimiento de paranoicos e idealistas con regre-
siones de la personalidad, fanatismo y violencia, destinada a destruir nuestras fuen-
tes de producción, nuestro estilo de vida, nuestra religión y… nuestros privilegios.
- Advertimos a la opinión pública internacional acerca de la violencia generada por
esta aventura fuera de siglo.
- La toma de la Bastilla, el Asalto a la Moncada, la rebelión de Tupac Amaru, la
resistencia del pueblo vietnamita a la invasión de los marines , la “primavera de
Praga” y la “noche de los bastones largos” han sido reivindicadas por este grupo de
sediciosos, como ejemplo del devenir histórico.
- Para el Consejo de in seguridad del grupo de los pocos los estandartes son otros.
Auschwitz, Olimpo, el estadio Nacional de Chile en la era Pinochet, el Proceso de
Construcción Nacional de La Campaña del Desierto del General Julio Argentino
Roca y el Proceso de Reconstrucción Nacional del General Videla en 1976.
258
- El Operativo Cóndor, financiado generosamente por EEUU para tener una “Amé-

El nuevo movimiento
rica para los norte (sic) Americanos” como expresaba la Doctrina Monroe.
- Quizás los mas aleccionador haya sido la “Noche de los Lápices” y los 30.000
desaparecidos con los que ahogamos estos intentos de desestabilización hace ya
mas de 30 años.
- Pero claro, la democracia no es para pueblos infantiles y en “pañales”. De allí que
sean buenos los gobiernos de los ´pocos que son dueños de todos. Aún con elecciones.
- Por todo ello , hemos decidido aislar a ese pueblo y partido inexistente en el mapa
del universo, Verónica y Punta Indio , respectivamente.
- Encarcelar y juzgar a sus cabecillas y declarar el estado de sitio. Creemos que ello
será suficiente para aplacar los movimientos en el mundo.
- En horas las fuerzas actuarán y llevarán , como hace siglos, la tranquilidad a las
familias del mundo y a los millones de televidentes que nos siguen por CNM, BBB,
IPPS, Frane Preesa, Ol Globo y Clarón.”

Los ayón infantiles , en pañales , del Mundo se enteraron por un face de “El Co-
lono” digital.
Estaban los del Consejo Universal, reunidos en la imprenta “La Nota “ del zurdo Sisti y
“Pancho” Gianfrini. Sonaba “La Yumba” en el pasacasetes engrasado de el “ Chuli”, que
recordó cuando quemamos la revista “Nueva Etapa” en mayo del 74 cuando la CNU
merodeaba con Itakas, Falcón verdes y anteojos negros la plaza San Martín de Veróni-
ca, a las 18 hs de otro día cálido de ese otoño pueblerino.
Iban a bombardear los alrededores del pueblo. Cerrar las entradas con la policía de
Ramón, apuntar con los cañones de Isaac Rojas y , casa por casa, de noche, encapuchar
y desaparecer a los cabecillas y a alguno de los sobrevivientes del bombardeo progra-
mado a la población civil, de acuerdo a las exitosas estrategias militares de los “aliados”
en Argelia, Siria, Croacia y Africa.
Alberto pensó en los ojos de Mariel, en Julián con su psi, Juan con sus “derechos”,
Laura con el “son” , en Fede “maravilla” y Ana con sus murales “públicos”.
En Inés , su madre, expulsando a los patovicas de casa, como en el 77, cuando nos
allanaron el Cine San Martín.
Nos aislaron del mundo. Verónica se quedó sin “señal”. Sin face, sin telefonía celu-

259
lar, sin señal oficial, sin TV, sin radio y sin luz.
El destino inexorable.
Alberto despertó de esta pesadilla. El de Camboya sonrió, con una risa oriental.
El representante de Camerún lucía un cutis negro brillo. El de Italia monologaba
un soliloquio de Fellini.
Ese día el micro no llegó a Verónica. Los aviones y las bombas capaz que sí.
Pero suspendieron la “Operación Pañales Tristes” por orden del Consejo de In se-
guridad del Grupo de los pocos.
Con las bombas y las balas que ahorraron, solo ese día, inundábamos de agua pota-
ble a todos los niños de Latinoamérica.
Y nos sobraban dólares.

La aeronáutica tiraba bengalas que sobrevolaban la cabeza de San Martín, pétreo y


orgulloso , en el centro de la plaza pueblerina.
A esa hora , tomados de las manos , y con los Pañales “defecados”, nos despedíamos
de esta, otra vida, tomando mate y filosofando en el Salón Parroquial. Sonaban Los
Gatos, Moris y Rodolfo Mederos.
Lo habíamos intentado. Los niños recordaban madres y viceversa. Y ambos, mun-
dos mejores.
En el monumento a La madre un destello violáceo anunció que, a veces, los mila-
gros ocurren.
Ghandi, Lennon y Luther King se humanizaron para balbucear tres palabras
- Sin violencia triunfaremos, dijeron en vos gangosa que me hizo acordar a la del
ET de Spielberg antes de partir.
El Che estuvo en rojo pero no habló . Sólo nos deseo suerte. Tupac Amaru, sin
brazos ni piernas, nos dio un “abrazo” simbólico.
Los poetas, pintores, músicos, desaparecidos y todos los niños anónimos nos alentaron.
Rivera, Orozco y Siqueiros improvisaron un mural nocturno en la paredes de lo
que fue la Delegación Municipal. Picasso ensayó un Guernica en Verónica, en las
paredes del corralón de los Sala. El padre de Giosue apareció en las desplegadas
pantallas legendarias y desteñidas del cerrado cine. Nos explicó acerca de sobrevi-
vir y nos dijo que “la vida es bella”.
Sayhueque recordó la matanza de su pueblo en los campos de concentración de
Valcheta y en la Isla Martín García. Los espíritus animados de Walsh, Neruda , Va-
llejos y Galeano recitaban poemas en las esquinas en penumbras del pueblo.
Cóndor publicidad habilitó los parlantes cónicos de la propaganda callejera.
Los sonidos se sucedían. Mercedes Sosa, Lennon, Benny More, Bob Marley, el “po-
laco”, Zitarrosa, todos participaron.
El “flaco” Spinetta, siempre oportuno y etéreo, desde su mail celestial mando en
un Twiteer y un face una consigna universal de adhesión y solidaridad.
Miles de pañales ayón , desplegados en la brisa de una noche histórica, generaron
un brillo semejante al de la luz blanca que genera el sol sobre las gotas de rocío. Esa
extraña luminosidad , captada por los radares de la NAZA generó la hipótesis que
el movimiento de los pañales estaba apoyado por seres extraterrestres, que presu-
miblemente habían desembarcado con sus OVNIS en los terrenos abandonados
del Ferrocarril Roca de mi pueblo.

“Fuerzas extrañas de un poder de fuego y destrucción no calculado apoyan a los del Mo-
vimiento de los pañales”, rezaban los titulares de la mañana del New York non Time y de
260
la Noción.

El nuevo movimiento
Este suceso generó dudas en las fuerzas aliadas acerca de la oportunidad del ataque final.
El General Rauch, a cargo de la operación, se reunió con su plana mayor, internacional y
mandó un informe de situación urgente y confidencial al Pentágono, esperando órdenes
del Consejo de In Seguridad del Grupo de los pocos, que estaba en reunión permanente
en Ginebra.

6. 45 hs nos dormimos. El sol incineraba el insomnio.


- Mejor morir dormido, soñando, pensé.
146 niños nos tomamos de las manos luego de abrazarnos y despedirnos. Nuestros
ojos durmieron la injusticia de tantos siglos en tantos continentes. Esperamos lo peor.
El sol estaba raro. No parecía naranja occidente. Ni rojo pasión. Tampoco verde
esperanza . Era luminoso Ayón. Y abrigó nuestras tristezas universales. Solo el re-
presentante de Croacia no pudo dormir.
A las 8.14 desperté. Y nada había pasado. La plaza inerme. Silencio ambiental. El
tero de siempre en La Plaza. El hornero en el pino. Las palomas en el campanario
de la iglesia.
8.16 volvió la luz. Y el cable. Prendimos el tele de “Chichita Giulidori”, que no tenia
permanentes para hacer en esa mañana de peluquería de madres sin peinados de
bodas o de baile de Carnaval.
Iriarte vendía tortas negras como si nada pasara.
Un pesado viento soplaba por las diagonales del pueblo, jugando a desparramar
estéticamente las primeras hojas marrones de otoño de pueblo marrón en verano.
Los verdes del roble de la plaza eran intensos. Los malvones mas rojos. Los rosales
no tenían espinas y los alerces parecían quietos. Las espigas del sol sobre los teja-
dos eran luminosas , brillantes.
La humedad, exacta para deglutir tanta angustia. Una quietud eterna nos invadió
por 12 segundos.
Pero apareció Polo , despeinado y excitado, como siempre que inquietó tanta quie-
tud...La del final.
Las noticias del noticiero creíble decían que había 3 millones de niños en pañales en
la plaza de la revolución en Beijing. Otros tantos en Bombay.
En Londres el Támesis colapsado en sus puentes.
Berlín lucía infantil. 2 millones de madres y niños en la puerta de Brandeburgo.
Buenos Aires con niños en manifestación, colmando la 9 de Julio, desde la Auto-
pista hasta el Sheraton.
Verónica con la cancha del Club Verónica repleta.
Los pañales del mundo tomaron al flaco Spinetta celestial. En face.
Y Armaron la mayor movilización de la historia del hombre. O del niño.
Los Campos Eliseos en París con pañales colgando de sus árboles iluminados con
lucecitas de navidad.
El Aeropuerto de Barajas paralizado por el peligro de millones de pañales en la
pista de aterrizaje.
El Capitolio cerrado por una manifestación de los niños de las guarderías y los
jardines de infantes.
Marcha de triciclos en el acceso al Distrito Federal de México impide el tránsito.
En la Plaza Roja de Moscú, frente al Kremlin, una bicicleteada infantil con el es-
tandarte del movimiento generó escenas de violencia entre los automovilistas de-
morados.
261
En la Gran Muralla china los pañales fueron ubicados , de a millones, en los alme-
nares de la fortaleza.
En Nueva Delhi recordaron, por la masividad y la similitud, la marcha de la sal,
resistencia pacífica, heroica, del pueblo hindú a la dominación británica.
En Sudáfrica se anexó la imagen de Mandela a la de los pañales y los niños marcha-
ron en silencio absoluto.

Le compramos unas facturas calentitas a Kiko Iriarte. Cebamos el mate amargo. Y


esperamos las bombas.

Recital de Silvio y Van Van en la Habana. Paco de Lucía en Madrid. Ruben Blades
en Panamá.
Los Olimareños en el Centenario. Chabuca Granda en Perú. El “puma” Rodriguez
en Venezuela.
Louis Armstrong en New Jersey. Von Karajan en Berlín. Vox Dei en Buenos Aires.
Gerwshin en París.
Bizet en San Petersburgo. Los Totora en el Estadio Unico de La Plata.
Para apoyar a los AYÓN.
Huelga mundial de maestros. De universidades.
Paro de camiones en Santiago de Chile, Sao Paulo y Saigón.
En las cadenas Valmar, Carrecinco, Ñac Donold y Coco Loco del mundo , paro por
tiempo indeterminado, por bloqueo de sus accesos por miles de adherentes.
Los empleados de los bancos y las financieras de las grandes orbes pararon y se
fueron con sus hijos a las plazas de las respectivas ciudades.
Cerraron los jardines de infantes, los primarios, secundarios y las guarderías del
mundo entero. Solo trabajaron los jueces al servicio de la justicia de los adultos.
Se suspendió el “derby” español y el fútbol del mundo. Hasta la liga de Barrios de
mi pueblo.
Las telenovelas de la tarde se retiraron hasta la solución de la disputa. Y la televisa-
ción de los torneos de fútbol europeo.

262
La primera mujer Papa de la Historia del Vaticano, María I, se nombraba como

El nuevo movimiento
mediadora.
Por indicación de los presidentes del mundo civilizado y ante los hechos mundiales
de conocimiento general se suspende , momentáneamente, la “Operación Pañales
tristes”, sentenciaba el comunicado N° 3 de “los aliados”.
Tres minutos después una bomba atómica de “última generación” calcinó a los ni-
ños de los pañales ayón reunidos en Verónica. Toda la población del distrito había
sido evacuada 3 hs antes por el camino de la costa. No hubo que lamentar daños
materiales, dado que era una explosión selectiva, destinada a organismos vivientes.
Hubo alegría en Wall Street y en el Pentágono, por el éxito de la operación y el mane-
jo de inteligencia, mediante el engaño programado diseñado por los cerebros mediá-
ticos de la prensa al servicio de los ideales del hombre libre de occidente.
Un vapor verde cresilo y ayón ascendía por la brisa de Verónica. Las estrellas de esa
noche titilaron ráfagas
Cristalina transparencia.
El rocío de la madrugada, posado en gotas sobre las hojas , era sonoro.
Su brillo fue captado por los satélites de la Naza.
Los titulares de los periódicos del mundo festejaron el éxito de los ejércitos de la
tierra que expulsaron al invasor extraterrestre en una alejado pueblito rural de un
partido anónimo de la provincia de Buenos Aires, cerca de Brasil.
La iglesia agradeció al supremo el milagro de la permanencia de la condición Humana.
El General Rauch ocupó, con sus boinas blancas y cascos al tono, de la paz, el te-
rritorio implicado en el extraño suceso.
3 días después desfiló triunfal por el Arco del Triunfo, en la coqueta París.
Una multitud de adultos varones aplaudió su valiente perfomance contra la dia-
bólica conjura de los extraterrestres que demonizaron a todos los niños del orbe,
explicita Klarón.
Psicólogos, politólogos y sociólogos de los organismos especializados de las Nacio-
nes des Unidas explicaron al mundo los detalles de esta conjura satánica.
Las iglesias del mundo entero sonaron sus campanas a las 20 hs del día de los hechos.
Rauch fue propuesto por el Parlamento Europeo para el Premio Nobel de La Paz 2016.
Las banderas del mundo lucieron a media asta y en el clásico Barcelona –Real Ma-
drid, que tuvo que postergarse un día con todas las entradas vendidas, los jugadores
decidieron ponerse un brazalete negro de Adedas. Es que el piloto que consumó la
hazaña, falleció, luego de que 10 pañales ayón al aire se entremetieran en el fuselaje
del Pucará, que se estrelló contra las ruinas del Hotel Argentino en Punta del Indio.
Ives Justine Binoit, el piloto muerto, francés por adopción, fue un héroe de la avia-
ción francesa en el exterminio del pueblo argelino.
Su hijo Pierre, argelino y abandonado, es concejal del Movimiento de los pañales
en una aldea rural olvidada por la geografía mundial.

263
EL MANIFIESTO DE LA
REVOLUCION DE LOS PAÑALES AYON

No fue posible presentar el MANIFIESTO.


La prensa internacional tenía órdenes de no registrar ese histórico momento.
Como en la historia del mundo.
El Che no tiene muchas fotos entrando a la Habana.
Allende fue registrado solo muerto cuando lo mataron? En el bombardeo a la Casa de
La Moneda.
Evo salió feo cuando la reacción lo enfrentó feo.
Artigas fue poco mediático. Lo de Moreno en altamar lo esconden los manuales escolares.
Las Torres gemelas y el Atentado de París tuvieron mas prensa que los bombardeos a
Siria y la “fumigación” de los marines en Vietnam.

Sin embargo, los niños “viralizaron” el documento en face, que no pudo evitar su difusión
universal, 3 minutos antes del estruendo que atomizó a los consejeros universales de los
pañales. De cuerpos a átomos.
El original esta guardado a 3 metros de profundidad en una bóveda de roble, 5 metros a
la derecha del monumento a San Martín, en el centro de la plaza pueblerina, a 50 metros
de la ventana de la pieza donde Alberto durmió su infancia y parte de su adolescencia.
En A4, 3 carillas, con el logo del movimiento y la identificación de sus responsables. Al-
gunos no sabían escribir.
Le agregaron, además, una foto grupal de los 146 miembros. En 3 planos, con los pañales
ayón al viento, con el monumento a la madre de fondo.
La saco el gordo Bard, excelso fotógrafo del pago, y se quedó con los originales, que difun-
dió al universo al mediodía de los sucesos reseñados.
3.500 millones de humanos de todas las edades socializaron hasta la exageración la letra
del Manifiesto.
En pocas horas la onda expansiva fue mayor a la explosión neutrónica que quiso evitar
su aparición.
No había Objetos voladores no identificados, ni habitantes extraplanetarios, ni kryptonita.
Solo niños que pensaban y reflexionaban acerca de la oportunidad de un mundo mas justo.
264
“Verónica, Partido de Punta Indio, Provincia de Buenos Aires , Argentina.

El manifiesto de la revolución de los pañales ayon


Una mañana de fines de la primavera de 2016.
Nos, los representantes de los niños del mundo, protagonistas de la llamada Revo-
lución de los pañales, la mayor movilización de voluntades de la historia del mundo,
PROCLAMAMOS:
1. Ha llegado la hora histórica en el que todos los habitantes de la tierra tengan
IGUALDAD DE OPORTUNIDADES y prime la EQUIDAD, en PAZ, imprimiendo
la filosofía de la SOLIDARIDAD Y EL AMOR entre los HUMANOS.

2. EXIGIMOS en un lapso no mayor de 3 meses UNA DISTRIBUCION EQUITATI-


VA DEL PBI MUNDIAL.
Nuestros economistas han calculado que los mas de 7.000 millones de habi-
tantes del mundo pueden Y DEBEN RECIBIR 500 dólares por mes o 6.000
por año cada uno y todos los años, para el DESARROLLO DE UNA VIDA DIG-
NA, que incluya ALIMENTACION ADECUADA, AGUA POTABLE, CLOACAS,
ELECTRICIDAD,VIVIENDA, AMBIENTE SUSTENTABLE, EDUCACIÖN COM-
PLETA, TRABAJO DIGNO UNIVERSAL, RECREACION, SALUD ACCESIBLE Y
DESARROLLO INDIVIDUAL Y SOCIAL.

3. EXIGIMOS EL CESE DE TODAS LAS GUERRAS DEL PLANETA; LAS DISCRI-


MINACIONES DE TODO TIPO; LAS GUERRAS RELIGIOSAS; LA EXCLUSION
POR DIVERSIDADES ; GENERO; RELIGION, CONDICION SEXUAL Y EDUCA-
TIVA, ORIGEN NACIONAL Y COLOR DE PIEL.

4. EXIGIMOS LA DEVOLUCION DE LOS TERRITORIOS INVADIDOS; DE LAS


TIERRAS MONOPOLICAS Y LA REDISTRIBUCION POR UNIDADES DE PRO-
DUCCION A LOS HABITANTES DE LOS TERRITORIOS.

5. EL CESE INMEDIATO DE LAS ACTIVIDADES FINANCIERAS EN TRUST, DE


LOS BANCOS QUE CONCENTRAN Y DE LAS MULTINACIONALES OLIGOPO-
LICAS QUE OPERAN EN TODAS LAS COMARCAS DEL MUNDO.

6. FRENO TOTAL A LA CARRERA ARMAMENTISTA Y NUCLEAR, con DESAPA-


RICION DE TODAS LAS FUERZAS ARMADAS DEL ORBE, DE LAS POLICIAS
RESPECTIVAS, de LOS IMPERIOS NARCOS DEL MUNDO Y SUS SECUACES.

7. ADMINISTRACION COLECTIVA; REPRESENTATIVA DE LOS MEDIOS DE


COMUNICACIÓN DEL MUNDO, en todas sus formas.

8. CESE DE LAS TIRANIAS, DE LOS GOBIERNOS DE FACTO, DE LOS PRIVILE-


GIOS ESCANDALOSOS DE LOS CENTROS RELIGIOSOS; DE CULTO, DE LAS
SECTAS MASONICAS, DE LAS CENTRALES DE INTELIGENCIA DE TODOS
LOS PAISES DEL MUNDO.

9. INCORPORACION EN TODOS LOS PAISES DEL MUNDO, a través de sus re-


presentantes infantiles y adolescentes, CON CARÁCTER CONSTITUCIONAL ,
DEL derecho ese GRUPO ETAREO A VOTAR Y PARTICIPAR DE LOS CARGOS
ELECTIVOS en cada país que lo incorpore.
265
10. SOCIALIZACION UNIVERSAL DE LAS CUENTAS Y PRESUPUESTOS DE
LOS PAISES DEL MUNDO, DE LAS MULTINACIONALES, DE LA BANCA , DE
LAS FINANCIERAS, DEL FUTBOL MUNDIAL, DE LAS SANTAS SEDES, DE LOS
GASTOS MILITARES, DE LAS COMPANIAS DE MULTIMEDIA Y DE SERVICIOS,
DE LAS INDUSTRIAS QUIMICAS; PETROLERAS; MINERAS, CIBERNËTICAS;
DE MEDICAMENTOS, DE LA SALUD, DE LAS ARMAS, DE LAS FUERZAS AR-
MADAS, DEL JUEGO, DE LOS CASINOS , DE LOS SERVICIOS SOCIALES Y JU-
BILATORIOS, etc.
Estas medidas iniciales permitirán una investigación económica de la desigualdad.
En el lapso de 3 meses de talleres mundiales , simultáneos, razonables, precisos no-
sotros podremos arribar a algunas conclusiones siempre escondidas y manipuladas
por los grupos de poder del capital y de las políticas neoliberales cuasi Malthusianas
que des regulan la economía del mundo, que es un objeto en si misma.

11. EXIGIMOS LA UTILIZACIÖN DE LA ECONOMIA AL SERVICIO de LA ALE-


GRIA DEL HOMBRE y no al revés como hasta la actualidad, o sea nunca mas la
alegría perdida porque el hombre esta al servicio de tan pocos que tienen todo,
menos las ideas , la dignidad y la esperanza.
Porque Eduardo Galeano nos decía “Las cosas son las dueñas de los dueños de las
cosas”, pero los hombres que sufren ya no serán mas una cosa.
Por lo Tanto, la Primera Jornada de Macroeconomía al servicio de la alegría se reali-
zará en Verónica, Capital del Movimento, en tres meses como máximo, en la expla-
nada del Anfiteatro, frente a la nueva estación de Omnibus.

Sabemos que los fondos económicos del mundo, ADECUADAMENTE DISTRIBUI-


DOS, SERAN SUFICIENTES PARA QUE TODAS LAS FAMILIAS DEL MUNDO
DESDE GUAYAQUIL A OSLO TENGAN ACCESO A CONDICIONES ELEMEN-
TALES DE VIDA.

Un diagnóstico inicial nos permite afirmar que mas de la mitad de la población vive
con menos de un dólar diario porque muy poquitos viven con milmillones diarios .
Que si ahorramos en guerras, armas, palacios, servicios a jueces, políticos, perio-
distas, eclesiásticos y etc. NOS SOBRA LA PLATA PARA EDUCAR A TODOS LOS
ANALFABETOS, PONER AGUA EN EL DESIERTO, DARLE TRABAJO A TODOS,
EDUCACION; SALUD Y ETC.

Que si las financieras, las bancas, las dueñas del petróleo, el gas, las minas, la comu-
nicación, las armas, las drogas y los medicamentos, los políticos, los sindicalistas y
los futbolistas dejan de hurtar y comparten SE ACABA LA POBREZA en MESES.

ESE ANALISIS INICIAL DE ENTRECASA; CONOCIDO POR EL MUNDO ENTE-


RO Y ASUMIDO COMO INJUSTICIA NOS PERMITIRA:
1. Reorganizar las estructuras y la lógica injusta de la economía mundial, desde los
estados nacionales y subnacionales, los bloques regionales, los Organismos inter-
nacionales, incorporando esta “Revolución de los pañales ayón por la Equidad y la
Paz° desde la voluntad de los pueblos olvidados y excluidos del mundo, democráti-
camente representados donde sus plataformas sea votada.
2. Priorizar algunas reivindicaciones, que en un sentido de historia de vida y crono-
lógico, para TODOS los habitantes del mundo son, a saber:
266
Ser deseado como hijo futuro. Que el embarazo de nuestras madres sea cuidado

El manifiesto de la revolución de los pañales ayon


adecuadamente. Que el nacimiento sea con las Condiciones Obstétricas neonatales
esenciales. Que no padezca la prematurez o el Bajo Peso al nacer por causas evita-
bles en su mayoría. Que no muera por 4 o 5 causas que matan a 5.000.000 de niños
por año en el mundo. Que nuestras madres no mueran por motivos promociona-
bles, prevenibles y tratables. Que vuelva a casa sin infecciones nosocomiales. Que
las madres puedan dar la teta hasta los dos años de vida. Que me vacunen con todas
las vacunas. Que mi casa sea confortable, con agua potable, cloacas, alimentación,
luz, sin hacinamiento, que el medio ambiente sea sustentable. Que no padezca mal-
trato, ni abandono intrafamiliar. Que tenga apego. Que sea adecuadamente estimu-
lado. Que pueda sonreír y jugar. Que mi padre participe en mi crianza. Que ambos
tengan trabajo igualitario. Que en mi casa no haya violencia de género, abandono,
trata, trabajo infantil, prostitución. Que evite las causas evitables de discapacidad.
Que en casa no haya adicciones. Ni delincuencia. Que todos estemos alfabetizados.
Seguros. Que los adolescentes tengan secundario completo y si prefieren trabajar
tengan un trabajo digno y bien pago. Que todos tengan acceso a la salud, la música,
el deporte, la poesía, que sean felices en sus tiempos libres con la necesaria recrea-
ción y creatividad.
Que mi padre y mi madre logren desarrollarse en el trabajo y en la vida. Que no
sean explotados. Que tengan acceso a la salud, la educación permanente y al arte. Y
a una sexualidad adecuada. Y a una vivienda digna. Que no padezcan inseguridad,
accidentes en la vía pública. Adicciones. Que los abuelos puedan gozar el reposo de
la vejez y vivir dignamente el proceso natural del envejecimiento, con acceso a la
educación , la salud y la recreación.
Este tramo de la Proclama fue clasificado como muy elemental por algunos de los
miembros.
Otros lo defendieron desde sus vivencias cotidianos, sin demasiado tratamiento es-
tratégico, con la intención de ser claros para la mayor parte del mundo excluido, mas
de la mitad, que vive en situación de esclavitud, privado de elementos conceptuales
para su análisis , pero con un gran sufrimiento cotidiano, secular, intergeneracional,
perceptivo, sentido por sus cuerpos y sus almas humillados por la inequidad y los
parlamentos oscuros, innentedibles adrede, de los centros del poder.
Para el logro de esas reivindicaciones en la totalidad de los mas de 7.000 millones
de seres humanos creemos necesario usar los recursos económicos previamente
explicitados en algunos logros PRIORIZADOS:

1. ALFABETIZACION UNIVERSAL.
2. VIVIENDA DIGNA PARA TODOS.
3. ALIMENTACION ADECUADA UNIVERSAL con ELIMINACION DE LA DES-
NUTRICION; LAS ANEMIAS, LAS CARENCIAS ESPECIFICAS Y LA OBESIDAD
ENDEMICA.
4. DESARROLLO HUMANO EQUITATIVO.
5. TRABAJO PARA LOS ADULTOS y NUNCA PARA LOS NIÑOS..
6. URBANIZACION.
7. AMBIENTE SUSTENTABLE.
8. DISTRIBUCION DE LA TIERRA IMPRODUCTIVA.
267
9. PRESERVACION DE LAS RESERVAS NATURALES Y DEL MEDIO AMBIENTE.
10. RECUPERACION DE MARES; ATMOSFERAS; RIOS; BOSQUES; FAUNAS;
ECOSISTEMAS.
11. SALUD UNIVERSAL; GRATUITA , ACCESIBLE.
12. ENTORNOS SEGUROS.
13. ERRADICACION DE FUERZAS ARMADAS.
14. PARTICIPACION SOCIAL EN LOS PRESUPUESTOS MUNICIPALES; PRO-
VINCIALES; NACIONALES.
15. PRESERVACION DE LAS IDENTIDADES CULTURALES.
16. CESE DE LA PLUSVALIA, COOPERATIVAS, REDISTRIBUCION DE LAS GA-
NACIAS.
17. JUSTICIA PARA TODXS
18. RECREACION.
19. RESPETO A LA DIVERSIDAD.
20. RESPETO UNIVERSAL A LA IDENTIDAD DEL NIÑO NUEVO Y A LOS DE-
RECHOS HUMANOS ESENCIALES DE TODA LA POBLACION DEL MUNDO.

Obviamente esta Proclama elemental se transformará en una herramienta de Ges-


tión del Movimiento.
Todos y cada uno de los ítems declamados serán motivo de Grupos de trabajo,
Talleres, Seminarios, Convocatoria a expertos, a la población , aún en las aldeas mas
alejadas del monte o de la selva.
Además serán parte de estudios de investigación de las Universidades, de las cu-
rrículas de la educación inicial y de los secundarios. De los 3.500 millones de con-
tactos del face del Movimiento de los Pañales surgirán las síntesis conceptuales y
operativas recogidas por los administradores para las interminables asambleas.
Como producto de esas opiniones surgirán, en 6 meses, las plataformas de los res-
pectivos grupos de cada país y provincia para ofrecer como Plan de acción a cada
uno de los votantes del orbe.

- Apuráte Alberto, lo imprimimos, lo firmamos, lo scaneamos y lo mandamos a flotar


on line por los contactos del mundo entero.
- Sucede que escucho un ruido a muerte en el cielo azul de este paraje de la tierra.
- Me asusta que hayan trasladado hace dos horas a todas las familias del pueblo. Ca-
mila y Juan fueron sacados a la fuerza por las Boinas y Cascos Blancos. ¡Estamos solos
y escondidos!.

- Ya está. Lo envié. Espero que fase vooc no me lo inutilize en este viaje de siglos, suspiró
Alberto.
- Un abrazo de a tantos, por favor, que ya vuela el avión por nuestras cabezas. Agrego
la foto en el sobre.

Las neuronas sobrevolaron la inmensa soledad del cosmos. Los ojos veían ayón de estrellas.
Solo los huesos intentaron corporizar tantas almas , la de tantos siglos.
En un interminable segundo pude ver mi historia fugaz por estos mundos, plena de
268
esperanzas.

El manifiesto de la revolución de los pañales ayon


Un mes después el Nuevo Consejo Mundial de la Revolución de los pañales ayón por la
paz se reunió en la Santa Sede , con la coordinación del sumo pontífice María I y con
147 mandatarios del mundo, dispuestos a incorporar a los niños en las contiendas elec-
torales de sus respectivos estados.

La huelga general en todo el mundo llevaba 25 días de permanencia. Los ayón , de a


millones, ocuparon las plazas centrales de todas las capitales del mundo. Rebeldes como
todo niño, logaron hacer cumplir sus reclamos en paz.
Los espíritus de siglos iluminaron las noches oscuras de las ciudades grises de la historia adulta.
Un día eterno, amanecía.
La luna, sonrío. Dibujada en un blanco casi ayón. Estaba cansada de las noches de
tantos siglos.

269
BIBLIOGRAFIA

1. El libro de los amores ridículos Milan Kundera. Tusquets Editores, 2005.


2. De niños, de anónimos y de esperanzas. Juan Reichenbach Pro-infantia, 2013.
3. Primero la Gente.Bernardo Kliksberg y Amartya Sen, Mundial, 2011.
4. Los parias de la tierra. Entre la miseria y la xenofobia. Editorial La Página 2014.
5. SAP-UNICEF. Salud Materno-Infanto-Juvenil en cifras 2013.
6. Indio Sano. Una Construcción Comunitaria de la Salud Colabianchi Luis y Reichenbach Juan,
Editorial del Sur.1997.
7. Página De niños, de anónimos y de esperanzas https://es-es.facebook.com/.../De-niños-de-anó-
nimos-y-de-esperanzas/
8. www.ms.gba.gov.ar/.../pediatria/portal-de-educacion-permanente-en-pediatría.
9. Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica. Reichenbach, Juan. Tomo 1. Del Sur. 1995.
10. Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica. Reichenbach, Juan. Tomo 2. Del Sur. 1996
11. Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica. Reichenbach, Juan. Tomo 3. Del Sur. 1996
12. Criterios Diagnósticos en Clínica Pediátrica. Reichenbach, Juan. Tomo 4. Del Sur. 1997.
13. El fútbol a sol y sombra. Eduardo Galeano. Siglo XXI Editores 2010.
14. Las venas abiertas de América latina. Eduardo Galeano. Siglo XXI Editores. 1971.
15. Se agrava el conflicto en la Facultad de Medicina de La Plata www.lanacion.com.ar 18 set. de 2014
16. Renunció el vicedecano de Medicina en La Plata. www.telam.com.ar/27 de feb. de 2014
17. La Corte Suprema avaló a Medicina www.eldia.com.ar/28 de nov. de 2014
18. Everton ascendió al torneo Argentino B www.eldia.com.ar/ 2 de jun. de 2013.Amigos y heroicos -
Clarín www.clarin.com/deportes/Amigos-heroicos 13 de jun. de 2013
19. Política. Aristóteles. Grupo Planeta.2012
20. Platón Diálogos. Obra completa Volumen IV: República. Madrid: Editorial Gredos. 2003.
21. Phillipe Aries. El niño y la vida familiar en el Antiguo Régimen, Madrid, Taurus, 1987
22. ¿Existe el instinto maternal? Historia del amor maternal. Elisabeth Badinter. Paidos, 1992.2da Edición.
23. Pollock, Linda A. Los niños olvidados: relaciones entre padres e hijos de 1500 a 1900 México, D.F.
: Fondo de Cultura Económica, 1993.
24. Lloyd deMause. Historia de la Infancia 1982, de Alianza Universidad.
25. Hugh Cunningham Pearson Longman, 2005 Children and Childhood in Western Society Since 1500.
26. Locke, J. La ley de la naturaleza, trad. Carlos Mellizo, Clásicos del Pensamiento, Madrid, Tecnos,
D. L., 2007.
27. Crianza. (CEREN), Un estudio de los Patrones de crianza en hogares del partido de La Plata.
Susana Ortale de la Comisión de Investigaciones Científicas, Ministerio de la Producción, Ciencia
y Tecnología.2014.
28. Presentación en Cuba de autor platense.pdf.diariohoy.net/12 de dic. de 1997
29. Gaza: Israel ataca Gaza internacional.elpais.com/internacional/11 de jul. de 2014
30. Recuerdos de un médico rural. René Favaloro Editorial: De bolsillo2011.
31. De la Conferencia internacional sobre la salud del corazón en los países en desarrollo. Una agenda
para la acción para el siglo XXI, Nueva Delhi, India, 1999
270
32. Dra. Patricia Ester Climent de Plaza. Profesor Dr Juan Vicente Climent. Por la Prof. Dra. Patricia

Bibliografía
Ester Climent de Plaza (una de sus hijas) Recopilado por el Profesor Dr. Juan Reichenbach para el
Portal de Educación Permanente en Pediatría. 32. www. De niños, de anónimos y de esperanzas.
Homenaje al Psor Dr Luis García Azzarini. Poesía para Luisito.
33. Pfsor Dr Roberto J. M. Mateos “Recordar el pasado para afirmar el porvenir Hospital Zonal Espe-
cializado “Dr. Noel H. Sbarra” de Roberto J. M. Mateos. 1a Edición, 319 páginas, Pro Infantia Edicio-
nes, La Plata, 2008.
34. Pfsor Dr Roberto J. M. Mateos “Recordar el pasado para afirmar el porvenir Hospital Zonal Espe-
cializado “Dr. Noel H. Sbarra” de Roberto J. M. Mateos. 1a Edición, 322 páginas, Pro Infantia Edicio-
nes, La Plata, 2008. Noel Sbarra.
35. Cuentos Completos. Anton P Chejov. Ediciones Paul Viejo. 2009.
36. Los hermanos Karamazov. Fiodor Dostoievski. Alianza Editorial. 2011.
37. Obras completas de Sigmund Freud .Buenos Aires. Amorrortu Editores, 1978
38. Confieso que He Vivido. Pablo Neruda.Editorial: Seix Barral 2010
39. El niño cinco mil millones Mario Benedetti. Recopilaciones. Sudamericana. 2009.
40. El Son Entero. Nicolás Guillen. Losada. 1970.
41. Programa de Residencias de Clínica Pediátrica de 4 años. Portal de Educación Permanente en
Pediatría. Subsecretaría de Planificación de la Salud. Ministerio de Salud de la Pcia de Bs. As.-2011.
42. Plan Estratégico para la Reducción de la Mortalidad Materna y la Mortalidad Infantil.
Ministerio de Salud de la Nación. Argentina. 2009.
43. Plan operativo para la reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de las Mujeres
y de las adolescentes-htp:// www. Ossyr.org.ar/pdf/ Plan operativo. Ministerio de
Salud de la Nación. Argentina. 2010.
44. Paisaje Infantil. Federico Garcia Lorca. Recopilación de poemas. Losada. 2009.
45. Para niños y niñas... y otros seres curiosos Antonio Machado. Ediciones de la Torre.1ª ed., 1ª imp.(2007)
46. EL potro oscuro y otros cuentos para niños. Miguel Hernandez De La Torre.
47. Gracia plena. Jose Pedroni. La Colmena.1925
48. Canto a Mí Mismo .Walt Whitman. 2010 - Editorial: Losada, S.A. (Novena edición)
49. Portal de Educación Permanente en Pediatría. Homenaje al Profesor Vicente Climent. 2013.
50. www. Página 12 .com.ar ar 5 de ago. de 2014 Guido Carlotto.
51. Apuntes 6to Congreso Argentino de Pediatría Ambulatoria. Hotel Sheraton. Pedamb. 2014.
52. Nueva Antología rota. León Felipe. Editorial Akal. 2008
53. Gandhi Indira. Sus propuestas sobre la medicina, la salud y la sexualidad . Barcelona: Amat, 2005.
54. Autobiografía de Martin Luther King, Jr. , King, M.L , Signet Classics, 1964, reedición del 2000.
55. Mi lucha (Mein Kampf Hitler Adolf. FAPA. 2003.
56. El diario de Ana Frank. Editorial De Bolsillo. 2012.
57. Cartografías argentinas”. Diana Lenton. Tesis doctoral UBA. 2013.
58. Walter del Río .Memorias de la expropiación. Sometimiento e incorporación indígena en la Pata-
gonia (1872-1943)”. Centro de Documentación Mapuche. 2013.
59. Transtornos del Espectro Autista. Dra Vilma Cleffi. Pag 221. Pediatría en red. Ministerio Salud
Pcia Bs As. 2015.
60. Transtornos del desarrollo infantil tipo TGD/TEA. Dea Cecilia de Virgilio. Pag 228. Pediatría en
red. Ministerio Salud Pcia Bs As. 2015.
271
61. Un Pediatra deseable. De niños, de anónimos y de esperanzas. Juan Reichenbach Pro-infantia. 2013.
62. Revista Equidad ,en salud Infantil. Dr. Juan Reichenbach, Dra Belén Ozaeta. Municipalidad de
La Plata. 2012.
63. Hacer que la práctica médica y la educación médica sean mas adecuadas a las necesidades de la
gente. Conferencia conjunta OMS/ WONCA, Londres Ontario. Ontario, Canadá, 1994.
64. Irlandeses detrás de un gato . Rodolfo Walsh, Cuentos completos, Madrid, Veintisiete letras, 2010.
65. El juguete rabioso Roberto Arlt, 1926 por la Editorial Latina.
66. La invasión . La honda. Ricardo Piglia 1967. Paidos.
67. Julio Cortázar. Los venenos. Final de Juego.1956. Planeta.
68. Sebregondi retrocede. Osvaldo Lamborghini. Paidos.1973.
69. Arturo Jauretche: Zoncera N° 17. Manual de zonceras argentina. Colección Eudeba. 1970.
70. Unmisiones Claudia Sapa, Ana Victoria Espinoza .El tarefero. Departamento de Prensa Univer-
sidad Nacional de Misiones.
71. Jornadas de Pediatría del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata. 2014. Resumenes.
72. Siete sonetos medicinales Almafuerte Colección Poesía 2011. Libros en Red.
73. Dr Roberto Mateos, Dra María Alicia Marini. Experiencia docente innovadora. 25° aniversario de
la Cátedra de Pediatría B. Facultad de Ciencia Médicas. UNLP. Ediciones Pro Infantia. La Plata 2011
74. 4°Congreso Iberoamericano de Medicina Familiar y Comunitaria.
75. Distribución de las muertes neonatales según criterios de reducibilidad. República Argentina, 2008.
76. Principales Causas de muerte en el Periodo Neonatal. Argentina. 2011. Estadísticas Vitales. In-
formación básica 2011.Dirección de Estadísticas e Información en Salud. Ministerio de Salud y Am-
biente de la Nación.
77. Presentación del Libro Criterios Diagnósticos en Pediatría Ambulatoria. Temas de Pediatría Am-
bulatoria. Facultad de Medicina de Barcelona.España.1995. Junio.
78. Informe Rattenbach - Presidencia de la Nación Argentina www.casarosada.gov.ar/component/
content.
79. La historia de los juguetes .El Monitor .Diciembre 2012
80. Hans Christian Andersen . Poemas del Alma. http://www.poemas-del-alma.com/blog/biogra-
fias/biografia-hans-christian-andersen#ixzz3PxEasFKp
81. Un elefante ocupa mucho espacio . Bornemann Elsa. Ediciones Alfaguara (2005)
82. Yo soy Judith Akoschky . Ruidos y ruiditos. EUDEBA.
83. Hugo Midón Derechos torcidos . Edición del autor. 1997.
84. Javier Villafañe. Los sueños del sapo. Ed. Colihue
85. El gran circo. Ariel Bufano, 1990
86. Mamasana . Dr Reichenbach, Juan. Equidad. El ABC del niño y la madre. publicación de la
Secreta­ría de Salud y Medicina Social de la Municipalidad de La Plata. N° 1,2 y 3. 2011.
87. 6to Congreso Argentino de Pediatría General Ambulatoria. Apuntes personales de la Ceremonia
de Inicio del Congreso, leído por el presidente.
88. Expediente: F 180 2014 - 2015 .Origen. Senadores. Declaración de interés legislativo del Libro “De
niños, de anónimos y de esperanzas”, del Dr Juan Reichenbach. Pro Infantia. 2013.
89. La historia del Festival de Cosquín. Apuntes de Jorge Cafrune. 1975. Poemas cantados de José
Pedroni.
90. De la luz entonces. Armando Tejada Gómez Poesía. 1963. La vida dos veces.
91. Oliver Twist. Charles Dickens. ANAYA , 2012
272
92. Las aventuras de Tom Sawyer .Mark Twain. Peuser 1953.

Bibliografía
93. León Felipe. Poesía Latinoamericana del Siglo XIX. Centro Editor de América Latina. 1980.
94. La concepción social de la infancia. Sandra Carli. 2010.
95. La memoria de la infancia Sandra Carli.Paidós.2011.
96. Joaquín Areta. Siempre Y tu palabra cerca. Memoria en Movimiento. 2012.
97. SAP-UNICEF. Salud Materno-Infanto-Juvenil en cifras 2009.
98. Dra Flavia Raineri, Dr. Marcelo Jaquenod. Mortalidad Infantil en la provincia de Buenos Aires.
Publicado el 16 noviembre, 2012 .Portal de educación Permanente en Pediatría www. Ministerio de
Salud de la Provincia de Buenos Aires.
99. Aries, p. (1973) L´enfant et la vie familiale sous l´Ancien Régime. Editions du Paris:
100. ARIÈS, p. (1987) El niño y la vida familiar en el Antiguo Régimen. Madrid: Taurus.
101. Borderies-Guereña, J (1999) “Niños y niñas en familia” Historia de la infancia en la España con-
temporánea. 1834-1956.Borrás, J (editor). Ministerio de Trabajo y de asuntos sociales, Madrid: Fun-
dación Germán Sánchez
102. Hablame, infancia, por Flor Monfort. En: Página 12 (30-09-2011)
103. El problema de la representación. Balances y dilemas, por Sandra Carli. En: Actas del VII Semi-
nario Internacional “Infancias y Adolescencias. Teorías y experiencias en el borde”. Organizado por
el Centro de Estudios Multidisciplinarios, Buenos Aires, 11 y 12 de abril de 2003.
104. Memoria e infancia. Conferencia a cargo de Sandra Carli. Postítulo de LIJ. Cepa, Ministerio de
Educación, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2 de noviembre de 2002.
105. La infancia, espejo social, por Daniela Gutiérrez. En: La Nación, 06-10-2002.
106. El niño peronista, por Sandra Carli. En: Página 12, 08-07-2002.
107. El niño como sujeto de derecho, por Sandra Carli, Rosario, 2001.
108. Reseña de Infancia y cultura visual, por Mónika Klibanski. En: educ.ar (19-06-2007).
109. Pediatría en Red. Dr Reichenbach J, Fontana S y Gómez W. Ministerio de Salud de la Pcia de Bs
As. 2015.

BIBLIOGRAFIA COMPLEMENTARIA

La Convención sobre los Derechos del Niño. Asamblea General de las Naciones Unidas 1989.
Cumbre Mundial de la Infancia.1990.
Reforma Constitucional de 1994, Ley Constitucional 23.849 (artículo 75, inciso 22) de la Constitución
Nacional.
Objetivos de Desarrollo del Milenio en Argentina. Programa de las Naciones Unidas para el Desa-
rrollo. www.undp.org.ar.
Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. de la CABA. 2006.
Situación de Niños, Niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina. Minis-
terio de Desarrollo Social de la Nación. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
273
Junio de 2012.
Informe sobre la situación de la infancia en el mundo 2005. UNICEF, New York USA 2005” Análisis
de la Situación de la Población en Argentina” UNFPA.2010.
UNICEF denunció que 215 millones de niños están sometidos al trabajo Infantil . Página 12. Martes
28 de febrero de 2012.
OMS. Informe sobre la salud en el mundo 2008.
Dr. Norberto Liwski . El niño como sujeto de derecho. Portal de educación Permanente en Pediatría
www. Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.2012.
PNUD Informe sobre Desarrollo Humano. La cooperación Internacional ante la encru­cijada. 2005.
Mortalidad en la Niñez: una base de datos de América latina desde 1960. CELADE-CEPAPAL-
UNICEF-UNFPA: Naciones Unidas 2011.157
Profesor Dr Roberto Mateos Portal de Educación Permanente en Pediatría del Ministerio de Salud
de la Pcia de Bs As. Los Maestros. Dr Noel Sbarra. Por el Profesor Roberto Mateos. Febrero de 2013.
Héroes de la Salud Pública Argentina. Edición limitada en conmemoración de los 100 años de la
OPS. Sotelo y Col. Buenos Aires. 2002.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Torres- Gotilla J T. Desarrollo y Salud.. Artes Gráficas Sagitario SRL. 2008.


Naciones Unidas – UNICEF: “Un Mundo Apropiado para los Niños, 2002.
ALAPE. Declaración de Montevideo, diciembre 2000.
ALAPE. Compromiso de Buenos Aires, 2001.
ALAPE. Declaración de Puerto Rico, noviembre 2009.
Informe Anual del Director de la OPS. La Salud y los Objetivos de Desarrollo del Milenio: del com-
promiso a la acción. OPS. 2011.
Abramzon S y Borrel Bentz RM : Recursos Humanos en Salud en la Argentina. En el Ob­158
servatorio de Recursos Humanos en Salud. OIT/OPS/OMS. Buenos Aires.
Shi L, Macinko J, Starfield B, Wulu J, Regan J, Politzer R. The relationship between pri­mary care,
income inequality, and mortality in US States,. J Am Board Fam Pract 2003;16: 412-22. 1980-1995.
Starfield B, Shi L, Macinko J. Contribution of primary care to health systems and health. Milbank
Quar;83:457-502. 2005.
Dr. Mario Rovere La pediatría y la construcción social de la Infancia. Portal de educación Permanente
en Pediatría www. Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Pu­blicado el 15 marzo, 2013.
Pfsora. Dra. Jacqueline Ponzo. Salud Infantil en clave de homenje Portal de educación Permanente
en Pediatría www. Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Pu­blicado el 18 enero, 2013.
Dr. Reichenbach, Juan y col. Selección de Residentes. Construcción futura de la salud.. Ministerio de
Salud de la Provincia de Buenos Aires. 2011.
Carlos Malthus .Adiós, señor presidente.. Editorial Pomaire Venezuela S.A. 1987.
Mario Testa Pensar en Salud .. Editorial Lugar. Buenos Aires. 1993.
Minujin, A y otros. Cuesta Abajo. Los nuevos pobres. Efectos de la crisis en la sociedad Argentina.
UNICEF. Losada. Buenos Aires .1992.
Organización Mundial de la Salud. Carta de Otawa para la Promoción de la Salud.Otawa, 1986.
Ashton J., Seymour,H: Masson. La nueva Salud Pública., Barcelona,1990.
274
Declaración de la Conferencia Internacional sobre Promoción de la Salud de Santa Fe de Bogotá.

Bibliografía
Bogotá . Colombia. 1992.
Ashton John. Masson Organización Panamericana de la Salud. Ciudades Sanas. Barce­lona. 1993.
Municipios Saludables, Una estrategia de Promoción de la Salud en el contexto local. Washington
DC, 1992. Organización Panamericana de la Salud.
Maglio, F. Familia, Cultura y Salud. SAP, 1997.
Dolto, F: La causa de los niños. Paidos. 1991.
Cuminsky, M. Manual de Desarrollo y Crecimiento del Niño. Serie PALTEX.,N° 8. OMS/ OPS.1992.
Silber,T et al : Manual de Medicina de la Adolescencia.Serie PALTEX: OPS/OMS N° 20, 1992.
Rovere M.R. La Planificación estratégica de recursos humanos en salud. Washington.159
Dr. Julio Arce. Niveles de Prevención, en ”Tratado de Pediatría” de Dr. Morano Jorge y Col, 1997, Atlante.
Dr. Yehuda Benguigui y col. Anexo 1 Protocolo de enfermedades Respiratorias Agudas. “Investigaciones
operativas sobre el control de las infecciones respiratorias agudas en Brasil”. OPS. OMS. AIEPI 1999.
Yehuda Benguigui y col. “Investigaciones operativas sobre el control de las infecciones respiratorias
agudas en Brasil”. Dr OPS. OMS. AIEPI 1999.
AIEPI. OPS.OMS Atención Integrada de Enfermedades Prevalentes en la Infancia.1999.
Flexner A. Medical Education in the United States and Canada. A Report to the Carnegie
Foundation for theAdvancement of Teaching. Bulletin No.4. Boston, Massachusetts: Updyke; 1910.
Patricia Aguirre. Ricos flacos y gordos pobres. Capital. 2004.
Antonio Machado. Abel Martín. Losada 1981.
La poesía surrealista. Centro Editor de América latina.1980
OPS.. Serie Desarrollo de Recursos Humanos. 1993.
Venturelli, J. “Educación Médica. Nuevos enfoques, metas y métodos.” Serie Paltex. Sa­lud y Sociedad
Nº 5 2000.
Freire P.Pedagogy of the Oppressed. 20th Edition. Harvard. New York.The Continiuum Publishing. 1995.
Neufeld VR, Mudsley RF: Demand side Medical Education: educatin future physicians for Ontario.
Can Med Asocc.J. 1998.
Spinelli H: Mortalidad Infantil: Un indicador para la gestión local. Publicación Nº 51.OPS. OMS 2000.
Barrows HS: How to design a problem based curriculum. Springer Series on Medical Education.
Nueva York, 1985.
Clavreul J: El Orden Médico. 1987. El Ateneo.
Dr. Reichenbach, Juan. Programa inicial Directriz de Atención Integral a las Familias del Municipio
de Punta Indio “Indio Sano, una Construcción Comunitaria de la Salud”, 1997.
Dr. Reichenbach, Juan. Subprograma de anticipación y detección de enfermedades ocul­tas. “Indio
Sano, una Construcción Comunitaria de la Salud”, 1997.
Dr. Reichenbach, Juan. Protocolo de Diagnóstico de salud del sector. “Indio Sano, una Construcción
Comunitaria de la Salud”, 1997.
Dr. Reichenbach, Juan. Subprograma de Normas de Diagnóstico y Tratamiento. “Indio Sano, una
Construcción Comunitaria de la Salud”, 1997.
Dr. Reichenbach, Juan. Subprograma de Vademécum municipal Básico. “Indio Sano, una Construc-
ción Comunitaria de la Salud”, 1997.
Dr. Reichenbach, Juan. Subprograma de Laboratorio Municipal básico “Indio Sano, una Construc-
ción Comunitaria de la Salud”, 1997.
Ulises Gorini. “La rebelión de las madres” Tomo 1. La Página 2011.
Pablo Neruda. Odas elementales. Contemporánea . 2003.
Miguel Hernández. Antología. Biblioteca Página 12. Losada. 1980.
Antonio Machado. Poesías. Losada. 13era Edición. 1976.
Federico García Lorca. Romancero Gitano. Losada 1980.
275
EPILOGO

Las capitales del mundo invadidas por los niños de la “Revolución de los pañales”.
El ayón brillando en las madrugadas oscuras y frías de un mundo gris de adultos.
Camila organizando un sistema de Salud basado en los derechos del niño, los ado-
lescentes, las mujeres y las mujeres madres como sujetos de derechos.
Un pequeño municipio de las costas del Plata, Punta Indio, como escenario uni-
versal de este Movimiento infantil. Amenazado por las fuerzas universales de la
inequidad.
Y las Jornadas inolvidables con las reflexiones de los pensadores de todos los siglos,
corporizados por el deseo de un mundo con futuro sustentable.
El conflicto del ptotagonista adulto devenido a espíritu infantil.
La evolución de las ideas y de las luchas de los últimos cien años en un país de-
vastado por las políticas económicas de los pocos sobre los tantos.
La infancia desde las imágenes de los testimonios de los directores de cine que han
denunciado la tristeza, el orfanato, el desapego, la guerra , la triste subsistencia de los
espíritus niños.
La música, los títeres, la comedia musical y la poesía antológica infantil como testi-
monios por sus autores de siglos.
Las pinturas que desnudan en imágenes sin palabras la historia del niño en el mundo.
Y las ideas de la salud, la educación, la equidad y los derechos humanos desde la pre-
cisión de opinantes adultos, defensores del bienestar de los niños de “pañales ayon”.
Postales de un movimiento y su desesperada Proclama para imaginar un mundo sin
muertes infantiles y maternas evitables, con alfabetización, sin trabajo infantil, sin dis-
capacidades, con apego, con agua, cloacas, pan y sonrisas.
Juguemos con las ilusiones que también los mundos se pueden soñar.
Y a veces las sumas de los sueños edifican futuros mejores, sobre todo sin son sue-
ños en pañales.
Hendem laci ullupta eptaepedia sae volut eat

276