Está en la página 1de 7

SOLICITA RECARATULAR – SOLICITA EXCARCELACIÓN

Señor Juez:

Daniel Isaías Suizer, Abogado, M.P.Nº 3937 C.P.A.F., CUIT Nº


20-29297140-1, fijando domicilio legal en el estudio jurídico sito en Av. J. B. Cabral
Nº 725 de la ciudad de Formosa – Teléfono 3704434877 – celular Nº 3704830305,
e-mail: danielsuizer29@gmail.com y Gabriela Neme, abogada, M.P.Nº 1206
C.P.A.F., CUIT Nº 27-20260001-3, fijando domicilio legal en calle Dean Funes Nº
924, de la ciudad de Formosa – Teléfono celular Nº 3704219200, e-mail:
gabyneme@gmail.com, ambos actuando como patrocinantes legales de los
ciudadanos: VARGAS IGNACIO, DNI Nº 22558895, NUÑEZ PABLO, DNI Nº
27415189, APONTE FACUNDO, DNI Nº 28537794, SOSA SERGIO, DNI Nº
33561023, LOPEZ LEONARDO, DNI Nº 40084510, CRUZ JUAN PABLO, DNI Nº
33444238, todos alojados en celdas de la dependencia de Sección UEAR (Unidad
Especial de Asuntos Rurales) Mojón de Fierro, involucrados en el Sumario Judicial
Nº 28/2020 registro de la Subcomisaria Villa Escolar “C/INF. ART. 205 Y
ASOCIACION ILICITA, con intervención de V.S me presento y respetuosamente
digo:

I.- ADHESION EL SISTEMA DE COMUNICACIONES, NOTIFICACIONES Y


PRESENTACIONES ELECTRÓNICAS:
Por este medio manifiestamos ambos profesionales que nos
adherimos al sistema de comunicaciones, notificaciones y presentaciones
electrónicas. Que estamos de acuerdo que se nos envíen a estas direcciones
electrónicas danielsuizer29@gmail.com y gabyneme@gmail.com todas las
comunicaciones y notificaciones inherentes a las causas que se tramiten ante
Dependencias Jurisdiccionales de la Provincia de Formosa. Expresamente nos
comprometemos a revisar diariamente las casillas de correo electrónico
declaradas. Manifestamos que somos los únicos responsables por el uso que
nosotros o un tercero dé a las cuentas de correo declaradas y que serán utilizadas
solo a los fines pertinentes.-

II. OBJETO:
Que venimos por este acto a solicitar a V.S., que en pos de una
efectiva aplicación del derecho, recaratule la presente causa, atento a que la
acusación en cuanto a Asociación Ilícita no contiene los requisitos de tipicidad
necesarios al efecto y esa situación conlleva a perjudicar y agravar la situación de
las personas detenidas, que no solo se hallan detenidas por una carátula que no
amerita la realidad del los hechos y que no reúne los requisitos en cuanto a la
figura legal, sino además los coloca en una situación sumamente peligrosa para
su salud, ya que los mismos (6 personas) se hallan durmiendo en una sola celda,
con solo 3 camas, y seis colchones, lo que significa que tres de ellos duermen en
el piso, totalmente hacinados, demás está decir que usted V.S:, debe velar no solo
por el cumplimiento e interpretación de la ley penal sustantiva, sino que también
es responsable del cumplimiento de los preceptos constitucionales establecidos
en el artículo 18 de la C.N., que responsabiliza a los jueces en cuanto a la situación
de las personas privadas de su libertad. Art. 18 C.N. … “Las cárceles de la Nación
serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en
ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más
allá de lo que aquella exija, hará responsable al juez que la autorice”.

Que venimos además por este acto a solicitar a V.S. que luego de
recaratular la presente causa se libre las excarcelaciones de nuestros ahijados
procesales bajo caución juratoria, conforme el Art. 18 de la Constitución Nacional
y los Arts. 293 y 294 del Código Procesal Penal de la Provincia, por las
consideraciones de hecho y de derecho que seguidamente expondré.-
A tal efecto solicito se forme incidente conforme el Art. 297 del
referido cuerpo legal.-

III. FUNDAMENTOS.-

a) NO EXISTE DELITO DE ASOCIACION ILICITA “por no reunir los requisitos


del Tipo Objetivo ni del Tipo Subjetivo”, nos proponemos exponer y sustentar la
inexistencia de Asociación Ilícita.-

Tipo Objetivo:

En primer lugar pasamos a exponer los tres elementos son los que componen la
figura básica:

a) la acción de formar parte de una asociación criminal,

b) un número mínimo de autores,

c) un fin delictivo.

La conducta es, pues, la de tomar parte en la asociación. Se requiere, pues, la


existencia de la asociación, que como es lógico, debe conformarse mediante
acuerdo o pacto de sus componentes, en orden al objetivo determinado por la ley:
cometer DELITOS (plural)

Como cualquier acuerdo, puede ser explícito o implícito; el primero constituido por
la clara expresión de voluntad en tal sentido, el segundo por medio de actividades
unívocamente demostrativas de la existencia de la asociación (ejemplo: “Gran
número de DELITOS” realizadas por las mismas personas, con los mismos
medíos; división de tareas delictivas por medio de diversas actuaciones).

Pero no cualquier acuerdo en torno a la comisión de delitos asumirá el carácter


de asociación ilícita, sino el que sea indicativo de una relativa permanencia, y
se forma con la voluntad de los intervinientes de moverse dentro de un cierto
grado de organización.

Ahora pasamos a fundamentar:

1- Formar parte, en otras palabras, ser miembro de la asociación. Ello no


exige, por sí, una actividad material, sino la de estar intelectualmente en el
concierto delictivo que se forma o unirse al ya formado; o sea, coincidir
intencionalmente con los otros miembros sobre los objetivos asociativos.

Para ello basta el acuerdo, sin que se a imprescindible, como dijimos, ninguna
forma corporal de expresión voluntaria; no es necesario el trato directo entre los
asociados, ni siquiera que se conozcan entre sí; es suficiente con que casa uno
sepa que integra la asociación. No la integra quien se limita a prestarle ayuda o
auxilio sin voluntad de unirse a ella, aunque conozca su existencia, siempre que,
por supuesto, su intervención no haya sido pactada, expresa o implícitamente, en
orden a la pluralidad de delitos que es el objetivo de la asociación.

2- Permanencia La convergencia de voluntades hacia la permanencia de la


asociación es lo que distingue la asociación ilícita de la convergencia transitoria-
referida a uno o más hechos especiíficos - propia de la participación. No se trata
de una permanencia absoluta sino relativa, exigida por la pluralidad delictiva que
es el objetivo de la asociación, que no se puede conseguir sin una actividad
continuada y que, como tal, podrá estar determinada en cada caso, por la tarea
delictiva que se haya propuesto la asociación. No se trata, pues, de una mera
cuestión de tiempo.
3- Objetivos del acuerdo La finalidad del acuerdo es la de “cometer delitos”.

Solo a partir de la convergencia intencional sobre ese objetivo se da la figura del


art. 210.

La expresión delitos se refiere a una pluralidad de delitos, lo cual ha llevado


a alguna doctrina a exigir la indeterminación de los delitos cuya comisión se
propone la asociación como un requisito típico. Ello puede originar equívocos,
puesto que no se trata de que los miembros de la asociación no sepan que delitos
van a cometer, sino que tengan en sus miras una pluralidad de planes delictivos
que no se agote en una conducta delictiva determinada, con la concreción de uno
o varios hechos. Lo indeterminado no serán los delitos, sino la pluralidad de
delitos a cometer.

Tipo subjetivo:

El delito es solo imputable a título de dolo directo (de propósito o específico). La


finalidad del acuerdo debe ser clara e inequívoca, objetivamente
comprobable, de cometer conductas delictivas plurales, aunque
indeterminadas en su número. Quedan excluidos, por tanto los actos producidos
con dolo eventual. Exige que el autor conozca que participa en una asociación
de las características apuntadas, que se compone del número mínimo
requerido por la ley, con voluntad de pertenecer a ella y con la finalidad
delictiva requerida. El dolo puede quedar excluido por error que puede recaer
tanto sobre los objetivos del acuerdo como sobre el número de miembros o sobre
la necesaria finalidad delictiva.

b) INMEDIATA LIBERTAD DE LOS DETENIDOS:

Que el derecho a la libertad de toda persona sometida a proceso,


tiene rango constitucional, pues encuentra sustento en el estado de inocencia que
el principio de juicio previo nombrado en la primera oración del Art. 18 de la
Constitución Nacional garantiza al imputado (FALLOS 306:14492;
307:1615;308:1631). Y Art. 7.5 de la Convención Americana de los Derechos
Humanos; Art. 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; Art. 25
de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; Art. 9 de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos. Estos últimos fueron ratificados
por el Estado Argentino, y su inobservancia violaría directamente el Art. 75 inc. 22
de la Constitución Nacional.-

Que la Corte Suprema, en ejercicio de su función protectora de los


derechos y garantías constitucionales, ha dicho que la prisión preventiva tiene
como fundamento evitar que su frustre la acción de la Justicia, esto es que se
entorpezca la investigación o que se eluda su decisión (condena), por lo que la
sola referencia a la pena establecida para el delito por el que se acusa no
constituye fundamento válido para su dictado, debiéndose precisar en cada caso
cuáles son las circunstancias concretas de la causa que permiten presumir
fundadamente que el imputado intentará burlar la acción de la Justicia (Fallos
320:2105 y 321:3630).

Me propongo demostrar la inconveniencia del encierro carcelario


desvirtuando la presunción legal de fuga, referida en el artículo 295 del CPP.-

Humildemente considero, que si se afirma un sistema de


presunciones legales de fuga concebidas como ‘iure et de iure’, cuando la
situación del justiciable no encuadra en ninguno de los supuestos del artículo 295
del CPP, la prisión preventiva devendría obligatoria y por tanto reglamentaria.
Entiendo que debe desecharse la posibilidad de que las presunciones legales
contempladas rijan con tal rigor, siendo únicamente admisibles si operan IURIS
TANTUM.-
En tal sentido, debe destacarse que el encierro preventivo solo
procede cuando se presume IURIS TANTUM, que el imputado intentará eludir el
accionar de la justicia, cosa que mi nuestros defendidos están muy lejos de
hacerlo, atento a que al salir deberán cumplir con 14 días de cuarentena en un
centro asignado por el gobierno de Formosa, por lo tanto es imposible que alguno
de ellos eluda la acción de la justicia.-

Que como se verá seguidamente, ninguno de nuestros defendidos


INTENTARÁ BURLAR EL ACCIONAR DE LA JUSTICIA.-

No es ocioso destacar, que no puede repararse a posteriori las


nefastas consecuencias y efectos que provoca el encierro en un individuo, máxime
que todos ellos estuvieron padeciendo hambre, sueño, frio, en el límite de Chaco-
Formosa, durante más de 40 días a la fecha, sin poder ingresar a la provincia de
Formosa, por una restricción del gobierno, que tal situación es de público
conocimiento.

Es importante resaltar que estas personas, antes abandonadas en


el límite interprovincial, ahora encarceladas ya se encuentran bajo la tutela de un
amparo ante la justicia federal de Formosa, Secretaria Penal Nº 01, y un habeas
corpus ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina, ambos próximos
a resolverse.
Toda la situación vivida por estas personas, que hacen presumir
como violatorias a los derechos humanos, y a las recomendaciones establecidas
por la CIDH para todos los estados partes en cuanto a la pandemia, y ahora
sumado al encierro carcelario, sin dudas traerá de sobremanera un
sentimentalismo profundo haciendo sentir fuertemente el alejamiento y
desintegración familiar. Creando el aislamiento un estrado emocional muy fuerte
y a veces desesperante, que muchas veces llevo a los internos a tener conductas
que acarrean situaciones más dañosas para su persona e integridad física, y eso
no es el fin de ninguna norma legal.-

Además no existen elementos de ninguna índole que permitan


suponer que nuestros defendidos se sustraerán al accionar de la justicia, ya que
tienen arraigo suficiente en esta ciudad.-

IV. CAUCION JURATORIA.-


Que existen también otros métodos ‘conjuntos y/o accesorios’ de
asegurar que el imputado no intente eludir la pena que eventualmente le sea
impuesta o que entorpezca la investigación de la justicia tales como las
cauciones.-

Que el Art. 296 del Código ritual estable que la Caución juratoria
será la regla cuando se conceda la excarcelación, y en este caso encarezco, se
conceda a: VARGAS IGNACIO, DNI Nº 22558895, NUÑEZ PABLO, DNI Nº
27415189, APONTE FACUNDO, DNI Nº 28537794, SOSA SERGIO, DNI Nº
33561023, LOPEZ LEONARDO, DNI Nº 40084510, CRUZ JUAN PABLO, DNI Nº
33444238, las excarcelaciónes bajo caución juratoria por carecer de bienes para
afrontar otro tipo de garantía.

V. HAGASE LUGAR A LA RECOMENDACIÓN DE LA CIDH EN CUANTO A LA


SITUACION ACTUAL DE PERSONAS PRIVADAS DE SU LIBERTAD, POR
PANDEMIA COVID19 - Comunicado de Prensa 66/2020 del 31 de Marzo

Ante la pandemia COVID19, cuya emergencia sanitaria a sido


declarada en la Argentina por el Presidente de la Nación Argentina Dr. Alberto
Fernandez mediante Decreto de Necesidad y Urgencia, N° 260 del 12 de marzo
de 2020, el cual amplió, por el plazo de UN (1) año, la emergencia pública en
materia sanitaria establecida por Ley N° 27.541, en virtud de la pandemia
declarada por la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) en relación
con el coronavirus COVID-19.

En tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos


(CIDH), mediante el Comunicado de Prensa 66/2020 del 31 de Marzo, en el marco
de su Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada a la crisis en
relación con la pandemia del COVID-19 (SACROI COVID-19), urgió a los Estados
enfrentar la gravísima situación de las personas privadas de la libertad en la región
y a adoptar medidas urgentes para garantizar la salud y la integridad de esta
población y de sus familias, frente a los efectos de la pandemia del COVID-19, así
como asegurar las condiciones dignas y adecuadas de detención en los centros
de privación de la libertad, de conformidad con los estándares interamericanos de
derechos humanos.

En particular, la Comisión insta a los Estados a reducir la sobrepoblación en


los centros de detención como una medida de contención de la pandemia.

En este sentido, la CIDH manifiesta su profunda preocupación por


las alarmantes condiciones en las que se encuentra la población carcelaria en la
región, que incluye precarias condiciones de salubridad e higiene y niveles de
hacinamiento extremos, destacándose que en algunos países la tasa de
ocupación es superior al 300 %.
Este contexto puede significar un mayor riesgo ante el avance del
COVID-19, en particular para aquellas personas que conforman grupos en
situación de vulnerabilidad, como personas mayores, diabéticas, hipertensas,
pacientes inmunosuprimidos, pacientes oncológicos, con enfermedades
autoinmunes, insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal crónica, entre otros.
Conforme con lo establecido en sus Principios y Buenas Prácticas
sobre la Protección de las Personas Privadas de Libertad en las Américas, la CIDH
recuerda a los Estados que toda persona privada de libertad bajo sus
jurisdicciones tiene derecho a recibir un trato humano, con irrestricto respeto a su
dignidad inherente, a sus derechos fundamentales, en especial a la vida e
integridad personal, y a sus garantías fundamentales, como lo son el acceso a las
garantías judiciales indispensables para proteger derechos y libertades.
Los Estados se encuentran en una especial condición de garante
frente a las personas privadas de libertad, lo cual implica que deben respetar la
vida e integridad personal de ellas, así como asegurar condiciones mínimas que
sean compatibles con su dignidad. Así, los Estados están obligados a realizar
acciones concretas e inmediatas para garantizar los derechos a la vida, integridad
y salud de las personas privadas de libertad, en el marco de la pandemia.

En este sentido y considerando el contexto de la pandemia del


virus COVID-19, en cuanto a la protección de los derechos de las personas
privadas de libertad, la Comisión recomienda a los Estados:

1. Adoptar medidas para enfrentar el hacinamiento de las unidades de


privación de la libertad, incluida la reevaluación de los casos de prisión
preventiva con el fin de identificar aquellos que pueden ser sustituidos por
medidas alternativas a la privación de la libertad, dando prioridad a las
poblaciones con mayor riesgo de salud frente a un eventual contagio del
COVID-19.

2. Evaluar de manera prioritaria la posibilidad de otorgar medidas


alternativas como la libertad condicional, arresto domiciliario, o libertad
anticipada para personas consideradas en el grupo de riesgo como
personas mayores, personas con enfermedades crónicas, mujeres
embarazadas o con niños a su cargo y para quienes estén prontas a cumplir
condenas.
3. Adecuar las condiciones de detención de las personas privadas de libertad
particularmente en lo que respecta a alimentación, salud, saneamiento y medidas
de cuarentena para impedir el contagio intramuros del COVID-19. Garantizar en
particular que todas las unidades cuenten con atención médica y proveer especial
atención a las poblaciones en particular situación de vulnerabilidad, incluidas las
personas mayores.

4. Establecer protocolos para la garantía de la seguridad y el orden en las


unidades de privación de la libertad, en particular para prevenir actos de violencia
relacionados con la pandemia y respetando los estándares interamericanos en la
materia.

Por cuanto la situación que se está viviendo por la pandemia


COVID19, la posición de garante que asume el estado en cuanto a las personas
privadas de su libertad, el riesgo latente de contagio, las condiciones de
hacinamiento en la cual se encuentran privadas de su libertad, las condiciones de
higiene que son casi nulas en el lugar donde se encuentran nuestros defendidos,
los escasos recursos que otorga el estado para garantizar la salubridad. Sumado
a una recomendación de la CIDH en la cual recomienda a los estados miembros
eviten justamente estas situaciones mencionadas, son méritos suficientes para
considerar la inmediata libertad de nuestros defendidos.-

VI. PETITORIO.-
Por todo lo expuesto a V.S. solicitamos:

Se tenga por presentado la presente solicitud en legal tiempo y


forma, se tome como domicilio legal y electrónico los citados más arriba.-

Se recaratule la presente causa, eliminando la calificación legal de


ASOCIACION ILICITA por no reunir los requisitos del tipo objetivo ni subjetivo.-

Se forme incidente para dar curso a la presente solicitud, de acuerdo


al Art. 297 del Código ritual.-

Se conceda la excarcelación solicitada bajo caución juratoria en


beneficio de los ciudadanos: VARGAS IGNACIO, DNI Nº 22558895, NUÑEZ
PABLO, DNI Nº 27415189, APONTE FACUNDO, DNI Nº 28537794, SOSA
SERGIO, DNI Nº 33561023, LOPEZ LEONARDO, DNI Nº 40084510, CRUZ JUAN
PABLO, DNI Nº 33444238.-

Proveer de conformidad. SERA JUSTICIA.-

También podría gustarte