Está en la página 1de 1

Escribe una página con tu opinión sobre el artículo de Nicolas Panotto.

Sobre la
teología del balcón y del camino. ¿Qué te parece?, ¿por qué?

Unos de los aspectos que llama la atención son las palabras “balcón y
camino”. En cierto sentido, cuando un hermano o una hermana o un líder o
pastor se convierte en miembro activo de la Iglesia, considero allí es el punto
de partida para cada uno; definirse que rumbo va a tomar, si es del balcón o
camino.

Si como cuerpos de Cristo, entendemos lo que nos enseña la doctrina de


Dios por medio de su palabra, será más propicio que cada hermano o
hermana vaya por el “camino” porque tengo la concepción de que los
discípulos mismos de Jesús se sumaron a seguir a Jesús. En otras palabras,
Jesús les decía a sus discípulos que vayan por el “camino” y no estén en el
balcón como los fariseos.

Sin embargo, me hago la pregunta ¿Hasta qué punto puedo hacer la


comparación a los fariseos, herodianos, saduceos y otros teólogos que
existían en los tiempos de Jesús, que fueron del balcón? Claro que no tengo
la respuesta clara ahora, pero si se sigue estudiando más a fondo sobre estas
afirmaciones y la cultura en tiempos de Jesús, seguramente tendremos una
mirada más clara sobre esta interrogante.

Por otro lado, siendo miembros del cuerpo de Cristo, todos hacemos teología
sin excepción, pero el problema de cada uno es: desde donde hago teología,
si es del camino o del balcón. Creo que aquí debemos detenernos cada uno,
para ir busca del entendimiento de quien queremos ser, y lo que Dios quiere
que seamos siendo hijos adoptivos de él.

Además consideró que la academia no es el balcón, ni el camino es la


experiencia de la comunidad de fe, si es que este fuese así solo habría
excepciones. Porque lo que importa es la teoría y la practica ambos juntos
tomados de la mano, porque ¿Cómo puedo hacer la practica sin la teoría o
viceversa? Para hacer una teología completa es necesario estar en el balcón y
el camino y desde nuestro contexto cultura que debe ser único.

En conclusión, desde mi condición de ser líder en la Iglesia, no puedo hacer


la selección de quien está en el balcón y quien en el camino, porque
considero que todos y todas hacemos teología del camino y del balcón, solo
que algunos son flojos en uno de ellos. La idea seria, identificar quienes
cojean de que pie, y ayudarlos a que pongan más interés para que; el ser
cristiano sea más completo en cada uno de nosotros. Y cada quien está en
busca de esa perfección sea consciente o inconscientemente.
Alumno: Hipólito C. Quispe Melo
Fecha: 05/08/2020
Seminario Andino San Pablo