Está en la página 1de 9

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/306428540

UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE-SERVICIO EN CONTEXTOS NO


FORMALES DE EDUCACIÓN PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Article · January 2011

CITATIONS READS

0 313

4 authors, including:

Nancy Salas Adolfo Martino


Universidad Nacional de Río Cuarto Universidad Nacional de Río Cuarto
95 PUBLICATIONS   617 CITATIONS    112 PUBLICATIONS   813 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Anfibios anuros de los agroecosistemas y sistemas naturales de la provincia de Córdoba: historias de vida, ecotoxicología e implicancias demográficas para su manejo y
conservación View project

Effects of noise pollution on the advertisement calls and reproductive behavior of amphibians: their practical implications for management and conservation View
project

All content following this page was uploaded by Nancy Salas on 24 August 2016.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE-SERVICIO EN CONTEXTOS
NO FORMALES DE EDUCACIÓN PARA PERSONAS CON
DISCAPACIDAD

Nancy E. SALAS
Marcela B. FERRARI
Renato M. PILLON
Adolfo L. MARTINO

Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Química y Naturales. Universidad Nacional de Río


Cuarto

E-mail:
nsalas@exa.unrc.edu.ar
amartino@exa.unrc.edu.ar

1. Introducción
Durante mucho tiempo se pusieron en duda las posibilidades de articulación y diálogo entre
los lenguajes provenientes de diferentes dominios de la ciencia. Es decir, era difícil aceptar
la relación entre las llamadas ciencias duras o de la naturaleza y el campo propio de las
ciencias sociales y humanidades.
El informe de Wallerstein (1995) titulado “Abrir las Ciencias Sociales”, pone de manifiesto la
valoración que han tenido las ciencias del Hombre por parte de las ciencias de la naturaleza
y el reconocimiento de la complejidad de los fenómenos humanos cuyo efecto se hace
presente en todos los campos del conocimiento.
Desde estas premisas, consideramos que existe la necesidad de revisar nuestras prácticas
de enseñanza vinculadas a los procesos de formación de los alumnos pertenecientes al
Profesorado y Licenciatura en Ciencias Biológicas, sobre todo frente al planteo de nuevas
problemáticas del campo socioeducativo y ambiental.
Esta necesidad está unida a la intencionalidad que se pone de manifiesto desde la
asignatura Educación Ambiental (2076), a través de una propuesta que se orienta a
promover una ética ambiental sustentada en la construcción de una conciencia colectiva
para el cuidado del medio en el que vivimos en todos los entornos o contextos de la vida en
sociedad.
Desde este posicionamiento la emergencia de espacios de educación no formal para
personas con discapacidad se transforma en un verdadero desafío y su respuesta despliega
una lógica inclusiva frente a temáticas y problemáticas, como las del medio ambiente, que
nos afectan a todos sin distinción.
Reflexionar, planificar y actuar para compartir y producir con distintos grupos poblacionales
(niños, jóvenes, adultos, con o sin discapacidad) conocimientos que promuevan el cuidado
de nuestro mundo y de cada ser vivo contenido en él, es parte de una opción política y
social en tanto atendemos a su naturaleza educativa.

1
2. Fundamentos de la propuesta
La asignatura Educación Ambiental (EA) forma parte desde el año 2002 del plan de estudios
del Profesorado y la Licenciatura en Ciencias Biológicas, Facultad de Ciencias Exactas,
Universidad Nacional de Río Cuarto. Los contenidos se organizaron teniendo en cuenta la
construcción social, la cooperación, la interacción y participación activa, bajo el eje
conceptual población-medio ambiente-desarrollo humano sustentable (Martino et al., 2009).
Las tres premisas cardinales de la Orientación son: 1. Desarrollar capacidades que permitan
elegir modos de vida compatibles con la preservación del entorno para garantizar una mejor
calidad de vida. 2. Conocer la compleja estructura del medio ambiente como resultado de la
integración de los componentes físicos, biológicos, económicos y socio-culturales. 3.
Desarrollar y transferir actitudes responsables y solidarias a los fines de una visión
cooperativa a nivel global de la problemática ambiental. La modalidad del desarrollo de las
clases teóricas y prácticas responde a la metodología pedagógica del aprendizaje-servicio,
orientando a los estudiantes hacia un servicio concreto en alguna institución de nuestro
medio. (Martino et al., 2009).
El aprendizaje-servicio es una estrategia pedagógica que promueve el trabajo solidario de
los jóvenes con el objetivo de optimizar los aprendizajes académicos y la formación personal
(PNyC, 2000; Tapia, 2001).
El aprendizaje-servicio se advierte cuando se plantea a la EA como un proceso de
concienciación y promoción social para la resolución de problemas ambientales en pos del
desarrollo sustentable. Los proyectos de investigación-acción representan una herramienta
clave para la reflexión y la evaluación constructiva en la integración de la EA y el
aprendizaje-servicio, la idea de proyecto en la educación tiene una intencionalidad
formadora y una representación en perspectiva que se relaciona con la idea de la EA y el
desarrollo sustentable en la acción de lograr una “masa crítica” de población sensible a los
problemas ambientales (Martino et al., 2009).
En base a lo observado en la experiencia de los primeros cuatro años de implementación,
puede concluirse que: 1. Se evidencia el aprendizaje conceptual y la generación de
procedimientos y actitudes hacia una ética ambiental. 2. El proceso de
aplicación/transferencia se traduce en una herramienta científica eficaz en la solución de los
problemas ambientales. 3. El estudiante logra un análisis integral del objeto de estudio y un
servicio solidario en su entorno (Martino, Salas & Aiassa, 2009).
En cuanto a un posicionamiento con respecto a la temática de la discapacidad
consideramos que lo largo de la historia se han desarrollado distintas concepciones y
actitudes respecto a las diferencias individuales de todo tipo, entre ellas las discapacidades
físicas, sensoriales o intelectuales. Dichas concepciones y actitudes se han reflejado en el
trato y la atención hacia dichas personas. De la eliminación y el rechazo social se pasó a la
sobreprotección y la segregación, para finalmente aceptar su partición en diferentes
contextos sociales (Toledo, 1981; García Cedillo, et al., 2009).
Es indudable que los derechos humanos, estructurados a través de una visión de la
discapacidad implican el desarrollo de políticas integradoras. El análisis de las políticas y las
prácticas que subyacen a los procesos de integración e inclusión de las personas con
discapacidad resulta una tarea ineludible para afrontar el cambio social que se requiere para
ello. Si bien las últimas décadas se caracterizaron por los intentos de concreción de políticas
intersectoriales que procuren beneficios sociales para las personas con discapacidad a
través de la legislación, los programas y los foros internacionales, no debemos olvidar que
se trata de un fenómeno complejo que implica relaciones interpersonales, pero
fundamentalmente un proceso de base política, de participación ideológica y de desarrollo
cultural.
La sociedad actual avanza hacia la pluralidad y diversidad. Posee profundas desigualdades
sociales y gran heterogeneidad cultural. El desafío educativo del Siglo XXI consiste en

2
brindar respuestas que garanticen la atención a la diversidad y, se basen en el respeto del
principio de igualdad por el cual se deben ofrecer las mismas oportunidades a todos
utilizando el principio de equidad, mediante el cual se reconoce que cada persona tiene sus
necesidades y el derecho a que se respeten sus características personales.
Desde este marco conceptual, la propuesta de la cátedra de Educación Ambiental se
concibe como actividades de servicio a la comunidad que deben realizar los estudiantes,
supervisados y orientados por los equipos docentes, propiciando un espacio de aprendizaje
en donde se integren los aprendizajes de contenidos (aprendizaje-servicio) en relación al
currículo de la asignatura y la relación con el entorno en donde serán llevadas a cabo.
El concepto de “aprendizaje-servicio”, hoy difundido en instituciones educativas de todos los
niveles, y también en los ámbitos de la educación no formal, nació hace casi 50 años en el
marco de instituciones de Educación Superior, como una búsqueda de articular la docencia
con el compromiso social. Las primeras manifestaciones masivas de la práctica del
aprendizaje-servicio a nivel mundial podrían encontrarse a fines del siglo XIX y principios del
siglo XX, con la difusión del movimiento “extensión universitaria”, que propiciaba el
desarrollo de acciones sociales desde la Educación Superior (Gortari, 2005).
El protagonismo de los estudiantes en el planeamiento, desarrollo y evaluación del proyecto:
el aprendizaje-servicio es una propuesta de aprendizaje activo, y por lo tanto son los
estudiantes, más que los docentes, quienes deben protagonizar y hacer propias las
actividades. El desarrollo de actividades de servicio solidario orientadas a colaborar
eficazmente con la solución de problemáticas comunitarias concretas (Tapia, 2003,2006).
En este contexto es que estamos convencidos que la Educación Ambiental constituye un
recurso educativo, sociocultural y de integración que es prácticamente inexplorado,
especialmente para los ámbitos de educación de las personas con discapacidad. Por su
parte la Educación Ambiental, tanto en contextos de educación formal como no formal,
favorece el aprendizaje transversal de conocimientos que deben adquirir los alumnos
universitarios, valores y actitudes a través de la estrategia pedagógica del aprendizaje-
servicio.

3. El caso de la formación de Profesores y Licenciados en Ciencias Biológicas y las


demandas de aprendizaje para personas con discapacidad
La experiencia se desarrolló con los Participantes de la Asociación Civil de Padres con Hijos
con Síndrome de Down Río Cuarto (ASDRIC), como los destinatarios de las actividades de
aprendizaje–servicio y los alumnos de la Universidad Nacional de Río Cuarto para la
asignatura Educación Ambiental, materia obligatoria para el profesorado en Ciencias
Biológicas y Optativa para la licenciatura.
Concretamente, durante el año 2010 y teniendo en cuenta una demanda planteada por los
integrantes de la Asociación Civil de Padres con Hijos con Síndrome de Down de Río Cuarto
(ASDRIC) se realiza la práctica de aprendizaje en servicio que plantea la cátedra, tomando
en consideración la necesidad de ASDRIC de acercarse a la temática de la Educación
Ambiental.
La temática trabajada fue el agua como recurso y sus usos, los objetivos que se plantearon
fueron:
1. Preparar a los alumnos de EA para participar en el diseño y ejecución de actividades
como parte de un proyecto de EA destinado a personas con discapacidad intelectual.
2. Desarrollar vínculos afectivos entre los participantes de la Asociación Civil de Padres
con Hijos con Síndrome de Down Río Cuarto (ASDRIC), para reforzar actitudes
respetuosas con el medio ambiente, sobre la importancia del uso y el cuidado del
recurso natural agua.

3
3. Diseñar y adecuar materiales y recursos didácticos, ajustándolo convenientemente a
personas con discapacidades.

Todas las actividades tuvieron el mismo esquema:


a) Una presentación introductoria corta sobre el tema a abordar, utilizando un power
point como herramienta didáctica.
b) Diferentes actividades propuestas por parte de los alumnos.
Al finalizar el cuatrimestre se realizó una encuesta online a los alumnos que cursaron EA.
Para la realización de la encuesta se utilizó la plataforma virtual de Portal de Encuestas,
versión Free (www.portaldeencuestas.com). Constó de cinco preguntas, cuatro cerradas
y de respuesta obligatoria y una abierta opcional.

4. Las propuestas
Las propuestas que los alumnos de Educación Ambiental generaron fueron las siguientes:
A. El primer tema fue el Agua y nuestro cuerpo, se trato de rescatar la importancia del
consumo, no solo como agua líquida sino todos los alimentos que podrían tener alto
contenido en agua (frutas y verduras). Se utilizó materiales como: afiches con gráficos,
con paisajes, gotas de agua en cartulina, diversos elementos (frutas, verduras, gelatina,
papel higiénico). Se ubicaron los materiales en diferentes puntos del aula y el grupo de
Participantes se ubicó donde se encontraba el afiche con paisajes, este sitio se
transformó en el punto de salida y llegada.
Se procedió a elegir un elemento para luego dirigirse hacia uno de los afiches indicadores
de aporte o no de agua para el cuerpo. Si la acción fue correcta se les entregó una gota
de agua para que pegar en el paisaje, en el caso de no ser correcta se realizó
nuevamente el recorrido. Finalmente se repasó el juego y se fue explicando afianzando lo
trabajado.
B. El tema seleccionado fue el El agua y sus usos. Se desarrollaron actividades
tendientes a tomar conciencia sobre la importancia del agua y el uso racional de la
misma. Se realizaron actividades para introducir el tema recuperando las ideas previas
de forma dialogada sobre la importancia del agua para nuestro cuerpo. Presentación con
apoyo del Power point sobre las propiedades organolépticas del agua potable y sobre los
usos del agua. Las actividades grupales fueron enfocadas a que los participantes
buscaran imágenes vinculadas al uso del agua, que previamente habían sido repartidas
por distintos lugares del aula junto con otras que no tenían relación con el uso de la
misma. De esta manera en una primera instancia, se buscó reconocer unas de otras.
Luego se realizó una puesta en común guiada, en donde se buscó recordar las medidas
que se deben tomar para hacer un uso racional del recurso vital.
C. El contenido desarrollado fue la Biodiversidad Acuática ¿Quiénes viven en el
Agua? Las actividades se desarrollaron para generar conocimientos de que tipos de
seres vivos viven en ambientes acuáticos. Es decir generar estrategias para que se
identifiquen las características que representan ventajas adaptativas para los organismos
que viven en el agua. Para ello se dividió el pizarrón en dos partes, en una de ella se
colocó el título “Animales que Nadan” y en la otra “Animales que No Nadan”, luego se le
pidió a los participantes que nombraran animales de cada grupo. Posterior discutimos
sobre cada uno de los ejemplos y para ello planteamos las siguientes preguntas: ¿Cómo
saben que nadan o que no nadan? ¿Cómo hacen para nadar? ¿Dónde viven los
animales nadadores? Si no nadan, ¿cómo se desplazan? ¿Dónde viven los que no
nadan? De las respuestas que surjan vamos registrando las palabras más significativas
como el movimiento del cuerpo o de las aletas, colas y patas. Posteriormente, se

4
colgaron en la pared un afiche donde se representaban ambientes acuáticos y terrestres
(sierras de donde nacen ríos y éstos desembocan en una laguna que se comunica con el
mar).Se les dio imágenes mezcladas de seres vivos acuáticos, de agua dulce y marinos,
así también como aeroterrestres. Luego los participantes, con nuestra guía, decidieron en
que ambiente vive cada uno de seres vivos.
D. El último tema desarrollado fue la Contaminación del Agua. Para dicha actividad se
utilizó un video. Posteriormente se discutió sobre cuáles son los elementos que
contaminan el agua, y que podemos hacer para cuidar este recurso, por qué es
importante su cuidado y qué se pierde cuando se pierden ambientes acuáticos.

5. Algunas Consideraciones y Reflexiones finales


Con el objetivo de evaluar la propuesta de la cátedra del aprendizaje-servicio en este
contexto de enseñanza vinculado a las personas con discapacidad se realizó una encuesta
a los estudiantes que cursaron la asignatura y participaron de esta modalidad.
Los estudiantes que cursaron la materia fueron 20. Los que respondieron la encuesta fueron
15 es decir el 75%. A continuación se transcriben las preguntas de la encuesta y las
respuestas textuales de los alumnos encuestados.
Los resultados fueron los siguientes:

Pregunta N° 1
¿Le gustó realizar las prácticas de aprendizaje-servicio en ASDRIC?

Pregunta N° 2
¿Cuál fue el grado de dificultad con el que se encontró en el momento de planificar las
actividades? Escala 1= bajo - 5 = Alta

5
Pregunta N° 3
¿Cómo se sintió en el lugar de trabajo (ASDRIC)?

Pregunta N° 4
¿Cómo evalúa este tipo de actividades? Puntaje mínimo = 1 puntaje máximo =5

Pregunta N° 5
Creo que son importantes para nuestra formación profesional y para nuestro
crecimiento personal.

6
Me resulto complicado el tema de planificar la actividad, e incluso en el grupo nos
costó ver cuál era el nivel de complejidad con que teníamos que realizar la actividad.
Como experiencia muy buena, ojalá sigan haciéndola, y se difunda en la uni para que
otras carreras lo hagan.
Me resultaron muy enriquecedoras, tanto a nivel académico como personal.
Esta actividad nos ayuda a crecer como personas. Nos permite ver que hay otros
que necesitan también de nuestro tiempo, más allá del contenido teórico que
aprendemos en la uni. Son experiencias que nos ayudan a abrirnos a los demás.
Una buena experiencia que te brinda buenas expectativas para nuestra vida.
Considero que esta actividad podría explotarse/aprovecharse más. La idea es buena
pero carece de organización, tiempo de planificación de actividades y fundamento de
las mismas, ya que no disponemos de las herramientas que nos permitan conocer
las características psicológicas y cognitivas de los alumnos. De otra manera,
podríamos haber planteado las temáticas y propuesto las actividades de modo tal
que las mismas se correspondan con sus intereses y características, y a su vez, el
mensaje se transmita más eficientemente.
Considero que falto preparación en lo que se refiere al conocimiento de las
cualidades que caracterizan a las personas con retraso mental, sobre todo lo referido
a las capacidades intelectuales, nivel de abstracción, forma de aprender...
conocimientos esenciales para poder adecuar el proceso de enseñanza. La
enseñanza no se debe planificar de manera intuitiva. También considero que sería
más eficaz que una misma persona o grupo de personas se encarguen de todas las
clases para poder hacer un mejor seguimiento, interpretación e integración de las
situaciones que se van aconteciendo. Considero que son prácticas fructíferas en lo
que hace a la integración y superación de prejuicios, pero que se la debe desarrollar
con la misma seriedad y compromiso que se tiene para dar clases a un grupo
"normal" de personas. No se los debe subestimar en el momento de plantearnos los
objetivos a alcanzar.
Me pareció bien la realización de estas actividades para la inserción y relación con
distintas áreas y el intercambio. Deberían seguir haciéndolas en todas las carreras.
Creo que estuvo bueno hacer este tipo de actividades, falto un poco de información
sobre como plantear las actividades, sobre todo para quienes hacemos la
licenciatura, ya que no estamos acostumbrados a planificar clases.

La propuesta pretendió trasladar a la Asociación Civil de Padres con Hijos con Síndrome de
Down (ASDRIC), la posibilidad de adquirir juntos el respeto y cuidado por el medio
ambiente, la concienciación social necesaria, con respecto a la integración social de las
personas con discapacidad intelectual como sujetos de derechos y deberes para que
participen activamente en la resolución de problemas ambientales.
Durante el desarrollo de las actividades, los estudiantes buscaron favorecer a los
Participantes de ASDRIC, para que lograran alcanzar un nivel de autonomía suficiente, para
conseguir lo más satisfactoriamente posible todas las actividades propuestas.
De este modo, y frente a la problema ambiental que vivimos, la estrategia de incorporar las
prácticas de aprendizaje-servicio a los contenidos curriculares en la Educación Ambiental,
coloca a nuestros estudiantes ante el desafío educativo de asumir el compromiso social para
la construcción de una mejor calidad de vida para todos (Caride & Meira, 2001).

7
5. Referencias bibliográficas
J. CARIDE y P. MEIRA. 2001. Educación ambiental y desarrollo humano. Ed. Ariel,
Barcelona.
I. GARCÍA CEDILLO; I. ESCALANTE HERRERA; M. C. ESCANDON MINUTTI; L. G.
FERNANDEZ TORRES; A. M. DABBAH y I. P. VAZQUEZ. 2009. La integración
educativa en el aula regular. Principios finalidades y estrategia. Ed. Cooperación
española, México.
A. GORTARI. 2005. El Servicio Social Mexicano: diseño y construcción de modelos. En:
Ministerio de educación, ciencia y tecnología. Unidad de Programas Especiales.
Programa Nacional Educación Solidaria. Aprendizaje y servicio solidario en la
Educación Superior y en los sistemas educativos latinoamericanos. Actas del 7mo
Seminario Internacional “Aprendizaje y Servicio Solidario”. República Argentina.
ADOLFO MARTINO; N.E. SALAS y D. AIASSA. 2009. La educación ambiental en la
enseñanza universitária. Ciencia. 4 (9): 103-110.
MARIA NIEVES TAPIA. 2000. La solidaridad como pedagogía. Ed. Ciudad Nueva, Buenos
Aires.
MARIA NIEVES TAPIA. 2003. “Servicio” and “solidaridad” in South American Spanish. In H.
Perold, M. Sherraden, and S. Stroud (Eds), Service Enquiry: Service in the 21st
Century, First Edition, Johannesburg: Global Service Institute, USA and Volunteer and
Service Enquiry Southern Africa, 2003. http://www.service-enquiry.co.za
MARIA NIEVES TAPIA. 2006. Aprendizaje y servicio solidario en el sistema educativo y las
organizaciones juveniles. Ed. Ciudad Nueva, Buenos Aires.
MARIA NIEVES TAPIA. 2009. Aprendizaje-Servicio y calidad Educativa. En Ministerio de
Educación. Programa Nacional de Educación Solidaria. Excelencia Académica y
Solidaridad. Actas del 11° Seminario Internacional Aprendizaje y Servicio Solidario.
Argentina, 37-67. www.me.gov.ar/edusol.
M. TOLEDO. 1981. La escuela ordinaria ante el niño con necesidades especiales, Aula XXI,
Ed. Santillana, Madrid.

View publication stats

También podría gustarte