Está en la página 1de 1

REPORTE DE LECTURA

PROYECTO SOBRE ACERVO ARTÍSTICO DEL TECNOLÓGICO NACIONAL DE MÉXICO

Othón Télles nos habla sobre el PRODUCTO CULTURAL en el que nos explica a través de varias
definiciones el concepto de ello, siendo los productos artísticos, populares y hegemónicos,
tecnológicos y científicos, el cual se clasifica en los procesos triádicos que son: La producción,
Distribución y Consumo. Donde el primer componente la Producción se define con productos:
artísticos, artesanías y diseños industriales. Pero cuando los procesos de producción se alteran,
el realizador también cambia de ser un artesano a ser un productor artesanal, en estos tiempos
es imprescindible que se manejen programas informáticos que faciliten el trabajo, permitan
compartir información optimizando tiempo, dinero y espacio. Entendiendo los productos
culturales como las piezas, los bienes culturales, las obras que aportan elementos al desarrollo
del patrimonio cultural. En el segundo componente La Distribución se realizan en espacios
sociales, hogar, escuela, plazas publicas, foros, auditorios, casas de culturas, galerías,
instituciones culturales. El promotor cultural es quien impulsa, preserva, difunde las
manifestaciones culturales significativas a través de una serie de estrategias profesionales, con
capacitación previa permanente, de forma oficial o independiente, el cual sistematiza su
trabajo para lograr las metas deseadas. El tercer componente es el Consumo Cultural, depende
en mucho del tipo del consumidor el cual no debe de ser un consumidor pasivo.

El estudio de la evolución de la catalogación de las obras de artes por Ziedune Mikucionyte nos
ayuda a concebir la importancia de la correcta conservación de las mismas, el orden y control,
registro y documentación de las obras artísticas. Sobre todo dentro de una institución.
Comprendiendo la diferencia entre catalogo e inventario, donde catalogar es un registro
exhaustivo de una serie de objetos que nos sirve para tener una información clara y a
disposición del usuario. El inventario es un registro con anotaciones generales de la obra, autor
y ubicación, sirve para ordenar y clasificar. La buena catalogación es muy importante para una
institución, ya que permite un correcto y fácil manejo de las obras, cada institución maneja su
propio sistema de catalogación, aunque existe a nivel nacional un DOMUS donde se intenta
realizar que toda la información sea publica a través de un programa informatizado entre las
instituciones, es decir digitalizar la información. La conservación preventiva se centra en que las
obras de arte estén en un entorno adecuado, por ello la importancia de tener un inventario y un
catalogo para la conservación y observación de las obras, pues es en ellas donde se incluye el
estado de conservación de las obras, los datos del medio. La ficha de catalogo esta dividida en
seis apartados, datos generales, registro fotográfico de la obra y de los daños, descripción de la
obra y artista, el registro de préstamo y movimiento interno, se realizan por medio de varios
programas que una institución diseñe o el programa DOMUS, pero visualmente debe tener una
identificación rápida y fácil de manejar pues constantemente se debe actualizar,
comprendiendo así la importancia de generar una base de datos electrónica.

La guiá de identificación de pintura de caballete, la guiá de identificación de escultura y la guiá


de identificación de bienes arqueológicos, nos permite tener mayor información sobre este tipo
de bienes culturales patrimoniales, sirviendo como herramienta de uso practico para incentivar
la conservación, preservación, promoción, y difusión del legado patrimonial de la nación.

Miguel Morgan Matus


Jefe del Departamento de Actividades Extraescolares (Formación Integral) y Responsable del
Proyecto
Instituto Tecnológico de Pochutla

También podría gustarte