Está en la página 1de 3

Historia de los trabalenguas

La historia de los trabalenguas se remonta a muchos años atrás. Más concretamente a la Antigua Grecia, época
en la que los sabios inventaban enigmas, paradojas y juegos de palabras. ¿Sabes por qué lo hacían? Con fines
educativos, ya que eran una excelente forma de aprender y desarrollar la mente.

Como verás el fin de los trabalenguas no ha cambiado, ya que éstos siguen ayudándonos a desarrollar la mente
y el habla. Intentando pronunciarlos bien mejoramos nuestra pronunciación y nuestra dicción. Y todo ello sin
darnos casi cuenta.

Y viendo lo antiguos que son, que se inventaron en la antigua civilización griega, seguro que imaginas que hay
trabalenguas en muchos países. Y la respuesta es que sí, porque trabalenguas hay en todos los países y en todas
las lenguas. Así que si estás aprendiendo inglés, francés o italiano, por ejemplo, y quieres mejorar tu
pronunciación, seguro que encuentras divertidos trabalenguas para intentar recitar.

Si has intentado pronunciar un trabalenguas muy rápido o muy complicado seguro que sabes el origen del
nombre. Y es que la lengua se traba intentando decir estas frases constantemente. En muchos sitios a éstos se
les llama destrabalenguas.

Y si te preguntas cómo se consiguen crear trabalenguas te diremos que se hacen utilizando palabras parónimas.
O lo que es lo mismo: palabras con una pronunciación muy parecida. Además se crean a través de rimas y
repeticiones divertidas. Así que si quieres crear tus propios trabalenguas, ya tienes las claves para hacerlo:
coge palabras parecidas, rímalas de forma divertida y repite algunas frases cambiando las palabras de orden.

Con los trabalenguas podemos reírnos un montón porque al intentar pronunciarlos siempre decimos cosas muy
graciosas. Aunque si quieres reírte mucho siempre puedes contar chistes divertidos infantiles.
Pero además de buenos ratos divertidos, conseguirás varias cosas muy prácticas. Como decíamos
anteriormente mejoramos la dicción y la pronunciación. Además mejora la memoria con ellos porque sin
darnos cuenta memorizamos el trabalenguas y eso desarrolla nuestra mente. Igualmente mejora la capacidad
lectora, mejora nuestro vocabulario, nuestra imaginación,… ¡¡y muchas cosas más!! ¿Te animas a trabar o a
destrabar tu lengua?

¿Cuándo nacen los trabalenguas?


Los trabalenguas surgen desde la época de la antigua Grecia, en esa época se
inventaban enigmas, paradojas y juegos de palabras con propósitos educativos, igual
que hoy en día.

Características:
 Es una composición poética
 Son breves
 Están sujetos a rimas
 Usan palabras que utilizan las mismas letras: erre con erre cigarro…
 Pueden usar palabras inventadas

¿Cuál es su función educativa?


 Favorece la fluidez lectora
 Útil en la enseñanza de tradiciones y conocimientos básicos
 Aumenta el vocabulario
 Sirve para adquirir rapidez en el habla
 Al contrario de lo que su nombre indica sirven para destrabar la lengua.

Porque de su importancia

Según un estudio reciente, la dificultad de pronunciar los trabalenguas se encuentra en nuestro


cerebro. “El trabalenguas está hecho para engañar”, ha afirmado la neuropediatra María José
Mas Salguero.
“A pesar de que el cerebro está muy bien organizado, sobre todo la parte motora, que es la que
mueve los músculos para hablar, al pronunciar un trabalenguas rápido, llega un momento en el
que te puedes equivocar”, explica Mas Salguero.
Esto se debe a que la parte de la corteza motora del cerebro que controla los movimientos de la
lengua, la laringe y los labios es muy extensa, ya que los movimientos que hacemos al hablar
son muy complejos. La Universidad de California realizó un estudio en 2013 en el que se
evidenciaba que el cerebro coordina la articulación de las palabras no por su sonido, sino por los
músculos que tiene que mover para decirlas.