Está en la página 1de 3

tema 2 Nutrición en el

paciente obeso
Jose Mª Garrido Miranda, Ángel Ramiro Moya
y Julia Cordón Llera

1. INTERVENCIÓN DIETÉTICA
Con el tratamiento dietético se pretende disminuir la cantidad energética ingerida
por el paciente, para hacer su balance energético negativo y así hacer necesaria la utilización
del depósito graso. Para ello es necesario conocer los hábitos alimentarios del paciente
(mediante cuestionarios de frecuencias de consumo de alimentos, recuento de la dieta del
día anterior, o de tres días...). Se debe pactar con el paciente los objetivos a alcanzar.
Por regla general, se debe establecer una pérdida de un 10% del peso total en la
primera fase. La pérdida de peso no debe ser demasiado rápida para evitar la posterior
ganancia de peso, una velocidad aconsejable es de 0,5 a 1 kg a la semana.
Para fijar la restricción calórica de la dieta a prescribir se debe tener en cuenta que
se debe disminuir la ingesta energética en unas 500-1.000 kcal al día, teniendo siempre
en cuenta que ninguna dieta para un paciente obeso debe ser inferior a 1250 kcal/día
(excepto en situaciones especiales de riesgo en las que sería necesaria una dieta hipocalórica
estricta suplementada con micronutrientes o dietas «fórmula» sintéticas).
En cualquier caso, la dieta debe contener una proporción de micronutrientes y
macronutrientes adecuada. El porcentaje recomendado de macronutrientes suele ser 55%
de hidratos de carbono, 15 % de proteínas y 30 % de lípidos. Se debe tener en cuenta que
la primera fase de la pérdida de peso suele durar entre 3 y 6 meses. Después comienza la
fase de mantenimiento en la que se debe conseguir un gasto energético igual a la ingesta,
lo que requerirá probablemente que el paciente siga manteniendo una dieta con menos
contenido calórico que la que tenía antes de comenzar el tratamiento.

Tema 2. Nutrición en el paciente obeso 21


2. EJERCICIO FÍSICO
El gasto energético total está compuesto por la suma del gasto energético debido
al metabolismo basal, el efecto térmico de los alimentos y el gasto por actividad física.
Aunque la cuantía de la reducción de peso debida a programas de aumento de actividad
física es pequeña (0,01-0,09 kg/semana), el ejercicio físico es beneficioso debido a que
disminuye la masa grasa en una proporción superior a lo que lo hace una dieta hipocalórica
y además parece que disminuye preferentemente la grasa abdominal.
Por otro lado, se ha demostrado una correlación inversa entre el ejercicio físico y
la mortalidad total. Probablemente relacionada con el efecto beneficioso que el ejercicio
tiene para las comorbilidades de la obesidad como la diabetes tipo 2 y la dislipemia.
Para prescribir un programa de ejercicio físico es necesario que realicemos una
anamnesis del patrón de actividad física que realiza habitualmente el paciente. Así,
podremos plantear un ejercicio acorde a sus gustos y posibilidades. Se debe intentar huir
de «umbrales mínimos» a superar, dando la idea al paciente de que cualquier incremento
en la actividad física será beneficioso a pesar de su baja intensidad.
Recientemente se han establecido unas recomendaciones de comenzar con sesiones
de ejercicio moderado durante 30 minutos 3 veces a la semana e ir incrementando las
sesiones hasta realizarlas todos los días de la semana.

3. CONCLUSIÓN
La obesidad es una enfermedad multifactorial que disminuye gravemente la calidad
de vida de los pacientes que la padecen. Además, es un factor de riesgo que da lugar a
otras enfermedades en numerosos sistemas del organismo y disminuye significativamente
la esperanza de vida. El tratamiento más efectivo de la obesidad es la modificación del
estilo de vida mediante el aumento de la actividad física y la disminución de la ingesta
energética. Este cambio de hábitos debe ser prolongado en el tiempo, por lo que requiere
alta motivación y ayuda al paciente desde las diversas disciplinas biosanitarias. En algunos
casos, el tratamiento puede acompañarse de fármacos y en casos extremos se puede realizar
cirugía para la disminución de peso corporal.

BIBLIOGRAFÍA
Nubiola A, Remolins I, Nubiola M. Terapia nutricional en el paciente obeso con
insulinorresistencia y riesgo cardiovascular. Hipertensión. 1 de enero de
2016;33(1):28-35.

22 Tema 2. Nutrición en el paciente obeso


Sociedad Española de Nutrición. Recomendaciones nutricionales basadas en la evidencia
para la prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad en adultos (Consenso
FESNAD-SEEDO) [Internet].[citado 14 de marzo de 2019]. Disponible en: http://
www.sennutricion.org/es/2015/03/02/recomendaciones-nutricionales-basadas-en-
la-evidencia-para-la-prevencin-y-el-tratamiento-del-sobrepeso-y-la-obesidad-en-
adultos-consenso-fesnad-seedo
Monterde CC. AEPAP. Sobrepeso y obesidad infantil: no tiramos la toalla. [Internet].
[citado 14 de marzo de 2019]. Disponible en: https://www.aepap.org/sites/default/
files/039-054_sobrepeso_y_obesidad_infantil.pdf
Martínez-Villanueva J. Obesidad en la adolescencia. [Internet].[citado 14 de marzo de
2019]. Disponible en: https://www.adolescenciasema.org/ficheros/REVISTA%20
ADOLESCERE/vol5num3-2017/45-57-obesidad-en-la-adolescencia.pdf
Rajmil L, Bel J, Clofent R, Cabezas C, Castell C, Espallargues M. Intervenciones clínicas en
sobrepeso y obesidad: revisión sistemática de la literatura 2009-2014. An Pediatr
(Barc). 1 de abril de 2017;86(4):197-212.
Moizé V. Nutricionistas en el tratamiento de la obesidad: David contra Goliat y el bisturí.
Av Diabetol. 1 de noviembre de 2014;30(6):173-80.
Elsevier connect. El peligro de las dietas milagro bajas en hidratos de carbono: perspectiva
enfermera desde la evidencia. [Internet]. [citado 14 de marzo de 2019]. Disponible
en: https://www.elsevier.com/es-es/connect/enfermeria/el-peligro-de-las-dietas-
milagro-bajas-en-hidratos-de-carbono-perspectiva-enfermera-desde-la-evidencia
Bot M, Brouwer IA, Roca M, Kohls E, Penninx BWJH, Watkins E. Effect of Multinutrient
Supplementation and Food-Related Behavioral Activation Therapy on Prevention of
Major Depressive Disorder Among Overweight or Obese Adults With Subsyndromal
Depressive Symptoms: The MooDFOOD Randomized Clinical Trial. JAMA. 05 de
2019;321(9):858-68.
Chávez Vega R, Zamarreño Hernández J. Ejercicio físico y actividad física en el abordaje
terapéutico de la obesidad y el sedentarismo. [Internet]. [citado 14 de marzo de
2019]. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/mfr/v8n2_16/mfr07216.pdf
ScienceDirect. Asociación entre horas de televisión, actividad física, horas de sueño
y exceso de peso en población adulta joven. [Internet]. [citado 14 de marzo
de 2019]. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/
S021391111300229X
Zhang H, Fealy CE, Kirwan JP. Exercise Training Promotes a GDF15 Associated Reduction
in Fat Mass in Older Adults with Obesity. Am J Physiol Endocrinol Metab. 12 de
marzo de 2019;

Tema 2. Nutrición en el paciente obeso 23

También podría gustarte