Está en la página 1de 4

DESARROLLAR UNA IDEA Y CREAR UN NUEVO

CONCEPTO
Comenzar una empresa desde cero es uno de los proyectos más importantes en la vida
de una persona y, a su vez, el que más miedo despierta, por el riesgo de fracasar que
implica.
El éxito o el fracaso de una empresa son las dos caras de una misma moneda; ambos
reflejan la suma de una serie de aciertos y errores, sólo que en diferentes proporciones.
La realidad que nos muestra el mercado es que el 70 % de los emprendimientos que
surgen no pasa el primer año de vida y sólo el 22 % llega al tercero. Para muchos, el
fracaso es resultado de la crisis económica, de la recesión o de la falta de créditos para
PyMEs con tasas accesibles. El resultado no es casual, sino que es el reflejo de las
decisiones tomadas; son muy pocos los que asumen la responsabilidad por los
resultados. Es por eso que una estrategia acertada en la planificación del
emprendimiento es lo que marca la diferencia.
La mayoría de los que deciden emprender un negocio lo hacen c on tanta fuerza y
convicción, que no se detienen demasiado en pensar: ¿Qué pasará si me va mal?
Simplemente, se lanzan a hacer.
Para tener nuestra propia empresa, no necesariamente debemos empezar de cero;
podemos comprar un negocio que ya está funcionando o una franquicia, y acotar de
alguna manera el margen de error, ya que se trata de un negocio que ha sido probado y
desarrollado.
Podo negocio nace de una idea; cuando a esa idea se le da una ventaja diferencial sobre
lo que ya existe y, a su vez, se logra crear valor agregado desde el consumidor, estamos
ante un nuevo concepto, que tendrá mejores posibilidades de transformarse en un
negocio.
Lo cierto es que buenas ideas hay muchas y, generalmente, se cree que cualquiera puede
desarrollarlas. La realidad nos muestra que, en muchos casos, los fracasos empresarios
se deben a que esas buenas ideas estuvieron mal realizadas.
A su vez, se requiere una profunda identificación del entrepreneur con el área de
negocios en la que se desarrolla esa idea; asimismo, con el tipo de servicio que operará.
Las ideas de negocios no pueden gestarse de manera aislada, sino que deben responder a
una necesidad real y genuina del mercado.
¿GRANDES VS. PYMES?
CONOCER EL MERCADO
“No son los grandes los que se comen a los chicos, sino los rápidos los que se comen a
los lentos
El tamaño de la empresa ya no es más un indicador de éxito como lo fue en algún
momento. Los cambios en el juego de los negocios ponen en evidencia las
características de las grandes y de las pequeñas empresas. Las más exitosas son aquéllas
innovadoras, cerca de sus clientes y ágiles para moverse dentro del mercado.
Generalmente no son empresas controladas en forma centralizada ni burocráticas, ya
que no podrían darse esos "lujos".
Industrias como la automotriz y las petroquímicas requieren tamaño y escala; sin
embargo, los avances tecnológicos, así como la hipersegmentación de los mercados,
están produciendo un cambio en esas economías de escala.
Sucede que mientras las grandes tratan de ajustarse el cinturón y adaptarse a las nuevas
tendencias, las chicas emergen como agentes de cambio en distintas economías en el
mundo.
Si bien todavía las estadísticas no han unificado sus datos, la mayoría de los
investigadores sostiene que las pequeñas empresas están trayendo innovación y
generando más empleos que las grandes. Se espera que este año, en los Estados Unidos,
las pequeñas y medianas empresas den lugar a 1.700.000 empleos más.
Irónicamente, mientras las pequeñas empresas intentan mostrarse con la imagen de las
grandes, ya que todavía el éxito se sigue identificando con el tamaño de la organización,
los gigantes han comenzado a actuar como pequeñas. Entretanto, las corporaciones
tienden a achicar sus estructuras a partir de reducir personal y han empezado a contratar
muchos servicios afuera.
Tal vez el mayor valor de los entrepreneurs es que se mantienen muy cerca de sus
clientes; por eso están a tono con lo que pasa en el mercado. A su vez, en las grandes
empresas las líneas medias pueden tener buenas ideas, pero les cuesta muchísimo lograr
que sean aprobadas para que empiecen a funcionar.
Esta situación les da gran independencia a los entrepreneurs y hace a su estilo, un estilo
que les está permitiendo actuar en diferentes mercados en el mundo y volverse globales.
ACERCARNOS AL CLIENTE
Los sabios del marketing han llegado a la conclusión de que, luego de tantas estrategias
exitosas y fallidas, debían volver a las fuentes, y esto significa estar más cerca del
cliente que nunca.
Las marcas han comenzado a perder su valor, a partir de que muchos perciben que la
diferencia entre las de primera línea y las de segunda está en el precio. Las empresas de
todo tamaño tienen acceso a las más avanzadas tecnologías. Esto hace que cada vez más
los pro-ductos tiendan a parecerse, y es a partir de aquí que entran otros valores enjuego
que definirán la compra.
Parte de una nueva estrategia es volver a desarrollar relaciones muy estrechas con los
clientes. Es aquí donde las bases de datos comienzan a jugar un rol central, ya que nos
permiten acumular información sobre nuestros clientes para tratar de identificar sus
gustos al máximo y detectar sus hábitos de consumo.
Capitulo III
INTRODUCCION
“Si corres rápido, la competencia te muerde los talones, pero si no lo haces, ¡¡¡te
devora!!!”
Diez años atrás, cuando con mis socios Luis y SUSAM LUCMIA-PUIQ fundamos
MAÑANA PROFESIONAL, éramos conscientes de que nuestro país no tenía muchas
alternativas. O bien se encaminaba económicamente y seguía los pasos de los países
desarrollados, o estaba condenado a desaparecer. Nosotros, en un acto de gran
optimismo, apostamos a una Argentina que se transformaría y acertamos. Notas de
calidad, servicio, marketing y ventas parecían artículos de ciencia ficción en aquel
entonces; sin embargo, en menos de 5 años resultaron temas de un dominio
indispensable para desarrollar cualquier actividad económica.
Pasamos de una realidad especulativa a una productiva, y este cambio fue posible
gracias a la gran necesidad que tenían los hacedores de emprender diversas actividades.
Los entrepreneurs han tenido que dedicar mucho esfuerzo y sacrificio para desarrollar
sus emprendimientos.
En uno de los primeros editoriales de la revista debimos recurrir a una frase de LEWIS
CARROLL en Alicia en el País de las Maravillas, que reflejaba a nuestro país. Alicia
decía del Mundo del Revés: "Aquí, pai,t permanecer en el mismo lugar, y si quieres ir a
otro lugar (léase «pro gresar»), debes correr por lo menos dos veces más rápido".
En el contexto actual, los entrepreneurs deben estar entrenados para sortear los
obstáculos y saben que necesitan una gran flexibilidad para adaptarse a los cambios
permanentes que enfrentamos a diario.
Hay dos clases de personas; las que explican por qué no se puede y las que demuestran,
a pesar de las dificultades, que las palabras se pueden traducir en hechos. Nos sobran
habladores y faltan hacedores.
Por eso es que desde nuestra editorial siempre hemos homenajea do a los entrepreneurs,
porque han sido protagonistas de un cambio histórico, el de transformar nuestro país.
"Las sociedades son como las aguas, cuando se estancan se corrompen"; y la nuestra
estuvo detenida por demasiado tiempo. Sólo los verdaderos líderes las pueden llevar
adelante con determinación y perseverancia, sin miedo al fracaso.
MICHAEL PORTER decía que si tuviéramos en nuestro país managers del nivel de
nuestros equipos de fútbol, hace rato que tendríamos marcas líderes colocadas en el
mundo. Hoy, con la rapidez con que suceden los cambios, especialmente en el ámbito
de la empresa y los negocios, se ha dejado a muchos fuera de carrera. Estamos
atravesando una crisis de cambio y, con ella, una crisis de liderazgo.
El verdadero poder ha pasado de las instituciones a los clientes, ya que son ellos los
amos y señores de nuestras empresas. El conocimiento reemplaza al capital, la
tecnología se vuelve accesible a casi todos y la revolución de las comunicaciones nos
conecta con lugares antes inimaginables. Sin embargo, son los recursos humanos las
piezas de todo este engranaje.
Como contrapartida, vemos cómo las empresas se fusionan, se compran entre ellas y
eliminan empleos para hacerse más competid vas. No obstante, el líder sabe que para
ganar necesita buena gente que lo rodee. Estos cambios generan una gran inestabilidad
en los puestos de trabajo donde nadie tiene asegurado un lugar y cada vez son más los
que se independizan para crear su propia fuente de trabajo.
VISION, VUELO Y GARRA
! Los entrepreneurs están entrenados para transformar los problemas en oportunidades.
Somos conscientes de que ninguna sociedad funciona si no tiene premios y castigos; por
eso siempre estuvo en nuestro espíritu la decisión de crear una distinción que destacara
a la elite de los empresarios y ejecutivos.
A continuación se encontrará una breve síntesis de la trayectoria de destacados
empresarios, que crearon sus empresas de la nada y las transformaron en
emprendimientos pensados para brindar servicio y productos a los "amos y señores de
nuestros tiempos": los consumidores.
Siendo coherentes con el espíritu de MAÑANA PROFESIONAL, creamos en 1992 los
Premios Entrepreneur, que buscan destacar a los hacedores. Las breves historias que
aparecerán a continuación pertenecen a entrepreneurs premiados. El jurado integrado
por el Dr. AVELIMO PORTO, rector de la UB, la Lie. CRISTINA MEJIAS, presidenta
de CM Sociología de Empresas, SERGIO SMITH, presidente de la Asociación
Argentina de Marketing y de Spell, Smith Group, HORACIO DIEZ, destacado
publicitario, EDUARDO BAKCHELLIAN, presidente de Gatic, WOODS STATON,
presidente de Arcos Dorados, y Luis EDUARDO LUCHIA-PUIG, editor de MAÑANA
PROFESIONAL, fue quien los eligió.
El símbolo de los premios es el águila, porque al igual que el entrepreneur, tiene visión,
vuelo y garra. Visión para detectar las oportunidades, vuelo propio para alcanzarlas y
garra para llevarlas adelante. Se encuentra en la cima de la montaña, no porque crea
haber llegado, sino porque está en busca de metas más altas.
! Las historias que aparecen a continuación deben tenerse en cuenta, porque son un
exponente de que en nuestro país es posible, con trabajo, capacidad, conocimiento y
perseverancia, hacer una empresa exitosa.

También podría gustarte