Está en la página 1de 2

Sergio Esteban Párraga

10 de septiembre de 2020

Reseña crítica: Kamii, C. (1980) La Autonomía como finalidad de la educación.


Universidad de Illinois.
En este texto de Constance Kamii nos habla de la autonomía desde dos frentes, desde el
contexto moral y el contexto intelectual. En un primer momento se refiere a la autonomía
moral, algo que se relaciona con la conducta y la toma de decisiones, básicamente Kamii
argumenta que lo ideal es guiar la moralidad hacia la autonomía, es decir, la facultad de
gobernarse a sí mismo entendiendo los puntos de vista de otros y la reciprocidad en la
conducta, y alejarse de la heteronomía, es decir, ser gobernado por otros o actuar por
reglas impuestas o factores externos a mí. El tema central es cómo la educación refuerza
la autonomía o en su defecto la heteronomía, algo que es muy común entendiendo que
normalmente se educa basándose en un sistema de recompensa y castigo, algo que
refuerza una moralidad heterónoma en el niño, ya que actúa buscando una recompensa
o evitando el castigo y no por sus propias convicciones. Para contrarrestar esta tendencia
heterónoma, Kamii enfatiza en que se debe dar paso al diálogo, a la confrontación de
puntos de vista y al entendimiento de la reciprocidad, es decir, el niño o el individuo debe
entender su autonomía moral en tanto a la consideración del punto de vista de los demás,
de como su conducta puede afectar a otros y también esperando la reciprocidad en
cuestiones como el respeto, si ofrezco respeto al otro espero que el otro me respete. Las
aproximaciones de Kamii fundamentadas en Piaget también establecen que la educación
no solo refuerza la heteronomía por un sistema de castigo- recompensa, sino porque no
dan espacio a la autonomía del estudiante, es lógico entender que estamos actuado de
una manera heterónoma porque obedecemos las ordenes de quien consideramos la
autoridad, el profesor. Aunque se relaciona el castigo con la heteronomía, el texto
también establece que es algo inevitable, pero establece la diferencia entre las sanciones
por reciprocidad y las sanciones por castigo, idealmente se debe tender a sancionar por
reciprocidad, que se confronten puntos de vista y el niño tengo opción de decidir y asi
interiorice ese valor moral por el que ha sido reprendido, para esto Piaget establece
distintas aproximaciones para lograr esta reciprocidad en el castigo, también se establece
la diferencia entre rebeldía y autonomía, donde la rebeldía representa el egocentrismo, es
decir mi propio punto de vista y se aleja de la autonomía al no tener en cuenta puntos de
vista ajenos. La Autonomía intelectual parte de estas mismas premisas, solo que a
diferencia de lo moral no se centra en lo bueno y lo malo sino en lo falso y lo verdadero,
busca cuestionarnos lo que conocemos, si lo que considero falso y verdadero depende
de la heteronomía y es algo que me ha sido impuesto por una autoridad, o si es algo que
to he interiorizado como falso y verdadero bajo mi propia autonomía, al igual que lo
moral esto se logra a través del dialogo, de la percepción de otros puntos de vista y del
constructivismo, es decir algo que voy construyendo a lo largo de mi proceso y no algo
que absorbo de mi entorno. Este texto me invita a cuestionarme, sobre si estoy siendo
autónomo tanto en mi actuar como en mi manera de conocer y aprender, sin duda
alguna, siento que las estructuras sociales están guiadas a reforzar la heteronomía y es
un difícil trabajo desligarse de esa tendencia y ser autónomo, también creo que muchas
veces tenemos una falsa autonomía, donde nos dan una falsa posibilidad de escoger, no
nos dan opciones reales, por ejemplo el decirnos, te puedes vestir cómo quieras, pero si
decido vestirme de manera afeminada seguramente no me van a dejar, lograr la
autonomía en esta sociedad es difícil donde los profesores y en general los adultos no
son capaces de desentenderse de sus convicciones personales de lo que ellos creen
correcto y adecuado, asi aparenten otra cosa. La educación debe ser diferenciada y debe
permitir que cada uno potencie sus particularidades y su autonomía, el profesor debe ser
un acompañamiento y no una autoridad, debe dar las herramientas y. permitir que cada
alumno utilice ese conocimiento para crear sus propias maneras de entender y crear, y
Sergio Esteban Párraga
10 de septiembre de 2020

sobretodo permitir cuestionarse todo lo que hemos dado por sentado. No hay verdades
absolutas.

También podría gustarte