Está en la página 1de 2

CAMINATAS

Es una actividad que incluye el cuerpo y el espacio. Implica movimientos y desplazamientos


dinámicos que motivan la organización y la creación colectiva de forma espontánea.

Objetivo:
- Generar dinamismo y organización grupal.
- Experimentar gradualmente confianza con el grupo y los integrantes.
- Promover el sentido de seguridad.
- Desarrollar un clima que promueva la empatía, sintonía e interacción grupal.

Duración: 15 minutos
Espacio: Salón que facilite la amplitud de movimientos.

Desarrollo:
Las frases entre comillas sugieren lo que debería decir en voz alta el facilitador. Debe lanzar las
consignas de forma espaciada, y cambiarlas solamente cuando ve que ya han sido cumplidas y
disfrutadas por el grupo.
- El facilitador invita al grupo a caminar libremente por todo el espacio disponible. Les
indica que estén atentos a las consignas que irá dando sin detener el movimiento.
- “Estén atentos a pasar siempre entre dos personas como si la estuviera esquivando”.
- “Mientras camino pienso en una persona y la miro sin que se de cuenta.”
- “Cuando me cruzo con un integrante del grupo lo saludo y le digo mi nombre”.
- Luego, el facilitador indica una variación: “cuando cruzo a un integrante, aplaudo dos
veces y sigo”.
- El facilitador cada cierto tiempo, dice “Stop”, y al detenerse toca el hombro o la cabeza
de un participante. Éste dice su nombre, y todos los demás lo repiten a coro.
- Continúa la caminata. Se repite el punto anterior, y se suma al nombre un sonido, que
será imitado por el grupo
- De acuerdo al tempo grupal, se puede cambiar la velocidad de los desplazamientos.
- El facilitador hace dos o tres “stop” para que el grupo ocupe responsablemente, entre
todos, el espacio, sin dejar lugares sin ocupar.
- Luego, “cuando me cruzo entre dos personas, acelero el paso, sin tocarme ni chocarme
con el otro integrante”.
- Al mismo tiempo que continúa la caminata, cada participante elige mentalmente una
de las cuatro esquinas del espacio. Cuando el facilitador dice “¡Ya!”, los participantes
van hacia la esquina del espacio elegida, y cruzan a la contraria, desplazándose en
cámara lenta o rápida.
- Se sugiere en este punto enlazar esta actividad con la actividad “El Barco”

Otras consignas posibles:


- Ir en cámara rápida hasta el centro y, al cruzarse, transforman la velocidad a cámara
lenta.
- “Cuando algún participante se detiene todos nos detenemos”. Esta consigna se repite
cinco o seis veces, con el objetivo de entrenar la percepción global y lateral.
- En cada detención se observa y escucha los sonidos del entorno, tanto los lejanos,
cercanos, fuertes o suaves o los sonidos que se desplazan, etc.
- Sumar el sonido a las caminatas con detenciones. Es decir: “mientras caminamos
murmuramos como hablando para sí mismos”. Entonces, “cuando alguien se detiene,
todos se detienen y también el murmullo”, “escucho el silencio”.
Repetir dos o tres veces hasta sincronizar movimientos con la escucha.

                                                     
- “Si el coordinador o uno de los integrantes mira a otro integrante a los ojos, el
compañero mirado se cae al suelo y el otro compañero le tiende la mano para
levantarlo”.
- Se elige a un integrante mentalmente, “señalar con la mano derecha al compañero
elegido, camino libremente por el espacio sin detenerme, sigo caminando”. Mientras
se señala con la mano derecha al primer integrante elegido, pienso en otro integrante,
“lo señalo con la mano izquierda”. Es decir, con la mano derecha se señala a un
integrante y con la mano izquierda se sigue a otro mientras nos desplazamos por el
espacio continuamente sin detenernos; “ahora los sigo de lejos y luego de cerca”,
alternando de cerca y de lejos; a continuación “ahora, toco la cabeza de uno de los
integrantes elegidos y sigo caminando”.
- El facilitador alterna a su vez las consignas “de lejos” y “de cerca”.
- El facilitador indica: “cuando diga “Stop”, rápidamente se toman de la mano o se
abrazan de a dos”, luego en el siguiente stop de a tres, de a cuatro, y así
sucesivamente hasta que todo el grupo quede unido en un gran abrazo.
- Luego, el facilitador pide al grupo que tome contacto con la respiración: “lleven la
atención a la inhalación y exhalación del aire”, “escuchen los sonidos que los
circundan”, “focalicen la atención en la respiración del grupo”. El grupo es un gran
pulmón que respira al unísono.

                                                     

También podría gustarte