Está en la página 1de 2

AIEPU

Esta actividad es una canción que incluye movimientos corporales que implican ser
coordinados individual y grupalmente, y a los cuales se les asignan significados. Es una canción
ideal para el cierre de una actividad.

Objetivos:
- Promover clima grupal positivo y motivador.
- Generar una actividad emotiva para la cohesión grupal.
- Realizar coordinaciones individuales y grupales utilizando la voz y acciones físicas
simples.
- Disfrutar con el canto, el baile y la interpretación musical.
- Atribuir significados propios y colectivos a las acciones corporales y el canto.
- Fomentar los sentidos de pertenencia e integración grupal.

Desarrollo:
- Los participantes se ubican en ronda. Si el número de participantes supera los 40, se
sugiere realizar dos rondas concéntricas.
- El facilitador enseña la coreografía y el canto, de a una palabra por vez. Cada palabra
se corresponde con acciones corporales.
- El facilitador da el ejemplo y el grupo imita:
AIEPU
Dos golpes con ambas palmas sobre los cuádriceps.
Este movimiento representa nuestras raíces, lo ancestral, el pasado del cual venimos,
nuestro lugar de pertenencia.
ITAITA
Dos golpes sobre el pecho con los brazos cruzados.
Representan nuestra misión y sentido personal en la vida, quiénes somos en este aquí y
ahora, el presente.
IEE
Con ambos brazos estirados hacia adelante, realizamos cuatro chasquidos de dedos.
Representa nuestras acciones en el presente.
TUQUI-TUQUI
Golpecitos en la propia cabeza.
Representa los sueños, el futuro.
- La secuencia se realiza cantando y moviendo el cuerpo.
- Las acciones se suman gradualmente de a una por vez.
- Una vez que se ha logrado la coordinación entre el canto y los movimientos corporales
con todo el grupo, se modifica la acción corporal del “AIEPU” realizando los dos golpes
de palmas en las rodillas del compañero de la derecha. Se ensaya de esta manera.
- Luego se modifica “TUQUI-TUQUI” dando los golpecitos con los dedos en la cabeza del
compañero de la izquierda. Al realizar ambas acciones se comparten simbólicamente,
tanto las raíces (compañero de la derecha) como los sueños (compañero de la
izquierda). Así, mis raíces ya no son sólo mías, y mis sueños, mis anhelos, mis deseos
son los que comparto con mis pares, mi grupo, mi comunidad.
- Las otras acciones se mantienen sobre el propio cuerpo.
- Se ensaya el canto junto con las acciones corporales.
- Se sugiere repetir la canción como mínimo cuatro veces.
- Gradualmente se acelera la velocidad para provocar un clima de risas, entusiasmo y
- dinamismo.

                                                     
                                                     

También podría gustarte