Está en la página 1de 248

X^^CP^

F 1256.E77

Rastros de sangre ;

3 T1S3 DGMSOEMS a ->3


/^t,'^

RASTROS DE SANGRE
HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN EN CHIAPAS
Esta obra y sus grabados son propie-
dad del autor con arreglo á la Ley.

1
Rastros de Sangre

Historia de la Revo-

lución en Chiapas,

por/1.uis Espinosa/
7^

rviExico

Calle de la Misericordia, núm. 7

2.S12
Al C. Francisco I. Madero, Presidente de la República qtte a
despecho de los enemigos de la Patria ha restablecido la igtialdad
ante la Ley, dedico este trabajo de Verdad y de Justicia, en home-
naje de respetuosa adiniración.

Tuxtla de Gutiérrez, e fiero de 1912


PROLOGO
La historia es un recuerdo de la
verdad para instrucción de los hom-
bres. Blair.

Los hechos que ensangrentaron al Estado de Chiapas, después de


tres meses de ocurridos, se encuentran depurados por la sana crítica y
valorizados por la opinión pública.
Por las ingenuas páginas de Rastros de Sa^igre desfilan, como en
proyecciones luminosas, esos hechos memorables, que principian con la
caída de la dictadura y terminan con la implantación del régimen demo-
crático en esta Entidad Federativa.
Fui testigo presencial de algunos sucesos que en este libro se con-
signan y de los demás tomé informes amplios y veraces con los actores
principales del sangriento drama.
Comprendo que lastimaré á muchas personas y que halagaré á muy
pocas, pero no temo las iras de las primeras, ni pretendo adquirir favo-
res de las segundas.
Inflexible como la justicia misma, la imparcialidad será mi guía, la
verdad la que dicte, 3^0 quien escriba.
Con la misma exactitud describiré los actos de los cobardes, que
las proezas de los temerarios; sin compasión exhibiré al que resulte cul-
pable y sin hipérbole elogiaré al que se encuentre sin mancha, pues el
recto y sereno juicio de la historia no transige con el desdoro ni con la
adulación.
Quisiera presentar los hechos tales como sucedieron o a mi conoci-
miento llegaron, es decir, sin emitir juicio acerca de ellos, pero enton-
ces ¿cómo podría yo explicar las causas que determinaron los choques
políticos o armados? ¿cómo hablar de sus consecuencias? ¿cómo hacer
cargos y fijar responsabilidades?
En vista de que es indispensable emitir juicios, hacer comentarios
y formular apreciaciones a fin de que haya mayor claridad en la narra-
ción, procuraré no abusar de y ser lo más breve posible.
ellos
No de Rastros de Sangre cuadros bien
se encontrará en las páginas
acabados, sino brochazos fuertes de colores desleídos que en medio de
su sencillez pinten las cosas bellas o deformes, tal como sucedieron.
Para concluir, me es grato manifestar que sólo el inmenso amor
que profeso á Chiapas me induce á publicar estos apuntes, que no tie-
nen más mérito que el de estar tomados del natural. Si el lector en-
cuentra en mi humilde obra ese sentimiento, me daré por muy satis-
fecho.

Tuxtla de Gutiérrez, enero 8 de 191 2.


CAPÍTULO PRIMERO

EL MADERISMO EN CHIAPAS

Para narrar los acon- pronunciarse se encontraba perseguido


Sainete de , , .

empuñó
por la justicia, armas con
Revolución. tecimientos políticos
r»^,,^i..^-^« ^ las el

suscitados entre el pretexto del maderismo, pero en realidad


elemento clerical de San Cristóbal de con el deliberado propósito de apoderar-
las Casas y el liberal de Tuxtla de Gu- se de un proceso que tenía pendiente en
tiérrez, desde la caída del antiguo régi- el Juzgado Penal de Ocosingo.
men hasta la exaltación al poder del go-
bernador constitucional ingeniero Rei- Ninguno de los seño-
naldo Gordillo León, es necesario asen- Los liberta- ^gg mencionados dis-
tar que en la frontera Sur de la Repúbli-
dores y los ,* u
paro un cartucho j
du- ,
\
revoluciona-
ca ni un sólo hombre apoyó con las rios- rante su quijotesca
armas en la mano los principios procla- aventura. Sin embar-
mados en el Flafi de San Luis. Si los go, los políticos cristobalenses que des-
hijos de Chiapas comulgaban entonces de hacía veinte años estaban en espera
con las mismas nobles ideas que los de una oportunidad para llevarse á San
bravos guerrilleros del Norte, no lo de- Cristóbal los poderes, creyeron llegado
mostraron con las elocuentes detonacio- el momento e hicieron causa común con
nes de los 30-30. Esto, naturalmente, no los comediantes sublevados bautizándose
quiere decir que el señor Madero 3' su maderistas, libertadores, revolucionarios,
causa regeneradora no hayan tenido fer- etc., etc.
vientes simpatizadores en la tierra he- Ya aliados, sin más móvil que el de
roica de los Gutiérrez \ los Corzos. su ambición, sin más justicia que la de
Sólo hasta después del derrumbamien- no tener ninguna, emprendieron una lu-
to de la dictadura,, fué cuando el oleaje cha sin cuartel contra Tuxtla, lucha que
revolucionario se extendió hasta el Esta- al fin y desgraciadamente se resolvió con
do de Chiapas. Pasados tres o cuatro sangre.
días de firmada la paz en Ciudad Juárez,
el señor Lindoro Castellanos en Ocosin- Al igual que los de-
Fin de! anti-
go y el señor Nicolás Macías en Villaflo-
g-uo rég"imen.
más gobernantes del
res, se pronunciaron al grito de ¡Viva antiguo régimen, el go-
Madero! para hacer un burdo saínete de bernador constitucional de Chiapas, se-
revolución. El señor Castellanos que al ñor Ramón Rabasa, renunció su elevado

cargo. El texto de su renuncia es el si- cional del Estado Libre y Soberano de
guiente: «Al H. Congreso. En atención Chiapas, decreta: Artículo único. — Es
á los últimos aconteci- Gobernador interino
mientos políticos des- por renuncia que le
arrollados en el país fué admitida al Cons-
que determinan la as- titucional C. Ramón
piración general del Rabasa, el C. Manuel
mismo a cambiar el de Trejo. — El Ejecu-
régimen actual de Go- tivo dispondrá se im-
bierno, creo de mi de- prima, publique y cir-
ber separarrne de la cule. —
Dado en Salón
Administración públi- de sesiones del H.
ca del Estado para de- Congreso del Estado.
jar al pueblo chiapa- — Tuxtla Gutiérrez,
neco en libertad de Mayo 27 de 191 1.
designar al mandata- José I. Cano, D. P.
rio que crea conve- Lisafidro López. D, S.
niente. En tal virtud, —Antonio Raneó, D. S.
hago formal renuncia — Rúbricas. Por lo —
del cargo de Goberna- tanto mandóse impri-
dor Constitucional del ma, publique y circule.
Estado, que hasta hoy — Dado en el Palacio
he desempeñado, su- de los Poderes del Es-
plicando a la H. Cá- tado. Tuxtla Gutié-
mara se sirva acep- rrez,a primero de Ju-
tarla. Reitero a esa nio de mil novecien-
H. Cámara las pro- Sr. D. Ramón Rabasa, tos once. M. de Trejo.
testas de mi consi- Gobernador Constitucional de Chiapas M. Velasco,
J. Srio.
deración distinguida. General. — Rúbricas.»
Tuxtla Gutiérrez, Mayo 27 de 1911.
Ramón Rabasa. — Rúbricn.» Comisión
No conviniendo a los
intereses particulares
crístobalen-
Don Manuel La Legislatura, en
se. de los cristobalenses
de Trejo. uso de las facultades que el señor de Trejo
que le concédela Cons- siguiera en el poder, lo tacharon de par-
titución, nombró al señor Manuel de cial y mandaron a
la capital de la Repú-
Trejo gobernador interino, mediante un blicauna comisión integrada por los se-
decreto que dice así: «Gobierno Consti- ñores licenciados Juan Félix Zepeda,
tucional del Estado Libre y Soberano de Jesús Martínez Rojas, Alfredo Aguilar,
Chiapas.— Secretaría General, Sección doctor Arturo Aguilar y Enrique M. Ze-
de Gobernación y Beneficencia. — Mesa peda, para que en unión del licenciado
de Gobernación, — Decreto núm. — Ma- g. José Antonio Rivera Gordillo y otros
nuel de Trejo, Gobernador interino del chiapenses allá residentes, se acercara al
Estado Libre y Soberano de Chiapas, á Presidente de la República, licenciado
sus habitantes sabed: que el H. Congre- Francisco León de Barra, y le supli-
la
so del mismo, le ha dirigido el decreto cara destituyera al señor de Trejo y nom-
siguiente: El XXVI Congreso Constitu- brara en su lugar al ingeniero Ensebio
—9—
Salazary Madrid, o en su defecto, a otra Como consecuencia de esta convocatoria,
persona que no fuera de Chiapas. se efectuóuna numerosa asamblea en la
La comisión cristobalense al solicitar que se nombró Mesa Directiva. Esta
un gobernante que no fuera hijo de Chia- Mesa Directiva quedó integrada por los
pas, no hacía más que imitar el abomi- miembros más honorables y más presti-
nable proceder de los Almonte, Gutiérrez giados con que la colonia cuenta. A es-
de Estrada e Hidalgo, cuando fueron a tos trabajos se les dio amplia publicidad
postrarse a los pies de Napoleón III pa- por medio de la prensa y ello no obstan-
ra suplicarle que mandara a México un te los licenciados Leví Panlagua, Adolfo^
emperador, Y el ingeniero Eusebio Sa- E. Grajales, Manuel Lacroix, señores
lazar _v Madrid que fué el que sin escrú- Ángel Pola, José Bastar Córdova, Rey-
pulos aceptó pisotear la soberanía del naldo Pola, Sostenes Esponda, Eduardo
Estado, resulta más pequeño y más am- Velázquez e ingeniero Eusebio Salazar
bicioso que Maximiliano cuando se le y Madrid, se reunieron dos ó tres veces,.
ofreció la corona, porque éste, antes de sin participarlo a la Mesa Directiva nom-
aceptar, propuso que el voto de los no- brada por la colonia; y obrando por
tables fuera sometido al sufragio univer- cuenta propia, acordaron acercarse a us-
sal para que el pueblo dijera si lo confir- ted para pedirle, sin autorización sufi-
maba o lo revocaba. ciente ni razón ninguna, la destitución
inmediata del señor Manuel de Trejo,
El procedimiento de nombrado por la H. Legislatura Gober^
Enérg-ica
protesta. la comisión cristoba- nador interino del Estado de Chiapas,
lense a todas luces ile- así como la imposición de un sustituto
gal,causó mucho disgusto en el Estado que estuviera de acuerdo con los intere-
y también entre los jóvenes chiapenses ses de los peticionarios. El gobernante
que estudiaban en México, los que poseí- impuesto debería ser, como requisito in-
dos de justa indignación, publicaron esta dispensable, hijo de cualquier Estado,
protesta: «México, a 4 de Junio de 191 1. menos del de Chiapas, por considerar
Sr. Lie.don Francisco L. de la Barra, los señores conspiradores que ningún
Presidente interino de la República Me- conterráneo nuestro es capaz de desem-
xicana. — Presente. — Señor: Con el más peñar debida y honradamente la primera
profundo respeto, con el rostro empurpu- magistratura del Estado,
rado por la indignación, venimos ante Nos han asegurado que los señores
usted a decir verdad, a protestar y a pe- tantas veces aludidos apoyarán sus pre-
dir justicia contra un acto de incalifica- tensiones diciendo á usted que el señor
ble inconsecuencia cornetida por un gru- de Trejo es partidario incondicional de
po reducidísimo de chiapanecos sin pa- la administración caída, administración
triotismo, sin conciencia y sin corazón. de no muy gratos recuerdos en Chiapas,
Sin apartarnos de la ley, sin interés que no presta garantías suficientes para
de hacer daño, en cumplimiento de un que el pueblo elija á su nuevo gobernan-
deber haciendo uso de un derecho, ve-
}• te con entera libertad, y que no es legal

nimos ante usted a denunciar los actos su designación para el elevado puesto
que enseguida se expresan: que desempeña por estar integrada la
El domingo 28 del mes próximo pasa- H. Legislatura que lo nombró por Dipu-
do la colonia chiapaneca en esta capital tados que no han sido electos por el pue-
fué convocada por varios estudiantes pa- blo.
ra tratar asuntos de alto interés político. Es cierto que los Diputados actuales
no han sido electos por el pueblo, pero garantías que éste en las elecciones, so-
los señores conspiradores no deben con- bre todo no siendo chiapaneco, sino que
siderar este hecho como un razonamien- por el contrario, sería un aliado incon-
to firme, porque usted, señor, a quien dicional del grupo conspirador que lo

van a implorar gracia y a pretender ha- había elevado al poder.


cer cómplice de un atentado que de se- Por otra parte esta imposición sería
guro rechazará, se encuentra en el mismo altamente atentatoria contra la Libertad
caso que el Sr. de Trejo y porque con y Soberanía del Estado.
esto sólo demostrarían los peticionarios Los principios proclamados por el

ofuscación e inconsciencia. apóstol de la democracia D. Fra7icisco


En Chiapas como en Chihuahua, en I. Madero, el único; los ideales que sir-

Veracruz como en Guerrero, en Tlaxcala vieron de lema a la revolución triunfan-


como en la Capital de la República, los te, no se realizaron con signos cabalísti-
ce. Diputados han sido designados bajo cos, hechos en las obscuridades de los
el mismo sistema y bajo el mismo régi- subterráneos, sino en el campo de bata-
men, ninguno de ellos ha sido
es decir, lla, con la sangre de los insurgentes 5' la

electo por el Siendo esto una


pueblo. vida de los mártires. El tiempo de las
grai-i verdad, resulta inconcebible que los imposiciones ha pasado a la historia pa-
señores conspiradores pretendan violar ra no volver jamás, 5' el que pretenda re-

la Constitución y pisotear la soberanía sucitarlo será un traidor.


de un pueblo libre. Conspiran los miembros déla «Mafia»,
El Congreso de la Unión y el Congre- huyen de la luz 5' de la sociedad honrada
so de Chiapas están igualmente constituí- los de la «Mano Negra» 3' buscan el mis-

dos, y así como niegan la legalidad y terio los de la «Camorra», pero los hom-

la competencia del Sr. de Trejo, así tam- bres de propósitos elevados, ¡jamás!
bién cuando convenga a sus intereses, Ese grupo reducidísimo de chiapane-
negarán la legalidad y competencia de cos entre el que se encuentra uno que no

usted para representar el Poder Ejecu- lo es, ¿qué busca? ¿qué es lo que pre-
tivo. tende? Si el bienestar colectivo de Chia-
Señor: los chiapanecos en general son pas ¿por qué no se une a la inmensa ma-
patriotas y son dignos. Los que hoy han yoría que forma el núcleo de la colonia?
quebrantado la regla, tal vez lo han he- Si no es un interés particular el que lo
cho por falta de meditación. Ellos, los guía, ¿por qué trabaja en la sombra co-
conspiradores, han sido electos Magis- mo si fuera a cometer un crimen? Calum-
trados y Diputados, han aceptado el car- niar ó difamar es indigno 3' es mengua-
go y recibido el sueldo sin protestar con- do; por eso nosotros no venimos más que

tra la ilegalidad del gobierno; ellos, los a denunciar hechos comprobados que en
conspiradores, han comido de la pasada nuestro humilde concepto pueden perju-
administración pormás de veinte años y dicar grandemente al Estado de Chia-
no han protestado contra su ilegalidad. pas.
Criterios así tan desequilibrados, tan an- A fuer de honrados debemos hacer
tagónicos, demuestran ligereza, ignoran- constar que los honorables licenciados
cia o mala fe. Panlagua 3' Grajales, que como antes di-
Es una gran verdad que no se escapa jimos concurrieron a la última sesión, no
a nadie que tenga un adarme de sentido sólo no estuvieron conformes con la con-
común, que la persona que sustituya al ducta de los conspiradores, sino que dán-
Sr. de Trejo, no sólo no podrá dar más doles un alto ejemplo de patriotismo,
moralidad 3^ valor civil, protestaron con- sabrá aprovecharse de su sagrada liber-

tra ella y la denunciaron a la Colonia re- tad sin apartarse de la le}'.

presentada en la Asamblea general, ce- Señor: hemos terminado; nuestra voz es


lebrada en el Tívoli del Eliseo la noche sólo la de nuestras personas, pero estamos
del i.° del corriente, manifestando que seguros, sin temor de equivocarnos, que
por ningún motivo debía permitirse ni el alma del pueblo chiapaneco se adhiere
tolerarse la imposición del Gobernador por completo a nuestra justa petición.
por oponerse a ello la Soberanía del Es- En usted el patriotismo y la honradez
tado, que hoy más que nunca debe ha- son notorios y son grandes. Por eso acu-
cerse respetar, ni mucho menos que se dimos a usted en demanda de equidad.
aceptara a quien no fuese chiapaneco, Respetuosamente de usted afmos. se-
porque el Estado de Chiapas cuenta con guros servidores, Ventura Hernández, O.
hijos suficientemente instruidos, honra- Andrade, V. Domínguez. Manuel Gutié-
dos y patriotas, dignos por todos con- rrez, Rafael Vela^co R. Luis Espinosa,

ceptos de desempeñar tan alto puesto, y J, Velasco Ramírez, Isidro Torres, Lai-
agregando que el Gobernador interino re Moreno, Rafael Solís. Jacinto Solís
actual inspira la suficiente confianza pa- Meléndez, J. Wistano Paredes, J. R.
ra no temer de él ninguna arbitrarie- Coutiño, C. García, Moisés E, Villers,
dad. Carlos J. Cuartero, Jesús A. López, Fi-
Señor: no se deje usted sorprender por del Villafuerte,Luis Gómez B. T. Ca-
personas extraviadas. Confíe usted en el macho, A. B. Castillo, W. Urbina,
pueblo chiapaneco, porque como to- él, Amador A. López, José M. López.»
dos los pueblos que componen la Repú- La comisión cristobalense hizo esfuer-
blica, está hambriento de libertad. Ten- zos inauditos para conseguir la imposi-
ga usted confianza, señor, porque Chia- ción de un gobernador a su antojo, pero
pas cuenta con hijos celosos que velan el Presidente de República se negó a
la

por su porvenir, porque sabrá rechazar ser cómplice de tan monstruoso atentado
enérgicamente toda imposición y porque contra la soberanía de u n pueblo libre.

CAPITULO II

UN PLEBISCITO
Como cada día se signar candidatos que pudieran sustituir
Interviene el embrollaba más la cues- al Sr. de Trejo.
Sr. iVladero ., ,, . , _, .

tion política de Chia-


pas, una comisión se acercó al Sr. Fran- Satisfizo tanto esta
Voto de gra-
cisco L Madero a suplicarle interpusiera cias al Señor determinación a la colo-

su valiosa influencia para solucionarla iVladero. ^^'^ chiapense, que por


satisfactoriamente. Al efecto, acordó con conducto de los miem-
los representantes de los pueblos conten- bros de su Mesa Directiva acordó enviar
dientes efectuar un plebiscito para de- al Sr. Madero este voto de gracias:
«México á lo de Junio de 1911. consideramos insustituible, que promete-
Sr. Director de Chiapas Nuevo. mos realizarlo con la honradez que es la
Presente. base de nuestro programa.
Muy señor nuestro: Y constituyendo los infrascritos la
Teniendo en cuenta su independencia, Junta Directiva de la colonia citada, ha-
nos permitimos suplicarle a usted se sir- cemos constar el agradecimiento de ella
va dar publicidad en su reputado perió- por la solución feliz propuesta y de to-
dico al siguiente voto de gracias que en- dos aceptada.
viamos al proominente ciudadano don Sufragio efectivo. No relección.
Francisco I. Madero por su eficaz inter- Por la Mesa Directiva. — El Presiden-
vención en el problema político de Chia- te, Delfino C, Chacón. — El Secretario,
pas, nuestra tierra natal. Ranulfo Penagos,'»
Para que se vea la razón de nuestra
gratitud, precisa referir los hechos: Dos días más tarde
Se convoca, Federico Gon-
Toda chiapaneca aquí resi-
la colonia el Lie.
a la Colonia.
dente se sentía molesta y preocupada con zález Garza represen-
la sucesión de gobernadores, desde que tante del jefe de la revolución victoriosa
renunció el Sr, Ramón Rabasa. Com- y tres personas de cada grupo en des-
prendiendo que el Gobernador interino acuerdo lanzaron esta convocatoria: «El
debe garantizar con sus antecedentes de señor don Francisco I. Madero como
independencia y rectitud los altos intere- jefe de la re^'olución triunfante, con el

ses del Estado y los supremos ideales de deseo de comenzar a poner en prác-
la revolución, lo buscábamos entre los tica, hasta donde lo permitan las cir-

innumerables hombres de bien en que cunstancias, los principios democráticos


abunda Chiapas, pero no hallábamos que fueron proclamados y sostenidos por
medio alguno para que su exaltación al la pasada insurrección nacional, y te-

poder revistiese legitimidad y contase niendo en consideración que en la colonia


con el respeto de todos. chiapaneca, residente en esta capital, se
En este conflicto la colonia citada, encuentran representadas las aspiracio-
constituida solemnemente en Club Elec- nes é intereses generales del Estado de
toral, se dirigió al caudillo de la Revo- Chiapas, ha creído conveniente, de
lución triunfante, a fin de que, con su acuerdo con el señor Ministro de Go-
intervención, impidiese el mal giro que bernación, explorar la opinión de la co-

iba ya tomando la política de nuestro lonia respecto de las personas que por su
Estado. honorabilidad, prestigio, independencia
El Sr. Madero nos respondió que la de carácter 3^ antecedentes políticos, es-
forma que más se acercaba al ideal de- tén en condiciones de desempeñar satis-
mocrático, para el efecto de elegir Go- factoriamente el cargo de Gobernador in-

bernador interino, toda vez que él no terino de aquel Estado, y puedan garan-
quería hacerlo, consistía en que la nume- tizar la efectividad del sufragio en las
rosa colonia se reuniese, previamente próximas elecciones.
convocada y en voto secreto y libre ex- A este fin nos permitimos convocar a
presase su opinión, con el objeto de es- todos los chiapanecos mayores de edad,
coger después el más conveniente entre que en esta fecha se hallan en esta capi-
los candidatos a quienes el sufragio hon- tal para que concurran el día 18 del ac-
rase con los más altos votos. tual, a las ocho de la mañana, al Tívoli
Tanto nos satisface este medio, al que del Elíseo, y constituidos en junta, que
— 13

será presidida por el suscrito, represen- só impresión magnífica, porque encerraba
tante del Sr. Madero, indiquen la perso- conceptos de verdadera democracia, por-
na o personas que reúnan las condicio- que tenía promesas de libertad, porque es-
nes requeridas para ocupar el puesto de taba impregnada de esa fe patriótica que
Gobernador interino de dicha entidad fe- ha servido para derrumbar un trono. Al
derativa. terminar el Lie. González Garza, un
México, 12 de Junio de 191 1. aplauso estruendoso, prolongado y uná-
El representante del Sr. Francisco I. nime, le dio las gracias.
Madero," F. González Garza, —
Rómulo
Farrera. —Lie. Rodulfo Araujo. —
Flavio
Pola contra
Al tratarse el punto
Guillen. — Lie. Juan F. Zepeda. — Inge- respecto a habilidad pa-
Espinosa. _
niero, E. Salazar y Madrid. — Lie. Alfre-
^ , .
ra votar, el señor don
do Aguilar.> Ángel Pola pidió la palabra y una vez
cedida, se concretó á manifestar que el

La junta a que hace señor Luis Espinosa, director de este pe-


La Asam- referencia la convoca- riódico, no tenía derecho a votar por en-
blea en el Tí-
toria anterior se efec- contrarse procesado. El señor Lie. don
voli.
tuó en el lugar y fecha Adolfo E. Grajales contestó al señor Po-
indicados; sus detalles, tomados del pe- la probándole que el señor Luis Espino-

riódico Chiapas Nuevo ^ se insertan a sa podría votar y ser votado. El señor


continuación: <La Asamblea celebrada representante del señor Madero afirmó lo
por la colonia Chiapaneca en el Tívoli mismo y quedó autorizado el señor Espi-
del Eliseo el domingo 18 del corriente nosa para ejercer los derechos del ciuda-
fué un acto solemne de verdadera demo- dano.
cracia.
Los individuos que en esta campaña El Sr. Lie. Antonio
Rivera Gor- mandó
política se vienen distinguiendo como há- j^j^^^.^ Gordillo
dillo en ri-
biles intrigantes acudieron a cierto pe- dículo. ^^ ^'°*° P°'' escrito, y
riódico para publicar que la Asamblea da- una carta en la que ma-
ría principio a las diez de la mañana, en nifestaba el motivo de su ausencia. Es-
lugar de las ocho como decía la convoca- ta conducta del Lie. Rivera Gordillo fué
toria oficial. Hicieron algo más: propa- duramente criticada.
garon el rumor de que la sesión sería a Entre los protestantes figuraba el Sr,
las ocho de la noche. Dr. Delfino C. Chacón, patriota como el
No obstante estas chicanas de mala que más y honrado á carta cabal, el que
ley, a las nueve de la mañana se encon- entre otras cosas dijo: «El voto escrito
traban reunidos en el Tívoli todos los del Lie. Rivera Gordillo debe rechazar-
chiapanecos hábiles para votar. se de plano porque no sé cómo calificar
la ausencia de este señor en un acto tan
Después de leído el importante y tan solemne en el que se
Salutación orden en que se lleva- va a decidir el futuro de Chiapas. Yo,
del Lie. Gon- . , , , . ,

'"'^ ^ ^^b° '^ Asamblea,


,
señores, soy médico, tengo bajo mi res-
zález Garza.
el Sr. Lie. don Federico ponsabilidad de profesionista la vida de
González Garza que presidió la sesión en graves pacientes y sin embargo, no he
nombre de don Francisco I. Madero, diri- vacilado en concurrir a esta Asamblea,
gió una cariñosa salutación á la Colonia. porque antes que médico soy ciudadano
El discurso del Lie. González Garza cau- que juzga saber cumplir con su deber.
14 —
res Ruíz. El señor Zepeda dio una lee
ción de urbanidad a los deslenguados y
un ejemplo de lealtad a los ingratos que
á cada momento cambian de amos o de
casaca.
Por último, el señor Lie. Leví Pania-
gua, bosquejó la personalidad del Dr.
Chacón, su candidato.
El Sr. Ing. Salazar y Madrid, candi-
dato de cierto grupo, no tuvo quien lo
«panegirara» 3' hasta el mismo Sr. In-
geniero renunció el derecho de hacerlo
personalmente, a pesar de que ya había
aceptado «autopanegirarse».
Sr. D. Flavio Guillen,
candidato del elemento liberal al Gobierno El resultado de la

interino de Chiapas
Resultado de votación fué como si-
la votación.
gue: Sr. Flavio Guillen
No creo que el señor Lie. Rivera Gordi- 67 votos; Sr. Ing. Eusebio Salazar y Ma-
11o tenga más responsabilidad ni más ur- drid 28; Sr. Dr. Delfino C. Chacón 10;
gencia en el desempeño de su empleo Sr. Lie. Timoteo Flores Ruíz 10; Sr.
oficial que j^o con mis enfermos.» Mu- Lie. Rodulfo Araujo i; Sr. Dr. David
chos aplausos aprobaron la actitud pa- Guillen i; Sr. Lie. J. Antonio Rivera
Chacón.
triótica del Dr. Gordillo I.

El señor representante del jefe de la Debemos hacer presente, antes de ter-


revolución, puso a votación si era ó no minar, que elManuel E. Cruz lej'ó
Lie.
de aceptarse el voto escrito del Lie. Ri- un trabajo admirable, relacionado con la
vera Gordillo, y fué rechazado por aplas- restricción del voto en Chiapas. Este tra-
tante mayoría. bajo fué interesante y con justicia aplau-
dido».
Cuatro eran los gru-
Discusión de pos que sostenían can-
candidatos.
didatos. El señor Lie.
Adolfo E. Grajales, presentó ai señor
don Flavio Guillen y de una manera bri-
llante sostuvo la candidatura de dicho
Señor. El señor Lie. J. Martínez Rojas
atacó duramente esta candidatura, ata-
ques que el señor Guillen destru3'ó con
lógica admirable uno a uno.
El señor Guillen, maestro en el arte
de hablar, triunfó completamente, salien-
do ileso de los ataques y con la túnica
inmaculada como los candidatos romanos.
El señor Enrique M. Zepeda, talento- Sr. Ingeniero E. Salazar y Madrid,
so joven chiapaneco, hizo el panegírico candidato del elemento clerical al Gobierno
de su candidato señor Lie. Timoteo Flo- interino de Chiapas

15

En vista de que el to núm. 5. Manuel de Trejo, Goberna-


Actitud dis- resultado del plebisci- dor interino del Estado Libre y Sobera-
to rué mas lavorable a no de Chiapas, a sus habitantes sabed:
los tuxtlecos, los cristobalenses ya no que el H. Congreso del mismo, le ha di-

lacharon con empeño, sino con desespe- rigido el siguiente decreto: El XXVI
ración, a fin de hacer triunfar al Ing. Congreso Constitucional del Estado Li-
Eusebio Salazar \' Madrid. Los tuxtlecos bre y Soberano de Chiapas decreta:
por su parte, sostuvieron con igual tena- Artículo único. —
Es Gobernador inte-
cidad a su candidato el Sr. Fiavio Guillen; rino del Estado el Ing. Reinaldo Gor-
Como pasaban y tanto el Lie.
los días dillo León por renuncia que le fué admi-

'\
. de la Barra como el señor Madero, inde- tida al de igual carácter C. Manuel de
cisos, nada 'acordaban sobreesté asunto, Trejo.
la Legislatura de Chiapas, haciendo ho- El Ejecutivo dispondrá se imprima,
nor á su soberanía, aceptó la renuncia publique y circule. Dado en el Salón de
que puso el señor Manuel de Trejo y el Sesiones del H. Congreso del Estado.
28 del mismo Junio nombró Gobernador Tuxtla Gutiérrez, Junio 28 de 1911. An-
interido al Ingeniero Reinaldo Gordillo drés Contreras, D. P. Isaías Zchadúa,
León, dejando de esta manera sin nin- D. S. Lisandro López, D. S. Rúbricas.
gún efectolo hecho por la Colonia en la Por tanto mando se imprima, publique y
sesión del Tívoli. circule. Dado en el Palacio de los Pode-
res del Estado. Tuxtla Gutiérrez, á trein-
El decreto de la Le- ta de Junio de mil novecientos once. M.
El Ing-.Gordi- gjslatura nombrando de Trejo, P. O. del S. Miguel González,
lio León Go- Gobernador interino al O. M. Rúbricas.
bernador
Ing. Reynaldo Gordillo Esta resolución de la Legislatura oca-
interino.
León, es este: «Gobier- sionó á los cristobalenses la pérdida de
no Constitucional del Estado Libre y todas sus esperanzas en el terreno de la
Soberano de Chiapas.— Secretaría Gene- legalidad, y entonces fué cuando acorda-

ral. Sección de Gobernación y Benefi- ron levantarse en armas, como en efecto
cencia. —
Mesa de Gobernación. Decre- — lo hicieron seis días después.

CAPITULO III

EL PRIMER PRONUNCIAMIENTO

Desde el 28 de Junio la casa del señor José Velasco Coello.


Conjura- hasta el 3 de Julio, en Cuando ya los trabajos estaban avan-
ciones.
la ciudad de San Cris- zados, los Licenciados Jesús Arguello y
tóbal de las Casas celebráronse juntas Flores Ruíz emitieron opiniones contra-
secretas, para organizar la sublevación, rias á la insurrección, pronosticando fra-
siendo las primeras en la casa del Lie. casos y augurando desastres. A causa
Timoteo Flores Ruíz, y las segundas en de estas opiniones fueron calificados co-
— i6 —
tno poco afectos á la causa insurreccio- bres y remotos tiempos. Cuando estuvie-
nista y desde esa fecha las juntas secre- ron todos reunidos, uno de los cabecillas
tas se efectuaron en la casa del señor ordenó al pueblo que con el batallón se
José Velasco Coello. estacionara frente al Palacio Municipal,
En ese preciso momento tres grandes
El 3 de Julio, a las bombas sonaron como cañonazos en el
El primer de la tarde, los cabe- cerro de San Cristóbal. Los pocos hom-
3
pronuncia-
miento. cillas intelectuales
y bres que ignoraban de lo que se trataba,
materiales del desorden poseídos de pánico emprendieron la fuga
de San Cristóbal, acatando las órdenes por todas direcciones; los autores del
del jefe principal, se reunieron en la ca- pronunciamiento con la mayor parte del
sa del señor Juan Espinosa Torres y en pueblo, por el contrario, parmanecieron^
el «Hotel Progreso> del Sr. Augusto La- en sus puestos firmes e inalterables.

^^^^B^^^B
.

— 17 —
enardecida, que sin cesar lanzaba mueras al no haber aceptado la designación he-
a Tuxtla 5' vitoreaba a San Cristóbal, cha por la Secretaría de Gobernación se
,i^a la nueva Capital y al Señor Madero. ha puesto en pugna con ella desconocien-
do la íntima relación que el Estado debe
Asomóse nuevamen- tener con los Poderes Federales. Terce-
El acta de te el Licenciado Eboli, ro, Que al nombrar Gobernador interino
rebelión.
3'a con el acta de rebe- invocando la soberanía del Estado, el
bellón en la diestra y empezó á darle lec- Congreso se ha extralimitado en sus fa-
tura en voz alta. Esta acta dice así: «En cultades, en virtud de que la Nación no
laCiudad de San Cristóbal las Casas, está en pleno orden constitucional. Cuar-
Estado de Chiapas, República Mexica- to. Que de lo expuesto se desprende que
na, á los 3 días del mes de Julio de 191 1, de la designación de Gobernador interi-
reunido el pueblo Sancristobalense en el no hecha por la Legislatura del Estado

Infantería y caballería del llamado Ejército Libertador

Parque Benito Juárez con el objeto de en 28 de Junio prójíimo pasado es nula.


deliberar acerca del nombramiento de Buscando una solución pronta 5' efectiva
Gobernador Interino hecho por el Con- a la situación política por la que atravie-
greso del Estado en la persona del señor sa el Estado, el mismo pueblo en uso de
Ingeniero Reynaldo Gordillo León; y su soberanía y por aclamación acordó los
considerando Primero. Que la Legisla- puntos siguientes: Primero. Se descono-
tura del Estado, de conformidad con las ce el nombramiento de Gobernador inte-
miras de la Revolución y tratado de paz rino hecho por la Legislatura delEstado
firmado en Mayo último, debía aceptar a en la persona del Sr. Ingeniero Reynal-
la persona designada por la Secretaría do Gordillo León.
del Estado y del Despacho de Goberna- Segundo. Nómbrase Gobernador Pro-
ción, interpretando la voluntad del pue- visional al Sr. D. Manuel Pineda, quien
blo chiapaneco, para nombrar Goberna- cesará en sus funciones tan luego como
dor interino del mismo. Segundo. Que tome posesión el Gobernador interino que
— i8 —

llene las aspiraciones cunden los acuerdos


del pueblo del Estado. de la presente conven-
Tercero. El Goberna- ción, serán confirma-
dor Provisional para dos en sus puestos,
cumplir con su encar- V los que presenten
go dispondrá de los resistencia, por ese

fondos públicos del hecho quedan desco-


Estado. Cuarto. El nocidos.»
propio Gobierno Pro-
visional confirmará El Gobernador
los nombramientos de
y el Jefe
de las armas.
Jefes y Oficiales que
han hecho las fuerzas El licenciado Eboli
voluntarias del Esta- después de leer el pri-
do para apoyar y sos- mer punto del acuer-
tener el presente do, hizo una breve
acuerdo. Quinto. Dé- pausa y exclamó: «El
se cuenta a la Secre- pueblo soberano es
taría deGobernación, quien debe elegir al
al Congreso del Esta- gobernador provisio-
do, al Tribunal Su- nal; ¿a quién queréis

premo de Justicia y a para Gobernador? Yo


las Jefaturas Políticas Estatuaal Benemérito de las Américas, en el me permito indicaros
de los Departamentos, Parque "Benito Juárez", de S. Cristóbal L. C. la persona del señor

Firmando el acta de rebelión en el portal de palacio.

excitándolas a que secunden este movi- Manuel Pineda para Gobernador y la del

miento; y Sexto. Los Jefes Políticos señor Juan Espinosa Torres para Jefe
y Autoridades Departamentales que se- de las armas.»
-• ig

Un sonoro murinullo de aprobación se se notara la falta de la bandera, se rea-


desprendió de la masa popular y una nudaron las ¡das y venidas, hasta que
vez atenuado, el señor Eboli continuó: un cabecilla se dirigió ala Comisaría, de
"En consecuencia, queda nombrado Go- donde sacó una bandera que en lugar de
bernador Provisional el ciudadano Ma- águila ostentaba una imagen de la Gua-
nuel Pineda y jefe de las armas el ciuda- dalupana. (Se asegura que esta bandera
dano Juan Espinosa Torres". la obsequió el señor Obispo.)
Siguió lej'endo los demás puntos del ac-
ta de insurrección, engañando al pueblo Al mismo tiempo que
Protesta, del
miserablemente, pues todo estaba prepa- Gobernador. el cabecilla regresaba
rado y convenido con anticipación. Ter- con la bandera, el se-
minada la lectura dijo: «Pueblo, favor de ñor Pineda llegó a Palacio acompañado

"Pajarito" con su Estado Mayor y la bandera de la rebelión.

esperar un momento, el señor Pineda se del A3^untamiento, ante cuj^a corporación


presentará en caso de que acepte. 2" otorgó la protesta como gobernador. El
acta que con tal motivo se levantó se in-
Los actores principa- serta en seguida: «Sesión Extraordina-
La bandera les del pronunciamien- ria. — Julio 3 de 191 1. Presidencia del
de la
Rebelión. to que se hallaban en- Ciudadano José Paniagua Robles. — Se
el interior de palacio, abrió la sesión con asistencia de los
salieron en busca del Gobernador provi- ciudadanos concejales Costa, Délmar,
sional. Velasco Coello, Pedrero, Paniagua, La-
El batallón situado frente a palacio se zos, Salazar y Avendaño. Encontrán- —
puso en movimiento y después de muchos dose en el salón de espera el señor don
trabajos originados por la falta de cono- Manuel Pineda, electo por aclamación
cimientos militares, se formó en línea del pueblo sancristobalense Gobernador
desplegada; mas como en ese momento provisional del Estado, se nombró en

comisión á los señores concejales Dél- nes altos de palacio, donde previo anun-
mar y Velasco Coello para que lo intro- cio hecho por el licenciado Diego Coe-
dujeran al de sesiones. Llegado que hu- llo Lara, salió al balcón para saludar
bo, y de pié ante el señor Presidente al pueblo, pero en realidad, sólo fué para
Municipal, dijo: «Protesto sin reserva trazar con la bandera una rúbrica en
t:umplir y hacer cumplir la Constitución el aire.

General de la República, con sus adicio- Tan luego como el Gobernador provi-
nes y reformas, la particular del Estado, sional abandonó el balcón, dos hombres
las leyes que de ambas emanen, así como colocaron en ese lugar un rótulo con esta
cumplir leal y patrióticamente los debe- inscripción: Palacio de GobicrTio.
res que el pueblo soberano me ha confe- Este fué, sin duda alguna, el acto que
rido.» El señor Presidente Municipal produjo mayor entusiasmo y agitación;
repuso: «Si así lo hiciereis que el pueblo la multitud, delirante, lanzaba burras 'y

"Pajarito", jefe de las fuerzas indígenas en medio d-; los "leaders" de la rebelión.

os lo premie y si no que os lo demande.» gritos cuyos ecos perdíanse entre las on-
La misma comisión que acompañó al se- das del viento.
ñor Gobernador á su entrada al Salón
lo acompañó á la salida. — Se levantó la El señor Manuel Pi-
sesión. — (Firmados). Manuel Pineda, — Manif ¡esto ^^^^ ^^ ^^jj ¿^^ ¿^ q^_
J. Paniagua Robles. Sergio — Costa. — bernador .provisional
— — GobJÍnador.
C. A. Délmar. M. Velasco. Hipólito dirigió a sus conciuda-
Pedrero. —
Mariano Paniagua. Filiberto — danos el siguiente manifiesto: «Después
Solazar. —
Lauro Avendaño. Luis M. — de haber agotado los medios que el deber
Esponda, Srio.» y la prudencia aconsejan, habéis llegado
al sacrificio, y al proclamarme en tan so-

El Goberna- Terminado este so- lemne momento, no puedo ser indiferen-


dor saluda al lemne acto, el señor Pi- te a vuestros patrióticos deseos.
pueblo. j^g¿^ p^g¿ ^ l^g g^,Q. Asumiendo el cargo de Gobernador
provisional del Estado que me habéis presión de cargos concejiles que agobian
conferido en el acta anterior, he prestado al pueblo y de las odiosas contribuciones
hoy mismo la protesta de ley ante el Ho- personales, prosiguiendo, al separarme,
norable Ayuntamiento de esta ciudad, y en tal demanda ante quien legalmente
aunque me considero incapacitado, por pueda substituirme, hasta ver coronada
razón de mi edad, para el alto puesto á nuestra obra, si no me abandona la fuer-
que me habéis llamado, y más aún en za 3' unión del pueblo.

las difíciles circunstancias por que atra- Vuestro compatriota y amigo,


vesamos, al aceptarlo no he tenido otro Manuel Pineda. >

Espectadores en el acto del nombramiento de Gobernador y declaración de capital.

móvil que el que la paz se conserve inal- Acuerdosdel «El Gobierno Provi-
terable entre nosotros y corresponder á
Gobernador ^j^^^j ¿^^ ^^^^^^ ¿^
las legítimas aspiraciones de un pueblo
Provisional. ^, .

Chiapas, en ejercicio
...
demócrata que anhela por la reivindica- de la soberanía del pueblo y teniendo
ción de sus derechos y por la prosperi- en consideración las dificultades con
dad treneral del Estado. En pos de estos que los causantes tropiezan para el pa-
ideales he marchado los últimos días de go de las contribuciones fiscales en
mi existencia y si mis trabajos han sido los departamentos de Las Casas, Comi-
estériles,hoy recojo con entusiasmo en tán. La Libertad y Chilón, en virtud de
vuestro ardiente patriotismo el primer que la moneda circulante en tales puntos
fruto de mi obra. del Estado es la Centro y Sud-Americana
En mi carácter tan provisional y tran- y no lamexicana, que en el deber de un
sitorio no me es dable presentaros un buen Gobierno está el buscar los medios
Plan de gobierno, pero puedo aseguraros de conciliación entre sus intereses y los
que en los pocos momentos que dure en mi del público causante, de tal suerte que fa-
encargo promoveré cuanto conduzca á la voreciéndose a éste no resientan aquéllos
realización de nuestros ideales; á la su- perjuicio mayor; que de acuerdo con los
— —

principios económicos, el pago de las Colecturías de Rentas 3' Tesorerí^ts Mu-


contribuciones fiscales debe establecerse nicipales de los Departamentos de Las
procurando el menor gravamen para el Casas, Comitán, La Libertad y Chilón,
causante 5' la mayor comodidad para su aceptarán en pago de los impuestos fisca-
pago, a efecto deque no se haga una car- les delEstadoy municipales, el pesofuerte

ga odiosa, lo que importa al cumplimien- centroysud-americano a 90 centavos y las


to de un legítimo deber que el producto pesetas a 20 centavos con exclusión de las
de tales impuestos en los departamentos otras especies fraccionarias de dicha mo-
expresados se consume casi en su totali- neda. Dos. —
Dichas oficinas, en susasien-
dad en el propio lugar, 5^ los saldos re- tos de entradas y salidas, especificarán la
concentrables pueden fácilmente conver- moneda con que se hace el pago, hacién-
tirse en moneda nacional, soportando el dose constar también en los respectivos
Erario en beneficio de los gobernados y —
comprobantes. Cúmplase, publíquese y

Desfile de la caballería rebelde ante el Gobernador Provisional.

sin mayor gravamen el premio del cam- circule. Palacio del Gobierno del Estado
bio, que con seguridad nunca alcanzaría en San Cristóbal Las Casas, a seis de Ju-
el tipo que se ha establecido, abusando lio de 191 1. —
El Gobernador Provisio-
entre la necesidad del causante 5' la exi- nal. Manuel Pineda. — Secretario gene-
gencia del fisco. Por tales consideracio- ral, José H. Ruiz.
nes, mientras se obtiene del Gobierno
Federal la resolución conveniente para la Al margen: Gobierno
substitución de la moneda extranjera por
Benemérito Provisional del Estado
de la Patria
nacional en todo el Estado, el Gobierno de Chiapas, San Cris-
Provisional, en ejercicio de la soberanía tóbal, L. C, Archivo. Manuel Pineday
del pueblo y en beneficio de éste, con Gobernador Provisional del Estado Li-
apoyo del artículo 10 de la ley de 24 de bre y Soberano de Chiapas, estimando
Noviembre de 1910, Acuerda' Ono, Las — en alio grado los importantes servicios
— 23

prestados a ia República por el eminente tivos, levantando acta, de la que en-


ciudadano Sr. Francisco I. Madero en la vía rán copia duplicada al Gobierno
reconquista de nuestras libertades públi- para iniciar ante quien corresponda
cas, enervadas por más de un cuarto de la sanción y forma legal del presente
siglo, y considerando de justicia para acuerdo.
ejemplo de la posteridad hacer alguna de- Tercero, — Líbrese copia del autógrafo
mostración de reconocimiento y gratitud y con atenta nota envíese al señor don
por parte de los pueblos del Estado en Francisco I. Madero, al ciudadano Pre-
favor del Héroe que selló en Chihuahua sidente de la República y a las Secreta-
con su sangre v la de muchos hermanos rías de Estado; así como a las Jefaturas

Fuerzas rebeldes saliendo de San Cristóbal para marchar sobre Tuxtla.

los hermosos principios proclamados por Políticas para su debido cumplimiento.


el plan de San. Luis, Acuerda: Primero. Dado en el Palacio del Gobierno en
El ciudadano Gobernador Provisionaldel la ciudad de San Cristóbal Las Casas, a

Estado de Chiapas proclama benemérito ocho de Julio de mil novecientos once.


de la Patria al ciudadano Francisco /. El Gobernador Provisional, Manuel
Madero. Pineda. —
El Secretario general, José H.
Ruiz.»
Segundo. ••'L.os, Ayun- Con acuerdos anteriores queda ple-
los
El retrato del demostrado el ningún talento y
tamientos de las cabe- namente
Sr. iVIadero.
ceras departamentales el mucho servilismo del pomposamente
y los de los pueblos de su dependencia, llamado «Gobierno Provisional>.
secundando este acuerdo, colocarán con
las debidas solemnidades en lugar prefe- El señor don A muy duros comen-
rente de sus salones de Cabildos el retra-
iVIan u e I
tarios se presta la con-
Pineda.
to del Sr. Madero y un ejemplar de Fl ducta del señor Manuel
Plan de San Luis con sus marcos respec- Pineda al haber echado sobre sus cru-
— 24

jientes espaldas de octogenario, el peso culto y respetable es, sin embargo,


y la responsabilidad de un gobierno que, débil en extremo, católico hasta el fana-
aunque provisional, resultaba manifies- tismo, sin voluntad ni ideas propias a
tamente ilegítimo, puesto que emanaba causa de su decrepitud intelectual y
de la ambición de unos cuantos ilusos y física.

de la abyección de los chamulas, teniendo El señor Pineda es también un dócil

Zócalo de Tuxtla de Gutiérrez.

en contra la voluntad del pueblo conscien- instrumento del señor Obispo de Chia-
te y patriota. pas, según se verá más adelante en docu-
El señor Pineda, hombre honrado, mentos auténticos.

CAPITULO IV

EFECTO QUE PRODUJO EN TUXTLA LA NOTICIA


DEL LEVANTAMIENTO

El Doctor Rueda

Los cristobalenses líticos participándoles el levantamiento


Se convoca el mismo día que se e invitándoles a que lo secundaran,
al Pueblo. Tux-
pronunciaron se diri- La noticia llegó violentamente á
gieron por telégrafo a todos los jefes po- tía, haciéndose en el acto del dominio
— 2^

público, por lo que los diputados se re- en el que sentaron plaza muchos jóvenes

unieron a las nueve de noche en la casa


la imberbes y ancianos venerables de todas
del Gobernador, } allí acordaron convo- clases sociales. Con los refuerzos que lle-
car al pueblo y prepararlo para la defensa. garon al medio día y en la tarde, proce-
A las once de la noche las campanas dentes de Suchiapa, Berriozábal y Terán
del templo principal y Santo Domingo, sumaron más de 600 voluntarios.
con sus dolientes voces de alarma llama- En el curso del día el batallón se dedi-
ron al pueblo que no tardó en reunirse có a hacer ejercicios en la Plaza de Ar-

en la Plaza de Armas, ansioso de cono- mas y en el parque Hidalgo. En la tar-


cer lo que ocurría. de un pelotón de caballería salió á res-
Los señores Herculano Espinosa, Ro- guardar el puente «Porñrio Diaz» que se
meo Coutiño V otios arensraron á la multi- encuentra tendido sobre el caudaloso Río

Palacio de Gobierno. — Tuxtla de Gutiérrez.

tud y.laexhortaron para queempuñara las Grande o Grijalva, que con los dos nom-
armas en defensa del gobierno legalmen- bres es conocido.
te constituido. Enseguida 300 hombres, El 4, a las seis de la mañana, el Go-
más o menos, poseídos de bélico entu- bernador se dirigió al mismo puente a
siasmo se dirigieron a Palacio donde el inspeccionarlo y después de dictar las
Gobernador les entregó armas y parque. disposiciones necesarias para su fortifica-
Durante el resto de la noche hicieron ción, así como la instalación de un telé-
guardia en el camino que conduce a San fono, regresó a Tuxtla.
Cristóbal, rondaron la ciudad y reforza-
ron la prisión. El 7 de Julio se efec-
Jura, de la tuó la jura de la ban-
bandera.
Al día siguiente, por dera. Los cuerpos de
Se forma el
iniciativa del Goberna- armas que integraban el batallón
las tres
batallón.
dor, se formó el bata- formaron en la plaza, sobre la calle real.
llón de voluntarios «Hijos de Tuxtla*, El Gobernador, empuñándola enseña de
— 26 —

í- ° » tn o —
^ ft C 3 •

>
i. Ox

D I ^a -j
ce
n
— ^ -^-
-' -t=^
I S c fí"
2

27 —
la Patria, del portal del <Cotnercio> avan- ción. Decreto —
N° 7. Reinaldo Gordillo
zó hacia el batallón, deteniéndose como León, Gobernador interino del Estado
a cinco metros de él. Con voz clara y so- Libre y Soberano de Chiapas, a sus ha-
lemne se dirigió a los jefes, oficiales y bitantes, sabed: que el H, Congreso del
soldados, pidiéndoles el juramento sa- mismo le ha dirigido el decreto siguiente:
grado de defender la bandera hasta ven- El XXVI Congreso Constitucional del
cer o morir con gloria. Las personas que Estado Libre y Soberano de Chiapas, de-
integraban el batallón, como si hubieran creta: Artículo único. —
Se admite la re-
sido una sola, contestaron con firmeza: nuncia que del cargo de Gobernador in-
Sí juramos. terino del Estado, propone el C. Inge-
Entonces el Gobernador entregó la niero Reynaldo Gordillo León. El Eje- —
bandera al coronel José Alvear, jefe del cutivo dispondrá se imprima, publique y

El batallón de voluntarios "Hijos de Tuxtla".

batallón y éste la pasó al subteniente circule. — Dado en el Salón de Sesiones


ayudante Ángel Coutiño. del H. Congreso del Estado. Tuxtla Gu-
La banda toco el Himno Nacional y tiérrez, Julio 5 de 191 1. Andrés Contre-
después el batallón se puso en marcha ras, D. P. Isaías Zebadúa, D.S. Lisan- —
rumbo a su cuartel. dro López, D.S. —
Rúbricas. —
Por tanto
mando se imprima, publique y circule.
El 5 de Julio el In- Dado en el Palacio de los Poderes del Es-
Renuncia el
geniero Gordillo León tado, Tuxtla Gutiérrez, á seis de Julio de
In^. Gordillo
presentó su renuncia mil novecientos once. R. Gordillo L.
León.
de Gobernador interino, Miguel González, O.M.E. Rúbricas.*- —
la cual fué aceptada en los siguientes tér-
minos: «Gobierno Constitucional del Es- En sustitución del in-
tado Libre y Soberano de Chiapas. — Se- Paréntesis de geniero Gordillo León,
calma.
cretaría general.— Sección de Goberna- el Congreso del Estado
ción y Beneficencia. — Mesa de Goberna- nombró Gobernador interino al doctor
— 28

Policarpo Rueda, quien en esos días se mismo, el Gobernador, que se encon-


encontraba en la capital de la República, traba en dicha ciudad, ordenó telegráfi-
El II de Julio llegó a la capital del Es- camente al jefe del batallón tuxtleco, que

Artillería tuxtleca en el Puente "Porfirio Díaz'

tado, y en la tarde mandara voluntarios


de ese día otorgó la a someterla. Acatan-
protesta. Con ese do la orden, el 19
cambio en el Gobier- salieron hom-
cien
no, Chiapas entró en bres bien armados al
un paréntesis de re- mando del capitán
lativa calma. José Gamboa; cuan-
do los voluntarios
Sublevación llegaron á Pichu-
en Pichucalco. »^«f
calco ya Gutiérrez
¿r-^ y su gente habían
Sólo en Pichucal- sido desarmados por
co, el 17 de Julio se los valientes y pa-
sublevó la guarni- triotas vecinos del

ción de fuerza del lugar.


Estado que se en- Al regresar los
contraba de destaca- voluntarios a Tux-
mento bajo el mando tla, fatigados, cu-
del cristobalense Li- biertos de polvo y
brado Gutiérrez, el rostro quemado
quien se había pro- por un sol de fuego,
nunciado a favor de fueron objeto de
San Cristóbal; con una cariñosa recep-
tal motivo, el 18 del Ametralladoras de los voluntarios tuxtlecos. ción.
29

El primer paso del éste se negó a entregar las armas. El


La gestión doctor Rueda en el Go- Secretario General de Gobierno, licen-
del doctor
bierno fué destituir á ciado Juan Feliz Zepeda, quiso supri-
Rueda.
nom-
los Jefes Políticos mirle el sueldo, pero como la Legislatu-
brados por el gobernador Gordillo León ra con anterioridad había presupuestado

El batallón formado ea el acto de jurar la bandera.

La bandera del batallón "Hijos de Tuxtla".

y dejar en su puesto á los que procedían sesenta mil pesos para gastos de guerra,
del gobierno insurrecto. no lo consiguió al momento, sino hasta
Después intentó disolver el batallón algún tiempo después. Durante el tiempo
de voluntarios «Hijos de Tuxtla*, pero que el batallón permaneció inflexible en
— 30 —
SU propósito de no entregar las armas, Cargos a Lqs tuxtlecos, por su
se sostuvo con dinero que facilitó el co-
Rueda. empezaron á des-
parte,
mercio y particulares. confiar del Gobernador Rueda basándose

Voluntarios desfilando hacia su cuartel.

Rueda en San El 13 de Julio salió en una carta que éste publicó defen-
Cristobal. gj Gobernador Rueda diendo al señor Obispo de los graves

para San Cristóbal con el objeto de des- cargos que la opinión pública le hacía;
armar a los sublevados, juzgaron sospechosa su
valiéndose para ello de prolongada ausencia y
medios conciliadores y le achacaron el grave
amistosos. Llegó a su cargo de que había reci-

destino el 15, siendo muy bido diez mil pesos de


bien recibido por el pue- la sociedad secreta de-
blo. Mas, como no se nominada La Mano Ne-
prestara a trasladar los gra para trasladar los

poderes en el acto, como poderes á San Cristóbal


la masa irreflexiva e in- en fecha no remota. No
consciente lo pedía, fué se han encontrado do-
detenido en calidad de cumentos que confirmen
rehén. El señor Pine- tan terrible suposición.

da dejó de ser Gober- El doctor Rueda re-

nador provisional y gresó a Tuxtla sin haber


por acuerdo del Gober- logrado su intento, pues
nador Rueda fué nom- los cristobalenses, imi-

brado Jefe Político del tando a los tuxtlecos, se

Departamento de Las negaron a entregar las


Doctor don Policarpo Rueda,
Casas. Gobernador interino. armas.

31

Renuncia 'el Con la caída del Se- cional del Estado Libre y Soberano de
doctor Rué- Goberna-
cretario de Chiapas, Secretaría General. — Sección
ción, licenciado Emilio de Gobernación y Beneficencia. — Mesa
Vázquez Gómez, que era el principal de Gobernación. — Decreto núm. 5.

Los voluntarios tuxtlecos en Copainalá, de paso para Pichucalco.

Los voluntarios que fueron a Pichucalco regresando a Tuxtla.

apoyo del doctor Rueda, éste se vio Policarpo Rueda, Gobernador interino
obligado a pedir licencia ilimitada. El del Estado Libre y Soberano de Chia-
texto del decreto en que se le concedió pas, a sus habitantes sabed: que la Le-
es el siguiente: «Gobierno Constitu- gislatura del mismo le ha dirigido el si-r
— —
32

guiente decreto: — El XXVI Congreso sesiones del H. Congreso del Estado.


Constitucional del Estado Libre y Sobe- Tuxtla Gutiérrez, Agosto 17 de 1911.

rano de Chiapas, decreta: Artículo úni- B. Martínez Baca, D. P, Antonio Ran-
co. — Se concede al gobernador interino eé, D. S. Lisandro López, D. S. Rú- —

Los voluntarios, al regresar, a Tuxtla, reciben una lluvia de flores y confetti.

Los voluntarios que fueron a Pichucalco, pasando revista al regresar a Tuxtla.

del Estado, Policarpo Rueda, la licencia bricas. — Por tanto mando se imprima, pu-
que para separarse de sus funcio-
solicita Dado en el Palacio de
blique y circule.
nes. El Ejecutivo dispondrá se imprima, lo? Poderes del Estado. Tuxtla Gutié-
publique y circule. Dado en el Salón de rrez, Agosto diez y ocho de mil novecien-

— 33

El Gobernador Rueda al llegar a San Cristóbal.

tos once. P. Rueda. Isaac Rojas ^ Srio. El señor Ro- Por decreto de la Le-
Gral. Rúbricas.» velo Arg-iie- gislatura el señor Ma-
El doctor Rueda regresó a México y llo Goberna- nuel Rovelo Arguello
poco después le fué cancelado su nom-
dor interino. fué
nombrado Gober-
bramiento de Gobernador interino, como nador interino del Estado el 17 de Agos-
se verá más adelante. to y otorgó la protesta el 21 del mismo.
— 34

En vista de que los cristobalenses con- disolvió el batallón de voluntarios «Hijos
tinuabari en calma aparente, el señor Ro- de Tuxtla» y destituN'ó a los jefes políti-
velo Arguello, al hacerse carfío del poder, eos que había nombrado su antecesor.

CAPÍTULO V

LA DEMOCRACIA EN CHiAPAS
La XXVII Legislatura

Los cristobalenses ción y Beneficencia. — Mesa de Goberna-


Trabajos que a toda costa y des- ción. — Circular núm. 24. — El Gobierno
desespera-
de hace años han pre- actual se cree en el deber de llevar a la
dos.
tendido arrancar los po- práctica los principios de la revolución
deres de la ciudad de Tuxtla de Gu- triunfante, garantizando hoy la libertad
tiérrez, y siendo el del sufragio en las

cambio de Capital fa- r próximas elecciones


cultad exclusiva de la de funcionarios del

Legislatura, antes de Estado y de la Fede-


cambiarse la XXVI, ración. Su misión es
trabajaron desespera- cumplir y hacer cum-
damente porque los plir la ley, velando
Diputados que inte- por su estricto cum-
graran la XXVII fue plimiento en previsión
ran partidarios suyos de abusos que pudie-
y poder así realizar ran menoscabarla, á
sus propósitos. fin de que los ciuda-
danos tengan : plena
Una exita- libertad en eJ ejercicio
tiva. del sufragio; pero se
promete a la vez que
Aunque bajo el Go- el pueblo chiapaneco

bierno del señor Ro- sabrá luchar en el te-


velo Arguello se efec- rreno pacífico mos-
tuaron las elecciones trándose respetuoso a
secundarias para Di- la ley. Y para que esa
putados a la XXVII libertad sea real y po-
Legislatura, con mu- sitiva, el señor Go-
cha anticipación el bernador me ordena
gobernador Manuel de El señor don Manuel Rovelo Arguello. prevenga a usted,
Trejo dirigió á las Gobernador interino. como lo hago, para
autoridades esta exi- conocimiento del pú-
tativa: «Gobierno Constitucional del Es- blico, que cuide de dejar en la más am-
tado Libre y Soberano de Chiapas. Se- — plia libertad de acción a los partidos po-

cretaría General. —
Sección de Goberna- líticos que se formaren en el radio de su
35

jurisdicción a quienes dará usted todo bal en lugar de ciudadanos originarios


género de garantías con objeto de que el ó vecinos de sus respectivos Departa-
pueblo nombre sus mandatarios, abste- mentos.
niéndose la autoridad de toda participa- El resultado de estas elecciones es el
ción en las elecciones, que no sea de las que expresa los siguientes dictámenes
expresamente determinadas por la ley, formulados por la primera y segunda Co-
pues que en lo demás sólo se concretará misión revisora de credenciales:
a vigilar por la paz reprimiendo con
energía toda alteración del orden. Será Sesión del 14 Sep-
Primera Co-
de la más estricta responsabilidad délos tiembre de 191 1, Pre-
misión.
funcionarios a quienes la misma ley elec- sidencia del Diputado
toralencomienda su ejecución y la obser- Herminio M. Solís. Con asistencia de los
vancia de sus preceptos. Sufragio efec- Diputados Camacho, Coutiño, Cantoral,

Entrada a Tuxtla del Gobernador Rovelo Arguello.

tivo. No reelección. Tuxtla Gutiérrez, Farrera, García, Grajales y Zorrilla, se


Junio 13 de 191 1. J/. J. Veiasco, Srio. abrió la sesión. Leída el acta de la an-
Gral. Al C » terior, sin discusión fué aprobada.
Se hace constar que hoy ingresó á esta
Como resultado de la Junta el C. Mariano B. Cantoral, electo
Sufr^gfio regeneradora revolu- Diputado propietario por el Departamen-
efectivo.
ción de 1910, la demo- to de Pichucalco, habiendo presentado
cracia fué una hermosa realidad en Chia- su respectiva credencial. — La Secretaría
pas. En la mayor parte de los Departa- dio cuenta con los siguientes dictámenes:
mentos las consignas tanto cristobalen- Señor. — La primera Comisión Revisora
ses como tuxtlecas fueron rechazadas y de credenciales, cumpliendo con el deber
el pueblo nombró libremente á sus repre- que le impuso esta H. Asamblea en la
sentantes. Sólo en Chilón y Simojovel Junta Preparatoria celebrada aj^er, tiene
salieron electas personas de San Cristó- el honor de someter a la ilustrada delibe-
" 36

ración de los señores Diputados el resul- se tuvo a la vista el mensaje telegráfico


tado del examen que ha verificado sobre de cuatro de Septiembre en curso en el

la validez de las siguientes credenciales. cual señor Juez de primera instancia


el

Las credenciales exhibidas por ios seño- de Palenque dice: que está instruyendo
res Diputados licenciados Alfredo Agui- proceso por fraude en la elección de Di-

lar, José H. Ruíz, Guadalupe Coello putado propietario Salvador S. Coutiño.


Lara, Herminio M. Solís y Salvador S. Examinada detenidamente dicha cons-
Coutiño, Ciudadanos Daniel Robles, tancia y la del expediente relativo de la
Mariano B. Cantora!, Moisés Camacho, elección a que se refieren, resulta: Que el
Luis R. García y Rafael Macal G. son día de la elección concurrieron al colegio
legítimas porque los respectivos expe- electoral del Departamento de Palenque
dientes de elección que tuvo a la vista la veintisiete electores; que de éstos vota-
suscrita comisión, demuestran que en las ron seis en favor del expresado señor
elecciones secundarias verificadas el 27 Salvador S. Coutiño: tres lo hicieron en
de Agosto de este año en los Departa- favor del señor licenciado Jesús Martínez
mentos de Chilón, Simojovel, Las Ca- Rojas y los diez y ocho restantes deposi-
sas,Mescalapa, Soconusco y Mariscal, taron sus cédulas en blanco, los cuales
se observaron y llenaron debidamente se consideraron como votos en favor del
las ritualidades prescritas en los artícu- señor licenciado Coutiño, en cumplimien-
los 30, 31, 35, 36 y 37 de la Ley Orgá- to del precepto contenido en el artículo
nica Electoral del Estado de Chiapas, de la citada Ley Electoral. Precisando el
fechada el ig de Octubre de 1909. cómputo, arroja el número de veintisiete
Segunda. — La elección Diputado
del votantes que es el total de los electores
propietario señor licenciado Salvador S. que estuvieron presentes a la hora de
Coutiño verificada en el Departamento elección, según consta en el expediente
de Palenque está objetada de nulidad respectivo. De donde se deduce que no
por el «Club del Centro Directivo de la ha mediado error ni fraude en la compu-
Libertad del Sufragio», cuyo Presidente, tación de votos que hizo aquel colegio
señor licenciado Jesús Martínez Rojas, electoral, pues por cómputo debe enten-
en mensaje telegráfico del día 11 del mes derse el cálculo o cuenta de alguna cosa
en curso, que se tuvo a la vista, asegura por números, según el Diccionario de la
que se instruyen diligencias penales en Lengua Castellana. Y como el fraude de
el juzgado de primera instancia de aquel que habla la fracción VI del artículo 57
Departamento por fraude cometido en de la referida Ley Electoral, solamente se
dicha elección y pide que en vez del Di- refiere al error o engaño en la computa-
putado propietario se llame al Suplente ción de votos, no apareciendo comproba-
señor licenciado David Y. López quien do en el expediente ese error o ese enga-
aparece nombrado como tal en aquel mis- ño, es legalmente lógico deducir que no
mo acto electoral. También se tuvo a la existe causa de nulidad en la susodicha
vista el memorial de fecha veintisiete de elección del Diputado propietario señor
Agosto próximo pasado, en el cual quin- licenciado Salvador Coutiño. Si intervie-
ce de los electorales que integraron el co- ne algún otro motivo de fraude no será
legio electoral de Palenque, pide se de- precisamente en la computación de votos;
clare la nulidad de la elección secunda- y en tal supuesto, será de la incumben-
ria verificada el veintisiete del mismo cia de la autoridad Judicial la averigua-
Agosto y se ordene la apertura del pro- ción del delito y la imputación de la pe-
cedimiento penal respectivo. Así mismo na al delincuente que se descubra, pero
— 37 -

no podrá ser motivo de nulidad por no por el Diputado propietario señor licen-
estar iniciado ese delito entre el número ciado Salvador S. Coutiño.
de causas de que habla el citado artículo Tercera. — En el expediente de elec-
57 y pretender comprenderlo en la frac- ciones verificadas en el Departamento de
ción VI de dicho precepto, equivaldría a La Libertad, figura un memorial fechado
hacer inexacta aplicación de la ley. Por el treinta de Agosto de este año, en el

mensaje telegráfico del señor Juez de pri- cual cuatro ciudadanos solicitan la de-
mera instancia del Departamento de Pa- claratoria de nulidad de la elección re-
lenque se viene al conocimiento de que caída en favor del C. Daniel Robles
aquella autoridad está practicando ya la como Diputado propietario por aquel De-
averiguación penal respecto de los deli- partamento, aduciendo como causales
tos denunciados por los quince electores haber mediado presión moral en la elec-
suscritos en el memorial de veintisiete ción V no tener el electo veinticinco años

Diputados que integran el Congreso. Faltan los adictos a San Cristóbal.

de Agosto próximo pasado; pero aquel cumplidos. Como


los peticionarios no
procedimiento penal no tiene por objeto acompañan comprobantes legales de
los
declarar la nulidad de la elección, sino los motivos que alegan, y en el expedien-
única y exclusivamente el castigo de los te no aparece justificada la existencia de
delincuentes, caso de resultar comproba- algunas de estas causas de nulidad, la
da la existencia de algún delito. Por tan- suscrita comisión estima procedente es-
to ya no hay necesidad de hacer la con- tar a las constancias del expediente reía-'
signación pedida por los electores signa- tivo, mientras no se pruebe lo contrario;
tarios del memorial aludido. En resu- y estando éste arreglado a los preceptos
men: no existe causa de nulidad en la legales, debe conceptuarse legítima la
elección de Diputados verificada en el elección del C. Daniel Robles como Di-
Departamento de Palenque el día veinti- putado propietario por el Departamento
siete de Agosto de este año, y en conse- de La Libertad.
cuencia, es legal la credencial exhibida Cuarta. — En el expediente de las elec-
- 3^

ciones que tuvieron lugar en el Departa- ción V del artículo 57 de la Ley Electo-
mento de Mescalapa, corre agregado un ral del Estado, que es uno de los casos
memorial de fecha veintisiete de Agosto de nulidad. Fundada en las razones ex-
próximo pasado, en el cual sesenta y puestas y en las disposiciones legales
ocho signatarios piden la declaración de invocadas, así como en los preceptos de
nulidad de aquellas elecciones, alegando los artículos 17 de la Constitución Polí-
haber mediado en ella violencia moral tica del Estado y 8° del Reglamento in-
por parte de las autoridades de aquel De- terior del Congreso, la infrascrita pri-
partamento. Los recurrentes no exhiben mera Comisión Revísora, somete a la
comprobación alguna de sus asertos, y aprobación de esta H. Asamblea, la si-

solamente se atienen a sus dichos; y co- guiente


mo es regla jurídica que todo peticiona-
rio debe justificar su solicitud, no ha- PROPOSICIÓN
biendo hasta hoy base legal que demues-
tre la existencia de la causa alegada, de- Diputados I. — Es Diputado pro-
be estarse a las competencias del expe- por por el Depar-
pietririo
aparece
Palenque.
diente de elecciones y éste tamento de Palenque,
investido de todas las formalidades de el Licenciado Salvador S. Coutiño.

ley;'por tanto son legítimas las eleccio- 2. —


Es Diputado suplente por el mis-
nes de Diputados propietarios y suplen- mo Departamento, el Lie. David López.
tes en el Departamento de Mescalapa,
recaídas en las personas de los Ciudada- Diputados 3.— EsDiputadopro-
nos Moisés Camacho \' Florencio Pala- por Chilón. pi^tario por el Departa-
cios. mento de Chilón, el Lie. Alfredo Aguilar.

Quinta. Con relación a la elección 4. —
Es Diputado Suplente por el mismo
del Diputado propietario José Emilio Departamento, el C. Araon Castellanos.
Grajales, verificada en el Departamento
de Chiapa, se desprende del expediente 5. — Es Diputado pro-
respectivo, que el Señor Grajales obtuvo Diputados pietario por el Departa-
diez y siete votos para Diputado pro- por Comitán.
mento de Comitáii, el
pietario; trece el Licenciado Efrén Pola; Lie. Herminio M. Solís.
ocho el señor Jesús López; dos el señor 6. —
Es Diputado suplente por el mismo
Lie. Alfonso M. Coutino; dos el señor Departamento, el Lie. Flavio Avendaño.
Filadelfo Grajales y uno el señor Lie.
Guadalupe que arroja un to-
Villers, lo 7. — Es Diputado pro-
tal de cuarenta y tres voto?. Partiendo
Diputados pietario por el Departa-
pues de la regla que para estos casos es-
por
^ La
^
Lit>er-
.
j
mentó de t ^a
La Libertad, r 1 ^

tad.
tablece el artículo treinta y dos de la ci- el C. Daniel Robles.

tada Ley Electoral, ninguno de ¡os can- 8. —


Es Diputado suplente por el mis-
didatos obtuvo la mayoría absoluta de mo Departamento el C. Manuel Noriega.
los votos presentes; y en este caso debió
repartirse la elección entre los que obtu- 9. — Es Diputado pro-
vieron mayor número, es decir, entre el
Diputados pietario por el Departa-
por Soco-
señor Grajales y el señor Lie. Pola, a
nusco. mento de Soconusco, el

efecto, como puede verse comprobado en C. ^uis R. García.


el expediente, viniendo por tal motivo a 10. — Es Diputado suplente por el mis-
quedar comprendido el caso en la frac- mo Departamento, el Q. Vicente F. Lara,
39

1 1. — Es Diputado pro- 22. — Es nula la elección de Diputado


Diputados pietario por el Departa- suplente por el mismo Departamento, he-
por iVlesca- , nr
persona del C. Federico Cuesy,
i i

mentó de Mescalapa, el cha en la


lapa.
,

C. Moisés Camacho. de acuerdo con la disposición legal invo-


12. —
Es Diputado suplente por el mis- cada en la proposición precedente. Sa- —
mo Departamento, el C. Florencio Pala- la de comisiones del H. Congreso del

cios. Estado, —
Tuxtla Gutiérrez, Septiembre
14 de 19x1. —
B. José Zorrilla. C. Ba- —
13. — Es Diputado pro- rrera. —
Puesto a debate en lo general fué
Diputados pietario por el Departa- aprobado y discutidas en lo particular
pos Simojo-
mento de Simojovel, el
vel. las proposiciones propuestas en el dicta-
Lie. José H. Ruíz. men también fueron aprobadas; habién-
14. —
Es Diputado suplente por el mis- dose aceptado la nulidad de las eleccio-
mo Departamento, el C. Francisco Na- nes del Departamento de Chiapa, recaí-
varro, da en los señores José Emilio Grajales y
Federico Cuesy como Diputados propie-
15. — Es Diputado pro- tario y suplente respectivamente.
Diputados pietario por el Departa-
pOr Pi- J TT L
.
chucalco. mentó de Fichucalco, el
.
1

'
1

En vista de que la
C. Mariano B. Cantoral.
Diputados elección para Diputados
— por Chiapa.
16. Es Diputado suplente por el mis- hecha en el t-.Departa- 1 .^

mo Departamento el C, Antonio Martínez. mento de Chiapa fué declarada nula, se


hizo nueva elección en la que resultó Di-
17. — Es Diputado pro- putado propietario el Lie. Efrén Pola y
Diputados pietario por el Departa- suplente el Lie. Alfonso Coutiño.
por iVla-
riscai.
mento de Mariscal, el
C. Rafael Macal G. Señor: la infrascrita
18. —
Es Diputado suplente por el mis- Seg'unda
Comisión.
comisión revisora de
mo Departamento, el C. Pantaleón Ra- credenciales, cumplien-
mos. do el encargo que le encomendó ayer es-
ta H. Asamblea, se da el honor de diri-

19. —
Es Diputado por girse a ella para emitir el siguiente dic-
Diputados ^jDepartamento de Las tamen:
por Las
- Casas, el Lie, n a
Cuada- Las credenciales exhibidas por los
lupe Coeilo Lara. Ciudadanos Diputadas Ciro Farrera y
20. — Es Diputado suplente por el mis- Braulio José Zorrilla, son legítimas y
mo Departamento, el Lie. Carlos Balli- auténticas, pues de su confrontación con
nas. los expendientes relativos enviados por
los colegios electorales de los Departa-

Nulidad de
21. — Es nula la elec- mentos de Tuxtla y Tonalá, resulta que
ción de Diputado pro- en las elecciones secundarias verificadas
elecciones.
pietario hecha en la per- en las fechas legales, se observaron y lle-
sona del C. J. Emilio Grajales )' verifi- naron debidamente los requisitos exigid
cada en el Departamento de Chiapa, con dos por los artículos 30, 31, 35 y 36 de
apoyo de la fracción V del artículo 57 de la Ley Electoral de Chiapas, fechada el

la Ley Electoral vigente ho}' en el Es- ig de Octubre de 1909. En consecuencia,


tado, esta comisión, apoyada en los preceptos
40 —
de los artículos 17 de la Constitución Po- putado Cantoral, que pidió informe so-
lítica de Chiapas y 8 del Regimiento in- bre la aplicación de la ley y a los seño-
terior del Congreso, somete a la aproba- res Farrera y Zorrilla que sostuvieron
ción de esta H. Asamblea las siguientes los fundamentos legales en que se apo-
proposiciones: yaron para dictaminar. Se acordó llamar
por conducto del Ejecutivo al C. Manuel

Diputados
I. — Es Diputado pro- Noriega Diputado suplente por el Depar-
pietario por el Departa- tamento de La Libertad. El Presidente
por Tuxtla.
mento de Tuxtla, el manifestó a los señores Diputados que
Ciudadano Ciro Farrera. a las diez del día de mañana se celebrará
2. — Es Diputado la última junta pre-
suplente por el mis- paratoria que pre-
mo Departamento, ceptúa el artículo 7°
el Lie. José M^ Ma- del Reglamento inte-

rín. rior del Congreso,


El señor Farrera, délo cual quedaron
(Jue tomó parte tan enterados. Se levan-
activa en la política tó la sesión. Hermi-
de Chiapas, dejó de nio M. D. P.
Solís,

existir el 22 de No- — S. S. Coutiño, D.


viembre. Su muerte —
S. Moisés Cama-
fué hondamente sen- cho, D. S.
tida hasta por sus Es copia. Tuxtla
enemigos políticos. Gutiérrez, Septiem-
Se le tributaron bre 14 de 191 1. Pris-
grandes honores. ciliano Cruz, Oficial
Mayor.
Diputados
por Tonalá. Una con-
sig'na.
3, —
Es Diputado
propietario por el Acerca de estas
Departamento de elecciones, que fue-
Tonalá, el C. Brau- ron el principio del
Don Ciro Farrera,
Sufragio Libre en
lio José Zorrilla.
Diputado propietario por Tuxtla.
4. — Es Diputado t el 22 de Noviembre.
Chiapas, conviene
suplente por el mis- intercalar, a guisa
mo Departamento, el C. Rafael J. Mar- de curiosidad, la consigna dada por el

tínez. Gobernador Rueda al Jefe Político


Sala de Comisiones del H. Congreso del Departamento de Mescalapa para
del Estado. Tuxtla Gutiérrez, Septiembre que impusiera como Diputado a un cris-
14 de 191 1. —
S. S. Coutiño. Moisés Ca-— tobalense. Membrete: «Correspondencia

macho. Se puso a debate en lo general y particular del Gobernador del Estado de
fué aprobado, se discutieron en lo parti-
Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, Agosto 18
cular las proposiciones con que finaliza
de iQii.
eldictamen y también fueron aprobadas,
habiéndose concedido la palabra al Di-
41

Señor Don la jefatura que nos servirá para comuni-


Copainalá. carnos. Si acaso quieren arrojarlo de ese
MuySr. mío y amigo: puesto procure emplear la táctica de Ma-
Recibí su apreciable fecha 14 del pre- cal y Cepeda, pero defendiéndolo hasta
sente, celebrando mucho que haya usted el último momento.
llegado sin novedad y que no haya teni- Si tiene algo que ordenar, de la Capi-
do ma.vores dificultades en la toma de po- tal me será grato recibir sus órdenes.
sesión de esa Jefatura. Sin más soy de Ud. atto. amigo y S. S.
Estamos en una época bastante difícil F. RuedaT^.
y nadie puede decir si se sostendrá en su
puesto. Yo he pedido licencia para ir a El Partido Liberal
México en vista de la hostilidad sin ra- Derrota po= obtuvo mayoría en el
lítica.
zón que me han hecho estos sus paisa- Congreso, ocasionando
nos, lo cual no me extraña puesto que he este triunfo verdadera desesperación al
visto que aun a CJd. y a otros que son de partido contrario. Los cristobalenses no
aquí les denigran sin consideración ni al conformes con su nueva derrota política,
paisanaje. el 14 de Septiembre se levantaron en ar-
Si vuelvo a ésta será en circunstancias mas por segunda vez, desconociendo á
muy distintas y con carácter militar pa- los poderes Ejecutivo, Legislativo y
ra imponer la democracia al machete. Judicial.
No es por hacer alarde de lo que 5^0

haya hecho por Ud. pero me creo ser co- Los diputados adic-
rrespondido de la confianza que le he de-
Fug-a de Di- tos a San Cristóbal lle-
putados.
positado, en tal virtud le suplico que por garon a la Capital del
cualquier motivo sea nombrado Diputado Estado, pero avisados de que sus parti-
el Dr. Arturo Aguilar. darios se levantarían nuevamente, el mis-
Como yo me vo}^ a trabajar a México mo día del pronunciamiento, antes de que
en el sentido que ya le indicaré de aque- amaneciera, abandonaron la Ciudad de
lla Capital, le suplico no deje la clave de Tuxtla.

CAPITULO VI

SEGUNDO PRONUNCIAMIENTO
El por qué de la Revolución

Los cristobalenses, No existe la guerra de castas, son intri-


iVlanifiesto para justihcar el segun- gas del Cientificismo.
del Jefe del do levantamiento, lan-
levantamien- Conciudadanos:
zaron estos manifies-
to.
tos: Las revoluciones importan mutaciones
«Verdadero motivo de las dificultades por- profundas en el organismo social ó polí-

que atraviesa el Estado de Chiapas. tico de los pueblos, como la crisis de to-
42

da enfermedad que aflije al cuerpo hu- Cayó también este tirano, al esfuerzo
mano. convulsivo de la sociedad
fierida, y vino
Para aprovechar nosotros lo que deter- un Gobierno moderado de transacción, el
minó el Plan de San Luis Potosí y que del señor doctor Rueda; pero como se
truncó el pacto de la paz, necesario es negó á complacencias con la Legislatura
abolir el antiguo régimen encarnado aquí y sus partidarios, amotinaron una chus-
en los funestos elementos del Rabasismo ma tuxtleca, que apoyada en las usurpa-
en el Gobierno, en la Legislatura, en los das armas del Estado, pidió á gritos la
Tribunales, y en casi toda la Adminis- separación del gobernante que no lesera
tración ya corrompi- grato, porque no ser-
da por el servilismo vía á sus facciosos
y las depradaciones designios.
contra los intereses Viene en seguida
sociales. el señor Manuel Ro-
El XXVI Congre- velo Arguello, nom-
so del Estado, espú- brado Gobernador
reo por su origen de substituto, quien el

consigna dictatorial mismo día 21 de


al aceptar la renun- Agosto próximo pa-
cia del señor Ramón sado, por un lado fir-
Rabasa, nombró Go- ma la protesta legal
bernador sustituto al y la promesa de ser-
señor Manuel de vir al nuevo orden
Trejo, complaciendo de cosas, y por otro
los deseos de los se- suscribe cinco cre-
ñores Rabasa que denciales y cinco
quisieron burlar los í-nes para quitar á
fines de la Revolu- cinco Jefes Políticos,
ción, y por eso el acogidos con aplauso
señor de Trejo se en sus respectivos
echó encima el ana- Departamentos. To-
tema popular. do con el fin de lo-
El mismo Congre- jefes rebeldes. grar un Congreso
so, por renuncia de A la derecha
señor Juan Espinosa Torres,
el XXVII, que fuese
la izquierda lie. Abraliam Aguilar(h.) arri-
Trejo,
^
nombró Go- ^
ba el Gobernador Kueda y abajo el cabecilla
siquiera con mayo-
bernador a Don Rei- chamula "Pajarito". ría la continuación
naldo Gordillo León, de su antecesor.
quien impulsivo 3^ más científico que don Por fortuna la serie de Decretos expe-
Ramón Rabasa, decretó el gasto de se- didos para aplazar las elecciones de Di-
senta mil pesos y la creación de un ejér- putados Magistrados que debieron
y
citopara luchar contra un enemigo fan- efectuarse en todo el Estado desde el 9

tástico, con el fin de armarse contra la y 1 1 de Julio, según la ley electoral, son
revolución, y eso cuando el Tesoro del Es- una cadena de atentados al Sufragio
tado estaba exausto por los despilfarros Efectivo: son treguas para robustecer
anteriores y con un pasivo de más de los Clubs de Caciques y organizar la pre-

ciento cincuenta mil pesos, pesando sobre sión y el fraude.


el Estado los impuestos más enormes. En Chiapa de Corzo es nombrado Je.
43

fe político D. J. Emilio Grajales, lo pre- man la nueva cadena de esclavitud, for-

sentan al pueblo sus parciales con todo jada por los caciques relapsos para se-
el prestigio de su autoridad flamante, en guir explotando al pueblo chiapaneco; y
-medio de gritos, amenazas, petardos y como una muestra del infame sistema
toques de alarma, y cuando la comisión científico, el Gobernador Rovelo Argue-
está amedrentada, se hace la elección á llo, sin reparar en las restricciones que

favor del nombrado Jefe político; des- impone la Constitución local, ahonda el
pués declara el periódico oficial con bur- abismo pasivo y sanciona el Decreto de
la cínica que quedó sin efecto el nombra- 25 de Agosto último en que el expirante
miento de don Emilio por haber resul- Congreso lo faculta para ampliar con cin-
tado electo para Diputado. cuenta mil pesos la cuenta corriente que
En Departamento de Mescalapa se
el el Banco Oriental abrió al Estado por

procede con más descaro que doblez; allí ciento cincuenta mil pesos, según el con-
se mandan rurales y voluntarios que dis- trato y Decreto también atentarios de 19
persen al Círculo de la Libertad del Su- de Maj'o 3^ 23 de Noviembre de 1909.
fragio, y donde se hirió mortalmen-
allí, Siendo el señor doctor Policarpo Rue-
te al ciudadano David Narváez y a su da el Gobernador del Estado, don Ma-
hijo, por ser el primero Presidente del nuel Rovelo Arguello no tiene otro papel
.Club Popular,quedando impune ese cri- que suplir la falta temporal del Sr. Rue-
men, en ese Departamento se hacen las da en virtud de la licencia que la fracción
elecciones al capricho de la soldadesca. Tuxtleca lo obligó á pedir; el señor Rue-
En el Palenque se apela al fraude que da ha manifestado la resolución de vol-
de 21 cédulas de electores que votan ex- verse a encargar del Gobierno, dejando
presamente por su candidato, se cambian de usar de la licencia indefinida que el

i8 por cédulas en blanco para dejar Congreso le concedió, pero á ello se opo-
triunfante la mísera mayoría de 6 votos ne la intriga y las amenazas del partido
que obtuvo D. Salvador Coutiño. Rabasista, adueñado nuevamente del po-
Este escamoteo está consignado a los der, }• que pretende ejercer su funesto
Tribunales. imperio en las próximas elecciones de Go-
Con estos casos
salientes se demuestra bernador, para ahogar las aspiraciones
elrepugnante vicio de la Administración de la opinión pública é imponer por la

corrompida que vulnera la libertad del fuerza armada oficial las elecciones en
Sufragio, y, en lo general, las elecciones favor de quien favorezca sus intereses.
se hicieron ilegalmente, porque las cre- Siendo imposible, indigno y vergonzo-
denciales de los electores, nombrados el más tiempo el actual esta-
so tolerar por
último domingo de Junio conforme a la do de cosas que nos empuja al abismo de
Ley de 19 de Octubre de 1909, sólo tiene la ruina y opresión indefinidas, los subs-
validez dentro de los términos de la pro- criptos hemos resuelto sostener con las
pia Le\% es decir, para las elecciones del armas en la mano los principios de la
9 y II de Julio, frustradas por la intriga Revolución triunfante, tomando las de-
del Congreso. terminaciones siguientes:
Todo el procedimientodictatorial y i^ Se desconoce la legalidad de las
contrarrevolucionario que se burla délos elecciones verificadas en el Estado en
principios proclamados por el Plan de los días 13, 15, 27 y 29 de Agosto últi-
San Luis y escarnece las santas aspira mo para Diputados al XXVII Congre-
clones del pueblo regadas con sangre de so del mismo y Magistratura del Tribu-
mártires en la frontera del Norte, for- nal Superior de Justicia.

— 44 —
2^ Se desconoce asímismo al Sr. Ma- de la República, á quien por correo se le
nuel Rovelo Arguello como representan- remitirá copia de esta acta.
te delEjecutivo del Estado, por haber 6^ Comuniqúese a los otros Jefes po-
violado los artículos 29 y 31 de la Cons- líticos de los Departamentos y a los Pre-
titución local, 3' defraudado la libertad sidentes municipales de los pueblos del
del Sufragio en las elecciones de los días Estado la presente declaración, bajo el

27 y 29 de Agosto antes citado, destitu- concepto de que las autoridades que las
yendo á los Jefes políticos nombrados con secunden quedarán reconocidas y conti-
aprobación de los respectivos Departa- nuarán en el ejercicio de sus funciones;
mentos y sustituyéndolos por otros espe- 3' las que a ellas se opongan serán remo-

ciales puestos al servicio de los partida- vidas y sustituidas por orden del Jefe de
rios del antiguo régimen. las armas.
3^ Se reconoce y aclama como legíti- Sufragio efectivo. No reelección.

Artillería tuxtleca. — Fuerza de Seguridad.


mo Gobernador interino de Chiapas al San Cristóbal Las Casas, Septiembre,
señor doctor Policarpo Rueda, designado 14 de 191 1. Juan Espinosa Torres.
expontáneamente por el Gobierno Gene-
ral déla República y aceptado con aplau-
Otro mani-
CHIAPANECOS:
so del Estado, para implantar en él las
l^íesto.
Nuestra bandera es el
conquistas de la Revolución triunfante. glorioso «Plan de San
4^ Se nombra Comandante militar y Luis Potosí» que con tanto escándalo ha
Jefe de las armas al señor Juan Espino- sido ultrajado oficialmente en Chiapas,
sa Torres, para que cumpla 3' haga cum- durante los últimos acontecimientos elec-
plir las anteriores declaraciones, pudien- torales.
do disponer de los fondos públicos mien- El Gobierno de don Manuel Arguello,
tras dure su cargo. dando un apo3^o incondicional a la fac-
5^ Dése conocimiento de lo anterior ción tuxtleca, ha impuesto por la fuerza
por la vía telegráfica al señor Presidente armada en unos distritos electorales y
45 -

por el fraude en otros, el triunfo de sus Gordillo León como Gobernador del Es-
candidatos para Diputados, }' para llegar tado; si ésta fuera la voluntad del pueblo
á ese resultado, contra la voluntad de los chiapaneco, ¡magnífico! los pueblos
pueblos _v para poderla someter se han tienen los Gobiernos que merecen; pero
suspendido arbitrariamente las elecciones por imposiciones armadas, es inicuo y
secundarias en vísperas de practicarse; vergonzosp soportar tamaña afrenta; y
se ha obligado Gobernador doctor Po-
al agotados todos los recursos legales y pa-
licarpo Ruedasolicitar una licencia
a cíficos, hay que emplear la resistencia
para colocar al frente del Poder al señor armada.
Rovelo Arguello, que complaciente cam- Está en la convicción de todos }• hay
bió elcuadro de Jefes políticos el mismo sobrados fundamentos para ello, que la
día que tomó posesión y dio a éstos el fracción tnxtleca, que ahora domina en
apoyo de la fuerza y por ella se impuso el Gobierno es Reyista, pues uno de sus

la consigna tuxtleca. nuevos Diputados es jefe de una agrupa-


Ni bajo la dictadura porfiriana se ha ción Reyista y fué de Tuxtla a México
visto en las elecciones populares tanto en representación de sus comitentes a la
escarnio de los derechos del pueblo, pues Convención Reyista; la prensa tuxtleca
habituados a la consigna, no oponíamos ha manifestado antipatías por Madero y
resistencia á ella, ni se presentaban con- simpatías por Reyes.
flictos; pero mediante el triunfo de la re- En cuanto á que Gordillo León no es
volución, las clases sociales han creído más que una designación de Rabasa co-
entrar en el goce de los principios del Su- mo lo fué para el Gobierno interino, bas-
fragio libre y efectivo y de allí ha venido ta ver la postulación del pueblo tuxtleco,
la resistencia contra el abuso de la fuer- en que se leen, calzándola las firmas del
za y la lucha en que siempre el éxito es- hijo, hermanoy cuñado de don Ramón Ra-
tuvo en favor de la violencia que ultrajó basa y todos los funcionarios de mayor
el derecho de los ciudadanos y dejó bur- jerarquía de la Administración Rabasa,
lada la libertad electoral. para poner en evidencia esta aserción de
Lograda por los enemigos del pueblo que don Reinaldo Gordillo León, al lle-
la mayoría en la Cámara Legislativa, hoj' gar a ocupar la primera Magistratura del
trata de imponer nuevamente por la fuer- Estado, sería el ciego instrumento de don
za sus candidaturas para los Poderes Emilio Rabasa, quien continuaría por su
Ejecutivos de la Federación y del Estado medio su sistema de expoliación, quedan-
y con el fin de disponer de los elementos do eslabonada de nuevo la ominosa ca-
para tan ingrata tarea contra los princi- dena de nuestra esclavitud al caciquismo
pios de la revolución se ha contraído un Rabasista que por veinte años soportó
préstamo de cincuenta mil pesos por el nuestro Estado bajo el régimen absolu-
señor Rovelo Arguello, facultado por el tista de don Porfirio Díaz. Si el pueblo
antipatriótico Congreso cesante, pero sin quiere ser esclavo, que lo sea por su vo-
llenar los requisitos constitucionales. luntad, pero no por la fuerza.
Está, pues, visto que
el actual Gobierno ALERTA, CHIAPANECOS: Si a raíz
del señor Rovelo Arguello contrarrevo- del triunfo de la Revolución Maderista
luciona en el Estado; trata de arraigar que ha reconquistado las libertades usur-
nuevamente el Caciquismo Rabasista y padas por la tiranía, no logramos eman-
sacar avantes en las próximas elecciones ciparnos del yugo Rabasista y permiti-
a don Bernardo Reyes como Presiden- mos que se forje nuevamente la cadena
te de la República y a don Reinaldo de los abusos y de la opresión, nuestra
46 -

esclavitud será eterna y eterno nuestro dero, el único, es el que se encuentra al fi-

baldón ante las generaciones futuras. Se- nal del siguiente artículo: '''' La Revolución
cundad, pues, todos los pueblos de Chia- en Chiapas. La honda de aquel movi-

pas el grito de libertad con que hoy pro- miento revolucionario que hace cerca de
clamamos la efectividad del Plan de San un año nació en la frontera del Norte,
Luis Potosí, para que Chiapas hoy sea esto es en Chihuahua, después de atra-

libre, próspero y feliz en lo futuro. vesar todo el territorio Nacional, ha ve-


San Cristóbal Las Casas, Septiembre nido a resultar en laFrontera del Sur o
14 de 1911. sea en el Estado de Chiapas, conmovien-
Jefe de las armas, Juan Espinosa To- do todos los corazones y despertando
rres; Teniente coronel, Alberto Pineda; todas las energías para procurar que se
Teniente coronel, Abraham Aguilar (hi- realicen las promesas del Plan de San

jo); Mayor, Esaú Aguilar; Mayor, Luis Luis.


Esponda; Capitán 1° ayudante, Pomposo En esta ciudad reside el foco de la re-

Aguilar; Capitán pagador, Rodolfo So- volución; pero no es sólo la ciudad de "'•

lórzano; Capitanes primeros, Joaquín San Cristóbal Las Casas, ni únicamente


Cancino, Mariano Flores Lara; Capitán los pueblos que han secundado el movi-

I? ayudante, J. Manuel Zepeda, R. Ro- miento del 14 de Septiembre, que son


jas Dugelay; Capitán 2^ Audelino Mo- todos los del oriente, los que se encuen-
rales, Enrique Domínguez, Ciro Villa- tran en estado de insurrección, sino que
fuerte, Timoteo Panlagua, Evaristo Ur- es todo Chiapas, pues de todas partes,
bina, Vicente León, José D. García; Ca- sin excepción alguna, piden al Jefe de la

pitán Q.^ F. Burguete G. revolución auxilio de armas para poder


Tenientes: Carlos M. Cancino, Camilo levantarse los vecinos contra los Jefes
Hernández, Carmelino Jimeno, Mariano Políticos; ¡tan impopular, ó mejor dicho,
Morales R., J. Ruiz Maldonado, Enoch tan contrario a la voluntad del pueblo,
Ayaneguí, Crescenciano Gutiérrez, Vir- es el Gobierno de Tuxtla!
gilio Zúñiga. No son tropas, sino pueblos enteros,
Subtenientes: Jesús Z. Rovelo, Lisan- [mujeres, ancianos y jóvenes] los que .

dro L. Calvo, Federico Paniagua, Ma- están pronunciados; imposible dominar el


nuel Guzmán, Catarino Urbina, Gilberto movimiento revolucionario por la fuerza de
Piñeiro, Neptali R. Soto, Arnulfo Cruz, las armas, solamente arrasando poblado- -

Federico D. Mandujano, Lucio Truji- nes enteras, y es muy fácil la pacificación,

11o, Federico Mandujano (hijo), Felipe accediendo a las justísimas reclamaciones


Estrada, Rafael Solís, (hijo), Onofre de los pueblos, desatendidas hasta hoy.
Díaz, Francisco S. Rincón, Eligió F. En Chiapas han cambiado Legislaturas^
Guillen, Maclovio Utrilla, Samuel Cas- Gobernadores, Secretarios de Gobierno,
tro, Manuel M. Mazariegos, Cristóbal sin que baste la renovación de personas pa-
Cancino, Héctor Trejo, Feliciano Villa- ra curar ttuestros males; la gangrena del
fuerte. caciquismo sigue invadiendo nuestro or-
ganismo social. Los caciques de Tuxtla,
Ei contenido de los los gérmenes del antiguo régimen dicta-
Causa verda- manifiestos anteriores torial, los perversos elementos de los
dera del pro- ^^j^ ^^^ ^ conocer los Castillo-Rabasa se imponen a cualquier
nunciatnien-
motivos ficticios, con- personal oficial para convertirlo en ins-
to.
vencionales y aparen- trumento y seguir así explotando al Es-
tes del pronunciamiento, pues el verda- tado y oprimiendo al pueblo. El mal,
— 47

pues, está en Tuxtla, en el medio eii que debe el Estado de Chiapas el no haber
residen los poderes y es necesario sacarlos tenido elhonor de empuñar las armas en
de Tuxtla para dar ftueva orientación a la contra de la dictadura.
política, pasándolos a cualquiera otra 2^ —Según los manifiestos del Jefe de
parte, emancipándolos de la tutela tux- las Armas rebeldes, el XXVI Congreso
tleca; sólo así podrán los pueblos disfru- del Estado fué espúreo por su origen de
tar de garantías y gozar de alguna liber- consigna dictatorial 3' por lo tanto espú-
tad política; ésta es la justa demanda, reos fueron también los nombramientos
la legítima aspiración de todo Chiapas.» de los Gobernadores interinos Manuel de
Trejo y Reinaldo Gordillo León. En
El artículo anterior cam.bio nombramiento
el del doctor Poli-
Rectificacio- ^^^^ tomado del perió- carpo Rueda, hecho por el mismo Con-
nes necesa-
rias.
dico La Libertad del greso, es para los cristobalenses muy
Sufragio, que se publi- legítimo. Resulta ilógico aceptar esta
ca en San Cristóbal de las Casas bajo la teoría, pues el recto criterio indica clara-
dirección efectiva del licenciado Jesús mente que teniendo los nombramientos
Martínez Rojas. Este periódico fué el de los tres gobernantes citados el mis-
órgano de la rebelión y su director el mo origen, resultan igualmente espúreos
alma de la política cristobalense. Como o igualmente legítimos.
tanto los manifiestos del señor Juan Es- 3^ — Nadie que esté enterado de la po-
pinosa Torres, como el artículo del licen- lítica chiapense puede admitir como cau-
ciado Martínez Rojas contienen afirma- sa principal o siquiera secundaria de la
ciones inexactas que más tarde pueden rebelión, el tan traído y llevado rabasis-
falsear los hechos, es un deber ineludi- mo. Porque de ser esto cierto los cristo-
ble de conciencia y de honradez, hacer- balenses se habrían levantado en armas
les las siguientes rectificaciones: cuando el coronel Albores fué a propo-
i^ — No es ni puede ser cierto que los nerles los medios, o bien cuando el Go-
cristobalenses al rebelarse contra el Go- bierno del señor Rabasa tocaba a su fin.
bierno del Estado, legalmente constituí- Tal parece que los cristobalenses estaban
do, lo hicieran por abolir el antiguo ré- satisfechos con el Gobierno del señor
gimen ni mucho menos por implantar los Rabasa, pues empuñaron las armas pre-
principios revolucionarios, pues todo el cisamente cuando don Ramón ya no era
mundo sabe que cuando en 1910 el coro- Gobernador.
nel don Miguel Albores llegó a San Cris- —
Los sesenta mil pesos que decretó
4?^

tóbal de las Casas en busca de patriotas elCongreso para la creación y sosteni-


que secundaran el movimiento armado miento del batallón de voluntarios Hijos
del Norte de la República, no sólo no en- de Tuxtla, no fué para luchar con un
contró quien le siguiera, sino que fué enemigo fantástico, sino para garantizar
amenazado con la delación si no abando- los bienes y las vidas de la sociedad tan

naba la ciudad inmediatamente. En vis- terriblemente amenazados por las hordas


ta de tan terrible amenaza el coronel que encabezaban los malos hijos de San
Albores abandonó en el acto la ciudad Cristóbal. Primero los cristobalenses
de San Cristóbal y se dirigió a Centro desconocieron al gobierno legítimo y
América a reclutar mexicanos expatria- después fué cuando se armaron los tux-
dos; al llegar a la ciudad de Guatemala tlecos.
fué descubierto y hecho prisionero. En 5^ —
El señor J. Emilio Grajales, que
gran parte a San Cristóbal de las Casas siendo Jefe Político del Departamento de

Chiapa, fué electo Diputado, no tomó fueron el rabasismo y el castillismo. A


asiento en la Cámara como se asegura en continuación se inserta la entrevista que
los manifiestos: se declaró nula su elec- el licenciado Rivera Gordillo concedió a
ción. La legalidad de las demás eleccio- la prensa el i8 de Septiembre y las car-
nes de Diputados, se apreciará en los tas que en defensa propia publicaron los

informes rendidos por las comisiones señores licenciados Víctor Manuel Casti-
revisoras. llo v Emilio Rabasa.
6^ — El Congreso del Estado no permi-
tió que el doctor Rueda volviera a encar- «No hay guerra de
garse del poder, no por obedecer consig- Entrevista castas; es falso que se
nas, sino porque dicho señor había con-
Con el Lie.
prepare una revolución
Rivera
traído con los cristobalenses el compro- Gordillo. en Chiapas. Son ma-
miso de imponer la candidatura del li- niobras de los científi-
cenciado José Antonio Rivera Gordillo. cos que tratan de sacar un candidato que
7? —
No es exacto que los tuxtlecos pre- les siga favoreciendo. El peligro que se"

tendieran imponer la candidatura del ge- ñala el periódico que ha dado tan falsa
neral Reyes para Presidente de la Repú- noticia, no existe.

blica; cuando llegó el día de elecciones


todos los ciudadanos chiapenses votaron «El origen de este
por el señor Madero. El general Reyes
Tuxtla y San movimiento,— dice el se-
Cristóbal. _ ,. . , t^.
tuvo al principio algunos simpatizadores ñor licenciado Rivera,
en Tuxtla lo mismo que los tuvo en San no es otro sino que los rabasistas ó cientí-
Cristóbal, según podrá verse en la carta ficos se habían posesionado de Tuxtla y
del señor Rubén Culebro, que se publica la habían hecho florecer para medrar a

en este libro. costa de todo el Estado.


8^ — Los hechos demostraron de mane- »E1 señor Rabasa, al llegara San Cris-
ra elocuente que no todo el Estado, pero tóbal Las Casas, antigua capital de Chia-

que ni siquiera la mitad, estuvo departe pas, tuvo un disgusto con la sociedad de .

de la rebelión cristobalense, como lo ase- esta población, y por tal motivo decidió
gura enfáticamente el periódico del li- que fuera la capital del Estado Tuxtla,
cenciado Martínez Rojas. donde él podía medrar con gran facili-
g^ —
El triunfo de las armas del Go- dad, en bien propio y en el de sus ami-
bierno legalmente constituido probó que gos. De éstos citaré á ustedes a un tal
la rebelión sí podía ser dominada por Raneé y a un tal Cueto, que prospera-
medio de la fuerza. ron a la sombra de Rabasa y se enrique-

lo^ El sentido común indica que el cieron.
bienestar de Chiapas no estriba en que el »Como se trataba de destruir la pros-
Gobierno resida en Tuxtla o en San peridad de San Cristóbal, principió el
Cristóbal, sino en que los gobernantes Sr. Rabasa a dar á esta población todo
sean cultos, justos y honrados. el sobrante de las rentas ya quitar a San
Cristóbal cuanto podría hacerla prós-
También el señor \\- pera.
Oos Cartas cenciado José Antonio »Pero la mayoría del Estado de Chia-
sobre Rivera Gordillo y el se- pas no vio con buenos ojos esto y por eso
el mismo ~ -Mf-
norMmistro a
de n u
Gober-
.

pretende ahora sacudir el yugo científico


„ „^_
asunto.
nación aseguraron que de los rabasistas y establecer la capital

las causas de la revolución en Chiapas en San Cristóbal Las Casas.


49
-

<Los señores Víctor son maderistas el señor Querido Moheno


El punto po- Manuel Castillo v los y sus compañeros, que sólo pretenden
litico. , . . ,^' .

rabasistas, cientincosde sorprender al señor Madero, y que sólo


malos antecedentes, pretenten sorprender se animan por el despecho.
al Gobierno con las noticias que se han »Tengo la seguridad de que al llegar
publicado hoy, y hacer que les dejen co- el señor Gobernador Rueda a Chiapas
mo Gobernador del Estado de Chiapasa quedará solucionado el conflicto.
Rovelo Arguello, con lo que quedarán en »Como un canard, repitió el señor li-

disposibilidad de hacer fraudes en las cenciado Rivera G. debe calificarse la


elecciones y sacar al candidato que quie- noticia de El Imparcial-, pero como un
ren, esdecir, al Sr. Reinaldo Gordillo canard lanzado por el despecho y la ma-
León, enemigo personal mío y de pési- levolencia.»
mos antecedentes.
»Los señores licenciado Víctor Manuel «México a 19 de Sep-
Castillo y sus compañeros, no sólo han
Carta del Lie.
tiembre de 191 1.
Castillo.
tratado de postular al señor ingeniero Sr. Director de El
Gordillo, sino también a un científico de Imparcial:
pésimos antecedentes, y que trata de ha- Presente.
cerse pasar como maderista, el señor li- Muyseñor mío y amigo: Con motivo
cenciado Querido Moheno, que siempre de un reportazgo dado a El Heraldo Me-
se ha dicho tabasqueño y que hasta ahora xicano ayer por el señor Lie. José Anto-
se acuerda que es de Chiapas. nio Rivera G. y extractado en la prensa
*E1 objeto de los científicos es, pues, de hoy, sobre la cuestión de Chiapas, en
elevar á un enemigo mío, pues compren- el que me hace aparecer como indirecta-

den que con migo no medrarían. mente responsable de los últimos desór-
denes, deseo asentar los siguientes he-
«El señor Gordillo chos:
yvi contrario.
León, es un buen inge- El Sr. Rivera G. es candidato al Go-
niero, pero siempre ha dado pruebas de bierno de aquel Estado. Yo no acepté la
odiarme. En una ocasión me asaltó con candidatura que varios amigos me ofre-
pistola en mano^ porque decía que yo ha- cieron. Nadie me postula.
bía escrito en la prensa sobre un milagro Los que se han levantado en armas
que él, ateo y liberal, había fabricado contra el Gobierno interino del Sr. Ro-
para engañar á los indios. Ese milagro lo velo son los partidarios del señor Ri-
tuvo que deshacer el señor Gordillo vera G.
León. El Sr. Rovelo fué nombrado Goberna-
»A1 servir ahora a los científicos, es un dor interino con asentimiento del señor
científico el señor Gordillo. Rivera G. y mío, sin haber sido de nin-
»E1 problema que tanto ha alarmado al guno de los dos la idea de sugerir tal
público y que £
¿ Imparcia/ Uama. guerra nombramiento.
de castas, es sólo debido a que el señor El Sr, Rovelo sustituyó al Sr. D. Po-
Director de ^/ Impar cial chiapaneco se licarpo Rueda.
ha prestado a las intrigas de Víctor Ma- Este señor, en carta que conservo en
nuel Castillo. mi poder, dirigida aun amigo mío, cuan-
»No hay tal guerra de castas. Es falso do estaba en funciones de Gobernador,
eso. No son revolucionarios los que se dice lo siguiente:
dice se han levantado en armas, como no «He pensado prorrogar las elecciones
4
— - i

- 50 —
de Gobernador, porque apenas se podrán Los pronunciados han llegado en nú-,
hacer las de Diputados, Magistrados, mero considerable a las cercanías de'
Presidente y Vicepresidente en medio de Tuxtla Gutiérrez. Se han verificado al-
esta bola, y cuando esté más en calma, gunas escaramuzas, ha habido muertos |

que haya pasado esta baraúnda será la y heridos, y el peligro ha sido tan serio!
de Gobernador, habiendo tiempo para que todas las familias han abandonado;
que se prepare el terreno en su favor, la ciudad y solamente están los defenso-,
pues hoy entre este maremagnum no tie- res del Gobierno constituido. '

ne usted nada que pueda hacerlo surgir, Tengo los comprobantes de todos estos

y todos los elementos contrarios desenca- asertos. 1

denados harán fracasar las cosas. Por lo Mucho más podría decir, pero sola-¡
Pronto hay que hacer ciertas concesiones mente lo haré si fuese necesario. i

para que elijan sus diputados. Yo he En la cuestión de residencia de lospo-í.:


procurado que tres salga?! míos en absoluto, deres, que ha sido la manzana de la dis-ji

para que siempre tengamos mayoría en los cordia y que ha servido de pretexto a los
asuntos que nos convengan. Aquí se han ambiciosos 5' agitadores, he sido y soy
asustado porque he puesto algunos jefes neutral. Tan querida es para mí unaciu-,)
Coletos; no comprenden que aunque esto dad como la otra. |

sea así, es por política _vque la mayoría, De usted afmo. amigo y atto. s. s. — ii

con el plan indicado, siempre estará de Víctor Manuel Castillo.'»

nuestra parte en el Congreso, P. Rueda.


Rúbrica». «México, Septiembre
He- Carta del Lie 19 de 191
El mismo señor, en reportazgo al '
1.
Rabasa. I

raldo del día 8 del actual, 2? edición, di- Sr. Director del He-
ce lo siguiente: raldo Mexicano. i

«En mi ausencia se hicieron las elec- Ciudad.


I
ciones de Diputados que naturalmente Muy señor mío: Mientras la existencia!
fueron ilegítimas y fraudulentas, por lo del partido rabasista en Chiapas ha sidoj)

que a mi llegada, según acuerdo del señor sólo invención y pretexto para usos dej
Presidente, Por último,
serán repetidas. política local por parte de algunas perso-|

nos informó... que que tenía mayores


el ñas interesadas en los disturbios del
probabilidades de salir electo Gobernador aquel Estado, no he hecho caso alguno.|
es el seilor Lie. Antonio Rivera G." También he guardado silencio y lo segui;í

La sedición en San Cristóbal Las Ca- ré guardando respecto a las calumniaíi


sas tiene por motivo aparente la ilegiti- con qne se pretende ofenderme, porquei
midad de las elecciones de diputados por tengo la conciencia de que de mi gobier-f
fraudes cometidos, no en ese Departa- no en Chiapas, la sociedad formó desde
mento, sino en otros que no han secun- hace tiempo un juicio, y tiene un concepi
dado, que yo sepa, el movimiento. to que no ha de modificarse fácilmente

Los indios y sus instigadores salieron Pero cuando el señor Secretario de Go ¡i

de aquella ciudad sobre la de Tuxtla Gu- bernación ha dicho a un repórter del He\
tiérrez el mismo día que don Policarpo raido que los disturbios de Chiapas prof
Rueda de esta capital. ElSr. Rivera G. ceden de manejos de \osrabasistaSy nece-i;
y otro amigo suj^o fueron los únicos sito declarar que no existe en el Estadcj

acompañantes chiapanecos del Sr. Rue- tal partido, y que ni el ex-Gobernadoif

da a la Estación de Buenavista para des- de Chiapas, D. Ramón Rabasa ni yo te ,

pedirlo. nemos participación en la política local,!


. —
— 5í

ni mucho menos éñ desordenes cin^ó ori- por plebiscito, o por votación de la Le-
gen es bien conocido en todo el Estado >' gislatura, serácómo debe resolverse, sih
en las esferas del Gobierno del Centro. agravio de ninguna población, directa o
El señor Secretario de Gobernación indirectamente interesada."
está en un error que no debo autorizar Respecto al licenciado Timoteo Flores
con mi silencio, y ello me obliga a dis- Ruíz, es oportuno intercalar aquí el jui-

traer a usted, señor Director, rogándole cio que acerca de él hace //;/ viejo liberal
ha^'a publicar en el diario que dignamen- (licenciado don Virgilio Grajales) en
te dirige, las presentes líneas. un folleto que procedente de la capi-
Anticipo a usted mis agradecimientos tal de la República llegó ayer a esta

y me subscribo su atto. s. s. Emilio ciudad. Dice así: «En este informe el li-
Rabasa cenciado Timoteo Flores Ruíz, se revela
un hombre sensato que tiene conciencia
De los informes que
Deducciones ^ petición del general
de que la manera de solucionar los con^
lógicas. j T5 flictos surgidos en San Cristóbal, está
Eduardo Faz escribie- i

muy lejos de ser la que siguieron sus con-


ron los señores Licenciado Timoteo Flo-
terráneos. En cambio, allí donde su per-
res Ruíz y Manuel Fineda, también se
sona no se destaca, oculto acaso entre las
deduce que el motivo único en la
tan sonado
sombras de alguna sacristía, es el men-
revolución chiapense fué el
tor de los cabecillas revoltosos, hace causa
cambio de los poderes a la ciudad de San
común con ellos, los asesora, redacta los
Cristóbal. A continuación se insertan los
partes en que se adultera la verdad de los
puntos principales de dichos informes:
excesos cometidos en Acala, y en una pa-
" Ha sucedido e n labra, no está ni a un centesimo de milí-
Informe del Chiapas lo que natural- metro a mavor nivel moral de ''''Pajarito''' .-
Lie. Flores
Ruíz. mente ocurrió en toda
la República, esto es, «En Diciembre del
que al separarse al impulso de la revolu-
Informe del ^-^ ¿^ ^g^^^ ^^^^^ ¡^
señor Pi-
ción nacional el señor general Díaz y los
neda. primera ht ^ .
Magistratura
Gobernadores de. los Estados, se abrió del Estado el señor li-

una lucha fiera y tenaz entre las Legisla- cenciado Emilio Rabasa: y éste con pre-
turas y sus allegados, que por instinto de textos fútiles y por un golpe de mano,
conservación, de egoísmo y de inanidad, levantó los poderes públicos del Estado
anhelan resurgir y continuar en el poder, de su Capital efectiva, San Cristóbal Las
y la poderosa aspiración de los que, an- Casas, y los transladó a Tuxtla Gutié-
tes oprimidos, suspiran por su libertad, rrez. Es de advertir que este procedi~
por ideales quizás utópicos, pero de em- miento sólo se ha efectuado cuando por
puje irresistible y hasta por ambiciones y verdadera desgracia el Poder Ejecutivo
pretensiones que se alejan del patriotismo, se ha depositado en manos de persona
pero que son otras tantas fuerzas antagó- tuxtleca. En el año de 1833 que fué Go-
nicas del continuismo. bernador el señor Joaquín Miguel Gutié-
La cuestión de residencia de poderes, rrez, oriundo de aquella ciudad, transla-
aunque algunos le dan mucha importan- dó temporalmente a ella los Foderes públi-
cia, no debe resolverse en época de tran- cos del Estado, y estuvieron allí hasta que
sición, como la presente, sino cuando el el general Manuel Gil Férez, los volvió
gobierno se halle constituido democráti- a su capital. En el año de 1862, el Go-
camente, porque en esa forma, ya sea bernador José Gabriel Esquinca, oriundo
— 52 -

de Tuxtla, llevó los Poderes a Tuxtla, a que por ser lucrativos, los tenedores de
donde permanecieron hasta que el gene- ellos hacen esfuerzos inauditos por con-

ral José Pantaleón Domínguez los volvió servarlos; el elemento Tuxtleco Rabasis-
a su capital el año de 1872; y en el año ta cuenta con el Poder Público, y sobre
de 1892, el Gobernador licenciado Emi- todo, con el Congreso, que está imificado
lio Rabasa, oriundo de Ocozocoautla, con él y le sirve admirablemente, quitan-
Departamento de Tuxtla, como ya indi- do y poniendo al gusto Gobernadores;
camos, transladó allá los poderes públi- cuenta con las armas del Estado; }', últi-
cos y hasta hoy no han vuelto a su capi- mamente, ya cuenta con el Congreso Na-
tal efectiva; únicos gobernantes a quienes cional, con el Senado, á fuerza de calum-
ha ocurrido la idea peregrina de concep- nias é intrigas de mala ley; y con los ele-
tuar como Capital a Tuxtla^ no obstante mentos tan potentes, nuestra acción es
que San Cristóbal Las Casas, desde su insignificante....
fundación (31 de Marzo de 1528) hasta Para concluir diremos: que mientras la

la radicación de los poderes en Tuxtla estancia de los Poderes Públicos del Es-
(11 de Agosto de 1892) a ningún gober- tado SEA EN TUXTLA, ES INÚTIL
nante había ocurrido sacarlos de su capi- TODA TENTATIVA DE BUEN GO-
tal efectiva para llevarlos a un extremo BIERNO, tanto porque la atmósfera po-
del Estado, con inmenso perjuicio de to- líticade Tuxtla está viciada y contamina
dos sus habitantes. a cualquier elemento que se le acerque,
El procedimiento de Rabasa causó pro- como porque estando Tuxtla en el extre-
fundo disgusto a todos los habitantes del mo Occidente del Estado, siendo el terri-

Estado, y no se hicieron gestiones oficia- torio de éste tan extenso y escabroso, ca-
les enérgicas en su oportunidad, dado el reciendo de vías de comunicación y care-
«SIC VOLÓ SIC LLUVEO» del General ciendo también Tuxtla de los elementos
Díaz. Radicados los Poderes Públicos del más comunes de vida, es inconveniente
Estado en Tuxtla, Rabasa cambió el or- é inútil la estancia de los Poderes en ella,,

den administrativo y hacendario del Es- porque solo Tuxtla se beneficia, quedan-
tado, encaminándolo á sus intereses y do en completo abandono y postracióa
miras particulares. El elemento Rabasis- retrógrada todo el Estado, como ha per-

ta encarnó en los habitantes de Tuxtla, manecido durante la época de veinte


se infiltró en todo el orden administrativo años, que los Poderes existen en aquella
del Estado, ocupando todos los empleos ciudad.»
públicos del mismo, desde los más eleva-
dos hasta los ínfimos con tolerancia ab- Para terminar este
El \
soluta para explotarlos sin consideración, capítulo es oportuno de
principalmente los que han tenido anti-
Coman d ante cir algunas palabras,
gencia inmediata con la clase indígena, acerca de quién es el señor Juan Espi-
de modo que
se ha hecho vauy difícil ex- nosa Torres, Comandante militar y Jefe-
tirpar del Estado de Chiapas el elemento de las armas insurrectas que con tanta
Rabasista que lo corroe. ligereza y no menos arrogancia pidió la.
Desde que se efectuó el nuevo orden rendición de la capital del Estado el 3 de-
político, mil medios hemos empleado pa- Julio y firmó los manifiestos del 14 de-.
ra combatir el antiguo régimen, pero en- Septiembre, escritos, según se asegura,
contramos grande dificultad, debido a por el licenciado Timoteo Plores Ruiz..
que el elemento indicado está esparcido El Juan Espinosa Torres, Coman-
Sr.
en todos los empleos públicos del Estado, dante¿^militar y Jefe de las armas cristo--
53

balenses, es originario del Estado de Mi- que en buena lógica


tos militares, por lo
choacán; está radicado en San Cristóbal se puede deducir que lo mismo que el se-
de Las Casas desde hace muchos años, ñor Pineda, no fué él el director efecti-
donde se ha dedicado al comercio con po- vo del movimiento revolucionario, sino
co éxito. Es de avanzada edad, de esca- únicamente instrumento de otras per-
sa ilustración y de ningunos conocimien- sonas.

CAPÍTULO VII

EL CLERO

El clero que última- Carlos a su hermano don Anteró, fecha 23


El señor
mente ha estado ame- de Septiembre último, la que dice: «Los
Obispo.
nazando al país y que trabajos que hoy están pendientes son:
bomo pulpo monstruoso pretende aprisio- telegramas del Obispo, de Rau y de las
narlo entre sus múltiples tentáculos, qui- señoras de aquí pidiéndose declare en es-
so imponerse en Chiapas para establecer tado de sitio el Estado y que se nombre
el predominio absoluto de su religión. El un Gobernador provisional con RESI-
partido liberal, por su parte, se aprestó a DENCIA FUERADE TUXTLA..>; son
la lucha y con bríos dignos de encomio los periódicos propiedad del señor Obispo
rechazó las pretensiones de los clericales. impresos también en talleres de su pro-
En los momentos de mayor excitación piedad, los que reprodujeron con ardor
política, el nombre del señor Obispo voló dichas cartas, sin desmentir en lo absolu-
por doquiera entre las columnas de los to el concepto transcrito yfomentaron el
periódicos, á grado tal, que la opinión odio y la animadversión hacia Tuxtla y los
pública llegó á señalarle como uno de los que no adulan al señor Orozco; es el tes-
principales directores de la insurrección. timonio de muchos partidarios de éste,
Según un párrafo del folleto escrito los demás, de oído en
que para alentar a
por el Lie. Grajales, a que antes se hi- oído, siempre afirmaronque contaban con
zo mención, son pruebas de esta creen- elapoyo moral y material del prelado; es
cia: «La actitud nada escrupulosa del pre- un cura que empuña el arma fratricida en
lado y la actividad que desplegó para re- Acala, con satisfacción del señor Orozco,
clutar indios por medio de sus agentes ya que ignoramos se le ha3'a impuesto co-
que todos conocen; es el estandarte con la rrección alguna de las que establece la
imagen guadalupana que otorgó a los re- rigurosa disciplina eclesiástica; son los
beldes en la plaza de Guadalupe, en San amigos del expresado señor, provocadores
Cristóbal Las Casas; es el hecho de que de acontecimientos que siempre recorda-
don Manuel Pineda, por quien el prelado remos con vergüenza y con tristeza, los
influyó sin descanso, aunque sin éxito, cer- que no habrían vacilado en prescindir de
ca del general Díaz, para hacerlo Gober- sus propósitos con sólo que su ilustrísima
nador de Chiapas, resultara «Gobernador hubiera fruncido el ceño, como lo frun-

provisional», en un saínete que más tarde ció para que esos señores se precipita-
habría de ser trágico; es la carta de don ran a obsequiarle el importe no despre-
— 54

encontrado la situación de esta población


envuelta en una excitación terrible, que
puede compararse a una conflagración ge-
aeral que va tomando cada día mayor
in-

cremento, debido a la cuestión de la tras-

lación de los poderes, que les preocupa, co-


mo móvil de todos sus actos, a grandes y

pequeños, sin que se pueda de ninguna


manera apagar. Como se trata del pueblo,

a quien se ha comparado a una


fiera,

comprenderá en semejantes casos no va-


ni nada.
len consejos ni amonestaciones
Por que estando yo preocupado como
lo
ministro de Paz por todos estos antece-
dentes, que pueden traer consecuencias
general
funestas en una excitación tan
ánimos de todos á los ex
que impulsa los
de mi deber hacerl
tremos, he creído
presente a usted no sólo por lo que me
Su lima. Francisco Orozco y Jiménez,
interesa su bien particular, dada la gran-
Obispo de Chiapas.
de estimación que le profeso, sino por el
bien común de todo ese vecindario, cuya
ciable, de unas acciones que poseían en suerte y bienestar me preocupa demasia-
cierta empresa industrial de San Cristó-
bal. Son éstos y otros muchos que huel-
ga precisar, los hechos que fundaron en
la conciencia del pueblo chiapaneco, el

convencimiento de la funesta participa-


ción,que el señor Orozco y Jiménez
tomara en las luchas políticas habidas re-
cientemente en Chiapas.»

También son prue-


Pruebas.
bas irrefutables de la
complicidad del señor Obispo en la rebe-
lión, la carta y el telegrama que ensegui-
da se copian:

S. C. L. C, Junio
Carta al Dr.
291 1,
Burg-uete.
Sr. Dr. Ponciano
Burguete.

Tuxtla Gutiérrez,

Muy apreciable señor y fino amigo:


Keparto de medallas á los chamulas en el
Al llegar aquí de regreso de mi visita
<Jel Salto de Agua, hace tres días, me he
templo de Guadalupe.
— — ,

- 55
--

do para que en conocimiento de los males flagración general, que vatomando cada
que amenazan de aquí para allá, tenién- día más incremento, sin que se pueda de
dolo en cuenta, tomen las medidas que ninguna manera apagar. Que para el pue-
indique la prudencia, tratando de poner blo, a quien se ha comparado a una fie-
a salvo sus personas y sus intereses. La ra, no valen consejos, ni amonestaciones
situación deben ustedes conocerla en toda ninada, y que en vista de los males que
su realidad, por las noticias 3^ notificacio- amenazan de aquí para allá, pongan a
nes que les han estado llegando. salvo sus personas y sus intereses.
/wi tal caso lo faculto a usted para que Diez días después y cuando la prensa
les insinúe si lo cree conveniente estas local y la metropolitana empezaron a se-
medidas de prudencia a demás veci-
los ñalar al señor Obispo como uno de los
nos, quienes verán en esto mi solicitud cabecillas intelectuales de la sedición, se
por su bien y por evitar males a esa ciu- apresuró a enviarel telegrama que está

dad que tanto amo, como es mi deber. dirigido alCura Párroco de Tuxtla, pi-
Soy de usted su afmo. y viejo amigo, diéndole que tranquilizara los ánimos.
que le aprecia y envía recuerdos á toda Decíale que gente mal intencionada en-
su apreciable familia. Francisco, Obis- cargábase de propagar siniestras noti-
po de Chiapas, — Rúbrica.» cias y asegurar calumnias enteramente
infundadas. Nohabrá nada — agrebaba —
De San Cristóbal Las por mi parte haré cuanto pueda.
Telegrama ^^^^^ ^j ^ ¿^ j^jj^ ¿^
al párroco ¿Qué me-
calificativo
de Tuxtía. ^^"•
Conducta rece el señor Obispo an-
Señor Cura Párroco censurable.
don Tomás Tornero. te esas contradiciones
manifiestas? ¿quién es el mal intenciona-
Tuxtla Gutiérrez. do? ¿quién propagador de noticias si-
el

niestras? ¿quién el calumniador? ¿quién


Urgente.
el que por medio de la sorpresa y el te-
Conviene tranquilice ánimos de esa rror pretendió que los tuxtlecos abando-
ciudad. Gente mal intencionada encárga- naran sus hogares para que las hordas
se propagar siniestras noticias y asegurar chamulas sin ninguna resistencia ni peli-
calumnias enteramente infundadas. Ase- gro los redujeran a cenizas? ¿Guien el
gúrele también ánimos hostiles apacigua- que asegura primero que la Revolución
dos. Xo habrá nada. Tranquilísense. Por es implacable y después garantiza enfáti-
mi parte haré cuanto pueda. Francisco ca y rotundamente que no habrá nada?
Orozco y Jime'nez. ¿Quién el que asegura que el pueblo-fiera
no oye consejos ni amonestaciones y des-
La intervención del pués promete hacer cuanto pueda?
Contradiccio- señor
- rw.-
Obispo en ^
los El que tenga aunque sea una ligera
nes mam- ,, .
,

fiestas asuntos políticos de noción de la ferocidad salvaje de los


Chiapas queda plena- chamulas, comprenderá cuan grande es
mente manifiesta si se examina con dete- la responsabilidad que pesa sobre el se-
nimiento el contenido de los documentos ñor Obispo, por no haber cumplido con
preinsertos. En efecto, en la carta de fe- su sagrada misión de paz y de concordia.
cha 29 de Junio dice el señor Obispo que Los comentarios a que da lugar su cen-
en San Cristóbal existe una excitación te- surable conducta, quedan sujetos al rec-
rrible que puede compararse a una con- to criterio del lector.
- 56

CAPITULO VIII

COMO SE ORGANIZO LA REVOLUCIÓN

En todos los Munici- vas incultas de Chiapas, tomó parte muy


Prelimina-
pios del Departamento activa el indígena conocido con el mote
res.
de Las Casas, los Pre- de Pajarito, a quien en premio de sus
sidentes Municipales levantaron á los in- servicios, se le concedió el grado de ge-
dios dicie'ndoles que si iban a Tuxtla y neral y se le confirió el mando de parte
trasladaban la mesa de los Poderes, no de las hordas chamulas.
pagarían contribuciones y se les reparti-
rían muchas tierras. Mediante este enga- Cuando los semi-sal-
ño, el reclutamiento fué fácil,
Asesinatos.
y los in- vajes, que ignoran lo
dios, formados en hileras de varios cien- que es democracia y Plan de San Luis,

tos, entraban a San Cristóbal diariamen- estuvieron provistos de cántaros con tre-
te donde eran armados con escopetas, mentina, de redes pictóricas de bombas
machetes y lanzas. de dinamita y de agudas y filosas lanzas,
El total de los sublevados, incluyendo fueron a ocupar el pueblo de Ixtapa, en
los batallones Juárez y Las Casas, for- donde bajo las órdenes de los señores
mados por cristobalenses, pasaban de Abraham y Pomposo Aguilar, establecie-
ocho mil. ron su cuartel general. Tan luego como
los indios entraron a dicha población,
En el reclutamiento asesinaron a los señores Francisco Lié-
Pajarito.
de chamulas y de los vano, Síndico del Ayuntamiento y Moisés
demás parias que vegetan entre las sel- Espinosa, Regidor primero.

— 57

La plaza de Ixtapa ción al Gobierno provicional que a reci-


Irrupción de ¿^ guarnecida con de en San Cristóbal Las Casas adi-
las hordas. •, ,• r
mu ,
- ,
indios y el resto lue riéndose á el para pedirle en bien de la
enviado a Chicoasén, Copainalá, Tecpa- conveniencia publica sea esta Suidad la
tán, Acala, Chiapilla, San Bartolomé y capital y residencia en los poderes del
La Concordia, lugares indefensos que fue- Estado. Lá idea fué acojida con entu-
ron tomados sin disparar ni un cartucho. siasmo por toda la corporación Munici-
pal, quienes pidieron se á cuerde, sé
Los habitantes del mande compusar copia de la presente
Los insurrec- pueblo de Soyaló, indí- Acta para enviarla al Centro directi-
tos de So-
genas todos, se levan- vo de San Cristóbal Las Casas, para
yaló.
taron en armas capita- que este jestione ante quien correspon-
neados por el cristobalense Juan Gonzá- de los deseos de la Corporación. I
lez, quienes marcha- resultando por oy
ron a Ixtapa a ponerse no aber otro asunto
a las órdenes de los de que tratarse, seda
jefes principales. Al por terminada la pre-
día siguiente regresa- sente Seción con la^

ron a Soyaló en com- misma á sistencia. El


pleto estado de ebrie- -P. M. Narciso Gordt-
dad, gritando vivas llo. Rúbrica. — Secre-
al obispo. Cometieron tario, Caries Domín-
varias depredaciones guez D. Rúbrica.
entre las que se cuen- Herlindo Padilla, Eze-
ta el incendio de cua- quiel Velasco, Clemente
tro casas. Domingíiez. Rúbri-
cas.
Adhesión de
Chiapilla. Orden de su-
misión.
Chiapilla, pueble-
"Pajarito",
cito perteneciente al Jefe de los indios rebeldes El Gobierno provi-
Departamento de sional cristobalense
Chiapa, que se encuentra situado en la aceptó con júbilo la adhesión no del
margen derecha del Grijalva, doce kiló- pueblo de Chiapilla, pues éste no fué
metros al Sur de Acala, se adhirió al mo- consultado, sino de la Corporación Mu-
vimiento rebelde de San Cristóbal, el nue- nicipal y acto continuo le transcribió
ve de julio, según puede verse en la por la vía telefónica este mensaje: "De
siguiente acta: «Seción extraordinaria del
San Cristóbal el 13 de Julio de 191 1.
día nueve de Julio de mil novecientos on-
Recibido en Chiapilla a y 20 p. m. las 6
ce, celebrada bajo la precidencia del Señor

Don Narsiso Gordillo aviendo dado cuen-


— Señor Presidente Municipal. Estando
constituido el Gobierno provisional y
ta la Secretaría con la acta de la Seción
anterior, fue aprobada sin discución acto
ese Municipio dependiente de este Go-
segido tomo la palabra el Regidor, Her- bierno, debe estar sometido en todo has-

lindo Padilla, y dijo que el Ayuntamien- ta nueva orden. —El Secretario General,
to diera una prueba de respeto y su mi- Ruiz.
- 5»

Los caciques de los para que me la remita, si me hace el


Propaganda pueblos de Acala, Chia- servicio, al señor Licenciado J. Martínez
sediciosa.
pilla y otros, de acuer- Rojas, y tres manifiestos tricolores para
do con el licenciado Jesús Martínez Ro- que se sirva fijarlos en los lugares más
j^s, hicieron activa propaganda sedicio- públicos de esa población para conoci-
sa según puede verse en el contenido de miento de los simpáticos ciudadanos de
la siguiente carta: "Acala, Agosto 6 de ese Municipio.
191 1. — Señor don Narciso Gordillo. Quedando agradecido me subscribo
Chiapilla. Estimado compañero y ami- como su affmo. y atto. S, S. .

go. Por acuerdo de este Club, tengo el

gusto de adjuntarle a la presente un bo- Feliciatio 1 Ictoria. — Rúbrica.

Indígenas de diversos pueblos, que tomaron parte en la revuelta.

rrador de la protesta que nosotros de la Si desgraciadam.ente


manera más enérgica hemos hecho con- Éxodo de in
muchos indígenas in-
díg-enas.
tra el atentado del señor licenciado Juan cautos dieron oídos a
F. Zepeda que Amado R. Velázquez co- las criminales insinuaciones de malos
metió en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, consejeros y se lanzaron a la guerra,
suplicándole que una vez sacada en lim- otros por el contrario, prefirieron el des-
pio y firmada me la remita duplicada pa- tierro antes que empuñar el arma fratrici-
ra enviarlas al Presidente del Club Cen- da, y así fué como se les vio en éxodo
tral de Chiapa de Corzo. tristísimo, huir hacia las fértiles monta-
Así igualmente le adjunto una carta ñas de la Frailesca.
— 50
-

CAPÍTULO IX

PREPARATIVOS DE DEFENSA
En Tuxtla se tenían noticias ciertas de Como es costumbre
"El grito."
que el 14 de Septiembre estallaría nue- en todos los pueblos de
vamente la revolución en San Cristóbal, la República, el 15 de Septiembre en la

por lo que el batallón de voluntarios //í- noche los habitantes de Tuxtla se reunie-
jas de Tuxtla se reorganizó. ron en la plaza de armas para escuchar^
El 15 quedó confirmado el pronuncia- el grito.

miento y «n vista de tan fatal suceso, Cuando los relojes públicos dieron las
todo Tuxtla se preparó a la defensa. En once, el Gobernador salió a uno de los
igual fe¿ha un escuadrón de caballería balcones de Palacio y empuñando la in-

Escuadrón de caballería tuxtleco.

al mando de los capitanes Horacio Cule- signia de la patriavitoreó a la independen-


bro y Federico Gamboa, salió a recoger cia. A continuación se dirigió al pueblo
lascanoas que se hallaban en la margen en y elocuente discurso, invitándole
viril
derecha del Río Grande. También se para que tomara las armas y se aprestara'
comisionó a los Licenciados Benigno \ a defender el buen nombre de Chiapas
Raquel Cal y Mayor y señor Silviano el honor de sus hogares y al Gobierno le-

Palacios Z. para que al frente de sesenta gítimamente constituido; terminó con la


hombres marcharan a recoger las canoas lectura del siguiente ultimátum que había
del paso de Chicoasén. recibido desde a las seis de la tarde:


6o

«San Cristóbal L. C, el mundo entero y hago a Ud. responsa-


Ultimátum.
15 Septiembre de
de ble de las consecuencias que de su obsti-
191 1. Sr. Dn. Manuel Rovelo Arguello. nación resulten que ya
advirtiéndole
Tuxtla Gutiérrez. A la Legislatura, re- comienzo mis operaciones y dicto a mis
sultado de la farsa de elecciones verifica- tropas y a los pueblos las órdenes condu-
das últimamente, este Departamento la centes. Nos presentamos, Sr. Rovelo,
ha desconocido el día de aj'er, como á Ud. ante el tribunal de la historia.. Medite y
también que se empeña en sostenerla. respóndame. Sufragio efectivo. No re-

He sido nombrado Comandante General elección. J. Espinosa Torres.*


de esta plaza 3' de las demás del Estado El nombre del señor Juan Espinosa
que sacuden el yugo de la obediencia a Torres fué acallado con los mueras que
los falsos miembros de poderes no elegi- la multitud frenética le lanzaba poseída
dos. Cumple a mi deber acatar la voz de furiosa indignación.

, ' *-<«!)& ^7

..-,-... _-,^.. ^ \-.

El Gobernado'" Rovelo Arguello, encabezando el paseo cívico.

del pueblo que quiere orden, legalidad y La aurora de este


16 de Sep-
paz, y que se cumplan y no sean una glorioso día fué saluda-
tiembre.
sangrienta burla las promesas de la revo- da con repiques, caño-
lución triunfante que establece el sufra- nazos y alegres dianas. La banda del
gio libre y quiere que este sea ima reali- Estado, seguida del pueblo, recorrió las
dad y no un sarcasmo. En tal virtud, calles.
intimo a usted para que dentro del tér- A las diez de la mañana se efectuó el
Tiino de veinticuatro horas, después de paseo cívico, precedido por el Goberna-
ecibido este oficio, disuelva el XXVI 1 dor. Formaron en el desfile los emplea-
Congreso creación suya 3' ponga a mi dos federales, los del Estado, el batallón
iisposición esa plaza y sus armas. Caso de voluntarios y numeroso público; el
ie no hacerlo, declino toda responsabili- acto oficial se efectuó en el Altar de ¿a
iad ante el Estado, ante la Nación y ante Patria, de acuerdo con el programa pre-
— —
. '

6i

parado con anticipación. Después la con- — Por tanto mando se imprima, publique
currencia se dirigió a presenciar la ins- y circule. Dado en el Palacio de los Po-
talación de la XXVII Legislatura y a deres del Estado. Tuxtla Gutiérrez, Sep-
oír el informe que ante ella rindió el Go- tiembre 20 de 191 1. M. Revelo Arguello.
bernador. La
instalación del Congreso y T. H. Orantes, O. M. E.— Rúbricas.
la apertnra de sus sesiones fué decretada

así: Go¿>¿erno Constitucio-


Apertura de nal del . . .

sesiones.
«Gobierno. — Decreto Decreto núni. 2. —
Instalación número i. — Manuel Ro- Manuel Rovelo Arguello, Gobernador
del Congre-
Arguello, Gober-
velo interino del Estado Libre y Soberano de
so.
nador interino del Esta- Chiapas, a sus habitantes sabed: que el
do Libre y Soberano de Chiapas, a sus H. Congreso del mismo, le ha dirigido

El batallón "Hijos de Tuxtla", recorriendo las calles el día 16.

habitantes sabed: que el H. Congreso del el siguiente decreto: El XXVII Congre-


mismo ha dirigido el decreto que sigue:
le so Constitucional del Estado Libre y
El XXVII Congreso Constitucional del Soberano de Chiapas, decreta:
Estado Libre y Soberano de Chiapas, de- Artículo único. —
El XXVII Congreso
creta: —
Artículo único. El XXVII Con- Constitucional del Estado de Chiapas,
greso Constitucional del Estado de Chia- abre hoy 16 de Septiembre de mil nove-
pas, se declara legítimamente instalado. cientos once el primer período de sus se-
El Ejecutivo dispondrá se imprima, publi- siones ordinarias, en el primer año de su

que y circule. Dadoen el Salón de Sesio- ejercicio legal.
nes del H. Congreso del Estado. Tuxtla El Ejecutivo dispondrá se imprima,
Gutiérrez, Septiembre isdeipii, Her- — —
publique y circule. Dado en el Salón de
minio M. So lis, D. P. Moisés Camacho, sesiones del H. Congreso del Estado,
D. S. —
V. S. Couíiño, D. S. Rúbricas. — Tuxtla Gutiérrez, Septiembre 16 de
— 62 —
jgii. —
Herminio M. Solís, D. P. Moisés , A las doce parte de la infantería y la ar-
Camacho, D. S., S. S. Couiiño, D. S.~ tillería marchó a resguardar el puente /'«yr-
Rúbricas.» /irio Díaz y otros pasos del Rio Grande,

CAPITULO X

EL PRIiVlER ENCUENTRO

El escuadrón de caballería que al man- de Tuxtla se había ofrecido para servir


do de los capitanes Culebro y Gamboa de práctico en la expedición. Se asegura
había salido el 15 para recoger las ca- que Coello estaba en connivencia con los
noas, pernoctó frente a la Villa de Aca- sublevados para tender una emboscada a
la y al día siguiente muy temprano una los tuxtlecos, pero el poco tiempo que
comisión cruzó el río para conferenciar medió entre la salida de la caballería y el

El batallón "Hijos de Tuxtla", en marcha para el campo de batalla.

[ eon el Presidente Municipal. Concedido íitoreo, hace creer que tal cosa no es
i por la autoridad el permiso para que la cierta.

: caballería entrara a la Villa, así lo hizo Al pasar la caballería por un encajona-


: y sin detenerse marchó hacia el Paso del do fué sorprendida por los cristobalenses
;
Sabitiito donde las fuerzas cristobalenses que ocultos entre la maleza y las milpas
;
acababan de apoderarse de las canoas. en dobla, rompieron el fuego; los tuxtle-
Formaba parte de la caballería un in- cos lo correspondieron en el acto.
dividuo llamado Rafael Coello, que des- Cuand-o el tiroteo era más reñido, el
- 63 -
voluntario Próspero de la Cruz fué heri- fué necesario rematar en vista de su obs-
do en un brazo, y en una oreja Domingo tinación en hacer fueijo y no rendirse. El
Palacios. Casi al mismo tiempo dos ca- sarg^ento, que era de origen jalisciense,
ballos cayeron atravesados por las balas; murió con valentía.

Artillería para defender el puente "Porfirio Díaz".

•^y

#5ÍI'€RI?A^^B0'il^ CÁCATE
*^

4UV&PIC*

:"""
^'- J.ASCASAS %
ACALA"
r ^'
XrilAPlUA V.
^'--»> J^o,

ÜJwliZ
Entre Acala y Chiapilla fué el primer encuentro.

uno de ellos pertenecía al subteniente Se distinguieron en el encuentro los


Rafael Trujillo. hermanos Conrado y Próspero de la Cruz,
El tiroteo se sostuvo por ambas partes ™-
. . . . . .
Dommgo ü
T^
Palacios i

y Pauhno
t-> i- o .'
Solis.
t-i
El
durante veintiocho minutos, dejando los
parte relativo que rindió el capitán Cu-
sublevados al batirse en retirada, dos sol-
dados muertos y un sargento herido que lebro es el siguiente:
64

<C. Gobernador del El fuego se sostuvo por ambas partes


Parte Estado. durante veintiocho minutos, siendo de-
del encuento.
Tuxtla Gutiérrez. rrotado el enemigo, que dejó dos muer-
Tengo honor de poner en conoci-
el tos y varios heridos, un fusil, 40 cartu-
miento de usted que hoy á las diez a. m. chos de 7 m/m, un marrazo y una cartu-
en el lugar donde se unen los caminos de chera; por nuestra parte tuvimos dos sol-
Acala y Chiapillay marchando hacia «El dados heridos ligeramente y un caballo
Sabinito*, la fuerza que es á mis órde- muerto.
nes, tuvo un encuentro con el enemigo, Sufragio Efectivvo. No reelección.

compuesto de unos 50 hombres, más ó T. Horacio Culebro,

menos, de infantería y caballería. Villa de Acala, Septiembre 16 de 191 1 .»

CAPÍTULLO XI

UN RETO

Comitán es una de las ciudades más El Jefe de las armas insurrectas señor
importantes de Chiapas y cuna de muy Juan Espinosa -Torres telegrafió al Pre-
preclaros varones que han sobresalido en sidente municipal de Comitán, que en

la historia, ya por su tonces lo era el.doctor


ciencia, ya por su pa- Domínguez, invitán-
triotismo ó bien por dole a que se sometie-
su valor. ra al Gobierno que él
Hijo de esa culta representaba. El doc-
ciudad fronteriza es el tor Domínguez le con-
señor doctor Belisario testó en los siguientes
Domínguez, persona términos:»
muy ilustrada que du-
rante la revuelta en Contestaci ón
Chiapas supo dar bri- del doctor
llo y honra a su ciudad Domín^ruez.
natal.
Los cristobalenses «Comitán, Septiem-
invitaron a los comi- bre 16 de 191 1. — Se-
tecos para que secun- ñor Presidente muni-

daran el movimiento cipal, San Cristóbal


armado, pero éstos, L. C.
en vez de aceptar, se En beneficio de to-

armaron y prepararon dos los habitantes de

para defender al Go- nuestro Estado cuya


bierno constituido le- tranquilidad se en-

galmente y hacer cau- cuenfra alterada, rue-


go a usted se sirva
sa común con los tux-
tlecos. Mayor T. Horacio Culebro. sacar de este mensaje
- 65

dos copias: una para entregarla, visada por pararemos. Infaliblemente uno de los dos
ese H. Ayuntamiento, al Sr. J. Espinosa debe caer muerto; los Poderes permane-
Torres y otra para mandarla imprimir y cerán en Tuxtla si usted queda vivo y en
repartir ejemplares a los habitantes de San Cristóbal si quedo yo.
esa culta ciudad. El original se servirá Este pacto deben comprometerse so-
usted presentarlo a esa H Corporación lemnemente a aceptarlo para siempre los
para sus efectos. Ayuntamientos de ambas ciudades y de
Por esta misma vía ¿03^ copia de este los otros municipios del Estado en re-
mensaje al H. Ayuntamiento de Tuxtla, presentación de todos sus habitantes. El
Señor J. Espinosa Torres. Contesto duelo se verificará en esa ciudad, donde
mensaje ayer. No me comprometo á ir el

acepto su invitación día que se me fije.


por ser lo que propó- Si realmente usted
neme una traición al persigue una idea y
Gobierno legalmente que para realizarla se
constituido y que está necesita sangre, de se-
cumpliendo con su guro que no tendrá
deber. usted inconveniente
Incitando a la re- en aceptar mi pro-
vuelta armada a los puesta; de lo contrario
hijos de esa noble ciu los habitantes de esa
dad, está usted come- culta ciudad, sabrán
tiendo un crimen que calificar la conducta
le hará cometer mu- de usted.
chos otros, pues usted Espero contesta-
será responsable ante ción.
Dios y ante la patria Dr. B. Domínguez.
de toda la sangre de
nuestros hermanos Una
proclama.
que se derrame en la
contienda. El Sr. Espinosa To-
Para resolver en qué rres en vez de contes-
ciudad deben perma tar el desafío hecho
necer los Poderes, si por el Dr. Domínguez
en San Cristóbal ó en Dr, Belisario Domínguez en el telegrama ante-
Tuxtla, propongo a rior, lanzó un día des-
usted un duelo entre usted y yo en estos pués esta proclama: «CONCIUDADA-
términos: dos pistolas idénticas, la una NOS: Los pueblos libres se han levanta-
cargada y la otra no, esto rectificado do en armas sacudiendo el yugo de la
por los padrinos de ambos. Mis padrinos ominosa tiranía del Gobernador Rovelo
colo«arán las pistolas en una bolsa; en Arguello, que ha pretendido reorganizar
seguida introduciendo usted la mano en el sistema de la consigna y apun-
oficial
ésta cojera la pistola que guste, yo cojeré talar el edificio de ruina del caciquismo
Ip que quede. y del rabasismo, que se tambalea y se
Cada uno de nosotros aplicará su pis- desploma al empuje del Sufragio Libre.
tola en la frente del otro y a la voz de Esos pueblos que me han aclamado su
uno de los padrinos de usted los dos dis— Jefe y me han dado una bandera en cu-
5
66 —
ya corbata se lee, escritos con caracte- Señor Presidente Municipal, doctor
res de oro, este lema: SUFRAGIO B. Domínguez.
EFECTIVO. Comitán.
Bajo los plieg^ues de esa hermosa ban- Una vez más Comitán y Tuxtla fun-
dera se agrupan todos los hombres libres den sus anhelos en el sagrado crisol del
sin distinción de categorías sociales. Yo honor y aparecen en la historia como pa-
empuño esa bandera, y protesto solem- ladines de la cultura y centinelas de la
nemente hacerla triunfar y colocarla en paz. Tuxtla profundamente agradecida
la Cima del Palacio de Gobierno o morir del heroísmo de usted que nos recuerda
al pie de ella. el heroísmo legendario de los Horacios,
A su defensa ocurrid, hombres libres se siente orgullosa de llamar hermana a
de todo Estado. Yo os conjuro a ello
el la eximia Comitán, que da hijos tan pre-
en nombre de los pueblos por más de 20 claros como usted en que se suman las
años oprimidos y encadenados. Venid virtudes cívicas y caballerescas de nues-
y romped conmigo esa gruesa y oprobiosa tros antepasados.
cadena, para arrojar sus pedazos a la cara La cobardía de unos cuantos hijos de
del tiranuelo que en mala hora escaló el San Cristóbal, en cuyas frentes llevan
poder con ayuda de la veleidosa fortuna. impreso el estigma de que de
la traición
¡A las armas, conciudadanos! Busque- abolengo les pertenece 5^ en su corazón
mos el camino de la legalidad 3' entremos la ambición más desmedida 3' desnuda
en él, al Estado por el
para encarrilar de todo escrúpulo, pretenden arrojarnos
sendero que conduzca a su engrande-
lo a la barbarie para saciar su sed de ven-
cimiento y que lo empuje por la vía del ganza; pero Tuxtla serena empuña las
progreso, hasta alcanzar su meta: la paz armas y espera impasible con la con-
fundada en la indestructible base del res- ciencia de sus derechos, la bravura de
peto al derecho ageno. sus hijos y el contingente moral y mate-
¡A las armas, conciudadanos! y sea rial de todo el Estado y del centro.
nuestro lema SUFRAGIO EFECTI- Mando a publicar su mensaje como lo
VO y luchar por él hasta vencer o morir, pide, todo el mundo debe conocerlo para
San Cristóbal Las Casas, Septiembre honor de Comitán y de Chiapas.
17 de 191 1. El Jefe de las armas, Juan Si los acontecimientos nos llevan a
Espinosa Taires.^ mezclar sangre comiteca con la de Tux-
Contestación tla en aras de la justicia 3' del honor, sal-
El Presidente Muni-
del Ayunta- ^¡p^^ ¿^ Tuxtla en nom- drá de esa sangre raudales de gloria que
miento de , envolverán a nuestros hijos; gloria que
^ .,
Tuxtla.
, ,
bre del Ayuntamiento,
, , .

•'
'
caerá en forma de maldición sobre la ca-
contestó el mensaje del
beza de los culpables.
doctor Domínguez de esta manera:
Presidente Municipal,
«Tuxtla Gutiérrez, Septiembre 16 de
1911. Dr. J. P. Burgueíe.^

CAPÍTULO XII.

UN ATENTADO.
Telegramas El señor Francisco ciendo una gira política como candidato
del señor I.Madero se encontra- a la Presidencia de la República, cuando
iWadero. ha en Campeche ha- tuvo conocimiento de que había estallado
67

la revolución en Chiapas. Informado de Como el señor Made-


que el movimiento cristobalense era in-
Elseñor Al- ro ignoraba el punto en
bores comi-
justo bajo todos conceptos, envió los
sionado. que se encontraba el

siguientes telegramas: «Número 18. — De Jefe de las armas cristo-


Campeche el 17 de Septiembre de 1911. balenses, comisionó al señor Albores,
Recibido en Tuxtla Gutiérrez á las 83' también hijo de la muy noble Comitán,
46 p.m. —
Señor Miguel Albores: Mande para que hiciera llegar a su destino el
después de enterarse de su contenido, mensaje aludido.
el mensaje que envío al cuidado de usted
En que el
vista de
para el jefe de las fuerzas insurgentes Heroica reso 17Septiembre se
de
que avanzan sobre esa población; espero lución.
tuvo noticia de que los
que esto lo disuadirá de atacarla. Fran-
insurrectos se aproximaban a Chiapa de
cisco I. Madero.
Corzo, corroborando esta creencia el he-
Campeche 17 de Septiembre de 191 1.
cho de que el plazo de 24 horas fijado
Señor |efe de las fuerzas que avanzan
por el señor Espinosa Torres había fe-
sobre Tuxtla Gutiérrez. Cargo del señor
necido el día anterior y que las oficinas
Miguel Albores. «Con sorpresa he sabi-
del telégrafo y del teléfono estaban en su
do que usted con fuerzas organizadas en
poder, el señor Albores, haciendo honor
San Cristóbal L. C. avanza sobre Tux-
al patriotismo y a la hidalguía de su ciu-
tla. No tiene ningún motivo que justifi-
dad natal, concibió la heroica resolución
que tal atentado y notifico a usted de un
de llevar personalmente el mensaje del
modo formal que si sigue avanzando y
señor Madero, para cuyo efecto el alam-
ataca á Tuxtla, apoyaré decididamente
bre trasmitió lo siguiente: «Señor don
al Gobierno del señor de la Barra para
Juan Espinosa Torres, Jefe de las armas
que castigue a usted 3' a los suyos como
se lo merecen y de un modo ejemplar, y
de San Cristóbal Las Casas. A pesar —
de salir personalmente a entregarle a us-
cuando yo reciba el poder también exigi-
ted un mensaje del señor Madero, le
ré a usted y a los suyos la más estricta
transcribo el contenido. Recomiende us-
responsabilidad.
ted a sus avanzadas que me
fuerzas
Por tal motivo, sepa que va a cometer
guarden las consideraciones que se guar-
un atentado, que va a un proceso y que
dan a cualquier parlamentario. Si a esto
las penas más severas esperan a usted y
no hubiese lugar por falta de corrección
a los su^-os si no desiste de su antipa-
suya o de los su3^os, 3' sucumbo entre
triótico deseo.
sus fuerzas indígenas, así sea, y pese
hacen con el fin de alterar el or-
Si lo
sobre ustedes cualquier atentado. Miguet
den a fin de que no se verifiquen las elec-
Albores,^
ciones generales que deben ser el 1° del
El Jefe de las armas cristobalenses
entrante, tampoco lograrán su propósito,
contestó ofreciendo toda clase de garan-
pues un trastorno local como el de uste-
tías y el señor Albores partió a cumplir
des no influirá para nada en las determi-
su honrosa misión, a las cuatro de la
naciones del Congreso que debe tomar
mañana del 18 de Septiembre.
en consideración los intereses generales
de la República. Al llegar el señor Al-
Por tal motivo, le repito que es desca-
En Chiapa de ^^^^g ^ ¡^ ^j^^^^j ¿^
bellada su empresa y las más horribles Chiapa de Corzo, el

responsabilidades pesan sobre ustedes. pueblo en masa salió a su encuentro 3' a


Francisco I. Madero.^ pesar de la imparcialidad que ese pueblo
— 68

había ofrecido guardar, el patriota men- de este mensaje por el señor Teniente
sajero fué víctima de algunos atropellos. Coronel del Escuadrón Libre de Las Ca-
Arrastrado por furiosa ola humana logró sas. Ixtapa, Septiembre 19 de 1911.
llegar al corredor del Cabildo, donde Abraham Aguilar, h. — Rúbrica.»
mandó dar lectura al telegrama de que
era portador. Inmediatamente el
En San Cris señor Albores salió pa-
Después de vencer sinnúmeras dificul- tóbal.
tades pudo el señor Albores continuar ra San Cristóbal, acom-
su marcha hasta la hacienda El Calva- pañado del capitán Ernesto Santiago,
rio en unión de algunos chiapeños, que llegando a su destino ese mismo día a las
galantemente se ofre- 9 de la noche. Se
cieron a acompañar- hospedó en el «Hotel
le para evitar un Progreso.»
atentado.
Ante el Jefe
De la hacienda j?/
de las armas.
Calvario el señor
Albores envió un co- El 20 muy de ma-
rreo á Ixtapa anun- ñana salió del hotel
ciando su llegada. en busca del Jefe de
En respuesta recibió las armas. Las calles

estancia: «Enterado céntricas de la ciu-


de su recado de la dad estaban pletóri-
fecha, esperólo ma- cas de hombres ar-
ñana, 9 a.m. Ya li- mados, mujeres ame-
bré órdenes relativas nazadoras y niños
a pase libre, es de- que le señalaban co-
cir, sin molestias. mo a algo raro. Al
Sufragio libre. No llegar a donde se
reelección. Campa- encontraba el Jefe de
mento en Ixtapa. las armas le dijo:

Septiembre i8 de «He aquí el mensaje


1911. El Capitán i^ del cual soy porta-
Ayudante y Repre- dor; me he impuesto
sentante del Jefe de el papel de parla-
las Armas, Pomposo Señor don Miguel Albores mentario para cum-
Aguilar. Rúbrica.» plir mejor la enco-
El señor Albores a la mienda que me hace el señor don Francis-
En Ixtapa. nico I. Madero, en nombre de la huma-
mañana del día siguien-
te prosiguió su inarcha, encontrando, dad, pues me repugna que llegue a derra-
cerca de Ixtapa, una escolta de caballe- marse la sangre de nuestros hermanos
ría que lo condujo al cuartel general, poruña causa que puede dirimirse en otro
despidiéndose antes de las personas que terreno; mas si la excitativa del señor Ma-
hasta entonces lehabían acompañado. dero no se toma en cuenta, nuevamente
Al llegar al campamento presentó al pido a usted garantías para regresar a
teniente coronel Aguilar el telegrama del Tuxtla Gutiérrez, donde con las armas en
señor Madero, quien después de haberlo la mano defenderé al Gobierno constituí-

leído le escribió al calce: «Se tomó nota do, porque es la causa de la justicia.^*
- 69 -
El Jefe de las armas baban de ser relevados por Borrego y
Elseñor Al- en vez de contestarle Panlagua. El señor Albores invitó a és-
bores prisio-
nero. categóricamente lo hi- tos a tomar la cena; después de termina-
zo con evasivas, y en da ésta, tres se quedaron en sus
los
ese momento dispuso que dos individuos, asientos,charlando en buena armonía,
en calidad de a3'udantes, pero que más cuando de improviso se presentó un jo-
bien eran centinelas de vista, lo vigila- ven de apellido Solís, con el mismo rifle
que puede decirse que desde
ran, por lo que antes portaba Mandujano y casi al
ese momento el señor Albores quedó pri- mismo tiempo se presentó Ciro Villafuer-
sionero. te, luciendo en el cinto dos pistolas.
Quitóle el rifle a Solís y fué a sentarse
El 21 de Septiembre frente al señor Albores; colocó el rifle
Proposición
se le presentó el señor sobre sus piernas, levantóle el martillo y
indiana.
Francisco J . Zepeda en esta actitud dirigió el cañón al pecho
con un mensaje de la junta revoluciona- del señor Albores. Este, al notarlo, se
ria para que lo firmara. Era para el se- incorporó lentamente, desabotonó el so-
ñor Madero 5' en él se le decía que el bretodo y el saco, y cuando consideró
doctor Policarpo Rueda era el hombre tener a su alcance la pistola con que de-
necesario en Chiapas y el que el pueblo fender su vida, dijo a Villafuerte: «Ami-
reclamaba. El señor Albores contestó al go mío, la posición de esa arma es incon-
señor Zepeda: «Devuelva usted ese pa- veniente ¿viene usted a asesinarme?» El
pel a su junta revolucionaria y dígale interpelado retrocedió dos pasos, hizo
que si Dios en persona viene y me orde- fuego, y el señor Albores herido grave-
na cometer semejante indignidad, al mis- mente, se desplomó. El proyectil pene-
mo Dios mandaré lejos.» tró por la oquedad de la clavícula dere-
cha y perforó el omóplato,
En vista de la viril
Intentos respuesta del señor Al-
frustrados. n. »- *-^ ^ Mientras el criminal,
bores, los cristobalen- Debatiendo- '

ses dispusieron acabar con él y al efecto se en su pro- '^^ centinelas y los pa-
le echaron el pueblo para que lo hiciera pia sang-re. rroquianos permane-
víctima de su ira satánica. La multitud cían indiferentes en sus
puestos, señor Albores se debatía en
el
excitada y enfurecida con los discursos de
un gran charco formado con su propia
los cabecillas, rodeó el «Hotel Progreso»
sangre. Después de media hora de ocu-
amenazando al señor Albores, pero éste
rrido el atentado, presentáronse algunos
presintiendo el y convencido de
peligro
voluntarios, dos médicos y el Juez.
que le sería imposible dominar con sus
palabras y razones a aquella gente de-
senfrenada, optó por no salir al balcón, Afortunadamente la
como se le pedía. Tributo de herida del señor Albo-
Con esta prudente determinación que- gratitud.
res no fué mortal, y
daron frustrados los criminales intentos cuando el 20 de octubre volvió a Tuxtla
de los agitadores, aunque no mitigados. ya bastante mejorado, el pueblo, honda-
mente conmovido, fué a hacerle presente
A las siete de la no- su gratitud y admiración, en la forma de
El atentado.
che de ese mismo día, una manifestación pública que resultó
los centinelas Flores y Mandujano aca- imponente y grandiosa.
yo

CAPÍTULO XIII.

SUCESOS DE ACALA

21 de Septiembre y 4 de Octubre.

El Jefe de las fuer- nos, mujeres y niños indefensos que no


Precauciones zas sublevadas antes pudieron huir, permaneciendo sus cadá-
y consejos. de ordenar la toma de veres insepultos hasta el día siguiente
la Villa de Acala, obrando con pruden- del tiroteo, porque el resto de los habi-
da, pidió los informes siguienres: «De tantea de la Villa se había internado en
San Cristóbal a Chiapilla, el i6 de Sep- los montes y los invasores sólo se ocu-
tiembre de 191 1. Se- paron en robar comer-
ñor Esaú Aguilar. cios e incendiar la po-
Recomiéndole pruden blación.
cia con relación a in- Cuando el mayor de
formes de esa gente lasfuerzas tuxtlecas
que es exagerada. José María Marín,
Antes de ocupar Aca- que era al mismo
la, tome datos fide- tiempo Jefe del des-
dignos; mejor si hace tacamento frente a
cuartel general allí Acala, tuvo conoci-
mientras llegan re- miento de la presen-
fuerzos. cia de las fuerzas
Espero me de los sublevadas, inmedia-
informes militares tamente ordenó rom-
respecto a las fuerzas per el fuego, y des-
que sostienen Acala pués de un tiroteo que
para así ordenarle. duró tres horas, los
Cuidado con paso chamulas, en com-
Lagartero, orillas Río
pleta desbandada,
Grande.
se retiraron al inme-
El Jefe de las armas.
diato pueblo de San
Una de las casas incendiadas en Acala.
J. Espinosa Torres.'» Pedro.

Los cristobalenses, El parte relativo a


iWuerte, in» Parte del
cendio y seguros de no encon- este encuentro es el que
encuentro.
robo. trar eremigo, el 21 de sigue: «Batallón de Vo-
septiembre en la tarde, luntarios. — Campo de Operaciones del
guiando a las hordas chamulas, se pre- Paso de Acala. — En el Campamento
sentaron en la Villa de Acala, que se en- frente a la orilla de Acala situado en la
contraba casi abandodada. margen izquierda del río Grijalva, á los
Los chamulas, dando rienda suelta a veintiún días del mes de septiembre de
sus instintos salvajes asesinaron ancia- mil novecientos once, siendo las cuatro
71

y cuatro minutos de la tarde, se presen- ciales que poseían en la Villa de Acala,


tó elenemigo en la margen derecha del después de haber sido saqueadas y roba-
expresado río, con artillería, caballería e das. Fueron asi mismo presentes Josefa
intantería. Velasco, Cristino Méndez, Clara Chano-
Rompió sus fuegos sobre este campa- na, Braulio Domínguez, Candelario Coe-
mento en medio de vivas al Obispo, a llo, María Angela Domínguez, María An-

Santiago Coello y mueras a Tuxtla que gela Chanona, José Coello, Vicenta He-
se escuchaban sin esfuerzo; también se rrera, Román Espinosa, Casimira Utri-
comenzaron á oir detonaciones de bom- lla, Romana Utrilla, Natalia López,
bas de dinamita y golpes a puertas, así Adolfo Cruz, Rodimiro Velasco, Fran-
como se apercibieron inmensas llamas y cisco López, Genaro Sánchez, Vicente
humo que invadían la población. Nues- Vargas, Pompello Domínguez y Cristina
tro fuego y el del enemigo se prolongó Román, poniendo en conocimiento de es-
hasta las siete de la noche hora en que ta Mayoría que las mismas fuerzas San-

vencidos los rebeldes se retiraron dejan- cristobalenses les rompieron el día de


do envuelta en llamas la expresada Villa ayer las puertas de sus casas habitacio--
de Acala; como la noche estaba muy obs- nes y fueron extraídos de ellas sus mue-
cura se estableció en este lugar el servi- bles, alhajas y semovientes.
cio de exploración para practicar el día Hacen constar los mismos compare-
de mañana la inspección respectiva so- cientes que las casas consistoriales y las
bre el campo. oficinas en ella establecidas y las habita-
Me permito hacer presente el valor y Manuel Ruiz, Rosau-
ciones del coronel
la arrojo de la tercera Compañía que es ra Ruiz y Jesús García, fueron también
laque coTimigo opera en este campo, así saqueadas y robadas é incendiadas; y
como la bravura de los bomberos a las como no es de la incumbencia de esta
inmediatas órdenes de Samuel C. Aré- Mayoría incoar la averiguación de los
valo. delitos que se denuncian, se concreta
A día siguiente, 22 de Septiembre, á levantar la presente acta para dar
siendo las nueve de mañana, fueron la cuenta con ella a la Superioridad, hacien-
presentes en esta Mayoría los señores do constar esta Mayoría que los hechos
Joaquín Ruiz, Eligia Vázquez, Vicente denunciados son ciertos toda vez que
Albores, Trinidad Arce, Vidal Interia- personalmente se constituyó en el lugar
no, Carmen Borraz, Arnulfo Torres, De- del desastre y pudo apreciar de vista los
siderio Vázquez, Arturo Méndez, María crímenes cometidos. Con lo que se da por
Cruz Rodríguez, Agripina Torres, Do- terminada la presente, firmándola para
mingo Pérez, Porfiria Domínguez, Luis su constancia las personas comparecien-
Flores, Apolonia Guillen. Ponciano Mén- tes que saben hacerlo, con el suscrito
dez, Lino Sánchez, Petrona Tipusimó, Mayor Jefe de este destacamento y su
Manuel A. Yuca, Fausta Mandujano, Ayudante de Guardia. Mayor José Ma-—
Teodoro Zapata, Carmen Coello, Nieves ría Marín, Vicente Albores, Eligió Váz-
Gallegos, Ausencia Robles, Hermelindo quez, Rodimiro F. Velasco, Porfirio Ló-
Bautista, María Angela Hernández, Joa- pez, J. Ruiz, Cristino Méndez, Constan-
quina Hernández, Paula Alvarez, Au- cio Suarez, Camilo Malla, Vidal Ante-
sencia Utrilla, Micaela González e Isido- riano, José B.Mendoza, Conrado Velas-
ra Pérez y manifestaron que la tarde de co, Manuel Albores, Candelaria Coello,
a5^er les fueron incendiadas sus casas Jesús Labariegos. —
El Ayudante de Or-
habitaciones y establecimientos comer- denes, D. L. Farrera.
— 72

Al C. Coronel Jefe de las Armas. Tux- yéndola muerta; los voluntarios tuxtle-
tla Gutiérrez.» cos la recogieron en estado de suma gra-
vedad y la llevaron al Campamento de
Cuando las fuerzas la Cruz Roja, donde se le hizo la prime-
Se levanta, victoriosas cruzaron el ra curación, siendo después enviada a
el campo. Tuxtla donde fué eficazmente atendida.
río y se internaron en
el centro de la Villa para levantar el cam- Cuando estuvo un poco mejorada relató
po, encontraron á una mujer llamada sus impresiones de la siguiente manera:
Guillermina Marina en estado de agonía
a causa de siete heridas de lanza que le «En los momentos en
Impresiones ^. f^^j,j^ ^^ ^j^_
infirióun chamula. Las heridas que re-
dolorosas. , . ,

cibió está pobre mujer están situadas: la poma a abandonar el

primera en la región pectoral del lado de pueblo entraron los indios, al mando del

'la'h'criiiH ¡^sirtiía, /snCtfí'^a

Sra. Guillerma Marina á quien los chamulas dieron siete lanzasos.

recho, la segunda en la región costal de- cura Emilio Lozano, lanzando gritos sal-
recha, la tercera sobre la clavícula del vajes,saqueando e incendiando las ca-
lado derecho con fractura de este hueso, sas ydando muerte á mujeres y niños.
la cuarta en la región externocleidomas- Cuando mi esposo, mis hijos y yo tra-
toidea derecha, la quinta en la región an- tamos de ocultarnos á las furias de los
terior del cuello, la sexta sobre el muñón salteadores, huj'endo por el patio de la
del hombro izquierdo 3^ la séptima en la casa, los hombres pudieron escalar los
región tenar de la mano izquierda, que tapiales, mas no así 3'^o y una hijita pe-
perforó llegando ala región dorsal; todas queña.
estas heridas tienen de 2 á 9 centímetros En estos momentos entró la chusma.
de extensión por y 5 de profundidad.
3 Uno de los indios empuñaba en una ma-
El chamóla que tan despiadamente lan- no una bandera roja y en la otra una lan-
ceó á la señora Marina, la abandonó cre- za. Con esa arma, sin respetar mi sexo
73

y avanzada edad, me infirió siete lanza- ted, a fin de que si a bien lo tiene se sir-
das dejándome por muerta. Entonces mi va dictar las medidas de su resorte para
hija corrió a auxiliarme, saliendo del es- evitar se repitan las depredaciones de
condite que le había librado de correr tal que hemos sido mérito, y se hagan efec-
vez peor suerte que yo. Le pedí sólo un tivas por quien corresponda las respon-
poco de agua, pues tenía una sed espan- sabilidades civiles y penales a que se
tosa. han hecho acreedoras las personas indi-
Los alzados traían dos cañones viejos cadas y a los cabecillas de la salvaje re-
de los cuales sólo pudieron utilizar uno revolución ó guerra de castas, que diri-
disparando un tiro. gen los señores Juan Espinosa Torres y
Un acalteco que salió de San Pedro, los cristobalenses, que son los verdade-
punto a donde se dirigieron los asaltan- ros autores de las nefastas depredacio-
tes, me aseguró que mi esposo Wences- nes de que nos quejamos.
lao Franco, había sido crucificado, su- En esta virtud, a usted, C. Presidente
plicio en el que de seguro habrá pere- de la República, imploramos su auxilio
cido.» y protección y suplicamos se sirva casti-
Los vecinos más ca- gar como corresponde a los detentadores
Una queja al ^acterizados de Acala
de la paz pública, salteadores y plagia-
Presidente. ,
y que fueron los que re- dores a que nos hemos referido.
sultaron más perjudicados, elevaron al Protestamos lo necesario.»
señor Presidente de la República esta
queja: «Los que subscribimos, vecinos Es probable que si

de la del Departamento
Villa de Acala,
Acala los voluntarios tuxtle-
a punto de
de Chiapa, Estado de Chiapas, ante us- desaparecer cos no hostilizan con
ted, con todo respeto, exponemos: sus descargas alas tur-
Que la tarde del 21 del actual, las hor- bas que de esa manera tan descarada se
das salvajes procedentes de San Cristó- dedicaban al pillaje, al asesinato y al in-

bal Las Casas y acaudilladas por el cura cendio, la hermosa Villa de Acala hubie-
párroco español, don Emilio Lozano y ra sido reducida a cenizas.
por Santiago Coello Corzo, José Manuel Algunos cristobalenses aseguran que
ConstantinOjFeliciano Collado, Juan Vic- al entrar a la Villa de Acala encontraron
toria, Leonardo Muela, Candelario Yuca, enemigo en la plaza, con el que se batie-
Emilio Robles y Miguel Arce, de acuerdo ron desesperadamente mientras los cha-
y en combinación con los revolucionarios mulas cometían depredaciones, y otros,
de San Cristóbal Las Casas, ocuparon por el contrario, afirman que los tuxtle-
la Villa de nuestro vecindario, rompien- cos disparaban desde la margen izquier-
do las puertas de nuestras casas y esta- da del río. Esto último es la verdad, se-
blecimientos mercantiles, que fueron sa- gún puede verse en el segundo parte que
queados de la manera más infame é in- ampliando el anterior, rindió el Mayor
cendiados hasta reducirlos a escombros, J. M. MarÍR y que dice así: «Al Coro-
juntamente con las oficinas públicas de nel José Alvear, Jefe del Barallón de Vo-
Correos, del Timbre y Municipales, así luntarios Hijos de Tuxtla. Tuxtla Gu-
como también las escuelas establecidas tiérrez. Tengo la honra de manifestar a
en el lugar. usted, ampliando mi parte del día 21,
Como estos hechos constituyen un de- que el enemigo desocupó el campo des-
lito de lesa civilización, nos permitimos pués de haber recogido los muertos y he-
elevarlos al superior conocimiento de us- ridos que les causaron las fuerzas de m¡
> —
74

mando, como á las 8 p. m. del día 21; Oficiales: Felipe Estrada, rifle con 50
debiendo decirle que la ocupación que tiros.
hicieron de Acala las hordas salvajes, Héctor Trejo, rifle con 48 tiros.
acaudilladas por cura del lugar y por
el Sargento i*?, Audelino Cancino, rifle
el cabecilla Santiago Coello, el citado con 88 tiros.
día 21, fué de verdadero exterminio, ase- Sargentos segundos: José Velasco, ri-
sinándose a mujeres y personas indefen- fle con 90 tiros.

sas e incendiando diecisiete casas, entre Cirilo Trujillo, rifle con 95 tiros.
las cuales se cuenta el edificio Municipal, José C. Cruz, rifle con 50 tiros.
las escuelas y el Correo; la población fué Gerónimo Morales, un rifle.
totalmente saqueada. Manuel Buenrostro, un rifle.
Mandé ayer revisar el campo enemigo Enedino Ramos, un machete.
y se encontró un muerto que no pudieron Cabos: Mariano Mandujano, un ma-
llevarse y a quien se le recogieron un fu- chete.
sil y noventa y cinco cartuchos. Los ar- Max. D. Carpió, un machete.
chivos del Ayuntamiento y esculas fue- Guadalupe Santiago, un machete.
ron incendiados y arrojados á la calle. Francisco Martínez, nada.
El Mayor José M. Marín. Soldados: Alberto Penagos, un rifle con
64 tiros.

Algunos cristobalen- Lisandro Robles, un rifle.


Permiso ses se desmoralizaron Rutilio Díaz; un rifle cen 61 tiros.
para mucho con la retirada Maclovio Estrada, una escopeta con 9
abandonar cargas.
el campo.
de Acala y suplicaron a
su Jefe que les permi- Maclovio Suárez, una escopeta con 17
tiera abandonar el campo de batalla y cargas.
regresar a San Cristóbal, lo que les fué Feliciano López, una escopeta con 24
concedido. cargas.

La orden que dio el Jefe Antero Ballí- Margarito Cordero, una escopeta con
nas, para que los cristobalenses se reti- 10 cargas.

raran, es esta: «Al margen: Zona Sur. Mariano González, una escopeta con
Habiéndome acompañado la noche de 23 cargas.
ayer, con mi consentimiento se retiran de Rogaciano Carballo, una escopeta con
esta plaza los oficiales y soldados lista- 16 cargas.
dos en la nota adjunta: todos no han re- Juan López, una escopeta con 16 car-
cibido haber de este día. Chiapilla, Sep- gas.
tiembre 22 de 1911. El Jefe, Antero B. Felipe Santiago, una escopeta con 12
Al Sr. Jefe de las Armas. San Cristó- cargas.
bal^-. Enrique Méndez, una escopeta con 11

cargas.
He aquí la lista de los
Los que re-
oficiales soldados
Celso Ramos, un machete.
y
g"resaron. Anastasio Hernández, un machete.
cristobalenses que con
el consentimiento de su Jefe regresaron Clotilde Hernández, un machete.

a San Cristóbal después del tiroteo de un machete.


Isabel Astudillo,
Acala, así como la enumeración de las ar- Simón López, un machete.
mas y los cartuchos que cada uno llevaba Arnulfo Macal, un machete.
consigo: Ponciano Velasco, nada.
— —
- 75

Después de siete días quién sabe cuántos días hubieran perma-


Ordenes de ocurridos los suce- necido insepultos los cadáveres.
para sos de Acala, el Jefe El 28 de Septiembre
levantar Orden de
de la rebelión ordenó el Capitán Juan Cabre-
el campo. marcha.
al Teniente Coronel ra Torres y el Teniente
Ballinas y al Presidente Municipal de de Caballería José Zebadúa Esponda al
Chiapilla que levantaran el campo. Di- mandode un escuadrón derurales, llegaron
chas órdenes son estas: a la Angostura donde se encontrabael Ma-
«De San Cristóba a Chiapilla, el 28 de yor Horacio Culebro con 46 hombres de
de Septiembre de 1911. R. 8, 15 a. m. caballería y 70 de infantería perte-
del 29.Señor Presi- necientes a la 2^
dente Municipal. Compañía bajo las

Tan pronto lo deter- órdenes, estos últi-

mine el Teniente Co- mos, del Capitán


ronel Antero Balli- José Gamboa.
nas, procederá usted El Mayor Culebro,
en unión del Alcalde Jefe de las fuerzas

de ese pueblo a le- citadas, recibió or-


vantar el campo de den del Coronel Al-
Acala, anotando las vear para marchar
novedades ocurridas hacia la plaza de San
durante el combate Bartolomé que según
del día 21. — El Co- noticias estaba ocu-

mandante Militar, pada por gran nú-


J. Espinosa Torres^. mero de sublevados,
lo mismo que el Tra-
«De San Cristóbal pichito y Chia-
a Chiapilla el 28 de pilla,
Septiembre de 191 1.
R. 8,30 a. m. del Sin parque
29. Señor Teniente suficiente.
Coronel Antero Ba-
llinas, — Hoy ordené —"
Como las fuerzas

Presidente Munici- Voluntarias que de-


pal ese pueblo, que Teniente de Caballería José Zebadúa Esponda. fendían al Gobierno
tan pronto usted lo legalmente consti-
determine, se constituya en Acala en tuido se hallaban en la margen izquier-

unión del Alcalde, a levantar campo, da del Grijalva, el 28 de Septiembre


anotando novedades ocurridas durante muy de mañana, el Mayor Culebro or-
combate 21. — El Comandante Militar, denó cruzar el río, lo que se ejecutó

J. Espinosa Torres'». en seguida, pero cuando los voluntarios


se margen derecha, el
encontraban en la
Por causas que se ignoran el Teniente
Coronel Ballinas no obedeció la orden, Teniente Zebadúa Esponda hizo notar
faltando con esto a los principios de la que no había parque suficiente, y hacien-
disciplina militar. Si los voluntarios tux- do un promedio, resultó que cada vo-
tlecosno hubieran entrado a la Villa de luntario contaba con 30 cartuchos sola-
Acala el día 22 a levantar el campo. mente.
76

Para acordar lo más de las fuerzas cristobalenses en la


el jefe
Junta de je- •
n .

conveniente se llamo a
'
zona de Acala, Antero Ballinas, sobre el
^
fes y
j
.
oficia-
•*

ir
junta de jefes y oncia-
,- •

que caerá la maldición eterna de las víc-


les y todos convinieron timas del luctuoso 21 de Septiembre, or-
en regresar a margen izquierda y en-
la denó que todos los «ladinos» que estaban
viar inmediatamente una comunicación á sus órdenes, desde la plaza hicieran un
al Gobierno pidiéndole con la mayor ur- tiroteo sobre las fuerzas tuxtlecas.
gencia el parque necesario.
El fuego se rompió a
Se rompe las cuatro de la maña-
Las fuerzas al mando el fueg"o.
Se reconcen- del Ma\'or Horacio Cu- na; la densa bruma que
tran las como inmensas montañas de lágrimas se
lebro se reconcentraron
"fuerzas.
en la Angostura donde interponía entre los combatientes impe-
permanecieron desde el 29 de Septiem- día que éstos se vieran, por lo que los

bre hasta el 1° de Octubre. El Teniente disparos se hacían según la indicación


Cuauhtemoc Maldonado que se encontra- de las detonaciones. El cañón de bronce
ba con 40 hombres en el Paso de San Luis, que más tarde fué quitado a los cristoba-
el 3 de Octubre marchó a incorporarse a lenses en Chiapilla, fué aplazado en el

su Compañía que se encontraba en el Paso atrio del templo de Acala, desde donde

de Acala. El 2 del mismo mes, el IMayor vomitaba bocanadas de fuego que en


Culebro recibió orden de regresar al Puer- esta vez sólo sirvieron para rasgar la

to, lo que hizo en el acto. En la Angos- espesa niebla.


tura quedaron solamente 5 rurales. Mientras lo anterior
aqueo es-
acontecía, las hordas
El 4 de Octubre co- enfrenado. ,
. ,. . ,

El cuatro de ^^ chamulas, ebrias de ex-


^ ^^^ ^^^^ ¿^ ^^ ^^_
Octubre. terminio y de pillaje, se ocupaban de ro-
ñaña, se empezó a oír
bar lo que no habían podido llevarse en
el ruido que producían las fuerzas cristo-
el primer saqueo.
balenses nuevamente a la Villa
al entrar
Las fuerzas
del Gobierno, que se en-
de Acala. Esta nueva acometida no tenía
contraban reconcentradas frente a la Vi-
más objeto que el de efectuar otro saqueo
lla de Acala, apenas si contestaban el
y dar rienda suelta a las hordas chamulas
fuego de los cristobalenses.
con el maquiavélico intento de despertar-
les su instinto feroz y estimularlos para que Los soldados del Te-
se envalentonaran y pelearan con feroci- Violenta niente Coronel Ballinas
dad y obtener así las tan deseadas victorias. retirada.
al ver que los primeros
tintes de la aurora coloreaban en el orien-
Esta nueva irrupción
Irrupción de te, emprendieron violenta retirada hacia
^ j^ indefensa Villa de
chamulas. ^ Chiapilla, llevándose como trofeo de su
Acala, es tanto mas
,

hazaña, cuadros, estampas y retratos, to-


monstruosa cuanto que las fuerzas suble-
do esto a costa de gran cantidad de par-
vadas sabían mu}' bien que los defenso-
que gastado inútilmente.
res del Gobierno acampaban aquel día en
la margen izquierda del Grijalva, frente Cuando las brumas se
a Acala y que dicha Villa estaba sola sin
A la Villa.
recogieron lentamente
habitantes ni soldados. hacia los montes cercanos y los rayos del
Para que los chamulas pudieran impu- sol sequebraban sobre las torres del tem-
nemente dedicarse al saqueo sin peligro, plo, las fuerzas tuxtlecas cruzaron el
— 77

i río y entraron a la Villa a levantar el por el humo de los disparos, flota-
campo, ban en el espacio impulsados por las
Aún olía a El enemigo ya no es- brisas matinales, frías como la
pólvora. ^^^^ muerte.
^jj.^ ^. gj^ embar-
go, los grises nubarrones producidos Aún olía a pólvora.

CAPÍTULO XIV.

LA soberanía de CHIAPAS

Más cambios de Gobernadores.

Como los cristoba- 17 diecisiete de Agosto próximo pasado,


Renuncia del lenses sinmotivo justi- que admitió al mismo señor Rueda licen-
Sr. Rovelo
ficado acusaban al Go- cia para separarse de su cargo.
Arg'iíello.
bernador interino se- Artículo 2^ Se admite la renuncia que
ñor Rovelo Arguello de muy parcial en de Gobernador interino Constitucional
eldesempeño de su elevado cargo, obran- del Estado, hace el señor Manuel Rove-
do con delicadeza}' honradez, el Sr. Ro- lo Arguello.
velo Arguello puso su renuncia; para sus- El Ejecutivo dispondrá se imprima,
tituirlo fué nombrado el licenciado Que- —
publique y circule. Dado en el Salón de
rido Moheno. Sesiones del H. Congreso del Estado.
La Legislatura al mismo tiempo que Tuxtla Gutiérrez, Septiembre, 19 de
aceptó la renuncia puesta por el Sr. Ro- 191 H. M. Solís, D.P.— S.S. Coutiño.
1.

velo Arguello, canceló nombramientoel —


D.S. Moisés Camacho, D.S. Rúbricas.
y la licencia del Gobernador interino doc- Dado en el Palacio de los Poderes del
tor don Policarpo Rueda. Los decretos Estado. Tuxtla Gutiérrez, Septiembre 20
expedidos con tal motivo, son los siguien- de 191 1. M. Rovelo Arguello. T. H. —
tes: Orantes, O, M. E. Rúbricas.

Gobierno constitucio- La Legislatura del


Cancelación El Licenciado
nal de
iWoheno Estado, deseosa de so-
Del nombra- Decreto número
miento del 3. Gobernador lucionar de la mejor ma-

Dr. Rueda. Manuel Rovelo Ar- interino. nera la grave situación


Gobernador in-
guello, en que Chiapas se ha-
terino delEstado Libre y Soberano de llaba envuelta, se fijó en una persona que
Chiapas, a sus habitantes sabed: que el sin dejar de ser hija del Estado no tuvie-
H. Congreso del mismo
ha dirigido le ra ligas ni compromisos con los bandos
el decreto que sigue: El XXVII Con- contendientes,3' pudiera con absoluta
greso Constitucional del Estado Libre imparcialidad desempeñar las delicadas
y Soberano de Chiapas, decreta: Ar- tareas de Gobernador.
tículo 1° Se derogan los decretos número La Legislatura, con la creencia firme
8 de 5 de Julio de este año, que declaró de encontrar cualidad ti indispensable
al Doctor Policarpo Rueda, Gobernador en persona del Licenciado Querido
la
interino de este Estado, v número =; de Moheno, según los tuxtlecos, y por el sólo
78

hecho de ser enemigo personal del señor Tan luego como el


Una entre-
Licenciado Moheno fué
Rivera Gordillo, según los cristobalen- vista-
ses, fué nombrado Gobernador interino nombrado Gobernador,
de Chiapas, mediante un decreto que di- un repórter de Nueva Era celebró con él
ce así: la siguiente entrevista: «Ayer tarde (Sep-
tiembre 21) un repórter de Nueva Era
«Gobierno Constitu- tuvo una entrevista con el Licenciado
Decreto del cional Querido Moheno, Gobernador interino
Congreso.
Decreto número 4. del Estado de Chiapas, designado por la
Manuel Rovelo Arguello, Gobernador Legislatura de aquella entidad federa-
Interino del Estado Libre y Soberano de tiva.
Chiapas, a sus habitantes, sabed; que el Eran los propósitos del repórter solici-

H Congreso del mis-


.
tar del Licenciado
mo le ha dirigido el Moheno su parecer
siguiente decreto: acerca de los graves
El XXVII Congreso disturbios surgidos
Constitucional del en aquel remoto Es-
Estado Libre y So- tado, así como inte-
berano de Chiapas, rrogarlo si al fin ha-
decreta: bía aceptado el Go-
Artículo tínico: Es bierno a que aquella
Gobernador interino Legislatura lo lla-
del Estado de Chia- maba.
pas el señor licen-
ciado Querido Mohe- Acepta el
no, por renuncia que Gobierno.
hizo para separarse
de sus funciones el El señor Diputa-
de igual carácter se- do Querido Moheno
ñor Manuel Rovelo gustoso accedió a
Arguello; en el con- esas peticiones 3' con

cepto de que éste no toda amabilidad hizo


podrá separarse de al repórter las si-

su cargo hasta que el Lie. Querido Moheno Gobernador de Chiapas. guientes declaracio-
nuevamente electo nes:

otorgue la protesta de ley. —


El Ejecutivo He vacilado mucho, le dijo, en aceptar
dispondrá se imprima, publique y circu- el Gobierno interino del Estado de Chia-

le. Dado en el Salón de Sesiones del pas, por que la situación porque atravie-

H. Congreso del Estado, Tuxtla Gutié- sa es excepcionalmente grave, no sola-

rrez. Septiembre, 20 de 191 1.— Hermi- mente desde el punto de vista chiapaneco,
nio M. Solís, D.P.--S. S. Coutiño, digámoslo así, sino desde el punto de
D.S. — Moisés Camacho, D.S. — Rúbri- vista nacional; militando para esta grave

cas. — Dado en Palacio de los Po-


el consideración múltiples causas que por
deres del Estado. Tuxtla Gutiérrez, ahora omito por ser perjudicial para el
Septiembre, 20 de 191 Rovelo
1. — M. Estado pronto a ellas me
decirlas; pero

Arguello.— T. H. Orantes, O.M.E. Rú- referirécon toda la claridad con que


bricas.* acostumbro hablar para el público.
— — 79

Por razón de esas causas, me resolví Todo levantamiento


El levanta- 1 , , ,

a aceptar condicionalmente, en los tér- de los chamulas es su-


miento de los , .

minos que expresa el siguiente telegra- "chamulas." "^^"^ente grave, no solo


ma: por su gran número )'

«México, Septiembre 21 de 191 1. — Se- su fanatismo, sino también por su lamen-


ñores Presidente y Secretarios de la Le- table atraso, tanto antropológico como
gislatura. —
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. socialmente considerados, y su feroz odio
Enterado sus mensajes comunicándome al blanco y al criollo, que hace que con

que esa Legislatura me ha favorecido suma facilidad toda sublevación de los


nombrándome Gobernador interino del indios chamulas degenere en una verda-
Estado, me es honroso manifestarles que dera y cruel guerra de castas, de cuya
acepto. Marcharé a prestar la protesta ferocidad puede formarse una idea, con
luego que tenga reunidos elementos para sólo considerar que en esas guerras, el
hacer respetar la soberanía del Estado, chamula asesina de preferencia a las mu-
lo'que espero será muy pronto. Querido jeres 3' a los niños, como si viera en ellos
Mohcno.> el germen de futuras generaciones ene-
migas. Y estas consideraciones se agra-
No estoy ahora en van, especialmente, no sólo porque dada
El señor condiciones de expresar la nerviosidad de este momento político,
RiveraGordi- j^^ causas a que atribu-
Ilo y el Go-
el contagio de la rebeldía es sumamente
j j j
\^t^^^^ gravedad
vo
,
de
la la
1

fácil, sino porque Chiapas es fronterizo


situación porque atra- de Guatemala, país que está habitual-
viesa el Estado de Chiapas, repito, para mente interesado en promovernos difi-
i
poder extenderme en todo género de cultades.
! detalles respecto de esas causas, pero De manera que, haber provocado esta
:
desde ahora puedo apuntar como una sublevación, es un crimen, desde los
de las más graves, la presencia del puntos de vista político, nacional 3^ hu-
i
candidato José Antonio Rivera Gordi- mano.
lio en la Secretaría del Gobierno del
Distrito. Respecto del progra-
Chiapas está muy lejos, y, como desde Programa ma político que me pro-
político.
lejos, las cosas se ven mu}' grandes, no pongo desarrollar, si
todos comprenden desde allá que el pues- voy a Chiapas, lo cual depende si se lle-
to de Secretario del Gobierno del Distri- na la condición implícita en mi mensaje
to es muj' secundario, sino que, imagi- a la Legislatura local, será, ante todo,
nan que Rivera Gordillo es un persona- de concordia, si el estado de los ánimos
je y ésto le da alguna influencia entre lo permite.
ciertos elementos, influencia que es Me propongo llamar a los representan-
meramente artificial y transitoria, pero tes más caracterizados de los diversos
que, unida al apoj^o que le prestan partidos militantes, incluso el extremista
otros elementos ultra-clericales 3' a otras e intolerante del señor Rivera Gordillo
causas de que en otra ocasión hablaré, 3' ofrecerles todo género de garantías
le han dado fuerza bastante para pro- para sus trabajos políticos y aún darles
vocar el alzamiento de los chamulas, cierta ingerencia en el gobierno, si una
de cuya gravedad e importancia sólo vez allá, me parece oportuno; por lo de-
los que conocen Chiapas pueden darse más, la tendencia de mi gobierno será
cuenta. francamente revolucionaria, en el sentido
— 8o

de procurar el advenimiento al Gobier- sí, en llegando al terreno de los sucesos,


no de hombres y principios de la Revo- estudiar problema con todo deteni-
el

lución. miento y solucionarlo en la forma más


En mi conciencia, el señor Madero es, equitativa y de acuerdo con los intereses
a través de la historia, el único triunfa- de más alta importancia.
dor que, lejos de pisotear la Ley, se so-
mete a ella 3' con doble motivo, es nece- Ahora, entrando en
Querido un terreno personal.
sario por esto acelerar la obra de la Re- iVloheno re-
volución, cu3'os resultados serán alta- volucionario, expreso el Diputado
mente benéficos, aun cuando no los apre- Moheno, voy a decir lo

ciemos todavía por lo cerca que de nos- que sigue:


otros están. El señor Rivera Gordillo, que me ha
agredido en una entrevista que concedió
a un periódico de la tarde, de una mane-
Respecto a la rivali-
San Cristó- dad que existe entre ra enteramente gratuita, me imputa el
bal y Tuxtla. carácter de citntífico y sobre este particu-
San Cristóbal Las Ca-
lar debo invocar el testimonio de mi libro
sas y Tuxtla Gutiérrez, que se disputan
¿Hacia dónde Vamos?, publicado algunos
ser la capital del Estado, el señor Mohe-
no se expresó en los siguientes términos:
meses de anticipación a La Sucesión Pre-
sidencial A&\ señor Madero, y el cual defi-
Hace veinte años, poco más o menos,
al inaugurar su gobierno el señor don
ne clara y terminantemente, cual era y

Emilio Rabasa, cometió un acto que, en cual es mi filiación política. En ese libro,

mi concepto, fué una gran torpeza polí- que nuestro gran orador don Francisco
tica: cambiar el asiento del Gobierno,
Bulnes denominó recientemente í'//;7w¿'/-
que entonces residía en San Cristóbal, a palo dado al antiguo régimen y al que un

Tuxtla Gutiérrez. Considero esto una escritor norteamericano calificó de el pri-

gran torpeza, porque el señor Rabasa íner paso e?i el camino de la revolución, en

buscó sin motivos una dificultad a su go- ese libro, del cual existe un ejemplar en

bierno; pero esa torpeza se había olvida- poder de don Jaime Gurza, Sub-secreta-
rio de Hacienda, ejemplar lleno de ano-
do. El tiempo, que todo lo borra, pasó
ya pocos eran los que guardaban aque- taciones marginales de puño y letra del
y
lla animosidad a que dio lugar ese cam-
señor Madero, quien, si mis informacio-

bio. Sobre ese rescoldo, que parecía apa-


nes son ciertas, lo ha calificado más de
gado, fueron a soplar Rivera Gordillo .y una vez de precursor de la revolución;
sus amigos, revivieron la cuestión 5' en- en ese libro, repito, inicié yo, primero
cendieron una hoguera. que nadie, la campaña contra el corralis-
Por lo demás, esta cuestión no afecta mo, jugándome el bienestar y hasta la
a todo el Estado: es una querella mera- vida, en momentos en que, algunos otros,
mente local entre las dos ciudades; a los 5' entre ellos el señor Rivera Gordillo, <

demás Departamentos no les interesa gastaban torrentes de tinta en adular al


gran cosa que la capital sea Tuxtla o San antiguo régimen.
Cristóbal. Por lo que toca a los motivos que ha^-a
De todas maneras, el problema está en tenido la Legislatura chiapaneca para
pié y no puedo exponer mi parecer con designarme como Gobernador interino
toda claridad acerca de cómo conjurar del Estado, son de fácil percepción: en-
hasta darme cabal cuenta
ese conflicto, cendido el conflicto entre los diversos
de la verdad de la situación. Me propon- partidos militantes en el Estado y levan-
tando cada día mayor flama, la Legisla- pas, será interpelado por algún represen-
tura, con tendencias enteramente patrio- tante de la Cámara popular el Secretario
tas, trató de encontrar, para colocarla al de Gobernación, para que explique su
frente del Gobierno, una persona que, ni intervención en el conflicto chiapaneco.»
fuera nativo de otra entidad federativa,
ni instrumento de pasiones sectarias, co- Como el Secretario de
mo el señor doctor Policarpo Rueda, que Petición a la
Gobernación, Ingenie-
oriundo
Cámara.
es de Guerrero e instrumento ro Alberto García Gra-
incondicional de la facción que trata de nados ponía obstáculos formidables al
imponer a Rivera Gordillo, sino que, Gobernador nuevamente electo para que
siendo nacido en el Estado, como lo so_v no marchara a Chiapas a hacerse cargo
yo, se hubiera mantenido agena á las del poder, fué necesario que el Licencia-
pequeñas pasiones de campanario, como do Moheno, produciéndose con patriotis-
me he mantenido tampién, no sólo por mo y energía, hiciera al Congreso Nacio-
treinta años de ausencia de mi tierra na- nal la siguiente petición: «Suplico a la
tal, sino porque, no teniendo allá otros Cámara, con fundamento en el artículo
intereses que los de afecto, estoj' en con- 65 del Reglamento, se sirva llamar al C.
diciones, por lo menos, de entrar al Go- Ministro de Gobernación, don Alberto
bierno acorazado por una completa im- García Granados, para que responda an-
parcialidad. te esta Cámara de las responsabilidades
que le resulten en los acontecimientos del
«Rivera Gordillo ha Estado de Chiapas. Q. Mo/ieno,»
iVloheno es tratado de excluirme
chiapaneco.
Gobierno alegando
del El Licenciado Mohe-
[Notable no para fundar su mo-
que soy tabasqueño y no de Chiapas.
discurso.
Aquí Rivera Gordillo ha faltado delibe- ción, pronunció ante
radamente a la verdad por dos conceptos: la Representación Nacional, el siguiente
primero, porque para ser consecuente con discurso:
este parecer, él debía ser el primero que Señores:
exclu3'era al doctor Rueda, que no es del Nunca como ahora he necesitado de
Estado, sino de Guerrero, y segundo, la benevolencia de vuestra soberanía
porque Rivera Gordillo sabe perfecta- para que escuchéis con calma 5' buena
mente que nací en Chiapas, en el Depar- voluntad mis pobres conceptos, y nunca
tarnento de Pichucalco, en Diciembre de lo he necesitado tanto como ahora, por-

1873. que, político novel —


que al cabo nosotros
Siendo yo muy niño, mi familia emi- estábamos deshabituados a hacer políti-
gró a Tabasco, por razones políticas. —
ca hace muchos días que por efecto de la
Allí hice mis estudios primarios y prepa- política de Chiapas estoy hecho un ecce
ratorios yamo profundamente a Tabas- homo; hasta el estado de mi salud se
co, a debo mi vida intelectual y lo
él ha resentido y, por tanto, la exposición
amo como amaría a una madre, pero eso de mis ideas en esta ocación será más
no excluye mi amor a la tierra en que desordenada que de costumbre. Nueva-
viera la luz primera. mente, por ello, por cualquier falta en
Por último, el Diputado Querido Mo- que incurra, presento de antemano mis
heno nos dijo que sabe de ciencia cierta, excusas a vuestra soberanía, ante la cual
qne si mañana no se da solución al con- me inclino con el más profundo respeto.
flicto de Gobernadores interinos de Chia- A raíz de las jornadas del 24 y 25 de
6
— 82 —
Mayo, al terminar el último periodo de las circunstancias excepcionales en que
sesiones, ese periodo que tan ancho cam- yo esto}' colocado; por eso más que nun-
po ha de ocupar en la Historia Nacional, ca, por eso en esta ocasión, rompiendo
en el pórtico de esta Cámara un grupo de mis antecedentes 3' mis costumbres, he
Diputados, de los más jóvenes en su ma- comenzado por implorar mu}'^ humilde esa
yoría, reconocíamos que, cuando en un benevolencia. Señor, yo creo que el que
pueblo se impone acaso sea
la dictadura, no tenga tamaños para pararse en esta
más responsable el pueblo que la sopor- tribuna, no debe hacerlo; por eso yo creo
ta, que el dictador que la impone; y con- que no debe implorarse esa benevolencia
vencidos de ello hicimos firme resolución, en un Parlamento; pero yo no la pido pa-
contrajimos con nosotros mismos el com- ra mi, señor, la pido para la causa que
promiso de no permitir nunca en lo sucesi- me trae aquí, que es la causa de un Es-
vo violación alguna de la ley, por humilde tado, 5' por lo mismo, la causa de la Pa-
y poco trascendente que fuera, a fin de tria.

no tolerar que en lo sucesivo se impusie- Señores Diputados: Vuestra soberanía


ra una dictadura sin prestigio, sucedien- sabe, sin duda, porque lo sabe todo el
do a la prestigiosa dictadura que había público de esta capital, queel Soberano

terminado el veinticinco de Mayo. Congreso del Estado de Chiapas, en vir-


Este compromiso que yo contraje des- tud de un decreto expedido con todas las
de el fondo de mi alma, este compromiso ritualidades de lej^ y en ejercicio de sus
que me es común con ese grupo de repre- más altas funciones, se sirvió nombrar-
sentantes del pueblo, meobligaría, señores me Gobernador interino de aquel Estado;
Diputados, en cualquier caso, á denun- la prensa anunció que yo marchaba a ha-
ciaros las infracciones de la ley, sobre todo cerme cargo de ese alto puesto, y, sin
de la Lev Fundamental; pero en el caso embargo, señores, declaro que no puedo
que me
ocupa, nadie más entre todos los marchar, porque la intervención ilegal
señores Representantes, nadie como 3^0, del Señor Ministro de Gobernación, vio-
— en mi humildad e insignificancia — está lando la soberanía del Estado, me lo im-
obligado a comparecer ante vosotros para pide. (Aplausos.)
denunciar uno de los atentados más gra- Yo, señores, sé, conozco toda la signi-
ves á la Constitución; y lo estoy, seño- ficación, conozco toda la importancia y
res,porque con mi humildad y todo, soy toda la trascendencia del acto inucitado
también por un momento transitorio y que me obliga a dirigiros la palabra y a
hasta cierto punto, Representante de la ocupar vuestra atención, solicitada, sin
soberanía en una Entidad Federativa que duda alguna, por palpitantes e importan-
ha sido ultrajada por ese nuevo Trepoff tísimos problemas en que está interesado
que se inició en política, en el Gobierno el porvenir de la Patria. No ignoro, se-
del Distrito, marcando sobre las espal- ñores, que me juego aquí todo, que me
das del pueblo sangrienta huella con los juego hasta e' .^an de mis hijos, hasta la
sables de la vieja dictadura y que ame- libertad, si el nuevo dictador que trata
naza, si le permitimos sus invasiones, de imponérsonos desde los salones del
marcar hasta en nuestras espaldas las Ministerio de Gobernación, implanta de
culatas de los fusiles. Aludo al Señor nuevo la práctica de llevarnos a la cár-
Ministro de Gobernación. (Aplausos.) cel a los hombres que emitimos nues-
Vuelvo a pedir a vuestra soberanía mil tras opinionas libremente. (Aplausos.)
perdones por todo aquello que parezca Estas consideraciones, señores Diputa-
un exceso; pero señores Diputados, ved dos, fueran acaso bastantes, imponién-
83 -
dose a mi prudencia, para obligarme a anormalísimas condiciones, en las tremen-
callar en otra ocasión; pero en esta vez das convulsiones que acabamos de pasar,
no puedo, ya porque va de por medio la él solo supo arriesgarse, él solo supo
soberanía de un Estado, tan respetado aceptar las más tremendas responsabili-
como cualquiera otro de los miembros de dades, .v él solo ha sabido ir saliendo ai-
la Federación, ya porque de no hacerlo rosamente del trance tan duro en que le

así, pienso que quedaría en un ridículo pusieron las condicionos nacionales. '
En
desastroso; y 3'o declaro, señor, que al ese Gobierno, señor, hay consejeros, hay
ridículo es a lo que más miedo le tengo, Ministros por todo concepto distinguidos;
}• vo}' a explicar por qué. Cuando las allítenemos al señor Ministro de Justi-
gentes están descontentas de nosotros cia,mi distinguido amigo, nuestro Cole-
mismos, esta situación es tolerable; en el ga de Cámara, el Señor Licenciado Don
fondo de nuestro hogar nosotros podemos Manuel Calero, (rumores) cuya mentali-
vivir, podemos respirar si creemos que dad y cuya labor incansable bastarían
el falloajeno, que nos condena, no es jus- para hacer una personalidad distinguida
to; pero cuando nos sentimos en ridículo, por todos conceptos; allí tenéis, señores,

nos sentimos profundamente disgustados una personalidad como el Ministro de


de nosotros mismos y esta situación de Hacienda el Señor Madero; que, desco-
espíritu es absolutamente incompatible nocido ayer, apenas pone el pié en la
con una vida honesta y tranquila. Es Secretaría de Hacienda, se manifiesta fi-

necesario, pues, convencerse de que por nanciero de primera fuerza; allí tenéis
eso los hombres aceptamos en la vida to- también un hombre tan bien intenciona-
do, menos el ridículo conscientemente do, tan leal, tan decidido colaborador de
aceptado. ¿Qué se diría, señor, si maña- la obra patriótica del Señor de la Barra,
na yo, no 3'0 sino la persona escogida como el Señor Gral. González Salas. Se-
por una soberanía, por un Congreso tan ñor, todas estas condiciones hacían y ha-
libre, tan soberano como vosotros, si yo, cen de este Gobierno, de este interinato
en esa situación, dejase sin explicar ante una excepción; pero como el absurdo no
la Nación entera, por qué los decretos puede realizarse ni en la política, ni en
del Congreso de Chiapas han quedado la vida, fué necesario que el Señor Gar-
sin cumplimiento? Y sobre todo, señores, cía Granados entrase, en hora infausta,
esta situación sería excepcionalmente de- al Gobierno, para que la ley histórica se

sairada, teniendo en cuenta que la situa- cumpliera. (Aplausos, siseos.)


ción porque atraviesa el Estado de Chia- Señor, yo esto}' obligado á justificar mis
pas es una situación sin precedente. imputaciones, porque no es de hombres
Señor, es lev histórica y social que honrados lanzarlas sin pruebas, y, sobre
todas las regencias, que todos los interi- todo, cuando, como aquí oigo demostra-
natos despidan corrupción como los pan- ciones y rumores que parecen indicar que
tanos despiden el miasma '
la fiebre y no se está conforme con ellas. Yo ruego,
de la muerte; esta le}' histórica había su- pues, a todos que me escuchen que es el —
frido una excepción problablemente úni- menor derecho que tiene el hombre en
ca en la historia — el interinato del señor un pueblo honrado y libre; yo creo que —
Presidente de la Barra — por tener a su cuando haya concluido, la Representación
frente un hombre puro, un hombre sano, Nacional y ese público que aquí asiste,
un hombre lleno de las mejores intencio-
I Este concepto que por entonces casi todo el País abri-
nes,un hombre de basta instrucción, un gaba respecto del Presidente Interino Lie. de la Barra
quedó desmentido después por la conducta de dicho
hombre paloma, un hombre que en las señor.
- 84 -
estará absolutamente convencido de que mo individuo. Cuando la policía tiene
yo soy un austero cultivador de la ver- noticia de que algo se ha extraviado, de
dad. (Una voz: Pruebas.) Allá van, que algún objeto valioso se ha perdido,
señor. la policía no dirige sus pasos, sus inves-

El Señor García Granados (y voy a tigaciones a buscar al responsable entre


hablar desde luego de su personalidad, los hombres reconocidamente honorables,
porque así se me impone) ha sido en es- sino entre los rateros conocidos.Esta es
ta dolorosa etapa política excepcional- una ventaja de cuando
los antecedentes,
mente afortunado. En momentos en que estos son buenos, y este es también el
la anarquía parecía tragarnos, cuando la inconveniente de los antecedentes, cuan-
sociedad espantada ante la disolución do son malos. De manera que por eso he
del principio de autoridad que parecía necesitado entrar en esos pormenores;
desaparecer para siempre de nuestras porque conociendo al individuo, se pue-
costumbres, reclamaba urgentemente pro- de explicar mejor su obra.
tección, el Señor García Granados, con A raíz de la organización del Gobierno
disposiciones dignas de un Canciller del interino, uno o dos días después de que
imperio Moscovita, surgió en la vida na- que el Gabinete estaba integrado, alguno
cional, y surgió, como tenía que surgir de los miembros de ese Gabinete, de los
un autoritario, como lo es el Señor Gar- más distinguidos, que me favorece con su
cía Granados: repartiendo sablazos al amistad, me hizo el honor de recibirme
pueblo. Naturalmente, aquellos sablazos, en audiencia privada, y en esa audiencia
que en otra ocasión hubieran impresio- le hice notar que el Señor García Gra-

nado vivamente en contra de quien los nados, en su función como Gobernador


ordenaba, arrancaron entonces un aplau- del Distrito, (pues entonces ni él ni nos-

so en favor de García Granados, y lo otros sospechábamos siquiera que llega-


arrancaron por las circunstancias en que se a ocupar la cartera de Gobernación)
esos sablazos se dieron sobre las dolori- había de llevar al Gobierno de la Repú-
das espaldas del pueblo. Toda la socie- blica a los mayores extremos, porque el
dad, todos los que no conocían al señor temperamento del Señor García Grana-
García Granados, vieron en él un hom- dos es, por todo extremo autoritario; el
bre de orden que venía a ser la salva- señor Ministro, a quien me dirigí, me
guardia de la sociedad. No, señores; 3^0 manifestó no conocer al personaje, ser
he vivido un año en la misma pieza con para enteramente nuevo. Pero yo invo-
el

el Señor García Granados y conozco to- co al testimonio de ese honorable miem-


das las lacras de su cuerpo y de su espí* bro del gabinete, para que diga si no es
ritu, y declaro, con ese conocimiento, cierta esa profecía, que nosotros ahora
que este no es un hombre de orden. estamos viendo realizada; ella se ha cum-
Todos los que conocen al Señor García plido en todas sus partes, y ¡ojalá no se
Granados se han dado ya cuenta de que cumpla todavía en forma mucho más do-
ese //V convulsivo que sacude su cuerpo lorosa de la que estamos presenciando!
es el mismo ^/c que sacude su espíritu, y Los sucesos, señor, que yo voy a denun-
bajo cuya influencia se elaboran muchas ciar aquí, no impresionan mucho a vues-
de sus ideaciones y mandatos. tras señorías, tal vez porque se realizan
Señor, a los hombres haj' que conside- a gran distancia; pero la sangre del pue-
rarlos, sobre todo, por sus antecedentes; blo cuando se derrama, lo mismo es que
los antecedentes de un individuo expli- se derrame en las estepas del Norte que
can mejor que nada los actos de ese mis- en las fronteras de Guatemala, y la san-

i
- 85 -
gre del pueblo se está derramando en es- En seguida se dedicó el señor García
tos momentos por imprudente labor
la Granados a hostilizar jefes maderistas
y
del Ministro de Gobernación. (Aplausos provocó las dificultades con Zapata, el
y siseos.) Gobierno tomó empeño en impedir la la-
Señores, yo no quisiera creer que hay bor conciliadora y política del señor Ma-
claque enviada por el mismo señor Minis- dero, no sé con qué miras (voces: ¡menti-
tro para ahogar mi voz. (Voces: ¡no, no! ra!); pero seguramente sin mira alguna y
Aplausos, siseos); pero como parece que por pura torpeza. Después García Gra-
sí lahay, y para que no se entienda que nados, despechado, comenzó a atacar
en estas censuras soy yo solo, voy á leer también por la prensa y fundado en el

un testimonio irrecusable, sobretodo, an- prestigio de su cargo, al señor Madero,


te loselementos de la revolución de No- su segundo protector, quien consintió en
viembre. que fuera nombrado Ministro de Gober-
En el Diario del Hogar de esta misma nación. Esta es la conducta del señor
fecha aparece una entrevista concedida García Granados; que la juzgue el pú-
por el señor licenciado José Vasconcelos. blico*.
El señor licenciado José Vasconcelos es Ya veis, pues, señores Diputados, que
honorable por todos conceptos, (siseos) si me equivoco es en compañía muy res-
si, señor, es honorable por todos concep- petable. Por lo demás, señores, esta opi-
tos. nión no es sólo del señor Vasconcelos y
Dentro de los elementos revoluciona- mía: gradualmente va siendo la opinión
rios que nos están permitiendo, que a mí de todo el país.

me están permitiendo con su labor, ha- Comentemos ahora un poco las decla-
blar con la libertad que hablo,
con raciones del señor Vasconcelos, porque
(aplausos) el señor licenciado Vasconce- esto, repito, es necesario, es indispensa-
los es más sanos y de los más
uno de los ble como antecedente personal.
útiles, ymás, entre otras causas,
lo es El señor Ministro de Gobernación de-
por su extrema juventud; y ese hombre be su puesto exclusivamente al favor de
que es enteramente irrecusable, ante el la revolusión; no es verdad como en su
concepto de la nación, ha vertido hoyes- benevolencia lo asienta el señor Vascon-
tas palabras respecto al ministro a quien celos, que le honró la actitud que guardó
estoy inculpando; «No
yo cómo resul-
sé durante el antiguo régimen. El señor Mi-
tó designado el señor García Granados, nistro de Gobernación permaneció aleja-
aunque sí creo que el señor Madero se do de los puestos públicos, en primer lu-
conformó con el nombramiento de dicho gar, porque tenía una fortuna más que
señor, que carecía de antecedentes poli- decente que no le imponía necesidades de
eos, lo cual le honra porque supo mante- ninguna clase; y en segundo lugar, por-
nerse apartado del Gobierno durante la que dentro del sistema imperante desde
dictadura porfirista. El señor García Gra- 1876 hasta el 25 de Mayo, no era cosa fá-
nados había desempeñado el cargo de Go- cil abrirse camino a los altos puestos, a
bernador del Distrito por dos meses, por los cuales él habría aspirado. Por lo de-

nombramiento hecho en su favor por el más, la actitud del señor García Grana-
Licenciado Emilio Vázquez. Luego que dos tiene tanto mérito como la de esos fa-
el señor García Granados se hizo cargo kires de la India que se pasan la vida mi-
del Ministerio, censuró con escándalo rándose el ombligo. (Aplausos). Y si no,
por la prensa la labor de don Emilio, su yo pregunto a cualquiera aquí, y le cedo
antiguo protector. la palabra desde luego, para que pueda
— 86

contestarme: dónde está la labor de cual-


¿ blico, sino por la aplastante fuerza del
quiera especie, intelectual, moral? ¿Dón- hábito. El dogal es una cosa que se pega
de está la obra útil que García Granados mucho al cuello.

antes de su entrada al Ministerio, haya Pues bien, señores, no es verdad que


cumplido en beneficio déla Patria? (Vo- un pueblo se vuelva demócrata en vein-
ces: Bien, bien) ?Qué hace ese Ministro ticuatro horas, aun cuando este pueblo
apenas llegado a una de las mayores al- tenga hombres como Madero; los hábitos
turas del Poder, por favor del señor Ma- adquiridos perduran largo tiempo.
dero, según declaraciones del señor Vas- Ahora bien, señores, nosotros sabemos
concelos? ¿Qué hace, digo, ese Ministro y esto no es un misterio ni es una cobar-
en ese puesto? Inmediatamente se pone a día que lo declare ahora, quien siempre
haceruna labor obstruccionista a los prin- lo dijo en voz alta, que el Gobierno del

cipios conquistados por la Revolución de General Díaz fué eminentemente una dic-
Noviembre; y él, que se dice elemento de tadura. x\hora bien, no hay en estos mo-
orden, se pone con sus imprudentes de- momentos en esta Cámara, ni como asis-
claraciones a acumular para el porvenir tentes ni como diputados, ni en toda la

los elementos de anarquía que dice com- amplitud del país, un sólo hombre que
batir. pueda decir que el General Díaz le dio
El señor García Granados, sin saber alguna orden terminante; el General Díaz
lo que yo venía a decir aquí, se anticipa no daba esas órdenes, ni siquiera hacía
a decir que serán calumnias. Si vuestra indicaciones, como el señor García Gra-
soberanía lo hace comparecer, como j'O nados; sencillamente daba a entender có-
respetuosamente lo pido, vendrá a decir- mo opinaba él; pero con esta opinión, en
nos que él no ha dicho absolutamente países que no están habituados a la de-
nada, que, él es un ciudadano como cual- mocracia, se forman las dictaduras. De
quier otro que tiene el derecho de opi- manera que las opiniones del señor Gar-
nar, que no da consignas cuando él dice cía Granados no son las mismas en cuan-
xjue ha de ser electo Vicepresidente déla to a su valor ante el pueblo, que las que
República el señor Vázquez Gómez; que pudiera yo emitir. Yo soy un simple ciu-
no da consigna cuando dice que el señor dadano (una voz: como Madero) (voces:
Madero, glorioso jefe déla Revolución, a ¡No, no'.); cualquier cosa dicha por mí no
pesar de todo, es un demagogo (aplau- trasciende sino a muy corta esfera. Pero
sos), que cuando él dice que este hombre cuando una declaración en víspera délas
es un demagogo, —
este hombre que en —
elecciones que hoy por hoy es la cues-
seis meses hizo lo que no nos atrevimos tión palpitante de México, cuando una —
a hacer en treinta y cinco años (Aplau- declaración tan grave como la que ha he-
sos. ¡Viva Madero!) es una sencilla opi- cho el señor García Granados emana, no
nión como laque da un humilde servidor sólo de un Ministro, sino del Ministro
dé ustedes. Esto no es verdad, señores. que por derecho lleva todo el /oe maneje
Los que conocen los efectos de la ley de de la política, entonces esa declaración,
emancipación de los esclavos en Brasil en un país como este, equivale, como di-
y en Cuba, los dos paises civilizados que go, a una consigna. Pero esto no me ex-
los tuvieron hasta últimamente, saben que traña, señores, porque (}' aquí voy a de-

el efecto de esas leyes fué de hecho prác- cir algo que va a despertar una tempes-

ticamente nulo, porque los esclavos si- tad entre los amigos del señor García
guieron siendo esclavos; y siguieron sién- Granados) yo nunca he creído, con el ín-
dolo, no porque lo impusiera el poder pú- timo conocimiento que de él tengo, que
-

_ 87

su cerebro está bien equilibrado; y voy ñor Madero, porque es un demagogo, (y


a dar una prueba, y voy a decir algo que lo dice el que está alentando la revolu-

se ignora en todo el país. ción de loschamulas en Chiapas) (Aplau-


En los precisos momentos en que el je- sos).
fe de la Revolución, don Francisco I. Ma- La verdad, señores Diputados, es que
dero se encontraba en Cuautla, tratando el señor Ministro de Gobernación sabe
de evitar derramamiento de sangre,
el que General Reyes por auto-
ni el señor

que- ya olfateaba con embriaguez el Mi- ritario — según él —


ni el señor Madero,

nistro de Gobernación, se celebró una —


por demagogo según él cometerían la —
junta de altos personajes de carácter ofi- torpeza de llamarlo a su Ministerio.
cial, y como el Ministro de Gobernación Cuando se le llamó fué porque no se le

hablase de que no se quería hacer avan- conocía.


zar las tropas del General Huerta sobre Yo verdaderamente, señores,
siento,
las huestes de Zapata, alguien le hizo ob- tener que expresarme en estos términos
servar que: «No era posible en aquellos de un miembro del Gabinete, y lo siento
momentos hacer porque las balas de
eso, tanto más, cuanto que, como lo he dicho,
Huerta podrían matar al señor Madero». excepción hecha del ministro de Gober-
¿Y sabéis lo que el señor García Grana- nación, todos los demás altos miembros
dos contestó? (Protesto bajo mi palabra del Gobierno merecen mis respetos, y los
de honor, por el honor de toda mi raza, respetos del país, y los respetos de todo
que esto es rigurosamente cierto). Con- el mundo.
testó: «La bala que mate al señor Made- Señores Diputados: Entro ahora a pun-
ro salvará a la nación>. (Voces: ¡Muera tos más concretos y voy a introducir
García Granados, no es verdad!) Estoes aquí una nueva personalidad en el deba-
verdad, porque yo nunca he mentido, y te, o diré más bien, en esta exaltada pe-
los hechos, señores, no se destruyen con roración, que no puede menos de ser ex-
gritos. Es evidente, que de esta frase no altada, porque como dijo Jesús: «de la
ha quedado ni un recibo, ni una escritu- abundancia del corazón habla la lengua»
ra pública; pero esa frase es rigurosamen- y yo en el corazón tengo mucha amargu-
te cierta. ra. Voy, repito, a introducir en mi ora-

Señores, un Ministro de la Revolución ción el nombre de otra persona, y la voy


que tiene esta opinión respecto de cual- a introducir, porque esa otra persona en
quier individuo, es, por lo menos, alta- consorcio con el señor Ministro de Go-
mente censurable; pero si esa opinión es bernación, es causante de los crímenes
la que tiene del jefe de la Revolución, yo que en este momento se cometen en Chia-
sostengo, por encima de la claque del se- pas; me refiero al señor Secretario del
ñor Ministro Gobernación, y sobre
de Gobierno del Distrito, don José Antonio
todas las claques que el pudor más ele- Rivera Gordillo.
mental en política le dictaba en el mismo La amistad —
íntima y la llamaré amis-
momento su dimisión. Pero el señor Gar- tad, porque ese sentimiento es demasiado
cía Granados no ha querido dimitir ni complexo, tan complexo, que no puedo
dimitirá hasta que se le pida su renuncia. de pronto encontrar un vocablo en el idio-
Ya habéis oído, entre sus famosas de- ma español que lo exprese claramente,
claraciones, que él se propone no ser Mi- la amistad de estos dos hombres arranca
nistro ni del señor General Reyes, por- de la misma infecta pieza de la cárcel de
que sería un autoritario, (y lo dice el que Belén, donde yo extinguí dieciocho me-
dio de sablazos al pueblo) ni con el se- ses de prisión y García Granados algo
— 88 —

más de un año, por oposición, en el año pisé esta tribuna no ignoraba yo las con-
de 1893, al Gobierno del General Díaz; secuencias de mi conducta: conozco las
Rivera Gordillo, por un absurdo, estu- consecuencias de mis actos lo mismo en
vo también en la cárcel; Rivera Gordi- el terreno personal que en el terreno legal
llo no debía haber estado en la cárcel, y bien medidas y pesadas he creído que
nunca debió estar en la cárcel. En la el deber me traía aquí, para que 3'a que

misma pieza vivíamos los tres, y Rivera no pueda yo impedir que la soberanía de
Gordillo, que en los asuntos de Chiapas Chiapas sea pisoteada, pueda 3^0 excla-
toca la cima de la altanería, suele tocar mar, como el Rey Caballero: «todo se
en otras la sima (pero con s), es decir, ha perdido, menos el honor,» (Aplausos
lo más hondo de la suavidad de carácter, y voces: bien, bien.)
de la humildad. Con esta sumisión ganó
(porque los extremos se tocan) la volun- Este libro que tengo aquí es la Cons-
tad del señor García Granados, y a tra- titución de 1857. Es muy difícil que ha-
vés de diecinueve años ha ejercido sobre ya en el mundo un libro de tan escasas
el señor García Granados una influencia páginas y que haya costado tanta sangre
que sobre todos nosotros no ejercen ni generosa como la que se ha derramado
nuestros hijos, ni nuestras consortes. El por afianzar los principios consignados
señor Rivera Gordillo tiene un dominio en este panfleto; por estas páginas, por
tal sobre el señor García Granados, que llegar a las conquistas que aquí se escri-
ya lo ha llevado hasta el crimen, hasta el bieron y que apenas estamos entrevien-
crimen político en Chiapas, como lo ha do, se ensangrentó la Patria en la guerra
llevado tambión al crimen en el Estado de tres años; por éstas siguió ensangren-
de Veracruz, donde atentó contra la so- tando en todas las guerras, por éstas con-
beranía del Estado por complacer al can- quistas blanquean todavía al sol de las
didato Mascareñas, que es una debilidad estepas del Norte, los huesos de los com-
de Rivera Gordillo. batientes heroicos que cayeron allí, en la
Aquella amistad, aquel sentimiento, ha última revolución; y por este libro que
hecho de García Granados y Rivera debiera ser el a/ma parens de la Patria
Gordillo una pareja que yo gustoso so- que hasta hoy no hemos logrado imponer
metería a la profunda investigación psi- como se debiera, en este libro haj' dos
cológica de Scipión Sighele. Lástima que artículosque el señor Ministro de Gober-
no sea dado obtener su concurso para nación por imponer a su consentido, el
exhibirlo ante vosotros con aquel colori- señor Rivera Gordillo, ha pisoteado in-
do con que el colosal psicólogo italiano consideradamente, desconociendo la so-
podría hacerlo. beranía de Chiapas y desconociendo tam-
Una voz: es usted un canalla. bién vuestra soberanía.
El C. Moheno continuando: Suplico al Estos artículos son: el 40, que dice:
señor Presidente que se sirva mandar «Es voluntad del pueblo mexicano cons-
expulsar a ese individuo que me ha inju- tituirse en una República representativa
riado desde la galería; (voces: bravo, democrática Federal, compuesta de Es-
fuera, fuera) y antes de dejar pasar la tados libres y soberanos en todo lo con-
injuriosa imputación de ese miserable que cerniente a su régimen interior* y el ar-
me ha injuriado valiéndose de la impu- tículo 116 que dice: «Los poderes de la
nidad de las multitudes, manifiesto que Nación tienen el deber de proteger a los
todo lo que he dicho aquí lo sostendré en Estados contra la invasión o violencia
cualquier terreno. Repito que cuando exterior, en caso de sublevación o tras-
89 -
torno interior, les prestarán igualmente elespíritu separatista- -que nunca ha po-
protección.» dido arraigar en aquella tierra de hidal-
Vamos a ver, señores Diputados, cómo —
gos en ese periódico, su obra está enca-
el señor Ministro de Gobernación en su minada, más que a elogiar la tierra chia-
labor eminentemente personal
y hasta paneca, al villorrio en que él nació, y
reñida en el parecer con Consejo de
el casi casi, puramente a la familia Rivera
Ministros, vamos a ver cómo ha respeta- Gordillo.
do esa soberanía respecto al régimen in- Esta es la verdad, y de esta verdad
terior delEstado de Chiapas, y vamos a responden en México todos los miembros
ver cómo ha protegido a las autoridades de la Colonia chiapaneca. Naturalmente
constituidas en Chiapas contra la suble- con tendencias de esta índole y con los
vación de los chamulas soliviantado por antecedentes a que me acabo de referir,
su ahijado el señor Rivera Gordillo. no es extraño que este candidato no haya
(Aplausos y siseos); y a propósito de encontrado en Chiapas la cantidad de
ésto,porque si no me equivoco, hay aquí sufragios que, ya que no lo llevasen a la
números conterráneos, hay en esta gale- Primera Magistratura del Estado, al

ríanumerosos chiapanecos, que contribu- menos le permitiesen salir airosamente


yen a formar la opinión pública, es con- derrotado. Pero cuando sus ansias eran
veniente puntualizar la situación del se- mayores, su buena suerte llevó a su pro-
ñor Rivera Gordillo; y es conveniente y tector de 20 años, a García Granados, ai
hacerlo porque, como candidato al
lícito Gobierno del Distrito; y, como también
Gobierno Constitucional del Estado de lo predije desde ese asiento a varios Di-
Chiapas, es un hombre público sujeto putados 5' desde la Secretaría de Estado
al examen mío y de todo el país. Vamos a que antes me refería al honorable Mi-
a puntualizar cual ha sido la situación nistro a quien hablaba, horas después
de este individuo dentro del Estado de nombraba su Secretario a Rivera Gor-
Chiapas o lo que es lo mismo, como chia- dillo.

paneco. Dice un adagio que no hay hombre


El señor Rivera Gordillo (y esto lo grande para su ayuda de cámara, lo cual
saben todos los chiapanecos aquí presen- quiere decir que las cosas grandes, sólo
tes) no es chiapaneco, sino más bien gua- son grandes vistas desde lejos, que mu-
temalteco. chas cosas pequeñas, vistas desde lejos,
Dentro de Chiapas es comiteco, es de- también tienen perspectivas de grandio-
cir,no siente que la patria chica arran- sas; y los provincianos que vivimos allá
que o se encierre entre la frontera de Ve- lejos— y Chiapas está muy lejos pensa- —
racruz, Tabasco y el Río Suchiate, sino mos que el puesto de Secretario de Go-
de las huertas de la ciudad de Comitán; bierno del Distrito es — como se dice co*
que si él pudiera, hace mucho tiempo ha- munmente — una cosa de la otra vida.
bría erigido en República independiente; Naturalmente el prestigio del puesto dio
y para que no se diga que yo falto en al señor Rivera Gordillo algunos elemen-
esto a la verdad, invoco el testimonio de tos que de otra manera le hubieran fal-
su periódico Chiapas y México, (fijaos tado absolutamente. Simultáneamente el
bien; nosotros hubiésemos llamado
le señor Ministro Vázquez Gómez llevaba a
México y Chiapas, y él le llamó Chiapas la Sub-secretaría de Gobernación al señor

y México). Pues bien, en ese periódico Licenciado Matías Chávez, oriundo del
consagrado a través demás de cuatro años Estado de Guerrero, y como el señor Mi-
a la nefanda obra de levantar en Chiapas nistro Vázquez Gómez en lo que él llamó
go

SU, necesidad de renovación creyó necesa- co ni de vista, pero de quien me basta


rio remover al Gobernador de Chiapas, saber que es íntimo amigo de uno de los
se dejó guiar por su Sub-secretario el más honorables miembros de esta Cáma-
señor Chávez, quien encontró lo más natu- ra, el señor Licenciado José R. Aspe, la
ral del mundo Primera Magis-
llevar a la del señor Rovelo Arguello. Este señor
tratura de Chiapas, no a un hijo del Es- fué a ocupar la Primera Magistratura de
tado, sino a una persona amiga suya, al Chiapas como elemento de paz, como ele-
doctor Policarpo Rueda, que también es mento de concordia, como elemento de
del Estado de .Guerrero. Naturalmente, justicia, como elemento de esperanza pa-
en el estupor que siguió inmediatamente ra las conciencias atribuladas de aquel
a la caída del General Díaz, todas estas Estado, que llevaba 3'a algo más de me-
cosas eran mucho más fáciles que ahora dia docena de Gobernadores interinos.
y por lo mismo, fué fácil al señor Matías El señor Rovelo Arguello fué a hacer
Chávez imponer en Chiapas al doctor allá, según información que tengo, labor
Policarpo Rueda, cuyos antecedentes lo honesta y honrada; pero esta labor no se-
acreditan como denunciante, pues fué cundaba las tendencias del señor Rivera
quien denunció al Capitán Guevara, que Gordillo y en el acto se encendieron en-
hace un momento he visto por esas gra- tonces las viejas discordias.
derías y al Jefe revolucianario Coronel Como he dicho en reciente entrevista a
Albores. Este fué el individuo que se es- la prensa, sobre las brasas de aquel in-
cogió para la Primera Magistratura de cendio, habían caído las cenizas de vein-
Chiapas. poco antes que cayera el Minis- te años de olvido; nadie pensaba en ello,
tro Vázquez Gómez por exigencias de la pero los escasos amigos del señor Rivera
sociedad y por exigencias también de la Gordillo pensaron que aquella era la
revolución. Cuando éste ca3^ó, el Gober- ocasión de levantar la flama, y ha levan-
nador Rueda se sintió sin apoyo alguno tado tanto, que ya en estos momentos
y vino a la capital. El señor Rivera Gor- ha causado elincendio de todo un pueblo
dillo encontró que entrar en combinación de cinco mil almas quemado ayer por
con el señor Rueda, era lo mejor para los chamulas, partidarios del señor Rive-
imponer en un fraude electoral su candi- ra Gordillo.
datura rechazada unánimente por el pue- La cuestión ha llegado a hacerse grave
blo de Chiapas, excepción hecha de la por todos conceptos. El señor Mirtistro
tribu de chamulas; pero Chiapas no esta- de Gobernación, resuelto a todo trance a
ba conforme con esto. imponer en Chiapas la candidatura del
Entre tanto se efectuaban en Chiapas señor Rivera Gordillo, y sabiendo que
las primeras elecciones de Diputados que contaba con los elementos vazquistas del
se han verificado bajo el nuevo régimen, señor doctor Rueda, decidió a todo tran-
y con estos elementos se integró la Le- ce, por encima de las le3'es fundamenta-
gislatura. Por un convenio entre los re- les de la República 3' por encima de las
presentantes de esta capital de los parti- Estado de Chiapas, imponer al
le3^es del
dos militantes en Chiapas, entre los cua- Gobernador Rueda, Gobernador que en
les figuró el señor Rivera Gordillo y me estos momentos está procesado por la
parece que también el señor Víctor Ma- Legislatura de Chiapas por el robo de
nuel Castillo, que hace un momento me una vajilla, a efecto de que pudiera ato-
parece haber visto por ahí, se aceptó do trance 3' contra todas las opiniones,
como candidatura de transacción la de sacar avante y en hombros la candidatu-
un cumplido caballero a quien no conoz- ra de su protegido el señor Rivera Gor-
— 91 —

dillo. Y a ese fin ha hecho a la Legisla- Gobernación introducía un principio al-


tura de Chiapas, a la que desconoce, lla- tamente disolvente al abrogarse la facul-
mándola partido del rabasismo y del se- tad de desconocer a las autoridades cons-
ñor Licenciado Victor Manuel Castillo, tituidas, pensé, yo, señores, que solo la
las famosas recomendaciones que él acos- soberanía nacional tiene derecho de fa-

tumbra hacer, obligándola a que acepte llaren estas cuestiones y mientras el Se-
a todo trance al señor doctor don Poli- nado de la República no desconozca esas
carpo Rueda, a quien el Estado rechaza autoridades, ellas serán las únicas legíti-
ahora. En tal conflicto, la Legislatura mas representantes de la soberanía na-
de Chiapas, pensó esto: ¿ dónde encontrar cional de aquel Estado.
una persona que satisfaga ese sentimien- El Señor García Granados no sólo in-
to de localismo estrecho, si queréis, pero curre en una arrogancia, sino en una
visto en estos momentos como muy legí- usurpación de funciones al desconocer
timo, una persona nacida en el Estado aquella otra soberanía.
que no tenga aquí ni ofensas que vengar ni Ante la actitud francamente hostil del
intereses que cuidar, ni amigos a quienes Señor Ministro acudí ¿a quién debía acu-
complacer, ni enemigos a quienes aniqui- dir? al que en este país tiene el don de
lar, que venga a hacer la labor de con- acercar todas las voluntades, de resolver
cordia, de pacificación, que tan necesa- todos los conflictos y resolverlos con la
ria es en estos momentos en esta socie- manera suave, caballerosa y digna que
dad desolada por una guerra espantosa? tanto necesitamos, al Señor Presidente
Y esa Legislatura se fijó en mí, no por de la Barra, y encontré en él la protesta
otros merecimientos sino por la circuns- solemne de que se respetaría la sobera-
tancia mu}' fortuita — si queréis — de ha- nía del Estado, y yo sé, señor, que sería
ber nacido en territorio de Chiapas y de respetada si el Señor Ministro de Gober-
haber estado treinta años fuera de aquel nación no continuara, inflexiblemente,
territorio; de manera que todas mis ma- contra la voluntad nacional, incrustado
las pasiones (que yo soy el primero en en el Gabinete. Desgraciadamente él si-

declarar que las tengo) no han podido gue ahí y hasta este momento toda la
fructificar á expensas de Chiapas, sino a buena voluntad del Señor Presidente,
expensas de otros lugares, menos afortu- todo el buen juicio, todas las sanas in-
nados a este respecto que Chiapas y por tenciones de los demás colegas del Señor
esta razón, se me escogió a mí — el más García Granados, no han sido bastantes
indigno de todos desde otros puntos de para solucionar aquél conflicto.
vista. —Y una vez designado yo, que Tengo en la mano un mensaje que no
también llevé el dogal, lo primero que hace una hora he recibido del Señor Go-
discurrí fué ir a consultar el estado de bernador del Estado de Chiapas en fun-
espíritu del señor Ministro de Goberna- ciones, que me voy á permitir leer: «Es-
que me dijo? sencilla-
ción, y ¿sabéis lo «timo pertinente informar a usted acerca
mente me amenazó con la revolución. «últimos acontecimientos y situación ac-
Ante la actitud resueltamente hostil del «tual.Anteayer tarde presentóse columna
Señor Ministro de Gobernación que me «sediciososmargen derecha Grijalva fren-
declaró, sin ambajes, que la Legislatura «te Alcalá, atacó nuestro destacamento
de Chiapas no era una Legislatura legal, «que custodiaba el paso, después media
porque en su concepto aquella Legisla- «hora combate sediciosos huyeron a la
tura estaba hecha bajo la presión de un «población en donde incendiaron Palacio
Gobernador, con lo que el Ministro de «Municipal, dos casas de comercio y
92 —
«otras particulares, sediciosos desbandá- ante la situación que yo le planteaba,

«ronse columna Ixtapa con numerosa probablemente creyó necesario llevar an-
«chusma chamula continua allí. Tenemos te la consideración del Conpejo de Minis-
«pruebas y noticias fidedignas que Dr. tros la situación gravísima de Chiapas,
«Rueda esta ligado con movimiento se- y digo gravísima, porque evidentemente
«dicioso, hasta ho}' permanecemos con eso de que ante el concepto nacional y
«elementos sobrados para defensa y dia- ante el criterio de extranjeros que están
«riamente acuden voluntarios de distin- pendientes de nosotros para invertir sus
«tos Departamentos a apoyar Gobierno, capitales o dejar perder los que tienen
«pero necesitamos elementos federación invertidos si no les ofrecemos garantías,
«para marchar sobre ellos y reducirlos eso de que el funcionario obligado a cui-
«al orden. Reina gran descontento entre dar el orden, sea el que fomenta la re-
«Chamulas por comprender ahora engaño vuelta, es por todo extremo absurdo y
«de que fueron víctimas y han empezado disolvente.
«a desbandarse: los cuatro ó cinco insti- Se llevó, digo, la cuestión ante el Con-
«gadores hacen alarde fuerza para obte- sejo de Ministros, y la prensa, de entre
«ner concesiones del Gobierno, pero son la cual escojo a El País, por ser el primer
«enteramente impotentes. Resto Estado periódico que tuve á la mano, da cuenta
«en completa tranquilidad y protestando de este Consejo, diciendo que el señor
«diariamente su adhesión y respeto al Presidente de Barra llamará a las per-
la

«Gobierno constituido. Rovelo Arguello.'» sonas más prominentes de la Colonia


He aquí como la Federación por con- Chiapaneca residente en esta ciudad y
ducto de su Ministro acude a la suprema que estén inmiscuidas en el actual movi-
necesidad que una entidad federativa tie- miento político de Chiapas, o que tengan
ne de que se le auxilie en momentos an- por sus prendas personales de políticos
gustiosos. Pero el SeñorMinistro me dirá, bastante ascendiente entre sus conterrá-
ya me lo ha dicho que nadie ha pedido neos, para que de común acuerdo y bajo
allá el auxilio; y yo pregunto ¿quién, lo los auspicios del señor de la Barra, los
pidió en Morelos? ¿quién, que tuviera representantes de los partidos contrarios
facultad, como los poderes locales, para nombren un Gobernador Provisional que
pedirlo? De allí no lo pidió nadie y esto satisfaga las aspiraciones de ambos par-
muestra el doble criterio del Señor Mi- tidos. Al enterarme yo en la mañana de
nistro de Gobernación cuando van de por ayer de este acuerdo del Consejo de Mi-
medio sus afectos y sus incurables odios. nistros, sabiendo como sé que general-
En el Estado de Morelos, el Señor mente la prensa, o por lo menos parte de
García Granados cree, como creyó hace ella, se inspira en el Ministerio de Go-
poco y sigue creyendo, que es necesario bernación, quise creer que éste no era el

pasar á cuchillo á los bandoleros de ese acuerdo del Consejo, sino que era un
Estado, porque esos cometieron el nefan- acuerdo del señor García Granados; y en
do crimen de haber sido partidarios del efecto, señores, éste no fué el acuerdo
Señor Madero .... (Voces: ¡no, no! Aplau- del Consejo de Ministros —
entiendo que
sos,) y ese mismo Señor Granados tiene está en este recinto el H. Secretario de
toda clase de complicidades y ternuras Justicia y él ha tenido la deferencia, por
para la horda salvaje de chamulas. por- lo que yo una vez más le expreso mi
que son partidarios de Rivera Gordillo. agradecimiento, de explicarme que en ese
(Aplausos.) Consejo no se hizo más que cambiar opi-
El señor Presidente de la República, niones y no se tomó decisión alguna res-
- 93

pecto a la soberanía de Chiapas. No obs- la humildísima personalidad con que yo
tante esto, yo, por indicación del señor me presento ante vuestra soberanía. Yo,
de la Barra, acudí la mañana de ayer al señores, soy y pienso en este caso como
señor Ministro de Gobernación para sa- aquel sensato escudero del adorable loco
ber cuál era la actitud del Gobierno en de Cervantes: «Prefiero irme Sancho al

este grave conflicto de Chiapas, que pue- cielo que Gobernador a los infiernos».
de ser el conflicto de todas las entidades, Quiero decir que antes que ir a ser allá
y ¿sabéis lo queme dijo en síntesis? Pues elemento de obstrucción, antes de ir a
que Consejo había decidido hacer a un
el hacer a Chiapas labor malsana, en este
lado al Soberano Congreso de Chiapas y momento en que la República necesita
a mí y enviar allá un Gobernador mili- de todas nuestras buenas voluntades,
tar! (Risas y aplausos.) prefiero quedarme humildemente aquí,
Evidentemente esta situación no puede cumpliendo humildemente mi labor, como
continuar así; y como en ella estoy ha- el último, sin duda, de todos los señores
ciendo yo, como antes dije, el papel de Diputados; pero debo lamentar con toda
Ecce Horno, del cual ya estoy profunda- mi alma el poco tino del señor García
mente fatigado, antes de explicar a mis Granados, para haber ido a escoger como
electores de Chiapas por qué no voy allá, víctima de sus más graves atentados á la
he querido residenciar al señor Ministro soberanía local, precisamente al Estado
de Gobernación para que venga á respon- contra quien menos se debió atentar. No
der ante vuestra soberanía de las graves hay que olvidar, señores, las condiciones
invasiones que viene cometiendo a la so- del Estado de Chiapas: cuando nuestra
beranía de aquel Estado. Yo creo inútil, nacionalidad se formó, puede pensarse
por mi parte, librar allá en Chiapas una en determinado momento que algunas de
batalla, que seguramente tendré que per- sus fracciones no entraban a formar en
der, porque es absolutamente imposible el conjunto nacional de buena voluntad,
que jefe alguno de Estado pueda ir a ha- porque no lo expresaban de una manera

cer labor de pacificación ahí donde ele- terminante; acaso algunas fueron sin
mentos tan poderosos como el Ministro darse cuenta; pero no es esta la situación
de Gobernación le sopla los rescoldos y de Chiapas; Chiapas se agregó a la Re-
levanta llamaradas; esto es absoluta- pública Mexicana por su libre y espon-
mente imposible }' 3*0, en tales con- tánea voluntad, mediante un plebiscito
diciones, dejo al criterio del Soberano que hará época en la historia de los pue-
Congreso del Estado, resolver este con- blos cultos, a pesar del extraviado con-
flicto. cepto que se tiene en muchas partes de
Pero, señores, para terminar, necesito nuestro país respecto de la cultura del
una última justificación personal; tal vez Estado de Chiapas. Y encerrado en sus
se creerá por quien no me conozca, que montañas y enmedio de sus pobrezas y
todo ese trabajo lo he hecho 3'o por con- amenazado por las ambiciones de Guate-
quistar aquel Gobierno. Señor, en tiem- mala que siempre lo reclamó, a través
pos pasados, cuando todos o muchos de de un siglo, jamás flaqueó la lealtad de
los puestos públicos y los Gobiernos de Chiapas; ningún Estado fué más mexi-
los Estados principalmente fueron canon- cano, más fiel que Chiapas; siempre dio
gías, donde no había que ir más que a a este país, a esta nuestra patria, todo
recibirhonores y recompensas, esta im- su cariño, y no lo dio por imposición de
putación pudo hacérseme; pero hoy no la costumbre, como los hijos que nacen

puede hacerse a nadie que tenga siquiera en el hogar doméstico y se crían amando
94

á SUS padres, sino lo dio libremente, por sivamente local, y el Gobierno Federal
amor á México, ha procurado únicamente conservar el
Es, pues, error insigne ir precisamente orden, hasta donde le ha sido posible, en
alEstado que sin duda de una manera vista del escaso número de fuerzas de
patente ha sido el primero entre todos que ahí dispone. Bien conocidas son las
los leales,para ultrajarlo de modo tan rivalidades que se han suscitado des-
sangriento; y yo espero que si alguna de que el señor Rabasa trasladó la Ca-
vez, si la justicia es cierta, si la justicia pital del Estado, de San Cristóbal á
no es un mito, la sangre que en estos Tuxtla, rivalidades que, durante muchos
momentos se está derramando criminal- años, fueron despóticamente reprimidas;
mente en el Estado de Chiapas por ne- pero que han surgido de nuevo desde que
fandas ambiciones personales, ha de caer el pueblo recobró su libertad. La conse-
sobre las cabezas malditas de quienes han cuencia ha sido la formación de dos par-

hecho derramarla. (Aplausos nutridos y tidos, de los cuales uno pretende que la

bravos)». Capital quede en Tuxtla, y el otro, se

La mayor parte de la representación traslade de nuevo a San Cristóbal. Con-

nacional no estuvo conforme con la soli- forme a mala costumbre, de tiempo


la

citud del Lie. Moheno, por lo que votó atrás establecida, ambos partidos han
en contra, y en tal virtud el señor Minis- venido a solicitar el auxilio del Gobierno
tro de Gobernación quedó sin obliga- Federal; pero éste ha declinado toda in-

ción de informar. tervención que signifique el apoyo de uno


o de otro, limitándose a llamar a los
No obstante lo acor- partidos al terreno de la conciliación,
Informe del j^Jq pqj. la mayoría de con el fin de evitar que recurran a las
Sr. JVlinistro. t^- . j -
los Diputados, el señor
, i
armas.
Ministro de Gobernación, acatando órde- Desgraciadamente no se ha logrado ese
nes del Ejecutivo, rindió a la Cámara, objeto, pues al resultar las elecciones a
con respecto a los sucesos üe Chiapas, la Legislatura favorables a los intereses
este informe: de Tuxtla, y al destituir esa Legislatura
«El Ejecutivo de la Unión se ha ente- al Gobernador interino, Dr. Policarpo
rado de la interpelación presentada por Rueda, los partidarios de San Cristóbal
elseñor Diputado Querido Moheno, y se han levantado en armas, alegando
me ha encomendado que, en mi carácter fraude en las elecciones. El Ejecutivo de
de Secretario de Gobernación rindiera un la Unión, no obstante haber llegado las
informe relativo a los sucesos de Chia- cosas hasta ese extremo, no desmaya en
pas y a la conducta que este mismo Eje- sus esfuerzos por conciliar los ánimos, y
cutivo ha observado con tal motivo. No aún abriga la esperanza de inducir a los
obstante que la H. Cámara de Diputados partidos beligerantes a deponer las ar-
ha resuelto, por una gran mayoría, que mas y ponerse de acuerdo para la desig-
no ha lugar á tal interpelación, el Ejecu- nación de un ciudadano que preste garan-
tivo desea que, por conducto de esta Se- tías a todos y que presida las nuevas
cretaría, conozca la Nación todos sus elecciones del futuro Gobernador,
actos á este respecto, y me ha comisio- Pero si por desgracia el Ejecutivo no
nado para que rinda el presente informe, tuviere éxito en sus esfuerzos, en pro de
lo que tengo la honra de hacer. la concordia, no atentará contra la sobe-

El movimiento revolucionario del Es- ranía del Estado, ni prestará su apoyo a


tado de Chiapas tiene un carácter exclu- alguno de los partidos contendientes, li-
.

- 95

mitando su acción a procurar la interven- Despacho de Gobernación. Querido —


ción del orden público. Moheno.^
Como comprobación de lo que aquí de- Para fundar su proposición conforme
jo asentado, acompaño a este informe al Reglamento, pidió el señor Moheno

copia de los telegramas que se han cam- que la Secretaría diera lectura a los men-
biado entre la? partes interesadas y Chia- sajes cambiados entre la Secretaría de

pas y el Ejecutivo, telegramas de ambas Gobernación y algunas personas y auto-


partes contendientes, solicitando el apo- ridades del Estado de Chiapas, y cu-

yo material de la Federación, telegramas ya copia fué remitida con el informe. El


del señor Presidente y del suscrito, pro- señor Secretario Mariscal y Pina dio lec-
curando siempre la concordia entre esas tura a esos telegramas sin seguir el or-

partes y manifestando invariablemente den natural, leyendo primero los de fe-


que la Federación no puede intervenir, cha reciente y al último los de fecha del
por medio de la fuerza, en las cuestiones mes de Agosto, y dando lugar a que
interiores de los Estados, sino en las con- después, en el curso de su peroración, el

diciones previstas en la Constitución Ge- proponente protestara contra la irregu-


neral de la República, laridad.

He de merecer a ustedes que se sirvan El Licenciado Mohe-


hacer presente a los señores Diputados,
Guerra sin no no pudo hacerse car-
cuartel.
al darles cuenta con este informe, que go
Gobierno de Chia-
del
quedan a disposición de los mismos se- pas por las dificultades quele opuso el

ñores que desearen consultarlos, los te- Ministro de Gobernación, Ingeniero Al-
legramas originales, cuyas copias tengo berto García Granados, protector deci-
la honra de acompañar a este informe. dido del Licenciado José Antonio Rivera
Protesto a ustedes las seguridades de Gordillo.
mi atenta consideración. Como no hubiera sido bastante la
si

México, 25 de Septiembre de 191 1. arbitraria hostilidad


del Ministro de

Alberto García Granados Gobernación para con el licenciado


A los C.C. Secretarios de la Cámara Moheno, los cristobalenses le hicieron

de Diputados. Presente.» guerra sin cuartel, según puede verseen


estos telegramas:

El Licenciado Mohe- «De San Juan Bau-


Una propo- ^^^ ^^^ demostró mu-
Afirmacio- tista el 20 de Septiem-
sicion. ,
. •
, , ,
nes falsas.
cha actividad y celo 1, a San Cris-
bre de 191
por defender los intereses de Chiapas, tóbal Las Casas. Telegrama del señor
no conforme con su fracaso en la Cáma- Francisco L Madero al señor Juan Espi-
ra, presentó ante la misma la siguiente nosa Torres, Jefe de la revolución.
proposición: «Pido a la Cámara que en «Querido Moheno infórmame que Le-
ejercicio de la prerrogativaque me con- gislatura de Tuxtla lo nombró Goberna-
cede el artículo Reglamento vi-
71 del dor interino. Este señor es leal partida-
gente del Congreso general, nombre una rio mío y me parece excelente la idea de
comisión especial que instruya una ave- su nombramiento para transar dificulta-
riguación sobre los hechos consumados des. Ruégele que usted y los suyos lo
en el Estado de Chiapas, en cuanto im- acepten y me telegrafíen a Frontera ma-
porten una violación de su soberanía ñana para en seguida recomendar el
por parte del Secretario de Estado y del asunto al señor Presidente de la Repú-
—> -96-
blica. Creo que éste solucionará todo el que lo había nombrado el Congreso Go-
conflicto. Francisco I. Madero.'» bernador, preguntándome si aceptaría ó
Contestación telegráfica del señor Juan no, quise conocer la opinión de ustedes,
Espinosa Torres al señor Francisco I. pues mi deseo es que queden todos satis-
Madero. fechos y el Estado tranquilo, a fin de
«De San Cristóbal el 21 de Septiembre que puedan efectuarse las elecciones pre-
de 191 1. Para Frontera. sidenciales en los primeros días del en-
Tabasco. Gran sorpresa causóme su trante.
mensaje de ayer, cuando en su anterior Con lo que usted me dice voy a seguir
del 18 díceme entre otras cosas: <E1 se- influyendo en México para que apoyen a
ñor Policarpo Rueda es el Gobernador todo trance a Rueda, a quien conozco
propietario y según las últimas noticias personalmente, como adicto a los princi-
que tuve de México, espera hacerse pios revolucionarios y a mi persona. De
pronto cargo del Gobierno, por cuyo mo- todos modos pido de la lealtad de usted
tivo no tiene nada que temer en este que me ha demostrado, así como de su
sentido.» Esto y su indicación obligá- disciplina,que no avance sobre Tuxtla
ronme a suspender avance fuerzas sobre Gutiérrez, pues es indispensable evitar
Tuxtla, Imposible aceptar señor Mohe- derramamiento de sangre y que se tras-
no, cuyo nombramiento importa una bur- torne la paz en ese Estado, para que
la más
a las innumerables recibidas que puedan efectuarse las elecciones; le repi-
los pueblos rechazan enérgicamente en to que es muy probable vaya personal-
propósito de acabar de una vez para mente a esa en el mes entrante, si para
siempre tanta intriga rabasista. Congre- entonces no se ha solucionado de un mo-
so desconocido por nosotros y emanado do satisfactorio el asunto, pues dadas
de presión oficial, fraudes electorales, las numerosas invitaciones que he reci-
etc., obra escandalosamente fuera de la bido de usted y demás personas de ese
ley, no respetando Gobernador propieta- Estado y el deseo de conocerlo, me ani-
rio señor Rueda, quien hoy debe encar- ma a emprender el viaje, pero no resuel-
garse Gobierno. Al oponerse Congreso vo aún definitivamente, por no saber lo
burlará determinación señor Presidente, que pueda suceder en la Capital. Fran-
acuerdo de usted y voluntad suprema de cisco I Madero.^

la ma^'or parte del Estado. Si fuerzas «De San Cristóbal a México, Sepbre.
federales no lo apoyan, las mías le apo- 21 de 191 Señor Presidente de la Re-
1.

yarán desde luego, sosteniendo al Go- pública. Palacio Nacional. Muj' atenta-
bernador Constitucional, amparado bajo mente decimos a usted, señor Presiden-
lo sombra de los principios implantados te, que casi todos los pueblos de este

por usted como caudillo revolución triun- Estado prefieren sin vacilación desapa-
fante. El Comandante Militar, J. Espi- recer antes de ser víctimas de una burla
nosa Torres. mas elemento caído; ni por un mo-
del
Telegrama del señor Madero. «De Fron- mento aceptamos al señor Querido Mo-
tera aSan Cristóbal, Sepbre. 21 de 191 1. heno como Gobernador de este Estado,
Señor Juan Espinosa Torres. Como es- porque es científico bien definido y adic-
toy lejos de ese Estado, lejos igualmente to al detestable rabasismo. AI señor
de la Capital de la República, no sabía Rueda, persona á quien no conocíamos,
cómo se encuentra la situación de ese aceptamos como aceptamos en las mis-
Estado, y habiéndome telegrafiado de mas condiciones alseñor Salazar y Ma-
México el licenciado Querido Moheno, drid, por el solo hecho de estar desliga-
— —
97 —
dos de aquel elemento a quien obedece dieron por muy satisfechos, según puede
la ruina del Estado. Si, como no lo du- verse en estos telegramas: «N*? 64.22.
damos, usted mucho se interesa por el 25-35 D. 1 1. 15. De San Cristóbal a
restablecimiento de la paz 3^ por evitar Chiapilla el 21 de Sep. de 1911 R. 12.47
el derramamiento de sangre, le rogamos m. Procedente de San Juan Bautista.
que, como único medio de conseguirlo, Sr. Narciso Gordillo. Satisfactoriamente
sostenga al Gobernador Constitucional cumplida comisión, señor Madero fina-
señor doctor Rueda, bien aceptado por mente atendiónos, regresa mañana, ofre-
todos los pueblos, con excepción de Tux- ciónos llegando a México enviar Subse-
tla, que agota sus esfuerzos por mante- cretario Gobernación esa, haciendo es-
ner firme el centralismo que ha venido a fuerzos poder ir él, Octubre próximo esa.

destruir la triunfante revolución. El Co- Salud. Rubén,


mandante Militar, Jefe de las armas. 15-12-22 D. 4.35. De San Crisióbal a
./. Espinosa Torres.'^ Chiapilla el 5 de Octubre de 191 1. R. 5
p.m. Sr. Cristóbal Alcázar. Llegamos
Las afirmaciones que
Partidarios bien, comisión obtuvo resultado satisfac-
contienen los anteriores
incondicio- toriamente. Felicitólo por su valiente
telegramas son falsas:
nales. comportamiento. Abe ñamar Eboli.'»
el doctor Rueda fué
nombrado Gobernador interino, -y no
El objeto de los tele-
propietaiio, como capciosamente lo dice Autobombo .

gramas anteriores no
el Comandante Espinosa Torres, por un
era otro que de hacerse autobombo y
el
Congreso formado dentro de los moldes de
por medio del engaño mantener vivo el
la dictadura y el Licenciado Moheno por
entusiasmo de sus contados partidarios.
el X\TI Congreso, electo bajo los reden-
Las promesas de la sublevación y el
tores principios de la revolución de
traslado de los poderes a San Cristóbal
1910.
de Las Casas, sólo animaba a los cabe-
Si es verdad que el nombramiento del
cillas principales y no a los inconscientes
citado doctor y el del Ingeniero Ensebio
Salazar y Madrid fueron bien aceptados
chamulas caine de cañón que no en- —
tienden de recompensas ni de cambios de
por L-1 elemento cristobalense, se debió a
capital. Por eso es que los cristobalen-
que los dos estaban de acuerdo con el
ses sólo participaban sus buenas nuevas
licenciado José Antonio Rivera Gordi-
a los caciques y no .1 los pueblos.
11o, de quien eran y son ciegos partida-

rios.
«En momentos su-
Los cristobalenses se
Renuncia mamente difíciles para
Otra comi- del Lie.
portaron en la política ese Estado, a la sazón
sión. iVloheno.
sumamente activos, que bajo pretexto de
aunque mu}' poco afortunados. protección el Gobierno Federal interino
Después de la derrota que sufrió la atentaba seriamente a su soberanía, esa
comisión que fué a la metrópoli a pedir Legislatura de que son ustedes dignos
un Gobernador a su antojo, enviaron Secretarios, me dispensó el honor de
otra a San Juan Bautista (Tabasco) pa- nombrarme Gobernador interino del Es-
ra que conferenciara con el señor Fran- tado.
cisco I. Madero. Esta comisión como la Aunque perjudicial para mis intereses
primera no tuvo ningún resultado, y ello el desempeño de aquel noalto encargo,
no obstante, los señores delegados se vacilé en aceptarlo, precisamente porque
7
-98-

las circunstancias del momento eviden- ra que el ilustre Jefe de la revolución de
ciaban que no podía moverme otro áni- Noviembre se encuentra ya al frente de
mo que el de ser en alguna forma útil a los destinos de la Nación, donde segura-
mi Estado natal, en los precisos momen- mente sabrá contribuir a solucionar to-
tos en que más necesitado estaba de los dos los problemas políticos del país, y
buenos servicios de sus hijos. en tales condiciones, he creído que debía
Para cumplir ese propósito, antes de suplicar al Soberano Congreso del Esta-
marchar a encargarme del Gobierno, do me releve de aquel alto encargo para
procuré mejorar aquí la situación, ha- dar ocasión de que la soberana voluntad
ciendo que Gobierno Federal cesara
el del pueblo, lleve a él a la persona de su
en sus ataques a la Soberanía del Esta- elección.
do; y ya en ese camino, no vacilé en en- Pero al hacer esta súplica por el digno
frentarme con ese Gobierno, en forma conducto de ustedes, no será sin expre-
tan ruidosa que llamase la atención del sar al Congreso local mi profundo agra-
país hacia lo que se llamó la cuestión de decimiento por el honor que me dispensó
Chtapas, haciendo de ello una cuestión al nombrarme y protestando que ahora,

nacional: la de la soberanía de los Esta- como siempre, y en cualquier puesto por


dos. humilde que fuere, estarán mis servios
Pasaron los días; la condición de los a la disposición de mi Estado natal y de
negocios públicos fué cambiando, hasta mis conciudadanos en general.
hacer innecesaria mi presencia en el Go- México, Noviembre lo de 191 1. Que-
bierno de ese Estado, especialmente aho- rido Moheno^.

CAPÍTULO XV.
EXPEDICIÓN A MESCALAPA
Chicoasén.

En vista de la inac- a batir a los cristobalenses que se en-


El Gobierno tividad en que se ha- contraban en los pueblos de Chicoasén,
toma Copainalá y Tecpaíán.
llaban los 150 soldados
la ofensiva.
del 19 batallón y los 70
del 12, que desde hacía algunos días se El Teniente Coronel
encontraban en la capital del Estado, y
Rumbo Á Castillo Corzo, al man-
Chicoasén.
que por falta de órdenes de la Secretaría do de 20 hombres se

de Guerra no entraban en acción no obs- encontraba resguardando el Puente «Por-


tante los asesinatos, incendios y demás firio Diaz», cuando recibió la orden de
atropellos que los chamulas alzados co- marchar sobre los sublevados. A pesar

metían diariamente, el Gobierno del Es- de que el Gobierno ponía bajo su mando
tado resolvió tomar la ofensiva y al efecto cien voluntarios, no pudo disponer más
dictó toda clase de disposiciones y orde- que de otros veinte mandados por el Te-
nó al Teniente Coronel Teófilo Castillo niente Mauro Calderón, debido aun ca-
Corzo (entonces Capitán) que saliera pricho del Coronel Alabat que era enton-
inmediamente con cien hombres del ba- ces el jefe del batallón.
tallón de Voluntarios «Hijos de Tuxtla» Con un total de 42 hombres dotados
— 99

con 8o cartuchos cada uno, más una re- En «Pamaló» se en-


Recibos pro- ^ontraron dos recibos
serva de cinco mil que fué conducida en
muías, salió del puente el de octubre
visionales. ...
provisionales
^
nrmados ,

a las cinco de la mañana, siguiendo el por el Coronel de las fuerzas rebel-

camino que conduce a Chiapa de Corzo, des que operaban en Ixtapa, Pomposo
hasta la finca «Caguaré*, internándose Aguilar, por grandes cantidades de
después en veredas tan escabrosas que frijol y de maíz que se emplearía para
los voluntarios tenían que hacer traba- el sostenimiento de las hordas cha-
jos de zapa para poder caminar. mulas.

Las dos mujeres que á la hora del combate pasaron parque y curaron heridos.

Incorporadas á esta Esta jornada fué su-


Dos mujeres columna iban dos ab-
A 12 kilome- unamente peligrosa por
tros de ^ ,

negadas mujeres dis- , ^


Ixtapa. .
^
,
el terreno que era des-

puestas a seguir la misma suerte que sus conocido de los volun-


maridos, quienes en calidad de volunta- tarios y por haber pasado sólo a 12 kiló-

rios, formaban parte de la expedición. metros de Ixtapa, cuartel general de los


sublevados y adonde había más de tres
mil chamulas.
A las seis de la tarde
Bajo la lluvia A las cinco de la mañana del siguien-
los voluntarios tuxtle-
te día se reanudó la marcha con las mis-
cos, bajo pertinaz lluvia, llegaron a la
finca «Pamaló2>, distante un kilómetro
mas penas y dificultades que en la jor-
pueblo de San Gabriel. Allí rindieron
nada anterior.
del
la jornada.
Al llegar al pueblo de
Durante todo el día
Captura Usumacinta situado en
Un día sin de
sólo tomaron agua que la margen derecha del
comer. sediciosos.
recogieron con hojas en río Grijalva, se captu-
las concavidades de las piedras. raron á dos individuos que incitaban a
los habitantes de ese lugar para que se Al volver el Teniente
levantaran en armas. Se supo que estos Orden de Coronel Castillo Corzo
avance.
individuos hacían tal cosa, por informes donde la fuerza estaba,
que dio el Presidente Municipal. ordenó el avance inmediato sobre la pla-
za. Al entrar ala primera calle fraccionó
Después de un des- a los voluntarios en dos alas, en tal for-
Repiques, canso de 10 minutos ma que la derecha cubría los caminos
dianas y
cohetes. los tuxtlecos continua- por donde los cristobalenses habían en-
ron su marcha hacia trado y la izquierda impedía la retirada
Chicoasén, adonde los cristobalenses de los rebeldes a la montaña, quedándo-
habían llegado hacía apenas 20 minutos, les como único punto de salida las furio-
pues aún celebraban sas corrientes del «Río
con repiques, dianas Chiquito».
y cohetes, su entrada
triunfal.
Principia el
Combate.
En busca de Formando ángulo
informes.
las dos alas de refe-
Aentrada de
la la
'
rencia continuaron el

población se detuvo la a^'ance hacia la plaza


fuerza expedicionaria; y al penetrara ella se
el Teniente Coronel enfrentaron con el
Castillo Corzo marchó enemigo compuesto de
a informarse personal- 350 indígenas más 90
mente si había enemi- hombres del pueblo
go y en qué número. mandados por el Jefe
En la primera casa Saúl Culebro, y los

que encontró se diri- cabecillas José Ca-


gió a una señora en brera, Federico de la
solicitud de los infor- Cruz, Isauro Suasna-
mes que necesitaba, var, Cayetano Pérez,
pero ésta, en vez de Primitivo Ruiz, José
contestar, cerró las López, y Bernabé
Capitán Virgilio Culebro
puertas violentamen- y Teniente Romeo Coutiño. González. Los rebel-
te; la actitud de esta des rompieron el fue-
mujer que el Teniente Coronel
hizo go contestando en el acto los tuxtlecos,
Castillo Corzo adquiriera la convicción entablándose, momentos después, una
de que en Chicoasén había fuerzas lucha desesperada,
sublevadas.
El jefe de la columna
Mientras tanto, el ca-
bas dos expedicionaria ordenó
Inspección mujeres.
pitán primero Virgilio que las dos mujeres que
de armas.
Culebro, que en la au- abnegadamente seguían a sus maridos,
sencia del teniente coronel había queda- se quedaran en la entrada de la pobla-
do al cuidado de los voluntarios, dispuso ción con el parque de reserva y el equi-
que las armas fueran examinadas déte- paje; acataron la orden, más al oír que
nidamente. el combate había empezado, abandona-
ron el lujíar ,v fueron a incorporarse a los ponerse rodilla en tierra a cada disparo
combatientes que ya se encontraban en y pararse después,
la plaza, siendo una de ellas la que aten-

dió al primer herido mientras la otra pa- Los cristobalenses


saba parque. Cuerpo Á pusieron firme resisten-
cuerpo.
cia durante más de me-
Cuando el tiroteo era dia hora, replegándose después a las úl-
Detalle más reñido una bala timas casas, de donde seguían haciendo
curioso.
enemiga rompió la bo- nutrido fuego. Desalojados de esas pri-
ca del cañón al rifle que usaba el Capi- meras posesiones el sangriento combate
tan Virgilio Culebro, se trabó cuerpo a
dejándole intacto el cuerpo.
grano de mira.
El último
reducto.
Episodios
Para tomar ei úl-
del combate.
timo reducto de los
El primer volun- rebeldes el Teniente
tario h2rido fué Por- Coronel Castillo
firio Pérez; una bala Corzo avanzó resuel-
le atravesó el pecho tamente con veinte
del lado izquierdo. voluntarios orde-
Este proyectil iba nando al Capitán
dirigido al Teniente Virgilio Culebro que
Calderón que en esos se encontraba a po-
momentos se tirotea- cos metros de él, hi-
ba con uno de los ciera otro tanto con
cabecillas. igual número de
Las fuerzas del hombres. El objeto
Gobierno se hicieron de este movimiento
fuertes en los costa- estratégico fué enga-
dos derecho e iz- ñar a los contrarios
quierdo de la plaza haciéndoles creer
y sin interrumpir el que tenían al frente
fuego atacaron a los El jefe rebelde Saúl Culebro, que fué hecho un ejército numero-
sublevados por los prisionero en Chicoasén. so. El resultado fué
flancos. En este lu- notable.
gar una bala atravesó el carrillo al vo- Ai estarse efectuando
En peligfro.
luntario Luis Gutiérrez y un fracmento el avance para tomar la

de proyectil, después de rebotar contra última trinchera uno délos rebeldes dis-
una piedra, fué a herir en el tronco del paraba contra el Teniente Coronel Casti-
cuello al Capitán Virgilio Culebro. Tam llo Corzo, quien al apercibirse de que era
bien sufrió este capitán una herida de el blanco del chamula, le tendió el rifle

lanza, en el pecho. que


disparándole dos tiros tan certeros
Los disparos de los voluntarios tux- Este chamula
lo hicieron caer sin vida.

flecos eran muj' certeros, no así los de había sido soldado en un batallón fe-
los chamulas que tienen lacostumbre de deral.
Cuando el Teniente ra de levantar el campo, se dice que fue-
Fin del Coronel Castillo Corzo ron 15 las bajas que tuvieron los cristo-
combate. r , , , ,

se éntrenlo con el cabe- balenses y 3 los no es


tuxtlecos, esto
cillaSaúl Culebro, le intimó a que se exacto, pues las que en realidad
bajas
rindiera. El citado cabecilla desató de tuvieron son las expresadas en estas na-
su cuello un pañuelo de seda blanco y lo rraciones, según datos proporcionados
puso en el cañón de su rifle para indicar por el jefe de la expedición Teniente Co-
que se rendía. Con la rendición del Jefe ronel Teófilo Castillo Corzo y el Capitán
Culebro terminó el combate. Virgilio Culebro. He aquí el parte oficial
de este encuentro: «De San Fernando, el

_
Las ^ .
bajas. ,
Las bajas de los
, .
su-
.
5 de Octubre de 191 1. — Recibido en Tux-
blevados tueros
,
qo tla Gutiérrez a las 4 y 15 a. m. proce-
muertos más las que se llevó el río y cu- dente de Chicoasén el 4.

Cabecillas y chamulas hechos prisioneros en Chicoasén.

yo número se ignora; se les hizo 20 pri- Señor Gobernador del Estado:


sioneros, entre los que se encontraba la Tengo el honor de poner en el conoci-
mayor parte de los cabecillas. De esos miento de Ud. que hoy a las once y me-
prisioneros 11 estaban heridos y al fin dia de la mañana llegué a ésta, encon-
murieron 6. trando la plaza ocupada por fuerzas
Por su parte las fuerzas voluntarias chamulas al mando de Saúl Culebro y
defensoras d^l Gobierno, tuvieron dos cabecillas José Cabrera, Federico de la
muertos, siete heridos con bala y con lan- Cruz, ísauro Suasnavar, Cayetano Pé-
za dos. rez, Primitivo Ruiz, José López y Ber-
nabé González, que ca3'eron prisioneros
Aunque en el parte después de un tiroteo de media hora
Rectifica-
que de este combate se aproximadamente. La partida del ene-
ciones.
inserta á continuación migo era como de trescientos más o me-
y que fué escrito antes de que se acaba- nos; ocacionamos a los chamulas 15
I03

muertos que quedaron en el lugar de los zález. Solamente se desertó Alvaro


acontecimientos (El Pueblo) y muchos Dominguez, ayudante mío.
más que al pretender huir por el río chi- Continúo hoy mismo sobre Copainalá
quito fueron arrastrados por la corriente; con 44 hombres, mas ocho que acaban de
fuera de los que hu3'eron por los montes pasar en estos momentos. El señor Lucio
que suponemos sean bastantes por los Sarado, de este pueblo, nos ayudó con
regueros de sangre que se ven por todas valentía y resultó con tres lanzazos.
partes. Los ladinos que encabezaban á esos
Toda mi tropa se portó con valentía, y salvajes, varios se fueron heridos, según
sólo me hirieron de bala me informan, advirtien-
a tres: Porfirio Pérez, do a usted que ellos se

Luis Gutiérrez y el ayu- concretaron a excitar a


dante del Teniente don los indios. El combate se
Jesús López que se me generalizó en el centro
incorporaron al empren- del pueblo, el que mandé
der la marcha en ti put n flanquear por secciones
te, y de lanza hirieron de 10 hombres, penetran-
al capitán 2° Virgilio do yo por el centro con el

Culebro; tanto este capí resto de la tropa. Ruego


tan como los otros her' a usted atentamente me
dos, menos Pérez., cun mande refuerzos por San
tinúan con nosotros pu Fernando y médicos para
que son heridas leves, y los heridos.

Pérez regresó a esa para Protesto a usted mi su-


Teniente Coronel
curarse. También hici- Teófilo Castillo Corzo. bordinación y respeto,
mos prisioneros a los T. Castillo Corzo.-»
chamulas Mariano Collaso, Juan López,
Manuel Cuislú, Manuel Hernández, Mi- El Doctor Arturo G.
Auxilios Serrano, marchó para
guel Ruiz, Mariano Lilo, y del pueblo de el
médicos.
Chicoasén a José, Herrera, Manuel Sara- pueblo de San Fernan-
do, Florencio Jiménez y Canuto Gon- do a atender los heridos de Chicoasén.

CAPÍTULO XVI.

COPAINALÁ.

Las fuerzas del Go- Una hora más tarde


Un día. sin
bierno victoriosas, aban-
Espera emprendieron la mar-
comer. de
donaron Chicoasén j'^cru- cha rumbo a la finca «El
refuerzos.
zaron el Grijalva á las 12 de la noche del Zapote», donde se detu-
mismo día 4; cuando estuvieron en la vieron dos días en espera de refuerzos.
margen izquierda hicieron un corto alto
para descansar y tomar algún alimento, El 6 llegó el refuerzo.
El refuerzo.
pues en todo el día no habían tomado Se componía de 30 Oco-
nada. zocoutlenses bajo las órdenes del teniente
I04

Eneas Cano, de 23 suchiapanecos man- Continuó su avance la

dados por el capitán i? Gustavo Serrano


Tres horas fuerza tuxtleca en línea
de combate.
y de 36 animeros a las órdenes del te- de tiradores y después
niente Romeo S. Coutiño, de tres horas de encarnizada lucha los re-
beldes desalojaron sus parapetos y aban-
Ese mismo día el Te- donaron la plaza huyendo en precipitada
Entreg"a niente Coronel Castillo fuga por todas direcciones.
de heridos
Corzo entregó a una es-
y IWás de 1.000
prisioneros. colta de voluntarios álos Los cristobalenses y
heridos y prisioneros ha-
contra 140. los chamulas derrota-
bidos en el combate de Chicoasén, para dos en la plaza de Copainalá, eran más

Plaza y Jefatura Política de Copainalá.

que debidamente custodiados fueran con- de 1. 000, según el dicho délos tuxtlecos
ducidos á Tuxtla. 3' éstos apenas si llegaban á 140. El parte
oficial de este combate es el siguiente:
Los tuxtlecos aban-
Se baten las donaron la finca «El Za- «De San Fernando
avanzadas. Parte oficial.
Octubre de 191 1.
pote* el día 7 y cruza- 9 de
ron nuevamente el Grijalva para pernoc- Recibido a las 5,17 p. m. Procedencia —
taren Santo Domingo, de donde salieron de Copainalá el día 8.
a las cinco de la mañana del día 8 hacia Señor Gobernador del Estado: Tengo
Copainalá. A las diez y media de la ma- el honor de participar a usted que hoy a

ñana llegaron a dicha población, flan- las diez y media de la mañana empeza-
quearon la plaza por la izquierda
y entra- mos a tirarnos con las avanzadas del ene-
ron por el crestón de la montaña Ponien- migo, sobre el crestón de la montaña Po-
te, donde las avanzadas empezaron a ba- niente de este pueblo; en los primeros ti-

tirse. ros (el primero) caj'ó uno de la avanza-



— I05 —

da enemiga é inmediatamente prosegui- milas y monturas, cuyo detalle daré des-


mos el avance sobre esta plaza, en donde pués. Ayer había en esta plaza i.ooo
nos esperaba un enemigo ocho veces ma- hombres del enemigo.
5'or que nosotros, pero después de tres Mi fuerza y 3'o felicitamos a usted y su
horas de combate continuado, tomamos Gobierno por este nuevo y justo triunfo.
la plaza, al parecer únicamente con dos Aparecieron como jefes de los sedicio-
bajas de nuestra parte, una de ellas mu)^ sos Enrique M. Zepeda, como comandan-
sensible para mí, el capitán 2° don Ama- te y Tercelino Guerra como segundo.
do Alegría, que recibió un balazo en la Teófilo Castillo Corzo. '^

espinilla de la pierna izquierda que se


la fracturó,y el valiente soldado de Chi- El Capitán Hay que rectificar es-
coasén, Isauro Solís, que recibió un bala- Alegfría. te parte en lo que se re-
zo en el homoplato derecho. fiere al capitán 2*? Amado Alegría á quien

Rebeldes en la plaza de Copainalá.

Las bajas del enemigo hasta estos mo- se hace figurar como muerto por habér-
mentos (4,30 p.. m.) aún no las conozco, seleencontrado con esa apariencia al le-
pero tengo prisioneros a 48, entre ellos 6 vantarse el campo. El capitán Alegría
heridos. sólo estaba sin conocimiento y muy mal
Como Tecpatán está ocupada, hoy mis- herido; fué conducido a Tuxtla 5- curado
mo prosigo para allá mi marcha en la se- en el hospital de la Cruz Roja.
guridad de ocasionarles otra nueva de-
rrota, porque son nada más 200. El comandante de la
El cabecilla.
Aquí libertamos a 20 tuxtlecos que re- fuerza rebelde en esta
Enrique iVl.
siden en Tecpatán, los que con las esco- región, Enrique M. Ze-
Zepeda.
petas 3' demás armas quitadas al enemi- peda, que por un exce-
go forman parte de mi fuerza. Recogimos so de prudencia no tornó parteen ningún
también muchas armas, municiones, acé- combate, se apresuró a pregonar como
io6

gloriosos triunfos las ocupaciones de los gento en el segundo; no habiéndose lo-


pueblos indefensos que recibían a los su- grado la captura del Jefe político porque
blevados sin oponer ninguna resistencia. salió escapado, y se despachó una fuer-
He aquí la forma en que lo hacía: «Co- za en su persecución.
painalá, Octubre 4 de 191 1. Señor don Ahora falta que sepamos sostener la

Heraclio Santiago, Ishuatán. Muy esti- plaza y para eso procederemos a la elec-
mado amigo. ción del Jefe político y después veremos.
Dispénseme que no haya contestado en Mañana opasado marcharemos sobre
Pantepec su apreciable tarjeta, pues la Chicoasén y si para esa fecha no hay un

recibí en momentos de montar. Pero hoy, Gobernador legal, nos contentaremos con
después de tanta vuelta y en paz me pon- seguir defendiéndonos y nos regiremos
go á escribirle, comenzando por saludar- aquí del todo independientes. Sus paisa-

El Teniente Coronel Teófilo Castillo Corzo, con los jefes y oficiales de la expedición.

le en unión de su estimable esposa, de- nos parecen que se arrepienten de su obra'


seando que todos sin novedad se hallen. pues no avanzan todavía sobre Chiapa.
La plaza se tomó sin novedad, con Mis respetos a doña Brisia, y usted
todo el entusiasmo de un pueblo que ordene a este su afmo. y s. s. que todo
deseaba con ansiedad nuestra llegada, bien les desea, Enrique M. Zepeda.
pero en la noche caminó un cuerpo con Si vive allí don Fiacro López hágame
rumbo a Tecpatán y después de un reñi- el bien de saludarlo y comunicarle la no-
do combate entre los nuestros y los con- ticia de nuestro completo triunfo. Tene-

trarios en el Paraíso primero y en Tec- mos dispuestos en caso deque los paisa-

patán después logramos capturar a Ar- nos quieran y hagan por tomar a Tuxtla
cadio Zebadúa y dos rurales en el primer avanzar nosotros por San Fernando, para
lugar y a los del Aj'untamiento de Tec- lo cual nosotros confiamos en que nos
patán, después al Colector de Rentas, ayudarán ustedes con cuanto les sea po-
Manzano, al teniente de rurales y un sar- sible.
- I07 —
Acaban de ser capturados y traídos no se ejecutó: «En la villa de Copainalá,
Manuel Vega, don Bulmaro Pérez, Luis Cabecera del Departamento de Mezcala-
Aguilar. su yerno, el hijo y otros.» pa, a siete de Octubre de mil novecientos
once, las personas que abajo suscriben
Los combates en la congregadas todas en este campamento
Falsedades.
finca «El Paraíso» 3' en del Ejército Libertador que se encuentra
y Tecpatán a que se refiere la carta del hoy en esta plaza, han acordado hacer y
cabecillaZepeda son ficticios, pues los hacen la siguiente exposición: que el ex-
únicos que opusieron heroica resistencia Jefe político de este Departamento señor
en «El Paraíso» fueron 2 rurales del Es- Wilfrido Rodríguez Parra en su próxi-
tado y su Jefe el señor Arcadio Zebadúa, ma pasada administración ha cometido
quienes al agotárseles el parque fueron irregularidades y anomalías que son de
hechos prisioneros, y una vez amarrados gravedad en opinión de los que hablan.

El cabecilla Austrolabio Tercelino Guerra, con sus fuerzas en Copainalá.

conducidos a San Cristóbal de Las Ca- las cuales son: que en las anteriores elec-
sas. El Jefe político señor David Nar- ciones de Diputados propietario y su-
váez a que también hace referencia la plente por este propio Departamento ejer-
carta fué impuesto por los cristobalenses citó la más completa presión, bajo el ri-

y no electo. Es de advertirse también gor de la dictadura, empleando hasta


que el señor Narváez es cristobalense fuerza pública, y después de esto se si-
de origen y fué cabecilla revolucionario guieron muchos otros atropellos de igual
en Copainalá. naturaleza, persiguiendo a los vecinos
que dispersos é indefensos huían despa-
Bajo la efímera jefa- voridos a todas direcciones, obligando a
Sentencia de tura del Sr. Narváez y los comerciantes cooperaran con cantida-
muerte.
a petición de una vein- des para el sostenimiento de verdugos
tena de copainaltecos se dictó la siguien- que extorsionaban y escarnecían al pue-
te sentencia de muerte que por fortuna blo caído, por lo que este pueblo hizo su

formal protesta, y no contando con nin- de la escolta que va a su mando sacar
guna clase de elementos, no pudo hacer auxiliares en los pueblos de Coapilla,
valer pus derechos, para llevar a cabo Pantepec y San Bartolomé Solist, así co-
las sagradas instituciones democráticas mo en caso de que dichos reos intenten
proclamadas en el Plan de San Luis. fugarse puede usted inmediatamente ha-
Por tal motivo el propio pueblo es de pa- cer uso de todos los recursos posibles .

recer pedir y pide que el mencionado Jefe para evitarlo. —


Austrolabio Tercelino 1

político sea pasado por las armas, en vir- Guerra.


tud de su rigurosa dictadura y mal go- Al conductor Epifanio Coello Corzo,
bierno, para que en lo sucesivo no sea San Bartolomé Solist.»
empañado de ninguna manera ni ultraja-
do con semejantes actos el límpido cielo Copainalá, Octubre 7
de los sacrosantos derechos del ciudada- Carta de 1911. Señor don Fe-
curiosa.
no y que la libertad del sufragio sea un bronio Mayorga. Ran-
hecho práctico y efectivo. Con lo que cho de don Mariano Martínez. De acuer-
concluyó el acta, acordán- do con su recadito anterior
dose que pase esta exposi- el capitán i*?. Jefe del Ejér-
ción al Jefe de las Armas cito Libertador
Mescala-
para su ejecución y se le- pense, que lo es nuestro
vante la presente que para buen amigo don Tercelino,
su constancia se firma.— él me recomienda diga a

Abundio Aragón, Timoteo usted que tenga la bondad


Gutiérrez, José B. Her- de pasar por acá, pues se
nández, Marcial García, necesita de todos los bue-
Mateo Jiménez, Ranulfo nos amigos San Cristoba-
Tovilla, Luciano Murías lenses como usted, que no
Marcelino Gutiérrez, An- tengo duda sigue las mis-
tonio Juárez, Feliciano To- mas cfiusas ideas que los
Jefe Político de Mescalapa,
villa, Melquíades Vázquez, W. Rodríguez Parra. demás coterráneos.
Abundio Martínez, Darío Le saluda con el cariño
González, por mí y por los CC. Aurelio y afecto de siempre su afmo. amigo y
Morales, Secundino Morales, Esteban s, s., J. Epifanio Coello Corzo.
Hernández que no saben firmar, lo hago P. D. — No se
le suponga que haya

Lucio Vázquez.» riesgo; no haj' de ninguna clase; todo


está en calma, gracias a Dios N. S.
El segundo Jefe de Vale.'»
Orden de no
las fuerzas rebeldes,
ley fug-a.
queriendo ser menos Como nota comple-
que el cabecilla Narváez, dictó la siguien-
Los muertos mentaria délos sucesos
y heridos.
te orden de ley fuga: «Bajo su más ex- sangrientos en Copai-
tricta responsabilidad conducirá usted a nalá, hay que decir que los muertos fue-
los reos políticos Wilfrido Rodríguez ron 53 y 25 los heridos. Al continuar su
Parra y Cristóbal Gómez, al pueblo de marcha los tuxtlecos hacia Tecpatán, de-

Ixtapa del vecino Departamento de Chia- jaron los heridos recomendados al cura

pa, para entregárselos al Teniente Coro- del lugar,Joaquín Palacios, y los prisio-
nel, Jefe de las fuerzas libertadoras en ñeros, que fueron 58 marcharon con la
aquella plaza, pudiendo para el refuerzo columna expedicionaria.
log

CAPÍTULO XVII.

TECPATAN
El Teniente Coronel El Cuartel En esta plaza el Te-
El rayo
^ de la -p 'r,
i eonlo
^ ,•,, ^
Castillo Corzo,
greneral. ^^-^^^^^ Coronel Teófilo
guerra.
que sin hipérbole Castillo Corzo estableció su cuartel ge-
bien se puede llamar el rayo de la
le neral, y se sostuvo en ella hasta que
guerra, ordenó a sus fuerzas que el recibió órdenes de regresar a Tuxtla.
mismo día 8, a las siete de la noche
marcharan sobre la plaza de Tecpa- El parte El parte oficial de la
tán, que se hallaba en poder de los su-
oficial.
ocupación de Tecpa-
blevados. tán, es éste: «De Berriozábal, proce-

?r

^m i\ ú ¡ *

Voluntarios ocozocoutlenses en la plaza de Tecpatán.

Una Frente a la finca «El dencia de Tecpatán, el 9 a las cinco


emboscada. Paraíso» los rebeldes a. m. — Señor
Gobernador del Estado
tendieron una emboscada a las fuerzas don Manuel Rovelo Arguello. En este —
del Gobierno, resultando un tuxtleco he- momento acabo de tomar la plaza, úl-
rido y cuatro cristobalenses muertos. timo punto por este rumbo ocupado
por los sediciosos de este Departamento.
A las cinco de la ma- Tenemos 24 horas de haber salido de
Sin disparar
*^ -
nana
ir ^
las fuerzas tuxtle-
^i
Santo Domingo. La única novedad fué
un cartucho.
cas tomaron posesión haber encontrado una avanzada del ene-
de la plaza de Tecpatán, sin disparar un migo como a dos kilómetros de aquí, que
cartucho, debido a que los sublevados al ser tiroteada por la nuestra huyó para

huyeron antes que ellos llegaran. la montaña, quien probablemente vino a


— lio — ^

dar el parte de nuestro avance, lo que con la columna y los del enemigo queda-
dio por resultado que no nos esperaran. ron, mientras mando por ellos, recomen-
Trajimos a los prisioneros de Copainalá dados al cura. Hasta
después de un aj^er,

y estableceré aquí el cuartel general por- pequeño reconocimiento, los muertos del
que es un punto que se puede defender enemigo eran veinte.
mejor, caso de que el enemigo se rehaga,
Teófilo Castillo Corzo.
lo que dudo. Los heridos nuestros vienen

CAPÍTULO XVIII

CHIAPA DE CORZO

INeutralidad y Aíianza.

Ante el conflicto ori- Volviendo a la acti-


INeutralidad ginado por la bélica re- Actitud tud asumida por los
y alianza. solución de los cristo-
digna.
chiapeños, hay que
balenses de arrancar los poderes de donde agregar que mientras no se aliaron a nin-
en la actualidad se encuentran, y la obs- guna de las partes contendientes, fué
tinación de los tuxtlecos en retenerlos a digna y merecedora de general encomio.
toda costa, los chiapeños pretendieron Prueba de ello es que cuando el 17 de
asumir una actitud neutral. Esta actitud Septiembre se reunieron para resolver
fué y es todavía objeto de mu}^ encontra- sobre la solicitud presentada al H. Ayun-
dos ¿Bajo qué punto es
comentarios. tamiento por el doctor Pedro Magaña
aceptable? bajo todos los que se le juz- Peón, delegado de la junta revoluciona-
gue, a pesar de lo mucho que se ha di- ria cristobalense, y la mayoría votó en
cho en contra. contra de lo solicitado por el agente de
Viendo el problema de cambio de capi- los rebeldes, los tuxtlecos al tener cono-
tal con el microscopio de la imparcialidad, cimiento de tan recto e imparcial proce-
a Chiapa, por razones económicas, po- der hicieron manifestaciones en señal de
líticas y sociales, le conviene que la capital reconocimiento.
continúe donde está; por demá? le
lo re-

sulta indiferente, a grado tal, que no de- Las concesiones que


rramaría una sola gota de sangre por sos-
Gestiones el doctor Magaña Peón
absurdas.
tenerla o cambiarla. Los chiapeños libera- fué a gestionar a Chia-
les de antaño encabezados por el ilustre pa, son éstas:
ciudadano Ángel Albino Corzo apoyaron i^ — Que se concediera formar un pues-
con entusiasmo la idea de que la capital to de socorros.
del Estado fuera Tuxtla, alegando su es- 2^ — Que se concediera la entrada de
píritu liberal. Como las ideas no se he- las fuerzas sublevadas a la ciudad de
redan y no siempre se imponen por la Chiapa.
tradición, los chiapeños de hoy son 3^ —
Que en su defecto se permitiera la
mu}^ libres para pensar de distinta ma- construcción de galeras a inmediaciones
nera que sus antepasados. de la ciudad.
4* — Que se facilitaran las canoas para de recibir la muj?^ atenta comunicación de
que las hordas chamulas cruzaran el río Ud. Número 218 de fecha de ayer en la
en momento oportuno. que me invita para mandar delegados

5a Oue se rebajaran los precios á los que acuerden la mejor forma de solucio-
artículos de primera necesidad. nar el conflicto que ha surgido entre dos
pueblos hermanos de este Estado. En
No obstante que el contestación, con pena manifiesto a Ud.
Sugestión y jo^tor Magaña Peón se que siendo el asunto en discusión de un
entraño. ,
hacia responsable ,
con carácter enteramente local, es al C. Go-
su cabeza de que los alzados al entrar a bernador del Estado a quien debe Ud.
Chiapa no cometerian abusos, se le negó ocurrir con su solicitud y no a mí, por
lo que pretendía, menos el permiso para ser aquel funcionario la autoridad legí-

establecer el puesto de auxilios, Pero si timamente constituida y competente por


el doctor Magaña Peón fracasó en sus lo mismo para tratar dicho asunto. Yo
gestiones no obstante su astucia de cu- no tengo más misión en este caso como
brirles el rostro con velo formado de sen- miembro del Ejército que la de apoyar
timientos humanitarios, los licenciados en todo sentido al Gobierno constituido
Alfonso M. Coutiño, Diego Coello Lara, y por lo mismo no me es permitido mva-
Efrén Pola y los señores Raúl Marina dir sus facultades haciendo el nombra-
Flores, Mariano Grajales, Nicolás Espi- miento que Ud. desea. Juzgo un deber
nosa 5' Valentín Ordóñez, más afortu- moral aconsejar a Ud. que con su reco
nados que él, sí consiguieron sugestio- nocida honradez influya en el ánimo del
nar a los chiapeños, que una vez enga- ilustrado pueblo chiapaneco a fin de que
ñados y creyendo de buena fe que obra- deponga la actitud hasta cierto punto
ban con honradez, desconocieron al Go- hostil que ha asumido respecto al Go-
bierno del Estado, empuñaron las armas bierno del Estado, pues según mi humil-
y se prepararon para una lucha heroica, de juicio, salvo el más acertado de Ud,
más bien dicho, para un sacrificio tan no puede apreciarse aUds. como neutra-
sublime como estéril. lespuesto que se trata de un asunto en-
teramente local y que está en abierta
El H. Ayuntamiento pugna con la autoridad legítimamente
Intervención de Chiapa antes deque
constituida. Espero del acrisolado y nun-
del Ayun-
los hi]os de esa ciudad ca desmentido patriotismo de Ud. y de
tamiento.
Gober-
desconocieran al ese pueblo chiapaneco acepten el consejo
nador del Estado pretendió mediar fra- de un amigo de ustedes.
ternalmente en la cuestión cristobatense- Tuxtla Gutiérrez, Septiembre 24 de
tuxtleca, sin comprender que al dar tal 191 1.

paso destruía su actitud neutral. Contal El Coronel Jefe de las Armas, Fran-
motivo, el 24 de Septiembre dicho Ayun- cisco A. Fig'neroa.
tamiento dirigió un ocurso al Coronel del Al C. Presidente Municipal acciden-
19 batallón, Francisco A. Figueroa, pi- tal. —
Chiapa de Corzo».
diéndole que enviara una comisión a con- Enterado el Gobernador, señor Manuel
ferenciar con él. La contestación que al Rovelo Arguello, de los deseos que ani-
H. Ayuntamiento de Chiapa dio el Co- maban a los chiapeños, personalmente
ronel Figueroa, es la siguiente: «Al mar- se dirigió por teléfono al Presidente Mu-
gen, Ejército Nacional. 19 Batallón de nicipal de Chiapa, ofreciéndote enviar la
Infantería. Número 16. — Tuve la honra comisión que por deseo del pueblo había
.

pedido al Coronel Figueroa; pero en vez obedece, pues encontrándose esa pobla-
de aceptar la oferta contestó que tanto ción en el más completo desorden y no
elAj'untamiento que presidia como los teniendo garantía alguna el personal de
habitantes todos de la ciudad, sólo reco- aquella oficina impidiendo paso y evi- el
nocían como Gobernador legítimo del Es- tando comunicación, así como amena-
la
tado al doctor Policarpo Rueda 3' que, zando a las personas y en general crean-
por lo tanto, las indicaciones de dicho do toda clase de dificultades; es muy
señor serían las únicas que se tomarían natural que esa oficina se encuentre ce-
en cuenta. rrada y que el personal se haya ausen-

Desde este lamenta-


tado.
Desaparece Espero que si lo tiene Ud. a bien me
ble incidente quedó des-
la comunique cuando la situación anormal
neutralidad pedazada la neutralidad
de los chiapeños y ro- de esa población haya mejorado, asegu-
tas las hostilidades entre ellos y el Go- rándome que se darán toda clase de ga-
bierno que representaba el señor Manuel rantías al personal de esa oficina y que

Rovelo Arguello. Los agitadores aprove- ésta será respetada, para que ordene al

chándose del desorden que este incidente Administrador Subalterno regrese a esa
produjo en la masa popular, hicieron que y cesen las dificultades que me señala.
el 26 de Septiembre el Gobierno del Es- Tuxtla Gutiérrez, Septiembre 29 de 191 1
tado fuera desconocido de una manera Francisco de P. Zcndrero. Al C. Manuel —
resuelta y solemne y que de hecho Chia- Camas, Presidente Municipal de Chiapa
pa se adhiriera al plan proclamado en de Corzo».
San Cristóbal de las Casas el 14 de Sep- Las causas que de-
tiembre. Causas de- terminaron a los chia-
terminantes
Según lo demuestra el peños a desconocer al
Intranquili- , gobierno del Estado, son éstas:
~: documento que se inser-
dad
,

Frimera. — La activa propaganda sedi-


y desorden. ^^ en seguida, la intran-

quilidad imperaba en la ciosa hecha por los licenciados Alfonso


ciudad de Chiapa desde el 16 de Septiem- M. Coutiño, Diego Coello Lara, Efrén
bre, dos días después de aquél en que en Pola y los señores Raúl Marina Flores y
San Cristóbal había estallado la rebelión, el Jefe de las armas Mariano Grajales.
yel 2gdel mismo mes reinaba el más com- Segunda, — El resentimiento que abri-
pleto desorden: «Al margen, un sello que gan para con los tuxtlecos, motivado por
dice: Admón. Principal del Timbre. Tux- la injustificada descortesía con que éstos
tla Número 129. Me he im-
Gutiérrez. los han tratado desde hace tiempo.
puesto de comunicación de Ud. en la
la Tercera. —
La adulación servil que pa-
que me manifiesta que desde el día 16 ra con ellos han gastado en estos últimos
del presente encuéntrase cerrada la Ad- tiempos los políticos cristobalenses.
ministración Subalterna del Timbre y Cuarta, — La probabilidad de que triun-
ausente el y me suplica
personal de ella, faría en las elecciones para Gobernador,
a la vez intervenga para allanar dicha di- el candidato clerical, licenciado José An-
ficultad. tonio Rivera Gordillo, Secretario del Go-
En respuesta tengo
el honor de mani- bierno del Distrito Federal y protegido
festarleque ya tenía conocimiento de ello del Ministro de Gobernación Alberto
y entiendo que Ud. y la corporación que García Granados,
preside, no desconocen las causas a que Quinta. —
La ambición de algunos ca-
.

— 113 —
becillas chiapeños por escalar puestos cindario me ha hecho el dicho señor li-
públicos cenciado Diego Coello Lara para ocupar
la plaza, lamento no poderlo hacer desde
Formuladas así las luego, porque debo sujetar mis opera-
Propag"anda causas principales que ciones militares a los compromisos con-
sediciosa.
determinaron el desco- traidos con el señor Madero, en virtud
nocimiento del Gobierno del Estado, es de indicaciones recibidas según se servi-
necesario, para darles fuerza, fundarlas. rán ver, en el mensaje que en copia ad-
Por ejemplo, para demostrar que se hizo junto.
propaganda sediciosa bastan estos do- En esta virtud, pueden Uds. estar se-
cumentos: «Al margen. Comandancia Mi- guros que tendrán por parte de mis fuer-
litar, Número 5. He prestado debida zas acampadas dentro de ese departa-

Plaza de Chiapa de Corzo.

atención al informe verbal que en nom- mento, todo el apoyo que hubieren me-
bre de Uds. me trasmitió el señor licen- nester y que en caso de ser atacados por
ciado Don Diego Coello Lara, y desde Tuxtla daré órdenes de avance para su
luego apresuróme a enviarles mi más protección, no haciéndolo desde luego por
entusiasta felicitación por la actitud dig- la razón indicada y porque he contraí-
na y decorosa que han asumido, propia do el compromiso de no movilizar tro-

de un pueblo viril y heroico como el de pas sino hasta pasada la elección pri-
Chiapa. maria.
La ocupación por mis fuerzas de varios Sufragio Efectivo. No Reelección. San
pueblos de ese Departamento, implica la Cristóbal L. C. Septiembre 28 de 191 1.

relación íntima en que estamos con esa El Comandante Militar Jefe de las Ar-
ciudad agrupada bajo una misma bande- mas, J. Espinosa Torres, Rúbrica. A los
ra y aunque estoy animado de los me- señores Mariano Grajales, y Lies. Efrén
jores deseos por corresponder a la galan- Pola y Alfonso M. Coutiño. Chiapa de —
te invitación que en nombre de ese ve- Corzo. >
114

"Al Comisario de la tes de ese suelo de héroes se arrojaron


Un llamado Primera Sesión de la al río para que sus es-
desde las alturas
a los
ribereños. Rivera de Cupia: De pumosas aguas sirvieran de sudario a los
orden del señor Jefe le cadáveres de sus hombres, de sus muje-
participo que ahora se necesita de Uds. res y de sus niños, antes que la marca
a que vengan armados a defender a Chia- hispana de la esclavitud quemara sus car-
pa, que está en peligro, así mismo le nes libres. La sangre de aquellos héroes
aviso que dé usted al señor gendarme ha sido trasmitida a los actuales habi-
portador de ésta, una silla y un mucha- tantes del Departamento de Corzo, con-
cho, pero luego. Su atto. 3' S. S. Raúl servándose a través de las generaciones.
Marina Flores. — Rúbrica. — Nota: Hoy H03', que el Gobierno del Estado pre-
se recibió noticia oficial del peligro que tende marcar de nuevo a todos los hijos
tenemos y por lo mismo en la mañana del mismo con la oprobiosa marca del
les esperamos." rabasismo 3' remachar las cadenas con
que hemos estado atados por más de
Las razones que en veinte años, debemos congregarnos >'
Falsedades.
uno de los documentos unirnos con el lazo de unión de pueblos
anteriores aduce el Jefe de las armas re- libres, para quitar a Tuxtla el predomi-
beldes J. Espinosa Torres para no ocu- nio indebido 3' la soberanía que ha usur-
par la plaza de Chiapa, como se lo pedía pado sobre los demás pueblos sus herma-
el vecindario, son inexactas, pues si no nos. San Cristóbal Las Casas no atacará
se resolvió a ello fué por falta de hom- nunca a Chiapa Libre, a Chiapa de Cor-
bres y de parque, según se verá en las zo, de ese liberal ilustre, cuyo nombre es
cartas que el licenciado Carlos Ballinas justo título de orgullo de los chiapane-
dirigió a su hermano Antero. En cuanto cos todos. San Cristóbal llama en su
a la oferta de protección a los chiapeños, auxilio a los nobles chiapanecos que
en caso de que se vieran en peligro, es quieran, para los pueblos hermanos, li-

conocido el modo de cómo la cumplieron: bertad, fraternidad \' unión. Chiapa de


cruzándose de brazos. Es de suponer que Corzo 3^ San Cristóbal deben estar uni-
los chiapeños en vista de la deslealtad dos en ideales y en principios para recon-
de los cristobalenses y del fruto tan quistar sus legítimos derechos usurpados
amargo que les produjo el mal consejo por Tuxtla, que se ha creído indebida-
de unos cuantos mal intencionados, en- mente con una supremacía, que no se le
contrarán una dura, pero elocuente lec- reconoce, sobre todos los pueblos de
ción que les enseñará a ser más precavi- aquende el Grijalva.
dos. Ojalá que los chiapeños patriotas Como Comandante General de las ar-
de verdad le adviertan a su pueblo los mas de los pueblos libres del Estado, que
errores y lo prevengan a fin de evitar fu- han sufrido la á
tiranía tuxtleca, invito
turas asechanzas. los nobles chiapanecos adunar sus
a
fuerzas a las que están a mi mando, para
La adulación servil obtener en el futuro: PAZ, TRABAJO
Adulación de los políticos cristo- Y PROGRESO.
servil.
balenses puede leerse Campo de operaciones, Septiembre 18 de
en los periódicos de aquelllos días, de 191 1. Sufragio Efectivo. No Reelección.
uno de los cuales se toma la siguiente El Comandante Militar, Jefe de las
proclama: «CHL\PANECOS: Nos cuen- armas,
ta la historia que los primeros habitan- J. Espinosa lorres.»
115

La ambición de al- aceptó servir a las órdenes del Gobierno


La ambición gunos agitadores chia- que tanto combatió. Por su parte el Li-
de los
agitadores. peños por alcanzar em- cenciado Efrén Pola hizo de los cadáve-
pleos públicos, lo de- res del 8 de Octubre una escala fúnebre
muestra conducta poco escrupulosa del
la que le sirvió para llegar a los escaños de
licenciado Alfonso M. Coutiño, que la Cámara.

CAPÍTULO XIX

SE PIDE AUXILIO DE LA FEDERACIÓN.

El 19 de Septiembre tornos interiores a que semejantes actos


La cuestión llegaron a la Capital subersivos han dado lugar. El gobierno
ante el
Senado. del Estado como tre- del Estado ha tomado desde entonces las
cientos soldados de la providencias y medidas necesarias para
federación a las órdenes del coronel restablecer el orden, y muy especialmen-
Francisco A. Figueroa. Con la presencia te, para defender esta capital de los ata-

de esta fuerza la sociedad se calmó un tan- ques de los sediciosos. A los pocos días
to creyendo que pronto la revuelta sería de encargarme del Poder Ejecutivo diri-
sofocada. Mas sus esperanzas quedaron gí al señor Presidente de la República con
defraudadas cuando supo que la fuerza fe- fecha 28 de Agosto eltelegrama que a la
deral carecía de órdenes para ocupar las letra dice: «Al C. Presidente de la Re-
plazas que se hallaban en estado de rebe- pública. México. Antiguamente capital
lión y de anarquía, y al ver que se cru- de este Estado fué San Cristóbal las Ca-
zaba de brazos, no obstante que diaria- sas; pero hace veinte años trasladóse
mente los pronunciados asesinaban, in- aquí donde residen poderes. Desde en-
cendiaban y robaban. tonces existen rivalidades entre esta ca-
Comola federación, en este caso, tenía pitaly San Cristóbal, y esta rivalidad ha
la imperiosa obligación de apoyar al Go- venido acentuándose, pues no desisten los
bierno del Estado, según el artículo 116 cristobalenses de su intento de pasar a su
de la Constitución, tanto el Ejecutivo antiguo sitio la capital. Ayer verificá-
como la Legislatura de Chiapas, se diri- ronse elecciones diputados Congreso todo
gieron a la Cámara de Senadores pidién- el Estado bajo más amplia libertad
y ha-
dole el auxilio de la fuerza federal. Los biendo obtenido menos partidarios elec-
documentos que con tal motivo se formu- tos los cristobalenses, consideran saldrán'
laron, son éstos: derrotados en sus pretensiones, pues pa-
ra traslado de capital previene Constitu-
«Tuxtla Gutiérrez, ción Estado, es indispensable aprobación
Informe y pe
3 de Octubre de 191 1. dos terceras partes votos Congreso. El
liciones.
Es perfectamente cono- no haber triunfado sus candidatos to-
cido de esa H. Cámara la difícil situa- dos criollos de San Cristóbal y sí los po-
ción por que atraviesa el Estado debido pulares nativos en cada Departamento
a la sublevación de los facciosos de San por el cual fueron elegidos, ha disgusta-
Cristóbal las Casas, ocurrida el 14 de Sep- do grandemente a cristobalenses y pre-
tiembre pasado y los consiguientes tras- tenden echarse con fuerza armada vio-
ii6 —
lentamente sobre esta capital. Al verifi- después pidiéndole envío urgente de fuer-
carlo será horrendo, pues cuentan con fa- zas federales como el único remedio de
langes indios semi-bárbaros. Necesito, restablecer la paz y la tranquilidad pú-
pues, urgentísimamente soofederalespara blica, y aunque logré se enviaran algu-
repeler agresión y establecer orden, pues nas fuerzas federales del 19 batallón al
si armamos gente del Estado se estable- mando de su coronel, que no llegan a
cería una lucha sangrienta entre los nati- 200 hombres, esas fuerzas han permane-
vos, mientras que con federales no, por cido hasta hoy inactivas en esta ciudad,
respeto inspira tropa línea. Esto en caso a pesar de haberse pedido insistentemen-
tener armas el Estado, pero como no las te su movilización para los lugares sedi-
tiene, usted juzgará urgencia mi petición. ciosos debido a que, según informes del
Si fuere posible con este batallón viniera señor Ministro de Gobernación a la Cá-
Jefe honorable confianza usted, éste sería mara df la Unión, se estima por aquel

Destacamento en "El Paso", pasando revista.

testigo, referiríale triste historia lo que alto funcionario, que se trata de un he-
pasa en estos pueblos y así podría usted con cho enteramente local entre dos partidos
seguro acierto juzgar mi neutralidad é cuando basta simple lectura del ultimá-
imparcialidad con que veo a los conten- iiim telegráfico dirigido por el Jefe re-
dientes y mis trabajos por conciliarios. belde Juan Espinosa Torres a mi gobier-
Resto Estado absoluta paz y si no fuera no, del cual tiene conocimiento esa Ho-
por rivalidades entre estos dos pueblos, norable Cámara, para cerciorarse que
presentaríase el Estado como primero no se trata de una lucha de dos partidos
aceptar pacíficamente nuevo régimen; es- políticos en el Estado, sino del desconoci-
pero, señor Presidente que por su huma- miento que los sediciosos hacen del Go-
nidad librará usted inmediatamente sus bierno constituido y de esa H. Legisla-
órdenes para satisfacer mi solicitud, que tura, que son la representación genuína
está fundada en la necesidad más absolu- de la soberanía de Chiapas y no la expre-
ta. M. Rovelo Arguello». He insistido sión de un partido político. En tal con-
— 117 —
cepto, los poderes de la Unión, según lo que existen aquí acuarteladas é inactivas
preceptúa el artículo ii6 de la Constitu- las fuerzas federales de que habla el in-

ción general, tienen el deber de proteger forme precedente. Protestamos á ustedes


el orden legal en el Estado, para sofocar señores Secretarios, nuestra respetuosa y
la revolución y reprimir los trastornos distinguida consideración. S. S. Couti- —
interiores, siempre que sean requeridos o ño, D. S. Moisés Camacho. — D. S.»
excitados por la Legislatura local o el

Ejecutivo, si aquélla no estuviere reuni- Las Comisiones pri-


da; como el actual estado de cosas no La resolución mera y segunda de Go-
del Senado.
puede prolongarse por más tiempo sin bernación presentaron
menoscabo del orden y de la paz que ha un dictamen sobre la solicitud hecha por

menester Chiapas, y los sediciosos es- la referida Legislatura de Chiapas, para


tán atacando poblados indefensos y co- que los poderes dela Unión prestaran su

metiendo depredaciones, asesinatos é in- concurso, a fin de sofocar los movimien-


cendios, como ha sucedido en Acala, Ix tos sediciosos que han trastornado el
tapa, San Gabriel y otros lugares, y es orden. Las comisiones consultaron al Se-
casi imposible que allá puedan verificarse nado aprobación de un acuerdo econó-
la
las elecciones federales y del Estado a mico, por el cual se mandaba pasar la soli-
que está convocado el pueblo, he creído citud al Ejecutivo para los efectos del ar-
de mi deber rendir a esa H. Legislatura tículo 116 de la Constitución.
este informe para que si lo tiene a bien Dispensados los trámites y puesto a

ese alto cuerpo excite nuevamente al Eje discusión dictamen, el señor senador
el

cutivo ya la Cámara de Senadores de la licenciado Francisco Alfaro pidió la pa-


Unión, para que imparta su protección a labra en contra, y dijo que no era de apro-
este Estado, movilizando las fuerzas fe- barse el dictamen a discusión, porque el

derales que sean necesarias para reducir caso estaba especialmente previsto en la

al orden a los sublevados y trastorna- fracción sexta, inciso B, del artículo 72


dores del orden público, obrando así de de la Constitución, que impone al Senado
acuerdo con el precepto constitucional la obligación de resolver la cuestión po-

invocado. Así lo exige el buen nombre de lítica que en Chiapas se ha suscitado,


Chiapas }• el deber que el Gobierno cons- porque con ese motivo se ha interrumpi-
tituido tiene de velarpor la paz, fuente do el orden, mediando un conflicto de
generadora del progreso y engrandeci- armas, resolución que debe dictarse su-
miento de los pueblos. Reitero a ustedes, jetándose a la Constitución Federal y a
señores secretarios, las consideraciones la del Estado, y que en el dictamen no

de mi particular aprecio y distinción. M. veía que las comisiones hubieran to-


Rovelo Arguello. Habiéndose dado cuen- mado ninguna resolución, ni menos se

ta con la nota transcrita a la 27 Legisla- hubieran sujetado a la Constitución Fe- |

tura del Estado, ésta acordó excitar de deral y a la local de Chiapas. Que, por
nuevo al Presidente de la República y a otra parte, la situación era sumamente
la H. Cámara de Senadores, para que se grave en aquel Estado, según los infor-
sirvan proporcionar a la mayor premura, mes de la prensa, informes que tenían un
el auxilio de la fuerza armada a efecto carácter particular, y que la Comisión
de sofocar la sedición de que se hace mé- debió haber pedido oficialmente para fun-
rito y garantizar la vida é intereses de dar su dictamen. Que el Estado necesi-
los ciudadanos nacionales _v extranjeros, taba el auxilio de la Federación, y que
y este auxilio es tanto más fácil cuanto era llegado el caso de aplicarse la fracción
115

segunda, inciso C, del artículo 72 de la gravísima situación por la que atravesa-


Constitución, de nombrar una comisión ba el Estado de Chiapas necesitaba un
que se entendiera con el Ejecutivo para remedio eficaz y violento, y que las co-
cumplir con la obligación que a los Po- misiones, en su dictamen, en lugar de
deres Federales impone el artículo 116 ponerlo, se concretaban a transcribir al
de la Constitución Federal; que por lo Ejecutivo la solicitud de la Legislatura
mismo pedía a las comisiones retiraran del Estado, que reclamaba con toda jus-

su dictamen y lo presentaran reformado ticia 3' con perfecto derecho el auxilio de

en el sentido que los deberes constitucio- la Federación; que por lo mismo debería
nales citados imponen al Ejecutivo. incluirse en dictamen una excitativa
el

El señor senador licenciado don Mi- al Ejecutivo, para que en cumplimiento

guel Macedo, presidente de las comisio- del deber ineludible que a la Federación
nes, contestó que el señor Alfaro estaba impone el artículo 116 constitucional,

Artillería tuxtleca en las márgenes del Grijalva.

en un error, porque no era llegado el caso proceda a auxiliar al Estado de Chiapas


de aplicar la fracción constitucional in contra las hordas de salvajes que han de-
vocada por él, toda vez que no había gollado niños, descuartizado mujeres y
surgido ninguna cuestión política entre saqueado e incendiado pueblos indefen-
los poderes del Estado de Chiapas, los sos.
cuales conservaban entre sí la mejor ar- El señor senador licenciado don Víctor
monía, y si es verdad que había mediado Manuel Castillo manifestó que, en su con-
un conflicto de armas, éste había tenido cepto, el dictamen de las comisiones con-
lugar entre un grupo de ciudadanos que tenía la excitativa a que se refería el señor
se han alzado en armas y los poderes Castellot, toda vez que transcribía la so-

constituidos, los cuales son desconocidos licitud de 1.a Legislatura al Ejecutivo


por los sediciosos. para los efectos del artículo 116 consti-
El señor senador don José Castellot tucional e interpelaba a las comisiones
pidió la palabra en contra, y dijo que la para que aclararan ese punto.
119

El señor senador Macedo contestó que con loo hombres del 19 batallón que pa-
no era llegado el caso de hacer esa exci- sen desde luego á Chiapa, restableceríase
tativa, porque no se tenían noticias de tranquilidad y orden, evitándose horro-
que el Ejecutivo hubiera faltado a su de- rosas depredaciones acostumbra horda
ber, sino, por el contrario, y así lo ex- rebelde, sin efusión sangre, por lo que
plica la parte expositiva del dictamen, suplico a usted dicte órdenes para movi-
que si la comisión hubiera creído que de- lización referida. M. Rovelo Arguello.
bería hacer esa excitativa, la habría he- El general Paz, en contestación al te-
cho, porque está decidida a cumplir con legrama anterior manifestó por la misma
su deber sin temor de ningún género. vía al señor Gobernador la imposibilidad
El señor senador Rabasa, Presidente de atender su petición, la cual sin em-
de la segunda Comisión, manifestó que bargo, ya transcribía al Jefe de la 9*
el dictamen había sido motivo de seria Zona Militar, Así lo hizo, agregando a
consideración entre las comisiones y al- su mensaje lo que sigue: «Como ignoro
gunos señores senadores, y que si él había situación enemigo, pues acabo llegar Ja-
aprobado la parte resolutiva del dictamen lisco, no creo prudente aceptar indicación
\' había tenido honor de subscribirle,
el Gobernador, pero creo que fuerza 19 ba-
era porque, en su concepto, implicaba en tallón, permaneciendo como está a la
sus términos la excitativa de que se trata. defensiva, obraría mejor que pasando río
Hablaron en seguida ios senadores e internándose Chiapa. La presencia de
Garza Ramos y Reyes Retana en pro, y fuerza a mis órdenes, contendrá movi-
Alfaro y Castellot en contra. Estando el miento revoltosos; dentro de cuatro días
dictamen suficientemente discutido y de- situación habrá cambiado, pues ya esta-
clarado con lugar a votar, por unanimi- rán en Tuxtla. Yo me adelanto a jornada
dad se acordó excitar al Ejecutivo de la forzada, para juzgar y disponer lo con-
Unión para que pusiera a las órdenes del veniente dentro lo mandado por el señor
Gobierno de Chiapas a la fuerza federal Presidente; contestaré señor Gobernador
que se hallaba a la espectativa en Tuxtla que ya emprendo marcha violenta para
de Gutiérrez. Tuxtla; Coronel Figueroa nada me dice.
Ignoro si sabe mi nombramiento, pues
En vista de lo resuel- ya comandante fuerza Tonalá, avísame
La interven- to por la Cámara de Se- estar a mis órdenes.» Y al señor Minis-
ción militar.
nadores, la Secretaría tro le telegrafió: «Hoy 30 m.
a las 5 h.
de Guerra ordenó que inmediatamente p. m. recibí mensaje Gobernador Chia-
salieran para el Estado de Chiapas tres- pas, pidiéndome avance fuerza 19 bata-
cientos hombres a las órdenes del señor llón de Tuxtla a Chiapa, temiendo que
general brigadier Eduardo Paz, quien indios ataquen Chiapa de Corzo. Como
además llevaba la investidura de Jefe de ignoro situación enemigo, y si Coronel
las armas. Este refuerzo salió de Méxi- Figueroa sabe mi nombramiento, trans-
co a las siete de la mañana del cuatro de cribí dichomensaje a Jefe 9^ Zona, di-
Octubre. El seis del mismo, el general ciéndole que a mi juicio no debía orde-
Paz arribó a Arriaga (Jalisco), Estación narse avance hasta mi llegada a Tuxtla,
del Ferrocarril Pan- Americano, en donde para formar situación y obrar prudente-
recibió este telegrama: «Urgente. A tres mente según órdenes señor Presidente.
leguas de esta capital encuéntrase ciudad Creo hay preocupación en Tuxtla, pues
Chiapa de Corzo seriamente amenazada sabiendo llegada tropas refuerzos federa-
por sediciosos; tengo firme creencia que les, sería imprudente intentar un asalto;
I20

sin embargo, transcribo mensaje a Jefe Paz se dejó engañar por los políticos
9^ Zona, para que con mejor conocimien- cristobalenses y tomó en consideración
to del caso, en estos momentos, me or- cuentos e invenciones de chiápeños
dene lo conveniente. Yo llegaré lunes apasionados. Su labor como Jefe de
próximo Tuxtla y la fuerza el miércoles; las armas fué desastrosa, según se verá
camino muy malo.» en la parte relativa a los trabajos de
El coronel Francisco A. Figueroa, por paz.
su parte, se dirigió al General Paz en
Celoso del cumplimiento de su deber,
esta forma: «El General Jefe de la Zona
pero con celo exagerado, no quiso dictar
en telegrama ordéname informe a usted
órdenes para que la fuerza federal avan-
actual situación levantamiento chamulas:
zara sobre Chiapa de Corzo y no sólo se
informo que fuerzas sediciosas se encuen-
opuso, sino que trabajó para que no lo
tran en Ixtapa a 32 kilómetros de ésta,
permitieran el Presidente de la República
su cuartel general es San Cristóbal; Chia-
pa de Corzo, población situada a orilla y la Secretaría de Gobernación.

del río de esta ciudad, desconoció al Go-


bierno del Estado, encontrándose tam- De todo lo expuesto
bién en rebelión; hay además otras fuer-
Ni Got>ier-
el ge desprende claramen-
no ni los tux- te que ni el Gobierno
zas rebeldes en diversos puntos, todas a
tlecos son
orillas del mismo río; señor Gobernador del Estado ni los tux-
culpables.
me que tiene noticia que hoy salie-
dice tlecos son culpables de

ron de San Cristóbal mil indígenas para los sucesos sangrientos ocurridos en
atacar la ciudad de Comitán.» Este tele- Chiapa de Corzo el 8 de Octubre. La
grama fué puesto el siete de Octubre y culpa corresponde a los cabecillas que
recibido por el general Paz ese mismo iniciaron la revolución en San Cristóbal
día como a medio camino de Jalisco a y a los que los secundaron en otras par-
Tuxtla. tes; sin ellos no se hubiera derramado la

En tales condiciones fué cuando el ge- sangre, no se hubiera interrumpido la


neral Telesforo Merodio, Jefe de la 9^ paz pública y por último, no hubiera sido
Zona, por indicaciones del señor Presi- necesaria la intervención de la fuerza fe-
dente de la República y de la Secretaría deral, intervención que hubiera evitado
de Guerra ordenó el avance de las fuer- esos lamentables sucesos si se efectúa al-

zas que en Tuxtla estaban, hacia la ciu- gunos días antes.


dad de Chiapa de Corzo.
Como un comproban-
El General Paz, que
Los verdade- ^^ ¿^ quiénes son los
El General ros culpa- , , j
de 1 1 1

tomó parte tan intere- . verdaderos culpables


^
Paz. bles.,

sante en los asuntos no lo ocurrido en Chiapa,

sólo militares sino también políticos de se inserta el siguiente manifiesto: «COM-


Chiapas, escribió un folleto con preten- PATRIOTAS: ¡Todo por Chiapa! fué, es
siones de estudio sobre la cuestión polí- y será mi lema. Hoy voy preso por la
tica y económica; en dicho folleto se en- causa del pueblo que era presisamente
cuentra honradez y buena fe al par que permanecer neutrales asia última hora,
un desconocimiento absoluto de las co- como lo hise yo, no atacando a los fede-
sas, porlo que, las apreciaciones que en rales, a pesar de las amenazas que sufrí

él se encuentran, carecen de autorización de los miembros de los malditos Clubs


y a veces hasta de verdad; el general Católico y Democrático (unidos última-
mente) y únicos responsables de la sangre ches como Efrén y Alfonso nuestra her-
de los inocentes que se vertió en Chiapa. mosa historia y sed como yo para Chiapa
Juventud, sigue mis huellas, morir por de Corzo. Raúl Marina Flores. Rúbri- —
la patria es inmortalizarse. Jamás man- ca. Octubre ii de 191 1.»

CAPITULO XX

OCHO DE OCTUBRE
Los sangrientos su- testada acatando la determinación del
Ocho de cesos ocurridos en la señor Coronel, pero como antes se dijo,
Octubre.
ciudad de Chiapa de elpueblo exaltado no respetó dicha de-
Corzo y que llenaron de luto a Chiapas, terminación por el completo desorden
han sido juzgados de muy distintas ma- que reinaba, no fué posible restablecer
neras; en tal virtud, conviene que los do- la paz. Los CC. Concejales que en este

cumentos oficiales sean los que hablen y acto se encuentran presentes manifesta-
se deje a un lado las opiniones de perso- ron que les consta lo expuesto por el se-
nas parciales que casi siempre resultan ñor Presidente y aprueban que la nota del
desvirtuadas por la pasión. señor Coronel la haya contestado en el
sentido que lo indica. El conductor de
El acta del H. Ayun- la nota de referencia lo fué el señor Ca-
Acta del H. tamiento de Chiapa de pitán Teodosio Arroyo, acompañado de
Ayunta-
Corzo levantada el día los señores Luis Espinosa y Eligió Váz-
miento.
siguiente de la toma de quez, quienes se presentaron con bande-
dicha plaza, se refiere a ese acontecimien- ra como emisarios de paz; dichos señores
to, y en la parte relativa dice así: «. . . A fueron bien recibidos por el Ayu-ntamien-
continuación el mismo señor Presidente to,quien trató de dar contestación a la
dio cuenta con una nota recibida, suscri- nota presentada; mas habiéndose presen-
ta por el Coronel Jefe del 19 batallón, tado en esos momentos el señor Lie. Al-
señor Francisco A. Figueroa, el día an- fonso M. Coutiño, Síndico de este Cuer-
terior, y de la cual tienen conocimiento po Municipal, indicó a la parte del pue-
la mayor parte de los concejales, en la blo sugestionada por él que todo lo que
que el mencionado Jefe comunica que al en esos momentos sucedía era pura far-
frente de las fuerzas de su mando verifi- sa y que todos los federales que venían
car á su entrada a esta plaza, lo que se hizo se ios colgaba de los pelos de la cabeza,
saber a las personas que formando gru- con esto y con el hecho de acercarse al
pos invadieron el salón Municipal y co- señor Capitán para registrarle los boto-
rredores, completamente exaltados, por nes si eran del número del batallón a que
lo que no fué posible hacer que la multi- pertenecía, el pueblo se exaltó a tal gra-
tud se tranquilizara; pues habiendo sido do que quisieron atentar contra la vida
recibida la referida nota en momentos en del expresado Capitán y acompañantes^
que parte de los habitantes de esta po- recibiendo el señor Vázquez golpes, em-
blación se tiroteaban con dichas fuerzas, pellones y demás estropeos. En vista del
no pudo el Cuerpo Municipal restablecer peligro que les amenazaba a dichos se-
el orden. Que la nota expresada fué con- ñores, se dispuso pasarlos a la guardia,

lugar en que estarían más garantizados, gas, Francisco Martínez, Lázaro P. Gra-
habiendo pedido el señor Capitán Arro- jaies, J, M. Corzo, Secretario. — Rúbri-
yo pasar más bien al interior de la cár- cas. Es copia simple de su original que
cel donde estaría más garantizado. Se obra en el archivo de la Presidencia de
hace constar que lo escrito con relación mi cargo. Chiapa de Corzo, a 25 de Oc-
a los actos del Lie. Alfonso M. Coutiño, tubre de 1911. E. P. M. A., F. Elíseo
fué redacción espontánea del señcr Re- Ruiz. — Rúbrica.»
gidor Juan M. Castillejos. El señor Co-
ronel Francisco A. Figueroa manifestó La
nota que el Coro-
que por indicación del señor Gobernador Dos notas in nel Figueroa envió al
teresantes.
del Estado recomienda a este A_vunta- Ayuntamiento de Chia-
miento haga saber que los revoluciona- pa y que se menciona en la acta anterior,
rios que se presenten desde luego ten- así como la contestación correspondien-

Voluntarios tuxtlecos parapetados en las márgenes del Grijalva.

drán garantías y que tome enérgicas te, son éstas: «Al C. Presidente Munici-
medidas para la aprehensión de quienes pal, Chiapa de Corzo. Cumpliendo con
alteren el orden público, así como procu- superiores órdenes del superior Gobier-
re defender los intereses de Chiapa, Se no Federal, comunico a usted que verifi-
aceptó la idea y se acuerda hacerla del caré la entrada a esa plaza a la cabeza
conocimiento del público por medio de del décimo noveno batallón de mi man-

avisos que se harán circular entre los ha- do, el día de hoy. Al comunicar a usted
bitantes de este Municipio. lo anterior, debo indicarle como lo hago,
Y no habiendo más asunto de que tra- que misión que llevo es de paz y para
la

tar, se cerró la sesión firmándose para garantizar el orden y tranquilidad de ese


constancia. Manuel Gamas, F. Elíseo lugar, atendiendo previamente las repre-
Ruíz, Mariano G. Aguilar, J. M. Casti- sentaciones que por su conducto y con el
lUjos, Domingo Cortés, José María Var- mavor orden, deseen hacer ante mí las
— 123

personas de ese Expresado lo


lugar. Ambas secciones efectuaron una marcha
anterior sólo me que
resta decir a usted a través de las lomas adyacentes a la
lo haré responsable ante el Gobierno Fe- conocida con nombre San Gregorio, llega-
deral de cualquier efusión de sangre al ron hasta la mitad de su altura siendo
intentar recibirme con mis tropas de recibidos allí por un nutridísimo fuego

manera hostil o incorrecta. Sírvase us- del enemigo, que fuerte en más de 800
ted acusarme el recibo de estilo con el hombres y bien parapetados en el caserío
portador de la presente. El Puente, Oc- y peñas que se encuentran en su cima,
tubre ocho de mil novecientos once. allí estaban. Mi tropa, aceptando desde
El Coronel Jefe del décimo noveno bata- luego elcombate, contestó con toda ener-
llón. Francisco A. Figueroa. —
Rúbrica.» gía el fuego y dando pruebas de valor y
Al margen un sello que dice: Presiden- bizarría para honraSupremo Gobierno y
cia Municipal. Chiapa de Corzo. «Al de Nación, después de cuatro horas de
la
Coronel Jefe del 19 batallón. Lugar don- un encarnizado combate consiguió des-
de se encuentre. Contestando la atenta alojar al enemigo haciéndolo huir a la
nota de usted tengo honra de manifes-
la loma de San Gregorio. Durante este glo-
tar a usted que puede pasar con las fuer- rioso hecho de armas la tropa que tomó
zas de su mando a esta plaza, en donde el cerro tuvo que lamentar las heridas

tendrá usted toda clase de garantías. del sargento 2^ Juan Díaz, cabo Juan M.
Chiapa de Corzo, 8 de Octubre de 191 1. Marrón, y soldado Rosendo Medrano,
E.P.M. Manuel Camas. — Rúbrica.» del 19 batallón, y soldado Ramón Sala-
zar, del 12 arma; posesionada esa fuerza
El combate del 8 de de loma referencia, emprendió ataque
Cómo fué el
Octubre, según el si- sobre cerro San Gregorio y después dos
combate.
guiente parte oficial, horas encarnizado combate rechazó ene-
fué de esta manera: «Al margen, Ejérci- migo quitándole iglesia encuéntrase allí,
to Nacional. 19 batallón. N° 56. C. Ge- infringiendo al mismo una fuerte derrota
neral. Tengo la honra de manifestar a haciéndole muchos muertos y heridos,
usted que hoy por la vía telegráfica dije cuyo número no puedo precisar estos
a usted lo siguiente: Honróme comunicar momentos por estarse aún levantando el
a ustedque cumplimentando su respeta- campo. A la vez que desarrollábase com-
emprendí marcha
ble orden, ayer 5 a. m, bate cerro tenía lugar otro no menos im-
Chiapa Corzo con 6 oficiales, 143 tropa portante sobre el puente Río Chiquito,
19 batallón y 3 oficiales, 68 tropa, 12 ar- atraviesa población, entre una sección
mas. Al llegar a Puente Río Grijalva, compuesta de 25 hombres 12 batallón,
que encuéntrase a 6 kilómetros Chiapa, igual número 19 y 7 voluntarios a órde-
recibióme comisión con bandera blanca nes Teniente Coronel Cuerpo voluntarios
ofreciéndome plaza en paz; pero al apro- «Hijos de Tuxtla», Martín González.
ximarse a ella una de mis secciones Esta sección con denodado valor y des-
de exploración fué atacada, violándose pués cuatro horas combate rudo, consi-
cobardemente por moradores Chiapa, pa- guió desalojar del puente al enemigo ha-
labra empeñada de recibirme en paz, por ciéndole huir vergonzosamente centro
cuyo motivo destaqué en auxilio tropa población, donde parapetáronse edificios
atacada 25 hombres 12 batallón y 25 19, principales. Capitán 1° Gustavo S. Gon-
mando Capitán 2*? Juan González y como zález con fuerzas su mando después de
sostén de la misma otros 50 hombres haber tomado cerro y dejándolo bien
mando Capitán i'? Gustavo S. González. guarnecido bajó a reforzar a Teniente
— 124 —
Coronel Martín González y en combina- también herido cabo de voluntarios Her-
ción éste se continuó defensa puente melindo Martínez. Con pena manifiesto
hasta dos horas después que rindióse a a Ud. que hasta estos momentos no pa-
recen soldados 12 y 19 batallones respec-
tivamente Daniel Peréz y Rosario Ra-
mírez, los que tengo creencia fueron
muertos en combate. Recomiendo á Ud.
de una manera especial, brillante com-
portamiento fuerza 12 y 19 batallones y
voluntarios, que ayudaron a tomar Chia-
pa de Corzo, nó haciéndolo directamente
con relación a persona alguna porque to-
dos cumplieron a mi entera satisfacción
con su deber. Felicito a Ud. y en su res-
petable persona al Primer Magistrado de
la Nación y Secretario de Guerra y Ma-

rina por tan brillante hecho de armas que


pone de manifiesto la lealtad y valor de
nuestro ejército y su diciplina nunca des-
mentida. No hago a Ud. mención sobre

Teniente Rene Ortega Utrilla.


el número de cartuchos consumidos y
efectos extraviados en combate porque
discreción plaza. Momentos antes de la espero acabar levantar campo, para al

rendición, dicha fuerza en combinación confirmar a Ud. este mensaje vía ordina-
con otra fracción de la sección que man- riaremita a Ud. documentos relativos.
daba Capitán i"? Gustavo S. González y Como nota complementaria y para poner
que era a orden sargento i*? José Torres,
hizo un empuje vigoroso hasta una calle
antes del centro de la población haciendo
al enemigo muchas bajas y tomándole 26
prisioneros. A fin de hacer más eficaz el
combate en el puente, destaqué otra sec-
ción de 25 hombres, mando Capitán 2*?
José G. Yañez, que haciendo una
la

marcha oculta por unas milpas, coadyu-


vó a la rendición de la plaza habiendo
librado un combate en dos horas en las
calles intermedias entre el cerro «San
Gregorio» y el puente, habiéndole hecho
al enemigo 18 prisioneros. Al rechazara

éste hasta el centro de la población; la

fuerza del Teniente Coronel González


tuvo que lamentar el fallecimiento del Teniente Rubén Mijangos.

soldado del 12 Batallón Francisco Onti-


veros y soldado de i^ 19 armas, Martín a Ud. de manifiesto la traición de que
Velasco, los que manejáronse en asalto fué víctima la fuerza de mi mando, por
con verdadera heroicidad. Resultando parte los moradores de Chiapa, manifies-
Y
— 125

to a Ud. .que antes de aproximarme a la i^ —


Porque Mariano Grajales y sus
ciudad mandé Capitán 2*? del 19 Ba-
al acompañantes al presentarse en el puen-
tallón Teodosio Arroyo y a los CC. te «Porfirio Diaz», en calidad de explo-
Luis Espinosa y Eligió Vázquez con un radores, fueron hechos prisioneros,
oficio en que les manifestaba mi llegada —
Porque las avanzadas de los Chia-
2^
para garantizar vidas e intereses y lejos peños tendidas sobre la «Loma Larga»,
de recibirlos como parlamentarios los re- rompieron el fuego sobre la avanzada fe-
dujo a prisión pretendiendo fusilarlos lo deral exploradora.
que no tuvo lugar por haberse rendido la
3^ — Porque el Lie. Alfonso M. Couti-
plaza y haber procedido con actividad ño que los hombres que
les hizo creer
para ponerlos en libertad. Confirmo a Ud. marchaban hacia Chiapa y que ya se es-
mi noticia referente a que el pueblo puso taban tiroteando, no eran federales sino
en libertad en los momentos del combate tuxtlecos disfrazados.
a presos cárcel civil. Entre los prisione-
ros que remití ayer del puente va el pe-

4^ Porque si es verdad que no esta-
ban dispuestos para el ataque, sí lo es
ligroso cabecilla Mariano Grajales. — que lo estaban para la defensa desde el
me honro repitiéndole a Ud. en confir-
momento en que habían desconocido ai
mación agregando por vía de informe
Gobierno legalmente constituido y tenían
que el cabo Juan M, Marrón falleció ho-
hasta Cruz Roja, según puede verse en el
ras después de la rendición de la plaza;
siguiente documento: «Ciudadano Presi-
que soldado Rosario Ramírez, se
el

corporó en la misma fecha a la


in-

fuerza
dente Municipal. — Presente. — Tengo la
honra de participar a Ud. para cono-
que quedó sosteniendo la posición con-
cimiento de la Honorable Corporación
quista de la loma «La Piedrona» y que
que «preside», de que, en la primera
el soldado Daniel Pérez se encontró su
sección del Barrio de San Jacinto de
cadáver al día siguiente que se levantó
esta ciudad, tengo establecido un servi-
el campo. En cuanto a los prisioneros,
cio deambulancia bajo la denominación
muertos, armamento y demás efectos qui-
de «Cruz Roja», con su personal corres-
tados al enemigo podrá Ud. apreciar
pondiente, que pongo desde luego a la
su número en los documentos que forman
disposición de Ud. para el caso de nece-
el legajo que por duplicado me permito
acompañar a — Tengo honor, mi
Ud. el
sidad. — Chiapa de Corzo, 7 de Octubre
General, de hacer a Ud. presente mi su- de 191 — Qi(erubín S. Besares. — Rú-
1.

bordinación y respeto. — Libertad y Cons- brica.»

titución. Chiapa de Corzo, Chiapas, Oc- El documento anterior dice de una ma-
tubre 9 de 191 1. El Coronel, Francisco nera precisa que los chiapeños, el sie-
A. Figueroa. — —
Rúbrica. Al C. General te de Octubre, un día antes de que los
Brigadier Jefe de las Armas en el Esta- federales entraran a Chiapa, estaban tan
do. — Tuxtla Gutiérrez, Chiapas». preparados que hasta Cruz Roja tenían.

La ciudad de Chiapa El H. Ayuntamiento


¿Por qué fué ¿g Corzo que de hecho
Invitación de de Tuxtla, por media-
atacada Paz y
se alió moralmente con ción del General Paz,
Chiapa de concordia.
Corzo? San Cristóbal de las invitó el H. Ayunta-
Casas, aunque sin la in- miento de Chiapa a que olvidando pre-
tención de prestarle auxio material, fué juicios y rencores infundados, se dieran
atacada por las causas siguientes: un estrecho abrazo y volviera a reinar
-- 126

entre los dos pueblos hermanos el espí- las cívicas cordialidades; y que hoy
ritu de paz 3' de concordia que los había dando muestras de alta cultura deben
unido antes. El texto de la invitación es atar nuevamente el lazo del cariño, para
el siguiente: «Tuxtla Gutiérrez, Noviem- continuar a la sombra de la paz y bajo
bre 6 de 191 1. —
Ciudadano Presidente la égida del orden hasta llegara la gran-
Municipal. — Chiapa de Corzo. — La te- deza y a la felicidad.

rrible convulsión política que ha sacudi- A esto os invita el Ayuntamiento de Tux-


do a la Patria desde Noviembre pasado, tla, que sintetiza su fraternidad con un
hoy ha tenido su feliz coronamiento, su- sincero viva Chiapa de Corzo!
¡ —
El Presi-
biendo a la Presidencia de laRepública dente Municipal, y. Ponciano Burguete'*.
el invicto Don Francisco I. Madero que Esta invitación no fué aceptada por el
hará florecer la paz en la Nación y le da- H. Ayuntamiento de Chiapa, quien ni

rá vigoroso impulso para continuar su siquiera la contestó. No hay que culpar-


marcha por él espléndido camino del le por ello, puesto que tanto el Ayunta-
progreso. miento de Tuxtla como el General Paz,
Hoy Tuxtla, enterada por el Señor Ge- al hacer dicha invitación demostraron un

neral don Eduardo Paz, que ha venido desconocimiento absoluto de la psicolo-

a ser en nuestro Estado, nuncio de con- gía del pueblo chiapeño. Una persona
cordia, de que la heroica ciudad de Chia- medianamente observadora hubiera com-
pa de Corzo se halla dispuesta a recibir prendido que invitar a Chiapa a una re-
de Tuxtla el ósculo de paz; ésta se apre- conciliación con Tuxtla, a quien se culpa-
sura y abre sus brazos para estrechar a ba injustamente de los recientes sucesos
su predilecta hermana Chiapa a quien sangrientos, resultaba tan absurdo como
invita en esta fecha que hará época en la inútil. Esta reconciliación sólo se conse-
historia, a olvidar el pasado próximo y guirá después de algunos años, cuando
traer a la memoria aquel pasado remoto los chiapeños comprendan que fueron
en que juntas se cubrieron de gloria en miserablemente engañados y que un pue-
los campos de batalla y como buenas her- blo liberal como el suyo sólo puede unir-
manas han comido del mismo pan y be- se a otro pueblo de ideas y aspiraciones
bido del mismo vino en el banquete de análogas.

CAPITULO XXI

NOTAS E IMPRESIONES
El autor de este libro En Tuxtla de Gutié-
Aclaración Impresiones.
es enemigo de hacer re- rrez, como en todo lu-
necesaria.
ferencias de su perso- gar de clima cálido, las gentes son ma-
na; pero hoy que se trata de la relación drugadoras. Cuando antes de las cinco
de impresiones, es decir, de emociones de la mañana abandoné el cuarto que
sentidas al calor de los combates, no ocupo en el «Hotel Central» del señor
puede expresarlas sin hacer alusión a Manuel Marroquín, para incorporarme a
ella. Hecha esta aclaración, necesaria la fuerza del 19 batallón que se hallaba

para la tranquilidad de su conciencia, da en su cuartel, varias personas transita-


principio á la siguiente narración: ban ya por las calles principales.
127

Llegué al cuartel en los momentos en mente sus miradas somnolientas en la


que se extinguían las últimas notas de tropa, como queriendo adivinar adonde
la alegre diana con que había sido salu- y a qué iba. Sin satisfacer su curiosidad
dada la aurora del 8 de Octubre. Encon- seguían su camino y se dirigían hacia el
tré a los soldados en la calle, en correcta templo: era domingo.
formación, con los flamantes máuseres
alhombro y las cartucheras repletas en Como a las cinco y
el pecho.
Se reanuda, media se incorporó la
la marcha.
la fracción del 12 que

Apenas si había yo esperábamoF, y a esa hora se reanudó la


De frente, tenido tiempo de con- marcha. Al principio la tropa iba triste
¡marchen!
templar la apostura de y silenciosa; pero cuando el sol surgió
los soldados cuando se dejó oir la voz radiante sobre las hermosas montañas,
imperiosa del Capitán: se tornó alegre, muy alegre.

Capitán Daniel Malpica.

— De frente, ¡marchen! A las ocho y media llegamos al puente


Y columna compuesta de 150 hom-
la «Porfirio Díaz» donde el destacamento
bres, se puso en marcha. Los denodados de voluntarios del batallón «Hijos de
«Juanes.^ al recorrer las calles empedra- Tuxtla», formado en dos hileras, nos
das, con el ruido acompasado que pro- terció armas. Este destacamento forma-
ducían sus «huaraches» interrumpían el do de 100 voluntarios de infantería y 25
silencio de aquella mañana inolvidable. de artillería, estaba a las órdenes del

Al llegar al parque hicimos alto sobre Capitán Daniel Malpica.


la calle real, para esperar un refuerzo
compuesto de 70 hombres del 12 batallón. Chiapeños Comoá las nueve de
Mientras tanto algunas señoras se de-
prisioneros. ,^ ^nañana se presenta-
tenían junto á nosotros, clavando tenaz- ron en la ribera opuesta del Grijalva.
- 128 —
frente al campamento, tres hombres que a sus acompañantes, y debida-
montados y armados. Eran Mariano mente custodiados fueron remitidos a
Grajales, Jefe de las Armas en Chiapa, Tuxtla,
y dos de sus acompañantes. El Te-
niente Coronel de las fuerzas tuxtlecas, Como el Coronel Fi-
En comisión.
J. Martín González, les salió al en- gueroa necesitaba en-
cuentro ordenándoles alto y pie á tierra. viar a Chiapa la comunicación en que
La orden fué obedecida en el acto. Des- pedía se le permitiera entrar con sus
pués de un corto intervalo aparecieron fuerzas a dicha ciudad, designó al Capi-
en el lugar indicado otros dos compañe- tán del 19 Batallón, Teodosio Arroj'o,
ros del señor Grajales, y transcurridos al señor Eligió Vázquez 3- al que esto es-
algunos minutos más, otros dos, con cribe, para que la llevaran á su destino.
quienes se procedió lo mismo que con los En vista de que no había certeza de

Mariano Grajales y sus acompañantes.

anteriores. En
seguida todos fueron in- cómo los chiapeños recibirían a la Comi-
terrogados por el Coronel Figueroa; Gra- sión, pues mientras unos aseguraban que
jales contestó que había llegado al puen- sería a balazos. Otros por el contrario,
te con objeto de gestionar la libertad de que en paz; el señor Grajales, que ya es-
un elector hecho prisionero un día antes taba detenido, obrando con hidalguía,
por las fuerzas tuxtlecas que lo creyeron ofreció hablar por teléfono al Presiden-
espía. Las demás personas declararon Municipal de Chiapa para recomen-
te

que sólo eran simples acompañantes del dar a la Comisión; pero por desgracia
señor Grajaleá. esto no* pudo ser debido a que la co-
Como se sabía públicamente que el municación telefónica entre el puente
señor Mariano Grajales era el Jefe «Porfirio Díaz» y la ciudad citada,
de las armas en Chiapa y uno de los estaba rota. Sin embargo, el señor Gra-
cabecillas más entusiastas de la rebe- jales me dio la recomendación por es-
lión, se le tomó prisionero, lo mismo crito.
129 —

Como el caballo que sueltos y los chiapeños se replegaban en


A Chíapa.
3'o montaba era pésimo, orden hacia la ciudad.
supliqué al señor Grajales que me facili-
Como a los cinco mi-
tara el su3'o a lo que accedió con gusto. El primer , , ,
ñutos de haber empe-
A las 9 salimos del puente y con nos- herido.
zado el tiroteo, un sol-
otros una sección exploradora compuesta
dado federal se desplomó herido: otro
de ocho federales 3' dos prácticos, quie-
con el mauser en la mano, dando tumbos
nes internándose en el monte aparecie-
3^ saltos para escapar de las balas, llegó
ron poco después sobre la «Loma Larga»,
hasta el camino carretero donde estába-
cuya cordillera pasa por la ciudad de
mos. Jadeante 3' sudoroso se acercó al
Chiapa con los nombres de «San Grego-
Capitán Arro3'o y cuadrándose le dijo:
rio», «La Piedrona» 3' el «Calvario».
«Mi Capitán, necesitamos refuerzos por-
que son muchos.» El Capitán le contes-
La carretera nacio-
Se rompe el tó que se dirigiera inmediatamente al
nal sobre la que cami-
fueg"o. Coronel Figueroa que en ese momento
nábamos, flanqueada de
debería encontrarse en el puente. El sol-
huizachales 3' milpas doradas, impresio-
dado partió velozmente y yo le contem-
naba gratamente. Cuando nos faltaba
plé hasta que desapareció envuelto en la
como dos kilómetros para llegar a la ciu-
polvareda que se levantaba en el último
dad, descubrimos a las avanzadas chia-
recodo del camino.
peñas que tendidas sobre la «Loma Lar-
ga» 3' ocultas tras de los árboles, espe- El Arrovo
Capitán
La Comisión ,.
que
,
raban a los federales. Estos no se hicie- tiroteada. dispuso siguiéra-
ron esperar, pues marchaban sobre la lo- mos a Chiapa a cumplir
ma mencionada casi al par nuestro. nuestra misión 3^ la marcha se reanudó
Al comprender nosotros la inminencia lentamente, silenciosamente. A los pocos
del encuentro hicimos un corto alto. El momentos de haber empezado la marcha,
silencio que reinaba en aquel momento las avanzadas Chiapeñas de la derecha,
era completo 3' solemne, ni las hojas se abandonando sus lugares de observación
movían: tal parecía que la Naturaleza se (corrales, milpas 3^ chozas), salieron a
daba cuenta del horrendo drama próxi- nuestro encuentro armados con rifles, es-
mo a empezar. copetas y machetes. En el gesto duro y
De entre la maleza donde estaban ocul- varonil de los Chiapeños se reflejaba la
tos los chiapeños salió la primer descar- ira y la resolución de matar. El señor
ga. Los ecos de la detonación fueron re- Eligió Vázquez que era el abanderado,
petidos por las ondas sonoras que estre- marchaba al frente; a él se dirigían
mecidas pasaban por las faldas de las preguntándole quiénes éramos 3' qué mi-
montañas 3' la humareda, como negra sión llevábamos. Se les informaba y nos
nube formada de dolor 3' de lágrimas, dejaban continuar. Mas los que sobre la
ascendió lentamente al cielo límpido y «Loma Larga» se batían con las avanza-
azul. Los federales, rodilla en tierra, das federales nos enderezaban sus armas
contestaron la descarga. La tragedia del de cuando en cuando 3^ caían o pasaban
oc/io de Octubre había empezado. Des- junto a nosotros algunas balas que afor-
pués el tiroteo siguió sin interrupción; tunadamente no hicieron blanco. El tiro-
los soldados saltando sobre los acciden- que lle-
teo dirigido a nosotros cesó hasta
tes del terreno, parapetándose tras de gamos a inmediaciones del puente del
|os árboles y las piedras, avanzaban re- «Río Chiquito».
q
>
- I30

Sobre el puente cita- dos en las paredes retratos de Hidalgo,


Injurias
do se encontraba el Juárez, Morelos y entre otros el del Be-
y amenazas
grueso de la fuerza chia- nemérito de Chiapas, C. Ángel Albino
peña. Al presentarnos a ella fuimos re- Corzo.
cibidos con marcadas muestras de hosti- Una fuerte valla formada por chiape-
lidad; el pueblo como un torbellino nos ños bien armados contenía a la multitud
envolvió y empujó hasta la plaza princi- que pugnaba por llegar hasta nosotros.
pal. Durante el recorrido de las calles Un centinela guardaba cada ventana del
fuimos objeto de frecuentes injurias y salón.
amenazas, Al fin la valla de chiapeños que nos
Al llegar a la plaza alguien notó que defendía fué rota y dejó libre paso a va-
yo iba montado en el caballo que perte- rias mujeres armadas con machetes y cu-
necía al señor Grajales a quien creían chillos, las que con el rostro congestio-
muerto, y comunicó al pueblo; enton-
lo nado, la un ex-
cabellera en desorden,
ces los hombres, las mujeres y los niños tremo del rebozo arrastrando y el arma
levantaron las manos airadas, me apun- en actitud de herir, avanzaron hacia nos-
taron sus armas y me gritaron oprobios- otros y tras ellas el pueblo sumamente
La plaza,inmensamente grande, me pa- excitado por las noticias desastrosas que
recía un mar sobre el que flotaban milla- llegaban de los puestos avanzados. In-
res de cabezas en naufragio. Me incor- tervinieron personas del H, Ayuntamien-
poré sobre cabalgadura y con voz
la to y con sus consejos y arengas evitaron
fuerte dije a la multitud: «El señor Gra- nuestra muerte. En momentos de tanto
jales viene con el Coronel Figueroa. No peligro el Capitán Arroyo, 5'aqui de pu-
dilatará en llegar». Con estas palabras ra raza, parecía un monolito por su im-
los ánimos se aplacaron momentánea- pavidez; el señor Vázquez estaba un po-
mente, las armas volvieron a su sitio, co nervioso y el que esto escribe (per-
los puños amenazadores depusieron su dón por la inmodestia, pero es la verdad)
actitud y las bocas injuriadoras se tor- impasible, con la vista fija en el retrato
naron magnánimas y me concedieron del Benemérito de Chiapas.
media hora de vida en caso de que trans-
currido ese tiempo Grajales no vol- El Lie. Alfonso M.
Se desarma a ^
la Comisión. Coutmo
viera. se presento en
esos momentos; ordenó
Después de atrave- que se nos desarmara (teníamos pisto-
iVlujeres
sar la plaza llegamos al las) y una vez obedecido se acercó al
amenazado-
ras. edificio de la Presiden- Capitán, le tomó del chaleco y señalan-
cia Municipal; allí el do los botones en cu3'^o centro se leía el

Capitán Arroyo y yo echamos pie a tie número del Batallón, se dirigió a la mul-
rra y cuando el señor Vázquez pretendía titud y le dijo: «Este hombre y los que
hacer lo mismo fué desmontado por hom- están matando a nuestros hermanos, no
bres y mujeres que sin piedad lo arras- son federales, sino tuxtlecos disfrazados.
traron y golpearon. Pasamos al interior El Lie. Coutiño al hacer esta afirma-
del edificio y tomamos asiento en la par- ción sabía que faltaba a la verdad y
te extrema del salón donde a los pocos que sus palabras imprudentes y hasta
momentos se nos incorporó el señor Váz- cierto punto criminales, en esos instan-
quez. El salón es grande, está amuebla- tes empeoraban nuestra ya difícil situa-
do con relativa corrección y tiene colga- ción.
131

Los mismos miem- los fusiles como si se hicieran dentro de


Federal pri-
bros del Ayuntamiento la población.
sionero.
que hacían esfuerzos Cuando la mayor parte de
los hombres
por restablecer el orden consiguieron al había marchado combate y ya éste es-
al

fin desalojar el salón y restablecer la taba generalizado, se acordó mandarles


guardia que nos defendía. Apenas unos un refuerzo y a nosotros a la cárcel pú-
cuantos minutos habían transcurrido des- blica.
de que el salón quedara en relativa cal-
ma, cuando volvió a llenarse de hombres Nos sacaron del sa-
Hacia
y mujeres que vitoreando a Chiapa con- la Cárcel.
lón Municipal entre una
ducían a un soldado del 19 batallón; pá- escolta armada y segui-
lido, desfalleciente y bajo una lluvia de dos de las mujeres que allí estaban, nos
golpes llegó hasta nosotros. Y el triun- condujeron a la cárcel. El señor Victóri-
fador, el que en lucha cuerpo a cuerpo co Grajales, hermano del Jefe de las Ar-
le había vencido y desarmado, yacía en mas, tuvo para los prisioneros y espe-
pie, con la cabeza descubierta y ergui- cialmente para mí atenciones y cuidados.
da, empuñando con la diestra el mauser Cuando nos llevaron á la cárcel el señor
quitado al soldado federal. Era apuesto Grajales nos acompañó para evitar un
y era joven; en su rostro de héroe legen- atropello o atentado. Esta conducta que
dario se reflejaba el orgullo y la satisfac- enaltece al señor Grajales y honra a
ción del vencedor.Ante figura tan altiva Chiapa de Corzo, es digna de consignar-
acudió á mi memoria el hermoso recuer- se en estas páginas.
do de las hazañas de aquellos gloriosos Durante el recorrido de la plaza a la
chiapenses que en 1523 se batieron pie cárcel, las bocacalles vomitaban hom-
con pie con las huestes conquistadoras de bres que en carrera desenfrenada y gri-
Luis Marín, y las de aquellos que tres tando ¡Viva Chiapa! se dirigían hacia el
años después opusieron tenaz resistencia combate, hacia la muerte.
a los soldados de Diego de Mazariegos Cerca de las doce sería cuándo ingre-
en las márgenes del Grijalva y que al samos a la cárcel que se encontraba com-
verse derrotados se arrojaron a las furio- pletamente vacía, pues desde por la ma-
sas corrientes del río con sus esposas y ñana se había libertado a los presos con
sus hijos, para dormir allí el sueño eter- la condición de que se batieran en defen-
no, antes que ser esclavos. sa de Chiapa. Hicieron honor a su pala-
bra: pelearon en primera línea, brava-
Los deseos de acabar mente.
Momento
angustioso. con nosotros se aumen-
taron con la presencia A cada uno de los
En el
del nuevo prisionero y con las noticias
calabozo. miembros de la Comi-
que llegaban de los puestos avanzados, sión y al soldado pri-
tales como que había sido muerto Fulano sionero en el campo de batalla, se nos
o herido Mengano. encerró en calabozos distintos y se nos
Las mujeres, que serían hasta doscien- dejó al cuidado de una guardia armada
tas,con sus gritos y sus imprecaciones de rifles y machetes.
alentaban a los hombres y los empujaban La cárcel pública de Chiapa de Corzo
á la lucha. El momento era angustioso; es un convento en ruinas, situado a in-
entre el murmullo ensordecedor de la mediaciones del templo principal. Aún
multitud se escuchaban las descargas de pueden contemplarse muros derruidos y
132 —
pedazos de arquería que dan idea de la parezca, y si, por el contraeio, pierden,
magnificencia de su arquitectura. antes de abandonar la ciudad la escolta
En el interior de un calabozo, húmedo recibirá orden y me matará. ¡De todos
y mal oliente, había como seis u ocho ma- modos me creía perdido!

letas diseminadas sobre los bancos de


Al fin, como a las
ladrillo y esparcidas en el suelo muchas Después cuatro de la tarde cesó
cartas amorosas abandonadas tal vez en del
combate. el fuego y momentos
la precipitación de los aprestos bélicos.
después varios hom-
Tomé algunas de ellas y a la escasa luz
bres vestidos con el uniforme de la fuer-
que penetraba por la reja me puse a leer-
za de seguridad, se acercaron a la reja
las, sin que su contenido, chusco por to-
de mi calabozo y me suplicaron que des-
dos conceptos, me provocara risa.
atara las maletas y les pasara pantalones
y camisas que dentro de ellas había, así
Sentado en una buta-
La campana como sombreros de palma que colgados
^^ ^^^ ^^ ^^ ^^g^,^ ¿^
llamaba al , ..,,,, me en la pared estaban. Como me lo supli-
»^^^^i»,s»:.r^ líi prisión había es-
exterminio. "^
caban deshice saqué de ellas
las maletas,
forzaba por adivinar
el contenido, descolgué los sombreros y
lo que en el terreno del combate sucedía.
los entregué a los soldados. En un ins-
Sólo las enardecedoras voces de las cor-
tante, con rapidez de transformista se
netas y las detonaciones de las armas lle-
cambiaron la ropa militar por la de los
gaban a mis oídos claras y precisas. Las
presos y se marcharon de la prisión: es-
balas al chocar contra el tejado de la pri-
tos hombres, que eran los que en Chiapa
sión se perdían en el espacio silbando
componían la fuerza de seguridad, habían
como furiosas víboras. Y la hermosa
entregado sus armas a los presos y teme-
campana que en días de paz sirviera para
rosos de ser aprehendidos, .huían disfra-
llamar a los fieles a la plegaria, a la ora-
zados. La guardia que nos custodiaba
ción, en esta vez llamaba a los hombres
huyó también.
para que se hirieran y mataran despia-
dadamente. Su tañido sonoro llegaba a Después de presen-
¡Libres!
mis oídos como la voz melancólica de un ciar la fuga de los «car-
pueblo en agonía, me crispaba los ner- nitas», volví a la butaca y en ella estuve
vios y como si no hubiera sido bastante, hasta las cinco, hora en que la puerta del
los hombres de la escolta se gozaban en calabozo se abrió para dar entrada a mis
participarme que en el término de cinco libertadores. En el corredor de la cárcel
minutos me pasarían por las armas. encontré a mis compañeros de infortu-
Cuando me lo dijeron por primera vez nio.
les creí, y cuando me lo repitieron, les De la cárcel nos dirigimos a la Presi- ¡

desprecié. dencia Municipal, donde nos esperaba el

Coronel Figueroa quien nos abrazó y fe-


La campana seguía licitó.Los Tenientes Rene Ortega Utri-
SolilOQUiOS
^ con sus
''„ u
lúgubres 1

la- Ua y Rubén Mijangos, amigos míos que


y me- , .

no hacía mucho habían abandonado


dilaciones. "^^."^os, y yo en el in- el

terior del calabozo me Colegio Militar de Chapultepec para for- ;

entregaba a serios soliloquios y profun- mar parte del 19 Batallón, nos abraza-
das meditaciones: si los chiapeños triun- ron también. Tanto Mijangos como Or-
fan — —
me decía tiempo tendrán de pa- tega son de Chiapas, y por un capricho |
sarme por las armas cuando mejor les de la suerte el primer combate lo tuvie- I
— 133 — UUL HSKm

ron en su tierra natal. Los dos Tenien- Me dirigí con cuatro


Telegrama soldados a cumplir la
tes se batieron con arrojo temerario, por importante.
lo que el Coronel del Batallón, haciéndo- orden y al querer comu-
les justicia, los felicitó. nicarme con Tuxtla noté que el alambre
estaba cortado. Cuando me disponía a
Durante todo el día abandonar la oficina, un papel que so-
Un día nadie comió, por lo que bre la mesa estaba llamó mi atención. Su
sin comer.
al verme libre lo prime- contenido era éste. «Al margen un sello
ro que se me ocurrió fué satisfacer el que dice: Presidencia Miinicipal. Chia- —
hambre que me desesperaba, y al con- pa de Corzo. — Urgente, Encargado
Sr.

vencerme de que tal deseo, o más bien fuerzas voluntarias, San Cristóbal Las
dicho, necesidad, era imposible satisfa- Casas en Ixtapa. En virtud fuertes ame-

El General Paz y el Coronel Figueroa en la plaza de Chiapa.

cerse por no haber qué comer, me acer- nazas Tuxtla, pueden pasar fuerzas ca-

qué al Coronel 5' le supliqué me propor- ballería o infantería, directa esa a esta
cionara datos pormenorizados del comba- ciudad. Manuel Camas, —
Rúbrica. — Nú-
te; aunque sus ocupaciones eran muchas mero I, 19, Of. D. 9,30.*
en esos momentos, accedió con gusto.
Cuando el Coronel dio por terminada su
Comprendiendo la
narración, y yo de trasladarla a mi libro Lleg-ada
importancia del telegra-
de apuntes, le pedí que me ocupara en oportuna.
ma, inmediatamente se
lo que me considerara útil.
lo llevé al Coronel, quien después de leer-
— V^aya usted — me dijo — con una es- lo me dijo: «No sería remoto que du-
colta a la oficina telefónica y participe al rante la noche o al amanecer, las fuer-

señor Gobernador el resultado del com- zas cristobalenses unidas a las chiapeñas
bate. dispersas pretendan atacarnos. Conviene
—— 134 —
cortar la comunicación telefónica con San muertos, me contestaban afligidas o llo-
Cristóbal 3' pedir refuerzos al señor Go- rando: «Son muchos, señor, son muchos*.
bernador. Usted se encarga de las dos Efectivamente eran bastantes; en mi
cosas.» «carnet» de apuntes anoté 28 muertos
— Como usted lo ordene, mi Coronel que vi tendidos dentro de las casas que
le contesté. — Y en el acto me dirigí nue- tenían las puertas abiertas de par en par.
vamente a la oficina telefónica donde des- Los cirios iluminaban tenuemente aque-
conecté los alambres de la línaa de San lloscuadros de dolor. Al verlos, la ple-
Cristóbal. Después volví al cuartel don- garia desvanecida ha mucho tiempo de
de me puse a escribir la solicitud de re- mi mente, pugnaba por salir de mis la-
fuerzos que el Coronel me dictaba, y bios irredentos, 3' mi alma conmovida,
cuando ya iba a terminar para seguir con en medio de la soledad y el silencio, oraba
el parte provisional del combate que se- por los bravos que ca3'eron satisfechos,
ría dirigido al Gobernador para que éste creyendo en su condición de víctimas
se sirviera transcribirlo a la Secretaría inocentes y sencillas, inmoladas por la
de Guerra, un centinela participó la lle- envidia y la traición, que morían por
gada de un Capitán de voluntarios del cumplir con su deber.
batallón «Hijos de Tuxtla». Se le hizo
pasar: era el profesor Francisco Zertuche Cuando volví al cuar-
Los volunta-
Cárdenas. tel ya el Capitán Zer-
rios que
Después de saludarnos manifestó al tuche Cárdenas tenía
se batieron.
Coronel que impulsado por el deseo de formados a sus hom-
conocer el resultado del combate había bres y a siete más que habían entrado a
llegado a Chiapa en ese momento con 14 Chiapa, a la hora del combate, 3^ se dis-
voluntarios que esperaban en las afueras ponía regresar al puente. Los siete volun-
de la ciudad. Entonces el Coronel orde- tarios tuxtlecos que con arrojo tomaron
nó que pasaran al cuartel. parte en el combate, son los siguientes:

La llegada del Capitán Zertuche Cár- sargento 1° Julio César Montesinos, cabo
denas, fué muy útil y oportuna. El se Hermelindo Martínez (resultó herido),
encargó de acabar de escribir las comu- cabo Pedro Rivera, soldados Pedro Her-
nicaciones que el Coronel dictaba, y yo nández, Juan Gutiérrez, Catarino Pas-
me dediqué a recorrer la población en cacio e Higinio Araujo.
busca de informes y detalles.
A
nueve 3' media las
Sin novedad.
„ . , Lo primero que hice noche los 22 hom*
de la
Recorriendo . , . , , ,

la ciudad. ^^^ mc'agar el numero bres que debíamos volver al puente «Por-
de muertos 3' heridos. firioDíaz» abandonamos el cuartel e hi-
Al recorrer los barrios con ese objeto, me cimos alto frente a la pila histórica, para
pareció que la ciudad estaba desierta, inspeccionar y cargar nuestras armas;
que tenía aspecto fúnebre 5' que las som- hecha esta operación reanudamos la mar-
bras de la noche eran las siluetas de los cha.
muertos. Ni un hombre por las calles, El camino fué lento 3^ penoso a causa
sólo las mujeres de cuando en cuando de que el cabo Hermelindo Martínez, he-
asomaban el rostro por las puertas o las rido en una pantorrilla durante el com-
ventanas como inquiriéndola llegada del bate, caminaba con mucha dificultad. Yo
padre, del esposo o del hermano. A cuan- llevaba el rifle de él 3' el mío. A las once
tas mujeres pregunté por el número de llegamos al puente sin ninguna novedad.
Tan luego como lie-
Refuerzos ^^^^Qg ^j p,,ente, el Ca-
para . , „ , r- ' j
^'^an Ze.tuche Carde-
losfederales.
ñas transcribió por te-

léfono al Gobernador la solicitud del

Coronel Figueroa en que pedía refuerzos,


así como el parte provisional del comba-
te. El señor Gobernador, en vista de
la petición, dispuso que 200 voluntarios
se movilizaran inmediatamente hacia
Chiapa.
A las doce de la noche salieron 100 vo-
luntarios que se hallaban de destacamen-
to en el puente bajo las órdenes del Ca-
pitán Malpica y a las dos de la mañana
Capitán Francisco Zertuche Cárdenas.
el ¡Mayor Casahonda salió con otros 100

hombres que se encontraban en «El Pa- ma noche regresó á Chiapa y yo voK'í a


so.» Esa fuerza llevó dos ametralladoras. Tuxtla, de donde salí inmediatamente pa-
El Capitán Zertuche Cárdenas esa mis- ra Chiapilla.

CAPITULO XXII
INFORME DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN

Rectificaciones

El Diputado don An- las causas de la división que se ha produ-


Solicitud cSel
ggi p^,^ suplicó a la cido de años atrás entre los habitantes
Diputado _, ^ -Kj ' •

del Estado de Chiapas, división lamenta-


ri , Representación
^ JNacio-
Poia.
nal que interpelara al bleque llegó á exaltar los ánimos a tal
Ingeniero Alberto García Granados, Mi- grado que los hijos de aquel lejano Esta-
nistro de Gobernación, sóbrelo ocurrido do empuñaron las armas los unos contra
en Chiapa de Corzo el 8 de Octubre; la los otros.

moción del señor Diputado Pola fué apro-


bada con dispensa de trámite por 75 vo- El Ejecutivo de la
Intervención
tos contra 67. Unión, desde el mo-
amistosa
mento que el conflicto

El informe que con se anunció, procuró intervenir de una


Informe tal motivo presentó el manera amistosa entre los partidos con-
del haciendo un llamamiento a
señor Ministro de Go- tendientes,
iVlinistro.
bernación el 20 de Oc- su patriotismo y exhortándolos a resolver
tubre, dice así: «Señores Diputados: son sus diferencias por medio de mutuas con-
bien conocidas ya en toda la República cesiones. Los esfuerzos del Ejecutivo
BBHOiHHIiaHBWlMMMHim 136

desgraciadamente se estrellaban contra ra de hostilidades, 5 esa política, sosteni"


la intransigencia de los jefes de aquellos da con energía durante mas o menos tiem-
partidos. Lejos de escuchar la voz de la po, indudablemente habría acabado por
concordia, el Gobernador del Estado y calmar los ánimos de aquellos hombres
las personalidades más caracterizadas del apasionados y restablecer el orden entre
partido tuxtleco, pedían con insistencia aquellos pueblos tan necesitados de paz
qae las fuerzas federales que se encon- y de concordia.
traban en Tuxtla, marcharan sobre las
fuerzas alzadas en armas en San Cristó- Pero desgraciada-
El
bal Las Casas. El Ejecutivo se negó a mente laiLegislaturadel
Ejecutivo
ordenar esa intervención armada en un EstadodeChiapas pidió
obedeció.
Estado soberano, por una parte en razón el auxilio de la Federa-
de que esa intervención no se pedía en ción, dentro de los términos del artículo

Infantería Federal en Tuxtla.

los términos prescritos en


la Constitu- 116 de la Constitución. El Senado de la
ción, considerando por otra parte que de- Unión, por unanimidad de votos, exhor-
bía evitarse, hasta donde fuera posible, tó al Ejecutivo al cumplimiento de la
el derramamiento de sangre. Persistió el obligación que ese artículo impone. El
Ejecutivo de la Unión, en consecuencia, Ejecutivo de la Unión obedeció, dio la
sus exhortaciones en favor de la paz, ha- orden de avanzar a las fuerzas federales,
ciendo uso de la fuerzaarmada de que y ese avance fué la causa determinante
disponía, tan sólo como un elemento de de los acontecimientos que hoy nos lle-
respeto, a fin de evitar que los partidos nan de horror y de vergüenza.
armados, el uno frente al otro, llegasen
a romper las hostilidades. Mientras se La fuerza federal, al

sostuvo esta política conciliadora de par-


A sangre mando del Coronel
y fuego.
te del Ejecutivo deUnión, no llegó a
la Francisco A. Figueroa
ocurrir en Chiapas una verdadera ruptu- avanzó sobre Chiapa de Corzo, y habien-
137

do hecho esta plaza tenaz resistencia, fué ner hasta lo último su actitud neutral y

preciso tomarla por la fuerza, parapetán- conciliadora en las cuestiones que tienen
dose los defensores en las casas 3' pene- dividido el Estado de Chiapas. Abando-

trando a ellas de una en una los federales, nó su actitud el Ejecutivo contra su vo-
por medio de horadaciones o derribando luntad, obedeciendo un mandato de la
puertas hasta apoderarse de toda la po- le3', 3' el conflicto estalló. La responsa-
blación después de un combate de seis bilidad de lo ocurrido 3' de lo que en lo
horas. Tomaron parte en la defensa de sucesivo ocurra en aquel infortunado Es-
Chiapa hasta mujeres 3' niños, y no es de tado no pesa, pues, sobre el Ejecutivo de
extrañarse que algunos de ellos murieran la Unión.»
pero no ha}' ningún indicio de que las
fuerzas federales cometieran asesinatos.
Los asesinatos y de-
En la refriega resultaron siete muertos de Rectificacio- más crímenes
que el se-
parte de los federales y cuarenta y tan- nes al infor- _ ,t-
'^^^ Ministro imputa a
tos de parte de los defensores de la plaza. me del
iVlinistro. ^^^ fuerzas del Estado,
caso de ser ciertos, no
^ Tal fué la toma de
Cumplieron fueron cometidos en la ciudad de Chiapa
con su deber. Chiapa, según noticias
de Corzo ni en sus habitantes, puesto que
oficiales comunicadas a
las fuerzas del Gobierno no pelearon ni
la Secretaría de mi cargo por la de gue-
una sola vez con los chiapeños, salvo que
rra y por el Gobierno de Chiapas, y se-
se quiera considerar como «fuerzas del
gún esas noticias, las fuerzas federales no
Estado» a los siete voluntarios tuxtlecos
hicieron más que cumplir con su deber.
que tomaron parte en el combate del 8
de Octubre; y aunque así fuera, los siete
Los verdaderos asesi-
voluntarios de referencia no cometieron
Fueron natos}' crímenes que ha
fuerzas ningún asesinato ni crimen de otra natu-
relatado la prensa y que
locales. raleza.
ha dado origen a la in-
Por su parte, el señor Senador Víctor
terpelación que se sirvió hacerme esa H.
Manuel Castillo hizo al mismo informe
Cámara, fueron cometidos por fuerzas
las siguientes rectificaciones: «El Señor
locales del Estado de Chiapas. El señor
Secretario de Gobernación con motivo de
Presidente de la República, justamente
los asuntos de Chiapas, dice en su infor-
indignado por estos hechos, se dirigió por
me presentado el sábado á la Cámara de
telégrafo al señor Gobernador del Esta-
Diputados, lo siguiente:
do de Chiapas, pidiéndole informes y ex-
hortándole a que se haga justicia, y ese Primero. Que el Gobernador del Es-
funcionario informa que 3'a se hace la tado de Chiapas 3' las personas caracte-
consignación respectiva al Juez compe- rizadas del partido tuxtleco, pedían con
tente para que abra la averiguación del insistencia que las fuerzas federales resi-

caso y aplique a los culpables el castigo dentes en Tuxtla, marcharan sobre los al-

que la le}' impone. zados en armas en San Cristóbal Las Ca-


sas.

Para concluir, me pa- Segundo. Que el Ejecutivo se negó a


El Ejecutivo
rece oportuno manifes- ordenar esa intervención armada en un
no es
responsable. tar a la H. Cámara que Estado soberano porque esa intervención
el Ejecutivo déla Unión no se pedía en los términos prescritos en
deseaba en bien de la paz pública, soste- la Constitución, y para evitar, hasta don-
-- 138

de fuera posible, el derramamiento de titud contra su voluntad, obedeciendo un


sangre. mandato de la ley, y el conflicto estalló.

Tercero. Que mientras sostuvo esta


política conciliadora no llegó a ocurrir Yo fui uno de los que
en Chiapas una verdadera ruptura de hos- ¿Ofuscación ^-¿-^^ ^j Ejecutivo des-
tilidades, y «esa política sostenida con
ó igrnoran- j t
_.„.> de nnes de Julio, 1
el
1
en-
cía? -"
'

energía», indudablemente habría acaba- vio de fuerzas federales


do por calmar los ánimos de aquellos al Estado de Chiapas y uno de los Sena-
hombres apasionados y restablecer el or- dores que apoyó el dictamen de las Co-
den entre aquellos pueblos. misiones de Gobernación, transcribiendo
Cuarto. Que «desgraciadamente» la al Ejecutivo la solicitud de la Legislatu-
Legislatura pidió el auxilio de la federa- ra de Chiapas e indicándole la necesidad
ción dentro de los términos del artículo de prestar a los poderes de aquel Estado

Artillería Federal en Tuxtla.

106 de la Constitución. El Senado exhor- el auxilio a que constitucionalmente tenía


tó al Ejecutivo cumplimiento de la
al derecho, y no puedo, por lo tanto, pasar
obligación que ese artículo le impone. El sin rectificación las aseveraciones inexac-
Ejecutivo obedeció y dio órdenes de avan- tas del señor Secretario de Gobernación,
zar las fuerzas federales y ese avance fué dadas seguramente con desconocimiento
la causa determinante de los aconteci- de los hechos; porque no quiero creer que
mientos que hoy nos llenan de horror y sus inexactitudes sean el resultado de una
de vergüenza. ofuscación pasional; es decir, no lo pue-
Quinto. Concluye el señor secretario: do considerar como uno de los hombres
«que el Ejecutivo de la Unión deseaba, apasionados a que se refiere.
en bien de la paz pública, sostener hasta
loúltimo «su actitud neutral» y concilia- Por humani- El señor Gobernador
dora en las cuestiones que tienen dividido
dad. de Chiapas, según cons-
al Estado de Chiapas, y abandonó su ac- tancias que obran en el expediente res-
139

pectivo del Senado, pidió al Ejecuti El artículo 116 de la


El artículo
vo Federal el auxilio de quinientos Constitución dice: «En
116 de la
hombres del Ejército desde el 28 de Constitución caso de sublevación o
Agosto, e insistió en su petición va- trastorno interior, los
rias veces. Entonces la Legislatura del Poderes de la Unión tienen el deber de
Estado no estaba reunida, }' el conflicto proteger a los Estados siempre que sean
armado era solamente una amenaza emi- excitados por la Legislatura o por su
nente. Si el Ejecutivo hubiera accedido Ejecutivo si aquélla no estuviese reuni-
a esta solicitud, *la sola presencia de las da»,
fuerzas federales habría evitado los des- Cuando la Legislatura no estaba re-
graciados aconteci- unida el Gobernador

mientos posteriores; de Chiapas pidió la


con tanta más razón protección del Ejecu-
cuando el Gobernador tivo federal para evi-
pedía esa fuerza, se- tar el trastorno, y
gún su frase textual, después para marchar
«por humanidad». contra los alzados de
San Cristóbal; y el

Cruzadas de Ejecutivo se negó, se-

brazos. gún dice el Ministro,


a ordenar esa inter-
Con posterioridad, vención armada en un
y aun antes que la Estado soberano, por-
Legislatura se reu- que no se pedía en los
niera, el 14 de Sep- términos de la Cons-
tiembre estalló el titución.
pronunciamiento en
Política
San Cristóbal, y los
conciliadora.
rebeldes, instigando a
los chamu-
pacíficos Desde el 14 de Sep-
las, marcharon sobre tiembre que los rebel-

Tuxtla. El Goberna- des de San Cristóbal


dor pidió de nuevo el intimaron al Gober-
auxilio federal y salie- nador a disolver el

ron de Veracruz cien- Senador Lie. Víctor Manuel Castillo. Congreso y a entre-
to cincuenta hombres gar las armas dentro
que llegaron a Tuxtla cinco o seis días de veinticuatro horas amenazándole con
después. Desde entonces hasta el 8 de avanzar sobre Tuxtla, hasta el 8 de Oc-
Octubre, estas fuerzas, en lugar de auxi- tubre que se movilizó la fuerza federal,
liar al gobierno de Chiapas, que las es decir, mientras duró la política conci-

había pedido para ese objeto, estu- liadora del Ejecutivo, las fuerzas rebel-
vie-ron cruzadas de brazos observando des ocuparon los dos primeros días
seguramente la política conciliadora Ixtapa y asesinando a dos personas, y
y neutral de que habla en su infor- Chiapilla, y después que vieron la polí-
me el señor Secretario de Goberna- tica neutral de las fuerzas federales, asal-
cióii. taron San Gabriel y Acala, en donde in-
cendiaron diecinueve casas, robaron, sa-


— 140

quearon, lancearon mujeres, degollaron embargo, por instigaciones malsanas los


San Bartolomé,
niños, etc., etc., tomaron recibió á balazos. No fué, pues, el avan-
Simojovel, La Concordia, Tecpatán 3' ce la causa determinante de los aconte-

Copainalá, en donde también hubo sus cimientos que lamentamos; fueron los

asesinatos y la prisión del Jefe Político malos consejeros de ese pueblo honrado,
y se verificaron la sangrienta batalla de los que le sugirieron la resistencia ar-

Chicoasén, en donde murieron más de mada.


cien hombres y se ahogaron muchos, y la
de Copainalá, en donde hubo también Despiíés del desgra-
La neutrali-
muchos muertos 3' heridos. Sin embargo ciado suceso de Chiapa
ciad es
de todo esto, que seguramente ignora el incompatible ^^ Corzo, en donde na-
señor Ministro, asienta en su informe die podía esperar que
que mientras sostuvo el Gobierno Fede- aquella ciudad neutral recibiese por error
ral su política de conciliación, no llegó a a balazos a la fuerza federal, 3' cuando
ocurrir en Chiapas una verdadera ruptu- por primera vez ésta se movía, sólo se
ra de hostilidades. registró la toma de Chiapilla por los vo-
luntarios sostenedores del Gobierno cons-
El 3 de Octubre, la
tituido, que quedó prácticamente
con lo
Legislatura de Chiapas
el caso pacificado pues los rebeldes
el Estado,
ratificó al Ejecutivo y al
abandonaron Simojovel 3' San Bartolo-
Senado la solicitud del Gobernador, 3' la
mé, pudiéndose, después que acabó la
Cámara Federal, después de seria inves-
neutralidad federal, celebrarse los trata-
tigación sobre los sucesos, hecha por una
dos de paz de la «Comunidad».
comisión especial, resolvió el día seis
La proclamada neutralidad del señor
que debía decirse al Ejecutivo que era
Secretario de Gobernación es notoria-
llegado el caso de prestar á los poderes
mente incompatible con el deber de pro-
de Chiapas el auxilio inmediato de las
tección que la Carta Fundamental impo-
fuerzas de la Federación.
ne a los Poderes Federales, 3' si ese de-
El Ejecutivo obede- ber se hubiese cumplido oportunamen-
iVlalos
consejeros. ció, informa el Minis- te,no lamentaríamos los acontecimientos
tro, 3'^ dio orden de que hoy, como dice el señor Ministro,
avanzar las fuerzas federales, y ese nos llenan de horror y de vergüenza.
avance fué la causa determinante de los México, Octubre 23 de 191 1. — Vicior
acontecimientos que ho3' nos llenan de Manuel Castillo^.
horror 3^ de vergüenza. El avance fué Las rectificaciones al informe del Mi-
el día 8 de Octubre sobre la ciudad de nistro hechas por el señor Senador don
Chiapa de Corzo, que estaba dispuesta Víctor Manuel Castillo, colocan las co-
á recibir en paz á los federales; y sin sas en el lugar de la verdad.

CAPITULO XXIII

LOS REBELDES EN CHIAPILLA


Esbozo.
Topografía Para quesea más fá- cómo era la situación de los rebeldes en
de Chiapilla. la comprensión de
cil dicha plaza 3' cuáles los elementos con
lo ocurrido en Chiapilla ha3' que decir que contaban. Naturalmente que esta
— 141

descripción será sólo un esbozo trazado bal a Chiapilla, el 15 de Septiembre de


con apuntes tomados del natural. 191 1. — Presidente Municipal. — Si ese
El pequeño pueblo de Chiapilla es pueblo es nuestro adicto como está com-
considerado cono una fortaleza inexpug- prometido, reúna todos los hombres,
nable, por su situación topográfica; se póngales en armas y recibirá usted ór-
encuentra sentado en la cumbre de un denes en este día al anochecer. El Je- —
cerro que si no es muy elevado, tiene en fe de las Armas, /. Espitiosa Torres. —
cambio conformación volcánica. Tiene De San Cristóbal a Chiapilla, el 15 de
una sola entrada, recta y angosta. Septiembre de 191 1. —
Presidente Muni-
Los rebeldes, fuertes en número de cipal —Inmediatamente que vea usted
mil quinientos entre cristobalenses e in- un grupo de personas con armas o sin
dígenas, estaban mandados por el cabe- ellas que se dirijan a esta población o

Parapeto en Chiapilla.

cilla Antero Ballinas, Armas, parque, que le parezcan sospechosas, dará usted
dinamita .v lanzas de bien templado ace- cuenta a esta comandancia por la vía
ro tenían en abundancia;también conta- más rápida. — El Comandante Militar,
ban con un cañón de bronce que dejaron J. Espinosa Torres'^.
abandonado al emprender la fuga.

Tan pronto como los


^ .
Ordenes al
Presidente
...
Antes de continuar
conviene decir que los
,
El Cuartel
General. rebeldes se posesiona-
ron de la plaza determi-
/Municipal. habitantes de Chiapilla
secundaronpronun-
el
naron instalar allí su cuartel general 3'

ciamiento de los cristobalenses desde el al efecto se dedicaron a hacer trabajos

15 de Septiembre, por lo que cuando és- de fortificación. Los rebeldes se acuar-


tos llegaron al pueblo citado, ya eran telaron en casas de la propiedad de los
esperados. He aquí dos telegramas que señores Aparicio y Narciso Gordillo, pa-
confirman esta verdad: «De San Cristó- rientes del licenciado José Antonio Ri-

142 —
vera Gordillo, candidato del partido ca- sa e hijos. Si tuviere yo que escribir pa-
tólico al Gobierno del Estado. ra alguna persona fuera del lugar, la
presentaré abierta al jefe de las armas de

Los rebeldes, para no este lugar y en su defecto al presidente


iWiedo de un
ser sorprendidos, colo- municipal de este lugar. Auxiliaré en to-
centinela.
caron avanzadas entre do lo que me sea posible a la causa San
Acala y Chiapilla, suprimiendo más tar- Cristobalense. I si faltare yo con causa
de y quién sabe por qué causa, tan im- justificada en algún punto de lo que me
portante servicio. Un cristobalense que obligo que se me imponga la pena con
se encontraba de centinela cerca de Aca- arreglo a la ley y por autoridad compe
la, al tener noticia de que los tuxtlecos tente del que quebranta una obligación
se aproximaban, poseído de pánico rin- personal. Este compromiso durará mien-
dió á sus superiores un parte que a la tras dure la revolución en este lugar y
letra dice: «Señor Capitán Don Basilio terminada que sea este compromiso que-

Ramos. Aga usted favor de ponerse da nulo y de ningún valor. I para que
en camino porque estamos con mucho conste otorgo el presente en pueblo Nue
peligro, la vijía que puse sevino a de- vo Chiapilla á los veintiséis días del mes
sirme que ya venían a sies que mas de Septiembre de mil novecientos once.
ullendo a si que nesesito un áusilio. — M- A, Camacho. Rúbrica» —
Su afmo. y S. S. Cosme Tovilla. Rú- —
brica». Los rebeldes no sólo
Cobranzas se dedicaban á fortifi-
Revoluciona
_ Después del sangrien- car la plaza, pues que
Prohibicion ,

rias.
, r- ,

to 21 de Septiembre, valiéndose de la fuerza


^ I

vecinos. fecha en que los sedi- moral que ejercían en los habitantes de
ciosos se cubrieron con Chiapilla se encargaban de hacer efecti-
el lodo de la ignominia en la Villa de vos los créditos del Jefe de las armas;
Acala, donde cometieron crímenes sin el medio producía resultados magníficos:
nombre, huyeron en vergonzosa fuga ha- losdeudores saldaban sus cuentas en el
cia San Cristóbal Las Casas; los jefes de corto tiempo de unas cuantas horas.
estos latrofacciosos, justamente alarma- Ejemplo elocuente es el caso del señor
dos por la deserción de sus hombres, Camacho, quien en sólo un día saldó la
acordaron medidas más o menos enérgi- cuenta que tenía pendiente con la casa
cas para impedir la desbandada. Con comercial del Jefe de las armas. He
tal motivo se prohibió a los vecinos de aquí una carta que habla del asunto:
Chiapilla ausentarse del poblado mien- «San Cristóbal L. C, 29 de Septiembre
tras durara la revolución. Testimonio de de 191 1. —
Señor Capitán i"? Caridad Al
tal medida es el siguiente documento: cazar. — Chiapilla. —
Muy señor mío: Su
«Por la presente y como una prueba de grata 28 del presente ha sido muy satis-
mi buen comportamiento de los infunda- factorio el haberla recibido, correspon-
dos recelos de sospechoso que me Cdlcu- diéndola, sobre lo que se sirve indicar-
lan en este pueblo, porque me creen in- me.
diferente, me comprometo durante la re- El señor Camacho, según cuenta que
volución en estos lugares a no salir fue- lleva en esta su casa, y liquidada con el
ra de la población sin decir al jefe del último abono que le hizo, queda un saldo
destacamento a donde y a que cosa voy en su contra de $ 65.06 que al cubrir di-

a hacer; esto será también con mi espo- cha cuenta se salda por completo.

143

Espero pues que este señor obsequia- niente Coronel Antero Ballinas. — Sírva-
rá cuanto antes hacer su entrega del sal- se usted remitirme al oficial Jesús Lazos
do que le digo á usted. para desempeñar aquí comisiones del
Acepte usted de su amigo que lo apre- servicio. — El Comandante Militar, J,
cia un abrazo fuerte, y le desea todo bien Espinosa Torres."*
quedando en espera de sus gratas órde-
nes. Su Afmo. y S. S. J. Espinosa To- Un día antes del com-
— «Nota Se repite una
rres. — Rúbrica. manuscrita al
orden
,
^"^
^, . ...
Chiapilla el
, _ _
Ma-
pie de la carta anterior:» Octubre 5 de yor de las fuerzas re-
de 191 1. El señor Marcos Camacho beldes, Caridad Alcázar, temiendo que
$ 25.00 pesos abono por cuenta de don la plaza fuera atacada de un momento á


Juan Espinosa Torres. Quedó saldada otro repitió la orden para que nadie sa*

Parapeto en Chiapilla.

la cuenta hoy mismo. — Caridad Alcázar. liera ella, en esta forma: «Señor Ca-
de
— Rúbrica.» pitán don Basilio Ramos. No de pase
No se necesitan comentarios. para nadie que se separe de allí para San
Cristóbal todo el que entre en esa que
No obstante la orden Benga de San Cristóbal ó de cualquiera
Favoritismo.
terminante dada por el otra parte no podrá salir sino hasta des-
cabecilla Ballinas para que ninguna per- pués de la campaña. El Ma3'or de las
sona abandonara la población, el Coman- fronteras de Alcalá. — Caridad Alcázar
dante general, de cuando en cuando da- Todos los pondrá para resguardar ese
ba contraorden para separar de las filas pueblo.»
á algún rebelde. Así lo hizo con Jesús
Lazos según puede verse en el conteni- El 6 de Octubre el
Viaje de un
do de un telefonema que se copia á con- cabecilla Ballinas tuvo
Cabecilla.
tinuación: «De San Cristóbal á Chiapi- necesidad de salir de
lla, el 20 de Septiembre de 191 1. — Te- Chiapilla y mientras permanecía au-
— — ——
144 —
senté dejó en su lugar al capitán Ba- C, 25 de Septiembre de 191 — Señor
1.

silio Ramos. Como la salida de Balli- Lie. Antero Ballinas. — Chiapilla. —Muy
nas fué secreta, de la finca «El Rosario» respetable señor: Envío a usted mi afec-
dio instrucciones a Ramos y le mandó tuoso saludo deseándole se encuentre
una circular para que se hiciera conocer bien de salud, y sin ninguna novedad.
como Jefe de la Plaza. Estos documen- Acepte usted mi sincera felicitación
tos dicen así: «El Rosario», Octubre, 6 por el triunfo alcanzado por ustedes con
191 1. — Señor Capitán i*? don Basilio esa mala yerba que no se extermina por
Ramos.— Vamos bien; deseo usted lo es- completo que tanto nos ha hecho su-
3^

té. Vea usted que transcriban mi orden frir, pero se ha de llegar el día que usted

a los pueblos y fincas para que lo res- y nuestros valientes hermanos alcanzen
peten. el triunfo completo. ¡Pero si cumplen
Envíeme usted esa carta ahora a mi con su palabra! y no hacen lo que hicie-
mayordomo Eladio Molina en San Caye- ron de regresar y dejarlos solos que tan-
tano. Cuide usted de avisar que le man- ta extorción causó verlos llegar. fue- . . .

den sus sueldos y pedir dinamita y lo ron muy ingratos pero creo que no todos
que guste de auxilios. han de ser lo mismo de infieles. Aquí
Le recomiendo que haga usted el sa- hemos tenido una lata tremenda, en todo,
crificio de estar e allí mientras vuelvo. así es que ustedes con las balas y aquí
Le recomiendo el cuidado de mis fincas. con el mitoterío de las mujeres, y chis-
Cuídese bastante y no olvide de poner mes, política, en fin la mar pero
el parte de su buena salud a su señora. ¡adelante!, ¡adelante! Lie. no hay que
De usted Afmo. amigo }' S. S. J. An- resfriarse .... ya que se empezó terminar
tera B. — Rúbrica.» con la sagrada tarea, que á no dudar no
«Telefonema á los pueblos de Totola- tardará en resolverse.
pa, San Lucas, y fincas el Ca^^taño, San Reciba usted, Caridad, Guadalupe y
Pedro, Guadalupe, Trapiche, San Vicen- todos los constantes en esa un fuerte
te, El Rosario, La Merced. Queda Co- — abrazo, del último que los aprecia. Ro-
mandante de la plaza de Chiapilla mien- dolfo Aíárhi. — Rúbrica.»
tras regreso que será pronto, el señor Si la carta anterior es chusca y por ser
Capitán 1° don Basilio Ramos. Guárde- de un desconocido no llama la atención,
sele todo respeto a sus órdenes y auxilíese no sucede lo mismo con el contenido del
para el sostén del fuerte destacamento telefonema del licenciado Escandón Or-
que manda. — El Jefe, J. ^Antero Balli- tiz, que dice así: «De San Cristóbal a
nas.' — Rúbrica. P. D. — Garlitos: Pasa Chiapilla el 29 de Septiembre de 191 1.
los telefonemas y transcribe a las fincas Lie. J. Antero Ballinas. —
Ni un momen-
esta orden para que respeten; hazlo aho- to ha dejado de vivir usted en mi cora-
ra. — Señor Capitán vea que se cum- i*? zón. Ya deseo abrazarlo bueno y lau-
pla lo prevenido. — El Jefe, /. Antero B. reado. Manuel Ai. Escandón (9.»-Indu-
— Rúbrica.» dablemente que el telefonema es más
chusco que la carta y mucho más
El jefe Ballinas en efusivo.
Curiosa. , r 1

i: .-^-*„^-^^ quien estaban


^ cifradas
Felicitación.
todas las esperanzas de El señor Ballinas re-
Ataques y
los cristobalenses, recibió, tal vez por su
Protestas. cibió, además de las fe-
derrota en Alcalá, la siguiente curiosa licitaciones de sus ad-
carta de felicitación: — «San Cristóbal L. miradores, alguna que otra censura de su?
IÍ5 — — —-
enemigos. El señor César Martínez Rojas No Reelección. -San Lucas, Octubre 6 de
en un periódico que aparentemente diri- 191 1. — E. P. M. Ismael Suárez, — Rú-
gía, atacó con dureza al licenciado Carlos brica, — Al C. Presidente Municipal de
Baüinas, hermano del cabecilla rebelde, Chiapilla.»
quien en defensa del ofendido dirigió a «Al margen. Comandancia Militar.
Martínez Rojas la siguiente protesta: Con los conductores Arcadio Aguilar,
«Señor César: Protesta el ejército)' yo Mariano Gutiérrez, Félix y Gumersindo
contra su proceder indigno fomentando Gómez, remito a usted la cantidad de
divisiones que al atacar personas en lo $ 100.00 cien pesos moneda corriente,
particular, sólo eso produce. Si no es para haberes del destacamento de su
usted hombre para tomar una arma y ve- mando. Sírvase acusar recibo de ellos.

nir á defender su patria, siquiera no imi- Sufragio Efectivo, No


San Reelección. —
te a lasmujeres que luchan con la boca.» Cristóbal Las Casas, Octubre 8 de 191 1.
El señor Martínez Rojas contestó el te- — El Comandante Militar, J. Espinosa
lefonema anterior, con el siguiente: «De Torres.— Rúbrica. —Al Capitán Basi- i*?

San Cristóbal a Chiapilla, el 3 de Octu- lio — Chiapilla.»


Ramos.
bre de 191 1. —
Señor Lie, Antero Balli- «Al margen, Gobierno Civil y Coman-
nas, — El agredido ante tribunal opinión dancia Militar. — Número Sección
pública, con verdad y justicia no consti- de Guerra. — Con los ciudadanos José
tuye la causa y establece divisiones y no Cancino Vargas y Feliciano López, re-
depuración; siendo su hermano, es natu- mito á usted cien lanzas para el servicio
ral protesta suya y subordinados: lo fe- de las tropas de su mando. Mañana pro-
licito. Respecto a patriotismo y virilidad bablemente le llegarán cien hombres
mía, toca juzgar pueblo. Lo de indigno gente —
chamulteca. Sufragio Efectivo.
y desleal a una bandera, le corresponde No — San Cristóbal Las Ca-
Reelección.
más a su hermano Carlos; pues como le sas, Octubre de 191 — El Goberna-
5 1.

consta a usted yo jamás he defecciona- dor C. Militar. J. Espinosa Jorres. —


3'

do. —César Martínez Rojas -> Rúbrica. — Al Capitán i? Basilio Ramos.


— Chiapilla.»
Como complemento «Al margen, Comandancia Militar,
Documentos
de este esbozo y por no Tiene pase libre el portador de la pre-
Diversos.
carecer de cierta impor- sente Miguel Guzmán, que se dirije á
tancia y alguna curiosidad, se insertan a Pueblo Nuevo Chiapilla.-Sufragio Efec-
conti: uación varias notas referentes á tivo. No Reelección. — San Cristóbal L.
pases, a envío de hombres, de dinero, de C. 25 de Septiembre de 1911. — El Co-
lanzas, etc., etc. mandante Militar, y. Espinosa Torres.
«Al margen un sello que dice: Presi- — Rúbrica.»
dencia Municipal del Pueblo de San Lu- Octubres de 191 1.
«Chiapilla, — Señ>jr
cas. — —
Número ^^. Enterado de su res- don Juan Espinosa Torres. San — Cris-
petable nota sin número de fecha de tóbal. — Sírvase mandarme con los con-
ayer, me es honroso manifestar á usted ductores de los presos, dinero, una cor-

que escopeteros no hay en este pueblo neta y tambor. J. Antero B. — Rú-


pero le mando diez hombres armados con brica.»
arma blanca. Así como se pondrá la comi- Tal era, en síntesis, la situación que
sión donde se crea más conveniente para guardaban las fuerzas rebeldes el 9 de
vigilar. Protesto a usted la seguridad de Octubre, en la al parecer inexpugnable
mi aprecio y respeto. -Sufragio Efectivo. plaza de Chiapilla.
10
146

CAPITULO XXIV

MANIOBRAS DE LOS TUXTLECOS

Toma de Chiapilla.

Orden para ^"tes de relatar el se presentaron en el «Puerto de Acala»


recuperar combate de Chiapilla es haciendo saber al Mayor Culebro que por
San Bar- pertinente decir algo orden del señor Gobernador iban a encar-
tolomé. acerca de cómo se en- garse del mando de las fuerzas, con el
contraban las fuerzas tuxtlecas desde el grado de Coronel el ingeniero Paz y con
segundo ataque de los rebeldes a la Vi- el de Teniente Coronel el licenciado Ma-

lla de Acala, el 4 de Octubre. rín. El Mayor Horacio Culebro, que era

Dos días después de este ataque, el el Jefe supremo de las fuerzas tuxtlecas
Mayor Horacio Culebro llegó al Puerto en la Zona de Acala, extrañó el proceder
de Acala procedente del «Paso de Chia- del Gobernador y pidió a los recién lle-
pa», donde el Teniente Coronel J. Martín gados los nombramientos respectivos, a
González le había dado orden e instruc- lo que contestaron que no los llevaban."

ciones para que inmediatamente marcha- Como la honorabilidad de los señores Paz
ra con los voluntarios a su mando a re- y Marín eran garantía suficiente, el Ma*
cuperar la plaza de San Bartolomé que yor Culebro no tuvo inconveniente en en-
sinninguna resistencia había caído en tregarles el mando, y no habiendo comu-
poder de los sublevados. nicación telefónica entre Chiapilla y la

capital del Estado, tampoco era posible


JVloviJización El Mayor Culebro tan
tomar informes sobre el particular. Este
de los luego como llegó al
voluntarios. ^^ ,• , , ,
cambio de Jefes en momentos de empren-
Puerto de Acala dispu- der la ofensiva, fué mal recibido por los
so que la primera y segunda compañías voluntarios.
al mando de los Capitanes Téllez Blanco El siete de Octubre el Coronel Paz fué
y Gamboa, respectivamente, salieran pa- dado a conocer como Jefe supremo de la
ra San Bartolomé seguidos del mismo
expedición y el licenciado Marín como
Mayor a la cabeza de un escuadrón, a dar Teniente Coronel.
cumplimiento a la orden recibida.
El 8 en la noche el Co-
Cuando estas fuerzas Junta de Je- „
Contra ronel
,

Paz
•, /
cito a los
, t
e—
llegaban al «Paso de "fes y Oti-
-c j^-(P-
orden. f^s y oficiales para dis-
Acala», lugar situado a ciales.
cutir el ataque a Chia-
dos kilómetros del «Puerto», recibieron
pilla. A esta junta concurrieron el Te-
orden de regresar al punto de partida y
niente Coronel José María Marín, los Ca-
permanecer allí hasta nuevo aviso.
pitanes José Gamboa, Francisco Vila,
El 7 de Octubre, como Ignacio Trujillo, Federico Espinosa, To-
Cambio de
Jefes. a las doce del día, los más Ochoa, Agustín Castillo, Teodosio
señores ingeniero Ma- Gamboa, Carlos Téllez Blanco, Fidel
nuel C. Paz y licenciado José M. Marín, Martínez y Juan Cabrera Torres; los Te-
— 147

n ¡entes Carlos Gutiérrez y Librado Ga- opino que desde luego salga una comi-
lindoj el Subteniente Germán Vázquez. sión de los mismos acaltecos a explorar
Después de algunos ligeros debates se lospuntos del Castaño, Chiapilla y San
acordó ataque para el día siguiente se-
el Pedro Nichi, mientras se establece el
gún puede verse en el acta de esa Junta, cuartel general en Acala y otra comisión
que dice así: reconstruya el teléfono hasta Chiapa*.
El señor Capitán José Gamboa dijo:

Acta de Ici
«Al margen un mem- «Que está dispuesto a seguir adelante

Junta. brete que dice: BATA- con 45 hombres de tropa de que dispo-
LLÓN DE VOLUN- ne». El señor Capitán Trujillo dijo: «Que
TARIOS «HIJOSDETUXTLA».— En en virtud de la desorganización comple--
el Campamento del ta de la 3^ Compañía,
Puerto de Acala, a los ocasionada por las re-
ocho días del mes de petidas ofertas que se
Octubre de 191 1, mil le ha hecho y de la
novecientos once. orden que se le dio
Reunidos en Junta para cambiar su ar-
presidida por el sus- mamento de siete mi-
crito Coronelí los se- límetros por el de
ñores Capitanes Co- once, el que además
mandantes de las de encontrarse en mal
compañías que operan estado no todo el par-
en el lugar, con el ob- que se adapta a él, de-
jeto de tratar sobre la clara que no es posi-
conveniencia o incon- ble detenerlas por
veniencia del avance más tiempo y que con-
de las fuerzas sobre currirá con la gente
Chiapilla, según se ha que expontáneamente
ordenado por el Ciu- quiera seguirle. Los
dadano Gobernador señores Capitanes de
del Estado, para po- caballería Federico
derse averiguar los Espinosa y Agustín
elementos personales Castillo manifestaron
con que se cuenta a que con treinta y seis
cuyo efecto se dio lec- Coronel Manuel C. Paz. hombres de caballería
tura a la comunicación están dispuestos a
que con esta fecha y por conducto del Co- marchar sobre el enemigo y aplauden la
mandante de las. fuerzas de El Paso, di- manifestación expontánea de los señores
rige el mismo funcionario al Jefe del Capitanes Téllez y Gamboa y piden la
Puerto, sobre la precisión y violencia de inmediata marcha del personal de la 3^
los movimientos relativos, y concedida la Compañía que no desea cooperar con su
palabra, dijo el Capitán i*? de la Compa- auxilio, para evitar la desmoralización
ñía de Vanguardia C. Carlos Téllez Blan- de lo demás de la tropa. El señor Capi-
co: «Estoy dispuesto con 85 hombres pa- tán 2? Vila pide incorporarse al Cuerpo
ra marchar adelante y que si los demás de caballería hasta triunfar en la cau^a
Capitanes se adhieren a mi opinión creo que persigue, en virtud de que se redujo
más seguro el éxito de nuestro triunfo y en mucha parte el personal de la refeii-
;

I4S -
da Compañía. Presente en este acto el cia que les concediera el Coronel Paz,
señor Teniente Coronel Carlos Gutiérrez regresaron a Tuxtla.
manifestó que con la mejor buena volun- Si bien es cierto que este acto de los

tad continúa en su Compañía. Presente voluntarios tuxtlecos, por las condiciones


en este acto el señor Teniente Coronel en que se efectuó, no constituye una DE-
José María Marín, Jefe del Estado Ma- SERCION, sí fué una grave falta de
yor y los Ayudantes Teniente Librado compañerismo y una gran debilidad de
Galindo y Subteniente Germán Vázquez, parte del Jefe que la permitió. Tanto los
manifestaron que se sienten satisfechos voluntarios de la citada compañía como
por la conducta tan patriótica de los se- el Coronel Paz, son acreedores a las más

ñores Capitanes y de los demás oficiales enérgicas ceneuras.


y se comprometen a ayudarlos en la ór-
bita de sus facultades en la consecución
Hacia la Villa El día 9 de Octubre,
En vista de
de Acala. bajo un sol esplendente,
delfín que se proponen. lo

expuesto por los señores Capitanes que las fuerzas defensoras del Gobierno em-
con valor, abnegación y prendieron el avance ha-
patriotismo desean con- cia la Villa de Acala, en

tinuar la marcha sobre el este orden: i^ Compañía


enemigo, el Coronel res- al mando de los Capita-
uelve que ésta se verifi- nes Téllez Blanco y Mar-
que dando desde luego tínez; 2^ Compañía al

principio a los trabajos mando de los Capitanes


preliminares en la des- José Gamboa y Teodosio
truida Villa de Acala. Gamboa; parte de la 3^
Con lo que se terminó el Compañía a las órdenes
acta, firmándose para -
de los Capitanes Trujillo
constancia; dando cuen- ^' I
y Vila. Seguía a estas
ta al Supremo Gobierno f.
'

Compañías un escuadrón
del Estado. Campamen- ' de caballería compuesto '

to del Puerto de Acala, de 36 plazas, inclusive


octubre 8 de 191 — El 1.Capitán Noé Espinosa 10 rurales del Estado
1?
'

Coronel Jefe del Bata- mando del Capitán' al

llón, Manuel C. Paz. — Capitán C. Juan Cabrera Torres. El Jefe de


1° ca-' la

Téllez Blanco. — Capitán José P. Gam- 1° ballería era Capitán Noé Espinosa" el i?
boa. — Capitán Ignacio Trujillo. — Ca-
i*? que por estar gravemente enfermo se
pitán Federico Espinosa. — Capitán 2°
I*? encontraba en Tuxtla, Después de la

Agustín Castillo. — Teniente Carlos Gu- caballería caminaba Coronel Paz con el

tiérrez.— Capitán Francisco Vila.— su Estado Mayor. A once de ma-


2*? las la

Rúbricas.» ñana acabaron de cruzar el río 5' se po-


sesionaron de la Villa de Acala.

Conducta Los voluntarios de la


censurable. 3^ Compañía que esta- ^^"^ ^^^&° ^o"^° Co-
Exploración ^^
ban descontentos por el
^°"^' ^^^ '^^^^ a la pla-
del campo.
cambio de Jefes y de armas y ansiosos de za de Acala dispuso que
descanso después de más de veinte días el Capitán Cabrera Torres con veirite
de fatigas y desvelos, eran ochenta; es- hombres saliera a explorar los terrenos
tos voluntarios, haciendo uso de la licen- de San Miguel y el Capitán Agustín
— 149

Castillo con veinticinco hombres, la re, — San Cristóbal, — contestó fuertemen-


gión conocida con el nombre de «Plan te el Capitán Cabrera.
Algunos cristobalenses, candidos, o
del Higo».
confiados, al escuchar la respuesta del

Poco antes de que los Capitán Cabrera Torres abandonaron sus


Incidente salieran a puestos para' reconocer a los que llega-
exploradores
desagrada- - "^
.

ban. Cuando se encontraban como a cin-


ty\Q^ cumplir su misión, sur"
gió un desagradable in- cuenta metros de la avanzada tuxtleca,

Jefe de ésta mandó que sus hombres


cidente personal entre el Capitán Téllez el

rompieran fuego, loque se hizo al gri-


Blanco y el Sargento Herón Gamboa, que el

to de ¡viva Tuxtla! El clarín, al dar la


estuvo a punto de originar una sangrien-
orden bélica, parecía que lanzaba un
ta riña entre los voluntarios que las per-
canto a la libertad.
sonas citadas comandaban. Este inci-
dente obligó al Coronel Paz a apresurar Los cristobalenses,
el avance sobre Chiapilla, donde dijo que
Viva la
sorprendidos, estupe-
tomar
Viva . . . .

irían a la cena. factos, tan pronto como

se dieron cuenta de lo que ocurría, que


A una de la tarde el
la
fué en el acto, retrocedieron a sus pose-
Hacia
Capitán Cabrera To-
Chiapilla. siones y contestaron el fuego en forma
rres regresó de su explo-
resuelta y desesperada. El único cañón
ración rindiendo parte sin novedad y a
que tenían disparaba con más o menos
la una y media se le ordenó que con die- regularidad y cada detonación era corea-
ciseis hombres de caballería saliera para
da con los gritos salvajes de: «Viva la
Chiapilla, hasta tomar el contacto con viva viva viva gritos que, re-
los sublevados. Momentos después toda petidos al unísono por más de mil cha-
columna se puso en marcha, en este
la
mulas, resultaban imponentes, tanto o
orden: vanguardia, i^, 2^ y 3^ Compa-
más que las detonaciones formidables del
ñías, Coronel Paz con varios oficiales. dinamita.
cañón y de la
La retaguardia compuesta de veinte hom-
bres de caballería al mando del Capitán Al caer la noche el com-
Tomás Ochoa, Principio de ^^^^ ^^^ ^^^^^j ^^^^^_
'^
retirada.
Los voluntarios, al marchar o más bien
, ,

do mas empeñado se ha-


caminar de uno en fondo, simulaban co- llaba Capitán Téllez Blanco ordenó a
el
mo una inmensa serpiente que se desli- su compañía que se retirara al puente de
zara lentamente sobre las llanuras dila= «Río Frío», situado como a un kilóme-
tadas. La luz crepuscular daba a las co- tro del lugar del combate, donde pensa-
linas cercanas tonalidades ¡grises que pro- ba atraer a los cristobalenses, pero como
ducían en los voluntarios sensaciones de el Coronel desaprobara la maniobra
de
nostalgia. Y fué en ese momento de me- Téllez Blanco, y diera contraorden, los

lancolía cuando el Capitán Cabrera To- voluntarios, al oiría, suspendieron la re-


rres se preesentó resuelto ante les para- tirada y avanzaron nuevamente con más
petos de Chiapilla. denuedo y más arrojo.

Al ser descubierta la En momento oportu-


¡Viva Tuxtla! La caballería no y dando muestras de
avanzada, le gritaron en acción.
los cristobalenses el consabido «quién valor espartano, el Ca-

vive*. pitán Ochoa con los hombres que forma-


I50

ban la retaguardia se lanzó sobre la últi- de 80 hombres de laCompañía de Van-


ma trinchera, coad3'uvando eficazmente guardia; de 30 de lasegunda Compañía;
con su empuje resuelto, al triunfo. Pero de 35 de la tercera; de 10 rurales manda-
antes, los de infantería, pecho en tierra, dos por el Capitán Juan Cabrera Torres
arrastrándose sobre el camino)' bajo una y de 35 de caballería mandados por los
cerrada lluvia de balas, avanzaron hasta Capitanes Federico Espinosa 3' Agustín
encontrarse con el enemigo cuerpo a cuer- Castillo Corzo. Total de fuerza 190 hom-
po. Al decidirse elcombate, los vivas a bres.
Tuxtla y al Gobierno constituido, atro- El número del enemigóse consideraba
naron el espacio. poco más o menos de
1200 hombres, com-
Los que más puesto de 300 ladi-
se distin- nos 3' 900 indígenas,
¿Tuieron. mandados todos por
los cabecillas Antero
Todos los volunta-
Ballinas 3- Arturo Ji-
rios que tomaron
ménez Conde. Se pu-
parte en este hecho
sieron a la vista inex-
de armas, se distin-
pugnable; pues so-
guieron, pero con
lamente el denuedo
más notoriedad los
de nuestros valientes
Capitanes Cabrera
voluntarios, tanto de
Torres, Ochoa, Es-
caballería como de
pinosa Federico,
infantería, así como
Montesinos César y
el temerario
valor
Martínez Fidel; así
del Capitán Cabrera
como los de inferior
Torres y sus Rura-
grado Escamilla Ju-
les,pudo desalojar
lio, Burguete Vicen-
alenemigo en la más
te, Moguel Domingo,
completa derrota,
Montoya Inocente y
abandonando sobre
Chacón Paciente.
el campo cubierto de
Parte del cadáveres una pieza
combate. Capitán Juan Cabrera Torres de artillería de bron-
ce, armas de 7 y 11
El parte oficial del combate, dice milímetros, lanzas, cajas de dinamita,
así: «Señor don Manuel Rovelo Argue- bombas, botes de metralla, granadas,
llo, Gobernador del Estado de Chia- una bandera que tomó la 3^. Compañía,
pas. —
Tuxtla Gutiérrez. —
Tengo la hon- municiones de boca y guerra 3' 103 ca-
ra de poner en el superior conocimiento dáveres, figurando entre ellos el del
de usted, que a3'er á las 8.30 minutos cabecilla Jiménez Conde, varios ladinos
p. m. fué tomada la plaza de Chiai;illa, desconocidos, e indígenas que por su
después de un combate reñidísimo que indumentaria parecen ser del pueblo de
duró dos horas y media, habiéndose Tenejapa.
cubierto de gloria los defensores del Go- De nuestra parte sólo tuvimos que la-
bierno legítimamente constituido. mentar la muerte de un voluntario acalte-
El número de mis fuerzas se componía co que pereció en la refriega, 9 heridos.
— 151 —
entre los que figura lesionado de la mano ,,T„ „„i..,, Yallá, en el centro del
¡Un artillero.
el denodado Capitán Cabrera Torres. segundo parapeto, _vacía
Existen en mi poder a disposición de un cañón abandonado y junto a él, un
esa superioridad, lo prisioneros indíge- artillero herido mortalmente; tenía los
nas. ojos entreabiertos,como velados por la
Aprovecho esta oportunidadad Señor pátina de una lágrima y en sus labios se
Gobernador, para felicitar al Gobierno dibujaba una mueca de desesperación y
legalmente constituido, por eltriunfo de de dolor. Tal vez en ese instante de an-
nuestras armas. — Chiapilla, Octubre lo gustia infinita acudía a su mente el re-
de 191 1. — Sufragio efectivo. No Reelec- cuerdo de seres queridos y penetraba has-
ción. — El Coronel Jefe de las Armas, ta su alma el bálsamo consolador de la
Manuel C. Paz. — Rúbrica." esperaza

Un herido en Chiapilla conducido a Tuxtla.

Después del combate Cerca del artillero,


_^
Después del ,
. Un chamula. apoj^ado en una piedra,
^.„»^„«-^ el pueblo de Chiapilla
^
combate. ^
quedó envuelto en den- un infeliz chamula se oprimía la cabeza
sa obscuridad. Sólo las luminarias de al- hirsutaempapada con la sangre que en
gunas ca=as incendiadas por los rebeldes abundancia le manaba de una herida
en los momentos de huir, levantaban sus enorme. Con voz doliente, desgarradora
llamas gigantescas, presentando espectá- 3' en su dialecto se quejaba sin cesar.
culos siniestros, infundiendo pavor en los De los lugares inmediatos se levantaba
espíritus. A los rojizos reflejos délas lla- como un sordo murmullo producido por
mas se veían pasar las fantásticas silue- muchísimos lamentos: era el iay! angus-
tas de los voluntarios v^encedores, simu- tioso de lo? moribundos que debatiéndo-
lando procesiones macabras, y no vs\\\y se en su propia sangre, esperaban el ins-
lejos, en las calles envueltas en sombras tante terrible, el supremo instante
piafaba la caballería sobre los empedra- En medio de ese cuadro dantesco que
dos tintos en sangre. tenía por fondo las nubes pavorosas for-
152

niadas con la humareda de miles 3' miles Había en la cárcel 19


Enérg-ico
de disparos, se escuchaban algunas deto- prisioneros de guerrra,
castig-o.
naciones aisladas y las vibrantes notas todos chamulas a exep—
de las cornetas que daban el toque de ción de uno que era el hijo del Presiden-
"reunión". Y la hortensia de plata, aso- te Municipal de Chiapilla. Los oficiales
mando entre las manchas etéreas que si- acordaron imponerles un enérgico castigo
mulaban un sudario de negro crespón, y después dejarlos en absoluta libertad.
enviaba sus ósculos pálidos y fríos a los Se discutió acaloradamente la pena que
desventurados moribundos, y tejía sobre debería imponérseles, aceptándose al fin
los cadáveres añoranzas de amor que fueran desorejados. Esta idea tuvo tu

Chamulas desorejados.

.Al día siguiente del origen en las noticias publicadas en esos


Incineración combate,
u j ' j
. ^ después 4.
de 1
le- días por los periódicos de México, con-
de cadave- ,

i.gg
vantarse el campo, se sistentes en que los italianos habían
procedió a la incinera- desorejado a muchos turcos prisio-
ción de los cadáveres. El espectáculo neros.
que presentaban los despojos humanos
ya quemados, era repugnante; no obs- Entre los rrjuchos ar-
Diversos
tante que el fuego llegó hasta a calcinar
arg-umentos. gumentos que se tuvie-
los huesos, algunos cuerpos conservaban ron en consideración pa-
su figura intacta, simulando momias en- ra acordar el desorejamiento délos cha-
lutadas. Los últimos restos- de los venci- mulas prisioneros, se cuentan los si-

dos, de los fanáticos chamulas conver- guientes:


tidos en cenizas flotando en el espacio, 1°
— Que para los chamulas, semisal-
arrastrados por el viento cálido aún, se vajes todos ellos, se necesitaba un casti-
esparcieron por los montes vecinos lle- go que estuviera en armonía con sus ru-
gando hasta los cañaverales, del obispo, dimentales entendimientos.
como una enérgica protesta, como una 2*?
— Que era preciso un castigo dura-
airada maldición. dero y visible para ejemplo de los demás
— .

153 —
chamulas que componen la numerosa )' presuntos responsables no se dan a co-
terrible tribu. nocer los nombres de las personas a quie-
3—
Que se consideraba el desoreja- nes la opinión pública señala como au-
miente como el medio más eficaz para toras del desorejamiento.
que los chamulas aprendieran a respetar
Con motivo del triun-
a las autoridades 3' a la sociedad. Felicitación fo alcanzado por los vo-
4° —
Que en vista de la ferocidad de los al Coronel
luntarios tuxtlecos en
indígenas que no respetan niños, ancianos Paz.
Chiapilla, el Goberna-
ni mujeres, había que infundirles miedo
dor del Estado dirigió al Coronel Paz,
paraevitar una probable guerra de castas.
la siguiente felicitación: Tuxtla Gutié-
De los 19 prisioneros sólo 8 fueron des-
rejados;demás fueron respetados
los
rrez, 10 de octubre de 191 — Sr. Coro-
1.
c

por su avanzada edad.


nel Manuel C. Paz. — Chiapilla. — Ente-
rado de sus partes relativos a la toma
El desorejamiento de del pueblo de Chiapilla, felicito m.u}' sin-
Desaproba- los 8 chamulas es toda- ceramente a los valientes voluntarios que
ción dei dec- han obtenido éxito tan glorioso luchan-
ore jamiento. vía objeto de muy va-
riados comentarios, ca- do por la justicia de nuestra causa: a Ud.
si todos ellos desfavorables, pues muchas Sr. Coronel, envío especiales 3' ardientes
personas lo califican de bárbaro. Tam- felicitaniones también por su bizarro
bién la mayor parte de los voluntarios comportamiento y auguro grandes triun-
que estaban en Chiapilla lo reprobaron fos bajo su acertado mando. Hoy comu-
antes y después de que se llevara a cabo: nicaron la toma de Tecpatán, donde co-
muchos de ellos le pidieron al Coronel mo en Copainalá, demostraron gran valor
Paz que lo impidiera, pero éste, débil o los denodadas voluntarios. Ya salió pe-
apático, no lo prohibió. Hay que hacer queño refuerzo caballería para esa, 5'
constar que el Coronel Paz no opinaba mañana sale más. M
Rovelo Arguello'^
,

por el desorejamiento, pero desde el mo- Después de la toma de Chiapilla los


mento en que no lo impidió pesa sobre él voluntarios tuxtlecos permanecieron en
gran responsabilidad. dicha plaza como diez díaz más, en situa-
Es seguro que si se hubiera meditado ción verdaderamente desesperada per la
más tan terrible castigo no se hubiera falta de comunicación rápida con Tuxtla,
aplicado, pues es contrario a las ieyes y por la escasez de víveres y por el aban-

a los sentimientos de humanidad. Por dono e insalubridad en que se encontra-


existir un proceso abierto en contra de ba la población.

CAPÍTULO XXV
EL CEREBRO DE LA REVOLUCIÓN

Correspondencia de cáLbecilias.

El licenciado Carlos Balines — cere- la expedición rebelde en la plaza de Chia-


bro de la revolución — escribió varias car- pilla. Estas cartas que arrojan mucha
tas interesantísimas a su hermano Ante- luz en el fondo tenebroso de la rebe-
ro cuando éste se encontraba de Jefe de lión, fueron abandonadas pos su due-

154

ño con algunos cachucos (pesos centro- bre todos. De los escopeteros muy pn
americanos), así como un sombrero de eos se han presentado. De los rifleros
palma 3' un caballo ensillado que ya no muchos acabaron su parque. Saldrán 50
le fué posible montar debido a la fuga rifleros bien armados 50 dinamiteros 3'^

vertiginosa que emprendió para escapar con 304 cajas. La razón te la daré por
de los vencedores. Por eso al día si- teléfono para que tú sólo la sepas. Don
guiente se le vio caminar a pie, con la Juan no saldrá, y hay que conservar-
3'a

cabeza descubierta, por los caminos que se en Chiapilla e Ixtapa hasta que Dios
a San Cristóbal conducen. El conteni- quiera. De palabra te informaré. Si
do de las cartas de referencia es el si- no puedes venir, 3-0 iré hasta la Laguna
guiente: 3' allíhablaremos un rato de día o de no-
che, aunque 3-0 creo que de noche está
«Sepbre- 23-1911. allí en Chiapilla el peligro, no de parte
Tremenda Antero: Ya llegaron los de los tuxtlecos que nunca se atreverían
responsabi-
sinvergüenzas, 3' de los a pasar el río, sino de los acaltecos que
lidad
distintos variados in-
3' desearán vengarse. Manuel Larrainzar
formes que dan (porque tú no has dado un envoltorio de ropa interior.
te llevó
el oficial que debías), sacan en limpio Ahora va tu maleta. Salud. Carlos.^ —
los viejos lo siguiente: que no fué un
combate regular lo que hubo, sino un «S. C. Septiembre 25
Fué una loca
desorden que produjo una hecatombe ho-
aventura. -911. — Antero: Recibí
rrorosa, indigna de la gente ladina que tu carta de ayer, 3' des-
hubo. Algunos aseguran como Aponte pués de leerla a don Juan no sé qué pen-
que no vio ni un solo soldado enemigo, sar, esto3' perplejo como lo está todo el

que nadie cruzó el río y que fueron ima- que tenga algún criterio, que vea la ra-
ginarios los contrarios que vieron los zón de ser de las cosas 3' pueda apreciar
nuestros porque estaban borrachos. Otros la trascendencia de los efectos. ¿Crees
dicen que serían 30 hombres cuando más que la prensa toda no se va a venir cla-
los enemigos y que no se explica cómo mando justicia y exagerándolo todo para
no hubo de ellos ni un solo muerto ó qué abrir una averiguación acerca de los he-
se hicieron 3' dónde desaparecieron; otros chos del 21 pidiendo que entres a la cár-
dicen que fué una matanza gratuita de cel como Jefe 3- se embarguen tus bienes
mujeres, niños y hombres indefensos, para resarcir perjuicios, aun cuando ha-
que no obstante estar arrodillados les ya algún indulto u olvido oficial de tales
volaban los indios la cabeza. En fin, se actos? ¿Supones que los resentidos no
cuentan mil cosas 3' se hacen mil supo- van a vengarse mañana o pasado que-
siciones tan absurdas como infundadas; mando S. Ca3'etano 3' S. José? ¿No su-
pero siempre haciendo comentarios des- pones que 3'a no podremos conservar eso
favorables. Por este motivo opino que y que se impone la venta? Las herma-
luego que lleguen los refuerzos que son nas de Guadalupe dicen que no habían
las 4 de la tarde y no han salido, así que salido de Acalá porque estaban viviendo
hayas dejado instalado e instruido a Ca- entre gente amiga nuestra, de este parti-
milo para que no me cause ningún per- do; que no habían visto un soldado tux-
juicio, tevengas aunque sea un día pa- tleco sino en la pla3'a, del otro lado,
ra confeccionar aquí el informe con don cuando iban á venderles víveres 3' que
Timoteo, pues es tremenda la responsa^ tú mismo estabas persuadido de que no
bilidad que van a querer hacer pesar so- había en el poblado ningún enemigo,
155 —

larico que á ellas les mandastes decir agravios. Después de que hayas tomado
que no se asustaran, que ni su tienda ce- posesión pacífica del pueblo 3' afortiná-
rraran. ¿Es cierto esto? Si así fuere, dote, haces llegar a tus indios, los
qué exitó á la plebe para ver moros con acampas 3' fortificas 3' lanzas un mani-
tranchete 3' entrar á sangre y fuego fiesto al pueblo del tenor del borrador
castigando, no al enemigo, sino á una que te mandé ayer por teléfono, pues no
población amiga? Tú me dices lo con- habiendo enemigo y estando como está
trario en tucarta de ayer. Dices: «se de hecho tomada la plaza, no ha3' nece-
Acala el 21; muchos la defendieron
to'iió sidad de pedirla de nuevo. En cuanto á
á inmediaciones del pueblo y muchos pa- las consecuencias directas de ese comba-
rapetados dentro de las casas, etc., etc.> te te diré que la creencia general es que

Debo creerlo porque tú lo dices y lo con- más que una victoria fué una derrota
firma Camilo, pero Chilo, Aponte y porque por el quedamos sin parque, con
otros dicen que por ninguna parte vieron catorce rifles menos, con 27 escopetas
a un tuxtleco; que ellos no dispararon menos, con rifles descompuestos y, lo que
ni un solo tiro y que por la playa no es peor, desmoralizada la tropa, ame-
vieron correr o huir a nadie. ¿En dónde drentada de la superioridad de las armas
está la verdad? Yo creo que no habían del enemigo, sublevado el animo de estos
tuxtlecos adentro de las casas como lo tales voluntarios y con un miedo que
había asegurado Tinagero la víspera; ayer protestaron p^r no caminar: Camilo
que habiendo entrado en bola tus tropas, que lé dolia la cint ua y Catarino que
bastó un tiro imprudente de alguno de estaba golpeado de bala. Por este moti-
los tuyos o de algún Acalteco para que vo fué Evaiisto que ha sido federal, pe-
se encendiera la chispa y produjera el ro creo que siempre caminará Camilo
efecto que produjo y todo por no haber cuando acaben de componer los rifles
tenido la precaución de detenerse en las porque 3-a le entró la vergüenza. Ayer
afueras del pueblo y hacer entrar solo a las tres caminaron 27 rifles con 50 ti-
una guerrilla o escolta de 25 hombres ros 3' 23 escopetas. Fué escogido el ma-
para entrar a la plaza en orden y tran- terial de entre todo lo que presentaron
quilidad porque el verdadero enemigo los sinvergüenzas desertores 3' 3'a ves
estaba del otro lado del río, a más de 500 que no puede ser todo más mezquino y
metros. Pero sea de esto lo que fuere, lo misereble. Con estos elementos <ivas a
que ahora procede según opinión de Es- conquistar al mundo? Ahora en cuanto a
candón es que si realmente está desocu- tu proyecto te diré que ya nadie piensa
pado Acala, va3'as de nuevo allá con so- atacar a Tuxtla porque se le ha dado
lo 1^ gente ladina para que los tuxtlecos tanto tiempo para prepararse a la defen-
no digan que se corrieron ustedes; que sa que 3'a se hizo inexpugnable. Tiene
lleves consigo al Prte.Munipl. y Alcal- 160 federales que venían a las órdenes
de de Chiapilla porque no deben de exis- de Rueda 3- que a buena hora se voltea-
tir las autoridades del propio Acala, pa- ron en su contra. Tiene dinamita en las
ra que con los indios levanten el campo, calles conectada con la Luz Eléctrica y

es decir remuevan escombros 3' entierren más de 800 hombrts propios que aunque
muertos porque es inmoral tenerlos inse- indios 3' muchachitos los más, tienen
pultos o incinerados si por descomposi- buen armamento 3' están en su terreno.
ción 3'a no pueden enterrarse 3' tratar de Nosotros tenemos lo que tú tienes allí, 3^
aliviar la situación de los perjudicados en Ixtapa 1500 ó 2000 indios armados 3'a
indebidamente para que olviden sus sabes cómo, 120 de caballería 3' con ma-
- 156

chetes y nueve riflitos y cien de infante- de carácter; fué una aventura loca la tal

ríacon escopetas y machetes. Con estos revolución y ojalá salgamos de ella si-
elementos ¿puede competirse con aqué- quiera con honor porque ¡triste es decir-
llos? Don Juan dice: desde Ixtapa les lo! creo que todo se ha perdido. Los tra-
cabe duda a ios tuxtlecos respecto al ar- bajos que hoy están pendientes son: te-
mamento de mis tropas puede sacarse legrama del Obispo, (i) de Rau á su
una transacción decorosa, ya no venta- Ministro, de las señoras de aquí al Pre-
josa, pero si bajo a Chiapa y muestro lo sidente, etc. todas pidiendo que se decla-
que hay, ni duda les cabe y nos mandan re en estado de sitio el Estado; que se
a pasear. Con este modo de pensar j'a nombre un Gobernador Militar con resi-
ves que resulta inútil tu esfuerzo, estéril dencia fuera de Tuxtla y que se convo-
tu sacrificio. ¿De qué sirve que busques que a nuevas elecciones ¿Lo conseguire-

Lruz Blanca en Chiapilla.

al enemigo y lo derrotes si no has de mos? Dios lo sabe porque los enemigos


bajar hasta Chiapa sólo porque Don en México se han mostrado tan vivos,
Juan se queda en la loma de la tran- tan audaces que no es remoto estemos
quilidad. ¿Crees que venciendo tú allí perdidos, no para siempre, sino para
frente á Acala, combatiendo en Alfaro dentro de un año que tengamos i.ooo
que dicen tienen otro cien hombres y ven- rifles y se haya olvidado lo actual- Si no
ciendo en Chiapa á Filadelfo Grajales le has dado a Eladio los cinco pesos aví-
que dicen tiene 200 Chiapanecos va a de-
cidirse esta gente a bajar a Chiapa o cru- [i] En la declaración del Lie. Carlos Ballinas,
quien estaba al corriente de todos los secretos de
zar en Acala por invadir a Tuxtla? Des-
la revuelta por ser él el cerebro de ella, prueba
engáñate, estás soñando en lo imposible, que el obispo sí se mezcló de una manera directa
aun cuando me llames pesimista y falto en tan lamentables sucesos.
— —
— 157

same para que yo los remita. No te olvi- por teléfono: no conviene dejar guarni
des de votar los cercos de la colgada ción en Acala porque los Tuxtlecos pue-
rumbo al Potrero, abajo de la Iglesia, den cruzar el río en una noche y sor-
que son unos sitios de Ruperto Ventura prenderlos. Lo que se debe hacer es ¡le-

que tiene un plantío de maguey o pita y gar tú mismo con la tropa ladina 5' 100
otros sitios de Hermelindo y otros que indios un día temprano, sin avisar a na-
invaden terrenos de S. Cayetano. Car- die y levantar el campo delante del Prte.
men dice que le regreses a José Domin- Mpl. y Alcalde de Chiapilla, esto es, re-
go porque dejó aquí sus animales bota- mover los escombros 3^ ver si hay cadá-
dos y la mujer se enfermó. Salud. Car- — veres 3' armas, levantando el vuelo a las
4 de la tarde para a dormir al Casta-
ir

ño o a S. Pedro, procurando entrar en

Un real dia-
«Sepbre. 27. — 911 Acala por las calles donde no alcancen

rio...
— Antero: Ya vez que las balas de los Tuxtlecos del otro lado
eran aprenciones tuyas del río. Al retirarte de Acala puedes po-
lo de la invasión de tropas que no existen ner unos avisos al público diciendo que

y que Tuxtla no puede armar contra nin- se quejen contigo todos los que sean
gún pueblo. Lo que harán es defenderse, perjudicados por los ladrones e incen-
repeler agresiones y defender todos los diarios para que sean protejidos en sus
pasos del río que es la muralla pero nunca vidas e intereses. En los avisos puedes
atacar. No te mando el borrador del in- decir que lleguen el domingo próximo a
forme respecto de Acala porque no en- hacer elecciones primarias para Pte. y
contré a Don Timoteo. El me dice que Vice-presidente Repbla. Salud. Car-
está pensando los términos porque ve los.

grave la responsabilidad. Dales un real Si hay riesgo que sufran un ataque


diario a los indios para que no se quejen dentro del poblado de Acala no entren
de hambre. Aprende de Abraham que ni hagan la inspección; no vayan á cru-
diario pide dinero y paga bien a todos 3^ zar los tuxtecos.»
encuentra una palabra él para que estén
durmiendo, se quiere mandar 50 hom- «S. Crbl., Spbre.28.-
bres a Simojovel y 100 a Chiapa y no Oue desapa- entero: aquí está Diego
rezca Tuxtla „ ,,
hay con que armarlos. Merodio 3'a dijo Coello que
^ vino en nom-
y mueran
que si no manda Don Juan a disolver las 2.000 indios, bre de los chiapanecos
tropas mandará fuerza Se le
federal. a pedir siquiera 100
contestó que la federación no tiene que hombres para librarse de las amenazas
ver con los asuntos de los Estados. Sa- de los tuxtlecos y del Coronel del 29 Ba-
lud. — Carlos."» tallón que tiene 160 hombres pues a ca-
da rato les dicen que si no deponen las

Si hay riesg-o,
«Sepbre. 28 — 911. armas (están como nosotros pronuncia-
Antero: Te mando la dos) les van a surrar y no podemos dar
no entren.
pólvora que me pides, ni siquiera 50 bien armados. Es una
creo que 15 libras, seis cajitas de tubos desgracia, pero si tuviéramos 200 rifles
y una docena de chimeneas, te mando ya hubiéramos tomado Comitán entre
también 6 zapapicos para que se los Ocosingo que tiene 200 hombres nos-
mandes a Eladio y abra zanjas para ca- otros y S. Bartolomé (a tres fuegos),
ña porque supongo que ya acabó la lim- Chiapa que está solicitando nuestra inter-
pia de caña. Te repito lo que te dije hoy vención y Simojovel que está que rasca
— 158

contra Franco Flores pero no tenemos visa era «abajo Rovelo, abajo el Congre-
más que 100 de caballería con catorce so» y esto se consiguió. Ahora la cues-
riflles y cien machetes en Ixtapa, 60 es- tión de poderes que no se trató en nues-
copeteros en el mismo lugar y lo que tie- separada y comensaremos de
tro plan es
nes tú allí y con esto ni Acala se toma. nuevo a luchar en las elecciones de Di-
Además después del desastre de Acala putados hasta que venga Rivera G. o
que fué como una cosa de locos que no cualquiera otro Gobernador que tenga
tuvo ni objeto ni aprovechamiento y sí calzones y se venga como Pimentel con
fatales consecuencias, ya no se cuenta decreto ó sin él. Ya ves que el asunto
con los tales voluntarios, pues les entró va largo y que debemos conseguir 500
tanto miedo que esos 50 hombres que te riflespara poder hablar golpeado. Ha-
llevó Evaristo estaban proponiendo que cer lo que se ha hecho con 60 escopetas
salían siempre que no pasaran de Chia- y que han conmovido a más de medio Es-
pilla. ¡Qué tal! con estas gentes puedes tado es o una locura o un acto prodigio-
invadir a Tuxtla. no, con ladinos ya ni so. Ahora con relación a Acala y que
pen.^ar porque te salen luego con ense- tanto ha dado en que decir,si es verdad

ñanzas de Esau «con mi machete o esco- que está desocupado ¿porqué motivo no
peta no es posible resistir una bala de agarras un día (temprano) a los 50 rifle-
maüser». Si queremos (que es lo debi- ros, a la caballería y 100 indios y te vas
do) desaparecer Tuxtla y hacer que mue- en son de paz a levantar el campo es de-
ran siquiera 2.000 indios que son nues- cir, a remover escombros para que si

tra amenaza porque se voltearán contra haj' cadáveres sepultarlos, recoger ar-
nosotros así que vean que se les en- mas si es verdad que había enemigos
gañó porque no vinieron cargando las ocultos dentro de las casas a inspeccio-
mesas, deberías tú engañar a los tuxtle- narlo todo por medio de li autoridad de
cos poniendo guerrillas enfrente del Bu- Chiapilla si no existe la de Acala? ¿Qué

rrero y Acala como que pretendías pasar te ha pasado que no haces lo que se te
el río, y entre tanto la chamulada se cru- dice y debes hacer y vives preocupado
zaba arriba de Chiapa en 120 canoas que con soñados ataques a Chiapilla? La
los chiapanecos tienen preparadas y una inspección en Acalá se impone por la
vez del otro lado dejarlos solos que fue- opinión pública para satisfacerla, por
ran a convertir aquello en ceniza;pero don la moral, para enterrar a los muertos y

Juan retrocede ante proyecto tan horro- por la conveniencia propia para ayu-
roso y dice: «que no es por allí* primero dar en algo a esas pobres gentes que les
la vida de estos desgraciados que el odio hicieron perder sin motivo y que la ayu-
y orgullo nuestro satisfecho. En chamu- da que se les preste disminuirá su deseo
la hay otros mil quinientos hombres re* de venganza para lo futuro; pero debe
unidos; pero sin armas. Para guiar a es- hacerse como te digo: llegar con solo la
tos indios hacia Tuxtla se puede garan- gente ladina y 100 indios como opera-
tizar que no se encuentran 20 ladinos. rios, trabajar todo el día y retirarse a las
Ahora Ío que está pendiente es que se 4 de la tarde a San Pedro o el Castaño
declare en estado de sitio el Estado y para volver al día siguientesiempre, acom-
que el Presidente nombre al Gobernador pañado de la autoridad para que no digan
que convoque a nuevas elecciones. Si tal que fueron a robar. Este trabajo será de
cosa sucede que ya será en estos días, tres o cuatro días. ¿Qué obstáculo ha}'
ganó nuestra revolución o pronuncia- para ello? por qué no lo has hecho cuan-
miento dice Jo'^é H. porque nuestra di- do tantas veces te lo he dicho cada vez
— 159

que me aseguras que está desocupado mí porque supone que por mí mandó Es-
Acala porque el enemigo está del otro pinosa a suspender su periódico. Hoy el
lado del río y sus balas tocan sólo el cie- Consejo vá a llamar a Sagrariote viejo
lo de la población? Salud, — Carlos.^ que dejó publicar tales insultos y a ver
en qué queda. Salud. Carlos. —
«S. Crtb. Sepbre. 30 Si no recoje Espinosa todos los núme-
Le rompí la
de 191 1. —
Antero: Te ros del periódico y no echa al cuartel a
boca a
Sa^raríole. mando una docena de Sagrario, ya le dije que lo echo al carajo
pares de herrajes y el y te llamo para que vengas porque ya
papel que me pides. También va un quedarías a merced de Alberto que en
sombrero de la cárcel a ver si te gusta: fuerza de pleitos dá algo para tí y que se

Cruz Blanca en Chiapilla y un rebelde herido.

cuesta tres pesos y si no te viene puedes lo cargue el diablo todo como ya se lo


ve- derlo con cualquiera. Los jipis que cargó con la apatía de Espinosa. El pa-
tiene Sergio son de á 1 1 pesos de tama- dre Lozano que anoche estuvo en la tien-

ño 3' forma dei de petate que vá, pero da de Espinosa te contará algo.»'
son de esos ticfcesitos y duros como el
charro que tienes que lutgo se parten. «Sr. Eladio Molina.
Ag"arra aí
Avísame si quieres alguno. Con cual- rNúñez. — San Cayetano. — Es-
quiera que venga mañana, mándame mi timado Eladio: Como
pistola y tiros porque no tengo 3^ te re- te dije ho}'^ por teléfono, comienza a abrir
mitiré el rifle si fuere necesario, pues zanjas para caña con toda la gente. Di-
anoche le rompí la boca á Sagrariote Cé- me si recibiste los 6 zapapicos nuevos.
sar Martínez porque en su periódico de Ve que del sitio que tenía cercado Ru-
antier puso una sarta de insultos contra perto en la bajada de Chiapilla arran-
.


——
. — ——
- i6o

quen hasta la raíz de la pita o maguey ñaló al cura de Acala, Emilio Lozano,
que tenía, para que no le queden ganas como uno de los cabecillas que marcha-
de volver a cercar. ba a la cabeza de las hordas sublevadas.
Agarra al Núñez
que le de una po-
3' El cura Lozano, a la luz de los telefone-
treada D. Antero si no pasa a vivir a mas que se insertan a continuación, se
San Cayetano, en alguna casa que com- destaca como una figura de relieve en el

pongas. movimiento que el


sedicioso, puesto
Es bueno que te apunten como solda- obispo, el señor don Manuel Pineda
do para que D. Antero te pague el suel- (Gobernador provisionalj y no pocas ,

do, pero el servicio lo das en San Caj-e- señoritas se interesaban vivamente por
tano. su persana. Para que el lector se forme
Ahora puedes amenazar a todos allí idea acerca del papel que desempeñó di
con echarlos de soldados no obedecen.
si cho cura durante la contienda, se inser-
En cuenta la cocinera si no te mantiene. tan esos telefonemas sin hacer comenta-
Salud. — Carlos. — Obre. 2, 911. rios de muchos de ellos. Dicen así:

«De San Cristóbal a Chiapillaei 19 de


«S. Cristóbal L. C, Septiembre de 191 1. Sr. Prbo. Lie. Emi-
Estas cartas Ocbre.
se
4 — 911. —An- lioLozano. —
Entendida. Gracias por su
tero: Ya sabes que Ma- cuidado. Cuídese mucho, espero sus ór-
queman.
nuel Domínguez es pa- denes. Refvgic Ro//ián. »
riente y buen amigo, que aquí nos está «De San Cristóbal a Chiapilla el 22 de
ayudando. Te recomiendo que se quede Septiembre de 191 1. Sr. Presbítero —
al último en los empréstitos de ganado y —
Emilio Lozano. Noticias 3' ausencia
sólo en caso absolutamente necesario, no su3^a apénanme. Cuídese mucho. Salú-

tocándole ni un mozo, porque, además dale, M. J. Cañal) er al. "^

de que no necesitas gente, él se perjudi- «De San Cristóbal a Chiapilla el 26 de


ca mucho con solo un mozo que le dis- Septiembre de 191 1. Sr. Cura Lie. —
traigas de sus trabajos. Emilio Lozano. —
Urge vengas inmedia-
Las Limas mantienen por 15 días. tamente sin demora. Avísame tu salida.
Estas cartas se queman. Te saluda, Agapito Martínez.'^
Lo más que puedas economiza el gas «De San Cristóbal a Chiapilla el 27 de
(o de parque de las armas porque no haN* Septiembre de 191 1. Sr. —
Presbítero
en ninguna parte. Lie. Emilio Lozano. —
Apenada por no
Ya te mando un aviso para que hagas saber de Ud. la familia lo saluda. Re-
varios ejemplares en la máquina de es- fugio Ro?nán.^
cribir peguen en Acala. Luego que
3' los «De San Cristóbal a Chapilla el 27 de
haya gente allá, es bueno colocar un Septiembre de 191 1. Sr. Lie. Emilio—
destacamento, y para evitar una sorpre- Lozano. Por recomendación del señor
sa de noche, los centinelas se ponen en obispo suplico a usted se venga pronto

el paso, detrás de trozos del aserradero por estar apenado por usted. Manuel
Pineda »
(¡e madera- Si ellos se descuidan que pe-
rezcan. — Salud. — Carlos «De San Cristóbal a Chiapilla el 28 de

Septiembre de 191 1. Sr. Presbo. Lie.
TELEFONEMAS —
Emilio Lozano. El señor obispo apenado
por usted, desea su pronto regreso. Ma-
En los días en que la revolución esta- nuel Pineda.^
ba en su apogeo, la opinión pública se- «De San Cristóbal a Chiapilla el 3 de

— r6i

Octubre de 191 — Sr, Presbítero Lie.


1. tos revolucionarios, basta con los copia-
Emilio Lozano. — Mucho gusto saber es- dos. Sí es necesario, antes de continuar,
tá bien, todos lo saludan; escribiré pron- que se diga algo acerca de la ingerencia
to. Rtfugio Román. '> del obispo por
mediación del señor don
«De San Cristóbal a Chiapilla el 4 de Manuel Pineda. Este señor, nombrado

Octubre de 191 1. Sr. Lie. Emilio Loza- Gobernador provisional por la junta re-
no. —
Deseo se conserve bien. Envióle volucionaria, figura en los telefonemas
recuerdos. — Carlota.'^ preinsertos como subordinado del obispo;
Hay más telefonemas dirigidos al cu- esta influencia o preponderancia del obis-
ra Lozano, pero no se insertan porque po sobre el señor Pineda demuestra, de
para demostrar la importante participa- manera irrefutable, quién era el verdadero
ción que dicho señor tomó en los asun- Gobernador.

CAPITULO XXVI

SAN BARTOLOMÉ

La vida en campana.

^ En los últimos días sin derramamiento de sangre. Los «car-


Trabajos
. . ,
ele
propagranda. ^^ Septiembre, el pue- nitas», como lo habían ofrecido, se cam-
blo de San Bartolomé, biaron del lado de los cristobalenses, y
cabecera del i^epartamento de La Liber- los rurales que no quisieron defeccionar
tad, secundó el movimiento cristobalen- ni pudieron defenderse por su escaso nú-
se. Hacía más de un año que los cabe- mero, fueron hechos prisioneros y remi-
cillas Manuel Noriega, Daniel Robles, tidos á San Cristóbal.
Adrián Ruíz y el cura José Penagos ve-
nían haciendo activa propaganda revo-
Préstamos ^^' P°^^' personas
lucionaria; por eso cuando la «bola» es- ,
forzosos. "^^^s
al gobierno que
talló en San Cristóbal los incautos bar- había en San Bartolo-
tolomenses se apresuraron a apoyarla. mé fueron perseguidas, y las que no pu-
dieron huir, encarceladas. Hasta algu-
En San Bartolomé nos bartolomenses que de buen grado
La Plaza sin
sólo había un destaca- habían secundado la revolución, fueron
defensores.
mento de cinco rurales víctimas de los «libertadores». ¡Tantos
del Estado 3' número igual de «carnitas» así fueron los atropellos que cometieron!
(soldados de la Fuerza de Seguridad) En efecto, tan pronto como los cabeci-
comprometidos estos últimos a pasarse llascon suF tropas chamulas tomaron la
con los enemigos del Gobierno legítimo. plaza, se dedicaron a imponer préstamos
José Castellanos, Teniente Coronel de forzosos y a saquear los comercios y las
las fuerzas sublevadas,supo que la pla- casas particulares so pretexto de buscar
za carecía de defensores por lo que se armas y parque. El señor Manuel Coe-
apresuró a ocuparla, lo que consiguió 11o Farrera se dedicó á recorrer la pobla-
II
102 —
ción y a despojar a los vecinos de cuan- Instancia q'ue sin duda temerosos por la
tos caballos y sillas tenían. Y los cha- sorpresa que tuvieron se han ocultado
mulas en número de 800, iban de casa pero ya seguiré la investigación luego
en casa, como mendigos, pidiendo torti- que los vea daré parte a Ud., para no
llas para saciar hambre; era tal el
su
repetir una sorpresa he puesto avanza-
miedo que estos indígenas causaban a
das 3'a tengo reunido al pueblo para que
las mujeres, que temblando se arrodilla-
en caso de ataque pueda hacerse l;i de-
ban a moler el maíz y a hacer las torti
fensa a la población.
lias. Los chamulas, mientras recorrían
la ciudad, iban vigilados por varios cabe- Protesto a Ud. mis seguridades de res-
cillas que portaban chicotes para arrear- peto y subordinación. — ElTeniente Coro-
los, conTO si fueran bestias. nel, /r>S(' Cas¿('//i7?ios.»

Cabecillas rebeldes en San Bartolomé

Cuando el cabecilla En conteírlación al


Parte del ca- Castellanos ocupó la
Contestación parte anterior, el Co-
aE parte an-
r- * 11-,.^,^.=. plaza
^ de San Bartolo- terior. mandante envió a Cas-
Castellanos.
mé rindió al jefe del tellanos el siguiente te-

movimiento el siguiente parte: lefonema: «De San Cristóbal a San Bar-


«Tengo honor de poner en el cono-
el
tolo,hoy (no tiene fecha).— Teniente Co-
cimiento de Ud. que anoche a las ocho ronel, José Castellanos. —
Enterado de
de la noche tomé esta plaza sin ninguna su mensaje de hoy, sírvase Ud. aceptar

novedad habiendo avanzado armas, par- mis felicitaciones por el hecho que me
_que y bestias de los rurales y remití hoy —
comunica. El Comandante Militar, y.
con las seguridades necesarias a esa por Espinosa Torres.'»
cordillera a los rurales. Hasta esta ho- Los cristobalenses tuvieron en su po-
ra no me ha sido posible verme con el der más de quince días la plaza de
señor Jefe Político y el señor Juez de San Bartolomé y durante ese tiempo
153 —
el pueblo sufrió de manera indescrip- población de San Bartolomé que se iba a
tible. recuperar. A su izquierda, tenían los vo-
luntarios los hermosos contrafuertes del
Después de la toma «Huitepec» y a su derecha la imponente
A recuperar ¿^ chiapilla por los vo- cordillera de la Sierra Madre cuyos re-
la plaza.
luntarios defensores del pliegues de colinas enlazadas van a^mo-
Gobierno, el once de Octubre a las seis rir en los fértiles Valles de Custepeques,
de mañana, salieron de dicha pobla-
la
ción 35 hombres de caballería al mando Tristeza y Y como Tántalo mu-
del entonces mayor Horacio Culebro, a
abandono. riendo de sed con el

recuperar la plaza de San Bartolomé. agua cerca de los labios, la caballe-

^'r/r¿i v^ ae /os "/-J^/J^

Fuerzas rebeldes en San Bartolomé.

Diez hombres, avan- ría marchaba penosamente por cami-


La vang-uar
zados como a medio ki- nos estrechos y accidentados, en la in-
día.
lómetro del núcleo, for- teligencia de que San Bartolomé esta-
maban la vanguardia: dos grupos com- ba allí, muy cerca, pues a la simple
puestos de cuatro voluntarios cada uno, vista se distinguían las casas como gran-
subieron a las eminencias .'laterales para des puntos blancos. ¡Y estaba tan lejos!
explorar el terreno y evitar una sorpre- No sólo estaba lejos, sino que la distan-
sa. Así, con estas precauciones, empren- cia parecía no disminuir, parecía siempre
dió la marcha la caballería. la misma. En el largo recorrido ni un
hombre que informara, que satisfaciera
A las pocas horas de la curiosidad o que calmara la cruel
El Cerro de la camino los tuxtlecos incertidumbre; los ranchujos que queda-
"Eme."
descubrieron, allá a lo ban a la orilla del camino estaban des-
lejos, una montañas elevadas y
m.ole de habitados y los patrones y los mozos hu
azules; al pie de la que sobresale, lla- 3'endo. Por donde quiera tristeza 3' abf:'-
mada de la «eme» por su semejanza con dono.
la forma de esta letra, se encuentra la
164

Al pié de la. Al fin y después de Ya no estaba. Desde la mañana del día


Colina. caminar durante todo anterior había abandonado la plaza teme*
un día, la vanguardia llegó al pie de la roso de un ataque y de correr la misma
colina donde descansa San Bartolomé, y suerte que sus correligionarios en Chia-
a continuación el resto de los voluntarios. pilla, cuyo fracaso ya conocía.
Inmediatamente el Mayor Culebro orde-
nó el avance sobre la plaza en secciones Los voluntarios tux-
En San
de diez hombres, a distancia de cien me- Bartolomé. tlecosacompañados del
tros una de otra. Así empezó el ascenso. Presidente Municipal
La blanca torre del templo parecía es- penetraron á la población y una vez due-
tar muy cerca y sin ños de ella, se
embargo estaba acuartelaron en
íjiien distante toda- una de las casas
vía. Las gentes que situadas a espaldas
la coronaban, así de la Jefatura Polí-
como las que se ha- tica. La mayor
llaban en otras al- parte de los hom-
turas, parecían es- bres que componía
tar dispuestas para la caballería, no
el combate. eran de la ciudad
de Tuxtla y sin em-
El asalto.
bargo su entusias-
Después de ca- mo era igual o ma-

minar por muchos yor que el de los


recodos y veredas, demás que forma-
la caballería se pre- ban el batallón «Hi-

sentó en las goteras jos de Tuxtla»; allí

de la población. El estaba el Mayor


INIayor ordenó en- Horacio Culebro,
tonces que se divi- los Capitanes Agus-

diera en dos alas y tín Castillo, Fede-

que a paso de car- rico Espinosa, To-

ga emprendiera el irás Ochoa; el Te-


asalto, sin detener- Mavor Horacio Culebro. niente Adulfo Ze-
se hasta llegar a la badua Espohda; los

plaza. Los voluntarios, con las armas Sargentos Delio Cristiani Cu'ebro, Es-
listas y la mirada atenta, al escuchar la teban Esponda, Ernesto Albores, Gus-
orden espolearon a sus caballos y se lan- tavo Moguel, Juan Sierra, Domingo Pa-
zaron resueltamente. En la primera ca- lacios; los Cabos Eduardo F. Gutiérrez,
lie, un ginete en brioso corcel y con ban- Rafael Ortega (h), Tiburcio Fernández,
dera blanca, les salió al encuentro: era Luis Espinosa, Germán Vázquez, Arnul-
el Presidente Municipal que venía en fo Yáñez y los soldados, de distintas par-

nombre del pueblo a entregar la plaza. tes del Departamento, bravos y valientes.

El enemi£:o ¿ Y el enemigo? ¿Y el
¡Centinela! Durante las noches
había huido, temerario Coronel Cas-
¡Alerta! ^^ estableció el servicio
tellanos con sus hombres invencibles? de avanzadas en los caminos y de pa-
- i65 -
trullas en la población, para evitar traron hostiles con los tuxtlecos, cam-
una sorpresa y mantener el orden. Se biaron su actitud poco
después en
colocaron centinelas en los cuatro án- vista de la conducta intachable que ob-
gulos del «caserón» que servía de cuar- servaban, a grado tal, que una señora
tel; éstos, durante la noche no cesa- cuyo nombre no fué anotado en el
ban de gritar el consabido «¡Centinela!.. carnei de apuntes y que por desgracia
....¡Alerta....!» La voz de vigilancia ya no recuerda la memoria, todas las ma-
corría u largas distancias en todos sen- ñanas obsequiaba jarros con café a la tro-
tidos y los ecos lejanos la repetían lúgu- pa; las familias más distinguidas fran-
bremente. A las ocho tocaba el clarín de queaban las puertas de sus casas a los
órdenes «¡silencio!» y todos los volunta- oficiales, y éstos, en pálida recompen-
rios que no tenían servicio, se acostaban sa a tales distinciones, llfvhban sere-
sobre las duras losa'^ de los corredores. natas vespertinas de mar'nlia «al pie de

•m

Jefes de la caballería tuxtleca en San Bartolomé.

La ale^rre A las cinco de la ma- las rejas» que guardaban muchachas


diana. ñana los cornetas y los bonitas.
tambores tocaban diana y todo
la alegre

el mundo se incorporaba. A las cinco y El 14 de Octubre en


Bando tarde se recibió la
media se pasaba lista y a las seis se per- solemne. la

mitía que entraran al cuartel las vende- comunicación del Go-


doras de tamales semicocidos y café hu- bernador, relativa a los tratados de «La
meante que, aunque carecía de aroma y Comunidad». Al día siguiente el Mayor
de limpieza, reanimaba el cuerpo en Culebro hizo conocer la buena nueva por
aquellas mañanas frías y nubladas. medio de un bando solemne que presi-

dieron las autoridades, seguidas de la


Serenatas Así pasaron los días banda de música, de los voluntarios y de
vespertinas. gran parte del pueblo, que con entusias-
y las noches. Las gen-
tes del pueblo que al principio se mos- mo delirante vitoreaba a la paz.
1 66

El 17 del mismo mes, Mientras tanto la ca-


¡Enemigo al ¡Alto!
frente! como a las cinco de la ballería avanzaba.
tarde, el retén situado Cuando sólo la separaba una distancia
con dirección a Chiapilla llevó al cuartel como de 600 metros el Mayor Culebro
la noticia de que no muy lejos, al alcan- ordenó clarín que tocara «alto». La ca-
al

ce de los anteojos de campaña, se halla- ballería enemiga obedeció la orden en el


ba un grupo de hombres montados }' ar- acto, y su jefe enarboló una bandera blan"
mados. ca. Entonces el Mayor Culebro dio orden
El Ma3for mandó tocar «enemigo al para que una comisión compuesta de cin-
frente». Al mismo tiempo una gritería co voluntarios avanzara hasta el enemigo
espantosa 3^ una actividad inusitada se para conferenciar con él y recomendó a
registró en el cuartel. los que se quedaban mucha serenidad.

Caballería tuxtleca en San Bartolomé.

Comenzaron las ma- Poco después volvió la comisión con


En linea de .
,

batalla niobras y a pocos ins- el jefe de la caballería contraria, que no


tantes los caballos es- era enemiga, sino fuerza rural pertene-
taban ensillados y los voluntarios, con ciente a la federación. Se componía de
las cananas repletas de cartuchos cruza- 35 hombres.
das en el pecho, listos. A pie se dirigie-
ron a las bard s de piedra que están por Después de algunos
un templo en ruinas, punto que domina- Se abandona ^j^^ de fatiga, dewelos
ba por completo el camino por donde emociones, el jefe de
BartcTlomé. >'

forzosamente tenía que pasar el enemi- la caballería de volun-


go. Tan luego como llegaron a las bar- tarios recibió orden de reconcentrarse
das de referencia, ?e desplegaron en con su fuerza a Tuxtla; el 19 emprendió
iínea de batalla, presentando un largo el regreso; pernoctó en Acala y al día

frente. siguiente pasó por la ciudad de Chiapa


— i67 —
de Corzo que se hallaba poseída de au" ea defensa del Gobierno constituido y del
gustia y enlutada por los sucesos san- honor de un pueblo, habían llevado sus
grientos del día ocho. armas victoriosas hasta las lejanas y azu
les cumbres de las mon-
Entrada a.
tañas bartolomenses.
Tuxtla.
En cambio, para los
El 20, como a las otros, para los nativos de

seis de la tarde, llega- Tuxtla que con tan buen


ron los voluntarios a éxito se batieron en Mes-
la capital del Estado. calapa y en Chiapilla o
Esta parte de la caballe- que prestaron sus servi-
ría prestó sus servicios cios en las márgenes del
en La Angostura 3' en Grijalva, sí hubo repi-
Acala y casi todos los ques sonoros, vítores

que la componían se ba- entusiastas, aplausos y


tieron heroicamente en flores ....

Chiapilla. Y a pesar de Esta injusticia del pue-


tan buen comportamien- blo tuxtleco hirió la sus-
to su entrada á Tux- ceptibilidad délos volun-
tla pasó desapercibida, Cabo Eduardo F. Gutiérrez. tariosque entraban a la
en la más completa in- capital que habían ido
diferencia. Parecía más bien el regreso a defender, poseídos de una tristeza in-
de un puñado de hombres en derrota que finita, hermana del crepúsculo doliente

la vuelta triunfal de los voluntarios que que moría en aquellos instantes.

CAPITULO XXVII
LA CONCORDIA

El contingente de Ocozocoautla.

A principios de Oc- autor de este libro. La arenga fué con-


Listos para
testada por los voluntarios y por la nu-
, ,

,^^^^y,^^ t.ibre, 30 voluntarios


marcnar. ' -^

de caballería al mando merosa concurrencia que se hallaba en la


del Capitán Julio G. Orozco, se hallaban plaza, con exclamaciones bélicas.
en Tuxtla listos para emprender la mar-
cha hacia La Concordia (Departamento La plaza que iban a
de la Libertad), ocupada entonces por
El pueblo no recuperar los volunta-
secundó el
más de cien revolucionarios, entre los rios defensores del Go-.
movimiento.
que había algunos de Ocosingo, de San bierno legal había sido
Cristóbal v de Comitán. ocupada por los rebeldes de distinta ma-
nera que lo fué la de San Bartolomé; en
Los voluntarios, mo- esta última población el movimiento re-
Una arengfa.
mentos antes de poner- volucionario había sido secundado con
se en maicha, fueron arengados por el más o menos entusiasmo, y en La Con-
i68 —
cordia por el contrario, fué secundado _. Los rebeldes, á pesar
Piden,
, .

por cristobalenses allí radicados desde "^ ^^^ "^^^ ^^ '-'^" 5' ^®
refuerzo.
hace mucho tiempo, por hombres de pé- estar magníficamente
simos antecedentes y por un centenar de fortificados en la población, se conside-
gente sencilla é ingenua, que engañada raban impotentes para resistir el empuje
miserablemente se lanzó a la aventura de los tuxtlecos; en tan apuradas circuns-
sin tener conciencia de lo que hacía. El tancias se dirigieron al cabecilla Caste-
pueblo en su inmensa mayoría, el pueblo llanos, que se hallaba en San Bartolomé,
noble, sufrido y trabajador, no sólo re en solicitud de auxilio, quien con igual
probó duramente la actitud de los con- o mayor temor que los concórdenos, lo
córdenos descarriados, sino que parte de negó terminantemente. El oficio por me-
él, guiado por el mas puro patriotismo, dio del cual se pidió el refuerzo, está
se puso del lado del Gobierno legítimo, escrito por el cabecilla Límbano Pena-

Los ocozocoutlenses en Tuxtla, momentos antes de salir para La Concordia.

con las armas en la mano. Entre estos gos y dice así; «Cno. Teniente Coronel.
leales y valientes concórdenos se cuentan — San Bartolomé. —
Octubre 8. Tengo —
los Magdalenos, los Ferros, los Coutiños el honor de participar a Ud. que hoy a
y otros. las seis de la mañana mandé una comi-
sión encabezada por el Teniente volun-
En la hacienda «San- tario Jesús Coutiño