Está en la página 1de 361

El Apocalipsis

explicado capítulo a capítulo

Manual esencial y práctico


para el estudio de Revelación

Dino Alreich
Título original:
El Apocalipsis explicado capítulo a capítulo

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción parcial o


total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, incluidos la
fotografía y el tratamiento informático, así como la distribución de
ejemplares mediante alquiler o préstamo público, sin la autorización
escrita de los titulares del copyright y bajo las leyes y sanciones
establecidas del Estado.

Copyright © 2015 Dino Alreich


Dedicatoria y agradecimientos

Dedico este libro a todos aquellos que aman la verdad. Agradezco a Dios
por la oportunidad de poder escribir.
Sobre el autor
Dino Alreich ha publicado anteriormente los siguientes libros:

“Conspiración nazi en el siglo XXI” (2015), “El apóstol Pablo” (2014),


“El ángel, la luna y la paloma” (2013), “Señor, ¿Cuál es mi propósito en
esta vida?”, “Después de deshecha mi piel: Lágrimas de una guerra
espiritual”, “Edificando mi casa sobre la roca” , “Conspiración
Watchtower” , “El misterio del reino de los cielos revelado Tomo I - VI” ,
“Cosas que el abuelo hacía en secreto para mejorar su salud” (Tomo I y
II) (2013), “ Conspiración Atlántida ” (2014), “ Maravillosas promesas de
Dios para su sanidad ”, “ Parábolas: Así habló y enseñó Jesucristo ” y “El
resurgir de la esvástica” (Ed. Nowevolution 2010 / Forsa Editores 2011).
Todos los libros del autor se encuentran disponibles en Amazon y
Barnes & Noble.
Prólogo

Hace más de dos mil años que Jesucristo vino en carne mostrando a los
hombres el mismo resplandor de la gloria de Dios por medio de sus hechos
y obras. Cada una de sus palabras y revelaciones les mostraban el camino
a los hombres hacia Dios y hacia la vida eterna. Parte de esas palabras
sagradas declaradas por Jesucristo están ligadas a lo que ha ocurrido y
ocurrirá con todos los hombres en toda la historia del mundo en que
vivimos. El pasado, el presente y el futuro del hombre y del mundo se
encuentra ilustrado de alguna forma en las páginas de la Sagrada Biblia.
Lo sobrenatural de Dios nos muestra que siglos antes de que el Cristo se
encarnase, ya el mensaje y detalles sorprendentes de lo que sería su vida se
encontraban plasmados en el mensaje de grandes hombres consagrados a
Dios conocidos como los profetas. Estos (muchos de ellos sin conocerse
entre si) presentaron a la manera de un complejo mosaico un mensaje
completamente coherente y asombroso de la vida y misión que llevaría a
cabo el Mesías a favor de todos los hombres. La profecía cumplida es una
de las evidencias de Dios para el hombre ya que traspasa lo natural para
demostrarnos lo sobrenatural. El libro de Apocalipsis no es diferente, trata
de eso mismo, de grandes profecías que van sucediendo una a una delante
de nuestros ojos. El escenario moderno es un libro abierto que podemos
poner a la luz del espejo de la Palabra de Dios y comprobar por nosotros
mismos la veracidad de su mensaje. Luego de poder escudriñar este
mensaje de Dios para el mundo tenemos frente a nosotros la oportunidad
de poder tomar una decisión en nuestra vida que tiene connotaciones
eternas. Tenemos un mensaje de parte de Dios, ¿Qué haremos? ¿Qué
camino tomaremos frente a dicha revelación? Según la decisión que
tomemos así mismo será el destino que nos será entregado. Espero que
este libro de alguna forma sirva para ayudarnos a escoger la mejor parta en
este asunto. Que Dios ilumine nuestra vida por medio de estas letras.
Índice

Introducción:
Apocalipsis: ¿Pasado o futuro?

- Capítulo 1
- Capítulo 2
- Capítulo 3
- Capítulo 4
- Capítulo 5
- Capítulo 6
- Capítulo 7
- Capítulo 8
- Capítulo 9
- Capítulo 10
- Capítulo 11
- Capítulo 12
- Capítulo 13
- Capítulo 14
- Capítulo 15
- Capítulo 16
- Capítulo 17
- Capítulo 18
- Capítulo 19
- Capítulo 20
- Capítulo 21
- Capítulo 22

- Bibliografía
“Me interesa el futuro porque es el sitio
donde voy a pasar el resto de mi vida”
―Woody Allen

Introducción
Apocalipsis: ¿Pasado o futuro?

¿A quién no le gusta una vida placentera, llena de comodidades, lujos,


abundancia, salud, prosperidad, y toda clase de cercos de protección que
hagan de nuestro peregrinaje en esta tierra uno intocable y sin
contratiempos? Alguna clase de mundo idóneo u utopía donde no exista el
hambre, la guerra, escases, ni crisis alguna. En ciertas partes del mundo
son muchas las personas quienes viven en un mundo de fantasías siempre
esperanzados en cosas sublimes de escenarios ideales. Sin embargo la
historia humana nos ha demostrado que una y otra vez se repiten las
guerras, las crisis, el hambre, las enfermedades y todas esas cosas que el
ser humano no encuentra atractivas. Pareciera que existen bandos
opuestos en la mente de un pueblo, una dicotomía de pensamientos sobre
la guerra y la paz. Para unos el mundo se dirige hacia la paz mundial, un
mundo de unidad y de cosas buenas, donde todos los seres humanos
aprendimos de los errores del pasado y ahora nos dirigimos al clímax del
logro humano, un mundo perfecto. En cada esquina se le hace propaganda
a un “Nuevo Orden Mundial” “donde reinará la armonía” soñada por los
siglos. Pero para otros, el hombre no ha cambiado en lo absoluto; sigue
siendo egoísta, avaro, cruel, inmisericorde, conspirador y siempre hará lo
que esté a su alcance para aplastar a otros con tal de estar en la cima él
mismo sin importar las consecuencias. Cabe preguntarnos, ¿hacia dónde
va el mundo? ¿Vamos hacia un mundo de paz o vamos hacia un mundo de
guerra? Estas ópticas e inquietudes opuestas deben ser analizadas a la luz
de las evidencias modernas. Esto, para no ser engañados por falsas
propagandas ni caer en las redes de la ignorancia. ¿Es el escenario
moderno uno muy prometedor de cosas buenas o es el escenario moderno
uno lleno de preocupaciones y grandes peligros? Esto no se trata de lo que
preferimos creer o de que optemos por lo que más nos conviene en nuestra
búsqueda de la felicidad, se trata de contestar esta interrogante de forma
certera y sincera. Si nosotros nos dirigimos como sociedad hacia un
mundo mucho mejor, las evidencias de que así es o será, deben estar
presentes hoy, deben estar allí para ser analizadas y comprendidas de tal
forma que no debe quedar duda alguna. De la misma forma, si usted es de
los que cree que el mundo no se dirige hacia un panorama de mucho
sosiego, entonces tiene también la carga de la prueba que pueda validar su
postura u óptica del futuro. Lamentablemente el mucho avance
tecnológico logrado por el hombre nos acerca más a una óptica pesimista
para el planeta tierra que hacia una óptica optimista. Se sabe que naciones
muy poderosas aumentan cada vez su poder nuclear y armamentos capaces
de destruir ciudades enteras en cuestión de segundos. Los científicos en
los últimos tiempos han creado un reloj del fin para señalar la hora en que
se encuentra el mundo respecto a la amenaza nuclear. Para llegar a estas
conclusiones toman en cuenta las fricciones y tranques entre naciones con
ideologías diferentes, así como puntos de vistas económicos y religiosos.
Esto nos muestra que si existiera un Apocalipsis no debe tomarnos por
sorpresa ya que antes que llegue se tienen que estar viendo los tentáculos
del mismo en alguna esquina.

¿Por qué es tan importante


el Apocalipsis hoy?

La importancia de Apocalipsis radica en que es un libro escrito para un


período determinado, es hoy cuando esos sellos se están abriendo y
testificando al acontecer histórico de la veracidad de las palabras dadas a
Juan por Jesucristo hace más de dos mil años y se define aquí el destino
final de los hombres sea para salvación o perdición eternal. De la misma
manera, el libro profético de Daniel estuvo sellado mucho tiempo, pero es
en nuestro tiempo que esos sellos serán rotos y las naciones serán testigo
de su cumplimiento.

Que no nos sorprenda el Apocalipsis

Ya hemos dicho que el futuro de la tierra, sea de paz o de guerra tiene


que estar mostrando evidencias palpables que nos muestran hacia dónde se
dirige. Si andamos con los ojos bien abiertos podremos conocer el tiempo.
Este libro que estás leyendo posee una óptica futurista del Apocalipsis.
Hacemos esta aclaración ya que existen muchos autores y estudiosos de la
Biblia quienes poseen otras ópticas sobre el libro de Revelación y
argumentan que lo que escribió Juan sobre la Revelación de Jesucristo
dada por el Padre, quedó reducido a acontecimientos del pasado y que no
tienen relevancia hoy. De más está decir que tratan de ridiculizar o restarle
crédito y credibilidad a todos aquellos que no piensen como ellos. Como
hemos dicho, serán los acontecimientos presentes y palpables el juez que
dará el veredicto y no una opinión de una u otra persona.

¿Promete el acontecer contemporáneo


un final feliz para la historia humana?

Si nuestra familia, nuestro pueblo, nuestra nación, nuestra sociedad o


incluso nuestro mundo estuvieran siendo amenazados por peligros
inminentes, debe haber forma de evidenciarlo y de advertir a todos los que
nos rodean. No todo el mundo tendrá la vista corta o limitada en este
asunto. ¿A qué peligros se enfrenta el ser humano? Los peligros que
enfrentamos como sociedad son: las guerras, el hambre, el genocidio, la
limitación de nuestras libertades como ciudadanos, el que puedan atentar
contra nuestros derechos como ser humano, el fascismo, los abusos, y toda
clase de injusticias que se pueda cometer contra el hombre. Cabe
preguntarnos, ¿está nuestra historia contemporánea al margen de las
tragedias del pasado? ¿Utilizamos los errores del pasado para aprender y
dirigir a nuestro mundo hacia un mundo ideal lejos de calamidades,
guerras, dictaduras, esclavitud, persecuciones religiosas, injusticias,
egoísmos y cosas semejantes a estas? Si ese fuera el caso, no tendríamos
que preocuparnos demasiado. Sin embargo, el acontecer moderno parece
inclinarse hacia un mundo para el cual hay que estar preparado y
apercibido. Recientemente me encontraba leyendo el libro del periodista
Miguel Pedrero titulado: “Corrupción: Las cloacas del poder” (Editorial
Nowtilus). En dicho libro pude notar muchas pistas que nos indican hacia
qué lugar se dirige el mundo. Pedrero presenta evidencias de cómo la
política mundial, la economía y muchas otras plataformas de la sociedad
pudieran estar siendo manipuladas y controladas por ciertos grupos para
mover como marionetas a las naciones. Nuestra historia presente no se
escapa de la conspiración y las agendas de grupos limitados en tamaño
pero poderosos e influyentes, elites u oligarcas en el mundo. Un escenario
que muestra cómo gran parte del acontecer contemporáneo que nos afecta
a todos, pudiera tener un origen común que se reduce a las intenciones de
unos pocos. ¿Qué sucedería si los diferentes escenarios que vemos en el
mundo políticos y social y que aparentan estar en contradicción por la
diversidad de países, estuviera controlado de una forma u otra por los
mismo grupos de poder? Sin importar que fueran repúblicas, donde rigen
los presidentes y miembros de los parlamentos y que dicen ser demócratas
en sus partidos, así como en otros países optan por las monarquías en
diferentes vertientes y en otros lugares donde existen las dictaduras, ¿Qué
sucedería si fuera todo parte de un mismo sistema centralizado que
controla a todos de muchas maneras y que se nos esconde a la vista? ¿Qué
sucedería si por más diferentes que se proyectan en la sociedad, tuvieran
en realidad la misma mano urdidora para todos por igual para conducirlos
al mismo fin u objetivo? Pedrero demuestra que para entender de forma
sabia la política mundial hay que liberarse del fanatismo de las ideologías
que hemos aprendido como correctas, para así poder deshilvanar y
alcanzar el verdadero origen de lo que sucede en el mundo. Propone que
hay una mano central y urdidora que ha estado dando forma al
pensamiento de las naciones, impuesto currículos universitarios,
controlado la política en todos sus bandos, ha conspirado contra la
economía mundial y donde los corruptos del mundo usan fachadas de
piedad y benevolencia. ¿Es este el escenario que pudiera conducir el
mundo a la paz mundial? Es al lector a quien le corresponde el juzgar toda
clase de evidencias y llegar a sus propias conclusiones.

Las diversas posturas teológicas versus los


hechos innegables en nuestra sociedad
Ya hemos dicho que no importa lo que usted escoja creer, es la realidad
el fiel juez que determina lo que es verdad sobre la mentira. Este libro que
tienes entre tus manos no es un libro de política aunque el tema surja en o
se mencione en algunos tópicos. Este libro es uno que trata sobre temas
escatológicos. Para poder comprender el tema en este libro es necesario
que partamos desde el punto de vista de la fe. En el marco de la fe existe
Dios, existe lo sobrenatural, no existe el tiempo o no está limitado de la
misma manera que lo conocemos en nuestro tiempo y espacio. En el
marco de la fe, Dios conoce el día del mañana, sabe en su omnisciencia lo
que ha de acontecer. El hombre juega un rol importante en este escenario
siendo el destinatario de toda esta revelación. El objetivo de nuestro
estudio en este libro es el estudio de Apocalipsis. Por siglos el libro de
Revelación ha sido objeto de mucha especulación. Se han escrito
innumerables obras al respecto. Existen diferentes corrientes teológicas
que pretenden explicar el Apocalipsis. Para algunos, el Apocalipsis
representa un libro lleno de profecías y misterios que están por cumplirse,
pero para otros, simplemente se trata de un libro romántico que nada tiene
que ver con el presente. ¿Quién tiene la razón? Se presenta la controversia
entre los puntos de vista teológicos sobre escatología versus los hechos
contemporáneos de nuestro mundo. Existen corrientes modernas quienes
vendidas a sus propios intereses tienen como misión negar la realidad
social en la cual vivimos. Es por esto que en tiempos de ayer y hoy han
surgido libros y obras que tienen como meta engañar al hombre haciéndole
creer en fantasías de mundos ideales y tratando de ridiculizar a aquellos
que exponen la cruda realidad. De más está decir que existe un complejo
sistema de desinformación en todos los medios. Hace años que se tildaba
de “ignorantes” a aquellos que hablaban acerca de un plan supranacional y
que exponía las intenciones de los poderosos de crear un gobierno mundial
llamado Nuevo Orden Mundial . A quienes iban desenmascarando esos
planes se les comenzó a llamar o etiquetar de “conspiranoicos”, “gente que
llega a conclusiones erradas por falta de buen juicio” y cosas semejantes a
estas. Estas acusaciones venían por parte de aquellos círculos quienes
pretendían mantener las agendas políticas internacionales en secreto. De
hecho es el secreto uno de los grandes enemigos de nuestra sociedad. Sin
embargo, el tiempo ha ido quitando el velo. Tanto así que ahora los
gobiernos de toda clase de ideologías hablan acerca del susodicho Nuevo
Orden Mundial . Tanto así como lo fue la reciente celebración en Ecuador
a finales del mes de marzo del 2013 por parte de la Unión
Interparlamentaria (UIP) en cuya asamblea se hablo abiertamente de las
intenciones de crear un Nuevo Orden Mundial en búsqueda de “un modelo
alternativo que resuelva problemas de pobreza, violencia y desigualdades
sociales” según ellos mismos se describieron. Debemos ver que estas
intenciones de crear un Nuevo Orden Mundial primero era un secreto a
voces y se condenaba a aquellos que lo afirmaran por medio de etiquetas
peyorativas. Sin embargo, ahora se proclaman esas intenciones en cada
esquina como algo normal y común de un desenlace social, económico,
político y hasta religioso. Pero la historia no queda aquí. Sucede que los
llamados “conspiranoicos” advirtieron sobre la creación de este Nuevo
Orden Mundial de antemano, pero no es lo único de lo que advirtieron. Se
nos advierte que ese gobierno central que se aproxima sobre la tierra es
uno de carácter secular, anticristiano, pagano, y que pudiera representar
millones de bajas en nuestra población ante aquellos que no se sometan a
la cosmovisión que lo rige. Esta advertencia a muchos les resulta increíble
ya que rompe el modelo de felicidad que se han creado. Hablar de
genocidio, persecución, guerra, muerte, y cosas semejantes a estas rompe
el modelo placentero que el hombre quiere crearse por comodidad. Sin
embargo, en este libro presentaremos el tema del Apocalipsis tal y cual
está en la Biblia, sin tapujos y sin adornos. Le conviene al lector tomar
nota y ver si estas cosas son así como se dicen, de esta forma irá a la
segura y no hacia conclusiones erradas. No es ningún secreto que hoy
abunda la literatura que niega el Apocalipsis, es por esto que conociendo
dichas corrientes presentamos este libro desde un punto de vista futurista.
Es decir, que propone que el Apocalipsis aun está por cumplirse desde el
capítulo cuatro en adelante.

¿Puede el Apocalipsis cumplirse de


forma literal en nuestro tiempo?

Recientemente estaba viendo el documental titulado: "Los siete sellos


del Apocalipsis " presentado por el History Channel y donde entrevistaron
a los autores cristianos de la serie "Dejados Atrás" (Left Behind). Tanto
los teólogos como los científicos concordaron en algo: los sucesos
descritos en Apocalipsis pueden cumplirse al pie de la letra dentro de no
mucho tiempo. En dicho documental se tocaron temas referentes a:
hambres, pestes, guerras, caos, catástrofes, muertes, pandemias,
genocidios, terrorismo, amenazas de meteoritos sobre la tierra, terremotos,
tsunamis, destrucción, oscuridad del sol, contaminación de las aguas y el
calentamiento global. Se investigaron las posibilidades que tienen estos
sellos de la profecía, de tener el impacto que se narra en la Biblia y
científicamente se llegó a la conclusión de que no se puede descartar el
que así suceda.

¿Qué de los “teólogos”


que niegan el Apocalipsis?

En la sociedad se están levantando supuestos teólogos que han


alcanzado renombre e influencia mundial y pareciera que conducen a
millares a negar la realidad del Apocalipsis futuro. El enfoque de este
libro no es el presentar un cuadro pesimista del futuro ni tampoco infundir
temor de las cosas que puedan ocurrir. Sin embargo, no nos prestaremos
para pretender tapar el sol con nuestras manos. Este libro se basa en el
panorama profético apocalíptico y dista mucho de ser una historia de
romance para el mundo. Precisamente, se han levantado algunos teólogos
afirmando que el día de mañana será más excelente que hoy. Han cometido
la osadía de afirmar que todo lo que dice el Apocalipsis es cosa del pasado
y que no hay de qué preocuparse. Como si fuera poco, con tono de
soberbia se pretende señalar o desacreditar a los teólogos que predican que
un doloroso Apocalipsis está por venir sobre la tierra, y los tildan de faltos
de sentido común, paranoicos, o completamente ignorantes. Tenemos a
aquellos quienes sí aceptan el que ocurrirá un Apocalipsis, sin embargo,
trabajan para fines de desinformación y cuya meta es confundir. Es de
esperarse que si existe una realidad de un llamado “anticristo” ese
enemigo ya esté actuando sobre la sociedad para crear la mayor
desinformación sobre su persona y lograr encumbrarse en el poder de
miles maneras. Es por esto que toda información debe ser corroborada con
lo que dice la Biblia que sucederá en el futuro y no creer toda historia que
aparezca en nuestros tiempos.

El gobierno de los ricos y seculares


Si se aproxima un Apocalipsis sobre la tierra deberá estar vinculado al
pretendido plan de control de los ricos contra los pobres de la tierra. ¿Por
qué los ricos? Porque son los ricos del mundo quienes oprimen la sociedad
en diferentes maneras. Son los ricos los urdidores de las plataformas que
impactan a la sociedad. Si tienes ricos con ideologías seculares y paganas,
entonces tendrás una sociedad moldeada a esos intereses. No es ningún
secreto el hecho de que los ricos del mundo estén trabajando para crear un
gobierno mundial que sirva a sus intereses personales. Se sabe de las
intenciones de los oligarcas del mundo de crear una dictadura mundial,
una tiranía. De igual forma sigue vigente la profecía del Apocalipsis que
nos advierte de la llegada del gobierno del anticristo. Créalo o no, es allí
hacia donde están conduciendo a las naciones de la tierra. Tal y como lo
dice el libro de Santiago en la Sagrada Biblia, los ricos continúan
oprimiendo a los pobres. (Vea Santiago 2:6 en la Sagrada Biblia) El mundo
se conduce a una consolidación de la opresión de los ricos contra los
pobres del mundo. Los ricos quieren más riquezas, quieren acapararlo
todo, aunque para lograrlo tengan que someter a los pobres como esclavos
y mercancías. Son un reducido grupo de ricos en el mundo (oligarcas)
quienes han estado manipulando todas las plataformas del mundo para
consolidar aun más su poder. Algunos se atreven a identificar por nombres
y apellidos a estos ricos poderosos entre los nombres que se encuentran:
Rothschild, Rockefeller, Morgan, Warburg, Lazard, Mosés Israel Seif,
Kuhn – Loeb, Lehman Brothers y Goldman. Grupos poderosos que han
conspirado contra la sociedad para consolidar sus monopolios sobre todas
las plataformas sociales. Si hay un Apocalipsis se dará como fruto del:
racismo, de la soberbia, del egoísmo, y de la maldad humana en toda su
potencia. ¿Hay maldad en el mundo? Entonces, también hay un peligro de
un Apocalipsis.
¿Apocalipsis del ayer o del mañana?
Existen diferentes ópticas sobre el Apocalipsis, cada una reclama tener
bases legítimas para defender su “interpretación” del texto sagrado. Están
los que atribuyen todo lo que se menciona en el libro de Revelación a un
periodo histórico vinculado al tiempo de Juan y sus límites, y por otra
parte se encuentran aquellos que afirman que la revelación dada a Juan
comprende un tiempo mucho mas abarcador incluyendo el fin de los
tiempos que alcanza milenios después de los días de Juan. Por supuesto no
faltan las diferentes ópticas que dividen en Apocalipsis en secciones y
tratan de hacer una mezcla de ambas ópticas. Diversidad de personalidades
han cobrado notoriedad en torno a estos temas. Unos apoyando la idea de
un Apocalipsis futuro y otros negándolo. Será el lector el que tenga la
última palabra en este dilema al estudiar el libro a profundidad.
Algunas preguntas

Antes de descartar el Apocalipsis, tenemos que preguntarnos: ¿Dónde


queda la realidad de un Hitler histórico de hace poco menos de siete
décadas atrás? ¿Fueron los intentos de la dictadura de Hitler un suceso
aislado o uno cuya meta era controlar el mundo en su totalidad? ¿Han
muerto los ideales de los nazis y de la masonería o se siguen organizando
hoy día? ¿Son los planes racistas y eugenésicos exhibido en el Holocausto
algo del pasado? ¿Están desligadas las familias poderosas de la tierra (la
elite que controla el mundo) de la cosmovisión eugenésica y racista?
¿Existe evidencia moderna que apunta a que los planes del racismo y de la
eugenesia siguen latentes y vigentes en los núcleos de poder? ¿Han dejado
de oprimir los ricos a los pobres? ¿Están o no los ricos conspirando y
trabajando para esclavizar al mundo completo? ¿Dónde queda la tendencia
originada en Nimrod desde Babel de querer un gobierno mundial con bases
en el ocultismo y que perdura hasta hoy? ¿Es cierto o falso que Babilonia
le dejó su legado maligno a Roma y al Vaticano de tendencia de dictadura
mundial y ese legado perdura hasta hoy? ¿Es cierto o falso que bajo la
falsa religión del Vaticano han tenido lugar diversos dictadores asesinos
como: Hitler, Mussolinni, Franco, entre otros? ¿Es cierto o falso que las
mismas ideas de Hitler siguen latentes en grupos masónicos modernos que
han impregnado los gobiernos de la tierra con sus secretos, cultos y
filosofías que parten de ideologías paganas y hasta luciferinas? Mientras
supuestos religiosos y que profesan ser doctores de la Biblia tienden a
negar el que exista alguna clase de conspiración mundial para traer un
reino internacional con bases en el ocultismo, por otro lado investigadores
seculares han brindado pistas importantes que ayudan a entender como un
Nuevo Orden Mundial se está formando frente a nuestras narices. Se están
armando las piezas de un rompecabezas donde se vislumbra lo que parece
ser un orquestado gobierno mundial con bases anticristianas y claramente
paganas. ¿No es eso lo que se describe en el Apocalipsis y que se asegura
tendrá un final funesto? Si hubiera la remota posibilidad de que el
Apocalipsis se cumpliera al pie de la letra, ¿qué señales, avisos o
advertencias podríamos ir notando en el acontecer contemporáneo? ¿Se
están dando acontecimientos en la sociedad que parecen augurar un final
catastrófico? ¿Realmente la Biblia predice una catástrofe? El dilema del
Apocalipsis gira en torno a esas preguntas. Para poder llegar a
conclusiones propias debemos entender el acontecer contemporáneo de
manera objetiva y lejos de prejuicios sean políticos o religiosos. De la
misma manera debemos liberarnos de la camisa de fuerza que se nos ha
querido imponer de parte de aquellos que nos educan día a día desde que
nos levantamos hasta que nos vamos a dormir. Quiéralo usted o no, hay un
bombardeo de información que se recibe en los medios que pretende
pensar por cada uno de nosotros. Desde que usted prende su televisor ya
los anuncios le están sugestionando de muchas maneras con el fin de
imponerse en todo lo que usted hace, viste, come, piensa, lee, escucha, y
opina. De la misma manera, muchos de los temores de la gente son
alimentados e infundidos por aquellos que controlan medios como la
prensa. ¿Estarán los medios de comunicación desligados de la
cosmovisión de la elite que controla el mundo? ¿No se ha sentido
temeroso por haber escuchado una noticia que parecía haber tenido como
meta infundirle miedo y terror? ¿No ha tenido la inquietud de dejar mejor
el televisor apagado ante el énfasis y la insistencia de los noticieros ante
los temas del terrorismo y crisis mundiales? Aceptémoslo o no, existe una
intención de ciertos grupos de poder de pretender imponer en nosotros el
temor. Pero, ¿temor a qué? ¿Hay algo que temer? ¿Hay algo para lo cual
debamos prepararnos? Desde niño crecí en un hogar evangélico. En la
iglesia se nos decía que el libro de Apocalipsis afirma cosas que están por
suceder y que estas cosas están prescritas desde el capítulo cuatro de ese
libro en adelante. En mi caso, cuando somos educados en una corriente de
pensamiento, tenemos frente a nosotros la alternativa de comparar lo que
se nos enseñó con el acontecer moderno y social con el propósito de tratar
de entender la realidad. Una de las cosas que se nos dijo en la iglesia fue la
idea que en el tiempo del fin vendría un gobierno mundial que daría paso
al control de un líder anticristiano que reinaría por un tiempo hasta que
fuera derribado por el reino de Dios. Frente a las afirmaciones de los
pastores y de los religiosos, tenemos la alternativa de observar si hay algo
parecido a lo que dicen los libros sagrados como el de Apocalipsis. ¿Existe
en la sociedad una tendencia al control político absoluto? ¿Pudiera esa
tendencia a ese control político absoluto desembocar en una catástrofe? Si
fuera así, ¿cómo? ¿Por qué? ¿De qué manera?
Las afirmaciones del economista
Walter Graziano

Recientemente leía un libro secular que parecía contestar alguna de mis


preguntas. El economista Walter Graziano, en su libro titulado: “Hitler
ganó la guerra”, explica en detalle como élites poderosas han controlado
la energía del mundo (el petróleo) y por medio de su poderío han logrado
controlar otras ramas como: La política internacional, la Banca, la
educación (universidades), laboratorios, grupos de inteligencia, religiones,
armamentos, la economía, y diversidad de áreas de la sociedad y cuya
meta es un gobierno global que se basa en las mismas ideas promovidas
por Hitler y la sociedad V’ril. El economista Walter Graziano nació en
1960 en la Argentina. Se graduó de economista en la Universidad de
Buenos Aires. Hasta 1988 fue funcionario del Banco Central de su país y
recibió becas de estudio del gobierno italiano y del Fondo Monetario
Internacional para estudiar en Nápoles y Washington D.C.. Desde 1988
colaboró con medios gráficos y audiovisuales argentinos en forma
simultánea a su profesión de consultor económico. En 1990 publicó
Historia de dos hiperinflaciones y, en 2001, ‘ Las siete plagas de la
Argentina’ , libro que preanunció la debacle económica y política de su
país. Desde 2001 Graziano se encuentra abocado a los temas de su obra,
sus antecedentes históricos y cuestiones colaterales. En su libro “Hitler
ganó la guerra’ , Graziano pretende mostrar evidencias de como los
sistemas educativos, económicos, políticos, legales, comunicaciones,
salud pública, y diversos aspectos de la sociedad, pueden estar siendo
controlados por élites poderosas de familias que monopolizaron de forma
estratégica la energía mundial, y han sido los orquestadores de: guerras,
atentados, crisis económicas, jugadas sociales de toda índole donde lo que
se trata es de mantener el poder de un reducido grupo sobre todos los
demás. De forma paralela, otros autores han llegado a semejantes
conclusiones luego de sus investigaciones, como también lo fue el caso de
Miguel Pedrero en su libro: ‘Corrupción: Las cloacas del poder’.
¿Pudieran esas tendencias económicas y políticas desembocar en lo que ha
sido profetizado en la Biblia, donde se nos dice acerca de un gobierno
mundial y un futuro líder político de ideología y bases paganas que
pudiera atentar contra millares de gente de la misma manera que lo hizo
Hitler hace tan solo siete décadas atrás? Sería preocupante que dichas
ideologías resurgieran y tuvieran en su poder los avances de la tecnología
moderna. Con el propósito de crear conciencia sobre este tema dimos
origen a una novela titulada ‘ Nazis’ (Ruta hacia un nuevo holocausto)
donde se presenta un drama apocalíptico tomando en consideración hechos
reales. Ahora bien, volviendo al tema del libro de Walter Graziano titulado
‘ Hitler ganó la guerra’, podemos ver que nuestra sociedad recibe el
impacto directo e indirecto de elites muy poderosos quienes poseen
agendas determinadas sobre todas las naciones. Entre los temas que
Graziano presentan se encuentran: Vínculos de élites poderosas con los
dictadores más terribles del mundo como Hitler y Mussolinni. Atentados y
crisis perpetrados por los tentáculos de una compleja maquinaria política
basada en familias adineradas del mundo. Uso y manipulación de los
presidentes de diferentes naciones (en especial de los Estados Unidos de
América) como marionetas para mantener el poder mundial. Control de la
prensa y de la información para orientar la opinión pública y mantener las
masas ciegas y amordazadas. Control de la educación para mantener a los
países en métodos económicos obsoletos. Control de toda información y
control sobre los individuos. Innegable realidad de sociedades secretas que
estrechan lazos a favor de estas familias o élites poderosas y que poseen
ideologías paganas peligrosas. El libro de Walter Graziano ha arrojado luz
sobre la manera como familias poderosas se han enriquecido al adueñarse
de las fuentes de energía de la tierra. Al hacerse muy poderosos
económicamente han extendido sus tentáculos hacia todas las ramas
sociales siendo los controladores y “amos del mundo”. No menos
alarmante lo es el hecho que estas familias poderosas son las que están
detrás de la creación de una dictadura mundial de corte fascista y con
bases en el ocultismo. De alguna manera, ellas han pretendido controlar el
pensamiento social: religión, economía, política y todas las plataformas
sociales. Es decir, para comprender la verdad social, el hombre debiera
desintoxicarse del lavado de cerebro al que ha estado sujeto por parte de
aquellos que han procurado moldear su mente en todos los sentidos. Sólo
liberándose de estas cadenas es que podrá tener una óptica objetiva de la
realidad. En otras palabras, vivimos en un mundo donde lo que usted
aprende en las universidades está manchado por un currículo predispuesto
a crear mentes a la medida de aquellos poderosos que rigen el planeta. La
historia que usted estudia en las universidades es sólo una cara de la
verdadera realidad. De la misma manera, estos grupos poderosos han
controlado la prensa y los medios de comunicación para "educar" las
mentes de la población y conducir a todos hacia sus fines individuales. No
es una teoría sino un hecho el que la sociedad responda a los intereses de
grupos poderosos que se esconden detrás de los monigotes sociales.
Mientras algunos religiosos parcializados hoy niegan el que la sociedad
esté siendo conducida hacia la catástrofe de una dictadura mundial, todos
los estudios serios presentan todo lo contrario.
Cabe preguntarnos, ¿qué se puede esperar de la formación de un
gobierno mundial basado en las mismas ideas de fascismo y satanismo que
trajo a Hitler al poder? ¿Sería el Nuevo Orden Mundial un gobierno color
rosa cuando ya sabemos de antemano que las mismas bases que lo
fundamentan es el racismo satánico y las ideas de un control desmedido
global que se le ha estado vendiendo a la gente como algo positivo? John
Hagee dice: “los teólogos del reemplazo ahora están llevando la unción de
Hitler en su mensaje” . Es decir, que por medio de teologías torcidas lo
que hacen es favoreciendo las agendas anticristianas. Esa “unción de
Hitler” a la que John Hagee se refería es a la insistencia de una supuesta
teología del reemplazo que pretende a voluntad propia negar los
acontecimientos mundiales modernos y desasociarlos con la profecía
bíblica apocalíptica moderna. La teología del reemplazo pretender tapar
los ojos de la gente para que no puedan ver lo que realmente está
aconteciendo a nivel mundial.
Por medio de este estudio sobre el libro de Apocalipsis iremos verso
por verso e investigando para sacar nuestras propias conclusiones sobre el
dilema si el libro de Revelación es cosa del pasado o del tiempo presente.
De esta manera, podremos también identificar quien nos dice la verdad y
quién miente o desinforma.

Una conspiración mundial real

El mundo se encuentra en guerra, no me refiero únicamente a conflictos


armados de explosiones de bombas, tiros, y derramamiento de sangre entre
los pueblos. Me refiero a la clase de guerra a la cual ha sido sometido el
ser humano y que envuelve la total desinformación de la realidad por parte
de aquellos núcleos poderosos quienes han pretendido controlar las masas.
Mientras el hombre simple lo ignora por completo, grandes oligarcas han
planificado todo el escenario social en los pueblos con el objetivo de sacar
provecho y lucrarse en todo asunto y dirigir nuestras naciones hacia sus
fines privados. Hombres de gran poder religioso, económico y político se
han reunido en lo secreto para conducir al mundo donde el poder del
dinero los lleva. Estas intenciones y planes trascienden territorios o
límites de los pueblos, traspasan ideologías políticas, y también han
sabido someter las religiones de poder para manipular a las masas hacia
sus metas. Esas mismas potencias que son conducidas como marionetas a
enfrentamientos bélicos para procurar el control del mundo, también son
sometidas a otra clase de guerra. Esa guerra que busca controlar las
mentes de los hombres con toda clase de desinformación que les permita a
los oligarcas conseguir sus planes sin mucho estorbo por parte de las
masas. Se trata de un escenario planificado, una conspiración que sale de
la teoría y se convierte en una terrible realidad mundial. Nos mienten de
forma descarada, nos manipulan y nos controlan y permanecemos inertes
sin comprender las dimensiones ni el alcance de tan grande engaño.
Incluso el cerebro de las masas ha sido tan ingeniosamente lavado que
muchos millones de personas ignoran la realidad y procuraran negar este
mensaje. Es en tiempos modernos cuando algunos han podido ver algo de
luz (no toda) sobre lo que verdaderamente está aconteciendo en todas las
naciones. Algunos de los investigadores que puedo mencionar que han
podido ver algo de luz son los ya mencionados como: Miguel Pedrero, el
economista Walter Graciano, Martín Lozano y su libro ‘Génesis y
desarrollo del capitalismo’ (Albalonga editorial), Antonio Luis Moyano y
su libro: ‘Neonazis: La seducción de la svástica (En búsqueda del IV Reich
), John Robison, quien escribió el libro “Proofs of a conspiracy against all
religions and governments of Europe, carried on in the secrets meetings of
free masons, and reading societies, collected from good authorithies”, así
como muchos otros libros que no son de ficción sino de verdaderas
investigaciones imparciales que nos hablan no de fantasías, sino de la
realidad de una conspiración mundial por parte de los ricos contra los
pobres del mundo. Una conspiración pieza maestra que no sólo controla la
sociedad sino que los verdaderos causantes siguen escondidos mientras
son otros los que actúan para ellos y consiguen sus planes. El escenario es
parecido a las recientes revueltas que vemos en las calles de diferentes
ciudades en el mundo donde personas inocentes son atrapados en
levantamientos y son golpeados por parte de las autoridades, guardias y
policías enfrentando a palos y golpes de forma indiscriminada a todos los
presentes, mientras los verdaderos responsables no están allí. Tenemos las
revueltas, tenemos el escenario de enfrentamientos de crisis, sin embargo,
los agentes del orden público sólo hacen su trabajo de tratar de mantener
la calma en los tumultos de las calles. Los ciudadanos enfurecidos se
rebelan y lanzan golpes contra los guardias quienes no son los verdaderos
responsables del problema, sin embargo, están allí poniendo en riesgo sus
vidas por los intereses de otros. Tanto los guardias, como los agresores son
ambos víctimas de un sistema. Mientras los verdaderos responsables se
encuentran tranquilos en aire acondicionado, cómodamente mirando la
situación sin prestarle mucha atención ya que es parte de un plan de
antemano concebido y todo fríamente calculado. Incluso, de antemano
predicha la actuación y protestas de la gente son tenidas en poco, siempre
y cuando los burócratas y burgueses cumplan sus objetivos. Ante este
escenario, aquellos que en la calle fueron golpeados, en realidad, y por
más graves que haya sido el escenario, dirigieron su fuerza bruta contra el
blanco equivocado sin lograr cambio alguno sobre el problema. El mismo
escenario infructuoso se repite una y otra vez por diferentes razones y
motivos en todos los países. La sociedad no logra mucho, en cambio los
ricos siempre se imponen en sus planes y conspiraciones. Este triste
escenario no es muy diferente de lo que acontece a nivel mundial. Los
ricos y poderosos, un núcleo reducido, es decir, una oligarquía, ha venido
jugando con la sociedad por siglos. Se han adueñado de las riquezas de la
tierra, se han apoderado de los recursos de energía, han creado lazos
familiares entre gente muy poderosa. Teniendo el poder han procurado
controlar todas las plataformas de la sociedad en la que usted y yo
vivimos. ¿Por qué mencionar este escenario en un libro como éste? Por el
simple hecho de que los ricos están conduciendo a la sociedad hacia un
verdadero Apocalipsis. Un tema que nos afecta a todos por igual. En este
libro no pretendo desenmascarar una conspiración, el lector puede ir a los
libros ya mencionados para que entienda sobre esto. En este libro el
enfoque es sobre la teología, es decir la manera como el mensaje cristiano
ha sido distorsionado en los últimos tiempos. Nos han querido poner una
venda en los ojos para que no veamos la realidad. La realidad ya ha sido
preanunciada en la Sagrada Biblia, sin embargo, esa verdad, hoy está
siendo desvirtuada por otros para conseguir sus planes. Un ejemplo de esto
es la manera como los mismos oligarcas son capaces de utilizar la misma
Biblia para crearse una fachada de religiosos y de gente de bien, y no
contentos con eso, hasta se presentan con sentido mesiánico y salvadores
del mundo siendo ellos los verdaderos opresores de la sociedad. Utilizan la
Biblia, hacen alegorías y referencias hacia ellos mismos como los
salvadores de la tierra, utilizan a los religiosos para hacerse sus
propagandas y lograr sus objetivos. Los resultados son: el abuso, la
mentira, el engaño, la muerte de millares, las injusticias y la destrucción
de la tierra, a cambio de agrandar el bolsillo de los ricos. Frente a tanto
engaño en todas las plataformas de la sociedad, incluyendo en la religión,
es necesario dejarnos guiar por la Sagrada Biblia, la verdadera luz y
lámpara ante los vientos de tempestad de la sociedad. Es por medio de ella
que conocemos a donde se dirige el planeta tierra y su esperanza se
encuentra retratada en sus páginas. Espero que el lector pueda comprender
que todavía la Sagrada Biblia sigue siendo la luz en el camino.
“Bienaventurado el que lee, y los que oyen
las palabras de esta profecía, y guardan las
cosas en ella escritas; porque el tiempo está
cerca.”
―Apocalipsis 1:3

Capítulo 1
Libro de Apocalipsis

No son pocas las personas que tiene una Biblia, pero que leen la
mayoría de los libros en ella descartando el último libro de la misma por
considerarlo complicado, incomprensible o difícil de entender. En este
libro iremos capítulo por capítulo en un interesante viaje por las páginas
de la Biblia para procurar comprender el mensaje de Dios en ella. No nos
consideramos ser los más grandes exégetas, sin embargo, partimos de la
premisa de que la Sagrada Biblia puede hacer sabio al sencillo. (Salmo
19:7) Dios puede dar iluminación a aquellos que escudriñan su Palabra,
por lo que no debemos temer en leer el libro de Revelación y ver lo que
Dios quiere decirnos, de la misma forma que nos habla por medio de los
demás libros de la Biblia. (Juan 5:39)

Apokalupsis

La palabra “Apocalipsis” se deriva de “ Apokalupsis ” que significa


“venida, manifestación, aparición, o revelación”. Desde la creación, Dios
estableció comunicación con el hombre y su voz se manifestó en el huerto
del Edén. Luego de la separación de esta relación a causa de la caída por el
pecado, Dios ideó el plan y economía para restablecer esa comunicación.
(Génesis 3:15) Dios siempre estuvo en estrecha relación con aquellos
hombres que reconocieron su dominio y la obra de sus manos y se
detenían en su caminar para contar con la dirección divina. Ayer y hoy,
Dios sigue hablando y todavía se está cumpliendo el mandato de su voz.
Es a través de la revelación en el espíritu del hombre por medio del
Espíritu Santo que ser puede comprende las palabras, la expresión y
comunicación de Dios. La profecía se define como el hablar de Dios a los
hombres sobre las cosas del mañana como si ocurrieran hoy, dando
detalles sobre eventos sea de forma escrita o hablada. Envuelve un
conocimiento tanto de la historia de antaño como de eventos futuros donde
se predice de manera asombrosa el destino para el hombre. En
Apocalipsis, Dios concluye su plan para el hombre en la redención y existe
la realidad de una bendición especial sobre los que leen las profecías de
este libro. De la misma manera cuando elaboraba los estudios de este libro
recibí grandes bendiciones, así deseo que se cumpla la profecía del primer
capítulo:

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta


profecía, y guardan las cosas en ella escrita; porque el tiempo está
cerca”. (Apocalipsis 1:3)

Solo así comprenderás el contenido y mensaje al experimentar su


bendición. El mandato de Dios en este libro así como en los otros de la
Biblia, es para hacer tres cosas:

● Leer: Interpretar y comprender el texto.


● Oír: Escuchar, poner atención.
● Guardar: Observar y cumplir, no olvidar.

El llamado que se nos hace en la Palabra de Dios no es a enfatizar en


cómo nos sentimos cuando Dios expresa su Palabra, sino en recibir,
aceptar, obedecer y guardarla de tal manera que no se nos olvide y la
podamos poner en práctica, porque solo de esta forma es que nos
salvaremos.
El llamado que hemos recibido en Apocalipsis es a estar atentos y
mirar en lo que hemos fallado para poder proceder con arrepentimiento de
tal manera que seamos presentados santos para Dios como obreros que no
tienen de qué avergonzarse.

Para propósito del estudio de este libro de Apocalipsis, usaremos la


versión bíblica Reina Valera 1960. El libro de Apocalipsis comienza de
esta forma:

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus


siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por
medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra
de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.”
(Apocalipsis 1:1-2)
Jesucristo no habla por su propia cuenta, sino que lo que el Padre le da,
eso habla, como morada mutua en él. (Juan 8:16; Juan 14:9; I Juan 5:20; I
Corintios 1:2) Por lo tanto, cuando Él habla, es con el testimonio de dos o
más. (Vea Mateo 18:16) El Padre, Hijo y Espíritu Santo son testigos en la
ley y su juicio es verdadero. (Deuteronomio 19:15) La voz de Dios hoy,
sea en la Biblia o por manifestación de Dios en cada uno de sus hijos,
expresa al Padre. Dios sigue hablando y manifestándose en sus hijos que
ponen su atención en las alturas. (Juan 14:21)

La deidad de Cristo

La revelación traída por Jesucristo es propiedad del Padre que mora en


él. En este primer capítulo se presenta a Cristo como mensajero (ángel) y
ese atributo no disminuye al Creador en todo su poderío. Recordemos que
ninguno de los atributos de Jesucristo como: “mensajero”, “abogado”,
“sacerdote”, entre otros, abarca la totalidad de su persona de la cual la
Biblia afirma claramente que es igual a Dios. (Vea Juan 1:1; I Juan 5:20;
Hebreos 13:8; Juan 8:58; Juan 8:24; Hebreos 1:8; Filipenses 2:6; Juan
5:18; Juan 5:23; Salmo 2:12; Proverbios 30:4; Mateo 25:31; Apocalipsis
5:13) Cuando la Biblia en ocasiones se refiere al Hijo de Dios con
diferentes títulos, son sus funciones y ejecuciones en un momento
determinado, sin embargo, es uno con la deidad, es decir Cristo no tuvo
principio ni tendrá fin, ya que es el Todopoderoso. (Juan 5:19) Dios es
amor, sin embargo, amor no envuelve la totalidad de lo que es su persona,
pues es también fuego consumidor. (Deuteronomio 4:24) Por lo tanto,
afincarse de la idea de que Dios es todo amor incapaz de castigar es
totalmente erróneo. (Mateo 25:31-46) La realidad es que un Dios de amor
y justo no dará por inocente al culpable. (Nahúm 1:3) Con esta definición
de “mensajero” aclaramos que esto no disminuye en nada la totalidad de lo
que Jesucristo es. El mensajero de Dios lleva la totalidad del mensaje y
habla la verdad sea para bien o para mal. El hombre mismo tendrá que
escoger entre la bendición o la maldición. (Deuteronomio 11:26)

Juan
Algunos eruditos han puesto en tela de juicio si Juan que escribió el
Apocalipsis se refiere al apóstol Juan. En este libro proponemos que sí se
refiere a la misma persona. El apóstol Juan tuvo una relación de íntima
amistad con Jesucristo. Incluso antes de llegar Jesucristo era de los que
seguían a Juan el Bautista. Al llegar Jesús, Juan vino a ser parte de los
doce y fue identificado como “ el discípulo a quien amaba Jesús ”.
Escribió el evangelio de Juan, así como I, II, III de Juan y este hermoso
libro de Apocalipsis. En momentos de persecución y pruebas fue cuando
Dios le visitaba y le daba la revelación. De esta manera sus tristezas eran
cambiadas en alegría. Juan es el instrumento usado por Dios en este caso y
es él quien presenció, vio, oyó, y fue testigo de todas las revelaciones
dadas por Jesucristo en este libro.

Bienaventurado el que lee y oye

Ninguna persona que procura entender y recibir el plan de Dios para su


vida escudriñando la Sagrada Biblia debe echar a un lado el libro de
Revelación ya que en el mismo hay una bendición para todos los que lo
leen. Dice:

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta


profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está
cerca.” (Apocalipsis 1:3)

¿Por qué se hace una bienaventuranza para los que leen este libro? En
el verso tres de este primer capítulo se expresa una bienaventuranza por la
razón que este mensaje actúa a favor de la persona que lee y entiende y se
esconde del mal del cual se advierte en esta revelación. En lenguaje claro,
“si miras bien las piedras en el camino, no tropezarás con ellas”; y en
lenguaje bíblico, “ el avisado ve el mal y se esconde; mas los simples
pasan y reciben el daño”. (Proverbios 27:12) El conocimiento del futuro
no es útil si no somos diligentes para prepararnos. Sin embargo, hay
prosperidad para los que aseguran su vida en buenas decisiones en el
tiempo presente. La forma clara de asegurar nuestra vida es alejándonos de
toda maldad y abrazando el temor de Dios para cumplir sus
mandamientos. (Eclesiastés 12:13) Se nos advierte: “El tiempo está
cerca” . Hoy día son muchas las personas que piensan que nada de lo que
dice la Biblia acontecerá. Otros han abandonado sus filas luego de haber
estado dentro del redil y han perdido la fe. Otros han caído en las redes de
los deleites del mundo y han abandonado la bendita esperanza. Incluso,
muchos pastores, luego de haber predicado sobre el rapto o arrebatamiento
de la iglesia, han perdido la fe, y argumentan que “Dios tarda en venir” y
que “no vendrá”. De esta forma han ido en pos de falsas teologías
materialistas descartando el sentido espiritual de la fe. La mente traiciona
al hombre haciéndole pensar que las cosas de esta vida son superiores a lo
que Dios le pueda dar en la vida eterna, así que muchos juegan con el
mismo fuego del infierno. Sin embargo, la Palabra Sagrada se
autodenomina la ley de Dios. (Romanos 7:22) Una ley es algo
científicamente probado. Por ejemplo, la ley de gravedad asegura que la
tierra ejerce una fuerza de atracción hacia su núcleo. Eso significa que está
más que comprobado que todo objeto al ser soltado, tenderá a caer al suelo
en nuestro planeta. De la misma manera, la palabra de Dios es una ley,
todo lo que dice acontecerá, creas en ella o no. La expresión: “ el tiempo
está cerca ” es una advertencia y es un llamado. La advertencia es que el
Señor viene y todas las cosas escritas sucederán al pie de la letra. El
llamado que Dios le hace al hombre es hacia la santidad para con Dios.

Destinatario

Esta carta de Apocalipsis es dada por Jesucristo a Juan para las siete
iglesias que están en Asia. Dice:

“Juan, a las siete iglesias que están en Asia” (Apocalipsis 1:4a)

Aunque de primera instancia tiene por objetivo siete iglesias de aquella


época, ese mensaje también encierra un misterio para todas las iglesias de
todos los tiempos. Abarca más allá del tiempo y espacio antiguo hasta
alcanzar a todo creyente en todas las edades. Eso lo vamos a ver en el
transcurso de este estudio.

Jesucristo se identifica

Toda carta, decreto, profecía, y mensaje tiene su remitente. En esta


ocasión es el propio Jesucristo el que da el mensaje. Dice:
“Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de
los siete espíritus que están delante de su trono; y de Jesucristo el testigo
fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra.
Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo
reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los
siglos de los siglos. Amén.” (Apocalipsis 1:4-6)

El que era, es y ha de venir, se refiere a Jesucristo quien mantiene su


comunicación con su pueblo ayer y hoy. (Apocalipsis 22:20) Tanto
Jesucristo, el Padre y el Espíritu Santo componen al único Dios que
conversa con aquellos que toman la decisión de escucharle por medio de
las Escrituras. (Juan 14:23) Cada nombre o adjetivo de Jesucristo presenta
una parte de su obra redentora y encierran una bendición transformadora a
todo aquel que la recibe. Jesucristo se le presentó a Juan como: El
primogénito de los muertos quién con su resurrección creó un precedente
para levantar y dar vida de la misma forma y redimir a los santos. (Juan
5:21) El poder de la resurrección apunta hacia Jesucristo antes y después
de su encarnación. Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo
Testamento vemos el poder de la resurrección que procede de Cristo. (I
Reyes 17:21; Juan 11:43) Jesucristo se atribuye títulos que concuerdan con
el Padre ya que es uno en deidad con él, por lo que Cristo es: El soberano
de los reyes de la tierra el cual posee autoridad suprema e independiente
en su co-dominio con el Padre, pero actuando siempre en armonía en su
divinidad y unidad en la trinidad. La obra de Jesucristo fue a favor del
hombre y fue él quien “nos amó y nos lavó con su sangre. Esta obra hecha
por Jesucristo tuvo sus resultados y fue que “nos elevo a ser reyes y
sacerdotes para Dios”. Vemos que la obra que hizo Jesucristo lo hace
digno de toda gloria y dominio por siempre.

Garantía y vigencia del mensaje

A diferencia de cualquier otra carta o testamento, este mensaje traído


en Apocalipsis está garantizado por la presencia eterna del autor, quien es
Dios. Aunque ya han pasado más de dos mil años de la entrega de este
mensaje, su autor no envejece porque es Dios el Eterno. De la misma
forma, tampoco envejece su mensaje. En la persona y presencia de Dios en
todas las edades está la seguridad de su cumplimiento. (Mateo 5:18) Dice:

“He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le
traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí,
amén. Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y
que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” (Apocalipsis 1:7-8)

El que ha de venir asegura que regresará en las nubes y todos le verán,


aún sus enemigos y los judíos que le negaron se lamentarán sobre él.
Muchos hoy día se engañan en su juego a la religión incluyendo dentro de
la religión cristiana cuando predican el mensaje cristiano y no viven vidas
consagradas para Dios sino que usan el evangelio como fuente de ganancia
material. Poseen la idea, la teoría y la teología de lo que representa la
buena vida que proviene de Dios, sin embargo están incapacitados para
entrar en el mover de la fe y practicar la religión. Dentro de ese escenario
de multitudes de caminos del hombre que lo lleva a la enemistad contra
Dios, existe la real promesa que afirma que Jesucristo volverá y cada
criatura tendrá que dar cara frente a él. (Hebreos 9:27; II Corintios 5:10)
En ese día de su venida, el hombre recogerá el fruto de sus decisiones en
las cuales han andado por largo tiempo. El Dios todopoderoso es el eterno,
no tiene principio ni fin. Esto se simboliza en la primera y última letra del
alfabeto griego. Jesús de Nazaret fue solo un nuevo comienzo en
humanidad para el Dios eterno. Ese mismo Jesús de Nazaret fue el que
resucitó de entre los muertos y quien ha de venir ya que él es el
todopoderoso y no otro. Dios no posee derrota, dentro de su plan se nos
presentó de tres maneras y nos deja saber que él es eterno y no hay límites
en el poder de su mano. Esa unidad divina en la cual Dios quiso darse a
conocer debe ser escudriñada, conocida y experimentada para poder
alcanzar la salvación. (Juan 8:24) No podemos entrar en la morada de Dios
sino vamos por el camino correcto trazado por él. Debemos entender que
las palabras de Jesucristo son eco de la voz del Padre, por lo tanto, todos
los títulos dados en este libro a Dios aplican tanto al Hijo como al Padre.
Pues todo lo que el Padre hace lo hace el Hijo igualmente. Todos los
atributos del Padre corresponden de igual forma al Hijo y ambos poseen
un mismo trono.
La revelación dada a Juan

La revelación dada a Juan fue en el espíritu y no en una mente carnal y


reprobada. Dice:

“Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en


el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos,
por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Yo estaba
en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de
trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.
Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en
Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Y
me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete
candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al
Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido
por el pecho con un cinto de oro. Su cabeza y sus cabellos eran blancos
como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego; y sus pies
semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como
estruendo de muchas aguas. Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca
salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando
resplandece en su fuerza. Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él
puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el
último; y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos
de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. Escribe
las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de
estas. El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de
los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete
iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.”
(Apocalipsis 1:9-20)

Juan nos está diciendo que por su testimonio de Jesucristo, fue


perseguido por el poder político y de esta forma llegó a Patmos. A
menudo, circunstancias adversas en nuestra vida o experiencia pueden ser
una mera herramienta donde Dios hará cosas mayores que sobrepasan todo
entendimiento.

¿Cuándo fue la revelación dada a Juan?


Para la iglesia primitiva el “día del Señor” se refiere al domingo, fue un
domingo cuando el Señor resucitó. La iglesia primitiva se reunía el
domingo. Luego de la resurrección de Cristo, él mismo vino a ser el
reposo del hombre, por lo que todos los días vinieron a ser iguales en
Cristo. La salvación del hombre se debe a la obra de Cristo y no a guardar
ningún día especifico de la semana. Todos los días deben ser consagrados a
Dios de igual forma.

La orden de escribir un libro

Era alrededor del 95 D. C. cuando Dios le ordena a Juan a escribir un


libro relatando las cosas que presenciaría. El destinatario sería las siete
iglesias de Asia: Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y
Laodicea. Los libros se escriben pensando en generaciones venideras. La
revelación de Dios la tenemos desde Génesis hasta Apocalipsis. Una
generación tiene fin, pero la palabra de Dios permanece para siempre.

¿Cómo fue esta primera experiencia


mística narrada por Juan?

Juan narra su encuentro con Dios. En primer lugar, escuchó una voz
como de trompeta a sus espaldas. No fue un momento carnal, Juan se
encontraba en el espíritu, o sea teniendo un contacto directo con Dios sin
interferencias de ninguna clase. El espíritu del hombre es el lugar donde
puede conocer a Dios. De entre las tres partes que componen al hombre:
espíritu, alma y cuerpo; el espíritu es la parte más importante para Dios,
pues es allí donde él hablará. Esto no implica que Dios no pueda hablarle
al hombre de otras formas y tampoco implica que el alma y el cuerpo
deban ser descuidados. Pues Dios como Creador habla como quiere. Se nos
dice:

“El que hizo el oído ¿no oirá? El que formó el ojo ¿no verá? El que
castiga a las naciones, ¿no reprenderá? ¿No sabrá el que enseña al
hombre la ciencia?” (Salmo 94:9)
La necedad de muchos hombres los hace pensar que de alguna forma se
pueden ocultar del ojo de Jehová. El salmista nos asegura que Dios como
Señor de la creación domina sobre ella.

La revelación de las siete iglesias

¿Por qué es importante para nosotros conocer la revelación dada a las


siete iglesias? Las siete iglesias son la totalidad y la consumación del
cuerpo de Cristo en la tierra. Cada una de esas iglesias tiene que ver
directamente con cada creyente de hoy. Tenemos algo que escuchar de ella,
algo que aprender, algo que practicar o algo que corregir. La voluntad de
santificación y de diligencia a arrepentirse y corregir es también para
nosotros hoy.

¿Qué vio Juan cuando volteó


para ver al que le hablaba?

Cuando Juan se volteó para conocer al que le hablaba vio siete


candeleros. A menudo Dios se puede manifestar en semejanza de sus
características específicas. Vimos a Dios el Espíritu Santo presentarse en
forma de paloma en el momento del bautismo de Jesús, y aquí vemos que
Dios se nos muestra como candeleros de luz y su manera de escudriñar
todo asunto del hombre, hasta lo más recóndito.

Siete candeleros

Los candeleros son portalámparas o soportes que tienen como objetivo


brindar una mejor iluminación. Estaban en el santuario del tabernáculo.
Según el profeta Zacarías, representan los ojos de Jehová que recorren
toda la tierra. Esos candeleros representan el pastoreado y el guiar de
Jesucristo en todas las edades de la iglesia. Existe la tipología del Antiguo
Testamento que simbolizan a Jesucristo. (Zacarías 4; Éxodo 25:31-40)
Esas siete lámparas que brillan, alumbran como los siete ojos de Dios
sobre la tierra y sobre los corazones de todos los hombres. Representan la
totalidad de la omnisciencia de Dios, ya que él todo lo sabe. Dios se
mueve en la iglesia por medio de los dones del Espíritu y manifiesta su
poder. De él emana el poder y la riqueza eclesial verdadera. La luz que
posee la iglesia no es luz propia sino que proviene de Dios.

El Hijo del Hombre

¿Cuál es el aspecto de Jesucristo en esta revelación? ¿Qué demuestra


esta apariencia aquí narrada? Juan estaba cara a cara con el Juez verdadero
de toda la tierra. Estaba ante la presencia del autor de la justicia. El que
puso la palabra “justicia y rectitud” en cada diccionario. ¡Qué experiencia
terrible para un hombre estar en la presencia de aquél que no conoció la
maldad y ahora es Juez de toda la tierra! Juan, como templo de Dios, de
pronto vio como cada minúscula célula de su existencia siendo alumbrada
por el único resplandor del Padre de las luces. Aquel Juez que sí está
capacitado para mostrarle al hombre el camino de justicia, ahora llama a
los hombres delante de él. La demostración de Dios dada a Juan representa
que Dios conoce lo más profundo de su pueblo y lo llama a
arrepentimiento para poder culminar la edificación de la iglesia. De la
misma manera que Juan estuvo cara a cara delante de Dios, de igual
forma, cada hombre será llamado a cuentas.

¿Qué le sucedió a Juan


cuando vio al Justo?

La humanidad de Juan no pudo sostenerse en pie frente a la presencia


de Dios. Juan cayó como muerto a los pies del Cordero. Aún Dios está en
medio de la iglesia de hoy. Por eso, no es de extrañarse ver en las
congregaciones la manifestación de Dios y las rodillas de los creyentes
tambalearse y caer como muertos. Esto lo que nos indica es que el poder
sobrenatural de Dios hace que los hombres se postren. Sin embargo, no
todas estas experiencias cuando la gente cae al suelo proviene de Dios.
Tenemos un mandamiento a probar los espíritus y discernir si son de Dios.
En este caso sí fue Dios el que lo hizo. A menudo vemos a personas
juzgando mal a todo el que cae al suelo bajo la presencia de Dios. Unos
generalizan, sea para bien y otros para mal. Unos afirman que todo es de
Dios, y otros satanizan estas manifestaciones. Ambos están errados. Dice
el salmista:
“Te vieron las aguas, oh Dios; las aguas te vieron y temieron, los
abismos también se estremecieron” (Salmo 77:16)

El salmo ciento catorce y verso cinco, también nos dice:

“Qué tuviste, oh mar, que huiste? ¿Y tú, oh Jordán, que te volviste


atrás?”

El impacto que provoca Dios con su presencia es terrible y poderoso,


sin embargo, no faltarán quienes tilden esas experiencias de
“emocionalismo”, incluso blasfemando y acusando al que tiene un mover
de Dios de “estar endemoniados” por no entender la experiencia ni el
significado de la misma. Dios mira a la tierra y ella tiembla, ¿que será si
un hombre accede a su presencia? ¿Se mantendrá sobre sus rodillas el
hombre que ve a Dios? Es donde Dios habita que esta manifestación
visible tiene lugar, donde Dios no habita no se ven los efectos de su poder.
El éxtasis es parte de la visión de Dios, pero el éxtasis en sí mismo no es
el fin. Hoy día también hay religiones que proveen éxtasis pero no
contienen a Dios. No todas las caídas en el espíritu proceden de Dios y por
esto Dios nos invita a probar los espíritus y tener discernimiento. (I Juan
4:1)

El que estuvo muerto pero


hoy vive por siempre

Jesucristo es el buen pastor que tiene la iglesia. Él como cabeza del


cuerpo es el que dicta nuestro camino y de quien depende nuestra vida y
nuestra confianza. (Efesios 5:23) Sólo él y no otro, es el verdadero dueño
de nuestro destino. Jesucristo se le identifica a Juan como:

“Él que estuvo muerto pero hoy vive por siempre”. (Apocalipsis 1:18)

Esto significa que Juan estaba frente a Jesús de Nazaret. Aquel que fue
crucificado, pero que al tercer día resucitó. Hoy día, el enemigo de las
almas le propone a la humanidad diversos falsos cristos que nada tienen
que ver con aquel que “estuvo muerto y vivió”. Son muchos los que
engañan a millares, usurpando el lugar de Cristo Jesús, y su fin será
conforme a sus obras. Por otro lado, son muchos los que dicen seguir a
Jesucristo, pero niegan la redención. Por un lado dicen creer en el
redentor, pero por otro se niegan a creer que Jesucristo hubiera muerto en
un madero. Otros afirman que el que murió no fue el mismo que se
levantó. El verdadero Mesías redentor es Jesús de Nazaret quien murió y
resucitó y posee en su cuerpo las marcas de la cruz. (Juan 20:27-29) La
verdadera iglesia reconoce que el Cordero se sacrificó y de esta manera
compró la iglesia a precio de sangre.
Jesucristo tiene las llaves de la muerte y del Hades. Da la vida y la
quita a quién quiere. La muerte no tiene autoridad sobre él ni sobre su
propiedad pues él es autor de la vida y es la resurrección. (Hechos 3:15;
Juan 11:25) La muerte no tiene potestad sobre aquel que pone en
Jesucristo su confianza.

El Redentor

Algunas falsas sectas que pretenden usurpar el lugar de Cristo,


proponen falsos Mesías que nada tienen que ver con el Cristo resucitado.
El verdadero Mesías fue aquel que vino por medio del linaje de David y
cumplió toda la profecía. Fue crucificado y murió por tres días y tres
noches, luego se levantó de entre los muertos. El mismo que fue a la cruz,
fue el mismo que se levantó en un cuerpo glorificado. Jesús de Nazaret es
el autor de la vida y de la resurrección. El Padre nunca vio la muerte, sin
embargo el Cordero entregó su vida y de esta forma derrotó a todos sus
enemigos en la cruz. En la ejecución redentora, el Padre nunca se separó
de su unidad divina en el Hijo. Por lo tanto, el Cordero es el Redentor pero
la redención pertenece también al Padre. El Cordero sufrió la muerte de su
cuerpo físico, fue sepultado conforme a los romanos pero al tercer día, el
Espíritu de Dios retornó la vida sobre el cuerpo físico de Jesucristo. La
muerte no tiene potestad sobre él ya que él es la resurrección.

Jesucristo: El Primero y el Postrero

Jesucristo es el que trae el mensaje y habla testimonio verdadero. Él es


eterno y no tuvo día de creación, sin embargo tuvo un nuevo comienzo al
encarnarse para redimir al hombre. (Miqueas 5:2; Juan 1:1) Aunque el
Verbo se hizo hombre eso no significa que desmerece su deidad.
Las cosas que has visto, las
que son, y las que serán

El libro de Apocalipsis tiene como autor principal al mismo Jesucristo


y Dios nos da un panorama general de lo que acontecerá sobre la tierra y
más allá de la tierra. Dios le ordena a Juan el que escriba el mensaje (Juan
1:11):

“Las cosas que has visto, las que son, y las que serán”. (Apocalipsis
1:19)

Durante ese primer siglo la iglesia primitiva fue brutalmente


perseguida de parte del imperio tirano y dictador romano. Producto de esas
persecuciones fue que Juan llega a Patmos. La profecía de Dios dada a
Juan posee tres niveles de alcance, estos son:

● Las cosas que has visto: Capítulo 1 versículos 10 - 20


● Las cosas son: Capítulo 2 y 3
● Las cosas que han de suceder después: Capítulo 4 – 22

Cada capítulo de Apocalipsis es parte de un todo y no se puede separar


el contexto por enfatizar en las divisiones hechas para facilitar las
referencias bíblicas. Al estudiar los veintidós capítulos debemos entender
la relación entre ellos y a la vez con toda la Biblia. Sin embargo, se nos
dice bien claro que hay profecías que van más allá del pasado y del
presente de la vida de Juan y se refiere a “las cosas que han de suceder
después de estas”. Ningún verdadero cristiano puede dudar de la
omnisciencia de Dios. La Biblia misma anuncia de antemano sucesos de la
historia siglos antes de que tuvieran lugar. Apocalipsis no es la excepción.
Los denominados “ teólogos del reemplazo ” fracasan cuando pretenden
enmarcar el Apocalipsis al mero pasado. El peligro de la teología del
reemplazo es que no le advierte de los peligros del porvenir a la gente para
que se preparen a tiempo, sino que presenta un mundo donde todo irá
mejorando cada día. La Biblia de lo que nos advierte es de un tiempo de
persecuciones y de prueba donde debemos mantenernos firmes y frente a
nuestra fidelidad a Dios, él promete salir en nuestro socorro. Para los
creyentes hay mansiones eternas, pero para los impíos hay el desatar de
terribles sellos de juicio sobre la tierra, el derramar las copas de la ira y
las trompetas de calamidades que se acercan para los que no se
arrepienten.
“El que tiene oído, oiga lo que
el Espíritu dice a las Iglesias”
–Apocalipsis 2:29

Capítulo 2
Libro de Apocalipsis

El segundo capítulo del libro de Apocalipsis comienza con una orden


de parte de Dios para que Juan se dirija a una iglesia específica. Dice:

“Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas


en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice
esto: Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no
puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser
apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has
tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y
no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las
primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su
lugar, si no te hubieres arrepentido. Pero tienes esto, que aborreces las
obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. El que tiene oído,
oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer
del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.”
(Apocalipsis 2:1-7)

Las siete estrellas

Los siete ángeles representan el buen pastoreado que proviene de Cristo


pero que a su vez es delegado en sus siervos puestos para gobernar (buena
instrucción, mayordomía, administración, y enseñanza) sobre el rebaño.
Las siete estrellas no son simples o siete pastores literales sino que
engloba a la totalidad de la iglesia y todos sus pastores a través de todas
las edades. De la misma manera. las siete iglesias abarcan mucho más allá
que las siete regiones antes mencionadas y cubren toda la historia de ayer
y hoy desde la fundación de la iglesia por la piedra de fundamento,
Jesucristo. Esas siete estrellas tienen una similitud con los siente
candeleros que guían y alumbran al pueblo de Dios. La luz de la iglesia
proviene de Cristo. (Juan 8:12)

Las siete iglesias

Dios tiene su mirada puesta en la obra de sus manos. Él formó su


tabernáculo para morar entre los hombres y es en su cuerpo (la iglesia) que
muestra las virtudes de Aquel que llama a los hombres a vivir una vida de
poder y gloria. El camino del hombre es de continuo a hacer el mal y
existe la innegable lucha de la carne contra el espíritu. Dios sembró la
buena semilla en la tierra y de ella surge la iglesia quien combate contra
las obras de la carne por medio del fruto del Espíritu. Dentro del redil de
Dios existe la innegable realidad de personas que aún no le permiten a
Dios santificar sus vidas, esto provoca que el trigo de Dios crezca junto
con la cizaña. (Mateo 13:24-25) A menudo la cizaña venenosa servirá de
manchas en los ágapes cristianos. Todo lo que no concuerde con la
santidad de Dios será separado del cuerpo de Cristo cuando Dios separe lo
puro de lo impuro. Aún dentro del cristianismo degradado, Dios posee
gente que no han contaminado sus caminos a los cuales les espera la vida
eternal. (Apocalipsis 3:4) El camino establecido por Dios para la
separación de lo puro y lo impuro es simplemente el verdadero
arrepentimiento y es la salida de esa maldad de la naturaleza caída.
El panorama de las siete iglesias

Este capítulo comienza presentando el cuadro y situación de cada una


de las iglesias. Dios habita en medio del pueblo que le invoca y él conoce
hasta lo más oculto de ella. (Jeremías 33:3) La iglesia se compone de los
que han salido del mundo, han reconocido al Creador, le adoran y buscan
hacer su voluntad. (Salmo 22:3) Ahora tienen un nuevo obrar y es
glorificar al Creador con sus vidas. En esta nueva vida, Dios está en medio
de ellos pastoreándoles en todos sus pasos para crear en ellos instrumentos
de honra donde él pueda habitar.
Jesucristo nos presenta las iglesias con sus virtudes así como sus
múltiples degradaciones, su meta es alentar y perfeccionar la totalidad de
su pueblo.
Si notamos, la solución común a todas las degradaciones de la iglesia,
es el arrepentimiento genuino. Sólo de esta manera la iglesia puede ser
perfeccionada cuando mira de dónde ha caído y se decide a hacer la
voluntad de Dios. Cada uno de nosotros tiene que meditar y ver si nuestros
pasos están dentro de la total voluntad de Dios, de esta manera
venceremos y no seremos avergonzados cuando nos presentemos delante
de Dios.

¿Qué diferencia la iglesia


del resto del mundo?

La iglesia recibe la guía del pastor con el fin de la separación y


consagración a Dios. La iglesia tiene una meta y es ser purificada por la
Palabra de Dios (ser limpia de contaminación siguiendo la obediencia a la
Palabra) para que así el Dios Justo pueda moverse, no solo en su interior
sino en todas partes y no limitar el desarrollo de la extensión de su reino.
La iglesia se conforma a la naturaleza de Dios y no a la naturaleza
pecadora que domina el mundo. La salvación de Dios será sobre ella. Dios
promete darle una ciudadanía celestial.

Iglesia de Efeso

Ya hemos dicho, que las siete Iglesias de Asia son una representación
de la totalidad del Cuerpo de Cristo en la tierra a través de diferentes
edades, además de ser iglesias específicas en un tiempo y espacio
determinados. La primera que se menciona es la de Efeso . Efeso se
identifica con la iglesia del primer siglo. Su nombre significa “deseable”
“deseada ”. Muestra el corazón de Dios puesto en ella como una iglesia
enamorada de su eterno amado. Se destaca esta iglesia como una
apostólica la cual no ha estado lejos de ver a Dios y de ser testigos
oculares de sus obras. Esta es la iglesia que Dios usó para sentar las bases
de la sana doctrina y preservar el mensaje bíblico puro y sin alteraciones.
Advirtiendo, señalando e identificando las desviaciones y tergiversaciones
que lobos harían al mensaje cristiano en años y siglos posteriores. (Hechos
20:28; Juan 10:10) La iglesia de Jesucristo está presta para defender la fe
dada a los santos y marcar el camino recto con la Espada del Espíritu, la
cual es la Palabra de Dios. Efeso, aunque tenía un vivo celo por mantener
el mensaje sagrado sin adulteraciones como abundan hoy día, se fue
enfriando en su primer amor con Jesucristo a causa de la maldad social tal
y como lo profetizó Jesucristo en el libro de Mateo: “el amor de muchos
se enfriará... ”. (Mateo 24:12) La batalla de la iglesia es continuar
mostrando el amor de Dios a pesar de las múltiples facetas de la maldad
social en un mundo perdido.

1) Iglesia de Efeso (Apocalipsis 2:1-7)


- Encomio: Arduo trabajo, Paciencia, Obra, Discernimiento, Fiel,
Perseverancia, Aborrece a los nicolaitas.
- Reprimenda: Amor apagado
- Acción: Arrepentirse y vencer para que puedan comer del árbol de
la vida. Evitar que Dios quite su candelero.

Como podemos ver, una iglesia puede tener toda clase de cosas
positivas y admirables, pero no por eso puede dejar de enfriar el primer
amor con su Señor. Es algo que cada creyente debe cuidar con atención, su
devoción e intimidad con Dios.

Iglesia de Esmirna

Luego de Efeso, el segundo destino del mensaje apocalíptico es la


iglesia de Esmirna. Dice:
“Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero,
el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu
tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se
dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada
lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la
cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé
fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído,
oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño
de la segunda muerte.” (Apocalipsis 2:8-11)

El nombre de Esmirna se deriva del significado de “ ungüento ”, el cual


comúnmente era usado para embalsamar cuerpos. El ungüento era
aromático. Esta iglesia identifica un periodo de persecuciones bajo la
mano de los emperadores romanos, en su mayoría anticristianos.
Jesucristo se identifica a esta iglesia como el que resucitó, infundiendo en
los mártires la realidad y esperanza de levantarle del Seol.

2) Iglesia de Esmirna (Apocalipsis 2:8-11)


- Encomio: Sufrir pobreza y persecución. Poseer buenas obras.
- Reprimenda: Ninguna
- Acción: Ser fiel hasta la muerte para obtener la corona de la vida.

Qué gran gozo hay en los cielos cuando Dios encuentra siervos que se
entregan con pasión hacia su obra, estos menosprecian hasta sus vidas con
tal de alcanzar la herencia eternal. Sigamos ese ejemplo.

Diez días de tribulación

A Esmirna se le profetiza un tiempo o época dónde la oposición se


levantaría contra los que predican el evangelio. Es el momento histórico
de los diez grandes emperadores romanos perseguidores. Cada uno de esos
diez grandes emperadores representa un día de prueba para ésta iglesia. Es
un tiempo específico donde abundarán los perseguidores y donde se
levantarán en diferentes edades. Existe la documentación histórica que
corrobora esta realidad. La persecución contra la verdadera iglesia se ha
hecho evidente aun en nuestros tiempos. Algunos países contemporáneos
donde más persecución anticristiana se ha hecho evidente son: Corea del
Norte, Arabia Saudita, Afganistán, Iraq, Somalia, Mali, Irán, Yemen,
Eritrea, Siria y las Islas Maldivas. Todos estos países se encuentran en la
región de Oriente Medio, Asia y África. Como podemos ver, en nuestros
tiempos no estamos exentos de persecución por causa del evangelio. Todo
verdadero creyente tiene que amar a Cristo aun más que a su propia vida.
Como clara advertencia moderna, se ha visto crecer en muchos países las
tendencias del Islam quienes se oponen abiertamente contra todos aquellos
a quienes consideran infieles (el Islam considera “infiel” a todos los que
no se conviertan al Islam, y predica que deben ser decapitados). El propio
Estados Unidos de América tiene como presidente un líder de no muy
clara ciudadanía llena de controversias y muchos han catalogado la
presidencia de Barack Obama, de ser una ilegítima; pero lo cierto es que el
presidente en sus discursos ataca al cristianismo y promueve el Islam al
que pertenece. Estas cosas nos hablan de nuevas persecuciones contra los
cristianos de hoy como ha sido evidente.

La sinagoga de Satanás

La iglesia de Esmirna era testigo de la hipocresía religiosa de muchos


en aquel entonces. Algunos usaban la fachada de ser judíos o de estar a
favor de los judíos pero en realidad eran estratagemas para adelantar sus
planes diabólicos.
Una sinagoga era un lugar de reunión de los judíos luego de la
dispersión. Satanás, como calumniador por excelencia tiende a crear
núcleos de poder para estorbar e imitar a Dios. Aquí predominaba un
cristianismo diluido y sin poder por descuido del hombre mismo y su
relación con Dios. A veces las persecuciones surgen para separar la cizaña
del trigo. En tiempo de persecución se separan los que verdaderamente son
creyentes versus aquellos quienes son en apariencia solamente. En tiempos
de Jesucristo, fueron los fariseos y los escribas los que conspiraban junto
con el poder político para matar a Jesús. En tiempos posteriores, muchos
que decían ser judíos celosos de la ley de Dios siguieron conspirando
contra la iglesia de Cristo. Ante Dios, eso que dicen ser judíos, pero a la
vez batallan contra la iglesia, vienen a ser sinagoga del diablo. En tiempos
modernos la masonería ha creado núcleos políticos y religiosos cuya meta
es derribar todos los gobiernos y religiones de la tierra para crear un nuevo
orden secular con bases en el ocultismo. ¿Será coincidencia que los grupos
anticristianos masónicos de doctrina luciferina afirmen estar a favor de los
judíos sionistas? La Biblia nos dice de antemano, que sus intereses son
conforme a la sinagoga de Satanás y no a favor del pueblo de Dios.

En la cárcel

A Esmirna se le advierte que Satán conspirará contra ella. Satán aunque


no puede tocar el alma de la iglesia, si tiene un poder limitado permitido
por Dios. En este caso se le permite apresar cristianos y martirizarlos.
Algunos que dicen predicar el evangelio hoy día, afirman que la cárcel no
es para los creyentes. Predican un evangelio dominionista donde no existe
la persecución sino la “bendición” y la “conquista”. Un extraño evangelio
que afirma que los cristianos someterán a todos las naciones y reinos de la
tierra ante de la venida de Cristo. Sin embargo, la Biblia nos advierte que
en el mundo siempre habrá mucha oposición de la misma manera que la
hubo cuando los primeros predicadores como Pedro, Pablo y muchos
otros, se enfrentaban ante los perseguidores por amor a Cristo. El
verdadero cristiano posee una entrega total a Dios capaz de entregar su
vida si es necesario pues conoce que al pasar de esta tierra hay una
realidad más excelente. En la Biblia encontramos ejemplos de cómo por
medio de la fe, los creyentes vencieron cárceles y cerraron bocas de
leones.
Los conspiradores que batallan contra la iglesia, a menudo se han
encumbrado en puestos políticos. En tiempos de Jesús, los que se suponían
sirvieran a Dios, se mezclaban con la política y corrompían sus propósitos.
La iglesia de Cristo es de igual forma perseguida hoy. Las mismas
intenciones de Lucifer de derribar el cristianismo para crear un gobierno
mundial anticristiano siguen vigentes. (Vea el Salmo 64) Hoy los hijos de
las tinieblas se siguen reuniendo en secreto tramando y conspirando para
derribar las naciones de la tierra y conducir al mundo a una nueva
dictadura mundial. Su meta, restablecer el imperio anticristiano y conducir
al mundo a las más horrenda hora sobre la tierra.

Los vencedores

Esta preciosa promesa que se le da a Esmirna dice claramente que


luego de esta vida terrenal hay otra vida, mucho más importante pues es la
eterna. (Mateo 16:25) Es esa vida excelente de la que Jesús está hablando.
En esta vida terrenal el cuerpo puede morir, sin embargo, una vez pasemos
al otro lado de esta dimensión encontraremos una vida más clara donde
está Dios. Los vencedores morirán una vez (esta es la muerte física del
cuerpo). La segunda muerte no es para ellos, pues estarán en las mansiones
del Padre donde hay cielo nuevo y tierra nueva. (Apocalipsis 20:6)
Jesucristo asegura la realidad de la existencia de esta vida futura. Hoy día,
muchos escépticos y materialistas envueltos en sus mentes entenebrecidas
pretenden negar con palabras esta realidad, sin embargo, esta negación no
los eximirá de estar presentes y volver a Dios a rendir cuentas. (II
Corintios 5:10) El asunto en torno a la muerte, es la separación del espíritu
del cuerpo físico, sin embargo, luego que ocurre la separación, el espíritu
sigue vivo y con todos sus sentidos de gusto, olfato, tacto, oído y visión.
(Lucas 16:19-31) Con todos los sentidos alertas, los vencedores retornan a
Dios y van al lugar placentero llamado “el paraíso”. Pero esto no queda
aquí, de la misma manera que aquellos vencedores son dirigidos a un lugar
de remanso y paz, de esta misma manera, los que nunca reconocieron a
Dios ni sus obras, son dirigidos a un lugar de tormento y padecimientos
eternos. En ese lugar de tormento las almas están con sus cinco sentidos
activos, con la diferencia que su espíritu ya no muere; a esto se le llama la
segunda muerte, y de quienes terminarán en el infierno eterno. La segunda
muerte no significa que las almas dejan de estar conscientes, sino que
moran juntos en el Hades y en el lugar determinado para ellos lejos de
Dios. Mientras que los vencedores tienen vida eterna en los cielos, los
pecadores tendrán “vida” eterna en el lugar de tormento. (Apocalipsis
20:10)

¿Está la iglesia a salvo de las persecuciones


por parte de los políticos modernos?

Luego de las persecuciones propiciadas por los emperadores romanos


contra los cristianos, sucedió lo inesperado. En el siglo IV d.C. el
emperador Constantino pretendió unir la iglesia y el estado haciendo del
“cristianismo” la religión del estado y propició la “libertad de religión”.
Esta unión religiosa y política creó un fenómeno social. Este era el
establecimiento en la iglesia de poderes seculares anhelados por gente
ambiciosa que no tardarían en hacerse pasar por cristianos para adquirir
poder y el cristianismo sería degradado aún más. Se puede decir que la
iglesia contrajo matrimonio con el mundo. Los que dijeron abrazar el
cristianismo por medio del estado, en vez de ser luz y dirección, adoptaron
la forma del mundo con sus diferentes prácticas. En el año 2010 una
alarmante noticia fue publicada en algunos noticieros. La noticia llevaba
por título: “El demonio vive en el Vaticano”-Confiesa exorcista del papa.
Dicha noticia fue publicada en la página “Hispanidad.com” y muestra el
testimonio de un alegado exorcista católico llamado Gabriele Amorth
quien habla de lo que sucede en ese sistema religioso. Según las
declaraciones públicas de Amorth: “Hay Sacerdotes, monseñores, y
cardenales, que son satanistas”. El religioso admitió públicamente que “el
humo de Satanás ha entrado en la iglesia”. Esto es una muestra de lo que
sucede cuando se mezcla la religión y la política. Ahora bien, en el pasado,
no fue muy diferente. La falsa religiosidad romana pública, en realidad era
una oposición al verdadero cristianismo. La iglesia fiel a Dios y a su
palabra tuvo que escudarse en la clandestinidad. El falso cristianismo
adoptado por los políticos tuvo una metamorfosis en la cual absorbió
prácticas paganas y las fusionaba con su “cristianismo” degradado.
Muchas de las abominaciones babilónicas fueron disfrazadas de cristianas,
de la misma manera el paganismo griego se fusionó con los romanos. El
catolicismo antiguo y moderno contiene una serie de creencias, ritos y
prácticas que nada tienen que ver con la Biblia. En realidad las creencias y
prácticas babilónicas siguen igual de latentes dentro de Roma pero usando
los nombres de santos cristianos. De ninguna manera Dios podrá aprobar
el culto a los baales por el mero hecho de que se les cambie el nombre por
santos cristianos. Tal culto pagano es idolatría rechazado por Dios.

Pérgamo

El tercer mensaje llevado por Juan iba dirigido a la iglesia de Pérgamo.


Dios le dice:

“Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada


aguda de dos filos dice esto: Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde
está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe,
ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros,
donde mora Satanás. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes
ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a
poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los
ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la
doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. Por tanto, arrepiéntete;
pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi
boca. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que
venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita
blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce
sino aquel que lo recibe.” (Apocalipsis 2:12-17)

Pérgamo se deriva de la etimología “casamiento”, “unión”,


“matrimonio”. Definitivamente, que Juan apóstol no estaba vivo durante
Constantino, sin embargo la revelación que le fue dada por Jesucristo le
fue un retrato preciso del futuro. La santidad del evangelio no puede
contraer matrimonio con opiniones, ideas, invenciones carnales, política,
ni sistemas sociales contaminados por los intereses personales. Dios no
vende la verdad y nos exhorta a no doblegar la verdad antes las intenciones
de los que tuercen el derecho a cambio de poder y riqueza. (Proverbios
23:23)
El dios principal de Pérgamo era una serpiente el cual representaba
para ellos su sanidad. Gente de todas partes visitaba esa ciudad en
búsqueda de sanidad. Era el centro de cuatro cultos paganos a: Zeus,
Dionisio, Asclepio y Atenas; de la misma manera el emperador reclamaba
adoración. A pesar de toda idolatría, en ese lugar había una iglesia
consagrada que no seguía la corriente del mundo. La maldad social no
puede ser una excusa para que los creyentes cedan o se dobleguen ante el
mal, sino que es una oportunidad para demostrar fidelidad.

3) Iglesia de Pérgamo (Apocalipsis 2:12-17)


- Encomio: Fidelidad, Firmeza ante la adversidad
- Reprimenda: Tolerancia de doctrinas falsas y pecados.
- Acción: Arrepiéntete para que no seas considerado enemigo de
Dios. Vencer para ser considerado inocente.

Los creyentes tienen que tener cuidado de no caer en mercaderías. No


se puede permitir que el evangelio se convierta en un propósito comercial
y venga a ser tratado como una oportunidad para conseguir adelantar
objetivos vanos y materiales. El evangelio de Dios es santo.

El trono de Satanás

Donde existe un poder centralizado que regula la libertad y la verdad y


que no está fundamentado en la justicia, allí esta entronizado Satanás.
Donde se da por bueno lo malo y donde se amordaza la verdad y se limita
el conocimiento de Dios, allí reina las tinieblas. Esto propicia
persecuciones contra los que denuncian la inmoralidad y la corrupción.
Hoy es el momento cuando Satanás ha estado conspirando contra la
humanidad para someter todos los gobiernos y religiones de la tierra.
Mucha gente desconoce que en las altas esferas de los gobiernos de la
tierra son muchos los que se han entregado al ocultismo. Por medio de
fundamentos originados en la iluminación satánica grupos masónicos han
creado tanto democracias como dictaduras, toda clase de fachadas para
ocultar sus verdaderas plataformas. Cuando un gobierno rechaza al Dios
de la Biblia y le sirve a los baales es el momento cuando Lucifer reina. En
tiempos modernos también se ven esas tendencias en sectores políticos y
de influencia de hacerle culto a Satanás. Un ejemplo de esto lo es el
llamado “Club Bohemio” ( Bohemian Club ). El Club Bohemio es un club
privado que recoge personas de gran renombre tanto de la política,
economía, farándula. Tiene su sede en San Francisco, California en
Estados Unidos de América. Por su cercanía a la bahía de San Francisco,
se hizo famoso el culto por atraer gente de la milicia y dirigentes de
universidades. Actualmente, dicho “club” atrae a personalidades de la
política mundial entre muchas otras personas de influencia. ¿Qué hacen
allí? Además de confraternizar, le rinden culto a un ídolo llamado Moloc
de Babilonia (su logo es un Búho) y también de Lilith (Sumeria). Moloc es
en realidad un dios cananeo, opuesto al verdadero Dios de la Biblia.
Rindiendo culto al demonio, se reúnen políticos para recibir “iluminación”
en sus negocios, política internacional, movimientos económicos y
agendas sociales que no son otra cosa que conspiraciones secretas contra
la sociedad, de la misma forma que protegen los nombres de los miles de
miembros de personas prominentes que lo componen. De la misma forma
que en la sociedad, la gente buena escoge seguir y servir a Dios, así
también está la contraparte, compuesta por gente egoísta y llena de
avaricia quienes le rinden culto al diablo y sus diferentes nombres.
Ninguno de los ídolos que hay en el mundo es mayor que el Dios que hizo
los cielos y la tierra, Jesucristo.

Espada aguda de dos filos

Para cada una de las iglesias que se han mencionado, Jesucristo se les
ha manifestado con un nombre específico que se relaciona a su situación y
realidad determinada. Para la iglesia de Pérgamo, Cristo se le presentó
como la es pada de dos filos . Esto no es otra cosa que el testimonio de la
Palabra de Dios frente a la inmoralidad e influencia política, religiosa,
social y económica. La Palabra de Dios es pura y contrasta con las
intenciones oscuras que pueden alojarse en el interior del hombre. Cuando
la Palabra de Dios llega, el hombre se estremece frente a la verdad, y
resulta en libertad. Frente a toda corrupción, la iglesia tiene que ser la
buena portadora de la verdad y con ejemplo vivo de la justicia que habita
en ella. Es la Palabra de Dios la firmeza del creyente y del evangelio. El
salmista decía: “Lámpara a mis pies es tu Palabra y lumbrera a mi
camino” , y esta verdad no puede ser oscurecida por las intenciones de
aquellos que se entronan en posiciones de poder para intentar aplastar bajo
sus argumentos la verdad que conduce a la eterna. (Salmo 119:105) Y
aquí hay que señalar a los religiosos de este siglo que a veces con sus
añadiduras no bíblicas contaminan la sociedad y los dirigen a prácticas
que contrastan con la pureza del evangelio de la iglesia primitiva. Con sus
mensajes egocéntricos y materialistas tienden a arrastrar a millones que
ven el evangelio con ópticas de enriquecimiento personal y dominio
terrenal aquí y ahora descartando la cuidad de Dios arriba en las alturas.
Al final, el hombre recibirá el fruto de todo lo que haya sembrado.

¿Por qué practicar cosas


no ordenadas por Dios?

Por encima de las prácticas de los hombres está la Palabra de Dios. Por
encima de los caminos de los hombres el mandamiento de Dios permanece
para siempre. Dios ha determinado un día donde todos los hombres
tendrán que rendir cuentas ante él. Es la Palabra de Dios la regla de fe y
en ella somos alumbrados y es ella quién descifra el camino verdadero
contra las desviaciones de la sociedad. La sociedad durante Pérgamo
estaba caracterizada por una degeneración, no solo en religión sino
también en muchos otros aspectos. Había un enfrentamiento de la realidad
social con la Palabra de Dios. Aún dentro de una sociedad con esas
características siempre hay creyentes que no se dejan arrastrar por la
corriente. Antipas era un ejemplo de fidelidad y firmeza que nosotros
debemos seguir. Dios conoce a aquellos que son fieles versus aquellos
infieles.

La doctrina de Balaam y
las intenciones de Balac

Lamentablemente dentro de algunas iglesias, se tiene tolerancia con


cosas tales como: la idolatría, enseñanzas nebulosas y fuera del marco
bíblico, fornicación espiritual, permitir que dentro de la iglesia domine un
ambiente y sistema no espiritual a cambio de dinero y bienestar
económico de un grupo determinado. Estos personajes que aquí se
menciona son ilustraciones de personas que perdieron su dignidad.

¿Quién fue Balaam?

Balaam fue un profeta gentil que a cambio de dinero incitó al pueblo de


Dios a fornicar con idolatría. (Números 22; Números 25:1-3; ) La alegoría
de Balaam se refiere a aquellos que venden y distorsionan la verdad del
evangelio y se rinden ante ofrendas agradables a lo material y tuercen lo
derecho, negando aún la Biblia.

¿Quién fue Balac?

Balac fue un rey de Moab durante el Éxodo. Su nombre significa “


devastador ”. Contrató a Balaam para que maldijera a Israel. El pueblo de
Dios no está sujeto a maldiciones exteriores de ningún pagano ni el diablo
puede afectarle con palabras, sin embargo, el enemigo si puede seducir
con tentaciones para que los hijos de Dios legalmente otorguen entrada al
enemigo. Satán conoce que si el justo obra en injusticia recibirá los frutos
de su injusticia. Con la estrategia propuesta por Balaam, de introducir la
seducción carnal mediante el culto inmoral pudo debilitar a Israel. Esto
presenta una gran advertencia para la iglesia. Hay muchos Balaam y Balac
dentro de las organizaciones eclesiásticas y son enemigos del evangelio
trabajando para conducir al cuerpo de Cristo hacia caminos de maldición y
no de edificación de la iglesia. Lucifer se ha dado a la tarea de colocar
obreros fraudulentos y ministros de Satanás disfrazados de piedad para
corromper de forma sutil la iglesia de Dios que no se encuentre muy
enfocada en su fe, desde el interior. Obreros asalariados cuyo fin es la
destrucción, sin embargo en la tierra estuvieron rodeados de pompa y
gloria. Balaam fue un profeta “contratado” para maldecir a un pueblo; de
esta misma manera, estos falsos profetas son contratados por los enemigos
del evangelio hoy, con la meta de destruir la iglesia desde dentro.
Jesucristo afirmó que la cizaña crece junto al trigo, y se reconoce que la
cizaña fue puesta por el enemigo. (Mateo 13:24) De esta manera el trigo
tiene que rendir su fruto hasta que venga el sembrador a recoger su
cosecha y separar lo que permanece de lo que perece.
Permitir la entrada de falsas doctrinas es una forma de bajar la guardia
a cambio de intereses personales. Pareciera que muchos predicadores están
comprometidos con la gente en el sentido de ponerlos siempre cómodos y
acariciar sus oídos con cosas halagüeñas. (Isaías 30:10) Se trata de un
falso evangelio autocomplaciente y que predica sueños de corazones de
hombres que nada tienen que ver con la voluntad de Dios. Hoy existe la
utilización del evangelio para crear imperios religiosos de dominio y
sometimiento terrenal denominado “ Dominionismo ”. Estos se encargan
de infundir sobre el pueblo de Dios toda clase de falsas expectativas que
no concuerdan con lo anunciado por Jesucristo, es decir promueven ideas
fantasiosas del cristianismo. Una clase de utopía lejos de la verdad bíblica.
En tiempos pasados reyes contrataron profetas para que hicieran
conjuros contra el pueblo de Dios, pero esos conjuros malintencionados no
fueron eficaces ya que se derramó la irrevocable bendición. De la misma
manera sucede hoy, existen denominaciones que dicen ser cristianas, pero
en realidad envidian la prosperidad del pueblo de Dios y conspiran y
maquinan para destruir a los santos. Finalmente, los santos vencerán.

Los nicolaítas

Pérgamo fue reprendida por el Señor por permitir o tolerar a los


nicolaítas. Su nombre significa “ dominantes sobre el laico ” o “
conquistador del pueblo ” (nicolatías). Estos se encargaron de infundir en
los feligreses la idea de reverencia y obediencia a sus mandatos como
tradición y cosa acostumbrada por todos, cuando la realidad es que era una
estrategia para someterlos. (III Juan 1:9) Hoy día, existen muchas sectas
que logran someter a todos los laicos, pero los alejan de la sana práctica de
la palabra de Dios. (II Timoteo 4:3) El evangelio de Cristo es para ser
recibido y abrazado con amor, en cambio, algunas sectas utilizan técnicas
nicolaítas como: lavado de cerebro, sugestiones, manipulación, presión
psicológica y dominio de la voluntad de las víctimas para creer lograr
objetivos. Por lo contrario, Dios no trabaja a la fuerza sino que toca a la
puerta como todo un caballero. (Zacarías 4:6)

El maná escondido

Para muchos, dentro de estas iglesias “universales”, bajo el sistema de


Balaam, Jesucristo aún es el maná escondido. Saben que hay un pan que
vino del cielo pero aún no lo han probado. Dentro de estas iglesias,
siempre hay gente que logran vencer y alcanzar el plan de Dios. El plan de
Dios es que el hombre descubra esta realidad y pueda entrar en comunión
con el Dios del cielo, donde él pueda hablar con ellos y responderles, para
así cenar juntos y tener las cosas en común. El espíritu humano redimido
se nutre de la vida que brota de Dios. ¿Cuánto tomamos para nosotros de
esa mesa cada día?

Le daré una piedrecita blanca

Era una costumbre antigua que en los juicios se acostumbrara


entregarle una piedrecita blanca a los que resultaban inocentes y una
piedrecita negra, a los que resultaban culpables. Dios promete hacer
verdadero juicio y no destruir a los justos juntamente con los impíos. Esto
significa claramente que dentro de este sistema religioso se hicieron
grandes atrocidades, pero a los que vencieron y conocieron la luz, serán
sacados para no ser participantes de esas maldades. A los vencedores se
les dará redención. Examinaremos en nuestro andar que prácticas se
sostienen con la verdad de la Biblia y que prácticas son añadiduras de los
hombres. En el libro de los Hechos de los Apóstoles encontramos el buen
pastoreado de Dios para la iglesia. Dios establece los modelos de la sana
iglesia y de la sana doctrina. Aquellos que obedecen la salud de la Palabra
de Dios recibirán una piedrecita blanca, en cambio, aquellos que se alejan
de la integridad doctrinal recibirán una piedrecita negra. (Salmo 1:6)

El que tiene ojos como llama de fuego

Dios se le muestra a la iglesia de Tiatira como aquel que tiene ojos


como llama de fuego . Esta manera de mostrárseles es un recordatorio de
que el Hijo de Dios que una vez habitó entre los hombres es el mismo juez
que un día traerá todas sus obras a juicio. Ojos como llama de fuego
indican la omnisciencia de Dios. Dios todo lo ve y todo lo sabe. (II Reyes
20:3; I Crónicas 28:9; 29:17: Apocalipsis 2:23; II Crónicas 1:11; 6:30;
12:14; Nehemías 9:8; Job 10:13; Salmo 28:7; 44:21; Proverbios 6:18;
16:9; Isaías 38:3; 47:8; Jeremías 11:20; 20:12; Lamentaciones 2:19;
Ezequiel 40:4; 4:5 Sofonías 1:12; Romanos 2:5; I Corintios 14:25; Lucas
9:47; Mateo 9:4; 22:16; Romanos 8:27; Hechos 15:8; 1:24; II Corintios
3:2; I Pedro 3:15; Hechos 1:24, II Crónicas 16:9; 19:9; 22:9; 25:2; 29:34;
31:21; Salmo 7:10; 15:2; 17:3; 24:4; 26:2; 36:10; 66:18; 73:1; 119:7;
125:4; Proverbios 11:20; 23:15; Eclesiastés 9:7; Jeremías 9:26; 17:10;
Sofonías 1:12; Hechos 13:22; Proverbios 24:12; 21:2).

Tiatira

El nombre de “Tiatira” tiene el significado “aquella que está cansada


de sacrificar ”. Se identifica esta iglesia con el período de la toma de
autoridad de los papas romanos hasta las últimas reformas protestantes
dentro de la iglesia. No es coincidencia que dentro de las religiones
universales se utilice el vocablo antibíblico “misa” (sacrificio) que son
ritos extra bíblicos de origen babilónico y se presentan y ejecutan una y
otra vez negando la consumación de la obra redentora de Jesucristo.
Jesucristo dijo en la cruz: “ Consumado es ”, pero la iglesia de Tiatira
dice: “continuará...”. (Juan 19:30) En sus enseñanzas incorporan
mandamientos de hombres y tradiciones paganas. (Colosenses 2:8) La
única alternativa que tiene la iglesia es el arrepentimiento, de lo contrario
será conducida a juicio. Veamos el mensaje dado por Dios a dicha iglesia:
“ Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que
tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice
esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que
tus obras postreras son más que las primeras. Pero tengo unas pocas
cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa,
enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a
los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere
arrepentirse de su fornicación. He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran
tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras
de ella. Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo
soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según
vuestras obras. Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a
cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las
profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; pero lo
que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. Al que venciere y guardare mis
obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá
con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo
también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. El
que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis
2:18-29)

La luz no tiene parte con las tinieblas. Las cosas de Dios no pueden ser
mezcladas con los ídolos. Cuando esto sucede hay mortandad. Dios llama
al arrepentimiento.

4) Iglesia de Tiatira (Apocalipsis 2:18-29)


- Encomio: Amor, Fe, Servicio, Obras, Paciencia.
- Reprimenda: Inmoralidad. Tolerancia de cosas anticristianas.
- Acción: Arrepiéntete para que no les sobre venga juicio. Retened lo
bueno. Vencer para obtener autoridad sobre las naciones y la estrella
de la mañana.

Las profundidades de Satanás

Las profundidades de Satanás son todas aquellas idolatrías y falsas


religiones y enseñanzas (filosofías) originadas en Babilonia y en Egipto, la
cual eran la cuna de la astrología, magia, brujería, hechicería, satanismo,
paganismo y otras prácticas ocultistas que aún muchos realizan hoy.
(Ezequiel 21:21; Deuteronomio 18:10-11) Muchas de esas prácticas y ritos
paganos se incorporan al cristianismo de parte de falsos maestros que
responden al ocultismo. En el Nuevo Testamento vimos como Satanás se
ha encargado de transmitir el ocultismo por medio de escuelas a través de
los tiempos usando literatura y ritos que eran contrarios al evangelio.
(Hechos 19:29) Ahora vemos iglesias cristianas poniendo patrones y
“santos” sobre los pueblos, ofreciendo “sacrificios continuos”.
Postrándose ante imágenes y aceptando como religión la secuencia de esta
evolución pagana. (Salmo 115) Utilizando elementos masónicos de sigilo
y manipulación dando como resultado el desvirtuar del verdadero
evangelio sagrado de Jesucristo. (Gálatas 1:7) Ante todo esto, se le
recuerda a esa iglesia que Jesucristo será su juez. La verdadera iglesia de
Jesucristo no es dominada por esta clase de misterios del ocultismo ni por
poder de las tinieblas. Las fuerzas de la oscuridad no tienen dominio sobre
los que obedecen la Palabra de Dios. (Números 23:23) Las huestes de las
tinieblas tienen como meta entronar a Lucifer sobre todas las naciones.
Hoy día las naciones alejadas de Dios le sirven al “ príncipe del mundo ”
procurándole entregar todos los reinos para pretender buscar la unidad y la
paz mundial lejos del Dios de la Biblia. Harán todo lo que esté a su
alcance para destruir el cristianismo e imponer la anarquía mundial. Por
medio de la anarquía en todas las facetas de la sociedad propondrán la cura
a la misma, el líder que ellos tienen preparado de antemano, el anticristo.
En los medios modernos de comunicación se han hecho documentales
que arrojan luz sobre las incursiones de los satanistas en las altas esferas
de poder en la tierra. Se da por sentado que en 1776 un jesuita, ocultista y
profesor llamado Adam Weishaupt, de Ingolstadt, fundó las Orden de los
Illuminatis. En sus comienzos se trataba de un pequeño grupo que
pretendía aplicar las ideas de la Ilustración y presentarse con la fachada de
justicia social. Más tarde descubriríamos que se trataba de un grupo que
pretende la toma del mundo levantando un gobierno mundial secular. Las
múltiples sociedades secretas procurarían desenterrar todo el paganismo y
brujería satánica de los babilonios y egipcios para edificar un reino
mundial basado en esas corrientes antiguas. La figura de Egipto en la
Biblia es sinónimo de pecado por su legado idólatra, y es allí precisamente
donde se están conduciendo a las naciones por medio de sus líderes que
han estado haciendo pactos con las fuerzas de la oscuridad. Obviamente es
la filosofía egipcia y babilónica de donde proviene el legado ocultista así
como otras naciones de la antigüedad. Los grupos paganos y satánicos han
sabido mantenerse latentes a través de los siglos, siempre trabajando en
secreto y en sociedades herméticas. Las pirámides son evidencia de la
influencia de las doctrinas paganas y sistemas dictatoriales basados en el
ocultismo. Existen muchas corrientes paganas. Una de ella lo fueron los
templarios . Se trató de un grupo de caballeros que veneraban las ciencias
ocultas, pronto se interesaron por las reliquias cristianas y procuraron
obtenerlas ya que consideraban que al poseer los objetos sagrados esto les
brindaba algún poder místico. De esta manera se presentaron ante el
mundo con la fachada de defensores de las reliquias del cristianismo. Su
búsqueda de la supuesta copa de Cristo (“santo grial”) y del Arca de la
Alianza, más que ser una agenda de protección para el cristianismo es una
agenda para derribar todas las religiones del mundo. En el “santo grial”
tenían un juego de letras apuntando a la “sangre real”. La sangre real, nada
tenía que ver con el Cristo de la Biblia, pero sí con una extraña filosofía
pagana que le atribuía al Cristo haber contraído nupcias y haber dejado un
linaje terrenal para traer a un rey sobre el mundo. Esto no se ajusta a la
verdad de la Biblia, pero sí se ajusta al engaño de los templarios y los
masones para darle un sentido “espiritual” al Nuevo Orden Mundial que
quieren crear. De esta forma justificarían que su líder mundial tiene
vínculos con la realeza de Dios. Sin embargo, bajo la lupa de la Biblia,
estas interpretaciones solo serían maquinaciones de los anticristianos para
el pretendido control del mundo. En 1307 el propio rey de Francia pudo
notar la hipocresía de los templarios y procuró deshacerse de ellos sin
mucho éxito. Los templarios usaron a Escocia como refugio y
evolucionaron. La realeza europea cayó en la trampa de los “cristianos”
caballeros templarios. De esta manera su poder fue creciendo de tal forma
que se hicieron muy ricos y poderosos tanto así que controlaban la banca y
aún los reinos vinieron a ser deudores hacia ellos. Han sabido manipular
la religión, la política y la economía para conseguir el poder en el mundo.
A través de los siglos los tentáculos de los templarios se fusionaron con
los gremios de los constructores masones. Usaron la masonería para
mantener su fachada de grandes filántropos y de hombres de bien social.
Dentro de las altas elites se sigue cocinando la agenda del control del
mundo. Hoy, la masonería niega sus vínculos con los templarios, pero la
evidencia dice lo contrario. Los ritos paganos de los templarios se
fusionaron con la masonería. La masonería se ha infiltrado en todas las
plataformas de la sociedad. Se han hecho planes de control de la sociedad.
Al mismo tiempo que Weishaupt fundaba la Orden de los Iluminados en
1776, el masón George Washington adelantaba sus planes en Norteamérica
creando la primera república masónica del mundo. Las grandes elites
europeas controladoras de las riquezas de la tierra por medio de la
religión, la explotación de la energía mundial y su influencia en otras
ramas han venido a fusionarse con la agenda de los templarios e
iluminados. Muy poca gente tiende a notar que todo lo que acontece en la
sociedad, sean guerras por dictaduras, democracias, levantamiento o
derrocamiento de reinos, responde a un puñado de jesuitas y francmasones
que trabajan en armonía para conducir al mundo a una dictadura mundial
anticristiana. Las grandes potencias del mundo, entiéndase aquellos que
realmente poseen el dinero y ante los cuales los demás son deudores, han
creado una mesa redonda que pone a presidir sobre todas las naciones a
elites poderosas por medio de: el Club Bilderberg, la Comisión Trilateral,
el Concilio para Relaciones Exteriores, el Club de Roma, masones y
sociedades secretas diversas que viene a completar una compleja telaraña
social. Todos respondiendo a los intereses y a las agendas de los que
siguen la religión de los templarios y el culto a Bafomet. Fue por medio de
esa agenda que el masón Hitler realizó el Holocausto y al final ninguno de
los asesinos que le acompañaban fueron enjuiciados como criminales de
guerra, en cambio fueron protegidos por la C.I.A. y la iglesia católica.
Como producto de aquellos que le sirven a las profundidades de Satanás es
que tuvo lugar en la historia el denominado Holocausto donde murieron
millones de hombres, mujeres y niños judíos, tratados como estiércol.
Pregúntese, ¿cómo es posible que los asesinos nazis aniquilaran a millones
sin piedad y luego resultaran impunes? Muchos de ellos siguen vivos hoy
y acomodados en diferentes países viviendo sus vidas como si nada
hubiera pasado. Como si fuera poco, los nazis se han encumbrado en la
religión y en la política. Uno de esos papas romanos al servicio de los
nazis los fue Juan Pablo II. Antes de ser papa católico romano, Juan Pablo
II fue un químico que aportó el gas con el cual se exterminarían a millones
de inocentes, luego como premio, el Vaticano le otorgó el papado.
Posteriormente vino Benedicto XVI quien poseía también las raíces nazis
y mucha gente lo desconoce por completo. Recientemente nos llegó un
nuevo papa llamado Francisco I, y quien es un militar jesuita, lleno de
mucho carisma. Basta con leer el juramento que hacen los jesuitas, para
que usted pueda conocer la maldad que se esconde tras la falsa sonrisa de
los jesuitas. Estados Unidos de América no sólo brindó refugio a los
asesinos nazis sino que adoptó a los científicos del III Reich y siguen
trabajando en lo secreto las mismas agendas comenzadas por Hitler. Los
símbolos ocultistas nazis se exhiben en cada esquina en la “democracia”
norteamericana y hay quienes aseguran ciegamente que el día de mañana
será mucho más excelente en comodidad que el de hoy.
La guerra entre Dios y Satanás es evidente. Cuando recordamos que
fueron los judíos por medio de los cuales vino el Redentor de la
humanidad y es esa nación la que ha estado sujeta a una la diáspora
doquiera va, es una clara muestra del antisemitismo que sigue vigente hoy.
Si usted piensa que el antisemitismo es cosa del pasado se equivoca. El
antisemitismo sigue igual de latente y en su apogeo, hoy mucho más que
ayer ya que los enemigos de Israel y del cristianismo se han asegurado el
control de las principales religiones y políticas en el mundo. Mientras la
sociedad duerme un nuevo holocausto se está gestando en la sociedad. El
Nuevo Orden Mundial anticristiano está a la vuelta de la esquina.

La reprimenda hecha a Tiatira

Mencionamos las cosas positivas así como las cosas negativas de las
iglesias. La iglesia de Tiatira poseía serios elementos negativos que
opacaban sus múltiples encomios, estos eran:

● Toleraba a Jezabel, la falsa profetisa que induce a fornicar y cometer


idolatría.
● No reconocen sus idolatrías, ni sus pecados aunque Dios le ha dado
tiempo de arrepentirse.
● No habrá nunca un reconocer de sus maldades, sino que continuarán
hasta recibir las atrocidades del castigo como paga de su obstinación
religiosa.

Esta iglesia de Tiatira pasará por la Gran Tribulación. No solo ella, sino
también las iglesias que no tenían un corazón puro y una vida de
integridad hacia el Señor. (Apocalipsis 2:22-23) Es lamentable como los
hombres que dicen obedecer a Dios no pueden desligarse de las ataduras
puestas por la religión que impone mandamientos de hombres por encima
de los mandamientos de Dios. (Mateo 15:9) Esto muestra la impureza del
corazón del hombre y el miedo a descansar en los brazos de Dios. Esta
condición de la iglesia es una oportunidad que tiene para volverse a Dios y
cambiar su destino.

El espíritu de Jezabel

Jezabel fue una mujer pagana e idólatra (esposa del rey Acab)
perseguidora de profetas de Dios. Ella fue una mujer sin escrúpulos capaz
de asesinar a gente piadosa e inducir a otros a fornicar. Utilizaba
estratagemas y engaños para llevar a cabo sus viles propósitos. En este
pasaje se nos dice que dentro de esta iglesia de Tiatira, ella está enseñando
y seduciendo. Jezabel no estaba reencarnada en esa iglesia, sin embargo,
ellos actuaban de la misma manera que ella lo hacía. Implica que sus
mismos ejemplos de maldad se cometen por esta iglesia. A muchos les
resulta increíble el hecho de que existan iglesias que tengan apariencia de
piedad por fuera y sean asesinos por dentro. Sin embargo, las evidencias
apuntan a que es un hecho real. Un ejemplo de esto, lo es el denominado
“Juramento de la Sociedad de Jesús” (Jesuitas), en el cual ellos se
comprometen a asesinar, matar, envenenar, y muchas otras atrocidades
contra todos los protestantes, así como destruir las iglesias para favorecer
al papa y al catolicismo. Existen las maquinaciones de falsos profetas en
la sociedad los cuales se disfrazan de “pastores evangélicos” y a la vez sus
obras carnales son de: pecado, robo, mentira, engaño, mal testimonio,
homicidios y otras barbaridades. Muchos de estos son enviados de parte de
Roma y el jesuitismo para infiltrarse en las iglesias evangélicas, aprender
sus técnicas de pastorear y luego usar esas técnicas para dañar la iglesia
desde adentro. (Judas 1:4; II Pedro 2:1) De esta manera, financiando a
estos lobos rapaces logran crear una opinión pública muy negativa del
evangelio y fortalecer el bando de la idolatría y su iglesia universal. Estos
infiltrados de Lucifer vienen como camaleones moldeándose a los
ambientes que quieren dominar. Por esto los vemos fingiendo ser
“adoradores protestantes” y obteniendo toda clase de reconocimientos del
mundo. Pero cuando se les pregunta sobre la esperanza que hay en ellos
tienden a decir que todos los caminos conducen a Dios, incluyendo Roma
y su idolatría. De esta manera quieren conducir al pueblo cristiano a
abrazar a todos los idólatras y llamarle “hermanos en la fe”. Pero cuando
se examinan sus verdaderas intenciones son de destrucción de la sana
doctrina de Dios. (II Corintios 6:15)

Las dos caras de la moneda

Se nos está diciendo que hay una iglesia que será “arrojada en cama
durante una gran tribulación”, y también se nos está diciendo que a los
vencedores “se les da autoridad sobre las naciones”. Aquí hay una
dicotomía. Cristianos serán atribulados y cristianos serán entronizados con
Jesucristo. ¿A cuál de los dos grupos escogemos pertenecer? Muchos
niegan que existan estas dos congregaciones dentro de una misma iglesia.
El libro de Mateo nos dice que existen vírgenes prudentes (creyentes) y
vírgenes insensatas (dejados atrás). (Mateo 25) Ambos grupos pertenecían
a un mismo cuerpo, pero unos fueron tomados y otros fueron dejados. A
los vencedores y aquellos que retienen lo que tienen hasta que Cristo
regrese se les dará el más precioso regalo, la estrella de la mañana.

La estrella de la mañana

La estrella de la mañana sale primero que el sol. Lo que implica que


antes de la venida del sol (segunda venida visible de Jesucristo), la estrella
de la mañana les será dada a los vencedores. El arrebatamiento de la
iglesia es la entrega de la estrella de la mañana a la iglesia. Hoy hay dos
caminos a seguir. Optamos por seguir la luz que proviene de Jesucristo o
seguimos la falsa luz del enemigo de las almas. (Apocalipsis 22:16)

Hay dos finales a escoger para ésta y para las demás iglesias,
(Apocalipsis 2:23) estos son:

Primera alternativa: Arrepentirse, ser diferentes, no ser arrastrados


por la corriente del mundo, ser íntegros, velar por la justicia y la santidad
y poner al Señor por encima de la religión. Esto provocará que seamos
arrebatados el día de la entrega de la estrella de la mañana, antes que salga
el sol.
Segunda alternativa: No arrepentirse, continuar con las idolatrías y
maldades hasta que Cristo venga y ser arrojados en la gran tribulación.

Sobre el tema del arrebatamiento de la iglesia puede referirse al


ANEXO sobre la parábola de las diez vírgenes.

El que tenga oídos, oiga lo que


el Espíritu dice a las iglesias

Estas palabras: “El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice a las
iglesias” se les repiten a cada iglesia, y era costumbre repetir esta frase
por el mismo Jesucristo en sus enseñanzas. (Lucas 14:35; Mateo 11:15;
Mateo 13:9) Todos tienen oídos, pero no todos escuchan y entienden lo que
se habla para poder hacer un giro hacia la obediencia. Este llamado a
prestar atención es una invitación a entender y tomar acción con urgencia
si es que deseamos alcanzar la victoria.
“He aquí, yo vengo pronto; retén
lo que tienes, para que ninguno
tome tu corona.”
–Apocalipsis 3:11

Capítulo 3
Libro de Apocalipsis

En este tercer capítulo de Apocalipsis Dios comienza enfocando su


mensaje sobre la iglesia de Sardis. Hay mensajes que estremecen el
interior del hombre, este no es la excepción. Una advertencia contundente
de parte de Dios para esa iglesia y para todos los creyentes en el mundo.
Dice:

“Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete


espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que
tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las otras
cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas
delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y
guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y
no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Pero tienes unas pocas personas en
Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en
vestiduras blancas, porque son dignas. El que venciere será vestido de
vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y
confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que
tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis 3:1-
6)

La cualidad de ser una iglesia activa e incluso, practicante de obras,


para nada cubría los horrendos vestidos enlodados con el pecado. Hoy día
sucede lo mismo, muchas congregaciones se ven muy hermosas por fuera
y parecieran estar activas para Dios, en cambio sus obras son imperfectas.
Estas tienen que tomar acción de inmediato porque sus vidas corren
peligro. Saber mucho de Dios y de su reino no nos abre la puerta al cielo,
Dios espera que el conocimiento que el hombre tiene sea puesto por obra.
Solo de esta manera tiene eficacia. Saber mucho y no ponerlo por obra es
caer en mayor condenación. (Santiago 3:1)

Sardis

La iglesia de Sardis representa aquella que cree estar bien delante de


Dios pero en esencia no anda en integridad con el Creador. Su nombre
significa “ los que escapan ”. Posee los credos apostólicos y la Palabra de
Dios, pero es incapaz de ser obediente en la totalidad de su obrar. Muchos
hombres piensan que Dios puede ser burlado en manera alguna, pero el ojo
de Dios penetra hasta lo más profundo dejando al hombre expuesto tal cual
es, y sin poder encubrir de Dios obra alguna. Existen iglesias que poseen
un obrar de degradación y demandan de sus laicos seguir su corriente en
obediencia ciega al líder o al sistema. Los vencedores y los que escapan de
esta clase de iglesia son aquellos que obedecen la Palabra de Dios por
encima de prácticas y tradiciones de hombres. A los que no han seguido la
corriente de maldad y no han dejado manchar sus vestidos, Dios les
consideró dignos de aparecer en el libro de la vida. Los vencedores para
Dios son aquellos que reconocen sus debilidades y buscan socorro en Dios.
Pero aquellos que anduvieron en altivez de espíritu les alcanzó el juicio
divino. Claramente se nos dice que Dios tiene un registro escrito de
aquellos que son herederos del cielo versus aquellos que quedaran fuera
del mismo. Procuremos que Dios tenga nuestros nombres en la lista en su
libro del Cordero. (Apocalipsis 20:15)

5) Iglesia de Sardis (Apocalipsis 3:1-6)


- Encomio: Ninguno
- Reprimenda: Superficial, Obras Imperfectas.
- Acción: Velar, Arrepentirse, Afirmarse, Vencer para ser vestido de
vestiduras blancas y permanecer inscritos en el libro de la vida.

Los siete espíritus de Dios

Dios es omnisciente y el dueño de la revelación. Ese resplandor que


proviene de esas siete estrellas representa el guiar y pastoreo de la
inspiración divina para la iglesia en todas las edades. No existe cosa
alguna que se escape a los ojos de Dios. (Salmo 23:1)

¿Cuáles son los 7 Espíritus de


Dios según Isaías? (Isaías 11:2)

1) Espíritu de Sabiduría e Inteligencia


2) Espíritu de Consejo
3) Espíritu de Poder
4) Espíritu de Conocimiento
5) Espíritu de Temor de Jehová
6) Espíritu de Diligencia
7) Espíritu de Juicio

El Espíritu de Jehová incorpora la totalidad de lo que es esta expresión,


y Él puede morar dentro de los creyentes gracias a la obra de Jesucristo.
Dios conoce cada uno de nuestros pensamientos y no hay quien se esconda
de su Espíritu Santo el cual todo los escudriña.

Filadelfia
El sexto mensaje va dirigido a la iglesia de Filadelfia. Sobre esta
iglesia de Filadelfia se nos dice que conoce al Santo y Verdadero por que
ella misma ha sido perfeccionada en santificación y poder. Que glorioso
testimonio el de esta iglesia, sin duda alguna algo digno de imitar, y debe
ser nuestra meta. Dice:

“Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el


Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y
cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de
ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes
poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He
aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y
no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus
pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la
palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba
que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre
la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno
tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi
Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi
Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual
desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga
lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis 3:7-13)

El nombre de “ Filadelfia ” significa “amor fraternal”. Para Jesucristo,


ella anda con él en todo momento y es como si ya hubiera sido arrebatada
a las moradas celestiales en su relación con Cristo. Cuando se habla de
“una puerta abierta”, implica una unidad con el amado en el camino
establecido por él. Esa unidad se consumará en la iglesia de hoy. Seremos
testigos del poder de Dios al ser traspuestos a las moradas del Padre al
escuchar la voz y el llamado de Jesucristo. Entraremos por esa puerta y
encontraremos pastos y andaremos. La verdadera iglesia aunque anda en
esta tierra no pertenece a esta, sino que es celestial y tiene morada y
herencia incorruptible. Por lo tanto, Dios vendrá y la tomará para sí. Todo
aquel que se humilla de forma sincera, encuentra el beneplácito de Dios.
(II Crónicas 7:14)
6) Iglesia de Filadelfia (Apocalipsis 3:7-13)
- Encomio: Fiel, Obediente.
- Reprimenda: Superficial, Obras Imperfectas.
- Acción: . Mantente firme. Retened lo que tienen para ser columnas
en el templo de Dios.

Esta hermosa iglesia contrastaba con las horrendas cualidades de sus


enemigos. De la misma forma que Cristo siendo santo, tuvo muchos
enemigos en la tierra, así también, la iglesia de Dios a menudo confronta
la maldad de este mundo. Ninguno de los pecadores se engrandecerá
contra los hijos de Dios.

La sinagoga de Satanás

La sinagoga de Satanás se refiere a aquel sistema organizado que tuerce


el evangelio; andan en burlas, blasfemias y maldiciones contra la iglesia
santa de Dios, pero Jesucristo asegura que estos escarnecedores doblarán
sus rodillas ante la verdadera iglesia y tendrán que reconocer que Dios la
ha amado.

La hora de la prueba

La iglesia de Filadelfia tiene una bendición especial. Ha escuchado la


Palabra de Dios y la ha amado y guardado, logrando una amistad especial
con Dios. Ya hemos dicho que esta iglesia siempre tuvo una puerta abierta
para ella, lo que determinará que así como Juan vio esa puerta, escuchó el
llamado y entró por ella; de la misma forma será arrebatada la iglesia de
Cristo para entrar por ella. (Apocalipsis 4:1) Por lo tanto, los vencedores
no serán arrojados en tribulación sino los tibios y dejados atrás. Ya
mencionamos que a la iglesia de Tiatira se le promete pasar por la Gran
Tribulación de no arrepentirse de sus maldades, en cambio, a la iglesia de
Filadelfia, se le promete entrar por una puerta celestial si se mantiene fiel
a Dios. (Vea el ANEXO sobre la parábola de las diez vírgenes )

¿Es posible un nuevo holocausto


en tiempos modernos?
La Biblia asegura que viene un período más que difícil. Será terrible
sobre toda la tierra. Muchos piensan que han pasado por crisis mundiales o
recesiones económicas que han ocasionado terribles presiones sobre la
gente. Pero de lo que se está hablando aquí es mucho más que un simple
colapso económico. Se nos está diciendo que en este período, el ejército de
las tinieblas tiene lugar sobre la tierra. Una pequeña muestra de la hora de
la prueba que se acerca, la pudimos ver en el Holocausto de 1933 en
Alemania. Un líder ocultista como Adolfo Hitler seguía las órdenes que le
brindaban los espíritus guías (demonios). De esa manera se propuso
aniquilar a los judíos. Los resultados fueron terribles genocidios,
asesinatos, torturas, abusos, persecuciones, conspiraciones y mucha sangre
derramada. Como si fuera poco, se sabe hoy que Hitler dedicó mucho de
sus esfuerzos en el desarrollo de la ciencia y la tecnología para luego
usarla como arma contra sus enemigos. Esos mismos planes siguen
vigentes hoy. La maldad de Hitler era sólo el principio de dolores de lo que
se avecina. Por cierto, los asesinos del reich no fueron condenados, en
cambio fueron protegidos por diferentes gobiernos y por la Iglesia
Católica. Estados Unidos adoptó a los científicos de Hitler y muchos de
sus proyectos secretos se siguen trabajando. La misma iluminación
satánica de Hitler es recibida con agrado por los políticos modernos en
sociedades secretas paganas. ¿Qué se puede esperar de los gobiernos de
hoy, muchos de los cuales siguen la guía de espíritus similares a los que
propusieron la solución final de Hitler contra los judíos? ¿No asegura esto
que se repetirán los mismos resultados?
En tiempos modernos se ha estado hablando del uso de la tecnología
como medio de control humano. Diversidad de gobiernos están
patrocinando los avances de la robótica y la nanotecnología. Ya
descubrieron la forma de implantar en humanos los denominados
“microchips”. Un artefacto diminuto capaz de comunicarse con una
computadora o un satélite e informar todo lo que tiene que ver con la vida
de un individuo, incluso su ubicación exacta en toda la tierra.
Próximamente todos los gobiernos le abrirán las puertas a ésta tecnología
de “adelanto” científico. Pero, ¿qué sucedería si todos los gobiernos de la
tierra impulsados por un gobierno central mundial lograran imponer su
control por medio de dicha tecnología? Una vez, todas las personas
estuvieran bajo ese control, ¿qué sucedería si tal tecnología cayera en
manos de un líder con la misma mentalidad que dominaba al ocultista
Hitler? Hoy, se asegura que la filosofía de Hitler sigue latente y está
siendo seguida al pie de la letra por diversos gobiernos. Por otro lado, ya
muchos se han estado preparando para un futuro “Holocausto”. No sería
sorpresa alguna que si ocurriera un nuevo Holocausto sería mucho más
devastador que el de 1933-1945.
Hoy día, diversos gobiernos patrocinan y gastan mucho dinero a todos
aquellos ciudadanos que aportan ideas de innovaciones en robótica y
espionaje. En otras palabras, cualquier idea humana que sea innovadora y
creativa están siendo escuchadas para poner a funcionar todo un programa
de desarrollo científico. De esta manera tenemos ahora implantes en
humanos que sirven o hacen la labor de cerebros artificiales capaces de
ejecutar lo que antes hacía un cerebro y sus impulsos eléctricos. ¿Qué
significa todo esto? Significa que estamos viviendo en una época donde lo
que antes parecía fantasía ahora es una realidad. Muchas de las cosas que
parecían ciencia-ficción ahora están siendo puestas en desarrollo. ¿Qué
sucedería si esta tecnología cayera en las manos equivocadas? ¿Qué
sucedería si los sistemas de teledetección (satélites, radares, G.P.S.,
microchip) fueran controlados por un dictador o déspota mundial? Desde
niños se nos ha estado condicionando por medio de las caricaturas, la
manera como el mal tiene una lucha contra el bien en su búsqueda del
control mundial. Pero, ¿qué sucedería si estas ideas fueran un plan muy
bien pensado y orquestado basándose no en un juego de niños sino en una
realidad?
La Biblia asegura que el empeño del mal en dominar el mundo es un
hecho real. El tiempo del dominio del mal sobre la tierra es denominado “
La Gran Tribulación ” del planeta tierra. (Apocalipsis 7:14) Este período
de la Gran Tribulación será mundial. Dios por medio de su Palabra
anuncia de antemano lo que ha de suceder respecto a los hombres.

“Por que no hará Jehová el Señor, sin que revele sus secretos a los
profetas” (Amós 3:7)

Los profetas en la Sagrada Biblia han preanunciado los acontecimientos


trascendentales que han de impactar la tierra. Vemos como la humanidad
se ha empeñado en desplazar a Dios de sus corazones ubicando el
materialismo en el trono. Vemos como han querido hacer lo que bien les
parece en todos los asuntos sin reconocer el dominio y creación de Dios.
Tomaron el evangelio de Cristo y lo mancillaron como una religión más.
Los hombres corrompieron la naturaleza y rindieron culto a sí mismos.
Negaron a Dios honrando las criaturas y no al Creador. (Romanos 1:25)
Profesando ser sabios se hicieron necios queriendo ser ellos mismos sus
dioses. Semejante a la torre de Babel, su soberbia llegó hasta los cielos y
ésta vez, más que confusión de lenguas será abatimiento de repente y lazo
a los pies de aquellos que vivían en estos días. (Génesis 11) Las palabras
de los profetas se cumplirán al pie de la letra.

¿Puede Dios guardarnos


de la Gran Tribulación ?

Definitivamente, ¡Sí!, sin embargo, la iglesia de Jesucristo irá a sus


aposentos en las moradas del Padre, las muchas mansiones. (Juan 14:2;
Isaías 26:20) No todos los que dicen ser creyentes se levantarán en ese día.
(Lucas 13:24) Solo la iglesia virgen la cual se presenta sin mancha ante el
Señor. (Mateo 25:6) Isaías asegura que el pueblo de Dios entra en sus
aposentos antes de la hora de indignación y de juicio.
La Biblia asegura que el pueblo de Dios será escondido en los
aposentos en tanto se derrama la ira de Dios sobre la tierra.

“Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas;
escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la
indignación...” (Isaías 26:20)

Existen denominaciones “cristianas” que llevan una lucha sin cuartel


contra la verdad del arrebatamiento de la iglesia. Ellos niegan la bendita
esperanza y promueven la idea que la iglesia será arrastrada a la gran
tribulación y se salvarán si son martirizados. Sin duda alguna, muchos de
los creyentes tibios que permanezcan en la tierra tendrán una última
oportunidad de salvarse huyendo del sistema anticristiano y finalmente
siendo martirizados. Pero para la iglesia fiel existe una puerta abierta en el
cielo que los congregará antes de la apertura de los sellos del juicio de
Dios. (Vea Anexo de la parábola de las diez vírgenes)
Luego del arrebatamiento de la iglesia, se cerrará la puerta así como se
cerró la puerta del arca durante Noé el patriarca. (Génesis 7:16) Nadie
abrirá hasta que pase la indignación y apertura de los sellos y el derramar
de las siete copas de la ira de Dios. Muchos verán la veracidad de lo que
estaba escrito pero ya será tarde. (Mateo 24:39) Dios recogerá a su pueblo
en sus aposentos, en tanto, en el mundo se ve la tragedia del líder político
mundial anticristiano que viene a derramar sangre sobre los pueblos.
(Marcos 13:24)

Coronas

Dios tiene hermosas premiaciones y reconocimientos para todos


aquellos que le aman, son fieles y perseveran en la fe de Jesús. (II Timoteo
4:8; II Timoteo 2:12) Las coronas solo las poseen los reyes y gente de
autoridad. A los vencedores se les dará coronas (dominio, autoridad,
reinado con Jesucristo). Todas esas coronas las rendiremos ante nuestro
Señor Jesucristo. Hoy el hombre no posee la totalidad del conocimiento de
lo que esto implica, pero en la redención conoceremos todas las cosas. (I
Corintios 13:12) Aunque en lo que se refiere a dignidad, la iglesia está
reinando con Cristo en su unión y comunión con él, el reinado literal
tendrá lugar en un tiempo posterior congregar de Dios a su pueblo en la
redención. (Efesios 2:6) Hoy día muchos engañadores han salido por el
mundo creando falsas teocracias e imperios utilizando la Palabra de Dios
de forma tergiversada. La verdadera teocracia es espiritual en cada
creyente hoy y será literal cuando Dios ponga a todos sus enemigos debajo
de sus pies luego del juicio de la Gran Tribulación. (II Tesalonicenses 2:8)

¿Cuál es el requisito para


obtener el reinado con Jesucristo?

Para reinar con Jesucristo se requiere el retener el testimonio del


evangelio y perseverar en Jesucristo. En ninguna manera se nos está
diciendo que para reinar con Jesucristo, hay que ser martirizado, pero de
seguro los mártires llenos de fe, reinarán con Jesucristo. Todo aquel que
reina con Jesucristo es porque le amó más que a su propia vida. Existe
diversidad de gente en este tiempo que afirma amar a Cristo, pero ponen
en primer lugar el dinero y las riquezas y luego a Cristo. Tenemos los que
dicen amar a Cristo, pero cuando viene la pobreza niegan su nombre.
Tenemos los que dicen amar a Cristo pero a la hora de la enfermedad se
olvidan del Creador. Todos aquellos que lograron reinar con Jesucristo fue
porque le permitieron a Dios hacer morada en su interior y luego reflejar
su vida desde adentro hacia afuera.

Columnas en el templo de Dios

La totalidad de los redimidos será un reflejo de las columnas que


sostienen el templo de Dios, del cual la base es Cristo mismo. Los salvos
son la composición de la Nueva Jerusalén en la eternidad y redención. Los
santos son propiedad de Jesucristo y su nombre estará escrito sobre ellos.

La Nueva Jerusalén

Jerusalén es la ciudad principal de la tierra sagrada. Lugar donde


Abraham dio los diezmos a Melquisedeq. (Génesis 14:18-20) Su
etimología se deriva de “ Urushalim ” (fundación de Shalem). Shalem era
el dios de los amorreos de la paz y prosperidad. Shalem es raíz de shalom
(paz) “ Identifica a la ciudad de paz ”. Otros nombres son: Sión, Moría,
Ciudad de David, Ariel, Santa Ciudad, Ciudad del Gran rey. (Salmo 48:2)
Ella es la ciudad donde Dios quiso morar para traer paz y el reinado a la
humanidad. El enemigo se ha encargado de crear conflictos para quitar la
paz tanto en Jerusalén, así como en el resto del mundo. (Salmo 122:6) Hay
promesas de Dios que apuntan a un tiempo de paz en el futuro. (Isaías 11)
Dios consumará su plan en la Nueva Jerusalén que descenderá de los
cielos. (Apocalipsis 21:2)

El nombre de Dios

Jesucristo tiene origen divino. Su Padre es Dios y él es una sustancia


con el Padre Eterno siendo él igual a Dios. (Juan 1:1; Juan 5:18; Filipenses
2:6; Juan 5:25; Hebreos 1:8) Jesucristo es el Hijo del Bendito y es su
nombre el que invoca la iglesia. (I Corintios 1:2; II Timoteo 2:19; Juan
5:18) Jesucristo reconoce al Padre como su Dios, el Bendito por los siglos
de los siglos el cual es una morada mutua con él. (Filipenses 2:9; Juan
14:8-10) Los redimidos llevarán el único nombre de Dios sobre ellos. Él es
el Dios de Paz sobre la Nueva Jerusalén celestial y el dueño legítimo de la
propiedad de Dios. Todos los salvados tendrán el nombre de Cristo y del
Padre sobre ellos, un mismo nombre; el gran Yo Soy. (Juan 8:24; Mateo
1:23; Mateo 28:19; I Juan 5:7; Juan 3:18).

Laodicea

La última y séptima iglesia que recibe el mensaje divino es la iglesia de


Laodicea. Dice:

“Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el


testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo
conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o
caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de
mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna
cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable,
pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro
refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y
que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con
colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé,
pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si
alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él
conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así
como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que
tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” (Apocalipsis 3:14-
22)

Este mensaje que Dios le trae a esta iglesia debe servir de advertencia a
todas las iglesias. Dios no está hablando un mensaje liviano, está hablando
con autoridad y lleva en su boca un mensaje de advertencia. Dios no quiere
una iglesia a medias, descuidada, ni hipócrita; quiere entrega total, quiere
fidelidad y quiere búsqueda intensa de sus caminos.

7) Iglesia de Laodicea (Apocalipsis 3:14-22)


- Encomio: Ninguno
- Reprimenda: Tibia, prepotente, soberbia.
- Acción: . Arrepentirse, Comprar oro refinado en fuego, Abrirle la
puerta a Jesucristo, Vencer para reinar con Jesucristo.
El nombre Laodicea significa “ juicio del pueblo o del laicado ”, e
identifica a la iglesia que pone sus intereses, ideas opiniones, sobre la
verdad del evangelio. En otras palabras, la verdad tenía una mordaza
cuando entraba en contraste con los intereses personales de estos
laodicenses. No había rendición total a la verdad del evangelio. A veces
algunas denominaciones que han caído en las redes del materialismo
tienden a pensar que su prosperidad material es sinónimo de su
prosperidad espiritual. De esta forma al verse enriquecidos y llenos de
comodidades tienden a pensar que su relación con Dios es firme por
dejarse llevar del desarrollo de sus empresas materiales. Sin embargo, esta
autocomplacencia puede provocar que Dios no necesariamente nos mire de
la misma manera que nosotros tendemos a mirarnos o auto juzgarnos. Al
creernos estar fervientes, pero en realidad estar muy cómodos y atados a
los bienes terrenales, en realidad estamos perdiendo lo más importante,
nuestra herencia incorruptible. Un ejemplo de esto, es el millonario al cual
Dios ha bendecido y tiene mucho dinero y riquezas a granel, en cambio, en
vez de usar sus bienes para la gloria de Dios, retiene todo en sus cuentas
de banco y se hace el de la vista larga cuando se trata de cubrir la
necesidad de sus hermanos en Cristo. El Señor les dice: “vende todo lo que
tienes, y dalo a los pobres...”, pero ellos no están enfocados en lo que el
Señor les pide sino en lo que ellos creen han hecho y creen tener como
crédito. (Marcos 10:21; Lucas 18:25) Ante sus propios ojos, esta clase de
persona creer estar muy bien, pero ante los ojos del Juez de toda la tierra,
son hallados faltos al ser pesados en balanza. (Daniel 5:27)

El Amén

Si bien es cierto que Jesucristo es el abogado de la iglesia cuando ésta


se humilla y reconoce su falta, también es cosa terrible estar en pie con
una actitud de soberbia y enaltecimiento frente a Aquel que conoce el
corazón y ve lo que hay dentro. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo todo
lo conocen, aun lo profundo del corazón humano. Nada se escapa a su
vista. Jesucristo es el testigo de Dios, es la confirmación de la veracidad
de Dios. Jesucristo da testimonio de la verdad del Padre. Jesucristo es el
principio y es el fin, es el alfa y la omega, y es el Amén de Dios.

Los que se engañan a sí mismos


La palabra es clara en sus doctrinas, enseñanzas, mandamientos, reglas,
consejos y sabiduría, sin embargo hay quienes optan por confiar en su
razonar y violar los mandamientos de Dios haciendo lo que les parece.
(Salmo 119:140) He visto personas que dicen ser creyentes pero se
postran delante de ídolos. Cuando se les amonesta sobre lo que dice la
Biblia respecto a los ídolos, esgrimen decenas de pretextos para defender
sus acciones idólatras. Hay caminos que al hombre le parecen derechos
más su final es de muerte. (Proverbios 16:25) Cuidado con las prácticas
ajenas a la Biblia.

¿Cómo pensaba de si esta iglesia?

• Se creía rica en tener la herencia bíblica.


• Se jactaba de sus grandes riquezas. Esto implica una actitud de pensar o
creerse poseer un vasto caudal de conocimiento sobre las cosas.

Hay una realidad, al que mucho se la ha dado mucho se le demandará.


(Lucas 12:48) El poseer mucho conocimiento y poca acción produce
mucha condenación. (Santiago 3:1) En el infierno habrá mucha gente que
conocían mucho de Dios, pero no obraban en justicia. En el infierno hay
categorías de azotes según los pecados. Aquellos que no eran practicantes
de la fe que sí conocían serán azotados más que los demás. En el infierno
los que dan los azotes son los mismos demonios que han sido condenados.
(Lucas 13:3) De la misma manera que todos pereceréis igualmente
atormentaban al rey Saúl cuando se apartó de Dios, de esta misma manera
el trabajo del tormento es asignado a los demonios. (I Samuel 16:14;
Apocalipsis 20:10; Marcos 9:44; Isaías 14:11)

¿Cuál era la realidad vista desde el ojo de Dios sobre esta iglesia de
Laodicea?

• Tibieza e inconstancia en su fe hacia Dios


• Un corazón dividido en las cosas de Dios y las cosas
pasajeras
• La ironía de creerse rico y ser en realidad pobre
• Desventurado
• Miserable
• Pobre
• Ciego
• Desnudo

La tragedia de esta iglesia consistía en tener la teoría de la verdad del


evangelio y poseer la incapacidad de obedecer o recibir el poder libertador
de Dios.

Oro refinado en fuego

Esta iglesia necesitaba urgentemente abrazar las cosas divinas y


experimentar la realidad de la redención de Dios de adentro hacia fuera.
Esta es la verdadera riqueza del creyente en Cristo. El oro que le ofrecía
Dios no era gratis ni tampoco era cualquier tipo de metal. Se trataba de oro
refinado y transparente por el cual había que pagar un precio. Deseables
son más que el oro los mandamientos de Dios y para obtener esas riquezas
se necesita el arrepentimiento, la humillación y el tornarse a Dios. (I Pedro
5:6)

Vestiduras blancas

Las vestiduras nos hablan de testimonio, actitudes y obras. Implica que


esta iglesia debía pagar un precio de búsqueda insistente y sincera para
obtener la realidad divina conquistada por Jesucristo quién es el dueño de
la redención. Las vestiduras blancas es algo que todo el mundo puede ver,
en especial los ojos de Dios.

Colirio

El Colirio se refiere a algún tipo de medicamento o ungüento para


restaurar la vista. Solo podrán ver a Dios y su realidad cuando el Espíritu
Santo abra sus ojos. En otras palabras, para conocer la realidad de Dios
tienen que acercarse en amistad con la Persona del Espíritu Santo de Dios.

Una ilustración de la condición de la iglesia


Como hemos podido ver, desde Efeso hasta Laodicea, Jesucristo dio un
panorama general de la condición que prevalecería no solo dentro de las
siete iglesias de Asia sino también de toda la cristiandad desde la
fundación de la iglesia hasta los últimos días. Cada iglesia es un retrato
tanto de las virtudes y de las fallas de los diferentes miembros del cuerpo
de Jesucristo tanto local como mundial en diferentes períodos de la
historia.
El momento que vive Laodicea, es el momento del inminente
arrebatamiento de la iglesia.

Dos opciones para Laodicea

Primera opción: Abrazar las cosas divinas, soltar el mundo. Cenar con
Jesucristo para que pueda recibir el trono y reinado como regalo de la
redención.

Segunda opción: Continuar en su condición de pobreza espiritual y el


día del arrebatamiento será dejada atrás; literalmente, vomitada de la boca
de Dios.

Lamentable situación eclesial

Laodicea representa a la llamada iglesia que aún exhibiendo el nombre


de “iglesia”, muestra a Jesús aún fuera de sus puertas. El Santo
personalmente le hace una invitación abiertamente a entrar en comunión
con él:

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la


puerta, entrare a él, y cenaré con él, y él conmigo...” (Apocalipsis 3:20)

Vemos claramente que es Jesucristo quién viene a tener comunión y


morada dentro del hombre. También la Biblia nos enseña que Él Padre y el
Espíritu han de morar dentro del creyente. En Jesucristo se incorpora la
totalidad de la divinidad. La totalidad de lo que Dios es, está accesible a
cada hombre. Dice:
“...El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y
vendremos a él y haremos morada con él...”. (Juan 14:23)

Podemos ver que el Dios trino es el que viene a morar dentro de los
hombres, y el hombre viene a tener comunión con las tres personas: Padre,
Hijo y Espíritu Santo.

¿Por qué el Creador dicta sentencia


sobre cada iglesia representada aquí?

La razón es que la iglesia tiene a Jesucristo como Señor sobre ella. El


vocablo “Señor” implica “ dueño, amo, o el que tiene dominio”. La iglesia
reconoce su voz de mando en medio de un mundo contradictor. Dios ha
provisto el medio de santificación para la iglesia, por lo que no espera
menos de ella. Ella reconoce que en la obediencia a esa voz en la Palabra,
ella obtendrá fielmente el cumplimiento de la promesa de Dios de la cual
es testigo. De esta forma no tarda en reconocer su estado y seguir la ruta
del arrepentimiento y el camino de la obediencia.

Nuestra unidad con Dios

Cuando recibimos a Jesucristo venimos a ser un espíritu con él. (I


Corintios 6:17) El deseo de Dios es que haya en nosotros el sentir del
Padre y andemos como hijos dignos y santos. Dios viene para quedarse
entre nosotros.

¿Dónde dice la Palabra de Dios


que será una visita parcial y no eterna?

Algunos cuestionan la experiencia con la persona del Espíritu Santo


afirmando que dicho encuentro con Dios es una visita parcial o pasajera.
El Espíritu de Dios habita en todo momento dentro de los verdaderos
creyentes como dice en Romanos: “si es que el Espíritu de Dios mora en
vosotros” donde implica morada presente. (Romanos 8:9)

¿Qué implica ser llenos del Espíritu Santo? (Hechos 6:3)


Esta llenura implica que gracias a la regeneración hecha por Jesucristo,
él puede morar libremente en el espíritu de los creyentes verdaderos todos
los días. (Mateo 28:20) Dios escogió un pueblo para habitar y hacer en
ellos su tabernáculo y mostrar su gloria en toda la tierra para cumplir sus
planes eternos. Nuestra relación con el Espíritu Santo será la que decidirá
nuestro destino el día que Dios recoja a su pueblo.

El constante rechazo del hombre

El pueblo judío llamado por el amor de Dios antes de la fundación del


mundo no conoció al Mesías, estos lo condujeron hasta la cruz. (Juan 1:11)
Luego, los que no eran pueblo y no estaban convidados a las bodas, se les
extendió una invitación a ser parte de la bendición (esto es la iglesia).
(Mateo 22:8) Los gentiles fueron alcanzados por esa invitación a ser por
adopción los herederos de las cosas celestiales. Sin embargo, muchas
iglesias aún con el nombre de “cristianas” no experimentaron a Jesucristo.
Esa invitación es para todo el mundo hoy, donde Dios extiende sus brazos
de amor y llama a todos a participar de la grandeza de su ciudad santa. Ya
no son los exclusivos judíos, sino que su alcance arropa con la bendición
al mundo entero donde toda raza y linaje puede venir y abrazar al Dios
eterno cuya puerta es Jesucristo. (Juan 10:19) Los judíos le crucificaron
sin embargo, hoy pueden aceptarle como salvador pues él vive. (Romanos
11)

¿Qué sucede si la iglesia se arrepiente


y permite que Dios pueda entrar?

Si la iglesia se arrepiente, él hará morada dentro y tendrá comunión con


ellos. Laodicea es el último período de la iglesia en la tierra. Es el
trascendental momento donde los vencedores tomarán posesión de los
tronos dados por Jesucristo. Jesucristo es quien da los tronos y autoridad
de reinar a la iglesia. La autoridad de la iglesia depende exclusivamente de
su relación con el redentor.

Rumbo a las moradas del Padre


Jesucristo no vino a establecer denominaciones sino a lavar con su
sangre un pueblo escogido que viviría su Palabra por encima de las
tradiciones e invenciones de los hombres. Aquellos que salieron del
mundo y se moldearon en la obediencia de la Palabra de Dios tienen una
herencia incorruptible en gloria y aguardan el sonar de la trompeta del
llamado de Dios para ir a una morada eterna.

La parábola de las diez vírgenes

Existe un debate dentro de muchas congregaciones respecto al tema de


la venida del Señor Jesucristo. Unos afirman que no hay un rapto o
arrebatamiento antes del periodo de la Gran Tribulación que viene sobre la
tierra. De esta forma proponen que la iglesia completa tiene que ser
sometida al martirio para poder alcanzar la salvación. Por otro lado, están
los que creen que antes de que se derramen los juicios sobre toda la tierra,
la iglesia ocupará un lugar especial en la morada de Dios. De esta forma
proponen que Dios los trasladará a los cielos antes del juicio sobre el
mundo pecador. Para arrojar luz sobre este tema hicimos este anexo, el
cual es parte de uno de los capítulos de otro de nuestros libros titulado: ‘El
Misterio del reino de los cielos revelado’ (Tomo II). Siendo que en dicho
libro tocamos ese tema, nos dimos a la libertad de adjuntar ese respectivo
capítulo como un intermedio de referencia en este libro. Dicho capítulo
trata sobre la segunda venida de Jesucristo y como tendrá lugar. Veamos:

Dice la Parábola de las diez vírgenes:

"Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que


tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran
prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no
tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas,
juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y
se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: !!Aquí viene el esposo;
salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y
arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos
de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes
respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id
más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero
mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban
preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. Después
vinieron también las otras vírgenes, diciendo: !!Señor, señor, ábrenos!
Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Velad,
pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de
venir". (Mateo 25:1-13)

Vemos en esta parábola que Jesucristo nos dice que el reino de los
cielos es semejante al escenario de diez vírgenes quienes esperaban el
esposo con el propósito de ir a las bodas. Nuevamente entra en escena la
intención de Dios de llevar al hombre a un encuentro íntimo con su
Creador. La parábola nos dice que todas las diez vírgenes conocían del
propósito del esposo y estaban actuando en pos de su llamado, sin
embargo, algo sucedió. Unas se prepararon a tiempo y otras perdieron la
oportunidad especial para la cual fueron llamadas. Para poder comprende a
plenitud esta maravillosa parábola pronunciada por Jesucristo debemos
tener claro el contexto histórico que nos presenta. Ya hemos dicho en este
libro que fueron los judíos la nación escogida por Dios para traer la
salvación por medio de la llegada del Mesías. Los judíos poseen unas
costumbres muy particulares que son respetadas y conservadas. Dentro de
esas costumbres tenemos su manera solemne de celebrar sus bodas. Esto
es importante por el hecho de que cuando Cristo habla, en ocasiones lo
hace usando el modelo judío. Este es el caso del tema de las bodas o las
uniones matrimoniales. ¿Cuál es la costumbre o manera con la cual los
judíos celebran sus bodas? Los judíos llevan un orden sobre las nupcias
que es el siguiente:

● Primer paso: Un joven identifica a una virgen y le extiende una


invitación a la casa de su padre. Esta invitación no era una mera confesión
verbal sino que tenía que estar respaldada con propósito y bienes o
suficientes medios para respaldar sus intenciones. Es decir, tenía que tener
un dote que brindar. Podía ser en joyas, dinero, o propiedades. Con este
respaldo se entra en negociaciones con la novia. El padre de la novia tenía
que llamar a un hombre quien haría el rol de agente entre él y su hijo para
efectos nupciales. El agente o amigo del novio tiene conocimiento de los
bienes a negociar. La novia también tiene que tener su agente quienes
negocian en secreto entre ambas partes. El siguiente paso era el desposarse
o sellar con un pacto de compromiso matrimonial. El novio tomaba la
iniciativa y negociaría el precio del compromiso o la dote para la novia. Se
pagaba un precio por la novia. Al pagar el novio consideraba a su novia
como su esposa en aspectos legales.

● Segundo paso: La novia debía ser purificada. La novia era declarada


santa o consagrada para su marido. (Santificación.) La purificación estaba
relacionada al anuncio de la misma por medio del toque de shofar .
(Bebían vino de una misma copa en un acto simbólico).

● Tercer paso: Luego de ese pacto ya establecido, el novio se despedía de


la novia (ya desposada) y la dejaba con sus padres.

● Cuarto paso: El novio permanecería en la casa de su padre por doce


meses aproximados. El novio prepararía la morada matrimonial mientras
que la esposa por otro lado estaría preparándose (ajuar de novia y para la
vida matrimonial).

● Quinto paso: El novio debía ir a buscar a su novia a la casa de sus


suegros luego del tiempo cumplido. Por lo general era de noche y a la hora
menos esperada. El novio saldría acompañado con su mejor amigo y su
escolta de amigos a buscar a la novia. Esa caravana estaría alumbrada por
muchas antorchas que identificaban la venida del novio.

● Sexto paso: La novia, sabía que la vendrían a buscar pero no sabía


cuándo sería ese momento.

● Séptimo paso: Esa noche de la boda, el novio se vestía con lo mejor.


Sus vestidos podían incluir una corona de oro, guirnaldas de flores frescas,
perfume de incienso y mirra. El novio podía usar un cinto de seda de
colores llamativos. Sus sandalias era adornadas de listones. La llegada del
novio era precedida por un clamor que lo anunciaba. (Mateo 25:6)

● Octavo paso: El novio recibía a la novia junto con sus doncellas y la


comitiva matrimonial y partían hacia las moradas que el novio había
preparado en la casa de su padre donde muchos estarían reunidos. Era
común usar lámparas y antorchas para alumbrar el camino. Sin lámparas
ni antorchas no le era permitido unirse a la procesión. No se le permitía
entrar a la casa de la novia. Las lámparas eran esenciales para poder unirse
a la procesión. De la misma manera era necesario el abasto de aceite que
sustentaba las lámparas por el simple hecho de que no era permitido que
se apagara.

● Noveno paso: Los novios eran escoltados a la cámara o morada nupcial.


La novia se entraba con su velo cubierto. Por el camino se le unían
invitados que no fueran a la casa de la novia.

● Décimo paso: Mientras los novios consumaban su acto matrimonial,


tanto las doncellas y el amigo íntimo del novio esperaban afuera.

● Undécimo paso: El novio salía alegremente de la habitación y


anunciaba a su séquito que el acto y unión ya se ha consumado.

● Duodécimo paso: El novio regresaba a su habitación y su séquito


anunciaba a los invitados y comenzaba la fiesta de celebración. Siete días
de fiestas. Siete días apartados y escondidos en la morada matrimonial.

● Decimotercer paso: Luego de esos siete días la novia salía pero con el
velo descubierto mostrando a todos su rostro, así todos sabrían quien era
ella.

Lo anterior son los pasos de una boda judía. Tenemos que hacer esta
observación ya que Jesucristo es un judío y cuando habló fue dentro de ese
contexto. Podemos ver toda una serie de actos reverentes y solemnes en
estas bodas. Ya hemos dicho que la intención de comunión de Dios para
con el hombre le ha sido expresada con amor y de forma sagrada de tal
forma que Dios el Padre se nos presenta en otras parábolas como el rey
que quiso celebrarles bodas a su hijo, y ese hijo es Jesucristo. La amada
que se casará con Jesucristo es el cuerpo compuesto de millones de
creyentes de todo el mundo, de todas las razas y de todas las naciones. Son
los que recibieron a Jesucristo como su salvador y como su Señor, le aman
y le obedecen. Son los que reconocieron que Jesucristo es todo lo que Dios
es. Son los que adoran a Jesucristo con suprema adoración y le honran de
la misma manera que honran al Padre. A estos que han sido lavados por la
sangre del Cordero han sido emblanquecidos y ahora en esa redención son
dignos de la herencia celestial.

El cumplimiento en Cristo

En la persona de Jesucristo tenemos el maravilloso cumplimiento de


todo este modelo nupcial. Vemos a un Dios amoroso que quiso celebrarle
bodas a su Hijo. ¿Por qué Dios quiso celebrarle bodas a su Hijo? Dios
quiso tener comunión con el hombre. Dios creó al hombre a su imagen y
semejanza con el propósito de tener comunión íntima con él. Cuando el
hombre cayó en pecado, ocurrió una separación entre Dios y el hombre.
Dios ideó un plan para redimir o volver a comprar los derechos sobre los
hombres que ya se encontraban lejos. Cuando un hombre está en pecado,
legalmente le pertenece a Satanás. Sin embargo, Dios actuó a favor del
hombre para hacer desaparecer el pecado que había en el hombre. La
manera que Dios hizo desaparecer el pecado en el hombre fue derramando
su sangre perfecta en una cruz. El castigo que le correspondía al hombre
por su maldad fue sobre el Cordero inmolado. (Isaías 53). Así la culpa y la
vergüenza de la separación fue llevada por Dios el Hijo y no por el
hombre. Esa limpieza que Dios hizo en la cruz se aplica a los hombres que
tienen fe en la obra redentora de Cristo. Cuando el hombre recibe a Cristo
como su salvador, viene a morar dentro de ellos la persona del Espíritu
Santo. Comienza la labor de crecimiento y santificación para preparar al
hombre para un encuentro con su Dios. Dios le expresa al hombre su
voluntad por medio de la Sagrada Palabra y el hombre sigue encontrando
limpieza en las páginas de la Biblia. Vemos que cuando un hombre entra
en amistad, en amor con Dios, se establece un pacto. El hombre toma el
servirle a Dios como su estilo de vida y Dios se encarga de todos los
asuntos de la vida del creyente. Este pacto está relacionado a un sello de
parte de Dios. La llegada del Espíritu Santo constituye un sello sobre la
vida del creyente. Dice:
“En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados
conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su
voluntad, a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que
primeramente esperábamos en Cristo. En él también vosotros, habiendo
oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo
creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es
las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida,
para alabanza de su gloria.” (Efesios 1:11-14)
Vemos aquí el cumplimiento del modelo nupcial. Tenemos el sello ya
mencionado en el primer paso. Vemos que la obra redentora de Cristo vino
a emblanquecer el ser humano (Isaías 1:18). Esa blancura sobre el hombre
aplicada por Cristo trajo consagración, y trajo separación. Una iglesia (una
esposa) reservada para Dios el Hijo. Ese es el segundo paso del modelo.
La iglesia que le sirve a Jesús de forma sincera vino a beber de la copa
símbolo de sus sangre. (I Corintios 11:25) De la misma forma, también
por amor a Cristo bebemos de su misma copa en cuanto a padecimientos
por mantener el testimonio de Jesús frente a un mundo contradictor.
(Marcos 10:38) En el tercer paso Cristo se despidió de su iglesia. (Hechos
1:11) Vemos que por un tiempo, el novio y futuro esposo de la iglesia se
ha distanciado de su amada. Vemos que ahora, tiene lugar el cuarto paso
donde el novio está preparando la morada matrimonial mientras que la
amada está preparándose para su encuentro con él. Claramente la Biblia
dice que esto se cumple en Cristo. Jesús dijo:
“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En
la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera
dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os
preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde
yo estoy, vosotros también estéis.” (Juan 14:1-3)
Vemos que Jesucristo se fue a los cielos a prepararle una morada a su
amada (la iglesia). En ese tiempo, la iglesia en la tierra tiene que estar
preparando todo lo concerniente a su ajuar y buena presentación delante de
él. Dice:
“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y
se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en
el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo,
una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante,
sino que fuese santa y sin mancha.” (Efesios 5:25-27)
Vemos que Jesucristo el novio también ha provisto para que la iglesia
(su amada) pueda ser emblanquecida y digna de estar en su presencia.
El rey ya viene
La iglesia que ama al Señor reconoce que el tiempo de su venida se
acerca. Jesús dijo que el tiempo de su regreso sería de forma sorpresiva o
en el momento menos esperado. Dijo:

“De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto
acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino
sólo mi Padre. Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo
del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y
bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró
en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a
todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. Entonces estarán
dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres
estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero
sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría
de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros
estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no
pensáis.” (Mateo 24:34-44)

Mientras vivimos en esta tierra, el evento más sublime que ha visto


historia alguna esta por suceder. Dios viene a buscar a su iglesia para
establecer una unión en una majestuosa boda. En este tiempo ambos han
estado preparándose, Dios en los cielos y la iglesia en la tierra. Del quinto
al octavo paso componen lo que es nuestro momento. Hay una iglesia
velando, hay una iglesia alerta que se ha estado purificando para tener
entrada en la morada de Dios. En el séptimo paso un clamor precedía el
momento inminente de su regreso. Hace tiempo que en la historia de la
humanidad se ha estado anunciando ese clamor. Desde que Cristo dio la
orden predicar su Palabra, ese clamor ha recorrido la tierra. Dijo:

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para


testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24:14)

La iglesia en la tierra hace el papel protagónico de la amada. A la


misma vez la caravana que alumbra con muchas antorchas anunciando el
regreso del novio, son el testimonio vivo de los santos y sus buenas obras.
La novia no venia sola, muchas doncellas y la comitiva matrimonial serían
recibidas en las moradas preparadas. Toda esta congregación de personas
dignas son una representación del alcance de la iglesia santa y pura.

Regreso sorpresivo

¿Por qué Jesucristo regresará a la tierra de forma sorpresiva? Jesucristo


regresará de esta forma porque él busca una iglesia que le ama de veras.
La iglesia que le ama de veras se encuentra en todo tiempo preparada.
Sería muy fácil para cualquiera prepararse a conveniencia en una hora
señalada por el simple fin de estar aprobado sin poseer un genuino interés
en esa reunión, sin embargo no es así. Dios viene a buscar a aquellos que
le aman con todo el corazón. Aquellos que sin importar el tiempo se
mantuvieron íntegros hacia Dios. Sobre el tiempo de su regreso dice:

“Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran
poder y gloria. Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos
de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del
cielo. De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está
tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también
vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, conoced que está cerca, a
las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que
todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no
pasarán. Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que
están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad; porque no
sabéis cuándo será el tiempo. Es como el hombre que yéndose lejos, dejó
su casa, y dio autoridad a sus siervos, y a cada uno su obra, y al portero
mandó que velase. Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor
de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la
mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo. Y lo
que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.” (Marcos 13: 26-37)

Vemos que Dios les hace una advertencia a sus oyentes y es que no se
encuentren durmiendo al momento de su regreso. El sueño es una metáfora
de las tinieblas. Cuando una persona duerme no está vigilante, no está
alerta. El dormir es sinónimo de estar ocupados en mil cosas pero no estar
centrados en la persona de Cristo. Dormir es sinónimo de no tener a Dios
en el centro de nuestra vida. Es dejar a Dios a un lado para poner otros
intereses como blanco de nuestra existencia. Claramente los que duermen
no podrán participar de las bodas. Dice:

"Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os


sorprenda como ladrón." (I Tesalonicenses 5:4)

Vemos que Dios nos habla de un tiempo sorpresivo. Un tiempo que la


gente no espera, pero que será el momento cuando Dios venga por su
pueblo. Mucha gente pone diversidad de opiniones en torno al momento
del regreso de Cristo por su iglesia. Unos afirman que no existe el
arrebatamiento, y ponen toda clase de ideas para negar este evento, sin
embargo, el modelo que hemos mencionado de las nupcias judías si
describen un evento relacionado al rapto. En los pasos noveno y décimo
podemos ver que los novios luego de su encuentro son llevados a su
tiempo de cámara nupcial. Ella entraba a su presencia de forma digna y
reverente con su velo cubierto. Es un tiempo donde los novios consuman
su acto matrimonial. Ese suceso no es otra cosa sino el tiempo del
arrebatamiento de la iglesia. Hay algunas corrientes que afirman ser
cristianas que niegan el arrebatamiento. Cuando hablamos de
arrebatamiento nos referimos al momento que se menciona en I
Tesalonicenses 4:17 donde dice:

“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos
arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el
aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

Cuando la Biblia dice que la iglesia será arrebatada nos habla de un


evento sorpresivo y rápido. La palabra usada es “harpazo”. Tomar algo de
forma súbita. Es por esto que la iglesia que cree en el arrebatamiento le ha
llamado “rapto”. De lo que habla es de un momento de parusía o de
traslación . Sacar a un pueblo de su lugar y llevarlo a otro lado. De la
misma manera que vimos en el modelo de las nupcias judías, donde la
novia será escoltada a la cámara nupcial, así mismo será llevada la iglesia
a la morada de Dios. Luego de esta unión solemne donde la iglesia (la
amada) es llevada a su lugar donde consuma sus amores, tienen lugar los
pasos undécimo, duodécimo y decimotercero. El novio hace el anuncio
público de que su acto se ha consumado. Esto concuerda con la profecía
bíblica cuando Dios exalta a la iglesia y le muestra al mundo su resplandor
versus sus enemigos. (Apocalipsis 3:9) De forma sublime se encuentra una
ilustración de este perfecto amor en el libro de Cantares y sus ocho
capítulos. Una simple muestra nos dice:

“Me llevó a la casa del banquete, y su bandera sobre mí fue amor.”


(Cantares 2:4)

La profundidad de este amor se encuentra expresada en la poesía escrita


por Salomón en cada uno de esos capítulos llenos de significados.

Vírgenes prudentes versus


vírgenes insensatas

La parábola de las diez vírgenes nos habla de la condición de la iglesia.


El vocablo “ vírgenes ” nos habla de dignidad. Nunca se usa la palabra
“virgen” para referirse al mundo en pecado, sino que se refiere a los que
han sido llamados. Esta parábola debe servirle de amonestación a la
iglesia de ser una iglesia vigilante y alerta. No basta con confesar a Dios
de labios, no basta con llamarle Señor de nuestra vida. Hay algo más que
llevar una vida religiosa. Se nos dice que cinco de las vírgenes fueron
prudentes y cinco insensatas. Aquí Dios hace una diferencia entre la
prudencia y la insensatez. Cuando hay insensatez lo que hay es falta de
buen juicio y de sentido común, en cambio cuando hay prudencia, hay
reflexión y precaución que lleva a tomar ciertas medidas preparándonos
para algo. La prudencia y la insensatez de la que se habla aquí está
relacionada a las vestiduras blancas de la novia. Una novia que reconoce lo
serio, solemne y reverente de su unión matrimonial hará todo lo que sea
posible por estar inmaculada e irreprensible. Una novia busca el traje más
blanco, más hermoso, más decoroso y se atavía de la forma más perfecta
para agradar a su amado. En eso consiste la prudencia de la novia que
anhela unirse para siempre a su amor. Por lo contrario, una novia que es
insensata y que no concuerda, tiene en poco su unión matrimonial y no se
prepara de forma correcta. No corresponde a una novia sublime un traje
arrugado o sucio. De la misma forma no le corresponde a la iglesia las
obras de las tinieblas. El esposo no se unirá a una novia cuyo traje sea
vergonzoso. Todo lo que la Biblia identifica como pecado es similar a una
mancha negra en el traje de la novia, por ende, los creyentes tienen que ser
lavados, regenerados, limpios y santificados por el poder de Dios. Dios
tiene el poder para transformar vida y llenar al hombre de su luz
admirable. Esta obra de santificación, perfección y blancura tiene que ver
con la acción de la persona del Espíritu Santo en la vida de la iglesia. Es
por esto que el factor determinante en esta parábola lo es el aceite. El
aceite es un símbolo del Espíritu Santo. Las diez vírgenes necesitaban el
aceite para sus lámparas. Las lámparas son el testimonio visible de la luz
que debe alumbrar a todos los hombres. La luz que necesitan las vírgenes
es la luz que proviene del encendido del aceite del Espíritu Santo. La luz
que deben ver los hombres en la iglesia de hoy tiene que ser una obra de
Dios. Por ende es la responsabilidad del creyente entrar en una amistad
sincera con Dios por medio del Espíritu Santo. Esto no es una obra carnal,
sin embargo, para que el hombre pueda entrar en amistad con Dios tiene
que disponerse a buscar a Dios. Dios llega a la vida del hombre por medio
de invitación. Un hombre se acerca a Dios y Dios se acerca al hombre.
(Santiago 4:8). Dios toca a la puerta y llama a los hombres, esto sucede
cuando la predicación es anunciada en todas las naciones. Está de parte del
hombre responder a ese llamado. Las vírgenes prudentes fueron exaltadas
porque poseían aceite, luz y vigilancia. Esto corresponde a una amistad
con Dios, sinceridad, preparación, santificación, llenura del Espíritu Santo,
perfección, obras de justicia, transparencia. Es una iglesia que se esforzó
por agradar a su amado y esto lo hizo en oración, ayuno, culto a Dios y
testimonio de buenas obras.

Lámparas encendidas

En el octavo paso mencionado aquí de las costumbres de la boda judía


dijimos que personas con lámparas podían unirse a la procesión solo y
únicamente si poseían lámparas con aceite suficiente. Esto ajusta
perfectamente con la parábola de las 10 vírgenes, cinco prudentes y cinco
insensatas. Las prudentes tenían las lámparas preparadas para irse en el
viaje y las insensatas no lo tenían. Esta verdad apunta que en el trayecto
del viaje hay un grupo que está listo y preparado y hay un grupo que no lo
está. Esto apunta también al grupo que se supone sea parte de esta gran
celebración versus aquellos que no lo serán. La iglesia misma está
representada de esta forma, por ende, cuando llegue el momento de la
boda, unos se irán y otros se quedarán. Se le insta a la iglesia que se
prepare para que pueda participar de esta bendición.

La separación

La parábola de las diez vírgenes debe servirnos de advertencia de que


Dios hará una separación dentro de lo que se conoce como “la iglesia”.
Dice Mateo:

“No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos,
sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo
7:21)

Vemos que no se trata de una mera confesión de Dios en nuestra vida,


Dios espera separación de este mundo para ir en pos de su reino. Dios
busca el amor genuino en el hombre y ese amor solo se logra cuando Dios
nace en el interior del hombre. Solo los renacidos alcanzarán la promesa.
(Juan 3:7) Podemos ver en la parábola, que a la hora estaba avanzada.
Existen ciertos factores que exhibieron las vírgenes insensatas y estos
fueron:

● Tomaron sus lámparas pero no aceite


● Estaban fuera de tiempo
● Cabecearon y se durmieron
● Pretendían depender del aceite de otras
● Se les hizo tarde

Este escenario es similar al que viven muchas personas dentro de las


iglesias. Tienen su Biblia bajo el brazo, aparentan ser religiosos, pero hay
algo que les falta. Les falta un encuentro genuino con Dios, les falta avivar
la llama de Dios en sus vidas. No llevan una comunión y amistad genuina
con Dios, solo siguen una rutina. Dice:
“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande
nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia,
y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los
ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto
delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la
diestra del trono de Dios.” (Hebreos 12:1-2)
Esta situación de irresponsabilidad tendrá su efecto en un futuro
cercano y es que perderán la meta por la cual creen estar siguiendo. Han
creído en vano. Dios demanda que el hombre crea en Dios, pero esa fe, ese
creer tiene que ir en consonancia con una vida separada para Dios, y una
intensa búsqueda por agradar al Hijo de Dios. Dice el apóstol:

“por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois


salvos, si no creísteis en vano.” (I Corintios 15:2)

Hay un mandato de retener la Palabra de Dios. Ese retener la Palabra de


Dios envuelve escuchar atentamente y poner por obra. Es evidenciar la fe
por medio de obras de misericordia. Dice:

“Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al


Señor.” (Hebreos 12:14)

Vemos que en los pasos undécimo y duodécimo, el amado, luego de


encontrarse con su amada y anunciarle a su séquito la consumación de su
unión, salía nuevamente o se volvía a su habitación. Luego de ese anuncio
comenzaban siete días de fiesta. En esos siete días de fiesta el amado y su
amada estaban apartados y escondidos en su morada matrimonial.

Celebración en los cielos

Hay una celebración en los cielos para todos los que aman a Dios. Dice:

“Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las


bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha
concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el
lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe:
Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero.
Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.” (Apocalipsis 19:7-9)

No existe regocijo más grande para Dios que el que sus hijos anden en
santidad. Hayan reconocido el señorío de Jesucristo en sus vidas y hayan
hecho diligentemente de acuerdo a su llamado.
En los trece pasos que describimos de la boda judía se hablan de siete
días de fiesta o celebración. De la misma manera la Biblia habla de siete
años de prueba que vendrá sobre la tierra mientras la iglesia se encuentra
en los cielos en su celebración.

Reconocimiento y dignidad

La iglesia de Dios que se ha preparado y que ha amado a su Señor con


todas sus fuerzas será la iglesia arrebatada. Aquella que tiene parte en la
primera resurrección. (Apocalipsis 20:5-6). Los que fueron dignos son los
que participaran del Tribunal de Cristo no para ser juzgados sino para ser
galardonados conforme a su trabajo en la tierra. (II Corintios 5:10). Este
Tribunal de Cristo y esta primera resurrección contrasta con el juicio del
Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20:11) y la segunda resurrección donde
Dios juzgara a los pecadores. Este otro juicio será para castigar a los
rebeldes y otorgarles el pago por su maldad. Los que no están inscritos en
el libro de la vida fueron lanzados al lago de fuego.

Tiempo de juicios sobre la tierra

Mientras la iglesia celebra en los cielos, en la tierra sucede un periodo


de pruebas y de tribulación. La Biblia nos muestra que luego que tenga
lugar el arrebatamiento de la iglesia, en la tierra tendrá lugar una serie de
juicios para el mundo lejos de Dios. Estos juicios que vienen sobre la
tierra están descritos en detalle en el libro de Apocalipsis (Revelación) El
periodo de la Gran Tribulación que sucede cuando la iglesia es arrebatada
está claramente identificado en la Biblia. (Vea Mateo 24:21, Apocalipsis
7:14, Daniel 8:14, Apocalipsis. 13:5, Apocalipsis 11:3) Este periodo de
siete años es uno de engaño y traición. La Biblia asegura que tan pronto la
iglesia sea arrebatada a los cielos, aparecerá en este mundo un macabro
líder mundial que viene a engañar a las naciones por medio de toda clase
de estratagemas. Utilizará la paz como una estrategia para extender su
poder y luego que todos crean en su propaganda falsa, se tornará contra
todos los que no se sometan a su sistema. Este escenario que se aproxima
sobre la tierra de Gran Tribulación nos habla de un tiempo del desatar de
siete sellos de juicio (Apocalipsis 6:1 al 8:5) y de siete trompetas de juicio
(Apocalipsis 8:5 – 11:19) y las siete copas de la ira de Dios (Apocalipsis
16). Todos estos juicios tienen unas características específicas que apuntan
a eventos terribles que se darán en la tierra mientras la iglesia ya no se
encuentra en la tierra sino celebrando sus boda con el rey en los cielos.
Mientras tanto en la tierra es otro el escenario. En la tierra hay un juicio
sin precedentes contra la naturaleza, contra los humanos, contra aquellos
rebeldes lejos de Dios. Luego de este periodo de siete años de juicio ocurre
Armagedón (Meguido, Valle de Josafat). Es el momento del regreso de
Jesucristo y su iglesia. Es el momento cuando se cumpla el decimocuarto
paso que mencionamos al principio de este capítulo. Jesucristo y la iglesia
estaban en las alturas consumando su amor mientras en la tierra reinaba el
caos de la Gran Tribulación. Ahora Jesucristo desciende con su iglesia
quien ya tiene el velo descubierto y donde todos conocerán quien era su
amada. Cuando Cristo desciende con su iglesia desde los cielos en
resplandor esto es lo que sucede:

“Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con


el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (II
Tesalonicense 2:8)

Se cumple la segunda parte de este verso, cuando el inicuo (el


anticristo) que estaba reinando en la tierra es destruido junto con su
imperio por medio del resplandor de Cristo y su amada. Dice:
“He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus
despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra
Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y
violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el
resto del pueblo no será cortado de la ciudad. Después saldrá Jehová y
peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se
afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en
frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en
medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy
grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad
hacia el sur. Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes
llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del
terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y
con él todos los santos.” (Zacarías 14:1-5)
Vemos que esta es la Segunda Venida visible de Jesucristo hacia el
mundo y vemos que en el versos 5 de Zacarías 14, dice claramente que
Cristo no viene solo, viene con sus santos. Este es el tiempo cuando la
amada que estuvo siete días (7 años) en su cámara nupcial ya ha salido con
su velo al descubierto mostrándole a todos la dignidad de la ahora esposa.
Este es el comienzo del milenio sobre la tierra. (Apocalipsis 20:4) El
milenio es descrito en la Biblia como un tiempo de paz donde Cristo reina.
Sobre este tiempo nos dice la Biblia:

“Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus


raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y
de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y
de temor de Jehová. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No
juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;
sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los
mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el
espíritu de sus labios matará al impío. Y será la justicia cinto de sus
lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura. Morará el lobo con el cordero,
y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia
doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. La vaca y la osa
pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.
Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado
extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. No harán mal ni
dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del
conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar. Acontecerá en
aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los
pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.
Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano
para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto,
Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará
pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los
esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra. Y se disipará la
envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán destruidos. Efraín no
tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín; sino que volarán sobre
los hombros de los filisteos al occidente, saquearán también a los de
oriente; Edom y Moab les servirán, y los hijos de Amón los obedecerán. Y
secará Jehová la lengua del mar de Egipto; y levantará su mano con el
poder de su espíritu sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos, y hará que
pasen por él con sandalias. Y habrá camino para el remanente de su
pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día
que subió de la tierra de Egipto.” (Isaías 11)

Luego de este periodo de paz mundial, sucederá lo impensable y esto


es:

“y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que


no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y
después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.” (Apocalipsis
20:3)
Vemos que luego del milenio todavía Satán tendrá poder de actuar por
un periodo corto de tiempo. Luego dice:
“Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y
saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la
tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de
los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la
tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de
Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los
engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia
y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los
siglos.” (Apocalipsis 20:7-10)
Vemos que aun luego del gobierno de Cristo, hay naciones que van
surgiendo y no necesariamente reconocen el señorío de Dios sobre sus
vidas. Se habla de una última rebelión donde Gog y Magog, un pueblo o
líder misterioso vienen a sitiar la ciudad de Dios. Este es el tiempo cuando
Dios destruye por fuego a los malos. Este es el tiempo del fin de Lucifer y
de la maldad. Dice:
“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los
cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán
deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.” (II
Pedro 3:10)

Más allá de toda esta historia Dios promete un cielo nuevo y una tierra
nueva para todos los que aman a Dios. La justicia, la verdad, la verdad
siempre reinará por encima de toda maldad.

No entrará cosa inmunda

Estas maravillosas parábolas de Jesucristo tienen como meta preparar


una iglesia para el encuentro con su Señor. Hay quien escucha este
mensaje y atiende, abre el corazón, la palabra crece y da fruto, y hay quien
escucha este mensaje y no hace caso y recibe a su tiempo los frutos de su
mala elección. Dice Dios:
“ El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea
inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que
es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón
conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y
la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. Bienaventurados los
que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar
por las puertas en la ciudad. Mas los perros estarán fuera, y los
hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que
ama y hace mentira.” (Apocalipsis 22:11-15)
Hay bendición para aquellos quienes escuchan la palabra del Señor y la
hacen. Dios ha preparado una ciudad. Dios tiene una bendición eterna para
todos los que le aman. Un mundo de paz y de armonía. Dice:
“No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y
mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del
Cordero.” (Apocalipsis 21:27)

No existe forma alguna de engañar a Dios, sus ojos todo lo escudriña.


Dios ve lo más profundo del hombre. Dice:

“porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” (I Pedro 1:16)

El hombre moderno tiene delante de si la oportunidad de escoger entre


la bendición y la maldición. Si escoge de forma sincera entrar en el redil
de Dios encontrará la vida eterna. En cambio, si opta por ir contra los
mandamientos del Creador, serán borrados del libro de la vida y serán
entregados al castigo eterno. Dice:
“Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el
Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca
el nombre de Cristo.” (II Timoteo 2:19)

Hoy es el tiempo

Siendo que Dios tiene preparadas tan grandes y maravillosas promesas


para los que le temen es necesario tomar acción. Es necesario hacer lo que
Dios manda en su Palabra, es necesario poner a Dios primero en todo lo
que hacemos. Que Dios sea el centro de nuestra vida. Dice:

“Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así
como él es puro.” (I Juan 3:3)

Existe una responsabilidad, un compromiso de agradar a nuestro Señor.


Si somos diligente en esto Dios nos otorgará la corona de la vida eterna.
Dice:
“Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de
agradar a aquel que lo tomó por soldado. Y también el que lucha como
atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.” (II Timoteo 2:4-5)
Hoy es el tiempo de buscar a Dios, hoy es el tiempo de cuidar nuestra
salvación. Si somos fieles en esto, Dios cumplirá su promesa de salvación
sobre nuestra vida y sobre cada una de nuestras familias. Dios es fiel a su
Palabra y dará al final la recompensa que el alma humana necesita.
“Señor, digno eres de recibir la gloria
y la honra y el poder; porque tú creaste
todas las cosas, y por tu voluntad existen
y fueron creadas.”
–Apocalipsis 4:11
Capítulo 4
Libro de Apocalipsis

Desde el primer capítulo hasta el tercero Juan nos relató de parte de


Jesucristo las cosas que él vio y las que tenían lugar en ese momento
histórico. Ahora, desde el capítulo cuatro en adelante, se nos habla de las
cosas que serán después de éstas. Es en la Sagrada Biblia que encontramos
el retrato del futuro que se acerca. No lo busque en las profecías paganas
ni en archivos de revelaciones de ídolos conforme a multitud de religiones
del mundo. La Palabra de Dios por si sola es la profecía más segura que
tenemos a nuestro alcance. Veamos lo que nos dice el capítulo cuatro:

“Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la


primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá,
y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas. Y al instante
yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el
trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a
piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris,
semejante en aspecto a la esmeralda. Y alrededor del trono había
veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos,
vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas. Y del trono
salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete
lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. Y delante del
trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y
alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a
un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era
semejante a un águila volando. Y los cuatro seres vivientes tenían cada
uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no
cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios
Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir. Y siempre que
aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está
sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, los
veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono,
y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas
delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la
honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad
existen y fueron creadas.” (Apocalipsis 4)

Lo primero que Juan nos relata que él vio de ese futuro cercano es una
puerta que se abre en los cielos. Veamos.

Una puerta abierta en el cielo

Un día cercano, el cielo se romperá y se oirá la potente voz de trompeta


y la dulce voz del Salvador que dirá a su iglesia “¡Sube acá!”. (I
Tesalonicenses 4:16-17) Algunos ejemplos de personajes que han entrado
por esa puerta antes de grandes juicios fueron: Enoc, Elías y Juan.
(Génesis 5:24; II Reyes 2:11; Apocalipsis 4:1-2) Otros ejemplos de la
manera como Dios preserva antes del juicio lo son: Noé y Lot. (Génesis 8:
19-15) Esto implica que Dios promete librar a su pueblo antes de la
destrucción. Para la iglesia de Jesucristo está la bendita esperanza de ser
traspuestos en un abrir y cerrar de ojos hasta llegar a la misma presencia
de Dios en las Alturas y postrarnos a adorarle delante de su trono.

Dos congregaciones

Existe un pueblo que busca a Dios con una fe sencilla y reverente,


otros por el contrario pretenden servirle a Dios sin desprenderse del
modernismo y caen en indiferencia y en desagrado a Dios. Dios conoce
cada uno de sus hijos y sabe quien le sirve en espíritu y en verdad, y quién
no. Todos aquellos que le sirven en espíritu y en verdad son los que serán
congregados para Dios y su reino.
En el libro de Cantares vemos una representación tanto del
arrebatamiento de la iglesia antes de los juicios, así como una
representación de la iglesia que pasa dentro Gran Tribulación pero a la vez
sale victoriosa por medio del martirio.
Estoy convencido que la iglesia que participa del arrebatamiento la
podemos ver también retratada en el libro de Cantares en frases como:

“me llevó a la casa del banquete…”, “¡la voz de mi amado!” “He aquí
él viene…”, “Levántate, oh amiga mía, hermana mía, ven…”, “hasta que
apunte el día y huyan las sombras…”. (Cantares capítulo 2)
Si usted lee el capítulo dos del libro de cantares podrá notar una
relación especial de la iglesia con el amado Señor. Todas estas frases son
algunos tipos y sombras de una iglesia arrebatada o transpuesta a los
cielos.
Por otra parte, al leer el capítulo siguiente pude notar que el retrato que
se presenta de esta iglesia es un contraste con el del capítulo dos. La
iglesia que no participó del arrebatamiento y que se le hizo tarde para su
encuentro con el Señor está representada de forma profética en el capítulo
tres de Cantares:

“Lo busqué, y no lo hallé…”, “¿Quién es ésta que sube del desierto


como columna de humo, sahumada de mirra y de incienso y de todo polvo
aromático?”, “temores de la noche”. (Cantares 3)

Todos estos tipos y sombras son representaciones de un pueblo de Dios


que participó del martirio en un momento de oscuridad. Ella logró
encontrar a su Amado pero antes tuvo que ser embalsamada como se solía
hacer con los cadáveres en tiempos antiguos. Esto muestra claramente que
sí habrá un pueblo que sale de la Gran Tribulación. Compare Cantares con
el libro de Apocalipsis:

“¿Quién es ésta que sube del desierto como columna de humo,


sahumada de mirra y de incienso y de todo polvo aromático?”. (Cantares
3:6)

Vea también:

“Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están


vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? yo le
dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de la
gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecidos en la
sangre del Cordero...”. (Apocalipsis 7:13-14)

Debemos notar que hasta los ancianos se muestran algo extrañados


sobre el grupo que sale de la gran tribulación y van rumbo al cielo luego
de padecer el martirio, en cambio, la iglesia que fue arrebatada al cielo era
esperada y todos los ángeles de Dios aguardaban el momento del
congregar de Dios de su pueblo.

La iglesia que será arrebatada

Sin duda alguna que Dios demanda de sus hijos una total entrega de tal
forma que estemos dispuestos aún a morir por Jesucristo. Él murió por
nosotros para darnos redención, y nosotros debemos estar aun dispuestos a
dar nuestras vidas por él como resultado de esa redención de la que nos ha
hecho participar. Sin embargo, el morir por Cristo es un aspecto que
abarca tiempos de persecuciones o gobiernos opresores. Todos aquellos
creyentes que han partido de esto, sea por muerte natural, o por alguna
enfermedad tienen la misma oportunidad de reinar que aquellos que se han
visto en circunstancias en las que han tenido que decidir entre la guillotina
y Cristo.
Para ser parte de la iglesia arrebatada, sólo tenemos que abrazar el
amor de Dios y entrar en su “año de la buena voluntad de Jehová” en la
tierra. Donde se invita a los sedientos a venir a las aguas, donde el que
desee recibe al Salvador y su vida eterna. Es el tiempo aceptable donde al
que toca se le abrirá, al que llama se le responderá. (Isaías 61)

Juan en la morada de Dios

Juan tuvo la experiencia terrible y poderosa de ver el trono de Dios. No


hay dos tronos, sino un trono en lo que se refiere a la deidad. Es uno el que
está sentado. Establece la realidad de que hay uno que es grande por
encima de toda la creación. Una vez Juan contempla la hermosura del
cielo, se dispone a describir el ambiente glorioso alrededor del trono, el
cual tiene significado para cada uno de nosotros. Juan solo podía describir
con alegorías y comparaciones la realidad de la excelencia de su
experiencia. Cada expresión y detalle descrito por Juan identifican la
revelación del Eterno cuyo testimonio está en la ley de Dios.

Semejante a jaspe y coralina

El jaspe es la roca sedimentaria silicosa, de colores vivos (mezcla de


rojo, verde y amarillo) y la cornalina es la variedad de la roja ágata. Cada
color expresa una ejecución y carácter del Salvador reflejado en su pueblo
en este libro. El rojo implica redención como la sangre derramada en la
cruz. Cornalina y jaspe expresan el sacerdocio y testimonio del Redentor.
(Éxodo 18:17-20) La primera piedra en el pectoral del sumo sacerdote era
cornalina mientras que el jaspe era la última. Esto implica que el
sacerdocio de Jesucristo fue consumado. Las vestiduras del sumo
sacerdote en el Antiguo Testamento apuntaban a la realidad eterna de Dios
y su obra redentora. Jesucristo es sacerdote para siempre.

Un arco iris alrededor

El arco iris nos habla de un Dios de pactos con el hombre. Implica la


promesa de Dios de preservar la humanidad para la salvación y nunca más
destruir la tierra en su totalidad. (Génesis 9:13)

Sacerdocio

El sacerdocio implica una relación personal con Dios, donde se toma de


lo divino y se administra a favor del hombre. Es como una escalera del
cielo a la tierra o viceversa. Una comunión íntima donde Dios puede
moldear al hombre a su voluntad. Antes, el hombre se preocupaba por
llegar a Dios aun con sus imperfecciones, ahora se nos ha dado un
sacerdote perfecto que sí puede testificar a favor nuestro y ser él mismo
nuestro abogado. La Biblia está llena de sinnúmero de sacerdotes de
Jehová, solo uno es Eterno, Santo, Inmolado y perdurable, Jesucristo.
Esas piedras preciosas, junto con el arco iris esmeralda implican que
dentro de la santidad, la ira y la misericordia de Dios, está la promesa de
preservar a su pueblo en medio de la indignación de la santidad de Dios
contra el pecado. Este trono muestra el juicio y la misericordia de Dios a
su pueblo. Para los redimidos, hay salvación y seguridad en medio del día
malo. Para los que viven alejados de Dios cosa terrible será ese día.

El más excelente sacerdocio

Siendo que Jesucristo en su perfección es el más excelente sacerdote


provisto por Dios, ya no tenemos que ir a segundos sacerdotes de inferior
rango. Continuar con el antiguo sistema es rechazar a Jesucristo. Se nos
dice en Hebreos:

“... teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el
hijo de Dios, retengamos nuestra profesión...”. (Hebreos 4:14)

Jesucristo mismo vino a ser nuestro oidor cuando tenemos que


desbordarnos ante los oídos de Dios.

“echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque Él tiene cuidado de


vosotros...”. (I Pedro 5:7)

Ya no tenemos que ir a donde hombres imperfectos para que éstos


presenten ofrenda por nosotros pues Dios mismo ha venido a actuar a
nuestro favor. Cuando necesitamos buscar a Dios nuestros labios
pronuncian el único y dulce nombre de Jesús, nadie más te oirá, ni nadie
más dará respuesta segura, sólo él.
El gozo de Dios es que podamos acercarnos como niños a su presencia
en una amistad donde podamos hablarle y Él pueda hablar con nosotros.
(Lucas 18:26) Esta hermosa experiencia no es extraña pues Dios ama a su
pueblo y se manifiesta hoy en todo el mundo. El enfoque de Juan, de
primera instancia es el único trono donde está la deidad Bíblica. Luego se
abre el panorama celestial y se dejan ver los reyes juntamente con
Jesucristo.

Los veinticuatro ancianos en sus tronos

Muchos fallan en distinguir de quien se habla aquí. Afirmando que los


ancianos son consejeros, ángeles, u otra cosa de seres. Sin embargo, la
evidencia bíblica apunta solo a una dirección. En primer lugar debemos
notar que Juan mismo se convirtió en una tipología de lo que sucedería en
el arrebatamiento de la iglesia. Una puerta abierta, una voz de trompeta,
un llamado a subir por esa puerta, su llegada al mismo cielo; todo esto
apunta a que así será la venida del Hijo del Hombre para la iglesia. Luego,
la iglesia misma recibirá el cumplimiento de las promesas de Dios.
¿Cuáles promesas? Las promesas de una patria y ciudadanía celestial y
todo lo relacionado para poder llegar a ella. Debemos recordar que tanto el
Israel del Antiguo Testamento como los creyentes del Nuevo Testamento
que conocemos a Jehová, realmente tocamos a Jesucristo. Jesucristo es el
Salvador, no solo del nuevo pacto sino también del viejo pacto. La
totalidad de los redimidos del Antiguo y Nuevo Testamento rendirán
cuentas a Cristo. Los doce apóstoles representando la era de la Gracia y los
redimidos de las doce tribus de Israel en la era de la ley componen la
totalidad de los santos de Dios y se simboliza con veinticuatro tronos. En
esos números se abarcan los redimidos de toda la tierra.

¿Por qué hay veinticuatro tronos


alrededor del trono de la deidad?

La razón es que las promesas de Dios tienen cumplimiento. Jesús le


prometió a sus seguidores:

“Y vosotros que me habéis seguido también os sentaréis en doce


tronos...”. (Mateo 19:28)

Notemos que aquí Jesucristo se dirige a los doce apóstoles presentes en


el Nuevo Testamento. Esto implica dominio y reino basado en la autoridad
de juicio dada por Dios. (Lucas 1:52) Los humildes serán exaltados para
recibir autoridad donde serán reyes y sacerdotes para Dios. (Apocalipsis
1:6) En el Antiguo Testamento grupos de administración fueron divididos
en grupos de veinticuatro. (I Crónicas 23:3-4) Notemos que se refiere a los
sacerdotes y de igual forma Dios elevará a la iglesia al sacerdocio, al reino
y tendrán autoridad para juzgar.

¿Para quiénes son las vestiduras blancas?

Ya hemos visto para quienes son los tronos, pero ¿para quienes son las
vestiduras blancas? En el capítulo anterior se nos dijo:

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas...”. (Apocalipsis


3:5)

Estos vencedores son los que han escuchado la voz del pastor y guardan
la Palabra. No se dejaron llevar por corrientes extrañas ni por voces
fraudulentas. Hoy día existen muchas voces extrañas y fraudulentas que
pretenden desviar la iglesia de Dios a falsos reinos terrenales de dominio.
Muchos niegan que la iglesia de Jesucristo tenga como herencia el reino y
el sacerdocio en las Alturas. Muchos promueven el materialismo
desmedido donde ministros engañadores arrastran multitudes enfocadas en
la avaricia para un reino “aquí y ahora” donde van a la conquista de los
bolsillos de millones para fortalecer sus acciones bancarias.
Jesucristo habló de un reino celestial, pero su reino terrenal y el milenio
será después del juicio sobre la tierra. El milenio tendrá lugar luego del
Armagedón, y luego de mil años habrá una última rebelión por parte de los
enemigos, Dios derrotará a sus enemigos y establecerá la Nueva Jerusalén.

¿Para quienes son las coronas?

Es Dios quien tiene el derecho de otorgar coronas a quien quiere. Las


coronas les serán entregadas a los que con diligencia se movieron en el
plan de Dios. No solo escucharon al Maestro sino que fueron útiles como
vasijas de Dios. (II Timoteo 4: 8; Santiago 1: 12; I Pedro 5) En diversas
partes de la Biblia se nos habla de la “corona incorruptible de gloria” que
Dios tiene preparada para los vencedores. ¡Cuán hermosa será esa corona!
No solo nos será otorgada, sino que es el mejor presente que tendremos
para ofrendarle al Cordero de Dios.
Dios nos exhorta en su palabra a estar firmes y no dejar perder lo que
hemos ganado en Cristo, sólo de esta manera alcanzaremos nuestra corona.

“retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona...” (Apocalipsis


3:11)

Ser coronados es la manera de recompensar de Dios. Una de las tareas


del enemigo de Dios es evitar que los creyentes alcancen esas promesas de
Dios.

El anciano de días

Jesucristo es el anciano principal dentro de la iglesia que está


compuesta por ancianos. (Daniel 7:9) Ancianos no implica vejez, sino
madurez, riquezas, sabiduría, mayordomía, administración sabia y
autoridad dada por Dios.

Relámpagos, truenos y voces

El estruendo que producen los relámpagos, truenos y las voces indica


que dentro del pastoreo de Dios, ha llegado la hora profética de la
indignación anunciada en la Biblia. Ya la iglesia ha sido trasladada a las
moradas del Padre. El pastor de los pastores ha tomado para sí sus
lámparas y los llenos del Espíritu tomaron su lugar celestial y rodean el
trono con el testimonio de la integridad de los salvados. Ahora ha llegado
la hora de llamar a cuentas a cada hombre.

Mar de Cristal

El mar en la Biblia representa muchedumbres, naciones, gentes y en


éste caso a los que Dios determinó de antemano para ser salvos. (Mateo
4:19) Esto significa que en las moradas del Padre no existía un mar como
lo conocemos hoy pero sí un mar de cristal. Dios tiene cosas nunca antes
vista por ojo humano en los cielos.

Cuatro seres vivientes alrededor del trono

Estos cuatro seres vivientes representan el testimonio de la redención


presente en los salvados. Todas sus descripciones concuerdan con las
acciones y características de Jesucristo a favor de su pueblo. Su todo
poderío, su encarnación, su omnisciencia, su santidad, su comunión con
Dios y su dignidad de rey. Estas son algunas de sus características:

● “Llenos de ojos delante y detrás”


● “Semejanza de león”
● “Semejanza de becerro”
● “Rostro de hombre”
● “Semejante al águila”
● “Tenían cada uno seis alas”
● “Ojos los cubrían”
● “Su adoración era constante reconociendo la santidad de Dios”
● “Dan gloria, honra y acción de gracias al que está sentado en el trono
Eterno”
● “Adoran al Todopoderoso, el que era, es y ha de venir”
● “Se movían en consonancia con los veinticuatro ancianos mientras se
postraban ante el Eterno”
● “Reconocen que el Señor es digno de recibir gloria y la honra y el poder
porque él es el Creador”

Estos seres vivientes no son mutaciones, no son de ninguna forma


malformaciones en el cielo, sino que se nos está expresando la totalidad y
espiritualidad del testimonio vivo de la redención presente en los
adoradores (veinticuatro ancianos) que representan la totalidad de los
redimidos que reconocen al Señor y se postran ante él. (Colosenses 1:16)
Lo que se nos está diciendo es que esos veinticuatro ancianos están en esa
posición en los cielos porque el testimonio vivo de la redención los elevó a
ese plano donde tienen comunión con el Cordero.

El significado

Los ojos sinnúmero implica la omnisciencia de Dios y no solo eso, el


evangelio de Jesucristo nos salvó en todas las áreas de nuestra vida. El ojo
de Dios mira aún lo más profundo del hombre y escudriña la mente y el
corazón de tal forma que el hombre queda expuesto como un libro abierto
ante Dios. El evangelio Dios regenera toda área del hombre con su
sabiduría celestial llega y ordena los más profundos pensamientos del
creyente y su espíritu. Nada hay que Dios no conozca de cada uno de
nosotros y que él no haga para sanar nuestra alma. Su descripción y
significado es:

• León: Fue precisamente como león que Dios mostró a Judá


• Becerro: Implica la redención hecha por el Cordero y su derramamiento
de sangre para el perdón de nuestros pecados.
• Rostro humano: Implica la humanidad del ejecutor de la redención.
• Águila volando: Implica el alcance poderoso del evangelio sobre las
naciones.
• Seis alas: Implican el desarrollo de la redención de Dios a favor del
hombre.
La armonía de los seres vivientes con los veinticuatro ancianos implica
que no son diferentes sino un sólo espíritu, un testimonio que se posee. En
otras palabras, los millones de salvados llegaron a ser redimidos por
Jesucristo quién es su vida y testimonio. La adoración de los redimidos no
solo alcanza al Padre, quién es Creador, sino también al Cordero de Dios
quién es Creador también, pues las tres personas de la deidad son el único
Dios.

El paralelo con la visión de Ezequiel

En el siglo VI antes de Cristo, Dios dio una visión a su profeta Ezequiel


muy similar a la revelación dada a Juan. (Ezequiel 1:4-28; Ezequiel 10)

¿Qué vio Ezequiel?

● Un viento tempestuoso.
● Una gran nube con un fuego envolvente y resplandeciente.
● Su semejanza era como bronce refulgente en medio del fuego.
● En medio de esa nube se vio la figura de cuatro seres vivientes.

¿Cómo era la apariencia de los cuatro seres vivientes vistos por


Ezequiel?

● Semejanza del hombre


● Cuatro caras y cuatro alas cada uno
● Pies derechos
● Semejanza de becerros
● Centellear a manera de bronce bruñido
● Cara de hombre (en cada uno)
● Cara de león (en cada uno)
● Cara de buey (en cada uno)
● Cara de águila (en cada uno)
● Con dos alas volaban y con dos se cubrían (cuatro alas cada uno)
● Eran dirigidos por el Espíritu
● Tenían pies derechos pero la planta del pie semejante a la de becerro.
● Se unían el uno al otro por sus alas.
● Tenían una misma dirección.
● Cuando andaban no se movían.
● Semejanza de carbones encendidos
● Relámpagos salían del fuego y era semejanza de antorchas encendidas.
● Su mover era como relámpagos.

La rueda junto a los seres vivientes

La rueda junto a los seres vivientes poseía las siguientes


características:

● Estaban sobre la tierra


● Junto a los seres vivientes, a los cuatro lados.
● Semejanza al crisólito (verde claro).
● Apariencia de rueda en medio de rueda.
● Cuando andaban no se movían.
● Aros altos y espantosos.
● Llenos de ojos alrededor.
● Las ruedas se movían en consonancia con los seres vivientes.
● El espíritu de los seres vivientes estaba en las ruedas y las dirigía.

La expansión sobre las


cabezas de los seres vivientes

● Una expansión de cristal maravillosa.


● Sonido como de muchas aguas, como de muchedumbre y ruido de
ejército como la voz del omnipotente.
● Al detenerse bajaban sus alas.
● Se oía una voz al detenerse de arriba de la expansión.
● Sobre la expansión había un trono semejante a zafiro y los seres
vivientes estaban debajo de la expansión.
● Semejanza de hombre sentado en el trono sobre la expansión.
● Semejanza de bronce refulgente.
● Resplandor como arco iris.
● La Semejanza de la Gloria de Jehová.

La Gloria de Jehová
La Gloria de Jehová se nos presenta como una ilustración de la realidad
de la redención de su pueblo. Esta gloria muestra la santidad, poder,
misericordia, ira, juicio, encarnación, obediencia, humanidad, divinidad,
evangelio, dirección del Espíritu, unidad, perfección, promesas, sacerdocio
y cumplimiento de la redención ejecutada por Jesucristo. Dios es espíritu,
sin embargo vemos, que aún en el Antiguo Testamento pudieron ver la
semejanza de hombre sentado en el trono. (Juan 4:24; Ezequiel 1) El
misterio de Dios siempre fue revelado. El capítulo cuatro termina
glorificando, honrando y reconociendo el poder del Creador.
Los veinticuatro ancianos con todo y tronos que se les ha dado, no
reciben gloria y honra, sino que echan sus coronas ante el trono de Dios.
Ante el Cordero se postran y reconocen su dominio y su poder. Notemos
que hay una gran diferencia entre los adoradores redimidos y el objeto de
su adoración. El Creador está por encima de la creación y ésta nunca
alcanzará igualar a la deidad ni es digna de adoración sino que toda la
adoración se enfoca hacia el único Dios. También, debemos reconocer que
el testimonio de redención, está expresado en el evangelio que a Dios le ha
placido dar a conocer en diferentes ópticas en: Mateo, Marcos, Lucas y
Juan. Vemos en los evangelios la forma como Dios alcanza y llena con sus
buenas nuevas la necesidad espiritual del hombre. A la misma vez, con su
omnisciencia y poder penetra hasta lo más profundo del hombre. En los
evangelios es donde conocemos la historia del triunfo de la redención
ejecutada por Jesucristo.
En los cuatro evangelios vemos las diferentes caras de un mismo
objetivo, por ejemplo; en Juan se nos presenta a Cristo como vida para las
naciones; en Marcos vemos el servicio del Redentor; en Lucas vemos a
Jesucristo de Nazaret, el hombre, y en Mateo vemos el león poderoso.
La magnificencia de Dios es representada. La altura de Dios es por
encima de todas las cosas. Hay que reconocer que hay un enemigo común
para la iglesia, si fuera posible intentaría desplazar a Dios ubicando otras
personalidades, con tal de quitarle la gloria al único Dios soberano. El
Altísimo mantendrá las manos de sus escogidos levantadas en señal de
victoria sobre toda fuerza del enemigo.
“Digno eres de tomar el libro y de abrir sus
sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu
sangre nos has redimido para Dios, de todo
linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has
hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes,
y reinaremos sobre la tierra.”
–Apocalipsis 5:9-10

Capítulo 5
Libro de Apocalipsis

Este capítulo cinco presenta un preludio a la apertura de los sellos que


han sido profetizados sobre la tierra para juicio sobre los hombres y el
mundo. Ya Dios está sentado en el trono y listo para leer la sentencia para
dar el pago a los moradores de la tierra por sus obras. Dice el quinto
capítulo:

“Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro


escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel
fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y
desatar sus sellos? Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la
tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Y lloraba yo mucho, porque no
se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de
mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de
la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar
sus siete sellos. Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres
vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como
inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete
espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la
mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando hubo tomado
el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron
delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso,
que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico,
diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú
fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo
linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios
reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de
muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los
ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El
Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la
sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo
creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el
mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en
el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por
los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los
veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que
vive por los siglos de los siglos.” (Apocalipsis 5)

Hay un trono en los cielos y ese trono le pertenece al único Señor y


Dios que es tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. El trono del Padre
también es del Hijo porque son una misma deidad.

El que está sentado en el trono

Notemos que la adoración está dirigida al que está sentado en el trono,


el Dios trino Creador. Notemos que la alabanza, la honra, la gloria, y el
poder están dirigidas al Padre y a Cristo. (Apocalipsis 5:13) Pero también
debemos conocer que es el Espíritu Santo quien da testimonio del Padre y
del Hijo, y Él no debe ser excluido de su lugar, honor y dignidad en la
trinidad. Debemos notar que Dios no comparte su gloria ni su alabanza,
esta verdad nos enseña que el Cordero es uno con el Padre en deidad.
(Isaías 42:8) Podemos ver en este capítulo cinco de, a Juan como
espectador y testigo de la toma de posesión y ejecución de los juicios
sobre la tierra.

El libro con siete sellos

Los sellos implican que el contenido interno está reservado para un


momento histórico determinado. Un sello cerrado implica que no es para
ese tiempo histórico. Un sello abierto indica que tendrá lugar de manera
inminente lo que allí se profetizó. Este libro en la mano de Dios, se
identifica como el derecho legal y justo obtenido por el Redentor
comprado a precio de sangre. Identifica a Jesucristo como juez soberano,
capaz de ejecutar juicio sobre las naciones. Este libro nos muestra la
manera como Cristo despojó a Satanás de su poderío legal otorgado por
Adán y representa el retorno de la creación a las manos de Dios. Un libro
sellado representa en antiguas épocas bíblicas una herencia que se perdió.
Tenía que venir un redentor a retomar esa posesión y es allí donde aparece
Jesucristo, a favor de la iglesia.
La redención consiste en volver a comprar lo perdido para poder
disfrutar del bien. Esto contrasta con el alejamiento que existía antes de
pagar el precio. En Apocalipsis se trata de la redención del planeta tierra y
del pueblo de Dios de manos de Satanás a las manos de Jesucristo.
Según la costumbre del Antiguo Testamento, cuando un dueño perdía
una heredad, estaban presentes dos libros o escrituras de esta transacción
de bienes, uno abierto y uno sellado. (Jeremías 32: 6-14; Levíticos 25: 23-
24) Estos libros hipotecarios estarían en las manos del nuevo dueño. De
esta forma un libro sellado representa una herencia alejada o perdida. Esta
herencia sólo pertenecía a su dueño original por un período de tiempo
señalado, luego tendría que venir un pariente cercano a reclamar esta
herencia. A éste se le llama redentor por ser la persona digna de recompra
o retornar esa herencia. (Números 5: 6-8; Rut 4) Es exactamente la acción
que Dios ha tomado por nosotros y por la tierra. Pagó un precio terrible
por retornar y regenerar todas las cosas.

El cuadro de la redención

En este cuadro, Dios se presenta como tres personas con un propósito;


mostrarle a la humanidad lo que él ha hecho por todos nosotros. El mismo
ha venido a ser nuestro redentor, pagó el precio y sirvió de testigo.
Jesucristo posee dos naturalezas: la humana y la divina. No sólo redimió la
tierra, sino también al hombre mismo. Esto no significa que el Padre
Eterno no fuera digno de abrir el libro, sino que esa autoridad dio a su
Hijo. Tanto el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo participaron en la
redención. La Redención no es posible sin el Padre ni el Espíritu Santo.
Por lo tanto, estos tres son uno. La gloria que es del Padre, es la gloria del
Hijo, y nadie glorificaría al Hijo si no es por medio del Espíritu Santo.

El León de Judá, la raíz de David

Jesucristo vino a ser el vencedor que trajo la victoria a los hijos de


Dios. De la misma manera que David venció al gigante por medio del
poder de Dios, de la misma manera Cristo vino a derribar todos los
obstáculos y amenazas en la vida del hombre para hacerlo uno victorioso.
El título “ León de Judá ” significa “vencedor” (peleador). Por otro lado,
el título “ Raíz de David”, implica, “ el origen de David ”. (Mateo 24: 42-
45; Isaías 11: 1)
Jesucristo no solamente es eterno, sino que tuvo un nuevo comienzo al
tomar humanidad. Su misión no fue dejar descendencia carnal sino llevar a
Dios a sus hijos en la fe. (Gálatas 3:22)

El llanto de Juan

Juan se entristeció en gran manera pues en su espíritu comprendía la


importancia que tenía el que alguien fuera digno de “retornar posesión de
todas las cosas”. Se afligía al entender que para esa ejecución de retomar
la propiedad de todas las cosas, se requería alguien perfecto que se pusiese
a favor de toda la tierra. Juan mismo no podía resolver nada, tomando en
cuenta que el mismo estaba presente en el mismo cielo. De momento, uno
de los ancianos, se le acercó y le consoló y le señalo al único digno de
abrir los sellos, a Jesucristo. Ninguno de los santos podía ejecutar tal acto
divino; ni María ni mucho menos Pedro. Cuando entró en escena el Dios
hombre; el Cordero de Dios inmolado, fue el momento cuando culminó el
llanto de Juan, cuando Dios mismo en la persona de Jesucristo logró la
perfecta redención.

Más allá de veinticuatro ancianos

Se nos dice que tanto el número de los ángeles y el número de ancianos


era millones de millones. (Apocalipsis 5:11) Se nos dice que estos
ancianos y seres vivientes entonaban un cántico de redención. La iglesia
de Jesucristo está incluida en esa bendición de adorar a Dios.

El cántico exclusivo de los redimidos

Sólo los que han experimentado la redención, pueden entonar el cántico


de la redención . Los mismos ángeles sólo pueden adorar a Dios por su
santidad pero no pasaron por el proceso de regeneración y redención.
Vemos aquí que tanto los seres vivientes como los veinticuatro ancianos
tienen su momento de entonar el cántico. (Apocalipsis 5:9)
Posteriormente, los que salgan de la Gran Tribulación como mártires,
también tendrán su tiempo de reconocer el poder de la redención a través
de un cántico de redención. (Apocalipsis 14:3)
Siete cuernos y siete ojos

En ésta representación se nos muestra la totalidad de la autoridad


divina, su omnisciencia, su poder y su fuerza. Los siete espíritus de Dios
son el testimonio del poder de Dios en toda la creación. (Isaías 11:2) Sólo
el Espíritu de Dios incorpora todos esos atributos celestiales. El Espíritu
de Dios es el espíritu de Cristo.

El Cordero que tomó el libro

Nadie puede dirigirse a un rey si no tiene autoridad real. En tiempos


bíblicos acercarse a un rey sin tener su consentimiento implicaba la
muerte. El hecho de que Cristo toma el libro implica que tiene total
armonía y autoridad con el Padre. El hecho de que sea el Cordero el que
tome la iniciativa de tomar el libro indica que su unidad en deidad tiene un
mismo propósito con el Padre.
Dentro del plan de Dios, el Cordero había sido exaltado en el trono con
su Padre, sin embargo en esta ilustración vemos al Cordero de pie frente a
la persona del Padre. (Apocalipsis 3:21) Lo que aquí se está diciendo es
que dentro de la redención, la totalidad de la deidad está actuando, donde
el Cordero aún está de pie en ejecución como redentor. Nos dice que en
cuanto al cumplir de la administración divina Dios aún está en pie, pero a
la misma vez está reinando. Un solo Dios a favor de los hombres, pero sin
dejar de ser tres personas. En el trono de Dios está la morada mutua del
Padre, Hijo y Espíritu Santo, por lo tanto nuestras oraciones y adoración
van dirigidas al Gran Yo Soy.
Vemos que la armonía de los ancianos y los seres vivientes está en el
mismo cielo. Todos se postraron ante el ejecutor de la redención. De ellos
salía la alabanza y el olor fragante de las oraciones de los santos. Provenía
de ellos el cántico de redención que nadie más podía aprender sino solo los
redimidos. (Apocalipsis 14:3) Cada redimido cantaba un cántico nuevo y
único originado en una relación con Dios.

La redención de los cuatro seres


vivientes y los 24 ancianos
Tanto los cuatro seres vivientes así como los veinticuatro ancianos se
postran y adoran a Dios. Ellos dicen:

“Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste


inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y
lengua y pueblo y nación. Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y
sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.” (Apocalipsis 5: 9-10)

Ellos experimentaron la redención. Recordemos que los únicos que


pueden cantar éste cántico son los redimidos, por lo tanto, los seres
vivientes, así como los veinticuatro ancianos son una simbología o
tipología de la iglesia de Jesucristo que es levantada y congregada en los
cielos antes de la apertura de los sellos. Sin embargo, todavía hay
diversidad de escuelas teológicas que enseñan lo contrario, ellos afirman
que la iglesia pasa por el periodo de la apertura de los sellos. Pero para
nosotros los que hemos estudiado Apocalipsis tenemos la bendita
esperanza de ser parte de esos seres vivientes y de los veinticuatro
ancianos y adorar a Dios al momento de tomar el libro y estar bajo la
cobertura de sus alas, antes de que se derrame el juicio sobre el planeta.

Reyes y sacerdotes

Jesucristo como rey y sacerdote, hace de nosotros real linaje y real


sacerdocio. (II Pedro 2:9) Todos los verdaderos creyentes poseemos la
realeza de Dios y somos puentes vivientes con Dios. En el Antiguo
Testamento vimos la sombra de Cristo en Melquisedec el rey y sacerdote,
y ahora vimos el cumplimiento en la persona del Cordero.

El poderío del Cordero

Mientras los hombres en el mundo confían en oro y plata y buscan el


dinero y el poder, la iglesia busca a Cristo a quien pertenecen todas las
riquezas. El que tiene el poder, las riquezas, la sabiduría y la fortaleza es
el Cordero de Dios. Sólo él es digno de honra, gloria y la alabanza. Ante
nadie más se postrara toda la creación, tanto en el cielo, en la tierra y
debajo de la tierra.
La redención

Cuando los hijos de Israel poseyeron la tierra prometida según lo narra


el Antiguo Testamento, se distribuyó la tierra en partes iguales entre el
pueblo. Era en el año de jubileo cuando podía expirar el contrato de
arrendamiento si la tierra fuese vendida y así volvería a su legítimo dueño.
Si la propiedad se alejaba de las manos del dueño legítimo, cualquier
pariente podrá volver a comprar y retornar esa tierra, pagando el precio
indicado. Se escribía un documento por dentro y por fuera con las firmas y
el testimonio del acuerdo y el propietario podía abrir los sellos. Era
entonces cuando se consumaba el rescate o adquisición. Esto es una
semejanza de lo que Dios ha hecho a favor del hombre.

¿Qué cosas necesitaban ser rescatadas, redimidos o retomadas?

● El alma del hombre (Ezequiel 18:4)


● El cuerpo del hombre (Génesis 3:19)
● El espíritu del hombre (Juan 3)
● La tierra (Génesis 3:17)

¿Cómo alcanzaremos la redención?

La redención se alcanza al convertirnos al evangelio de Jesucristo.


Cuando creemos por fe en el hijo de Dios y somos bautizados dejando
morar en nosotros al Espíritu Santo. Este es el momento de la redención
del alma. La redención del cuerpo se obtiene el día de la resurrección. Y la
redención de la tierra ocurrirá el día que Dios retorne a reinar.
Posiblemente algunas religiones que se dedican a desplazar a Jesucristo a
un segundo plano afirmen que la redención se obtiene siendo parte de una
organización o nombre de la iglesia en particular. Sin embargo, la
redención se consigue creyendo en el Hijo y siendo obedientes a la Palabra
de Dios y desechando fábulas artificiosas.

¿Qué distingue a los salvados del resto de la creación?

Tanto los ángeles que nunca pecaron, como los salvados redimidos por
la sangre del Cordero se les ve reconociendo la grandeza de Dios.
(Apocalipsis 5:11-12) Es en la boca de los hijos de Dios (millones de
millones) que fluye el reconocer del poder, la sabiduría, la fortaleza que
toca al Cordero de Dios. Son ellos los que honran con sus vidas y
glorifican y alaban a Dios. El impío nunca reconoce la excelencia de Dios.
Como creyentes que somos, reconocemos el calor y el reino de Dios sobre
el universo de donde proviene la satisfacción y la felicidad para el alma
humana.
Al final, existirá un lugar donde se congregaran los adoradores de Dios
y un lugar aparte para los que nunca adoraron a Dios ni se preocupan por
sus caminos. Es Jesucristo quién incorpora la plenitud de la deidad (Dios-
Hombre) y quién destruirá el imperio de la maldad con la espada de su
boca y con el resplandor de su venida. Ese será el día de la “ parusia ”
(aparición, manifestación) de Jesucristo por segunda vez. Este será el día
de los infartos de corazón de muchos incrédulos en la tierra, pero será el
día de gozo de la iglesia.
“El juzgará al mundo con justicia,
y a los pueblos con rectitud.”
–Salmo 9:8

Capítulo 6
Libro de Apocalipsis

Este capítulo seis nos muestra la realidad que le espera a la iglesia


vencedora en Cristo. De la misma forma que Juan estaba presente en los
cielos siendo testigo o viendo el acontecer profético, de esta misma forma,
la iglesia de Cristo estará en los cielos atestiguando la apertura de los
sellados de la mano del Cordero. Veamos lo que nos dice el capítulo 6 de
Apocalipsis:

“Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro
seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí
un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una
corona, y salió venciendo, y para vencer. Cuando abrió el segundo sello,
oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. Y salió otro caballo,
bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la
paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Cuando
abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y
miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en
la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía:
Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario;
pero no dañes el aceite ni el vino. Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz
del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo
amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le
seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para
matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la
tierra. Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que
habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio
que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo
y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la
tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen
todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus
consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como
ellos. Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto;
y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como
sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera
deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se
desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se
removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los
capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las
cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las
peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está
sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su
ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6)
Los sellos se abren en los cielos pero su efecto es sobre la tierra.
Notemos también que uno de los seres vivientes le habla a Juan
personalmente.
Tan pronto como el Cordero comienza a abrir uno por uno los sellos,
Juan comienza experimentar la visión de acontecimientos que sucederán
sobre la tierra en breve. Cada uno de los sellos muestra la historia futura y
como impactará toda la tierra. Los sellos detallan diversos y específicos
sucesos de un mundo bajo el juicio de Dios.

Los cuatro caballos

En los juicios de Dios en Apocalipsis se mencionan cuatro caballos de


diferentes colores. Según algunos comentaristas los caballos son símbolo
de poder militar y de arrogancia política, pero en Apocalipsis adquieren
significados tales como: poder de Dios, hambre, guerra y muerte. (M.
Nelson Wilton; Rojas Mayo, Juan. Nuevo Diccionario Ilustrado de la
Biblia. Editorial Caribe. 1998) El auxiliar de Harold Willmington propone
lo siguiente:

● Caballo blanco: Guerra fría


● Caballo rojo: Guerra caliente
● Caballo negro: Hambre
● Caballo amarillo: Muerte (Willmington Harold L. Auxiliar Bíblico
Portavoz. Editorial Portavoz. 1995)

El Primer Sello

Lo que Juan pudo ver en el primer sello fue un jinete con un arco y una
corona, siendo vencedor y cabalgando sobre un caballo blanco . Muchos
teólogos afirman que este caballo blanco implica la evangelización
mundial después del arrebatamiento. Otros identifican este caballo blanco
como el momento de la conquista judicial hecha por la Palabra de Dios y
una abierta demostración que identifica la hora que le ha tocado vivir al
planeta tierra. Otros por su parte, identifican a este caballo blanco con el
anticristo engañador quien trae una falsa paz como propaganda mundial,
pero llevando la intención de la guerra sobre todas las naciones.
A punto de comenzar una guerra

Lograr conocer la identidad del jinete del arco que monta un caballo
blanco ha sido tema de debate.

Primera alternativa: Se identifica a ese primer caballo blanco como el


modo que Dios usa para mostrar su recorrer por toda la tierra y reconocer
al área de batalla. De la misma forma que se hace hoy en tiempo de guerra.
Se envían tropas reconociendo el territorio para hacer una guerra
inteligente. Ese reconocimiento no es para disparar una bala sino
identificar los posibles blancos. El símbolo del “caballo blanco” pudiera
representar el dominio de Cristo y su reconocer sobre el planeta el cual
nos identifica que pronto habrá guerra de parte del Cordero.

Segunda alternativa: Siendo que ese primer sello es el comienzo del


desatar de la ira de Dios sobre la tierra, los personajes que se representan
no tienen que ser benévolos, de esta manera se descarta que el “caballo
blanco” sea el Cordero. La profecía dice que vendrá un líder mundial
opuesto a Cristo que dominará toda la tierra y someterá los pueblos con
una plataforma política antibélica. Dice la Biblia sobre el anticristo:

“Los dichos de su boca son más blandos que mantequilla, pero guerra
hay en su corazón; suaviza sus palabras más que el aceite, mas ellas son
espadas desnudas” (Salmo 55:21)

Siendo que la Biblia nos habla de un “vencedor” que viene a dominar


sobre todos los pueblos con engañosas promesas de paz, esto puede
concordar con ese caballo blanco en el cual su jinete posee un arco pero
no posee flecha. La profecía asegura que cuando el anticristo aparezca
sobre la tierra convencerá a todos con su programa de paz mundial y todos
creerán sus ofertas de seguridad. (Apocalipsis 13:3) Una vez este malvado
hombre domina a todos con su apariencia de piedad y todos le dan sus
votos, es el momento cuando se dispara el segundo sello.

El Segundo Sello
Un jinete con la misión de quitar la paz del planeta tierra montando
sobre un caballo bermejo (rubio, rojizo, rojo) implica muerte y espada.
Esta es la hora donde habrá gran lamentación en el planeta. Este sello
anuncia la matanza de hombres unos contra otros. Si usted mira el
resultado de las guerras internacionales puede concluir que esto ya está
sucediendo. Sin embargo, el tiempo de los sellos anuncia un aumento de
esta clase de tragedia social. Se acerca una época de adelanto científico y
tecnológico como nunca antes, pero esta tecnología pudiera ser antagónica
al mundo cuando se usa como arma de guerra. Los gobiernos han estado
gastando grandes cantidades de dinero recogiendo ideas, ingenio e
imaginaciones de la gente para así crear los armamentos más eficaces que
cumplan sus propósitos sobre el mundo. Uno de estos ejemplos son los
llamados “ microchip ”. Como si fuera poco, los microchip han estado
evolucionando de tal forma que son capaces de interactuar con el cerebro
humano y poder reforzar capacidades físicas y emotivas. De esta manera
un artefacto diminuto como un microchip puede alterar o provocar
cambios en el sistema nervioso central. ¿Qué sucedería si esta tecnología
tan delicada y arriesgada pudiera ser usada para controlar tu personalidad
o tu mente por terceros? ¿Qué sucedería si los gobiernos de toda la tierra
promovieran un sofisticado método de identificación y monitoreo por
satélite haciendo del mismo un gran adelanto y desarrollo y una vez toda
la tierra estuviera cubierta por el mismo, cayera en manos de un gobierno
con bases ocultistas como el nazismo hitleriano? Según la Biblia, esto no
solo pudiera pasar, sino que se nos asegura sucederá. El escenario que se
aproxima sobre la tierra es uno de muerte y de guerra, se trata del hombre
mismo llevando a cabo los juicios sobre la tierra. Dios no quiere la muerte
del impío, sin embargo el hombre mismo se autodestruirá en su
alejamiento de Dios. Dice:

“¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si


se apartare de sus caminos?” (Ezequiel; 18:23)

La bendición de Dios está en la casa del justo, pero la maldición en la


casa del impío. Nadie tiene porqué escoger el mal si tiene la buena
alternativa frente a sus ojos. (Proverbios 3:33)

¿Presenta Apocalipsis una óptica


pesimista de la tierra?

Mucha gente tiene la idea que Apocalipsis se trata de un relato de


catástrofes futuras o de cosas trágicas como terremotos, pestes, hambre y
muerte. Otros pretenden culpar a Dios de esta tragedia mundial, sin
embargo, la Biblia nos dice que Dios no quiere la muerte del impío y
tampoco quiere que este perezca. La óptica pesimista sobre el futuro del
planeta surge de la ignorancia y del alejamiento de Dios. Para los
creyentes en Cristo, el futuro será glorioso junto al Señor en las moradas
del Padre en las alturas. Para los que viven lejos de Dios hay un motivo
por el cual escapar y salvar su vida. Si bien es cierto que existe la realidad
inminente de la llegada del anticristo lo cual conlleva persecución, muerte,
hambre y sufrimiento; también hay que reconocer que Dios salvará a su
pueblo de esta tragedia mundial. Esta es la razón de la evangelización y
del evangelio puro de Jesucristo. Que la gente pueda alcanzar la meta que
Dios ha trazado y evite pasar por esta hora lamentable que el hombre
mismo en su rebeldía ocasionará sobre el mundo. De la misma forma, el
deseo de Dios es que el hombre escape del infierno eterno, y en vez de
condenación, pueda entrar por la puerta de la ciudad de Dios. (Apocalipsis
22:14)

El Tercer Sello

Este sello se representa como un caballo negro montado por uno quien
posee una balanza en mano. Se oía una voz que anunciaba la venta de trigo
y cebada a un precio excesivo. Esto implica inflación económica que
conduce al hambre. Un denario era el pago por un día de trabajo de un
esclavo. ¿No le parece que el alto precio de la gasolina, la luz, y otros
servicios básicos están anunciando que esto está cerca? Sin embargo,
cuando el anticristo aparezca, se presentará como el que soluciona todos
los problemas. Luego de tres años y medio de gobierno comienza el
hambre y el dolor en la tierra. Se sabe que los recursos de nuestro planeta
son muchos, pero se sabe de ciertos grupos quienes racionan los mismos
con propósitos diversos.

Hambre y pobreza
Un denario era la principal moneda de plata de los romanos. El salario
de un día. Recordemos que el antimesías, aparecerá en el planeta con la
solución para todos los problemas sociales del planeta tierra. Incluyendo
la pobreza, guerras, terrorismo, desbalance de las riquezas, desigualdades,
y toda clase de diferencia social. El anticristo entrará en acción con una
máscara de piedad y de gran logro social para la humanidad para crear un
“paraíso” en la tierra. Pronto se quitará la máscara de bondad y se verá
envuelto en la ira de Dios y en el abatimiento de la naturaleza rebelde
contra su sistema. Estará muy ocupado con la gran expectación de las
cosas que vendrán.
Recordemos que durante el comienzo de la apertura de los sellos,
empieza el momento del derramar de la ira del Cordero sobre el sistema
luciferino que se implantará en la tierra con el sistema seiscientos sesenta
y seis que se estudiará posteriormente en este libro. (Sofonías 1:18) Todas
estas calamidades son el resultado del juicio de Dios sobre el sistema
satánico y el gobierno del antimesías que estará muy ocupado con la
sublevación de la naturaleza y toda clase de anarquía social. Guerra,
hambres, muerte y persecución, son el producto y resultado de la
entronización en la tierra del líder mundial que será poseído por Satanás.

El Cuarto Sello

Se representa en un caballo amarillo (color mortecino) cabalgando por


la muerte y seguido por el Hades. Aquí hay un lazo entre muerte y Hades
(infierno). El Hades es el lugar debajo de la tierra donde descansan las
almas que ya han partido y están en espera del día de la resurrección. Este
lugar posee dos antesalas; una de descanso y una de tormento. (Lucas 16)
Se nos está diciendo que en este momento grandes cantidades de hombres
perecerán para siempre. Se nos dice que habrá guerra, hambre y rebeldía
de los animales.
Pareciera que los mismos animales de la tierra reciben un impacto
negativo a consecuencia de la degradación humana. La ciencia misma
utiliza hoy a los animales para hacer sus pruebas experimentales. La
prensa en cada esquina anuncia sobre el implante de artefactos de control
satelital en las mascotas. Ya hemos dicho anteriormente que estos sistemas
de microchip pueden alterar mentes de hombres. ¿Podrán estos artefactos
provocar rabia en diversidad de criaturas? La Biblia habla de “rebeldía de
los animales”, pero no detalla claramente qué la provoca. Un libro muy
interesante sobre este tema de la ciencia y los animales, así como la
manipulación genética lo es ‘La Sirena Sagrada’ de Sireesha Goodman.
Goodman propone que el clímax de la ciencia envuelve manipulación
genética como el colmo de la maldad del hombre y cada vez que esto
acontece en la tierra, está ligado a grandes cataclismos por la soberbia
humana. En esta ocasión, se nos dice que la rabia de los animales es parte
de un sello de juicio sobre la tierra.

El Quinto Sello

En el quinto sello, Juan vio “bajo del altar” las almas de los mártires en
Jesucristo. Debajo del altar era el lugar donde caía la sangre de los
sacrificios. (Levítico 4:8; Hebreos 8:1) En este lugar se representa
simbólicamente el sufrimiento y martirio de aquellos que participaron así
como Jesucristo, de la muerte por causa de Dios. Sufrieron la muerte
porque sostenían la verdad de la Palabra de Dios frente a un mundo impío.
Esto contrarrestaba la corriente maligna y producía en los malvados el
querer deshacerse de estos santos, pues eran una molestia y obstáculo ante
sus perversidades. Satanás desea que la corriente maligna corra libremente
en esta tierra, por lo tanto se levantará contra todo aquel que exponga la
luz de Dios, sea por medio tanto de la Biblia o por medio del testimonio de
una vida consagrada. Cuando sea el momento de la apertura de los sellos,
todas aquellas personas que reaccionen y se opongan al sistema del
anticristo y escojan a Dios, serán entregados al martirio.
Los mártires que Juan pudo ver en este nuevo período estaban en un
lugar de espera descansando, conscientes de las cosas que sucedían a su
alrededor, clamando por justicia. Se les entregaron vestiduras blancas de
acuerdo a su testimonio y santidad.
Podemos notar que durante esta tragedia de los juicios de Dios en la
tierra hay oportunidad de salvarse para el hombre cuando no se rinden ante
el sistema político cuyas bases es el ocultismo. El ocultismo unido a la
política, conducirá a las más grandes masacres de cristianos en toda la
historia. Esos cristianos que mueren serán llevados por Dios a un lugar de
reposo en tanto se cumple el número completo de los que morirán de
forma semejante. En ese lugar de espera donde descansan todos esos
mártires, Dios los viste de blancura y los consuela con sosiego.
Los mártires del tiempo de los sellos

Debemos recordar que la iglesia de Jesucristo entró por la puerta


provista por Dios antes de la apertura de los sellos y está posicionada en
las Alturas con el Padre desde donde observa el desatar de los juicios de
Dios. Sin embargo, luego del arrebatamiento de la iglesia, muchos de los
dejados atrás o vírgenes insensatas reconocerán que se quedaron y que el
esposo (Cristo) se llevó a las vírgenes preparadas (Iglesia fiel). (Mateo 25)
En este momento tardío, la forma de salvarse es el rechazo del gobierno
luciferino que ha de venir y luchar contra la marca de la bestia cuyo
número es seiscientos sesenta y seis. Ellos al ser martirizados también
tendrán su oportunidad tardía de salvación y de ser elevados a la redención
cuando venzan al maligno cara a cara.
Estos mártires del capítulo seis, no necesariamente incluyen la
totalidad de los mártires de todas las edades anteriores sino a aquellos que
están entregando sus vidas durante la apertura de los sellos. Las palabras
“hermanos”, “consiervos”, “que también han de ser muertos como ellos”
pudieran implicar un mismo sistema perseguidor del cual ellos fueron
víctimas y se esperaba que otros sufrieran de igual forma. Recordemos que
la iglesia partió a las moradas del Padre antes de la apertura de estos
sellos. Por lo tanto, este grupo de mártires son los que se salvaran durante
esta hora de prueba y cuyo número Dios conoce. Esto no implica que la
totalidad de la iglesia está en la tierra durante este período ya que vimos a
la iglesia presente y adorando al Cordero en su trono mientras abría el
libro.

El sexto sello y el gran día del Cordero

Este sexto sello nos habla del “gran día de la ira del Cordero”. Desde
hace mucho tiempo que la iglesia de Dios ha venido anunciando el
evangelio de Dios y llamando a las naciones al arrepentimiento. Mucha
gente tiende a pensar que las profecías y el llamado de Dios son para
infundirles miedo o alguna clase de estrategia psicológica para hacerlos
pertenecer a un grupo de gente. Por eso optan por rechazar a Dios y tildar a
los creyentes de ignorantes. Sin embargo, se nos dice que el día de la ira
de Jehová no es un mito ni una fantasía. Se nos asegura que será un
momento que implica grande impactos ecológicos temidos por toda
sociedad. La escena se describe como:

● Un gran terremoto
● Oscuridad del sol
● Enrojecimiento de la luna
● El impacto de las estrellas sobre la superficie terrestre
● Grandes cambios en la atmósfera
● El estremecimiento de la tierra reubicando las islas en toda la tierra.

Estos acontecimientos provocan miedo, terror y expectación de la gente


ante la terrible crisis mundial. Claramente se nos dice que toda sociedad,
sean ricos o pobres participarán de este día temible. Mucha gente reconoce
que es el cumplimiento apocalíptico de la ira de Dios y del Cordero
ejecutando el juicio divino.
Estos sucesos parecen ser literales y pudiera implicar una conmoción
mundial y reordenamiento de todas las cosas.
Por centenares de años se ha propagado en el mundo el evangelio de la
gracia de Dios. Una invitación a todo hombre al arrepentimiento y
encuentro con Dios, a través de la persona de Jesucristo. Sin embargo,
muchas han sido las burlas al evangelio, las tergiversaciones al mensaje
cristiano, las añadiduras a la palabra de Dios, el paganismo dentro del
cristianismo, el continuo caminar de los hombres en contra del camino
establecido por Dios, el ateísmo, las falsedades ideológicas que engañan al
hombre y lo envuelven en creencias erróneas. El hombre ha descartado a
Dios y ha preferido cosas pasajeras. La deshonra del cuerpo y las
devastaciones morales se han multiplicado. La práctica de toda clase de
males, asesinatos, perversiones, y ocultismo de las naciones. Todo tuvo su
tiempo y el libre albedrío del hombre dio como resultado pecado y a
muerte en los desobedientes. Ahora ha llegado el momento de guardar
silencio para los hombres frente al veredicto del juez de toda la tierra.
Se nos dice que llega el momento cuando Dios trae a juicio la obra de
la mano del hombre y no tendrá por inocentes a los culpables. Ese mismo
Jesucristo que vino una vez como siervo sumiso al dar su vida en rescate
por muchos, esta vez regresa como juez imponente y de tajante impacto
sobre el destino de la tierra y de las almas de los hombres.
El día del juicio, el día de la ira de Dios, el día del Gran Trono blanco
de Dios y el día de su Segunda Venida no serán días para presentar excusas
por las cosas que no se hicieron en el tiempo presente. Será día de guardar
silencio y aguardar sentencia, sea para vida o para muerte eterna.

Los tres capítulos del Libro de Joel y


su relación con el día de Jehová

Uno de los libros más icónicos y revelador sobre el día de Jehová lo es


el libro de Joel. Dicho libro posee tres capítulos y dice como sigue:

Capítulo 1 de Joel

“Palabra de Jehová que vino a Joel, hijo de Petuel. Oíd esto, ancianos,
y escuchad, todos los moradores de la tierra. ¿Ha acontecido esto en
vuestros días, o en los días de vuestros padres? De esto contaréis a
vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la otra
generación. Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del
saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había
quedado. Despertad, borrachos, y llorad; gemid, todos los que bebéis
vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca. Porque
pueblo fuerte e innumerable subió a mi tierra; sus dientes son dientes de
león, y sus muelas, muelas de león. Asoló mi vid, y descortezó mi higuera;
del todo la desnudó y derribó; sus ramas quedaron blancas. Llora tú
como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud. Desapareció
de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de
Jehová están de duelo. El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque
el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite. Confundíos,
labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la
mies del campo. La vid está seca, y pereció la higuera; el granado
también, la palmera y el manzano; todos los árboles del campo se secaron,
por lo cual se extinguió el gozo de los hijos de los hombres. Ceñíos y
lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio,
ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la
ofrenda y la libación. Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad
a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová
vuestro Dios, y clamad a Jehová. !!Ay del día! porque cercano está el día
de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso. ¿No fue
arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría y el placer
de la casa de nuestro Dios? El grano se pudrió debajo de los terrones, los
graneros fueron asolados, los alfolíes destruidos; porque se secó el trigo.
!!Cómo gimieron las bestias! !!cuán turbados anduvieron los hatos de los
bueyes, porque no tuvieron pastos! También fueron asolados los rebaños
de las ovejas. A ti, oh Jehová, clamaré; porque fuego consumió los pastos
del desierto, y llama abrasó todos los árboles del campo. Las bestias del
campo bramarán también a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas,
y fuego consumió las praderas del desierto.”
Vemos que las plagas de langostas son comunes a tierras bíblicas, pero
de lo que se habla aquí es algo más trascendental. Se habla de los
enemigos de Israel, aquellos que han evolucionado y han conspirado a
través de toda la historia para batallar contra el pueblo de Dios y contra el
Cristo. El impacto de los enemigos traerá desolación, guerra y hambre en
la tierra.

Capítulo 2 de Joel

“Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen


todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque
está cercano. Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra;
como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y
fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años
de muchas generaciones. Delante de él consumirá fuego, tras de él
abrasará llama; como el huerto del Edén será la tierra delante de él, y
detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape.
Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo
correrán. Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los
montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como
pueblo fuerte dispuesto para la batalla. Delante de él temerán los
pueblos; se pondrán pálidos todos los semblantes. Como valientes
correrán, como hombres de guerra subirán el muro; cada cual marchará
por su camino, y no torcerá su rumbo. Ninguno estrechará a su
compañero, cada uno irá por su carrera; y aun cayendo sobre la espada
no se herirán. Irán por la ciudad, correrán por el muro, subirán por las
casas, entrarán por las ventanas a manera de ladrones. Delante de él
temblará la tierra, se estremecerán los cielos; el sol y la luna se
oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. Y Jehová dará su
orden delante de su ejército; porque muy grande es su campamento; fuerte
es el que ejecuta su orden; porque grande es el día de Jehová, y muy
terrible; ¿quién podrá soportarlo? Por eso pues, ahora, dice Jehová,
convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento.
Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová
vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y
grande en misericordia, y que se duele del castigo. ¿Quién sabe si volverá
y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación
para Jehová vuestro Dios? Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno,
convocad asamblea. Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los
ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el
novio, y de su tálamo la novia. Entre la entrada y el altar lloren los
sacerdotes ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo,
y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen
de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios? Y
Jehová, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo. Responderá Jehová,
y dirá a su pueblo: He aquí yo os envío pan, mosto y aceite, y seréis
saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones. Y
haré alejar de vosotros al del norte, y lo echaré en tierra seca y desierta;
su faz será hacia el mar oriental, y su fin al mar occidental; y exhalará su
hedor, y subirá su pudrición, porque hizo grandes cosas. Tierra, no temas;
alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. Animales del campo,
no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles
llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos. Vosotros también,
hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha
dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia
temprana y tardía como al principio. Las eras se llenarán de trigo, y los
lagares rebosarán de vino y aceite. Y os restituiré los años que comió la
oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié
contra vosotros. Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de
Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás
será mi pueblo avergonzado. Y conoceréis que en medio de Israel estoy
yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca
jamás será avergonzado. Derramamiento del Espíritu de Dios Y después
de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros
hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros
jóvenes verán visiones. Y también sobre los siervos y sobre las siervas
derramaré mi Espíritu en aquellos días. Y daré prodigios en el cielo y en
la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. El sol se convertirá en
tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso
de Jehová. Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo;
porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho
Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.”

En este segundo capítulo del libro de Joel, podemos ver que el día de
Jehová es un tiempo que no puede ser ignorado por el hombre. Es un
tiempo para el cual los hombres deben prepararse y la manera correcta de
prepararse es estar apercibidos, humillarse delante de Dios, buscarle y
escapar de lo que se aproxima. Lo que se aproxima es una guerra sin
precedentes. La única forma de prepararse es convertirse a Dios con todo
el corazón. En ese tiempo el impacto de la guerra y de los acontecimientos
conmociona aun los cielos y los estremece. Sin embargo, aun en medio de
la calamidad, Dios ha provisto una puerta de salida y escape, la cual se
consigue buscando a Dios hoy.

Capítulo 3 de Joel

“Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré


volver la cautividad de Judá y de Jerusalén, reuniré a todas las naciones,
y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a
causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron
entre las naciones, y repartieron mi tierra; y echaron suertes sobre mi
pueblo, y dieron los niños por una ramera, y vendieron las niñas por vino
para beber. Y también, ¿qué tengo yo con vosotras, Tiro y Sidón, y todo el
territorio de Filistea? ¿Queréis vengaros de mí? Y si de mí os vengáis,
bien pronto haré yo recaer la paga sobre vuestra cabeza. Porque habéis
llevado mi plata y mi oro, y mis cosas preciosas y hermosas metisteis en
vuestros templos; y vendisteis los hijos de Judá y los hijos de Jerusalén a
los hijos de los griegos, para alejarlos de su tierra. He aquí yo los
levantaré del lugar donde los vendisteis, y volveré vuestra paga sobre
vuestra cabeza; y venderé vuestros hijos y vuestras hijas a los hijos de
Judá, y ellos los venderán a los sabeos, nación lejana; porque Jehová ha
hablado. Proclamad esto entre las naciones, proclamad guerra, despertad
a los valientes, acérquense, vengan todos los hombres de guerra. Forjad
espadas de vuestros azadones, lanzas de vuestras hoces; diga el débil:
Fuerte soy. Juntaos y venid, naciones todas de alrededor, y congregaos;
haz venir allí, oh Jehová, a tus fuertes. Despiértense las naciones, y suban
al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas las
naciones de alrededor. Echad la hoz, porque la mies está ya madura.
Venid, descended, porque el lagar está lleno, rebosan las cubas; porque
mucha es la maldad de ellos. Muchos pueblos en el valle de la decisión;
porque cercano está el día de Jehová en el valle de la decisión. El sol y la
luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor. Y Jehová
rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y
la tierra; pero Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los
hijos de Israel. Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito
en Sion, mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán
más por ella. Sucederá en aquel tiempo, que los montes destilarán mosto,
y los collados fluirán leche, y por todos los arroyos de Judá correrán
aguas; y saldrá una fuente de la casa de Jehová, y regará el valle de
Sitim. Egipto será destruido, y Edom será vuelto en desierto asolado, por
la injuria hecha a los hijos de Judá; porque derramaron en su tierra
sangre inocente. Pero Judá será habitada para siempre, y Jerusalén por
generación y generación. Y limpiaré la sangre de los que no había
limpiado; y Jehová morará en Sion.”

Frente a la gran conmoción que hay en la tierra en este tiempo, todavía


Dios no se ha olvidado de su pueblo ni de sus promesas. Se nos promete
que Dios saldrá en defensa de su pueblo, Dios los congregará, los
pastoreará y les dará paz.

Como podemos ver, la profecía del Apocalipsis, también está ligada a


la revelación dada a otros profetas de Dios como lo es Joel. Hay armonía
en su mensaje y es un mensaje de advertencia tanto para el mundo que
conoce a Dios como para aquel que no le sigue.
“Amén. La bendición y la gloria y la
sabiduría y la acción de gracias y la
honra y el poder y la fortaleza, sean
a nuestro Dios por los siglos de los
siglos. Amén.”
–Apocalipsis 7:12

Capítulo 7
Libro de Apocalipsis

Este séptimo capítulo es continuación del sexto. Comienza mostrando


la soberanía y el poder de Dios para detener o mover la naturaleza y toda
obra de hombre. Se nos dice en la Palabra que ni una hoja se mueve si
Dios no lo permite. (Mateo 8:27) Dice el capítulo siete:
Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de
la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase
viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi
también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del
Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había
dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño
a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus
frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados:
ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de
Israel. De la tribu de Judá, doce mil sellados. De la tribu de Rubén, doce
mil sellados. De la tribu de Gad, doce mil sellados. De la tribu de Aser,
doce mil sellados. De la tribu de Neftalí, doce mil sellados. De la tribu de
Manasés, doce mil sellados. De la tribu de Simeón, doce mil sellados. De
la tribu de Leví, doce mil sellados. De la tribu de Isacar, doce mil
sellados. De la tribu de Zabulón, doce mil sellados. De la tribu de José,
doce mil sellados. De la tribu de Benjamín, doce mil sellados. Después de
esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de
todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono
y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en
las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a
nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. Y todos los
ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los
cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono,
y adoraron a Dios, diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la
sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean
a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. Entonces uno de los
ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas,
¿quiénes son, y de dónde han venido? Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él
me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado
sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto
están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el
que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya
no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor
alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y
los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los
ojos de ellos. (Apocalipsis 7)
En este capítulo vemos como Dios entrega autoridad a sus ángeles para
ejecutar juicio sobre la tierra. Los ángeles son ministros de Dios que
obedecen su voluntad. (Salmo 104:4)

Ángeles de Dios que ejecutan juicio

Dios posee ángeles gigantes cuya altura sólo Dios conoce y quienes son
la mano ejecutora de Dios sobre cielo y tierra. Algunos de ellos han sido
vistos en sueños y visiones de profetas y siervos de Dios. Vea: Salmo 34:7;
Mateo 18:10; Colosenses 1:16; I Pedro 3:22; Judas 6; Génesis 32:2; II
Reyes 6:13-17; Mateo 26:53; Hebreos 12:22; Apocalipsis 5:11; Mateo
25:41; Lucas 1:19, 26-38; Judas 9; Lucas 20:36; Mateo 25:41; Salmo
103:20; II Pedro 2:11; Isaías 37:36; Mateo 28:2-5; Mateo 13:39; II
Tesalonicense 1:7-9; Apocalipsis 20:1-2; I Pedro 1:12; II Samuel 14:20;
Nehemías 9:6; Isaías 6:3; Lucas 2:14; Mateo 13:41-42; Hechos 8;
Apocalipsis 5:13-14.

Los cuatro ángeles

Los ángeles no sólo son mensajeros, son ejecutores de la voluntad de


Dios. Tienen la autoridad que Dios les designa y su límite es determinado
por Dios. En este caso se les ordena detener los vientos de los cuatro
ángulos de la tierra. Sin lugar a dudas que este último sello implica un
juicio de más trascendencia sobre los moradores de la tierra. Esta ausencia
de movimiento de los vientos pudiera implicar una crisis de circulación
mundial; un estancamiento social de escala global y el desastre de la
comunicación debido a la destrucción de las fuentes de poderío, como por
ejemplo, los satélites en la atmósfera. Notemos que hoy día los equipos
tanto de navegación marítima como aviones y demás medios de transporte
y comunicación pudieran depender de satélites. En teoría, la orden de Dios
dada a sus ángeles de detener el viento a manera mundial pudiera implicar
un impacto negativo sobre el desarrollo social y civil. Estos ángeles tienen
el poder de hacer daño, por lo tanto estos primeros versos de este capítulo
siete implica algo más que el simple detener del viento. (Apocalipsis 7:1-
2)
La determinación de estos ángeles de hacer daño sobre tierra y el mar,
implica que ya el año de la buena voluntad de Dios para los hombres ha
pasado y los juicios se han desatado sobre la tierra.

La tregua del ángel

Cuando ya los cuatro ángeles habían comenzado a detener los cuatro


vientos, apareció en escena otro ángel que poseía el sello del Dios vivo.
Este otro ángel ordena una tregua a los cuatro ángeles. Los ángeles de Dios
se caracterizan porque tienen el nombre de Dios escrito sobre ellos. La
autoridad que poseen surge de Dios.

¿Porqué el quinto ángel ordenó a los cuatro ángeles hacer una tregua?

Vemos que los cuatro ángeles que aparecen en este capítulo siete no
ejecutan el juicio con rodeos sino que lo que Dios le ordenó eso hacen. Sin
embargo, en medio del juicio, este ángel que sale de oriente ordena hacer
una distinción sobre la nación judía en aquellos que han recibido a
Jesucristo como Mesías y el resto de las personas que no lo han hecho. El
quinto ángel no viene solo, sino que junto con otros tiene la labor de sellar
a los redimidos de las doce tribus de Israel. Ese sello que Dios le pone no
es una marca física sino que es un título de propiedad de Dios de forma
espiritual para salvación, protección e inocencia ante el juicio.
Este séptimo capítulo se enfoca en el pueblo de Israel. Sabemos que el
pueblo hebreo aun está disperso en el mundo a pesar del sionismo y
retorno a su tierra. Dios promete que a los que han de ser salvos los
recogerá de entre toda la tierra.

El quinto ángel

Este quinto ángel tenía el sello del Dios vivo, esto pudiera implicar una
de las cualidades mismas de Jesucristo quién no sólo es Dios mismo sino
también el mensajero (ángel de Jehová) (Génesis 22:11; Éxodo 23:20). El
ángel les ordena a los cuatro ángeles posponer su efecto de juicio hasta el
identificar a los judíos que habrán de ser salvos. Sólo Dios puede
ordenarles a los ángeles sus ejecuciones o detener sus acciones. Los
ángeles son seres creados para el servicio a Dios. Ellos no son dignos de
oraciones, ni de alabanzas ni de adoración. Nuestras oraciones van
dirigidas sólo a Dios quién posee millones de ángeles de su creación. Los
ángeles de Dios no contestan oraciones, sin embargo, Dios los envía para
ejecutar las oraciones de los santos. Ninguno de los ángeles de Dios viene
en su propio nombre o por cuenta propia. Los demonios que están para
engañar y que se hacen pasar por ángeles de Dios aceptan oraciones y
pretenden “contestar” en lugar de Dios, como forma de desviar la
verdadera fe. (Mateo 25:41) Existen sectas cuyo culto va dirigido a los
ángeles y no a Dios. Ellos aseguran que tienen contacto con seres o “guías
espirituales” que los dirigen en la vida. Ninguno de los ángeles de Dios
tiene esa labor de usurpar el lugar de Dios. En cambio, los ángeles caídos
tienen una labor de engaño y confusión para la destrucción de las almas.
Los ángeles de Dios tienen el nombre del Cordero en sus frentes que los
identifica.

Dos sellos diferentes

En medio de todo juicio desatado sobre la tierra Dios tiene su forma de


distinguir a los que han de salvarse en medio de ellos. En este caso se nos
habla de “un sello en la frente a los siervos de Dios”. Este sello es
diferente al que implantará el anticristo en “la mano derecha o en la
frente” que se mencionará en capítulo trece verso dieciséis. Este sello,
marca, escritura o modo de distinguir de Dios hacia su pueblo; no es
tecnológico ni físico como será el sello de la Bestia, sino que será visible
al ojo de Dios. El sello de Dios envuelve dejar morar en el interior al
Espíritu Santo y ser separado para Dios.

¿Quiénes son estos ciento


cuarenta y cuatro mil sellados?

Estos sellados no son la totalidad de la iglesia. Tampoco son los


miembros de una iglesia en particular. Estos ciento cuarenta y cuatro mil
son el remanente de los hijos de Israel. (Apocalipsis 7:4) Literalmente
implica que dentro de la nación de los judíos muchos alcanzarán
misericordia dentro de los días terribles que se avecinan para el planeta
tierra. La oportunidad de ser sellados por Dios implica recibir a Jesucristo
como salvador y vencer el sistema. Dios da el número de los que se
salvarán de entre los judíos, pero no se da el número de todos aquellos que
se salvan pero que no son judíos. El número ciento cuarenta y cuatro mil
no necesariamente es un número literal sino una multiplicación al
cuadrado de doce por doce en representación de todos ellos. (Romanos 11)
Luego vemos que suben al cielo en el tiempo de la prueba:

“una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas las naciones y
tribus y pueblos y lenguas que estaban delante del Cordero…”
(Apocalipsis 7:9)

Estos salvos son vestidos con ropas blancas y tienen palmas en las
manos y claman a Dios por la salvación otorgada. Todos los salvos están
en los cielos adorando a Dios y reconociendo que el dueño de la salvación
es Dios y el Cordero. No existe ninguna otra persona que sea capaz de dar
salvación a los hombres.

Las doce tribus

Judá
Rubén
Simeón
Neftalí
Isacar
Manases
Zabulón
Gad
José
Aser
Leví
Benjamín

Notemos que Rubén en un tiempo fue el primogénito pero perdió su


primogenitura. (I Crónicas 5:1-5) También vemos que la tribu de Dan es
omitida en la lista a causa de la idolatría. (Jueces 18: 30-31; I Reyes 12:
29-30; II Reyes 10: 29.) La idolatría y el no saber valorar la herencia
divina apartarán a muchos de su meta de alcanzar su herencia celestial.
El doctor Joseph A. Seiss nos dice en su libro “Lecturas sobre el
Apocalipsis” ( Lectures on the Apocalypses ) que cada nombre judío tiene
su significado y brinda una interesante información. Respecto a las doce
tribus él reseña:

Judá: “Confesión o alabanza a Dios”


Rubén: “Contemplando al Hijo”
Gad: “Una compañía”
Aser: “Bendito”
Neftalí: “Luchador”
Manasés: “Olvido”
Simeón: “El que oye y obedece”
Leví: “El que se une”
Isacar: “Recompensa”
Zabulón: “Hogar, morada”
José: “Añadidura”
Benjamín: “Hijo de la mano derecha”

Algunos encuentran coherencia de un mensaje o enigma al unir los


diversos significados:

“Confesores o alabadores de Dios, que miran al hijo, una banda de


benditos, que luchan contra el olvido, que oyen y obedecen la Palabra, se
adhieren a la recompensa de un hogar de refugio, una adición, los hijos de
la mano derecha de Dios...” (Tomado de El Futuro Glorioso del Planeta
tierra de Arthur E. Bloomfield)
Nuestro nombre nuevo y nuestra nueva vida tienen que reflejar lo que
Dios ha hecho por nosotros.

¿Para quién es la salvación?

El deseo de Dios es la salvación de todo el mundo, de toda raza, de todo


pueblo, de toda cultura y de toda sociedad. (Juan 3:16) Vimos como la
iglesia de Jesucristo entró por la puerta dada por Dios antes de la Gran
Tribulación y es ella el testimonio de redención en los cielos tipificado por
los seres vivientes y los 24 ancianos. También vimos, como de entre los
judíos Dios permite la salvación de un gran número de los hebreos. Ahora
vemos, como dentro de la Gran Tribulación grandes multitudes logran
salvarse en medio de la persecución y su tardía respuesta al evangelio de
Jesucristo. Dios es un Dios de misericordia. (Salmo 118:1)

¿Habla la Biblia de una Gran Tribulación?

En este capítulo de Apocalipsis se describe la “Gran Tribulación” como


el período de apertura de los siete sellos y el derramar de las siete copas de
la ira de Dios de los cuales se ha estado hablando en capítulos anteriores y
se continuará detallando en los siguientes. (Apocalipsis 7:14) Es el
momento cuando Dios derrama su ira contra el régimen luciferino del
anticristo (antimesías) y donde la naturaleza en el planeta tierra y lo
relacionado a su espacio, sufrirán grandes conmociones como un borracho
que se tambalea. En el libro de Daniel se profetizan dos mil trescientas
tardes de desolación. (Daniel 8:14) Si esta evidencia fuera literal, entonces
tenemos seis años y ciento diez días de desolación (Se debe hacer los
ajustes necesarios de las diferencias del calendario judío con el nuestro
para poder determinar el tiempo de duración). La desolación consiste en la
llegada del desolador (líder mundial que viene con una agenda engañosa)
el cual viene a arropar y dominar toda la tierra con su programa de paz
mundial. (Mateo 24:15; Marcos 13:14; Daniel 12:11; Daniel 11:31; Daniel
9:27) Una vez el desolador arropa la tierra con su programa de paz
mundial y los domina, es el momento cuando en la misma mitad de esos
seis años, que comienza el lado oscuro a reinar. Esa primera parte consiste
en la llegada de este líder mundial dónde se le permite hacer grandes obras
humanitarias y de “adelantos” para toda la humanidad. Este logro social y
humanitario lo elevará para ser identificado con gran admiración y
maravilla de toda la tierra. Eliminará la pobreza mundial, abolirá las
deudas externas de todos los países, romperá barreras sociales de comercio
y traerá una seguridad económica mundial engañosa. De la misma manera,
establecerá una religión mundial sincrética que abraza todas las ideologías
y las fusionará haciendo creer que todos los caminos conducen a Dios,
proponiéndose él mismo como el objeto de su fe.

Cuarenta y dos meses de desolación

De las dos mil trescientas tardes de desolación (2,300) de las que habla
el profeta Daniel (Daniel 8:14), hay cuarenta y dos meses (1,260)
(Apocalipsis 12:6; 11:3) días de calamidades y pesadilla mundial.
(Apocalipsis 13:5) Entendemos que de las 2,300 tardes profetizadas por
Daniel se pueden dividir en dos fases.

• Primera fase: Mil cuarenta (1,040) días de maravilla y admiración


mundial.
• Segunda fase: Mil doscientos sesenta (1,260) días de tragedia mundial.

Ambas fases suman un total de dos mil trescientas tardes de desolación.


Para mucha gente esta realidad anunciada en la Biblia sobre el anticristo
les resulta en incredulidad, escepticismo y burla. Sin embargo, el reino del
anticristo es la meta esperada por la mayoría de las sociedades secretas y
por grupos políticos, religiosos, y de economía mundial quienes buscan
construir un súper imperio europeo que arrope toda la tierra y tienen como
base el ocultismo pagano.
Para los cristianos, el hecho de que el anticristo sea entronado sobre la
tierra, es la peor tragedia, sin embargo, para el mundo engañado lo verán
como un gran rey que vino a hacer grandes cambios de desarrollo
económico, social y religioso. En la primera fase, todos lo admiran,
veneran y hasta adoran; en especial las sectas luciferinas y las sociedades
secretas que patrocinaron su llegada. En la segunda fase, el anticristo toma
el control mundial por medio de la tecnología y somete a todos los pueblos
al peor de los “ Reich ” o dictaduras que traerán un Holocausto. Existe
evidencia que apunta a que los seguidores de las filosofías hitlerianas se
han estado organizando mundial y secretamente en nuestro tiempo.
Cuando el mundo menos se lo espere el resurgir de la esvástica tendrá
lugar pero con un mayor poder y control de la tierra usando los sistemas
de teledetección para identificar a sus víctimas. (Vea la novela El Resurgir
de la esvástica de Dino Alreich)
Luego de ese período de grandes logros, comenzará la pesadilla
mundial. El anticristo se auto-proclamará Dios y se sentará en el tempo de
los judíos para reclamar adoración. Existe un grupo de falsos judíos que se
han ido adueñando del patrimonio judío. Estos falsos judíos ya los
mencionamos en el capítulo tres del libro de Apocalipsis. (Apocalipsis
3:9) Estos son “ los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten ”.
Ahora, ¿por qué un grupo de farsantes se tendrían que hacer pasar por
judíos?
¿Quiénes son los que dicen
ser judíos y no los son?

Mucha gente ignora el hecho de que exista una lucha por el poder
mundial. Este asunto de la búsqueda del control del mundo ha sido trillado
y presentado en caricaturas de televisión, obras de ficción de toda clase. El
asunto es que la mayoría piensa que es cosa de poca seriedad el pensar que
un grupo determinado, un grupo reducido de personas (las elites más ricas
y poderosas) de personas estén conspirando a escala global por el control
mundial. Sin embargo, la Biblia nos habla de una conspiración histórica
en la cual el diablo y sus ángeles caídos se han levantado desde el mismo
comienzo de la raza humana para buscar como destruir al pueblo de Dios.
Desde el principio vimos como los rebeldes fueron conspirando contra
Abel, Abraham, José, Elías, Job, David, Mardoqueo, Esther y el pueblo
judío, Juan Bautista, Jesús, Esteban, Pablo y muchos otros santos. El
pueblo judío ha sido blanco de múltiples ataques a través de toda la
historia. Uno de los golpes satánicos más terribles fue el denominado
Holocausto ( Shoah ); el genocidio de los judíos de Europa perpetrado por
los nazis y sus ayudantes entre 1939 y 1945 bajo el dominio del Tercer
Reich hitleriano. Mucho tiempo antes del holocausto, en el siglo VI antes
de Cristo vimos el empeño de altos funcionarios de gobiernos buscando
como aniquilar a toda la nación judía. Si no hubiera sido por la
intervención de Dios y la reina Esther, hubiera ocurrido un genocidio
mucho más temprano. Las mismas intenciones satánicas de aniquilar a los
judíos se siguen repitiendo a través de toda la historia. ¿Por qué Lucifer
usa tantas herramientas empeñado en destruir a la nación hebrea? La
Biblia nos asegura que la lucha de Lucifer es contra Dios, buscando como
destruir su reino para querer implantar un reino diabólico. La lucha de
Lucifer más que ser contra un grupo de gente, es contra una nación por la
cual Dios prometió traer el Mesías, Jesucristo. Notemos que tan pronto
Lucifer se enteró de que el rey de los judíos iba a nacer, provocó que
Herodes ordenara matar a todos los niños que habían nacido para esa
fecha. (Mateo 2:13) Siendo que los judíos es la nación por la cual Dios nos
ha traído la salvación por medio del redentor, es entonces blanco de una
terrible lucha satánica. Lucha que ha durado y durará hasta que Dios
destruya a todos los enemigos. En este tiempo, los enemigos de Israel y de
Jesucristo se han sabido entronizar en los gobiernos de la tierra. Han
penetrado todos los grupos de poder de la tierra, se han introducido en las
religiones estatales y universales, se han adueñado de las riquezas de la
tierra y han logrado comprar mentes de hombres para corromper al pueblo
hebreo. Hoy día, pareciera que la nación de Israel ha adquirido mucha
fuerza de parte de sus “aliados” y “protectores”, sin embargo, es un
compañerismo efímero y pasajero. Se nos dice en la Biblia que cuando
anuncien “paz y seguridad”, entonces es el momento que ocurrirá
“destrucción repentina”. En otras palabras, los judíos están siendo
conducidos silenciosamente de parte de los conspiradores al mismo
matadero. Les han hecho promesas de dominio mundial y de protección.
Ellos han cedido antes las tentadoras ofertas de ser los dueños del mundo,
sin embargo, el plan de Lucifer es otro. El enemigo planea utilizar a los
judíos para encumbrarse en Jerusalén como centro religioso y proponerse
como el dios de toda la tierra. En otras palabras, el anticristo conducirá a
Israel a la misma apostasía cuando la abominación desoladora se siente en
el tercer templo de Jerusalén. Una vez el anticristo obtenga todo el control
de la seguridad de los hebreos pretenderá obligarlos a aceptarlo y recibirlo
como el Mesías prometido. Pero los judíos al ver el programa sincrético y
pagano de este líder mundial, se arrepentirán de haber entrado en acuerdo
con este hombre maquiavélico. Este desacuerdo que surgirá provocará que
el líder mundial haga estallar la peor persecución y genocidio que se haya
registrado en la historia. El anticristo querrá imponer su dominio sobre los
judíos, pero los verdaderos judíos monoteístas no lo recibirán. Este es el
momento cuando el anticristo rompe su pacto de “amistad” con los judíos
y hace cesar los sacrificios que se practican dentro del rito judaico.
(Daniel 9:27) Al surgir esta terrible y nueva persecución se utilizarán
todos los medios existentes de la tecnología de persecución que por largo
tiempo se ha estado ventilando en los medios de comunicación. Monitoreo
por satélite, rastreo de gente por medio de cámaras en cada esquina, el uso
de computadoras para seguir los artefactos que han implantado en la gente,
el uso de la robótica para apoyar su plan de persecución. Muchos ignoran
que los gobiernos han estado creando maquinarias complejas de
características humanas para cumplir propósitos de espionaje y
persecución del enemigo. En este caso, toda esa tecnología la están
reservando para ser usada el día de la guerra anticristiana contra los judíos
y el pueblo de Dios así como todo aquel que se oponga a la marca de la
bestia. Por algo la Biblia le llama “la gran tribulación”. Jesús aconseja por
medio de su palabra que aquellos que participen de esta tragedia social
“huyan a los montes” y no retrocedan. (Mateo 24)
En este período de mil doscientos sesenta días de persecución, Dios
enviará a dos profetas los cuales son denominados en la Biblia como “ los
dos olivos ”, estos tienen el mandato de profetizar sobre la tierra. Cuando
ellos oran a Dios suceden juicios semejantes a lo que Dios hacía con Elías.
Estos dos profetas serán la piedra en el zapato del anticristo hasta que se
cumple el tiempo en que Dios permitirá sean martirizados por su fe en
Cristo. (Apocalipsis 11:3)
Al final de ese período de seis años y medio vendrá el Mesías
purificador a derribar el imperio que el anticristo ha creado en el mundo.
Jesucristo retornará a la tierra según lo profetizado.

Las setenta semanas


profetizadas por Daniel

El profeta Daniel fue uno usado por Dios para arrojar luz sobre el
acontecer futuro de gran trascendencia e importancia similar al calibre de
Juan en su Apocalipsis. Al estudiar temas de escatología uno de los temas
tocados es el de las “setenta semanas ”. (Daniel 9:24-27) Unos afirman
que es una profecía ya cumplida y otros afirman que es una por cumplirse.
Para nosotros es una profecía que se ha cumplido en parte y nos
encontramos es medio de ella donde se completarán todas las semanas
prontamente.
Lo primero que tenemos que hacer para entender esta profecía es
entender el contexto. El profeta Daniel se encontraba leyendo el libro de
Jeremías el cual habla del tiempo en que las desolaciones de Jerusalén
habrían de cumplirse en setenta años. (Jeremías 25:11; Jeremías 29:10)
Antes que nada, debemos entender que el término “ semana ” aquí no se
refiere a días sino a años según el calendario de Israel.

• Una semana = siete años


• Setenta semanas = 490 años

Los 490 años hebreos se dividen en tres fases:


• 7 semanas que corresponden a 49 años.
• 62 semanas que corresponden a 434 años.
• 1 semana que corresponde a 7 años.

La profecía dice como sigue:

“setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y tu santa


ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la
iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la
profecía, y ungir al Santo de los santos. Sabe, pues, y entiende, que desde
la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías
Príncipe, habrá siete semanas, y setenta y dos semanas; se volverá a
edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos”.

7 semanas (49 años)

Desde el 14 de marzo del 445 A.C. ― hasta el 396 A.C.:

Donde se reedificarán las murallas de Jerusalén

Nehemías 2:6

62 semanas (434 años)

Desde el decreto de 445 A.C. para reconstruir las murallas hasta el 6 de


abril de 32 D.C. cuando ocurrió el domingo de Ramos:

Jesucristo sería proclamado rey en su entrada triunfal

Lucas 19:28-44

“Y después de las setenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías,


más no por sí, y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la
ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la
guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto
con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.
Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador,
hasta que venga la consumación, y lo que esta determinado se derrame
sobre el desolador”.

1 semana (7 años)

Desde el arrebatamiento hasta el Armagedón:

Gran Tribulación, Anticristo, y al final de los siete años ocurre la segunda


venida visible de Jesucristo y sus santos.

Zacarías Cap. 14:5; Apocalipsis 14: 1

Al parecer, en esta profecía de las setenta semanas existen omisiones


de espacios de tiempo que no son trascendentales al objetivo. Por ejemplo,
desde la crucifixión de Jesucristo hasta el tiempo de la última semana han
pasado cerca de dos mil años. Pronto Dios arrebatará a su pueblo y el
mundo entrará en la última semana profetizada.

Los que han salido de la gran tribulación

Uno de los ancianos parece sorprendido ante la multitud que arribó los
cielos y fueron vestidos de ropas blancas. La pregunta fue dirigida a Juan:

“Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde


han venido?” (Apocalipsis 7:13-14)

Juan mostró desconocimiento total al respecto, pero Dios le dio la


respuesta:

“Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus
ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto están
delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que
está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.”
(Apocalipsis 7:14-15)

Mucho más que judíos que se salvan, existirán multitudes de gentiles


que escaparán de las garras del sistema satánico del seiscientos sesenta y
seis.

Las promesas de Dios

Dios tiene preparadas hermosas promesas para todos los vencedores en


ese tiempo. En este capítulo siete sólo se mencionan algunas de ellas.

Serán vestidos de ropas blancas


Adorarán a Dios con palmas en las manos
Estarán delante del trono de Dios día y noche
Dios extenderá su tabernáculo sobre ellos
No tendrán más hambre
No tendrán más sed
El sol ni el calor estará sobre ellos
Dios los pastoreará
Dios los guiará a fuentes de aguas de vida
Dios enjugará toda lágrima de sus ojos

En el capítulo cuatro de Apocalipsis vimos la misericordia de Dios


derramada sobre la iglesia arrebatada. Ahora en el capítulo siete vemos la
misericordia de Dios derramada sobre otro grupo de vencedores que
alcanzan el cielo al lavarse en la sangre del cordero. El capítulo siete dice
claramente que “la salvación pertenece a Dios” y a quien él quiere la da.
“Porque Dios traerá toda obra a juicio,
juntamente con toda cosa encubierta,
sea buena o sea mala.”
–Eclesiastés 12:14

Capítulo 8
Libro de Apocalipsis

En este capítulo ocho la escena comienza con la apertura del último


sello. Un silencio y gran expectativa suceden luego de su apertura. Dice:

“Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por


media hora. Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les
dieron siete trompetas. Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar,
con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las
oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del
trono. Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del
incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y
lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces,
y relámpagos, y un terremoto. Y los siete ángeles que tenían las siete
trompetas se dispusieron a tocarlas. El primer ángel tocó la trompeta, y
hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la
tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la
hierba verde. El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran
montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte
del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres
vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue
destruida. El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran
estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los
ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo.
Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres
murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas. El cuarto
ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera
parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se
oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte
del día, y asimismo de la noche. Y miré, y oí a un ángel volar por en
medio del cielo, diciendo a gran voz: !!Ay, ay, ay, de los que moran en la
tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los
tres ángeles!” (Apocalipsis 8)

En este octavo capítulo se describe el momento en la historia futura del


planeta tierra donde recibirá un impacto sin precedentes mientras la tierra
estuvo habitada. Sin duda alguna en la historia del mundo, el planeta ha
estado sujeto a grandes cataclismos, pero esta vez, los hombres serán
testigos de ellos.

El séptimo sello

La escena es semejante a cuando ocurre un huracán sobre la faz de la


tierra. Luego de que los vientos han comenzado a azotar, existe un
momento de calma en el cual mucha gente piensa que la tormenta ya se ha
alejado, sin embargo, lo peor no ha acontecido aún al venir la virazón
torrencial y destructora. Luego de los primeros seis sellos pareciera que
hubo uno calma, pero la tierra sigue clamando por juicio. En medio de este
silencio se oye el eco de las palabras del pasado:

“estad quietos y conoced que yo soy Dios ” (II Crónicas 20:17; Salmo
46:10)

El momento de juicio ha llegado y no se detendrá. Este es el momento


cuando los impíos desearán que Dios no hubiera existido, cuando él desata
todos los juicios y derriba la tierra como a un borracho. Los santos de Dios
claman por la acción de la justicia y los impíos clamarán para que cese el
azote sobre la tierra, pero ya será tarde para el hombre que permaneció en
iniquidad.

Asombro y Temor

Grandes son las atrocidades que hacen los seres humanos lejos de Dios
y envueltos en toda clase de males. En este momento ya se colmó la copa
de Dios que aguardaba por arrepentimiento. Ahora, la naturaleza y toda
criatura son estremecidas por el Creador. El último sello se presenta como
el sonar de siete trompetas en su totalidad. En la escena hay siete clases de
ángeles con trompetas. Estos ángeles no actúan de forma individual sino
que obedecen al que está en el trono. Su actuar sólo refleja el mandato
divino.

Un octavo ángel
En el verso tres vemos un ángel con un incensario. Esto implica que el
momento de la justicia reclamada por los santos en sus oraciones ha
movido a Dios a contestar sobre toda la tierra. Ya ha pasado el tiempo de
la pretendida burla sobre la verdad de los hijos de las tinieblas. Ya ha
cesado el tiempo cuando los asesinos derramaron la sangre de los santos
por medio de miles de estratagemas. Ahora llega el tiempo cuando es Dios
quien personalmente responderá el clamor de su pueblo que demandaba
justicia sobre los malos. Es el momento de la venganza de Dios sobre las
naciones. Muchas veces en las oraciones de los santos escuchamos la frase
“Señor, hasta cuando permitirás que los malos reinen y el adversario
tenga lugar…” (Salmo 94:3) Tal pareciera que los malos llevan la ventaja
sobre los santos el estar en posiciones de privilegio social. (Salmo 73) Son
muchas las veces que los santos han clamado y al parecer no ha sucedido
su respuesta. Sin embargo, Dios tiene un incensario donde están recogidas
las oraciones y el clamor y donde ninguna de ellas es olvidada. Ha llegado
el momento cuando el ángel de Dios se para en el altar de oro y multiplica
el clamor y avanza la respuesta de los santos. Esas oraciones no fueron en
vano delante de Dios y no se dejarán sin contestación. Ese octavo ángel
muestra cómo esas oraciones se transforman en juicio sobre la tierra y
dejando de ser palabra y se convirtieron en acción. (Apocalipsis 8:5)

El incensario unido al fuego del altar

Cada una de las oraciones de los santos surge del corazón del Espíritu
de Dios que intercede por cada uno de nosotros. Esa santa voluntad de
Dios y su tabernáculo rodea el trono de oro en los cielos. Cada creyente
vino a ser un colaborador de Dios y hermano de Jesucristo para traer toda
justicia.

Truenos, voces, relámpagos y terremotos

Mientras que el incienso que estaba en el incensario fue quemado y


subió a la misma presencia de Dios en forma de humo y fue llevado por el
ángel, algo sucedió. El incensario fue lleno de fuego por mano del ángel y
por mandato de Dios. Una vez lleno el incensario, el ángel tomará el fuego
y lo lanzará sobre toda la tierra. En ese ímpetu del juicio suceden truenos,
voces, relámpagos y un terremoto. Ese escenario es muy semejante a
cuando la gloria de Dios se movía sobre el monte Sinaí. (Éxodo 19:16;
20:18) Esto implica que aún Dios se mueve en santidad, reverencia y
juicio. El obedecer la ley de Dios es para vida pero el desobedecerla
coloca al hombre frente al juicio eterno.
Cuando la tierra se estremece por el fuego que sobre ella cae es el
momento cuando siete ángeles de Dios se aprestan a tocar cada uno una
trompeta.

Sonido de trompeta

Las trompetas eran útiles en la antigüedad en los momentos de


convocar para el campo de batalla. También se usaban para reunir el
ejército. Se usaban en las coronaciones, en las fiestas solemnes, en la
manifestación de la majestad y el poder de Dios.
El sonar de las trompetas anunciaba la destrucción de los injustos pero
también para comenzar grandes edificaciones. El Apocalipsis no se
distancia mucho de estas ejecuciones, Dios derribará la maldad para dar
paso a la justicia. Por medio de la obediencia y la fe en Dios y el sonar de
las trompetas cayeron las murallas de Jericó en el pasado, todavía hoy las
trompetas siguen sonando.

Las trompetas

Esta vez no son los hombres los que tocan las trompetas, ahora son los
ángeles que poseen la autoridad de Dios los que harán que se emita el
sonido del juicio sobre el mundo.

La primera trompeta

Esta primera trompeta tiene un efecto devastador sobre la naturaleza.


Se describe como:

Granizo
Fuego mezclado con sangre sobre la tierra
La tercera parte de los árboles se quemó
Se quemó la hierba verde
Lo sucedido aquí es similar a la séptima plaga sobre Egipto en tiempos
antiguos. (Éxodo 9:22) Estos fenómenos de granizo rojizo no son un
secreto para algunas regiones del mundo. Por otro lado no es información
privada que el sol hoy día penetra nuestra atmósfera con mayor impacto al
deteriorarse la capa de ozono que protege el planeta. El hombre mismo a
causa de sus “adelantos” ha estado rompiendo poco a poco esa capa
atmosférica y ha causado y causará un deshielo masivo que a su vez subirá
el nivel del mar sobre la tierra causando grandes ruinas. Cuando se le ha
dado la oportunidad a líderes políticos para que creen agendas de
protección mundial orientando y haciendo planes para no contaminar la
tierra, muchos de ellos se han hecho de oídos sordos ya que contaminando
el planeta ellos ganan dinero en sus negocios y aumentan sus acciones.
Esta clase de líderes políticos que patrocinan el deterioro del planeta
vienen a ser uno con el deseo de Lucifer de aniquilar la tierra y todo
hombre. Lo que el hombre siembra eso cosechará. Pronto la avaricia y el
pecado dará a luz la muerte. Estos casos contemporáneos prematuros de
calentamiento global son sólo indicios de lo que se avecina en los días
finales.

La Segunda Trompeta

Esta segunda trompeta describe el efecto del juicio sobre el mar.

Una gran montaña encendida es arrojada al mar.


La tercera parte del mar se convirtió en sangre.
Muere la tercera parte de los seres vivos en el mar.
La tercera parte de las naves fue destruida.

Son diversas las interpretaciones que surgen cuando se trata de explicar


lo que está escrito en Apocalipsis. Para algunos “ una montaña encendida
arrojada al mar ” es la representación de un gran volcán, otros creen que
se trata de alguna clase de cometa o meteorito que cae sobre el mar. Lo
que la Biblia asegura es que esta segunda trompeta de juicio afecta el mar,
los peces, y se destruye la tercera parte de las naves. Hoy día, la ciencia
moderna afirma no poder predecir con exactitud gran cantidad de cometas
que rodean nuestro espacio y que se pueden convertir en una amenaza
seria contra nuestro planeta. Un impacto de un asteroide pudiera causar
una conmoción descomunal contra nuestro mundo. Si fuera un asteroide
gigante que golpea al mar con furia, esto pudiera causar un súper tsunami
de olas gigantes no antes visto. Obviamente, tal acontecimiento implica
gran destrucción y muerte en el mundo.

La tercera trompeta

En esta tercera trompeta cae una gran estrella que afecta los ríos. Se
describe como:

Cae del cielo una gran estrella ardiendo


Afecta la tercera parte de los ríos y fuentes de agua
Su nombre significa “ajenjo” (“amargura”)
Amargó las aguas de tal forma que se convirtió en veneno para el
hombre.

Si tomamos esta profecía literal concluiremos que se trata de un


meteoro que cae sobre la tierra contaminando las aguas, el hidrógeno y el
oxígeno. Los gases liberados por esta extraña estrella al mezclarse con el
hidrógeno y el oxígeno resultaron mortales. Por otra parte, si
interpretamos esa “estrella” como al mismo Lucifer al cual es llamado
“estrella” en la Biblia podemos concluir también que esta profecía es una
recreación del pasado donde al ser expulsado de los cielos vino a
contaminar toda la tierra y a dañar todas las fuentes de los hombres. Todas
las facetas del hombre han sido envenenadas por el maligno: el arte, la
música, las creencias, la filosofía, los gobiernos, la religión, las leyes, las
comunicaciones junto con todas las demás cosas que nos identifican como
seres humanos. Todo aquel que prueba de esa amarga agua que en realidad
es veneno, muere.

La cuarta trompeta

La cuarta trompeta nos habla de oscuridad. Se nos dice que las


principales fuentes de luz se convertirán en tinieblas.

Herida la tercera parte del sol


Herida la tercera parte de la luna
Herida la tercera parte de las estrellas
Oscuridad
La voz de un ángel se lamenta sobre los moradores de la tierra.

Si el sol es afectado también lo será la luna. También, sabemos que


cualquier variación en la órbita de la luna implica grandes catástrofes
meteorológicas sobre la tierra. Hace dos mil años el apóstol Juan fue
informado de estas verdades. Parece haber un enlace de las trompetas
anteriores sobre el efecto en el planeta sobre las posteriores. Un
encadenamiento de sucesos que provocan diferentes tragedias.
Si usted piensa que no es nada que el sol no de su resplandor, piénselo
de nuevo ya que para el tiempo de la profecía la mayoría de todas las
fuentes de movilidad del hombre estarán siendo controladas por medio de
satélites. Los satélites a su vez, se retroalimentan de la luz del sol para
poder funcionar con energía o recargarse. La oscuridad del sol implica un
caos mundial sin igual en todos los sentidos.

La expresión de dolor del ángel

Un ángel rompe el cielo con tres alarmantes expresiones de dolor de


angustia por lo que está por ocurrir sobre la tierra. La angustia que
envuelve al ángel son las últimas tres trompetas o juicios que están por
sonar.
“Buscad a Jehová mientras puede ser
hallado, llamadle en tanto que está
cercano.”
–Isaías 55:6

Capítulo 9
Libro de Apocalipsis

Este capítulo nueve es una continuación del capítulo anterior. Al final


del capítulo ocho vimos como un ángel de forma alarmante anuncia el
derramar de las últimas tres trompetas las cuales serán mucho más
terribles que las anteriores. Veamos lo que nos dice el capítulo 9:

“El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a
la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del
abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se
oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron
langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los
escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la
tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los
hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no
que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era
como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días
los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir,
pero la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a
caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas
de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello
de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas
de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de
caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y
también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres
durante cinco meses. Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo,
cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. El primer ay
pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto. El sexto ángel tocó la
trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que
estaba delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta:
Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Eufrates. Y
fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora,
día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el
número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su
número. Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían
corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran
como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por
estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego,
el humo y el azufre que salían de su boca. Pues el poder de los caballos
estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a
serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban. Y los otros hombres que
no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las
obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes
de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden
ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus
hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos.” (Apocalipsis 9)

Si los juicios sobre la tierra hasta ahora nos han resultado inquietantes,
estos que siguen aquí son de igual forma de gran impacto sobre el mundo.

La quinta trompeta

Cuando el quinto ángel tocó su trompeta sucedió algo parecido a los


efectos del juicio de la tercera trompeta cuando “ cae una estrella del cielo
”, la diferencia radica en el juicio que se ejecuta. En este caso esta quinta
trompeta es el primer “Ay” pronunciado por el ángel del final del capítulo
ocho. Se refiere a:

Una estrella cae del cielo a la tierra.


Se le da la llave del abismo.
Abre el pozo del abismo y oscurece la atmósfera con su humo.
Del humo salen langostas con picada de escorpión y tormento por cinco
meses.
Estas langostas no dañarían la vegetación sino solamente a los hombres
que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes.
Desespero hasta la muerte de los hombres pero sin poder morir
semejante a la mordida de escorpión.
Los hombres desean morir pero la muerte les huye encadenándolos a
tormento.

Las langostas poseían:

● Semejantes a caballos de guerra


● Poseían coronas de oro en sus cabezas
● Sus caras eran humanas
● Su cabello era de mujer
● Sus dientes eran de leones
● Poseían armadura
● Su estruendo era semejante a muchos caballos corriendo.
● Poseían cola semejante a escorpiones con aguijones
● Durante cinco meses (aprox. 150 días) se les permitió dañar a los
hombres.
● Tienen un rey sobre ellos, al ángel del abismo “ Abadón ” (griego) ó “
Apolión ” (hebreo) y su nombre significa “ Destrucción ”.

Esa estrella que cae del cielo es una representación del mismo Lucifer.
Como dijimos anteriormente existe una similitud entre el vocabulario
usado para referirse a Lucifer como una “estrella” y su caída del cielo.
(Lucas 10:18; Ezequiel 28:14-16) De la misma forma este escenario es
muy parecido al suceso de la tercera trompeta. Satán sólo tiene una
autoridad permisiva dada por Dios para ser usado como juicio sobre la
tierra. La Biblia nos asegura que cuando el hombre se empeña en destruir
su cuerpo, Dios lo destruirá a él. De la misma manera, cuando los hombres
se empeñaron en descartar a Dios de sus vidas, entonces le permite al
mismo diablo ser el rey sobre la tierra para juicio de las naciones paganas.
Satanás será usado para castigar a las naciones rebeldes.

¿Qué autoridad Dios le permite


a Satanás en este tiempo final?

A Lucifer se le entrega momentáneamente la llave del pozo del abismo.


Satanás no vendrá sólo a actuar, vendrá con su ejército diabólico a regir
sobre las naciones. De la misma forma que un histórico Hitler en
Alemania sometió bajo su poder con vara de hierro sembrando el terror en
una cruel dictadura con bases ocultistas así también la misma filosofía
Lucifer introducirá un líder mundial para someter a las naciones y siendo
respaldado por todo el sistema internacional pagano tanto secreto como
público. El pozo del abismo tiene sus organizaciones secretas que actúan
aún dentro de religiones mundiales para ser los autores, artífices,
arquitectos de esquemas, de agendas y estratagemas con fines predichos de
antemano. Satanás intervendrá en tiempo y espacio real patrocinado y
esperado por sus seguidores a nivel internacional.

Cinco meses

Apocalipsis profetiza la llegada de un líder mundial que vendrá a


imponer una marca o sello sobre los seres humanos. Claramente se nos
dice en la Biblia que aquellas personas que se dejen marcar con este sello
(código, número, tecnología, tatuaje o impreso) nunca obtendrán
redención ni salvación. (Apocalipsis 14:10-11) Cinco meses pudiera
referirse al tiempo que le toma a este líder mundial dominar y someter con
su sistema luciferino y sellar a sus seguidores a nivel mundial.
Aproximadamente ciento cincuenta días de actividad en imponer su sello
en los humanos. Cinco meses no es el tiempo que le toma a Lucifer
planear su reino, orquestarlo, construirlo y finalmente sentarse a reinar
sobre la tierra. Lucifer lleva toda la historia humana planeando la manera
de colocarse como monarca mundial. Ha logrado someter religiosamente a
muchas naciones. Una de las religiones que más se destaca entre los
paganos son los egipcios, tanto así que “Egipto” vino a ser símbolo de
paganismo en toda la Biblia. Fue precisamente Egipto la fuente principal
de la cual han bebido todas las naciones que ingieren el ajenjo.
(Apocalipsis 8:1) Cuando el apóstol Juan ve la visión, la descripción que
da de la maldad aquí es de langostas, esto concuerda con la profecía que ya
hemos visto en los tres capítulos del libro de Joel. Las langostas son esos
insectos que se alimentan de hierbas y que se desplazan saltando y
volando. En la visión de Juan, esta representación va mucho más allá de un
simple insecto. Se refiere más al daño que ellas hacen y como se mueven.
Según Juan describe el aspecto de estas terribles langostas, se puede
percibir el factor cambiante y metamorfoseo del objeto en la visión. Esas
langostas se refieren a la maquinaria satánica y sus tentáculos, y los
demonios que se han camuflado a través de toda la historia. Su semejanza
de “caballos de guerra” nos habla de una organización militar. Recordemos
cuando en tiempos de Jesús, los mismos sacerdotes y escribas que
procuraban matar a Jesús poseían una milicia a su servicio. De la misma
manera, hoy existen ejércitos del enemigo tanto en las regiones invisibles
como en la esfera visible de los hombres. Hoy en día, una llamada milicia
jesuita se ha entronado en el trono de la religión universal idólatra
católica. El juramento que hacen los jesuitas es uno descarado y
abiertamente saturado de muerte contra todos aquellos que no se hacen
católicos, de la misma forma lo hace el Islam contra todos aquellos que no
se conviertan al Islam. Esta maquinaria sanguinaria es parte del ataque de
Lucifer contra la humanidad. Estos ejércitos de la maldad salieron del
infierno, se trasladaron a Egipto y desde allí han infectado toda la tierra
camuflándose con toda clase de formas. Los hemos visto haciendo de
religiosos farisaicos, los hemos visto tomando la forma de caballeros
templarios fungiendo de “defensores de las reliquias de Jesucristo”, los
hemos visto vistiéndose de religiones estatales y universales, los hemos
visto vestidos de políticos y gobernantes que veneran ídolos, los hemos
visto vestidos de comerciantes adinerados que le sirven a la avaricia, los
hemos visto vistiéndose de piedad con el lema de “un nuevo orden
mundial para traer la paz mundial”. Ahora los vemos aquí representados
como langostas terribles.
Juan dice que estas “langostas poseían coronas de oro en sus cabezas”.
Esto nos dice que la maldad organizada trabaja con las altas esferas de los
gobiernos de la tierra. Lucifer es el príncipe del mundo y tiene
gobernantes que se han rendido a sus intereses mundiales. Sus “caras
humanas” implican claramente que se trata de maquinaciones humanas y
no de mutaciones. Su “cabello de mujer” implica que se visten en
apariencia de decoro y modestia, incluso de apariencia de piedad religiosa.
Sin embargo, sus dientes de leones nos hablan y nos dice que viene a
devorar y destruir de la misma manera que su padre, Lucifer. La armadura
que poseen es producto de un largo plan detallado que procura cumplir sus
fines malvados. Su “estruendo semejante a muchos caballos corriendo”
implica que la maldad organizada es un asunto internacional que procura
un mismo fin. Su cola semejante a escorpiones con aguijones nos habla no
solo de actitudes o acciones para muerte de sus víctimas sino que se
refiere a un complejo método de marcar a sus presas. Esa marca que
usarán será la marca del Abadón ó Apolión y que conduce a la misma
destrucción. Esa marca la impondrán de forma rápida en un tiempo no
mayor de cinco meses. El resultado será funesto.

Picada de escorpión

Este sello en los humanos identificará a esas personas como parte del
sistema diabólico y se les negará la salvación. También se nos dice que los
que no son sellados de esta forma se salvarán si en vez de recibir el sello
de las langostas reciben el sello de Dios en sus frentes. El tormento por
cinco meses pudiera implicar la tragedia de este sistema de sello como
también el impacto psicológico en los que se dejaron marcar. Desde la
segunda mitad del siglo XX el avance de la tecnología computadorizada se
ha incrementado de forma inimaginable. Los gobiernos patrocinan el
ingenio humano capaz de crear ideas y promover sugerencias para así
llevarlas al desarrollo. Es en este último tiempo que los gobiernos unidos
están apostando a un sistema de control mundial por el cual puedan
someter toda la población aún en los lugares más rurales o recónditos. Se
han creado artefactos de identificación personal capaces de ser rastreados
por medio de satélites desde el espacio. No es un secreto el que muchos
gobiernos están promoviendo estos controles drásticos de almas de
hombres. Como si esto fuera poco, las tendencias eugenésicas nazis y
hitlerianas siguen ganando adeptos en muchas naciones. Se ha planteado la
interrogante de cuán segura es la tecnología moderna. El gobierno sería el
primero en afirmar positivamente para aplicar sus métodos de control
humano. Pero, ¿qué sucederá cuando el sistema de control humano
mundial caiga en manos de estas langostas horrendas cuyo rey es el
Abadón ? La Biblia asegura que los reyes de la tierra se pondrán de
acuerdo para entronar a un líder mundial. Este líder mundial se presentará
con apariencia de piedad, pero sus pasos van con la muerte y el
derramamiento de sangre inocente. El enemigo de Dios viene a implantar
una marca de propiedad sobre sus víctimas, sin embargo Dios tiene una
mejor marca que la que provee Lucifer.

El sello del diablo

Ninguna persona cristiana que conozca la Biblia y que esté apercibida


de la llegada de este sistema luciferino se dejará marcar por el sistema
engañoso del antimesías. El líder mundial que se levantará ofrecerá un
sistema basado en el ocultismo, la soberbia humana, la blasfemia a Dios y
el culto al mismo demonio. Todos aquellos que cedan voluntariamente a
este sistema a cambio de bienes terrenales perderán su salvación eterna.
Esta marca que ofrecerá el enemigo de las almas es un “gran adelanto”
social. Su meta es que nadie en la tierra pueda comprar ni vender a menos
que la posea. De esta manera se asegura que todos la tengan. Si todos las
tienen, o por lo menos ellos procuran que todos la tengan, entonces tienen
el “control del mundo”. El control del mundo es precisamente lo que los
satanistas han estado buscando por largo tiempo.

El control del mundo por


medio del microchip

Primero que nada, los gobiernos forzarán a la gente con la idea que
nadie puede comprar ni vender a menos que tenga la marca de compra-
venta del sistema pagano. En otras palabras, no es algo voluntario sino
necesario y obligatorio para el que desee comprar o vender. De alguna
manera, toda sociedad se ha introducido en el materialismo de tal manera
que todos encuentran sumamente necesario el comprar o el vender para
poder sobrevivir. Por largo tiempo, se ha hecho una amplia propaganda y
lavado de cerebro que conduce a los hombres al consumismo extremo y
compulsivo. El no poseer esa marca significa pasar hambre, necesidad y
calamidad, según lo promoverán los gobiernos. En cambio, se darán
grandes incentivos a todos aquellos que la permitan. Al aceptar ponerse
dichos implantes en la piel (en la mano derecha o en la frente) a cambio de
bienes terrenales sería como venderle el alma al mismo diablo. Se trata de
un sello que indica pertenencia a un sistema. Esta tecnología es algo más
que un avance científico el cual la gente acepta o deja de aceptar. Se trata
de un gobierno basado en la doctrina luciferina el cual propone un método
ingenioso de control humano y de propiedad. Según la Biblia, aquellos que
reciban en sus cuerpos el implante de este artefacto diminuto, vienen a ser
propiedad de Lucifer sin posibilidad de rescate. No hay redención alguna
para los que se dejen sellar de esta forma, de la misma forma que los
demonios no tienen posibilidad de redención alguna. Por lo contrario, se
nos dice que aquellos que no la reciban, incluso lleguen a morir por
oponerse a la marca, recibirán la salvación eterna.
Una vez las personas reciben el denominado microchip no pueden
expulsarlo de sus cuerpos. Tratar de quitárselo es acelerar la muerte. Por
otra parte, el recibirlo implica que más que un adelanto o beneficio para
realizar transacciones comerciales de compra-venta de beneficios sociales,
se trata más de un monitoreo de satélite. El hombre le cede su libertad al
estado, a cambio de bienes temporeros. Sin embargo, de esta forma ya el
gobierno tendría el total control de disponer de la persona al estos no
poder esconderse ni aun debajo de las piedras. Como si esto fuera poco, el
hombre entregaría su confianza de por vida al líder o gobernante reinante.
De esta manera, todo aquel que reciba la marca está a la merced del
“benefactor o malhechor” que sea su gobernante. La Biblia asegura que
quien se adueñará de esta tecnología tendrá apariencia de benefactor, pero
una vez adquiera todo el control mundial se convertirá en el genocida
malhechor. No sabemos si el líder mundial que viene será demócrata o
republicano, socialista, capitalista ni tampoco su apariencia. Sólo sabemos
lo que dice la Biblia, que el mismo vendrá al poder por medio de la
maldad y el engaño al mundo y vendrá a desolar todas las ciudades con sus
multitudes de tentáculos.
Otros de los aspectos que se ha venido exponiendo en la prensa es el
asunto del “control de las emociones y facultades humanas” por medio de
los microchip. Se han estado haciendo experimentos donde el hombre
colocándose electrodos en el cerebro o en el sistema nervioso central
recoge la información en aparatos tecnológicos y sustituyen las funciones
cerebrales. De esta manera, un diminuto microchip se puede convertir en
esa parte del cerebro que una persona discapacitada tiene afectada. De esta
manera recobraría las funciones perdidas. Esto suena maravilloso. Lo que
resultaría funesto sería que teniendo el microchip la capacidad de
controlar las emociones humanas sean ira, coraje o rabia, terminen siendo
controlados por segundas o terceras personas, haciendo de las víctimas
unas marionetas o robots, capaces de obedecer los designios de un
ordenador o computadora. Resultaría trágico el que no fuera solo una
persona la víctimas sino que los millares de gente que recibieron el
implante corrieran la misma suerte. Como si fuera poco, y en estilo
“caricaturesco” tendrían a los controladores en su cuarto de mando
riéndose a carcajadas de sus manipulaciones sobre la sociedad. De mi
parte, sé que serán muchos los que pensarán que es un mero desvarío lo
que aquí expongo, sin embargo, cuando el gobierno toque a su puerta y le
oriente a decidir sobre el recibir de la marca o microchip, le sugiero
recuerde este escrito, si se diera el caso de que usted se encuentra presente
en este tiempo venidero. De la misma manera, algunos tienen la opinión
de que el asunto del “control mundial” es cosa de mitos y fantasías.
Existen personas que tienen una mentalidad tan ingenua que no cabe en su
mundo la idea de que existan grupos de adinerados que tengan como meta
el control del mundo. Son muchos los que ignoran la existencia
contemporánea y continuidad de órdenes medievales como los Templarios,
los Caballeros de Malta, Caballeros de Columbia, Mesa Redonda, entre
otros que tenían y tienen como meta el poder mundial. De la misma
manera, muchos ignoran los verdaderos propósitos de la Compañía de
Jesús (Jesuitas) los cuales son estar en la cúspide del control mundial
sobre otros grupos como los iluminados y masones. Para muchos, estas
órdenes y sociedades secretas no existen en realidad ya que no se exhiben
sino que actúan bajo votos de sigilo y oscuridad. Pero la realidad es que la
religión ocultista templaria (disfrazada de cristianismo) se ha fusionado
con la francmasonería moderna de tal forma que siguen y obedecen los
mismos objetivos de búsqueda de poder mundial. Para lograr el reino
mundial que ellos desean, el denominado “ Nuevo Orden Mundial ” y
tienen que seguir una jerarquía que propone el ídolo que ellos adoran,
Lucifer (Bafomet). Luego de los jesuitas y los iluminados están aquellos
que dicen ser las trece líneas de sangre satánica. Todos estos uniendo
esfuerzos con el Comité de los 300 están por encima de grupos monetarios
de trascendencia mundial como: la Reserva Federal de Estados Unidos, el
Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional (F.M.I.), el
Banco Mundial (B.M.), la Organización Mundial de Comercio (O.M.C.),
el Banco Nacional Central, corporaciones multinacionales como: Exxon,
Disney, Shell, Bayer, Hollywood, entre otras. Fundaciones como:
Rockefeller, Nobel, entre otras muy poderosas, están uniendo esfuerzos en
común. Son los pertenecientes a sociedades secretas los que estrechan
lazos con otros poderosos para extender su control social en lo económico,
político y social. Entre los pertenecientes a estas sociedades se encuentran
grandes presidentes de Estados Unidos los cuales siguen las metas de los
Skulls and Bones, Rosacruces, masonería y logias de alto poder. Dentro de
la pirámide de control mundial le siguen los grupos educativos que están
siendo manipulados para los mismos fines, entre estos: Unión Mundial,
grupos de paz mundial, Greenpeace, UNESCO, entro otros. Dentro de los
grupos de inteligencia se encuentran: la C.I.A., N.S.A. (prog. Echelon) y el
F.B.I. de Estados Unidos, la K.G.B. de Rusia, la MOSSAD de Israel, el
BND de Alemania, el DGSE de Francia, la Inteligencia Británica MI 5-6,
el partido comunista, los carteles de droga, la mafia organizada, FEMA
(E.U.) y el servicio secreto de Pakistán. Dentro de los grupos religiosos se
encuentra: el Opus Dei, el Al Quaeda, el movimiento Nueva Era, la iglesia
católica romana, los papas y cardenales del Vaticano, la nación del Islam,
el Hamas y Hesbollah, la iglesia unida, el Parlamento Mundial Religioso,
los Consejos Mundial y Nacional de iglesias respectivamente. Como
último tenemos los grupos políticos entre los cuales se encuentran: los
líderes de gobiernos de las naciones, las Naciones Unidas (ONU), el grupo
Bilderberg, la Comisión Trilateral, el Consejo de Relaciones Exteriores
(C.R.E.), el Club de Roma, la Unión Europea (Comunidad Económica
Europea), la Organización Trans Atlántico Norte (OTAN, NATO), la Mesa
Redonda y los familiares reales de Europa. Todos estos esfuerzos
mundiales entregarán el poder político mundial a un líder que incorpore el
sincretismo de ideas. Este líder que viene someterá a todos los pueblos en
economía, religión, política y todas las facetas de los hombres. Pertenecer
a este Nuevo Orden Mundial y ser marcado con el sello de su propiedad
significa estar de acuerdo a las bases luciferinas que lo han construido y
rechazar el sello de Dios para recibir el sello de Lucifer.

El Sello de Dios

La marca de Dios es muy diferente a la marca del mundo. Los


creyentes que están sellados por Dios sabrán distinguir lo bueno de lo
malo. Notemos que los creyentes aquí se refieren a los que se quedaron y
que ahora comprenden la verdad del evangelio dentro de la gran
tribulación. Aquellos que no tienen el sello de Dios serán mordidos por
escorpiones. El sello de Dios contrasta con el sello del diablo el cual
implica la forma en que se implantará el sello similar al de una picada en
la piel.

La primera lamentación
(El primer Ay)

La primera de las tres lamentaciones pronunciadas por el ángel en el


capítulo anterior consiste en la llegada del antimesías y su sistema
luciferino apoyado por los enceguecidos gobernantes que aceptan la marca
de la bestia como un gran logro para la humanidad. Las personas que sean
marcadas obtendrán la destrucción garantizada.

La sexta trompeta

Los juicios de Dios son el resultado del andar maligno de los hombres.
La búsqueda de Dios es el arrepentimiento de cada hombre donde puedan
entrar en comunión y recibir la vida. Cuando el hombre rechaza la vida,
entonces se le entrega la muerte. Algo sucedió cuando el sexto ángel tocó
la trompeta: Una voz surgió de entre los cuatro cuernos del altar de oro en
la presencia de Dios cuyo mensaje era:

“Desata los cuatro ángeles que están atados junto al río Éufrates”.

Aquí se nos especifican ciertos detalles tales como:

Los ángeles que estaban atados tenían una fecha específica para matar a
la tercer parte de los hombres.
Los ejércitos de los jinetes eran de doscientos millones.
Los jinetes poseían corazas de fuego, de zafiro y de azufre.
Las cabezas de los caballos como cabezas de leones.
Salía de su boca fuego, humo y azufre.
Los caballos tenían poder en la boca y en sus colas semejantes a
serpientes, tenían cabezas que hacían daño.
Tres plagas que matan la tercera parte de los hombres: fuego, humo y
azufre.
Los hombres que no fueron afectados por esta mortandad tampoco se
arrepintieron de sus maldades.

Vemos que los corazones de los hombres se niegan a reconocer el poder


de Dios y darle gloria aun viendo sus juicios.

El río Éufrates

Tanto el río Tigris como el río Éufrates identifican el lugar de comienzo


de la civilización. El nombre Mesopotamia (“tierra entre dos ríos”) nos
habla del lugar de la primera morada del hombre sobre la tierra. La Biblia
al referirse al Tigris o al Éufrates toca precisamente a la raza humana. La
trascendencia aquí no es la ubicación geográfica sino el suceso de la
creación del hombre y todas sus obras. Este noveno capítulo nos está
diciendo que sobre la raza humana está la simiente rebelde obtenida de
Satán los cuales obran contra Dios, pero tienen su día, mes y año reservado
para determinar juicio sobre ellos. Sin embargo, a pesar del terrible juicio,
no hubo un cambio de actitud ni arrepentimiento de los hombres para con
Dios.

Abominaciones ante los ojos de Dios

Claramente Dios señala e identifica todas aquellas cosas que él


aborrece. De panorama general se ve que estas cosas eran:

Hechos malvados.
Adoración de demonios
Adoración de imágenes de oro, plata, piedra y madera: Hoy es muy
común en cada casa y en cada iglesia católica, venerar estatuas y rendir
homenaje a esculturas de cemento o de yeso. Siempre que Dios llama a
arrepentimiento de estas cosas, sólo se consigue la justificación por parte
de los idólatras sobre este asunto. (Vea el Salmo 115)
Homicidios
Hechicerías: Esto envuelve no sólo el consumo de drogas ilícitas
derivado de la etimología “ pharmakeia ” de dónde proviene la palabra
“hechicería”, sino también aquellos rituales de preparación de amuletos,
talismanes y cosas semejantes donde el hombre está atado a un objeto del
cual cree emana algún poder. Por lo general objetos hechizados están
acompañados de un ente espiritual (demonio) que trae atadura. Es común
ver objetos ligados a las oraciones a santos promovidos por el catolicismo,
y por la santería.
Fornicación: Tanto sexual como teológica, aquellos que deforman el
evangelio de Jesucristo. También envuelve relaciones sexuales fuera del
matrimonio. Contaminación del mensaje cristiano con herejías y falsas
doctrinas.
Hurtos

Arrepentimiento

Satanás arrastrará consigo a los que poseen obras malvadas y son


seducidos por él. Los creyentes obedecen al buen pastor y son protegidos
por él. Para alcanzar la salvación los hombres tienen que renunciar a sus
obras rebeldes semejantes a la rebelión de Satanás, y por medio de la
humillación y reconocer de su mal camino, alcanzar un camino perfecto
que se encuentra en Jesucristo.

Hora, día, mes y año

Dios no tendrá por inocentes a los culpables. Tan cierta como cualquier
ley hecha por Dios, es la realidad que traerá toda obra a juicio. Cada uno
de nosotros tiene sus días específicos de nacer y morir. De la misma
manera tenemos una fecha específica en la cual compareceremos ante el
tribunal de Jesucristo. (Romanos 14:10; II Corintios 5:10)
“Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que
revele su secreto a sus siervos los profetas .”
–Amós 3:7

Capítulo 10
Libro de Apocalipsis

El capítulo diez comienza con la descripción de otro ángel . Este ángel


probablemente es el “ángel de Jehová”. Jesucristo mismo en sus teofanías
en el Antiguo Testamento se presentaba de esa manera. Veamos el capítulo
10:

“Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con
el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como
columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie
derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra; y clamó a gran voz,
como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus
voces. Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a
escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los
siete truenos han dicho, y no las escribas. Y el ángel que vi en pie sobre el
mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por
los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la
tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él,
que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo
ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se
consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. La voz que oí
del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está
abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la
tierra. Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo:
Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, pero en tu boca será dulce como
la miel. Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era
dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi
vientre. Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos
pueblos, naciones, lenguas y reyes.” (Apocalipsis 10)

Jesucristo también cumple la ejecución de ángel (mensajero) de Dios.


Esta ejecución no abarca todo lo que Jesucristo es. Jesucristo vino a ser
nuestro hermano, sin embargo él no es un hermano más. Jesucristo vino a
ser nuestro amigo, sin embargo, no es un amigo más. Jesucristo vino como
hombre pero no es un hombre más. De la misma forma se presenta como
mensajero pero no es un mensajero más.

El ángel fuerte

La descripción dice:

Ángel fuerte
Envuelto en una nube
Con el arco iris sobre su cabeza
Rostro como el sol
Pies como columnas de fuego
Con un libro abierto en la mano
Un pie sobre el mar y otro sobre la tierra
Voz como rugido de león
Siete truenos se oyen de su boca

Esta descripción pudiera referirse no sólo al Cristo poderoso quien


viene en las nubes, sino que es aquel que cumple sus promesas y guarda su
pacto. Establecerá su justicia sobre tierra y mar, y tiene él domino y la
potestad de lo que sucederá. Él mismo es el Juez de toda la tierra ante
quien rendiremos cuentas de nuestras obras. (Filipenses 2:9; Hechos
10:42)

Juan el escritor

Juan, al ver todas las revelaciones de Dios, tenía como objetivo no sólo
ser espectador, sino ser un escriba de Dios para advertir a futuras
generaciones de lo que había de acontecer. Cuando Juan quiso escribir lo
que escuchó de los siete truenos, le fue prohibido por Dios. Esto es un
mensaje claro que lo que él vio tiene cumplimiento inminente.

El juramento de Dios

El ángel juramenta que el tiempo se ha acabado asegurando que lo que


está escrito se cumplirá de inmediato. Pocas veces se le ve a Dios jurando.
El hecho de jurar no significa que necesita jurar para que tenga
cumplimiento sino que es una manera de hacerle reaccionar al hombre con
un mensaje de firmeza mostrando que ya el tiempo se acabó. Por lo
general, los hombres piensan que eso no sucederá.

La consumación del misterio de Dios

Se refiere a la voluntad permisiva de Dios al dar lugar al pecado en el


mundo, sus efectos sobre el hombre y la manera como se redime todas las
cosas. El plan de redención del único Dios que alcanzó al hombre por
medio de tres personas divinas (Padre, Hijo y Espíritu Santo). El juicio y
la salvación ejecutada por Dios.

Un librito abierto

En el capítulo cinco vimos como el Cordero tomó el libro que nadie


podía tomar y abrió los sellos que nadie podía abrir. Es el rollo de
redención que incorpora las profecías y la palabra dada a los profetas y el
cumplimiento del juicio de Dios sobre la tierra. También es el documento
legal que trasformará toda la creación de vuelta a su Creador. Muchas de
estas profecías tocan directamente a la nación de Israel y su destino final.
Dulce y amargo

Dios le ordena a Juan ir al ángel y tomar el librito abierto de la mano


del ángel. Así lo hizo, fue al ángel y le pidió el librito. El ángel le dio el
libro a comer. Al comerlo le fue dulce como la miel en la boca, pero
amargo en el vientre. Dios le mostró a Juan el sabor de los sucesos que
están por llevarse a cabo. Para muchos será amargo y para otros será
dulce. Dulce para los que están dentro de la misericordia y restauración de
Dios y amargo para los que padecerán el parto hasta que se dé a luz la total
redención. La redención de todas las cosas y la restauración de Israel es
dulce al paladar. Pero para llegar a ella sucederán obstáculos amargos que
serán vencidos.
La victoria final es para Dios y para su pueblo. La profecía toca
directamente todas las naciones, pueblos, lenguas y reyes. Muchos son los
gobiernos, muchas son las instituciones políticas y sus orientaciones. Sin
embargo, en el retomar de Dios, los hijos de Dios tendrán la preeminencia.
La profecía divina tendrá cumplimiento y tanto los que las confiesan verán
sus efectos sociales como también los escépticos. El día de hoy se predica
a Jesucristo en todo el mundo, como también están las corrientes
materialistas que sólo buscan desviar al hombre de Dios. Finalmente
conocerán donde estaba el camino verdadero cuando sean juzgados.

Los días de la voz del séptimo ángel

Podemos decir con certeza que estamos más cerca que nunca del sonar
de estas siete trompetas. Pronto Dios traerá la consumación del juicio
sobre la maldad y restaurará todas las cosas. Es responsabilidad del ser
humano y tomar acción al respecto para participar de la redención de Dios.
“El guarda los pies de sus santos,
mas los impíos perecen en tinieblas;
porque nadie será fuerte por su
propia fuerza.”
–I Samuel 2:9

Capítulo 11
Libro de Apocalipsis

Este capítulo comienza con un acto de reconocimiento de propiedad por


parte de Dios sobre su pueblo. Dice:

“Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se


me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran
en él. Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas,
porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa
cuarenta y dos meses. Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil
doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Estos testigos son los dos
olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra.
Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus
enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma
manera. Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en
los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas
en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran.
Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará
guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. Y sus cadáveres estarán
en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma
y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. Y los de los
pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y
medio, y no permitirán que sean sepultados. Y los moradores de la tierra
se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a
otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de
la tierra. Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de
vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor
sobre los que los vieron. Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía:
Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. En
aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se
derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y
los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo
ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. El séptimo ángel tocó la
trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del
mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por
los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados
delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a
Dios, diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y
que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has
reinado. Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de
juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los
santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de
destruir a los que destruyen la tierra. Y el templo de Dios fue abierto en el
cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces,
truenos, un terremoto y grande granizo.” (Apocalipsis 11)

El ángel le dio una caña de medir a Juan, esto implica el conocimiento


e identificación de lo que le pertenece a Dios en el cuadro de la redención.
La Biblia nos dice que toda la tierra le pertenece a Dios ya que es el
Creador, sin embargo, lo que Dios atesora para si es la propiedad de
redención. Todo lo que está fuera de los límites de la redención no será
medido como propiedad. (II Timoteo 2:19) Dios conoce cada centímetro
de los que componen su templo tanto espiritual como Israel mismo. Este
capítulo se refiere más a Israel que a la iglesia de Dios, pues la iglesia ya
no está en la tierra para este entonces. Israel siempre ocupa un lugar en el
plan de Dios, a pesar de que rechazaron al Mesías, Dios aún los alcanzará
para retomar posesión de los que volvieron a Dios. En este capítulo se
profetiza el sionismo (retorno de Israel a Palestina). Con la dirección de
una vara Moisés condujo al pueblo, y con una vara Dios reunirá dentro de
sus límites a los adoradores de Israel los que están en el corazón de Dios.

El patio no será medido

Lo que no es medido no abarca la propiedad de Dios. No sólo se nos


dice que la adoración en Israel es restaurada sino que también que habrá
un acontecimiento trágico para los que no dejaron ser medidos por la vara
de Dios.

El templo y el altar
Se refiere a la propiedad de Dios. La propiedad de Dios tiene un lugar
donde habitar. Es el lugar donde ha encontrado salvación y socorro en la
presencia de Dios. En la tierra existen muchas moradas, pero solo los que
moran en el templo de Dios adorándolo en espíritu y en verdad serán los
que se salvarán.

El templo de Dios y la santa ciudad

El templo de Dios se refiere a los verdaderos adoradores, y la santa


ciudad se referirse a la Jerusalén terrenal. Se nos dice que los gentiles
hollarán la ciudad por cuarenta y dos meses. Esto implica que por 1,260
días habrá una terrible persecución contra Israel. Esto implica el tiempo de
3½ años que corresponde al tiempo de la Gran Tribulación que
mencionamos en el capítulo siete de Apocalipsis. También corresponde a
la segunda mitad de la última de las semanas que Dios determinó para su
pueblo. Como dice en Daniel:

“...Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la


semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda Después con la muchedumbre
de sus abominaciones vendrá el desolador...” (Daniel 9:27)

La primera mitad de la última semana que está determinada para Israel


dura 3 ½ años y es el momento cuando el líder mundial se presentará
como un pacificador que pactará con Israel y restablecerá la adoración en
Palestina. Pero surge una diferencia que provoca que esas relaciones sean
rotas. Lo que parecía que al principio iba a favorecer a Israel se torna
ahora en su peor pesadilla. Esto no es un suceso que se da por mero
desacuerdo religioso y político sino que es parte de una agenda y una
emboscada de aquellos que quieren destruir a Israel y lo conducen como
ovejas al matadero.

Los dos testigos

Dios permitirá que dos profetas estén en pie durante esta hora
angustiosa del planeta tierra que dura mil doscientos sesenta días. En las
Escrituras hay rastros que pudieran identificar a estos dos olivos como los
profetas Elías y Enoc. Ambos no vieron muerte física en esta tierra y
fueron arrebatados al cielo como tipo o sombra del arrebatamiento de la
iglesia. Estudiosos de la Biblia han propuesto que no necesariamente son
estas dos personas y proponen a Moisés o a otro, el asunto es que la Biblia
no brinda los nombres al respecto, pero muestra posibles candidatos que
cumplirán ese ministerio. Ellos profetizarán por 1260 días (cuarenta y dos
meses). Ellos son un testimonio vivo de Cristo y tienen el poder de Dios
para ejecutar milagros y la venganza del Señor. Tiene una misión y es
alumbrar sobre las naciones y hacerle conocer al sistema luciferino que
hay un Dios de los cielos que permite todas las cosas y derramará juicio en
breve, ellos mismos mostrarán al mundo lo que es el poder de la
resurrección, levantándose de entre los muertos a la vista de las naciones.

Los candeleros vestidos de cilicio

Estos dos testigos u olivos poseen la salvación y pertenecen a Dios, por


lo tanto poseen frutos de humillación y rendimiento total. Tanto así como
parta ejecutar voluntad de Dios hasta entregar sus vidas hasta la muerte.
Ellos andan con Dios, y quién arremete contra ellos se les da a beber de la
copa misma de la ira de Dios. Los dos olivos tienen el poder para:

Profetizar
Humillarse
Mostrar su esencia como dependientes de la vida verdadera que
proviene de Dios.
Alumbrar y mostrar la santidad de Dios
Sale fuego o juicio de sus bocas para mostrarle a todos el que habita en
ellos.
Pueden detener la lluvia.
Pueden convertir las aguas en sangre.
Tienen el poder que una vez Dios permitió a Moisés de herir con
plagas.
Serán martirizados
Resucitarán como Cristo
Su propósito es testificar de Dios
Existe la gran posibilidad de que Elías sea uno de los dos testigos,
como también Enoc. (Malaquías 4: 4-6; Judas 1: 14-15; Zacarías 4) Se
profetiza de ellos en el libro de Zacarías. Tanto Enoc como Elías están
delante de Dios, uno a la izquierda y el otro a su derecha. Ninguno de los
dos es digno de adoración, sino solo Dios.

La bestia que sube del mar

El anticristo y su sistema serán responsables de la sangre derramada de


estos dos olivos. Siempre que Dios levanta siervos que hablan la verdad y
sobre la santidad de Dios, tanto los gobiernos como la gente no creyente se
levanta contra ellos para destruirlos. El enemigo tiene una guerra sin
cuartel contra los ungidos de Dios, pero tiene los brazos bien abiertos para
todos aquellos que predican cosas halagadoras y con liviandad pretenden
predicar a Dios. Lucifer es el primero en predicar que Dios es “todo
amor”, pero los dos olivos predican que Dios es amor pero a la vez, fuego
consumidor. (Deuteronomio 4:24)
Las naciones que seguían al antimesías se alegrarán de la muerte o
martirio de los dos personajes que testificarán del juicio y del
arrepentimiento, en el tiempo de la Gran Tribulación. Sus cadáveres serán
exhibidos públicamente en el lugar de territorio romano por tres días y
medio.

¿Por qué crucificaron a Cristo y


por qué matarán a los dos olivos?

La bestia crucifica y mata a los dos olivos por que la luz testifica contra
las tinieblas. (Juan 3:19) Aquellos que andan en perversidades no desean
escuchar la condenación de sus actos horrendos. Las palabras de los
profetas resultan como aguijones en las heridas de los malvados. Los
santos de Dios no responden ni usan la violencia para defenderse contra
los malvados. Las palabras de Dios en boca de los profetas son
tormentosas a los que desean seguir en sus maldades.

Sodoma y Egipto
Este no es el nombre literal de la ciudad donde serán crucificados los
dos testigos sino que son los nombres de sus obras. “ Sodoma ” es
conocida por su degeneración moral, su liberalismo extremo, su idolatría,
homosexualismo y todo el ocultismo, paganismo, ciencia astrológica
pagana que provoca la ira de Dios. En sus hechos son hijos de Babilonia y
su confusión. En su maldad tipifican a Egipto, ciudad de idolatría.

Un terremoto

Luego del aparente triunfo de la bestia sobre los dos olivos, estos
siendo muertos y expuestos a la vista de todos, sucede algo inesperado y es
que son restaurados por la resurrección de Dios y los arrebata al cielo en
una nube quedando perplejos los asesinos que fueron testigos. En ese
momento la tierra tiembla y siete mil hombres pierden la vida,
destruyendo la décima parte de la ciudad. Muchos al ver el juicio
glorifican a Dios.

Sube acá

En el capítulo cuatro vimos como Juan puede oír el mandato de Dios y


subir hasta él. Esa voz es la que escuchará la iglesia en el arrebatamiento.
Es la misma voz que escucharon los dos olivos al estar allí clavados en
aquella cruz. Ese mandato de Dios hace retornar al hombre a Dios esté
vivo o esté muerto.

La segunda lamentación
(El Segundo Ay)

Ya hemos visto que el primer ay , tiene que ver con la venida del
antimesías y su ejército. Ahora comenzamos a ver que el segundo ay
también se relaciona con el antimesías y sus asesinatos. Un tercer ay está
por venir.

La séptima trompeta y la
tercera lamentación (El tercer Ay)
Esta séptima trompeta corresponde a la tercera lamentación (ay)
profetizada por el ángel. Se describe la escena como:

Grandes voces en el cielo anunciado el retomar de Dios sobre los reinos


de la tierra y la redención consumada. Por supuesto, que es una voz
profética de lo que acontecerá.

Las naciones se airaron contra Dios pero la ira del Cordero trajo la
justicia sobre ellos.

Los 24 ancianos se postraron en el suelo y adoraron a Dios y reconocen


la redención de todas las cosas por el reino de Dios.

Se abre el templo de Dios en el cielo y se ve el arca del pacto.

Hubo un terremoto, relámpagos, voces, truenos, y grande granizo.

Se presenta un tiempo de juicio sobre toda criatura. Los que destruyen


la tierra caerán en sus propias redes.

Se presenta un tiempo de entregar galardones a los fieles a Dios.

Como hemos podido ver, la redención de todas las cosas se llevará a


cabo a través de grandes juicios.

El Señor y el Cristo

Los reinos del mundo han venido a ser del Señor y de su Cristo. Donde
está el Padre está el Hijo y donde está el Hijo está el Espíritu Santo. No
existe la posibilidad de alejarlos, no existe en Dios la idea de abandonar su
morada en el Hijo. La redención es del Padre a través del Hijo por medio
del Espíritu Santo. El retomar de los reinos del mundo pertenece a Cristo y
al Padre y ellos edifican la iglesia. El reinado es del único Dios, tres
personas y una sola morada divina. La adoración va dirigida al Padre, al
Hijo, y al Espíritu Santo.
¿Quién es el Todopoderoso?

Es el Señor el todopoderoso, tanto el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.


El Espíritu Santo es todopoderoso co-igual al Padre y al Hijo quién creó
todas las cosas. Nadie puede negar el todo poderío de Cristo, el Espíritu y
el Padre. (Apocalipsis 11:17)

El Todopoderoso que ha tomado poder

En el verso diecisiete vemos que Dios es eterno (“el que era”), es Dios
hoy (“el que eres”), y será nuestro Dios (“y ha de venir”). (Apocalipsis 11:
17; Juan 1: 1) Jesucristo es el que ha de venir. (Apocalipsis 22:20) El
Todopoderoso se nos presenta como el único Dios autor de la redención
quién fue capaz de presentarse como hombre y darse a conocer en medio
de los hombres para llevar en sí mismo el castigo por las transgresiones de
su pueblo a fin de redimirlos y congregarlos en él. Su poder sobre la
muerte y gran conquistador sobre todo obstáculo le permite retornar todas
las cosas para su gloria. A él sea la gloria y la alabanza por los siglos,
Amén.
Muchos son los gobiernos que han regido en la tierra, muchos son los
mártires que dieron sus vidas por la causa de Jesucristo. El nombre de
Dios recorrido en la boca de reyes y gobernantes en toda la tierra. Han
conocido sus mandamientos, muchos para obedecerlos y otros para
burlarse. Las naciones se airaron por la presencia del testimonio de Cristo
en ellas, ahora le toca el momento a la ira de Dios sobre las naciones.
Ahora el gran autor de la vida restablecerá su voluntad sobre los pueblos
dando el galardón a sus siervos y consumirá a los que creían que negando
a Dios tendrían victoria.

El templo de Dios abierto

Se profetiza la restauración de la morada y tabernáculo celestial de


Dios, donde estará la obediencia, santidad y comunión con Dios. El arca
del pacto era un símbolo de la presencia de Dios entre el pueblo santo. En
la redención se restaura esa presencia en los tabernáculos vivos, la iglesia;
presencia que proviene de Dios. La santidad de Dios es eterna.
¿Cuándo serán arrebatados los dos testigos?

Ya hemos visto como Juan el apóstol fue arrebatado al cielo al


comienzo de este libro como tipología de lo que sucederá a la iglesia, justo
antes de la gran tribulación. De la misma forma vemos como la iglesia
está cantando el cántico de redención en las alturas tipificados por los
seres vivientes y los veinticuatro ancianos. También vimos que así como
los dos olivos fueron enviados a una misión de testimonio a la tierra luego
de habitar los cielos por tiempo indefinido, luego de ser arrebatados a la
presencia de Dios en tiempos antiguos, fueron nuevamente enviados a la
tierra y sufrieron la muerte física, donde Dios los levantó de los muertos y
sus cuerpos fueron glorificados por la resurrección. En ninguna parte de la
Biblia se nos dice que estos dos testigos tuvieron que esperar la llamada
“segunda venida visible de Cristo” que muchos confunden con el
arrebatamiento uniendo ambos sucesos al final de la tribulación. Se nos
dice en la Biblia que estos dos testigos fueron resucitados y arrebatados al
cielo antes de concluir la gran tribulación. Todavía la segunda venida
visible no ha tenido lugar y estos dos olivos fueron llamados a subir al
Padre. En el arrebatamiento de los dos testigos , se nos hace evidente que
al igual que la iglesia de Jesucristo la cual fue arrebatada antes del
comienzo de la Gran Tribulación, estos dos fieles siervos serán resucitados
y arrebatados en el tiempo de la Gran Tribulación. Dios hace como quiere
pues es soberano. Lo cierto es que sólo los justos escucharán la orden de
Dios que dice: ¡Sube acá!.
“La salvación pertenece a nuestro Dios
que está sentado en el trono, y al Cordero.”
–Apocalipsis 7:10

Capítulo 12
Libro de Apocalipsis

Este capítulo comienza con la visión dada a Juan sobre siete figuras
místicas. Cada una de ellas nos transporta a través de toda la historia
bíblica y así también hacia la profecía del fin de los tiempos. Dice:

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la
luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y
estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del
alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran
dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas
siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del
cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer
que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como
naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a
todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y
la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que
allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran
batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y
luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya
lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la
serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo
entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la
salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo;
porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los
acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por
medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y
menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y
los que moráis en ellos. !!Ay de los moradores de la tierra y del mar!
porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que
tiene poco tiempo. Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la
tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le
dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de
delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un
tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su
boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el
río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el
río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de
ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la
descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen
el testimonio de Jesucristo.” (Apocalipsis 12)

En este capítulo podemos ver diversidad de figuras místicas que tienen


un significado preciso y trascendental.

► Primera señal en el cielo (Primera figura mística)

Una mujer vestida de sol con una luna debajo de sus pies, y sobre su
cabeza una corona de doce estrellas. Ella estaba embarazada y con dolores
de parto.

En este capítulo se nos revela el evangelio de Cristo tanto en el Nuevo


Testamento como en el Antiguo. Sabemos que Dios identifica a su pueblo
como una mujer. (Cantares 1; Oseas 3:1; Romanos 9:25) Notemos que “el
sol” es el evangelio cumplido y las sombras, símbolos o tipologías “la
luna” están en el Antiguo Testamento. (II Pedro 1:19; Hebreos 9:9;
Cantares 4:6) Tanto Israel como la iglesia son tipificados por el número
doce. (12 tribus, 12 apóstoles) Representan la totalidad de los redimidos.
(Josué 4)

► Segunda señal en el cielo (Segunda figura mística)

Un gran dragón escarlata con siete cabezas y diez cuernos y en sus


cabezas siete diademas. Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas
del cielo y las arrojó sobre la tierra. La meta del dragón era devorar el niño
de la mujer embarazada. El dragón es Lucifer quien al ser arrojado del
cielo arrastró muchos ángeles en su rebelión. (Ezequiel 28:16) Lucifer se
ha apoderado del poder religioso universal (catolicismo y sincretismo) y
del poder político mundial ( diez cuernos ) que corresponde al último
imperio político mundial europeo. Los ángeles caídos (demonios) han sido
lanzados sobre la tierra. La meta de Lucifer es destruir al Cristo. Cristo es
el fruto de la simiente judía que vino a redimir al hombre. La nación judía
constaba de doce tribus. Fue por medio de los judíos que vino el salvador.
Lucifer ha hecho múltiples intentos en la historia por destruir a los judíos.
La guerra de Lucifer es contra el Mesías de Israel.

► El hijo varón (Tercera figura mística)

En esta figura mística se puede notar lo siguiente:

El hijo que nace de la mujer regirá con vara de hierro a todas las
naciones.
Su hijo fue arrebatado para Dios y su trono.
La mujer huyó al desierto donde Dios la protege por mil deciento
sesenta días.
El hijo varón que fue arrebatado para Dios y para su trono y que nace
de la mujer es Jesucristo.

¿Por qué ella está embarazada?

De Israel saldría quién sería el Redentor. El gran Dragón intentó


devorar al hijo de la mujer, esto se cumplió durante el Herodes y la
matanza de los niños y también con la crucifixión de Jesucristo, pero el
niño fue arrebatado para Dios y para su trono, por lo tanto su Hijo reina.
Satanás al rebelarse arrastró con la tercera parte de los ángeles del cielo
convirtiéndolos en los demonios de hoy día. (Apocalipsis 12:9)
La mujer (Israel) será perseguida cuando el anticristo desate su furia en
la segunda mitad de la última semana que está determinada para Israel.
Durante esos mil doscientos sesenta días, hay un lugar de refugio en el
desierto donde serán sustentados.

Las doce estrellas

Surge la pregunta ¿por qué solo doce (12) estrellas? En el Antiguo


Testamento los grupos de administración se dividían en veinticuatro, pero
aquí notamos que se está representando sólo una parte del pueblo de Dios,
creemos que este capítulo doce de Apocalipsis identifica al Israel de la
historia. Se nos habla en este capítulo de Apocalipsis de la elección divina
de traer al Redentor que vino de una de las doce tribus.

Plan de Dios con Israel

Se nos habla de la estrategia de Satanás y los ángeles rebeldes para


destruir al Redentor. Creemos que los judíos por ser la nación escogida por
Dios para traer al Mesías tienen un lugar especial en la historia sagrada.
La meta de Jesucristo es la restauración de esa nación. (Vea Romanos 11)
Ellos no creyeron en el Mesías, sino que le crucificaron. Al llegar el
antimesías lo recibirán como si fuera el Mesías esperado. (Juan 5:43) Al
quitarse la máscara el antimesías, los judíos se verán acorralados y sólo
tendrán una opción, huir al desierto por tres años y medio de persecución.
Israel tiene su rol histórico y también su rol profético. Por una parte son la
sombra de lo que es la iglesia y por otro lado tienen su momento histórico
como cualquier nación. Creemos que el plan de Dios para Israel estaba en
las Alturas de la misma forma que elevó a los redimidos en tronos, sin
embargo el Israel histórico sí tendrá que pasar por la gran tribulación y
huir al desierto de donde Dios los librará del mal.
Si bien es cierto que el Antiguo Testamento nos revela en sus tipologías
la realidad para perfeccionar a la iglesia de hoy. Cumple una gran misión
en sus sombras trayendo el sol de justicia en la iglesia. No se debe
confundir esta relación sol-luna, dónde uno se nutre de la otra, como para
afirmar que el momento histórico de Israel será el mismo momento
histórico de la Iglesia. Israel en la tierra lo componen todos aquellos
descendientes de las 12 tribus que aún esperan el Mesías. Su momento
histórico está determinado por Dios y es la restauración de la nación. La
iglesia también tiene su momento histórico y por abrazar a Cristo y no
rechazarles serán llevados a las bodas del Cordero en lugar de los que
fueron convidados y no quisieron ir. Israel no quiso ir a esas bodas, por lo
tanto estarán en el desierto por 1,260 días de persecución. (Mateo 22) La
iglesia de Cristo si estará en las bodas.

El Remanente de Israel

En las Escrituras conocemos que sólo un pequeño remanente de Israel


será salvo y se nos da el número en Apocalipsis y su número es 144,000
donde habrá 12,000 de cada Tribu. Entendemos que se unirán a los
redimidos en las alturas saliendo de la gran tribulación junto con aquellos
que no pertenecían a los judíos. De Israel se nos da el número, sin
embargo, de los otros salvos no. El número de los salvos de Israel es
símbolo de totalidad y plenitud de los consagrados para Dios. Estos
gozarán de la redención de Dios y entonarán el cántico de los redimidos.
Por la misericordia y el amor, Dios escogió de antemano una nación
insignificante como Israel para exaltarla y traer a Dios a la Tierra. Jacob
soñó de una escalera que unía al cielo con la tierra, símbolo de lo que
sucedería a Israel. Sería el instrumento de acercar el reino de Dios entre
los hombres para bendecir a todas las naciones.

► La batalla del ángel Miguel (Cuarta figura mística)

En esta ocasión se nos presente lo siguiente:

Una batalla entre Miguel y sus ángeles versus el dragón y sus ángeles.
Miguel y sus ángeles vencen y arrojan a Lucifer a la tierra.
El acusador es vencido por medio de la sangre del Cordero.
Tiene lugar una lamentación sobre los moradores de la tierra a causa de
la ira de Lucifer.
Lucifer en la tierra persigue a la nación de Dios.
Dios le provee a Israel “alas de águila” para que obtenga refugio por un
tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo.
Satán envía una inundación contra Israel, pero la tierra traga el agua y
no reciben daño.
Lucifer se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de la
mujer, los que guardan los mandamientos y tienen el testimonio de
Jesucristo.

Podemos ver que la batalla que libera Lucifer contra Dios es por el
poder y la autoridad. Satán quiere el reino de Dios para colocarse él como
rey. Miguel, el ángel del Señor junto con demás ángeles, impidieron que
Satán tuviera lugar en las alturas. Los demonios de todas las edades se
componen de estos ángeles caídos que rodean la tierra y engañan al
hombre con toda clase de males. La victoria pertenece a Cristo y a la
iglesia y de todos los que han de ser salvos. Son la redención y son la
nueva propiedad que Dios ha adquirido para él, donde pasamos de manos
de Satán a manos del único Dios.
La sangre de Cristo nos coloca aplastando la cabeza de Satán, por lo
tanto, dentro de esa cobertura, el enemigo está reprendido y vencido.
Mucha es la furia de Satán contra la nación que fue el vehículo para la
redención de la humanidad. Notamos grandes genocidios contra Israel en
diferentes épocas. La simple mención de un Hitler asesino contra millones
de judíos no es cosa secreta. El antisemitismo diabólico es producto de la
mente de Satán. Los judíos serán alcanzados por la misericordia de Dios y
los librará de la persecución del dragón (Satán). El resto de la
descendencia de los judíos son todos aquellos que siguen al Jesucristo que
nació de ellos. Por lo tanto, habrá una persecución activa contra todo
cristiano que esté presente durante la Gran Tribulación.

Los Diez Cuernos

Ya en el libro de Daniel se arrojaba luz sobre este dragón que posee


diez cuernos. (Daniel 7:7; Daniel 2:41-43) Se identifica una alianza y
centralización de diez naciones políticamente pero manteniendo sus
identidades y cuyo propósito es elevar un líder común sobre ellas que dará
oportunidad a Satán de entronizarse sobre el mundo. Es la oportunidad que
el dragón está aguardando para subirse al trono de la humanidad donde
muchos hombres paganos anhelan el día de ver este líder anticristiano
reinando.

Mateo 24

En el libro de Mateo Jesús dio un panorama general de los tiempos finales.


Jesús profetizó que:

● Vendrían falsos cristos


● Guerras y rumores de guerra
● Pestes
● Hambre
● Terremotos
● Persecución y martirio
● Traiciones
● Proliferación de falsos profetas
● El amor de muchos se enfriará a causa de tanta maldad
● Solo los que perseveren hasta el fin se salvarán.
● La abominación desoladora se colocará en el lugar santo
● Huída a los montes de los santos
● Un Ay para las mujeres que estén encintas en ese momento.
● Gran Tribulación.
● Si aquellos días no fueren acortados nadie sería salvo.
● Falsos profetas hacedores de milagros.
● La venida de Jesucristo será como relámpago, congregará a los suyos.

¿Para quién es la profecía que


Jesucristo hizo en Mateo 24?

Jesucristo está hablando para todos los que alcanzarán salvación.


Aquellos que no aceptarán el sistema luciferino. Por lo tanto, hay
profecías en este capítulo de Mateo que tocan directamente a la iglesia que
ha de ser arrebatada a las moradas del Padre como prometió en el libro de
Juan, también hay profecías que tocan solamente a Israel dentro de la Gran
Tribulación, como también hay profecías que tocan a todos aquellos
cristianos que se quedaron cuando fue arrebatada la iglesia. Jesucristo
habla de forma general sobre todos los que recibirán redención. (Juan
14:2-3)

¿A quién pertenece la victoria?

Gracias al Cordero redentor es posible que la salvación, el poder, el


reino, la autoridad, la redención sea manifestada donde Dios tiene su
tabernáculo viviente, la iglesia victoriosa.

El lugar de refugio

Dios tiene preparado de antemano un lugar geográfico para la defensa


del remanente que habrá de salvarse durante la persecución. Hay evidencia
profética que determina a Petra, Edom y Moab como lugar de refugio.
(Salmo 60:9) Las tierras mencionadas como refugio componen lo que es
Jordania. Lugar donde Dios sabrá socorrer a su pueblo. El hijo de la
virgen, el linaje de David, es el victorioso que derrotó las huestes del
dragón. (Mateo 1:23)

El Dragón

Aquí en Apocalipsis se identifica a Satán, el príncipe de las tinieblas


como, “el dragón”. En la Biblia parece denominar una criatura monstruosa
de entre las muchas y diversas bestias que Dios creó en un principio. Sin
lugar a dudas que poco conocemos de la vasta infinidad de criaturas que
existían antes de las cuales hoy solo quedan fósiles. (Génesis 1:21) Hoy
sólo vemos los dragones en historias fantásticas y de ficción. Sin embargo,
esa idea surge al parecer de un reptil verdadero. Algunas descripciones del
dragón se asocian con un monstruo marino semejante a una gran serpiente
veloz. (Isaías 27:1; Ezequiel 32:3) Se asocia también al Leviatán . Esta es
sólo una descripción que se da en comparación a las cualidades de Satán.
Se caracteriza por su destrucción, velocidad, espanto y temor.
“El que camina en su rectitud teme a
Jehová; Mas el de caminos pervertidos
lo menosprecia.”
–Proverbios 14:2

Capítulo 13
Libro de Apocalipsis

Cuando era adolescente tuve un sueño. En mi sueño estaba parado


frente al mar mirando al horizonte. Dentro del mar sobresalía una enorme
piedra. Miraba yo, cuando de repente salió una horrible bestia que subía de
las aguas. La semejanza de aquella criatura era como de enorme dragón. Vi
al dragón subir y bajar de la piedra hacia el agua tres veces. Finalmente el
enorme dragón se paro sobre la piedra que estaba dentro del mar. Cuando
el dragón se paró sobre la piedra, el agua que traía en su cuerpo bajaba por
la roca. En la roca se pudo ver claramente esculpido el número seiscientos
sesenta y seis. Mientras este dragón se levantaba sobre la roca otro dragón
de menor tamaño apareció y se trepó en las espaldas de ese gran dragón. El
pequeño dragón hollaba al enorme dragón en sus espaldas. Esa pesadilla
fue una muy real y todavía la recuerdo hoy luego de muchos años. Ese
sueño para mí fue una señal que es en este tiempo que todas esas profecías
tendrán cumplimiento.
El libro de Apocalipsis también nos habla de una bestia que sube del
mar y de la cual su número es seiscientos sesenta y seis. Veamos lo que
nos dice el capítulo 13:
“Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que
tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre
sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un
leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el
dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus
cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se
maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que
había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién
como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca
que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar
cuarenta y dos meses. Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para
blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.
Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le
dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. Y la adoraron
todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el
libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del
mundo. Si alguno tiene oído, oiga. Si alguno lleva en cautividad, va en
cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está
la paciencia y la fe de los santos. Después vi otra bestia que subía de la
tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba
como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia
de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera
bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de
tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de
los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se
le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los
moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida
de espada, y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la
bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la
adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y
esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y
que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el
nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que
tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de
hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.” (Apocalipsis 13)
Aquella pesadilla que tuve cuando era adolescente se grabó de forma
permanente en mi memoria. Cuando leo el capítulo 13 de Apocalipsis no
deja de asombrarme aquellas ilustraciones y símbolos espirituales.
Veamos lo que nos muestra este capítulo.

► La Bestia que sube al mar (Quinta figura mística)

El capítulo trece me recordó el sueño que tuve cuando adolescente.


Juan se describe parado sobre la arena del mar. Fue el momento cuando
vio subir del mar una bestia con siete cabezas en las cuales estaba escrito
un nombre blasfemo y diez cuernos en los cuales había diademas. Otras de
las características que Juan vio fueron:

Semejanza de leopardo
Pies como de oso
Boca como de león
El poder, el trono y la gran autoridad de la bestia provienen del dragón
(Lucifer).
Siete cabezas con un nombre blasfemo escrito.
Diez cuernos con diademas
Una de sus cabezas es herida de muerte, pero su herida mortal fue
sanada.
Causa la maravilla de la tierra quienes le siguen.
Su boca hablaba grandes cosas y blasfemias.
Tiene autoridad para actuar 42 meses.

Esta bestia es una horrenda representación del rey de las tinieblas


usando un hombre específico para levantarse políticamente y surgir entre
las naciones como líder o gobernante. Este es el clímax del satanismo en
la tierra. Aunque parezca difícil de creer, esta es la hora esperada por
sinnúmero de sectas diabólicas que adoran abiertamente a Satán. Muchos
hoy día sirven al príncipe de los demonios a cambio de prosperidad
material, poder y libertinaje. Doctores, abogados, policías, gente de
gobierno y gente de eminencia se reúnen en sociedades secretas para
rendir culto a Lucifer a cambio de favores sociales. Muchos de estos
grupos conocen de la idea de un líder que vendrá al gobierno mundial con
el poder de la serpiente antigua. Lamentablemente este escenario es uno
que se está gestando y tendrá su completa manifestación durante la Gran
Tribulación.

Las siete cabezas y los diez cuernos

Cuando Satanás venga como líder mundial aparecerá apoyado por los
hombres de dinero del mundo que prestarán su financiamiento para una
aparente causa noble. Esta será la “paz mundial” y el Nuevo Orden
Mundial. Como meta, todos los continentes tendrán sus representantes
ante el nuevo orden que se avecina. En el nuevo orden que se avecina
todos harán aportes para la solución de todos los problemas sociales de la
raza humana durante los primeros tres años y medio, luego la historia será
otra. Ya se han mostrado en la sociedad algunos tentáculos de estas
alianzas internacionales. Algunos ejemplos son: El Club Bilderberg, una
reunión de líderes capitalistas a nivel mundial que estrechan lazos para sus
avances en el mundo con la justificación de hacerle frente al comunismo.
Grupo que a su vez tienen otras iniciativas como lo son el Consejo de
relaciones exteriores y la Comisión Trilateral. Se sabe que aun en la
O.N.U. existen personas quienes poseen una agenda secularizadora sobre
el mundo y actúan como un movimiento religioso que impone la doctrina
de la Nueva Era. Una de las metas de la Nueva Era lo es la reducción
poblacional para “proteger el planeta” y rendirle culto a “la madre tierra”.
Estos son solo algunos de los muchos grupos que van armando una enorme
bestia mundial de alianzas y propósitos comunes. Como si fuera poco
vienen auspiciados por la masonería Illuminati cuyos ídolos principales
son Bafomet y E.G.A.D.U.. Los diferentes nombres con los cuales Satanás
se identifica componen el nombre blasfemo que Juan pudo ver escrito
sobre las cabezas de la bestia. El mismo nombre de Lucifer disfrazado de
ídolos.
Las siete cabezas de la bestia pudiera referirse a los satélites paganos
de Satanás que se han introducido en altos mandos en todo el mundo:

● Europa
● Asia
● África
● América del Norte
● América del Sur
● Australia
● Antártida

Los diez cuernos, son diez naciones o regiones del mundo que serán
responsables de la centralización del poder para elevar al líder mundial.

Sube del Mar

El mar representa a los gentiles. Cuando se nos dice: “sube del mar”
pudiera implicar que el líder pagano mundial surge de los gentiles. Otros
afirman que será uno de nacionalidad judío, pero dominando sobre los
gentiles políticamente. Sea quien sea, no queremos saberlo ya que nuestra
bendita esperanza es estar congregados junto a Jesucristo en las alturas
antes de que el príncipe de los demonios tome control de la tierra por el
tiempo que está determinado.
Las naciones serán responsables del líder que entronarán sobre ellas. Al
aceptar su dominio estarán bajo el antagonismo en contra del Creador. Se
le amonesta al hombre de huir de este sistema que lleva por base el
número seiscientos sesenta y seis.

Las siete cabezas de Roma

Es indudable que el poderío romano también está ligado al mundo o


escenario bíblico. De la misma forma Roma ha tenido su influencia a nivel
mundial. Juan vio una representación del poderío romano en diferentes
períodos. En el tiempo de Juan ya habían pasado cinco, uno reinaba en este
tiempo y la más espantosa estaban por venir. Aquí encontramos evidencias
para afirmar que el imperio romano será “restaurado” en un futuro con la
multitud de su brutalidad y espanto mundial. Donde no solo abarcará el
territorio que una vez ocupó, sino que abarcará la tierra completa bajo la
maquinaria del sistema de inicuo monarca que ha de venir.

Semejanza de Leopardo

Representa el poderío griego para conquistar el mundo. Alejandro


Magno rey de Grecia. Quien fue extendiendo su poder posteriormente
sobre los persas.

Pies de Oso

El poderío de Alejandro se hizo nombrar jefe de los griegos contra los


Medo Persas y atravesó el Helesponto.

Boca de León

Gran parte del territorio conquistado por Alejandro el Grande


componen los territorios proféticos de donde se establecerá el reino
mundial del anticristo. Representa a Babilonia y sus conquistas así como
su expansión mundial (Nabucodonosor)

Una cabeza herida pero luego sanada

Implica que durante uno de los períodos hubo la realidad histórica de la


caída y la restauración de ese imperio. Según la óptica profética, luego que
el imperio romano de Alejandro fue dividido, todavía le queda el resurgir
imperial con la cabeza del líder político que se opone al Cristo.

El Poder, el trono y autoridad del Dragón

El dragón es Satán, el ángel que fue creado por Dios que moraba en las
alturas. A causa de su hermosura se corrompió su corazón e introdujo en
su interior la idea de poseer la gloria de Dios. Fue sacado del cielo, pero
atrajo consigo un gran número de ángeles que son los demonios de hoy y
de todas las edades. Conoce el cielo y la tierra. Conoce a Dios y a los
ángeles. En las alturas se ocupaba de la adoración a Dios en sinnúmero de
instrumentos musicales. Una vez fuera del cielo, pasó a ser todo lo
contrario a lo que Dios es. Como rebelde, destruye todo lo que Dios
construye. Tiene límite en su poder y no va más allá de donde Dios le
permite.

Adoraron a la bestia
No todo el mundo está consciente de la guerra que se libera entre el
bien y el mal. Muchos cristianos cansados ya de escuchar la insistencia del
evangelio en la sociedad parece que se han hecho inmunes al llamado de
Dios. Piensan que la lucha contra el maligno es cosa de juego de niños. La
realidad es que existe una lucha sin cuartel de parte de las tinieblas en
búsqueda del poder mundial y sobre cada alma humana. En la sociedad
existe diversidad de cultos, sectas, partidos, grupos, sociedades secretas y
movimientos cuya meta es cumplir las metas mundiales de Lucifer.
Mencionando algunas tenemos: La masonería, dictaduras de extrema
derecha, Ku Klux Klan, fascismo, illuminatis, Bilderberg, Skull and Bones
(Calavera y huesos); de la cual pertenecen varios presidentes de los
Estados Unidos de América. También tenemos la teosofía, Aurora Dorada,
Rosacruces, Nueva Acrópolis, Cienciología, Gnosis, iglesia satánica,
raelianos, templarios y la sociedad Thule. Por otra parte la masonería se ha
introducido en iglesias cristianas heréticas como: iglesia anglicana, secta
mormona, secta de Moon y la iglesia de la unificación. Tenemos religiones
vinculadas al nazismo fascismo como: el islam, el budismo tibetano, el
Dalai Lama, el hinduismo y el sikhismo. Otros grupos y partidos es el
movimiento homosexual, comunismo, Club del fuego infernal,
vampirismo gótico, promotores del nuevo orden mundial, partido nazi
americano, nueva era, jesuitas, Opus Dei, Vaticano, sociedad V ril, hijos de
la luz, Wicca, Asatru, iglesia católica, OTO/Thelema, Sendero luminoso
(Perú), ejército rojo (Japón), Brigadas rojas (Italia), Mano Negra,
anarquismo, socialdemocracia, marxismo, leninismo, stalinismo,
feminismo desmedido, machismo desmedido, shintoísmo, taoísmo,
confucionismo, Thugs, musulmanes, Orden Internacional de Demolay,
Orden Internacional del Arco Iris para muchachas, Le Droit Human, La
orden de la estrella de oriente, maniqueísmo, zoroastrismo, catarismo,
gnosticismo antiguo, raza aria, mitraísmo, druídas, helenismo, stregheria,
Kemet, tradición keltriana, Cuervo Negro y la Arcana Orden de Sino.
Todos estos son solo algunos de los componentes de una gran bestia
mundial que posee millares de ramas horrendas que buscan el control
mundial. Muchas de estas sociedades y grupos se identifican por medio de
doctrinas, emblemas, ritos, creencias, prácticas en común que los unen a
una misma causa oscura.
Son muchas las filosofías satánicas que han sido abrazadas por
presidentes de naciones y por los grupos de poderosos y adinerados que
llevan a cabo la administración mundial. La mayoría de la gente de todos
los países ignora que dentro de las altas instituciones de muchos gobiernos
se abren espacios para rituales oscuros y secretos que tienen que ver con la
adoración pagana y filosofías luciferinas. Ya desde antaño la Biblia nos
advertía sobre el existente misterio de la iniquidad, el cual Pablo lo
menciona en su libro de Tesalonicenses. (II Tesalonicenses 2:7) Estos
grupos de satanistas adoran a la bestia antigua, Lucifer. En Apocalipsis se
nos dice que ellos se admiran de su dominio y poder mundial y le rinden
pleitesía. (Apocalipsis 13:4)

El misterio de la iniquidad

El misterio de la iniquidad lo componen todas aquellas características


del sistema luciferino que define el antagonismo contra Dios. En esencia
se propone como el gobierno del hombre inducido por Satán para descartar
a Dios de toda área social y permitir toda filosofía diabólica dominar la
mente, la economía, la creencia, política, la razón del hombre y toda área
social. El imperio romano cumplió con todas esas exigencias luciferinas y
los césares fueron agentes vivos para el fin en común de esta forma de
pensar anticristiana. Mucho antes de Juan ya existía el misterio de la
iniquidad, aún durante Juan se manifestaba, y tendrá lugar en un futuro
cercano. El enemigo utilizará esas bases que han moldeado el paganismo
antiguo para pretender solidificarlas.

El significado del sistema 666

¿Qué significa aceptar y adorar este sistema 666 que ha de venir? Esto
no es otra cosa que adoración directa al diablo y la aceptación de su
principado sobre el hombre. Es destituir a Dios y poner en su lugar los
intereses diabólicos de tener al príncipe de las tinieblas sobre ellos.
Recordemos que todos los logros sociales que hará el antimesías serán
para obtener un fin y este será el poder y la adoración. Notemos en la
Biblia que el enemigo aún se atrevió a hacer ofertas de grandeza a
Jesucristo a cambio de adoración. Solo hay uno que adorar y es el Señor de
los cielos, Jesucristo. Ningún creyente puede vender su herencia a cambio
de bienestar pasajero como el que ofrecerá le antimesías al comienzo de su
sistema.
El blanco de ataque de la bestia

El objetivo del ataque de la bestia es Dios mismo. Tanto que blasfema


su nombre, se burla verbalmente. Piensa de sí, que es invencible. También
blasfema el tabernáculo de Dios (los creyentes), blasfema aún a los que
han alcanzado redención y a los que sirven a Dios.
El anticristo se presentará sobre la tierra usando gran retórica y astucia
verbal. Sabrá hablar suavemente y presentarse como un hombre bueno y
lleno de compasión por la humanidad. Con retorica hará creer que Dios y
el cristianismo es injusto, en cambio, propondrá que su plataforma política
es justa para el mundo. Endulzará sus palabras más que la misma miel de
tal manera que muchas naciones creerán en su plataforma política. Vendrá
como pacificador, pero se tornará en el perseguidor más trágico de toda la
historia de todos los tiempos una vez absorba todos los poderes y los
centralice. Su dominio será mundial sobre tribus, naciones, pueblos y
lenguas.

Guerra contra los santos

Siendo que el sistema del anticristo es la suma de todas las filosofías


paganas sobre la tierra y resume en su persona todo el engaño y el odio de
Lucifer, su meta principal es usar todos los recursos que tiene a su alcance
para borrar de la faz de la tierra todo lo que tiene que ver con Dios. Dice el
verso siete, que Dios le permite hacer guerra contra los santos y vencerlos.
(Apocalipsis 13:7) En este régimen luciferino, millares de gente seguirán
las filosofías promocionadas por el nazismo ocultista. Esta clase de gente
no tiene el sello de Dios sobre ellos, pero sí adoran la bestia.

¿Quiénes no aceptarán
este sistema luciferino?

Aquellos que están inscritos en el libro de la vida del Cordero, que fue
inmolado desde el principio del mundo son los únicos que no recibirán
sobre si el sello de propiedad del antimesías.

El libro de la vida del Cordero


Se nos dice en la Biblia que Dios posee un registro. Sea escrito o sea
abstracto es un registro real. Incluso se nos dice que los hijos de Dios
tienen el nombre de Dios escrito sobre ellos. Es la manera que Dios
denomina su forma de conocer a los redimidos que obedecen sus
mandamientos y que no se doblarán ante los inicuos ni darán por bueno la
maldad. Todos aquellos que sirven a Dios y le conocen son llamados
amigos de Dios y son capaces de entregar sus vidas aun en martirio por la
causa de Dios y no blasfemar el nombre de Dios, aunque esto les cueste la
vida.

El martirio y la persecución

El verso diez de este capítulo nos muestra que el tiempo que reina la
bestia será un tiempo de persecución y muerte de los santos quienes
sufrirán el martirio. Frente a esta realidad tienen que llenarse de fe y
paciencia y esperar en el juicio que Dios traerá en breve.

Los nombres de la bestia

En la Biblia encontramos el retrato del anticristo en diversos personajes


que poseían actitudes y obras semejantes a las del maligno. Muchos de
esos personajes de la historia y sus obras vienen a ser profecías de las
mismas acciones de maldad que se repetirán sobre la sociedad en el futuro.
Algunos de los nombres del anticristo son:

El asirio (Isaías 10: 5-6; Isaías 30: 27-33)


El inicuo (II Tesalonicenses 2:8)
El hijo de perdición (II Tesalonicenses 2:3)
El “otro” príncipe
El rey de rostro fiero
El hombre de pecado (II Tesalonicenses 2:3)
El rey caprichoso
El cuerno pequeño
Engañador
El anticristo (II Juan 1:7; I Juan 2:18)
El anticristo no viene al poder por pura casualidad sino que es el
resultado de maquinaciones de parte de adoradores de Lucifer por largos
siglos. La serpiente antigua se encargó de proponer la filosofía, pero los
adoradores del ocultismo lo llevarán a la realidad. Los adoradores de
Lucifer han sido introducidos en múltiples facetas sociales: gobierno,
legislatura, educación, comercio, medios de comunicación, arte y religión.
El aspecto religioso fue uno de los primeros aspectos dominados por
Lucifer para desde esa plataforma atacar todas las restantes. La bestia
religiosa trabaja mano a mano con la serpiente antigua para ayudarla a
subir al poder. El enemigo vio una oportunidad de distorsionar el
cristianismo para luego usarlo como arma de guerra para entronizarse en
el mundo, fue así como nació el falso evangelio distorsionado de los papas
romanos, un falso evangelio que se opone al evangelio de la Biblia.

► La Bestia que sube de la tierra (Sexta figura mística)

Esta otra bestia es la que está ligada al engaño religioso del


ecumenismo mundial la cual se identifica como:

Sube de la tierra.
Tenía dos cuernos de cordero.
Hablaba como dragón.
Ejerce toda la autoridad de la primera bestia junto a ella.
Con su influencia dirige a los hombres a reconocer a la primera bestia y
someterse en adoración a ella.
Hace señales visibles (milagros) a los ojos de los hombres, donde
desciende fuego del cielo a la tierra.
Con estas señales engaña a los hombres.
Hace una imagen y provee la comunicación entre esta imagen y los
hombres.
Infunde aliento a la imagen de la bestia.
Puede matar a todo aquel que no adore la bestia.
Se crea un sistema de comercio mundial con el número 666 el cual se
implanta en la mano derecha o en la frente de la gente.
Al marcar al hombre no discrimina clase, sexo, ni condición social
(pequeños, grandes, ricos, pobres, libres o esclavos).

El proceso del dominio de la serpiente antigua sobre la tierra es parte


del trabajo de orquestadores de grupos religiosos que controlan el mundo y
poseen gran influencia. Vemos que la Biblia rechaza contundentemente la
idolatría (Vea el Salmo 115), sin embargo, el sistema luciferino religioso
justifica los ídolos, las imágenes, y los santos. Estos orquestadores
elaboran la más terrible de todas las piezas musicales sobre la sociedad
que danzará al mismo ritmo del diablo.

Cuernos de cordero

Esto implica un líder religioso, y más específicamente, uno que ostenta


el evangelio de Jesucristo quién es el Cordero verdadero. Hoy más que
nunca proliferan en la sociedad los denominados “infiltrados”. Son
personas que son preparadas por grupos religiosos y políticos para cumplir
los planes mundiales de la bestia. Para logarlo tienen que camuflarse como
camaleones y penetrar el seno de la iglesia en todos los niveles. (Judas
1:4) Su blanco principal son las iglesias de sana doctrina las cuales
pretenden espiar, aprender y luego ejercer de forma similar para conducir
las masas al dominio de la bestia. Se disfrazan de ministros de justicia y
buscan controlarlo todo. (II Corintios 11:15) Una vez en sus puestos de
control usan su poder para destruir el cristianismo. Nunca antes, la historia
habíamos sido testigos de tanta proliferación de mercaderes, adúlteros,
blasfemos, falsos profetas, murmuradores y detractores como hoy día. Sus
obras son de acuerdo a la carne. Sin embargo, el dragón les ha dado
autoridad y poder para hacer grandes milagros para cautiverio de sus
víctimas. Se disfrazan de tanta piedad que aún pueden engañar a los
escogidos de Dios si no velan por sus pasos. (Mateo 24:24)

El hablar del Dragón

Esto nos dice que este líder religioso es parte del apadrinamiento al
líder mundial cuya fuerza proviene de las tinieblas. Vendrá apoyado por
una institución religiosa que aunque parece cristiana, en realidad su fuente
de poder es la del dragón, quién hace señales visibles para engañar a los
hombres. Con esta influencia social sobre los seguidores endosa el sistema
seiscientos sesenta y seis para que los hombres lo adopten como algo útil y
verdadero, la realidad es que son sometidos por el dragón.
Creo firmemente que la institución que apoyará el sistema 666 es la
que hoy día permite la idolatría dentro de ella como algo normal y sin
castigo. La realidad es que para este sistema religioso sólo será tan fácil
como añadir un ídolo más de los muchos que posee. ¿Cuál es la iglesia que
defiende la idolatría hoy día? Se nos dice que este líder religioso impondrá
la veneración, respeto y la adoración al líder mundial que apoya. No debe
ser ninguna sorpresa si vemos a ese sistema religioso abogando por la
creación de un Nuevo Orden Mundial, el cual será el gobierno de la bestia
anticristiana.

42 Meses

En el verso cinco de este capítulo, el enfoque es la segunda mitad


durante el gobierno del líder mundial anticristiano. Ya hemos estudiado
que dentro de la profecía bíblica se preanunció sobre una última semana
para los judíos la cual corresponde a un período de siete años. A la mitad
de esa semana, o sea a los tres y medio años, el anticristo romperá su pacto
y se convertirá en el peor de los dictadores de toda la historia. Cuarenta y
dos meses dividido entre doce (un año) corresponde a tres años y medio ó
mil doscientos sesenta días aproximados.
El antimesías impondrá su sistema 666 de forma despótica y tiránica.
No habrá libre elección en opciones para los que no se dejen marcar con
este sistema. Los que no se dejen marcar no podrán comprar ni vender.
Esto significa, hambre, persecución, sufrimiento, estancamiento social
para los que huyen de la marca de la bestia. Pero representa aceptación y
“avance” para todo el que reciba el “microchip” o el “bar code” que los
identifica como propiedad del nuevo orden mundial, cuya señal colocan
específicamente en la mano derecha o en la frente.

El número de su nombre es 666

Muchos buscan la forma de poder identificar a alguien con este número,


sumando y restando letras con los estándares griegos, hebreos, latín y
demás. Muchos son los identificados de esta forma. Esta forma no es la
precisa para determinar quién será el antimesías. El antimesías es aquél
que se opone a Cristo y que cumple con todas las profecías sobre su
persona en la Biblia. Sin embargo, muchos de los ocultistas veneran la
numerología y muchos de los que siguen las tradiciones romanas,
templarias y paganas tienden a parear sus nombres o cambiar sus nombres
para que concuerden con la suma del número de la bestia. La Biblia
asegura que los cristianos tendremos el nombre de Dios escrito sobre
nosotros, de la misma manera, los hijos de Lucifer tendrán su modo de
identificación. Ningún cristiano practicante puede bajo ninguna
circunstancia dejarse sellar o poner sobre su piel el nombre o número que
corresponde al 666, ni siquiera cuando se trate de hambre o necesidad.
Mejor le fuera a las personas morir de hambre que ceder su libertad al
sistema del diablo el cual demandará adoración.

¿Qué de los niños?

Mucha gente se pregunta, ¿qué pasará con los hijos de los cristianos en
el tiempo de la persecución por 42 meses de parte del anticristo? Los
cristianos que hayan quedado atrás y que no sean congregados con
Jesucristo por alguna razón, estarán presentes en la gran tribulación. Ya
Jesucristo pronunció una lamentación sobre ellos en el libro de Mateo.
(Mateo 24) La única salida que tienen los creyentes cristianos así como
sus hijos es huir a los montes. Tratar de escapar del sistema de Lucifer. Sin
embargo, piense usted, ¿qué hará una madre embarazada así como sus
pequeñuelos huyendo en el monte o bosque bajo las inclemencias del
tiempo sean lluvias, fríos, tormentas, calor y demás? Esto sin contar el
hambre y la escasez de recursos o comodidades a las que está
acostumbrada la gente. Este es el momento del lloro y el crujir de dientes
del cual habla mucha de las profecías. Por algo Jesucristo identificó este
período como la “gran tribulación”. De ninguna manera los cristianos
pueden dejarse sellar por el anticristo por el mero hecho de satisfacer su
hambre o su sed. Dejarse sellar, pudiera ser para algunos la alternativa
para quitar su angustia momentánea, sin embargo el dejarse implantar el
sello de Lucifer significa vender su alma al demonio. Algunos osarán
decir, “yo le sirvo a Dios, pero me dejaré marcar o poner el microchip, lo
que importa es el corazón y no el cuerpo”, otros osarán decir, “yo me dejo
marcar de la bestia, pero en mi interior le sirvo a Dios y no a la bestia”.
Jesucristo dice bien claro que los únicos que se salvarán serán aquellos
que no reciban la marca de la bestia en su mano derecha o en la frente.
Otros argumentan, “si el anticristo pide que uno se arrodille y le guarde
reverencia, eso haremos, pero en nuestro interior estamos postrados ante
Dios y no ante el diablo”. Ese argumento es pretender ser muy astuto, pero
la Biblia asegura que los únicos fieles a Dios son los que simplemente no
se postran ante los ídolos. No se postran ni física, mental ni
espiritualmente. Cuando usted lee el libro de Daniel descubrirá que fue esa
la razón por la que lanzaron a los tres jóvenes hebreos al horno de fuego,
cuando se negaron a adorar a la imagen. Ningún verdadero creyente se
postrara ante los demonios.
Antes de continuar con el capítulo catorce del libro de Apocalipsis
haremos un paréntesis y echaremos un vistazo sobre el libro de Daniel ya
que en ese libro se habla de temas similares a los de Apocalipsis.
“Y adoraron al dragón que había dado
autoridad a la bestia, y adoraron a la
bestia...”
―Apocalipsis 13:14

El Anticristo: ¿Fantasía o realidad?

No, este no será otro gobernante o político más. Cuántos de nosotros


hemos conocido la historia de diferentes políticos a través de los tiempos
de los logros e impacto social de aquellos que conduciendo la sociedad en
su liderato han hecho grandes obras y cambios impactantes en diferentes
ámbitos. Viene a la mente americana el recuerdo de nombres como:
Roosevelt, Kennedy, Johnson, Jefferson, Lincoln; estos son solo algunos
de los nombres que hacen que América sea recordada con orgullo dentro
de esa esfera social. ¿No sería cosa extraordinaria incorporar todas esas
grandes cualidades que levantan el nombre de estos hombres célebres y de
muchos otros de los grandes de la historia, en una sola persona para
dominar todas las sociedades y hacer de este mundo dividido, uno unido y
con metas en común. ¿Conoce usted algún líder político libre de faltas y
señalamientos que degraden su testimonio social? Y que tal, si algún día el
humanismo de como resultado un líder social que incorpore todas las
cualidades que los hombres siempre han anhelado e idealizado.
Ya hemos tocado en este libro la realidad profética de la figura de la
Bestia. Aquí iremos algo específico en torno al futuro líder político,
príncipe, gobernante y poderoso que en estos tiempos postreros alcanzará
con impacto gran parte de la humanidad. Para asombro y maravilla de toda
la humanidad alcanzará poder. La Biblia no se encarga de exponer mitos y
fantasías como muchos piensan sino que impacta el acontecer histórico a
favor de los que leen y se apercibe de las cosas del futuro. El camino y
destino de la humanidad están previamente retratados en las páginas de la
Biblia. Pronto el hombre conocerá que desde un principio la verdad estuvo
expuesta por siglos en la Sagrada Biblia. Unos se apercibieron y otros no
prestaron atención. El proverbista dijo:

“El avisado ve el mal y se esconde, más los simples pasan y reciben el


daño...” (Proverbios 27:12)

La Biblia fue escrita hace más de dos mil años, sin embargo contiene
en ella la sabiduría divina y la voz de Dios sobre todos los tiempos de la
tierra y la eternidad. Es allí donde a Dios le ha placido revelarse y por
medio de su sabiduría habla al hombre por medios poderosos como la
profecía. Dentro del acontecer histórico narrado en las Escrituras existe la
innegable verdad que va más allá de los meros hechos, circunstancias,
tiempo y espacio que fueron presentados en sus escritos antiguos sino que
a Dios le agradó el doble propósito tanto histórico como profético, es por
esto, que vemos que aún dentro de la historia antigua encontramos tipos,
símbolos y referencias acerca de la obra eterna de Dios. Dios no se encerró
en los hechos históricos sino que usando esas verdades sociales impactó el
futuro inspirando a los profetas para de forma sabia revelarle al hombre
las cosas que habrían de suceder hoy. Para los escépticos es imposible
entender la realidad de un Dios capaz de exponerle al hombre el acontecer
futuro. Por esto no pueden comprender no sólo la realidad de Dios sino
tampoco su forma de hablar. Es la profecía la forma en que Dios comunica
a los hombres los secretos del futuro. Profecía se define como “el don
sobrenatural que consiste en conocer las cosas distantes o futuras por
inspiración divina, predicción de un hecho futuro. (Vea: Definición en
Diccionario Enciclopédico Larousse) Sabemos que la profecía es
verdadera cuando se cumplen las palabras de los que preanunciaron los
hechos en un tiempo determinado fuera en su tiempo y espacio y fuera del
mismo. La Biblia nos exhorta a creer en Dios:

“Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas


y seréis prosperados...” (II Crónicas 20:20)

Para ir a la segura debemos conocer la totalidad de la Palabra de Dios,


escudriñar la forma que Dios ha deseado hablarle al hombre y entender sus
palabras.

“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis


bien en estar atentos como una antorcha que alumbra en lugar oscuro,
hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros
corazones...” (II Pedro 1:19)

A través de los siglos Dios siempre anunció de las cosas que sucederían
en el mañana. El profeta Ezequiel nos asegura:

“Yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a la luz, yo las haré
notorias.” (Isaías 42:9)

Por lo general, los hombres escépticos en su incredulidad tuercen la


Biblia haciendo afirmaciones de desprecio hacia la Palabra de Dios pues
no pueden comprender el poder de Dios y su omnisciencia. De esta forma
intentan negar la fiel autoría bíblica y para ajustar su escepticismo tienden
a suplantar los profetas y sus profecías a tiempos posteriores con tal de
satisfacer su incredulidad. Afirmando que los profetas hablan de cosas
pasadas para desacreditar el valor profético. Sin embargo, los que
seguimos a Cristo Jesús conocemos que Dios habla hoy de las cosas del
mañana:

“Por que yo Jehová hablaré, y se cumplirá la palabra que yo hablé; no


se tardará jamás” (Ezequiel 12:25)

La Profecía de Daniel

Dentro de los muchos profetas que encontramos en la Biblia, vemos la


profecía de Daniel quién vivió cerca del 165 a.C.. Daniel era un judío de la
época de la rebelión de los Macabeos y nos muestra mediante la
revelación de Dios profecías en torno al área geográfica donde una vez
estuvo el imperio babilónico. La profecía de Daniel muestra el desarrollo
de imperios en diferentes épocas y mostrando diversas características de
interés para los que desean conocer las cosas del porvenir. A Dios le
agradó dar a conocer el panorama europeo desde tiempos antiguos hasta
los días modernos. Pues en esa región sucederán cosas trascendentales que
afectarán toda la raza humana. El enigma se entregó al rey Nabucodonosor
por medio de su sueño y el entendimiento del enigma se lo dio al profeta
Daniel.

“Tu, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen. Esta imagen, que era
muy grande, y cuya gloria era sublime, estaba en pie delante de ti, su
aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y
sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus piernas de
hierro y en parte barro cocido” (Daniel 2:31-33)

La interpretación de este sueño de Nabucodonosor se encuentra en ese


mismo capítulo de libro de Daniel.

La cabeza de oro

La cabeza de oro representaba al mismo Nabucodonosor y su imperio.


(Daniel 2:36-45) Pero ¿qué sucedería luego del reino de Nabucodonosor?
Daniel le aseguró al rey que se levantaría posteriormente un reino inferior
al suyo. Este otro reino seria de un metal inferior al oro.
Plata

Luego de Nabucodonosor vendría un reino que de antemano era


anunciado por Dios. Dice:

“Después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo...” (Daniel 2:39)

Esto se cumplió posteriormente cuando aparecen en escena los Medos y


los Persas cerca de 539-331 a.C.. Este reino se representaba por la plata y
su división.

Bronce

Luego de este periodo tendría lugar otro reino.

“Luego de un tercer reino de bronce, el cual dominará toda la tierra ”


(Daniel 2:39)

Esto apunta al reino en el período helenista de Alejandro el Grande de


Macedonia (331-323 a.C.) En este siglo III a.C. que dominó Roma alcanzó
vastos y enormes territorios. ¿Qué sucedió luego del dominio de Alejandro
el Grande?

Hierro

“El cuarto reino será fuerte como hierro: y como el hierro desmenuza
y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo” (Daniel 2:40)

Es el momento donde se duplica o divide el imperio romano. Uno de


alcance occidental y el otro de alcance oriental. El occidental perduró
hasta el 476 d.C. y el oriental duró hasta el 1453 d.C. En este tiempo se fue
gestando y desarrollando el cristianismo sincrético que incorpora en sus
enseñanzas diferentes ideas paganas. El catolicismo lleva sobre si las
huellas de estos periodos de división y degeneración de un imperio
político que a su vez formó una bestial religión que contaminaría con su
sincretismo todos los pueblos de la tierra.
Pies de barro mezclado con hierro

El reino que abarca nuestra atención ahora lo es el de los pies de barro


mezclado con hierro, pues es para el siglo XXI. Daniel le dijo a
Nabucodonosor:

“Y lo que vistes de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de


alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; más habrá en el algo
de fuerza del hierro, así como vistes hierro mezclado con barro cocido. Y
por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido,
el reino será en parte fuerte y en parte frágil. Así como vistes el hierro
mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero
no se unirán el uno con el otro como el hierro no se mezcla con el barro”
(Daniel 2:41-43)

Aquí Dios no revela sobre el futuro reino mundial en Europa y sus


aparentes intenciones benévolas de unión y alianza. La búsqueda hoy es
precisamente el Nuevo Orden Secular y Mundial, donde diez regiones que
tendrán propósitos comunes están en la región del antiguo imperio romano
y babilónico con las metas de unidad y propósito pero manteniendo sus
identidades. Una alianza pero sin entregar todo los que son a los forjadores
de esta unidad, sin embrago cumplirán muchas de sus metas sociales y
económicas. Estas naciones se encargaran de centralizar el poder en esa
alianza eligiendo sobre ellas un poderoso gobernante que cumplirá sus
expectativas materialistas, políticas, económicas y religiosas. ¿Es este el
último gobierno en Europa? Algunos piensan que Europa someterá a todos
los pueblos dividiendo el mundo en diez regiones de control.
Cuando este Nuevo Orden Mundial crea haber logrado sus objetivos, es
el momento cuando Jesucristo derribará el imperio anticristiano.
Jesucristo no solo viene a derribar el imperio babilónico-romano, sino que
viene a reinar sobre la tierra.

“Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no
será jamás destruido” (Daniel 2:44)

Dios promete derribar el reino del anticristo. Dice:


“Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e
hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.
Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el
bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se
los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra
que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.”
(Daniel 2:34-35)

Durante la realidad histórica de este reino aliado de diez regiones


poderosas, tendrá lugar la venida o “ parusia ” de Jesucristo preanunciada
en las profecías de Israel. Jesucristo pondrá fin al imperio que se opone a
su nombre y establecerá un reino en esta tierra. Este es comienzo de la
destrucción de todo obstáculo anticristiano que domina políticamente el
mundo. La maldad no triunfará y el camino de los perversos tiene su final.
Satanás no tiene el control del destino mundial, sino que está en la mano
de Jehová. Dentro de las fases de las rebeliones diabólicas, Dios siempre
levantará bandera a favor del hombre. Y dentro de esta maldad social que
pronto se levantará, Dios derribará el imperio de la iniquidad con el
ímpetu y fuerza de su poder al descender sobre esta tierra.
En resumen, podemos afirmar que Dios le mostró a Daniel cerca del
siglo VI a.C. las cosa que sucederían tanto en sus tiempos como varios
milenios posteriores dentro del territorio que abarca el imperio babilónico
y posteriormente el romano.

La visión que tuvo el profeta Daniel


sobre los últimos imperios del mundo

En el capítulo siete de Daniel encontramos un paralelo con la profecía y


revelación anterior dada por Dios sobre los mismos sucesos históricos y el
desarrollo de los cuatro reinos mencionados en el capítulo dos del libro de
Daniel. Dice:

“En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño, y


visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho; luego escribió el sueño,
y relató lo principal del asunto. Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de
noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el mar. Y
cuatro grandes bestias, diferentes la una de la otra, subían del mar. La
primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta
que sus alas fueron arrancadas, y fue levantado del suelo y se puso
enhiesta sobre sus pies a manera de hombre y le dado corazón de hombre.
Y aquí una segunda bestia, semejante a un oso la cual se alzaba más de un
costado que del otro, y tenía tres costillas entre los dientes; y le fue dicho
así: Levántate, devora mucha carne. Después de esto miré y he aquí otra
semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en su espalda tenía
también esta bestia cuatro cabezas y le fue dado dominio. Después de esto
miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia,
espantosa y terrible y en gran manera fuerte la cual tenía unos dientes
grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y sobras hollaba con sus
pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes que ella y tenía
diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro
cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres
cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de
hombre, y una boca que hablaba grandes cosas” (Daniel 7:1-8)

Por medio de esta visión Dios arroja más luz sobre los imperios
dominantes en tiempos de Daniel hasta tiempos finales en el continente
europeo. Esta revelación paralela nos muestra desde otra óptica los
mismos acontecimientos.

El periodo de los 10 cuernos

Los diez cuernos contemplados en esta visión de Daniel concuerdan


con los diez dedos del cuerpo de la imagen que soñó Nabucodonosor.
También concuerda con los diez cuernos de la bestia que el apóstol Juan
vio subir del mar. (Apocalipsis 13:1) Todo tiene un mismo significado, son
reinos de la tierra, los cuales propondrán un monarca sobre ellos. Dios le
dijo a Juan en el Apocalipsis:

“Los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han
recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes
justamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su
poder a la bestia”. (Apocalipsis 17:12-13)
Muchos en su afán de negar la inspiración divina proponen que no
tienen lugar en la Biblia las predicciones en relación con el acontecer
histórico moderno. Sin embargo, la Biblia es clara, y manifiesta que unos
libros fueron sellados pues aún no era el tiempo de su cumplimiento, pero
hoy, esos sellos se están abriendo y se está cumpliendo al pie de la letra las
palabras de los profetas que tocaron aspectos más allá de su tiempo y
espacio por inspiración divina. Una de estas realidades lo es el cambio
político europeo donde se comienza a forjar la alianza predicha por los
profetas. En breve tocaremos las instituciones que componen la Europa
moderna.

La Comunidad Europea

Europa ha cumplido la profecía que habla sobre las alianzas de estado.


En el Tratado de la Haya, titulado oficialmente “Tratado de la Unificación
Europea”, se establecieron o estipularon las relaciones de circulación entre
los estados miembros de la Comunidad Europea. La Comunidad Europea
es una muestra de cómo las naciones se pueden mezclar aunque sean
diferentes de la misma forma que se narra en el libro de Daniel que las
naciones pueden hacer alianzas tipo “barro mezclado con hierro”. Estas
alianzas permiten la movilidad libre en los estados miembros, las
restricciones quedan abolidas, utilizan la misma moneda, y pondrán un
mismo presidente para todos. Según la profecía, este mismo escenario será
el que domine en el último imperio. Es decir, regiones de poderes
mezcladas pero a la misma vez manteniendo su identidad, y otorgándole el
poder a un presidente en común.

¿Cuáles naciones componen


hoy la Unión Europea?

En 1957 la Unión Europea se componía de solo 6 miembros, hoy son


miembros: Grecia, Alemania, Chipre, Austria, Bélgica, Bulgaria, Re p ú
blica Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, España, Irlanda, Estonia,
Finlandia, Francia, Hungría, Estonia, Italia, Letonia, Lituania,
Luxemburgo, Malta, Paises Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido,, Suecia
y Rumania. Se espera que naciones se sigan uniendo a esa bestia política
sinnúmero de miembros por medio de nuevos tratados.
La Unión Europea se define como un conjunto de organizaciones
creadas entre los países de la Europa Occidental que envuelve mecanismos
de cooperación económica, política y social que busca una progresiva
integración de estos países. Lo trascendental es entender el objetivo y el
alcance que tiene esta integración, sus efectos y sus repercusiones en un
esquema mundial. Este sistema implica un control de comercio, economía,
milicia, política y cultural dentro de los países miembros.

Trasfondo histórico de
la Comunidad Europea

Luego de la II Guerra Mundial, la división de Europa en dos bloques


antagónicos llevó a los países europeos occidentales a reforzar su
colaboración en temas de defensa. Dieron lugar a algunos tratados como:
El Tratado de Bruselas en 1948 y la Unión Europea Occidental (en 1954) y
en temas económicos Organización Europea de Cooperación Económica,
creada en 1948 entre los países beneficiarios del Plan Marshall, o la Unión
Europea de Pagos, fundada en 1950.
Los motivos de esta alianza se definen en incrementar el grado de
supranacionalidad hasta alcanzar un nivel de integración de las potencias
europeas. La internacionalización de la economía y las comunicaciones,
una confederación que compita con el nuevo líder de la economía mundial,
Estados Unidos. Fueron varios los tratados que fueron dando forma a la
Europa moderna.
El autor Paul Yongui Cho (Seúl, Corea) nos dice de manera resumida en
su libro “ Mucho más que números ” sobre la Comunidad Europea:

“Después de la Segunda Guerra mundial, Europa siempre ha tenido la


presión de la Unión Soviética en el Norte y de los Estados Unidos en el
oeste. Arrinconada económica, militar y políticamente, Europa formó una
organización unificada. El Antiguo territorio romano una vez mas está
construyendo un centro de poder. Europa logró la unificación militar y al
establecer la Organización del Atlántico Norte (OTAN) y está en proceso
la unificación política. Actualmente 15 países están unidos, y el territorio
del imperio romano pronto resurgirá”.
Desde que Winston Churchill abogó por los Estados Unidos de Europa
en 1946, se ha ido desarrollando eslabón por eslabón donde acuerdos,
tratados de cooperación, acuerdos de unidad monetaria y económica dando
el resultado en 1999 del “Euro” como moneda única dentro de 12 países
miembros. Ya en el 2013 van por 28 estados miembros.
El rompecabezas europeo se ha ido armando nuevamente para proponer
un líder mundial, ahora, ¿qué dice la Biblia que sucederá cuando las
naciones decidan centralizar todos los poderes?

“Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han
recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes
justamente con la Bestia. Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su
poder a la Bestia” (Apocalipsis 17:12)

Según se presenta el escenario, las naciones se unirán. De esa unidad


brotaran 10 regiones principales (10 cuernos), y esos cuernos elegirán
como líder mundial al anticristo. La realidad de esta estrategia mundial no
es para entristecernos el día de hoy, sino para apercibirnos, prepararnos y
escoger el modo saludable de vida disponible hoy. No es una óptica
pesimista del planeta tierra para los que desean hacer el bien quienes
pueden prepararse a tiempo. Para los que escogen vivir y no morir Dios
tiene una morada eterna donde nos llevará. Para los que siguen el
materialismo del mundo el destino escogerá por ellos si no usan la pronta
diligencia.

Características del líder mundial (Anticristo)

La Biblia identifica diversas características que poseerá el denominado


“líder mundial”. Estas son:

Será un gobernante intelectual:

“se levantará un rey de rostro y sin entendido en enigmas...”. (Daniel


8:23)

Será un genio de la oratoria:


“contra el Dios de los dioses hablará maravillas...” (Daniel 11:36)

Será un político de influencia:

“recibirá autoridad...” (Apocalipsis 17:12)

Será un genio comercial:

“Y hacía que a todos... se les pudiese una marca en la mano derecha o


en la frente y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese
la marca o el nombre de la bestia... su número es 666...” ( Apocalipsis
13:15-18)

Será un tirano astuto:

“se apoderará de los tesoros de oro y plata”. (Daniel 11:43)

Será un genio militar:

“salió venciendo y para vencer”. (Apocalipsis 6:2)

Recibirá su poder de un ser sobrenatural (Satán):

“Y el dragón le dio su poder y su trono y grande autoridad”


(Apocalipsis 13:2)

Será un genio religioso:

“se levantará contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto;


tanto que se sienta en el Templo de Dios como dios haciéndose pasar por
Dios” (II Tesalonicenses 2:4)

Resucitará falsamente. (Apocalipsis 13:3)


Traerá un programa de paz (paz temporera y engañosa): “confirmará el
pacto con muchos”. (Daniel 9:27)
Dominará el occidente. (Apocalipsis 17:2)

Hará un pacto de siete años con Israel pero a la mitad del término
perseguirá a los judíos. (Daniel 9:27; Apocalipsis 12)

Se sentará en el tercer templo de Jerusalén. (II Tesalonicenses 2:4)

Dominará Medio Oriente. (Ezequiel 38)

Luego de subir al poder y apoyar una religión mundial sincrética se


vuelve contra ella, afirmando ser el mismo dios. (Apocalipsis 17:16)

Su gobierno durará poco. (Daniel 11:36)

Dios lo derrota (Apocalipsis 19)

Será adorado por los hombres bajo su poder. (Apocalipsis 13:4)

Hablará palabras de apariencia y sabiduría. (Daniel 7:8)

Se asociará a un líder religioso mundial. (Apocalipsis 13:11; 16: 13;


19:20; 20: 10)

Usará el número 666 como identidad de engaño. (Apocalipsis 13:16-18)

A muchas personas les cuesta creer que dentro del contexto histórico de
la Sagrada Biblia haya profecías que sobresalen del contenido para
alumbrar sobre una realidad profética. Es por esto, que muchos prefieren
encerrarse en el mero tiempo y espacio el cual se entiende a simple vista y
no dan lugar a lo profético. Sin embargo, la Biblia es para los creyentes el
periódico del mañana.

¿Por qué el antimesías no


se ha manifestado?
En diferentes épocas dentro del misterio de Babilonia y su sincretismo
religioso y político, hemos visto variedad de líderes anticristianos, en su
oposición tanto al pueblo de Israel como al mismo Cristo. Tanto antes de
Jesucristo como después de su encarnación siempre existieron los
denominados anticristos. Dentro de este panorama anticristiano y
contradictor existe la realidad de un futuro anticristo profetizado en la
Biblia tanto en el libro de Daniel, Apocalipsis y cartas apostólicas. Juan en
el libro de Revelación nos estaba avisando en la revelación de Jesucristo
que vendría un líder opuesto al mensaje de Jesucristo y se manifestaría en
tiempos finales. Juan no se estaba refiriendo a emperadores anteriores sino
a un postrer líder desolador. Por otra parte el apóstol Pablo nos habla y nos
dice:

“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay


quién al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio
y entonces se manifestará...” (II Tesalonicenses 2:7)

Muchos intentan proponer la idea que Pablo se está refiriendo al


obstáculo del emperador, sin embargo, el misterio de la iniquidad se
extiende desde la antigüedad hasta tiempos postreros. Hoy por hoy, es la
iglesia de Jesucristo el obstáculo que entorpece la presencia del entronar
de la maldad. Una vez la iglesia de Jesucristo sea tomada y congregada a
las moradas del Padre, entonces vendrá el desolador postrero. (Juan 14:3)
Dentro de los veinte siglos luego de la venida terrenal del Mesías hemos
visto como Dios ha guardado del mal a su pueblo. (Juan 17:15) Y su
salvación se manifiesta más allá de esta vida presente. Él siempre estuvo y
estará al lado de su pueblo, aún en medio del horno de fuego. (Daniel 3:23-
25) Pero ha llegado el momento cuando pronto se cumplirá la profecía de
su congregar en las nubes para su iglesia. Dice:

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con
trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo
resucitarán primero. Luego nosotros los que hayamos quedado seremos
arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el
aire, y así estaremos para siempre con el Señor...” I Tesalonicenses 4:17
Todo tiene su tiempo y dentro del cuidado de Dios para su pueblo, él
levantará a los suyos para la reunión en las nubes rumbo a las moradas del
Padre. No hay ley de gravedad que se oponga al llamado de Dios y su voz
que partirá el silencio en respuesta a la espera de su pueblo. Donde miles
de personas desaparecerán de la faz de la tierra para la sorpresa de muchos
que tenían la palabra de Dios como mito y cosa ajena a la realidad.
Muchas serán las manifestaciones demoníacas en la tierra luego de la
partida de la iglesia. Satán aprovechará este escenario cuando desaparecen
miles de personas para atribuir esa partida masiva de los hijos de Dios a
diversas explicaciones engañosas. Sin embargo, los hijos de Dios conocen
todas las cosas. Se nos dice en Mateo que gente desaparecerá y gente
quedará en la tierra.

“Como en los días de Noé, así será la venida del hijo del hombre...
entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será
dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada y
la otra será dejada. Velad, pues, porque no sabéis a que hora ha de venir
vuestro Señor” (Mateo 24:38-42)

Mientras pasa el tiempo y se acerca cada vez más el momento de la


venida de Cristo es cuando más el enemigo desciende con gran furia sobre
la tierra porque sabe que tiene poco tiempo para obrar.
Jesucristo vendrá por segunda vez de la misma forma que ascendió al
cielo. Donde todo ojo le vera y se lamentarán las naciones.

Preparándonos para la visita de Dios

La nación de Israel existe por la intención de Dios de manifestarse,


darse a conocer, mostrar su gloria y bendecir a todos los hombres. Desde
el mismo principio de la creación y de las narraciones bíblicas y luego que
Dios creó el mundo y al hombre, se ven las intenciones del ser supremo
de establecer una estrecha relación con sus criaturas. Vemos en el primer
capítulo de Génesis que antes que el hombre existiera ya el Espíritu de
Dios se movía sobre la faz de las aguas. (Génesis 1:1) Luego en el
capítulo tres vimos como Dios se acercaba al hombre hablándole y
buscándole. (Génesis 3:8) La mayor parte de las veces es Dios quien toma
la iniciativa de encontrarse con el hombre mucho antes de que
“comenzaran los hombres a invocar el nombre de Dios...” (Génesis 4:26).
Dios desea tener comunión con el hombre, Dios desea salvar al hombre.
Existe suficiente evidencia bíblica que apunta al retorno de Jesucristo.
La Segunda venida de Jesucristo se menciona más de 300 veces en el NT.
Pablo habla de la venida de Cristo sobre 50 veces. En Hebreos capítulo
nueve y verso veintiocho se nos dice: “ aparecerá por segunda vez ” y se
también se nos habla en la Biblia la “ esperanza bienaventurada”.
(Hebreos 9: 28; Tito 2:13) Tenemos algunos libros que están dedicados
a ese tema, como por ejemplo las dos epístolas a los Tesalonicenses.
Algunas palabras griegas relacionadas usadas para el tema son:

Parusía (“presencia”, “llegada”) (II Corintios 10:10)

Apocalipsis (“descubrimiento”, “revelación”) (I Corintios 1:7; II


Tesalomnicenses 1:7; I Pedro 1: 7, 13; 4:13)

Epifanía (aparición, manifestación visible) (II Tesalonicenses 2:8; I


Timoteo 6:14; Tito 2: 13)

El día de Jehová

El día de Jehová tendrá lugar, y será para bendición de unos y lamentos


de otros. (Isaías 2:12; II Pedro 3: 10-11) Será un momento cuando:

“Los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo


serán desechos, y la tierra y las obras que en ellas hay serán quemadas”.

Existe diversidad de textos de la Biblia que nos dicen cómo será su


venida. (Juan 14:3, Hechos 1:10-11, I Tesalonicenses 4:16-17, Apocalipsis
1:7, Apocalipsis 22:7, Zacarías 14:4, Hebreos 9:28, Filipenses 3:20,
Zacarías 12:10, Mateo 16:27, II Tesalonicense 1:7-9, Colosenses 3:4,
Mateo 25:31, Marcos 8:38, Juan 14: 3, 28, Marcos 13:24-27, Marcos
14:62)
En las páginas sagradas encontramos detalles del que prometió volver.
Como podemos ver existe la profecía que anuncia tiempos de juicio sobre
la tierra, pero ninguno de esos elementos están por encima del Creador de
todo. Dios tiene un día de juicio para los malos, aunque en el presente
pareciera que la maldad abunda en la tierra. Dios al final traerá justicia.
“Temed a Dios, y dadle gloria, porque
la hora de su juicio ha llegado; y adorad
a aquel que hizo el cielo y la tierra, el
mar y las fuentes de las aguas.”
–Apocalipsis 14:7

Capítulo 14
Libro de Apocalipsis
Este capítulo catorce es una continuación del capítulo trece, el cual
interrumpí para presentar el breve ANEXO sobre el anticristo. Ahora en
este capítulo veremos la séptima figura mística de la cual Juan fue testigo
ocular en su revelación. Veamos lo que dice el capítulo 14:

“Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de


Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el
de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de
muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como
de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante
del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y
nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil
que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se
contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al
Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los
hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no
fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. Vi
volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno
para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua
y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la
hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra,
el mar y las fuentes de las aguas. Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído,
ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las
naciones del vino del furor de su fornicación. Y el tercer ángel los siguió,
diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la
marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de
Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado
con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo
de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día
ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba
la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que
guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Oí una voz que desde
el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los
muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus
trabajos, porque sus obras con ellos siguen. Miré, y he aquí una nube
blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que
tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. Y del
templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre
la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la
mies de la tierra está madura. Y el que estaba sentado sobre la nube metió
su hoz en la tierra, y la tierra fue segada. Salió otro ángel del templo que
está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. Y salió del altar otro
ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la
hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la
tierra, porque sus uvas están maduras. Y el ángel arrojó su hoz en la
tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de
la ira de Dios. Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió
sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.”
(Apocalipsis 14)

Este capítulo comienza con el Cordero de Dios como protagonista.


Vemos que hay dos destinos, uno para los que siguen al Cordero versus
otro para los que siguen al diablo.

► El Cordero sobre el monte de Sión (Séptima figura mística)

En el monte de Sión estaba el Cordero y los ciento cuarenta y cuatro


mil judíos que habrían de ser redimidos por Dios. El nombre de Jesucristo
y el nombre de su Padre estaba escrito en las frentes de los salvos. La
redención pertenece a Cristo y al Padre. Ambos son los dueños de los
redimidos como también de la adoración.

Voz de estruendo

Se describe la voz como trueno, sonido de muchas aguas, arpistas


tocando al unísono es la forma de describir el juicio, la muchedumbre, y la
adoración a Dios por su obra redentora y de justicia de parte de los judíos
que alcanzaron el cielo.

Un cántico exclusivo

Sólo los que han experimentado la redención pueden aprender el


cántico que sale del corazón de los redimidos. No es un cántico que surge
de los ángeles hacia Dios ni de ninguna otra criatura celestial. Como ya
vimos la iglesia arrebatada tuvo el momento de entonar un cántico similar
en el capítulo cinco, ahora le llega el momento a los judíos que fueron
separados para Dios. (Apocalipsis 5) El cántico es nuevo y espontáneo que
surge de un corazón agradecido por la obra que Dios ha hecho con ellos.
Esto es una evidencia clara de que la iglesia ya estaba en las alturas mucho
antes del momento de llegar los judíos que fueron redimidos.

El Monte de Sión

Este capítulo comienza con la demostración de Dios acerca del plan


para Israel (lugar literal). Está en el corazón de Dios adquirir para sí un
remanente pequeño de entre los israelitas quienes serán la propiedad de
Dios y quienes serán alcanzados por la mano de Dios aún en medio del
juicio. Estos serán guardados como primicias para Dios y conquistarán la
redención.

Características de los judíos redimidos

Estos 144,000 judíos que alcanzarán redención poseen el testimonio


demandado por Dios para alcanzar la salvación. ¿Cuáles eran esos
atributos? Se nos dice que eran compañeros del Cordero. Eran vírgenes
(pureza espiritual), son primicias para Dios y el Cordero. No andaban en
libertinaje ni eran fornicarios. No había mentira en sus bocas y eran
intachables. Estas características no son exclusivas de los judíos que
alcanzarán la redención. Estas características son esenciales en todos los
que conquistaron el cielo. Son frutos que se logran cuando Dios está
dentro del hombre y a su vez anda al lado del hombre que le ama. No
anduvieron en una vida licenciosa haciendo lo que bien les parecía, no
anduvieron en fornicaciones, eran puros en las cosas sagradas y en las
cosas terrenales. Sus vidas en la tierra mostraban el testimonio intachable
de lo que creían. En todos sus asuntos fueron honestos. Esa clase de
hombres pertenece a las alturas y no perecerán jamás.

Vírgenes

Esto no implica que eran hombres y mujeres solitarios sin nunca


conocer relación sexual. Sino que implica pureza y serenidad en su
relación con Dios. A la iglesia de Jesucristo también se le llama
“vírgenes”. Tanto la iglesia como Israel son las vírgenes que Dios toma
para si.

Otro ángel volando

Este es el primer ángel en este capítulo y poseía el evangelio de Dios


para el mundo en esta Gran Tribulación. ¿Cuál es la diferencia del
evangelio en este momento histórico? El evangelio en este periodo es un
llamado a adorar al Creador quien es el Dios que trae justicia sobre la
tierra. ¿Qué características componen el evangelio en este periodo? Son
tres los aspectos básicos:

Temer a Dios
Conocer a Dios por medio del juicio
Adorarle
No seguir al anticristo

¿Cuál es la diferencia del “evangelio


de la gracia” que disfrutamos hoy?

El día de hoy tenemos la ventaja de que aún no hemos entrado en los


juicios que se desatarán en breve sobre el planeta. Tenemos a nuestro
alcance alternativas reales para obtener la salvación. Entre estas:

El arrepentimiento hoy
El perdón disponible
La fe en Cristo Jesús a nuestro alcance.
La comunión con Dios

En la gracia existen aspectos de mayor abundancia de dones


manifestados que en cualquier otro periodo de la historia. Esto contrasta
con el evangelio que pudiera tener lugar en el tiempo de juicios sobre la
tierra.

Un segundo ángel
Este segundo ángel en este capítulo anuncia la caída de Babilonia. Esta
es la primera vez que se menciona esta ciudad en Apocalipsis. Babilonia
remonta sus orígenes hasta Babel (nombre hebreo de Babilonia). Este
lugar fue el escenario donde los hombres comenzaron a intentar alcanzar
las cosas divinas por medios paganos. De allí surge la notoria confusión de
lenguas narrada en el Antiguo Testamento y Babel vino a ser sinónimo de
confusión. ¿En qué consiste la confusión y el esparcimiento? Es la forma
desviada de buscar a Dios que incorpora diferentes ideas, esfuerzos,
creencias, rituales, ceremonias, prácticas, sabiduría pagana y una religión
sincrética que intenta alcanzar a Dios.
Hay una semejanza con la Babilonia antigua y el actual sistema
religioso que se mantiene en el mundo. Cuando el ángel anuncia su caída
es porque este sistema religioso aún estaba presente en el mundo durante
la Gran Tribulación. Babilonia en sus orígenes era una ciudad de la baja
Mesopotamia. Recordemos que Mesopotamia es la cuna de la civilización.
Se cree que fueron los acadios los que fundaron Babilonia. La Biblia
menciona a Nimrod como el primer poderoso en ella. Nimrod fue un
gobernante imponente en el Antiguo Testamento no necesariamente
benévolo. Es cerca de la fecha 2325 a.C. que se funda esta ciudad, lugar
donde los amorritas se establecieron. Hamurrabi fue quien la convirtió en
capital. Fue la vanguardia religiosa de Mesopotamia, aun en sus constantes
luchas contra Asiria. Luego vinieron los caldeos al dominio y sus
poderosos fueron Nabopolasar y Nabucodonosor (conocido por su
soberbia contra Dios).
Fue Nabucodonosor quién tomó Jerusalén (587 a.C.), luego Ciro tomó
la ciudad y su dominio persa. La rebelión de Jerjes desmanteló la ciudad.
Luego Alejandro Magno la elevó como capital de Asiria y fue
disminuyendo su poderío durante los seleúcidas. Babilonia incorpora la
idolatría con alcance mundial donde los hombres fueron esparcidos por el
mundo llevando con ellos el vino del furor de la fornicación. Babel es la
primera ciudad de apostasía o alejamiento de Dios. Fue de impacto
mundial. Ella es la ciudad madre del culto babilónico. Los hombres
crearon una fraternidad mística para la unión de diferentes razas en una
sola, afirmando poseer sabiduría divina. Son evidentes en su adoración
pagana el culto a ídolos como el “padre supremo”, “La mujer encarnada o
reina del cielo y su hijo”. (Esto nada tiene que ver con María la madre
carnal de Jesucristo, sin embargo, los hombres en sus tradiciones han
convertido a la María bíblica y al Jesucristo histórico en ídolos semejantes
a los babilónicos.) De Babilonia surgen tres corrientes: Una de Pérgamo,
una de Memphis y otra de Tibet. Tibet es la oriental y las otras dos
occidentales.
Los etruscos incorporaron los rituales babilónicos e introdujeron la figura
del pontífice. Los romanos introdujeron al pontífice como gobernador
civil. Es precisamente en Roma donde se une la religión babilónica con la
cristiana dando como resultado la confusión y mezcla que predomina aún
hasta la Gran Tribulación. Por esto vemos en la religión católica romana
de hoy sinnúmero de prácticas y ceremonias ajenas a la Biblia. El culto a
la madre y al hijo, donde afirman que es la María bíblica y Jesucristo
cuando la realidad es que sus oraciones van dirigidas a los dioses
babilónicos en su confusión. En esto consiste la confusión babilónica
condenada por Jesucristo. Un sistema religioso que afirma adorar a Dios y
es una abierta forma de intentar alcanzar a Dios por vías paganas. El dios
babilónico no es el dios cristiano. Los ídolos babilónicos no son los santos
cristianos sino que son adaptaciones de paganismo al cristianismo. Es la
búsqueda de la unión de la raza humana de la misma forma rebelde que
intentó Babel. Esa forma de religión se aleja de la santidad y de la
obediencia a Dios y tiene su día y hora determinada por Dios para juicio.
En Apocalipsis podemos ver el cuadro de su juicio.
A continuación cito el manual del Libro de Revelación del Colegio
Pentecostal Mizpa con relación al tema de cómo Babilonia se introduce en
Roma con sus prácticas:

“Cuando los etruscos vinieron a Italia desde Lidia (la región de


Pérgamo), trajeron consigo la religión y los ritos babilónicos.
Establecieron un pontífice, quién era la cabeza del sacerdocio y tenía
poder sobre la vida y la muerte de ellos. Más tarde, los romanos
aceptaron este pontífice como su gobernante civil. Julio Cesar fue hecho
pontífice según orden de los etruscos en el 74 a.C., el fue hecho pontífice
supremo del culto babilónico, viniendo a ser así heredero de los derechos
y títulos de Átalo, pontífice de Pérgamo, que había hecho a Roma su
heredera por su testamento”.
“Así pues, el primer emperador romano vino a ser la cabeza del
sacerdocio babilónico y Roma la sucesora de Babilonia. Por lo tanto la
religión de Roma era la misma de Babilonia. En el año 218 d.C., el
ejército romano acuartelado en Siria, habiéndose rebelado contra
Maorino, eligió a Elagabalo como emperador. Este hombre era sumo
pontífice por los romanos y así los ramales occidentales de la apostasía
babilónica vinieron a centralizarse en el emperador romano”.

“Los emperadores de Roma continuaron ejerciendo este cargo de


supremo pontífice hasta el año 376 d.C. cuando el emperador Graciano se
negó a vestirse de vestiduras del sumo sacerdote. Milner, en su Historia de
la iglesia, habla así de Graciano:

“…de su temprana edad, Graciano dejó ver las señales de una


verdadera piedad, cual nunca antes se había revelado en ninguno de los
emperadores romanos. Una de sus primeras acciones demuestra esto
claramente. El título de sumo sacerdote siempre pertenecía a los príncipes
romanos. Él se dio cuenta de que siendo la naturaleza de dicho cargo
completamente idólatra no convenía a un cristianismo que lo asumiese.
Por lo tanto, no quiso aceptar las vestiduras a pesar de que los paganos le
deben a él el mencionado título, de sumo sacerdote. Esto sucedió en el 376
d.C. los asuntos religiosos a raíz de aquello estuvieron tan desorganizados
que se hizo absolutamente necesario elegir a uno para que ocupase este
cargo...”

Como podemos ver, existe una estrecha relación entre Babilonia y su


paganismo y el legado a Roma.

La unión de Roma y Babilonia

Citando el manual de estudio pentecostal sobre el libro de revelación


nos dice sobre el tema de la fusión Roma-Babilonia:

“El resultado fue que Dámaso, el obispo de la iglesia cristiana de


Roma, fue elegido para este puesto. Este Dámaso había sido electo obispo
de la iglesia en el 366 d.C. a través de la influencia de los monjes
Carmelitas, un colegio de adoración Babilónica originalmente fundada
por los sacerdotes de Jezabel (a.C.) y que continúa hoy día en íntima
conexión con Roma. Así en el 378, la cabeza de la orden babilónica vino a
ser la cabeza de la iglesia cristiana. Este hombre, Dámaso, unió en si el
puesto de obispo cristiano a todos los títulos y poderes del sumo sacerdote
de la antigua apostasía babilónica”. (Manual pentecostal sobre el libro de
revelación del Colegio Pentecostal Mizpa)

Como podemos ver, los vínculos de Roma y Babilonia no son cosa de


fantasía. Es pues en Roma donde se encuentra el legado de confusión
babilónico.

El furor de su fornicación

El producto de esta fusión pagana con la religión cristiana ha dado


como resultado una bestial religión mundial que confunde a sus víctimas y
los introduce en ritos paganos haciéndole creer que son cristianos. Estas
prácticas provocan la ira de Dios sobre los que pertenecen a este sistema.
Es necesario el arrepentimiento y la humillación para salir de esta
confusión que ha arropado todas las naciones.

Un tercer ángel

Este ángel advierte sobre la imposible redención de aquellos que se


dejan marcar por este sistema 666. Esto no es cosa de juegos. Aquellos que
por salvar sus vidas terrenales ante la necesidad se dobleguen a este
sistema para poder comprar o vender y permitan que este sistema de
tiranía los alcance serán eliminados de la promesa celestial y tendrán parte
en la ira y juicio contra el satanismo que proviene de este sistema. Es
necesario que abran sus oídos y entiendan. Los sellados con el 666 no
verán a Dios ni serán redimidos sino que recibirán el castigo destinado al
mismo Lucifer y sus demonios.

¿Para quién no hay redención?

Se nos dice que no hay redención para todos aquellos que:

● Adoran la bestia (anticristo y diablo).


● Adoran la imagen del anticristo y el diablo.
● Reciben la marca en su frente o en su mano.

La marca de la Bestia

En el tiempo que se escribió el libro de Apocalipsis aproximadamente


dos mil años atrás, Juan le llamó “marca” a lo que él vio en la visión con
la cual el anticristo controlaría la compra-venta de bienes terrenales. Pero
hoy, sabemos que lo que se usa para rastrear las compra-ventas son los
códigos de barras. Obviamente la tecnología que existe hoy es mucho más
avanzada que para el tiempo de Juan. Se nos dice en Apocalipsis que el
anticristo establecerá un control mundial de la compra-venta que de
manera precisa tiene por obligación ser el sistema de código de barras o
microchip. No existe alternativa que reemplace esta verdad. Se nos dice
que la marca la colocarán en la mano derecha o en la frente.
Esta “marca” es un sistema de rastreo humano es parte de un gran plan
de control mundial. El monitoreo de las compra-ventas se hará por medio
de satélite. Se les privará la libertad y privacidad a la gente a cambio de
bienes sociales que no durarán mucho. Los gobiernos se han unido
internacionalmente para formar nubes inalámbricas y cubrir todos los
pueblos de la tierra mientras la sociedad está totalmente dormida. Usando
la tecnología y ofertas de adelantos en comercio y comunicaciones se han
impuesto en su dictatorial dominio sobre las almas de los hombres. Sin
que la gente note los adelantos ni el uso que le darán han implantado en la
sociedad: antenas, radares, transmisores, monitores, cámaras, G.P.S. y
otras maquinarias que servirán como mudos espías de toda acción humana
durante el tiempo de persecución que se avecina. Los gobiernos se han
encargado de promover este “sistema de marca” como un gran adelanto
humano. No hay lugar que no registre esta tecnología con sus “scanner” y
aparatos modernos utilizados para rastreo y ubicación de todo el que la
posea, sea en restaurantes, hospitales, bancos, mercados, y todo lugar
necesario y frecuentado. Todo obedece al sistema del «microchip». Esos
aparatos tienen la capacidad de rastrear algo más que mercancía, rastrean
almas de hombres y son supervisados aun por medio de satélites de modo
que saben dónde está cada ser humano del planeta de forma precisa. La
tragedia de toda esta tecnología es que estará en las manos equivocadas.
El vino de la ira de Dios

Este vino es la concentración y realidad del juicio de Dios sobre los


idólatras. Tanto el Cordero y los ángeles serán testigos oculares de este
juicio. Implican que Babilonia esta activa durante la gran tribulación. Se
anuncia de antemano que Dios la derribará. El juicio vendrá sobre ella,
sobre los idólatras del humanismo que adoraron la bestia, y sobre los que
se dejaron implantar el sello o artefacto en la piel que los identificaba
como posesión del sistema. Se les promete beber del vino de la ira de
Dios. Tormento con fuego y azufre, incomodidad, fuego, y sufrimiento
eterno. Contrario a la salvación gratuita que Dios ofrece.

El veredicto para los que siguen al dragón

El veredicto y el castigo es real. El ángel pronuncia una sentencia para


los que se dejan sellar y arrastrar por el sistema del anticristo:

Beberán del vino de la ira de Dios.


Serán atormentados con fuego y azufre delante del Cordero y de los
ángeles.
El humo de su tormento sube por los siglos de los siglos.
No tienen reposo ni de día ni de noche.

Este será el pago para los que rechazan a Dios y abrazan las tinieblas.

La paciencia de los santos

Los santos han estado presentes durante muchas de las atrocidades que
ha hecho el impío en diferentes edades. Han sido perseguidos, asesinados,
torturados de diferentes formas. No sólo han estado presentes durante
diversos gobiernos anticristianos, no sólo bajo Roma sino en todo el
mundo. Como si fuera poco, muchos verán la formación del satanismo
como gobierno mundial en el tiempo del antimesías. Dios promete la
justicia al final y promete la victoria eterna de los que siguen a Jesús y
guardan sus mandamientos. Para los salvados habrá descanso eterno,
contrario a los malvados que recibirán tormento eterno. Los santos,
aunque fueran martirizados en esta tierra presente, tienen todo un cielo de
gloria y reposo reservado por Jesucristo.

Sobre una nube blanca

Jesucristo posee una corona de oro y una hoz aguda. La hoz es un


instrumento usado para segar, se compone de una hoja acerada, corva
afianzada en un mango de madera. Llegó el momento que Dios cortará la
mies o la hierba. Los campos sembrados ya están para ser segados. Ya se
cumplió el tiempo de la espera para recoger los frutos y destruir lo demás.
Dios es testigo del colmo de la maldad de la tierra.

Un cuarto ángel

Los ángeles de Dios moran en el templo de Dios y de allí es que se


mueven. Este cuarto ángel trabaja en armonía con Jesucristo. El ángel
anuncia que el tiempo de meter la hoz aguda y segar ha llegado, pues la
mies de la tierra está madura. Es el momento que se anuncia que el tiempo
se ha cumplido para derramar el juicio y llamar a los hombres a cuenta.

El segador

Jesucristo es el único que tiene como oficio separar lo que sirve de lo


que no. Cuando Jesucristo meta la hoz en la tierra es la escena cuando
llama a los hombres rebeldes a cuentas y los ángeles completarán el juicio.
La sangre de los culpables se regará por mil seiscientos estadios.

Un quinto ángel

Este ángel sale del mar y tiene poder sobre el fuego y le pide al cuarto
ángel vendimiar los racismos de la tierra, debido a la madurez de las uvas.
Los ángeles que ejecutan la voz de Dios serán los instrumentos obedientes
para traer su obra a juicio. La vendimia es el tiempo de la recolección de
la uva.

El vendimiar de las uvas


Satanás es una barata imitación de las cosas divinas. El sistema
luciferino es una imitación de la trinidad. Tanto el dragón, el falso profeta
y el antimesías contrastan con la misión del Padre, Hijo y Espíritu Santo.
El único Dios es la vid verdadera pero la trinidad satánica y sus seguidores
son las uvas de la tierra que serán echadas al lagar. (El lagar es el
recipiente donde se prensan las aceitunas para extraer el aceite, y se pisan
las uvas para extraer el mosto). El fruto de la uva satánica resultó por una
sangrienta inundación de su mismo sistema que fue devastado por el juicio
de Dios.

1,600 estadios

Se refiere al lugar donde se desarrollará la guerra entre el Cordero y el


ejército del antimesías. 160 millas de largo. El lagar es Armagedón.
“¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará
tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual
todas las naciones vendrán y te adorarán,
porque tus juicios se han manifestado.”
–Apocalipsis 15:4

Capítulo 15
Libro de Apocalipsis

Este capítulo nos presenta los siete ángeles que culminan y consumarán
la ira de Dios sobre la maldad.

“Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían
las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios.
Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían
alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número
de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y
cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero,
diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios
Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.
¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres
santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus
juicios se han manifestado. Después de estas cosas miré, y he aquí fue
abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio; y del templo
salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino
limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro.
Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de
oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. Y el
templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie
podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas
de los siete ángeles.” (Apocalipsis 15)
Se nos presenta un cuadro de aquellos vencedores sobre el sistema
seiscientos sesenta y seis. Los vemos entonando el hermoso Cántico de
Moisés de victoria y juicio sobre los malos. (Éxodo 15) Donde se narra la
historia y victoria de Jehová contra anticristos pasados. El faraón sólo era
uno de los muchos perseguidores del pueblo de Dios. Este simbolismo
identifica lo que sucederá con los opresores de los escogidos de Dios.
Andan sobre un mar de vidrio mezclado con fuego, esto implica que
obtuvieron la victoria purificados como se refina el oro. Las arpas
muestran que vencieron.

El cántico de Moisés

Este cantico es una muestra el pacto de Dios sobre su pueblo y como


Dios los protegía con su poder en medio de las más terribles
persecuciones. Usa como base el suceso del cruce del Mar Rojo para
mostrar como Dios está comprometido con los que ha de salvar. Este
cántico es una tipología de la salvación que Dios dará a aquellos que son
perseguidos por los antimesías. Ningún perseguidor es más grande que el
Dios de Israel.

El cántico del Cordero

Moisés una vez expresó la grandeza de Dios en juicio sobre la maldad.


Ahora los redimidos espontáneamente reconocen el poderío del Cordero
quien es todopoderoso, rey, santo, justo y digno de adoración.

Apertura del templo del


tabernáculo del testimonio

Tanto el tabernáculo que Dios ordenó construir provenía de un modelo


celestial, de la misma forma el arca del pacto o el testimonio. Allá en las
alturas está el modelo original de Dios donde él derrama su bendición y
palabra sobre los hombres. El testimonio es una evidencia de que Dios
cumple sus promesas. Los israelitas conducían el testimonio para victoria
y posesión sobre tierras enemigas, de la misma forma Dios conquistará
sobre los enemigos.
Los siete ángeles con siete plagas

Los ángeles en la Biblia por lo general son eslabones entre el hombre y


la bendición y seguridad de Dios. Sin embargo, este periodo de juicio,
poseen el castigo en sus manos sobre la maldad y los malvados. Su
vestimenta aquí es lino fino y resplandeciente y un cinto de oro en el
pecho. Su compromiso aquí es cumplir o ejecutar la justicia divina que no
tolera el pecado ni la falta de arrepentimiento de los transgresores. Uno de
los seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro (contenían la
ira de Dios simbolizada). Se representa una manifestación del juicio,
santidad, poder de la gloria de Dios. Dios es el mismo de ayer y por los
siglos. Los hacedores de maldad no tendrán excusas a su favor el día del
juicio. La Biblia no se compone de historietas de ficción sino de hechos
reales e históricos.
“Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso,
tus juicios son verdaderos y justos.”
–Apocalipsis 16:7

Capítulo 16
Libro de Apocalipsis

Este capítulo comienza con el mandato de Dios sobre los ángeles


quienes son eslabones en la administración de Dios y ejecutan el poderío
dado por Dios de quién proviene la autoridad. Veamos:

“Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y
derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. Fue el primero,
y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente
sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su
imagen. El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se
convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el
mar. El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de
las aguas, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel de las aguas, que
decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has
juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de
los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.
También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios
Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos. El cuarto ángel
derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con
fuego. Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el
nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron
para darle gloria. El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la
bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, y
blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y
no se arrepintieron de sus obras. El sexto ángel derramó su copa sobre el
gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado
el camino a los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del dragón, y de la
boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a
manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y
van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla
de aquel gran día del Dios Todopoderoso. He aquí, yo vengo como ladrón.
Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande
desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que en hebreo se
llama Armagedón. El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió
una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está.
Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra,
un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han
estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las
ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria
delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. Y toda
isla huyó, y los montes no fueron hallados. Y cayó del cielo sobre los
hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres
blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue
sobremanera grande.” (Apocalipsis 16)

Vemos que el impacto de los juicios es sobre la tierra. La tierra será


testigo del impacto de las plagas del juicio en los días que han de venir.

La primera copa

Esta copa derramada en ira afecta literalmente a los hombres que


poseen sobre ellos el sello del sistema 666. ¿Qué les sucede? Aquellos que
se dejaron marcar por la bestia pronto se ven con terribles úlceras en sus
cuerpos. Debemos entender que es una profecía literal aquí. Las úlceras
son el deterioro de la piel y la difícil cicatrización en ella. Notemos que
esta tecnología innovadora del sistema 666 en los humanos será como
mordedura de escorpión. Una reacción nefasta en aquellos que se dejaron
marcar. Las palabras “maligna y pestilente” demuestran la seriedad de esta
reacción alérgica de la piel. Probablemente los gobiernos influenciados
por lo impulsivo de este sistema que viene a arropar el mundo en pocos
meses, los hará poner a riesgo la salud de todas las naciones. Lo que al
principio parecía un gran adelanto tecnológico, ahora se vuelve una peste
mundial. Para todos los sellados por el sistema anticristiano es solo
principio de muchos dolores.

La segunda copa

El impacto de esta copa indica una gran contaminación sea química o


biológica que se extiende a lo largo y ancho del planeta. Ningún acto
terrorista podrá ser mayor que esta plaga. Notemos que los hombres
mismos causan su misma destrucción. Se derrama la segunda copa sobre
el mar.
La tercera copa

Notemos que aquí se predice el origen de esta tragedia en el mar y va


contra la corriente alcanzando los ríos y no viceversa. El aspecto de las
aguas es similar al color de la sangre. Los justos se alegran en las alturas
de que los malvados beben su propia sangre como la que disfrutaron
derramar contra ellos. La justicia del Dios Todopoderoso no dará por
inocente al culpable y se castigará con vara de hierro, pagando de la
misma forma que ellos torturaron a los santos.

La cuarta copa

Se predice el deterioro aún más en la atmósfera de la capa que protege


la tierra de los rayos ultravioletas. La capa de ozono y el efecto
invernadero. Notemos que en la zona de la estratosfera se va reduciendo la
concentración de ozono en la misma. El hombre mismo con la disolución
de hidrocarburos halogenados (clorofluorocarbonos o CFC) han
contaminado el ambiente y culminará esta tragedia en la cuarta copa.
Notemos que el hombre mismo es el forjador de su castigo. El área más
afectada es sobre la Antártida lo que podría implicar el futuro deterioro de
las zonas congeladas. Esto implicaría el alcance del mar sobre zonas que
hoy pudieran estar pobladas. El énfasis es que el impacto solar directo es
de gran calor, insolación, en los hombres quienes no reconocen que están
bajo juicio y en vez de arrepentirse para que Dios sane la tierra, en cambio
se tornan rebeldes y blasfeman el nombre de Dios.

La quinta copa

Se predice tinieblas sobre el reino y trono de la bestia. Cuando los


habitantes de la tierra pensaban que era su hora más segura por el “líder
espléndido” que habían entronado, ocurre una crisis energética mundial
donde se afecta no sólo la claridad o visión, sino que esta crisis impacta o
agrava la salud de los enfermos. Notemos la grande crisis que ocurre en
los grandes apagones como han ocurrido en estos días. Esto no significa
que esta profecía se refiera a esto. Notemos que la Biblia no específica si
es una crisis solar o una crisis energética, probablemente sean ambas
cosas. Lejos está el arrepentimiento de los que están bajo este periodo.
La sexta copa

Se predice la sequía gradual del río Éufrates, lugar donde


geográficamente ocurrirá una gran guerra de parte de los “reyes de
oriente”. Aquí vemos la influencia tanto política y social de los demonios
quienes pueden mover ejércitos contra Dios. En esta ocasión se levantarán
en conspiración mundial contra el Dios de la Biblia y de Israel.

La batalla de Dios Todopoderoso

Prácticamente Satanás cae en su propio lazo al intentar luchar contra el


Creador. En su necedad, reúne a los hombres entenebrecidos por su
alejamiento de Dios y los convoca a ser derrotados frente el poder
invencible del Rey de reyes. El único sabor a victoria que posee Satán es
que reúne gente para ser rebeldes como él. El fruto final tanto de Lucifer
como sus seguidores es que serán aplastados y destruidos como estopa.

El todopoderoso que viene

Cristo el Señor, él es el dueño de esta batalla. No sólo viene por su


iglesia como lo vimos en capítulos anteriores sino que viene a pelear una
batalla. (Apocalipsis 22:20) Son muchas las sectas falsas hoy en día que
pretenden negar la realidad de que Jesucristo es el que viene a reinar.

Los que velan y guardan sus ropas

Son aquellos que poseen el conocimiento de lo que sucederá y se


aperciben preparando sus caminos para el encuentro con Dios batallando
contra el sistema luciferino y obteniendo la victoria eterna. Estos están
apercibidos de lo que en la Escritura se anunció y se han preparado. Y esta
es la advertencia:

“He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda


sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza” (Apocalipsis
16:15)
En cada esquina el evangelio predica que el Señor regresará a la hora
menos esperada. Cuando él regrese, sólo llevará consigo a los santificados.
Pero los dejados atrás quedarán expuestos y en desnudez.

Los reyes del oriente

Se identifica una región en el planeta que luchará contra Dios. Notemos


que esta lucha no es nueva, por siglos las naciones de oriente son
conocidas por su religión y filosofía no cristiana. El oriente medio se
define en lugares como: Siria, Líbano, Israel, Egipto y Turquía, así como
los estados de Asia occidental hasta Pakistán. En un sentido más amplio
componen los países del antiguo continente que corresponde a la zona este
respecto a la parte occidental de Europa. Estas naciones tienen un rol
significativo durante los días de esta tragedia rebelde contra Dios. Bien
podemos deducir que estas naciones usarán sus logros como influencia
mundial, religiosa, social. Tecnológica, y fuerza pragmática para ponerla a
la disposición del líder que viene con el sistema luciferino. Para estas
naciones el Dios de la Biblia y el significado de la escritura bíblica es nulo
y ajeno, por lo tanto, les será fácil ponerse a la disposición del mismísimo
Satanás a quién adoran con su religión sincrética de la nueva era.

Se seca el río Éufrates

Se nos dice del inminente descenso de los niveles de las aguas en esta
región que se identifica con Irak, cerca de Bagdad, lugares donde
dominará el imperio babilónico. Notemos que el lugar de esta batalla se
relaciona a algo más que diferencias sociales o políticas. Este lugar se
relaciona a la raza humana misma donde surgió la civilización en
Mesopotamia. Notemos que el lugar es dentro de la antigua Babilonia y el
sistema seiscientos sesenta y seis es el producto de su confusión.
El río Éufrates nace en el corriente asiático específicamente en la
Armenia turca. Se conduce por territorio de Siria y confluye con el rió
Tigris en Iraq, juntos forman lo que se llama en el Árabe el “Satt al-arab”.
Armenia es parte de la comunidad de estados independientes hoy, y está
ubicada en la región del Cáucaso. El Éufrates como tal era la frontera
antigua de la tierra prometida a Israel. Diversos profetas tocaron el tema
de la sequía de este río.
Armagedón

Aquí se da el nombre del lugar geográfico donde ocurrirá la guerra


contra el Fiel y Verdadero. Es el lugar de la derrota del sistema luciferino.
Los días del anticristo y todos los rebeldes están precisamente contados.
Nombre que proviene de las colinas o montes llamados Meguido. Meguido
era una antigua ciudad cananea del norte de Palestina. Situada en la ruta
que unía a Egipto y Siria. Armagedón significa “El lugar donde se reúnen
las tropas” o “aquellos que han sido cegados”. Es el lugar geográfico
donde se llevará a cabo la batalla contra la monarquía satánica del
antimesías.
El antimesías con su poder diabólico logró persuadir a las naciones
engañándolas y afirmando que su sistema político no es el que está
declarado en la Santa Biblia. Negando ser el antimesías mencionado en la
Biblia arrastrará a las naciones quienes cegados por las tinieblas le
seguirán y obedecerán incluso para cumplir la profecía y ser arrestados
hasta Meguido (Armagedón) para luchar contra Dios. Armagedón es la
lucha de Satán contra Israel. Es una lucha abierta contra el Cordero y
contra los santos que descenderán de las alturas hasta la tierra. Notemos
que los santos vienen de arriba. De la misma manera es la lucha de
Jesucristo contra el anticristo. (Miqueas 4: 11-13: Sofonías 3: 8: Zacarías
14:3: Zacarías 12: 12-15; Zacarías 14:4-5.)
Los vencedores escogidos que salvan a Israel vienen de arriba. Como
ya hemos mencionado, estos fueron arrebatados antes de la Gran
Tribulación. Esta batalla es la última antes del establecimiento del milenio
de Jesucristo profetizado en la Biblia.

La séptima copa

Una gran voz del templo celeste confirma la consumación del juicio. El
final de este juicio se muestra con relámpagos, truenos, voces y un gran
terremoto mundial. El séptimo ángel vierte sobre los aires el contenido de
su copa. Los resultados fueron grandes juicios sobre la tierra.

Un terremoto mundial
Se nos dice que ningún terremoto jamás ha llegado a la magnitud del
último terremoto que está profetizado. Crea un nuevo orden ecológico y la
tierra cambia en su totalidad de ubicación geográfica. Junto con este nuevo
orden geográfico vino el granizo pesado que devastó las naciones. Ni
siquiera con esto hubo humillación de parte de los hombres para reconocer
a Dios sobre ellos.

El peso de un talento

Este granizo que azota la tierra es imponente y su peso será de 21.600


gramos de plata. Cada uno lo que significa que la devastación mundial
será enorme.

La gran ciudad

La gran ciudad identifica al lugar donde se une Babilonia en sus


enseñanzas religiosas y las infunde sobre el mundo. Se nos dice que esta
admirada ciudad mundial es partida en tres pedazos como parte del juicio.

¿Cómo se perfila el futuro?

Para los creyentes firmes es de salvación de todas las cosas. Sin


embargo para los dejados atrás y el mundo impío es cosa preocupante y
sería frente a la horrenda realidad que se avecina.
“Maquina el impío contra el justo,
y cruje contra él sus dientes”
–Salmo 37:12

Capítulo 17
Libro de Apocalipsis

Este capítulo comienza describiendo lo que será el juicio sobre


Babilonia, la gran ramera. Ya hemos comenzado a tocar el tema de
Babilonia en el estudio del capítulo catorce. Ya de antemano se venía
anunciando acerca del terrible final de este sincretismo religioso que se
introduce aún dentro del cristianismo. Veamos el capítulo completo:

“Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y
habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la
gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han
fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han
embriagado con el vino de su fornicación. Y me llevó en el Espíritu al
desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de
nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. Y la mujer
estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras
preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de
abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un
nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE
LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Vi a la
mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de
Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro. Y el ángel me
dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la
bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos. La
bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a
perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están
escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se
asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. Esto, para la mente
que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales
se sienta la mujer, y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el
otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve
tiempo. La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los
siete, y va a la perdición. Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes,
que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad
como reyes juntamente con la bestia. Estos tienen un mismo propósito, y
entregarán su poder y su autoridad a la bestia. Pelearán contra el
Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de
reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles. Me dijo
también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos,
muchedumbres, naciones y lenguas. Y los diez cuernos que viste en la
bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y
devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; porque Dios ha puesto en
sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su
reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios. Y la mujer
que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.”
(Apocalipsis 17)

En el capítulo catorce vimos la raíz histórica de Babilonia y como logró


fusionarse en Roma. No sólo absorbió a Roma con su paganismo sino que
también invadió el terreno de la teología cristiana. El resultado es una
religión llamada “cristianismo” y “cristiandad”, pero con prácticas
babilónicas dentro de ella. Es una abierta confusión para los practicantes
de esa religión que alcanza mundialmente. Le descripción de este sistema
religioso apóstata se brinda aquí.

Babilonia: El sistema religioso apóstata

Estas son algunas descripciones del sistema pagano de Babilonia:

Está sentada sobre muchas aguas (Posee influencia mundial)

Se le llama ramera (Ha fornicado espiritualmente, es decir, ha adoptado


innumerables creencias religiosas y tradiciones y las ha hecho parte de su
culto)
Ha contaminado a los reinos del mundo (Es una religión universal que
se hace parte de los estados)

Se describe como una mujer con vestido de color púrpura y escarlata


(Posee su “reino” terrenal)

Abunda en ella el oro, piedras preciosas, perlas (se ha enriquecido de


diversas maneras)

Incorpora dentro de ella diferentes abominaciones e inmundicias

Su base es un reino de 7 cabezas y 10 cuernos de donde ella desplaza su


poder. (No es ningún secreto el hecho que su descripción concuerda
literalmente con Roma y sus siete colinas, al igual que su sistema).

Es madre de diferentes degradaciones del evangelio.

Es asesina (Precisamente ha sido el Vaticano el ejecutor de la


Inquisición por largos siglos)

Ella era y no es y será (Se trata de un sistema que tuvo su apogeo, luego
estuvo de forma pasiva y finalmente resurgirá con toda su fuerza)

Se asienta sobre siete montes

Ha tenido siete emperadores en su esencia y aún un octavo será


preparado

Hay un lazo que une a 10 naciones (regiones) aliadas y a la misma vez


une esta religión a ellos. Su poder está ligado.

Estas 10 naciones o regiones aliadas abandonarán este sistema religioso


en un momento determinado y entronizarán al antimesías sobre ellas.
Babilonia dentro del sistema fue sólo un estratagema luciferino por parte
del sistema del anticristo para ir forjando su camino para entronizarse
entre las naciones. Fue un proceso que demoró siglos y al final dio a luz el
entronar del antimesías. Se puede describir como un matricidio ya que la
madre de las abominaciones de la tierra será “asesinada” o destruida por
su hijo el anticristo. Dio a luz al antimesías y luego este se endiosa
destruyendo a esta ramera.

Esa mujer es claramente una ciudad. (Apocalipsis 17:18)

Una ramera la cual es una ciudad

Hay un refrán popular que dice: “todos los caminos conducen a Roma”
Este refrán aplica bien cuando se trata de señalar donde está la doctrina
babilónica aún viva. Una “mujer” en la Biblia representa no sólo a la
iglesia, sino a Israel o al pueblo de Dios que sigue las enseñanzas y
mandamientos de Jesucristo. En este capítulo se le llama “mujer” a una
iglesia apóstata o sistema religioso degradado.
Ya hemos dicho que el fundador de Babilonia fue Nimrod y también
hemos dicho que en sus comienzos Babilonia es conocida mundialmente
por la torre de Babel (confusión) donde la Biblia narra el intento de los
hombres de hacerse nombre para sí y llegar hasta el cielo. Es una clara
representación de altivez y fuerza para obtener cosas divinas descartando
al verdadero Dios. El resultado fue confusión y división.
Ya hemos explicado que Babilonia dominaba gran parte de
Mesopotamia. No es casualidad que Alejandro Magno eligiera Babilonia
como capital en su imperio. Roma está dentro de Babilonia pero a la vez,
Babilonia está dentro de Roma. Babilonia además de ser líder religiosa y
arrastrar a diferentes naciones con su llamada “sabiduría”, pronto fue
asimilada por los romanos quienes siguieron la corriente babilónica y la
mantienen viva dentro de sus enseñanzas.
Esta mujer quien se describe como ramera implica algo más que una
mujer pública. La “mujer” implica el cuerpo o totalidad de los elementos
que componen a los que recibieron la verdad del evangelio de Jesucristo.
Al identificarla como “ramera”, implica que esta mujer o cuerpo de
personas que recibieron esta verdad la adulteraron introduciendo
diferentes prácticas, enseñanzas, costumbres, ideas, tradiciones y
añadiduras que no correspondían a su mensaje original. De esta Gran
Ramera surge sinnúmero de abominaciones que se identifican como
blasfemias al usar las verdades sagradas del cristianismo y añadirle o
quitarle dando por resultado un cristianismo no bíblico y contaminado.

Las siete cabezas y aún un octavo

Estas cabezas no son simplemente emperadores anticristianos. Al


denominar Babilonia sobre ellas es por la razón que poseen la mentalidad,
filosofía, creencia, poder social y fuerza, actitud, hechos, obras, caudal de
pensamientos e ideologías que corresponde a Babel fundada por Nimrod.
No sólo corresponde a esa región geográfica específica pues envuelve
mucho más. La actitud común de todas esas cabezas es la persecución del
pueblo de Dios. El carácter anticristiano, crueldad, asesinatos,
antisemitismo, y un sistema organizado que es usado para dominio social.
Podemos identificar esas 7 cabezas:

1) Asiria
2) Egipto
3) Babilonia
4) Medo-persa
5) Grecia
6) Roma (Dominada durante Juan apóstol)
7) Unión Europea (“el que será”) Debido a la profecía de Daniel que
habla de un reino de hierro y barro, mezclado por medio de alianzas
humanas, esto concuerda con el reino séptimo. Lo que está por verse
es si se trata de 10 países o 10 regiones del mundo.

El octavo

Un octavo: El líder mundial que surgirá de este sistema antisemita y


anticristiano. (Durará poco tiempo)

Asiria (1)

Este imperio en Mesopotamia dominó el oriente antiguo (s. XIV-XIII


a.C.; XI-VII a.C.) es notable el imperio de la ciudad Azur y sus luchas
contra Acad, Babilonia, y Mitanni. Sus orígenes se remontan al tiempo de
Nimrod o quizás aun más antigua. Asiria es conocida por sus luchas contra
sus vecinos y contra Israel. (Génesis 10: 11; Génesis 2: 14; II Reyes14: 6;
y 17:23)
Sabemos que Asiria se localizaba geográficamente en el Cercano
Oriente en el valle superior del Tigris. Asiria se caracterizaba por su
crueldad despiadada contra sus enemigos. Su capital fue Nínive. Los
Asirios practicaban la religión que fue un legado de los sumerios y
adoptada luego por los babilonios. Su dios nacional era Marduk, luego
Asur (patrón de la ciudad de Nínive) tomó su lugar. También adoraban a
Isthar (Astarté fenicia), luego se “incorporó” en Afrodita (diosa del amor y
del placer). Shamash (dios de la justicia) y su esposa Aya con sus hijos
Kettu y Mesharu intentaban simbolizar la justicia y el derecho. Dentro de
los personajes de Asiria, se encuentra Semiramis. Ella fue la reina
legendaria de Asiria, esposa de Ninos, a quién la tradición griega le
atribuye la fundación de Babilonia y sus jardines colgantes. Semiramis se
presenta con una corona de 12 estrellas con su hijo Tammuz en sus brazos.
Tanto Tammuz como Semiramis y demás ídolos provocan la destrucción
de parte de Dios sobre los hombres. (Ezequiel 8:12-15) A Semiramis se le
atribuye ser la esposa de Nimrod el fundador de Babilonia. Ella es la
fundadora de esa secta de sacerdotes, secretos, misterios e idolatrías. Hay
evidencia paralela con la dispersión desde Babel y la introducción en todas
las civilizaciones del culto a la madre y al hijo. (Jeremías 7:18; 44:15-19)
Luego de caer el imperio de Babilonia estos se establecieron en Pérgamo.
Semiramis al enviudar de Nimrod se hizo llamar a si “Rhea” (madre de los
dioses) Su esposo Nimrod fue conocido en diferentes lugares como Baal,
Kronos y Saturno. Semiramis afirmó que su hijo Tammuz era mesías y es
el primer falso cristo de toda la historia.
Como vemos, este imperio se caracterizó por su idolatría y crueldad.
Fueron los sumerios quienes dieron como herencia su religión.

¿Quiénes eran los sumerios?

Los sumerios se establecieron en la baja Mesopotamia. Dominaron


geográficamente el sur de Babilonia hasta el Golfo Pérsico. Fundaron las
primeras ciudades estados (Lagash, Uruk, Ur, entre otras) en Asia.
Enfocándonos en su religión ellos creían en la intervención de sus muchos
dioses en forma humana que controlaban el cosmos. Sus mayores deidades
eran: “An” (dios del cielo); “Ki” (dios de la tierra); “Enlil” (dios del aire);
“Enki” (dios del agua); También” Nanna” (dios de la luna); “Inanna”
(reina del cielo); “Utu” (dios del sol); “Dumuzi” (Tammuz), entre otros
dioses de las ciudades. Estos dioses eran venerados como patrones sobre
las ciudades. Los ritos de sus templos eran conducidos por sacerdotes,
cantantes, prostitutas, eunucos, sacerdotisas, y los sacrificios (misas) se
hacían día a día. Como vemos ya desde antaño se veían abriendo paso la
corriente politeísta y los dioses patrones sobre las ciudades. Volviendo al
tema de Asiria, debemos notar que antes de que Nínive fuera la capital,
justo antes, Calah (la Nimrod moderna, Iraq) era el asiento de su poder en
el 880 a.C.. Hacemos esta nota por su mención de Nimrod dentro de esta
cultura.

Idolatría que toma miles de disfraces

Vemos la contienda de Jehová contra la idolatría no sólo en naciones


paganas sino también dentro de los israelitas. Donde Dios promete no dar
por inocente al culpable. (Ezequiel 8:18) El alcance de esta idolatría
sumeria se infiltró en diferentes naciones por no decir en todas. La vemos
en China con el nombre de “Shingmoo”; en los germanos con el nombre
de “Herta”; en los escandinavos con el nombre de “Disa”, “Nutria” para
los etruscos; “Idraní” o “Isi” en la India; “Nana” en los sumerios’ “Venus”
o “Fortuna” en Roma, “Cibeles” o “Deoius” en Asia; “Horus” en Egipto;
“María Reina del cielo con sus doce estrellas” dentro del catolicismo
romano; “Krishna y miles de disfraces semejantes. Tristemente el culto al
demonio por medio de estos ídolos también ha llegado al mundo con el
nombre de la “Virgen María”; un falsos ídolo que nada tiene que ver con la
madre de Jesucristo. Tal culto es abominación a Dios.

El fruto del paganismo y la idolatría

La idolatría trae la destrucción y es abominación contra Dios. Se


describe este culto en el Antiguo Testamento y sus juicios y se elimina a
los idólatras de la participación en la Nueva Jerusalén en el Libro de
Revelación. Esta idolatría es parte del sistema histórico del anticristo y es
la puerta y le facilita la entrada a los demonios para entronar al antimesías
que vendría. Recordemos que luego de establecerse el antimesías
profesando sincretismo religioso, exigirá la adoración sobre si mismo. Por
lo tanto esta idolatría es solo un eslabón o puente para conducir al hombre
a la adoración o veneración del blanco erróneo.

Egipto (2)

Egipto se menciona en la Biblia a partir de Génesis, y se describe como


un lugar muy próspero en sentido material. (Génesis 12:10) Tanto así que
Abraham deseó ir a sus tierras en tiempo de escasez. Era un lugar de
idolatría, magia, astrología y asesinatos. (Génesis 41:8; Génesis 12:12) Es
de los faraones (dinastía Ramses) de Egipto donde existe uno de los
personajes más conocidos por su persecución contra el pueblo de Dios.
Fue en la cercanía del valle del Nilo donde se asentó esta civilización
antigua. Sus orígenes sobrepasan el 3200-2778 a.C.. Sus construcciones de
pirámides (tumbas de faraones y reinas) son tan antiguas como la
existencia del imperio. Cerca del 2040 a.C., Tebas era la capital. Ramses II
se identifica como el faraón durante el éxodo judío. A pesar de nuestro
conocimiento del politeísmo egipcio, Egipto es reconocido como el origen
del primer record monoteísta (adoración de un solo dios). Entre algunos de
sus dioses se encuentran: Horus, Osiris, Isis, Ra, Amon, Thot, Hathor,
Mut, Khnemu, Anubis, entre muchos otros. Abundaban los ídolos con
forma mitad humano-animal. Esta civilización posee evidencia de grandes
misterios para la mente humana y provee evidencia de su conocimiento
ocultista.
En la historia secular podemos notar que Egipto se desarrolla casi
simultáneamente con las ciudades de sumeria. Bastante aislado de
invasores por los desiertos. Se conoce el centralismo del poder bajo un
faraón cerca del 3000 a.C. a quién deificaban como algo más que un mero
representante de dios en la tierra. En este lugar no había derecho a la
“propiedad privada” como en las ciudades de sumeria, aquí el faraón era el
dueño y dios de todo.
Tanto Egipto así como Asiria van formando la imagen de la misma
bestia anticristiana. El politeísmo es sólo una cara de la amplia gama de
elementos que identifican la consumación de la maldad. Será a través del
politeísmo que el enemigo buscará su entrada o lo ha estado haciendo a
través de los siglos. La diferencia consiste en que una vez haga su entrada
social, el antimesías dominado por el poder de Satanás reclamará
adoración, como si fuera una clase de “monoteísmo” satánico. Esa fue su
intención desde un principio y su necedad culmina a tal grado que aún
demandó adoración del Hijo de Dios. En el siglo XIV el faraón Ekhatón
intentó introducir el monoteísmo al dios sol, Atón. Uno de los dioses
comunes de Egipto lo es Ra. Así se le denomina al ídolo del sol, a quién
describen naciendo de un huevo. Le atribuyen a este ídolo haber formado
linaje en Shu, Geb, Tefnet, Nut, Set, Osiris, Iris Neftis, Anubis, Horus,
entre otros. Ra ocupó el lugar de jefe de las deidades cósmicas y los reyes
egipcios se proclaman como sus descendientes. Es evidente en Egipto la
diosa común con niño en sus brazos. También debemos notar el símbolo
del ojo de “Horus”. Horus quién tenía por ojos al sol y la luna, pronto fue
sometido para Ra. El ojo de Horus es similar al que aparece al dorso del
dólar americano dentro de la pirámide. El culto a Ra jugó un papel
trascendental en la centralización del estado. El culto a Horus y a Ra
juega un papel importante en aquellas sociedades y grupos que planean la
toma de control mundial del sistema del anticristo. Es por esta razón que
el legado templario sobre las logias masónicas usan el símbolo del ojo de
Horus (ojo de Ra) como emblema mundial. Se relaciona al deseo y
objetivo de centralizar todos los poderes a nivel mundial. Esa
centralización mundial está enlazada a una religión pagana y anticristiana.

Babilonia (3)

Ya hemos tocado el origen de Babilonia en el capítulo catorce de


Apocalipsis y hemos dicho que surgen sus orígenes de Babel. (Génesis
10:8-10: 11:1-9) Su nombre significa “confusión” y fue fundada por
Nimrod. Tiene su etimología en “Gibor” (heb.) que significa “rebelde o
tirano”. De la historia de Babel deducimos que con su poderosa tiranía
sometió a gentes para edificar una torre con su poder centralizado y
establecer adoración no necesariamente para Dios o Yavé. La torre de
Babel es la primera pirámide de que se tiene record en la Biblia. Las
pirámides están muy asociadas al politeísmo y a la adoración de diversas
deidades. El culto a la pirámide o veneración a las mismas es
característico del sistema anticristiano. Normalmente colocan a Lucifer en
la cúspide, como símbolo de poder social.

Babilonia fusionada en Pérgamo


El capítulo dos de Apocalipsis dice que Satanás tenía su trono en
Pérgamo, pero ¿qué había allí?. En el 487 a.C. la ciudad de Babilonia fue
tomada por Jerjes y los habitantes fueron asesinados. Los sacerdotes
babilónicos lograron huir y establecerse en Pérgamo. Pérgamo se tornó en
el centro de esta apostasía religiosa. Átalo, el rey y pontífice de Pérgamo
muere en 133 a.C. y dejó la supremacía del sacerdocio babilónico a Roma.
Los etruscos provenientes de Lidia (región de Pérgamo) se encargarían de
incorporar los ritos, ceremonias, y la religión babilónica en el pontificado.
Julio Cesar fue hecho pontífice según el orden etrusco (74 a.C.) En el 63
a.C. él fue hecho pontífice supremo del culto babilónico, viniendo a ser
heredero de los derechos y títulos de Átalo, pontífice de Pérgamo, que
había hecho a Roma heredera legal. De esta forma el primer emperador
romano vino a ser la cabeza del sacerdocio babilónico y Roma la sucesora
de Babilonia. Por lo tanto la religión de Roma era la misma de Babilonia
y es claramente abominable a los ojos de Jesucristo.

Los Medo Persas (4)

Esta civilización proviene de los arios. Los medo persas llegaron al


Zagros (cadena de montañas al SO de Irán) cerca del II milenio. Luego del
decaimiento asirio, los medos sentaron las bases iraníes.
Ciro II el grande, extendió su dominio en toda Asia, dominó sobre los
medos y persas, tomó Babilonia y permitió la tolerancia religiosa. Durante
Ciro (456 a.C.) se rompe la división entre medos, egipcios y babilonios.
Luego Darío el Grande (521 – 484 a.C.) alcanza lugares como India, Asia
Central y Tracia europea.
Dentro de la religión de los persas se encuentra el zoroastrismo de
Zaratustra. Conocido también como Zoroastro, fue un reformador
religioso persa del siglo VII a.C. Proponía a Ahura Mazda como creador
supremo quién luchaba contra Ahrimán (ser maligno). Proponía como
meta la inmortalidad, y era la única religión del Oriente antiguo que
rechazaba sacrificios e imágenes.

Grecia (5)

Los aqueos y los dorios se establecen en esa religión del SE de Europa


para luego en el 1600 a.C. desarrollarse la civilización micénica. En el
siglo VIII Mesenia fue conquistada por Esparta. Es en Grecia donde
Alejandro Magno se entrona como señor de Grecia y pasaría a ser una
provincia romana. Grecia dominó culturalmente sobre Roma quién
dominó políticamente.
Notemos que el mundo persa está muy cerca del este de Grecia. El
dialecto micénico es el más antiguo de la región. Importantes
asentamiento se desarrollaron alrededor de la península balcánica. El
Peloponeso lo compone la extensa península conectada al límite suroeste
de la península por el istmo de Corinto; y sobre la isla de Creta, sur del
Peloponeso, y Sicilia, sur de la península Italiana.

Afrodita

El ídolo de Afrodita fue adorado en Grecia antes de ser introducida por


los fenicios, tiene varios homónimos en diferentes culturas. Por ejemplo:
Inanna, Ishtar, Astarté, Freya, Isis y Dzohara. Bajo sus diferentes nombres
y de sus etimologías promueve una “diosa del amor celestial”, “la impía”,
“la tejedora de engaños”, “Diosa del pacífico del mar”. Se simboliza con
una tortuga, paloma, carnero, cisne, rosa, mirto, entre otros emblemas.

Artemisa

Artemisa era la diosa de los nacimientos y la fecundidad masculina. Se


le llamó Diana para los romanos. En el libro de los Hechos es notable que
esta idolatría contrastaba con el evangelio de Dios. (Hechos 19)

Roma (6)

Fue el siglo VIII-VII a.C. cuando se establecieron los primeros


habitantes en el Palatinado. El 753 a.C. muestra la fecha de la leyenda de
la fundación de Roma por Rómulo. Rómulo fue el legendario primer rey
de Roma, se le identificó con el dios Quirino. Sobresalen de Roma sus
siete colinas o montes que identifican el área geográfica. Roma dominó
políticamente el mundo antiguo en su momento e incorporó tradiciones y
costumbres de las culturas que sometió.
Con esa herencia romana en siglos posteriores tenemos a los
colonizadores y navegantes esparciendo un cristianismo con todos los
elementos adquiridos de ese sincretismo religioso. El catolicismo
derramado por los colonizadores fue la religión de Roma que había sido
construida sobre bases sincréticas del dominio político romano sobre el
mundo griego.
El apóstol Pablo al ser perseguido por los romanos, también apeló a esa
ciudadanía para defenderse en su tiempo. (Hechos 16:37-38) Es bajo los
romanos que se dio muerte a Jesucristo, el redentor. Algunos de sus dioses
son: Júpiter, Océano, Febo, Vulcano, Mercurio, Marte, Juno, Ceres, Diana,
Venus, Minerva, Baco, Antevorta, Postvorta, Cuba, Jano, Juturna y muchos
ídolos que se confunden con los griegos.
La civilización clásica desde el 900 a.C.-900 a.C. debe gran parte de su
trascendencia a las ciudades estados griegas, los reinos helenísticos, la
república romana y al imperio romano. Junto con este desarrollo se
llevaba de lado a lado al panteón de sus dioses donde se diseminó de mar a
mar no sólo la idolatría griega, sino también el sincretismo de Babilonia y
su herencia en la nueva religión cristiano-pagana que nació en Roma con
el establecimiento de los pontífices católicos.

La Unión Europea (7)

Ya hemos dicho que la región dónde estuvo una vez Babilonia es el


origen de un sistema religioso que envuelve diferentes vertientes
antagónicas al evangelio de Dios y que se vieron sus elementos en los
reinos de: Asiria, Egipto, Babilonia, Medo-persas, Grecia y Roma. Dios le
mostró a Juan acerca de un reino de naciones (regiones) aliadas para el
futuro que se refería al número séptimo de los imperios mencionados y de
ese séptimo surgiría el octavo (el anticristo).
El sueño de la unidad en Europa es tan viejo como el imperio mismo.
Durante Carlomagno su imperio cubrió muchísimo en Europa occidental.
Luego durante el francés Napoleón I enmarcó la mayoría de los
continentes europeos. Luego Adolfo Hitler, uniría Europa bajo la
denominación Nazi. En esos esfuerzos de unidad más bien el proceso fue
de subyugación. Dentro de ese mismo territorio y con la Unión Europea
surge la trascendencia de un esfuerzo común entre los países miembros
donde se unen pero no se mezclan. Se unen económicamente, militarmente
y posiblemente se unirán políticamente siguiendo la línea profética
bíblica. Su meta será la misma, dominar no solo Europa, sino toda la
tierra. En el imperio octavo que se levantará se usará toda clase de
tecnología disponible para someter y controlar todos los pueblos de la
tierra.

Una conspiración mundial

Se sabe que el mundo actual es víctima de una conspiración por parte


de los ricos de la tierra quienes han estado trabajando para someter al
mundo completo a sus designios. No es coincidencia que la masonería
luciferina vinculada a estas intenciones modernas de crear un Nuevo
Orden Mundial, posee una herencia que alcanza precisamente a las fuentes
babilónicas, egipcias y cultos ancestrales, de los cuales logran fusionar de
diferentes fuentes para crear una cosmovisión. Esto da como resultado una
nueva religión sincrética, nuevas intenciones de un reino mundial que se
acomoda a lo ya visto en “las siete cabezas” aquí mencionadas. Bebe de
todas esas fuentes paganas y al final la trae servida en un nuevo sistema
pagano y anticristiano.

Una bestia escarlata y blasfema


con siete cabezas y diez cuernos
cabalgada por una mujer

Esto implica que el sistema anticristo que ha dominado el lugar de los


siete reinos que ya han sido identificados, está a favor de la propagación
de las fornicaciones de esta mujer. No sólo está a su favor sino que le da
movilidad y firmeza. Esto implica lazos de unión, acuerdos, tratados de
impacto social. Si usted analiza las diversas religiones que integran la
unidad europea, se dará cuenta que abrazan el sincretismo religioso
patrocinado por el catolicismo y la nueva era.

La mujer vestía de púrpura y escarlata,


oro, piedras preciosas y perlas

Implica la prosperidad material obtenida a cambio de vender la verdad.


Implica posición social elevada y literalmente descrita aquí. El clero
apóstata romano, los jesuitas e idólatras de la jerarquía católica se
identifican por el color escarlata tanto literal como simbólicamente.
Un cáliz lleno de abominaciones

El oro en la Biblia implica la identificación con lo divino. Dentro de


esa copa el contenido era antagónico a las cosas divinas. El cáliz de oro
implica que ella se nutre o alimenta de inmundicias, enseñanzas ocultistas,
idolatría y cosas totalmente opuestas a la verdad. Y no sólo eso, sino que
disfraza esta maldad como si fuera el evangelio divino de Dios. Un
ejemplo de la maldad que mora en ese cáliz de oro lo es el denominado
juramento jesuita:

El Juramento Jesuita:
Juramento de la Sociedad de Jesús (Jesuitas)

“Yo, ahora en la presencia de Dios omnipotente, de la Bendita Virgen


María, del Bendito San Juan Bautista, de los santos apóstoles Pedro y
Pablo y todos los santos de la milicia celestial y a la voz de mi Santo
Padre espiritual Superior general de la Sociedad de Jesús, fundada por
San Ignacio de Loyola, bajo el pontificado del Papa, y de la Bendita
madre de Dios y de Jesucristo, declaro y que su santidad el Papa es el
vicario de Cristo, Único, y Verdadero jefe de la iglesia Católica Romana
Universal en todo el mundo y que en virtud de las llaves dadas a su
santidad por mi Salvador Jesucristo para atar y desatar, el tiene el poder
de responder a reyes, príncipes, estados, repúblicas, gobiernos, reos de
herejía los cuales pueden ser impunemente destruidos. Por esto con toda
mi fuerza defenderé esa doctrina, el poder y el derecho de Su santidad el
Papa contra todo los usurpadores de cualquier herejía o autoridad
protestante, quién fuere junto a todos los adherentes que pudieran usurpar
oponiéndose a la santa iglesia Católica de Roma. Repudio y desconozco,
desde ahora en adelante cualquier alianza con cualquier rey, príncipe de
estado, hereje, protestante o liberal. Rechazo obedecer a cualquier ley,
magistrados u oficiales. Declaro además que las doctrinas de las iglesias
llamadas “Protestantes” están condenadas y condenados juntamente
todos aquellos cuya doctrina no abandonen. Declaro que ayudaré y
aconsejaré a todos los agentes de su santidad el Papa en cualquier lugar
que se hallen haciendo lo mejor para extirpar las iglesias protestantes sus
potencias tanto legales o de cualquier naturaleza, prometo y declaro que
yo no tendré opinión, voluntad propia, como un cuerpo muerto,
obedeciendo así sin dilación alguna cualquier orden que pueda recibir de
la sede del Papa y Jesucristo. Declaro además, que haré siempre que se
me presente la oportunidad una guerra sin cuartel secreta y abiertamente
contra todos aquellos herejes protestantes de la manera y forma que se me
indique desapareciendo de la faz de la tierra, para esto no tendré en
cuenta edad, sexo, ni condición alguna. Ahorcaré, quemaré, consumiré,
sepultaré, aniquilándoles. Y cuando eso no pueda hacerse, entonces usare
en secreto la copa de los venenos. Así como se nos indique obrar por
cualquier agente del Papa enviando o delegando en la Orden de la
Santidad de Jesús. Y para confirmar lo que antecede, dedico la vida y
expongo mi alma. Y con este estilete que yo ahora recibo, escribo mi
nombre con la pluma de este puñal mojado con mi propia sangre como
sello de testimonio de lo que he declarado. Prometo que daré mi voto
siempre a favor de la Compañía de Jesús. Todo yo lo juro y declaro así
sostenerlo y cumplirlo por la Bendita Trinidad y por este escrito que hoy
recibo.” (Tomado del libro “ ¿Por qué colgué los hábitos? ”, de Ángel L.
Soto ( ex-sacerdote)

Al leer este juramento jesuita, podemos comprender que esta milicia


que está por encima de la iglesia católica es una compañía de
conspiradores hijos de Lucifer que usan el nombre de Jesucristo y de la
trinidad para promover las más horrendas atrocidades sociales y
blasfemias. ¿Hacia dónde se dirige el mundo si el nuevo papa, de nombre
Francisco I, es precisamente un jesuita? Dicha milicia ha sido entrenada
para manipulación del mundo, y sujeción completa a Roma, dispuestos
hasta asesinar “en nombre de Dios”. Claramente, no es el mensaje de
Jesucristo, sino una falsa religión adulterada cuyo objetivo es el poder y
control mundial. Dicha religión, con apariencia de piedad, engaña a las
naciones.

Babilonia, madre de las


abominaciones en la tierra

Estas enseñanzas paganas e idólatras alcanzaron un nivel mundial y se


estableció en toda la tierra. El misterio consiste en proponer el llamado
cristianismo, pero al servirlo derrama sobre la mesa paganismo e idolatría,
muy diferente al mensaje original bíblico. Por un lado afirma presentar al
Cristo Redentor y por otro lado lo disminuye e incapacita restándole
funciones y desplazándolo a un segundo plano. Ubicando en primer lugar
la “Reina del cielo” y los patrones sobre las ciudades permitiendo lujuria,
borracheras, libertinaje en sus celebraciones paganas. Esta mujer o
sistema religioso cometió múltiples asesinatos en toda la historia. Tantos
como para impactar la visión profética de Juan. Hoy día no es difícil
identificar en qué lugar se ubica esta degradación cristiana y donde tiene
su trono.

El Octavo Reino (8)

Este rey es coronado por las diez naciones aliadas. Estas naciones
buscaron su centralización. Unieron su economía, unieron su defensa y
unirán su liderazgo político. Es una agenda que no surgió durante el
séptimo reino sino que se fue gestando en la mente de Satán quién domina
sobre el sistema babilónico y quién consumará la maldad utilizando sus
satélites en posiciones políticas. Esto es obra de Satanás el utilizar los
hombres y su degradación para entronizar su poder. Los mismos hombres
que niegan a Dios en las alturas serán los responsables de esta
abominación. Unos por su lado afirman grandes adelantos políticos pero
destituyendo a Dios de sus planes, lo que hace favorable la entrada de toda
filosofía ajena a Dios y abriéndole el paso al antimesías. Este octavo reino
significa el restablecer del imperio romano con la ideología anticristiana
de los jesuitas y el ímpetu de los demonios que dominaron la filosofía
diabólica. Es una mezcla de ocultismo, nazismo, budismo, satanismo, y
toda clase de fuentes venenosas con la cual el enemigo ha contaminado la
tierra. Durante este tiempo ocurre la gran tribulación sobre el planeta. El
octavo reino es la consumación del misterio babilónico. Envuelve la
totalidad de la soberbia igual a la de Babel. Humanismo y edificación del
hombre destituyendo a Dios y ubicando al hombre en su lugar. Envuelve
totalitarismo social o tiranía política. Envuelve ocultismo, magia,
paganismo, idolatría, persecución, asesinatos, genocidios, profanación de
lo sagrado, martirio del pueblo de Dios. Este es el momento donde los
diferentes elementos de los siete reinos anteriores se reconstituyen en uno
solo; el más abominable de todos y la última abominación desoladora.
La batalla del Rey de
Reyes y Señor de Señores

El mismo Dios del Antiguo Testamento quien se identifica como “Dios


de Dioses y Señor de señores” (Deuteronomio 10:17) y la morada mutua
del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo como el Cordero de Dios tiene un día
preparado para entrar en batalla con el sistema luciferino. Será el
momento que conocerán el todo poderío del Creador. Quién derrotará al
enemigo con la espada de su boca y con el resplandor de su venida. Dios
vendrá desde su morada y todos los santos con él.
“Considera al íntegro, y mira al justo;
Porque hay un final dichoso para el
hombre de paz. Mas los transgresores
serán todos a una destruidos;la posteridad
de los impíos será extinguida.”
–Salmo 37:37-38
Capítulo 18
Libro de Apocalipsis

En este capítulo se anuncia el destino fatal del sistema babilónico que


ha regido las naciones por largos siglos. Por más imponente que se
presente el sistema de la maldad mundial, tiene fecha de expiración.
Veamos:

“Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y
la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo:
Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de
demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave
inmunda y aborrecible. Porque todas las naciones han bebido del vino del
furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y
los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus
deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para
que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de
sus maldades. Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según
sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el
doble. Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de
tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como
reina, y no soy viuda, y no veré llanto; por lo cual en un solo día vendrán
sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque
poderoso es Dios el Señor, que la juzga. Y los reyes de la tierra que han
fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán
lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio, parándose
lejos por el temor de su tormento, diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad de
Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio! Y los
mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque
ninguno compra más sus mercaderías; mercadería de oro, de plata, de
piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de
escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de marfil, de todo objeto
de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol; y canela, especias
aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo,
bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres. Los
frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas
exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. Los
mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se
pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y
diciendo: !!Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de
púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y
de perlas! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y
todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que
trabajan en el mar, se pararon lejos; y viendo el humo de su incendio,
dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? Y
echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando,
diciendo: !!Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves
en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido
desolada! Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y
profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella. Y un ángel poderoso
tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar,
diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad,
y nunca más será hallada. Y voz de arpistas, de músicos, de flautistas y de
trompeteros no se oirá más en ti; y ningún artífice de oficio alguno se
hallará más en ti, ni ruido de molino se oirá más en ti. Luz de lámpara no
alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti;
porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus
hechicerías fueron engañadas todas las naciones. Y en ella se halló la
sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos
en la tierra.” (Apocalipsis 18)

Aunque la maldad en el mundo tiene su tiempo de manifestación, de la


misma manera le llegará la hora del juicio por parte de Dios.

Las 7 condenaciones de Babilonia

1) Desprovista de vida humana


2) Quemada a fuego
3) Destruida en una hora
4) Gente temerosa de entrar a la ciudad
5) Sus riquezas convertidas en nada
6) Derribada con ímpetu y violencia
7) Desprovista de toda función

Un ángel resplandeciente
desciende del cielo

El resplandor significa que ha estado con Dios y tiene un mensaje que


darle al pueblo. Su mensaje trata sobre el final de Babilonia. Jesucristo
promete destruir el imperio de la maldad con el resplandor de su venida.
(II Tesalonicenses 2:8) Este resplandor anunciará no sólo la caída de
Babilonia, sino que todo ojo verá el retorno visible de Cristo Jesús.

Juicio sobre la Gran Babilonia

Los edificadores de este sistema ya han hablado con soberbia igual que
Nabucodonosor lo hizo una vez y fue desfigurado como bestia del campo.
Ahora le toca el momento a los muchos reyes babilónicos probar el sabor
amargo del resultado de la soberbia humanista y satánica. Es por la boca
de Dios que se derrumba y edifican los imperios y se pronuncia o
proclama la caída de este sistema pagano eclesial.

El llamado a salir de Babilonia

Mucha gente que han crecido y aceptado el cristianismo contaminado


que promueve Roma, piensan que sirven a Dios íntegramente y en pureza,
cuando la realidad es que no existe santidad, consagración ni libertad
verdadera bajo el dominio de los ídolos, añadiduras, prácticas y
enseñanzas que provienen de Babilonia pero han sido disfrazadas con
matiz cristiano. La única salida posible que tienen estas personas bajo
Roma es salir de sus prácticas antibíblicas y comenzar a guardar sólo lo
que está en las escrituras y no tradiciones de los hombres. El llamado es
claro:

“Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis participantes de sus


pecados, ni recibáis parte de sus plagas...” (Apocalipsis 18:4)

Dentro de este sistema “cristiano” pagano se han originado grandes


atrocidades contra el evangelio y contra la pureza de Dios. Los verdaderos
creyentes no pueden ser cómplices ni permanecer como testigos oculares
callados mientras justifican sus prácticas y rituales antibíblicos. Los
creyentes tienen su tiempo dispuesto a buscar la pureza del evangelio de
Dios en la Santa Biblia.

El castigo sobre ella

Tome un libro de historia del mundo y busque detalles de las


atrocidades hechas por la Inquisición católica. De la misma manera el hijo
de Roma, Adolfo Hitler y la sangre que derramó de mucha gente inocente.
Piense en las conspiraciones jesuitas donde han muerto millares de gente.
Por toda la sangre que se ha derramado y que Dios conoce su capacidad, se
promete en la Biblia que recibirán el doble de la paga de lo que han hecho.
Mientras estos sistemas luciferinos tuvieron el poder vivieron en
deleites y riqueza, granjeando las riquezas del mundo y se paseaban con
los reyes de la tierra afirmando ser la reina sobre toda la tierra. Pensaban
de si mismos que eran el linaje real y que nunca verían la miseria. El
resultado de esta falta de humillación y enaltecimiento social y político
será: plagas, juicio, muertes, lamentación, llanto, destrucción de su fuente
comercial, hambre, incendio, destrucción por fuego y oscuridad.

El comercio de la gran Babilonia

Juan nos revela que es dentro de Babilonia que hay un gran mover
comercial que será derribado. Hoy es dentro de Europa donde los
inversionistas tienen el foco de su movilidad económica. Se está gestando
una maquinaria económica en esa región geográfica de oriente por la
inestabilidad de occidente. Babilonia es el lugar donde se unen tres
continentes: Asia, África, Europa y toda su fuerza económica. Entre las
mercancías de Babilonia se mencionan: oro, canela, plata, especias
aromáticas, piedras preciosas, incienso, perlas, mirra, lino fino, olíbano,
púrpura y escarlata, vino, seda , aceite, madera olorosa, flor de harina,
objetos de marfil, trigo, objetos de madera preciosa, bestias, cobre, ovejas,
hierro, caballos, mármol, carros, esclavos, almas de hombres, comercio
marítimo y aéreo, músicos (arpistas y trompeteros) y hechiceros.
La prosperidad material de la Babilonia postrera será exterminada. Y
habrá gran lamentación por la destrucción repentina de ese lugar
geográfico.

La alegría de los santos

Todos los santos, apóstoles y profetas anhelan la prosperidad de las


naciones. Sin embargo, aquí hay gozo en todos ellos por la destrucción de
este sistema depravado con todas las fuentes sociales de su supervivencia.
La sangre de millones de creyentes será vengada en su día. Los ejecutivos
de Dios hundirán la ciudad semejante a una piedra de molino lanzada con
fuerza.
“!!Aleluya! Salvación y honra y gloria
y poder son del Señor Dios nuestro”
–Apocalipsis 19:1

Capítulo 19
Libro de Apocalipsis
Este capítulo comienza con la alabanza a Dios por sus juicios. Pronto
comenzarán las bodas del Cordero.

“Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que


decía: !!Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios
nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la
gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha
vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella. Otra vez dijeron:
!!Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos. Y los
veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y
adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: !!Amén!
!!Aleluya! Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios
todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes. Y oí
como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y
como la voz de grandes truenos, que decía: !!Aleluya, porque el Señor
nuestro Dios Todopoderoso reina! Gocémonos y alegrémonos y démosle
gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha
preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y
resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y
el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena
de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de
Dios. Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo
hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio
de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la
profecía. Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el
que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas
diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO
DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y
limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada
aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de
hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios
Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre:
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Y vi a un ángel que estaba en
pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en
medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que
comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de
caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y
grandes. Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos,
reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su
ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había
hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que
recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos
fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y
los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que
montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.”
(Apocalipsis 19)

Vemos que la hora de oscuridad temporera ha pasado, y ahora tiene


lugar una gloriosa manifestación de Dios y sus hijos por mil años.

Una gran multitud en el cielo

No son meramente ángeles reunidos para reconocer la salvación de


Dios. Esa multitud la componen el ejército celestial incluyendo la iglesia y
todos los santos que conquistaron el cielo. La iglesia está en las alturas
antes del descender de Jesucristo a la tierra por segunda vez.

La alabanza corresponde al Cordero

Al pronunciar “aleluya” reconocemos la dignidad superior magnífica


que posee Dios sobre todas las cosas. Es un reconocimiento de autoridad,
salvación, honra, dominio y gloria de Dios. En esta ocasión es motivo de
alabar a Dios de parte de los santos por hacer justicia sobre las naciones
malvadas. Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes que
representan la totalidad de los redimidos sólo hacen una cosa, alabar a
Dios, postrarse, reconocer al que está sentado en el trono. Los adoradores
fueron vestidos de lino fino y participarán de las bodas en las alturas. Dios
mismo será el esposo de su iglesia. Es una relación simbólica de fidelidad
y unidad. Es la boda más sublime y perfecta de la más alta realeza que
jamás ha tenido lugar y ahora se manifiesta para resplandecer sobre el
universo con toda cosa exquisita y pura. Por siglos el hombre ha soñado
con la felicidad ideal y es en esta celebración cuando los sabios la
conseguirán.

Lino Fino

Es el testimonio de Jesucristo quién vive en los santos y hace de ellos


virtudes de justicia. El ejército de los que estaban vestidos de lino fino
descenderá a la tierra desde las Alturas. Esto implica que no estaban en la
tierra durante el gobierno del antimesías. Al descender culmina el régimen
del enemigo de las almas. Felices los justos por que participarán de las
Bodas del Cordero.
Es una vil mentira antibíblica afirmar que la iglesia de Jesucristo está
en la tierra durante el dominio del antimesías. El libro de revelación
desmiente esa postura errónea y ubica la iglesia entrando por la puerta a
las moradas del Padre antes que el antimesías se entrone en la tierra.
Luego vemos la iglesia adorando a Dios en las alturas y descendiendo con
vestidos de lino fino junto a Jesucristo y al ejército de Dios con el
propósito de derribar el imperio del anticristo. En ninguna parte se ve la
iglesia siendo arrebatada en el final de la tribulación, por el contrario si
hay evidencia de su descender desde las alturas en ese momento. (Zacarías
14:5)
Con la magnitud y significado del mensaje poderoso del ángel, Juan
quedó impactado de tal forma que su reacción fue darle adoración, en esta
ocasión, sobre el blanco errado. Ningún ángel por poderoso que sea es
digno de adoración. Sólo hay uno a quién adorar, éste es Jesucristo.
Jesucristo es el blanco de la adoración de la iglesia; quién es la puerta para
adorar al Padre. Nadie adora al Padre sin tocar a Jesucristo primero. En
esto consistía la hipocresía de los escribas y fariseos que proponían
“adorar al Padre” sin reconocer al Mesías como Dios.

El Espíritu de Profecía

La profecía del Antiguo y Nuevo Testamento no se escribió meramente


para anunciar sucesos, eventos históricos que afectarían a Israel y a las
naciones para bien o para mal, sino que dentro de esta profecía histórica se
muestra la veracidad preanunciada de la misión, vida, muerte, redención y
exaltación de Cristo Jesús. Es dentro de esa realidad que él eligió
revelarse. Es pues Jesucristo el Espíritu de la profecía.

Las bodas del Cordero

La majestuosa y celestial celebración que tendrá lugar cuando los


redimidos conquisten los cielos en su totalidad, es la unión de los santos
con el Santo Creador. Esa unidad se consiguió por medio del Espíritu
Santo de Dios quién santificó y purificó a los que habían de ser redimidos.
Ahora en las alturas hay un Dios y los que habitan llegaron a ser
ciudadanos de la Nueva Jerusalén. (Apocalipsis 21:10) (Vea el ANEXO
referente a la parábola de las diez vírgenes)

El día que el cielo se partirá en dos

Ya la unión celestial de los redimidos con el redentor se efectuó en las


Alturas (esto evidencia que la iglesia no estaba presente durante la Gran
Tribulación), ahora es el momento del cumplimiento de la segunda venida
visible de Jesucristo. La tierra está siendo dominada por el régimen
luciferino en ese momento. Ya el imperio de la maldad ha consumado el
trono de su líder mundial y su sistema se elevó sobre las naciones. Este
líder político sedujo a las naciones para batallar contra el que desciende
del cielo acompañado por su ejército celestial.

El jinete del caballo blanco

Cabalgando un caballo blanco viene el Fiel y Verdadero como juez


eterno. Posee ojos como llamas de fuego y en su cabeza muchas diademas
(evidencia física de sus conquistas y victorias). Posee un nombre único y
sagrado. Su vestidura lo identifica como el Redentor y quién restaurará
todas las cosas destruyendo la maldad. Él es el Verbo (el que obra la mano
de Dios). El Jinete del caballo blanco viene con todos los redimidos que
fueron unidos a él en las alturas en las Bodas del Cordero. (Zacarías 14:5)
Él es el Rey de reyes y Señor de señores, quién posee una espada aguda
que sale de su boca para herir las naciones malignas y viene con dominio
de hierro y rectitud. El Cordero es el Todopoderoso quién conquistó la
redención de todas las cosas.
Ya el tiempo de la gracia de Dios ha pasado, ahora el Cordero viene
como juez y vencedor. Si miramos el Antiguo Testamento vemos a Dios
haciendo justicia sobre las naciones a muerte de espada. Sin embargo,
vimos en la era de la Gracia, como ese Dios se encarnó para dar su vida en
rescate por los pecadores para que el hombre no muriera. El mismo Dios
de fuego consumidor del Antiguo Testamento no dará por inocente al
culpable en el Nuevo Testamento. Donde no hay arrepentimiento ni
reconocer del alejamiento de la santidad y obra de Dios entonces existe
muerte y destrucción. Los redimidos conquistaron el cielo por su
disposición a ser regenerados y santificados por Dios aceptando el
sacrificio perfecto de la cruz de Jesús. Si ellos no hubieran tomado esta
decisión jamás hubieron conquistado el cielo. La misma oportunidad es
para todo el mundo. Toda raza, lengua, y pueblo puede conquistar el cielo
con tan solo seguir a Jesús y obedecerle. Ese mismo Dios destruirá a sus
enemigos el día de la guerra del Cordero, donde Dios pondrá fin a toda
rebeldía con el resplandor de su venida contra los ejércitos, capitanes,
fuertes, jinetes, almas no regeneradas y el imperio luciferino organizado.

La guerra del Cordero

La guerra del Cordero ejecutará la destrucción del sistema luciferino y


del régimen seiscientos sesenta y seis. Este es el final del dominio de la
Babilonia espiritual. Lugares de Europa, Asia y el resto del mundo que
están vinculados a este sistema sufrirá grandes cataclismos como parte de
estos juicios. Incluyendo la destrucción de sus ciudades más admiradas.
Este es el momento del descender de Dios y sus santos para venir a reinar
en la tierra. Esta es la piedra que destruyó la imagen soñada por
Nabucodonosor y del cual Daniel descifró el enigma. Es el momento en
que el Anciano de días se sienta sobre su trono en la tierra para dominar
con vara de hierro sobre las naciones.

El fin de los malos y la sentencia de Satán

Este será el fin de los hombres perversos que pusieron la filosofía


diabólica como su ideal de vida cotidiana. Será el fin del antimesías
(hombre que fue posesionado por Satanás para ser un líder político
mundial con metas paganas). Este será el fin del falso profeta (líder
religioso que con su influencia sobre las naciones las condujo a aceptar el
666). Estos dos participantes de la trinidad satánica fueron arrojados en el
infierno. Notemos que el padre de mentira, Satanás, no es lanzado al lago
de fuego, sino que es encarcelado en el abismo por un tiempo.
(Apocalipsis 20:1-2)
“juzgará con justicia a los pobres, y argüirá
con equidad por los mansos de la tierra; y
herirá la tierra con la vara de su boca, y con
el espíritu de sus labios matará al impío.”
–Isaías 11:4

Capítulo 20
Libro de Apocalipsis
En este capítulo se cumple el deseo de los santos, el cual es ver un
mundo sin la interferencia del maligno (Satanás o Lucifer) en la sociedad.
La mayoría de las atrocidades sociales como masacres, genocidios,
suicidios, muertes, enfermedades, robos o hechicerías, surgen por la
interferencia del poder limitado de Satanás para engañar en el mundo. Este
poder limitado de andar rodando por el mundo y acusando y mortificando
a los hombres tiene una cesantía determinada por Dios. Habrá un periodo
de mil años cuando el ejército de las tinieblas tendrá sus manos atadas.
Veamos el capítulo 20:

“Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una
gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es
el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo
encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las
naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser
desatado por un poco de tiempo. Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los
que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por
causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían
adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus
frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero
los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años.
Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene
parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad
sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con
él mil años. Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su
prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos
de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el
número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la
anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad
amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo
que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban
la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los
siglos de los siglos. Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en
él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se
encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante
Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el
libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban
escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que
había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en
ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades
fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no
se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”
(Apocalipsis 20)

En este capítulo podemos ver que aunque Satán será atado por mil años
mientras Cristo reina en la tierra, todavía se le permitirá una futura
conspiración que está relacionada a una última guerra donde Dios y su
pueblo serán los vencedores. (Apocalipsis 20:9)

Satanás en la prisión

Nos dice la Biblia que un ángel celestial con cadena en mano y la llave
del abismo arrestará al enemigo de las almas por mil años. Luego el ángel
le pone un sello (insignia) que impedirá la interferencia engañosa de Satán
sobre los hombres. Mil años es un periodo limitado donde la tierra estará
libre de muchas maldades.

Mil años

Mil años no es la duración del gobierno de Jesucristo en la tierra. Sólo


identifica el periodo de Satanás no tendrá autoridad y donde estará el Rey
de reyes y señores rigiendo con vara de hierro sobre las naciones. El
dominio de Cristo es eterno, desde la eternidad y para siempre. En este
gobierno terrenal de Jesucristo luego de su segunda venida visible, la
iglesia vencedora recibirá tronos con Cristo sobre las naciones. Aquí se
cumplen muchas de las profecías del Antiguo Testamento las cuales no
fueron entendidas por los judíos y por mucha gente hoy. Las promesas de
Dios se cumplen a su tiempo y no cuando los caprichosos hombres
quisieran. Muchos de los salmos se cumplen aquí cuando dicen: “ los
justos heredarán la tierra ” (Salmo 37:29), y “ reinarán por los siglos de
los siglos ” (Apocalipsis 22:5). Las profecías del Antiguo Testamento
implican para este tiempo un periodo de ensueños, gloria y de gran
prosperidad. Muy contrario a la tragedia que ocurrió durante los siete
años del gobierno antimesías. En estos mil años Dios conquista la paz en
Israel. Los ojos de todos son abiertos y conocen a Jehová. Verán al único
Dios reinando y trayendo paz verdadera y verdadero juicio. (Isaías 9:7;
Isaías 42: 4-7; Isaías 59:16-21: Isaías 11: 3-5; Isaías 32: 1; Isaías 33: 2;
Isaías 49: 1-12) El libro de Isaías es el que más describe la maravilla del
reinado de Jesucristo en el milenio. Veamos lo que nos dice Isaías sobre
este glorioso tiempo:

El mundo conocerá a Jehová. (Isaías 2:2-4)

Israel reconocido como el pueblo de Dios. (Isaías 4:2-6)

Todos los animales se tornarán mansos. (Isaías 44:6-10)

La alabanza a Dios será de júbilo.

Habrá sustento y no habrá esclavitud. Dios mismo sustentará a su


pueblo. Descanso de la esclavitud cotidiana del trabajo para sobrevivir.
(Isaías 14:13)

No habrá guerras ni muertes. (Isaías 14:7)

Las rivalidades de las naciones serán quitadas y la rivalidad de las


naciones contra el único Dios será eliminada en este periodo. (Isaías
20:18-25)

Sanidad de todos. (Isaías 29:18)

Se secará el llanto de Israel. (Isaías 30:19)

Los hogares no sentirán inseguridad de ninguna clase. (Isaías 32:18)

Los desiertos producirán frutos, habrá prosperidad de toda clase. (Isaías


35)

El Camino de santidad será entendido aún por los faltos de


entendimiento. Los hombres conocerán la rectitud de Dios en toda escala.
(Isaías 40:4)

No habrá en este periodo ningún reino más grande que Jehová. (Isaías
42:13)

Toda necesidad será saciada por Cristo Jesús. (Isaías 49:10)

No más dolor ni mortandad durante este tiempo. (Isaías 66: 19-25)

Estos son sólo algunos de los aspectos presentados proféticamente que


tocan directamente el milenio y no sólo la profecía antigua de Israel. Es un
cumplimiento para mañana. Muchas son las filosofías terrenales que
buscan la sociedad ideal pero con esfuerzos carnales que no conducen a
nada. Jesucristo les dejará saber al hombre de forma palpable que el
evangelio eterno siempre fue la verdad anunciada y comprobará cuan Fiel
y Verdadera es su Palabra.

Trono y reino

En Mateo, se nos dice que los que siguieron a Cristo recibirán trono
para reinar. (Mateo 19:28) Esto dijo Jesús hablándoles a los discípulos.
¿Son sólo los del Nuevo Testamento? Apocalipsis nos dice que los que
reinarán son los vencedores. (Apocalipsis 20:4) Son veinticuatro ancianos
los que reinan, la totalidad de los redimidos tanto del Antiguo como del
Nuevo Testamento. No son 24 un número literal pero sí simbólico de
totalidad de administración. El número que Dios conoce recibirán facultad
para juzgar. Los que reinarán con Cristo son:

Los santos del Antiguo Testamento


Los santos del Nuevo Testamento
Los apóstoles
La Iglesia
Los judíos vencedores en Cristo
Los que vencieron el sistema luciferino y no se dejaron sellar por la
Bestia.
Reinarán todos los que retuvieron el testimonio del Mesías mostraron
las grandezas del Dios de la Biblia. Su defensa fue el testimonio del
Jesucristo resucitado. No vendieron la verdad a cambio de salud o
bienestar. Frente a los torturadores no negaron ni blasfemaron a Cristo
Jesús. Reinarán aquellos que vivieron vidas santas moldeadas por la cruz.
Tanto los que fueron martirizados por Cristo como aquellos que Dios los
llamó de forma natural. No necesariamente hay que ser martirizado para
reinar. Los que no fueron martirizados de seguro eran capaces de morir por
la verdad de Jesucristo. Esa clase de hombres va a reinar. Los que conocen
el tesoro de Cristo y los que no son cegados por la maldad de la vida
pasajera. Hay vida después de la presente de la cual provino el Mesías.
Hacia él vamos y le veremos al otro lado del camino.

La primera resurrección

Mucha gente piensa que la primera resurrección que se menciona en


este capítulo es la primera en orden cronológico. (Apocalipsis 20:5-6) Sin
embargo, si usted lee la Biblia desde el Génesis se dará cuenta que fueron
muchos los casos donde Dios levanta de entre los muertos y da la vida. (II
Reyes 4:31-37) Toda persona cuando muere y se separa de este cuerpo y de
esta tierra, va a un lugar de reposo. Sin embargo, Jesucristo nos prometió
levantarnos del mismo Seol. (Hebreos 11:35; I Tesalonicenses 4: 16) Ya
desde el comienzo de este libro hemos mostrado evidencias que Dios ha
llamado de entre los muertos y una iglesia ha sido glorificada. La primera
resurrección es la que concierne a los salvos que fueron levantados para
reinar y para ser galardonados como vencedores. Esa es la primera
resurrección. La otra resurrección posterior a esta es para los injustos, para
los que les espera el juicio eterno. Sin embargo, para los santos y la
iglesia, el destino eterno es de gloria.

Sacerdotes de Dios

Durante el milenio habrá naciones y orden social puesto por Jesucristo


donde tendremos la luz de la santidad de Dios. Tendremos el poderoso
testimonio de Dios y su pueblo en alabanzas y exaltación divina que
cubrirán la tierra de mar a mar. Los poderosos reyes de Dios serán puente
hacia Dios quién estará dispuesto y accesible.
El libre albedrío en el milenio

En el milenio nuevas naciones se habrán formado. Aunque el camino de


santidad es de forma obvia y de trascendencia mundial visible, nadie está
obligado o encadenado a servir a Dios. Sólo los verdaderos adoradores
alcanzan a Dios ayer, hoy y siempre.

Satanás soltado

Es momento de probar con fuertes vientos cuan firme está la casa


edificada por Dios. Los habitantes de la tierra que edificaron su casa sobre
la arena (el mundo) no resistirán el abatimiento impetuoso de la tormenta.
Dios no viene a lavar cerebros, viene a exponer su santidad. Los que le
siguen de voluntad le siguen, y los que se alejan de voluntad se alejan.
Sólo hay una morada final para ambos y está es la eternidad en la casa de
Dios. No hay lugar firme para los que escogen vivir lejos de la santidad de
Dios. Por lo tanto, el fin de los impíos es la destrucción. Dios no provee
casa o morada final para los alejados de la santidad que emana de Él. Por
el contrario le garantiza una morada de paz eterna a los que abrazan la
santidad de Dios. Satanás, por más vil que es en esencia sirve aún para
probar la integridad de muchos. Cuando Satán sea soltado luego de los mil
años, vendrá a hacer ofertas engañosas y solo los que aman a Dios
íntegramente se mantendrán firmes y batallando contra el maligno.

Gog y Magog y la profecía


de Ezequiel 38 y 39

Al igual que el libro de Daniel, el libro de Ezequiel contiene profecías


que impactarán el último tiempo en armonía con el Apocalipsis. No
podemos dejar de mencionar los capítulos 38 y 39 de Ezequiel. Esta
profecía identifica las naciones que tendrán su participación contra Israel
en Armagedón e incluso pudiera referirse a un tiempo posterior, más allá
del milenio. Cuando se habla de Gog (oscuro), se refiere a un personaje
que en tiempos apocalípticos tendrá mucho poder militar para batallar
contra Israel. Magog se refiere a la región de Turquía (Desde el Mar
Caspio, la parte oriental de Grecia, Ucrania, Kazajistán, y el Norte de
Siria. En el libro de Génesis y de Crónicas hay referencias a un personaje
con ese nombre de Gog, pero resulta difícil su identificación y su relación
con la profecía futura. (Vea: Génesis 10:2; I Crónicas 5:4) Cualquiera que
sea el impacto de este personaje misterioso contra Israel, se asegura que
Dios saldrá en defensa del pueblo de la promesa. Gog y Magog implica
unas naciones que se dejaron seducir por Satanás nuevamente. Muchos
teólogos indican el territorio ruso como el blanco de esta rebelión. Estas
naciones son el blanco de ataque por parte de Satanás quién saldrá con
violencia a engañar a las naciones. El experto engañador. ¿Cuál es el
número de los rebeldes? Se nos dice que los rebeldes son numerosos como
la arena del mar, implica una gran cantidad de gentes que fueron seducidos
por el engañador ésta vez. El hombre muchas veces no aprende de sus
errores y muere sin adquirir sabiduría. Sin embargo, la mano de Dios no se
ha cortado para traer juicio verdadero.

El sitio de Jerusalén

El blanco de ataque de los rebeldes y de su líder ahora será Jerusalén.


Rodean la ciudad y Dios se lo permite. Se preparan para devorar a los
santos. Olvidando que la iglesia, reyes y sacerdotes tienen la conquista y la
esencia del vencedor quien les dio tronos y poder. Ya no es el Rey de reyes
y Señor de señores el único que derrama juicio. Ahora el poder es
extendido en la espada y en la boca de los santos. Si con el resplandor de
la venida de Jesucristo destruyó el ejército del antimesías en un principio,
esta vez se manifiesta el fuego consumidor que se derrama sobre la
impiedad y desobediencia de las naciones quedando expuesta la derrota de
los engañosos y de su líder rebelde y contradictor.

El final del engañador

Satanás conoce su destino final, sabe que le espera lo que de él está


determinado en la Escritura. Por eso en el poco tiempo que le resta tiene
que obrar para arrastrar a muchos a su misma rebelión. El no tiene medio
de regeneración como está disponible para todo hombre hoy. El blanco de
ataque de sus fuerzas es en contra los redimidos y los pecadores
candidatos a redención. Su intención siempre fue la misma, engañar,
matar, destruir, robar, aniquilar, atormentar, martirizar y afligir al hombre
de miles maneras incluyendo cegar el entendimiento con vanas filosofías
para que el hombre falle en el blanco de la fe. Sus días están contados. Le
espera el lugar de azufre, fuego, tormento, oscuridad y angustia como
fruto de sus sanguinarias obras. La multitud de sus encantos, brujerías,
hechicerías, idolatrías, magias, y poder limitado no le serán útiles para
liberarse del poder del Juez que lo lanza al lago de fuego. Ya no es cuento
de viejas sobre historietas de un lugar llamado infierno. Es la realidad
expuesta por los profetas, aún por la boca de Jesucristo y será el lugar de
destino final donde morarán siempre los engañados y el engañador. El
gusano de ellos no muere y el fuego nunca se apaga. (Marcos 9:44) Este
lugar fue preparado para Satanás y su necedad, sin embargo se nos dice en
este capítulo que todos los que abrazaron la necedad del engaño de Satanás
obtendrán el mismo lugar y morada del engañador.
No es un lugar donde Satanás tendrá jerarquía como la tuvo en un
principio sino que es lugar de tormento tanto para los ángeles caídos como
para los humanos que no aseguraron sus nombres en el libro de la vida
para las moradas del Padre. El libro de la vida está abierto hoy bajo el
único nombre de Jesucristo y es alcanzable hoy. Mañana será tarde.

Lo que de la justicia se conoce

Toda idea justa entre los humanos no meramente surge de la sana


convivencia de los esfuerzos humanos por asegurar tranquilidad y orden
entre ellos. Surge del interior del hombre que conoce en su fondo que hay
un Juez sobre todos que puso en nosotros no sólo el ideal de la justicia
sino que brindó el modelo y santidad. Hay una clara división entre lo
bueno y lo malo. Hay una clara división en la generación de lo que es
regeneración y lo que es degeneración. Obras buenas y malas se conocen
hoy. Muchos intentan dar como bueno lo malo y muchos afirman como
malo las buenas prácticas donde muchos andan como bien les parece
negando la realidad y afirmando que la verdad es relativa. Si la verdad se
prestara para ser relativa, un jurado sería nulo para determinar juicio sobre
los hombres.

El gran trono blanco


Hay un Creador quien es juez de vivos y muertos y quién traerá toda
obra a juicio sea buena o sea mala. Él es quien determina lo que está
correcto de lo incorrecto. Los justos ya han tomado dominio cuando este
juicio toma lugar. Poseen la justicia de Jesucristo en ellos la cual testificó
a su favor y los elevó a un lugar de reinado y autoridad. Los impíos
conocerán cara a cara el resultado de cada una de sus maldades. Verán
todas las ocasiones cuando tornaron su mirada y se alejaron de Dios. Cada
acción procede de su vil naturaleza y sus múltiples rechazos al camino
perfecto que les fue anunciado de diferentes maneras. Dios no dará por
inocente al culpable. El hombre volverá a Dios quien fue el autor de su
espíritu. Serán juzgados con la solemnidad de un juicio verdadero. El que
no estuvo inscrito en el registro de Dios fue lanzado al lago de fuego.
Debemos recordar que en el milenio y gobierno de Cristo, aunque hay
una restauración social y en parte ecológica no existe un mundo perfecto
sino un gobierno perfecto. La restauración total ecológica tiene un lugar
posteriormente durante el descender de la Nueva Jerusalén. Mucha gente
hoy día descarta la verdad bíblica que implica la evidente congregación de
todas las almas frente al juez eterno donde se traerá toda obra a Juicio.
“El que venciere heredará todas las cosas,
y yo seré su Dios, y él será mi hijo.”
–Apocalipsis 21:7

Capítulo 21
Libro de Apocalipsis

Durante el suceso del milenio narrado en el capítulo anterior no hubo


una restauración total de la tierra en los ámbitos geológicos. Sí hubo
cambios positivos agradables producto de los grandes cataclismos
anteriores que favorecieron el periodo del milenio, ahora en este capítulo
se arroja luz de lo que sucederá posteriormente. Veamos:

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la


primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa
ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como
una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que
decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con
ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su
Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá
muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras
cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago
nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son
fieles y verdaderas. Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el
principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente
del agua de la vida. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su
Dios, y él será mi hijo. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y
homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los
mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es
la muerte segunda. Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían
las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo,
diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero. Y
me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran
ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, teniendo la
gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima,
como piedra de jaspe, diáfana como el cristal. Tenía un muro grande y
alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos,
que son los de las doce tribus de los hijos de Israel; al oriente tres
puertas; al norte tres puertas; al sur tres puertas; al occidente tres
puertas. Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los
doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. El que hablaba conmigo
tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su
muro. La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a
su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la
longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. Y midió su muro,
ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel.
El material de su muro era de jaspe; pero la ciudad era de oro puro,
semejante al vidrio limpio; y los cimientos del muro de la ciudad estaban
adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el
segundo, zafiro; el tercero, ágata; el cuarto, esmeralda; el quinto, ónice;
el sexto, cornalina; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno,
topacio; el décimo, crisopraso; el undécimo, jacinto; el duodécimo,
amatista. Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era
una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como
vidrio. Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el
templo de ella, y el Cordero. La ciudad no tiene necesidad de sol ni de
luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero
es su lumbrera. Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz
de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. Sus
puertas nunca serán cerradas de día, pues allí no habrá noche. Y llevarán
la gloria y la honra de las naciones a ella. No entrará en ella ninguna
cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que
están inscritos en el libro de la vida del Cordero.” (Apocalipsis 21)
Se nos presenta la restauración de todas las cosas. Es el momento
cuando Dios sana la tierra y los cielos para una restauración total.

El mar ya no existía más

El mar simboliza anteriormente a los gentiles que poseían diversidad y


multitud de ideologías ajenas a la verdad bíblica. En esta eternidad sólo
los que abrazaron la verdad sobreviven. No hay lugar para los que
quedaron fuera. Semejante a lo ocurrido durante la predicación de Noé,
donde sólo ocho personas se salvaron. Luego que la puerta fue cerrada no
había orden de volvería a abrir. Luego de que Dios edifique su morada
final los de afuera no tendrán la opción que está presente hoy de
permitirles ser parte de esa morada.
Juan se presenta como testigo ocular frente al descender de la Nueva
Jerusalén. Fue la ciudad escogida por Dios para revelar sus planes eternos.
El mayor esfuerzo de las tinieblas es contra Jerusalén (ciudad de paz) para
destruir precisamente la paz deseada por Dios, creando enemistades entre
hermanos. Finalmente Dios cumplirá su promesa de victoria, prosperidad,
paz, seguridad, morada, abundancia, regocijo en Dios, y restauración,
donde se cumplen miles de profecías del Antiguo Testamento.

La nueva Jerusalén

Es la morada de Dios. Se compone de la ciudad celestial que desciende


del cielo. En ella está la plenitud de Dios y todo el cumplimiento de sus
promesas. Está preparada como novia de Dios y se establecerá en el
mundo recreado por Dios. Toda sanidad y composición de la totalidad de
los redimidos de Dios. Es el tabernáculo de Dios con los hombres, donde
él mora en medio de su pueblo con comunión interrumpida. Ya no existen
los obstáculos causados por Adán sino la fluidez conquistada por Cristo.
Dios en medio de ellos como manantial de vida. Mientras hoy abunda el
llanto, la muerte, el clamor y el dolor, se nos dice que a los vencedores les
será librado de todo esto por la presencia del único Dios en medio de ellos
en su nueva morada.
“Yo hago las cosas nuevas”

La misericordia de Dios no ha consumido la presente maldad de


hombres contradictores contra la verdad de Dios. Se les ha dado tiempo
que se arrepientan, y en cambio se organizan contra todo lo que se llama
Dios. Dios no contenderá para siempre con el hombre sino que pondrá fin
al imperio de la maldad restaurando todas las cosas y separando lo bueno
de lo malo. Este veredicto es seguro en su cumplimiento. Los hijos de
Dios que abrazaron al Hijo serán separados de los hijos del infierno que
actuaban dominados por la rebeldía originada en Satán.

Alfa y Omega

Primera y última letra del alfabeto griego. El principio y fin. El Dios


Creador es el origen de todas las cosas y quién tendrá la palabra final de la
creación. La creación no es más que el Creador. Todos los hombres
volverán ante el Dios que le dio la vida y serán juzgados conforme a sus
obras y conocerán el tribunal y la persona de aquel de quien escondieron
su rostro, pues de antemano se anuncio su camino por toda la tierra.

Una morada final

En la casa de Dios hay sustento eterno. Se cumplen todas las promesas


de victoria, reino y poder para sus hijos. El mismo será Dios y Padre sobre
todos en medio de ellos. Junto a Él es gozo total y obtener lo que el
hombre soñaba. Esta es la morada final de aquellos que siguieron a Dios
desde antaño hasta nuestros días.

La otra morada final

Fuera de la casa de Dios se tendrá lugar para los que se rebelaron contra
su santidad siguiendo doctrinas originadas en las tinieblas. Es el destino
final de la muerte misma, Satanás, ángeles caídos, el falso profeta, el
antimesías y los seguidores de la rebelión contra Jesucristo, es en el lago
que arde con fuego y azufre por los siglos de los siglos. Lamentablemente
fueron muchos los que pensaban que este lugar de tormento no era real y
ahora permanecerán para siempre en el más horrendo lugar preparado para
los demonios terribles.

El infierno

La Biblia describe el infierno como el lugar de tormento final de los


que se apartaron del camino santo y seguro de Dios. Los que no estaban
escritos en el libro de la vida de Dios tienen su parte aquí. Es la morada de
oscuridad de Satán y su imperio derrotado. En la Biblia se describe como
un lugar de fuego, azufre, pestilencia, gusanos, oscuridad, sufrimiento,
ruidos de dolor, griterías de angustia, blasfemias constantes contra el Dios
de los cielos, quejidos y lamentos describen ese lugar del cual habló
Jesucristo y los profetas. Dentro de ese lugar no hay retorno a ningún
lugar. No se trata de un lugar abstracto o imaginario, se trata de un lugar
real donde los hombres tienen sus cinco sentidos abiertos y agudizados.
Pueden sentir, oler, tocar, ver, escuchar y peor aún, están en cuerpos que
pueden ser atormentados pero sin llegar a morir. No se trata de un dolor
que provoca la muerte, se trata de un dolor que persiste por la eternidad.
Vea: Daniel 12:2; Mateo 3:12; Mateo 13:50; Mateo 25:30; Mateo 25:46;
Marcos 9:44; Judas 7; Apocalipsis 19:20; Apocalipsis 14:11; Lucas 16:28;
Mateo 25:41.

¿Quiénes estarán en el infierno?

Los cobardes: Aquellos que seguirán la corriente del mundo y


simpatizaban con sus iniquidades con tal de ser aceptados y no correr
riesgo alguno. Aquellos que no conocieron la cruz del redentor y no
tuvieron entendimiento para con Dios. Aquellos que prefirieron los
deleites del mundo y no fueron en pos de lo que verdaderamente importa,
lo eterno.

Los incrédulos: Aquellos que negaron en sus mentes la realidad de


Dios, en su vano egoísmo altanero creyeron ser más sabios que Dios y
blasfemaron su nombre. Con toda clase de excusas desviaron su
razonamiento sustituyendo a Dios por abominaciones necias.
Los abominables: Lejos del camino santo de Dios practicaron toda
clase de males, su fuente de conocimiento se originaba en la seducción por
el pensamiento diabólico que implica rebeldía, egoísmo, maledicencias,
brujerías, prácticas paganas, mentiras diabólicas, perversiones y toda clase
de cosas malas.

Los homicidas: Asesinos, egoístas, torturadores, injustos, toda clase de


males.

Los fornicarios: Toda clase de impurezas (incluyendo las sexuales), la


adoración del cuerpo desplazando a Dios. Vidas licenciosas sin temor a
Dios ni a su juicio. Enajenados de la verdad de Dios.

Idólatras: Sustituían a Dios por ídolos. El hombre mismo y su carne


vinieron a ser adorados junto con todas sus vanidades.

Los hechiceros: Siguiendo sus vanidades, el poder de las tinieblas


actuaba a su favor para engaño y confusión de ellos mismos.

Los mentirosos: Se dedicaban a crear estratagemas engañosos que con


sus falacias lo seducían para permanecer y confiar en la mentira.

La segunda muerte

La Biblia certifica que después de esta carne que poseemos, estaremos


en un lugar ultratumba con plena razón de quienes somos, de todas las
obras que hemos hecho en la tierra y nuestra relación frente al Creador. Se
nos dice que hay dos muertes. La primera cuando nos despedimos de esta
tierra abandonando el cuerpo físico. Se nos asegura que después de esta
vida pasajera nos encontraremos en la dimensión espiritual y real donde
está Dios. Si al partir de esta tierra no le permitiremos el acceso a Dios en
nuestro espíritu, alma y cuerpo para lograr la redención gratuita que él
ofrece, se nos asegura la segunda muerte. La segunda muerte es cuando el
hombre lejos de Dios será separado totalmente de la morada del Creador y
puesto en el lugar de la ira destinado a los ángeles que se rebelaron contra
Dios. Sólo hay una alternativa para vencer la muerte, Jesucristo.
La victoria

La victoria consiste en ser la familia de Dios. Los vencedores serán la


edificación de la Nueva Jerusalén. La morada celestial de Dios. Donde
poseemos la gloria y poder de Dios, su santidad, la esencia celestial, el
fulgor de jaspe y cristal. Esa victoria está disponible para todo hombre
hoy. A todos aquellos que se rinden ante el Mesías Jesucristo.

La sublime ciudad

En la ciudad nueva de paz estará la plenitud de la nueva creación. Los


redimidos sin la contaminación de la naturaleza caída que dominó por
milenios en las generaciones anteriores. Ya esas generaciones pasadas no
serán más, ahora se cumplen miles de profecías glorificando la Palabra de
Dios que preanunciaban que los justos reinarían con Dios. Para ellos son
las riquezas inescrutables de la morada de Dios. Este mundo no se
compara con las cosas celestiales y excelsas que Dios preparó de
antemano para los que le temen. Tienen casa, reino, un palacio, un rey,
seguridad, firmeza eterna y mansiones jamás soñadas imperecederas. Esta
ciudad celestial es tanto literal como simbólica y lo más importante, están
junto al Cordero santo recibiendo su amor.

La ciudadanía en la Nueva Jerusalén

La ciudadanía de la ciudad celeste se obtiene por el nuevo nacimiento,


el nacimiento del espíritu y gracias a la ley de vida en Cristo Jesús quién
posee el registro legal en las Alturas. (Juan 3:7; Apocalipsis 13:8) Al
conocer la realidad del sacrificio de Jesucristo y le aceptamos como
Salvador de nuestra vida, él mismo nos infunde el Espíritu Santo que viene
a morar dentro de nosotros. La nueva vida consiste en el régimen del
Espíritu Santo moldeando cada área de nuestra vida. Poniendo nuestra
mente a pensar de acuerdo a la Palabra de Dios. Dirigiendo nuestros
hechos a la obediencia, ocupando nuestro tiempo en cosas positivas y
haciendo bien. No es una vida la cual se alcanza por esfuerzo humano para
querer hacer el bien sino que es una vida que sale con fluidez cuando el
hombre se humilla diariamente a los pies el único Dios trino. Es una
ciudadanía que se siente en el interior:
“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos
de Dios” (Romanos 8:16)

La Morada y ciudad eterna se consigue cuando hacemos de Dios el


dueño de toda nuestra esperanza. Dueño de nuestro destino y el que tendrá
la palabra final sobre nuestra vida. De él dependemos y hacia Él vamos.
La iglesia es la única esposa de Jesucristo. (Isaías 54:6: Jeremías 3: 1;
Ezequiel 16: 8: Oseas 2: 19; II Corintios 11: 2) La ciudadanía celestial se
obtiene cuando la sangre de Jesucristo nos cubre y testifica a favor de
nosotros y Dios viene a hacer morada infundiendo su vida nueva.
La tierra será transformada para irradiar la gloria de Dios para
siempre. En medio de tanta incertidumbre moderna, está garantizada la
victoria final y sucederá como está escrito. No hay un destino pesimista
para los que buscan a Dios sino que todas las cosas ayudan para bien.
Ahora, lejos de Dios y de su verdad es cosa horrenda para el futuro.

El muro de la ciudad

Los muros alrededor de las ciudades son barreras que se edifican no


sólo para protección y seguridad sino que sirven para división territorial,
separación, propiedad privada o domino. El muro de la ciudad de Dios que
nos cubre es Jesucristo y su fortaleza. En los brazos de Dios estaremos
seguros para siempre.

Doce puertas, doce ángeles y doce tribus

Comienza la revelación sobre el edificar del tabernáculo eterno de Dios


desde los comienzos de las naciones. Es en la antigüedad en el Viejo
Testamento donde se muestra como Dios escoge a Israel y sus
componentes para mostrar el camino y la bendición de Dios donde se
traería por la simiente de la mujer al Redentor de la humanidad. En el
Antiguo Testamento vemos las sombras de lo que sería la realidad de los
cimientos del evangelio entregado a los 12 apóstoles en el Nuevo
Testamento por llamado de Cristo mismo. Vemos las sombras de
“corderos” sacrificados en el Antiguo Testamento que apuntaban al único
Cordero aceptable para Dios quién es Jesucristo en el Nuevo Testamento.
Vemos la tipología del tabernáculo y habitación literal descrita en libros
antiguos y vemos el cumplimiento cuando Dios mismo viene a morar
dentro de los creyentes quienes son tabernáculo vivo para Dios.

24 nombres inscritos

Estos veinticuatro nombres componen a los veinticuatro ancianos que


dominan y reinarán con Jesucristo. (Apocalipsis 21:12-14) Veinticuatro no
es un número literal sino que implica la totalidad de los millones de
salvados en ambos testamentos. Se mencionan que hay doce puertas, doce
ángeles, doce tribus, doce cimientos y doce apóstoles. No es una manera
de venerar números sino de la realidad de la extensión de Dios de manera
simbólica. Esto implica el mensaje de redención en el evangelio eterno
revelado desde la antigüedad. Es el medio o entrada por donde los
hombres alcanzan a Dios. Tiene historia completa de la llegada del Mesías
a través de la nación escogida de Dios y sobre los cuales se
fundamentaron y se basaron las doctrinas espirituales del evangelio de
Jesucristo. La historia de Israel muestra el mover de Dios para guiar a la
iglesia a la realidad de Jesucristo. Jesucristo es revelado en esa historia
antigua y es precisamente de Jesucristo que escribieron Moisés y los
profetas. Las doctrinas bíblicas se basan tanto en las enseñanzas
apostólicas como en la guía y luz de las historias vividas en el antiguo
pacto. El pacto más excelente lo conocemos en Cristo Jesús.

Una caña de medir de oro

El oro es tipo de las cosas divinas. Al medir la ciudad, sus puertas y su


muro implica que todo lo abarcado dentro de esa ciudad cumplía los
requisitos de la santidad de Dios. Implica propiedad, reconocimiento y
aquello que Dios conoce y reclama para sí. Se representa la ciudad como
de forma cúbica. No necesariamente se refiere a forma literal pero si
implica exactitud y perfección.

12,000 Estadios

La medida de la ciudad se representa en 1,500 millas cuadradas.


Muchos teólogos ven imposible la idea del descender de esta ciudad como
lo afirma la Biblia porque piensan que la actual geografía no permitiría el
cumplimiento literal de esta profecía. Sin embargo, la Biblia es clara
cuando afirma que antes que ocurra el descender de esta ciudad, tiene
lugar previo el milenio, la gran tribulación sobre el planeta tierra y
debemos recordar que durante la gran tribulación hay un terremoto
mundial descrito en la Biblia donde se da nueva forma geográfica a este
planeta. Quedando como nula la teoría que imposibilita el descender de la
ciudad descrita en Apocalipsis. Tampoco podemos afirmar nuestra postura
en que será una ciudad meramente literal porque Revelación habla de
cosas más profundas que una mera ciudad palpable, sin embargo no se
descarta esa postura.

Un estadio (180 metros)

Que implica la forma cúbica de la ciudad. Implica que así como el


lugar santísimo el tabernáculo en el templo poseía igualdad de longitud,
anchura y altura. (Éxodo 26:2-8; I Reyes 6:20) No hay lugar en esa ciudad
para la imperfección. Como tampoco hay lugar de imperfección en la
redención efectuada y consumada en Cristo Jesús.

El muro

Ciento cuarenta y cuatro codos nos muestran la realidad que no


meramente está refiriéndose a una ciudad literal pues es una medida
sumamente pequeña como para referirse a una medida literal. Resulta más
lógico verlo a la luz del patrón que tiene Revelación desde un principio.
Siguiendo este patrón identificamos esos 144 codos como 12 x 12. Esto
implica que la ciudad es fortalecida por la totalidad de los redimidos del
Antiguo y Nuevo Testamento. Los cuales son los que constituyen esa
morada.
El Jaspe era esa piedra preciosa usada en las vestiduras sacerdotales.
Implica honra, honor, grandeza y sinnúmero de atributos divinos. (Éxodo
28:20) Dios mismo posee semejanza de Jaspe al igual que todo lo que le
rodea en las alturas. Esto implica que los santos serán elevados a esta
semejanza para ser parte de la ciudad.

El material de la ciudad
Es de oro puro transparente como cristal. No hay oscuridad de
pensamientos en los que allí moran sino que sus obras son de luz y para la
luz de acuerdo a Dios. Los cimientos son la parte de la construcción sobre
la que descansa un edificio. Notemos que los cimientos aquí no se refieren
a la historia antigua de Israel sino a la realidad excelente dada a los
apóstoles en el nuevo pacto. (Apocalipsis 21:14)

Las piedras preciosas y su contenido

Jaspe: (verde) Implica honor, hermosura, que descansan sobre el


testimonio divino. (Éxodo 28:2; 28:20) Semejanza de Cristo. (Apocalipsis
4:3)

Zafiro: (azul) Nos describe el lugar celestial y un panorama general de


ese sitio en las alturas. (Job 28:6) El terreno celestial donde Dios tiene sus
pies. (Éxodo 24:10)

Ágata: (azul) Se describe como parte de las actitudes de santidad y


obrar de los hijos de Dios. Obras de acuerdo al fluir divino. (Éxodo 28:19)

Esmeralda: (verde) Claramente se ve en ese atributo divino donde Dios


cumple sus promesas y guarda su pacto. Como semejanza de Dios
poseemos esa postura firme. (Apocalipsis 4:3)

Ónice: (azul cielo) Implica prosperidad, descendencia, linaje real y


continuidad. (Éxodo 39:6; 35:9)

Coralina: (roja) Envuelve que el carácter divino está completo en los


hijos de Dios hasta alcanzar la plenitud de Jesucristo. No son atributos
individuales y propios sino que Dios los extiende en sus hijos.
(Apocalipsis 4:3)

Crisolito: (amarilla) Implica al alcance y continuidad del dominio y la


omnisciencia de Dios. En la redención conoceremos todas las cosas.
(Ezequiel 1:16)
Berilio: (agua marina) La capacidad de juzgar será dada al pueblo
vencedor. Posee el juicio de Dios. (Daniel 10:16)

Topacio: (amarilla) Un testimonio de honra. (Éxodo 28:17)

Crisopraso (verde claro) La infinidad de la grandeza y la riqueza de


Dios. La imaginación del hombre no alcanza a definir la recompensa de
los vencedores.

Jacinto (púrpura) Implica la unión y pacto leal de Dios con su pueblo.


(Cantares 5:14)

Amatista (púrpura) Un testimonio de naturaleza divina de origen en


Cristo.

12 puertas y 12 perlas

A Dios le ha placido engrandecer al hombre quién es utensilio de barro


para alcanzar una esperanza incorruptible en gloria. Sobre estos hombres
Dios edificó las bases y cimientos de su santa ciudad. Escogió sus
apóstoles hombres sujetos a pasiones para mostrar las riquezas del reino
de Dios. Las perlas son formaciones en el mar donde las ostras convierten
sobre un grano de arena un líquido cristalino produciendo una preciosa
formación. Se necesita tiempo, circunstancias, continuo fluir para dar el
resultado perfecto, hasta dar por resultado este tesoro. De la misma forma
Dios formó en hombres los cimientos para la hermosura final de su tesoro.
(II Corintios 4:7) No existirá dentro de la ciudad, cosa oscura ni de raíz
tenebrosa, pues ella es transparente y pura.
Los templos son lugares de reunión en esta tierra con miras a reunir y
congregar un pueblo con la meta en común de escudriñar sobre las cosas
de Dios y de tocar su presencia. En la Nueva Jerusalén no hay necesidad de
esto pues estará el arquitecto del templo del universo presente por
siempre. Hoy hay necesidad de lumbreras en esta tierra pero allá
tendremos la fuente de luz por la naturaleza del único Dios y del Cordero.
Notemos que tanto el Cordero como el Padre irradian una sola luz. No hay
división en ellos. El Cordero no es un satélite de la luz de Dios así como lo
es la luna del sol sino que la luz irradia del único Dios eterno en tres
personas.

Los reyes de la tierra traerán su gloria a ella

Los salvados estarán alumbrados eternamente por la esencia celestial


aquí. Dios hará de los vencedores reyes y sacerdotes para Dios. Como
hombres con mente limitada no podemos conocer los planes totales de
Dios para el futuro, aquí se nos da una clave sobre lo que será mañana.
Nuestra galaxia es como un punto en la nada comparado con la
majestuosidad del ejército del cielo creado por Dios. En mi opinión, Dios
tiene grandes planes con los vencedores donde la luz de los redimidos
alcanzará la infinidad de la creación de Dios. No quiero hacer conjeturas
sobre el alcance de lo que puede implicar el futuro luego de la redención
pero una vez Dios establezca la Nueva Jerusalén cosas que ojo no vio ni
oído oyó son las que Dios tiene preparados para los que le temen, así que
sólo intentar pensar en esa sublime esperanza es imposible.
La preeminencia de esta gran ciudad celestial sobre la futura creación y
planes de Dios es evidente. Los planes futuros de Dios no están
culminados ni se describe la totalidad de la eternidad en el libro de
Revelación. Podemos decir que sigue la creación de Dios hoy y mañana y
hay lugar para la formación de naciones así como Dios desee. No existe
forma de escribir sobre la eternidad en papel y tinta terrenal intentarlo
sería inútil. La Biblia misma no es digna de culto. La Biblia es el medio
que Dios usará para crear de hombres de barro un linaje real. El contenido
de la Biblia es lo eterno. Y es suficiente para hacer de los hombres
edificación de Dios para hacer tabernáculos de su plenitud y formar a
Cristo Jesús en ellos. Pero la Biblia misma no lo logra si Dios Espíritu
Santo no está presente, de lo contrario sería letra muerta. La hermosa
historia de la redención culmina en Revelación, pero de la eternidad no se
ha dicho una palabra hasta que los vencedores alcancen esa bendición allí
conoceremos cuán grande es él.

A puertas abiertas

Toda la inmundicia, abominaciones y mentiras estarán fuera de la


ciudad y no hay lugar para ellos en esta morada final. Las puertas de la
ciudad nunca se cerrarán y todos los no redimidos estarán en un lugar
imposibilitados de acceso a esta gran Ciudad de Paz. Ya no hay redención
disponible para los que quedaron fuera, pues su tiempo de elección
tuvieron y rechazaron. El libro de la Vida del cordero nos muestra que el
Cordero es el dueño de los redimidos. Tienen un solo dueño, Dios y
Jesucristo.
“He aquí yo vengo pronto, y mi
galardón conmigo, para recompensar a
cada uno según sea su obra.”
–Apocalipsis 22:12

Capítulo 22
Libro de Apocalipsis

Este capítulo comienza describiendo algunas de las innumerables


bendiciones que Dios tiene para los salvos. Veamos:

“Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente


como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la
calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida,
que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol
eran para la sanidad de las naciones. Y no habrá más maldición; y el
trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y
verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. No habrá allí más
noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque
Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. Y me
dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los
espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos
las cosas que deben suceder pronto. !!He aquí, vengo pronto!
Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro. Yo
Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto,
me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas.
Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus
hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro.
Adora a Dios. Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este
libro, porque el tiempo está cerca. El que es injusto, sea injusto todavía; y
el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la
justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo
pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su
obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el
último. Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al
árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Mas los
perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los
idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. Yo Jesús he enviado mi
ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y
el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Y el Espíritu
y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y
el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. Yo testifico a todo
aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere
a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este
libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios
quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas
que están escritas en este libro. El que da testimonio de estas cosas dice:
Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. La gracia de
nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.” (Apocalipsis 22)

Dios tiene maravillosas recompensas para los vencedores, es decir, para


todos aquellos que reciben a Dios en sus vidas y andan en santidad.

Un río limpio de agua de vida

Se describe un río resplandeciente como cristal que se originaba en el


único trono de Dios y del Cordero. Los ríos terrenales nacen en la montaña
de donde se abastecen de las venas de aguas para luego alcanzar el mar. En
la Nueva Jerusalén hay un solo río que nace en Dios y es la fuente de vida
para los redimidos de la ciudad. Nace del único Dios y del único trono.

El árbol de vida

Produce doce frutos, uno por mes. Esto significa que la totalidad de los
redimidos tienen sustento eterno. Notemos que en la eternidad no existirá
el tiempo, ni el sol, ni la luna. Dentro de la morada de Dios y de los
redimidos. Por lo tanto el calendario no se sujeta al terrenal. Dentro de la
ciudad no hay enfermedad. Como tampoco hay elementos naturales como
lluvia, sol, nieve, y otros. Sin embargo se nos dice en el capítulo veintiuno
que habrá naciones que traerán gloria y honor a ella. Aquí hay una visión
del futuro donde no se arroja mucha luz de las escrituras. Se nos está
diciendo que fuera de la ciudad hay naciones posiblemente creadas por
Dios en tiempo y futuro donde estas naciones se nutrirán de la salud que
brota de la Santa Ciudad. Dentro de la Santa Ciudad no hay sol ni luna.
Cuando la Biblia dice que el sol no será más dentro de la Nueva Jerusalén
no descarta la existencia de los millones de soles que hay en el universo
cuyo número es infinito. La ciencia moderna conoce que la estrella del sol
que conocemos no es la única en las alturas dónde hay millones de estas.

Hojas para sanidad de las naciones

No hay necesidad de sanidad donde no hay enfermedad y no hay


calendario de meses donde no hay sol. Por lo tanto, esta referencia implica
que el vasto universo donde si hay millones de soles tendrán fuentes de
salud y sanidad inagotable en la Santa Ciudad y estas naciones en todas
esas galaxias celestes tendrán sus reyes y sacerdotes para Dios que se
componen de todos los vencedores que conocieron al único Dios en tres
personas. Dentro de la ciudad de los redimidos no existe la maldición que
originó el pecado en la tierra que produjo toda clase de enfermedades,
sufrimientos, angustias, lamentos, dolor, lágrimas, escasez y agonías.

El Trono de Dios y del Cordero

Existe un solo trono para el único Dios. Un solo rostro al cual mirar y
dar gloria y majestad. Un nombre en singular sobre las frentes de cada uno
de ellos. En capítulos anteriores hemos visto que los redimidos tenían el
nombre de Dios y del Cordero escrito sobre ellos. Dos nombres que se
resumen en sólo uno, Dios. Esta verdad contrasta con las mentiras
teológicas que afirman que Jesucristo no es el único Dios. Vea: I Juan
5:20.

Él viene pronto
Pronto tanto los redimidos como el mundo conocerá la realidad y
manifestación de Dios. El Cordero es el que viene. (Apocalipsis 22:10)
Esa verdad contrasta con las mentiras enseñadas de los pseudo maestros
que causan confusión y división. El que viene es el Señor Jesús. El que
traerá galardón para dar conforme a las obras de los hombres. Él es el Alfa
y Omega, el Primero y Último. La raíz y el linaje de David, quién envió el
ángel a Juan. (Apocalipsis 22:16) Jesucristo es la estrella resplandeciente
de la mañana quién viene a buscar a su pueblo (arrebatamiento) antes que
aparezca el sol (Segunda Venida Visible).

El tiempo está cerca

Desde que Juan escribió han pasado más de dos mil años, sin embargo
en su tiempo se comenzó a cumplir su profecía alcanzando hasta hoy. La
verdad del cumplimiento profético no hará que muchos de los hombres se
vuelvan a Dios pues en su ceguera seguirán como si Dios no existiera.
Existen hoy, solo dos caminos para el hombre:

Primera alternativa: Lavar sus ropas y ser regenerados para entrar en la


santa Ciudad de Dios dentro de los planes eternos.

Segunda alternativa: Seguir la corriente del mundo donde abundan los


perros, hechiceros, fornicadores, homicidas, idólatras, mentirosos y
engañadores por el poder de Satán. Recibir el pago por la maldad.

Hoy hay una fuente de agua de vida gratuita para todo aquel que desee
salvarse. Mañana será tarde para elegir esta salvación. Tanto el Espíritu
Santo como la novia de Cristo Jesús, su iglesia redimida anhelan la venida
del esposo.
La inminente realidad confrontará al hombre con el resultado final de
su elección sobre lo bueno y lo malo. Esta decisión afectará el destino
final del hombre y lo colocará del lado eterno sea de la bendición o de la
maldición que escoja para si. (Joel 3:14)

“Ciertamente, vengo en breve, Amén; sí, ven Señor Jesús” (


Apocalipsis 22:20)
FIN
Bibliografía

Diccionario Ilustrado © Miami, Florida: Editorial Caribe. 1974

Casiodoro de Reina. Santa Biblia ©Nashville, Tennessee: Broadman &


Holman Publishers. 19960

Halley, Henry H. Compendio Manual de la Biblia ©Chicago, Illinois:


Moody Bible Institute. 1995

Mc Dowell, Josh. Evidencia que exige un veredicto ©Miami, Florida:


Editorial Vida. 1982.

Mc Dowell, Josh. Más que un carpintero ©Miami, Florida: Editorial


Betania. 1978.

Morales, Benjamín. El 666 La Nueva Moneda (Un relato de los últimos


tiempos) © Miami, Florida: Editorial Carisma. 1998.

Ball, Sunshine. Daniel y El Apocalipsis ©Miami, Florida: Editorial Vida.


2000

Bloomfield, Arthur E. El Futuro Glorioso del Planeta Tierra © Miami,


Florida: Editorial Betania.1980

Colegio Pentecostal Mizpa. Libro de Revelación. © Río Piedras Puerto


Rico.

Dioses griegos y romanos. Enciclopedia Encarta en línea © Microsoft


Corporation 2000.

Jones, Rick. Conozcamos el Catolicismo Romano © 1995.

Mc Neil, William H . ‘La Civilización de occidente’ Universidad de


Puerto Rico: Editorial Universitaria. 1981
Soto Vargas, Ángel L. ¿Por qué colgué los hábitos? © Lares, Puerto Rico:
Ministerio Verdad y Vida. 1995

Willmington, Harold L. Auxiliar Bíblico Portavoz © Wheaton, Illinois:


Editorial Portavoz. 1984

El pequeño Larousse Ilustrado, Buenos Aires, Argentina. Editorial


Larousse. 2002

Yogui Cho, Paul. Orando Con Cristo. Deerfield, Florida: Editorial Vida
1987.
Libros de interés general que puedes
conseguir en las tiendas de Amazon y Barnes & Noble

COSAS QUE EL ABUELO HACÍA EN SECRETO


PARA MEJORAR SU SALUD -DINO ALREICH

Este es la clase de libros que tiene el poder de hacer cambios positivos en


los lectores. Está lleno de secretos tanto para la salud, así como para el
alma. Un libro que no solo leerás, sino que compartirás con los amigos a
quienes amas. Nunca nadie conoció los secretos del abuelo, hasta ahora...
Nos revela los secretos para una longeva vida, paz interior, armonía con
los semejantes, y nos brinda ‘tips’ para lograr la salud que todos
buscamos. El abuelo y sus consejos te guiarán por un camino de bienestar
que nunca imaginaste, el poder para cambiar tu vida.

CONSPIRACIÓN WATCHTOWER
-DINO ALREICH

Este es un libro inquietante que nos muestra el lado oscuro de una secta
que va casa por casa en diferentes partes del mundo cazando almas de
hombres. Se presenta un estudio profundo de las doctrinas y falacias que
ha construido una colosal secta llena de engaños y enredaderas. Toda una
compleja maquinaria económica dispuesta a servir como caballo de Troya
contra el cristianismo. Conspiración, mentiras, tergiversación del mensaje
cristiano, sectas falsas en la sociedad, todo es parte de un esquema oscuro
elaborado por los urdidores “illuminatis” del Nuevo Orden secular. Este
libro se presenta como un alerta contra las falsas sectas.

DESPUÉS DE DESHECHA MI PIEL (LÁGRIMAS DE


UNA GUERRA ESPIRITUAL) –DINO ALREICH
Lágrimas de una guerra espiritual / ¿Sientes que tu vida se encuentra
sumergida en el pozo de la desesperación? ¿Piensas que los problemas de
la vida son como un torbellino que vienen a derribar todo alrededor?
Cuestionas constantemente a Dios sobre su presencia frente a las angustias
y pruebas que se nos presentan en la vida. Esta es la historia de un hombre
que en su carne pasó por el mismo infierno pero sin quemarse uno solo de
sus cabellos. Esta historia verídica te brindará herramientas y fortaleza
para ayudarte a cruzar a la otra orilla. Este libro está dedicado a toda
persona que sufre por alguna razón. A aquella persona que se acaba de
enterar que padece alguna enfermedad angustiosa y crónica. A aquellos
padres y madres que sufren por sus hijos. A aquellos hijos que sufren por
la ausencia de sus padres. A aquella mujer sola y desconsolada por la
partida de su esposo o familiares. A aquel hombre abandonado junto con
sus hijos. A aquel hombre de negocio que lo ha perdido todo y al parecer
se quiebran sus sueños. A aquellos que buscando refugio en Dios han caído
en las redes de inescrupulosos mercaderes de templos. A aquellos que
viven en el triste exilio y no tienen amistades. A aquellos que padecen
hambre y no encuentran amigos. A aquellos que piensan que no hay nada
bueno reservado para ellos en esta tierra y piensan en partir y reducir sus
días. A aquellos cristianos que por su fidelidad a Dios han sido
perseguidos y afligidos por angustiadores. A aquellos jóvenes que han sido
violados y disturbados en lo más profundo. A aquellos que derraman
lágrimas en lo secreto. A aquel hombre o mujer que mora solitario sin ver
una mano amiga. A aquellos que sienten que le faltan fuerzas para superar
las dificultades de la vida. Recibe fuerzas, aliento y fe por medio de esta
inspiradora lectura.
YO VI A DIOS ESCRIBIR EN EL CIELO UN ENIGMA
SOBRE APOCALIPSIS –DINO ALREICH

¿Existe la posibilidad de poder predecir con certeza y precisión lo que


acontecerá el día de mañana? Este libro no solo lo confirma, sino que
ilustra de forma minuciosa eventos trascendentales que han de tener lugar
en el mundo en los tiempos que se aproximan. Cataclismos, terremotos,
genocidio, fenómenos climatológicos, guerras, conspiraciones, reducción
poblacional y hambre en toda la tierra; son solo algunos de los elementos
que acompañan esta visión. Todo es parte de un panorama apocalíptico que
fue revelado a un hombre hace más de dos mil años atrás. ¿Qué
significado e implicaciones de impacto para nuestras vidas tiene el
simbolismo apocalíptico de: los cuatro jinetes, las siete trompetas, las
siete copas, los siete sellos, los diferentes ayes, y la intervención de los
ángeles del juicio sobre el planeta tierra? ¿Estás preparado para afrontar el
Apocalipsis? Este libro nos permite ponernos a prueba y descifrar cuan
preparados o desprevenidos podemos estar en la hora más crucial del
planeta tierra. Sin duda alguna, este libro es una herramienta para
prepararnos para el tiempo que ya es inminente.

SEÑOR, ¿CUÁL ES MI PROPÓSITO


EN ESTA VIDA? –DINO ALREICH
Cuántas veces nos hemos preguntado acerca de nuestro propósito y destino
en esta vida. Venimos a este mundo no por voluntad propia sino por la
voluntad del Creador. Ya estamos aquí, nos hicieron nacer, crecer y
desarrollarnos en esta Tierra, pero ¿Cuál es el propósito de nuestra
existencia? ¿Por qué estamos aquí? ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué retos nos
ha puesto nuestro Creador? ¿Seremos vencedores en este peregrinaje
llamado vida? Esas son algunas de las preguntas que nos contesta este
hermoso libro el cual fue en algún momento publicado bajo el tema
"Lluvia de amor para el alma sedienta". Este libro es uno lleno de
enseñanzas, reflexiones, oraciones y todo un estudio profundo del corazón
de Dios y del corazón del hombre. Nos presenta una inspiradora
ilustración de la existencia del hombre, antes de nacer, en el vientre
materno, en el nacimiento, y en nuestro crecimiento y desarrollo en la
vida. Esta nueva edición fue preparada en letra grande para beneficio de
los lectores. Sin duda alguna, un libro muy especial que te ayudará en
medio de este peregrinaje. El autor ha publicado anteriormente los libros:
El Resurgir de la esvástica, Conspiración Watchtower, Cosas que el abuelo
hacía en secreto para mejorar su salud Tomo I y II, El misterio del reino de
los cielos revelado, Por amor al llamado, Yo vi a Dios escribir en el cielo
un enigma sobre Apocalipsis, El ángel, la luna y la paloma, entre otros.

EL ABUELO SABIO Y SUS AMIGOS


– CARISSA L. OLMO
El abuelo Sabio y sus amigos es un libro que posee un gran valor
educativo. Es una guía práctica que se compone de diversidad de dramas o
cuentos ideales sea para dar una presentación utilizando marionetas en
actividades cristianas, o simplemente para leerle un interesante cuento a
sus niños antes de dormir. Es una herramienta que sirve para preparar
líderes que puedan llevar un mensaje por medios creativos y coloridos.
Son historias basadas en los valores bíblicos y cristianos que logran
impartir fe, esperanza, amor y demás frutos. Este libro es el primero de
una serie que apenas comienza y donde la autora irá aportando
herramientas sea para uso familiar o para uso de iglesias, escuelas con
ópticas cristianas. Este libro se divide en dos partes, en la primera, el libro
comienza siendo una guía detallada que lo hará experto en el uso de
marionetas, y en la segunda parte, se presentan diversidad de dramas e
historias que no nos dejarán indiferentes. Un libro altamente
recomendable.
Sobre la autora Carissa Lee Olmo, es una educadora tanto en el ámbito
eclesial como en el secular. Es una mujer luchadora, esposa y madre. En
este primer libro, la autora presenta una enriquecedora serie de enseñanzas
de valores cristianos con enfoque en la niñez. La autora, aunque nacida en
los Estados Unidos, se trasladó a Puerto Rico donde estudió logrando
entrar a la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez, graduándose
con honores. En su libro lleva la inquietud de poder formar una generación
donde perduren los valores, la justicia, la igualdad, y aquellas cosas
positivas donde se construyen personas de bien.
EL APÓSTOL PABLO
– DINO ALREICH

El apóstol Pablo: La historia y ejemplo de un verdadero guerrero es la


historia verídica de un hombre de guerra, celoso religioso fariseo y asesino
de cristianos que cuando menos lo esperaba tuvo un encuentro con el Dios
a quien él perseguía. Narra la historia emocionante e increíble de las
primeras experiencias cristianas en el mundo entero. Se trata de un libro
lleno de relatos de milagros, sangre derramada y el esfuerzo de gente
valiente por mantener la fe en un mundo contradictor. Muestra en detalle
la vida del más grande de los apóstoles y su legado para ser un modelo de
misiones. Originalmente este libro fue publicado bajo el nombre ‘Por
amor al llamado’ y es ahora que el autor nos presenta esta nueva versión
en letra grande para beneficio de los lectores. Sin duda alguna, un libro
que nos conduce a recobrar la fe y el valor en tiempos de persecución. Esta
apasionante historia no te dejará indiferente.

LO QUE TODO AUTOR DEBE CONOCER AL


ESCRIBIR SU OBRA – ALANIS WHITAKER
¿Eres un autor o escritor? ¿Te consideras un aspirante a serlo? Este libro es
una importante guía que no debe ser ignorada por autores o escritores. La
autora Alanis Whitaker nos hace un importante aporte en torno a las
implicaciones legales que conllevan la creación de una obra. Explora de
forma muy práctica los temas de los derechos de autor, propiedad
intelectual y plagio. Nos brinda dirección y seguridad a la hora de escribir
nuestras obras para no incurrir en delitos o violaciones de las leyes de los
países. Nos orienta de forma efectiva sobre el legado histórico de las
protecciones existentes para autores y para sus obras en diversidad de
países. Identifica de forma clara los límites autorales y legales que
competen al mundo de los escritores. Sin duda alguna, un libro que no
debe faltar en nuestra biblioteca.

LA SIRENA SAGRADA
– SIREESHA GOODMAN
Cosas extrañas suceden en la tierra, ¿estás preparado para enfrentar la
verdad? Avistamientos de sirenas ¿se trata del producto de la imaginación
del hombre o hay algo más en todo esto? ¿Se trata de un descubrimiento
de importancia nacional o de alguna clase de nuevo terrorismo por mano
de la ingeniería genética moderna? ¿Puede la ciencia moderna crear súper
humanos y quimeras? En este libro la escritora Sireesha Goodman hace
sus debut con un magistral libro que nos introduce en el mundo misterioso
de las sirenas, el origen de la leyenda, su historia, su influencia en el
mundo y cómo afecta en nuestros días. Presenta una serie de datos que
cautivarán al lector con lo interesante de sus ideas.

Un libro muy bien trabajado que no nos dejará indiferentes.

Muy poca gente conoce que en la propia Biblia los israelitas se


enfrentaron en una batalla sobrenatural contra la diosa sirena. Las sirenas
han estado influenciando toda clase de cultos en el mundo y son parte de
ellos. Este libro nos sorprende con evidencias contundentes de una
realidad ignorada por muchos. ¿Sabía usted que el propio culto a la virgen
María tiene sus raíces en el culto a deidades antiguas vinculadas a la diosa
de los mares? Sirenas, gigantes, quimeras y seres increíbles son parte de
un legado histórico que no deja de asombrarnos. Mucho más nos
sorprenderá lo cerca que están de nosotros y muchos lo ignoramos. Este es
un libro intrigante e inquietante que superará toda expectativa

EDIFICANDO MI CASA SOBRE


LA ROCA –DINO ALREICH

‘Edificando mi casa sobre la roca: Defendiendo nuestra generación de los


golpes de espada enemiga’ es un libro cristocéntrico que tiene como meta
afirmar los fundamentos de fe judeocristianos que nos han sido legados.
Es una respuesta y afirmación de fe en respuesta a los vientos de oposición
modernos que vienen a amenazar los valores, la ética, la moral y las sanas
prácticas espirituales. Este libro nos invita a volver a los fundamentos
cristianos y avivar nuestra fe en estos tiempos turbulentos. El libro nos
hace un reto a ser gente separada para Dios por medio de una lectura llena
de enseñanzas.

EL ÁNGEL, LA LUNA Y LA PALOMA


–DINO ALREICH
La más hermosa historia de amor jamás contada. Un amor que excede toda
razón y pensamiento. Una odisea sin igual de una reina en búsqueda de su
amado. De cómo venció todos los peligros del camino hasta llegar a él. Un
camino que estuvo lleno de aventuras, milagros y secretos que hacen de
esta historia una única y especial. Ella estuvo dispuesta a enfrentar a todos
los enemigos del malvado rey León con tal de alcanzar a aquel a quien
amaba su alma. Dios mismo simbolizado en el rey, y el lector siendo parte
de la amada. Una historia que transmite el amor de Dios en cada página.
Una historia trepidante que no te dejará indiferente. Basado en el Cantar
de los Cantares del rey Salomón. Esta es la historia más sublime contada
por un padre a sus hijos.

El secreto de la cruz carmesí


– Dino Alreich

Si Dios se hizo hombre debemos esperar que haya pronunciado las


palabras más grandes que jamás hombre alguno haya hablado. También
debemos esperar que haya hecho las obras de más impacto sobre la tierra.
Podemos esperar que ese hombre haya demostrado con hechos su deidad, y
de la misma forma tendría que presentar evidencias impactantes sobre la
vida de las personas. Debió ser el ejemplo perfecto del amor, la paz, la
perfección y todas aquellas cosas que nos hacen como personas. Incluso, la
propia muerte nunca habría de detenerlo. Esta es la historia de ese hombre
que hoy millones de personas lo reconocen como su: Dios.
El destino sagrado de la reina Jadasá
-Dino Alreich

¿Cuál es el misterio que rodea al antiguo pueblo hebreo que lo hace


portador de la protección divina? Siendo una pequeña nación ha sido
librado de terribles gigantes que utilizando lógica humana nunca hubieran
podido ser vencidos si no fuera por una intervención sobrenatural. En esta
historia, el autor Dino Alreich nos presenta una historia verídica basada en
el libro sagrado de Ester. La historia de una reina valiente que lo dio todo
por el pueblo que amaba y como ella vino a ser una herramienta de
protección para toda su raza. Sin lugar a dudas, una historia que ha
trascendido el tiempo y sigue igual de impactante hoy. Esta emocionante
historia nos muestra como el Dios de Israel está presente en medio de su
pueblo cumpliendo sus promesas y fidelidad con un propósito y destino
sagrado. Esta es la historia de aquella hermosa reina que demostró que la
verdadera belleza es la que se exhibe en el interior por encima de toda
excepcional cualidad física.

Conspiración nazi en el siglo XXI


–DINO ALREICH
Los periodistas Daniel Godwin y Eli Salem reciben una enigmática
llamada de Alexander Deike, un ex soldado de la Schutz-Staffel (SS) de
Hitler. El misterioso anciano asegura tener un mensaje que el mundo debe
conocer. Antes de desaparecer de forma misteriosa, Alexander Deike hace
unas declaraciones donde revela los secretos más guardados de la potencia
fascista cuya marioneta fueron los nazis. Alexander Deike identifica a las
fuerzas y grupos de poder que actúan en la sombra manipulando a la
sociedad y gobernando al mundo y cuyas raíces se pierden en el antiguo
Egipto y en Babilonia. Estas revelaciones nos pone en alerta sobre lo que
pudiera llegar a ser un nuevo holocausto. ¿Ficción o realidad? ¿Qué
posible mensaje se encuentra codificado entre las páginas de este libro?

Cómo logré subir mi Fracción de


Eyección (EF) de 20% hasta un 60%
-Alejandro Cienfuegos

Este libro es el testimonio vivo de un hombre que estuvo al borde de la


muerte en múltiples ocasiones a causa de un fallo cardiaco crónico que le
debilitó de forma extrema, pero esta obra no se trata de la crónica de su
muerte sino del relato de superación y de victoria contra una popular
enfermedad. El autor nos comparte diversidad de 'tips' que le ayudaron a
subir su Fracción de Eyección (EF). En el testimonio del autor se narra
cómo pudo subir de un 20 % hasta alcanzar un 60%. El autor revela los
secretos que son parte de su testimonio de cómo pudo ir contra todos los
pronósticos y nos presenta diferentes alternativas que pueden ayudar la
salud de persona de todas las edades. Esta es la clase de libros que
desearás compartir con aquellos familiares y amigos a quienes amas y les
deseas el bienestar. Este es un libro que nos invita a trascender, a ir más
allá de la mera salud física, nos invita a buscar alternativas saludables y a
cultivar la espiritualidad y la fe en Dios. Un libro que toda persona debe
leer.

Conspiración Atlántida:
El retorno desde el abismo
Dino Alreich

¿Qué sucedería si la realidad histórica fuera muy diferente a la que nos


han enseñado en nuestras escuelas y universidades? ¿Qué pensaría usted si
conociera que la realidad es mucho más espeluznante y mucho más
peligrosa de lo que conocemos? Conspiración Atlántida es una obra
inquietante que nos introduce en el mundo de las conspiraciones de las
sociedades secretas, de la mafia y de la corrupción política, religiosa,
económica y militar. El arqueólogo Joseph Betterson hace el
descubrimiento más grande de su vida sin saber que sus implicaciones
conllevan el peligro de un nuevo genocidio mundial. Una bestial guerra se
libera contra la sociedad moderna, tenebrosas sociedades secretas
seguidoras de las ideologías de los llamados dioses de la Atlántida
conducen al mundo a una terrible emboscada, un genocidio sin
precedentes por causa del racismo imperial. Los conspiradores envueltos
en su extremo racismo están dispuestos a “purificar” la Tierra de lo que
consideran son razas inferiores para así entregarle el poder dictatorial a la
“raza superior”.
Es un thriller donde se entremezcla la realidad y la ficción y nos pone
en alerta sobre las tendencias ideológicas modernas que permanecen en
inescrupulosas sociedades secretas de ayer y de hoy las cuales forman
parte de la elite de poder que controla al mundo. ¿Ha muerto el racismo
que le puso fin a la vida de más de seis millones de judíos en el
Holocausto? Esta novela nos eriza la piel atando los cabos sueltos de la
historia y demostrando que nuestra sociedad moderna corre peligro ante
las nuevas corrientes racistas que controlan al mundo. ¿Cuál es el secreto
y misterio escondido en la creencia sobre la ciudad perdida de la
Atlántida? ¿Qué relación tiene la creencia sobre dicha ciudad y las
religiones adoradoras de Lucifer? ¿Qué tiene que ver el plan para un
Nuevo Orden Mundial moderno y una orquestada conspiración luciferina
sobre todos los pueblos? ¿Por qué la elite de poder Illuminati ha
preservado y transmitido en sus círculos de sociedades secretas los
misterios de esa milenaria ciudad marítima? ¿Cómo afecta esto a nuestro
mundo hoy? ¿Qué nos dicen antiguas profecías al respecto? Nunca nadie
había revelado la completa verdad sobre esta mística ciudad. Hasta
ahora… Un libro lleno de misterios, enigmas, aventura e intrigas que usted
debe leer.

EL RESURGIR DE LA ESVÁSTICA
-DINO ALREICH
Christopher Borazzo, un antropólogo y profesor, tiene una enigmática y
misteriosa revelación, en la cual ve el levantamiento mundial de una
nueva dictadura nazi. Se ve envuelto en una pesadilla donde es testigo de
las maniobras de las sociedades secretas, cultos religiosos y líderes
mundiales para someter la política internacional, la economía, las
religiones....
Esta novela surge de la investigación moderna en torno a los neonazis,
profecías bíblicas, teorías de conspiraciones y del acontecer noticioso
pasado y contemporáneo. El libro trata de unir los cabos sueltos que
componen la historia a la vez que busca descifrar el significado
apocalíptico y la posibilidad de que dichos libros sagrados los hubieran
escrito para advertirnos a todos de lo que sucederá el día de mañana en
todas las naciones.
¿Qué misterio se oculta en las antiguas profecías de los libros sagrados
de Daniel y Revelación?
Durante siglos, el significado de las antiguas profecías se había
mantenido en secreto para el mundo… hasta ahora.

Las parábolas: Así habló y enseñó Jesucristo


– Dino Alreich
El prolífico autor Dino Alreich nos brinda una excepcional herramienta en
la cual escudriña y deshilvana a profundidad más de cuarenta parábolas
pronunciadas por Jesucristo. En este abarcador libro el autor entrelaza la
totalidad del contenido de la Sagrada Biblia para mostrarnos el contexto y
significado correcto y de sana doctrina que corresponde al mensaje central
que Jesucristo quiso llevarle al mundo. Un libro que no debe faltar en
nuestra biblioteca personal de recursos cristocéntricos y de ayuda esencial
en el estudio de la Biblia para nuestro crecimiento espiritual.
Para novedades visita:
http://tumundodelibros.blogspot.com