Está en la página 1de 12

Los jesu itas: mod elo

de emp resa rios colo niale s


G R MÁN CO LM ENAR ES
1/t.\IOnado r. Pro[e.\ or Unn·ersidad del \ 'al/e

R ENTE a la e num e ració n d e las riqu ezas acun1ul a d as po r la


Comp a ñía d e J es ús e n las colo ni as esp a ño las, in ve nt a ri a d as e n
e l n1 o m e nto d e la e xpul sió n d e 1767, e l in vesti gad o r se sie nte
te nt a d o pe rm a ne nte m e nt e a re fe rir las c ifras a un o rde n d e
rn agnitudes e xt e rn o , qu e ay ude a d o ta r d e un a p e rspecti va e l fe nó m e no d e
la eco no mí a jes uit a. Este e je rc ic io se logra a veces p a rc ia lm e nte . Po r eje m-
plo, pue d e n se ñ a la rse los límites d e la ac umul ació n indi vidua l e n d e te rmi -
n a d a regió n o a ve ntura r que la Cornp a ñía p ose ía no m e nos de un di ez po r
c ie nt o d e l to ta l d e l ga n a d o e n un a regió n co m o e l va lle d e l Ca uca o e ntre
el tres y e l c inco p o r cie nt o d e la po blació n esclava e n Nueva G ra na d a. Y
to d av ía ca be es ta blece r co mpa rac io nes d e m ayo r precisió n e ntre las m agní-
tud es regio na les d e acumul ació n jes uit a, e ntre M éxico, Pe rú y Nueva G ra-
nada , po r eje mpl o , pues to qu e los inve nt a ri os d e 1767 so n un a fu e nt e m ás
o n1 e no s ho n1 ogé nea .

1_.•.-t C O !HP.4 Ñ Í A . PRINCIPAL G R UPO FIN A NCI E RO EN EL VIRRE I NA T()

E n e l n1 o m e nt o d e la ex pul s ió n , la Comp a ñí a d e J es ú pose ía e n e l Nuevo


R e in o de G ra na d a, la G o b e rn ació n d e Po p ayá n y la Audie ncia d e Quito
Po rt n n t.lc la ca<.,a prin c1pal de la
~ 1 1 -.. 1 0 11 en Sa n tak. a ho rt1
( hoy, te rrit o ri os d e Colo rnbia y Ec ua d o r ) cie nt o sete nt a hac ie nd as . S i qui -
j\ l tl \ L' U 0 e ¡\ rt e (' () 1() 11 1(1 1 s ie ra refo rza rse la idea d e las riquezas exce pc io na les d e la Compa ñí a, a
es te c úmul o d e unid a d e s pro duc ti vas rura les, d e di ve rso va lo r y d o tació n ,
de be ría n s um a rse las pro pie d a d es urb a n as, d e inmue bles d estin a d o a fun -
c io nes di ve rsas, d e riqu ezas impro du cti vas a teso ra d as e n te mplos m ás o
n1 c no s s untu osos (d esd e la m ás ri ca ca pill a d octrin e ra d e la Nueva G ra na d a
e n T6 paga has ta la ig lesia d e la Co mp a ñía e n Quito, un a d e las joyas
a rquit ectó ni cas qu e se co nse rva n d e l p e río d o e n Amé ri ca) y un a diversidad
de b ie nes n1u e hl es co m o o rn a m e nt os , b ib li o tecas, e le m e nt os d e bo ti ca o
rn c rca nc ías qu e co nsistía n e n to d o tipo d e pro du c tos rura le s o m a nufactura
d e oh raj cs de posit a d o s e n ti e nd as y a lm ace nes d e la mi sm a Comp a ñía,
a d c rn ás d e las esp ecies m e tá lic as, d e pósitos y pre nd as, va les y o tros in stru -
rn e n t o ~ d e e ré d i t o .

E n 1757 se ca lc ul a h a q ue só lo las hac ie nd as d e l Co legio d e Q uito va lía n


2.JlJ4 .000 p e~ o ~ d e pl a ta. E n e l m o m e nt o d e la ex puls ió n , di ez a ño m ás
ta rd e. las c ie nt o o nce h a c ie nd as d e la A udi e nc ia d e Quit o ha bría n sido
ava lu a d as e n ce rca d e c ua tro n1ill o ne s d e pesos. D e los in ve ntarios y ava lúo
pa rc ia les q ue se co nse rva n p a ra la Nueva G ra na d a po d e m os infe rir qu e las
~e ~c nt a h ac i e n da ~ rest a nt e~ de l N uevo R e ino y la Go be rn ac ió n d e Po p ayá n

42
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
HIS TOR IA
DE LA IJROV INCIA 10'1 •

DE LA CO\IPA 1 'lA DE JESUS


DEL N U E V O RE Y N O DE G R A N ADA

E N L A A i\1 E R I C A,
DESCR IPCION ,
Y RELAC IQN EXACT A
DE SUS GLORIOSAS MISSIO~ES
EN EL RE.YNO, LLAI\0~. :-.n. TA, Y IUO va INOCO;

AL ~i AS. Y T l R R l ~ O, r' )

Q..UE HAN CONQ_UISTADO SU> Mb 10:-..i;a\.O!i 1 ARA OJOS, \~


AV!\lENTO PL l.A CHRI TJ.!I\;DAD,

Y EXT LNS ION DE LOS DOA1L. lOS


DE SU l\1 G. CATHOLI CA.
SU AUTHOR .
V .... • 1' u eA s~ A x 1 • 1( EL re; ros o ·-
M
1
., l Comp-""·
QUE LA DEDI C A . Y OfRECE
A 1. O S H. E V E R. E ;:-.; D O :, i• A D R E S • Y H L R. M A N O S
de: ll m1Cm:t Pro\ &ncl:¡ del Nuevo Re:) no.
, f:n :.t ...
o(JU L l<. tl(;lll D lll D en b lrnprenn • y Lal>rcru dt
!\fllt>ULL J s 11 r;o1. , frente de h CruL de: Puc:rt:l Ccrr:ldl.
Año de: M UCC.XLI. Ó leo d e San Ign ac io de Loyola a tri b ui do t:t G rega rio
V ásq uez d e A rce y Ceha llos . Museo de Arte
1 Colo ni al. Bogo tá .
Págin a t it ul a r de L a H iswria de la Compmiía de Jesús
en el N uevo R eino de Granada . 1m p rc nt a de
Ma nu el f"7e rn á nd ez . M ad rid . 17-l l .

Ma pa real izado po r el mis io ne ro J osé G umill a~. en El O rinoco ilustrudo. Impre nt a de Ma nu el Fernü ndez .
Segun da tmprcsJO n . M ad r id. 17ó5 . Bi h li o tcca L u is Á ngel A ra ngo. Bog.otéÍ .

-
3J

JJ }~ L c.JV' O E MAP
JH" 1 \.
PR< )\ ·1. '( 1
) \.f(\')J()'\1·
. l 1 \
( 0!\lP \ '\ 1 \DE H 1~
. \1 1

"'\ r ' o H 1 '1 'o

...
. 1 o '

rJ Q.••'' ' "'.•''

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
~ Calá de probaciott de: Bucalcmo. C afa de mlfsioa d~ Q.uillota. J

•••to-
~ th ..,lUn loe II,Y. . . <kllllla(\11 ' n ...,
L O•l•mt '""
_.. '(' P.r ~11 liltla .... , ,,.,.,,. ~ •
,. •r,<!l qwr~·llul Kt• r.....
aec• ~lai. r


• • • •

- .. •

Do ilustrac iones de casas, to madas de la H istórica relación del reyn o de Chile y de las nzission es ~·
ministerios que ejercita en él /a Compcuiía de Jesús, de Alo nso de Ova lle . Ro ma . 1646. #

va lía n m ás de un milló n de pesos . Estas cifras comb inada s podrí a n ser


equi vale ntes a l va lo r calc ula do pa ra los bie nes de la Comp a ñía e n e l virrei -
na to de l Pe rú : 5'729 .000 pesos .
Aunq ue result a impo sible calcula r po r e l mo m e nto la pro po rció n que estas
pro pie d ades re prese ntaba n de ntro de l conju nto, de la rique za de cada re-
gió n , es indud a ble que e l Instit uto e ra e l m ás cua ntioso pro pie ta rio indivi dual
de la é poca. Ning una fa mili a pode rosa, con to das sus ra mifica cio nes pa ra
mo no po liza r la rique za, llegab a a te ne r siquie ra una fracció n significativ a
de las poses io nes de la Comp a ñía d e J es ú s. ~ E n la Nue va Gran ada y e n
Quito una fo rtuna de 200 a 250 mil pesos e ra e l techo de la rique za, acum u-
lable e n varias ge ne racio nes de com e rcio afortu n ado o de explo tació n mine-
ra . La base acum ul a da de rique za inmu eble, es decir , de l secto r propi amen te
te rrate nie nte, e ra tod av ía más preca ri a. C ua ndo la fo rtun a de un a fa milia
estab a re prese ntad a sola me nte e n hacie nd as, su valor to ta l exced ía ra ras
veces los cie nto cincu e nta mil pesos .

Los límite s de la rique za acum ulable e tu vie ro n condi cio nados localm e nte
e n e l pe ríodo , y lo siguie ro n esta ndo e n e l curso del siglo X I x, por las
posib ilida des de un siste m a glo ba l de tipo preca pita lista. Estos límite s no
podía n se r fijos pa ra todas las regio nes . dada la existe ncia va ri able de
recur sos o de un a re d de inte rcam b ios más o me nos a mplia . Basta comp a ra r ,
po r ejemp lo , la fortun a de los más ricos mine ros payan eses co n las de los
min e ros mex ica no · para te ne r un a idea de estas limita cio nes loca les. La
e ca la, e n este caso, e ra de uno a diez ap roxim ada me nte . Así mism o, la
unid ades prod ucti vas jesuit as ca lcaba n e l o rde n ge ne ra l de rn agnit udes . Po r
eje mplo . un comp lejo de hacie nd as del Coleg io de San Ped ro y Sa n Pablo
e n Méx ico fu e ro n comp radas po r e l conde de Regla e n un milló n veinte
mil pesos , la m ayo r tra nsacc ió n del pe ríodo colo ni a L e n ta nto que las hacie n-
da m ás cua ntiosa s de la Nuev a G ra nada a pe nas sobre pasab a n e l límite de
los cie n mil pesos .

En e l ca o es pecífi co de Q uito, la cua ntía de los bie nes de la Comp a ñía de


Jesús . y e n ge ne ra l de las ó rde nes re ligios as, no parec e gua rd a r propo rción
co n e l va lo r total proba ble de la rique za acum ul ada e n la regió n . Allí se
o pe ró un a conce ntrac ió n desu ua l e n ma nos de los institu tos re ligios os.

44
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
fe nó m e n o qu e m a rcó co n rasg o s ca rac te rí ti cos no só lo la vida co lo ni a l . in o
ta m b ié n los d e b a te re publi ca no s d e la regió n .

R ESI ST ENCI A Y C (JN TIN L /DA D: ,t C L"!H UL ACIÓN PR ECA PITA LIS1A

D e bido e n p a rt e a es ta ca p ac idad d e ac umul ac ió n . a l g un o~ a u to res ha n


c re ído ve r e n la e mpre sa eco nó mi ca de lo s jes uit a s ra sgos a nun c iado re , d e
la racio n a lid a d ca pita li sta . La pre fe re nc ia po r c ulti vo . m á~ re nt ab le s. e l
ritm o pe rm a ne nt e d e in ve rs io nes. la minu ci o~ i d a d co nt ab le . un a s u pe r vis ió n
ad minis tra ti va je ra rqui zada y un a ho m oge ne idad e n lo s p roc c~o. p ro d uc t ivos
s uge ría n as pecto s fa mili a res o co m pa ra ble s co n un siste m a ca pit a lis ta de fi -
nid o e n fun c ió n d e l e m p rc a ri o. sea po r la · virtud e · d e previs ió n y pars irn o ni a
b urg uesas sea p o r la b úsqu eda de li be rada d e rn ax imac ió n d e l prove c ho .
E n rea lid a d , e l co njunt o d e ac ti v idade s eco nó mi cas d e la Co mpa ñía d e
J es ús no esca paba n , ni po dí a n h ace rl o. a la s de te rmin acio nes de l s iste m a
e n e l c u a l se d esa rro ll aba n , a unqu e de ntro d e é l haya n a lca n zado un g ra d o
d e c recim ie nt o y d e pe rfecció n ta les qu e po r eso mi s m o d eba n mir a rse m á~
bie n co m o un eje mpl o exce ler1 te de lo qu e pod rí a ll a m a rse rac io na lidad
p reca pit a list a.

L a pe rfecc ió n a lca n zad a po r e l m o d e lo no ay uda a co rn p re nd e r las razo nes


d e la supe r vive nc ia d e este s iste m a y los m e c~ ni s m os de u c recim i e nto. E n
prim e r té rmin o. e l proce so fo rzosa m e nt e le nt o d e la ac umul ac ió n de ri q ue zas
y d e la co nfo rm ació n d e unid ades p ro du cti vas. L uego. e l hec ho d e que todo
es te proce so es tu vie ra rodea do de pri v il egios in stitu c io na les.

E n e l caso de los p a rti c ul a res, e stab iliza r un a fo rtun a im p licaba un a durac ió n


qu e rebas aba la d e un a v id a hum a n a . Atrae rse la co ns ide rac ió n socia l y los
pri v il egios pe rm a ne nt es d e un estrec ho c írc ul o d e no tab les ex ig ía un a se ri e
d e m ovimi e ntos y d e e ntro nq ues neces a ri a m e nte le nt os. La p ree min e nc ia
eco n ó mi ca y socia l se fija b a m ás b ie n e n nú c leos fa mili a res qu e e n in d iv iduos .

L os instit utos re lig iosos, e n ca mhio , ni s iquie ra es taba n uj e to · a co ntin ge n-


c ias fa mili a res qu e los fo rza ra n a un a co mpe te nc ia dese n fre na d a pa ra a lca n-
za r s itio d e pree min e nc ia o po r recup e ra rl o. N o p o dí a n ex pe rim e nt a r un a
v iudez p re m a tura, la o r fa nda d y las s uce ·ivas pa rti cio ne s o la m a lve rsac ió n
d e un p a trim o ni o c u a nti oso. Ta mpoc o te ní a n q ue preoc u pa rse po r a li a nzas
m a trim o ni a les in co n ve ni e ntes o la mu e rt e s ú b it a e n m e di o d e un a ope rac ió n
a rri e gad a y prove c hosa. Po r es ta ra zó n la co ro na espa ño la había luc hado
s in éx ito d esde la a lta Edad M e di a co ntra la a rn o rti zació n d e h ic ne . e n
rnan os d e la Ig lesia y d e los ins titut os re lig iosos. La m ás recie nt e d e las
pro hi b ic io nes a és tos de ad quirir inmu eb les da taba ape n as de c u a t ro a rios
a nt es de la exp ul s ió n ( 10 d e m a rzo d e 1763. Ley 17. ti t. 5 li b . l , No t·. R ec. ) .
E l fracas o d e es tas lin1it ac io ncs pue d e a tribu írse a l hecho de qu e un o de
los c ue rpos legis la ti vos m ás pres ti g iosos, las Partid as de A lfo nso . había n
ab ie rt o ya la pue rt a a es te tipo de e naje nac io nes.

As í , pese a la image n b a rroca y p op ul a r de un a ru eda Je la fo rtun a q ue


e na ltecía o humil l a ba a lte rn a ti va m e nt e a l indi vid uo co n1 o ta l. un a d e l a~
co ndi c io nes neces a ri as p a ra q ue a pa recie ra un a ri q ueza p rod uc ti va e ra la
es ta bilida d de la base socia l. E n e l á m b ito de la socie dad la ica . e sta e stabi -
lid a d resid ía e n g rupos fa mili a res ca p aces de ed ifica r e rn p resas eco n ó mi c a~
qu e ex ig ía n e l co nc urso d e m ás d e un a ge ne rac ió n . P e ro e ste csq ue rna
básico e ra a mpli a m e nte . upe rado po r la inmo rt a lidad de un ins titut o re li g io -
so.

E n o tro se ntido , e l éxito eco nó mi co de los jesuit a debe a tri b uirse ta rnb ié n
a facto res de co ntinu id a d a nt es qu e a s u cap acid ad innov ado ra co m o c nl p rc-
sa ri os. D e un a m a ne ra pec uli a r . las e m p resas eco nó micas de la Co n1pa ñ ía
calca b a n la di ve r ida d pro du cti va de las regio n e . A lg un as de esta - regio nes

45
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
tu vie ro n un de a rro llo tardío . o tras m ás te mprano . de acue rdo con la riqueza
COL EC C ION d e mográf ica inicia l o la prese ncia d e yacimie nto s mine ros y. po te rio rme nte,
D E L AS APLI C A C fO ~F.S Q~'E SE
V .tu haciendo J c los l}ic:ncs, Cas;as, y Co -
la a rnpli ació n de un trá fi co o la explo tació n de un cultivo . Pe ro e n ningún
Jc~ios q ue fu: ron de los R egulares de 1~ ca o la Compa ñía asumió e l pape l de un e mpresa rio innova d o r sino que se
Comp)tlU Jc: fcsm , cli:patr i3dos de estos
Re.1lcs O ominios. conte ntó sencill a me nte con inserta rse e n un a ituació n e tablecida de ante-
SJGU 1E.lv DO .t:J.'V TODO LO nl a no. E to no fue ó bice para que a l ca bo d e a lgún tie mpo los e ta blecimi e n-
,,/.Jpl ;J bl (
tos jesuita s a dquirie ran un pe rfil e xcepcio na l de ntro d el conjun to d e estable -
LAS RE GL AS QU L l' RESCR JB E LA 1
Rc~l Ccdnl:t dada en ,\t n,fri,{ ~.9 de cimie ntos simil ares •
J ulio de 1-69.
P R I.\J E RA PAR7'E.
LAS FUNDA C IONES, BASE DE LA RIQUEZ A JESUIT A
EN Q.U I: T AMOl EN S F.. lNCLliYEN AL ..
r,unos R ghmc moJ form. Jos, \' otn s d ispo .
" ' iones d~ 1 ~}1 l f.l d mt'j O( col>terno de Lu
E l o rigen de la e xcepcio na l concen tració n d e riqueza s que la Compa ñía d e
Escuelas ,. Colc::ios , aquienes ' e Jn ,...~ Jesús alcanzó e n e l curso de siglo y medio e l patrim o nio con e l que d e bía
~plic:ulo las u sas 1 clcr jJ;as. . " \

= ==
~ ·,....,

=--•:. ~1e·J1 '~n


d o ta rse cad a una d e sus fund acio nes, fu e ran colegio s o no viciado s. Fre nte
:;;;;;;;;;;;;;;=
1 .~t-1PRES.A t:~..V L/ JdA . · .. ; J· a ó rde nes m ás antigua s , los jesuit as estuvi e ro n inicialm e nte e n fran ca de -
En l.1 Ofi,·in:l de la C.. Jic ,fe S. Jt.CI ~TO.
ve ntaja. Po r eso la mayo ría de sus fund acio nes fu e ro n un é xito po lítico ,
Aiio de 1771.. a lcanzad o pe nosam e nte . Pe ro, a dife re ncia de las d e más ó rde nes , lo que
disting uió a los jesuita s fu e no sola me nte una cuidad osa estra tegia para
ve ncer las resiste ncias que po día e ncontra r una fund ació n sino ta mbié n la
Página tit ular de la Co lección escoge ncia d e siti os claves pa ra e ll as, qu e les pe rmitie ra re fo rzarse o com-
d e las aplicacio n es. sin auto r .
1m preso en la oficina d e la calle ple m e ntarse e n me dio de la d esverte bració n econó mica de las colo ni as . A sí ,
de San J actnto. Lima , 1772. la Compa ñía no se redujo a goza r de un a re nta constit uída inicia lme nte
Biblio teca Nacio nal, Bogotá .
me rced a la ge ne rosidad y la pie d ad de los vecinos de un luga r sino que
asumió un pape l activo e n su acrecen ta mie nto.
1
Las fundacio nes d e la Com-
pañía e n e l Nuevo R e ino si- E l prim e r cuidad o de una misió n destina d a a pre pa rar el te rre no pa ra un a
g uie ro n de m a ne ra suges-
ti va la se cue ncia cro no ló - reside ncia o una funda ció n de finitiv a consist ía e n estable cer la solve ncia
gica de la fund ació n de ciu- econó mica d e la regió n e n la que irían a asenta rse. Los padres examin aba n,
dade e n e l siglo a nte rio r : a veces de ma ne ra muy aguda, los prospe ctos econó micos de l lugar , su
C a rtage na y Sant a fé , 1604 ;
Tunj a, 16 13 : doctrin a d e
recurso s o e l tipo d e relacio nes que m antenía n con o tros lugares . A comie n-
H o nda . 1620 ; Pa mplo n a , zos d e l siglo X VII , po r eje mpl o , no se escapa ba a la pe rspicac ia de l padre
1625; Mé rida, 1 628~ Mo m - Diego d e T o rres cuá l era e l proble m a fund ame ntal de Sa ntafé y escribí a
po x , 1643 . E n e l s ur . hubo
no sólo sobre e l alarma nte desce nso de la po blació n indígen a sino tambié n
o bstác ulos pa ra q ue lo s je-
s uitas se a se nta ra n , po r la sobre sus causas posible s . Pa ra fund ar un colegio e n Mo mpo x se conside raba
ex iste ncia de o tras ó rde ne s su ubicació n estraté gica co mo centro distribu ido r de a basteci mie ntos a las
más a nt igua . E n lo q ue hoy minas a ntioque ñas, lo mismo que e n Honda , punto d e acceso o bligado de l
es E cuado r . las o tras ó rde-
ne lograro n la de m o lició n Nuevo Re ino h acia la costa . En ningun o d e los dos sitios la Compa ñía
d e las casa s q ue la C o mpa - pose ía hacie ndas sino inmue bles urbano s con una pro fu sió n de tie nd as y
ñ ía adq uirió a me d iados del d e pósitos , lo cua l se adecua ba muy bie n a l ca rácte r come rcia l de las dos
iglo X V II , po r lo q ue só lo
has ta fin a les de siglo ap a re -
villas . La idea de fund a r un colegio e n Ocaña o bedeció expres ame nte a la
cie ro n los colegio s de lba - necesid ad de e ncontr ar acceso a Mo mpox pa ra los frutos d e las hacie ndas
rra , Rio b a m ba y C ue nca y, de l colegio de P amplo na .
a l comie nzo de l siglo si-
uil.
, gu ie nte, e l de G uayaq Las nuevas fund acio nes e ncontra ban o bstácul os no sólo e n las ri validad es
- E n 1689 e l pad re Abad re-
come ndaba a l co legio de y los celos de las o tras ó rde nes sino e n la mism a po lítica colo ni a l de la
Q uito que e nviara una mi -
metró po li . Un a cédula real de 1626 me ncio naba gra ndes inco nve nie ntes en
sió n a Pa sto '· y vaya n suj e -
to ta les que epan ga nar la conced e r licencia s pa ra la fund ació n d e nuevas casas de re ligiosos " de m ás
vo lun tad de los vecinos, q ue d e l d año que recibe n los vecinos y naturaleza de esta tie rra, de cuyas hacie n-
a í da rá n e llos muc ho y e n d as me di ante sus trazas e inte ligencias se apo de ran con mucha facilida d ,
breve ha hrá ~ ufi c i e nt e pa ra
que luego e funde '' . U n si- con que ta mbié n mis reales d e rechos se mino ran" . Po r esto to d a nueva
glo a nte . e n té rm inos mu y fundac ió n reque ría un a estrate gia comple ja pa ra mo viliza r al ca bildo civil
im ila rcs. e l pad re Po rt ill o ne utraliza r al eclesiá stico, contra rrestar los mo vimie ntos de las ó rde nes ya
a e guraba que e n C a rta-
ge na " hay q ui e n nos dé casa
esta blecid as, lograr e l co nsenso d e un a po bl ació n , o po r lo me nos d e sus
y e di fiq ue igle ia y su te n te no tables, y mo ve r a la gene rosidad a algún rico do nante . Otros mo vimie ntos
2
has ta di ez o d oce po r toda más sutiles se desa rro ll aba n simultá nea me nte e n Ro ma y e n la corte .
u vida y le d eje pa ra des-
pu é~ d e ~ u vid a s ustento ,
q ue va le su hacie nda m ás de La fundac ió n se asegur aba genera lmente con un legado cuantioso , entre
t re int a o c ua re nta mil pe sos cua re nta y sesenta mil pesos, pero a e ll a podía n concur rir los no tables de
y lo pre te nde deja r to do y
e bi e n ganado ··. una po bl ació n con do nacio nes meno res . En 1720, po r ejempl o, a un legado

46
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
e n p o lvo d e o ro d e c u a re nt a mil peso s d e un solo vec in o d e Sa nt a fé d e
Anti o qui a se s um a ro n o tras set e nt a d o nac io nes qu e dupl i ca ro n esta ca nti -
d a d . E ntre e stos d o n a ntes los m ás ge ne roso s e ra n c lé ri gos s in h e re d e ros,
qui e n es co ntrib uía n s in duda a m a nte ne r e l e ntus ias m o d e la po bl ació n po r
la ve nid a d e los p adre s. A co mie nzos d e l s ig lo XV II los d o na nt es m ás frec ue n-
tes solía n se r e nco m e nde ros. Las fund ac io nes ta rdí as co rri e ro n e n ca mbi o
a ca rgo d e mine ros y d e co m e rc ia ntes , e n a lg un os caso s de co m e rcia nte ·
e n escla vos. N o h ay qu e pe rd e r d e vis ta qu e la Com p a ñí a d e J es ús es taba
asoc ia d a a nt e to d o a un a e mpr esa c ultur a l qu e cobij a ba la fo rm ac ió n ideo -
lógic a p a ra un a vida activ a. E l a fi a nza mie nt o eco nó mico de un secto r socia l
o d e un a regió n hac ía s urg ir e xpec ta ti vas d e o tro o rde n q ue d eb ía n a fi a nza rse
e n la adqu is ic ió n d e va lo res socia les y c ultur a les. D e a llí , po r eje mplo , qu e
sea ta n e vide nte la pro life ració n d e d octo res e n los d os d e rec hos d es pué s
d e m e di a d os d e l sig lo XV III e n un a socie d a d escla v ist a co m o la p aya ne a.
Un esqu e m a d e la o rga ni zació n insti tu c io n a l d e la Com p a ñía reve la la a u-
to no mía fin a nc ie ra d e l cole gio, e ntid a d que d esd e es te punt o de vista podr í a
d e finir se com o un a urrid a d eso nó mica co n fin es socia les y es pirit ua les, y e l
p a pe l d e un a ríg ida je ra rquí a e n la gesti ó n eco nó mica . A la ca beza d e cad a
unid a d se colo ca ba un p a dre recto r , as is tido po r un proc urad or qu e se
oc upa b a excl us iva m e nt e d e m a te ri as econ ó mica s . U n esca ló n m ás a bajo
est a b a n los h erm anos coad juto res d e di cad os a la a dmin istra c ió n direc t a d e G ra bado aparc crd o ~ n el tomo
las h ac ie nd as. Po r s u p a rt e, los visit ado res pro vin c ia les eje rc ía n un a fun c ió n V de la 1-/istor w wcu•U JII.\ ll'W ,
po r J o ~ c ph o Juvc n<.:ro. R o m a .
d e co ntro l sobr e e l m a nejo d e las hac ie nd as d e to d os los cole gios de la 171 O. B ihliotc ca Nano na l.
. .
prOV InCia . Bogot á .
------------~------~

LA TIER RA , ENR AIZA MIEN TO DE LA RIQU EZA JESUITA


/ 1', /, ¡{
Los in ve nt a ri os d e los bi e n es d e la Co mpa ñía de J es ús inc luía n , pa ra cad a
cole gio o fund ac ió n , un a cole cció n a bund a nt e d e títul os te rrit o ri a les , esca - /_,¿ /, /

lo na d os e n e l ti e mpo d esd e las a dqui sic io nes co nte mpo rá neas a la fund ac ió n /_,¿ t ,_.,, r
h ast a las e fe ctu a d as poco a ntes d e la e xpul s ió n . Esto s d os rasg os de a bun- //
( "' •
d a nc ia y d e co ntinu ida d te mpo ra l re ve la n a prim e ra vi sta un proc eso soste -
nido d e e xpa nsió n te rrito ri a l. ,
; /. ..... ,.
r
• "
~
"
La co nce ntra ció n d e la ti e rra dura nt e e l p e río d o colo ni a l reve la m ás ace rca •

d e las estru c tura s d e po d e r qu e so bre las eco nó mica s, a l no ex istir un


m e rcad o d e ti e rra s in o s u m o no p o lio p o r un g rupo socia l de fini do e n c u yo
se no se o p e ra ban las e naje n acio nes m ayo res. E n e l la rgo pl azo, las mut ac io-

nes e n los té rmin os d e la co ncen trac ió n so n s ig nific ati vas po r c ua nt o se ñ a la n


un a e vo luc ió n d e l tipo d e unid a d es pro du cti vas.

E l proc eso d e co nce ntrac ió n d e ti e rras po r p a rt e d e la C,o rnp a ñ ía es tu vo


ligad o as í a la a p a ri c ió n y a r d esa rro llo d e unid a d es pro du c ti vas de di ve rso
tipo . E n e l m o m e nt o e n qu e se fund a ro n e n la N u e va G ra na d a los prin1e r o~
cstab l ccin1ie nt os jes uit as (fina l es d e l s ig lo XV I. co mie nzos d e l XV II ). la m e ra
pose sió n d e ti e rras. p o r ex te nsas qu e fu e ra n , no te nía n un a re leva nc ia
eco nó mi ca no ta bl e. E n la ti e rra ca lie nt e co nstit uí a n mu c h a~ vece s un a fr o n-
te ra yc rn1 a d e ho rnbr cs. rec ié n co nqui s tad as . E n los a ltipl a n o~. la fa lt a d e Pag111 <1 t Jlul .tr Lk l m.lllll "'- r rtP ~ k
braz os ocas io na d a p o r un a d e m og ra fí a in d íge na qu e a lca nzab a e nt o nces ~ u ~ Id // 1\ t O II ll tlt• ltl\ 1111\101 /( \
/u, un'
dt•
lo\
ni ve les m ás bajo s, habí a lleva d o a un a co rnpc te nc ia fe roz e ntre pr o pi e t a ri o~
! .!til lO\ , ( ll\ tlll t ll t ' '
(hur ncu \ \l<'ta . ptlr
e nco rn e nd e ros y no e nco m e nde ros . A un l a~ regio nes qu e o ri g in a lrne nt c Ju .1 n Rr \ L' IP \ .mt .d l ,- _..,
Br hll o tn: t '\J ;tu o n .tl H P!.!IH.t
cst u vie ro n rn ás d e nsa m e nt e po bla d as hubi e ron d e so m e te rse a un r é ~ in1 e n •

d e distr ibu c ió n de l tra bajo disp o nibl e reg ul a d o p o r las a ut o ri dade ~ po l í ti ca~ .

S in dud a esta c ri s is fu e m ás pro fund a e n la N ueva G ra nada y e n la (~o b e r ­


nac ió n d e Po p ayá n qu e e n la A udi e nc ia d e Q uit o. o m o co nsec ue ncia
direc t a d e e llo , e n mu ch as regio nes de lo que es hoy te rrit o ri o de Co lo m bia ,
e l la tifun di o ga na de ro d ejó hu e ll as pro fund as . Ésta s se reve la n ta n1 b ié n e n
e l tipo d e e xplo tació n d e l o~ jes uit as e n la. m e rced es d e ti e rr as qu e o htu vic -
47
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
ro n a m ed iado d e l iglo XVII e n te rrit o ri os d e fro nte ra y de misio nes. valle
de l a lto Magda lena y lla n o de Ca a n a re . A la expulsió n. e l ga n ad o vacuno
co nce ntrado e n h acie nda d e los valles d e l Ca u ca y d e l Magd a le na , de los
Llano O ri e nta le y a un de los a ltipla n os fo rrn a ba ha tos de diez a quince
rnil cabeza cad a un o.

La ex plo t ació n ga n ad e ra est a ba e nto nces asoc ia d a con la ocupac ió n de


exte nsos te rrit o ri o d e fro nte ra . L a Cornp a ñía po dí a te ne r un acce ·o re la-
ti va m e nte fácil a m e rced es de tie rras e n estas regio ne . gracia. a u acti vidad
rnisio ne r a. C u a ndo a m ed iados d e l siglo XV II la Compa ñía e despren dió
de sus doctrin as e ntre los n e ivas y los na ta ga in1 as. conse rvó sin e mba rgo la
rn e rced de ti e rras que le h a bía o to rgado e l hij o d e l pacific ador de la provinc ia
e n 163 1, un a d e la rn ás va ta p osesio nes del Nuevo R e ino. E n 1659 lo
jesuit as obtu vie ro n ta mbié n rni io nes y conce io nes d e tie rras e n Casana re
1
E n un ca o b ie n docume nta - a cambio de la rica d octrin a d e T ó p aga, d a ndo o ri ge n a sus vastas h acie nda
do. el del colegio-n oviciado ga n ad e ras de Ca rib a ba re, T oca ría, C ravo y Ca ri ch ave.a .
de Latacu nga, las adq uisi-
c i o ne ~ ·e ucedie ro n e ntre
1665, ocho a ños antes de la La Compa ñía poseyó ta mbié n tie rras de pa n coge r , m ás o m e nos próx im as
fu nd ació n oficia l y casi un a los centros urba nos e n los que se ha ll a ba n situa dos los colegio s. No se
iglo de ·pué . 1763 . cuatro
año. ant e de la expulsió n . tra ta ba de va ta m e rcede o ri gina les ·ino d e compra o donaci one d e
Para la fecha de la fun da- tie rras ya ro turada . Com o se h a vi to, a dife re ncia de los pro pie ta rio
ció n . e l Noviciad o pose ía ya pa rti cul a res suj e tos a leyes suceso ra le qu e los forza ban a un proceso a lte r-
inmu eb les por más de no-
ve nta mil peso g ravados
n a tivo de d esm e rnbració n y reconst ru cció n d e he re d ad es para e l esta bleci-
con un ce nso de trei ntai e i - mie nto d e unidad e produc tivas, la Compa ñía podía ac umula r tie rras inde-
m il. patrimo nio uficiente finidam ente . A sí, a pa rtir de un núcleo primiti vo se iba n agrega nd o adq ui-
pa ra su fun cio na mie nto. E n
sicio nes p a ulatin as-"'.
e l curso de los a ños siguie n-
te el Noviciad o adqu irió
o tro cuare nta mil peso e n
PATRON OS C OMO LOS OTROS
tie rra y e n hacienda o tros
d iez mil . Ot ras operacio nes La evoluc ió n d e las no rm as de trabajo no fu e unifo rm e. L a dife re ncia m ás
simil ares de l Colegio de
l barra ilustran el p roce o de no to ri a se re fi e re a la utili zació n d e tra bajo indíge na o d e trabaj o esclavo .
va lo ri zación ope rado e n las Est a diferen cia, a su vez de pe ndió d e l tipo d e unida d prod ucti va . E n la
tie rras. Desde 1622 la Com- tie rras d e pa n coger , e n las que la Compa ñía levantó h acie ndas trad icio na les
pañía te n ía e n la vi ll a una
propieda d de cinco y media
desde comie nzos d e l siglo XVII e n las m esetas a ndinas, e l tra bajo indígen a
cuad ras y e n Otavalo doce prevale ció. E n las h acie ndas de fo rm ació n m ás tardía e n las que se combi-
caba llerías (cerca de 160 naban e le m e ntos de pla ntació n : trapich e o cacaota les de los valles inte ra n-
hectá reas), que fu e ro n e l
dinos profun dos (Cho ta, Guailla bamba , Yunguill a y Cata m ayo e n e l Ecua-
principio de la hacie nda de
C ho rlaví . E l Colegio am- d o r y los valles d e l ~a uca , d e l Magda le na o d e Labate ca en la Nueva
plió e st a hacie nda con cua - G ra nada) y e n las regio nes coste ras (G u ayaquil , M a r acaibo) , los colegio s
tro adquisicio ne s por las e convirt ie ro n e n los m ás impo rt a ntes pro pie ta ri os d e esclavo s del siglo
q ue pagó 4 l. 5 1O pe ·o . E n
e l mo me nto de la e xpu lsió n XV III.
estos bienes fu e ron avalua-
do · e n cerca de cie ntose- E n la Nueva Granad a la impl a ntació n de la Compa ñía coincidió con un
te nta mil peso .
4
mo m e nto culmin a nte e n la evoluci ó n instituc io n a l d e l trabajo indíge na,
Las hacie ndas de Doyma y cu a ndo e l m o no po lio d e los e ncom e nde ros di o paso a un siste rn a d e concier-
Villanuev a. ded icadas ex-
cl usiva mente a re mitir ga- tos regul ad o po r la Audie ncia. D e ntro d e l nuevo siste m a, los colegio s de
nado a Santa fé. pose ía n 65 la Compa ñía pudie r o n compe tir po r un a m a no de obra escasa pa ra las
y 89 e sclavos respectiv a- labo res del ca mpo. Pe ro sólo las hacie ndas que cultiva ba n cereale s o e le me n-
me nte . O tra hacie ndas del
Colegio de Santafé , como tos d e pa n coger d e pe ndie ro n del trabajo indíge n a y de los re pa rtimie ntos.
E pi na! , T e na a rri ba y T e na Sin e mba rgo, ya e n e l m o m e nto d e la ex pulsió n este siste m a ha bía evolucio-
abaj o. te n ían e ntre todas nad o h acia la re te nció n de m ano de obra e n la hacie nda m e diante fo rm a
170 e~c l avo dedicado s a l
trapiche . En N ueva G ra na-
precari a d e tenenci a. A sí, La Cale ra, próx ima a Santafé , te nía 23 a rre nda-
da , la com bi nació n de ha- t a rios y la Compa ñía e n A pi ay, 19 . En las regione s bajas aun las hacie ndas 4
cie nda ganade ras y hacien- ga nade ras fueron d o tad as con tra bajo esclavo e n e l curso d e l siglo XVIII .
das de trapiche uperó e l
proble ma de la e ca ez de
ma no de o bra. fu e ra po rque E n e l sur , a pa rtir de Popayá n , la situ ació n e ra diferen te . Allí e l re part o
e requ irie e mu y poca, d e obra di o paso te mpra no a su re te nció n e n la h acie nda, de ta l m a nera
fue ra porque result a ra re n-
table la ma no de obra escla-
que concc rt aje y concer t ad o ll egaro n a signific ar a lgo dife re nte que e n la
va . Nueva G ra n ada. Mie ntras que e n ést a e l concer tado e ra e l indio o bj e to de

48 Dedicator ia a María madre de Dios, e n la Historia de las m isiontJ


de los Llanos, Casan~re y los ríos O rinoco y M eta, por Jua n River
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del BancoSantafé
de la República, Colombia. Naciona l, Bogotá.
. 1728. Biblioteca
/ (o

1, r , •
o ll ¿, '
n , • • ,
/
,
• 1.1'
(_ '}, '/l
, ?J T ', ! •

o •

6 •


• /7 ',.?,·
-l.l.S ;
u li 77J.l~ 2 • ':1
1

(J

• ,
/.!1 &1
.. 6 .
...J '.!'~' J. 1 _, 12 '1 ' Jt

,
~ .
()t.:. './1 7 •

) ú

n ;J ,,

'
" rr
e/ ~
• -1· •j •
' .l

'L.I

•?o
7 /¿,f. e)'• J ' 1
( .
2 '!J_Il 1" ' u l.r::

' '?t JJ n (.
/
'A.,'
( •
~JJ
'<- r
/
1 ....
-;- J/'.~ J //\.. . JI


. '"o .1./J/7 ,
T S' ~ ,., )f .. ,1

, /. .1 ..
.,_ ' ,'1.1

Jr
,
1 ' .1
, , ,
• .1
l
/ , "'
11 f),.,_. '1 L 4 • l
,/
•r •
.,.. J • ~ 1
Jf A} }1

' ' ""


'

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
--·
repa rtimi e nto te n1 pora l p a ra a lgun a la bo r espec ífica . e n la A udie ncia de
Q uito e ra e l in d io agregado o re te nido e n la hacie nda me di a nte los ll a mados
a uxilio . La ca pac idad pro du cti va de las hacie ndas de p a n coge r. la mayo ría
ubicada e n los a ltipl a nos ce rea le ros. de pe ndía a bso luta me nte de la a bunda n-
cia de su m a no de o bra. Las hacie ndas constituía n un ve rd ade ro sa ntu a ri o
uc pob lació n y corn o in titució n no te nía n sola n1e nte un . ignficado cconó-
tnico. ino que e ra n e n s í mi n1as un o rde n socia l e ncamin ado a a lbe rga r e l
m ayo r núme ro de ge nte. E n últim as fre nte a un a tecno log ía rudime nt a ri a
a l escaso va lo r de la ti e rra . e l tra bajo e ra e l fac to r producti vo n1 ás in1po rt a ntc.
E l éx ito o e l fra caso de un a hacie nd a se tncdía po r su cap acid ad de re te ne r
n1 a no de o bra. es decir. de suste nt a rl a. puesto que la re te nció n no podía
se r me ra tne nte e l frut o de un a coe rc i ó n ~ . Esta re te nció n e n e l caso de los
jesuit as e ra sin dud a po ib le de bi do a una ge ne rosa po lítica de socorros .
Fre nte a un sa la rio no mina l. e l mo nto de l soco rro pod ía excede rlo de ta l
m a ne ra que los indios, según e l administra do r de te mpo ra lidades de Quito,
.. e n ning ún tie mpo descue nt a n lo que tie ne n recibido po r los conttnuos
socorros que pi de n ; y de esta ma ne ra mue re n sin desquit a r" .

T odo esto pa rece indicar que e n a usencia de una econo mía mo ne ta ria, e l
sa la rio real e n especie excedía ie mpre e l sa la rio no mina l fi jado simbó lica-
me nte e n din e ro . Esto e xplicaría po rqué las de udas de los indios podía n
a lca nza r sum as cua ntiosas pa ra la é poca . Podía ocurrir tambi é n que los
socorros se ava lua ra n a rbitra ria me nte creando así de ud as fi cticias. Po r lo
me nos esta e ra la queja de los in dios de Cotho pil a ha ló, de l co legio de
La tacunga. Pe ro ta mbié n es significati vo que la queja se refie ra a un admi-
nistrado r d e Te mpo ra lidades, es decir , a un fun cio na rio que esta ría introdu-
6
cie ndo una práctica corrupta y desconoci da e n la é poca de los padres .

Si los colegios de la Compa ñía de Jesús te nía n una pa rticipació n mu y e levada


e n e l m o no po lio de tie rras y de l tra bajo indíge na, no debería extra ña rno
que a pa recie ra n ta mbié n como los pro pie ta rios m ás impo rta ntes de esclavos
negros. Sin e m bargo, los mecanism os de privilegio institucio na l que facili -
ta ba n la adquisició n de los dos recursos ese ncia les de la producció n ag rícola,
tie rra y m a no de o bra indíge na, no cobij aba n la de los esclavos, un bie n
incompa ra ble me nte m ás costoso y que se transaba n e n un me rcado bie n
ca racte rizado .

Los colegios m ás a ntiguos de Sa ntafé y Quito no hicie ro n sino eguir una


te nde ncia ge ne ra l a l e xtende r sus o pe racio nes hacia los va lle · y las ve rtie nte
" Las hacie ndas de la Com pa- bajas, e n las cua les de bían introducir se fo rzosame nte esclavos. A sí, e l cole-
ñ ía de J esú re te n ía n 3.500 gio M á ximo de Quito pose ía hacie ndas como Sa nti ago la Calde ra y Carpue la
indíge na e n· e l mo m e nt o d e
e n e l valle de C ho ta y Conrogal y Pe rucho con 354 esclavos e ntre todas y
la e x pu l ió n . lo que da u na
idea de su éxito. s i se tie ne e ntre 400 y 500 hectá reas sembrad as de caña . Aquí , como e n o tros casos,
e n cue nta la pe n u ria d e lo que distinguía la e mpresa jesuit a e ra su m agnitud. Pod ría pe nsarse tam-
m a no de o h ra e n muchas bi é n que la producti vidad e ra m ás a lta, d ad a la e xte nsió n sembrada de caña
hacie nda . o si se com para
esta cifra con 87 hacie nda extra, pa ra la é poca. En Lima , un fun cio na rio criticaba esta práctica y
veci na a Qu ito q ue e ntre o bse rvaba que " p a ra hace r un a mo lie nda e xcesiva y mayo r de lo que podía
to da te n ían mil indios . la ex te nsió n de la hacie nda la sembra ro n to da de caña de modo que no hay
6
Según lo i n dio~ ... e l citado un pa lmo de tie rra vacía pues pa ra pla nta r ca ña va n a ra ndo a pro po rció n
n .ayordomo Luis Gra nja . que se va corta ndo'' .
cada ez que co n a lgú n m al
achaco o mue re a lguna res
o ca rn e ro. nos repa rte toda La a bunda ncia de los escla vos e n las hacie nd as de la Compa ñía ha facilitado
po d ri da y po r m ás q ue re- la explo ració n de l compo rta mi e nto de mográfi co de este tipo de po blació n.
pugnam o no da po r fue rza Aunque podría pe nsarse que a lgunas circunsta ncias fa vo ra bles e n las hacie n-
ex p re a ndo te ne rlo a í
mandado e l citado ~e ñ o r co- da de los je uit as contribu ye ro n a l a ume nto e xcepcio na l de sus escla vos,
rregidor . En cua nto a lo se- un estudio recie nte de cua tro gra ndes hacie ndas de la Compa ñía e n e l Pe rú
gu ndo , re prese nt a n q ue las ha de mostrado que este compo rta mie nto fu e e l mismo que e n e l resto de
ro pa d e as tilla q ue se le
re pa rte n se les ca rga n con
la po bl ació n esclava: un fu e rte desequilib rio e ntre los sexos, bajos índices
lo p recio m á u bidos". de fe rtilidad y nata lidad y mu y e levados de mo rta lidad , lo que daba co mo

50
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
res ult a d o un c recim i e nt o vege tativ o n ega tivo. Es pro b a ble qu e e n Nue va
Gran ada la p o bl ació n e sc lava se h aya esta bili za d o e n la seg und a mit a d d e l
s ig lo V III. a l m e n os a s í lo indi ca n n o só lo e l e quili bri o e ntre lo exo y
la abun da nt e pobl aci ó n infan til e n la s c uadr illas d e lo s j es uit a s sin o tamb i é n
la e stru ctura d e la p o bl ac ió n e n mu c h a s min a s del C h ocó . E n és te . co m o
e n otro caso s . e l eje mpl o jesu ita no se sa le d e la n o rma ge n e ral. aunq ue
los dato s qu e prop o rc io n a n ~ u s h ac ie nda s '-; irve n p a ra co nfirm a r es ta ituac ió n
ge n e ral .

EMP RESA ,, . C()/\J PI.. EJ\;If;.VTA Rlr\S 1-· FIJA D()R AS IJE !'riA.\ '() DE (JBR .·l

E n 1733. a l in s p eccio nar la s c u e nt a · d e la h ac ie nd a de Ll a n og r a nd e del


Co legio d e Po p ayá n. e l p ad re v is itado r obse r vaba : .. cada h a c ie nd a e~ co m o
la mad re d e la o tra y así le dará a J a pi o ca d a a ñ o cie n te rn e ra . y c ie n
te rn eros qu e n o p ase n de dos a ñ o s .. . Japi o. a s u vez. dehí a ser .. co n1 o la
mad re ·· d e las min as d e J c lirn a . pu es aba tec ía ta n1bi é n a la cu a drill a de
escla vos d e és ta s. E l mi sm o esqu e m a se re p e tía co n la s h ac ie nd a s de Qu ito
qu e ah a stcc ían d e lana s a los ob raj es o las ha c ie nda s ga n a d e r as qu e a seg u-
rab a n la s rac io n es d e escla vos y p eo nes ag rega d os y lo s ob r ajes que distr i-
buía n ro pas e ntre to d o s lo ~ depe ndie ntes de la Co n1p a ñía .

Aun dent ro de una h ac ie nd a se dab a e l caso de qu e un a p a rt e de s u prod uc-


c ió n es tu v ie r a d es tinad a a l co n s un1 o d e s u man o d e obra . co n1 o c uand o se
se mbr aba pl á tano o se c riaba ga n a do para n1 a ntc n c r a los esc la vos de un
trapi c h e. ntre dos o n1 ~1 s ha c ie nd as podí a e stabl ece rse tan1b i é n un a cad e na
de pre staci on e s rnutu as o a un s ubor din a r un as a o tras e n vista a un obje tivo
prec iso. ~ to ocur ría. p o r ej e mpl o. co n las h ac ie nda. ce rca n as a Sant afé.
d e dica das a e n go rdar e l ga nado recib ido de otra s h ac ie nda s d e l va ll e d e l
Ma gdal e na o d e los Ll a n os y d e s tin ado al abas to de la c iud ad.

P cí ....~in a tit ul a r d e
/ J Orino co ilustra do. po r J o~é Gumil l a .
P ág1na titular d e l~ a CO I U JIU .\ W l'.\piriw al. po r A nt o ni o Ru i1.. 1mpre n ta d e M a nu e l e rn a ndc 1 Seg unda impre..,IO n .
Impre nta tkl R e 1n o M a drid . 1639 . H1hli o tc ca N ac io n a l.

eor cu· 1
• '\
1 EL O R IN O C O
~bUSTRADO, Y DEF END IDO , ·
Hl~ 1·d ll.I A N A l.~ U l~ AL ,
CIV IL, , Y G E<)G R,\P I-li C A
H EC H o r'\. LO S DE ESTE~ Gl tA N RIO~
RF ](,l< )SO S 1 E I A .O 1P 'lA
ac I<: 1s, en l=ts 1 rouin c1. kl P41J,: ,
- Y DE "SUS C AUDA LOSAS VERT I ENTES:.
&
G \ IERNO , lSOS , Y CüS 1 ",\1BI\ ES DE LOS H 1 DlOS
fu h:abitadllr~ ,con nuc\ a , y uuJcs noucan s de Anim. lcs,Arb olcs.
f1uros , A cytcs-, Rdin:1s 1 \ t=n ns, y R.ucc.s medtcr n.dc ; y lobrq
r .11 :111:1) \ lll;'U: l) ') T pe. toJ o,rc h. ll.u Jn ...oll\ ~.:llaoncs muy hngula es a N.SJru a Fe.
} ~.:alus de mu ha cditk~ wo.
E SCRI1 A
ESC RirA
':l' OR I!. t P .AJ)R E .A N'TO ro RVIZ B B l'Olt EL P ADRE JOSEfl l (ir. M/Lllf • DE L A COMPA~TA fJE JGJUJa
/.t ,ift.J• Cotfl}tH I •· J'tf¡fi~~rD •) S: crur Jt ¡.,,J\!1 Jttri(J dcl Onueco 1 ."tltt.1 , , C• 11r1.trt 1 C•lífic•J vr 11
Cu/ú ter Jt SilrttoT,.,bJI,..al Jt l • /lfqUIICit lll dr C:.llfiJ/,tfJ J J1 /ndtAI J 1 A•~'m"U ''.
D 1 R t-oG 1 D A A O eT A V 1 O e E l.;; T r r
1
S,Tif Jfl dtl mifint OI,.Jp•Je 1 Pr~lft ••l ft cf~c Jtju PrrAifiCII I del 1\tJtt:JD Rtp••
M arqu~s de l on .. Clcrio. tlt Gr••.sJ11 • J A!Ju;sl Pruur<ttl r • tntr;~n .,,
1!1rfu lftl 1 J ProvtnCI ••
c.,.,., p r fi•' di b A I

SEGUNDA 1 \PR'E.SS I<. N , RI \ IS f A • Y AUM ENTA D~


r o' fu a.u mo i\utor, } dt\ tdJda en dos P uc:;,
Sta taff.tc to'
· oaca• nco• •

Tom~ Segundo~

EN M AOR1n : Po r M ANUE L fERN ANOEZ , Jmprdfo r de el Su~rC4u o


C.uo!cJu de la I nqu•fia P , y de b RCYcrcnd~ C.uu:ara Apofiol&,a
1
C O N P R 1 ' ' I IJ 1 ~ 1 • u:UCiN A;uJ Aie)4.1 )(.t .,XI V.

En ~il 1 n l.t in 1 renta del Re; no.

S1

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
E l con1p lcjo m ús aca b ado de este tipo e ra e l de las hac ie nd as del obraje de
an Ild cfo nso. e n Q uito. U n in ve nt a ri o ta rdío ( 1797) da un a idea de lo que
había sido treinta a ri o a nt es: fuera del obraje. se rn a nte nía un a herre rí a y
11 dufl1 , {11 {, 1 l IJ' dl un m o lin o: ade m ás. e ca lo nados e n un rad io que iba de un cu a rt o de legua
l
1
)llp.!
111 1
l~d'-1
,l.ft: ,
H
n, ( lJ o ' r• a 16 legua . . se u b icaba n un tra piche y sie te hacie nd as c uyas solas tierras
l blllll
1
• Ch t ' U Je .• va lía n n1 ús de cie n mil pesos. Las ti e rras n1 e ns uradas. por un va lor de J6 .577
, ; . ,. " pesos. aba rcaba n 2 13 caba lle rías y nueve c uad ras (2 .H70 hectúrc as): las
propied ades compre ndía n ce rca de d iez mil hectá reas . Esto s la tifundio s se
exte ndía n e n va ri os pisos clin1 á ti cos que permití an desde la sie mbra de caria
de azúcar. a l o ri e nte, h as ta e l n1 c ro pastura je de reba ri os de ovejas e n
pa r<:1nlos co ntig uos a l Ca rihu a irazo y a l C himbo razo . De éstas se cont a ba n
e n las sie te hac ie ndas m ás de cinc ue nt a mil cabeza . E l clin1 a inte ra ndin o
·-ef':..-
do n1in a nte propici aba la prod ucció n de ce rea les y la cría de algunas cabezas
de ga nad o m ayo r .
/
---
La diversif icación de la produc ción se explica no solam e nt e por las po ibi -
lidade. de piso clim á ti cos contig uos e n un a serie de la tifundio s sino ta rnbi é n
e n r azó n mis m a d e l compl ejo obraje- hacie nd a. Éste n1ante nía un núme ro
va ribl e de opera ri os y p eo nes y e l éx ito de la explo tac ió n depend ía de la
P .t!.! l l1.1 tl t lll.lr
~
tkl t ~tC\.' 1 tom o conserv ació n de esta m a no de obra. n1edia nte .. auxilio s" oportu n os e n pro-
tk l llldllll'-l' fl l O ( O lll f ll'llllw tic• ductos de la misn1 a hac ie nda.
lllll /( \ /1 /(/ \ (' 11 1() ' 1111111 \ (( •rt () \ ti('
fu ( l JIIIf N ll/ U l tfc .fc' \11\ COl/ lflU'
1" t iC /le lllllc ' lll<' tlc' II II I C' 'IIll e•/ Este esq ue m a del comple jo ob raje-ha cie nd a con un a circulac ió n inte rn a de
h uen uc IC' rl o c·n t'llo\. por
P ~dro tk 1 ~n n . co p 1ado ~ n
produc tos no e ra exclusivo de las e mpresa de la Compa ñía de J esús . E n
162X B 1h ll o t ~ca ' aCJ o nal. e l caso de un a gra n fortuna e l mism o esq ue m a podía repetir se com o e n las
Hngo t a
propied ades de los m a rqu eses de M ae nza, qu e constit uía n un compl ejo de
nueve h acie nd as y tres obraje . Según las c ue ntas re ndidas por un admini s-
trador para e l período 1806- 1809, los ··ga tos" contab ilizados del con1ple jo
corresp o ndía e n un 72,2 °/o a socorro s y racio nes de indi os y p eo nes.

E l esq ue m a se repetí a ig u a lme nte e n las hacie ndas de forn1ac ión m ás recie n-
te , explo tadas con esclavo s . La visitas y la contab ilidad de la hac ie nd a de
Llanog rande del colegio de Popayá n no só lo d a n un a idea de s u paulati no
crecin1i e nto sino t a mbié n de los m eca nis mos que lo posibil itaban . A fin e
• del sig lo XV II las hacie nd as ó lo te nía n 36 esclavo s . Es tos a un1 e ntaro n
p a ul a tin a m e nte a 69 e n 17 17 , a 75 e n 1735. a 88 e n 1740 y a IOR e n 1746 .
P a ra esta última fecha Llanog rande poseía un o de los 1nayo res ha tos de
todo e l va lle del Ca u ca, con m ás de doce 1nil cabeza s de vacun os . Esta
La B1h llo teca ac 1o na l produc ción. combin ada con la del trap iche y ot ros culti vos de ubsiste ncia,
comp le m e nt ó u ace n o co n la
co lc cet ó n h ib li og rüfi ca le pern1it ían desemb olsos bajos e n la cornpra de racio nes para s us esclavo . .
pc rt c nec rc nt c a la Co mpañía Com o este e ra e l costo princip al de la prod ucció n . todo e l iste m a parece
de .k ~ú-.,. d e pué-., d e su
e p uh1< m c n el ~ r g l o pac:..ado . haber sido proyec tado para obte ne r e l m áx imo de ingreso s e n m etúlico con
La pil a de lib ro-, co rr ~-., p o nd e a e l mínimo de dese mbo lsos . Su ve ntaja residía e n la posibil idad de a teso ra-
lo-., utd11 a d o~ pa ra la llu!', tració n
de C\ l ~ a rtíc ul o . mi e nt o y de po ee r liquide z e n n1edio de un a econo mía e n la que las e specie
rn e tá li cas se destina ban casi todas a l pago de las m e rca ncías que se impo r-
t aba n desde E uropa. Es te meca nis mo de a teso rami e nto permití a a su vez
a la Compa ñía ac rece ntar sus m edios de produc ción. tierras, esclavo y
he rra mi e ntas .

ER AN, FINALM ENTE, EFIC IENTES ADMINI STRADO RES PRECA PITALIS TAS
La Co mpañía de J e sú ha sido objeto o rdin a ri a m e nte de po lé micas por su
asociac ió n es trecha con un siste m a político y socia l apoyad o e n un a clase
terraten iente . E n e l iglo pasado , los rad ica les gra nad inos veían e n e lla e l
per onero m ás co nspicuo de los inte reses de esta cla e y e l peligro qu e
repre sentaba u capacid ad para a rti c ul a r no só lo un a ide o logía sino hasta
la h e rra mi e nt a~· inte lectu a les y los cereb ro s de sus defenso res. E s posible
tambi é n que muchos a taq ues haya n proven ido de aque llos qu e hab ía n re m a-
tado lo . b ie ne. de l In titut o . Pe ro sus e ne mi gos y sus partida rios, a mbos

52
Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.
ig ua lm e nte acé rrim os, adm iti e ro n sie mpr e su cap acid ad o rgan izad o ra. Este
reco noc imie nto po día ll ega r has ta con side ra r la e mpresa jesu ita a lgo ta n
e xce pc io na l de ntro de l con te xto de la eco no mía colo ni a l. que a la pos tre
resu lta ba un e le m e nto extr a ño y has ta prec ur o r de fo rm as eco nó mic as mu y
pos te rio res .

E n rea lida d , e l com pl ejo d e la eco no mía jesu ita no se dife re ncia ba ta n
radi calm e nte de las e mpr esas pec uli a res de la é poc a colo ni a l. Ni po r e l
hec ho de que sus unid ad es pro duc tiva s estu vi e ra n suj e tas a la evo lució n
imp ue ta po r e l jueg o de esos recu rso o po r la a mpl i ació n de la de m a nda
de cie rtos pro duc tos. D e esta m a ne ra, la e mpr esa jesu ita pue de eje mpl ific a r
bie n de bido sob re to do a . u m agn itud , cie rtos asp ecto esen cia les de la
eco no mía colo nial . Uno de e llos serí a , sin dud a e l de los mec anis mo que
la hac ía n vi a ble com o siste m a prec apit a li sta.

A s í , d esd e un pun to de vist a estr icta m e nte eco nó mic o, no po dría afir m a rse
que la Com pa ñía de Jesú s ha ya sido inno vad o ra e n sus e mpr esa . Otros
pro ble m as , sin e mba rgo, que da n pl a ntea dos con resp ecto a su significa ció n
P("'lítica , soc ia l y cult ura l. Pe ro a un e n este caso pod ría indi cars e que . lo
mi sm o que e n e l e xa me n de su significa ció n eco nó mi ca, e l a ná lisis de be ría
ve nce r la te ntac ió n de a trib uir a l Inst itut o un pa pe l cap az de ro mpe r los
m o ldes de su pro pi a soc ie dad .

REF ERE N C IAS BIB LIO GR ÁFI CA S

Este traba jo cons titu ye un a re fl ex ió n ulte ri o r a vario s tra bajo s d e inve stiga ció n d e l a uto
r,
que se basa n e n labo res d e a rchi vo , espe cia lme nte e n e l fo ndo J esuit as d e l Arch ivo N acio nal
d e C hile . e n d o nd e e xiste n los inve nt arios d e las hacie ndas inca utad as a la Com pa ñía e
n
J 767 pa ra casi to d o s los pa íse d e Hisp a noa mé rica . T amb i é n se cons
ultó e l fo ndo d e T e m -
po ralid ad e s d e l Archi vo Histó rico N acio nal d e Bogo tá, e l Arch ivo Cen tral d e l Cau ca y las
n o t a ría~ de Ca li . Se re mit e a l lecto r inte resad o a estas fu e ntes y a los tra bajo
. . ., que se
me ncao na n a cont mu ac ao n .

G I · RM ÁN CO LM ENA R ES, L as haci en das JO II ANN A S . R . M EN D E L SON . T he jesu it


de lo.\ jes uiW.\ en el N u e\'O R eino de G ra- 1-laci enda s of rhe Co llege of Po payá n : the
nad a . Si~ lo XV III . Bogo tá. 1969 . EwJi utio n of rhe C rear S tate in the Cauc a
Valle v . Tesis d octo ra l. U ni ve rsid ad de
_ _ _ __ _ . Histo ria econ ó rnica y socia l
-
W ashin gto n . 1978 . (Se e ncue ntra e n la Bi -
de Colo rn h ia. 15 13-171<1. ua rt a edic ió n . blio teca Lui s Á ngel A ra ngo) .
Bogo tú , 1983 . T o mo IL Popa yán . una so -
cieda d escla l·is ta . 1680 - / 800. Bogo tá. NI CO L ÁS P . US H NE R , " Slav e mo rt a lity
1979 . and Re pro ducti o n o n J esuit H acie ndas in
Colo ni a l Pc ru ·· , e n Hisp an ic A 1nerican
_ _ _ _ _ _ . Cali: T errat enien tes . nltne- H isto rical R eview . Núm e ro 55 ( m ayo
ros y con rerci antes . S iglo XV III . T e rce ra 1975 ). púgs. 177- 199 .
e dició n . Bogo tá . 1983 .
_ __ _ _ _ . L o rds of Land : S uga r. W in e
H E RM ES TOV A R P . , "Ele me nto s cons titu - and Jesu it Esra res of Coas tal Peru , 1600 -
ti vos d e la e mpre sa agra ria jesuit a e n la 1767. Alba n y, 1982 .
segu nda mit ad d e l siglo V III e n Méx ico" ,
e n Ha ciend as . latif undios y plan tacio n es
de A 111érica Latin a . Ed . E nriqu e Flo resca -
no. M éx ico. 1975 . Págs . 132-2 22.

53

Digitalizado por la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, Colombia.

También podría gustarte