Está en la página 1de 69

RESPONSABILIDAD PENAL Y CIVIL.

Cuando se provoca un hecho ilícito puede resultar una doble responsabilidad:


 responsabilidad penal
 responsabilidad civil (en campo extracontractual).

Cuando tiene lugar un ilícito penal y un ilícito civil de alguna manera se tiene que conformar un sistema para
que no se contradiga lo que sentencia el juez penal y el civil.

Si respecto de los mismos sujetos, circunstancias y hechos, los dos jueces dicen cosas distintas, se produce un
escándalo jurisprudencial. Para evitarlo uno de los ámbitos debe prevalecer sobre el otro. De manera que un
juez debe esperar lo que exprese el juez del otro campo, para luego él dictar sentencia.

El fuero penal es el que prevalece sobre el civil.

El juez civil dictará sentencia siempre y cuando el damnificado no haya optado por pedirle al juez penal que
establezca la indemnización de daño tal como lo faculta el art. 29 Cód. Penal.

Si se le solicita al juez penal que condene por los daños al autor, no se puede solicitar nuevamente esa
reparación ante el juez civil, porque la sentencia de juez penal va a pasar en autoridad de cosa juzgada.

Tres sistemas
Acciones independientes o autónomas=> No interesa lo que diga el juez penal (era el criterio de nuestro CC).
Es el sistema adoptado por el art. 1096 CC: “la indemnización del daño causado por delito, sólo puede ser
demandada por acción civil independiente de la acción criminal”.
ARTICULO 1774 cccn.- Independencia. La acción civil y la acción penal resultantes del mismo hecho pueden
ser ejercidas independientemente. En los casos en que el hecho dañoso configure al mismo tiempo un delito
del derecho criminal, la acción civil puede interponerse ante los jueces penales, conforme a las disposiciones
de los códigos procesales o las leyes especiales.
Unidad => Una acción subsume a la otra. Supone que la indemnización, en caso de delito penal, sólo puede
ser reclamada ante el juez en lo criminal. La unidad puede ser forzosa o voluntaria (Art. 29 Cod. Penal).
Interdependencia => Es el sistema vigente en el Derecho argentino. Admite la interrelación de las acciones
civil y criminal. Art. 1.101 del Cod. Civ.
El fuero civil depende del fuero penal. No se puede dictar sentencia en el fuero civil hasta que no haya
sentencia en el fuero penal y así evitar escándalos jurisprudenciales.
En el fuero civil se puede seguir adelante con el pleito hasta el momento de dictar sentencia.

1
Excepciones a la interdependencia.
-Muerte del reo, o ausencia. Si tiene bienes, se continúa el juicio en rebeldía y se lo condena.
-Sobreseimiento.
-Indulto.
-Amnistía.
-Por cualquier causa que se extinga la acción penal y no se llegue a la sentencia.

En general, se interpreta que existe una excepción, siempre que haya paralización temporaria o definitiva del
proceso penal (amnistía, prescripción, perdón del ofendido en su caso, etc.).

Influencia de la sentencia Penal sobre la Civil

 Sentencia condenatoria
Art. 1.102. Después de la condenación del acusado en el juicio criminal, no se podrá contestar en el juicio civil
la existencia del hecho principal que constituya el delito, ni impugnar la culpa del condenado.

ARTICULO 1776.- Condena penal. La sentencia penal condenatoria produce efectos de cosa juzgada en el

proceso civil respecto de la existencia del hecho principal que constituye el delito y de la culpa del
condenado.

El hecho es delito, hay culpa del delincuente, el juez penal no se expide sobre el daño si no se pidió.
Hace cosa juzgada en el fuero civil sobre el hecho, sobre la culpa, pero no sobre el monto del daño.

El juez civil no podrá, pues, desconocer el hecho o considerar que el condenado no tuvo culpa.

Sin embargo, esto no constituye un obstáculo para que el juez en lo civil decida que hay culpa concurrente de
la víctima, ni para que tenga plena libertad en la determinación del monto indemnizatorio.

 Sentencia absolutoria
Art. 1.103. Después de la absolución del acusado, no se podrá tampoco alegar en el juicio civil la existencia del
hecho principal sobre el cual hubiese recaído la absolución.
Hace cosa juzgada respecto del hecho, pero no sobre la culpa (en sede civil, la culpa se aprecia de manera
distinta; in dubio pro débil), ni sobre los daños.

2
La sentencia criminal hace cosa juzgada respecto de la inexistencia del hecho, pero no en cuanto a la
inexistencia de culpa.
Cuando la culpa es irrelevante para asignar el deber de reparar (responsabilidad objetiva), nada obsta a que el
juez en lo civil fije el monto indemnizatorio con prescindencia de esta absolución.

 Sobreseimiento => No hace cosa juzgada respecto de nada.


La inoperancia del sobreseimiento versa sobre el hecho criminal y la culpa del sobreseído. De tal manera, el
juez en lo civil queda en plena libertad para decidir que hubo tal hecho, y que existió culpa del demandado,
con independencia de lo resuelto por el juez penal.

 Casos especiales

Art. 1.104. Si la acción criminal dependiese de cuestiones prejudiciales cuya decisión compete exclusivamente
al juicio civil, no habrá condenación en el juicio criminal, antes que la sentencia civil hubiere pasado en cosa
juzgada. Las cuestiones prejudiciales serán únicamente las siguientes:
1° Las que versaren sobre la validez o nulidad de los matrimonios;
2° Las que versaren sobre la calificación de las quiebras de los comerciantes.

Art. 1.105. Con excepción de los dos casos anteriores, o de otros que sean exceptuados expresamente, la
sentencia del juicio civil sobre el hecho no influirá en el juicio criminal, ni impedirá ninguna acción criminal
posterior, intentada sobre el mismo hecho, o sobre otro que con él tenga relación.
En ciertas cuestiones se dictaba primero sentencia civil, y luego sentencia penal (ej. Adulterio. El juez civil debía
determinar primero si había matrimonio).
Hoy se aplica en caso de bigamia y quiebra (juez comercial).

EJERCICIO DE LAS ACCIONES INDEMNIZATORIAS

LEGITIMINACIÓN ACTIVA EN EL EJERCICIO DE LAS ACCIONES CIVILES

Nociones previas

Concepto. Se entiende por legitimación activa, la aptitud para demandar por indemnización.

3
Principio. La acción indemnizatoria corresponde al damnificado, sea que reclame por daño directo o indirecto.
Es decir, por el sufrido “directamente en las cosas de su dominio o posesión”, o “por el mal hecho a su persona
o a sus derechos o facultades” (art. 1068, CC)
El daño indirecto también confiere acción para reclamar indemnización y abarca a quien lo “hubiese sufrido,
aunque sea de una manera indirecta” (art. 1079) caso en el cual se toma en cuenta quién padece el daño, que
es distinto del damnificado directamente”; en esa acepción se considera indirecto el daño que rebota sobre
un tercero.

 ¿Quiénes pueden accionar entonces?


1) El damnificado directo: la víctima
2) El damnificado indirecto: ej. La familia.

Art. 1.079 “La obligación de reparar el daño causado por un delito existe, no sólo respecto de aquel a quien el
delito ha damnificado directamente, sino respecto de toda persona, que por él hubiese sufrido, aunque sea de
una manera indirecta.”

Pero en ambos casos deben experimentar UN DAÑO PROPIO (requisito para que el daño sea resarcible)
Ej. En el caso de un homicidio, la familia sufre un daño moral propio y material (perdida de ingreso)
Pero NO sólo la familia es damnificado indirecta sino también puede ser cualquier persona al cual la persona
que falleció estaba obligada a brindar alimentos.

Damnificados indirectos => Deben probar el daño, no se presume (Ej. Sobrino del muerto que percibía
alimentos).
Monto => Queda a criterio de los jueces, no hay estándares, sino que se tienen en cuenta los ingresos del
muerto, edad, posibilidad de vida, etc.
Forma de pago de la indemnización => Puede ser en un solo pago, o en forma de renta. Normalmente es de
una sola vez, porque en forma de renta se corre el riesgo de que el D se insolvente (no es una renta vitalicia,
sino un monto indemnizatorio).

Ejemplos en el CCiv.
- Art. 1084
Si el delito fuere de homicidio, el delincuente tiene la obligación de pagar todos los gastos hechos en la
asistencia del muerto y en su funeral; además lo que fuere necesario para la subsistencia de la viuda e hijos
del muerto, quedando a la prudencia de los jueces, fijar el monto de la indemnización y el modo de satisfacerla.

4
Este artículo regula qué ocurre cuando de la muerte de una persona surge un daño, y quiénes son los
legitimados para poder percibir un resarcimiento en virtud del homicidio

Legitimación (damnificados indirectos).


Gastos funerarios o de última asistencia del muerto.
Subsistencia de la viuda y los hijos => Deber alimentario (sólo los hijos que están bajo patria potestad, o
incapacitados, podrían solicitar la reparación del daño).

Los herederos forzosos (ascendientes, descendientes y cónyuge) son damnificados directos en el sentido del
Art. 1079 CC: la muerte del causante les provoca un daño a ellos, y se computa su situación, no la del muerto.

Pero también existen damnificados indirectos, en el sentido de dicho artículo, que tienen acción: son aquellos
que, no siendo herederos forzosos, reciben de rebote el daño derivado de dicha muerte (Ej. Guardadora de un
niño).

Inconvenientes
CONCUBINA (Daño material) => Plenario Fernández c/ El Puente SA
“Se encuentran legitimados los concubinos para reclamar la indemnización del daño patrimonial
ocasionado por la muerte de uno de ellos como consecuencia de un hecho ilícito, en tanto no medie
impedimento de ligamen".

MONTO. => El daño es presumido; ni la viuda ni los hijos deben demostrar que sufrieron un perjuicio con
motivo de la muerte del cónyuge. Se presume que sufren un perjuicio.
Algunos dicen que la vida humana tiene valor per se.
Otros dicen que la vida humana no tiene valor en sí misma. Se trata de un bien no disponible, está fuera del
comercio, etc. (Ameal).
Lo que pueden pretender la viuda y los hijos menores es un resarcimiento por el daño que experimenta el
hogar conyugal por las ganancias dejadas de percibir por el muerto. Lo que pueden pretender es el lucro
cesante.

HIJOS. Según Llambías, son aquellos que tienen la posibilidad de solicitar alimentos por ser menores de edad.
Los hijos discapacitados, aunque sean mayores, están comprendidos en la norma (también se presume el
daño).
Los menores adultos tiene la posibilidad de reclamar hasta la edad de 21 años (sobre todo si cursan estudios
terciaros). Los mayores de 21 años no podrían reclamar, salvo que demuestren que el muerto tenía hacia ellos

5
un deber alimentario (no se presume). No son legitimados conforme al Art. 1084, sino conforme al Art. 1085 CC
(damnificados indirectos).

VIUDO. => Se discute si puede gozar de esta presunción.


La doctrina le dio al Art. una interpretación restringida. El viudo no podía pedir indemnización, porque antes,
normalmente, con la vigencia del paterfamilias y la patria potestad en cabeza del padre, la cónyuge estaba
cosificada.
Hoy, se entiende que están legitimados. La mujer está a la par del hombre (coopera en la asistencia del hogar).

AMEAL => Desde un primer momento debió ser así, porque por más que la mujer no trabajara fuera del hogar
y no ingresara un sueldo, trabaja en el hogar. Con eso ahorra gastos que deberían pagarse a otra persona para
que se encargue de las tareas domésticas.

- ART. 1085 CC

El derecho de exigir la indemnización de la primera parte del artículo anterior, compete a cualquiera que
hubiere hecho los gastos de que allí se trata. La indemnización de la segunda parte del artículo, sólo podrá ser
exigida por el cónyuge sobreviviente, y por los herederos necesarios del muerto, si no fueren culpados del
delito como autores o cómplices, o si no lo impidieron pudiendo hacerlo.5r
Gastos funerarios => Se pagan a cualquier persona que presente la factura (quien haya hecho la erogación
debe probarla, pues no se trata de un daño presumido).
Herederos forzosos (necesarios) => Pueden pedir indemnización, pero deben probar el daño.
Art. 29 Código Penal => Otorga la indemnización a cualquier familiar, por más lejano que sea (Ameal en
contra).

 AMEAL
En el derecho moderno cada vez hay mayores legitimados, porque en la actualidad se busca la reparación del
daño.

Legitimados no son SÓLO aquellos que fueron afectados en un interés legítimo (como antes se sostenía: antes
por ejemplo la viuda tenía derecho de accionar por el homicidio. No podía solicitar la indemnización la
Concubina porque no estaba legitimada)

Luego de una evolución del derecho sustancial y procesal, se llega a un plenario (“Fernández c/ El Puente
S.A.”, 1998) donde se distingue entre intereses:

6
 Simples
 Colectivos
 Difusos

En el Derecho actual ha tomado expansión la idea de conferir legitimación activa a los titulares aquellos
intereses.
En algunos casos para reclamar daños; en otros para promover otro tipo de acciones (por ejemplo las
preventivas).

a) Interés simple. Se trata del interés que asiste a quien, sin embargo, carece de un derecho subjetivo para
demandar a titulo propio. Ej. El interés del menor desamparado a quien sostenía una tía para reclamar al
responsable por los daños emergentes de su muerte, no obstante que –en vida de ésta- carecía de derecho a
reclamarle alimentos.
En ese sentido, se ha declarado que “ la acción de indemnización podrá ser intentada jure proprio por todos
aquellos que acrediten la lesión a un simple interés de hecho, no ilegitimo, a raíz de la cual se determina un
menoscabo patrimonial”.F

b) Interés colectivo. Se entiende por interés colectivo al que corresponde a quienes forman un grupo
asociativo no ocasional, integrado en razón de bienes jurídicos comunes, que cuenta con un ente
representativo, Ej. Una asociación de consumidores.
Las acciones emergentes son denominadas colectivas, de clase o class actions.

c) Intereses difusos. Se considera interés difuso al que corresponde a un conjunto impreciso e indeterminado
de personas carente de toda base asociativa.
Es el caso, por ejemplo, del interés de cualquier persona en la preservación del medio ambiente.

LEGITIMACIÓN EN LA INDEMNIZACIÓN POR DAÑO MORAL.

-Responsabilidad contractual
Art. 522. En los casos de indemnización por responsabilidad contractual el juez podrá condenar al
responsable a la reparación del agravio moral que hubiere causado, de acuerdo con la índole del hecho
generador de la responsabilidad y circunstancias del caso.
-Responsabilidad extracontractual
Art. 1.078. La obligación de resarcir el daño causado por los actos ilícitos comprende, además de la
indemnización de pérdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a la víctima.

7
La acción por indemnización del daño moral sólo competerá al damnificado directo; si del hecho hubiere
resultado la muerte de la víctima, únicamente tendrán acción los herederos forzosos.

Art. 1.099. Si se tratare de delitos que no hubiesen causado sino agravio moral, como las injurias o la
difamación, la acción civil no pasa a los herederos y sucesores universales, sino cuando hubiese sido
entablada por el difunto.

*Legitimados en el ámbito extracontractual. (Art. 1078 CC, 2do párr.)


1ro. Damnificado directo => El que sufrió el daño moral. Es propio . Lo puede reclamar sólo aquel que lo
experimenta.
2do. Herederos forzosos => Si del hecho resulta la muerte del ofendido, pueden reclamar por daño

moral el cónyuge, los ascendientes y descendientes.


La acción es por iure propio (por el daño que sufre el cónyuge, los hijos o los padres por la muerte de la
víctima), y no iure hereditatis (Art. 1099 CC). En este último caso, el causante debe haber iniciado en vida
la acción, y los herederos pueden continuarla. El muerto ya demostró, al iniciar la acción, que había
sufrido el daño moral.
EJEMPLO => Una persona es atropellada y queda en coma. Luego muere. No inició la acción por daño moral,
pero no hay duda de que este existe. No tuvo tiempo material de iniciarlo.
¿Pueden iniciar la acción los herederos?
- Los herederos forzosos pueden reclamar el daño moral propio proveniente de la muerte (Art. 1078 CC).
- Cualquier heredero puede reclamar el daño moral que sufrió la víctima el tiempo que estuvo en coma (Art.
1099 CC), pero no por daño moral propio.

Concubina => No es heredera. No puede reclamar por daño moral (el


plenario “Fernández c/ El Puente SA” sólo se refiere a daño material).
Ameal está en contra. Interpretando conjuntamente el Art. 1068 y el Art. 1079, corresponde reconocerle
legitimación. Los damnificados indirectos, si experimentan el daño (en este caso, el daño moral), pueden
reclamarlo.
El CC pone ciertos límites. Ej. Reclamo de la novia; hermanos.

Algunos entienden que la reparación del daño moral en el ámbito contractual es facultativa para el juez (según
la interpretación del Art. 522 CC). En cambio, en la esfera extracontractual sería siempre reparable (Art. 1078
CC).

8
Ameal considera que los dos casos son iguales. El agravio moral es reparable siempre que se den
los presupuestos.

-Prueba del daño moral en ambas esferas:

El daño moral en el campo contractual debe ser probado.

En el extracontractual se presume.

Para Ameal esta postura es incorrecta, ya que el daño moral es el mismo en las dos órbitas.
EJEMPLOS
- Bebé que nace en una clínica sin terapia intensiva. Necesita una transfusión de sangre. Queda en estado
vegetativo. Primera instancia niega indemnización por daño moral a los padres, porque el hijo no murió.
Pueden pedir reparación por el daño moral del menor (en su representación). La Cámara establece que no
depende de la muerte del niño el daño moral que sufren los padres. Lo sufren por el hecho de ver a su hijo en
estado vegetativo. Se concede la acción por daño moral, interpretando los artículos en juego.
- Accidente de tránsito. Muere una mujer que mantenía a su madre y a una hermana menor. Se plantea si
la hermana puede pedir resarcimiento por daño moral. La Cámara lo concede (interpretación de los Arts. 1078
y 1079 CC). Existía entre las hermanas un vínculo casi maternal. La menor sufre la muerte, sufre el daño moral.

LEGITIMACIÓN PARA ACCIONAR POR DAÑO MATERIAL


Robo, hurto=> Pueden accionar por el daño causado el dueño, el usufructuario, locatario, poseedor.
Daño a las cosas => El único que puede reclamar este daño es el dueño de la cosa (Ej. Titular del vehículo).

La acción indemnizatoria por daños materiales puede ser planteada por el dueño, poseedor,
usufructuario, usuario o tenedor de la cosa dañada (Art. 1110). También compete a quien, sin estar
en esas circunstancias, pagó la reparación.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿QUIÉN SOPORTA EL EJERCICIO DE LA ACCIÓN?


El autor, coautor, cómplice, encubridor, instigador, garantes (principal o dependiente) y el asegurador, deben
soportar en su patrimonio el ejercicio de las acciones indemnizatorias.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LEGITIMACIÓN PASIVA
9
Tienen legitimación pasiva el responsable directo y el indirecto. O sea, quien realizó el acto dañoso
personalmente, o quien debe responder de él en virtud de tratarse de un hecho ajeno que lo compromete, o
de un daño causado con intervención de una cosa suya o de la que es guardián.

Compañía aseguradora del victimario => Puede ser citada en garantía siempre que exista un contrato de
seguro entre ella y el causante del daño. Se la citará en garantía.
Si la aseguradora del afectado paga los daños que sufrió su asegurado, puede subrogarse en sus derechos y
accionar contra la aseguradora del victimario.

----------------------------------------------------------------------------------------------
REPARACION DEL DAÑO
INDEMNIZACION

Estamos en presencia de una indemnización del daño cuando se repara el daño en forma pecuniaria, ya sea con
una suma dineraria o en especie.

A ella tiene derecho el acreedor de una obligación contractual como efecto


“anormal” que lo satisface por equivalente.
En la órbita extracontractual es el contenido de la obligación a cargo del responsable
nacida del hecho ilícito generador del daño.

SISTEMAS DE REPARACIÓN

 Sistema objetivo: Tiene en cuenta primordialmente el daño, y no le interesa los factores de


atribución, tanto en el campo contractual, como en el extracontractual.
Ej código civil alemán: En la órbita contractual el obligado debe reponer las cosas a su estado anterior y en el
extracontractual debe indemnizar a la victima el daño causado.

 Sistema subjetivo: Le interesa los factores de atribución, y al daño no lo tiene en


cuenta.
Ej. Código civil suizo: la medida de la culpabilidad determina la extensión del resarcimiento, tanto en la
órbita contractual como en la extracontractual.

10
 Sistema mixto (el nuestro): Tanto en el campo contractual, como en el
extracontractual, tiene en cuenta el daño y los factores de atribución.
El Derecho argentino se subsume en este sector: En el campo contractual, la extensión de resarcimiento se
regula por el art 520 (subjetiva). Si hay culpa, se responde por las consecuencias inmediatas necesarias. Si hay
dolo, se responde por las consecuencias inmediatas y las mediatas previstas o previsibles.
Es decir, por un lado se tienen en cuenta el daño, porque si no hay daño no hay reparación, pero por otro
lado, se tienen en cuenta el factor de atribución.

En el campo contractual también esta 1198, que establece el deber de seguridad como responsabilidad
objetiva (objetiva), también tenemos el riesgo creado en el art. 40 de la ley de defensa del consumidor. Es
decir, tenemos por un lado el daño y los factores de atribución.

En el campo extracontractual el 1109 establece que todo aquel que produce por su culpa o negligencia un
daño debe repararlo, (acá está el factor de atribución, culpa, el daño, y el dolo esta en el 1072. La culpa
también en el 1113, “con la cosa”, es culpa, “por la cosa” es riesgo creado. También en el 1113 está la
obligación de garantía.

FUNDAMENTO

LEGAL: Esta indemnización es una obligación de origen legal, y esta receptada en el art. 505 inc. 3º, este art
habla de los efectos de las obligaciones

Los efectos anormales de las obligaciones son justamente los daños y perjuicios, por eso la fuente es el art.
505 inc 3º donde la ley dice que quien comete un ilícito debe indemnizar.

DOCTRINAL: La equidad, en definitiva restablecer la justicia.


El fundamento de la indemnización es el genérico del ordenamiento jurídico: la noción de justicia.
Cuando el acreedor recibe la indemnización, recibe lo suyo, pues ha sufrido un menoscabo en un derecho
subjetivo (un daño). Que se restablece mediante dicha indemnización. Este daño puede derivar del
incumplimiento de una obligación contractual o de una infracción al deber genérico de no dañar.

CARACTERES
11
 Obligación de fuente legal (ART. 505 INC 3)
 Accesoria de la obligación principal que es cumplir.º1’1
 Subsidiaria, en sentido que el acreedor de una obligación contractual puede pretender en primer
término, ser satisfecho en especie. En la esfera extracontractual, en cambio, la obligación de indemnizar nace
directamente del hecho ilícito.

 Condicional (está supeditada al incumplimiento de la obligación principal)


 De contenido pecuniario (porque la obligación es de contenido patrimonial, recayendo en una
obligación de dar dinero o en una obligación de dar otra cosa, o de hacer)

 Resarcitoria, y no punitoria.
 Cuando se establece la indemnización, el monto es definitivo.

FINALIDAD

Es resarcitoria, es decir, de equilibrio entre el daño patrimonial causado y la prestación


que se impone al responsable. Esta prestación se impone en relación a la cuantía del daño
que constituye su tope.

En general se dice que hay que reparar integralmente el daño, pero esta nunca se da, nunca se logra borrar
los efectos del daño, poner al acreedor en las mismas condiciones en que se encontraría si no se hubiese
producido el daño.

Entonces si bien la indemnización tiene como finalidad volver las cosas al estado
anterior, restablecer el equilibrio, muchas veces no se logra integralmente, sino que
se logra plenamente.

Por ej. En el caso de un choque, seguro que hay un daño en la estructura, y por más que como daños y
perjuicios se establezcan la depreciación del rodado y chapa y pintura, siempre el auto queda en cuanto a su
estructura resquebrajado, siempre hay algo que queda sin subsanar.

LÍMITES
El ordenamiento jurídico impide la reparación integral, se encuentran límites a esta reparación, tanto:
 Cuantitativos

12
En caso de que haya cláusula limitativa de responsabilidad en el ámbito contractual, se responde hasta ese
tope. (art. 622)
 Cualitativos (relación de causalidad)

En la esfera contractual:
o Si se incumple con culpa, se indemnizan las consecuencias inmediatas necesarias. Por lo que si además
de estas hay otras consecuencias, el que incumplió con culpa no responde por esas, porque hay un límite que
marca el 520.
o Si hay dolo en el campo contractual, se responde por las consecuencias inmediatas y por las mediatas
previstas y previsibles, pero no por las casuales, porque esas no se reparan en el campo contractual.

En la esfera extracontractual:
o Cuasidelito: Se reparan las consecuencias inmediatas, mas las mediatas previstas o previsibles, pero no
por las casuales tenidas en miras.
o Delito: Por las inmediatas, las mediatas previstas o previsibles y por las casuales tenidas en miras, pero
no por las remotas, porque el 906 nos dice que por estas no se responde.

La relación de causalidad sirve para establecer quién es el autor, y para establecer la extensión del
resarcimiento. Justamente a esto último se hace referencia cuando se habla de las consecuencias que son
reparables.

Las consecuencias por las que no se responde, son cargadas para el damnificado, ya que carga con
las consecuencias que no repara el incumplidor.
Por eso hablamos de causalidad adecuada, la adecuación apunta a la plenitud del
ordenamiento. Adecuada porque la extensión del resarcimiento se va a extender a lo
que el ordenamiento dice, y si se extiende a lo que el ordenamiento dice la
indemnización no es integral pero si plena.
 El 1069, conforme a la equidad, teniendo en cuenta la situación patrimonial del autor, y siempre que el
hecho no fuere doloso, el juez puede reducir la indemnización, al tener en cuenta la situación patrimonial del
autor.

COMPENSACIÓN DEL DAÑO CON EL LUCRO

13
Compensar es un modo extintivo obligacional.
La compensación del daño con el lucro, parte de la base de que deben computarse las circunstancias
favorables y desfavorables generadas por el incumplimiento. Se trata del caso en que
la victima recibe ciertos beneficios a causa del daño.
Son obligaciones reciprocas que se extinguen hasta el monto de la menor.
Si el hecho ilícito o el incumplimiento contractual, trae aparejado a la víctima o al acreedor en el campo
contractual, un perjuicio pero también un beneficio, hay que compensar el perjuicio con el beneficio, para

que no cargue el incumplidor con todo.

No puedo tener un daño y a la vez un lucro.


Hay veces que tengo un daño. Pero el daño primitivo que pretendo que me indemnicen, del daño descontar el
eventual lucro que puede tener la persona.

Para esto debe ocurrir que haya un lucro por un lado, que haya un empobrecimiento
por el otro. tiene que haber además relación de causalidad, no estar prohibida por
ley y debe haber una causa valida, evidente.

Para que se pueda compensar el daño con el lucro: REQUISITOS:


1. tanto el daño como el beneficio, deben provenir del mismo hecho , y
2. debe existir una relación de causalidad entre el hecho y el lucro, y el hecho con el daño, es

decir, el hecho debe ser causa de ambos.


3. esta compensación del daño con el lucro no debe estar prohibida por la ley.

CONVERSIÓN DEL DERECHO A LA PRESTACIÓN EN DERECHO A LA INDEMNIZACIÓN


Es el caso en que se tienen derecho a la prestación, y este derecho se convierte en derecho a la

indemnización.
Puede suceder que tengo derecho a una determinada prestación, pero se extingue la obligación

principal por imposibilidad de pago. En caso de caso fortuito no se convierte el derecho a la

prestación en derecho a la indemnización, porque la prestación es el contenido de la

14
obligación principal, y entonces se extingue esta por falta de contenido. En este caso no
se tienen derecho ni a la prestación ni a la indemnización.

Las causas que lo autorizan son las siguientes:

1. Cuando ejercita un “pacto comisorio” o “cláusula resolutoria”, que pueden ser


expresos o tácitos.

2. Cuando existe una seña.

3. Cuando la prestación se hace imposible por culpa del deudor. Ej. El deudor quema el
objeto de la prestación.

4. Cuando la prestación aun siendo posible, carece de sentido para el acreedor. En


el caso de las obligaciones de plazo esencial (donde la mora es automática), en este caso si no se
cumple, el derecho a la prestación se convierte en derecho a la indemnización, porque después no tienen
sentido el cumplimiento.

5. Cuando existe una cláusula penal compensatoria : ante el incumplimiento del deudor se
puede solicitar el pago de una pena.

6. Cuando no procede la ejecución forzada.

7. Cuando no procede la ejecución por un tercero.


En el art. 505 hay casos de conversión. Cuando no paga el deudor, se puede obtener la
ejecución forzada, pero esta tiene límites (si la cosa no existe, si no está en el patrimonio, etc),

además no se puede utilizar la violencia.


Entonces yo me debo contentar con la ejecución por un tercero, pero si la
obligación es intuite personae, se convierte el derecho a la prestación (efecto
normal) en la indemnización de daños (efecto anormal) que es el in. 3º.

15
El acreedor tiene derecho a obtener la prestación, o sea el cumplimiento espontáneo por parte del deudor.
Tiene también derecho a satisfacerse obteniendo su finalidad mediante la ejecución forzada o la ejecución por
otro. En ciertos casos el acreedor puede prescindir que se lo satisfaga “en especie” y optar derechamente por
la indemnización. Para ello debe encarar el efecto anormal de dicha obligación.

- SEÑA:
Es una cláusula que debilita el nexo obligacional, porque faculta al arrepentimiento. Esto significa que si el
comprador se arrepiente pierde lo dado, y si el vendedor se arrepiente debe dar el doble de lo que recibió.
El contrato mientras perdure la seña es un contrato claudicante, no es un contrato consolidado. Este se
consolida si por ej. se establece un plazo para arrepentirse, o si el deudor esta en mora o también si se produce
un principio de ejecución (este consolida el vinculo por los efectos consolidatorios del pago, cuando se empieza
a pagar a cuenta de precio y no como refuerzo de la seña).

Entonces cuando no se arrepiente, queda consolidado el nexo obligacional, pero si alguno se arrepiente, se
transforma el derecho a la prestación en derecho a la indemnización. El precio del arrepentimiento es la seña, y
esta una suerte de indemnización, el daño que se experimenta por haberse frustrado el contrato.
La seña en el nuevo Código Civil y Comercial
Nuevo régimen
El nuevo código opta por la opción del Código de Comercio por la cual la seña, señal o arras, es
confirmatoria, salvo que las partes expresen lo contrario.
Las consecuencias prácticas de esta norma son que en el caso de no dejar expresado que la seña es
penitencial, la misma es confirmatoria y no permite el arrepentimiento.
Ejemplo: Doy una seña para afianzar un contrato, sin aclarar que es penitencial, luego me arrepiento.
No me libero perdiendo la seña sino que la otra parte puede reclamarme el cumplimiento y los
intereses correspondientes.
Art 1.059: "Disposiciones generales. La entrega de señal o arras se interpreta como confirmatoria del
acto, excepto que las partes convengan la facultad de arrepentirse; en tal caso, quien entregó la
señal la pierde en beneficio de la otra, y quien la recibió, debe restituirla doblada".
En cuanto a la modalidad, el CCC recepta la misma que el Código Civil: "Modalidad. Como señal o
arras pueden entregarse dinero o cosas muebles. Si es de la misma especie que lo que debe darse por
el contrato, la señal se tiene como parte de la prestación si el contrato se cumple; pero no si ella es
de
diferente especie o si la obligación es de hacer o no hacer".

16
Boleto de compra-venta: Si no se está seguro, es beneficioso poner seña. Si se quiere que la otra parte no se
arrepienta hay que poner a cuenta de precio o como principio de ejecución, ya que así queda firme.
En el caso en que se ponga como seña y a cuenta de precio, un plenario estableció que siempre que este la
palabra seña es pasible el arrepentimiento, y si no se arrepentía, quedaba a cuenta de precio.

- PACTO COMISORIO:
Ante el incumplimiento de una parte, la otra que haya cumplido o que ofrece cumplir o que demuestre que su
obligación es a plazo, puede pedir la resolución contractual. En ese caso inmediatamente el derecho a la
prestación se convierte en derecho a la indemnización.
Artículo 1084. Configuración del incumplimiento
A los fines de la resolución, el incumplimiento debe ser esencial en atención a la finalidad del
contrato. Se considera que es esencial cuando:
a) el cumplimiento estricto de la prestación es fundamental dentro del contexto del contrato;
b) el cumplimiento tempestivo de la prestación es condición del mantenimiento del interés del
acreedor;
c) el incumplimiento priva a la parte perjudicada de lo que sustancialmente tiene derecho a esperar;
d) el incumplimiento es intencional;
e) el incumplimiento ha sido anunciado por una manifestación seria y definitiva del deudor al
acreedor.

El pacto comisorio puede ser expreso o tácito. Antes de la reforma el pacto comisorio solo podía ser

expreso, no se podía pretender conforme la parte general de los contratos, en caso de que no se hubiese
dispuesto una cláusula en tal sentido resolver el contrato, había que pedir el cumplimiento.
Pero en la parte especial, Vélez si lo permitía por ej en el contrato de compra-venta, de locación, y por eso en
estos contratos si se podía pedir la resolución.
El código de comercio admitía la cláusula resolutoria tacita y la modificación del código adecuo ambos sistemas
a un régimen común.
Ahora no hay dudas, esta el 1203 y 1204, pacto comisorio expreso y tácito respectivamente.

El pacto comisorio expreso es aquel en el cual las partes en el contrato dicen que ante el incumplimiento de
cualquiera de los dos, la otra podrá dar por resuelto el contrato de pleno derecho y notificarlo a la contraparte.
Si yo resolví, luego no puedo pedir la ejecución de la obligación, no puedo pretender revivir el contrato.
Artículo 1086. Cláusula resolutoria expresa
Las partes pueden pactar expresamente que la resolución se produzca en caso de incumplimientos
genéricos o específicos debidamente identificados. En este supuesto, la resolución surte efectos a

17
partir que la parte interesada comunica a la incumplidora en forma fehaciente su voluntad de
resolver.

El pacto comisorio tácito es aquel que se entiende implícito en los contratos con prestaciones
correlativas. En este caso no se puede dar por resuelto el contrato, sino que se debe
intimar a la contraparte para que en un plazo de 15 días deponga su actitud y cumpla
bajo apercibimiento de tener por resuelto el contrato. Pero yo le doy un plazo de gracia de 15
días, que puede ser menor si las partes lo convinieron (esto no significa que se esté conviniendo el pacto
comisorio en forma expresa, sino que se conviene que si alguna de las partes utiliza el 1204, el plazo será de x
días) o en base a los usos del lugar.

En este caso se transforma el derecho a la prestación en derecho a la indemnización,


resuelto el contrato se deben los daños y perjuicios.
La parte que haya cumplido puede optar por exigir a la incumplidora la ejecución específica o la resolución del
contrato.
Artículo 1087. Cláusula resolutoria implícita
En los contratos bilaterales la cláusula resolutoria es implícita y queda sujeta a lo dispuesto en los artículos
1088 y 1089.

Artículo 1088. Presupuestos de la resolución por cláusula resolutoria implícita. La resolución por cláusula
resolutoria implícita exige:

a) un incumplimiento en los términos del artículo 1084. Si es parcial, debe privar


sustancialmente de lo que razonablemente la parte tenía derecho a esperar en razón del contrato;

b) que el deudor esté en mora;

c) que el acreedor emplace al deudor, bajo apercibimiento expreso de la resolución total o parcial del
contrato, a que cumpla en un plazo no menor de quince días, excepto que de los usos, o de la índole de la
prestación, resulte la procedencia de uno menor.

La resolución se produce de pleno derecho al vencimiento de dicho plazo. Dicho requerimiento no es


necesario si ha vencido un plazo esencial para el cumplimiento, si la parte incumplidora ha manifestado su
decisión de no cumplir, o si el cumplimiento resulta imposible. En tales casos, la resolución total o parcial del
contrato se produce cuando el acreedor la declara y la comunicación es recibida por la otra parte.

REQUISITOS DEL DAÑO RESARCIBLE

18
Solo ciertos daños alcanzan entidad bastante para que, jurídicamente, constituyan
sustento de un reclamo.
Los daños que no cumplan los requisitos para ser resarcibles, son cargas.

REQUISITOS:

1. CIERTO: Es aquel que debe resultar con suficiente probabilidad del incumplimiento. Puede ser

actual o futuro.

 actual: es el experimentado hasta el momento del dictado de la sentencia. El


daño actual siempre es cierto.

 futuro: Es aquel que sucede con posterioridad a la sentencia, pero su causa generadora es anterior a la
sentencia. Puede ser:
o Cierto: Cuando indudablemente va a acontecer.
o Incierto: Aquel que no se sabe si va a suceder o no.
El daño futuro incierto, no es reparable, porque le falta la certeza. Ej. Todavía no se amputo el brazo.

 pérdida de chance: Es la pérdida de una probabilidad o chance, que como daño cierto, es
también resarcible: se repara la probabilidad de éxito frustrada.
Ej. si una persona va a competir en una carrera y la atropellan por lo que no puede competir, se deberá
indemnizarla por la chance que tenia de ganar.
En este caso lo cierto es la frustración de la chance, lo incierto es el posible resultado de la carrera.

2. PROPIO: El daño debe ser propio, puedo reclamar el daño que yo sufrí. El daño propio puede
ser directo o indirecto.
El daño debe ser propio, o personal de la víctima, esto es debe haberlo sufrido o ser posible
destinatario de una acción futura de quien lo recibió directamente.

3. SUBSISTENTE: El daño es subsistente en tanto no haya sido reparado por el responsable ni


por su compañía aseguradora.

19
Por ello, no obstante, que materialmente el daño haya sido reparado, es jurídicamente subsistente, en los
siguientes casos:

 Si lo reparo la propia víctima, que conserva acción por lo invertido contra el


responsable.
 Si pagó un tercero, como mi propio asegurador cuando yo no soy responsable,
pues los derechos que corresponden al asegurado contra un tercero, en razón del
siniestro, se transfieren al asegurador hasta el monto de la indemnización abonada. Es
decir que la compañía se subroga en mi derecho.

4. SIGNIFICATIVO: La indemnización solo procede cuando el daño tiene cierta influencia o relevancia,
lo cual descarta la reparabilidad del daño insignificante. No se puede poner en funcionamiento el aparato
jurisdiccional por un daño ínfimo.
Actualmente este ya no es un requisito, porque hoy en día se le da mayor significación al daño y el único que
podría juzgar su significación será quien lo sufrió y no el juez.

5. AFECCION A UN INTERES LEGITIMO: Como solo cabe reparación por los daños jurídicos, el

daño debe afectar un interés legítimo y no cualquier interés del reclamante.

Sin embargo, hoy se sostiene que basta que se afecte un interés simple, colectivo, o difuso.

6. RELACION CAUSAL ADECUADA: El daño debe estar en una relación de causalidad adecuada.

Esta adecuación se la da la ley, por esto es que se habla de reparación plena. Es plena conforme los
limites que establece el ordenamiento jurídico.

MODO DE REPARAR EL DAÑO


La reparación puede ser en especie o en dinero.

La reparación en dinero consiste en aquella cantidad necesaria para reparar un bien


que fue deteriorado (sistema del derecho romano).  Más conveniente para Ameal
La reparación en especie es volver las cosas al estado anterior (derecho
germánico).

20
El Código de Vélez siguió al sistema romano, el art. 1083 establecía como regla general la reparación
en dinero, y establecía como excepción, la reparación en especie “cuando puedan ser restituidas las
cosas”.
Esta solución fue criticada a pesar de ser una solución práctica.

Con la reforma, se modifico el 1083, y este ahora establece:


“El resarcimiento de daños consistirá en la reposición de las cosas a su estado anterior, excepto si fuera
imposible, en cuyo caso la indemnización se fijará en dinero. También podrá el damnificado optar por la
indemnización en dinero.” (da opción a una u otra)

BORDA Y el CCCN, reparación en especie regla general a residual


Salvo que:
- Fuere imposible.
- Reparación en especie implique excesiva onerosidad (doctrina).
- Salvo que el acreedor opte por la reparación en dinero.

COSAS volver las cosas al estado anterior.


 Si no son cosas? (excepción) reparación en especie. Ej: daño moral

 Si el daño trae aparejado un lucro el damnificado tiene que descontar el lucro que obtuvo. Ej:
compra de acciones (compensación del daño con el lucro). No se da en todos los casos, a veces esta
prohibida.

PRUEBA DE LA EXISTENCIA Y DE LA CUANTIA DEL DAÑO

 PRUEBA DE LA EXISTENCIA
La regla general es que la prueba de la existencia del daño incumbe al damnificado, pues la
indemnización carece de sentido si aquel no se prueba.

Excepciones: el daño se presume en ciertas circunstancias:

1) Daño moral: En este caso, no es necesario probar el daño en sí mismo, sino las circunstancias que lo
rodean. Ej de herederos forzosos

2) En las deudas dinerarias se presume el daño, intereses moratorios del art 768.
21
(ARTICULO 767.- Intereses compensatorios. La obligación puede llevar intereses y son válidos los que se han
convenido entre el deudor y el acreedor, como también la tasa fijada para su liquidación. Si no fue acordada
por las partes, ni por las leyes, ni resulta de los usos, la tasa de interés compensatorio puede ser fijada por los
jueces.
ARTICULO 768.- Intereses moratorios. A partir de su mora el deudor debe los intereses

correspondientes. La tasa se determina:


a) por lo que acuerden las partes;
b) por lo que dispongan las leyes especiales;
c) en subsidio, por tasas que se fijen según las reglamentaciones del Banco Central.
ARTICULO 770.- Anatocismo. No se deben intereses de los intereses, excepto que:
a) una cláusula expresa autorice la acumulación de los intereses al capital con una periodicidad no inferior a
seis meses;
b) la obligación se demande judicialmente; en este caso, la acumulación opera desde la fecha de la notificación
de la demanda;
c) la obligación se liquide judicialmente; en este caso, la capitalización se produce desde que el juez manda
pagar la suma resultante y el deudor es moroso en hacerlo;
d) otras disposiciones legales prevean la acumulación.)

3) En el homicidio: la viuda y los hijos menores (y según algunos la concubina) no


tienen que probar el daño que experimentaron por la muerte del sostén del hogar. En
este caso el daño consiste en los gastos de subsistencia.
4) Seña: no es necesario probar el daño (ahora es confirmatoria, no penitencial)
5) En los intereses punitorios el daño se presume porque ya están pactados.
ARTICULO 769.- Intereses punitorios. Los intereses punitorios convencionales se rigen por las normas
que regulan la cláusula penal.

6) Cláusula penal: es una especie de valuación del daño que sufre el acreedor por el incumplimiento
contractual.

En todos estos supuestos se presume el daño y también la relación de causalidad, por lo que no es necesario
probar la existencia del daño ni la cuantía.

 PRUEBA DE LA CUANTIA

22
Una vez que se ha acreditado la existencia del daño, “ la sentencia fijará el importe del

crédito o de los perjuicios reclamados, siempre que su existencia esté legalmente


comprobada, aunque no resulte justificado su monto”

Entonces, para probar el daño y su cuantía, las partes se pueden valer de todos los medios de

prueba. Pero si de estas no se derivará cual es la cuantía del daño, el juez, demostrada la existencia
del daño, fijará el monto de la indemnización.
En conclusión, la fijación de la cuantía la fija el juez por ser una facultad suya.

La indemnización es una deuda dineraria, por lo que sufre todos los avatares del
signo monetario.
Es decir, que no me van a pagar la cosa a lo que valía al momento del daño, sino al
valor actual.

VALUACIÓN DEL DAÑO


Formas:
1)CONVENCIONAL: Amparada en los términos del art. 959 cccn, y habiendo transacción ( modo
extintivo obligacional partes haciendo obligaciones reciprocas extinguen obligaciones dudosas o
litigiosas). 4

La evaluación también puede ser convenida de antemano, mediante el pacto


de una CLÁUSULA PENAL (arts.790). Las partes se ponen de acuerdo sobre el
valor del daño más importante: compensatorio no compulsivo.
Artículo 959. Efecto vinculante
Todo contrato válidamente celebrado es obligatorio para las partes. Su contenido sólo
puede ser modificado o extinguido por acuerdo de partes o en los supuestos en que la
ley lo prevé.

Art 790. “La cláusula penal es aquella por la cual una persona, para asegurar el
cumplimiento de una
obligación, se sujeta a una pena o multa en caso de retardar o de no ejecutar la
obligación”

23
Artículo 792. Incumplimiento
El deudor que no cumple la obligación en el tiempo convenido debe la pena, si no prueba
la causa extraña que suprime la relación causal. La eximente del caso fortuito debe ser
interpretada y aplicada restrictivamente”
Momento del acuerdo:
A) ANTES DE PRODUCIRSE:- Cláusula penal (el monto de la cláusula penal es el daño que se produce) o
incluso mediante una Seña (el daño por el arrepentimiento es el valor de la seña)
En ambos casos hay una valuación anticipada del daño contractual

B) DESPUÉS DEL DAÑO: Tanto en el ámbito contractual como extracontractual, las partes pueden valuar el
daño mediante una transacción.
Transacción: Es un modo extintivo de las obligaciones. Es un acto jurídico bilateral mediante el cual las partes,
haciéndose concesiones recíprocas extinguen derechos dudosos o litigiosos.
(Ej. Choque de un tractor con un auto que ya sufría desperfectos. Una parte ofrece $50.000 y el otro solicita
$100.000. Acuerdan el pago de una indemnización $70.000. Algunos lo llaman conciliación)

Las partes se ponen de acuerdo, voluntariamente y ceden derechos (se hacen concesiones
recíprocas y extinguen derechos litigiosos o dudosos).

2) LEGAL : Cuando la norma tarifa el monto indemnizatorio . Se da en los infortunios laborales,


en el contrato de transporte cuando en la carta de porte no se denuncia el contenido de la carga, lo que
también rige en el transporte aéreo de mercancías y equipajes, etc.
La ley de accidentes laborales nº 9688 (de 1915). Establecía montos tarifados . También las leyes que
regulan el transporte aéreo y marítimo establecían montos indemnizatorios.

3) ARBITRAL, sea por medio de árbitros o de amigables componedores o de peritos árbitros (arts.
736. 766 y 773 CPCCN)
En tanto
A veces la evaluación arbitral está contemplada expresamente por la ley sustancial como en la locación de
servicio o de obra. los árbitros son de Derecho, los amigables componedores (o arbitradores) laudan "según
su saber y entender (art. 769. Cód. Proc.) y los peritos árbitros deben tener especialidad en la materia y se
pronuncian sobre cuestiones de hecho concretadas expresamente(arts. 773. Cód. Proc.).

4) JUDICIAL: cuando se concede al juez la determinación del daño.

24
Es la más importante forma. Cuando no hay convención, cuando no hay
designación de árbitros, y la ley nada explicita, se recurre a ella.
El juez debe valuar el daño. Una vez producida la prueba, el juez es quien valuará el daño.

1º Límites de la pretensión
 Determinación de los rubros del daño. El monto reclamado en la demanda. En
principio, el damnificado sólo podrá obtener mediante la sentencia lo que haya reclamado en la demanda
puesto que el juez se debe pronunciar "de conformidad con las pretensiones deducidas en juicio ”
(art. 163. CPCCN.).
Han de ser distinguidos los aspectos INTRÍNSECOS Y EXTRÍNSECOS del daño. Si luego de demandar por
ciertos daños, el actor pretendiera agregar otros que omitió (p. ej. que durante el tiempo de permanencia en el
taller de su vehículo dañado en un accidente, sufrió un lucro cesante que no había reclamado) habría una
intolerable modificación del aspecto extrínseco del daño. En el caso de aspecto intrínseco, la cuantía de la
reparación varía en virtud de la inflación habida desde la demanda hasta la sentencia.

 La fórmula “o lo que en más o en menOs resulte de la prueba" . Esta fórmula es de


estilo: el damnificado reclama una cantidad x o lo que resulte del juicio.
La jurisprudencia actual la admite. Los aspectos intrínsecos y extrínsecos del daño no pueden s6er modificados
en el curso del proceso, pero aquéllos pueden incidir para que el juez fije una suma mayor (o menor) que la
estimada de manera provisional, en la demanda.

 Distingo entre los rubros de la cuenta indemnizatoria y su evaluación.- Este es


precisamente el distingo que debe ser formulado. Quien demanda debe precisar qué pretende, qué daños
quiere que le sean indemnizados. Si no hizo ninguna salvedad, si se limitó a demandar por una suma rígida e
inflexible, la sentencia no puede darle más que la cantidad que solicitó (tope de la indemnización).

2º. Agravación del daño por la victima.


También se debe tener en cuenta la agravación del daño por el acreedor o víctima.
Involucra una suerte de compensación con lo que el victimario provoca en la víctima.
Habrá que disminuir del daño total, lo provocado por la víctima.

25
3º Culpa de la víctima.
Del monto de la indemnización habrá que descontar el daño que se ve agravado por el propio
damnificado (ej no llevar casco). Habrá que determinar la incidencia causal.

4º Deuda de valor
También se debe tener en cuenta, cuando se valúa el monto del daño, si el monto del
daño es una deuda de valor no dineraria.
 Juez tiene la obligación de valuar el daño
Antes se ajustaba de acuerdo a índices (que reflejaban la pérdida del poder adquisitivo).
Solía suceder que la victima afrontaba el perjuicio con dinero propio (ej. choque, paga el guardabarros), pero a
partir de allí lo debido no era ya el valor de los gastado, de la cosa. A partir de allí se indexaba de conforme a
los índices de escala móvil.
Muchas veces la inflación arrastraba el monto a sumas exorbitantes. Surge una ley de Martínez Raimonda que

expresa que nunca el valor del daño puede ser superior a la cosa dañada.
En algunos casos era tal la incidencia de la depreciación monetaria que se llevaba a resultados catastróficos
para el ofensor.

Se debe tener en cuenta que la deuda por indemnización de daños es una deuda de valor.
Existen deudas de valor y deudas dinerarias.
En las deudas dinerarias se debe monto fijo y no se pueden reajustar.
En cambio si se debe un valor (de trabajos, de honorarios) eso se reajusta porque se debe un valor y no un
monto determinado.

Toda deuda de valor termina siendo una deuda dineraria; por convenio de partes o
sentencia judicial la obligación de valor se transforma en deuda dineraria.
En la deuda de dineraria se deben intereses. El daño siempre es moratorio y no incide la
depreciación monetaria. Es reajustable. Si es reajustable a valores actuales habrá que ponerse de acuerdo
cuando el juez debe valuar el daño. No es lo mismo que se estime cuando sucedió el hecho, que en el
momento de la sentencia.

FECHA DE LA VALUACIÓN

26
¿CUÁNDO EL JUEZ VALUARÁ EL DAÑO? ¿EN QUÉ MOMENTO SE VALÚA EL DAÑO?
PRINCIPIO.

Según la doctrina y la jurisprudencia se debe valuar al MOMENTO MÁS CERCANO A LA


SENTENCIA (porque recién allí se tendrá una real dimensión de cuál es el valor del daño.)
Ello es lógico, desde que el acto de la sentencia es la oportunidad procesal de fijar la cuantía del daño más
cercana a la fecha del pago de la indemnización por el responsable.

EXCEPCIONES
Sin embargo, en ciertos casos la determinación del quantum debido es efectuada con relación a otra época.
Es una regla que admite excepciones porque en muchos casos guiarse por esta regla puede llevar a injusticias.

1) cuando el daño tuvo mayor valor con anterioridad a la sentencia.


Ej. En el caso de un choque con un taxi. El vehículo tenía vigencia como taxi durante dos años. Si el modelo sale
del mercado, ya no tiene la posibilidad de utilizarse como taxi.
Si se tiene en cuenta el valor al momento de sentencia donde el auto tiene dos años más de antigüedad, más
uso y ya no puede usarse como taxi. Solo tiene valor como auto y ya no como taxi.
Ocurre que el valor más cercano a la sentencia no representa el verdadero perjuicio producido, por ello debe
tenerse en cuenta el valor anterior, cuando servía como taxi, para valuar el daño.

Si el daño representó un valor mayor en tiempo anterior de a la sentencia.


Supóngase el caso de una obra de arte hurtada, que en los años que van, desde la sustracción hasta la
indemnización ha tenido oscilaciones. (declinación en su precio de plaza); en tal situación se le reconoce
derecho al acreedor a recibir en moneda constante el mejor precio que haya correspondido a la obra de arte
en dicho lapso porque de haberla tenido en su poder, habría podido enajenarla a ese precio superior.

2). Deuda de cosas inciertas


El valor debe tomarse en cuenta en EL MOMENTO DEL INCUMPLIMIENTO.
Ej. Deuda de vacas. Incumplimiento de entregarlas. Se produce un daño. Sin embargo, el acreedor de las vacas,
con el dinero que no pago al incumplidor podría haber ido a comprar las vacas. Podría haber solucionado el
problema, comprado iguales vacas.
Si el Acreedor no lo hizo no se puede perjudicar al otro. Por ello no se valúa el daño al momento más cercano a
la sentencia.
***Si el deudor debe cosas inciertas fungibles, la evaluación en su caso, es hecha al tiempo del incumplimiento.

27
3º) Valuación del daño al momento de entrega de la posesión.
Ej. Inmueble vendido a 3 personas distintas. El bien se entrega a sólo uno de ellos. El que tiene la posesión
tendrá la posibilidad de escriturar. Los adquirentes defraudados solicitaran daños y perjuicios.

AMEAL - LLAMBIAS: Se valúa cuando se entrega la posesión, porque recién en ese momento el derecho a la
prestación se convierte en derecho a la indemnización. Se frustra la posibilidad de cumplir.

4º) Acreedor o victima torna imposible la reparación del daño.


El deudor quiere reparar el daño pero el acreedor torna imposible la reparación. (ej. no colabora). No se repara
el daño por impedimento de la reparación.
No es justo que se tenga en cuenta el valor más cercano a la sentencia.
Se debe tener en cuenta el momento en que se impide la reparación.

EXTENSIÓN DEL RESARCIMIENTO


La relación de causalidad sirve para saber hasta dónde se debe responder, además de determinar la
autoría. ¿Por qué consecuencias o daños se responde?
La reparación es plena, no integral.
La ley impone que se responda hasta tales consecuencias.
Concepto de daño inmediato, mediato, remoto:
- DAÑO INMEDIATO: es el que se produce por el curso ordinario y normal de las cosas. Esta en 1º grado.
- DAÑO MEDIATO: El que se produce por la conexión del hecho con otro acontecimiento distinto (2º grado).
Esta puede ser:
a) Previsible
b) Imprevisible: la que no se pudo prever. Se llama causal.

- DAÑO REMOTO: No se responde nunca, no guarda adecuado nexo de causalidad.

Recordar que el sistema argentino es un mixto porque al momento de reparar se tiene en


cuenta el daño y el factor de atribución.

Velez (daño y obrar)


Distingue entre las orbitas extracontractual y contractual:

 EXTENSIÓN DEL RESARCIMIENTO EN LA ORBITA EXTRACONTRACTUAL:


En ámbito extracontractual hay delitos y cuasidelitos.

28
DELITOS.
Es hecho ilícito obrado con dolo.
El autor del delito responde por:
(1) consecuencias INMEDIATAS
(2) consecuencias MEDIATAS, previstas o previsibles (y mediatas imprevisibles sobre las tenidas en miras al
momento de ejecutar el hecho no es prever, no dejar de querer actuar a pesar de que puedo producir el
resultado
(3) consecuencias CASUALES, pero solamente si "debieron resultar según las miras que tuvo al ejecutar el
hecho"
Estas últimas consecuencias son casuales porque la cadena causal se enlaza en una relación de segundo grado
y desemboca imprevisiblemente (consecuencias mediatas imprevisibles o casuales): pero se imputa el daño
"TENIDO EN MIRAS”, es decir el subjetivamente querido por el autor aunque el desarrollo de los
acontecimientos haya sido insólito.
Por ejemplo, si para matar a X le dispara con una bala de fogueo y X muere de un susto: el resultado adviene
casual porque normalmente el miedo no mata.
No responde de las consecuencias remotas (art. 906, Cód. Civ.).

¿Cuáles son las consecuencias mediatas imprevisibles?


Según Llambías y Alterini las consecuencias objetivamente imprevisibles (para la generalidad) pero previstas
para el autor.
*Ameal: No coincide. Porque si objetivamente son imprevisibles (y se tiene en cuenta la previsibilidad del
hombre medio) no se puede decir que son imprevisibles objetivamente pero previsibles para el que actúa.
Entonces serían previsibles y sólo eso.
Además, debe recordarse que tener en cuenta no es lo mismo que prever. Se puede tener en cuenta sin
necesariamente prever.

*Llambías: Introduce el concepto de consecuencias queridas o queribles (las que se tuvieron en cuenta)
Ej. Matar de un sincope cardiaco a alguien que sufría del corazón con bala de fogueo.
Es una consecuencia totalmente casual, imprevisible objetivamente, pero tampoco es previsible
subjetivamente porque el sujeto no sabía que la víctima sufría del corazón.
Pero el autor quería esa consecuencia, la tuvo en mira, la quiso. Por haber actuado con dolo, debe responder.
Esa consecuencia si es casual.
Es el único ejemplo de consecuencia casual (puramente).
En la práctica no tiene sentido la aplicación de las consecuencias casuales. Por ello los proyectos de reforma
eliminan estas consecuencias. (además es muy difícil de probar)
29
La reforma y la doctrina moderna trata de eliminar la separación de orbitas.

Para Borda, se responde hasta las consecuencias inmediatas, mediatas previstas y previsibles. No
imprevisibles ni remotas.

CUASIDELITOS:
Es el hecho ilícito que no es obrado con dolo (culpa o factor objetivo).
Se responde hasta las consecuencias inmediatas y por mediatas previstas o previsibles. (= que en dolo
contractual)

Se excluyen las consecuencias casuales (mediatas imprevisibles) y las remotas.

EXTENSIÓN DEL RESARCIMIENTO EN LA ORBITA CONTRACTUAL:

En el campo contractual hay una distinción:


Hay obligaciones que no tiene por objeto dar dinero
A ellas se les aplica un régimen común a todo tipo de obligación incluso a las dinerarias que también son
obligaciones. Se le aplican a las obligaciones ciertas, inciertas, alternativas, facultativas, etc.

Hay otro régimen más específico para las deudas dinerarias (obligaciones que tienen por objeto dar dinero).

¿Por qué hay un régimen distinto? No es en realidad un régimen en si distinto, sino que hay regulación disímil
porque hay connotaciones distintas.
Siempre el daño en las obligaciones dinerarias se represente a través de los INTERESES. No dejan de ser
deudas, pero tienen connotaciones distintas.
VELEZ SARFIERLD: Les dio un tratamiento especial, en un capitulo distinto. Ello no significa que no sean deudas.
Son deudas a las que se aplica por analogía los principios de toda otra obligación.

 Extensión del resarcimiento en las obligaciones que NO TIENEN POR OBJETO EL DINERO.

Régimen genérico
Se distingue entre incumplimientos dolosos y culposos.

 DOLOSO:

30
Hay incumplimiento deliberado.
Según el Art. 521 CC se debe responder por inmediatas y mediatas, previstas o previsibles. (las casuales en lo
contractual nunca se aplican).
Se computa el daño intrínseco y extrínseco. No se restringe como en la culpa.

 INCUMPLIMENTO CULPOSO:
Se incumple el contrato por negligencia. Se aplica el Art. 520 CC. Se responde por las consecuencias
INMEDIATAS Y NECESARIAS
Esta definición da lugar a un debate doctrinario. Se cuestiona si se trata de las mismas consecuencias o no. La
doctrina se pregunta si las consecuencias necesarias son otras distintas de las inmediatas o si son las mismas.

POSTURAS:
A*) Rivarola Y Aguiar:
Son consecuencias distintas. Las inmediatas son las que acostumbran a suceder según el curso ordinario y
natural de las cosas. Las necesarias son las que infaliblemente deben acontecer.
B*) Galli:

Lo necesario apunta al daño intrínseco (el que experimenta el propio bien objeto de
la obligación. El extrínseco se propaga a otros bienes del A. Las consecuencias
inmediatas tienen que presentar un aditamento especial, que es provocar daños
extrínsecos.
Entonces en el Art. 520 CC (incumplimiento culposo) se responde por los daños
intrínsecos pero no por los extrínsecos (Ameal comparte)
C*) Llambias: El concepto de inmediatas necesarias debe entenderse de forma
integral. Un entendimiento integral.
D*) AMEAL: Sigue la idea de Llambías. En lugar de hablar de inmediatas y necesarias, habla
de Inmediatas- necesarias. Esas consecuencias son las que acostumbran a suceder
según el curso ordinario y normal. Están en 1º grado, son máximamente previsibles
(siempre se responde por ellas) y además ocasionan UN DAÑO INTRÍNSECO. (se
computa solo el daño intrínseco). Así se debe interpretar el Art. 520 CC.

31
¿En la órbita contractual, en algún caso se responde por las consecuencias casuales?
Cuando el incumplimiento contractual degenera en delito del derecho criminal.
Se responde por opción aquiliana (cuando se hace uso de la opción aquiliana), se extendería hasta las
consecuencias casuales.

El Art. 520 CC dispone: “En el resarcimiento de los daños e intereses sólo se comprenderán los que fueren
consecuencia inmediata y necesaria de la falta del cumplimiento de la obligación".

El Art. 521 CC modificado por ley 17.711, establece: "Si la inejecución de la obligación fuese maliciosa los daños
e intereses comprenderán también las consecuencias mediatas".

Orbita de vigencia. Los Arts 520 y 521 regulan el incumplimiento de las obligaciones que tienen otro objeto
que el dinero. El Art. 520 CC se refiere al incumplimiento culposo, y el Art. 521 al incumplimiento doloso. Es
decir, a obligaciones de fuente contractual, con una prestación distinta de la entrega de dinero: obligaciones
de dar cosas ciertas o de dar cosas inciertas que no sean dinero, de hacer, o de no hacer.

Ej. En materia de daños derivados de productos de consumo una lata de conservas en mal estado tiene un
vicio redhibitorio por lo cual conforme al Art. 2174 CC quien se envenena al ingerir su contenido dispondría
únicamente del derecho a "dejar sin efecto el contrato de compraventa o a "que se baje del precio el menor
"valor de la cosa".
Sin embargo como el hecho de que una persona consuma el producto está dentro de lo conocido o conocible
por el fabricante, éste debe resarcir los daños a la persona del consumidor (enfermedad, muerte) más allá del
mero precio de la lata por ser consecuencia inmediatas del incumplimiento abarcada por el Art. 520 CC.

Extensión del resarcimiento en las obligaciones que tienen por OBJETO EL DINERO.

Se aplica el Art. 622 CC. Cuando se incumple se deben intereses (moratorios)


Art. 622 CC. “El deudor moroso debe los intereses que estuviesen convenidos en la obligación, desde el
vencimiento de ella. Si no hay intereses convenidos, debe los intereses legales que las leyes especiales
hubiesen determinado.
Si no se hubiere fijado el interés legal, los jueces determinarán el interés que debe abonar. Si las leyes de
procedimiento no previeren sanciones para el caso de inconducta procesal maliciosa del deudor tendiente a
dilatar el cumplimiento de la obligación de sumas de dinero o que deba resolverse en el pago de dinero, los
jueces podrán imponer como sanción la obligación accesoria de pago de intereses que, unidos a los
32
compensatorios y moratorios, podrán llegar hasta dos veces y media la tasa de los bancos oficiales en
operaciones de descuentos ordinarios.”

¿Se debe daño Compensatorio?


No porque nunca tendría lugar la inejecución definitiva, absoluta. Nunca es imposible cumplir. Siempre hay
posibilidad de cumplir (quizá si en caso de insolvencia). Por ello en PRINCIPIO se debe siempre DAÑO
MORATORIO, porque la cosa es fungible.

INTERESES: Son aumentos paulatinos que experimentan las deudas dinerarias, por el
transcurso del tiempo ya sea:
a) por el uso del capital ajeno
b) por la falta de restitución en tiempo oportuno.

Interés compensatorio: Se pacta el interés. (por prestar el uso)


Interés moratorio: Las partes lo pueden establecer y son los intereses PUNITORIOS (es el
moratorio pactado, por no restituir a tiempo)

CLASIFICACIÓN DE INTERESES:
1) Conforme al origen:
A) VOLUNTARIOS.
Conforme a su finalidad pueden ser:
=>1) Lucrativos: interés pactado por el uso del capital ajeno
=>2) Punitorios: indemnización por un retardo en el cumplimiento de
obligación dineraria pactado por las partes
B) LEGALES
Conforme a su finalidad pueden ser:
=>Retributivos. Interés por el uso del dinero ajeno
=>Moratorios: indemnización por un retardo en la obligación de restituir el
dinero

VOLUNTARIOS:

33
Nacen de la voluntad de las partes, comúnmente de una convención. El adjetivo voluntarios -que es más
amplio que el de convencionales- resulta más apropiado por cuanto hay intereses que son establecidos por
acto unilateral, como por ejemplo un legado sometido a plazo.
De acuerdo con la finalidad se los subclasifica en:

a) lucrativos: son los que se pagan por el uso del capital ajeno. Se paga por quitar de la disponibilidad del
dinero a su dueño.
Comúnmente se los denomina compensatorios, y son frutos civiles del capital (Arts. 2424 y 2330. CC); se trata
de una especie de alquiler por el uso del dinero ajeno.
Las partes están facultadas para establecerlos libremente (art. 621 CC) sin perjuicio de la nulidad parcial que
corresponda en la medida del exceso en el caso de estipulación de una tasa usuraria.

b) punitorios: Se pactan por la no devolución del $ en tiempo oportuno, propio.


Comportan una suerte de cláusula penal moratoria, aunque no se identifican con ella.

LEGALES
Son establecidos por la ley, independientemente de la voluntad de las partes. Cuestión distinta es la atinente a
la tasa legal de los Intereses.
De acuerdo con la finalidad se los subclasifica:

a) Retributivos: Interés por el uso del dinero ajeno. Retribuyen el uso del capital, con ellos no se lucra. No se
pierde pero no se lucra. Por ello son menores que los lucrativos.
Ej. En la ejecución del mandato, gestión de negocios, etc. si se utiliza dinero propio en beneficio del mandante.
Al momento de la rendición de cuentas se pagará lo que se aportó más los intereses retributivos.
Son Impuestos por la ley con la finalidad de mantener o restablecer un equilibrio patrimonial con
independencia del estado de mora del deudor.

b) Moratorios propiamente dichos (del art. 622 CC).


Son impuestos por la ley para el supuesto en que el deudor sea moroso en el cumplimiento de la obligación
dineraria. Tales intereses representan el daño moratorio
Son los Intereses del Art. 622 CC. Normalmente se aplican a la órbita extracontractual (mala praxis, accidente
de tránsito)
Ello es así porque en la órbita contractual se establecen los intereses compensatorios por el uso del capital.
(Cuanto se cobra por el uso de capital prestado)

34
Ante la ausencia de PUNITORIOS (moratorios pactados), se aplicarán los interés compensatorios pactados.
Entran a jugar los compensatorios/lucrativos como moratorios.
Cuando estos intereses tampoco son pactados, se aplican los LEGALES.

En lo contractual se va a aplicar el Art. 622 CC SÓLO cuando:


1) no hay interés punitorio (que son los moratorios pactados)
2) tampoco hay pactado interés lucrativos o compensatorios (que son lo que se abonan por el uso del capital).
Si esta tasa existiera se aplicaría ante la falta del punitorio. El CC establece que cuando no hay punitorios, se
aplican como tales los lucrativos.
Ello es así porque se sobreentiende que por lo menos se debe pagar aquello que se debía por el uso del capital.

 INTERESES MORATORIOS
Concepto. En las obligaciones de dar dinero el pago de la suma debida como capital satisface in natura al

acreedor, y los intereses moratorios constituyen la indemnización consiguiente al estado


de mora del deudor.
Este es responsable por "los daños e intereses que su morosidad causare al acreedor en el cumplimiento de la
obligación" (art. 508 CC).
Los intereses moratorios son LEGALES. Cuando los estipulan las partes se los denomina PUNITIVOS

- Paralelo con las obligaciones que no tiene por objeto el dinero.


(1) En tanto el acreedor de dinero está eximido de probar que el incumplimiento le causó daño y en todo caso
tiene derecho a percibir intereses moratorios (o compensatorios/punitorios), en las obligaciones que no tienen
por objeto el dinero el daño debe ser demostrado por el acreedor.
(2) Los intereses son debidos según cierta tasa, que también está independizada del daño efectivo. En las
obligaciones que no tienen por objeto el dinero la cuantía del daño deriva de los postulados de la teoría de la
relación de causalidad.

(3) Los intereses representan el daño moratorio comprensivo del daño emergente o
lucro cesante según los casos.

- Tasa del interés moratorio.


La tasa del interés moratoria puede ser:
(1) Convencional. Rige la autonomía de la voluntad (art. 621 CC). La potestad de convenir la tasa de los
intereses moratorias es independiente de que ellos sean debidos por ministerio de la ley.

35
(2) Legal. En defecto de la convención son debidos “los intereses legales que las leyes especiales hubiesen
determinado" (art. 622 CC) por lo cual la operatividad de las leyes es sólo subsidiaria.
La tasa del interés no ha sido establecida por ley especial; conforme al criterio de VÉLEZ SARSFIELD (nota al art.
622), ello era inconveniente por las variaciones propias de las distintas épocas y los diversos lugares.
Excepcionalmente la Ley de Moratoria Hipotecaria 11.741 (año 1933) fijó para el plazo de su vigencia la tasa
tope del 6 % anual (art. 6°). En materia de mutuo mercantil el Art. 565 del Código de Comercio presume en
defecto de convención sobre la tasa, que las partes se han sujetado a los intereses que cobren los bancos
públicos.
(3) Judicial. No habiendo tasa fijada en la convención o por la ley "los jueces determinarán el interés que
debe abonar" el deudor moroso (art. 622, Cód. Civ.).

En la actualidad la tasa judicial del interés plantea severos problemas.

- Relaciones con los intereses lucrativos (compesatorios).


Suele suceder que las partes pacten la tasa del interés lucrativo pero guarden
silencio sobre la tasa del interés moratorio.
En tal situación rigen estas directivas:
(1) se aplica la tasa del interés lucrativo si es mayor que la correspondiente, en
defecto de convención, para el interés moratorio;
(2) si en cambio, esta última es mayor que la pactada, sirve para el interés
moratorio.
Ello resulta de que cuando el, deudor cae en mora su situación no puede ser mejor
que la que tenía cuando disponía de plazo para cumplir.

- Intereses. Tasa.

Deudas dinerarias => Por su importancia, tienen un régimen específico. Pero también se les aplica el régimen
genérico de toda obligación (Arts. 520, 521 CC). Según Ameal, no por ser deudas dinerarias no se les aplica el
régimen genérico (dolo, culpa, régimen general del pago, consecuencias mediatas, inmediatas, modos
extintivos, etc.).
La obligación es de dar dinero cuando, desde el momento de su nacimiento, el D está obligado a entregar una
determinada cantidad de moneda.

36
Dinero => Es una cosa fungible (las unidades monetarias pueden ser intercambiadas por otras unidades de la
misma especie y calidad que representen igual cantidad). No se extingue por caso fortuito porque el dinero no
perece. El daño es moratorio, no compensatorio (siempre hay posibilidad de pagar).

Intereses => Son los aumentos que las deudas pecuniarias devengan en forma
paulatina, durante un tiempo dado, sea como precio por el uso de un dinero ajeno, o
como indemnización por un retardo en el cumplimiento de una obligación dineraria.

Cuando no se pactan intereses moratorios (que son los punitorios), y no existen intereses compensatorios (son
orientativos), hay que aplicar algún tipo de interés (Art. 623 CC).

TASA ACTIVA PASIVA


- Algunos => Se deben intereses a la tasa pasiva (la tasa que los bancos pagan cuando un particular les presta
dinero).
- Otros => Se deben intereses a la tasa activa (lo que el banco cobra a un particular cuando presta dinero).

La diferencia entre ambas es la ganancia del banco (está bien que gane, porque arriesga, presta servicios, debe
cubrir gastos administrativos, deudas incobrables, etc.).

Postura de la tasa pasiva => Está sentada en dos plenarios de la Cámara Civil:
1. Vázquez c/ Bilbao (1994)
“…En virtud de la aplicación de la ley 23.928 los intereses moratorios deben liquidarse, en ausencia de
convención o de leyes especiales, según la tasa pasiva promedio que publica mensualmente el Banco Central
de la República Argentina…”
2. Alaniz (2005)
“…A partir de la vigencia de la ley 25.561 (6/01/02) y normativa concordante corresponde mantener la doctrina
establecida en el fallo plenario "Vázquez c/ Bilbao”…”

CONVERTIBILIDAD
Antes => Plenario a favor de la tasa activa.
Desde 1991 => Se creía que con la suba de intereses se podía provocar inflación. Directamente se comenzó a
aplicar tasa pasiva. En 1994, la Corte lo dejó librado al criterio de los jueces la tasa aplicable.

37
Ley de emergencia pública (2002) => No se pueden incluir cláusulas indexatorias o de ajustes. Reproduce
diversos artículos de la Ley de Convertibilidad. Por eso algunos creyeron que se debía seguir aplicando tasa
pasiva.

Fundamentos de Cámara:
1. Afirma que la solución es ajena a la inflación.
2. En realidad, cuando el A no recibe el dinero de D, tiene un lucro cesante. Lo que deja de percibir, es decir
lo que el banco le pagaría si hubiese tenido el dinero para prestar al Bco: la tasa pasiva.

AMEAL =>Se presupone que el A va a llevar el dinero al banco oficial. Pero puede ocurrir que en
realidad quiera comprar un inmueble, o un auto, y no lo pudo hacer.
La Cámara identificaba daño inmediato con lucro cesante y daño mediato con daño emergente. No
es así, porque se trata de categorías diferentes.
La atribución de ciertas consecuencias al incumplidor concierne a la teoría de la relación de
causalidad en su sentido de adecuación, puesto que se trata de la extensión del resarcimiento.
Las categorías de daño emergente y lucro cesante atañen a la teoría del daño, desde que son
elementos integrantes del perjuicio patrimonial (pérdidas, frustración de ganancias, o ambas) que
el D está obligado a reparar cuando deriva de su incumplimiento con relación causal adecuada.

Razonamiento de la Cámara => como en el incumplimiento culposo se deben las consecuencias inmediatas
necesarias, entonces se debe lucro cesante (Art. 520 CC). El dolo hay que probarlo (no lo trataron). Se pagan los
intereses a tasa pasiva.

Sin embargo, si el D no paga, y el A que se ve privado de su dinero lo necesita, va al banco. Éste da un crédito, y
lo cobra a tasa activa.
Existen Plenarios de la Cámara Laboral y en la Cámara Comercial que autorizan a cobrar tasa activa.

Deudores:
- En el fuero Comercial => Bancos, empresas.
- En el fuero Laboral => Empleadores.
- En el fuero Civil => Empresas aseguradoras, medicina prepaga, obras sociales. El acreedor es la víctima.
Estos intereses se van a aplicar mayormente en el campo extracontractual (mala praxis médica, accidentes de
tránsito, etc.), porque cuando se celebra un contrato se fijan los intereses lucrativos y punitorios (ej. Mutuo).

38
Argumento de Ameal => El dinero es fungible. Para poder reemplazarlo, hay que ir al banco, que cobra tasa
activa.

PLENARIO SAMUDIO
1. Quedan sin efectos los dos plenarios anteriores que aplicaban tasa pasiva.
2. Es necesario establecer una tasa.
3. Se establece tasa activa.
Regla general => Tasa activa, desde la constitución en mora hasta el momento del efectivo pago (corren los
intereses desde el hecho ilícito, porque la mora es automática).
Excepción => Salvo que ello importe un enriquecimiento indebido que desvirtúe el capital adeudado. Ej.
Cuando exista indexación (ahora está prohibido indexar).
El D debe plantear que existe enriquecimiento indebido (no puede ser de oficio), y probarlo (reglas procesales).
Esa es la interpretación correcta del Plenario.

Algunos lo aplican mal. Por ejemplo, algunas salas aplican la tasa pasiva (o el puro interés, 6% anual) hasta el
momento de la sentencia. De ahí en más, y hasta el efectivo pago, aplican la tasa activa. Entonces, las empresas
aseguradoras pagan al día siguiente de la sentencia de Cámara y pagaron tasa pasiva durante los x años que
duró el pleito.

La resolución del plenario es muy clara, no obstante para algunos la interpretación es oscura.

Creemos que no puede haber un enriquecimiento indebido, porque lo único que se hace con la tasa activa, es
palear en parte el daño que sufre el acreedor. Porque no es que el acreedor con la tasa activa gana, sino que no
pierde tanto. Porque si el deudor le hubiese entregado el dinero en tiempo oportuno, el acreedor puede, si
quiere, haber prestado el dinero a una tasa superior a la tasa activa, que son las tasas del mercado. Se debe
tener en cuenta es la indisponibilidad del capital para el acreedor. Si el va a pedir al banco la misma suma
deberá pagar tasa activa. Entonces seria irracional que el deudor moroso le pagara al acreedor solo tasa pasiva.
Es por esto que aun con la tasa activa, el acreedor ya está perdiendo, por esto es que no hay enriquecimiento
indebido.
La tasa de interés activa contempla: El puro interés: que es un 7 a 8% anual y el resto es para paliar la
depreciación monetaria, o el riesgo de no poder percibir el capital, etc. Entonces, en la tasa activa está
contemplado todo eso, y en razón de esto el acreedor de un deudor moroso está legitimado para percibirla.

-Malicia, segundo párrafo del art. 622.

39
Luego el segundo párrafo del art. 622 se habla de la malicia, pero no es lo mismo incumplir una obligación
dolosamente, que cometer una inconducta en un proceso. La inconducta procesal debe ser sancionada, según
lo establece el art 45 del CPCC.
Pero el art. 622 habla de inconducta procesal maliciosa y dice que cuando las leyes de procedimiento no
establezcan otra sanción, se puede cobrar otros intereses. El propio código esta supeditando la vigencia de lo
que dispone a lo que pueda dictaminar un código procesal.
Pero además el 622 es inconstitucional, no porque no se pueda supeditar la ley de fondo a la ley procesal,
(porque algunos dicen que como el código de fondo es más importante que una ley procesal, por este solo
hecho sería inconstitucional), sino porque el código de fondo no puede inmiscuirse regulando instituciones
procesales (cuando las legislaturas locales se desprenden de la potestad legislativa lo hacen para que el
congreso nacional legisle sobre el derecho de fondo, pero el derecho de forma se lo reservan, y si en el derecho
de fondo se legisla sobre el derecho de forma, eso es lo inconstitucional. Se estaría invadiendo una
competencia que no fue delegada.

Por esto es que esta segunda parte no tiene sentido:


1. Porque supedita su aplicación a que no este tratado en el código procesal, y al estarlo ya no se aplica.
2. Y porque es inconstitucional.

-¿Cuando existe un daño mayor, este es reparable o solo se pueden percibir intereses?
Cabe preguntarse si existe un daño mayor, el deudor moroso deberá resarcirlo o el acreedor deberá
conformarse con los intereses. Como nada dice la norma:
 Algunos dicen que se debe contentar con los intereses.

 Pero otra parte de la doctrina entiende que si el incumplimiento es culposo, se deben intereses, pero si
no quiso cumplir (dolo), deberá el daño mayor, siempre que lo pruebe (los intereses se presumen en las deudas
dinerarias). Probado esto el daño mayor debe ser resarcido. Entonces el acreedor deberá probar el dolo y el
daño mayor y en este caso tendrá derecho tanto a los intereses como a la indemnización de ese daño mayor.

Esta posición se funda teniendo en cuenta que:


(i) la dispensa del dolo está prohibida. Entonces si en caso de incumplimiento culposo se deben intereses, y en
caso de incumplimiento doloso también solo se deben intereses, se estaría dispensando el dolo.
(ii) un principio de la responsabilidad civil es que el dolo siempre agrava la responsabilidad y esto debe
aplicarse siempre, tanto en las deudas que no tienen por objeto dar dinero, como en las deudas dinerarias. En
ambos casos se debe resarcir el daño mayor.

40
(iii) todo lo que se aplica a las obligaciones que no tienen por objeto dar dinero, se aplica analógicamente a las
dinerarias. En las obligaciones que no tienen por objeto dar dinero, hay un distingo: cuando se incumple con
culpa se aplica el 520 se deben las consecuencias inmediatas necesarias, y cuando se incumple con dolo, a las
inmediatas se le agregan las mediatas previstas o previsibles. Si esto se traspasa a las deudas dinerarias, si hay
culpa se deben consecuencias inmediatas necesarias, que son los intereses, pero si hay dolo, se deben las
inmediatas, mas las mediatas previstas o previsibles que es el daño mayor.
(iv) las condiciones pueden ser mixtas, casuales (no dependen de mi voluntad) o potestativas (pago si quiero).
Si se da un incumplimiento doloso y solo se pagan intereses, se estaría consagrando en forma tacita una
condición potestativa no desarrollada (no plasmada en el contrato), porque le estoy permitiendo al deudor
pagar si quiere y esto contraria el art. 542 que prohíbe las condiciones potestativas.

ASTREINTES
Son condenaciones conminatorias de carácter pecuniario, que los jueces aplican a quien no cumple un deber
jurídico impuesto en una resolución judicial (art 666 CCiv y art. 37 CPCC).

La posibilidad de compeler pecuniariamente al sujeto pasivo de un deber jurídico que no cumple, tiene
fundamento en los poderes implícitos de los jueces, ya que uno de los aspectos de la actuación judicial es la
ejecución de las resoluciones, y a tal fin es idóneo el empleo de mecanismos como el descripto.

Nacimiento: Los astreintes rigen solo si la resolución judicial que las impone esta ejecutoriada, es decir, si no
existe contra ella recurso procesal alguno.
Cesación: Cesan por vía principal, cuando el deudor las paga o cuando son dejadas sin efecto. Y, por vía
accesoria, cuando se extingue la obligación en razón de la cual fueron impuestas, o el acreedor recibe lo debido
sin hacer reserva acerca de los astreintes.

CARACTERISTICAS
 Discrecionales: Los jueces tienen la facultad de imponerlas o no según las circunstancias, y aun
reajustarlas y dejarlas sin efecto.
 Provisionales: es decir, no definitivas. Pueden ser dejadas sin efecto (ver cesación).
 Conminatorias: Denota su finalidad de vencer la resistencia del deudor.
 Pecuniarias: solo pueden consistir en dinero.
 Ejecutables
 Pronunciables a favor del acreedor
 Aplicables al deudor o a un tercero

41
RELACION CON LA INDEMNIZACION
La indemnización corresponde a un daño efectivamente sufrido por el acreedor, y guarda equivalencia con él.
Las astreintes responden a otras ideas, no se precisa la existencia del daño para que sean impuestas y, si lo hay,
se independizan de su cuantía.

CLÁUSULA PENAL
La valuación convencional del daño puede ser:
- De forma anticipada al daño: Cláusula penal o seña.
- Posterior al daño: Transacción.

CONCEPTO / FUNCIONES
Cuando se estipula una cláusula hay una valuación del daño. La disputa en doctrina es si la cláusula penal que
tiene una doble función compulsiva- resarcitoria, una de las funciones es más importante que la otra.

Función compulsiva. La función compulsiva de la cláusula penal surge claramente de la definición brindada por
el Art. 652 del CC: está prevista "para asegurar" el cumplimiento.
El primer deber del deudor frente a la obligación es cumplirla, y se desvanecería la finalidad ética de la cláusula
penal si se la concibiera exclusivamente en su otra función indemnizatoria.
Esta función compulsiva sobresale cuando la cuantía de la pena es mayor que la de la prestación principal
debida, con lo cual se incita al deudor a cumplir.
En ciertos casos tiene únicamente tal función, como cuando es contraída "para asegurar el cumplimiento de
una obligación que no puede exigirse judicialmente" Ej. Obligaciones naturales.

Función indemnizatoria. La cláusula penal tiene una función indemnizatoria, que se superpone a la anterior o la
desplaza, y rige aunque no haya perjuicio para el acreedor; así lo dispone el Art. 656 CC.

* Llambías:
Le da prioridad a la función compulsiva. La define como una obligación accesoria que se estipula para forzar el
cumplimiento de la obligación principal.

Ameal: Se busca asegurar el cumplimiento de la obligación principal. Pero además esa la estipulación de la
pena también sirve como VALUACIÓN del DAÑO. Y configura, por otra parte, uno de los supuestos de
presunción de daño, dado que cuando existe una CP el daño se presume.

42
La cláusula penal tiene una función esencial en el derecho de daños (en el campo contractual):
1) No hay que probar el daño
2) Tampoco debe valuarse el DAÑO, por el ya está valuado, en forma anticipada.

Ameal la ubica en el derecho de daños, y en el marco del derecho de obligaciones, en el apartado de


“Responsabilidad” porque la función indemnizatoria, en el marco del moderno Derecho de Daños, cumple una
función prioritaria.

CARACTERISTICAS
La cláusula penal presenta los siguientes caracteres. Es una Obligación:
1. Convencional
2. Accesoria conforme al artículo 524 del Código Civil
3. Subsidiaria lo cual significa que reemplaza a la prestación incumplida (art. 659 CC).
4. Resarcitoria porque sirve como indemnización del daño
5. Punitiva porque sirve para compeler a cumplir
6. Inmutable o relativamente inmutable esto significa que cuando las partes estipulan en un monto la CP,
en principio no varía. Dado el incumplimiento, se debe pagar ese monto.
El Art. 656 CC expresa que el deudor no podrá dejar de pagar la pena aduciendo la falta de daño o alegando
que el daño sufrido fue menor. De este modo consagra la inmutabilidad absoluta.
Teniendo en cuanta los sistema en legislación comparada, el CC originario se enrola en la inmutabilidad
absoluta.

Otros sistemas jurídicos comparados:


- mutabilidad absoluta => Ej. El sistema alemán y el suizo. Se puede aumentar pidiendo más el acreedor, o
reducir la pena si el deudor lo pretende y prueba que es exorbitante.
- mutabilidad relativa => CC latinoamericanos comparan la CP con la prestación principal.
* CC. Brasileño: La CP no puede ser mayor que lo estipulado como prestación principal. Si es mayor puede
reducirse al monto estipulado como obligación principal.
* CC. Chileno: La CP puede llegar hasta 2 ½ veces el monto de la prestación principal.

7. Condicional: el hecho condicionante que la supedita es el incumplimiento del deudor.


- La aplicación de la Cláusula penal durante el CC originario:

43
Muchas veces se pactaban penas exorbitantes y abusivas pero como regía la inmutabilidad absoluta, el
acreedor pretendía cobrar el monto total de la pena sin ninguna mengua, mientras el Deudor pedía una
reducción.
Como los Art. 522 y Art. 656 implicaban una valla para la reducción, para poder morigerar la cláusula penal se
hace uso del Art. 953 CC (objeto de los actos jurídicos).
Se consideraba que el objeto del contrato era: inmoral, contrario a las buenas costumbres, buena fe, etc.
Quien pretendía la reducción en lugar de ir por la vía de los Art. 522 y 656, hacia uso del Art. 953 CC para
solicitar la reducción de la CP o directamente su anulación..
El modo que se encaraba el tema no tenía como fin dejar sin efecto la pena, sino que no había otro camino en
el afán de reducirla, cuando la pena era exorbitante o el deudor había sido prácticamente forzado a firmar por
la posibilidad de perder el contrato.

*Sistema del Código Civil. Jurisprudencia.


La primera posición frente al texto expreso del CC fue acatar rígidamente la inmutabilidad que consagraba.
Posteriormente esa solución fue morigerada, considerándose inaceptables ciertas cláusulas penales; el tema
central de discusión, entonces, se trasladó a decidir si correspondía invalidar toda la cláusula penal, o sólo
reducirla a sus justos límites.
Esta última solución se impuso, justificadamente, pues no se trata de la nulidad completa de la cláusula penal,
que puede ser convenida válidamente, sino de la imposibilidad jurídica de pactar semejante pena.
Reforma de 1968: Se inclina por la mutabilidad relativa. Se introduce en el Art. 656 un largo párrafo que trata
la posibilidad de reducir la pena. Además se deroga totalmente el Art. 522 CC que era un escollo insalvable y se
lo cambia (hoy regula el daño moral).
NO debe olvidarse que además existió una reforma de la teoría general de los hechos y actos jurídicos con la
incorporación del vicio de lesión al Art. 954 CC.

El principio establecido por el Art. 656 CC sigue siendo el mismo: “Para pedir la pena, el acreedor no está
obligado a probar que ha sufrido perjuicios, ni el deudor podrá eximirse de satisfacerla, probando que el
acreedor no ha sufrido perjuicio alguno.”
Sin embargo se agrega que: “Los jueces podrán, sin embargo, reducir las penas cuando su monto
DESPROPORCIONADO con la gravedad de la falta que sancionan, habida cuenta del valor de las prestaciones y
demás circunstancias del caso, configuren un abusivo aprovechamiento de la situación del deudor.”

-Requisitos:
OBJETIVO: =>Desproporción.

44
¿Cómo se valúa la desproporción? Ameal dice que NO se debe comparar la pena con el daño. El daño no se
tiene en cuenta, ya fue reemplazo por el monto de la pena. Se lo debe comparar con las prestaciones. Se trata
de un requisito objetivo.

*PAUTAS para determinar el elemento objetivo:


1) la gravedad de la falta cometida (dolo o culpa).
NO se refiere a la gravedad del daño o perjuicio, sino que Se refiere si actúa con DOLO O CULPA.
El Deudor que actuó con dolo no puede pretender que se reduzca la pena porque sino habría una especie de
dispensa parcial del dolo.
Por ello, para que se reduzca la pena el incumplimiento debe ser culposo o en virtud de una factor objetivo.

2) el valor de las prestaciones.


Habrá que comparar el valor de la pena con el valor de la prestación principal.

3) demás circunstancias del caso.


Se trata de una fórmula genérica utilizada por la Reforma de 1968. Allí ingresan todos los criterios que le
parezcan adecuados al juez. Ej: el daño provocado, la equidad, la situación patrimonial de las partes, etc.

SUBJETIVO =>Abusivo aprovechamiento de las circunstancias en que se encontraba el deudor.

Cuando luego de realizado este análisis se concluye que el monto de la pena es desproporcionado (elemento
objetivo), entonces el deudor podrá pedir la reducción, pero siempre que exista un abusivo aprovechamiento
de las circunstancias en que se encontraba el deudor (elemento subjetivo).

*El requisito subjetivo y el vicio de lesión.


Algunos entienden que el requisito subjetiva apunta al Abuso del derecho (Art. 1071 CC).
Ameal entiende que no. Sino que apunta al vicio de la lesión.
Siempre opera a pedido de parte. La persona que entiende que el monto de la pena pactada es
desproporcionado, deberá probar que el monto es desproporcionado y que existió un abusivo
aprovechamiento.
Para saber cómo se valúan estos extremos, en necesario referirse al Art. 954 CC que regula la lesión (vicio de la
voluntad y no del negocio jurídico, en razón de que se desquicia la voluntad y no hay consentimiento válido)
El Art. 954 CC regula el instituto teniendo cuenta:
- El Requisito objetivo: desequilibrio de las prestaciones.

45
- Requisito Subjetivo: Se debe haber llegado a ese desequilibrio prestaciones porque una parte se abusa de las
circunstancias en que se halla la otra (necesidad, ligereza o inexperiencia).

Presunción del factor objetivo: Según el Art. 954 CC la desproporción puede ser evidente y en otros casos
notable. A ambos casos se les da una regulación distinta.
Entonces si la desproporción de la pena es EVIDENTE, se deberán probar los 2 requisitos. Pero si es NOTABLE
sólo se prueba la notable desproporción y se presume el estado de inferioridad por parte del deudor.

La mutabilidad de la CP tiene importancia en los contrato de consumo y en los de adhesión en que se fijan
cláusulas penales abusivas mediante cláusulas predispuestas.

* ¿El Acreedor puede solicitar el AUMENTO de la PENA en algún supuesto?

Ameal: No puede el juez aumentar lo que fue fijado por las partes. Sólo lo podrá reducir o dejarla sin efecto si
es abusivo pero no aumentar.
Sin embargo si se podría establecer, además de la cláusula penal, un PLUS indemnizatorio.
Muchas veces la CP queda desactualizada y no puede cumplir su función indemnizatoria.

DAÑO MORAL

Existe dificultad para definir el daño moral.


Con la responsabilidad civil, se ponía el miraje en el ofensor, y no en el ofendido. No se tenía en cuenta el daño
efectivamente provocado, sino el hecho que lo provocaba, el autor del hecho. Esto ha sido superado.

DEFINICIÓN
La lesión trae una consecuencia disvaliosa para el espíritu o para los sentimientos de la persona (desde el punto
de vista subjetivo), que es susceptible de apreciación pecuniaria (lo contrario a Llambías).
El texto originario del Art. 1078 CC caracterizaba al daño moral como el causado a la persona “molestándole en
su seguridad personal, o en el goce de sus bienes, o hiriendo sus afecciones legítimas” tal caracterización es
sustancialmente apropiada.
El daño moral, que se proyecta sobre derechos subjetivos extrapatrimoniales (sea que el hecho generador
actúe sobre un derecho patrimonial, o sobre un derecho extrapatrimonial), consiste en el sufrimiento causado
como dolor, o como daño en las afecciones.

¿Cómo nos damos cuenta de que existe daño moral?

46
Antes del hecho la persona está de una forma, y luego del hecho está de otra. Antes está en estado de alegría,
de contemplación, y luego está abrumada, se queja, llora. Esto no es el daño moral en sí mismo, sino que son
expresiones del daño moral.
Esa variable en la subjetividad de la persona merece ser cuantificada en dinero porque altera su sentir, y a
veces, altera su faz espiritual.
No hay una definición de daño moral clara, concreta, sino que todo esto refleja lo que es el daño moral.

Llambías
Lo definía como la lesión a los sentimientos de la persona, insusceptible de apreciación pecuniaria.
Sostenía que el agravio moral en realidad no era indemnizable, por diversos motivos:
1. Ético => Es inmoral ponerle precio al dolor (al llanto de una madre, de una viuda).
2. Religioso => El hombre busca la felicidad en esta vida (terrenal), y en la otra (extraterrenal). Muchas veces
en este mundo, cuando el hombre es agraviado, injuriado, calumniado, esto le produce dolor, lo siente en el
espíritu, en los sentimientos. Pero ese dolor lo único que hace es retemplarlo desde el punto de vista espiritual,
y lo prepara en mejor forma para cuando llegue el momento de su muerte y pueda alcanzar la gloria eterna.
En este mundo, las personas sufren penas, congojas, etc., como producto de los agravios. Es una especie de
purgatorio. El agravio moral no es reparable, porque cuando más purgamos en este mundo, menos vamos a
purgar en el otro mundo.
3. No hay resarcimiento => Resarcir es poner al damnificado en las mismas condiciones en que estaba antes de
provocarse el daño, y en este caso no hay equivalencia entre el dolor y el dinero, y además no se pueden borrar
los efectos del agravio.
4. El agravio moral es inconmensurable => Es muy difícil ponerle valor al agravio moral.

Críticas (Ameal)
1. Si es inmoral ponerle precio al dolor, es más inmoral que aquel que agravia no responda por el daño que
trajo aparejado.
2. No hay que confundir el Derecho con la Religión. Un ateo puede requerir el pago. Un ferviente religioso, para
purgar en este mundo, puede no iniciar la acción por daño moral, pero no se puede imponérselo a otros.
3. Resarcir no es siempre poner las cosas en el estado anterior, en el estado en que tendrían que estar. No hay
reparación integral sino reparación plena.
4. No sólo es difícil ponerle valor al dolor, sino que también es difícil a veces poner valor a los daños materiales
(ej. valor de una fábrica).

AMEAL => A favor de la tesis del resarcimiento.

47
Reparación del daño moral en las distintas esferas:

Contractual => Art. 522 CC => “En los casos de indemnización por responsabilidad contractual el juez podrá
condenar al responsable a la reparación del agravio moral que hubiere causado, de acuerdo con la índole del
hecho generador de la responsabilidad y circunstancias del caso”.
(Hay que entenderlo como “deberá”, porque siempre es indemnizable)

Extracontractual => Art. 1078 CC => “La obligación de resarcir el daño causado por los actos ilícitos
comprende, además de la indemnización de pérdidas e intereses, la reparación del agravio moral ocasionado a
la víctima. La acción por indemnización del daño moral sólo competerá al damnificado directo; si del hecho
hubiere resultado la muerte de la víctima, únicamente tendrán acción los herederos forzosos”.

Según Ameal, en ambas esferas es reparable.


La prueba, en los dos casos, es la misma: por presunciones (no se puede probar el daño moral). Sólo hay que
probar las circunstancias que rodean el daño moral para valuar la indemnización.
Otros dicen que en el campo extracontractual hay que probarlo, y que en el campo contractual se presume.

Recordar: Legitimación activa y pasiva (repasar el tema “legitimación” art. 1078)

Daño a la persona=> Comprende el daño a la salud, el daño biológico, el daño psicológico, estético, el daño al
proyecto de vida, el daño a la vida en relación, a las relaciones sexuales, etc.

Fernández Sessarego => Autor peruano ius filósofo, que pasó varios años en Italia decía que en Italia, se debe
indemnizar el daño moral en los casos en que el Código (1942) lo dice. En los casos en que el Código no lo dice,
no hay reparación del daño moral. Pero había una serie de daños que ameritaban un tratamiento especial.
Por eso desarrollaron el daño a la persona como doctrina. En lugar de daño moral, se habla de daño a la
persona y se repara.
Fernández Sessarego incorpora el daño a la persona al Código Peruano de 1984.

Daño a la vida => Per se, no tiene valor. Está fuera del comercio. Es indisponible. Lo que hay que tener en
cuenta es la proyección que la vida del sujeto tenía en la vida en relación. Cuánto ganaba por mes, si era
casado o soltero, etc. En caso de muerte, la viuda y los hijos tienen daño patrimonial. Es por el ingreso perdido
por lo que se pide la reparación, y no por la vida en sí misma (Art. 1084 CC => Se presume el daño material).

Daño estético => Según Ameal, tiene autonomía. Cambia la fisonomía, la cara de una persona.

48
Otros entienden que el daño estético tiene proyección moral (por el sufrimiento que produce), o bien,
proyección patrimonial (el costo de la cirugía estética).
Salvo el daño moral, todos estos otros daños hay que probarlos.

VALUACIÓN DEL DAÑO MORAL


Algunos => El daño moral es un porcentaje del daño material (Ej. 20%)
Otros => Valúan el daño según la responsabilidad de la víctima.
Otros => Según parámetros predeterminados.
AMEAL => El daño debe evaluarse objetivamente, teniendo en cuenta:
1) Cómo fue padecido.
2) Si el agravio fue en público o en privado.
3) Cuál fue el grado de la ofensa.
4) Si hubo arrepentimiento del ofensor.
5) Si el agravio fue provocado.
6) Si el agravio fue publicado (ej. Veraz).
7) Cualquier otra circunstancia relevante.

CASO FORTUITO Y TEORIA DE LA IMPREVISIÓN.

Ambas son causales exonerativas de responsabilidad, es decir, la falta de cumplimiento no origina


responsabilidad.

Se trata de situaciones en las que el deudor materialmente incumple, pero es


irresponsable porque un caso fortuito incide generando imposibilidad de pagar lo
debido; o, por la influencia de circunstancias excepcionales, la prestación que debe se
hace excesivamente onerosa y no corresponde sujetarlo a ella (doctrina de la imprevisión).

CASO FORTUITO

Interrumpe el nexo de causalidad, y además tampoco hay culpabilidad (no


se obliga a probar al D actuó sin culpa, que adopto las diligencias del caso.)
49
Siguiendo a Llambías, se entendía al CF como una causal de inimputabilidad (factor de atribución).

Sin embargo, la función del CF mas modernamente, es exonerar de responsabilidad


al D, porque se interrumpe el nexo causal, se destruye la autoría.

CONCEPTO
Art. 514 CC: “Caso fortuito es el que no ha podido preverse, o que previsto, no ha podido evitarse.”
El Caso fortuito es una casual exonerativa por que provoca la imposibilidad del cumplimiento.

COMPARACIÓN CON LA FUERZA MAYOR

El codificador utiliza promiscuamente por un lado la noción de CF y por otro FM.


Hay distinciones conceptuales en la doctrina:
* CF: es el hecho de la naturaleza.
* FM: el hecho del hombre.

Sin embargo toda la doctrina que diferencia sutilmente los conceptos, le asignan los mismos efectos. Salvo
Exner.
EXNER=> El autor estaba convencido de que era muy fácil obtener la prueba del CF, ya que el CF era ordinario y
de no pública notoriedad, mientras que la FM era de pública notoriedad, extraordinario y extraño a la
actividad.
Por ello, establecía que el CF en si no es exonerativo. Para él, solo la FM era exoneraba de responsabilidad.

La doctrina y la jurisprudencia mayoritarias le asigna a ambos iguales efectos: exonerar de responsabilidad al


deudor.

REQUISITOS DEL CASO FORTUITO:

1) Imprevisible: La imprevisibilidad determina que teniendo en cuenta la previsibilidad media, no se puede


prever la existencia del hecho. (Ej. Una inundación en el Tigre no es CF salvo que sea excesiva, y por ejemplo
lleva a techos de las casas).
El hecho configurativo del caso fortuito, debe ser imprevisible, es decir, imposible de prever, porque no hay
razón para pensar que sucederá.

50
La previsibilidad es juzgada: en materia extracontractual, al momento del hecho dañoso; en materia
contractual, al momento de nacer la obligación, y no al de incumplimiento.
El parámetro para determinar la previsibilidad es la diligencia que exige la obligación de que se trata. El Código
Civil impone una diligencia in concreto, apropiada a las circunstancias del caso.

Lo imprevisible es distinto de lo imprevisto: imprevisto es lo que no se previo efectivamente. Va de suyo que


quien no previo lo que era previsible puede estar incurso en culpa.

2) Inevitable: Se relaciona con lo irresistible. No se pueda hacer nada para evitarlo. (cae un rayo, nada se puede
hacer).
El hecho de que se trata debe ser irresistible o inevitable. Un hecho es irresistible cuando, aunque haya sido
efectivamente previsto, no puede ser evitado, a pesar de la diligencia que haya sido puesta para ello. Para
evaluar esta diligencia es menester tener presente que el Derecho no le requiere al deudor ser un
superhombre.
De tal modo, aunque haya sido previsible, el hecho irresistible puede ser considerado caso fortuito.

3) Extraño al deudor: El CF genérico exige solo ajenidad al Deudor, vale decir, ha de producirse "en el exterior
de la esfera de acción por la cual el deudor debe responder".
La extraneidad implica también que el hecho fortuito no debe resultar de la culpa del deudor; cuando ha
"ocurrido por su
culpa" es responsable, precisamente en razón de esa culpabilidad.

4) Sobreviniente al tiempo de constitución de la obligación: Si fuere anterior no habría obligación por carencia
de objeto. Así, por ejemplo, si se vende una cosa "como existente", y ella había "dejado de existir" al tiempo
del acto, la compraventa es nula (arts. 1172 y 1328).

5) Actual: Al tiempo del incumplimiento. Si fuera anterior no se puede argüir para no cumplir hoy salvo que se
mantengan sus efectos hasta el día en que se debe cumplir.
El hecho, asimismo, debe tener incidencia actual; se trata de actualidad lógica antes bien que cronológica.
Por ejemplo, si la cosa cierta vendida se pierde por un hecho fortuito antes de la fecha prevista para la entrega,
el vendedor queda liberado de su obligación, porque ese hecho provoca el incumplimiento aunque éste se
consume con posterioridad.

6) Insuperable: Lo inevitable va de cara al caso. Lo insuperable va de cara al cumplimiento. Porque en razón


del CF no se puede cumplir la obligación.

51
La incidencia del hecho debe ser insuperable. No puede argüir útilmente el caso fortuito quien no haya actuado
con la diligencia apropiada a las circunstancias del caso.
La Doctrina sostiene que basta que lo sea para el Deudor, porque como está analizando los factores de
atribución del deudor, la autoría de deudor, etc. es justo que sólo se exija probar que fue insuperable para el
deudor y no para todos , siendo bastante que incida sobre el deudor de que se trata, de manera que cualquier
deudor —en su misma situación— se habría visto impedido de cumplir.

Relación con la teoría de la imprevisión:


Los requisitos de ambos institutos son iguales salvo en lo que hace a la INSUPERABILIDAD.
En el CF la insuperabilidad es absoluta, no se puede cumplir, es fáctica-jurídica.
En cambio, en la teoría de la Imprevisión se puede cumplir pero es excesivamente oneroso. La imposibilidad es
económica y no jurídica como en el CF. NO se impide el cumplimiento sino que lo torna excesivamente
oneroso.
Por ello la parte perjudicada puede pedir la resolución contractual y la otra ofrecer una mejora equitativa.

EFECTOS
Apareja una imposibilidad de cumplir que puede ser:
* Total o parcial: Según haya deterioro o pérdida total o no de la cosa. Ej. Si se deben 20 vacas de un
establo y fallecen 10 (es parcial)
*Temporaria o definitiva: según si después se puede cumplir o si no se podrá nunca más. (ej incendio o
inundación temporaria)
*Absoluta y relativa: La imposibilidad es absoluta cuando, como consecuencia de un caso fortuito, ninguna
persona puede cumplir con una determinada obligación; es en cambio relativa cuando quien no lo puede hacer
es el deudor de esa obligación, la que eventualmente podría ser cumplida por otro.

Regla: El caso fortuito o fuerza mayor exime al deudor de responder; inconsecuencia, lo libera del
cumplimiento de la obligación y del deber de indemnizar los daños y pagar intereses. (art. 513 CCiv.)

Excepciones:
1) Si existe una asunción del caso fortuito:
- todos los CF: Pacto de garantía.
- Algunos CF: Cláusula de responsabilidad.

52
2) Cuando proviene de la culpa del deudor. Es una excepción impropia del Art. 513 CC. En realidad no sería
extraño al deudor (requisito del cf), y por ende no configuraría CF.

3) Cuando el Deudor está constituido en mora. El deudor moroso no puede invocar el CF para exonerarse
No obstante si prueba que la cosa igualmente hubiere perecido en poder del Acreedor, la mora es irrelevante,
porque la cosa igual hubiere perecido. De esta posibilidad no puede valerse el poseedor vicioso o de mala fe.

4) Cuando la ley establece que el CF para ser tal tenga algún requisito más allá que el genérico. Ej. CF extraño a
la actividad del Deudor. Ley 9688 de accidentes de trabajo y espectáculos deportivos.

TEORÍA DE LA IMPREVISION

Toda obligación contraída debe ser cumplida en la forma pactada (pacta sunt servanda y principio de buena fe).

Vélez planteo la autonomía de la voluntad en su plena vigencia, repudiando la teoría de la imprevisión, la


reductivilidad de la clausula penal, etc.
Con anterioridad a la reforma, al no estar consagrada la Teoría de la imprevisión en el Código Civil, no tenia
viabilidad.
Sin embargo, teniendo en cuenta que en la esfera contractual se responde en caso de culpa por las
consecuencias inmediatas necesarias, y en caso de dolo también por las mediatas previstas o previsibles, es
decir, en ningún caso se responde por las consecuencias imprevisibles, entonces, se puede decir que la
imprevisión estaba contemplada en el código.

A esto cabe agregarle que cuando se habla del principio de buena fe probidad contemplado en el art 1198 (los
contratos deben celebrarse, interpretarse y ejecutarse de buena fe y de acuerdo con lo que verosímilmente las
partes entendieron o pudieron entender, obrando con cuidado y previsión). Este principio de buena fe apunta
a la Teoría de la imprevisión, porque si se alteran las circunstancias que existían al momento de celebrarse el
contrato, ninguna de las partes tendría problema en modificar los puntos del contrato.

Luego de la reforma el CCiv. recepta la teoría de la imprevisión para cuando las circunstancias fácticas
imperantes al celebrarse la obligación, varíen al tiempo de su cumplimiento, de modo imprevisto o imprevisible
para las partes, tornando excesivamente oneroso el pago de la prestación que es contenido de la obligación. Es
decir, que, por hechos sobrevinientes al equilibrio inicial, se puede tornar la prestación en excesivamente

53
onerosa. En tal supuesto no es estrictamente justo condenar al deudor a pagar idénticamente la prestación
debida.

Obsérvese, que no estamos en presencia de una imposibilidad de pago, como en el caso fortuito, sino ante una
dificultad en el pago, por ser éste desmesuradamente oneroso. Es decir, que tiene las mismas características
que el hecho fortuito, menos la “insuperabilidad”, porque se puede cumplir, pero es muy gravoso.

FUNDAMENTOS DE LA IMPREVISIÓN

Teoría de la presuposición:
Además de lo que las partes ponen en el contrato, esta lo que ellas presuponen, que desde luego, no queda
fuera de sus voluntades.
Aunque no se haya establecido expresamente, se presupone que las partes se pusieron de acuerdo en que si se
tornara excesivamente oneroso el cumplimiento obligacional, se podría prever las condiciones del contrato.
Esto actúa como una condición resolutoria no desarrollada.
En caso de una inflación estructural, ésta se prevé o se puede prever por lo que no puede luego decirse que fue
imprevista. Esto es muy diferente al caso de una desvalorización y depreciación monetaria ya que estas no
pudieron preverse (si pudo preverse el desfasaje entre el peso y el dólar, no puede basarse en esto la
imprevisión).

Teoría de las bases del negocio jurídico:


Esta postura doctrinal estima que para la celebración de un contrato, las partes tienen en cuentan ciertas
circunstancias básicas que son propias del negocio jurídico en cuestión, por ej la equivalencia de las
contraprestaciones en los contratos bilaterales. Si estas no se dan o resultan modificadas cae el acto por haber
desaparecido las bases que lo sustentaron.
Existen tres versiones de esta teoría:
1. Subjetiva: Se tiene en cuenta la equivalencia prestacional como base del negocio jurídico cuando ambas
partes están convencidas que para la otra, ésa fue la base del negocio jurídico. Sin embargo, esto es de muy
difícil prueba y no está desarrollada la condición.
2. Objetiva: Considera como base del negocio jurídico aquellas circunstancias cuya existencia o subsistencia
es objetivamente necesaria para que el contrato subsista como regulación dotada de sentido. Por lo tanto, si
desaparece la relación de equivalencia entre las contraprestaciones que es base de todo contrato bilateral, se
arruina el sentido del acto, no pudiendo subsistir como tal.

54
3. Mixta: Exige tres requisitos:
 Que la importancia de dicha circunstancia para que una de las partes celebre el contrato, fuera conocida
por el otro contratante.
 Que los dos estén convencidos que durante toda la vida del negocio esas bases van a perdurar.
 Que si alguna de las partes hubiese dudado acerca de la perdurabilidad de las bases, no hubiese tenido
problema en incluir una cláusula resolutoria. Esta es la buena fe, por eso esta última teoría es la que mejor
explica el art. 1198.
Este criterio puede ser considerado el fundamento del nuevo art. 1198 del CC, que consagra la vigencia de la
Teoría de la Imprevisión.

CONTRATOS A LOS QUE SE APLICA

El Código dice que la Teoría de la imprevisión se le aplica a los contratos bilaterales conmutativos, no haciendo
mención alguna a la característica de onerosidad o gratuidad, por lo que se le aplica a todos los contratos
bilaterales siempre que sean conmutativos.
En cuanto a los contratos ALEATORIOS el código establece: “El mismo principio se aplicará a los contratos
aleatorios cuando la excesiva onerosidad se produzca por causas extrañas al riesgo propio del contrato”. Es
decir, que la Teoría de la imprevisión solo se aplicara cuando la excesiva onerosidad se produzca por una alea
diferente al propio del contrato.

En cuanto a los contratos UNILATERALES, el código menciona solo a los unilaterales onerosos, sin mencionar a
los gratuitos. Borda, entiende que los contratos gratuitos, deben considerarse afectados por la Teoría de la
Imprevisión, porque el que puede lo más puede lo menos. Sin embargo esta interpretación choca con la
redacción del 1198 que cuando menciona a los contratos unilaterales requiere expresamente que sean
onerosos, excluyendo por lo tanto casos como el del contrato gratuito de renta vitalicia, que al existir una
deflación monetaria, traería aparejado una excesiva onerosidad en el cumplimiento por parte del obligado el
cual, a pesar de no recibir contraprestación alguna, no podría pretender un reajuste equitativo de su deuda.

Según Llambias en la Teoría de la imprevisión el tiempo fecunda al derecho, porque si el contrato es de efecto
inmediato, no se puede invocar la imprevisión, pero sí, si es de cumplimiento permanente ya sea de forma
periódica o continua. Para
Ameal se aplica a los contratos de tiempo diferido con cumplimiento de ejecución instantánea o permanente.

1. Bilaterales: Aquellos que engendran obligaciones para ambas partes, por ej. Compra venta
2. Unilaterales: Una sola de las partes está obligada en la relación contractual. Ej. Donación

55
3. Onerosos: En ellos la ventaja que obtiene una de las partes, resulta de alguna prestación suya a favor de
la otra. Ej. Compraventa
4. Gratuitos: Son los que aseguran a una u otra de las partes alguna ventaja, independientemente de toda
prestación por su parte. Ej. Donación
5. Conmutativos: La prestación que integra el objeto de estos contratos es cierta y determinada desde su
celebración. Es decir que las ventajas son ciertas y determinadas. Ej compraventa
6. Aleatorios: La prestación esta sujeta a un alea, ya que la ventaja y perdida para las partes dependen de
un acontecimiento incierto. Es decir que las ventajas no son ciertas ni determinadas Ej. La rifa
Según modo de cumplimiento:
7. De ejecución instantánea: Se agota el contenido obligacional en una sola prestación.
8. De ejecución permanente: Son aquellos en los que sus efectos perduran en el tiempo. Ej locación. Puede
ser de ejecución continuada (sin solución de continuidad) o de ejecución periodica o tracto sucesivo ( en los
que la ejecución se va prestando salteadamente).
Según tiempo de cumplimiento
9. De ejecución diferida: Se oponen a los de ejecución inmediata, e implican que el ejercicio del derecho está
sometido a un acontecimiento futuro y cierto, es decir, que está sujeto a plazo inicial o a condición suspensiva
10. de ejecución inmediata: No está sujeto ni a plazo inicial, ni a condición suspensiva.

LIMITES DE APLICACIÓN

Su aplicación se encuentra limitada por diferentes razones:


1. No puede invocarla aquel deudor que se encuentre en estado de mora (en las obligaciones a plazo cierto
se produce automáticamente). Claro está que si la mora resulta irrelevante para la mayor onerosidad, el
impedimento desaparece (según Alterini).
2. El deudor puede renunciar en forma anticipada al derecho de invocar la imprevisión. Es factible siempre
que la renuncia sea expresa y libremente pactada por las partes, por cuanto se trataría de una asunción del
evento fortuito que dificulta el pago de la obligación, lo cual no esta prohibido por la ley.

REQUISITOS

1. El hecho que ocasiona la dificultad en el pago de la obligación debe reunir los caracteres del hecho
fortuito.
 Actual
 Imprevisible

56
 Inevitable
 Extraño al deudor
 Sobreviniente a la constitución de la obligación
2. No debe haber mora ni culpa determinantes de la mayor onerosidad
3. El evento fortuito debe provocar una excesiva onerosidad en el cumplimiento obligacional.

EFECTOS
Reunidos los requisitos enunciados, el deudor podrá invocar la imprevisión peticionando la rescisión del
contrato cuyo cumplimiento se torno excesivamente oneroso.
Decimos rescisión y no resolución (como dice el 1198) debido a que la disolución del vinculo obligatorio
produce efectos “ex nunc” (para el futura) y no “ex tunc” (hacia el pasado), según lo afirma la propia ley al
establecer que no resultan afectados los efectos del contrato que ya hubiesen sido cumplidos.
El acreedor, ante el pedido de rescisión planteado por el deudor, puede imponerle la subsistencia del vinculo
creditorio ofreciendo una mejora equitativa de las condiciones. Se trata de una mejora equitativa de las
condiciones en general del contrato y no solo de la prestación.
El deudor solo puede pedir la rescisión, y no puede pedir la mejora equitativa de las condiciones.

Una parte de la doctrina entiende que como el que puede lo mas, puede lo menos, podría pedir también la
mejora equitativa. (En contra de esta posición falló la corte).
Según Ameal, aquí se debe aplicar lo que establece el código, porque si el deudor pudiere pedir la mejora, se
dejaría al acreedor sin réplica, porque él no puede invocar la rescisión porque el código no le da tal posibilidad.
Por lo tanto el perjudicado puede pedir la rescisión, y el acreedor, ofrecer la mejora equitativa si le conviene.

RESPONSABILIDAD DERIVADA DE HECHOS ILICITOS

Dentro de la clasificación de los hechos jurídicos, son hechos ilícitos los hechos jurídicos humanos voluntarios
ilícitos (art. 897 y 898). Por ser hechos humanos se los denomina actos, que por su disconformidad con el
ordenamiento jurídico, son ILICITOS. Los hechos ilícitos son fuente de obligaciones, porque se conforman a
partir de un acto voluntario que ocasiona un daño.

Comprenden dos categorías tradicionales:


 Delitos: obrados con dolo (art. 1072: el acto ilícito, ejecutado a sabiendas y con intención de dañar la
persona o los derechos de otro, se llama en este código delito)
 Cuasidelitos: obrados con culpa (negligencia o imprudencia) o si se le imputa en razón de un factor
objetivo.

57
En el proyecto de reforma del 98, se hablaba directamente de hechos ilícitos, sin distinguir entre dolo y culpa.

ELEMENTOS
Se debe responder por haber causado el daño, los elementos son los mismos que los de la responsabilidad.
1. Ilicitud: transgresión legal (Infracción de la norma), incumplimiento objetivo.
2. Su imputación al autor por un factor de atribución suficiente objetivo (riesgo, garantía) o subjetivo (dolo
o culpa)
3. Daño causado
4. Relación de causalidad entre el hecho y el daño.

La cuestión es si se puede definir el ilícito con o sin el elemento del DAÑO (elemento 3).

 Para algunos autores, el daño es un requisito inexcusable para que el acto que lo ocasiona pueda
denominarse ilícito. Sostienen que este es el criterio respaldado por el cod. Civil en el art. 1067 que establece:
“no habrá acto ilícito punible para los efectos de este código, si no hubiese daño causado u otro daño exterior
que lo pueda causar.”

 Sin embargo, algunos autores sostienen que el daño no constituye por sí mismo un elemento del acto
ilícito.
Dicen que no es necesario que haya daño para estar en presencia de un hecho ilícito, porque distinguen entre
el daño y la dañosidad.
Conforme estos autores en el hecho ilícito puede haber un daño eventual o potencial y no por eso debe haber
resarcimiento. Pero en el derecho de daños, las acciones, tienen su fundamento justamente en el daño.
Entonces el daño es requisito de la acción, y para la conformación del hecho ilícito no es necesario, alcanzaría
con la mera dañosidad. Pero esta discusión es meramente teórica.

DIFERENCIAS

DELITO CUASIDELITO
1) Factor de -DOLO (art. 1072 CC). -CULPA.
atribución -FA OBJETIVO.

58
Consecuencias: Consecuencias:
 Inmediatas.  Inmediatas.
2) Extensión de  Mediatas previstas o previsibles.  Mediatas previstas o previsibles.
resarcimiento:  Casuales (mediatas
imprevisibles tenidas en miras al
ejecutar el hecho).

Hay solidaridad delictual (art. 1081 Hay solidaridad entre los responsables.
CC) Fundamento normativo: Art. 1109 al remitir a la
Art. 1.081. La obligación de reparar el regulación de los delitos y al Art. 1081.
daño causado por un delito pesa “Art. 1.109. Todo el que ejecuta un hecho, que
solidariamente sobre todos los que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a
3) Solidaridad: han participado en él como autores, otro, está obligado a la reparación del perjuicio.
consejeros o cómplices, aunque se Esta obligación es regida por las mismas
trate de un hecho que no sea penado disposiciones relativas a los delitos del derecho
por el derecho criminal. civil.”

No hay acción de reintegro. Hay acción de reintegro.


Art. 1.082. Indemnizando uno de ellos Art. 1109. 2 Párr: Cuando por efecto de la
4) Acción de todo el daño, no tendrá derecho para solidaridad derivada del hecho uno de los
reintegro demandar a los otros, las partes que coautores hubiere indemnizado una parte mayor
les correspondieren. que la que le corresponde, podrá ejercer la
acción de reintegro.
NO hay atenuación. Puede haber atenuación teniendo en cuenta la
situación patrimonial DEL AUTOR.
Art. 1069. 2º parr. Los jueces, al fijar las
indemnizaciones por daños, podrán considerar la
5) Reducción de
situación patrimonial del deudor, atenuándola si
la indemnización
fuere equitativo; pero no será aplicable esta
en razón de
facultad si el daño fuere imputable a dolo del
equidad
responsable.
NO es igual a la reparación fundada en equidad
del Art. 907 (equidad por hechos invol que
causaren daño).

59
 Quid de la acción de reintegro:
Ameal: considera incorrecto que no exista acción de reintegro en el delito, dado que algunos de los coautores
puede quedar indemne, sin responder.
Fundamento del ordenamiento=> nadie puede invocar su propia torpeza.
Ameal: en los cuasidelitos sucedería lo mismo (habría torpeza) y, sin embargo hay acción de reintegro.

CUASIDELITOS

No están expresamente definidos en el código, sino que lo están por vía de excepción.
En el art 1072 define los delitos.
Art. 1.072. El acto ilícito ejecutado a sabiendas y con intención de dañar la persona o los derechos de otro, se
llama en este código "delito".

Luego se encuentra alguna aproximación de lo que es el cuasidelito en el 1109.


Art. 1.109. Todo el que ejecuta un hecho, que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está obligado
a la reparación del perjuicio. Esta obligación es regida por las mismas disposiciones relativas a los delitos del
derecho civil.

De esto se concluye que todo acto ilícito que no sea obrado con dolo es un cuasidelito.

Hasta la reforma de la 17.711, este art. era el caballito de batalla, porque no se concebía la responsabilidad sin
culpa. Luego de la reforma se incorporo el 1113, y con este se introdujo ya decididamente las causales
objetivas, que prescinden de la noción de culpa y por solo la introducción de cosas o por el hecho de servirse
de ellas, se debe responder.

Hoy los cuasidelitos, presentan como elemento subjetivo la “culpa”, o como factor de imputación de
responsabilidad, el “riesgo creado” o aun la garantía.

ELEMENTOS
Los mismos que para los hechos ilícitos ya que son una especie de estos últimos.

SUPUESTOS
1. EL HECHO PROPIO: Este es el principio general, se responde por el hecho propio y no por el ajeno, pero
tiene excepciones.
-Regulado por el Art. 1109 CC.

60
-Hay responsabilidad subjetiva.
-Abarca los casos de en los que el daño se causa por hecho del hombre únicamente sin intervención de
cosas, o con utilización de cosas no riesgosas o peligrosos.
-No hay presunción de culpa.

El Art. 1113 CC también regula supuestos de responsabilidad subjetiva. El caso de daños ocasionados “con la
cosa” prima el hecho del hombre en la causación del daño.

2. RESPONSABILIDAD POR EL HECHO DE OTRO: excepción al principio general.


A. Dependientes
B. Incapaces
C. Contrato de hospedaje y de transporte

Existe responsabilidad por el hecho de otro, en los casos en que la ley autoriza al damnificado a reclamar a
quien sin haber obrado el acto que causa el daño, se ve constreñido a indemnizar, en atención a su particular
vinculación con el victimario. Esta responsabilidad es refleja, y se halla contemplada en el art. 1113 “La
obligación del que ha causado un daño se extiende a los daños que causaren los que están bajo su
dependencia”. Así el Código hace responder por hechos de los dependiente, de los incapaces (arts. 1114 a
1117) y aun por hechos de extraños (art. 1118 y 1119).

*Fundamentos y Teorías

 Subjetiva: El principal respondería en función de la culpa in vigilando, o in eligiendo, o de ambas a la vez.


En este caso se le achaca una culpa propia, consistente en la omisión en la vigilancia o en la elección del
causante del daño. Para otros existiría una culpa directa por ser el dependiente una mera extensión del
principal.
- Culpa in vigilando=> Se basa en una falla en la vigilancia. Se aplicaría a la responsabilidad de los padres por los
hijos.
- Culpa in eligendo=> en la elección, selección del dependiente.

Llambías=> fundamentaba la responsabilidad del principal por el dependiente, del padre por el hijo, del
artesano por el aprendiz, en las teorías subjetivas.

61
AMEAL=> el tratamiento debe ser diferente. No en todos los supuestos de responsabilidad por el hecho de otro
se pueden aplicar las mismas teorías porque en algunos casos el sindicado como responsable se puede liberar
demostrando su diligencia y en otros no.
Ejemplos:
Si el dueño de una empresa de colectivos toma a un empleado, y certifica que posea registro para conducir, lo
habría elegido bien.
Si el dependiente, aun siendo un excelente conductor, embiste a una persona, el principal no se podrá liberar
demostrando que lo eligió diligentemente.
El factor de atribución sería OBJETIVO=> LA GARANTÍA LEGAL. Aquí no se aplicaría el factor subjetivo.

En el caso del daño causado por menores mayores del 10 años (hay edad de discernimiento) y menores de 18
años.
Los padres responden pero pueden liberarse demostrando que NO TIENE CULPA, que actuó con un obrar
diligente. Hay que demostrar ausencia de los factores de atribución. La imposibilidad de evitar el daño no sirve
para eximirse. (ver art. 116)

Esto demuestra que las teorías subjetivas en algunos casos sirven, y son aplicables y en otros no.

 Objetiva: La justificación de esta responsabilidad radica en el beneficio que obtiene el principal con la
actividad del dependiente (versión riesgo provecho), o simplemente en haber introducido en la sociedad la
posibilidad de que el dependiente cause daños (versión riesgo creado). Para otros se basa en la obligación de
garantía que debe aquel que tiene a su cargo a un dependiente.

 Tesis normativa: ce en la responsabilidad indirecta una consecuencia del distingo entre deuda y
responsabilidad. Y así, mientras el dependiente sería el deudor, el principal asumiría el carácter de responsable.
El fundamento de la responsabilidad varía según sea la hipótesis de aplicación de la responsabilidad por hecho
ajeno

A. DEPENDENCIA

El principal responde por los hechos del dependiente, cuando se reúnen los siguientes recaudos:
1) Hecho ilícito imputable al dependiente: En este caso se juzga a la luz del derecho de daños el obrar del
dependiente, se juzga que haya delito o cuasidelitos en función de todos los elementos de la responsabilidad.

62
Una vez determinado esto, se refleja las consecuencias dañosas de este hecho en el principal que responde en
base a la responsabilidad cuasidelictual por el hecho del otro.
2) Relación de dependencia: para este requisito no importa si la dependencia es gratuita, temporaria u
ocasional.
La relación de dependencia con el alcance asignado por el art. 1113 presupone:
 Cierta autoridad del principal
 Cierto deber de obediencia por parte del dependiente.
No presupone:
 El efectivo ejercicio del poder de elección
 La subordinación económica del dependiente
Es mucho más amplio que una relación laboral de subordinación, haya o no remuneración. La idea es que el
dependiente lleva a cabo tareas. Debe haber una dependencia que se explicita por autoridad que ejercita el
principal, y por cierto deber de obediencia. Alcanza con una dependencia ocasional.
3) Daño en ejercicio o en ocasión de las funciones:
Daño en ejercicio de sus funciones: este caso es sencillo porque esta justamente ejerciendo su tarea. En este
caso si produce un daño será responsable, al igual que el principal.
Daño con motivo de sus funciones: En este caso el subordinado está cumpliendo su tares pero se excede.
Cuando el daño se produce por haber obrado de más con motivo de sus funciones, también debe responder el
principal.
Daño en ocasión de sus funciones: Este es el caso cuando se está ejerciendo la función y se presenta un hecho
imponderable. En este caso, cuando el dependiente está ejerciendo su función, se excede, pero al realizar un
hecho completamente diferente.

En qué casos el principal debe responder, se resuelve en el caso MOSCA donde estableció que la cuestión que
define si la ocasión es o no imputable al principal es la adecuación. Si se puede relacionar el hecho de haber
estado en ejercicio o en ocasión de sus funciones, con una causalidad suficientemente adecuada con la
consecuencia dañosa.
En Mosca la corte resolvió, que aunque no hubiese estado ejerciendo esa función hubiese sucedido igual,
entonces el principal no debe responder, si en cambio no fuere así, deberá responder.

La responsabilidad por el hecho del dependiente es inexcusable:


La obligación a cargo del principal por los hechos del dependiente es inexcusable, no alcanza con probar la no
culpa, porque deberá responder en forma refleja siempre que se pruebe la dependencia y que el daño haya
sido ejercido en el ejercicio de sus funciones.

63
B. INCAPACES
Responden los padres, tutores y curadores por el hecho del incapaz. El fundamento de la responsabilidad, es la
culpa presumida juris tantum, es decir, que su responsabilidad es excusable cuando se acredita que no hubo tal
culpa.

Con respecto a los menores en particular: Art. 1.114.

En el caso de los menores, la responsabilidad puede ser directa o indirecta:


-Responsabilidad directa: Es la responsabilidad de los padres, por los hechos de sus hijos menores de 10 años,
el hijo no responde porque carece de discernimiento. En ese caso el sujeto pasivo de la acción en forma directa
será los padres, o aquel de estos que ejerza la patria potestad.

-Responsabilidad indirecta: Tratándose de hijos mayores de 10 años hasta los 18, se imputa responsabilidad
directa a los hijos, que pueden ser demandados, e indirecta a cargo de los padres, contra quienes también se
puede accionar, no ya subsidiariamente, se trata de una obligación concurrente. Este caso es aplicación de la
responsabilidad por el hecho de otro. Responden ambos padres, a no ser que se demuestre que alguno no
tiene la tenencia, salvo que en ese momento esté con él.

En principio responden subjetivamente, pero Ameal sostiene que cada vez se objetiva mas, es decir, que no
alcanza a los padres demostrar su ausencia de culpa, sino que los padres deberán demostrar que el menor
estaba fuera de su órbita de vigilancia activa.

Art. 1.114. El padre y la madre son solidariamente responsables de los daños causados por sus hijos menores
que habiten con ellos, sin perjuicio de la responsabilidad de los hijos si fueran mayores de diez años. En caso
de que los padres no convivan, será responsable el que ejerza la tenencia del menor, salvo que al producirse
el evento dañoso el hijo estuviere al cuidado del otro progenitor.

Lo establecido sobre los padres rige respecto de los tutores y curadores, por los hechos de las personas que
están a su cargo. 

Art. 1.115. La responsabilidad de los padres cesa cuando el hijo ha sido colocado en un establecimiento de
cualquier clase, y se encuentra de una manera permanente bajo la vigilancia y autoridad de otra persona.

Art. 1.116. Los padres no serán responsables de los daños causados por los hechos de sus hijos, si probaren
que les ha sido imposible impedirlos. Esta imposibilidad no resultará de la mera circunstancia de haber

64
sucedido el hecho fuera de su presencia, si apareciese que ellos no habían tenido una vigilancia activa sobre
sus hijos.

Art. 1.117. Los propietarios de establecimientos educativos privados o estatales serán responsables por los
daños causados o sufridos por sus alumnos menores cuando se hallen bajo el control de la autoridad educativa,
salvo que probaren el caso fortuito.

Los establecimientos educativos deberán contratar un seguro de responsabilidad civil. A tales efectos, las
autoridades jurisdiccionales, dispondrán las medidas para el cumplimiento de la obligación precedente.

La presente norma no se aplicará a los establecimientos de nivel terciario o universitario

TEORÍA DEL RIESGO CREADO

Art. 1.113. La obligación del que ha causado un daño se extiende a los daños que causaren los que están bajo
su dependencia, o por las cosas de que se sirve, o que tiene a su cuidado.

En los supuestos de daños causados con las cosas, el dueño o guardián, para eximirse de responsabilidad,
deberá demostrar que de su parte no hubo culpa; pero si el daño hubiere sido causado por el riesgo o vicio de
la cosa, sólo se eximirá total o parcialmente de responsabilidad acreditando la culpa de la víctima o de un
tercero por quien no debe responder. 

Si la cosa hubiese sido usada contra la voluntad expresa o presunta del dueño o guardián, no será
responsable. 

Para entender como se maneja la prueba hay que distinguir 3 supuestos

A) Daño causado por hecho propio.

B) Daño causado con intervención de las cosas:

- con la cosa

- por la cosa.

C) Daño por el hecho ajeno.

65
--------------------------------------------------------------------------------------------------

A) Art. 1109 CC:

Era un art. central en la responsabilidad aquiliana antes del actual Art. 1113 CC. Hoy limitado al daño que se
causa por el hecho propio, o cuando se vale de una cosa que no merece un cuidado especial.

Art. 1.109. “Todo el que ejecuta un hecho, que por su culpa o negligencia ocasiona un daño a otro, está
obligado a la reparación del perjuicio. Esta obligación es regida por las mismas disposiciones relativas a los
delitos del derecho civil. (…) ”

 El factor de atribución es SUBJETIVA.


 La víctima debe demostrar la CULPA del victimario.
 El Art. 1109 CC también abarca el caso en que el daño se produce cuando el autor se vale de una cosa que
no requiere, que no merece un cuidado especial (cosas inertes, esto es inicialmente no riesgosas).
Ello así porque no es adecuado circunscribirlo sólo a los casos donde no intervienen cosas, porque en general
es difícil provocar un daño sin una cosa riesgosa. (ej. Bufanda, Lapicera, lapiz).

Ello sirve para diferenciar las situaciones dado que no es lo mismo ser dueño de un auto, una caldera, un lápiz.

Así por más que haya intervenido una cosa, se debe probar la culpa del autor porque ese objeto no era
riesgoso.

LA CULPA SE DEBE PROBAR.

B) Art. 1113 CC

Algunos entienden que esta norma sólo consagra la teoría el RIESGO CREADO. Pero ello es un error porque en
el mismo artículo hay supuestos de responsabilidad con factor objetivo, y subjetivo también. Por ello hay que
distinguir si el daño se provocó por la cosa o con la cosa.

DAÑO CON LA COSA.

Art. 1113 CC “En los supuestos de daños causados CON LAS COSAS, el dueño o guardián, presuntamente
responsable, para eximirse de responsabilidad, deberá demostrar que de su parte no hubo culpa; (…)

Si la cosa hubiese sido usada contra la voluntad expresa o presunta del dueño o guardián, no será responsable.”

66
- La cosa es meramente instrumental. Lo que importa es el actuar del hombre y no la cosa en sí.

- Se hace responsable al dueño o guardián de la cosa y no al autor por el daño que la cosa puede traer
aparejado a un tercero.

- No responde por la teoría del riesgo creado porque la cosa en si no tiene autonomía para provocar el daño.

- Se funda en una presunción de negligencia en la guarda. Por se dueño debe cuidar que lo cosa no provoque
daño en a sociedad. La cosa merece un cuidado especial.

- La responsabilidad es SUBJETIVA, se basa en la culpabilidad presunta del dueño o guardia.

PRESUNCIÓN DE CULPABILIDAD.

Para liberarse se debe demostrar:

a) La NO CULPA.

b) Que la cosa fue utilizada contra su voluntad expresa o presunta.

DAÑO POR RIESGO O VICIO DE LA COSA (teoría del riesgo)

“(…) pero si el daño hubiere sido causado por el RIESGO O VICIO DE LA COSA, sólo se eximirá total o
parcialmente de responsabilidad acreditando la culpa de la víctima o de un tercero por quien no debe
responder.(…)”

La cosa actúa de forma anormal, autónoma.

El dueño o guardián debe responder OBJETIVAMENTE.

SOLO puede liberarse probando:

1) Culpa de la víctima

2) Culpa de un tercero.

3) Caso fortuito

No se halla expresamente en la norma sino que se funda en los Art. 513 y 514 CC. Es una casual exonerativa de
responsabilidad genérica.

También puede probar que la cosa fue utilizada contra su voluntad expresa o presunta.

67
Para eximirse se debe eliminar EL NEXO CAUSAL.

En el daño con la cosa se puede eliminar tanto el factor de atribución como la relación de causalidad.

Es un supuesto de RESPONSABILIDAD OBJETIVA.

No se prueba la culpa, no se presume la culpa, sino que se prescinde de la CULPA.

*¿Por qué debe primar la asignación de responsabilidad por la vía de la garantía legal, en lugar del riesgo
creado o riesgo provecho en el caso de la responsabilidad del principal por el dependiente?

Ello es así porque en la garantía legal no se ingresa en el análisis de si el responsable obtuvo o no provecho o
beneficio, o si la cosa era o no riesgosa.
Se debe responder sólo porque sobre el responsable pesaba la obligación de garantía legal. De manera que
aunque el dependiente no fuera útil o no le significare mayor provecho igual se responde.
El riesgo provecho se utiliza subsidiariamente, cuando no se puede atribuir el factor de garantía.(ej.
Distribución de gaseosas. Eximición en el contrato de la empresa de responsabilidad por la obtención de un
beneficio de la empresa)

VER SI LO DA
DISTRIBUCIÓN DE RESPONSABILIDAD CUANDO INTERVIENE UNA PLURALIDAD DE COSAS
Es frecuente que en la producción del daño intervengan varias cosas, como suele suceder en la colisión de
vehículos. Para distribuir la responsabilidad en tal situación han sido concebidos varios Sistemas:

(1) Neutralización de ambas presunciones de responsabilidad.


Conforme a este criterio, cuando interviene una pluralidad de cosas dejan de regir las presunciones de culpa o
la imputación objetiva que correspondían según el caso; si, por ejemplo, la colisión aparece como algo fortuito
o se desconoce su causa, los daños deben ser soportados por quienes los padecen, pues res perit domino.

Esta posición es susceptible de criticas. Es menester destacar su insuficiencia, ya que el régimen de la


responsabilidad civil no coincide necesariamente con la regulación del dominio; así, si bien quien arroja un
envase de un producto en aerosol al incinerador deja de ser dueño por su abandono abdicativo del derecho de
propiedad ello no obsta a que se lo considere igualmente responsable, lo que demuestra que en el daño
causado con intervención de cosas no se juzga la titularidad dominial al tiempo del evento nocivo, y se
patentiza la aludida independencia de regímenes.

68
(2) Comparación de la peligrosidad de las cosas.
Hay que comparar el peligro relativo que revelan las cosas, para declarar la responsabilidad del guardián de la
más peligrosa de ambas o, cuando menos, para graduar las responsabilidades respectivas.
No existen cosas peligrosas en sí mismas, lo cual descarta que haya cosas más peligrosas que otras. Por ello, su
formulación resulta inadecuada.

(3) División por mitades de los daños ocasionados. Se estima que el perjuicio sufrido por cada uno ha sido
causado simultáneamente por su cosa y la del otro.

(4) Incidencia sobre cada interviniente del daño causado al otro.


Esta solución rige a menos que sea probada la existencia de una causal de eximición, vale decir:
I) carencia de culpa, en los daños con las cosas; o
II) causa extraña en los daños por las cosas; y sin perjuicio de la ulterior compensación de los montos
resultantes.

Por ejemplo, si A choca con su automóvil el conducido por B, debe soportar el daño causado a B, salvo que
acredite alguna causal de eximición; y, viceversa B, con idéntica salvedad, carga con el daño sufrido por A.
Si ambos fracasan en probar causal de eximición —en el supuesto de que alguno sufra un daño mayor en la
hipótesis que analizamos— y, pongamos por caso, A sufre un daño de $ 5.000 y B sólo se perjudica en $ 2.000,
se compensan los montos de tal manera que B queda debiendo $3.000 a A.

Se ha objetado que este último sistema equivaldría a escindir en dos partes un accidente que es un hecho
indivisible y único. Se critica también que resultarían perjudicados los responsables titulares de vehículos más
pesados o costosos; lo primero, porque generarían un 'daño mayor en el otro interviniente, y lo segundo,
porque la reparación de la propia unidad insumiría más dinero. Pero, no obstante, esto no pasa de ser una
derivación de la carga que pesa sobre cada titular de derechos subjetivos, quien —en determinados casos—
debe soportar ciertas dosis de menoscabo a esos derechos.

69