Está en la página 1de 5

La chica de Ipanema

Garota de Ipanema (en español Chica de Ipanema) es una canción de bossa nova compuesta en
1962, con letra de Vinícius de Moraes y música de Antônio Carlos Jobim, originalmente bajo el
nombre de "Menina que passa" y pensada para una comedia musical titulada Dirigível, una obra en
la que estaba trabajando Vinícius. El 19 de marzo de 1963 se realizó la grabación para la
discográfica estadounidense Verve Records por Stan Getz y João Gilberto, con Tom Jobim al piano,
que luego saldría en el LP "Getz/Gilberto".

Marcus Vinícius da Cruz de Melo Moraes (Río de Janeiro, 19 de octubre de 1913-Río de Janeiro, 9
de julio de 1980) fue una figura capital en la música popular brasileña contemporánea.
Como poeta escribió la letra de un gran número de canciones que se han convertido en clásicas.
Como intérprete, participó en muchos discos. También fue diplomático de Brasil. La primera Bossa
Nova fue "Loura ou Morena"
Antônio Carlos Brasileiro de Almeida Jobim (Río de Janeiro, 25 de enero de 1927-Nueva York, 8 de
diciembre de 1994), más conocido como Tom Jobim, fue un compositor, arreglista, cantante,
guitarrista y pianista de bossa nova, música popular brasileña y música clásica.
Está considerado como uno de los grandes exponentes de la música brasileña, y como uno de los
grandes compositores de bossa del siglo XX. Fue el artista que internacionalizó la bossa nova y, con
la ayuda de importantes artistas estadounidenses, la fusionó con el jazz para estandarizar en los años
1960 un nuevo sonido cuyo éxito popular fue muy destacable.
La Chica de Ipanema es una de las canciones más versionadas de todos los tiempos. Ha sido
cantada por Frank Sinatra, Cher, Madonna e incluso por Amy Winehouse (quien hizo una versión
que se incluyó en su disco póstumo). Pero, para entender esta canción, tenemos que saber quién fue
la “garota” (chica) que sirvió de inspiración a los compositores del tema. ¿Se trata sólo de una
canción dedicada a todas esas chicas lindas que cada día toman el sol en la playa de Ipanema o en
alguna de las otras hermosas playas de Río de Janeiro, o es que "La Chica de Ipanema" tiene
nombre propio?
Aunque, al aparecer la canción en agosto de 1962, fueron muchas las chicas cariocas que soñaron
con ser la inspiración de dos de los más importantes músicos del momento e incluso llegaron a
atribuirse directamente el título de “musas”, la verdad es que sí, La Chica de Ipanema tuvo (y tiene)
nombre propio: Heloísa Eneida Menezes Paes Pinto, conocida más siemplemente como Helô
Pinheiro.

Historia de la chica de Ipanema

La verdadera historia de la chica de Ipanema está llena de romance y marcada por lo que se podría
definir como un «amor imposible». Helô Pinheiro fue la musa de Tom Jobim y Vinicius de Moraes,
quienes quedaron deslumbrados por su hermosura y juventud (tenía tan sólo 17 años) cuando la
veían pasar de camino a la playa.
Corría el año 1962 cuando ambos músicos se sentaban a conversar, beber y crear en una de las más
famosas terrazas de Ipanema, en la del Bar do Veloso (hoy bar Garota de Ipanema), ubicado en la
antigua calle Montenegro (hoy calle Vinicius de Moraes), en el que es uno de los barrios más
turísticos de Río. Fue desde esas mesas que vieron a Helô pasar por primera vez.
Helô, por su parte, al principio permaneció indiferente a todo. Los músicos la invitaban a sentarse
con ellos pero ella, aunque se sentía alagada, era demasiado joven y demasiado tímida como para
aceptar. Una vez que la canción “La Chica de Ipanema” alcanzó fama, todo el mundo se empezó a
preguntar quién podía ser la “chica que pasa… tan llena de gracia”. Pero la identidad de la garota
siguió siendo un misterio hasta que, 3 años después, en 1965, Vinicius habló con la madre de Helô y
le pidió permiso para hacer pública su identidad. Fue una revelación que tomó por sorpresa a la
propia Helô.
Como en un cuento de hadas, Helô se vio de pronto convertida en princesa, todos querían saber más
sobre La Chica de Ipanema y la fama fue inevitable, a pesar de que ella misma no podía creer que
había sido quien inspiró una canción tan bonita y que la describía de esa manera.
La vida de Helô se transformó por completo y pasó de ser una desconocida joven aspirante a
profesora a convertirse en todo un símbolo de la playa de Ipanema e incluso de todo Río de Janeiro.
También fue en ese momento cuando inició una bonita amistad con los músicos a los que sirvió de
inspiración. Quizá por amor o tal vez por admiración, pero hasta Tom Jobim llegó a proponerle
matrimonio, a pesar de ser 18 años mayor que ella. Para ese momento Helô ya estaba comprometida
con el que se convirtió en su esposo en 1965, Fernando Pinheiro, y a pesar de sus intentos por
hacerla cambiar de opinión, finalmente Jobim no sólo se resignó a ser rechazado sino que se
convirtió en el padrino de su boda.
El inocente andar rumbo a la playa cambió sin querer toda la vida de la joven Garota de Ipanema
que, convertida en punto de atención de periodistas, empezó a ser objeto de entrevistas y sesiones
fotográficas que finalmente la llevaron a dedicarse al mundo del modelaje y la actuación. Actriz,
presentadora de televisión, empresaria de ropa e incluso modelo de Play Boy, pero también madre
de familia y esposa de su primer amor de juventud por más de 50 años, la vida de Helô dio un
vuelco total gracias a una canción que se ha convertido en universal.

Han pasado más de cinco décadas desde que la famosa canción vio la luz por primera vez, pero
sigue tan actual como el primer día. La Chica de Ipanema es todo un símbolo eterno e intemporal. Y
como diría el propio Vinicius de Moraes al referirse a su musa: “Ella fue y es para nosotros el
paradigma de las jóvenes cariocas; la chica dorada, mezcla de flor y sirena, llena de luz y de
gracia.»

Aunque Helô fue la verdadera inspiradora de la canción, el título de Chica de Ipanema se ha


convertido en toda una institución para Río de Janeiro y en un símbolo para Brasil. Quizá por eso,
durante la ceremonia de inauguración de las Olimpiadas de Río 2016, ni la canción y otra de las
mujeres más famosas del país podían faltar.
Durante esa noche inolvidable, Gisele Bündchen fue la Chica de Ipanema y el elegante paseo que
dio atravesando el estadio Macaraná al ritmo de la conocida melodía canción, hizo historia.
Letra de la Canción La Chica de Ipanema

Mira que cosa más linda Olha que coisa mais linda
Más llena de gracia, Mais cheia de graça
Es esa muchacha É ela menina
Que viene y que pasa Que vem e que passa
Con su balanceo Num doce balanço
Camino del mar. A caminho do mar
Niña de cuerpo dorado Moça do corpo dourado
Por el sol de Ipanema Do sol de Ipanema
Con su contoneo es más que un poema O seu balançado é mais que um poema
Es la cosa más linda que yo vi pasar. É a coisa mais linda que eu já vi passar
Ah, por qué estoy tan solito? Ah, porque tudo é tão triste
Ah, por qué es todo tan triste? Ah, porque estou tão sozinho
Ah, la belleza que existe Ah, a beleza que existe
La belleza no es solo mía A beleza que não é só minha
Que también pasa solita. E também passa sozinha
Ah, si ella supiera Ah, se ela soubesse
Que cuando ella pasa Que quando ela passa
El mundo entero O mundo inteirinho
Se llena de gracia Se enche de graça
Y queda más lindo E fica mais lindo
Por causa del amor [bis] Por causa do amor [bis]

Historia Personal

Me voy a tomar la licencia de ser breve, prefiero no dar muchos detalles ni remover el pasado.

Hace año y medio empecé a conocer a una compañera de la banda de mi pueblo, estuvimos todo el
verano hablando pero al entrometerse compañeros en si podía pasar algo entre nosotros, nos
alejamos y se enfrió la cosa. Pese a eso fuimos manteniendo el contacto y hablando con cierta
regularidad. Yo no podía olvidarme de ella y cuando llegó Santa Cecilia, me lancé y resultó que ella
tampoco se había podido olvidar de mi y que yo le gustaba. Estuvimos un breve tiempo quedando
yo quería establecer una relación formal, al principio todo iba genial, pero al poco le entraron
inseguridades y comenzó a alejarse, dejándome al final.
He contado la historia de una forma un poco fría y robótica, pero creo que es mejor así.
La letra de la chica de Ipanema vendría como anillo al dedo a mi historia personal, cuando viene la
nostalgia y me acuerdo de lo maravillosa que me parecía (Tema A) y cuando me entristezco porque
ya no está conmigo (Tema B).
Partitura Corporal y Emocional
El personaje a interpretar no tiene un objetivo en concreto, quiere olvidarla pero lo único que va a
hacer es ahogar las penas en alcohol y autocompadecerse. Esto es así por la estructura de la canción,
los standars son búcles, en este caso ABA que se repiten hasta que el grupo decida, por esto, y por la
letra, no creo que tenga sentido establecer un objetivo que se vaya a cumplir tanto argumental,
como musicalmente.

Acciones Emociones

Tema A

Entrar al bar (Entrar a escena, 1ª rep) Apesadumbrado

Recordar a la chica. Nostálgico (de forma positiva)

Sentarse Nostálgico (de forma negativa)

Tema B

Beber y lamentarse, durante todo B, acentuando Cada vez más triste, los últimos 4 compases se
la acción conforme a las progresiones ve un rayo de luz a esta tristeza
ascendentes del tema. Sonreír al final

Tema A

Levantarse Emocionado

Sonreír al acordarse de su belleza Nostálgico (de forma positiva)

Irse. Desahogado

También podría gustarte