Está en la página 1de 2

PROBLEMAS EN LA IMPLATACIÓN

DEL PROCESO DE PLANEAMIENTO.


Para el desarrollo eficaz del planeamiento de un territorio nos regimos a través
de ciertas políticas y herramientas que nos facilitan de cierta manera su
correcta ejecución. Disponemos de ciertos instrumentos y metodologías para
impulsar acciones sostenibles en los diferentes ámbitos que conciernen al
planeamiento territorial, para que este armonice con el medio ambiente, entre
las más importantes tenemos:

La Etapa Preparatoria, donde se realiza la evaluación de


disponibilidad de recursos (financieros), la generación de
alianzas estratégicas, el análisis superficial territorio a
planificar.

En la Etapa de Diagnóstico Integral del territorio y entorno, se


examina y se procesa la información del análisis FODA.

En la etapa de Pronóstico Territorial, se realiza la proyección


de la situación actual a una situación futura, teniendo en cuenta
las variables relacionadas con el desarrollo local (social,
económica y ambiental) y la evolución del uso de y ocupación
del suelo.

En la Etapa de Formulación se formula el “modelo territorial


objetivo (deseado)”, los objetivos estratégicos y específicos, así
como el conjunto de acciones y proyectos organizados con
respecto al uso y ocupación del suelo.

En la Etapa de implementación, comprende la aprobación del


Plan Territorial, a cargo de los municipios, su
institucionalización y su ejecución.

Y en la Fase de Monitoreo, evaluación y actualización, se


realiza un seguimiento y control del Plan Territorial.
Nosotros como ciudadanos formamos también parte fundamental en la
formulación, ejecución y monitoreo de los planes y todas las acciones
realizadas por el Plan Territorial, por esta razón es importante implementar
mecanismos de participación ciudadana para que estemos inmersos durante
todo el proceso.

Pese a todas las herramientas implementadas para asegurar el buen


funcionamiento de esta herramienta existen diversos factores que entorpecen
el proceso de un Plan Territorial.

Podemos comenzar mencionando la capacidad de gestión que tienen las


autoridades en cuestión, si las cabezas de cada sociedad no intervienen en la
implementación de un plan territorial, no importa lo mucho que se quiera
mejorar el crecimiento de una ciudad.

También podemos mencionar los errores humanos y tecnológicos como parte


de las dificultades en el desarrollo del plan territorial; la falta de preparación
personal y profesional de individuo poco capacitado para esta labor y la falta de
recursos para la realización de ciertos estudios.

Y el más importante a mi parecer es la falta de ética profesional; sucede que


muchos profesionales no realizan los diagnósticos correctos y minimizan los
problemas que la ciudad presenta, como consecuencia no se realiza un Plan
Territorial acorde a la realidad de cada región.

Entre otras cosas más, existen muchas variables que obstaculizan un buen
trabajo, pero lo importante es tratar de realizar la mejor labor posible,
recolectando a los profesionales más capacitados y evitar que el crecimiento de
adecuado de la ciudad se vea limitado.

ALUMNA: Geraldine Solange Romero Paredes


CÓDIGO: 70836465

También podría gustarte