Está en la página 1de 2

Alzheimer

Tratamiento psicofarmacológico

En la actualidad, no existe una cura para la enfermedad de Alzheimer. No obstante, existen


medicamentos que pueden ayudar a controlar o retrasar sus síntomas durante algún tiempo,
especialmente en las primeras etapas de la enfermedad. Algunos tratamientos ayudan a controlar
la agitación, la depresión o los síntomas psicóticos (alucinaciones o delirios) que pueden ocurrir
cuando la enfermedad progresa.

Inhibidores de la Colinesterasa

Las personas que sufren esta enfermedad tienen niveles bajos de acetilcolina, un químico
importante del cerebro involucrado en la comunicación entre las neuronas. Los inhibidores de la
colinesterasa retardan la degradación metabólica de la acetilcolina y proporciona una fuente
adicional de este componente químico para la comunicación entre las células. Esto ayuda a
retrasar la progresión del deterioro cognitivo y puede ser efectivo para algunos pacientes entre la
primera fase e intermedia de la enfermedad de Alzheimer.

Rivastigmina

ACCIÓN Y MECANISMO

La inhibición de la enzima acetilcolinesterasa facilita la transmisión colinérgica al incrementar los


niveles de acetilcolina en diversas regiones cerebrales, dañadas por la enfermedad de Alzheimer.
Rivastigmina puede tener un efecto beneficioso en los déficits cognitivos mediados por el sistema
colinérgico en la enfermedad de Alzheimer.

INDICACIONES

- Enfermedad de Alzheimer: Tratamiento sintomático de la enfermedad de Alzheimer en sus


formas leves a moderadamente grave.

POSOLOGÍA

Vía oral, comprimidos y solución (gotas), adultos:

- Dosis inicial: 1,5 mg/12 h que se podrá aumentar según tolerabilidad a 3 mg/12 h, 4,5 mg/12 h y
6 mg/12 h a intervalos de 2 semanas como mínimo de tratamiento con la dosis anterior bien
tolerada.

- Mantenimiento: la dosis eficaz es de 3-6 mg/12 h, para alcanzar el máximo beneficio terapéutico
los pacientes deberán mantenerse en su dosis máxima bien tolerada.

- Normas para la correcta administración: administrar con el desayuno y la cena. Las cápsulas
deben tragarse enteras.

Vía transdérmica (parches), adultos:

- Dosis inicial: un parche diario de 4,6 mg.


El parche puede colocarse en cualquier zona de la piel libre de pelo, limpia y seca, preferiblemente
en la mitad superior del tórax. No debe olvidarse retirar los restos de pegamento del parche que
se retire cada día.

Farmacodinamia en los síntomas

Los síntomas más comunes con inhibidores de la colinesterasa son crisis colinérgicas,
caracterizadas por náuseas, vómitos, salivación, sudores, bradicardia, hipotensión, atonía, parálisis
muscular, que en casos intensos puede provocar la muerte, por parada respiratoria.

Los efectos secundarios

Náusea, diarrea, aumento en la frecuencia de las deposiciones, vómito, debilidad muscular,


pérdida de apetito, pérdida de peso, mareo, somnolencia y malestar estomacal.

Bibliografia

https://www.hipocampo.org/rivastigmina.asp

https://www.brightfocus.org/espanol/la-enfermedad-de-alzheimer-y-la-demencia/tratamientos-
de-la-enfermedad-de-alzheimer