Está en la página 1de 21

La fórmula para tener el control de tu vida

FÓRMULA
PARA TENER EL
CONTROL DE TU VIDA
MÓNICA GARCÍA
COACH Y DIRECTORA DEL
CENTRO EL FACTOR HUMANO

Pag Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

¿Quieres controlarlo todo?


¿Crees que así te sentirás más seguro, tranquilo y podrás disfrutar más?
¿Que si tu hijo te escucha, tu jefe valora tu trabajo o tu pareja pasa más tiempo
contigo serías más feliz?
¿Te da la impresión de que los días se pasan casi sin darte cuenta?
¿Que la vida va muy deprisa y siempre andas por detrás intentando pillarla?
¿Que cuando no es una cosa es otra, y al final, nunca puedes relajarte?

El deseo de tener más control en nuestras vidas no es más que un


deseo de sentir más tranquilidad, más paz y poder así disfrutar más de
nuestra vida y ser más felices.

Ahora bien, ¿necesitamos controlarlo todo para


alcanzar la paz interior y ser más felices?

Pag 2 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Aunque gran parte de mi vida he creído que sí, los últimos años, desarrollando
mi propio negocio, conociéndome más a fondo y trabajando con cientos de
clientes que querían mejorar sus vidas y ganar en tranquilidad y felicidad, me
han enseñado que estaba muy, pero que muy, equivocada.

De hecho, he podido comprobar que el querer controlarlo todo, no sólo no me


daba más seguridad, sino que era precisamente una de las fuentes de estrés
que me mantenía alerta y preocupada constantemente, creaba tirantez y
distancia en mis relaciones, y para colmo, me servía como recordatorio
constante de que no tenía nada de control en mi vida.

La gran sorpresa y aprendizaje me vino cuando después de dejar mi trabajo en


una multinacional (saliendo de lo que yo entendía como la zona de seguridad y
control) y emprender mi propio negocio (entrando en lo que yo entendía como
la zona de inseguridad y no control) empecé a sentirme cada vez más en
control y más segura.

Y es que resultó que, cuanta más incertidumbre había en mi


vida, más segura me sentía yo.

¿Cómo puede ser esto?


La respuesta, aunque simple, me llevó años verla:

Porque empecé a poner mi atención en aquellas cosas que SÍ estaban


en mi control, como por ejemplo: aprender y formarme, dar a cada persona
que entraba a mi centro lo mejor de mí, perseverar en mi sueño, añadir hábitos
a mi día a día para reducir el estrés y renovar mi ilusión,…

Hoy, incluso si hay mucha más incertidumbre en mi vida, me siento mucho más
en control, y como consecuencia, mucho más tranquila, disfruto más de mis
relaciones y del día a día, y pongo mi atención única y exclusivamente en estas
5 áreas que forman la fórmula para mantener el control de mi vida y ser más
feliz.

¡Estas 5 áreas son todo lo que necesitas saber y


desarrollar para tener la sensación de control en tu
vida y sentirte más tranquilo y feliz!

Pag 3 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

A continuación encontrarás:

1
3 mitos falsos que nos impiden tener
más control en nuestras vidas

2
3 premisas para que la fórmula tenga
sentido y funcione

3
LA FÓRMULA con las 5 áreas que
están en nuestro control

4
Pasos prácticos en cada una de las áreas
que nos ayudarán a aplicar la fórmula

5
6 formas de actuar que nos hacen
perder el control y que debes evitar

6
Sobre Mónica García

Pag 4 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

1
3 mitos falsos que nos impiden
tener más control en nuestras vidas

Mito 1- Necesito controlarlo todo porque soy inseguro/a

Este mito lleva nuestra atención a la creencia de que soy inseguro y que
necesito compensar esta inseguridad ganando en control. La consecuencia es
que alimento día a día la sensación de inseguridad y mantengo mi autoestima
baja.

Nueva forma de pensar: mi necesidad de controlar no es más que es un


deseo interno de sentir paz, armonía, de disfrutar más, y que además me llama
a ponerme al mando de mi estado emocional para no dejarlo en manos de otras
personas o las circunstancias externas.

Pag 5 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Mito 2- Necesito que todos estén bien para estar


tranquilo y ser feliz

Este mito lleva nuestra atención, de nuevo, fuera de lo que está en mi control:
el estado físico y emocional de las personas queridas. Pensamos que les
protegemos por su bien, y también es así, pero en realidad queremos que estén
bien porque así yo estoy bien. Este mito nos lleva a preocuparnos y
sobreproteger a nuestros seres queridos de una forma desmesurada y nada
saludable para uno mismo.

Nueva forma de pesar: Mi felicidad no depende de nada externo a mí.


Está en mi interior, se despierta en mi interior, la siento en mi interior y está en
mi poder despertarla más a menudo.

Mito 3- El poder me da control

Este mito es de los más peligrosos ya que tiene el potencial de hacer que nos
comportemos como unos déspotas o unos sumisos.
En el primero de los casos, ante la impotencia o frustración, respondemos con
el abuso de la posición de poder que tenemos, (ej: nuestra edad o puesto
superior), para conseguir que otros hagan lo que yo quiero, usando el
argumento de “porque lo digo yo”.
En el segundo caso, lo que ocurre es que la persona que no tiene la posición de
poder, le da su poder a aquella que sí lo tiene y piensa que la obediencia y la
sumisión son las únicas formas de actuación, perdiendo así todo el control en
esa relación.

Nueva forma de pensar: El control de mi vida pasa por despertar mi


poder personal y no dárselo a nadie. Por ejercer mi libertad y respeto hacia mi
mismo y los demás.

Pag 6 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

2
3 premisas para que la fórmula
tenga sentido y funcione

1. Cada ser humano tiene el poder de influenciar/crear


su realidad

La realidad que percibimos es función de nuestro estado emocional, creencias y


condicionamiento social. De ahí que, aunque dos seres humanos hablen de lo
mismo, en muchas ocasiones la visión no coincide.
Y no sólo eso, sino que además nuestro comportamiento también se va a ver
afectado, y con ello, el resultado de mis interacciones con otras personas o mi
respuesta ante ciertas circunstancias. Y es que no es lo mismo el día que estás
de buen humor que el día que te has quedado dormido y te levantas de mal
humor.
De ahí que si queremos cambiar nuestra realidad tengamos la oportunidad de
hacerlo cambiando o modificando el filtro mental o emocional con el que la
miramos. Y veremos que hay filtros que son muy útiles porque nos ayudan a
conseguir lo que queremos y otros menos útiles porque nos distancian de ello.

La fórmula te ayudará a identificar y elegir filtros útiles que


te acerquen a lo que quieres.

Pag 7 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

2. El objetivo de tener más control no es manipular o el


resultado, sino despertar una mayor seguridad en uno
mismo.

No se trata de manipular las circunstancias externas o a otras personas para


que todo sea tal y como uno quiere. El objetivo de la fórmula es conseguir un
estado emocional de tranquilidad, paz y armonía en nuestro interior.
Y para ello es necesario desapegarnos del resultado y apegarnos a lo que
queremos sentir, a cómo queremos experimentar ese momento. Y eso está en
nuestro control.

La fórmula te va a ayudar a sentirte más seguro,


tranquilo y en paz.

3. Nos sentimos seguros cuando nos enfocamos en


aquello que está en nuestro control.

Y viceversa, la inseguridad, impotencia y frustración se despierta cuando


nuestra atención está en aquello que está fuera de nuestro control. Como por
ejemplo: la opinión y actos de los demás, la economía, algunas decisiones
políticas, etc.

La fórmula te ayudará a mantener tu atención únicamente


en las áreas que están en tu control.

Pag 8 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

3
La FÓRMULA con las 5 áreas que
están en nuestro control

Cada uno de los términos que la componen:

ER,C significa Elección Respuesta, Contribución

ElecciónRespuesta

El ser humano ha sido dotado con la habilidad de poder elegir conscientemente


cómo responde ante las circunstancias externas.
Por ejemplo, ante un abrazo podemos elegir rechazarlo o abrazarnos a esa
persona, ante un gesto de mal gusto podemos hacer que no lo hemos visto, nos
podemos enfrentar a la persona que lo ha hecho o preguntarle qué es lo que
quiere conseguir con eso.

Sin embargo, la mayoría del tiempo respondemos de forma automática,


utilizando patrones de comportamiento que hemos aprendido y que nunca
hemos llegado a elegir de forma consciente.

Pag 9 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Cuando respondemos de forma automática tendemos a justificarnos


argumentando que es imposible controlar los impulsos. Si bien es cierto que el
tiempo de reacción de un impulso es muy corto, también es cierto que podemos
re-condicionar nuestro comportamiento y estado emocional para que, ante la
misma situación, mi nuevo impulso sea diferente.
Condicionar nuestra respuesta es posible y para ello se necesita: elegir qué tipo
de comportamientos están alineados con quien quiero ser, de los que me siento
orgulloso, y practicarlos una y otra vez hasta que se vuelvan automáticos.

ElecciónContribución

Cada vez que llegamos a un lugar estamos contribuyendo con nuestra presencia
y estado emocional. Hablemos o no hablemos. Te coloques en el centro o en
una esquina, desde el momento en el que llegas a un lugar estás contribuyendo
con tu energía.
Ahora bien, ¿somos conscientes de qué aportamos allá donde vamos? Y lo que
es más importante, ¿somos conscientes de qué es lo que queremos aportar?
Entre los beneficios de elegir conscientemente qué es lo que quiero aportar
están: que nos ponemos al mando de nuestro estado emocional, le añade
sentido a estar en ese lugar, y también nos hace menos sensibles a lo que otros
aportan.
Por ejemplo, si yo he venido con la intención de poner alegría ,y viene alguien
con mal humor, yo simplemente me centro en poner lo mío y es más fácil que
mantenga e incluso que contagie la alegría. Ahora bien, si voy a un sitio a
pasármelo bien, sin saber qué es lo que quiero poner, esperando que todo y
todos a mi alrededor se alineen conmigo para pasarlo bien, el simple hecho de
que venga uno de mala gana o empiecen a hablar de algo que no me interesa
me afectará mucho más.
No dejes que tu estado emocional dependa del sitio o de las personas con las
que estás. Sé tu mismo el creador de lo que quieres experimentar.

En cualquiera de los dos casos, bien sea al elegir nuestra


respuesta o nuestra contribución, despertamos el
sentimiento de LIBERTAD y el sentimiento de CONTROL,
además de darle más sentido a nuestros encuentros con
otras personas y a nuestras acciones.

Pag 10 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

EF,E significa EnergíaFísica,Emocional

La energía física afecta a la claridad mental, a la imagen que tenemos de


nosotros mismos y de lo que somos capaces. Y a mayor energía física mayor
claridad mental y confianza en uno mismo. De ahí que si queremos sentir más
control en nuestras vidas una forma de despertarlo es cuidando nuestro cuerpo
físico con descanso, ejercicio y una dieta equilibrada.
La energía emocional, es decir, nuestras emociones, es una de las áreas en
las que soltamos más el control y la dejamos a merced de cómo se sienten
otros o de si me levanto con buen o mal pie.
La razón principal por la que hacemos esto es porque no sabemos como
gestionar nuestras emociones. Y no me refiero únicamente a gestionar las
emociones desagradables que no quiero sentir, sino también a despertar las
que sí quiero sentir.
Y es que el ser humano no tiene emociones, genera emociones. Es decir, no
tengo alegría pero la genero pensando que voy a ir a recoger a una amiga que
hace mucho que no veo a la estación. O, no tengo miedo pero lo genero
pensando que el día de mañana no voy a tener suficiente dinero. ¡Y así
sucesivamente!
Integrando hábitos en nuestras vidas que despierten las emociones de
confianza, entusiasmo, amor, nos será mucho más fácil vivir la vida que
queremos.

Si queremos más control en nuestras vidas necesitamos


cuidar nuestra energía física y aprender a ponernos al
mando de nuestras emociones.

Pag 11 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

AP significa AtenciónPresente

La atención de nuestra mente puede estar en el pasado (lo que no podemos


cambiar), en el futuro (lo que podemos predecir pero no asegurar) o en el
presente, que es donde únicamente se encuentran los recursos que están a
nuestra disposición. En el presente siempre vamos a encontrar una tranquilidad
y calma que no existe en ningún otro lugar. Porque es el presente, y lo que hay
en él, lo único que está en nuestro control.
Podemos desde el momento presente:
- pensar en el pasado para aprender de él. Pero cuando pensamos en el
pasado deseando que hubiera sido diferente despertaremos emociones de
tristeza, impotencia, culpa,…

- o pensar en el futuro para motivarnos, ilusionarnos y elegir la dirección


en la que queremos avanzar. Pero cuando vamos al futuro a buscar
seguridad, como no podemos asegurarlo, despertaremos el miedo y la
ansiedad.

Tener la atención en el momento presente nos habilita para ver los recursos con
los que contamos y activar nuestra creatividad para crear soluciones con lo que
hay.
Las personas que más control sienten en sus vidas son personas que ponen su
atención en el momento presente con el fin de decidir cómo vivirlo y de crear la
mejor experiencia posible momento a momento.

En el momento presente encontrarás lo que está


en tu control.

Pag 12 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

I significa Influencia

Si queremos conseguir algo lo más seguro es que vayamos a necesitar de otras


personas. Tanto si queremos disfrutar de unas vacaciones, asegurarnos que
nuestro equipo cumple con sus objetivos o emprender un negocio, vamos a
necesitar el poder de influenciar.
El poder de influenciar es la capacidad de hacer que los actos o pensamientos
de otras personas se alineen con un fin o proyecto común. Respeta la libertad,
la diversidad y cuenta con que no siempre es posible alinear a todo el mundo en
un misma dirección.
Atención: Influenciar no es manipular, convencer o usar mi poder funcional o de
otro tipo para conseguir lo que quiero.
Aprender a desarrollar nuestra influencia es vital para que multipliquemos el
control que sentimos en nuestras vidas. Para que sintamos que nos tienen en
cuenta, que nos escuchan, que importamos y que podemos conseguir lo que
queremos.

El poder de influenciar es una habilidad que se puede


desarrollar y multiplica el control que sentimos en
nuestras vidas.

Pag 13 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

A significa Aprendizaje
La capacidad de aprender nos permite desarrollar habilidades, acumular
conocimientos, entender nuevos puntos de vista, crecer, desarrollarnos.
Además de ser una fuente de motivación, satisfacción personal y mucho
disfrute.
Cuantas más habilidades y conocimientos tenemos más seguros y en control
nos sentimos. Y lo mejor de todo es que aprender no es exclusivo de cuando
crecemos y vamos a la escuela, a la universidad o aprendemos un oficio.
Aprender está disponible durante toda la vida. Y no es más difícil cuanto más
mayores somos, lo que ocurre es que perdemos la práctica.
La diferencia más grande entre las personas que consiguen alcanzar sus
objetivos y las que abandonan en el camino es que las primeras, cuando miran
hacia su objetivo y ven que no saben cómo llegar, se preguntan, qué necesito
aprender. Las segundas, sin embargo, dejan que el no saber sea la justificación
para no avanzar.
El control y la verdadera seguridad se despierta no al acumular conocimiento o
habilidades, porque nunca tendremos suficientes, sino al vivir desde la creencia
de que si no lo sé puedo aprenderlo.

Apoyarnos en nuestra capacidad de aprendizaje


despierta seguridad y sensación de control.

Pag 14 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

4
Pasos prácticos en cada una de las áreas
que nos ayudarán a aplicar la fórmula

La fórmula sólo nos dará más control si la aplicamos a nuestras vidas así que
aquí va la aplicación práctica:

Área 1: ElecciónRespuesta, Contribución


A continuación te ofrezco unas ideas para poner en práctica la elección
consciente.

ElecciónRespuesta
1. Enumera 3 situaciones en las que hayas observado que tu
comportamiento o reacción no ha sido como querías y elije el nuevo
comportamiento que te gustaría tener en caso de que vuelva a ocurrir, o qué
quieres hacer al respecto.

Situación 1
Descripción:

Nuevo comportamiento o qué quiero hacer:

Pag 15 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Situación 2
Descripción:

Nuevo comportamiento o que quiero hacer

Situación 3
Descripción:

Nuevo comportamiento o que quiero hacer

2. Date permiso para decir No.

Sentirás incomodidad, nervios, pero despertarás la sensación de estar más en


control de tu vida y lo que pasa en ella.

ElecciónContribución

Antes de las siguientes situaciones párate y elige con qué quieres contribuir.
Por ejemplo, con: amor, humor, buen rollo, alegría, serenidad, reconocimiento,
gratitud, vitalidad, empatía, valentía, etc.

Situación 1: Antes de salir de casa cada mañana

Situación 2: Antes de entrar al lugar donde has quedado con alguien

Situación 3: Antes de entrar a casa después de volver del trabajo

Pag 16 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Área 2: EnergíaFísca, Emocional

Con el fin de mantener nuestra energía, tanto física como emocional, bajo
control, necesitamos incluir hábitos o prácticas diarias que nos ayuden a
hacerlo. No es cuestión de ponernos en forma sólo para el verano o de practicar
la respiración abdominal cuando tenemos ansiedad, sino de crear hábitos
saludables que me mantienen siempre en control.

EnergíaFísica

Elige al menos 3 de estos hábitos y observa qué aportan a tu vida.

- Descansar al menos 8h al día


- Caminar al menos 30min al día
- Reducir o eliminar el azúcar de la dieta
- Beber 2ltrs de agua al día
- Estirar el cuerpo al menos una vez al día
- Descansar regularmente (cada 60 o 90minutos)

EnergíaEmocional

Elige al menos 3 de estos hábitos y observa qué aportan a tu vida.

- Por la mañana piensa en un momento del día que te haga ilusión


- Lleva un diario de gratitud
- Al menos una vez al día pasa diez minutos en silencio
- Al menos una vez a la semana dedica 15 minutos a valorar lo bueno y los
progresos de la semana
- Haz algo que te divierta al menos una vez a la semana
- Pasa tiempo de calidad a diario con un ser querido
- Haz algo por otra persona al menos una vez al día

Pag 17 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

Área 3: AtenciónPresente
Práctica 1:
Si observas que tu mente entra en un bucle o en una conversación que no va a
ningún sitio, párate y observa cómo entra el aire al inhalar y como sale al
exhalar durante 2 o 3 minutos y luego dirige la atención a aquello que estabas
haciendo.
También puedes observar los músculos del abdomen y ver cómo se expanden y
contraen con la respiración.
El truco está en que cuando tu mente se vaya de vuelta a lo que estaba
pensando o a otra cosa, y lo hará, tú la traigas con mucha amabilidad de vuelta
a observar la respiración.

Práctica 2:
Intenta hacer el menor ruido posible al mover las sillas, colocar los platos en el
lavavajillas, cerrar las puertas, dejar el bolígrafo, ordenar, etc.

Práctica 3:
En el momento presente observa con atención y con el objetivo de apreciar lo
que hay a tu alrededor.

Área 4: Influencia
Los siguientes son algunos de los factores que elevan nuestro poder de
influenciar:
1. Ser un modelo de lo que predicamos.
2. Empatizar con las dificultades de la persona que queremos influenciar
3. Tener claridad en el beneficio para ambos
4. Tener la atención en el momento presente
5. Pasión

Área 5: Aprendizaje
Con el fin de mantener esta capacidad ágil y en forma, elige un objetivo de
aprendizaje para cada año. Puede ser para adquirir conocimiento o una
habilidad. Algo en lo que vayas a poner tu interés, compromiso y que
enriquecerá tu vida.

Pag 18 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

5
6 formas de actuar que nos hacen
perder el control y que debes evitar
Las siguientes “trampas” llevan la atención fuera de nuestra zona de control donde lo
único que podemos hacer es preocuparnos y alimentar la impotencia, la
frustración y la inseguridad.
Trampa 1: Hacer prejuicios o pensar de forma no constructiva sobre las
circunstancias o los demás.
Trampa 2: Quejarse
Trampa 3: Culpar
Trampa 4: Exigir o imponer
Trampa 5: Decir que sí cuando quieres decir que no. Decir que no cuando te
gustaría decir que sí.
Trampa 6: Tomarte las cosas personalmente
Cuando caemos en cualquiera de estas trampas hacemos que nuestro estado
emocional dependa de lo que otros dicen o hacen y para controlar cómo me siento
intento cambiarlos a ellos… algo que resulta muy difícil, aunque recuerda que siempre
puedes volver a tu poder e influenciar su comportamiento o forma de pensar.
Para salir de ellas:
Primero, necesitamos conocerlas para ser conscientes cuando entremos en ellas, y
Segundo, necesitamos elegir no seguir en ellas, llevar nuestra atención a
alguno de los elementos de la fórmula y preguntarnos, en este momento que está en
mi control.

Pag 19 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

6
Sobre Mónica García

Licenciada en ciencias físicas, ha trabajado en puestos de coordinación y diseño


de circuitos integrados durante 13 años para compañías como: Sony
Semiconductor's Europe and Philips Semiconductors en Inglaterra y Agere y LSI
Logic en San Francisco, California.

Su talento para crear confianza en las relaciones e influir en la percepción de


sus compañeros ha añadido siempre a sus funciones técnicas responsabilidades
de unión y comunicación entre diferentes equipos o personas del mismo equipo
separadas por una distancia geográfica.

A finales del 2010, y después de haber realizado una certificación en Coaching y


un programa de Liderazgo Personal experiencial en el primer instituto
americano de coaching, The Coaches Training Institute, decidió dirigir su
carrera profesional hacia la mejora de la relaciones humanas y la activación del
liderazgo personal.

Desde entonces ha trabajado como coach personal y ejecutivo, acumulando


más de 1700 horas de coaching individual y 700 de coaching grupal.

...

Pag 20 Mónica García


La fórmula para tener el control de tu vida

En enero de 2011 fundó el Centro de Innovación y Transformación Personal


“El Factor Humano” en Burgos, centro que dirige en la actualidad y donde
imparte sus programas de liderazgo y desarrollo personal.

En empresas, Mónica trabaja con ejecutivos para la mejora de su liderazgo


usando el proceso de coaching centrado en Stakeholders de Marshall
Goldsmith, el único proceso en la actualidad que incluye medidas objetivas y
efectivas para calibrar si el proceso de coaching ha tenido resultado. Diseña
cursos a medida para la mejora de la comunicación y la gestión del cambio y
los conflictos.

Entre las empresas para las que ha realizado trabajos se encuentran: L’oreal,
NBC Universal España, Lennox Refac, Stork Iberica.

Mónica es socia de la compañía noruega GROOA, donde junto con su directo-


ra, Laura Lozza, han desarrollado el proceso C.L.E.A.R MindsetTM , que está
siendo usado por ejecutivos y sus equipos para la mejora de la gestión de
conflictos y para usar los desacuerdos como camino hacia la innovación.

Además Mónica es invitada como conferenciante en eventos de divulgación de


Inteligencia Emocional, Desarrollo Personal y Educación. Tiene su propio canal
de YouTube donde semanalmente ofrece propuestas para vivir la vida de una
forma consciente.

Mónica ha elegido el camino de la autenticidad, y su pasión por el


conocimiento de la vida y del ser humano, la lleva a trabajar día a día con
aquellas personas que han elegido darse el permiso para ser ellos mismos y
crear su vida libres de condicionamientos sociales o límites internos.

¡¡A ellos dedica su trabajo!!

Contacto
Teléfono: 947.655.561 | 622.893.843
Email: monica@elfactorhumanoburgos.com

Puedes seguir a Mónica y su trabajo en:

Pag 21 Mónica García

También podría gustarte