Está en la página 1de 5

Expropiación

La expropiación es un fenómeno de derecho público, constitucional y administrativo, que consiste en la


transferencia coactiva de la propiedad privada desde su titular al Estado, mediante indemnización:
concretamente, a un ente de la Administración pública dotado de patrimonio propio. Puede expropiarse un
bien para que este sea explotado por el Estado o por un tercero.

La expropiación posee dos notas características: primera, es una transferencia de carácter coactivo, lo que hace
de ella una institución característica del derecho público que no puede ser asimilada a la compraventa prevista
en el derecho privado; segunda, el expropiado tiene derecho a recibir a cambio una indemnización equivalente
al valor económico del objeto expropiado, lo que la diferencia de la confiscación.

Índice
La expropiación forzosa en el derecho anglosajón
Dominio eminente
Condena
Orígenes
Derecho continental y español
Expropiación de marca
Regulación por país
Argentina (con especial mención a la Provincia de Buenos Aires)
Chile
Guatemala
México
El Salvador
Véase también
Enlaces externos

La expropiación forzosa en el derecho anglosajón

Dominio eminente
En los Gobiernos es más probable que comúnmente usen el poder del dominio eminente cuando la adquisición
de bienes inmuebles necesarios para completar un proyecto público como por ejemplo una carretera, y el
propietario de la propiedad requerida es reticente a negociar el precio de su venta. En muchas jurisdicciones el
poder del dominio eminente está rebajado con el derecho a una compensación justa con respecto a la
apropiación.

Algunos acuñaron el término «expropiación» para referirse a la «apropiación» bajo la ley del dominio
eminente, y puede ser usada especialmente con respecto a casos donde no se realiza compensación al confiscar
la propiedad.[cita requerida] Entre los ejemplos se incluyen la expropiación cubana de 1960 de propiedades a
ciudadanos estadounidenses, siguiendo la ruptura de las relaciones públicas y diplomáticas entre la
Administración de Eisenhower y el Gobierno cubano de Fidel Castro. Los ciudadanos estadounidenses y
corporaciones mantenían vastas cantidades de propiedad inmobiliaria cubana. Las autoridades cubanas
ofrecieron una compensación justa para las propiedades de los Estados Unidos, como habían hecho
exitosamente para las propiedades españolas, británicas y francesas cuando nacionalizaron la propiedad
privada en Cuba, por el bien común.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses rechazaron la oferta, adhiriéndose a la noción de que esas
propiedades seguían siendo posesión de intereses de los Estados Unidos cuarenta y cinco años después. Esto
está en directo contraste con los recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia Estadounidense, que permite a
una corporación desplazar a un ciudadano privado de sus bienes raíces, si el desarrollo de la corporación se
considera ser de beneficio propio del municipio. De esta manera se resuelven los problemas entre el dueño de
la propiedad y el Gobierno.

Condena

El término «condena» se usa para describir el acto de un Gobierno ejerciendo su autoridad de dominio
eminente. No ha de ser confundido con el término del mismo nombre que describe el proceso legal por el cual
la propiedad inmobiliaria, generalmente construcciones, se estima legalmente inadecuada como si habitación
debido a sus defectos físicos. La condena por eminencia pública es la cantidad de una compensación justa. La
condena de construcciones en suelo con riesgos de salud y seguridad o la violación flagrante de zonas no priva
al propietario de la propiedad condenada pero requiere al propietario la rectificación de la situación.

El ejercicio del dominio eminente no está meramente limitado a la propiedad inmobiliaria. Los gobiernos
pueden también condenar el valor en un contrato como un acuerdo de franquicia (razón por la cual muchos
acuerdos de franquicia estipulan que en trámites de condenación, la franquicia de por sí no tienen ningún
valor).

Orígenes

El poder del dominio eminente en la ley Inglesa deriva de la forma de la propiedad inmobiliaria. Muchos
terratenientes asumen que su derecho a la propiedad es absoluta bajo ley, pero que esto ocurra es en realidad
un caso raro. En cambio, un condado u otras autoridades han creado en dominio absoluto, un concepto que
deriva del fief feudal. La misma autoridad puede anular (o condenar) el dominio y confiscar el terreno, como
cuando el terrateniente no paga el impuesto de propiedad.

Los países angloparlantes que nunca tuvieron un sistema feudal han perpetuado la propiedad de dominio
absoluto, incluyendo el poder de dominio eminente, por continuidad legalidad, debido principalmente a que en
las antiguas colonias del Imperio británico sus tierras fueron en un tiempo conquistadas por la monarquía
británica, dando a la monarquía título allodial sobre esos terrenos.

Derecho continental y español


El presupuesto de toda expropiación forzosa, como institución de derecho público, es la existencia de un
interés público, legal y constitucionalmente calificado como causa de utilidad pública o interés social. El
Protocolo nº 1 a la Convención Europea de Derechos Humanos, ratificado por la mayor parte de los Estados
europeos, protege expresamente el derecho a la propiedad.

Reconocida la utilidad pública o el interés social, debe también ser declarada o concretada la necesidad de
ocupación de los bienes y derechos que específicamente se expropian. Finalmente, la expropiación se consuma
con la ocupación de los bienes y derechos expropiados. Siendo bienes inmuebles generalmente, es menester
también la práctica de la correspondiente inscripción en el Registro de la Propiedad.

Pero la justificación de la expropiación forzosa a través de la existencia previa de una causa de utilidad pública
o interés social no puede considerarse completa sin mencionar la reversión de los bienes expropiados, esto es,
el derecho del antiguo expropiado, o sus causahabientes, a recuperar el bien expropiado respecto del cual no
ha quedado cumplida dicha causa de utilidad pública o interés social, causa que, en consecuencia, no basta que
preexista sino que se cumpla o consume con las particularidades y limitaciones establecidas por la ley.

Asimismo, es esencial el pago de un justo precio o justiprecio al expropiado. Sin su pago o consignación no se
produce la transferencia de la propiedad. Con todo, frente a las expropiaciones ordinarias, en las que se precisa
el pago antes de la ocupación, en las expropiaciones urgentes la ocupación se anticipa al pago del justiprecio
(quick condemnation en inglés).

Expropiación de marca
Expropiación de marca es una institución de derecho público, mediante la cual el Estado actúa en beneficio de
una causa de utilidad pública o de interés social, con la finalidad de obtener la transferencia forzosa a su
patrimonio del derecho de propiedad de un signo distintivo utilizado por un productor o distribuidor para
identificar los bienes que fabrica o vende de los de otras empresas (marca), mediante sentencia firme y pago
oportuno de justa indemnización (definición basada en la definición contenida en la Ley Expropiación por
causa de utilidad pública o interés social venezolana, artículo 2).

Regulación por país

Argentina (con especial mención a la Provincia de Buenos Aires)

Al no integrar el derecho común -delegado por las provincias al Estado Nacional, cuyo dictado encomienda la
Constitución al Congreso de la Nación y resulta de aplicación en todo el territorio nacional (art. 75 inc. 12)-, la
materia expropiatoria y su regulación legal varían de una provincia a otra, como así también entre la del Estado
Nacional y su capital, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el ámbito nacional rige la Ley 21.499, y en la
Provincia de Buenos Aires la Ley 5708. Está última establece los requisitos que debe cumplir toda iniciativa
-en el ámbito territorial de la Provincia- para convertirse en ley declarativa de utilidad propia, habilitando el
procedimiento que propicia en primer término la ejecución de la expropiación mediante la firma de un acuerdo
directo (también llamado avenimiento) y en caso de no obtenerse este, por medio de la acción judicial. El
artículo 29, última parte, de la misma ley, creó para las tratativas directas o transacciones en sede judicial un
Consejo de Expropiaciones, dependiente del Fiscal de Estado, quien ejerce su presidencia en razón de las
funciones de control y representación en juicio de la Provincia que le asigna la Constitución Provincial (art.
155). El Decreto 955/72 de la Provincia de Buenos Aires reglamenta la integración y funciones del Consejo,
formulando expresamente su intención de centralizar en el Fiscal de Estado el desarrollo y control integral de
la expropiación, dado que -de no resultar posible el avenimiento-, será el mismo funcionario quien representará
a la Provincia en el juicio expropiatorio. La intervención del Consejo se centraliza en un Secretario que
depende directamente de la Presidencia del cuerpo, donde una vez promulgada la ley declarativa de utilidad
pública deben ser remitidas las actuaciones para su ejecución (art. 10, Decreto 955/72), con la premura que
impone el plazo dentro del cual aquel debe tener lugar, pues de lo contrario operará el abandono, o pérdida de
vigencia de la ley especial de afectación (art. 47, Ley 5708).-

La expropiación forzosa es un acto administrativo por el que, a causa de utilidad pública o interés social, se
despoja de la propiedad (o interés legítimo) a una persona, compensándola con el pago de un justiprecio. Si
bien las bases genéricas se encuentran recogidas en el artículo 33.3 de la Constitución del 78, la normativa
desarrollada que rige el asunto fue aprobada por el dictador Francisco Franco por Ley de 16 de diciembre de
1954, de Expropiación Forzosa.

Chile

La figura de la expropiación por causa de utilidad pública o interés nacional se encuentra regulada en el
numeral 24 del artículo 19 de la Constitución Política de la República de Chile de 1980 y en el Decreto Ley
N° 2.186, de 1978, Ley Orgánica de Procedimiento de Expropiaciones.

Guatemala

La expropiación está regulada en la República de Guatemala en la Constitución Política de la República –


específicamente en el Título II Derechos Humanos y Capítulo I Derechos Individuales, Artículo 40 - y en el
Decreto Número 529 del Congreso de la República, que constituye la Ley de expropiación, que es la ley
especifica de la materia.

México

Para la Doctrina Jurídica Mexicana la expropiación es un acto administrativo por virtud del cual una persona
es privada de su propiedad ya sea parcial o totalmente, siempre que exista una causa de utilidad pública y
mediante una indemnización. Se encuentra regulada en la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos que Reforma la de 5 de febrero de 1857 en el Título Primero Capítulo I "De los Derechos
Humanos y Sus Garantías" en su artículo 27 párrafos I, II y III,1 artículo del cual surgen una gran variedad de
leyes reglamentarias pero para efectos de la figura de expropiación surge la llamada "Ley de Expropiación"2
que por tratarse de una ley reglamentaria tiene por objetivo proveer en la esfera administrativa a su exacta
observancia, dicha ley se encarga no sólo de definir dicha institución sino que también tiene por objeto
establecer las causas de utilidad pública y regular los procedimientos, modalidades y ejecución de las
expropiaciones.

El Salvador

En El salvador, la Constitución regula la expropiación en el título del orden económico, al respecto literalmente
establece: "Art. 106.- La expropiación procederá por causas de utilidad pública o de interés social, legalmente
comprobados, y previa una justa indemnización. Cuando la expropiación sea motivada por causas
provenientes de guerra, de calamidad pública o cuando tenga por objeto el aprovisionamiento de agua o de
energía eléctrica, o la construcción de viviendas o de carreteras, caminos o vías públicas de cualquier clase, la
indemnización podrá no ser previa.

Cuando lo justifique el monto de la indemnización que deba reconocerse por los bienes expropiados de
conformidad con los incisos anteriores, el pago podrá hacerse a plazos, el cual no excederá en conjunto de
quince años, en cuyo caso se pagará a la persona expropiada el interés bancario correspondiente. Dicho pago
deberá hacerse preferentemente en efectivo.

Se podrá expropiar sin indemnización las entidades que hayan sido creadas con fondos públicos.

Se prohíbe la confiscación ya sea como pena o en cualquier otro concepto. Las autoridades que contravengan
este precepto responderán en todo tiempo con sus personas y bienes del daño inferido. Los bienes confiscados
son imprescriptibles.
1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
2. Ley de Expropiación (Leyes Mexicanas)

Véase también
Expropiación individual
Estatización o Nacionalización

Enlaces externos
Expropiacíón Forzosa (http://abogadosexpropiacion.blogspot.com), por Francisco García
Gómez de Mercado
Tomando la propiedad en serio: Las expropiaciones regulatorias o indirectas (https://web.archi
ve.org/web/20090219151605/http://web.mac.com/epasquel/iWeb/Website%20de%20Enriqu
e%20Pasquel/publicaciones_files/Tomando%20la%20propiedad%20en%20serio.pdf), por
Enrique Pasquel
Expropiación: Una visión económica alternativa (http://web.mac.com/epasquel/Website_de_En
rique_Pasquel/publicaciones_files/Expropiación.pdf) (enlace roto disponible en Internet Archive;
véase el historial (https://web.archive.org/web/*/http://web.mac.com/epasquel/Website_de_Enrique_Pasq
uel/publicaciones_files/Expropiaci%C3%B3n.pdf) y la última versión (https://web.archive.org/web/2/http://w
eb.mac.com/epasquel/Website_de_Enrique_Pasquel/publicaciones_files/Expropiaci%C3%B3n.pdf))., por
Enrique Pasquel
Legislación Expropiaciones (http://www.carreteros.org/legislaciona/expropiaciones/expropiacio
nes.htm) por Chema Gurpegui
¿Cuánto vale la Gran Vía? (https://web.archive.org/web/20110316033658/http://www.stvalora.c
om/es/valor-actual-de-expropiacion-de-la-gran-via-de-madrid.html) por www.stvalora.com (htt
p://www.stvalora.com)

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Expropiación&oldid=127025493»

Esta página se editó por última vez el 18 jun 2020 a las 00:46.

El texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0; pueden aplicarse cláusulas
adicionales. Al usar este sitio, usted acepta nuestros términos de uso y nuestra política de privacidad.
Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., una organización sin ánimo de lucro.