FLEXIÓN 1 (VIGAS SIN PANDEO LATERAL) INTRODUCCIÓN Para crear las superficies horizontales y los espacios que se requieren

en muchas construcciones se utilizan elementos estructurales de eje recto, horizontal, que resisten las cargas producidas por personas, muebles, maquinaria, así como su peso propio y el de los sistemas de piso y techo, y los transmiten, sin experimentar deformaciones excesivas, a las columnas o muros en que se apoyan, por los que llegan, eventualmente, a la cimentación y al terreno. Los elementos de eje recto horizontal y longitud varias veces mayor que las dimensiones de sus secciones transversales reciben el nombre de vigas o trabes; pueden ser laminados, hechos con lámina delgada, doblada en frí o o en caliente, o estar formados por placas unidas entre sí con remaches, tornillos o soldadura; en este caso se les suele llamar trabes armadas. Vigas y trabes armadas son los miembros horizontales principales de las construcciones urbanas; en su patín superior se apoya el sistema de piso y del inferior cuelgan ductos y plafones, de manera que soportan, al mismo tiempo, el techo de un nivel y el piso del siguiente. Sobre las vigas obran siempre cargas gravitacionales, normales a su eje; además, por la continuidad que suele haber entre vigas y columnas aparecen momentos en sus extremos, que aumentan de importancia cuando actúan sobre la estructura acciones horizontales, producidas por viento o sismo. Este segundo tipo de cargas no existe e n las vigas secundarias, que f orman parte de los sistemas de piso, pero no del esqueleto principal de la construcción. Las acciones que obran sobre las vigas y la estructura de la que forman parte ocasionan en ellas momentos flexionantes y fuerzas cortantes, de manera que el problema de diseño consiste en proporcionar resistencia suficiente ante esas dos solicitaciones, o su combinación, en todas las secciones transversales, y rigidez adecuada para ev itar deformaciones excesivas. El diseño suele ser un problema de revisión: se escoge una viga de características geométricas y mecánicas determinadas, se evalúa su resistencia, que se compara con las solicitaciones que deberá resistir en la estructura de la que formará parte, y se comprueba si se satisfacen requisitos de servicio, por ejemplo, que las deformaciones producidas por cargas de trabajo no excedan de ciertos valores límite. Si la viga que se ha escogido resulta satisfactoria el problema termina; en caso contrario, se modifican sus características y se hace una nueva revisión. Las vigas son poco eficientes estructuralmente, pues solo una parte muy pequeña del material que las compone trabaja a esfuerzos elevados, iguales a los máximos permisibles o cercanos a ellos, y únicamente se alcanza la resistencia máxima en una o algunas secciones transversales; por ejemplo, en una viga libremente apoyada, con una carga concentrada en la sección media, el esfuerzo normal máximo se presenta solo en los dos bordes horizontales de esa sección, y el resto del material trabaja a esfuerzos más bajos, que tienden a cero en las cercanías de los apoyos y del eje neutro de todas las secciones transversales (con los esfuerzos cortantes, que no suelen regir el diseño, sucede algo semejante). De manera análoga, el momento resistente máximo se

desarrolla en dos o tres secciones transversales; todas las demás están sobradas. Si se compara esta forma de trabajo con la de un cable, en el que todo el acero desarrolla su resistencia máxima, se entiende por qué se usan puentes colgantes, o atirantados, en vez de vigas, para salvar grandes claros, y por qué muchas cubiertas de gimnasios, arenas y, en general, de espacios grandes, sin columnas intermedias, se resuelven por medio de redes de cables, que trabajan en tensión. Los elementos estructurales en compresión axial son, igualmente, mucho más eficientes que las vigas (si se evita la falla por pandeo), porque también en ellos se aprovecha la resistencia máxima de todo el material; de aquí provienen los arcos, con los que se salvan grandes claros. La utilidad de las vigas, que las convierte en los elementos más utilizados, base de la mayoría de las estructuras, proviene de que proporcionan directamente las superficies horizontales necesarias para la mayor parte de las actividades humanas. En casi todas las estructuras ordinarias el eje de las vigas es originalmente una línea recta horizontal. Sin embargo, hay ocasiones en que piezas cu yo eje es una recta inclinada, o aú n vertical, trabajan predominantemente en flexión; tal es el caso de los aleros de los marcos de dos aguas o de los elementos verticales que estructuran un muro y reciben los empujes de viento: aunque sometidos a la acción simultánea de una fuerza normal, ésta es en muchas ocasiones tan reducida que se comportan prácticamente igual que si no existiera, y siguen siendo considerados como vigas. En este capítulo se estudian solo vigas de sección transversal constante, con un plano de simetría en el que actúan las cargas exteriores; todas sus secciones transversales tienen cuando menos un eje de simetría, situado en el plano de simetría general, y están sometidas a flexión simple, alrededor del otro eje principal. No se tratan las vigas de sección variable o en flexión biaxial. ELEMENTOS QUE SE UTILIZAN COMO VIGAS La función principal de las vigas es transmitir fuerzas transversales a los apoyos, sin que se exceda su resistencia a la f1exión y sin que las deformaciones en el plano de carga sean excesivas; la resistencia al corte suele ser un requisito de menor importancia. La resistencia a la flexión proviene principalmente del par de fuerzas interiores, de tensión y compresión, que se generan en los patines; es proporcional a la resistencia del material, al área de los patines y a la distancia entre sus centros de graved ad; las deformaciones son inversamente proporcionales al momento de inercia de las seccione s transversales. Para obtener soluciones económicas, la mayor cantidad posible de material ha de estar alejada del eje de flexió n, con las limitaciones adecuadas para que no sea crítico el pandeo local del alma, y recordando que las secciones que tienen un momento de inercia alrededor del eje de fl exión mayor que respecto al normal a él son susceptibles de pandearse lateralmente po r flexotorsión, a menos que se utilicen restricciones exteriores. Los perfiles H laminados suelen ser la mejor solució n en estructuras para edificios urbanos o industriales ordinarios; dejan de serlo cuando claros y cargas son muy pequeños o muy grandes (o, como sucede en edificios altos, cuando los momentos

debidos a viento o sismo son excesivos). En el primer caso se emplean perfiles de lámina delgada, formados en frío o en caliente, o largueros de alma abierta; en el segundo, secciones compuestas por varios perfiles laminados, trabes armadas, formadas por tres placas, o armaduras Secciones transversales más comunes En la siguiente figura se muestran las secciones transversales más frecuentes en las vigas. No se han dibujado las armadur as, ligeras y de poco peralte (l argueros de alma abierta), o de claros grandes y con cargas considerables.

Secciones transversales de uso frecuente en vigas Las secciones 1 a 3, de lá mina delgada, ti enen una resistencia a la flexió n reducida; su uso más frecuente es como largueros para soportar la l ámina de techos y paredes de bodegas y estructuras fabriles, aunque también se utilizan como vigas principales en estructuras ligeras, de uno o dos pisos. 4 y 5 son secciones laminadas I y H; las I fue ron muy comunes, pero han sido sustituidas, casi por completo, por las H; el grueso d e los patines de las primeras es variable y el de las segundas constante, lo que facilita las conexiones, a tope con soldaduras de penetració n completa, o con tornillos de alta resistencia. Las canales laminadas (secció n 6) eran frecuentes en estructuras remachadas; se utilizaban como largueros de techos y paredes, y para formar secciones compuestas, como la 7, pues sus patines facilitan la colocación de los remaches; también se utiliza la sección 8, con dos canales soldadas (l as secciones 7 y 8 se usan más como columnas que como vigas). Su empleo se ha restringido mucho; las han sustituido los perfiles de lamina delgada y las secciones H. En la actualidad se usan principalmente e n secciones compuestas, como la 11. 9 y 10 son secciones de trabes armadas, con placas soldadas; las más frecuentes son las de una sola alma, pero las secciones en cajón son ventajosas cuando se han de salvar claros grandes sin contraventeo, pues su el evada rigidez a la torsión las hace mucho más resistentes al pandeo lateral por flexotorsión. También se utilizan vigas formadas por varios perfiles laminados; un ejemplo es la

el de corrosión. cortante o una combinación de ambos. en el que están . Al controlar las vibraciones se busca. la comodidad de los ocupantes de los edificios.1 a la 4. de uso común en trabes carril para grúas viajeras de poca capacidad de carga. o en puntos suficientemente cercanos para que el pandeo lateral tampoco lo sea. para las que el pandeo local no es crítico. Las refs. y se presentan sin que la viga se salga del plano que ocupa inicialmente. de las características dinámicas del sistema de piso. la canal horizontal incrementa la resistencia ante cargas verticales. ESTADOS LÍMITE Estados límite de servicio En el diseño de elementos en flexión se consideran los estados lí mite de servicio de deformaciones excesivas y de vibraciones. en buena parte. como los mur os de tabique que. no pueden seguir sus deformaciones sin agrietarse. en la mayoría de los casos. al grado de que para lograr que no sobrepasen límites admisibles suele ser más económico aumentar las dimensiones de las vigas que las de las columnas. pero dependen también. los estados lí mite de falla corresponden al agotamiento de la resistencia por flexión.21 son resúmenes del estado del arte del problema. Al limitar las deformaciones producidas por cargas verticales se busca eliminar rellenos excesivos en pisos y evitar daños en elementos no estructurales. Las vibraciones están relacionadas con las deformaciones producidas por carga vertical estática.4 se incluyen requisitos general es correspondientes a estados límite de servicio. También algunas actividades humanas pueden producir resonancia.5 y 4. rectangu lar o cuadrado. Cuando las vigas soportan maquinaria o equipo de determinadas características se trata también de evitar vibraciones que interfieran en su funcionamiento o que ocasionen solicitaciones excesivas. como puede suceder si el conjunto maquinaria -estructura de soporte entra en resonancia. y el patín comprimido está soportado lateralmente en forma continua. 4. y se proporcionan guías para tenerlos en cuenta en el diseño. En referencias como la 4. como son mucho más rígidos que las vigas que los soportan. Las vigas desempeñan también un papel de primera importancia en el control de los desplazamientos laterales de marcos rígidos. La sección 12 es un perfil tubular laminado. as í como los propios de todas las estructuras de acero como.sección 11. por ejemplo. por lo que este fenómeno ha de cuidarse en salones de baile y en otros locales en que las acciones tengan carácter periódico y repetitivo. y capacita a la viga para resistir las fuerzas horizontales transversales que aparecen durante la operación de la grúa. Estados límite de falla Si los elementos planos que componen las secciones tie nen relaciones ancho/grueso reducidas.

EI pandeo por torsión se evita conservando la relación ancho/grueso del patín debajo de los límites que se indican en el artículo 3. por flexión. y sin que se deformen sus secciones transver sales.1. por sí solo o en combinació n con pandeo lateral. o por una combinación de ambas solicitaciones. el pandeo lateral por flexotorsión constituye el estado límite de falla. en ocasiones. pero si es demasiado esbelta. paralelas al eje longitudinal de la viga o inclinadas con respecto a él. Las vigas que se flexionan alrededor de los ejes centroidales y principales de mayor inercia. en miembros que no admiten redistribución de momentos. el agotamiento de la resistencia a la flexión en la sección crítica. Debe revisarse también la posibilidad de que almas o patines se pandeen localmente. La falla se produce por exceso de f1exión en el plano de carga. fallas de tipo frágil o por fatiga. También el alma puede pandearse localmente. tiende a pandearse.aplicadas las cargas. así. pues este fenómeno. EI pandeo por flexi ón lateral del patín. por torsi ón o por flexión alrededor de alguno de sus ejes centroidales y principales. corresponde al pandeo lateral po r flexotorsión que se menciono arriba.10.2. tienden a flexionarse lateralmente y retorcerse.1. las limitaciones del art ículo 3. puede arrugarse y permitir esa forma de pandeo. Por ello. el agotamiento de la resistencia. el pandeo lateral por f1exotorsión.10. que origina la formación de un mecanismo con articulaciones plásticas. El comportamiento que ll eva a la falla por formación de un mecanismo con articulaciones plásticas es el más deseable. Es especialmente crítico cuando las secciones transversales tienen un momento de inercia alrededor del eje de flexión varias veces mayor que con respecto al otro eje centroidal y principal si. suel e ser más importante en las vigas de sección I. puede ocasionar. como éstas. para que sea posible deben evitarse fallas prematuras de los tipos restantes.2 sobre la relación peralte/grueso de las almas de trabes arma das tienen por objeto obtener una rigidez suficiente para evitarla. además. respecto a un eje alojado en el plano de las cargas. El diseño de las vigas consiste en dimensionar sus se cciones transversales para que resistan los momentos flexionantes que hay en ellas. que en las de sección rectangular hueca. En los perfiles laminados el alma ev ita que el patín se pandee por flexi ón alrededor de su eje de menor inercia. que puede iniciarse en el intervalo elástico o fuera de él. una viga de material dúctil alcanza su resistencia máxima. sin embargo. la iniciación del flujo plástico en la sección crítica. pues tanto los momentos flexionantes como las fuerzas cortantes producen compresiones. y no cuentan con elementos exteriores que lo impidan. característico de secciones de paredes delgadas. El patín comprimido de las vigas se encuentra en condiciones parecidas a las columnas y. su resistencia a la torsión es baja. teniendo en cuenta la posibilidad fenómenos de pandeo local o lateral. . por cortante. o por flexión y cortante combinados. la influencia de la fuerza cort ante.2. o la plastificación del alma por cortante. y las condiciones de trabajo que pueden originar. sobre todo si son de gr an peralte.

En la Fig. cuando es así . .6 y 4. y en planos normales a él . en forma esquemática.2 se han dibujado. no se puede lograr el comportamiento ó ptimo desde el punto de vista exclusivamente estructural. ya que hay requisitos de otros tipos que lo impiden. las curvas obtenidas experimentalmente al cargar hasta el colapso la viga m ostrada. que sirve como base para el diseño. COMPORTAMIENTO DE BARRAS FLEXIONADAS Los aspectos principales del comportamiento de las barras flexio nadas por momentos de intensidad creciente se determinan estudiando experimentalmente vigas con cargas transversales alojadas en su plano de simetría. la elección de la solución más adecuada está dictada por consideraciones económicas. y por l as preferencias personales del proyectista. obtenidas a través de su experiencia en el diseño de otras estructuras semejantes. En la mayoría de los casos.2b). Ese estudio se bas a en las curvas que relacionan las deflexiones en el plano de carga. con las acciones exteriores. sin embargo.7). cuyo tercio central está en flexión pura (refs. cuya magnitud crece lentamente desde cero hasta la máxima que la barra puede soportar. si no cumplen esas condiciones se calcula la carga mínima de falla. 4. y se pospongan los problemas de inestabilidad hasta que se alcance la carga de colapso plástico. En algunas ocasiones el diseñador puede modificar el comportamiento de una viga seleccionando otro tipo de acero. y las rotaciones alrededor del eje longitudinal (Fig. los puntos de aplicación de las cargas y los apoyos tienen soportes que impiden los desplazamientos laterales de ambos patines en la dirección del eje .Al diseñar una viga se debe comprobar que se cumplen las condiciones necesarias para que su comportamiento sea dúctil. 4. cambiando las proporciones de las secciones transversales o modificando el contraventeo lateral. estéticas y funcionales. correspondiente a la que sea crítica en cada caso particular . 4.

4. en cambio. las secciones transversales pierden su forma inicial y se distorsionan. y los residuales existentes en la viga. Al fluir plásticamente una porción cada vez mayor de la parte central de la viga. por primera vez. llega. que originaría la aparición del esfuerzo de fluencia en los bordes de la sección). 4. hasta llegar a ser varias veces mayores que las existentes cuando se inicia el flujo plástico. .Curvas momento-deflexión de una viga en flexión pura La curva momento máximo-deflexión vertical en el punto medio del claro central (Fig. desde ese instante la curva se hace aproximadamente horizontal. 4. (Si no hubiese esfuerzos residuales el comportamiento elástico se conservaría hasta que los momentos máximos alcanzasen el valor   . finalmente. el patín comprimido del tramo central se empieza a desplazar lateralmente. al esfuerzo de fluencia . recto. el comportamiento fuera de ese plano se ilustra con las curvas momento -deflexión lateral en el centro del claro de los dos patines (Fig. La respuesta inicial es elástica lineal.2b).2b). en flexión uniforme. pues las deformaciones crecen sin cambio apreciable en la carga. cuando la suma de los esfuerzos normales máximos producidos por las cargas. . la deflexión lateral del patín en tensión se conserva con valores muy reducidos (Fig. al mismo tiempo.2a) muestra el comportamiento de la viga en el plano de la flexión. en la . Cuando el momento máximo alcanza el valor . Durante esta etapa. Esta etapa termina al iniciarse el flujo plástico. su capacidad para soportar incrementos adicionales de carga disminuye hasta desaparecer. sus deflexiones aumentan en forma gradual. de la curva . como lo indica el primer tramo. al mismo tiempo que crecen los desplazamientos verticales . en la que la viga completa se mueve en la dirección y el patín comprimido se desplaza. cuando el momento flexionante iguala al plástico resistente de la sección.

sin embargo. en que el acero no ll ega a endurecerse. en el que las deflexiones laterales son nulas hasta que las cargas alcanzan el valor crítico. cuando se inician fenó menos de pandeo local y lateral. en que no hay pandeo local ni lateral. OADE corresponde a una viga con momento flexionante variable ( libremente apoyada y con una carga concentrada en el centro del claro. la carga crítica corresponde a un punt o de bifurcación del equilibrio: la viga puede mantener su configuración deformada inicial. Como en las columnas. . fuera del plano de carga.La resistencia de la viga se agota cuando se pandea localmente el lad o crítico del patín comprimido. por ejemplo). hacen que los despla zamientos laterales se inicien desd e que empieza el proceso. Curvas momento-deflexión de vigas La curva llena OAB describe el caso ideal. en la que el endurecimiento por deformació n en la zona de momento máximo hace que la resistencia suba por arriba de . está representada por la curva OAC.3. Se ha descrito el comportamiento de vigas provistas de un contraventeo lateral. adecuados para pospon er la falla por pandeo lateral o local hasta que se presenten deformaciones plásticas importantes. que son inevitables en vigas reales. la curva desciende después. y el cálculo de la resistencia de las barras flexionadas puede basarse en ella. en la región central. Las curvas de la Fig. que se caracterizan por que aparec en deformaciones de un nuevo tipo. la carga crítica teórica puede considerarse como la terminación del estado de equilibrio estable. que rara vez se presenta en vigas de estructuras reales. y con relaciones ancho/grueso.2b representan un fenómeno de pandeo. el material de la viga entra en el intervalo de endurecimiento por deformación. Como en todos los casos de pandeo. Hay. después de una deformació n considerable. 4. varios comportamientos posibles. bajo un momento igual al que ocasiona la plastificació n de las secciones transversales. 4. conservándose en el plano de la flexión. La situación más común. también en equilibrio. las imperfecciones geométricas y en la aplicación de las cargas. o puede adoptar otras configuraciones. que se ilustran en la Fig. también como en las columnas. sin embargo.

o porque se evite con elementos exteriores. Co nocidas estas propiedades la grá fica se obtiene utilizando la condició n de equilibrio de momentos en la secció n. Gráfica momento-curvatura de una sección rectangular sin esfuerzos residuales. al formarse un mecanismo de colapso plástico. de amplitud indeterminada. que expresa que el par interior es numéricamente igual al aplicado exteriormente. a pesar de ser poco común en estructuras de acero. OAC describe también un comportamiento muy satisfactorio si la zona DN. que depende de la forma de é stas. como ya se ha mencionado. flexionada alrededor de su eje centroidal y principal Gráfica idealizada esfuerzo -deformación. y de la intensidad y ley de distribución de los esfuerzos residuales. que indica el comportamiento plástico. una inclinada. COMPORTAMIENTO DE VIGAS QUE FALLAN POR EXCESO DE FLEXIÓN EN EL PLANO DE LAS CARGAS La herramienta básica para el estudio teó rico de las barras flexionadas en uno de sus planos de simetría es la gráfica momento-curvatura de sus secciones transversal es. LM. Más adelante se estudian otras formas de falla pero en este capítulo se conserva siempre la hipó tesis de que no hay pandeo lateral. o por una combinación de ambos.Las curvas OAFG. o una combinació n de ambos factores. éste es el comportamiento más deseable. A continuación se estudian vigas cuyas características geométricas. Estos dos casos suelen representarse. en forma idealizada. porque permite presentar los aspectos principales del problema sin complicaciones . las dos primeras en el intervalo inelástico y la tercera en el elástico. por do s líneas rectas. es suficientemente amplia para que la barra tenga la ductilidad necesaria. OAB representa el mejor comportamiento posible. el contraventeo lateral de que están provistas. durante el cual las deformaciones crecen bajo momento constante. de las características del material. que corresponde al intervalo elástico. y otra horizontal. hacen que fallen por flexión en el plano de las cargas. OAHI y OJK describen fallas por pandeo la teral o local. ya sea por las características geométricas de las vigas. Se escoge la sección rectangular. pues las vigas pueden desarrollar su resistencia máxima. OL. en la que las deformaciones crecen bajo momento constante.

y en la inferior los esfuerzos correspondientes). y en c) los extremos superior e inferior se han endurecido por deformación. y se admiten en los t res intervalos las hipótesis de la secció n plana y de las deformaciones peque ñas. de manera que  debe satisfacerse la igualdad  . deja de ser válida cuando aparece el esfuerzo de fluencia en algún punto de la sección. La ecuación . con o sin esfuerzos residuales (ref. (En la parte superior de la Fig. y con él se calculan las deformaciones en el plano de la flexió n. 4. La importancia de la gráfica momento-curvatura estriba en que partiendo de ella se obtiene el diagrama de curvaturas a lo largo del eje de la viga para una ley de variació n de los momentos dada. En la Fig. 4.5 se han representado las distribuciones de esfuerzos normales. 1 . compuesta por tres zonas. en una sección transversal de una viga. en b) parte de la sección se ha plastificado.5 se muestran deformaciones unitarias. Fig.5 Deformaciones unitar ias y esfuerzos en una viga flexionada. 4. que caracterizan el comportamiento de la viga en el plano de la flexión durante todo el proceso de carga 1. 4. la relación momento-curvatura de las secciones transversales es el punto de partida para obtener los diagramas carga -deformación. 4.4: en a) todo el material está en el intervalo elástico. Se supone que el material tiene la grá fica idealizada esfuerzo -deformación unitaria de la Fig. que corresponden a las tres zonas de la gráfica de la Fig.algebraicas innecesarias. se supone que los esfuerzos residuales son nulos. El momento flexionante exterior es igual al momento resistente interno. . que relaciona momentos y curvaturas en el intervalo elástico.4b. 4. plástica y de endurecimiento por deformación. elástica. el método empleado puede aplicarse a secciones tran sversales de otras formas. por lo que debe ser sustituida por una relación entre los dos parámetros que tenga en cuenta la plastificación progresiva.8). y es la base para el cálculo de deformaciones en él. por la misma razón.

6. 4. 4.1.5.  y  (4. y teniendo en cuen ta la 4.1)   (4.3 entre .9). con las figuras 4.2) es la curvatura de la viga en la sección en estudio.6). 4. se obtiene El comportamiento elástico de la sección termina cuando el momento alcanza el valor y se inicia el flujo plástico en sus bordes superior e inferior. .   (4.3) .5) Dividiendo los dos miembros de la ecuació n 4.   Fig. 4. para     . Sustituyendo por su valor en funci ón de (ec.5b y c se obtienen las relaciones para los intervalos plástico y de endurecimiento por deformaci ón (ref. valores típicos para acero estructural (refs. 4.2) en la ecuaci6n 4.En el intervalo elástico (Fig.6. que relaciona momentos y curvaturas en forma adimensional.6 y 4.4) (4. se obtiene la ecuació n 4. Gráficas acción-desplazamiento Las relaciones momento -curvatura de las secciones transversales son el punto de partida para obtener las graficas acció n-desplazamiento de las vigas. en el intervalo elástico: †   Siguiendo un proceso similar. en ese instante.6 Gráfica momento-curvatura de una secci ón rectangular sin esfuerzos residuales. hasta llegar a la falla.5a). que describen su comportamiento bajo cargas crecientes. (4. 4. las curvas correspondientes se han trazado en la Fig.

por estar basados en condiciones de equilib rio. Aplicando esos teoremas al estudio de dos vigas.Las ecuaciones de los tres intervalos pueden resolverse analíticamente. de tres claros iguales. con una carga en el centro del intermedio. 4. 4. sobre todo cuando las secciones transversales son de forma más complicada que la rectangular. son válidos en los intervalos elástico e inelástico. . una libremente apoyada y con u na carga concentrada en el centro del claro.8.7 Diagramas de momentos flexionantes y curvaturas d e una viga libremente apoyada con una carga en el centro del claro. pero el proceso es laborioso. se obtienen los resultados de la Fig. la otra continua. Fig. por lo que la historia carga-deformación suele determinarse utilizando los teoremas de la viga conjugada que.

4.7b) el momento flexionante es menor que 1. 4. En el primer caso (Fig. 4.10) El ángulo (Fig. por la ecuació n 4. cuyas ecua ciones e intervalos de aplicació n son para para  (intervalo elástico) (intervalo plástico) (4.7a) que giran los extremos de la viga es numéricamente igual a la mitad del área bajo el diagrama de curvaturas: . 4.6 todo el material se encuentra en estado elástico.5 en todas las secciones.7 se ha dibujado la viga libremente apoyada con una carga  en el centro del claro y los diagramas de momentos y curvaturas para dos intensidades de .8 Relaciones carga -rotación Para simplificar el problema. en toda la viga. su forma no depende de que los esfuerzos estén abajo o arriba del límite de elasticidad.6. el momento máximo es .Fig. como la viga es isostática. 4.50 para 12 (endurecimiento por deformación) En la Fig.6. de acuerdo con la grafica idealizada de la Fig.9) donde (4. es á á (4. La curvatura máxima. 4.6. y las relaciones entre momento y curvatura están regidas. 4.6) (4. la relación se idealiza con las tres líneas rectas interrumpidas de la Fig. obtenidos tomando como base la curva idealizada de la Fig.7b y c son los diagramas de momentos flexionantes. en el centro del claro. 4.7) (4.8) 1. Las figs.

con línea interrumpida.8 es aplicable en la región central de la viga.10) á á    ya que la á Cuando el momento máximo sobrepasa 1. 4. y ordenando términos. La obtención de la gráfica de la viga continua de la Fig.6 sigue rigiendo el comportamiento de las dos zonas laterales. 4.Dividiendo los dos miembros de esta ecuaci ón entre se obtiene e introduciendo una nueva variable (4. su capacidad de carga sigue aumentando en el intervalo inelástico (   ). la viga y la gráfica correspondiente se muestran también en l a Fig. en las que y el material se conserva en estado elástico.8.13) es igual a la mitad del área del diagrama de curvaturas de la Fig. que no es s ólo función de las condiciones de equilibrio.5 . correspondiente a la inici ación del flujo plástico.8 aparece con detalle en la ref. en la forma adimensional . ya que para obtener el diagrama de curvaturas debe conocerse el de momentos. La viga es el ástica hasta que . sustituyendo por se obtiene á El ángulo  (4.14). sino también de las de compatibilidad. 4. gracias al endurecimiento por deformaci ón. pero aumentos muy pequeñ os de (es decir.149 Esta ecuación es válida para . 4. Dividiendo los dos miembros entre (4.8. 4.11) puede escribirse (4.7c) la ecuaci ón 4. 4.5 (Fig. La solución de problemas hiperestáticos es mucho más complicada que la de estructuras estáticamente determinadas. La curvatura máxima. En las secciones en que la curvatura pasa instantáneamente de 1. se calcula con la ecuaci ón 4. Las figuras 4. También ahora la curva continú a subiendo después de que se han plastificado . o sea para máxima para la que todav ía es aplicable es (ec.6.7e: . 4.12) Esta ecuación es válida en el intervalo  .7c y e son las diagramas de momentos flexionantes y de curvaturas de esta nueva etapa. a 12 . y la 4. 4. La relación de la viga continua de tres claros iguales se determina siguiendo un camino análogo al que se acaba de describir. la relaci ón carga-rotación en un extremo. En la Fig. donde se inicia el endurecimiento por deformació n. de la carga ) producen grandes rotaciones en los extremos (ec.8 se ha trazado. en el centro del claro.

permite predecir satisfactoriamente la resistencia máxima de las barras en flexión. lo que indica que con esas hipótesis no se puede predecir una disminución de la resistencia (ref. 4.8. y la carga que obra sobre la de tres tramos alcanza su valor máximo cuando aparecen momentos de esa intensidad en los apoyos B y C y en su punta de aplicación. constituyen el método más sencillo para estudiar las vigas de acero en el intervalo inelástico. que son siempre ascendentes. las relaciones carga deformación y la resistencia de estructuras que se deforman sin salirse de su plano. con lo que el tramo BC se convierte en un mecanismo. pero hay otros factores que ocasionan el colapso de las estructuras reales antes de que se llegue a deformaciones de esa magnitud).6). La determinación de curvas carga-desplazamiento como las mostradas en la Fig. que es el de aplicación de las cargas.4b (con un tramo elástico. ignorando el endure cimiento por deformación.8 constituye un proceso laborioso que rara vez se jus tifica en el diseño de estructuras. coincide con la solución más exacta en la región elástica.11). ignorando la región de endurecimiento por deformación de la curva como se hace en el análisis plástico simple (refs. Con esta suposición el momento máximo posible en cualquiera de las vigas estudiadas es  . 4. y se ha comprobado por el comportamiento satisfactorio de muchas construcciones reales. 4. en forma conservadora. Permiten predecir. ésto ha sido demostrado por extensos experimentos realizados en una gran variedad de estructuras (ref. otro plástico y un tercero de endurecimiento por deformación) y en la suposición de que la viga deformada se conserva en el plano original. 4. TEORÍA PLÁSTICA SIMPLE Hipótesis Para el estudio de las vigas de acero flexionadas en el plano de carga con solicitaciones . se cumple la condición á  á La cura que representa esta solución esta también en la Fig. 4.12). reciben el nombre de elastoplásticos. de una manera mucho más sencilla.9 a 4. lo que ocasionaría la ruptura de las fibras sometidas a esa solicitación. 4.la zona central y las de los dos apoyos intermedios. En cambio la teoría plástica simple. ya que pueden obtenerse resultados suficientemente precisos. Los análisis que utilizan só lo los tramos elástico y plástico de la gráfica momentocurvatura. (La falla por exceso de flexión en el plano de carga se produciría cuando las deformaciones fuesen tan grandes que se sobrepasase la capacidad de deformación en tensión del acero. 4. deben buscarse por otro lado las causas de la descarga y falla eventuales de las vigas.8. El estudio del comportamiento de las vigas basado en la curva esfuerzo -deformación de la Fig. y se conserva muy cerca de ella hasta que se alcanza la carga máxima predicha por la teoría plástica simple. lleva a gráficas momento-rotación como las de la Fig. basada en un comportamiento elastoplá stico idealizado del material.

9 Gráfica esfuerzo deformación idealizada. EI acero es homogéneo e isó tropo en las dos zonas de interés. Cada fibra longitudinal de una pieza en flexió n trabaja como si estuviese aislada.9 no puede formarse el mecanismo de colapso predicho por la teoría plástica simple. para explicar el comportamiento de barras flexionadas s usceptibles de pandearse local o lateralmente debe tenerse en cuenta el endurecimiento por deformación. 4. es aceptable porque en aplicaciones prácticas no suele llegarse al endurecimiento por deformación. . sino generalmente las estructuras se conservan en los intervalos elástico y plástico. 4. Todas las secciones transversales tienen un eje de simetría.9. después. Al no considerar el aumento de esfuerzos inmediatamente antes del intervalo plástico se introducen simplificaciones importantes en la teoría. sin modificar prácticamente los resultados. pues se ignora un incremento en los esfuerzos que precede a la ruptura 2. 4. 2.14). 5. El acero sigue la ley de Hooke hasta el límite de fluencia.de intensidad creciente se aceptan las hipó tesis siguientes. en tensión o compresión simple. Las relaciones simplificadas entre esfuerzos y deformaciones son: Fig. La suposición de que puede haber deformaciones ilimitadas bajo esfuerzo constante. indicados con línea interrumpida. para que se alcance la carga teórica de colapso es necesario que el material se endurezca por deformación localmente (refs. las deformaciones pueden crecer indefinidamente mientras el esfuerzo se mantiene constante. o viceversa. y el endurecimiento por deformación. 4. está en libertad de alargarse longitudinalmente y contraerse transversalmente.9. 4.12 a 4. 4. es una hipótesis conservadora. propias de la teoría plástica simple: 1. Esta primera hipótesis equivale a aceptar la gráfica esfuerzo -deformación idealizada dibujada con línea llena en la Fig. 3. además. Se ha demostrado que en estructuras formadas por un material que siga la gráfica idealizada de la Fig. elástica y plástica. ignorando el aumento del esfuerzo que suele presentarse inmediatamente antes de que se inicie el flujo plástico. El acero tiene las mismas propiedades en compresión que en tensió n. que se inicia cuando las deformaciones unita rias son 10 a 12 veces mayores que . con valores iguales de y en las dos solicitaciones. alojado en el plano de la 2 Sin embargo. y es aplicable la grafica de la Fig.

Las secciones transversales planas antes de la deformaci ón permanecen planas después de esta. (Se excluye por ahora la posibilidad de que obren sobre la pieza fuerzas normales exteriores de ten sión o compresión. en muchas ocasiones. para que pueda considerarse  siendo la curvatura en un punto cualquiera del eje de la barra. tanto en tensión como en compresión. 7.9. o una parte de ella. con carga uniformemente repartida. Las deformaciones son suficientemente pequeñas. que se estudiará n más adelante. Para que se satisfaga esta condición las vigas deben tener ciertas características geométricas. y no se toma en cuenta la influencia de la fuerza cortante). de los que el más común es el constituido por vigas de claro muy reducido y peralte considerable). y para que el análisis pueda basarse en la forma y dimensiones originales de la estructura. una vig a doblemente empotrada de secció n transversal rectangular constante.6. por problemas de inestabilidad. 4. en los dos intervalos. y deben estar soportadas exteriormente de maner a efectiva. fuera de la teoría plástica simple. Las fuerzas normales interiores en las secciones transversales de las vigas son mecánicamente equivalentes a un par. (La posibilidad de una falla por pandeo está excluida por hipótesis. servirá como ejemplo para ese estudio (Fig. o de otra estructura cualquiera. excepto en algunos casos especiales.10 ). 8.1 la única forma posible de falla de la viga. la falla de las vigas reales se produce. en los demás casos su aceptación equivale a despreciar el efe cto de las fuerzas cortantes sobre las deformaciones. que no siempre poseen. (Esta hipótesis se cumple rigurosamente en vigas en flexió n pura. tanto en el intervalo elástico como en el plástico.3 3 Admitidas las hipótesis de 4. se convierta en un mecanismo. 4. tampoco puede producirse una fractura. aceptadas las deformaciones ilimitadas de la Fig. lo que tampoco sucede en todas las estructuras. y se conservan normales al eje lo ngitudinal deformado. al l imitar por el momento el estudio de las vigas al caso en que fallan por exceso de f1exi ón en su plano). local o lateral. . Los errores que provienen de ella son muy pequeños. es la correspondiente a la formación de un número de articulaciones plásticas suficiente para que la estructura en conjunto. Comportamiento de vigas bajo carga creciente Partiendo de las hipó tesis anteriores se puede estudiar el comportamiento de las vigas desde las primeras fases del proceso de carga hasta el colapso.flexión. 6. No hay fallas prematuras por pandeo de ningún tipo. ya que se ha eliminado la posibil idad de una falla por cortante o por inestabilidad de cualquier tipo y. 9.

11 se muest ran los diagramas de momentos fl exionantes. esfuerzos y zonas plastificadas. en los empotramientos y . las deformaciones unitarias crecen linealmente desde el eje neutro hasta los bordes superior e inferior de las secc iones. valen . no hay ninguna zona plastificada. 4. los momentos f1exionantes máximos. para cargas crecientes. El comportamiento inicial es elástico (columna 2). las configuraciones del eje deformado. 4. en las secciones extremas y y en la central .Fig. hasta llegar al colapso. puesto que hay una relaci ón lineal entre ambas cantidades. . la f1echa en el centro del claro es . y las deformaciones unitarias.10 Viga doblemente empotrada con carga uniformemente repartida. En la Fig. y de la misma manera varí an los esfuerzos normales .

.

 ž  (4. lo que sucede en los bordes de las secciones extremas cuando y    ž ž ž   . los esfuerzos residuales desempeñan un papel muy importante en problemas de inestabilidad. que originan deformaciones mayores que las que se calculan sin tenerlos en cuenta. 4.EI esfuerzo normal en un punta cualquiera se calcula con la fórmula ordinaria para flexión. de manera que los esfuerzos finales se deben exclusivamente a ellas. (4. el momento de inercia de esa secci ón respecto al eje prin cipal normal al plano de simetría (eje de f1exió n). pero no modifican la resistencia de las barras en flexi ón plana. se obtienen sustituyendo y por ž en la ecuación 4.17: ž ž (4. Los esfuerzos máximos en cada sección se presentan en los bordes superior e inferior. por primera vez.21) es el momento f1exionante que ocasiona la aparició n.11 contiene la informació n correspondiente al instante en que termina el comportamiento elástico. por lo que pueden ignorarse por ahora. y la distancia del eje al punto considerado. : (4.20 presupone que en la viga no hay esfuerzos de ninguna naturaleza antes de que empiecen a actuar las cargas exteriores. sin embargo. hasta aquí se conserva la relació n lineal entre . vale (4. Como los momentos f1exionantes máximos son los de las secciones extremas. aparecen en ellas los esfuerzos normales má s grandes: La curvatura del eje deformado e n una sección transversal cualquiera es (4. del es fuerzo de f1uencia en una sección. y hacen que el comportamiento elástico termine antes de lo que indica la ecuación. La columna 3 de la Fig. en los que hay esfuerzos residuales de magnitud considerable que se superponen con los producidos por las cargas.20) De aquí se obtiene la carga que ocasiona la terminació n del comportamiento elástico.22) La ecuación 4.17) en la que es el momento flexionante en la sección transversal que contiene a l punto. esta co ndición no se cumple en los perfiles reales de acero estructural.18) ž es el módulo de sección elástico de la secci ón transversal constante de la viga. debe señalarse.19) El comportamiento elástico termina cuando aparece el esfuerzo de f1uencia en algún punto.

siempre hay una zona central. donde todo el acero está sometido al esfuerzo de f1uencia. las deformaciones unitarias.11) muestra la viga cuando la carga es mayor que . y son válidas las fórmulas usuales para su cálculo. (4. e n tensión de un lado del eje de f1exión y en compresió n del otro. sin embargo. 4. de amplitud . la zona central. en realidad. ya que en alg unas zonas desaparece la relació n lineal entre esfuerzos y deformaciones. superior e infer ior. y se reduce la amplitud de la zona central elástica. que corresponde a cualquier deformació n unitaria mayor que . en puntos en contacto. aumentan las deformaciones en las secciones extremas.19 no es ya aplicable para calcular l as curvaturas en las secciones extremas. por lo que se aceptará en adelante.23) (4. La ecuación 4. lo que no sucede en las secciones extremas. crecen linealmente desde el eje de flexión haci a los bordes (renglón 4).25) en la que : es el momento de inercia de la porci ón central elástica. pues implicarían deformaciones unitarias infinitas y esfuerzos de magnitud . pues el resto f1uye plásticamente bajo esfuerzo constante. sin oponer resistencia a la deformació n. que permanece en estado elástico. de acuerdo con la gráfica esfuerzo-deformación idealizada de la Fig. pero de signos contrarios. se mantiene en estado elástico. . pero el material situado fuera de ella entra en el intervalo plástico y. de acuerdo con la hipó tesis de la sección plana.esfuerzos y deformaciones. en ese instante.24) La aparición del esfuerzo de fluencia en algunos puntos no indica que se haya agotado la resistencia de la viga. Cuando la carga crece. situados a uno y otro lado del eje neutro. La flecha en el centro del cl aro y la curvatura en una secció n transversal cualquiera valen. rengló n 4. (No es posible que se presenten estos esfuerzos en una secci ón.9. la distribució n de esfuerzos propuesta se acerca mucho a la real e introduce simplificaciones importantes en los métodos de análisis. 4. La columna 4 (Fig. en ellas. que puede soportar cargas adicionales importantes. pero en las fajas cercanas a é stos (para  ) sobrepasan el valor correspondiente a la iniciació n del flujo plástico. de la que proviene la rigidez de la sección. está sometido a un esfuerzo constante. investigaciones experimentales muy extensas han demostrado que el comportamiento de las estructuras predicho t omando como base esa distribución de esfuerzos en las zonas de momento máximo se aproxima muy . y se conserva la relació n lineal entre esfuerzos y deformaciones. en las que el material está plastificado. de amplitud muy reducida. en la sección central y en la mayor parte del cl aro el material sigue siendo elá stico. y en los bordes de la sección los esfuerzos sobrepasan el límite de f1uencia. al extenderse hacia el eje de f1exi ón las dos regiones. al endure cerse el material por deformación. pero sí lo es la ecuaci ón (4. el comportamiento en esta nueva etapa no p uede ser predicho por los métodos basados en la teoría de la elasticidad. se tiende como límite a los esfuerzos de la columna 5.

razonablemente al comportamiento real). Momento plástico resistente y factor de forma Admitiendo que el m aterial puede deformarse indefinidamente bajo esfuerzo constante , la plastificación total de una secció n transversal de una viga implica dos fenó menos de gran importancia: 1. El momento f1exionante en la secció n es el máximo que ésta puede resistir, pues los esfuerzos normales no pueden ser mayores que . 2. La sección admite rotaciones ilimitadas, al desaparecer la zona elástica central de la que provenía su rigidez en etapas anteriores. El momento resistente máximo de la sección se determina utilizando las condiciones de equivalencia entre las acciones exteriores e interiores; las fuerzas interi ores son equivalentes a un par , de magnitud (Fig. 4.12)

y el momento exterior máximo que puede soportar la secció n es
ž

A este momento se le da el nombre de momento plástico resistente y, por brevedad, momento plástico; se representa con las letras .

Fig. 4.12 Fuerzas interiores en una secció n rectangular plastificada. El momento máximo que resiste una sección es su momento plástico, que ocasiona la plastificación total; en secciones transversales rectangulares su intensidad es Z depende de la geometría de la sección considerada; se conoce como módulo de sección plástico, por su semejanza con el m ódulo de sección elástico. La ecuación (4.26)

es aplicable a secciones transversales de cualquier forma; es el momento estático de la sección con respecto a un eje perpendicular al de simetría, que la divide en dos porciones de áreas iguales, puesto que las resultantes de las fuerzas interiores de tensión y compresión son numéricamente iguales; si la sección es doblemente simétrica, es el segundo eje de simetría. E1 cociente del momento plástico es el factor de forma, .       (4.27) de una sección entre el momento de la misma

Es, también, el cociente de los dos módulos de sección.  es una característica geométrica de la sección; represent a una reserva de capacidad para resistir f1exión fuera del intervalo elástico, pues este termina cuando el momento alcanza el valor y la sección admite incrementos adicionales, hasta llegar a  . Para la sección rectangular ; para otras secciones tiene valores diferentes, grandes cuando la mayor parte del material está cerca del eje de f1exión y pequeños cuando está lejos (por ejemplo, vale 1.7 para el circulo y entre 1.10 y 1.18, con un promedio de 1.14, para perfiles lam inados I y H f1exionados alrededor del eje de mayor inercia). Articulación plástica Cuando el momento se acerca a disminuye la amplitud de la zona elástica central, y e tienden hacia cero; de acuerdo con la ecuaci6n 4.25, cuando el momento f1exionante en una sección transversal se acerca a la curvatura del eje de la viga en esa sección tiende hacia infinito, o sea    ‡   ›

Una sección en la que actúa el momento está totalmente plastificada, y puede admitir rotaciones ilimitadas bajo moment o constante, pues el materi al que la constituye se alarga o acorta libremente. (Esto no implica que la curvatura sea de manera necesa ria infinitamente grande, pues lo mismo que en articulaciones reales las rotaciones pueden estar restringidas por el resto de la estructura, que permanece en estado elástico). El comportamiento de una sección completamente plastificada es análogo al de una articulación real, con la diferencia de que en é sta el momento es nulo, mientras que en aquella se mantiene igual a ; por consiguiente, cuando el moment o f1exionante en una sección alcanza un valor igual a su momento plástico resistente se forma en ella una articulación plástica, caracterizada porque admite rotaciones ilimitadas bajo momento constante. (Esta es también una simplificación de un problema mucho má s complejo, que permite describir analíticamente, en forma sencilla y muy exacta, el comportamiento real de las estructuras). La Fig. 4.13 muestra, en forma esquemática, las gráficas momento-curvatura de una articulación plástica y de una real.

Las dos rectas llenas describirían correctamente el comportamiento de una articulació n plástica en una secció n con factor de forma unitario, pero como es siempre mayor que 1 y las curvaturas crecen más rápidamente a partir de , al plastificarse gradualmente la sección, la curva punteada es m ás precisa; sin embargo, en la teoría plástica simple se acepta la representaci ón idealizada formada por dos líneas rectas, lo que equivale a suponer que la sección se comporta elásticamente hasta que el momento flexionante llega a . Esta suposición no introduce errores en cálculos de resistencia pero sí al determinar deformaciones, que se obtienen con valor es menores que los reales; es aceptable, sin embargo, sobre todo si la sección es un perfil I o H con factor de forma poco mayor que la unidad.

Fig. 4.13 Gráficas momento-curvatura de una articulación plástica y una real. De acuerdo con la discusión anterior, cuando la carga alcanza el valor   , que se obtiene igualando el momento máximo con y despejando , se forman articulaciones plásticas en los dos extremos de la vi ga; este instante del proceso aparece en la columna 5 de la Fig. 4.11; para trazar el diagrama de momentos flexionantes y calcular la f1echa máxima se supone que la viga se comporta elásticamente hasta entonces, despreciando los efectos de l a plastificación parcial de las secciones extremas iniciada cuando la carga era . En la teoría plástica simple se supone que la estructura es elá stica hasta que se forma la primera articulaci ón plástica, y que lo mismo sucede entre articulaciones plá sticas sucesivas. La viga admite cargas adicion ales, que no modifican los momentos en las secciones extremas, en las que hay articulaciones plásticas, pero sí hacen que esas secciones giren, lo que no sucedía en el intervalo elástico, en el que estaban fijas angularmente; la viga soporta los incremento s de carga trabajando como si estuviese libremente apoyada; los momentos negativos en los extremos se mant ienen constantes, iguales a , mientras aumentan los positivos en el resto del claro hasta que, eventual mente, el momento en la sección media ll ega también a valer ; en ese instante se agota la resistencia de la viga, pues al formarse tres articulaciones plá sticas queda convertida en un mecanismo, que admite deformaciones crecientes bajo carga constante. La columna 6 (Fig. 4.11) corresponde a u n instante intermedio entre la formaci ón de las dos primeras articulaciones plásticas, en los extremos de la viga, y la tercera, en la sección central, y la 7 representa el instant e en que se forma la articulació n central y la

sigue resistiendo incrementos adicionales de carga. Esta etapa termina al formarse la tercera . de arriba hacia abajo.29) En la Fig 4. en la estructura real los giros se conservan dentro de los lí mites impuestos por el resto de la viga. o una parte de ella. que era recto originalmente. pero aunqu e éstos pueden admitir rotaciones ilimitadas. trabajando a tensión entre articulaciones plásticas. el diagrama de momentos f1exionantes (l os momentos en los dos extremos y en el centro son iguales al momento plá stico resistente de la sección. Si una estructura en la que actúan cargas crecientes responde dúctilmente hasta el colapso. pero para que el incremento en resistencia tenga importancia se requieren deformaciones muy grandes. cuando se forma el mecanismo de colapso.14 se muestra la gr áfica carga-f1echa en el centro del claro. como la viga doblemente empotrada en estudio. bajo su acción se forman las tres articulaciones plásticas necesarias para que la viga se convierta en un mecanismo. para pasar del primero al segundo la carga uniforme adicional debe hacer que el momento en el centro del claro aumente en . y en la segunda trabaja como si estuviese a rticulada en ellos.viga se convierte en un mecan ismo. Los incrementos adicionales de carga son soportados por la viga qu e trabaja como si estuviese arti culada en los extremos. El incremento de carga necesario para que se forme la tercera articulación se determina comparando los diagramas de momentos de las columnas 5 y 7. la configuración del eje. B y C son iguales. y se tiene en cuenta que en la primera etapa está empotrada en los extremos. inaceptables en estructuras reales). EI tramo corresponde a la primera etapa. ). que se mantiene en estado elástico. que se o . La f1echa aproximada en el centro del claro. se obtiene sumando la que hay cuando aparecen las dos primeras articul aciones con la ocasionada por . que termina cuando se forman articulaciones plásticas en los dos extremos (punto ). el incremento es   ™ La carga máxima que soporta la barra es: ž (4. aunque con menos rigidez que al principio. pueden soportar cargas mayores que las de colapso definidas arriba. en el punto se inicia una etapa de f1ujo plá stico restringido durante la cual l a viga. la carga correspondiente es la carga de colapso o carga ú ltima. (4. para calcularla se supone que l a viga se conserva en estado elástico entre articulaciones plá sticas. y como durante esta etapa la viga se comporta como biarticulada. su resistencia se agota cuando se forma un nú mero de articulaciones plásticas suficiente para que la estruct ura en conjunto. según que esté distribuida o concentrada en un punto.28) Los momentos en A. y las deformaciones unitarias y los esfuerzos en las secciones en las que han aparecido las tres articulaciones plásticas. se convierta en un mecanismo. se muestran en ella. (Algunas designa estructuras. de comportamiento elástico.

10. convertida en un mecanismo.10.15. mientras los momentos en y se conservan sin cambio. pero cuando se presenta el colapso los tres son iguales. Redistribución de momentos En el intervalo elástico los momentos en los extremos de la viga son de magnitud doble que en el centro del claro. 4. debida a las rotaciones bajo momento constante en las articulaciones plásticas.14 Gráfica carga-flecha en el centro del claro de la viga de la Fig. y giran las articulaciones plá sticas. pues gracias a ella las secciones menos solicitadas de las estru cturas acuden. se conserva entre ellos la relacion 2: 1. que la predicha p or la teoría elástica. en el que los momentos en los extremos son de magnitud doble que en el centro del claro.14 es una idealizació n del comportamiento real. los momentos en los extremos y en el centro crecen linealmente con la carga. el . La redistribución se aclara en la fig. en ayuda de aquellas en las que las acciones son máximas. y hace que su resistencia sea en general mayor. y a veces mucho mayor. E l diagrama de momentos f1exionantes de b) corresponde al intervalo elástico. 4. experimenta deformaciones crecientes mientras la carga se mantiene fija (zona de f1ujo plástico no restringido). y en c) se muestra la configuración del eje deformado. en el instante en que se forman las dos primeras articulaciones plásticas (que no han girado todavía) y termina el comportamiento elástico.articulación plástica (punto ). utilizando la viga de la Fig. Las curvas 2 corresponden a una etapa posterior: la carga aumenta y crecen el momento en el centro del claro y los desplazamientos del e je. esta redistribución de momentos. iguales a . es característica del comportamiento previo al colapso de las estructuras dúctiles hiperestáticas. Esta primera parte del proceso de carga está representada por las rectas y de la Fig. Fig. Las curvas 1 de las figuras d) y e) son el diagrama de momentos y la configuración deformada del eje en el instante en que se forman las articulaciones plásticas en los extremos. ocasionadas por la plastificació n gradual de las secciones transversales. La gráfica de la Fig. 4. no se han tenido en cuenta las curvas de transición que aparecen entre las rectas que la componen. 4. antes del colapso. pues desde entonces la estructura. 4. 4.15f.

es . crecen los desplazamientos de la viga. Se inicia ahora una etapa de f1ujo plástico no restringido. 4. . (Fig. que termina cuando se forman las articulaciones plásticas en los extremos. La respuesta de la viga es elástica en la primera etapa. para que se forme la articulación el momento correspondiente. cuando    . debe multiplicarse por el factor de forma. y son ahora iguales. la carga es   .15 d) y e). que se ha convertido en un mecanismo. el incremento es de 33 por ciento. y aparece otra articulación plástica. en el que las rotac iones en las articulaciones está n restringidas por el resto de la viga.   es la carga máxima que resiste la viga. en el centro del claro (Figs. y se alcanza su resistencia máxima (punto . . curvas 3). debido al comportamiento inel ástico de las secciones y la redistribución de momentos.15f. mientras los momentos y la carga exterior se mantienen constantes. en realidad. 4. tramo comprendido entre los puntos . el comportamiento elástico termina cuando aparece el esfuerzo de f1uencia en los bordes de la sección. el in cremento real de carga. 4.15 Redistribución de momentos Capacidad de rotación . Fig. Después hay un período de f1ujo plá stico restringido. se acerca a y . Fig. los tres momentos . la viga se convierte en un mecanismo. 4. Eventualmente alcanza también el valor .15f).momento en y ). Desde que termina el intervalo elástico hasta que se forma el mecanismo a . aún en estado elástico. hasta que se forma la articulación en . Por consiguiente. crece de En la discusión anterior se ha supuesto que las articulaciones plásticas se forman instantáneamente .

4. . o fracturas. el incremento de resiste ncia por encima de la terminació n del comportamiento elástico es sólo el debido al factor de forma (Fig. en los que todas las articulaciones plásticas que intervienen en el mecanismo de colapso se forman simultáneamente. y en algunos casos especiales. sin embargo. Si se satisfacen las hipótesis del art. 4. 4. igual a . 4. ésto no sucede en estructuras reales. la hagan disminuir a valores para los que la teoría plástica simple deje de ser aplicable.16b). con momentos resistentes proporcionales a los del análisis elástico (Fig.16a):   (b) Estructuras hiperestáticas de resistencia variable (a) Estructuras isostáticas (c) Casos especiales Fig.16c. la estructura fallaría bajo una carga menor que la teó rica de colapso.6. la capacidad de rotació n es ilimitada. de no ser así. pues la primera articulación plástica la convierte en un mecanismo. bajo momento constante. 4. en las que ha de prestarse especial cuidado para evitar que fenó menos prematuros de pandeo local o lateral. que las secciones en las que aparecen puedan admitir rotaciones plásticas importantes. como el de la Fig.La redistribución de momentos que precede a la falla exige que las ar ticulaciones plásticas que intervienen en el mecanismo de colapso (con excepción de la última) tengan una capacidad de rotació n adecuada.16 Casos en que no hay redistribución de momentos Tampoco hay redistribuci ón cuando se hace un diseño óptimo.1. es decir. Casos en que no hay redistribución de momentos No hay redistribución de momentos en ninguna estructura isostática.

están parcialmente plastifi cadas. el proceso termina cuando la estructura completa. termina al formarse la primera articulación plástica. a ambos lados de ella. en cada uno. pero en su estado actual no se prestan todavía a ser usados como herramientas de diseño (ref. y puede ser considerable cuando éste es grande y aquellos varían lentamente. 1ª etapa. cuando el mayor de los momentos obtenidos con un análisis elástico (Fig. El diagrama de momentos al terminar esta etapa es el de la Fig. la amplitud de esta región depende de la ley de variaci ón de los momentos y del factor de forma de la sección. constante. 4. 4. hay una articulación plástica en el extremo izquierdo A. o sea cuando: ž   La flecha correspondiente. Se cuenta también con métodos para determinar la carga de colapso de maner a. Este procedimiento. en general. y que aumente la amplitud de las zonas p arcialmente plastificadas. localmente.17c. una sola secció n transversal en la que el momento f1exionante vale .17b) iguala al momento plástico resistente. y todas las secciones en que . aunque para el cá lculo exacto de deflexiones y para res olver algunos problemas de diseño deben tenerse en cuenta sus dimensiones. estructuras que no sean muy sencillas. 4. que es aplica ble siempre. El endurecimiento por deformació n hace que en las estructuras reales los momentos sean. se obtiene aplicando la teoría elástica a la viga a). Determinación de la carga de colapso por superposició n de varios análisis elásticos El método se ilustra aplicándolo a la viga de la Fig. DETERMINACIÓN DE LA CARGA DE COLAPSO La carga de colapso puede determinarse con una sucesión de análisis elásticos suponiendo. de la viga. o una parte de ella. que hay articulaciones reales en las secciones donde se han formado articulaciones plásticas. a mano.17ª. sin embargo. 4. de comportamiento elástico. En la actualidad se cuenta con programas de comput adora en los que pueden incluirse las zonas parcialmente plastificadas.15). para fines de análisis suele suponerse que las articulaciones plásticas están concentradas en la secció n en que el momento vale y que en ella se presenta toda la rotación inelástica. en el punto de aplicación de la carga. .Amplitud de las articulaciones plásticas En la zona en que se forma cada artic ulación plástica hay. La primera etapa. se convierte en un mecanismo. constituye la base de algunos programas de computadora. pero resulta muy engorroso si se quiere utilizar para estudiar. mayores que . directa.

          Para que se forme en B.17d:  de la viga de la En la Fig.1   . La flecha adicional es la que ocasiona la fuerza de 2. suponiendo que tiene una articulación en . La carga    (b) Diagrama de momentos flexionantes obtenido con un análisis elástico.7. 4. en o en . 4. debe cumplirse la condición. (c) Terminación de la primera etapa (d) Diagrama de momentos flexionantes en la segunda etapa.            La segunda articulación plástica aparece en . se obtiene el diagrama de momentos de la Fig.12 Ton en el punta Fig.17 Obtenció n de la carga de colapso por superposici ón de varios análisis elásticos. (e) Terminación de la segunda etapa. (f) Diagrama de momentos flexionantes en la tercera etapa. cuando     total que obra sobre la viga en ese instante es        (a) Viga del art.2ª etapa. Para que la segunda articulación se forme en . cuando la suma de los momentos de las dos etapas iguala al momento plá stico en alguno de esos dos puntos.17d. 4. Fig 4. Se hace un nuevo análisis elástico de la viga. La etapa termina cuando aparece la segunda articulación plástica. 4.17e se muestra el diagrama de momentos cuando termina la segunda etapa. . (g) Terminación de la tercera etapa.

4. después de la primera. En la Fig. Termina al formarse la tercera articulación plástica.18 Gráfica carga -deflexión de la viga de la Fig. son iguales al momento pl ástico de la viga. puede calcularse también en forma directa. en      . Determinación directa de la carga de colapso La carga de colapso. utilizando un método estático o uno cinemático. y la viga se convierte en un mecanismo. 4. que corresponden a las dos articulaciones que han de formarse. su ordenada máxima. EI incremento de la flecha es La carga última y la fecha total. 4. como en todos los problemas de este tipo se distinguen tres zonas. Método estático En la columna 7 de la Fig.18 se ha trazado la grá fica carga-desplazamiento de la viga. son:    Los momentos en las tres s ecciones . Fig. que se ha obtenido en pá ginas anteriores sumando las que corresponden a las varias etapas en que se divide el comp ortamiento de la estructura. y . .10. correspondientes al instante en que se forma la tercera articulación plástica. lo que proporciona una ecuación para el cálculo de la carga ú ltima:       .11 se muestra el diagrama de momentos flexionantes correspondiente al instante en que se presenta el colapso de la viga de la Fig. de comportamiento elástico y de flujo plástico restringido y no restringido. 4. debe ser igual a . La segunda zona está dividida en dos partes. . para que la estructura se convierta en un mecanismo. 4.hay ahora articulaciones plásticas en y en . por equilibrio. cuando    3ª etapa.17.

a veces. los correspondientes a un pequeño movimiento del mecanismo de colapso. sin embargo. La aplicación de los dos métodos directos a la viga de la Fig.19 Mecanismo de colapso de la viga de la Fig. de manera que la viga no experimenta deformaciones adicionales.Método cinemático La curva I de la fig. que puede determinars e. el paso de I a II tiene lugar por rotación de los tramos y en las articulaciones plá sticas. Trabajo exterior: Trabajo interior:    es un ángulo pequeño. se escribe fácilmente utilizando la Fig. pero los momentos f1exiona ntes se conservan sin cambio en toda la pieza. (Figuras como ést as son las que se trazan al analizar estructuras utilizando métodos plásticos. 4. por simple inspección.19c. en la que se han dibujado los desplazamientos verticales de los puntos del eje de la viga al pasar de I a II. de magnitud indeterminada. columna 7). un instante después el eje pasa a la posición II. en estructuras complejas no se conoce ese mecanismo de antemano. y las únicas acciones internas que realizan un trabajo son los momentos que hay en ellas. 4. que define el movimiento del mecanismo de colapso. 4. Los dos métodos. son de apli cación muy sencilla cuando se conoce el mecanismo de colapso de la estructura.11. Igualando el trabajo efectuado por las fuerzas exteriores al pasar de I a II con el absorbido en las articulaciones plásticas durante ese movimiento. 1 9b representa la configuración del eje de la viga cuando se forma la tercera articulación plástica (Fig. sino los desplazamientos producidos por pequeños movimientos de los mecanismos de colapso). renglón 3. ya que la carga exterior no se modifica.10. Fig. 4.17 se ilustra en la Fig. ya que no interesan las deformaciones reales. es deci r. por lo que es necesario determinarlo con un proceso más o menos laborioso. 4. se obtiene una ecuación de la que se puede despejar la carga última . . 4. estático y cinemático.

ž ž      es la carga de servicio por unidad de longitud y (ref. Diseño plástico   es el esfuerzo permisible Se escoge un perfil que se convierta en un mecanismo cuando actúa sobre él la carga de diseño . Diseño por esfuerzos permisibles El esfuerzo normal máximo en la sección donde el momento f1exionante producido po r cargas de trabajo (o de servicio). 4. 4. elástico o plástico.3). En esas condiciones el diseñ o puede efectuarse de varias maneras diferentes. (Si el pandeo lateral fuese crítico. tampoco son críticas las deformaciones.   Conocido o se elige un perfil que tenga un módulo de secció n. DISEÑO POR FLEXIÓN DE UNA VIGA Se ha considerado por ahora que la capacidad de carga de la viga de la Fig. no debe ser mayor que un esfuerzo permisible . basadas en el comportamiento elástico de la viga y en su resistencia ú ltima. y se ha supuesto que no puede haber fallas por inestabilidad de ningún tipo. tiene el valor más grande. igual o mayor que el necesario. b. como en muchos problemas reales. calculado con la teoría elástica. 4.10 depende sólo de su resistencia a la flexión.17.20 Aplicació n de los métodos directos para determinar la resistencia de la viga de la Fig. Fig. . a. no se ha tomado aú n en cuenta la fuerza cortante.20. igual a un porcentaje del esfuerzo de fluencia.4. la base par a el cálculo de sería el esfuerzo crítico de pandeo lateral). 4.

de acuerdo con la ref. 4. 4. con factor de forma . la última ecuación puede escribirse:      Con el factor de carga y el esfuerzo permisible de la ref. si la vi ga forma parte de una estructura para vivienda u oficinas. Se hace con las acciones de diseño. La carga correspondiente a la formación del mecanismo es . Resistencia de la sección es el factor de resistencia c. Cuando se emplea esta forma de diseño. y las cargas son muertas y vivas.3. ambos analizados plásticamente. . que permite disminuir en 10 por ciento los momentos e n los extremos de la viga. y se supone que la viga es una I laminada. 4. lo que se debe a que el primer o tiene en cuenta la redistribució n de momentos que precede la formación del mecanismo de colapso. se deben a que en el diseñ o por estados límite se emplean factores de carg a y resistencia. cuya combinación no corresponde exactamente con el factor de segurid ad de a o el de carga de b. que son las de servicio multiplicadas por un factor de carga. Las diferencias entre los casas a y c1. donde es el factor de carga. .7. los métodos de análisis plástico. 4.1 Análisis elástico.1 y 4.3. suelen producir diseños más económicos que los que se obtienen utilizando métodos elásticos.2. y se toma         (ref. basadas en un aná lisis elástico.           El análisis plástico lleva a perfiles apreciablemente menores que los que se requieren cuando el diseño se basa en un análisis elástico. el modulo de sección necesario de acuerdo con el diseño plástico es 32 por ciento menor que el requerido si el diseño se hace por esfuerzos permisibles. y entre b y c2. en el primer caso se utilizan los momentos obtenidos en el análisis o los momentos "redistribuidos". . 4. c. el análisis puede hacerse con métodos elásticos o plásticos. se ll ega a:           c. De acuerdo con la ref. Si no se redistribuyen los momentos.1) se obtiene:   Redistribuyendo momentos. Como este fenómeno se presenta en la mayoría de las estructuras hiperestáticas.Si se emplea un factor de carga de 1.2 Análisis plástico. Diseño por estados límite (o por factores de carga y resistencia) Es el procedimiento recomendado en las refs. 4. cuando son aplicables.1. recomendado en la ref.2.

no es suficiente: el material debe. (Se ha supuesto. basados en la obtención. en cambio.9. como la mostrada con línea llena en la Fig. las predicciones de la teoría plástica simple constituyen estimaciones correctas del comportamiento real de muchas estructuras (refs. 4. el material de la estructura debe fluir plásticamente. EI endurecimiento por deformación no constituye solamente un margen de seguridad adicional en estructuras diseñadas de acuerdo con la teoría plástica simple.IMPORTANCIA DEL ENDURECIMIENTO POR DEFORMACIÓN Una condición básica del diseño plástico es que cuando se forma el mecanismo de colapso se igual en los momentos f1exionantes en las secciones en que se localizan las articulaciones plásticas. sin que las deformaciones unitarias excedan límites aceptables. sin endurecimiento por deformación. Gracias al endurecimiento por deformación. En el diseño plástico se supone que el momento máximo en una sección es  . 4.13. Estudios teóricos. si la zona horizontal de la curva esfuerzo -deformación es seguida por una de endurecimiento que tenga características adecuadas. y se obtiene la longitud suficiente para que se presenten las discontinuidades angulares necesarias. Si el mat erial es elastoplástico. que no son posibles en vigas reales. que la estructura está formada por barras de momento plástico resistente constante. si éstas fuesen de longitud nula se requerirían curvaturas infinitas. al hacer que su resistencia sea mayor que la predicha. esta propiedad. hasta ahora. En la mayor parte de los casos  se presenta en puntos discretos del eje de las barras que componen la estructura. TEORÍA PLÁSTICA SIMPLE APLICADA A ESTRUCTURAS RETICULARES El objeto de la teoría plástica simple es determinar la resistencia máxima de las . haciéndolas incapaces de admitir las grandes deformaciones correspondientes a las rotaciones necesarias para la formación del mecanismo de colapso sin fallar prematuramente por fractura del patín de tensión (Ref. sin endurecimiento por deformación. es decir. y que cuando aparece se forma una articulación plástica. debido a que al limitar los momentos máximos a  se reduce seriamente la longitud de las porciones de la viga que f1uyen plásticamente (excepto en las zonas. que admite rotaciones i limitadas bajo momento constante. 4. admitir incrementos de esfuerzos después del intervalo plástico y antes de la falla. no puede alcanzarse l a carga última predicha por la teoría plástica simple. como sucede en los acer os estructurales. como la formación del mecanismo de colapso exige discontinuidades angulares en las articulaciones plásticas. han demostrado que si se supone que l a gráfica momentocurvatura del material es elasto-plástica. aunque necesaria. de la configuración deformada de las vigas. admitiendo deformaciones considerables bajo esfuerzo constante. se amplían las zonas que fluyen plásticamente. sin embargo.13). el mecanismo no puede formarse.14). sino es un requisito indispensable para que un material pueda utilizarse en estructuras diseñadas por ese procedimiento. por integración numérica. los momentos máximos sobrepasan a  . poco frecuentes. endurecerse por deformación. además. de momento constante o casi constante). pero las concl usiones a las que se ll ega son también válidas cuando no se satisface esa condición). Para ello. 4.

Condición de plasticidad. para aplicar sus resultados al diseño de estructuras reales. y sus efectos se toman en cuenta posteriormente en el diseñ o). la tercera condición es una consecuencia de la aceptación de la grafica idealizada de la Fig. se corrigen. Características del diagrama de momentos flexionantes correspondiente al colapso de una estructura Los momentos flexionantes que corresponden a la falla por formación de un mecanismo de una estructura cualquiera. El conjunto de momentos flexionantes debe corresponder a un estado de equilibrio entre la estructura y las cargas que actúan sobre ella. para tener en cuenta los efectos que se ignoran originalmente. iguales a los momentos plásticos resistentes de las secciones correspondientes. se convierta en un mecanismo con articulaciones plásticas. después. que se analizan utilizando las propiedades que tendrían las vigas y columnas que las componen si no hubiese fuerzas normales ni cortantes. Condición de equilibrio. se revisan y. y se desprecian los efectos de las fuerzas cortantes y normales. Por último. 3. por las rotaciones en las articulaciones y mientras los momentos en ellas se man tienen sin cambio. la teoría plástica simple trata con barras en flexió n pura. La teoría se basa en las hipótesis enunciadas en 4. De una consideraci ón de los requisitos de equili brio se deduce que los momentos que hay en la estructura en el instante en qu e se forma la ultima articulació n necesaria para el mecanismo no se modifican durante el colapso.1. El momento f1exionante debe ser igual al momento plástico resistente en un número de secciones transversales suficiente para que la estructura completa. en un mecanismo sin capacidad para resistir cargas. La primera condición no requiere ninguna explicació n. por consiguiente. el momento interno no puede ser mayor que . ya que se desplaza sin deformaciones adicionales y sin absorció n de energía. por formación de un número de articulaciones plásticas suficiente para convertir a la estructura completa. las tres condiciones siguientes: 1.7. Teoremas fundamentales del análisis plástico .9: como los esfuerzos normales no pueden sobrepasar el valor de fluencia. o a una parte de ella. El momento flexionante en una sección no puede ser nunca mayor que el momento plástico resistente de la estructura en esa secci ón. simultáneamente. de manera que no hay cambios de curvatura más que en las secciones en que aparece n las articulaciones. de manera que al aplicarla se excluyen fallas prematuras por inestabilidad de cualquier tipo. total o parcial.estructuras de acero que fallan dúctilmente. en su caso. que corresponde a la pl astificación integra de la secci ón. las deflex iones pueden aumentar después. La segunda proviene de que una vez aceptadas las hip ótesis básicas de la teoría plástica simple. bajo carga constante. 2. la única forma posible de colapso de una estructura es por formación de un número de articulaciones plásticas suficiente para que se convierta en un mecanismo. deben satisfacer. el trabajo realizado por las fuerzas exteriores durante un pequeño movimiento del mecanismo de colapso es igual al absorbido en las articulaciones plásticas. (E l procedimiento es análogo al que se sigue en el análisis y diseño elástico de estructuras reticulares ordinarias. 4. o una parte de ella. Condición de mecanismo.

en general.10. la estructura no se convierte en un mecanismo. mayores o iguales que las de colapso y. igual a ella. puede escribirse una ecuación del tipo indicado para cualquier mecanismo posible. igual a ella. mecanismo y plasticidad. no llena la tercera. las cargas consideradas son. lo que indica que todav ía no se ha agotado su capacidad de carga. en las refs. por medio de las ecuaciones de equilibrio. puede encontrarse cuando menos un diagrama de momentos que satisfaga simultáneamente las condiciones de equilibrio. en general. además. a lo sumo. . momentos mayores que los que realmente puede soportar la e structura. es menor que la de colapso de la estructura o. mayor que el momento plástico correspondiente. sometida a un sistema de cargas de características y magnitudes conocidas. viola la de plasticidad: la carga correspondiente es mayor que la real de colapso puesto que produce. Teorema del límite superior La carga correspondiente a un m ecanismo supuesto es mayor que l a de colapso de la estructura o. menores o iguales.Todos los métodos directos de análisis plástico se basan en los teorem as que se enuncian a continuación. por ejemplo. su demostració n formal puede verse. según el del límite inferior. si. en ninguna secció n. en funció n de las cargas exteriores. inventando los valores de l as incógnitas hiperestáticas y deduciendo las cantidades d esconocidas restantes. Si no se conoce el mecanismo real de falla. Se llega así a una solución que satisface las condiciones de equilibrio y de mecanismo pero que. se escogen las dimensiones de los miembros de manera que se cumpla. durante un pequeño movimiento del mecanismo. El teorema de unicidad se obtiene de los dos anteriores: cuando las cargas satisfacen las tres condiciones de equilibrio. con un conjunto especificado de cargas exteriores. trazado dándoles valores arbitrarios a las incó gnitas hiperestáticas. necesariamente. la carga de colapso se obtiene igualando el trabajo realizado por las fuerzas exteriores con el absorbido en las articulaciones plásticas. puede trazarse un número infinito de diagramas de momentos que satisfacen las condiciones de equilibrio estático. 4. para que las dos condiciones se cumplan al mismo tiempo. Teorema del límite inferior La carga correspondiente a un diag rama de momentos que satisface la condición de equilibrio. mecanismo y plasticidad son. también.11 o 4. de acuerdo con el t eorema del límite superior. las de colapso. las cargas tienen que ser. l as de colapso. la condición de plasticidad. a lo sumo. Si se conoce el mecanismo real de colapso de una estructura con fuerzas exteriores dadas. Teorema de unicidad Si para una estructura dada. se obtiene un diagrama de momentos que satisface dos de las condiciones necesarias para ser el de colapso pero que. en una o más secciones. con lo que se obtiene la carga que corresponde a ese mecanismo. siempre que el momento flexionante no sea. Dada una estructura hiperestática cualquiera.16. necesariamente. 4.

} En el primer método.Este teorema permite determinar si un mecanismo es o no el de colapso de la estructura. MÉTODOS GENERALES DE ANÁLISIS PLÁSTICO El objetivo del análisis plástico. necesariamente. si en todas las secciones el mecanismo considerado es. se parte de un conjunto de momentos estáticamente admisible. se modifica posteriormente hasta lograr que se cumpla también la condición de mecanismo. que de acuerdo con el teorema del límite inferior corresponde a una carga menor o igual que la de colapso.18 en la que. ese diagrama de momentos es el del mecanismo de colapso. manualmente. un p roblema dado. que satisface la condición en un número de secciones suficiente para que se forme un mecanismo de ruina total o parcial y en el que. el método estático. y empleando el cinemático se llega desde arriba. además. el de colapso. que es determinar la carga de colapso de las estructuras para conocer su coeficiente de seguridad real en condiciones normales de trabajo se alcanza. mecanismo y plasticidad. A continuación se presentan algunos ejemplos ilustrativos sencillos. en el estudio de todos los posibles mecanismos de colapso de la estructura y en la determinación de la carga correspondiente a cada uno de ellos: la menor de todas es. considerando só lo un número relativamente pequeño de mecanismos). El problema puede resolverse de dos maneras diferentes. si por cualquier procedimiento se ha encontrado un diagrama de momentos estáticamente admisible con un sistema de cargas dado. Los dos métodos llevan a la obtención del único valor de la carga para el que se cumplen simultáneamente las tres condiciones que caracterizan el estado de colapso de la estructura. en detalle. además. que se utiliza para calcular su intensidad. el método cinemático o método de los mecanismos. Los dos métodos pueden verse. encontrando el valor máximo de todas las soluciones de límite inferior. como la menor de las soluciones de límite superior. consiste. en la ref. aparecen varias referencias adicionales. utilizando el método estático se ll ega a él desde abajo. El segundo procedimiento. y se determina el valor correspondiente de las cargas. obtenido . es decir. y utilizándolos puede resolverse. en teoría. en todas las secciones restantes. de acuerdo con el teorema de unicidad. (Hay procedimientos que permiten reducir el trabajo numérico necesario para aplicar este método. ese conjunto de momentos. . para ello se construye el diagrama de momentos correspondiente. De manera análoga. la real de colapso. constituyen los dos métodos generales de análisis plástico. de acuerdo con el teorema del límite superior.inventando los valores de las incógnitas hiperestáticas y determinando todas las cantidades desconocidas de manera que se satisfagan las condiciones de equilibrio y plasticidad. 4. cuando se encuentra un diagrama de momentos que satisface las tres condiciones de equilibrio. sin violar las dos condiciones satisfechas desde un principio: se obtiene así el diagrama de momentos correspondiente a las cargas de colapso. cada una de ellas basada en uno de los dos primeros teoremas fundamentales.

que es una viga libremente apoyada en ambos extremos (Fig. la viga se convierta en un mecanismo. en el que son iguales los momentos f1exionantes en las secciones y .EJEMPLO 4. es igual a (Fig. E4. E4. con cargas aplicadas en los tercios del claro (Fig. 4. Se obtiene la carga de colapso de la condición de que el momento isostático en la sección .1.1 Cálculo de la carga de colapso utilizando el método estático.1. Se traza el diagrama correctivo. 2.1. 7. 1b).1.1. esto se logra con el diagrama correctivo trazado con línea llena en la Fig.1. 6. Igualando los trabajos exterior e interior correspondientes a cada uno de esos desplazamientos se   . Cuando las cargas que obran sobre la viga son las que se acaban de calcular. E4. Se hace un croquis del mecanismo de colapso (Fig. 1c). caracterizado en cada caso por el ángulo . 2.2a. E4. al formarse articulaciones plásticas en ellas. En las Figs. 3. de sección transversal constante. Fig. que var ía linealmente desde un valor desconocido en el extremo izquierdo hasta cer o en el apoyo libre de la derecha (Fig. E4.1d.1d).1. . E4. Pueden formarse articulaci ones plásticas en las tres secciones transversales marcadas 1 a 3 en la Fig. Se escoge como incógnita hiperestática el momento en el extremo empotrado . 5.1 Viga empotrada en un extremo y libremente apoyada en el otro.1. Se superponen los dos diagramas obtenidos en los pasos 2 y 3 y se ajusta el segundo hasta que se igualan los momentos en un número suficiente de secciones para que.2b y c se trazan los dos mecanismos posibles.1). luego es la carga de colapso. Se traza el diagrama de momentos de la estructura isostática. E4.1. E4. a los que se da un pequeño desplazamiento. Método estático 1. en todas las secciones. Método de los mecanismos 1. E4.1e) y se comprueba que los sentidos de las rotaciones en las articulaciones plásticas concuerdan con los de los momentos.

o sea la correspondiente al mecanismo II (Fig. se sabe que las . E4. e igual a la suma de los productos de los momentos plásticos resistentes de la estructura en las secciones en que aparecen ró tulas multiplicados por las rotaciones de éstas. realizado sólo en las articulaciones plásticas.1.obtiene: Mecanismo I Mecanismo II     El trabajo interior.2c). 3. Para comprobar si se cumple la condici ón de plasticidad se traza el diagrama de momentos del mecanismo que se supone es el de colapso. es siempre positivo.2 Cálculo de la carga de colapso utilizando el método de los mecanismos. Fig E4. La carga crítica es la menor de las obtenidas arriba. para ello. 4.1.

2. La carga más pequeña es la del mecanismo combinado. y su combinació n produce el de la Fig. de las dimensiones y con las cargas mostradas en la Fig. E4.2.2. de sección transversal constante. EJEMPLO 4.2d). tanto en magnitud como en signo (Fig.1. lo mismo sucede en todos los mecanismos posibles que no son el real de colapso. E4. y las cargas máximas que puede soportar la estructura valen . y . resultado que concuerda con el obtenido usando el método estático. al que se ha llamado mecanismo I + II. el mecanismo II es el de colapso.2. E4.2 Marco biarticulado. E4. pues es mayor que en una amplia zona de la viga. Por consiguiente.2 se resuelve el problema por este método.1f comprueba que no es mayor que en ninguna sección. E4. se obtiene con la ecu ación   El diagrama de momentos de la Fig. y es fácil demostrar que las rotaciones en las articulaciones plásticas concuerdan con los signos de los moment os.2. y en (f) se han superpuesto los dos. con esa informació n se dibuja el diagrama y se comprueba que en todas las secciones.2. Fig. escogiendo como incógnita hiperestática la reacción horizontal en el apoyo . la carga de colapso.cargas valen . La estructura tiene dos mecanismos independientes. E4. E4. Método de los mecanismos En la Fig.2 d. ajustando el correctivo hasta igualar los momentos en las secciones y . Los diagramas de momentos dibujados en (d) y en (e) son el isostático y el correctivo.1.2g se ha trazado el diagrama de momentos del mecanismo I: se viola la condición de plasticidad.1 se muestran los pasos necesarios para resolver el problema por el método estático. En la Fig. que corresponde a la formación de articulaciones plásticas en esas dos secciones. y se conocen los momentos en las articulaciones pl ásticas. mecanismo y plasticidad. de manera que el momento isostático máximo es . E4.1 a.1 Cálculo de la carga de colapso utilizando el método estático Método estático En la Fig. que es el único para el que se satisfacen las tres condiciones de equilibrio.

3a). en la Fig.3. E4. Fig. ya que se cuenta para calcularlas con tres ecuaciones de equilibrio y dos adicionales que se obtienen del conocimiento de los momentos en y (Fig. E4. (En este ejemplo están determinadas las reacciones en el instante del colapso. el valor de la carga que ocasionaría el colapso de la viga continua de la Fig E. que es igual al obtenido por el método estático (Fig.2 Cálculo de la carga de colapso utilizando el método de los mecanismos. pues se han estudiado todos los mecanismos posibles. con lo que el diagrama queda definido por completo).en este caso se sabe que es la de colapso.2.3 b se ha trazado el diagrama de momentos correspondiente a la condició n de colapso.3. y puede asegurarse que .1 Viga continua analizada c on el método estático.2.1. se satisface la condición de plasticidad. sin embargo. posteriormente se calcula el momento en .2.2.1 f ). E4. Fig. . Determine con el método estático.3 Diagrama de momentos correspondiente a la condición de colapso.4.2. por formación de un mecanismo con articulaciones plásticas. EJEMPLO 4. E4. E4. 3. E4. Los momentos f1exionantes son me nores o iguales que en todas las secciones del marco.

Trabajo exterior = Trabajo interior =         . Cuando se aplica el método estático a vigas continuas.  De acuerdo con el teorema del límite superior. E4. en ella se muestra el diagrama correspondiente a la formación de un mecanismo en el tramo .   .El mecanismo de colapso se formará en uno de los tramos. EJEMPLO 4. (Fig E4. se estudian los mecanismos de las Figs. . 1 b no es admisible. c y e. Emplee perfiles de la ref . el diagrama de momentos de (d) cumple las tres condiciones de equilibrio. de manera que la carga de colapso es En el tramo no se forma mecanismo. el acero tiene  . Para comprobar los resultados.4. la carga de colapso es la menor de las dos: . En la Fig. que se ajusta hasta que se igualan los momentos en y en el punto de aplicación de alguna de las cargas concentradas. en él se viola la condición de plasticidad ( es mayor que ) en toda la zona rayada del tramo . 4.17.1d. conviene escoger como incógnitas hiperestáticas los momentos en los apoyos. reforzado con cubreplacas donde sea necesario.3. la estructura isostática queda compuesta por una sucesión de vigas biarticuladas.3.1b se ha trazado el diagrama isostático.3. EI valor de se obtiene de la igual dad   Cuando el mecanismo se forma en el tramo E4. o . En cambio. el diagrama de momentos es el de la Fig. mecanismo y plast icidad. El diagrama de la Fig. b) se emplea un solo perfil. suponiendo que a) debe utilizarse el mismo perfil en toda la viga.1. 1d). EI trazo del diagrama de momentos de la estructura isostática constituye el primer paso en la solución del problema. Las cargas son de diseñ o (están multiplicadas por el factor de carga). sobre el que se superpone el correctivo. Mecanismo c. E4. lo que indica que no se ha agotado su resistencia.3. de él .  Mecanismo e.4 Determine el perfil necesario para la viga continua de la Fig E4. de la viga.

porque los perfiles escogidos tienen una resistencia mayor que la necesaria.4.La elección del perfil se hará sólo por f1exió n.4. esa zona debe reforz arse con cubreplacas.1 b)         Con este valor de . el momento resistente del perfil reforzado debe ser igual a     . se supone que la viga tie ne soporte lateral continuo en toda la longitud. Es el momento de diseño. (Fig.1c)         Si se toma     en toda la viga.4. pero es el perfil má s ligero de los tabulados en la ref 4. De acuerdo con las hipó tesis de este capítulo.4. Solución a (Fig. E4. Está sobrada. E4.4. con     . Se forman mecanismos en los dos tramos.1 Viga continua del ejemplo 4. se viola la condició n de plasticidad en la zona rayada del tramo .   . Fig. EI tramo . resuelve el problema.9 es el factor de resistencia.   0. E4. el diagrama de momentos de la Fig. E4. Una IPR de  queda sobrado. por consiguiente.17 que resuelve el problema. con cargas un poco mayores que las mostradas en la figura.1 b satisface las tres condiciones de equilibrio. Puede utilizarse una IPR de     reforzada con cubreplacas en el tramo . sin revisar cortante ni deformaciones. Solución b. mecanismo y plasticidad.

El comportamiento inelástico de las estructuras es la razó n de muchas recomendaciones contenidas en los reglamentos modernos. muy completos.El momento resistente de las cubreplac as es . donde es el área de cada placa (se colocan en los dos patines) y la distancia entre sus centros de gravedad. la casi totalidad de los diseñ os se hace con ella. el factor de carga real. de acuerdo con la filosofía actual. la teoría elástica sólo describe el comportamiento en condiciones de servicio de buena parte de las estructuras modernas. USO DE LA TEORÍA PLÁSTICA Cuando las estructuras cumplen los requisitos necesarios para que puedan utilizarse los métodos de análisis y diseño plástico. éstos permiten determinar. con solicitaciones menores que las que corresponderían a una respuesta elástica ilimitada. Sin embargo. A pesar de sus ventajas. Los métodos para resolver este problema se describen en la ref. y la segur idad se determina por comparació n con estructuras anteriores que han tenido un comportamiento adecuado. CORTANTE Introducción . la teoría plástica sólo se usa para diseñar estructuras sencillas. hasta ahora se han utilizado para investigaciones. pues con frecuencia no se conoce la posición exacta de la articulación de la zona central de l elemento. se obtienen soluciones más racionales. sin embargo. respecto a la falla. que con la teoría elástica. y constituye la base del diseñ o sísmico cuando éste se hace. que son válidos sólo mientras la respuesta del material es elástica lineal. con buena precisió n. en el intervalo inelástico.15). y con menor trabajo numérico. 4. vigas continuas o marcos de un piso. lo que no puede hacerse con métodos elásticos. se cuenta con muchos programas comerciales. Otro motivo han sido las dificultades que se han encontrado para resolver problemas de inestabilidad de edificios altos. pero seguramente se contará con programas comerciales en un futuro cercano (ref. y ya hay programas para diseño plástico de marcos planos de cualquier altura. CARGAS DISTRIBUIDAS En los ejemplos anteriores todas las cargas han sido concentradas. y dejan de ser aplicables mucho antes de que se llegue a la falla. de manera que se conocen las secciones exactas en las que pueden formarse articulaciones plásticas: los extremos de las barras y los puntos de aplicación de las cargas. se ha avanzado mucho en la solución de los dos problemas. y no proporciona ninguna informació n relativa a su seguridad real. contra el colapso. Con todo rigor.18. generalmente más económicas. EI problema se complica cuando en alguno o algunos de los miembros de la estructura actúan cargas repartidas. Una de las razones del uso casi exclusivo de los métodos elásticos de análisis estructural es la facilidad con que se p rograman en computadoras electró nicas. 4.

y . para facilitar la exposició n. el momento flexionante crece a lo largo de la viga.2. por lo que debe estudiarse su influencia en el comportamiento de las vigas. lo que equivale a suponer que no hay ninguna fuerza exterior aplicada entre las dos secciones que limitan el segmento. acompañada por fuerzas cortantes.21 se estudia el equilibrio de un segmento de viga. Se supone. de longitud .1 d. Estudiando el equilibrio de la porció n de la viga achurada en la fig. y en la derecha (sección II) un momento Y la misma fuerza . aislada del resto. La fuerza cortante proviene de la acci ón del resto de la viga sobre la porció n en estudio. y la fuerza cortante se mantiene constante. ya que la fuerza normal total que obra en II es mayor que la que actúa en I. la suposición de que hay un plano de simetría en el que actúan todas las cargas exteriores. por ahora. se advi erte que en su cara inferior de be haber una fuerza .21 c y dibujada. se obtiene . que las dimensiones de las vigas y las proporciones de sus secciones transversales son tales que no se presentan fallas por inestabilidad de ningún tipo. se considera. 4. Comportamiento elástico En la Fig. . la ecuació n de equilibrio de proyecciones sobre el eje es: ž ž Sustituyendo y recordando que ž por sus valores dados por la fórmula ordinaria de la flexió n.21 d. y se obtienen sumando las fuerzas normales diferenciales y que actúan en las dos caras verticales del segment o de la Fig. 4. casi siempre. lo mismo que al estudiar la flexió n pura. se conserva. paralela al eje y con el sentido indicado. en 4. que las secciones transversales son rectangulares. en forma continua. En la cara izquierda del se gmento (sección I) actúan un momento flexionante y una fuerza cortante . 4. también.La flexión se presenta.

o toda el área restante). es la fuerza cortante en la secció n que contiene el punt o en que se desea calcular el esfuerzo . 4.30. se concluye que a lo largo de la recta AB (Fig. están distribuidos uniformemente en la   ž Como en planos perpendiculares actúan siempre esfuerzos tangenciales de intensidades iguales. ž ž el momento estático de la parte de la sección que queda a un lado del punto en el que se calcula el esfuerzo. dados por la ecuaci ón 4. .21d) hay esfuerzos . respecto al eje centroidal y principal (el área achurada en la Fig. 4. dirigidos hacia la arista común.22).22. el momento de inercia de la se cción completa respecto al eje centroidal y principal .Fig.21 Elementos mecánicos y esfuerzos en un tramo de viga de longitud Suponiendo que los esfuerzos tangenciales cara inferior del seg mento ž . y el ancho de la secció n (Fig. 4. 4.

al cálculo de esfuerzos tangenciales en el alma y en los patines de los perf iles mencionados.31 se ha comprobado experimentalmente. en el eje de simetría horizontal. Con la ecuación 4. La ecuación 4. en las intersecciones del alma con los patines.5 veces el esfuerzo medio. . para fines prácticos.30 se puede demostrar que en vigas de sección transversal rectangular los esfuerzos tangenciales varían siguiendo una ley parabó 1ica. La magnitud y distribució n de los esfuerzos tangenciales en las vigas de secció n I o H pueden determinarse con el método empleado para secciones rectangulares.30. pues en ellos el momento estático es pequeño y el ancho de la sección. los esfuerzos máximos. a lo largo del eje de simetría horizontal. son poco mayores que los mínimos.22 Significado de los símbolos que aparecen en la ecuació n 4. que el alma resiste toda la fuerza cortante. 4. además. La fuerza cortante es resistida casi por completo por el alma.30 es aplicable. 4. mientras que en el alma aumenta el momento estático y el ancho disminuye bruscamente a (Fig. . La validez de la ecuación 4. por lo que puede acep tarse. y que é sta origina en ella esfuerzos uniformes: En el diseño no se toman en cuenta los esfuerzos en los patines. además. con valores nulos en los bordes superior e inferior y máximos. ya que los esfuerzos en los patines son de poca intensidad. por consiguiente.Fig. grande. iguales a 1. los esfuerzos se mantienen constantes en puntos situados sobre rectas paralelas a ese eje.23). que está basado sólo en condiciones de equilibrio y en la suposició n de que los esfuerzos están uniformemente distribuidos en las aéreas definidas por pl anos de corte normales a los bordes de la sección.

por consiguiente. como las fuerzas horizontales correspondientes a los esfuerzos se equilibran entre sí. . único término de la ecuación que no es constante. y se estudia su equilibrio. 4.Fig.26). al que se ha designado en la Fig. de la porción del patín comprendida entre el borde y el plano longitudinal de corte. Si el eje vertical principal no es de simetría. no contribuyen a resistir la fuerza cortante exterior. separados una distancia (Fig. como en los perfiles C. 4. 4. 4. el problema se complica porque las fuerzas tangenciales horizontales en los patines. 4. pero es ahora el momento estático.24).25 se muestran los esfuerzos tangenciales en la sección completa.23).30 al cálculo de esfuerzos tangenciales en los patines se conservan los significados de las literales. se encuentra que hay esfuerzos tangenciales paralelos al eje longitudinal de la viga a lo largo del plano de corte y. producidas por una cortante aplicada a lo largo de ese eje. . Si se aísla una porción de uno de los patines comprendida entre su extremo libre. En la Fig. en la Fig. que es equilibrada por las fuerzas en el alma.30. esfuerzos tangenciales horiz ontales. y dos normales a él. 4. en los patines. que pueden calcularse también con la ecuación 4. y es el grueso del patín.23 Dimensiones de la secció n transversal de una viga I. (Al aplicar la ecuación 4. respecto al eje de flexión . ya que esa es la ley de variación del momento estático . un plano paralelo al de simetría vertical de la viga. y que crecen linealmente desde cero en los extremos hasta un máximo en la intersección con el alma. sino originan un par de torsión (Fig.24. no se equilibran entre sí como en la sección I.

que en la ref. (En almas esbeltas puede ser necesario disminuir el esfuerzo permisible para evitar fallas por inestabilidad.14. no sobrepasa un valor permisible. 4.26 Esfuerzos cortantes en una sección C Especificaciones para diseño En diseño por esfuerzos permisibles de secciones I o C cargadas en el plano del alma. este problema se trata en el capítulo 3). basta comprobar que el esfuerzo cortante medio en el alma. Aplicando el criterio de von Mises (articulo 4.Fig 4.25 Esfuerzos tangenciales en alma y patines Fig 4.3) y el coeficiente de seguridad de 1.3 se fija en .67 .24 Estudio del equilibrio de una parte de un patín Fig 4. considerado uniformemente repartido.

4. la aparente reducció n en el factor de seguridad que corresponde a un esfuerzo permisible de se justifica por las pequeñas consecuencias del f1ujo plástico por cortante comparado con el debido a tensión o compresión. Se llega a la misma conclusión utilizando el criterio de von Mises para describir la . 4. Comportamiento inelástico Los momentos f1exionantes que actúan en el tramo de viga de la Fig. producido por cargas nominales (de tra bajo). El efecto de la fuerza cortante en una viga de sección transversal de cualquier forma es muy complejo. 4. comunes en diseño elástico. 4. En resumen. no debe ser mayor de . una discusión del comportamiento plástico en esas condiciones está fuera del alcance de este libro. porque al combinarse con la flexión ocasiona un estado de esfuerzos de dos dimensiones.3 se indica que el esfuerzo cortante en la secci ón neta. el cas o especial de la sección I puede estudiarse con un método aproximado basado en las suposiciones. El estudio del equilibrio de una porción de la viga en la que el material está plastificado por flexión lleva a la conclusión de que no hay en ella esfuerzos tangenciales en pl anos horizontales.30. Cuando la longitud de una conexi ón por alma es apreciablemen te menor que el peralte de la viga. de que los esfuerzos tangenciales están uniformemente distribuidos en el alma y que los patines no contribuyen a resistir la fuerza cortante.27 Esfuerzos normales y tangenciales en un tramo de viga plastificado parcialmente. se llega a . en la ref. de manera que una parte del material contenido en ese tramo está plastificada. la fuerza cortante total debe ser resistida por la parte de la sección que se conserva en estado elástico. Los esfuerzos tangenciales en esa zona s e calculan con la ec. EI esfuerzo permisible de se ha utilizado desde que se publicaron las primeras especificaciones del AISC. ya que las fuerzas normales se equilibran entre sí (Fig. laminado o hecho con placas soldadas. 4. esto debe tenerse en cuenta al calcular el esfuerzo cortante.utilizado en f1exi ón.27b). Sin embargo. Fig 4. y la sección neta se define como el producto del grueso del alma por el pera lte total del perfil. y por el efecto benéfico del endurecimiento por def ormación. y si las secciones transversales de la viga son rectangulares están distribuidos como se muestra en la Fig. en 1923.27a están comprendidos entre y .27d.

ll ega ) el otro tiene que ser nulo. o Cuando la fuerza co rtante ocasiona la plastificació n total del alma. 4.32. .19) en la que es el esfuerzo de fluencia obtenido en una prueba de tensión axial. en un punto de una flexión y cortante Si el esfuerzo en el elemento considerado es cortante puro. normal o tangencial.iniciación del f1ujo plástico. es igual a veces el De acuerdo con la ecuació n 4. esfuerzo de f1uencia en tensió n. . 4. al valor de f1uencia ( . como sucede. Sin embargo. puede alcanzarse el momento plástico de la sección completa. se ha demostrado experimentalmente que. si uno de los dos es fuerzos. el momento f1exionante resistente teórico queda reducido al que corresponde a los patines. 4. por ejemplo.y   El esfuerzo cortante que ocasiona el flujo plástico del acero. el f1ujo plástico se inicia cuando los esfuerzos normales y tangenciales satisfacen la igualdad (Ref.28 Esfuerzos viga sometida a simultáneos.29). que vale (Fig. en puntos situados en el eje neutro. Fig. 4. si el estado de esfuerzo es el representado en la Fig. gracias al endurecimiento por deformación.28. que corresponde a un punto de una viga bajo flexión y cortante simultáneos. .

o se refuerza la original con placas ados adas al alma. Una vez que se ha determinad o el perfil necesario por f1exió n. se escoge otra secció n con mayor área en el alma.3 contiene l a cláusula siguiente. val or promedio en perfiles laminados. d el peralte total del miembro y del grueso del alma".Fig. las almas de columnas. o con atiesadores diagonales que resistan el exceso de fuerza cortante en la zona en que esta sea mayor que la calculada con la ecuació n 4.34. 4.34. pero no conviene exceder el valor dado por la ecuació n 4. . en caso contrario. la ecuació n anterior se convierte en Se ha encontrado experimental mente que las secciones I y H pueden resistir fuerzas cortantes mayores. La fuerza cortante que ocasiona la fluencia del alma es Tomando el peralte del alma igual al 95 por ciento del total. "Exceptuando los casos en que estén reforzadas por medio de atiesadores incli nados o de placas adosadas a ellas.4 se indica que para diseñ o por estados límite. vigas y trabes armadas deben dimensionarse de manera que es la fuerza cortante producida por las cargas exteriores factorizadas. 4. no ocasiona disminución significativa en la capacidad del perfil para resistir flexi ón. la ref.4 para diseño plástico de estructuras. En la ref. soldadas a ella.29 Esfuerzos normales y tangenciales cuando el alma está plastificada por cortante.3 y 4. gracias al efecto benéfico del endurecimiento por deformació n. Especificaciones para diseño El criterio que se ha presentado es el que se utiliza en las refs. 4.34. para evitar deformaciones excesivas. y el diseño es adecuado. 4. si es así. se revisa que la fuerza cortante de diseñ o no sobrepase la obtenida con la ecuaci ón 4. el segundo miembro debe multiplicarse por un factor de resistencia .

5. E4. H. cuando  . que se determina como se indica a continuación. y  .1) La resistencia de diseño al cortante. en la que no haya problemas de inestabilidad del alma. F. Utilice perfiles IPR de la Ref. de una viga o trabe de eje recto y sección transversal constante. b) Si       La falla es por plastificació n del alma por cortante. que está En el caso b) el esfuerzo comprendido entre y EI esfuerzo cortante de falla. puesto que es igual a 5.17. En el caso a) ( . pero no se reduce el momento plástico resistente del perfil cuando las fuerzas cortantes no exceden de ese valor. EI esfuerzo correspondiente es  . es (4. sin embargo. de sección I.    El alma falla por cortante en el intervalo de endurecimiento por deformació n. el alma falla por plastificación total por cortante.2. . es el peralte del alma (distancia libre entre pa tines). o sea no mayor que 62 para   .0 en almas n o atiesadas (art.35) . por el peralte total de la secció n. se tiene en cuenta si la sección tiene una o más almas. .1 teniendo en cuenta l os efectos producidos por f1exión y cortante. Las cargas indicadas en la figura son de trabajo.1). se considera constante en toda el área del alma. ni que 53 para  ). 4. canal o en cajón. 4.Se limita el valor máximo de la fuerza cortante admisible al que produciría la plastificación integra del alma. por las mismas razones que ll evan a aumentar el esfuerzo permisible de a . Normas Técnicas Complementarias del Reglamento de Construcciones para el D. de acero A36. se calcula con la expresió n . se recomienda un inc remento semejante.10. .4.5. Al evaluar a) Si es la resistencia nominal. 3. Diseñe la viga de la Fig. se toma igual al producto de su grueso. . . (Ref. EJEMPLO 4. .

4. se acepta la IPR propuesta. puede hacerse esta redistribució n parcial de momentos en vigas de secció n transversal compacta.5.5.1) En la Fig. el mecanismo de colapso y los diagramas de momentos f1exionantes y fuerzas cortantes que corresponden a ese mecanismo. A) Diseño basado en esfuerzos permisibles (ref. El momento de diseñ o de     se obtiene reduciendo el máximo negativo en 10 por ciento. 4. E4.3) Los diagramas de momentos f1exionantes y fuerzas cortantes obtenidos con un análisis elástico se muestran en la Fig.50m A B .5.3.2 Diagramas de momentos flexiona ntes y fuerzas cortantes. Fig E4.   ¡ .                       Se escoge una IPR Área del alma Esfuerzo cortante medio Esfuerzo permisible El esfuerzo cortante no es crítico.5.5m Fig. E4.3 se han dibujado la viga con las cargas factorizadas.0. contraventeadas lateralmente de manera adecuada. E4.5. 4. B) Diseño por estados límite (ref.2.1 Dimensiones y cargas de la viga del ejemplo 4. De acuerdo con la ref.5. EI factor de carga utilizado es 1.

con frecuencia. con los momentos y fuerzas cortantes obtenidos con un análisis elástico. de manera que su La sección escogida es adecuada . y resistencia al corte se c alcula con las ecuaciones. que se presenta.17 que tiene un mó dulo adecuado. su resistencia al pandeo local es reducida. 4. y Del alma. La resistencia de diseñ o corresponde a la falla del miembro.35 y 4. tanto por resistencia a f1exió n como a fuerza cortante. en compresión uniforme. El diseño por estados límite puede hacerse. VIGAS DE PAREDES DELGADAS Si el diseño de las vigas de paredes delgadas contra venteadas adecuad amente se basase en la iniciación del pandeo local de alguno de los elementos pl anos que las componen resultaría antieconómico. Deben considerarse las formas de pandeo local siguientes: y Del patín comprimido. adecuado para diseño plástico.Fig E4. . cuando los hay. Se escoge una IPR       Está sobrada. como todos los miemb ros hechos con placas de relación ancho/grueso elevada. porque. mecanismo de colapso y diagramas de momento s flexionantes y fuerzas cortantes. en f1exi ón. también . pero es el perfil más ligero de los tabulados en la ref. y De los dobleces atiesadores del patín en compresión. 4.5. mucho después de que se inicia el pandeo local. los esf uerzos en ellos varían linealmente con la distancia al eje de f1exi ón. después de que se inicia el fenómeno. tienen una capacidad de carga adicional imp ortante. en cambio. o bajo una combinaci ón de las dos solicitaciones. À El perfil es tipo 1.3 Cargas factorizadas. en cortante.36: .

depende del ancho efectivo. impráctico económicamente. 4. que determina la posición del eje neutro de la secci ón efectiva.1 se muestran varias de las secciones de lámina delgada que se emplean como vigas.6 se ilustra có mo se aplica. pues el doblez atiesador no pro porciona. y requieren un atiesamiento adecuado. en general. parc ialmente atiesado (Fig. se determinan como en el art.1 (2)).20 se da un método. el empleo de atiesa dores en el alma es. En la ref. En cambio. 4. 4. o mayores.1. 3. en cambio. en valor absoluto. o no atiesado (sección 1).10. y la compresión con la que se calcula el ancho efectivo se evalúa con la teoría de las vigas. restricc ión completa. que en el patín en tensión. en este caso suel e ser necesario proceder por tanteos. Esta situación se presenta en todas las secciones que tienen un eje de simetría horizontal. Si el patín comprimido está completamente atiesado. de manera que las almas no atiesadas tengan una resistencia adecuada al corte. los esfuerzos normales son iguales. la colocació n de los atiesadores no ocasiona dificultades constructivas excesivas. si el patín en tensión es el más alejado del eje neutro. pero en el ejemplo 4. Los esfuerzos críticos en el alma y las resistencias al cortante correspondientes.1. para obtener su ancho efectivo debe determinarse primero la magnitud de los esfuerzos de compresi ón. Alma Las almas de los perfiles laminados tienen relaciones peralte/grueso reducidas. casi siempre. En cualquier caso. En los perfiles de lá mina delgada doblados en frí o. o más lejos que él. a veces. que hacen innecesario el usa de atiesadores e xcepto. es en é l en el que aparece . en cambio. en la mayoría de los casos. 1 a 3 y 12). en la que se apoya en un alma en cada borde. como en la secci ón 12 de la Fig. 4. Cuando el patín comprimido está a la misma distancia del eje de flexión que el otro patín. que actúan en él. pues si el patín en compresión no es totalmente efectivo. con el que se determina el factor de placa de los patines parcialmente atiesados.2 del capítulo 3. considerando su comport amiento posterior a la iniciación del pandeo local. ese método no se ve aquí. en los apoyos o bajo cargas concentradas importantes. su ancho efectivo se obtiene como se indica en la secció n 3. o no atiesado. el ancho efectivo se calc ula con un esfuerzo de compresión igual a .4 del capítulo 3.En la Fig.1. uniformes. . porque el ancho efectivo es funció n del esfuerzo que. las de las trabes armadas. 4.10. por lo que con ellos suelen obtenerse diseños económicos. En uno u otro caso. Patín comprimido El patín comprimido puede estar completamente atiesado. por lo que las vigas de este tipo se diseñan. a su vez. suelen ser esbeltas. en función de su esbeltez. el eje neutro se aleja de él (Figs. basado en buena parte en resultados experimentales.

pues el eje de f1exió n sería el de simetría horizontal.   ). los anchos efectivos de los patines se determinan con .6. el primero se basa en la iniciació n del flujo plástico en la sección efectiva.6. Por consiguiente. E4. y son mayores si no todo es efectivo. esfuerzo de f1uencia de diseño. EJEMPLO 4. Fig. en tensión o compresión. Suponga que corresponde a una viga que está soportada lateralmente· en forma continua. Anchos efectivos Patines.                   .1. .6 Determine la resistencia de diseño en flexión de la sección de la Fig.20 se p roporcionan dos procedimientos para calcular el momento resistente de diseño. y en el segundo se toma en cuenta la resistencia adicional inelástica. El acero tiene un límite de f1uencia   . Almas. 4. pues en ese caso baja el eje de f1exió n.Resistencia de diseño por flexión En la ref. Serían iguales si todo el patín comprimido fuese efectivo. E4. (De acuerdo con ell as. Como la sección tiene dos ejes de simetría. 4.1 Sección y propiedades geométricas Relaciones ancho/grueso Patines. calculado con el esfuerzo en el borde más alejado del eje neutro. módulo de sección elástico de la sección efectiva. para secciones con patines comprimidos parcial o completamente atiesados y cuando no están atiesados.21. Utilice las especificaciones de l a ref. De acuerdo con el primer método (que es el único que se ve aquí). los esfuerzos en el patín superior son iguales o mayores que en el inferior.

a.  Con este valor de se determina el ancho efectivo del patín comprimido. no aparecen en este l ibro. Para facilitar los cálculos.38. Localización del eje neutro y cá lculo de y . Este es el momento de inercia del doblez atiesador respecto a un eje centroidal paralelo al patín. El ancho efectivo de cada ala del patín comprimido es Ecs. se obtiene Ec. el ancho efectivo del atiesador de borde es 3. y su ancho efectivo reducido vale    (ec.35). 3. se utilizan los elementos lineales indicados en la Fig. pues no se conoce de antemano el área efectiva del alma. la restricción que proporciona el atiesador hace que trabaje como un elemento parcialmente atiesado. Su ancho efectivo se calcula con   y igual al esfuerzo máximo en ellos.37  Atiesadores de borde . La posición del eje neutro se determina por tanteos. Las ecuaciones utilizadas hasta aquí se han tomado directamente de la ref. 3.36 y 3. En la figura se indican también las propiedades de los elementos en arco de las esquinas. Por consiguiente. 4. . E4.La relación ancho/grueso de un doblez atiesador es ž      . Son elementos no atiesados. Localización del eje neutro. Tomando. se ha dibujado una sola de las dos canales que componen el perfil . . suponiendo que toda el alma es efectiva. El ancho efectivo reducido se utiliza para calcular las propiedades de la sección efectiva completa.38.3. Ec.2. conservadoramente.20.6.

524 = 1.979 26.305 0.545 0. 4. Ref.2 Elementos lineales El eje neutro se localiza en la tabla siguiente.250 0.271 25.700 33.3 Longitudes efectivas y esfuerzos ca lculados suponiendo que toda e l alma es efectiva.8375 = 5. Elemento Longitud efectiva.165 311. (cm) ( ) 1 2 3 4 5 6 7 TOTAL 1.675 0.032 2 x 0.048 8.242 Esfuerzos en los bordes del alma:  (compresión) (tensión) Fig. L (cm) Distancia al borde superior.096 0.183 25.400 2 x 0. E4.524 = 1.288 24.6.6. la numeración de los elementos y sus anchos efectivos se indican en la Fig.21 .Fig. E4.573 12.683 576. E4.048 2x2.6.543 42.227 0.217 0.033     24.3.392 203.

En un prime r tanteo se supone que la porció n no efectiva del alma es  En la Fig.235 0.38.6.3).288 19.139 10. 3.305 0.532 Fig. Ecs. lo que indica que el alma no es completamente efectiva.250 0. como se supuso en a.096 0.714 664.258 26. (cm) (cm) 1.165 295.052 0.36 y 3.400 1. 3.675 0.Ec.032 1. Localización del eje neutro .324 24.534 4.227 0.4 se muestran todos los elementos efectivos y los esfuerzos normales en la sección.483 (  ) (  ) 33.4 Lon gitudes efectivas y esfuerzos calculados suponiendo que no toda el alma es efectiva (1 er tanteo) . Ref.109 2. 4.505 11118.545 0.674 570.183 25. en la tabla s iguiente se determina la nueva posición del eje neutro.573 15. teniendo en cuenta que el alma no es completamente efectiva.6.979 26.048 5.048 8.6.624 5143. 4.371 824.049 0.392 203.21 Puesto que         El valor de es menor que  (Fig.217 0.37. Elemento 1 2 3 4 5 6 7 8 TOTAL Longitud efectiva L Distancia al borde superio r.271 25.095 4459.299 41. E4. b. E4.

respecto a l borde superior. es igual a de la tabla más los momentos de inercia centroidales de los elementos perpendiculares al eje . c. Momento de inercia y módulo de sección. Esfuerzos en los bordes del alma:      (compresión) (tensión)         Este valor es 0. se aceptan los resultados. basado en elementos lineales.       El momento respecto al eje neutro se obtiene con el teorema de los ejes paralelos:  Momento de inercia de la sección Módulo de sección respecto al borde comprimido         Estas propiedades son de una sola cana l. para obtener las de la sección completa se multiplican por dos.5% menor que el calculado arriba. pero no se juzgan necesarias. El momento de inercia de la sección. Momento resistente nominal            . d. Estos podrían mejorarse haciendo más iteraciones.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful