Está en la página 1de 1

JOSÉ DE SAN MARTIN

José de san Martín nació en la provincia argentina de Yapeyú en 1778.

Sus padres fueron Gregoria Matorras y Juan de San Martín. La familia

San Martín marchó a Buenos Aires cuando José tenía tres años. En 1784, tuvieron

que trasladarse a España, donde comenzó su carrera militar. Fue soldado en las guerras

que España mantuvo contra Francia (1793-1795) y Portugal (1801). También luchó, siendo
condecorado por su valentía, en la batalla de Bailén (1808), una de las más importantes de la
guerra de la Independencia española, cuando España fue invadida por las tropas francesas de
Napoleón Bonaparte. En 1808, San Martín era ya capitán mayor.

Regresó a Argentina en 1812, y se encargó de la formación de un escuadrón, llamado Regimiento


de Granaderos a Caballo. Se unió a los independistas del Río de la Plata y derrotó a las tropas
realistas (españolas) en la batalla de San Lorenzo (1813) y en 1816 declararon la independencia de
los territorios del virreinato del Río de la Plata. De inmediato, crearon el Ejército de los Andes,
también conocidos como Ejército Libertador. San Martín fue nombra su general en jefe.

En enero 1817, San Martín salió rumbo a Chile, al frente del Ejército de los Andes. Su misión era
cruzar la cordillera de los andes y llegar a Chile. Un mes después, vencieron a los españoles en la

batalla de Chacabuco y entraron en la ciudad de Santiago. Los españoles intentaron recuperar


Chile, y en 1818 derrotaron a San Martín y al general Chileno Bernardo O’Higgins en la batalla de
Cancha Rayada, pero en ese mismo año, San Martín venció la guerra en la batalla de Maipú y se
declaró la independencia de Chile.

Luego, San Martín comenzó la campaña para liberar Perú. En julio de 1821 entró en Lima y
proclamó la independencia del Perú el 28 de julio de ese mismo año, y fue nombrado protector del
Perú para convocar un Congreso Constituyente. En 1822 se reunió con Simón Bolívar un encuentro
que es conocido como entrevista de Guayaquil, para ponerse de acuerdo sobre la expulsión
definitiva de los españoles y forjar las naciones sudamericanas libres, independientes y soberanas.
En 1824, San Martín zarpó hacia Europa y murió el 17 de agosto de1850 en la ciudad de Boulogne-
sur-Mer.