Está en la página 1de 12

19/11/2015 história e­história

   
ISSN 1807­1783                atualizado em 02 de setembro de 2009

Editorial

Expediente La explotación yerbatera en la frontera este de la provincia de
Misiones­Argentina (1876­1910) (Parte 1)
De Historiadores
por Bruno P.L. Aranha 
Dos Alunos

Arqueologia
Sobre o autor [i]
Perspectivas

Professores Ir para a Segunda Página
Entrevistas
1. Introducción
Reportagens
El mate es un
Artigos
símbolo, una tradición argentina
Resenhas
muy particular, la forma
Envio de Artigos
tradicional de consumo es algo
Eventos
muy propio de Argentina, una
Curtas
forma de cultura que no logró ser
Mapa de Misiones de 1882, anterior al Tratado de
Instituições
Palmas donde está incluida la zona oeste de los exportada para otros continentes.
Associadas
estados brasileños de Paraná y Santa Catarina. Justamente por el hecho de que la
Fotografada de la obra: AMABLE, María Angélica, Historia
Nossos Links
de la Yerba Mate en Misiones, Posadas: Ediciones Montoya, forma tradicional de beber mate
1989.
no es popular en otros países, lo
Destaques torna algo muy propio de este país. Claro que no se debe olvidar la influencia del
Fale Conosco mate en la cultura de las regiones vecinas de Uruguay, Paraguay y sur de Brasil.
Cadastro Pero en otras partes del mundo, el mate sólo llega en la forma de té. Ó sea, el
Newsletter consumo tradicional con el uso de la bombilla, es algo muy particular de esta
región meridional de Sudamérica, esta forma de consumo poco cambió desde que
los colonizadores españoles registraron el consumo de mate entre los indios
guaraníes de la región de Guayra, Alto Paraná, en el siglo XVI.

Algunos sectores sociales de la Argentina realizaron esfuerzos,
aunque infructuosos, de exportar la yerba mate. En 1946, por ejemplo, el
ingeniero agrónomo Antonio Carlos Muello en su obra “Yerba Mate, su cultivo y
explotación”, intenta hacer una publicidad de la yerba argentina por el mundo,
mostrando tímidos números de la exportación de la yerba hacia Europa. [ii] Pero,
como se nota en los días de hoy, la yerba mate solamente llega a los otros
continentes bajo la forma de té.

Intentaremos acá mostrar un poco la historia de la dinámica de
explotación que rodea a la yerba mate. El consumo acentuado de este producto
en Argentina a partir de mediados del siglo XIX hace que se engendre una lógica
de un proyecto agrícola capitalista, lo que provoca que Misiones, hasta entonces
un área periférica dentro del vasto territorio argentino, empiece a participar de la
vida y de los intereses nacionales del estado. [iii]

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 1/12
19/11/2015 história e­história

Misiones es el territorio más oriental de Argentina, su geografía
es muy particular. Al oeste está el río Paraná, que actúa de límite con Paraguay.
Del lado este están los ríos que determinan la frontera con Brasil, los ríos
Iguazú, San Antonio, Pepiri­Guazú y Uruguay. A ellos se suman incontables
arroyos.

Su historia es muy particular, en el siglo XVII las misiones
jesuitas llegaron a región y a partir de entonces se inició el cultivo de yerba mate
utilizando mano de obra indígena. Después de la expulsión de la orden por las
coronas Española y Portuguesa en 1768, la región quedó abandonada y
despoblada, aunque bajo la influencia del estado paraguayo de la época del
dictador Francia. La nación guaraní era entonces detentora de una poderosa
marina que patrullaba todo el Alto Paraná.

Misiones está ligada directamente a los intereses de los estados
vecinos Paraguay y Brasil. Sólo un tiempo después de la guerra de la Triple
Alianza, y de los nuevos acuerdos fronterizos esta región se integra
definitivamente al territorio argentino, aunque la parte este continúa un litigio
con Brasil hasta 1895, llamado “La cuestión de Palmas”. En dicho año, el
presidente estadounidense Stephan Grover Cleveland, entonces elegido como
árbitro de la cuestión entre los dos países, favoreció a las reivindicaciones
brasileñas,

Esta región fronteriza entre Argentina y Brasil es el recorte
espacial que hacemos en este trabajo. Esta región comprende las áreas actuales
del este de la Provincia de Misiones, una parte del nordeste de la provincia de
Corrientes y las regiones oeste de los estados brasileños de Paraná, Santa
Catarina y Rio Grande do Sul.

Esta región esta involucrada en un contexto de intereses
capitalistas de finales del siglo XIX, pues allí existía gran concentración de yerba
silvestre. Por ser un área de suma importancia agrícola y al mismo tiempo un
área de frontera, se van a jugar intereses internacionales. Es un área estratégica
en la cual se constituirán diversas formas de poder local y nacional..

La geografía de la explotación de la yerba no esta restringida
solamente a la región del Alto Paraná y del Alto Uruguay, el área que comprende
el hábitat natural de la yerba se extiende casi hacia la costa atlántica sur
brasileña. El estado de Paraná en el siglo XIX, es el mayor productor mundial de
yerba, el área de explotación abarcaba casi todo el estado en un sentido este­
oeste, los molinos que procesaban la producción yerbatera paranaense estaban
ubicados en la región de la capital Curitiba, y la yerba era exportada por vía
atlántica a través del puerto de Paranaguá. Como consecuencia de la explotación
yerbatera, una poderosa burguesía paranaense se consolida en Curitiba. Lo
curioso es que la población de este estado brasileño no es una tradicional
consumidora del mate, [iv] pero la yerba es de suma importancia para la
economía paranaense, totalmente dependiente de la explotación yerbatera y de
la exportación a su principal mercado consumidor: la Argentina. [v]

En un espacio de doce años, las exportaciones paranaenses se
triplicaron por influencia directa del aumento del consumo argentino. En 1860 la

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 2/12
19/11/2015 história e­história

producción era de 5.018.488 Kilogramos, y en 1872, la producción es de
16.359.974 kilogramos. [vi]

La abundancia de yerba era tan grande en el estado brasileño
que no era necesario que la explotación llegase a los cofines de la región oeste
del estado, fronteriza con Argentina y Paraguay. Esta región, cercana al Alto
Paraná, era un tierra de nadie, donde el trafico imperaba, donde explotadores
argentinos y brasileños practicaban contrabando, lejos de los poderes oficiales, o
de forma arreglada con las escasas autoridades locales. Uno de los más famosos
fue el argentino Julio Thomaz Allica, su zona de explotación llegaba cerca del
área de los explotadores de Curitiba. [vii]

Esta área fronteriza era rica en yerbales naturales, lo que no
sólo despierta la codicia de los capitalistas, sino también la de los intereses de
los estados nacionales.

Era vital para el estado argentino tener control de estos grandes
yerbatales naturales. La cuestión de la dependencia de la yerba brasileña es algo
que va a ser profundamente debatido entre la elite argentina al adentrar el sigo
XX.

La producción de los yerbales naturales de Misiones en 1898,
alcanzaba solamente 1.043.154 kilogramos, una cantidad muy inferior comparada
con la producción brasileña (o mejor, paranaense), [viii] La forma cultivada
avanzaba tímidamente, todavía se estaban realizando experimentos del cultivo.
En 1912 la producción de los yerbales de cultivo era de 896.441 kilogramos. [ix]

Con la definición de los límites entre Brasil y Argentina después
del Tratado de Palmas, esta lógica de una región de frontera no cambia,
principalmente por ser un área de gran interés capitalista. El concepto de
frontera aquí se torna artificial, el río Uruguay nos es una barrera, en algunos
periodos incluso se puede caminar entre ambas costas de los dos países. [x] Más
al norte, la región de Barracón es un punto estratégico y al mismo tiempo crítico,
sobre todo por el hecho de ser el único punto de frontera seca entre Argentina y
Brasil. [xi] Son varios hechos que confluyen para que esta región tenga una
dinámica muy particular, centrada principalmente en la cuestión del tráfico ilegal
de yerba.

La bibliografía estudiada para este trabajo es más que nada del
lado argentino, sobre todo por lo hecho de estar haciendo la investigación en el
periodo de intercambio en la Universidad de Buenos Aires.

La intención de este trabajo es mostrar como se manejaba el
poder en esta vasta región de la frontera, hasta qué punto valía la autoridad del
estado argentino, o hasta qué punto los intereses particulares primaban por sobre
los del estado.

Analizando la bibliografía nos encontramos con varios términos
que hacen mención a la corrupción de las autoridades locales, también casos de
tráfico ilegal que privilegiaba los intereses particulares de los yerbateros, en
detrimento de los intereses aduaneros del estado. O sea, esta es una dinámica

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 3/12
19/11/2015 história e­história

muy particular de una región de frontera.

2. Misiones, el Alto Uruguay y la dependencia de Buenos Aires

Con el inicio del ciclo de explotación de la yerba, Misiones
empieza a cobrar un significado importante para la economía argentina. Los
llamados pioneers, [xii] capitalistas argentinos o extranjeros, empiezan a
adentrarse en la selva misionera para explotar los yerbales naturales. Eso
significa la llegada de una lógica capitalista que hasta entonces no había en esta
región, por supuesto que hay una gran diferencia de mentalidad entre aquellos
pioneers y la población nativa de la región, constituida mayoritariamente por
indígenas y mestizos. Así empieza esta dinámica de reclutamiento de mano de
obra local, y por el hecho de las diferencias de mentalidad entre los pioneers
yerbateros y los autóctonos, esta dinámica de explotación va a ser algo muy
particular, o mejor, una de las formas de explotación más crueles de las que se
tiene noticia en Sudamérica, que nada debe envidiarle a la esclavitud de mano de
obra africana llevada a cabo en toda América.

La región del Alto Paraná se torna algo mítico, el “país de la
yerba mate” va a engendrar un imaginario que consecuentemente hará que
aparezca una literatura propia de la región, basada sobre todo en la dura realidad
de trabajadores de los yerbales silvestres. Los más conocidos son la obra “El Río
Oscuro” de Alfredo Varela, y los cuentos de Horacio Quiroga, quien inclusive se
instaló como yerbatero en Misiones.

En realidad, el recorte espacial que hacemos acá no forma parte
exactamente de la región del Alto Paraná, pero sí la del Alto Uruguay, donde
empezó la explotación yerbatera en el siglo XIX. Aunque, debemos destacar que
es imposible disociar el Alto Uruguay del Alto Paraná, pues son regiones cercanas
que están directamente interconectadas.

El contexto de la explotación empieza en el periodo que Misiones
todavía formaba parte de la Provincia de Corrientes, cuando un reglamento de
yerbales fue establecido por el gobierno correntino, en el año 1876. Antes de que
Misiones se convirtiera en territorio nacional, un importante hecho ocurrió: la
venta de más de dos millones de hectáreas del área de Misiones a 29
compradores. O sea, gran parte del territorio misionero pasó a manos privadas,
lo que dificultaba el control directo de esta área por parte del gobierno de Buenos
Aires, aún después de que el Congreso Nacional sancionara la ley que convertía a
Misiones en territorio nacional en 1881.

La primera capital de Misiones fue la localidad de Corpus, y su
primer gobernador Rudencino Roca, hermano del presidente Julio Argentino Roca,
propuso al Ministerio del Interior trasladar la capital hacia Posadas, localidad que
hasta entonces pertenecía a Corrientes. Las razones para el cambio están
directamente ligadas a los intereses de los yerbales del Alto Uruguay, ya que
desde Posadas habían picadas que se conectaban directamente con los pueblos
del Alto Uruguay como Santo Tomé, Concepción y San Javier. La autora Maria
Angélica Amable, en su obra “Historia de la Yerba Mate en Misiones”, hace
referencia al informe del propio gobernador Roca presentado ante el Ministerio
del Interior del gobierno porteño. Dicho informe está publicado en la Crónica de

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 4/12
19/11/2015 história e­história

los Gobernadores de Misiones. A continuación, el mismo gobernador Roca
justifica el interés en las áreas de los yerbales del Alto Uruguay: “…Ahora bien:
como los bosques inaccesibles y la referida cadenas de cerros terminan recién,
en el arroyo Garupá, límite del territorio Nacional, a sólo tres leguas del pueblo
correntino de Posadas, es ésta población la que servía al Gobierno de Corrientes
para centro de sus relaciones con los pueblos de la costa del Uruguay, lo más
floreciente de Misiones, Posadas, en fin, era y es el único camino posible para
trazar salvando la mencionada cadena de cerros, que intercepta ambos ríos. Por
ésta misma razón, la industria yerbatera, la más rica hoy en esta grande agreste
zona, eligió a Posadas, como mercado, por más que Candelaria y Corpus le
brindaban un puerto más seguro e inmediato. Las mismas poblaciones del interior
de la Provincia de Corrientes y la de Santo Tomé, fluvial y último punto de la
línea de vapores desde Caseros tiene excelente camino carretero hasta
Posadas…” [xiii]

Además de resaltar la importancia de la industria yerbatera
misionera, el gobernador denuncia que los yerbales del Alto Uruguay son una
preocupación directa del gobierno nacional. A principios del siglo, en 1903, el
ingeniero agrónomo Pedro J. Isouribere, fue enviado por el Ministerio de
Agricultura hacia esta zona para realizar una inspección agrícola.

Las autoridades encargadas de los yerbales son todas
nombradas por el poder ejecutivo nacional, tales como el Inspector General de
Yerbales nacionales y el Inspector de Bosques y Yerbales. [xiv] El hecho de haber
cargos específicos para la problemática de la explotación de la yerba, denuncia la
efectiva preocupación del gobierno central en tener mayor control directo sobre
esta área. Los yerbales fueron convertidos en bienes fiscales y pasaron a
depender directamente del Ministerio de Hacienda de la Nación. [xv] Para Leandro
de Segastizabal, el interés principal del estado argentino residía en la cuestión
del proteccionismo y recaudación fiscal. [xvi] Un decreto del 19 de noviembre de
1895 disponía que las rentas obtenidas de yerbales ingresarían a la tesorería de
la gobernación donde serían depositadas a favor del ministro de Hacienda de la
nación. [xvii]

Vemos que el hecho de la expansión yerbatera hizo que el
gobierno central asumiera un control directo sobre Misiones, pues el hecho de
que esta área perteneciera a la provincia de Corrientes dificultaría este intento.
Cabe aclarar que Argentina recién se constituía como una nación, y tenía en su
haber toda una historia de guerras interprovinciales que debilitaban su unidad
nacional y reforzaban los poderes regionales. Es por ello que la cuestión de los
caudillos es demasiado comentada por la historiografía del siglo XX argentino.
[xviii] Así que por mucho tiempo Corrientes fue casi como un país independiente,

que de tiempos en tiempos estaba bajo una órbita distinta (Paraguay, Buenos
Aires, Brasil o Uruguay)

Según Alfredo Bolsi, los territorios nacionales en esta época de
fines del siglo XIX, eran entidades políticas que tenían mucho de abstracto. Sus
gobernadores ejercían un poder relativo sobre su espacio y sus obras. Las
escuelas, por ejemplo, eran construidas y dirigidas desde el ministerio central de

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 5/12
19/11/2015 história e­história

Buenos Aires. La Tierra fiscal y la formación de colonias era repartida por la
Dirección Nacional de Tierras, los caminos y puentes estaba a cargo del
Ministerio de Obras Públicas de la Nación. [xix] La cuestión de los caminos y
puentes era un punto clave teniendo en cuenta la geografía particular de Misiones
en medio de tantos arroyos e yerbales de difícil acceso.

Esta cuestión del control directo del territorio misionero por
parte del gobierno de Buenos Aires nos lleva a algunos cuestionamientos, pues
seguro que esta forma de poder suscitaba algún tipo de tensión, sobre todo por
ser un área lejana a Buenos Aires, donde intereses locales se confrontaban con
los intereses del poder central. El hecho de que el primer gobernador de Misiones
fuera hermano del presidente de la nación, denuncia la preocupación del gobierno
por tener una estrecha relación con la región de Misiones. El mandato del
gobernador Roca fue estratégico para esta nueva etapa de reorganización del
territorio misionero. Pero, con el continuo avance de la explotación yerbatera,
una lógica más compleja de poder tendrá lugar allí. Después de Roca, asume el
gobierno el coronel Benjamín Moritán, que como su antecesor, era veterano de la
campaña del desierto y de la guerra de la Triple Alianza. Estas primeras
gestiones del gobierno misionero evidencian un debido acercamiento entre el
gobierno misionero con la sede del gobierno nacional argentino.

Con la ascensión de un gobernador civil esto cambia un poco. El
primero fue Don Francisco Delgado en 1893. Hemos detectado en la bibliografía
estudiada que en muchos casos, fueron los propios gobernadores de Misiones los que

denuncian la falta de control del estado en esta área de frontera, el citado
documento de la Crónica de los Gobernantes de Misiones es una importante
fuente donde están registradas las memorias de varios gobernadores de
Misiones. Por eso se debe pensar en la importancia de estudiar las fuentes,
resaltando aquí la de la documentación oficial, porque por este camino es posible
detectar la “historia del otro”, la visión del otro lado de la historia. En este caso,
la del lado opuesto al poder porteño.

El gobernador Juan José Lanusse, incluso hace ironía al gobierno
de Buenos Aires al registrar en sus memorias: “…para que la vigilancia fuese
realmente eficaz, sería necesario que detrás de cada peón yerbatero que se
interna en el monte para hacer yerba, hubiese un fiscal que inspeccionase su
trabajo…” [xx]

Lanusse sólo disponía de un sargento y cien policías para
custodiar y brindar seguridad en todo el territorio nacional.[xxi] El mismo
gobernador denunciaba el gran problema del vacío demográfico del territorio y
reclamaba del gobierno porteño más infraestructura en lo concerniente a nuevos
caminos y puentes que pudieran facilitar el desarrollo regional, principalmente en
lo que respecta a la explotación de la yerba mate. Según Balestra, grandes
espacios del interior misionero “encerraban en su seno considerables riquezas y
se mantenían inanimados y pobres”. [xxii]

El gobernador Lanusse hace una denuncia inusitada para su
época que tiene que ver con la explotación de la mano de obra en los yerbales.
Quizás sea uno de los primeros en hacerlo, ya que en esta época las noticias de

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 6/12
19/11/2015 história e­história

la explotación de los mensus todavía no había sido puesto en evidencia por la
prensa de Buenos Aires. Las denuncias de Alfredo Varela, por ejemplo, datan de
casi cuarenta anos después. Según Lanusse, el trato a los peones era un grave
problema que ahuyentaba la mano de obra. [xxiii]

La concentración de tierras en esta área en manos de algunos
pocos propietarios es una cuestión que también fue mostrada por Lanusse. Como
ya vimos anteriormente en este texto, Misiones heredó de Corrientes una vasta
extensión de dos millones de hectáreas que estaban en manos de 29 propietarios.
En sus memorias, el gobernador hace referencia a la concentración monopólica
de la actividad yerbatera. [xxiv]

Poco se sabe sobre esos propietarios, seria importante saber
quiénes eran los responsables de esta concentración de tierras en Misiones.
Analizando la bibliografía hemos visto que los yerbales particulares tenían
privilegios arancelarios. En 1903 se dictó la Ley de Tierras 4167 del mismo año,
que estipula el impuesto de cincuenta centavos nacionales por cada diez kilos de
yerba que se extrajeran de los yerbales ubicados en terrenos fiscales, y de
treinta centavos, en el caso de estar ubicado en un terreno particular. [xxv] Esto
pone de manifiesto una forma de privilegio que estos propietarios tenían ante el
gobierno.

1906 es el período de la gestión del gobierno de Manuel
Bermúdez. En lo que respecta al tema de los yerbales particulares, vemos una
vez más el hecho de la sumisión del gobierno misionero ante el gobierno de
Buenos Aires. Bermudez recibió órdenes del Ministro de Agricultura, Ezequiel
Ramos Mexía para cancelar las concesiones de explotaciones para el corriente
año, destacando que no interviniera en los yerbales particulares pues la
concesión a estos permanecía inalterada. [xxvi]

Para Helvecio Antonini, las consecuencias de esas
reglamentaciones fueron las de crear un privilegio para un cierto número de
personas. Acusa los Ministros de Agricultura y Hacienda de estar colaborando con
estos propietarios.[xxvii] Este privilegio a los particulares vienen desde la época
de Roca. El gobernador Benjamín Moritan comenta que en el año1891 la
explotación se dedica sobre todo a los terrenos privados. [xxviii]

El tema de la recaudación fiscal por parte del estado argentino
en Misiones es una problemática importante, pues una de las principales lógicas
de la existencia del estado es esta, la recaudación. La cuestión de la identidad
nacional viene derivada de ello. En el mundo capitalista moderno, antes que
nada, la cuestión económica es de suma importancia. En una región de frontera
como Misiones, y más, de frontera agrícola, la cuestión económica viene antes
que cualquier tema relacionado a sentimientos nacionales. Tenemos como
ejemplo el caso del ingeniero agrónomo Pedro J. Isouribere, que sugirió al
Ministerio de Agricultura de la Nación invitar a los brasileños de la costa del
Uruguay a integrar la nación Argentina. [xxix] En este caso en particular, la
preocupación no es solo por los vacíos demográficos de Misiones, sino por el
tema de la dinámica de explotación de esta región del este de Misiones. Había un

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 7/12
19/11/2015 história e­história

interés en desarrollar las actividades capitalistas en estas áreas vírgenes que
tenían muchos yerbales silvestres. O sea, el interés residía principalmente en el
capital. Por lo tanto, la cuestión de identidad nacional es una pura consecuencia
de ello.

Una vez mas recurriendo a las memorias de los gobernadores
misioneros, es posible notar la situación de la recaudación fiscal de Misiones en
esta época. Rudencino Roca señaló que mientras el presupuesto de 1882 sumaba
$ 4754, el impuesto sobre la yerba producía “ocho mil fuertes y corresponde
exclusivamente a Misiones”. [xxx] En realidad este es un informe que presenta
números que tienen como objetivo justificar los intereses agrícolas en este
territorio. Comento una vez más que el dicho gobernador es el hermano del
presidente de la Nación en esta época. Mucho más conflictivos fueron los
reclamos del gobernador Lanusse, según sus memorias: “el territorio de Misiones
ingresó a rentas generales no menos de un millón de pesos moneda nacional.
Todo el costo de su administración, comprendiendo personal de empleados,
administración de justicia, etc., no alcanza a tres cientos cincuenta mil pesos…”
[xxxi]

El gobernador se molesta ante la falta de respuesta a sus
repetidos pedidos de obras, y se dirige directamente al Ministro del Interior: “ En
nombre de qué principio de equidad podría… dada esta situación, negársele (al
territorio de Misiones) lo que con tanto derecho… reclama?” [xxxii]

La gestión antecesora a Lanusse, la del gobernador Balestra,
manifestó en un documento público que el producto de la explotación de yerbales
bastaría para sufragar el presupuesto de la Gobernación. Su informe, elevado al
Gobierno Nacional, dio origen a otro de la Dirección General de Tierras y
Colonias. Así que a partir de este momento los yerbales obtienen una legislación
especial, aparte de la Ley de Bosques vigente. [xxxiii]

Como se puede notar la recaudación de los yerbales era
bastante alta, pero aún así debemos tener en cuenta que los números de la
explotación para esta época son considerados bajos en comparación con el
volumen de yerba producida por Brasil y, consecuentemente, la de los números
de lo que es importado de este país. Considerando esos números, la recaudación
era bastante alta como podemos percibir hasta ahora. Podría ser todavía más
alta porque se supone que la cantidad de yerba que no era tributada debido al
intenso tráfico existente era muy alta. La región del Alto Uruguay está inmersa
en esta problemática, ya que están allí los puntos considerados estratégicos por
el gobierno, por el hecho de la grande concentración de yerbales silvestres. Pero,
el hecho de estar ubicados en una área de frontera con Brasil hace que la
dinámica de explotación de esta región tenga ciertas peculiaridades que
analizaremos en el capitulo siguiente.

3. Dinámica de explotación del Alto Uruguay, una región de frontera.

Desde antes del reinicio de la explotación yerbatera en el siglo
XIX esta región del Alto Uruguay es de una importancia estratégica. Como ya
vimos acá, las misiones jesuitas se habían constituido allí y el río Uruguay era un
punto de frontera entre las coronas española y portuguesa. Las dos coronas
http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 8/12
19/11/2015 história e­história

intervinieron directamente en esta región, por el hecho de que las misiones
estaban ubicadas en las dos márgenes del río.

Mas adelante, el en período de vida independiente de las
naciones sudamericanas, una importante vía comercial se constituye entre
Paraguay y el Imperio de Brasil, que atravesaba todo Misiones y conectaba
Itapuá en el Paraguay con la ciudad de São Borja, en la costa brasileña del
Uruguay, [xxxiv] ciudad esta que está enfrente a la población correntina de Santo
Tomé, cerca del límite con Misiones.

El reglamento de explotación yerbatera promulgado por el
gobierno de Corrientes en 1876 ya denotaba la importancia estratégica del Alto
Uruguay. Rectificando una vez más que Misiones en esta época formaba parte de
la Provincia de Corrientes. El gobierno correntino nombró al Sr. José Hernandez
de los Santos como comisario general de Yerbales del Alto Uruguay. Una
comisión formada por el comisario general y por los Sres. Abelardo Escalada y D.
Victor Navajas fue designada para formular un reglamento específico para la
explotación y conservación de los yerbales del Alto Uruguay. [xxxv] El gobierno
establecía así dos puntos estratégicos de explotación en Misiones: Santa Anna, en
el Alto Paraná, y San Javier, en el Alto Uruguay.

Los interesados en beneficiar la yerba en el Alto Uruguay tenían
que solicitar un permiso al Receptor Territorial de San Javier. Vemos de esta
manera que la autoridad gubernamental esta ubicada justamente en San Javier,
población estratégica en el Alto Uruguay, justo en la frontera con Brasil, enfrente
a la población brasileña de Guarani (actualmente ciudad de São Xavier en el
estado de Rio Grande do Sul).

La presencia de pequeños molinos en San Javier denota la
magnitud de la explotación yerbatera en el Alto Uruguay. Hemos visto en la
bibliografía sobre la yerba que mucho se comenta de que los molinos que
estarían ubicados fuera de la zona productora, en el caso argentino estaban
ubicados en Santa Fé y Buenos Aires. Pero es importante resaltar que hubo
pequeños molinos en Misiones. Más precisamente en el Alto Uruguay, los molinos
estaban ubicados en dos puntos considerados estratégicos: Concepción y San
Javier. [xxxvi]

Resulta obvio que la preocupación del estado argentino en esta
zona en especial deriva en cuestiones de recaudación fiscal, el estado intentaba
hacerse mínimamente presente en esta región de frontera. Como ya hemos visto
en este texto, en San Javier había una autoridad específica para estas cuestiones
fiscales. El Receptor Territorial era responsable no solo de los tributos
relacionados con la yerba, sino también de la cobranza de las multas, otra fuente
de ingresos del gobierno. El artículo 36 del reglamento decía que los fondos
provenientes de las multas, ingresarían en las Receptorías de San Javier o Santa
Anna según el caso, remitiéndose mensualmente a la Gobernación de Misiones y
consecuentemente al gobierno de Buenos Aires. [xxxvii] Además de eso, el
Receptor Territorial debería presentar una cuenta especial de la producción de los
yerbales, debiendo hacer entrega mensual de los fondos a la gobernación, la que
procedería a depositarlos en el Banco de la Nación, rindiendo cuenta

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 9/12
19/11/2015 história e­história

trimestralmente a este Ministerio de su producción. [xxxviii]

La contaduría intervenía directamente en la Receptoría de San
Javier, tenía un cuidado especial en observar las cuentas mensuales. El artículo
49 decía que el Receptor Territorial de San Javier era el único responsable de
percibir los derechos impuestos por la extracción de la yerba­mate elaborada y
las multas impuestas en este Reglamento. [xxxix]

Ir para a Segunda Página

[i] Bacharelando en Historia en la Universidade de São Paulo (USP). Actualmente es
intercambista em la Universidad de Buenos Aires (UBA)

[ii] MUELLO, Alberto Carlos, Yerba Mate: su cultivo y explotación, Buenos Aires: Editorial
Sudamericana, 1946.

[iii] BOLSI, Alfredo S.C., El Primer Siglo de Economia Yerbatera, Folia Historica del Nordeste,
Resistencia, nº 4, 1980, p. 123.

[iv] El consumo de yerba mate es popular solamente en el estado brasileño de Rio Grande do
Sul.

[v] La explotación de Mate es responsable de la autonomía económica del estado de Paraná, y
consecuentemente de su separación del estado de San Pablo. La yerba está representada
incluso en la bandera del estado.

[vi] BOLSI, , op., cit., p. 128.

[vii] BALLER, Leandro, A mão­de­obra paraguaia no fluxo do Rio Paraná: uma breve leitura,
Revista virtal História e­história, http://www.historiaehistoria.com.br/materia.cfm?
tb=alunos&id=124 Acceso en 01­05­09

[viii] BOLSI, , op., cit., p. 141.

[ix] VALLARO, Angel, Yerba­Mate Yerbatales Argentinos, extensión, situación, importancia de
su cultivo, su industria, adulteraciones, comercio, fomento, protección y fiscalización, Tesis de
Doctorado, Buenos Aires: Universidad Nacional de Buenos Aires ­ Facultad de Ciencias
Económicas, 1916, p. 22.

[x] SEGASTIZÁBAL, Leandro, La Yerba Mate y Misiones, Buenos Aires: Centro Editor de
América Latina, 1984, p. 72.

[xi] Después de la altura en que el Río Uruguay adentra hacia Brasil, la frontera es delimitada
por el Río Pepiri­Guazu. Hay un pequeño trecho de frontera seca cerca de la naciente de este
río y el Río San Antonio, ahí se ubicaba Barracón, hoy localidad de Bernardo de Yrigoyen, que
esta ligada a dos ciudades brasileñas: Barracão en el estado de Paraná y Dionísio Cerqueira, el

estado de Santa Catarina. Por eso también es conocida como Triple frontera.

[xii] Alfredo Varela en su obra El Río Oscuro utiliza el concepto de Pioneer de la obra del poeta
estadounidense Walt Whitman para designar los pioneros capitalistas que se adentraron en la
selva misionera como Juan y Francisco Goicochea, Carlos Bosetti, Juna Antonio Uribe, etc. in:
VARELA, Alfredo, El Río Oscuro, Buenos Aires: Capital Intelectual, 2008, p. 63 y 103.

[xiii] Citado por AMABLE, María Angélica, Historia de la Yerba Mate en Misiones, Posadas:

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 10/12
19/11/2015 história e­história

Ediciones Montoya, 1989, p. 101.

[xiv] AMABLE, , op., cit., p. 101 y 131.

[xv] Id,. Ibid., p. 105.

[xvi] SEGASTIZÁBAL, , op., cit., p. 10.

[xvii] AMABLE, , op., cit., p. 149.

[xviii] El libro Facundo: Civilización y Barbarie de Domingo Faustino Sarmiento es un ejemplo
de una obra del siglo XIX que hasta hoy es muy comentada y revisada por la historiografía por
el hecho de la temática del caudillismo, en este caso, Facundo es el caudillo de provincia de La
Rioja. In: SARMIENTO, Domingo Faustino, Facundo: Civilización y barbarie, Buenos Aires:
Centro Editor de Cultura, 2007.

[xix] BOLSI, , op., cit., p. 154.

[xx] Id,. Ibid., p. 148.

[xxi] http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Jos%C3%A9_Lanusse ­ Acceso en
04/06/09.

[xxii] BOLSI, , op., cit., p. 153.

[xxiii] Id,. Ibid., p. 156.

[xxiv] Id,. Ibid., p. 156.

[xxv] AMABLE, , op., cit., p. 164.

[xxvi] Id,. Ibid., p. 172.

[xxvii] Id,. Ibid., p. 178.

[xxviii] BOLSI, , op., cit., p. 147.

[xxix] SEGASTIZABAL. , op., cit., p. 71.

[xxx] BOLSI. , op., cit., p. 154.

[xxxi] Id,. Ibid., p. 155.

[xxxii] Id,. Ibid., p. 155.

[xxxiii] AMABLE., op., cit., p. 143.

[xxxiv] BOLSI, Alfredo S.C., Misiones – Una aproximación geográfica al problema de la yerba
mate y sus efectos en la ocupación del espacio y el poblamiento, Folia Historica del Nordeste,
Resistencia, nº 7, 1986, p. 20.

[xxxv] AMABLE., op., cit., p. 123­124.

[xxxvi] ECHEVERRÍA, Mirta S., Reclutamiento y fijación de la fuerza de trabajo en los yerbales
de Misiones 19001943, Cuadernos de Historia Regional, Luján, Vol. 1, nº 2, 1985, p. 35.

[xxxvii] AMABLE., op., cit., p. 133.

[xxxviii] Id,. Ibid., p. 148.

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 11/12
19/11/2015 história e­história

[xxxix] Id,. Ibid., p. 136­137.

Solicitar Uso Limitado deste Conteúdo

 Editorial | Expediente | De Historiadores | Dos Alunos | Arqueologia | Perspectivas | Professores | Entrevistas

 Reportagens | Artigos | Resenhas | Eventos | Curtas | Instituições Associadas | Nossos Links

http://historiaehistoria.com.br/materia.cfm?tb=alunos&id=226 12/12

También podría gustarte