Está en la página 1de 11

Si no se puede ver bien el mapa este es link para verlo https://cursa.ihmc.

us/rid=1QM2KN6FT-15HVH72-33TL/1QM1T285CIPVK1J3I34KIimage

Me parece que tiene unas partes interesantes que pueden servir


Dificultades de aprendizaje en la psicología
¿Qué son los problemas de aprendizaje?
Muchas veces los padres confunden los problemas de aprendizaje con fracasos escolares de sus hijos, con los periodos
interminables de la realización de tareas, con las dificultades que parecen insuperables... hasta que se dan cuenta que el
niño tiene dislexia. Se calcula que alrededor del 10% de la población occidental sufre de dislexia.
La dislexia forma parte de los trastornos de aprendizaje que se caracteriza por las dificultades persistentes para aprender y
por las deficiencias en el nivel de desarrollo del aprendizaje.  Contrariamente a lo que se piensa usualmente, los trastornos
del aprendizaje se presentan también en jóvenes con capacidad intelectual alta. El problema no tiene que ver con las
facultades intelectuales del niño, sino de un déficit neurológico que toca regiones específicas del cerebro: la zona de Broca,
asociada al aprendizaje de la lectura, o a la región parietal del cerebro, asociada al aprendizaje de las matemáticas.
Es importante distinguir entre las dificultades de aprendizaje temporales ligadas a lo que vive el niño de forma cotidiana, y
los trastornos de aprendizaje, que consisten en un handicap estable con el que hay que aprender a vivir.

Diferencia entre dificultades y trastornos de aprendizaje


Las dificultades de aprendizaje son usualmente detectadas en la escuela cuando el estudiante no alcanza el nivel
esperado para su rango de edad. Las dificultades de aprendizaje pueden manifestarse de muchas formas, por ejemplo:
baja motivación para estudiar, poca memorización, concentración limitada, incapacidad para resolver problemas dados,
comportamiento social inadaptado, inquietud, entre otros. La razones más frecuentes de estas dificultades tienen que ver
con problemas en casa: desde condiciones socioafectivas complicadas, un duelo, problemas de ansiedad, preocupación
económica, divorcio de los padres, violencia doméstica, etc. Al detectar la fuente del problema y al atenderlo mejora
notablemente el desempeño y el aprendizaje del menor.
Los trastornos de aprendizaje hacen referencia a un disfuncionamiento neurológico que interfiere con una o varias
funciones neuropsicológicos y que perturba la capacidad del cerebro para la adquisición, la comprensión, la utilización, la
acumulación y la recuperación de la información verbal y no verbal. Los problemas de atención puede afectar funciones
específicas tales como el lenguaje, la memoria, las referencias en el tiempo y en el espacio, el cálculo, la coordinación, la
motricidad, la comunicación, etc. Únicamente un diagnóstico mediante una evaluación profunda permitirá detectar qué tipo
de trastorno se trata y de determinar el tratamiento a seguir. 
El grado de severidad de los trastornos de aprendizaje varía. Afecta la adquisición y el funcionamiento de las habilidades
siguientes:
 el lenguaje oral (aspecto receptivo y expresivo)
 lenguaje escrito
 la lectura: identificación de palabras y la comprensión
 la escritura: la ortografía y la producción escrita
 matemáticas: el cálculo, el razonamiento lógico y la resolución de problemas

Los problemas de aprendizaje no están vinculados a la inteligencia, sino a una carencia relacionada con el tratamiento de la
información. Se produce debido a factores neurobiológicos, genéticos, o bien de una lesión, que modifican el
funcionamiento del cerebro y modifican el proceso de aprendizaje. Es importante insistir en no confundir las dificultades y
los trastornos de aprendizaje. Las dificultades están ligadas a factores psicológicos, familiares, sociales o económicos,
mientras que los trastornos son de orden neurobiológico y duran toda la vida. 
Es importante que las personas que tienen trastornos de aprendizaje sea detectado a temprana edad y que reciba
evaluaciones por parte de profesionales (neuropsicólogos). Para que el tratamiento sea efectivo, es necesario que las
intervenciones llevadas a cabo en casa, en la escuela o en el trabajo deben tener en cuenta las características del individuo
y debe incluir estas medidas:

 la enseñanza correctiva adaptada a las carencias específicas


 la enseñanza de estrategias compensatorias
 la puesta en práctica de medidas de apoyo apropiadas 
 el desarrollo de la capacidad a hacer valer sus necesidades específicas en su entorno.

Los trastornos del aprendizaje


Algunos de los problemas de aprendizaje más comunes están:

 Dislexia: problema de aprendizaje de la ortografía y de la lectura. Ver aquí sobre la dislexia. 


 Disgrafia: Trastorno de la capacidad o la facultad de escribir. Se caracteriza por una organización y coordinación
deficiente de la escritura que la vuelve lenta e incomprensible. Ver aquí todo sobre la distrafía. 
 Discalculia: se caracteriza por una dificultad en el lenguaje escrito en relación con los números y el cálculo.
 Dispraxia: se caracteriza por la dificultad de coordinar el movimiento, automatizar y planificar gestos.
 Disfasia o afasia: (llamado trastorno del lenguaje recientemente) es un trastorno estructural y duradero del
aprendizaje y del desarrollo del lenguaje oral

Evaluación neuropsicológica
La evaluación neuropsicológica permite identificar si existe una alteración en relación con una o más de las funciones
siguientes:

 el estudiante no cumple con las exigencias académicas


 la atención
 la memoria
 el razonamiento
 la conceptualización
 la planificación
 la organización
 la percepción
 las habilidades espacio-visuales
 la coordinación
 la motricidad
 la comunicación
 la lectura
 la escritura
 la ortografía
 el cálculo

¿Cómo ayuda una evaluación neuropsicológica?


Los resultados de la evaluación neuropsicológica permite lo siguiente:
 plantear un diagnóstico preciso del trastorno de aprendizaje e identificar los déficits neuropsicológicos asociados;
 que la persona y sus padres, esposos, familia, etc., comprenda mejor la naturaleza de sus dificultades, y que se
puedan de esto modo respetar sus límites;
 identificar el medio que es más propicio para la realización plena del individuo
 orientar el método pedagógico a las necesidades de la persona
 equipar a los padres de niños y los adultos que están enfrentados al trastorno de aprendizaje para que puedan hacer
valor las necesidades del menor y obtener la ayuda y los servicios requeridos
 establecer un plan de intervención adaptado a las necesidades de la persona (intervención neuropsicológica,
ortopedagógica, etc.)
 proponer los ajustes necesarios a fin de maximizar el aprendizaje, el rendimiento y el bienestar de la persona.   

Dificultades de aprendizaje en lo terapéutico

Definición
Una definición conceptual completa de las Dificultades de Aprendizaje (DA) y sobre la que existe un mayor consenso es la
siguiente:

“Las dificultades de aprendizaje son un término genérico que se refiere a un grupo heterogéneo de trastornos, manifestados por
dificultades significativas en la adquisición y uso de la capacidad para entender, hablar, leer, escribir, razonar o para las
matemáticas. Estos trastornos son intrínsecos al individuo, y presumiblemente debidos a una disfunción del sistema nervioso,
pudiendo continuar a lo largo del proceso vital. Pueden manifestarse problemas en conductas de autorregulación e interacción
social, pero estos hechos no constituyen por sí mismos una dificultad de aprendizaje. Aunque las dificultades de aprendizaje se
pueden presentar concomitantemente con otras condiciones discapacitantes (por ejemplo déficit sensorial, retraso mental,
trastornos emocionales severos) o con influencias extrínsecas (como diferencias culturales, instrucción insuficiente o
inapropiada), no son el resultado de dichas condiciones o influencias” (NJCLD- National Joint Committee on Learning
Disabilities- en 1988).

Evaluación
El perfil más generalizado del adulto con dificultades de aprendizaje se caracteriza por tener una inteligencia de tipo medio,
déficits neuropsicológicos selectivos y un rendimiento académico inferior al esperable en función de su CI. Varios estudios
ponen de relieve un rendimiento verbal inferior al manipulativo (Portellano, 1993).

La evaluación deberá ir dirigida a explorar cuatro aspectos principalmente:

1. Aspectos intelectuales
2. Aspectos madurativos, neuropsicológicos
3. Aspectos instrumentales
4. Aspectos emocionales

Evaluar cuidadosamente dichas áreas nos puede ayudar a realizar un diagnóstico diferencial inicial, pero también nos da mucha
información de cómo enfocar el tratamiento, en qué aspectos tendremos que incidir, qué objetivos iniciales nos plantearemos, a
qué debemos dar prioridad.

La evaluación inicial, antes de comenzar el tratamiento, es útil para valorar la evolución seguida en el tratamiento (retest) y no
perder el norte. Muchas veces ocurre a los terapeutas que trabajan con niños con dificultades de aprendizaje, que pierden la
referencia de la normalidad, por eso la valoración utilizando baremos nos ayuda a tomar conciencia de la dificultad real del niño.
Esto no anula el mérito de la observación directa del terapeuta. Los datos objetivos (provenientes de los tests) y los subjetivos
(provenientes del terapeuta) son complementarios.

Por lo que respecta a los aspectos Intelectuales, algunas características comunes de las DA en el adulto, encontradas a partir
de la valoración de la escala de inteligencia Wechsler, son las siguientes:

1. Su capacidad intelectual se encuentra dentro de niveles psicométricos normales, aunque con un rendimiento algo inferior
a la media.
2. Parece existir una correlación positiva entre el Cociente Intelectual y el número total de años de escolarización del sujeto
(McCue, y cols., 1986).
3. El CI Manipulativo se mantiene estable, mientras que el CI Verbal presenta un descenso más acusado.
4. Los subtests del WAIS donde se obtienen peores resultados son Información, Aritmética y Dígitos en la Escala Verbal, y
Figuras Incompletas en la Escala Manipulativa.

Los marcadores neuropsicológicos en los niños con DA indican que estos niños presentan inmadurez en su sistema nervioso y
aumento significativo en la cantidad e intensidad de los signos neurológicos menores, algunos de ellos:

 trastornos de la orientación espacial


 nociones temporales confusas
 predominio cerebral inadecuado
 defectos del lenguaje
 trastornos de la motricidad
 deficiente reconocimiento del esquema corporal
 confusión figura-fondo

En el área instrumental, hay dificultades en el manejo de;


 la lectura
 la escritura
 la ortografía
 el cálculo

Con relación a los trastornos emocionales, estos no son la causa de las DA pero es frecuente la concomitancia entre dichas
dificultades y la presencia de alteraciones emocionales. Esto se debe en parte a la experiencia escolar frustrante en la mayoría
de los niños con DA, a la incomprensión a la que se ven expuestos por parte de los adultos que muchas veces les tachan de
“vagos”, a la situación de indefensión ante la que se encuentran, etc.
Huntington y cols., 1993, demuestran que los adolescentes con DA presentan un aumento severo del riesgo de depresión y
suicidio, así como un negativo desarrollo emocional. Otros trabajos (Ritter, 1989) indican que los adolescentes con problemas de
aprendizaje presentan alto nivel de ansiedad con tendencia a la somatización.
En cualquier caso, lo que sí se tiene que tener en cuenta es que el tratamiento debe estar estructurado teniendo en cuenta las características particulares de la persona que tiene
dificultades de aprendizaje. Por supuesto, el trabajo debe estar dirigido y supervisado por un especialista en este tipo de dificultades. No solo será importante el tipo de ejercicio elegido
sino también la valoración de la actitud de la persona con dificultades en su forma de abordar la tarea que se le propone. En este sentido el papel del reeducador es fundamental dado
que es el que observa, dirige y modela dicha actitud. Por todo ello se crea una relación y un vínculo entre el alumno y el reeducador que, como en cualquier tipo de terapia, juega un
papel determinante en el proceso de recuperación del alumno.

Dificultades de aprendizaje en lo pedagógico


En la actualidad, se considera que la inteligencia no es una capacidad innata fija, sino que se puede mejorar. En este
sentido, se desarrollan numerosos programas con el objetivo de mejorar las habilidades del pensamiento.

¿Cuáles son las tareas del psicopedagogo en las dificultades de aprendizaje?


La intervención psicopedagógica establece la necesidad de la figura del psicopedagogo desde una orientación técnico-
educativa. Esto significa que el psicopedagogo transcienda de una tarea psicotécnica y de orientación individual a ser un
elemento esencial dentro del centro escolar ocupándose de una completa gama de áreas de intervención. Desde esta
orientación proponemos los siguientes ámbitos de intervención del psicopedagogo en la escuela:
 El grupo-clase. El psicopedagogo ha de dar respuesta a las demandas específicas de los profesores. Estas
demandas son de dos tipo:
 Medición de los niveles del grupo con el fin de adaptar la enseñanza a las posibilidades reales y objetivas de los
alumnos que lo componen. Los niveles a analizar son:
 El nivel pedagógico de la clase por lo que respecta a los niveles medios de instrucción y las posibles
deficiencias concretas en algunos campos (matemáticas, lenguaje).
 Hacer un análisis psicológico de la clase problema (niveles de ansiedad, agresividad o pasividad).
 Análisis sociométrico de una clase mal estructurada tratando de reforzar la cohesión del grupo para
fundamentar un mejor rendimiento escolar.
 Complementariamente el psicopedagogo podría evacuar consultas respecto a la experimentación de
innovaciones pedagógicas y a la evaluación de métodos pedagógicos concretos y específicos en situaciones
controladas.
 El alumno. La intervención en este ámbito cubre el campo de la prevención, el examen de un alumno concreto en
sus posibles y específicas dificultades y, por último, los procesos de orientación académica y profesional. Por lo que
respecta al primer apartado, el de prevención, sobre todo en cambios de etapa educativa o en el nivel individual, en
revisiones de los déficits instrumentales, inmadurez afectiva y estudio del medio familiar. En relación con el examen
de un niño con dificultades de aprendizaje o en situción de fracaso escolar, es preciso contemplar los siguientes
aspectos:
 Los niños con retraso escolar, debido a absentismo, inadaptación a métodos pedagógicos o a una relación
educativa de mala calidad.
 Los niños que presentan déficits en su dotación sensorio-cognitiva.
 Los niños que fracasan temporalmente, de los que es preciso hace un diagnóstico específico para diferenciar la
circunstancialidad del fracaso.
 Los niños con retraso y dificultades del lenguaje.
 Las dificultades del lenguaje escrito: dificultades de lectura (dislexia), las dificultades en el aprendizaje de la
ortografía (disortografía) y las dificultades de aprendizaje de la escritura (disgrafía).
 Las dificultades motoras: torpeza y la inestabilidad. Se contempla en la inestabilidad a los afectados de
hiperagitación motriz e incapacidad para mantener su esfuerzo sobre un objeto definido o fijar su atención y, en
segundo lugar, a los sujetos afectados de inestabilidad variable, incapaces de mantener la actitud de reposo
necesaria para la impartición de una enseñanza que requiere orden y reposo del sujeto como factores básicos.
 Los problemas de personalidad.

El fin del proceso de orientación es el de ayudar a cada alumno a desarrollarse lo mejor posible individualmente a como
miembro de una sociedad. Este proceso supone la ayuda a los alumnos a su propio ajuste psicológico, a resolver sus
problemas y a cambiar su conducta. Las principales áreas del proceso de orientación son: a) los aspectos diferenciales del
alumno a saber sus posibilidades y oportunidades respecto a la planificación de su educación; b) ayudar a los alumnos a
saber sus posibilidades y oportunidades respecto a la planificación de su educación, elección de carrera, relaciones
interpersonales y aceptación  y; c) estudiar el desarrollo psicológico del alumno en relación con el grupo familiar y escolar.

 La familia. En la intervención con la familia lo que es pretende es la obtención de información acerca del significado
de inadaptación escolar en el medio familiar. Tres situaciones son precisas: detectar los sentimientos que los padres
suscitan en sus hijos (culpabilidad, ansiedad, agresividad); identificar los registros sobre los que se localicen las
reacciones de los padres (superprotección, castigos, etc.); combatir los prejuicios que provocan la disfuncionalidad en
la estructura familiar.

 Los profesores y el centro. Aquí tiene entrada el diseño de programas comunicatorios que afectan a todo el centro,
profesorado, padres y alumnos con el fin de mejorar el rendimiento, la calidad de enseñanza y la salud mental. Se
trata de nuevos enfoques de la Psicología Escolar de carácter ecológico. El psicopedagogo podrá proporcionar  los
datos necesarios para el diseño del plan del centro, orientado a los profesores en relación a sus respectivos grupos
de alumnos, desarrollando la función formativa y de orientación y la investigación de la acción educativa en el centro.

Principios de la intervención psicopedagógica en las dificultades de aprendizaje


Aunque cada intervención educativa es diferente, existen ciertos principios comunes a los que debe ajustarse todo proceso
reeducador, independientemente de la naturaleza del problema. Estos principios son:

 La intervención ha de fundamentarse en un bien diagnóstico previo.


 La intervención debe atender a la valoración que el alumno hace de sí mismo.
 La enseñanza reeducadora debe ser individualizada.
 El programa correctivo debe ser estimulante y motivador.
 El tratamiento debe atender a todas las circunstancias ambientales que rodean al alumno.
 Se ha de mantener una evaluación continua sobre el progreso del alumno.
 Se han de utilizar métodos de enseñanza cuya eficacia esté comprobada.

También podría gustarte