Está en la página 1de 23

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/256472804

Los sistemas de inteligencia de negocio como soporte a los procesos de toma


de decisiones en las organizaciones

Article · January 2012

CITATIONS READS

2 8,678

3 authors:

José L. Roldán Gabriel A Cepeda-Carrion


Universidad de Sevilla Universidad de Sevilla
86 PUBLICATIONS   2,454 CITATIONS    76 PUBLICATIONS   2,064 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

José Luis Galán


Universidad de Sevilla
56 PUBLICATIONS   1,114 CITATIONS   

SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Mediation Analyses in Partial Least Squares Structural Equation Modeling. Guidelines and Empirical Examples View project

Creación de Empresas, Incubadoras de Empresas y Redes Sociales View project

All content following this page was uploaded by José L. Roldán on 03 June 2014.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 239

Resumen LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA


Los sistemas de inteligencia de negocio DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS
(business intelligence, BI) son sistemas de in-
formación que acogen a un amplio conjunto PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES
de aplicaciones diseñadas para apoyar la to-
ma de decisiones en las organizaciones. Estos EN LAS ORGANIZACIONES
sistemas se han convertido, desde 2005, en la
apuesta tecnológica clave de empresas y or-
ganizaciones líderes. Las previsiones señalan José Luis ROLDÁN SALGUEIRO
que su crecimiento será ascendente en los Gabriel CEPEDA CARRIÓN
próximos cinco años. Dada esta importancia,
en el presente artículo abordamos la evolu-
José Luis GALÁN GONZÁLEZ
ción seguida por los sistemas de información Universidad de Sevilla
para apoyar la toma de decisiones y de cómo
este devenir ha conducido a los sistemas de
inteligencia de negocio. Asimismo, tratamos
la relación entre BI y los procesos de toma de I. INTRODUCCIÓN El presente artículo lleva a
decisiones. Nos adentramos en clarificar tanto
el concepto, la arquitectura, como el alcance
cabo un análisis de los sistemas

L
en la implantación de estos sistemas. Con AS necesidades de informa- de inteligencia de negocio como
base en un profundo análisis de la literatura, ción de las empresas han cre- el estadio más avanzado y actual
abordamos el estudio de los beneficios e im- cido de forma acelerada en de los sistemas de información
pactos que tiene la inteligencia de negocio en las últimas décadas a causa de la empresariales para apoyar la
las empresas. Finalizamos con la situación de
BI en el mundo y en España y la identificación mayor complejidad de sus activi- toma de decisiones. El estudio
de las tendencias presentes en el entorno BI, dades y de las decisiones que han pone el énfasis en los aspectos
deteniéndonos en la integración entre los sis- de adoptar. La evolución extraor- organizativos y directivos de la in-
temas de inteligencia de negocio y la gestión dinaria de las tecnologías de la in- teligencia de negocio, reducien-
del conocimiento.
formación ha permitido atender do los comentarios relativos a los
Palabras clave: sistemas de inteligencia de estas necesidades, mediante el aspectos técnicos de los sistemas
negocio, gestión del conocimiento. desarrollo de una sucesión de y aplicaciones que comprende.
aplicaciones y herramientas que Se presta una especial atención a
han poblado de siglas y acróni- la situación en el mundo y en Es-
Abstract
mos tanto la literatura como la paña de los sistemas de inteligen-
práctica de los sistemas de infor- cia de negocio, así como a los
Business Intelligence is a kind of informa- mación. La acumulación de estos beneficios e impactos en la orga-
tion system that includes a wide set of appli- sistemas ha provocado proble- nización de estos sistemas, a
cations designed to support organizational
decision-making. According to several inter-
mas de sobreabundancia de pesar del reducido número de es-
national studies, since 2005 BI is a key tech- datos y de carencia de la infor- tudios que abordan esta cues-
nological investment for leading firms and mación, y sobre todo del conoci- tión. En la medida de lo posible
organizations. Information technology fore- miento, necesarios para una se han utilizado datos referidos a
casts indicate an ascending growth during toma de decisiones eficaz. España, aunque las informacio-
next five years. According to the importance
of this phenomenon, this paper tackles the
nes disponibles son escasas y
evolution of the information systems designed Para dar respuesta a los retos bastante parciales. En todo caso,
to support making-decision processes and informativos de las organizacio- el objetivo que perseguimos es
how such this progress has lead to the emer- nes ha surgido un concepto inte- proporcionar una panorámica
gence of the BI concept. In addition, we focus
on the relationship between BI and decision-
grador, la inteligencia de negocio sobre la importancia de los siste-
making. Next, we explain the concept, frame- (business intelligence, BI), que no mas de información para las em-
work and scope of BI systems. After a deep solo implica un marco conceptual presas, señalar los problemas que
literature analysis, we study the benefits and en el que se insertan los diferen- arrastran los directivos cuando
impacts of BI on firm performance. We also tes sistemas que se han desarro- han de tomar decisiones y desta-
describe the state of affairs about BI both in
Spain and on a global basis, as well as an
llado sino también un ámbito car las principales tendencias que
identification of BI trends. Finally, we dedicated o contexto para lograr que los se observan en la evolución de la
a special point to the BI and knowledge man- datos se conviertan en informa- inteligencia de negocio. En este
agement integration. ción y que esta abundante infor- sentido, es relevante la conexión
mación genere el conocimiento entre esta inteligencia de negocio
Key words: business intelligence, know-
ledge management. para decidir adecuadamente y la gestión del conocimiento, dos
acerca de la estrategia y opera- áreas de investigación y de prác-
JEL classification: D80, M15, M21, O33. ciones de las compañías. tica empresarial, íntimamente

239
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 240

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

conectadas pero que permane- sistemas operacionales para per- ción basados en ordenadores
cen separadas por razones diver- mitir el control de gestión y la que son codificados con el cono-
sas, y cuya vinculación supone la ayuda en el proceso de toma de cimiento y la experiencia de espe-
culminación de este trabajo. decisiones. De este modo, apare- cialistas humanos para alcanzar
ce la otra gran rama o categoría niveles expertos en la resolución
de sistemas de información, los de problemas (Whitten et al.,
II. LA EVOLUCIÓN denominados por su finalidad 1996). Asimismo, durante esta
DE LOS SISTEMAS como sistemas de apoyo a la di- década también hacen su apari-
DE INFORMACIÓN PARA rección y a las decisiones. Así, en ción los sistemas de informa-
LA TOMA DE DECISIONES. los años sesenta se empiezan a ción ejecutivos (executive infor-
UN RECORRIDO HASTA desarrollar los llamados sistemas mation systems, EIS), sistemas de
LLEGAR A LOS SISTEMAS de información de gestión (ma- información basados en ordena-
DE INTELIGENCIA nagement information systems, dores diseñados para proporcio-
DE NEGOCIO MIS). El objetivo que perseguían nar a los altos directivos un fácil
era permitir a los directivos de los acceso a la información interna
El uso de ordenadores por distintos niveles de la organiza- y/o externa relevante para sus ac-
las organizaciones comienza ción obtener información detalla- tividades de gestión (Roldán y
en la década de los sesenta, sien- da y resumida procedente de las Leal, 2003). Estos sistemas esta-
do inicialmente utilizados como bases de datos operacionales. ban principalmente diseñados
soporte para el procesamiento Estos sistemas estaban orienta- para apoyar los roles informativos
de transacciones. Los sistemas de dos hacia el control interno por de los ejecutivos. Con el tiempo,
procesamiento de transacciones medio de informes periódicos se fueron difundiendo entre una
(transaction processing systems, predefinidos o mediante la reali- mayor base de usuarios de tal
TPS) se emplearon para mecani- zación de consultas simples. Sin modo que el acrónimo EIS fue re-
zar actividades operativas inten- embargo, presentaban serios definido por algunos autores
sivas en el manejo de datos. Estos problemas vinculados con la difi- como everyone information sys-
sistemas se encuadran dentro de cultad para integrar datos prove- tem o enterprise intelligence
la categoría de sistemas de infor- nientes de distintas fuentes y con system.
mación denominada «aplicacio- su incapacidad para sintetizar
nes de negocio» o «sistemas de datos y describir tendencias. Ello De esta forma llegamos a fina-
soporte a las actividades organi- hizo que investigadores como les de la década de los ochenta y
zativas», cuya finalidad es proce- Russell Ackoff (1967) le adjudica- surge un nuevo término integra-
sar y tratar información que hace ran el «apodo» de management dor descrito como inteligencia de
referencia a transacciones básicas misinformation systems. Poste- negocio (business intelligence,
del negocio. Hoy en día, aquellos riormente, durante la década de BI). Popularizado en 1989 por
sistemas TPS han evolucionado los setenta surgen los denomina- Howard Dresden, analista de
hacia lo que las empresas deno- dos sistemas de ayuda a la deci- Gartner. Esta denominación in-
minan software de gestión em- sión (decision support systems, corpora y reemplaza a las anti-
presarial (Gómez y Suárez, 2009), DSS) (Power, 2007). Estos se con- guas etiquetas MIS, DSS y EIS
ámbito en el que se incluyen los ceptúan como sistemas de infor- (Averweg y Roldán, 2006), sien-
sistemas para la gestión integra- mación basados en ordenadores do un término que perdura hasta
da de los recursos de la empresa que combinan modelos y datos el momento, tanto en el ámbito
(enterprise resource planning, con el fin de resolver problemas empresarial como en el académi-
ERP), los sistemas de gestión de semiestructurados con una am- co (Azevedo y Santos, 2009).
la cadena de suministros (supply plia implicación del usuario (Tur- Como primera aproximación, BI
chain management, SCM) y los ban y Volonino, 2010), propor- representa un concepto genérico
sistemas de gestión de las relacio- cionando principalmente un que acoge a un amplio conjunto
nes con los clientes (customer re- apoyo en la toma de decisiones de aplicaciones diseñadas para
lationship management, CRM). analítica y cuantitativa. Llegados apoyar la toma de decisiones
los ochenta entran en escena los (Conesa y Curto, 2010). Por esta
Paralelamente a la implanta- sistemas expertos (expert sys- razón se convertirá en el objeto
ción de los primeros TPS, empie- tems, ES). Estos representan una de estudio del presente trabajo,
za a surgir entre las organizacio- de las ramas de la inteligencia dado que estos sistemas de inte-
nes la necesidad de procesar la artificial aplicada, siendo enten- ligencia de negocio se conforman
información que procede de los didos como sistemas de informa- como la realidad más actual de

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
240
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 241

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

los sistemas de información comunicación, y en particular de distribución de información en la


orientados para apoyar la toma internet, que conducen a una organización esté más dirigida,
de decisiones en las organizacio- mayor disponibilidad y accesibili- más focalizada, con el fin de evi-
nes. No obstante, antes de aden- dad a dicho conocimiento. tar problemas de sobrecarga de
trarnos en profundidad en los información.
sistemas de BI, creemos necesario 2) Un mayor y creciente nivel
detenernos en analizar la relación de complejidad provenientes de: Teniendo en cuenta esta evo-
existente entre la toma de deci- a) un mayor número de compo- lución y su impacto en el proceso
siones directiva y los sistemas de nentes sociales (por ejemplo, de toma de decisiones, resulta
inteligencia de negocio. individuos y organizaciones); difícil tanto descansar en un pro-
b) una creciente especialización y ceso de prueba y error, como
diversidad tecnológica, económi- continuar apoyándose en fuentes
III. LA NECESIDAD ca y social derivada del superior de información tradicionales en
DE APOYO EN nivel de conocimiento disponible, el ámbito de la gestión. En este
LOS PROCESOS DE TOMA y c) una mayor interdependencia sentido, el empleo de sistemas de
DE DECISIONES. social surgida del incremento de business intelligence puede resul-
EL PAPEL DE la especialización. tar extremadamente positivo de
LOS SISTEMAS cara a una eficaz toma de deci-
DE INTELIGENCIA 3) Un mayor y creciente nivel siones (Pourshahid et al., 2011).
DE NEGOCIO de turbulencia. A modo de avance, podemos
señalar que la construcción de
Durante años, los directivos Estas tres facetas influyen en ciertas aplicaciones de BI vincula-
han considerado la toma de de- los procesos de toma de decisio- das a la gestión del rendimiento
cisiones como un arte, un talento nes del siguiente modo: corporativo por parte de las orga-
adquirido a través de la experien- nizaciones, por ejemplo, la apli-
cia y del método de prueba y 1) La mayor turbulencia del cación del enfoque de cuadro de
error. Sin embargo, el contexto entorno precisará que la toma de mando integral (Kaplan y Norton,
en el que se mueve actualmente decisiones en la organización sea 1997) y mapas estratégicos (Ka-
la administración de las organiza- más frecuente y más rápida. plan y Norton, 2004), está ayu-
ciones está cambiando rápida- dando a hacer frente a ciertas
mente. Se puede afirmar, sin 2) La mayor complejidad de demandas de la sociedad posin-
lugar a dudas, que las organiza- este entorno conducirá a que la dustrial como son: la adquisición
ciones y sus entornos son más toma de decisiones sea más com- más continua de información,
complejos e inciertos de lo que pleja, es decir, requerirá la consi- con múltiples perspectivas y
han sido nunca, y con una ten- deración de un mayor número de mayor alcance, y la dosificación
dencia claramente ascendente. variables, así como de las com- de la información por medio de
Como resultado, la toma de de- plejas relaciones existentes entre indicadores para hacer frente al
cisiones en la actualidad es más ellas. desafío de la sobrecarga de infor-
complicada de lo que ha sido en mación (Roldán, 2001).
el pasado. Para sustentar este 3) La mayor turbulencia de la
planteamiento nos apoyaremos sociedad provocará que la adqui- Concentrándonos en el mis-
en la naturaleza de la nueva so- sición de información por parte mo proceso de toma de decisio-
ciedad postindustrial y su impac- de las organizaciones sea más nes, Herbert Simon (1977) señala
to en la toma de decisiones. Tres continua. que este está presente en todas
facetas interconectadas van a ca- las fases del proceso administra-
racterizar esta nueva sociedad 4) Derivada de la mayor com- tivo. Cuando se toma una deci-
postindustrial (Huber, 1984): plejidad de la sociedad, dicha ad- sión, bien sea organizativa o per-
quisición de información será sonal, el responsable sigue un
1) Un mayor y creciente ni- más amplia, es decir, con múl- desarrollo sistemático compuesto
vel de conocimiento; que se tiples perspectivas y mayor al - de cuatro etapas: razonamiento
concreta, por una parte, en un cance. (inteligencia), diseño, elección e
crecimiento exponencial del implementación.
conocimiento base existente y, 5) Por último, dada la riqueza
por otra, en los avances de las de información del entorno, será Durante la fase de razona-
tecnologías de la información y necesario que la adquisición y miento (inteligencia) se examina

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
241
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 242

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

la realidad y se identifica y define éxito da lugar a la resolución del capaciten a la organización para
el problema u oportunidad. En la problema original o al aprove- la identificación de problemas u
fase de diseño, se construye un chamiento de la oportunidad, oportunidades. En la fase de di-
modelo o representación simpli- mientras que el fracaso ocasiona seño, elección e implementación,
ficada de la realidad, que se lleva el regreso a las fases previas (grá- aplicaciones de analítica empre-
a cabo realizando suposiciones fico 1). sarial (business analytics, BA)
que simplifican la realidad y ex- (DSS basados en modelos), así
presando las relaciones entre Teniendo en consideración como herramientas de inteligen-
todas las variables. Luego, se va- este marco conceptual, se puede cia artificial aplicada (ES) pueden
lida el modelo y los decisores fijan afirmar que las aplicaciones que resultar de gran ayuda.
los criterios para la evaluación de se construyen sobre un sistema BI
las potenciales soluciones alter- tienen como propósito auxiliar en Estos planteamientos se hacen
nativas que se identifican. La fase las distintas tareas que compo- realidad al constatarse cómo un
de elección implica seleccionar nen el proceso de toma de deci- creciente número de empresas
una solución, la cual se prueba siones. De este modo, en la fase (denominadas «competidores
de manera teórica o «sobre el de razonamiento o inteligencia se analíticos») apoyan sus formas de
papel». Una vez que esta parece puede contar, entre otras aplica- hacer negocios en su capacidad
factible, estamos preparados ciones, con cuadros de mando o para recolectar, analizar y actuar
para la última fase, la implemen- dashboards así como herramien- con base en los datos. Con este
tación. Una implementación con tas de minería de datos que fin se apoyan en sistemas BI ali-

GRÁFICO 1
EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES Y LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO (BI)

Fuente: Adaptado de Turban y Aronson (2001: 436) y Turban et al. (2011: 12).

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
242
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 243

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

neados con la estrategia, que tos (extract-transform-load, ETL) como en software, y 4) el auge
permiten un despliegue de la ca- vinculado al contexto de los al- de las tecnologías web que se
pacidad de toma de decisiones macenes de datos (DW), hasta han convertido en el interfaz de
basada en hechos a lo largo de los procesos asociados para prio- usuario prevalente. Si bien tales
toda la organización (Davenport, rizar proyectos BI (Wixom y Wat- avances suponen una base para
2006). son, 2010). el desarrollo de los sistemas de
inteligencia de negocio, los fac-
De esta forma, los siste- tores que profundamente han in-
IV. EL UNIVERSO mas de inteligencia de negocio fluido para su progreso han sido
DE LOS SISTEMAS combinan la obtención y alma- aquellos vinculados con la exis-
DE INTELIGENCIA cenamiento de datos con herra- tencia de necesidades de negocio
DE NEGOCIO mientas analíticas que presentan a satisfacer por parte de BI. En
información compleja y compe- particular, podemos citar los si-
Como término globalizador y titiva a los decisores. Implícita- guientes:
expresión de contenido abier- mente, estos sistemas propor-
to, los sistemas de inteligencia cionan información sobre la que 1) Necesidad de apoyar los
de negocio (BI) no poseen una se puede actuar, distribuida en procesos de toma de decisiones
definición de consenso. No obs- el momento y lugar adecuado, en organizaciones afectadas por
tante, creemos que la concep- así como en el formato correcto entornos caracterizados por altos
tualización aportada por Hugh J. para asistir a los decisores. El ob- niveles de conocimiento, comple-
Watson es útil para los fines que jetivo es mejorar la oportunidad jidad y turbulencia (Davenport,
perseguimos en este artículo: y calidad de las entradas del pro- 2006; Sallam et al., 2011).
«Business intelligence (BI) repre- ceso de decisión, facilitando, por
senta una amplia categoría de tanto, el trabajo directivo (Ne- 2) La presencia en las organi-
aplicaciones, tecnologías y proce- gash y Gray, 2003). Se puede zaciones de un creciente volu-
sos que tienen como fin recopi- decir que los sistemas BI buscan men tanto de datos como de
lar, almacenar, acceder y analizar ayudar a las organizaciones a fuentes (White, 2011) conduce
datos para ayudar a los usuarios iniciar la transición desde una si- a una necesidad de disponer de
a tomar mejores decisiones» tuación de abundancia en datos una visión unificada de los datos
(Watson, 2009). y pobreza, en información al es- que sirva de apoyo a los procesos
tado de riqueza, en información decisionales (Ranjan, 2008). Tal y
Esta definición supondría la con capacidad para ofrecer una como hemos señalado al princi-
recolección de información desde mejor toma de decisiones basa- pio, nos encontramos con dos
distintas fuentes de datos (por da en hechos (Abukari y Jog, grandes categorías de sistemas
ejemplo, ERP y sistemas operacio- 2003). La idea en sí misma es de información: de una parte, los
nales departamentales), el alma- sencilla. Sin embargo, hacerla sistemas operacionales o de so-
cenamiento de los datos (por realidad no es algo fácil (Bitterer, porte a las actividades organiza-
ejemplo, en un almacén de datos 2010). tivas; y de otra parte, los sistemas
corporativo, data warehouse, o de apoyo a la dirección y a las de-
en un data mart), y el acceso y Como ya avanzamos, los siste- cisiones que buscan satisfacer las
análisis de dichos datos por me- mas BI son el resultado natural de necesidades de información de la
dio de tecnologías y aplicaciones una serie de sistemas previos di- dirección y apoyar la toma de de-
de BI para alcanzar un objeti- señados para apoyar la toma de cisiones. Estos últimos se nutren
vo de negocio. En este caso, una decisiones. En este sentido, los si- de los primeros. Al respecto, hay
aplicación de BI podría ser un sis- guientes factores tecnológicos que señalar que los sistemas ope-
tema de gestión del rendimiento han conducido al desarrollo de racionales están orientados y
corporativo que se construye con las aplicaciones de BI (Negash, optimizados para capturar y ma-
base en una tecnología como 2004): 1) El surgimiento de los nejar grandes volúmenes de
puede ser IBM Cognos Business almacenes de datos (data ware- datos, pero con el fin de apoyar
Intelligence Scorecarding. En houses, DW); 2) los avances en las operaciones o transacciones,
cuanto a los procesos, podemos depuración e integración de no para facilitar los procesos de
encontrar diferentes opciones en datos que conducen a una visión decisiones. Además, frecuente-
un entorno BI. Desde el muy co- unificada de la información (ETL); mente no son muy propicios para
nocido proceso de extracción, 3) las mayores capacidades alimentar de datos a las aplica-
carga y almacenamiento de da- alcanzadas tanto en hardware ciones que apoyan la toma de

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
243
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 244

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

decisiones debido a las siguien- EIS, DSS y ERP. De otra, con datos — Obtención de una percep-
tes razones (Turban y Volonino, semiestructurados (1): conversa- ción y unos conocimientos estra-
2010): a) Los datos se encuen- ciones, gráficos, imágenes, noti- tégicos.
tran dispersos en diferentes bases cias, vídeos, páginas web, proce-
de datos, con formatos dipares; sos de negocio, etcétera. ¿Quiénes son los usuarios de
b) una elevada y continua extrac- las aplicaciones BI en las organi-
ción de datos podría afectar al Si nos preguntamos qué es lo zaciones? Se puede afirmar que,
rendimiento de los sistemas ope- que BI realiza, debemos respon- dentro de una organización, las
racionales; y c) existen datos que der que básicamente lo que lleva herramientas BI las emplean des-
pueden presentar inconsisten- a cabo es apoyar la toma de de- de directivos de todos los niveles
cias. Esta situación puede condu- cisiones estratégica, táctica y hasta los denominados trabaja-
cir a las siguientes deficiencias operacional. Con este fin en dores del conocimiento. Asimis-
(Conesa y Curto, 2010; Turban y mente, BI convierte datos en in- mo, se empieza a constatar que
Volonino, 2010): carencia de una formación útil y, por medio del pueden acceder a dicha informa-
visión unitaria de los datos corpo- análisis humano, proporciona co- ción tanto clientes como socios
rativos que ofrezca confianza, nocimiento. De forma específica de negocio y proveedores (Han-
tardanza para proporcionar la in- y dependiendo de las aplicacio- nula y Pirttimaki, 2003). Una
formación requerida, provisión nes implantadas, BI podría reali- forma útil de pensar en BI es
de datos con un nivel de detalle zar alguna de las tareas siguien- considerar las necesidades de
incorrecto (o muy detallados o tes (Negash y Gray, 2003): información por niveles en la or-
excesivamente resumidos), impo- ganización (Burns, 2005) (ver
sibilidad de cruzar información — Creación de previsiones ba- gráfico 2). Mientras que en el
de forma ágil entre departamen- sadas en datos históricos, y en los nivel operativo se pueden reque-
tos y obstáculos para compartir rendimientos actuales y pasados. rir los tradicionales informes pre-
datos de forma oportuna. formateados, los directivos inter-
— Análisis ¿qué pasaría si…? medios llevan a cabo operaciones
3) Si a todo ello le sumamos la (what if?) para evaluar escenarios de corte y fragmentación de
creciente necesidad de acceder a alternativos. datos (slice and dice) a través de
información de mayor calidad múltiples dimensiones emplean-
(White, 2011), tenemos la cons- — Acceso ad hoc a los datos do OLAP. Asimismo, estos direc-
tatación de la necesidad de de- para responder consultas especí- tivos también desearán disfrutar
sarrollar sistemas de business ficas, no rutinarias. de la flexibilidad de observar la
intelligence. En efecto, incluso
hoy en día, organizaciones que
tienen implantados sistemas ERP GRÁFICO 2
exitosos se encuentran con pro- NECESIDADES DE INFORMACIÓN POR TIPOS DE USUARIO
blemas para que estos apoyen de EN LA ORGANIZACIÓN
manera eficaz y eficiente los pro-
cesos decisorios. Estas dificulta-
des han llevado a la necesidad de
crear e integrar sistemas ERP con
BI para mejorar las capacidades
de toma de decisiones corporati-
vas (Hou y Papamichail, 2010).

De forma general, se pueden


distinguir dos categorías de da-
tos que sirven de insumos para
proporcionar la inteligencia ne-
cesaria para apoyar la toma de
decisiones (Negash, 2004). Por
una parte, nos encontramos con
datos estructurados, los cuales
pueden proceder o estar inclui- Fuente: Burns (2005).

dos en: OLAP, DW, data mining,

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
244
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 245

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

información en un modo nuevo y afrontar coordinadamente estas 1. Fuentes de datos


creativo a la hora de analizar un tres dimensiones de forma sinér-
problema particular, así como gica e integrada (Quinn, 2009). Se pueden emplear una gran
plantear consultas ad hoc sin variedad de fuentes de datos para
tener que contar con el soporte alimentar un sistema BI. En tre
de un programador. Finalmente, V. ARQUITECTURA otras, podemos citar los distintos
la alta dirección querrá contar DE UN SISTEMA sistemas operacionales existentes
con un cuadro de mando o dash- DE INTELIGENCIA (ERP, CRM operativo, SCM),
board que le resuma la informa- DE NEGOCIO (BI) aquellos sistemas operacionales
ción crítica en una sola página. anticuados y aún en marcha en
Tendríamos aquí una aplicación La primera idea a señalar es las organizaciones (por ejemplo,
de informes procedentes de apli- que la arquitectura que soporta antiguos TPS) (legacy systems),
caciones de gestión del rendi- un sistema de inteligencia de ne- sistemas departamentales, servi-
miento corporativo (corporate gocio va a depender fuertemente dores web, datos externos, etc. La
perfor manc e managemen t , del alcance y orientación que se tendencia es que cada vez se in-
CPM). También podrían desear le quiera otorgar al sistema. En cluyan más tipos de datos, como
llevar a cabo tareas de profundi- cualquier caso, se pueden identi- pueden ser aquellos asociados a
zación en los datos (drill-down), ficar cuatro componentes básicos etiquetas RFID (radio frequency
aspiraciones que serían también (Turban et al., 2011): el almace- identification). Asimismo, el pro-
compartidas por la dirección in- namiento de datos (data ware- blema al que se enfrentan las
termedia. house y data marts), las funcio- empresas con este abanico de
nes de analítica empresarial fuentes es que los datos suelen
Finalmente, podemos señalar (business analytics) o conjunto de presentarse en diferentes forma-
que una aplicación de BI puede herramientas para manipular y tos y plataformas. Además, nos
presentar diversas orientaciones analizar los datos, los sistemas de encontramos con datos estruc-
en función del impacto que gestión del rendimiento corpora- turados y no estructurados. El
tenga sobre la organización (cua- tivo o de negocio, y los interfaces mismo tipo de dato puede estar
dro n.o 1). De este modo es posi- de usuario (gráfico 3). codificado de forma distinta o in-
ble distinguir entre sistemas de cluso presentar inconsistencias
inteligencia de negocio estratégi- Por otra parte, aunque estric- entre fuentes alternativas.
cos, tácticos y operacionales, aso- tamente no forman parte del
ciándose a su vez con distintos concepto de inteligencia de ne-
tipos de usuarios (Turban y Volo- gocio, sí haremos una breve in- 2. Almacenamiento de datos
nino, 2010). No obstante, para troducción a los sistemas que
que un sistema de BI genere todo representan las fuentes de datos El primer paso previo a la car-
su potencial debería ser capaz de que alimentan a los sistemas BI. ga de la información en el alma-

CUADRO N.º 1

ORIENTACIÓN DE LOS SISTEMAS BI

Estratégico Táctico Operacional

Enfoque principal de negocio Logro de objetivos organizativos Analizar datos. Ofrecer alertas Gestionar las operaciones diarias
a largo plazo e informes de seguimiento
relativos al logro de las metas
organizativas

Usuarios principales Ejecutivos, analistas Ejecutivos, analistas, directivos Directivos de líneas de negocio,
de líneas de negocio empleados

Marco temporal Mensual, trimestral, anual Diario, semanal, mensual Inmediato, diario

Tipos de datos o usos Histórico, predictivo Histórico, modelización En tiempo real, o muy cercano a
predictiva tiempo real

Fuente: Adaptado de Turban y Volonino (2010: 449).

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
245
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 246

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

GRÁFICO 3
ARQUITECTURA DE UN SISTEMA DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO (BI)

cén de datos es la integración de cómo se vayan a emplear parar datos en períodos distintos
de estos. Un conjunto de herra- posteriormente por parte de los e identificar tendencias.
mientas realiza las labores de usuarios—. Dado que recoge
extracción de los datos de las fuen- información global de toda la 4) No volatilidad. Los datos
tes, procede a su transformación organización, los DW alcanzan son solo de lectura para usuarios
(operaciones de depuración, con- grandes volúmenes de datos finales.
solidación, resumen y reestructu- (cientos de terabytes actualmen-
ración de datos) y efectúa la carga te, llegando incluso a petabytes). Un elemento vinculado al DW
en el ámbito de almacenamiento Las cuatro características básicas es el relativo a los metadatos.
de datos. A este conjunto de ope- de un DW son: Estos ofrecen información sobre
raciones se las conoce como ETL los datos ubicados en el almacén
(extract - transform - load). 1) Integración. Los datos es- de datos, describiendo el con -
tán codificados de forma consis- tenido de los mismos así como
Una vez realizada la operación tente. el modo en que son creados y
ETL, estos datos se cargan en el usados.
almacén de datos o data ware- 2) Organización temática. Los
house (DW), el cual se conforma datos se organizan por temas En el ámbito del almacena-
como pieza clave de un sistema (por ejemplo, clientes, proveedo- miento de datos, podemos en-
BI. De acuerdo con Conesa y res, productos, etc.) conteniendo contrarnos también con unos
Curto (2010), un DW es un repo- solo información relevante para almacenes de menor tamaño
sitorio de datos que proporciona la toma de decisiones. denominados data marts. Estos
una visión global, común e inte- son subconjuntos de datos del
grada de los datos de la organi- 3) Franja temporal. Contiene DW que poseen valor para un de-
zación —independientemente información histórica para com- partamento en particular, para

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
246
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 247

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

un conjunto de usuarios o para posibilita a los usuarios ver sus sentido, «un informe es un docu-
realizar determinados análisis o datos en un formato de cubo di- mento a través del cual se repre-
funciones específicas. mensional (o hiperdimensional), sentan uno o varios procesos de
capacitándoles para seleccionar y negocio. Suele contener texto
analizarlos fácilmente. Los datos acompañado de elementos
3. Analítica empresarial son representados en una dispo- como tablas o gráficos para agi-
(business analytics, BA) sición multidimensional, deno- lizar la comprensión de la infor-
minada también hipercubo. Las mación presentada» (Conesa y
Para Davenport (2006), la dimensiones de este cubo pue- Curto, 2010). La creación de
analítica empresarial representa den ser múltiples, aunque habi- informes reduce costes, mejora
una de las últimas armas estra- tualmente se suelen encontrar las el control y reduce el período de
tégicas puestas a disposición de siguientes: zona, producto, ven- latencia de los datos. Por un
las empresas. Ciertamente, el dedor, período de venta, etcétera lado, encontramos los informes
éxito de una compañía depen- (gráfico 4). rutinarios, generados automáti-
de, entre otros factores, de có- camente y distribuidos periódica-
mo la misma comprende a sus De este modo, los productos mente a suscriptores internos y
clientes, proveedores o el fun- OLAP proporcionan capacidades externos por medio de listas de
cionamiento de su cadena de de modelización, análisis y vi - distribución. Por otro, se dispone
suministros. Y esta comprensión sualización de grandes conjuntos de los informes ad hoc, creados
proviene del análisis de los datos de datos permitiendo la recupe- para un usuario específico cuan-
que la empresa reúne. Es aquí ración, manipulación y combina- do dicho documento es reque-
donde entra en juego la analíti- ción de los mismos por medio de rido.
ca empresarial. BA proporciona consultas o informes.
los modelos y los procedimien- Por lo que respecta a la segun-
tos de análisis a BI. La analítica En cuanto a las herramientas da categoría, la minería de datos,
empresarial implica el segui- de informes, también llama- textos y web proporcionan una
miento de los datos y su poste- das de reporting, estas permiten contribución crítica al concepto
rior análisis para el logro de responder principalmente a la de analítica empresarial (Bose,
ventajas competitivas. Represen- pregunta ¿qué pasó? En este 2009). Comenzando por la mine-
ta un amplio conjunto de herra-
mientas de software diseñadas
para crear informes, realizar
con sultas y desarrollar análisis GRÁFICO 4
de datos a petición de los usua- EJEMPLO DE CUBO MULTIDIMENSIONAL
rios con el fin de ayudarles a
tomar mejores decisiones. Para
Turban et al. (2011), la analítica
empresarial incluye dos amplias
categorías: de una parte, herra-
mientas de informes y consultas
(queries); de otra, herramientas
de minería de datos, textos y
web así como instrumental ma-
temático y estadístico avanzado.

Dentro de la primera categoría


comenzaremos hablando de
multidimensionalidad y análisis
OLAP (Procesamiento analítico en
tiempo real, Online analytical
processing). OLAP es una catego-
ría de software que permite el
análisis multidimensional de
datos. El análisis multidimensio-
nal es una técnica analítica que

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
247
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 248

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

ría de datos (data mining), esta 4. Sistemas de gestión visualización de información rele-
incluye todo un conjunto de mé- del rendimiento vante que es consolidada y orga-
todos avanzados para explorar y corporativo o de negocio nizada en una sola pantalla de tal
modelizar relaciones en grandes forma que dicha información
volúmenes de datos y obtener Este componente de BI es ca- puede ser percibida y entendida
información que se encuentra tegorizado con diversas etiquetas. rápidamente. De acuerdo con Co-
implícita, como por ejemplo pa- Las más habituales son sistemas nesa y Curto (2010), los cuadros
trones de comportamiento de de gestión del rendimiento de de mando o dashboards se con-
clientes, asociaciones de produc- negocio (business performance centran en presentar una can -
tos, etc. Con este fin hace uso de management, BPM) o corporativo tidad reducida de aspectos de
una amplia variedad de herra- (corporate performance manage- negocio, hacen un uso mayoritario
mientas estadísticas, simbólicas y ment, CPM). En cualquier caso, de elementos gráficos y pueden
de inteligencia artificial. El uso de esta categoría representa mucho incluir elementos interactivos para
este tipo de herramientas puede más que tecnología. De acuer- potenciar el análisis en profundi-
ayudar a obtener información de do con el Business Performance dad y la comprensión de la infor-
clasificación, segmentación, aso- Management (BPM), define la mación consultada. Asimismo, se
ciación, secuenciación y previ- gestión del rendimiento de nego- puede hacer una distinción entre
sión. cio como «un conjunto integrado cuadros de mando y dashboards
de procesos analíticos y de ges- (Eckerson, 2006). Mientras que el
Junto a los datos estructu - tión, apoyados por tecnología, concepto cuadro de mando (per-
rados, en las organizaciones que dirige actividades financieras formance scorecard) es usado
convive la información no es- y operativas. BPM ayuda a las or- para monitorizar metas estratégi-
tructurada. Esta se encuentra en ganizaciones a definir sus metas cas y operativas, el concepto per-
forma de información textual en estratégicas, y a continuación formance dashboard se suele em-
documentos, comunicaciones medir y gestionar el rendimiento plear para un seguimiento del
electrónicas y actividades de co- frente a dichas metas. Entre los rendimiento operativo.
mercio electrónico. De hecho, procesos centrales de BPM se in-
las organizaciones están recono- cluyen la planificación financiera Las herramientas de visualiza-
ciendo este conocimiento no y operativa, la consolidación y ción de datos son tecnologías
estructurado como fuente de gestión de informes, y la modeli- que permiten la visualización y,
ventaja competitiva (Turban y zación, análisis y monitorización en ocasiones, la interpretación de
Volonino, 2010). De este modo, de indicadores clave de ren - los datos (Turban et al., 2008).
la minería de texto permite des- dimiento (key performance in - En este apartado se incluyen imá-
cubrir patrones, perfiles y ten- dicators, KPI) vinculados a la genes digitales, sistemas de infor-
dencias significativas y sobre las estrategia organizativa». Del con- mación geográficos, interfaces
que se puede actuar a partir de junto de metodologías existentes visuales, gráficos, realidad virtual,
documentos u otros datos tex- para desarrollar BPM podemos presentaciones dimensionales,
tuales. Paralelamente, también destacar dos. Por un lado, el en- vídeos y animación. Estas herra-
se está desarrollando la minería foque de cuadro de mando inte- mientas ayudan a identificar rela-
web, que se emplea para com- gral (balanced scorecard, BSC) de ciones y tendencias en datos de
prender el comportamiento del Kaplan y Norton (1997 y 2004); mercado y corporativos.
consumidor, evaluar la efectivi- por otro, el enfoque Six Sigma
dad de las webs y cuantificar el (Linderman et al., 2003).
éxito de las campañas de mar- VI. EL ALCANCE DE
keting. LA IMPLANTACIÓN
5. Interfaces de usuario DE LOS SISTEMAS
Finalmente, se constata den- DE INTELIGENCIA
tro del apartado de analítica em- Dentro del ámbito de los inter- DE NEGOCIO
presarial un importante avance faces de usuario hemos de refe-
de todo un arsenal matemático rirnos a dos elementos con una Cuando implantan sus siste-
y estadístico que capacite a la amplia presencia en sistemas BI: mas de BI, las organizaciones
organización, entre otras funcio- cuadros de mando y dashboards, pueden adoptar diversos niveles
nalidades, a desarrollar modeli- y herramientas de visualización. de compromiso. Así, algunas em-
zación y simulación predictiva Por lo que respecta a los pri - presas tienen unos pocos data
(Sallam et al., 2011). meros, estos proporcionan una marts junto a unas cuantas apli-

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
248
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 249

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

caciones dedicadas a cuestiones niveles difieren en perspectiva específica de un departamento o


muy concretas y específicas, estratégica, enfoque, nivel de unidad de negocio. Los criterios
como pueden ser análisis estadís- compromiso, alcance, nivel de res- diferenciadores anteriores se
ticos, análisis de evolución de la ponsabilidad, apoyo directivo, re- circunscriben al ámbito departa-
demanda, comportamiento del cursos que necesitan, impacto mental. Habitualmente está com-
consumidor en internet, etc. Sin sobre el personal y en los proce- puesto de una data mart que
embargo, existen otras organiza- sos organizativos, y en los bene- proporciona los datos necesarios.
ciones que se sitúan en el extre- ficios que aportan (cuadro n.o 2). Los responsables organizativos
mo opuesto, realizando altísimas han de tener cuidado de que el
inversiones en data warehouses Pasamos a describir cada uno data mart no se convierta en un
empresariales destinados fun - de estos tres niveles junto con data silo que almacena datos que
damentalmente al apoyo de la ejemplos de cada uno de ellos son incompatibles y no pueden
toma de decisiones estratégicas. sobre empresas que trabajan en ser relacionados con otros datos.
España.
Tras la revisión de la literatura, Así, por ejemplo, el Banco
podemos afirmar que existe un Pastor ha implementado la herra-
amplio consenso sobre la existen- 1. Desarrollo de unas pocas mienta de IBM Cognos para me-
cia de tres niveles de intensidad a aplicaciones relacionadas jorar la retención de clientes en
la hora de la implantación de los con BI su red comercial. La herramienta
sistemas BI en las organizacio- le permite combinar análisis pros-
nes (Wixom y Watson, 2010; Supone habitualmente una pectivos y estadísticos de su de-
Goodhue et al. 2002). Estos tres solución puntual a una necesidad partamento de marketing para el

CUADRO N.º 2

LOS TRES NIVELES DE INTENSIDAD EN LA IMPLANTACIÓN DE BI Y SUS CARACTERÍSTICAS

Unas pocas aplicaciones Infraestructura de BI Transformación total de la organización

Perspectiva estratégica Satisfacer una necesidad Proporcionar un determinado Cambiar radicalmente el modo de
específica de una unidad de recurso a la totalidad de la gestión de una organización
negocio organización

Enfoque Aplicaciones que satisfacen Infraestructura en la que se Apoyar y facilitar la implantación


necesidades de unidades de basan aplicaciones de todas de un nuevo modelo estratégico
negocio partes de la organización de negocio

Nivel de compromiso Bajo a medio Alto Muy alto

Alcance Unidad de negocio Toda la organización Toda la organización

Nivel de responsabilidad Unidad de negocio Todas las unidades de negocio Toda la organización, con una
que hacen uso de la alta implicación de la alta
infraestructura dirección

Apoyo Unidad de negocio Consejero delegado y unidades Todos los ejecutivos de alto nivel
de negocio

Recursos necesarios De pocos a medio Mucha cantidad Gran cantidad

Impacto en el personal y en Limitados al personal que usa Hace más analíticos los puestos Cambia de forma importante los
los procesos las aplicaciones y procesos, dando lugar a una puestos, los modos de trabajar y
toma de decisiones basada en la cultura de la organización
la evidencia

Beneficios De bajos a elevados a nivel de Provenientes de la infraestructura Hace que un nuevo modelo
unidad de negocio y que pueden llegar a dar lugar estratégico de negocio se haga
a altos niveles de rentabilidad realidad

Fuente: Adaptado de Wixom y Watson (2010).

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
249
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 250

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

análisis de la cartera de clientes 3. La transformación uno de los requisitos para lograr


(IBM Cognos, 2011). organizativa el éxito en una estrategia de im-
plantación consiste en identificar
Aquí, los sistemas BI se utili- los resultados positivos que la or-
2. Creación de una zan para provocar un cambio en ganización espera lograr con un
infraestructura que la empresa que repercuta direc- sistema de inteligencia de nego-
proporcione servicio tamente en el modo que tiene de cio (Watson et al., 2002). Al res-
a las necesidades de BI competir en el mercado. La inte- pecto, un estudio realizado entre
presentes y futuras ligencia de negocio da soporte al 50 empresas finlandesas (Hannu-
desarrollo de un nuevo modelo la y Pirttimäki, 2003) mostró que
Uno de los componentes fun- de negocio y facilita la implanta- los principales efectos que se es-
damentales para llegar a este ción de la estrategia de negocio. peraban de las actividades de BI
nivel de implantación es la exis- Debido a los altos niveles de al- eran: obtener información de más
tencia de un data warehouse a cance e importancia que supo- calidad (95 por 100), mejorar la
nivel de empresa. Este nivel de nen, aspectos como el fomento, capacidad para anticiparse a
implantación, como se puede el apoyo, la aprobación y la fi- amenazas y oportunidades po-
presuponer, afecta a toda la em- nanciación siempre parten de la tenciales (83 por 100) e incre-
presa; por tanto, corresponde a alta dirección. La repercusión de mentar la base de conocimientos
los directivos de los niveles supe- estos sistemas en el personal y los en la organización (76 por 100).
riores fomentarlo, aprobarlo, procesos organizativos es muy Sin embargo, un problema que al
prestar su apoyo y dotar al pro- importante, y sus beneficios aflo- respecto subraya la literatura es la
yecto de los recursos necesarios. ran por toda la organización. carencia de estudios rigurosos
La implantación de este tipo de que demuestren el valor que pro-
infraestructura puede llegar a Un ejemplo de generación de porcionan los sistemas de inteli-
afectar muy positivamente a toda nuevos modelos de negocio en gencia de negocio (Elbashir y Wi-
la organización. empresas españolas tras la im- lliams, 2007; Pirttimäki et al.,
plantación de BI es el caso de la 2006). En gran medida esta situa-
Un ejemplo de cómo las in- empresa Lacasa (SAP, 2008), de- ción se deriva del hecho de que
fraestructuras pueden ayudar al dicada a la comercialización de buena parte de los beneficios es-
desarrollo de los negocios es productos de chocolate y radicada perados y generados por los sis-
el caso de la Confederación en Zaragoza, la cual logró integrar temas BI son con frecuencia indi-
Española de Cajas de Ahorros de forma completa las áreas fi- rectos, intangibles y difíciles de
(CECA), la cual ha adoptado nanciera, comercial y logística, medir (Smith y Crossland, 2008;
como infraestructura el produc- dando lugar a un nuevo modelo Wixom y Watson, 2010). Apo-
to FOCUS desarrollado por In- de negocio basado en el creci- yando este argumento, encontra-
formation Builders. La implanta- miento y la innovación. Otro mos cómo los dos principales
ción ha sido apoyada por los ejemplo similar es el del grupo beneficios percibidos en el men-
máximos responsables de la en- aceitero Hojiblanca (SAP, 2004), el cionado estudio desarrollado por
tidad. Por encima de esta infra- cual ha transformado su modelo Hannula y Pirttimäki (2006) fue-
estructura (FOCUS) se han ido de negocio, cambiando radical- ron de naturaleza fuertemente in-
añadiendo sucesivas capas co- mente el modo de hacer las cosas. tangible: 1) armonización de las
mo el AIX con bases de datos formas de pensar de los emplea-
Oracle y el producto Pulso orien- dos de la compañía y 2) mejora
tado a departamentos de mar- VII. BENEFICIOS E IMPACTOS en la comprensión del negocio.
keting. Entre los beneficios que DE LOS SISTEMAS
ha reportado (Information Buil- DE INTELIGENCIA Una segunda controversia en
ders, 2011a) destacamos que DE NEGOCIO (BI) EN la investigación sobre el impacto
las migraciones han sido menos LAS ORGANIZACIONES de la inteligencia de negocio en
traumáticas, y el sistema FOCUS las organizaciones está vinculada
es hasta cinco veces más rápido El interés por desarrollar e con la valoración o justificación
que el anterior denominado implantar un sistema BI viene económica. Por una parte, encon-
Cobol. Otro caso es el del acer- fuertemente impulsado por las tramos iniciativas que persiguen
camiento de RENFE al concepto expectativas de los beneficios aso- valorar el rendimiento de la inver-
data warehouse (Information ciados con esta iniciativa (Clark et sión (return on investment, ROI)
Builders, 2011b). al., 2007). La literatura señala que de los sistemas BI como medida

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
250
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 251

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

crítica del beneficio que reporta mentales que presentan un bajo BI, el estudio identificó, por medio
esta apuesta tecnológica para el coste (primera etapa del modelo de análisis factorial exploratorio, la
negocio. En este apartado situa- de alcance BI), mientras que im- presencia de cuatro factores vin-
mos diversos estudios realizados pactos significativos a nivel de culados con beneficios asociados
por empresas consultoras, sumi- toda la organización se relacionan al uso de BI: 1) Mejor relación con
nistradoras de software y ana - con beneficios más intangibles, los proveedores y socios de ne-
listas de mercado, tales como tales como la mejora en los pro- gocio; 2) mayor eficiencia en los
Aberdeen Research Group, The cesos o el apoyo en el logro de los procesos internos; 3) mejor cono-
Hackett Group o IDC (Robbins, objetivos estratégicos, los cuales cimiento (inteligencia) de los clien-
2009). Aquí cabe destacar el co- se asocian a etapas avanzadas en tes, y 4) mayor rendimiento orga-
nocido informe de IDC, realizado la intensidad de la implantación nizativo estratégico.
en 2003, sobre el impacto finan- de los sistemas BI (gráfico 5).
ciero de BI en 43 organizaciones A partir de los datos descripti-
norteamericanas y europeas. Este Si bien son pocos los estudios vos que nos ha proporcionado el
estudio mostró una mejora del científicos que se han desarrolla- profesor Elbashir (Universidad de
ROI del 112 por 100 en cinco do específicamente sobre los Melbourne), podemos constatar
años a partir de una inversión de beneficios e impactos de los siste- que los principales beneficios al-
2 millones de dólares. El retorno mas BI en las organizaciones, que- canzados se aprecian en las me-
de la inversión se situaba entre el remos destacar dos iniciativas que joras de los procesos internos así
17 y el 2.000 por 100 con un ROI sobresalen por sus resultados. En como en el rendimiento organi-
medio del 457 por 100 (Morris, primer lugar, un estudio realizado zativo estratégico (gráfico 6). Si el
2003). Paralelamente, se han ge- en la Universidad de Melbourne análisis se realiza a partir de los
nerado diversas contribuciones (Elbashir et al., 2008) sobre un indicadores, encontramos que
que aportan directrices sobre total de 347 unidades de negocio los principales ítems de valor de
cómo calcular el rendimiento eco- demuestra cómo los sistemas BI negocio percibido son los si-
nómico de las inversiones en BI ayudan a las organizaciones a ge- guientes: 1) mejora en la eficien-
(Robbins, 2009; Sutcliff, 2004; nerar valor de negocio tanto al cia de los procesos internos [5,31];
Williams, 2004; Wu, 2000), así nivel de procesos de negocio 2) mayor productividad de los
como estudios específicos que como al nivel del rendimiento or- empleados [5,18]; 3) reducción
calculan el ROI de inversiones ganizacional. A partir de un lista- en los costes para tomar decisio-
directamente vinculadas con BI do de indicadores que miden el nes eficaces [5,11], y 4) mejora
(Anderson-Lehman et al., 2004; valor de negocio de los sistemas de la ventaja competitiva [5,05].
Pirttimaki et al., 2006; Robbins,
2009; Watson et al., 2004). Por
otra parte, existe otro grupo de
GRÁFICO 5
investigadores que ponen en
BENEFICIOS POTENCIALES DE UN SISTEMA BI
duda la posibilidad de realizar
una evaluación precisa del rendi-
miento económico de las inversio-
nes en BI, tanto por falta de clari-
dad en los cálculos como por la
naturaleza intangible de muchos
de los beneficios aportados (Gon-
zales, 2011; Popovic et al., 2010;
Smith y Crossland, 2008).

En cualquier caso, parece que


existe una correspondencia entre
los beneficios generados por los
sistemas BI y el alcance que la or-
ganización establece para el siste-
ma (Wixom y Watson, 2010). De
este modo, beneficios con un im-
pacto local y fáciles de medir se Fuente: Adaptado de Wixom y Watson (2010).

vinculan con iniciativas departa-

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
251
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 252

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

ductores. Este estudio parte de


GRÁFICO 6 una realidad avanzada en este ar-
BENEFICIOS (FACTORES) PERCIBIDOS DEL USO DE SISTEMAS tículo: muchas empresas que han
DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO (*) implantado sistemas ope racio-
nales ERP se muestran insatisfe-
chas con el apoyo que estos siste-
mas les proporcionan en sus
procesos de toma de decisiones.
Al respecto, las conclusiones que
se derivan de esta investigación
son, por un lado, que el uso de sis-
temas integrados ERP+BI tienen
un impacto positivo en el rendi-
miento de la toma de decisiones
y, por otro, que aquellas organiza-
ciones que usan sistemas integra-
dos ERP+BI logran niveles de
rendimiento en sus procesos deci-
sionales superiores a aquellas em-
Nota: Escala de medida: Likert 1-7. Muestra = 347 unidades de negocio. presas que solo usan sistemas ERP.
Fuente: Datos procesados a partir de Elbashir et al. (2008).

VIII. LA SITUACIÓN DE
Asimismo, la principal conclu- sos operacionales clave (Dresner LA INTELIGENCIA
sión que se alcanza de los resul- Advisory Services, 2011). DE NEGOCIO EN
tados del modelo estructural rea- EL MUNDO Y EN ESPAÑA
lizado por estos investigadores En segundo lugar, hemos de
australianos es que las organiza- mencionar una investigación rea- Según los responsables en tec-
ciones podrán obtener valor de lizada por Hou y Papamichail nología de la información de las
negocio de sus inversiones en BI (2010) entre 108 empresas taiwa- empresas, los sistemas de inte-
solo cuando implementen y usen nesas del sector de los semicon- ligencia de negocio se han co-
dichas herramientas con el fin de
apoyar los procesos clave vincu-
lados a la cadena de valor de la GRÁFICO 7
empresa así como a las estrate- PREVISIÓN DE LA EVOLUCIÓN DEL MERCADO DE INTELIGENCIA (BI)
gias organizativas (Elbashir et EN ESPAÑA
al., 2008). Estas mismas conclu-
siones se detraen tanto de estu-
dios de casos (Bucher y Gericke,
2009; Davenport, 2006; Smith y
Crossland, 2008) como de apor-
taciones teóricas previas (Elbashir
y Williams, 2007; Popovic et al.,
2010; Williams y Williams, 2006).
Estas directrices tienen sentido
cuando se constata, por parte de
los analistas en BI, que buena
parte de las herramientas de BI
implantadas se encuentran des-
conectadas de los procesos de
negocio principales de la organi-
zación (Sallam et al., 2011). Por
esta razón, recientes informes ca-
lifican de crítica y estratégica la Fuente: Adaptado de Curto (2011).
integración de BI con los proce-

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
252
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 253

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

locado a nivel mundial, y en los úl- que seguirá en alza hasta alcanzar los sistemas de inteligencia de ne-
timos cinco años, como la tecno- un 8,9 por 100 en 2015 (gráfico gocio (17,6 por 100). Este dato
logía de información clave (Gart- 7). Este porcentaje se sitúa ligera- refleja una realidad en las inversio-
ner, 2010; Luftman y Zadeh, mente por encima de las previsio- nes en TI por parte de las empre-
2011), y se prevé que será una de nes establecidas para el total del sas españolas. Inicialmente se re-
las grandes tendencias digitales, mundo por parte de Gartner (Sa- alizan inversiones en sistemas de
junto con la tecnología móvil, du- llam et al., 2011), donde se esta- soporte a las actividades organiza-
rante los próximos cinco años (Ox- blece una estimación de creci- tivas que permitan sostener las
ford Economics, 2011). Particular- miento anual medio del 7,7 por operaciones de las organizacio-
mente, Josep Curto (2011), 100 hasta 2014 para el conjunto nes. Posteriormente, cuando las
basándose en el informe de IDC de componentes del marco BI. organizaciones perciben la nece-
Western European BI Tools Fore- sidad de contar con información
cast, 2011-2015, señala que En un estudio liderado por la de calidad para apoyar los proce-
mientras el mercado de tecnología Universidad de Sevilla (2009) sos de toma de decisiones, se
de información se contrajo en Es- sobre un conjunto de 108 empre- ponen en marcha las iniciativas
paña en los últimos años, el mer- sas andaluzas con sistemas de para dotar a las entidades de sis-
cado de inteligencia de negocio gestión avanzados se determinó temas de inteligencia de negocios.
no ha dejado de crecer, esperán- que los sistemas operacionales
dose un crecimiento del 7,8 por ERP (42,6 por 100) presentaban Por otra parte, IDC (2011a) en
100 para el año 2011, progresión una implantación más amplia que colaboración con SAS ha realiza-

GRÁFICO 8
FUNCIONALIDADES DE ANALÍTICA EMPRESARIAL DEMANDADAS POR DEPARTAMENTOS
(Escala 1-5)

Fuente: Adaptado de IDC (2011).

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
253
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 254

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

do un estudio sobre inteligencia


de negocio entre las 100 princi- GRÁFICO 9
pales empresas españolas. En el CUADRANTE MÁGICO DE PLATAFORMAS DE BI
gráfico 8 se muestran las princi-
pales necesidades que tienen las
compañías españolas con rela-
ción a los procesos de analítica
empresarial (business analytics,
BA). Los resultados se presentan
por áreas funcionales. Asimismo,
este estudio detectó que la prin-
cipal capacidad técnica deman-
dada por las diferentes unidades
es la integridad y consistencia de
los datos, faceta que se vincula
con una de las necesidades ante-
riormente anticipadas que con-
ducen al desarrollo de BI entre las
organizaciones. En una encuesta
a ejecutivos de empresas líderes
de países desarrollados y emer-
gentes, Oxford Economics y SAP
encontraron que la inteligencia
empresarial servirá sobre todo
para entender mejor a los clientes
de las empresas que la implanten
y mejorará la toma de decisiones
estratégicas (Oxford Economics,
2011).

Presentamos en el gráfico 9 Fuente: Adaptado de Sallam et al. (2011).


los principales fabricantes mun-
diales de plataformas de BI. Co-
mo puede verse, están clasifica- Aunque el gráfico representa presarial realizando un análisis
dos con base en dos criterios la situación a nivel mundial, en él por proveedor de software (grá-
como son la facilidad de ejecu- aparecen recogidas muchas em- fico 10). Entre el conjunto de en-
ción y la amplitud de la visión presas que operan en España, cuestados, SAS se presentó como
que tienen las soluciones de BI como son Information Builders, la herramienta más implantada,
ofertadas. Este cuadro constituye IBM Co gn o s, Micro so f t B I , seguida por SAP y Oracle. En el
el denominado cuadrante mági- Microstrategy, Oracle, SAP y apartado de otros se encuentran
co de Gartner para plataformas SAS, entre otras. Otras compa- aplicaciones de Microsoft, IBM-
de BI (Sallam et al., 2011). El eje ñías que operan en España y que SPSS, Matlab y otros paquetes
denominado «facilidad de ejecu- tienen una presencia significativa estadísticos tales como STATA, R,
ción» hace referencia a la capaci- en el mercado de BI son Apesoft, etcétera.
dad y/o éxito que tienen estas Atlas BI, Bingo Intelligence y
empresas a la hora de convertir Qlikview. Asimismo, existen tres Finalmente, entre los escasos
su visión en realidad en el merca- empresas que destacan en el informes que aportan informa-
do. Por lo que respecta a la «am- mercado de open source BI; ción sobre la situación de BI en
plitud de la visión», hace referen- nos referimos a Actuate/BIRT, España destacamos dos estudios.
cia al potencial que tienen estas Pentaho y Jaspersoft. Por un lado, The BI Survey 10
empresas de explotar las oportu- publicado por Business Applica-
nidades existentes en el mercado En esta línea, el anteriormen- tion Research Centre (BARC,
a la hora de crear valor para los te mencionado estudio de IDC 2011). Por el otro, el European
clientes y generar oportunidades (2011a) abordó las principales BI Tools Forecast, 2011-2015: BI
para ellos mismos. herramientas de analítica em - Starts to Go Mainstream, desarro-

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
254
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 255

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

que se obtiene de los datos en


GRÁFICO 10 tiempo real (Anderson-Lehman
MERCADO DE HERRAMIENTAS DE ANALÍTICA EMPRESARIAL et al., 2004).
POR PROVEEDOR DE SOFTWARE
3) Big Data y escalabilidad (Co-
nesa y Curto, 2010; Watson,
2009). El crecimiento despropor-
cionado de datos provenientes del
amplio entorno tecnológico ha
llevado a la aparición del concepto
Big Data. Este es entendido como
el «tratamiento y análisis de enor-
mes repositorios de datos, tan
desproporcionadamente grandes
que resulta imposible tratarlos
con las herramientas de bases de
datos y analíticas convencionales»
(Dans, 2011). Paralelamente se
observan continuos avances tanto
en hardware como en software
Fuente: Adaptado de IDC (2011). que afectan a la escalabilidad de
los sistemas BI, es decir, a la capa-
cidad que tienen estos sistemas
llado por IDC (2011b). Aunque de usuarios, llegando a la demo- para gestionar mayores cantida-
son estudios bastante amplios e cratización de la información des de datos, con un mayor nú-
interesantes, proporcionan una para apoyar la toma de decisio- mero de usuarios, con consultas y
información limitada sobre el nes. De este modo, se apoyan los análisis más complejos, sin que se
mercado español y están enfoca- procesos de toma de decisiones produzca una merma en el rendi-
dos fundamentalmente al merca- estratégicos, tácticos y también miento del sistema.
do de profesionales del sector. operativos. Asimismo, esta difu-
sión tiene sentido desde el mo- 4) Computación en la nube
mento que tan solo el 28 por 100 (cloud computing) (Conesa y
IX. TENDENCIAS de los potenciales usuarios de BI Curto, 2010; Evelson, 2011;
EN LOS SISTEMAS usan actualmente este tipo de Kern, 2011). En el ámbito de BI
DE INTELIGENCIA sistema de información (Richard- nos referimos a la oferta de ser-
DE NEGOCIO son, 2011). Este despliegue de BI vicios ofrecidos por medio de in-
llega al extremo de que algunas ternet por parte de un proveedor
El universo de la inteligencia organizaciones cuentan como de servicios con alta escalabili-
de negocio está siempre en cons- usuarios a proveedores, distribui- dad. Esta oferta se hace cada vez
tante cambio. Este dinamismo dores y clientes. más amplia así como más utiliza-
proviene tanto del propio de - da por parte de las empresas.
sarrollo tecnológico como de los 2) BI operacional y datos en
cambios que se producen en las tiempo real (Conesa y Curto, 5) BI móvil (Evelson, 2011;
necesidades y formas de trabajar 2010; Watson, 2009). Los siste- Kern, 2011; Sallam et al., 2011).
de las organizaciones. Por nues- mas BI se habían enfocado hasta Esta tendencia se orienta a per-
tra parte, avanzamos las siguien- muy recientemente solo en el uso mitir el acceso desde dispositivos
tes tendencias vinculadas con el de datos históricos. Sin embargo, móviles a las aplicaciones presen-
entorno BI. esta situación ha cambiado con tes en los sistemas BI. Según
la aparición de tecnología que Gartner Group, en 2013 el 33
1) BI omnipresente o la demo- permite capturar, almacenar y por 100 de la funcionalidad de BI
cratización de la información usar datos en tiempo real. De será consumida vía dispositivos
(Conesa y Curto, 2010; Watson, esta forma, las operaciones pre- móviles (Richardson, 2011).
2009). Muchas empresas tienen sentes no solo pueden ser moni-
como meta desplegar sus aplica- torizadas sino también pueden 6) Social media (Conesa y Cur-
ciones BI entre una mayor base ser influidas por la información to, 2010; Kern, 2011). Las redes

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
255
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 256

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

sociales como fuentes de datos información disponible en una Los sistemas BI, como ya diji-
de los sistemas BI y el uso de organización. Sin duda, desarro- mos, se han comenzado a gene-
estas por parte de los directivos y llos tecnológicos como los co- ralizar cuando los directivos de
usuarios. mentados anteriormente han las empresas han percibido y
contribuido a que las organi - comprendido el valor que gene-
Por nuestra parte, asumiendo zaciones sean cada vez más ca- ran en comparación al coste y
las tendencias anteriormente ex- paces de crear, almacenar y dis- esfuerzo que suponen. Los BI
puestas, nos vamos a concen- tribuir datos e información como permiten a las organizaciones
trar en una tendencia de futuro nunca habían imaginado. De he- conseguir excelentes resultados
que creemos clave para la mejo- cho, uno de los principales pro- en la medida que el trabajo de
ra de los procesos de decisiones blemas que tienen actualmente los usuarios se minimiza conside-
en las organizaciones. Nos re - los directivos es precisamente el rablemente cuando han de bus-
ferimos a la integración de los de gestionar, por un lado, el «ex- car información y conocimiento
sistemas BI con la gestión del ceso» de información y, por otro y estos lo obtienen de forma re-
conocimiento. lado, la «necesidad» de conoci- levante y precisa. Por su parte, la
miento, dado el entorno en el GC surge a partir del desarrollo
que se desenvuelven las organi- de la economía basada en el co-
1. La integración de zaciones. En consecuencia, las nocimiento. A diferencia de los
los sistemas business empresas están tratando de bus- sistemas BI, supone aquella es-
intelligence y gestión car soluciones para evitar la satu- trategia que permite crear un en-
del conocimiento. Una ración de información y po der torno donde el conocimiento se
tendencia de futuro extraer el conocimiento que ne- pueda gestionar a través de los
cesitan todos los integrantes de procesos habituales de creación,
Dado que vivimos en una la organización. En este aspecto, transmisión, aplicación y protec-
época caracterizada por la eco- los sistemas BI y la gestión del co- ción (Gold, Malhotra y Segars,
nomía basada en el conocimien- nocimiento (GC) han dado muy 2001). De esta forma, el personal
to, la gestión del conocimiento buenos resultados. Ambos con- de una organización consigue
se ha convertido en un tema nu- ceptos parecen haberse desarro- el conocimiento exacto que ne-
clear en la dirección estratégica llado en los últimos años casi de cesita, en el momento que lo
de las organizaciones. Cada vez forma paralela. Generalmente se precisa, con el objetivo claro de
más, el entorno en el que se utilizan los sistemas BI para ex- mejorar el rendimiento organiza-
mueven las empresas exige de traer el conocimiento del caos de cional.
mayores dosis de competitividad datos de la organización, mien-
y de decisiones más rápidas, más tras que la GC busca que el co- Los sistemas BI parten de los
complejas y de mayor calidad. nocimiento se comparta de la datos, datos que pasan posterior-
Por tanto, en la actualidad, el de- forma más eficiente posible. mente a convertirse en informa-
venir de las organizaciones va a Ambos han sido igualmente va- ción y después en conocimiento.
depender en gran medida del liosos a la hora de facilitar la Los sistemas BI son capaces de
tipo de información y/o conoci- toma de decisiones y, por tanto, analizar cualquier fuente de da-
miento que obtenga. Conse- de cara a mejorar los resultados tos. La GC se centra en dirigir los
cuentemente, es casi unánime la organizativos. Actualmente, los procesos que hacen uso del co-
idea de que el principal activo de dos elementos son indispensa- nocimiento, el cual puede tener
una compañía recae en el «saber bles para las organizaciones. Sin una naturaleza explícita (docu-
hacer», lo que incluye diversos embargo, aunque ambos usan el mentos, bases de datos, etc.) y/o
tipos de información «útil» sobre conocimiento para la toma de tácita (experiencias, percepcio-
aspectos tales como: los deseos decisiones, existe bastante confu- nes, etc.). La característica funda-
de los clientes, las carencias del sión a la hora de diferenciarlos y mental del conocimiento explíci-
mercado, las empresas que ope- relacionarlos (Herschel y Jones, to es su ca pa cid a d d e s e r
ran en el mercado y su clasifica- 2005). Muchos investigadores transmitido y transformado. El
ción, etc. No resulta extraño, consideran BI y GC como dos ele- conocimiento tácito, por el con-
pues, el hecho de que uno de los mentos bien diferenciados y son trario, se relaciona más con la ex-
componentes críticos para el muy pocos los que establecen las periencia y la habilidad, y por ello
éxito de las empresas está en la posibles relaciones existentes es mucho más difícil de ser codi-
capacidad de aprovechar (apa- entre BI y GC (Herschel y Yer- ficado y compartido. Sin embar-
lancar) todo el conocimiento e mish, 2009). go, el conocimiento tácito es

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
256
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 257

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

algo fundamental en la toma de mación y después en conoci- adecuadas, con la información


decisiones directivas, lo cual lo miento, mientras la GC busca necesaria y las herramientas de
hace muy valioso, pero también más la transferencia de conoci- toma de decisiones apropiadas
implica un mayor esfuerzo en su miento y los modos de crear ese para analizar la información, dis-
gestión. conocimiento. Creemos que la in- cutir los problemas y cuestiones,
tegración de BI y GC ha de plas- desarrollar y valorar los razona-
En el cuadro n.o 3 resumimos marse en soluciones tecnológicas mientos de los miembros del
cómo se relacionan los sistemas que en el futuro han de ser cada grupo, generar y valorar alterna-
BI y la GC, cuáles son las diferen- vez más eficaces. tivas, y llegar a acuerdos sobre
cias entre ellos y cómo pueden los cursos de acción a tomar
llegar a integrarse. En esta dirección se entiende (Sallam, 2011).
la tendencia apuntada por di -
A la vista del cuadro n.o 3, re- versos estudios internacionales
sulta patente que las empresas (Dresner Advisory Services, X. CONCLUSIONES
van a tener que confiar más 2011) de integrar las aplicacio-
tanto en los sistemas BI como en nes de BI con herramientas para Los directivos de las empresas,
los de GC, al objeto de conseguir apoyar la toma de decisiones en y cada vez un mayor número de
que sus organizaciones tomen grupo. De este modo, la combi- empleados, se enfrentan a una
decisiones cada vez más informa- nación de la inteligencia de ne- creciente tensión a la hora de
das. Aunque con objetivos comu- gocio con las capacidades del adoptar las decisiones que les
nes, BI y GC presentan diferen- software social y de colabora- competen, debido a la mayor in-
cias. Así, BI se está ocupando en ción permitirá a los decisores certidumbre que rodea a estas
transformar los datos en infor- identificar y reunir a las personas decisiones. Los sistemas que se

CUADRO N.º 3

RELACIÓN ENTRE LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO (BI) Y LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO (CG)

Relación BI y GC — Los sistemas BI facilitan la GC. La tecnología BI facilita el proceso de creación de conocimiento. BI es una he-
rramienta de la GC.
— BI y GC aportan valor al proceso de toma de decisiones. Mejoran el conocimiento disponible, la comprensión
a la hora de tomar decisiones y el propio proceso de tomarlas.
— BI y GC necesitan de una cultura específica basada en el liderazgo, la intención de compartir, confianza, y el
estar abierto a cosas nuevas.

Diferencias BI y GC — Tratan con diferentes tipos de conocimiento. BI trabaja con conocimiento explícito y GC trabaja con ambos
tipos (tácito y explícito).
— Se centran en diferentes fases de la GC. BI convierte datos en información y después en conocimiento que
finalmente es útil a los usuarios finales que lo necesitan. El foco está en la captación de conocimiento. La GC
se centra en cualquier proceso en el que el conocimiento esté presente. No necesariamente utiliza herra-
mientas digitales, también utiliza la interacción personal para ello.
— Usan tecnologías diferentes. BI emplea todo tipo de tecnologías que analizan datos sobre el negocio, como
pueden ser: OLAP, data mining, data warehouse y análisis estadístico.
— GC utiliza otro tipo de software como puede ser: gestión documental, análisis de contenidos web, portal de
conocimiento de la empresa, recuperación de información, e-learning, etcétera.
— Trabajan con usuarios de diferentes niveles en la organización. Aunque el uso de BI se está extendiendo,
buena parte de BI aporta conocimiento fundamentalmente a los directivos para su toma de decisiones. La
GC abarca a todo el personal de la organización desde los directivos a la masa de empleados en su totalidad.

Integración BI y GC — Tienen el objetivo común de promover el aprendizaje, la toma de decisiones y el entendimiento sobre todo
lo referente al conocimiento.
— BI toma los datos, los transforma en información, luego en conocimiento que utiliza la GC para contribuir a
la mejora tanto de los procesos de negocios como de la toma de decisiones de la organización.
— Tanto BI como GC necesitan de un conocimiento específico para funcionar.
— Hay 3 niveles de integración: 1) Integrar los informes que se generan. 2) Integrar los datos de los sistemas
de la GC con los procesos de BI. 3) Integrar los sistemas mediante la distribución y reutilización de los modelos
de análisis de BI con un sistema de GC.

Fuente: Adaptado de Weidong et al. (2010).

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
257
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 258

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

han desarrollado a lo largo del implica la asunción de un riesgo, mayor dinamismo del entorno, y
tiempo han suministrado bastan- inherente a la propia naturaleza que exige a las empresas un es-
te información que ha permitido del trabajo directivo, que será fuerzo de renovación y desarrollo
reducir en gran medida ese ries- mayor o menor dependiendo del permanente de sus capacidades
go inherente a la toma de deci- asunto a decidir. Sin embargo, el básicas.
siones empresariales, pero han desarrollo de información y cono-
carecido de la integración nece- cimiento pertinente y oportuno
NOTA
saria para proporcionar la infor- en relación con la situación de
mación y el conocimiento que las decisión facilita la elección por (1) El término «datos semiestructurados»
empresas necesitan. La inteligen- parte de los individuos y hace po- se emplea para todos los datos que no enca-
jan en los ficheros relacionales o planos, como
cia de negocio (BI) constituye ese sible la asunción de compromisos es el caso de los estructurados.
intento integrador de los diferen- y riesgos que pueden generar
tes sistemas de información que rendimientos superiores a las em- BIBLIOGRAFÍA
han surgido y que están surgien- presas.
do, con el propósito de convertir ABUKARI, K., y JOB, V. (2003), «Business intelli-
gence in action», CMA Management,
los datos en información y esta El presente artículo ha preten- 77(1): 15-18.
en conocimiento útil para la dido proporcionar una visión
adopción de decisiones. En todo general de la integración de los ACKOFF, R. L. (1967), «Management misinfor-
mation systems», Management Science,
caso, no se ha de olvidar que la diferentes sistemas de informa- 14: B147-B156.
información y el conocimiento ción que supone la inteligencia
son medios para alcanzar un fin, de negocio. Los cuatro compo- ANDERSON-LEHMAN, R.; WATSON, H. J.; WIXOM, B.
H., y HOFFER, J. A. (2004), «Continental
es decir, son recursos que la em- nentes básicos que la conforman Airlines flies high with real-time business
presa utiliza para proporcionar —el almacenamiento de datos, la intelligence», MIS Quarterly Executive, 3:
valor a sus clientes, mediante la analítica empresarial, los sistemas 163-176.
mejora de los productos y los de gestión del rendimiento y los AVERWEG, U., y ROLDÁN, J. L. (2006), «Executive
procesos de negocio. Solamente interfaces de usuarios— adquie- information system implementation in
cuando los sistemas de informa- ren todo su potencial cuando se organisations in South Africa and Spain:
A comparative analysis», Computer Stan-
ción se vinculan con esos proce- integran en un todo coherente y dards & Interfaces, 58: 625-634.
sos básicos, su impacto sobre el coordinado. El compromiso de la
rendimiento de la empresa es sig- empresa a la hora de implantar AZEVEDO, A., y SANTOS, M. F. (2009), «Business
intelligence: State of the art, trends, and
nificativo. los sistemas de inteligencia de open issues», 1st International Confe -
negocio determina su grado rence on Knowledge Management and
La información disponible de desarrollo, desde la utilización Information Sharing (KMIS 2009) Pro-
ceedings, Madeira, Portugal, 6-8 Oc -
sobre la implementación de los de unas pocas aplicaciones hasta tober: 296-300.
sistemas de inteligencia de nego- lograr una transformación de la
BARC (2011), The BI survey 10. The customer
cio en las empresas, y en particu- organización en su conjunto. Se verdict [en línea]. Disponible en: http://
lar en las empresas españolas, es requieren más estudios que ana- www.bi-survey.com/.
escasa, pero pone de manifiesto licen los beneficios e impactos
BITTERER, A. (2010), The BI(G) discrepancy:
el incipiente desarrollo que están de los sistemas de inteligencia de Theory and practice of business in-
teniendo y las notables pers - negocio, pero los pocos existen- telligence, Gartner Insight, 2 Aug, ID:
pectivas de crecimiento en el in- tes ponen de manifiesto la im- G00176038.
mediato futuro. Se trata de una portancia de estos en la mejora BOSE, R. (2009), «Advanced analytics: Oppor-
cuestión estratégica que, en mu- de la eficiencia de los procesos in- tunities and challenges», Industrial Ma-
chos casos, se encuentra aún en ternos y, posteriormente, en el nagement & Data Systems, 109: 155-
172.
sus primeras etapas de implanta- rendimiento organizativo. La
ción, y las empresas son reacias a etapa actual en el desarrollo de BPM STANDARDS GROUP (2005), Performance
proporcionar información al res- los sistemas de información su- management industry leaders form bpm
standards group, Press release [en línea].
pecto. Es un tema de máxima pone el intento por parte de las Disponible en: http://www.bpmpartners.
relevancia para dominar la cre- empresas de generar y aplicar el com/documents/press032504.pdf.
ciente complejidad a la que se conocimiento que haga posible
B UCHER , T., y G ERICKE , A. (2009), «Process-
enfrentan los directivos. Cierta- la adopción de decisiones efica- centric business intelligence», Business
mente, por muy desarrollados ces que permitan alcanzar una Process Management Journal, 15: 408-
que estén los sistemas, incluso los ventaja frente a los competido- 429.
derivados de la inteligencia arti- res; una ventaja que cada vez es B URNS , M. (2005), «Business intelligence
ficial, la decisión empresarial menos sostenible, debido al survey», CA Magazine, 138(5): 18.

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
258
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 259

JOSÉ LUIS ROLDÁN SALGUEIRO · GABRIEL CEPEDA CARRIÓN · JOSÉ LUIS GALÁN GONZÁLEZ

CLARK, T. D. JR.; JONES, M. C., y ARMSTRONG, C. maturity and competitive advantage», news/cloud-mobile-IT-spending-IDC-
P. (2007), «The dynamic structure of Business Intelligence Journal, 16(1): 22-29. emerging-markets-10021592-1.html.
management support systems: Theory
development, research focus, and GOODHUE, D. L.; WIXOM, B. H., y WATSON, H. J. L INDERMAN , K.; S CHROEDER , R. G.; Z AHEER , S.,
direction», MIS Quarterly, 31: 579-615. (2002), «Realizing business benefits y C H O O , A. S. (2003), «Six sigma: A
through CRM: Hitting the right target in goal-theoretic perspective», Journal of
CONESA CARALT, J., y CURTO DÍAZ, J. (2010), In- the right way», MIS Quarterly Executive, Operations Management, 21: 193-203.
troducción al Business Intelligence, UOC 1: 79-94.
(Universitat Oberta de Catalunya), Barce- L UFTMAN , J., y Z ADEH , H. S. (2011), «Key
lona. HANNULA, M., y PIRTTIMAKI, V. (2003), «Business information technology and management
intelligence empirical study on the top 50 issues 2010-11: An international study»,
CURTO, J. (2011), «Buscando la toma de deci- Finnish companies», Journal of American Journal of Information Technology, 26:
siones eficiente», Information Builders Academy of Business, 2: 593-601. 193-204.
International Summit 2011, Madrid, 6 de
octubre. HERSCHEL, R., y JONES, N. E. (2005), «Knowledge MORRIS, H. (2003), «The financial impact of
management and business intelligence: business analytics: Build vs. buy», DM
DANS, E. (2011), «Big Data: una pequeña in- The importance of integration», Journal Review, 13(1): 40-41.
troducción», El Blog de Enrique Dans o f K n o w l e d g e Ma n a g e m e n t , 9( 4) :
[en línea]. Disponible en: http://www. 45-55. NEGASH, S. (2004), «Business intelligence»,
enriquedans.com/2011/10/big-data-una- Communications of the Association for
pequena-introduccion.html. HERSCHEL, R., y YERMISH, I. (2009), «Knowledge Information Systems, 13: 177-195.
management in business intelligence»,
D A V E N P O R T , T. ( 2 0 0 6 ) , « C o m p e t i n g o n en K ING , W. R., Annals of Information N EGASH , S., y G RAY , P. (2003), «Business
analytics», Harvard Business Review, 84: Systems, Springer, 4: 131-143. intelligence», Proceedings of the Ninth
98-107. Americas Conference on Information
HOU, C.-K., y PAPAMICHAIL, K. N. (2010), «The Systems, pp. 3190-3199.
DRESNER ADVISORY SERVICES (2011), Wisdom of impact of integrating enterprise resource
crowds business intelligence market planning systems with business intelligence OXFORD ECONOMICS (2011), La nueva economía
study T M . Study findings and analysis systems on decision-making performance: digital. Cómo va a transformar los nego-
report. Dresner Advisory Services, LLC. An empirical study of the semiconductor cios, Oxford Economics, UK.
industry», International Journal of
E CKERSON , W. (2006), Performance dash- Technology, Policy and Management, 10: PIRTTIMAKI, V.; LONNQVIST, A., y KARJALUOTO, A.
boards, Wiley, Hoboken, NJ. 201-226. (2006), «Measurement of business
intelligence in a Finnish telecommunications
ELBASHIR, M., y WILLIAMS, S. (2007), «BI Impact: H U B E R , G . P . ( 1984) , « T h e n at u r e an d company», The Electronic Journal of
The assimilation of business intelligence design of post-industrial organizations», Knowledge Management, 4(1): 83-90.
into core business processes», Business Management Science, 30: 928-951.
Intelligence Journal, 12: 45-54. P OPOVIC , A.; T URK , T., y J AKLIC , J. (2010),
IBM COGNOS (2011), «Case studies for business «Conceptual model of business value
ELBASHIR, M. Z.; COLLIER, P. A., y DAVERN, M. J. intelligence and financial performance o f b u s i n e s s i n t e llig e nce sy st e ms» ,
( 2008 ) , « Me a su r i n g t h e eff ec t s o f management: Banco Pastor, S.A.» [en Management, 15: 5-30.
business intelligence systems: The línea]. Disponible en: http://www.01.
relationship between business process ibm.com/software/success/cssdb.nsf/cs/ P OURSHAHID , A.; R ICHARDS , G., y A MYOT , D.
and organizational performance», KJON-8NQQYG?OpenDocument&Site= ( 2011) , « T o w ar d a g oa l- or ie nt e d ,
International Journal of Accounting cognos&cty=en_us. business intelligence decision-making
Information Systems, 9: 135-153. framework», en B ABIN , G.; S TANOEVSKA -
IDC (2011a), Estudio business analytics en SLABEVA, K., y KROPF, P., MCETECH 2011,
EVELSON, B. (2011), Top 10 BI Predictions for España 2011, IDC, Madrid. LNBIP 78, pp. 100-115.
2012, Information management [en
línea]. Disponible en: http://www. — (2011b), European BI Tools Forecast, POWER, D. J. (2007), A Brief History of Decision
information-management.com/blogs/ 2011-2015: BI Starts to Go Mainstream, Support Systems, version 4.0 [en línea].
BI-mobile-cloud-DBMS-big-data- 2011-2015, IDC, Madrid. Disponible en: http://DSSResources.COM/
Evelson-10021526-1.html. history/dsshistory.html.
I NFORMATION B UILDERS (2011a), «CECA» [en
GARTNER EXP (2010), Gartner EXP worldwide línea]. Disponible en: http://www. QUINN, K. (2009), How business intelligence
survey of nearly 1600 CIOs shows IT informationbuilders.es/clientes/PDFs_ should work. The connection between
budgets in 2010 to be at 2009 levels, Clientes/CECA.pdf. strategic, analytical, and operational
Press release [en línea]. Disponible en: initiatives, White paper, Information Builders.
www.gartner.com/it/page.jsp?id=12834 — (2011b), «RENFE» [en línea]. Disponible en:
13. http://www.informationbuilders.es/ R ANJAN , J. (2008), «Business justification
clientes/PDFs_Clientes/Renfe.pdf. with business intelligence», VINE: The
G OLD , A. H.; M ALHOTRA , A., y S EGARS , A. H. journal of information and knowledge
(2001), «Knowledge management: An KAPLAN, R. S., y NORTON, D. P. (1997), El cuadro management systems, 38: 461-475.
organizational capabilities perspective», de mando integral, Gestión 2000, Barce-
Journal of Management Information lona. RICHARDSON, J. (2011), The Consumerization of
Systems, 18: 185-214. BI: Emerging Technologies to Watch in
— (2004), Mapas estratégicos: Convirtiendo 2011, Gartner, Inc.
GÓMEZ VIEITES, A., y SUÁREZ REY, C. (2009), Sis- los activos intangibles en resultados tan-
temas de información. Herramientas gibles, Gestión 2000, Barcelona. ROBBINS, J. (2009), «The return on corporate
prácticas para la gestión empresarial, performance management», Business
3.a ed., RA-ma, Madrid. KERN, J. (2011), «IDC predicts 2012 surge for Intelligence Journal, 14: 8-13.
mobile, cloud», Information management
GONZALES, M. (2011), «Success factors for business [en línea]. Disponible en: http://www. ROLDÁN SALGUEIRO, J. L. (2001), «Ejecutivos,
intelligence and data warehousing information-management.com/ organizaciones y sociedad post-industrial:

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
259
IV-PEE 132.qxd:advantia 21/06/12 10:09 Página 260

LOS SISTEMAS DE INTELIGENCIA DE NEGOCIO COMO SOPORTE A LOS PROCESOS DE TOMA DE DECISIONES EN LAS ORGANIZACIONES

Un análisis del papel de las tecnologías de for Infor mation Processing, vol. 274, a data warehouse», Business Intelligence
la información», Revista de Humanidades, Springer, Boston, pp. 163-174. Journal, 9: 6-17.
12: 231-247.
SUTCLIFF, M. (2004), «Beyond ROI...; Justifying WATSON, H. J.; GOODHUE, D. L., y WIXOM, B. H.
R OLDÁN , J. L., y L EAL , A. (2003), «Executive a business intelligence initiative», DM (2002), «The benefits of data warehousing:
information systems in Spain: A study Review, 14(1): 44. W h y s o m e o r g an i za t ions r e a lize
of current practices and comparative exceptional payoffs», Information and
analysis», en MORA, M.; FORGIONNE, G. A., TURBAN, E., y ARONSON, J. E. (2001), Decision Management, 39: 491-502.
y GUPTA, J. N., Decision making support support systems and intelligent systems,
systems: Achievements and challenges Prentice Hall, 6.a ed., Upper Saddle River, NJ. WEIDONG, Z.; WEIHUI, D., y KUNLONG, Y. (2010),
for t he ne w d e c ad e , I d ea Gr o u p «The relationship of business intelligence
Publishing, Hershey, PA, pp. 287-304. TURBAN, E.; SHARDA, R.; ARONSON, J. E., y KING, and knowledge management», The 2nd
D. (2008), Business intelligence: A I E E E I n te rn a ti o n a l Co n f eren ce o n
SALLAM, R. L.; RICHARDSON, J.; HAGERTY, J., y HOST- managerial approach, Pearson Prentice Information Management and Engimeer-
MANN , B. (2011), Magic Quadrant for Hall, Upper Saddle River, NJ. ing (ICIME), 26-29.
Business Intelligence Platforms, Gartner
RAS Core Research Note G00210036 T URBAN , E.; S HARDA , R., y D ELEN , D. (2011), W HITE , D. (2011), Agile BI. Three Steps to
[en línea]. Disponible en: http://www. Decision support and business intelligence Analytic Heaven, Aberdeen Group, April.
gartner.com/technology/media- systems, Prentice Hall, 9. a ed., Upper
products/reprints/oracle/article180/ Saddle River, NJ. WILLAMS, S. (2004), «Assessing BI readiness:
article180.html. A key to BI ROI», Business Intelligence
TURBAN, E., y VOLONINO, L. (2010), Information Journal, 9(3): 15-23.
SAP (2004), «Hojiblanca» [en línea]. Dispo- technology for management. Transforming
nible en: http://www.sap.com/spain/ organizations in the digital economy, WILLIAMS, S., y WILLIAMS, N. (2006), The profit
company/Customers/success/pdf/ John Wiley & Sons, Inc., Hoboken, NJ. impact of business intelligence, Morgan
Hojiblanca.pdf. Kaufmann, San Francisco.
UNIVERSIDAD DE SEVILLA (2009), «Proyecto de Ex-
—(2008), «Lacasa» [en línea]. Disponible en: celencia P06-SEJ-01994: Tecnologías y WIXOM, B., y WATSON, H. (2010), «The BI-based
http://www.sap.com/spain/company/ sistemas de información: un estudio de su organization», International Journal of
Customers/success/pdf/SS_Lacasa.pdf. influencia y aplicación a la gestión del co- Business Intelligence Research, 1: 13-21.
nocimiento», Junta de Andalucía (Plan
S I M O N , H. ( 19 7 7 ) , The ne w sc i e nc e of Andaluz de Investigación). WHITTEN, J. L.; BENTLEY, L. D., y BARLOW, V. M.
management decision, Prentice-Hall, (1996), Análisis y diseño de sistemas de
Englewood Cliffs, NJ. W ATSON , H. J. (2009), «Tutorial: Business información, Irwin, Burr Ridge, IL.
intelligence – past, present, and future»,
SMITH, D., y CROSSLAND, M. (2008), «Realizing Communications of the Association for WU, J. (2000), «Business intelligence: Calculating
the value of business intelligence», en Information Systems, 25: 487-510. the ROI for business intelligence»,
AVISON, D; KASPER, G. M.; PERNICI, B.; RAMOS, Information Management (July 13) [en
I., y ROODE, D., Advances in Information W ATSON , H. J.; A BRAHAM , D. L.; C HEN , D.; línea]. Disponible en: http://www.
Systems R e se ar c h, E d uc at i on and PRESTON, D., y THOMAS, D. (2004), «Data information-management.com/news/
Practice, IFIP International Federation warehousing ROI: Justifying and assessing 2487-1.html.

PAPELES DE ECONOMÍA ESPAÑOLA, N.º 132, 2012. ISSN: 0210-9107. «LA EMPRESA EN ESPAÑA»
260

View publication stats