Está en la página 1de 3

María Camila Cuello Saumeth – 64141022 – Grupo 04

OEA: PRINCIPIOS Y EFECTOS DE UNA RELACIÓN DIPLOMÁTICA

Hace un tiempo se escuchó en diversos medios de comunicación la noticia del establecimiento de


relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, países que hace más de cinco décadas no
asumían un momento de diálogo y conciliación. En el presente ensayo se expondrá un breve
contexto histórico para entender mejor este hecho, y posteriormente se realizará un análisis de lo
ocurrido, en función de la Organización de los Estados Americanos; lo anterior con el fin de
responder a la pregunta: ¿Cuáles serán los efectos del cambio en la relación de Estados Unidos
y Cuba en la Organización de los Estados Americanos (OEA)?

Para solucionar determinado interrogante, es necesario enfatizar en que las relaciones entre Cuba
y EE.UU., desde 1959, han sido consecuencia de la reacción de Washington ante la victoria de la
Revolución Cubana y la repercusión que esta tuvo sobre el resto de Latinoamérica y el Caribe, ya
que eso resultaba un riesgo para el sistema de dominación Norteamericano (Alarcón, 1984). Es
ahí donde inicia un período determinado por bloqueos económicos; un embargo total a la venta
de armas a Cuba; ataques armados por parte de EE.UU.; hostilidades, y agresiones que iban en
contra del Derecho Internacional, y la OEA no condenaba. Cabe mencionar que desde entonces
el objetivo Norteamericano ha sido no aceptar la Revolución Cubana, y tratar de hacerla fracasar
(Alarcón, 1984). Esto se debe a que “el carácter revolucionario de Cuba choca con el deseo de
los EE.UU. de lograr la estabilidad y el orden internacional” (Smith, 1984, p.32).

Pino (1973) afirma que "a EE.UU. le interesaba Cuba como factor estratégico" (p.29). Debido a
esto, el primero invirtió en la producción azucarera cubana, elemento que determinó la
deformación estructural de la economía de dicho país, ya que estas inversiones de ninguna
manera contribuían a su desarrollo. Estas son algunas causas que dieron paso al rompimiento de
relaciones entre esos dos países y, por ende, han impedido el mejoramiento de las relaciones
internacionales -tema que incumbe a todos los Estados-.

Después de haber mencionado a grandes rasgos las raíces de la problemática entre Cuba y
EE.UU., es necesario introducir la segunda parte del texto que dará respuesta a la pregunta
inicial. Luego de que los máximos representantes de estas dos naciones dieron a conocer en
público su decisión de establecer de nuevo relaciones diplomáticas, donde Washington reconoció
que décadas de aislamiento de Cuba por parte de Estados Unidos, no lograron cumplir el objetivo
María Camila Cuello Saumeth – 64141022 – Grupo 04

de "promover la emergencia de una Cuba democrática, próspera y estable", y Castro señaló que
tendrá que seguirse el diálogo en estos asuntos “en otro momento”, fueron varias las opiniones
emitidas por diferentes países, medios y organismos tales como la OEA.

El Secretario General en ese entonces de dicha organización, José Miguel Insulza, felicitó al
Presidente Obama "por haber dado estos históricos pasos, tan necesarios como valientes, para
restablecer relaciones diplomáticas rotas en 1961”. También recordó la decisión de la OEA
adoptada de forma unánime por todos los Estados Miembros, en 2009, de dejar sin efecto la
suspensión de Cuba hecha en 1962, como miembro activo de la Organización. A través de una
declaración aprobada el 22 de diciembre de 2014, el Consejo Permanente de la OEA expresó “su
apoyo a la implementación de medidas que conduzcan a una completa normalización de las
relaciones bilaterales”, como lo había indicado José Miguel Insulza.

En la Carta de la OEA se expone que la Organización fue fundada con el objetivo de lograr en
sus Estados Miembros, como lo estipula el Artículo 1: "un orden de paz y de justicia, fomentar
su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su
independencia". Adicional a lo anterior, en el Artículo 2 de la misma, se establecen los
propósitos esenciales que tiene la Organización para realizar los principios en que se funda y
cumplir sus obligaciones regionales de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas.

Para finalizar y dar respuesta a la pregunta inicialmente planteada, se toma como base el
documento ya mencionado: la Carta de la OEA, pues los efectos que traería a tal Organización el
cambio de relación entre EE.UU y Cuba cumplen –y además coinciden- con los principios
estipulados en ella. En el momento en que se establecen relaciones diplomáticas entre estos dos
países, es muy probable que se logre: a) Afianzar la paz y la seguridad del continente; b)
Promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no
intervención; y el quizá más importante, c) Volvería a estar en juego la posibilidad de que Cuba
vuelva a integrar el grupo de Estados Miembro de la OEA. Así como lo menciona el actual
Secretario General de la Organización: “mi corazón siente que Cuba debería estar de vuelta" en
el organismo, "pero mi cerebro indica que [el proceso] no irá tan rápido".
María Camila Cuello Saumeth – 64141022 – Grupo 04

REFERENCIAS

Alarcón, R. (1984). Relaciones entre Cuba y los Estados Unidos: Pautas de conducta y opciones.
En J. Tokatlian (Ed.), Cuba y Estados Unidos: un debate para la convivencia (pp. 23-30).
Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano.

BBC Mundo. (2014, 17 de diciembre). En qué consiste el histórico plan para restaurar las
relaciones de Cuba y EE.UU. BBC Mundo. Recuperado de bbc.in/1sFMYJO

BBC Mundo. (2016, 01 de marzo). "Mi corazón siente que Cuba debería estar de vuelta en la
OEA": Luis Almagro. BBC Mundo. Recuperado de bit.ly/1RIzuoU

Centro de Noticias. (2014). Secretario General de la OEA celebra "histórico anuncio" de


reanudación de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. (OEA C-557/14).
Recuperado del sitio de internet de Organización de los Estados Americanos:
bit.ly/13cySD6

Gittleson, K. (2014, 21 de diciembre). Los 5 grandes efectos económicos del acuerdo entre Cuba
y EE.UU. BBC Mundo. Recuperado de bbc.in/1Hm6YCg

Naciones Unidas. (1945). Carta de la Organización de las Naciones Unidas –ONU. Recuperado
de bit.ly/1LWuA3p

Organización de los Estados Americanos. (1948). Carta de la Organización de los Estados


Americanos –OEA. Recuperado de bit.ly/1LWuAAj

Pino, O. (1973). El imperialismo norteamericano en la economía de Cuba. La Habana: Editorial


de Ciencias Sociales.

Smith, W. (1984). La relación entre Cuba y los Estados Unidos: pautas y opciones. En J.
Tokatlian (Ed.), Cuba y Estados Unidos: un debate para la convivencia (pp. 31-43).
Buenos Aires: Grupo Editor Latinoamericano.

También podría gustarte