Está en la página 1de 2

COVID-19: Experto comparte receta de OMS para

hacer desinfectante casero


El Dr. Jorge Ibáñez Cornejo, académico de Ingeniería Química, tradujo y adaptó una receta de
la Organización Mundial de la Salud que se puede realizar en el hogar

Después de estar en contacto con superficies o personas que pueden tener el virus, es
importante lavar las manos y desinfectarse (Pixabay).
El Dr. Jorge Ibáñez Cornejo, académico del Departamento de Ingeniería Química, Industrial y
de Alimentos de la Universidad Iberoamericana tradujo y adaptó la Fórmula para desinfectante
de manos casero de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hecha a base de alcohol.

El académico señaló que se trata de una receta sencilla que se puede preparar en el hogar con
sustancias que están al alcance, pero con la consigna de mezclar las cantidades necesarias.
Detalló que de acuerdo con la opinión consensuada de un grupo de expertos de la OMS, esta
fórmula puede usarse tanto para la antisepsia higiénica de las manos como para la preparación
prequirúrgica de las mismas.

Asimismo, Ibáñez Cornejo llamó a atender los cuidados que ha anunciado el gobierno federal a
través de las diferentes instancias de salud para evitar ser transmisores o receptores
del COVID-19; por lo cual, después de estar en contacto con superficies o personas que
podrían tener el virus, es importante lavar las manos y desinfectarse.

Añadió que, entre otras sustancias, esta fórmula cuenta con etanol para eliminar los
microorganismos, así como con glicerina que da consistencia a la fórmula y ofrece un efecto
suavizante a la piel. Asimismo sugirió que una vez que esté terminado el desinfectante sea
etiquetado por precaución pues se trata de un producto químico.

Ingredientes para 1 L

 833 ml etanol (también llamado alcohol de caña, C2H5OH), al 96%


 42 ml  agua oxigenada (peróxido de hidrógeno, H2O2), al 3%
 15 ml glicerina (glicerol), al 98%
 Agua destilada estéril o agua hervida, fría (la necesaria para completar 1L)
 Botella de vidrio o plástico con tapón roscado o un depósito de plástico
(preferiblemente de polipropileno de alta densidad o polietileno translúcido para ver el
nivel del líquido), o un tanque de acero inoxidable (para mezclar sin rebosar)
 Paleta de madera, plástico o metal para mezclar (opcional)
 Cilindro de medición o jarra de medición
 Embudo de plástico o metal
 Un medidor de alcohol (opcional): la escala de temperatura está en la parte inferior y la
concentración de etanol (porcentaje v/v) en la parte superior.

*Si se desea preparar una cantidad mucho mayor, las condiciones del local deben revisarse
según la publicación original (ver la referencia al inicio de este documento).

Procedimiento:

En un cuarto que no esté caliente, y donde no haya flamas ni se fume, se agregan los 833
ml de etanol al recipiente de mezclado mediante un embudo. Posteriormente, se agregan de
manera similar los 42 ml de peróxido de hidrógeno y luego los 15 ml de glicerina; dada la
naturaleza viscosa de esta última, se enjuagan los restos que queden en el embudo con el
agua destilada o hervida y se continúa añadiendo agua hasta llegar a la marca de 1 L.

Se tapa el recipiente para evitar la evaporación de los componentes volátiles. Se agita la


mezcla mediante movimientos vigorosos del recipiente, o bien mediante una pala de mezclado
para lograr una solución homogénea.
Si se desea, se divide la solución total en partes en recipientes de plástico con tapa roscada.
La solución resultante se deja en cuarentena por 72 h antes de usarse a fin de destruir
cualquier espora presente o adquirida de cualquier recipiente.

Sobre los ingredientes:

 Etanol: es una sustancia fácilmente inflamable.


 Glicerol: se usa como humectante, pero se pueden usar otros emolientes para el
cuidado de la piel, siempre que sean baratos, estén ampliamente disponibles, sean
miscibles en agua y alcohol, y no aumenten la toxicidad, o promuevan alergias.
 Peróxido de hidrógeno: utilizado para inactivar bacterias contaminantes y esporas en
solución; no es una sustancia activa para antisepsia de manos.
 Cualquier otro aditivo debe estar claramente etiquetado y no ser tóxico en caso de
ingestión accidental.
 Se puede agregar un colorante para permitir la diferenciación con otros líquidos, pero
no debe aumentar la toxicidad, promover alergias o interferir con las propiedades
antimicrobianas. No se recomienda la adición de perfumes o colorantes debido al
riesgo de reacciones alérgicas.

Importante etiquetar:

Debe hacerse conforme a las regulaciones nacionales. Se sugiere que incluya al menos lo
siguiente:

 Composición: etanol, glicerina, peróxido de hidrógeno y agua.


 Solo para uso externo.
 Evite contacto con los ojos.
 Manténgase fuera del alcance de los niños.
 Nombre de la persona que lo preparó.
 Fecha de preparación.

Uso: aplíquese en la palma de la mano y cubra todas las superficies de interés con las manos.
Frote las manos hasta que se seque.

Inflamable: manténgase alejado de flamas y calor.