Está en la página 1de 5

MÓDULO DE INDUCCIÓN

CURSO ASOCIACIONISMO Y ESTRATEGIAS DE


PARTICIPACIÓN JUVENIL
MÓDULO DE INDUCCIÓN AL CURSO ASOCIACIONISMO Y ESTRATEGIAS DE
PARTICIPACIÓN JUVENIL

ASOCIACIONISMO Y PARTICIPACIÓN JUVENIL

1.1 Definición de asociacionismo

El asociacionismo es una forma de participación social en la cual las personas se


agrupan en torno a un/os objetivo/s común/es con intencionalidad de acción, es
decir, con voluntad de desarrollar una acción colectiva1.

Asimismo una asociación juvenil se puede definir como aquella agrupación en la que
los y las integrantes oscilan entre 15 y 29 años de edad y que constituye un elemento
de participación y expresión que facilita la integración de las y los jóvenes en la
sociedad (InforJoven, s/f).

Por ultimo podemos mencionar una definición que hace Prieto Lacasi2, en su libro
"Tendencias del asociacionismo juvenil de los 90"; el cual alude a una definición
sociológica, puntualizándolo como aquellas agrupaciones que cuentan con una
organización estable, aunque sea mínima, presentando un cierto grado de
formalización de las relaciones entre las personas que las componen y se proponen
alcanzar ciertos objetivos de interés común para las personas asociadas y carecen de
carácter lucrativo

En este contexto, habitualmente suele recurrirse a tres criterios que vendrían a definir el
concepto de asociación juvenil:

Que la entidad esté formada por gente joven (conformación).


Que la actividad se dirija a gente joven (finalidad).
Que la gente joven participe en los procesos de toma de decisiones
(empoderamiento).

El termino asociación juvenil sitúa el elemento juvenil como una característica


definitoria de la actividad de las asociaciones así denominadas, algo que además de
ir en contra de la auto percepción de estas entidades, impide reconocer entidades
interesantes para el conjunto de las personas jóvenes y que, por lo tanto, deberían ser
consideradas en las políticas públicas en materia de juventud. El concepto de
asociación juvenil parece, así, ser fruto más de la necesidad de delimitar un objeto
claro de políticas públicas en materia asociativa y juvenil que de la observación de las
tendencias asociativas de las personas jóvenes.

Hay que mencionar además que según un estudio del Consejo de Juventud de
España (CJE, s/f), la principal motivación para participar en una asociación está
relacionada con la satisfacción de sus propias necesidades, es decir sentirse útil, estar
con personas que piensan igual o defienden determinados derechos.

1 Ramos Hernández, Ana, Ponencia “Asociacionismo y participación”, Proyecto: Senderos de


Mujer. AIDER (Asociación Insular de Desarrollo Rural).
2 Prieto Lacaci, Rafael, Tendencias del asociacionismo juvenil en los 90, Instituto de la Juventud,
1998.
Texto 1 página 2
MÓDULO DE INDUCCIÓN AL CURSO ASOCIACIONISMO Y ESTRATEGIAS DE
PARTICIPACIÓN JUVENIL

1.2 Objetivos y actividades del asociacionismo juvenil

Se puede afirmar que el objetivo general que está detrás del trabajo de cualquier
entidad juvenil es la construcción de ciudadanía, a pesar de las diferencias que
puedan existir entre las asociaciones. Del mismo modo, otro objetivo que las
asociaciones juveniles se plantean es el de la transformación social.

Pero mucho más allá del objetivo general, existe la prioridad de revisar cada uno de
los objetivos que se plantea cada asociación a fin de adaptarlos a una realidad
rápidamente cambiante y de ajustarlos de manera más precisa a las necesidades de
los/las destinatarios/as de la acción asociativa. Esto implica la necesidad de tener
mecanismos de análisis de la realidad juvenil y social que nos permita saber qué pasa
con estas asociaciones en su interacción con su alrededor.

A su vez, se puede señalar que las actividades que son realizadas por estas
asociaciones se centran en los siguientes aspectos: información, orientación y
asesoramiento, formación, sensibilización social y acción educativa, intervención
directa, actividades lúdicas, socioculturales y de ocio y tiempo libre, reivindicación de
derechos y denuncia de injusticias.

1.3 La participación

El significado originario de la palabra participación en latín era el de tomar parte en un


reparto, un significado que aún tiene vigencia (Rivero, 1997). Pero participación es un
término que se puede utilizar para nombrar a la capacidad que tiene la ciudadanía
para involucrarse en las decisiones políticas de un país, región, provincia o distrito 3.

También puede ser definida como toda aquella acción colectiva de individuos
orientada a la satisfacción de determinados objetivos. En donde la obtención de tales
objetivos supone la existencia de una identidad colectiva en la presencia de los
valores, intereses y motivaciones compartidas.

Asimismo se podría resaltar la esencia del asociacionismo y la participación social es el


cambio, la transformación de las sociedades con la implicación de la propia
sociedad.4

1.4 Participación juvenil

Se entiende por participación juvenil a la intervención activa de los jóvenes en el


proceso de toma de decisiones en asuntos que los afectan directamente en la
sociedad en la que viven.

Razones que alientan la participación juvenil:

El afán de ser escuchados.

3 Antonia Gonzáles Salcedo, La implicación ciudadana en el gobierno local: Del debate teórico
a la experiencia participativa, Cuadernos Para el Dialogo-Jurado Nacional de Elecciones, 2007.
4 Ramos Hernández, Ana, Ponencia “Asociacionismo y participación”, Proyecto: Senderos de
Mujer. AIDER (Asociación Insular de Desarrollo Rural).
Texto 1 página 3
MÓDULO DE INDUCCIÓN AL CURSO ASOCIACIONISMO Y ESTRATEGIAS DE
PARTICIPACIÓN JUVENIL

El poder controlar sus propias situaciones y proyectos de vida.


El tener acceso a mejores bienes y servicios.
La integración a procesos de desarrollo.
Aumentar el nivel de autoestima.
El resistirse a la exclusión.

Razones que desalientan la participación juvenil:

La indiferencia hacia los temas públicos.


La existencia de modelos autoritarios de ejercicio del poder.
Prejuicios de los adultos acerca de las destrezas y las perspectivas de los
adolescentes y jóvenes.
La resistencia al cambio.
La falta de compromisos políticos de las autoridades de turno.

Formas de participación juvenil:

A través de la conformación de grupos y organizaciones juveniles.


A través de la ejecución de proyectos en sus comunidades.
Conociendo y difundiendo sus derechos y deberes.
Vigilando y fiscalizando las instituciones que tienen la responsabilidad
de protegerlos.

Texto 1 página 4
MÓDULO DE INDUCCIÓN AL CURSO ASOCIACIONISMO Y ESTRATEGIAS DE
PARTICIPACIÓN JUVENIL

BIBLIOGRAFÍA

INFORJOVEN

S/f “Cómo se constituye una asociación juvenil”, en InforJoven. Portal que presenta los
programas de la Dirección General de Juventud de la Comunidad de Madrid.
Disponible en línea
http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1142329961359&language=es&pagename=Po
rtalJoven%2FPage%2FJUVE_contenidoFinalMenuIzquierdo.

CJE (CONSEJO DE LA JUVENTUD DE ESPAÑA)

S/f “Asociacionismo”, en el portal del Consejo de la Juventud de España. Disponible


en
íneaen:http://www.cje.org/C2/%C2%BFC%C3%B3mo%20est%C3%A1%20el%20tema0/d
efault.aspx?lang=es-ES.

PRIETO LACACI, Rafael

Tendencias del asociacionismo juvenil en los 90, Instituto de la juventud, 1998.

RIVERO, A.

1997“Representación política y participación”, en Del Águilar, R. (ed.). Manual de


ciencia política, trotta, Madrid (205-229).

GONZÁLES SALCEDO, ANTONIA

La implicación ciudadana en el gobierno local: Del debate teórico a la experiencia


participativa, Cuadernos Para el Dialogo-Jurado Nacional de Elecciones, 2007.

RAMOS HERNÁNDEZ, ANA

Ponencia: “Asociacionismo y participación”. Disponible en línea


http://www.airdergc.com/senderos/
docs/descargas/(ASOCIACIONISMO%20Y%PARTICIPACI.pdf. Proyecto: Senderos de
Mujer. AIDER (Asociación Insular de Desarrollo Rural).

Texto 1 página 5

También podría gustarte