Está en la página 1de 5

Nombre: Zamir Ejaz Khan Torres

Resumen: Las independencias comparada: Las Américas del Norte y del Sur.
Hoy en día la historia nos ha demostrado, que la historia común de las Américas que
comenzó y tuvo su auge en Estados Unidos ya paso de moda, salvo en teorías de la OEA y
demás eventos. Podemos notar un momento en la historia donde pudo haber una
experiencia común fue a finales del siglo XVII y comienzos del XIX, donde las colonias
americanas, una tras otra rompió lazos que las unían a una potencia europea. “La
comunidad de experiencia parecía obvia a los contemporáneos que aclamaban las hazañas
de tal o cual Washington del Sur, que a su turno estaba reproduciendo las de ese “Bolívar (o
San Martín) del Norte”. Es verdad que no todos aceptaban la validez del paralelo referido, e
historiadores posteriores han destacado una gama amplia de diferencias. Pareciera, sin
embargo, que los distintos movimientos de independencia tuvieron por lo menos lo
suficiente en común como para hacer factible una comparación, en la que la identificación
de las diferencias y de las similitudes podría contribuir a una mejor comprensión de todos
los movimientos” (Bushnell, 2010, p.21).
Se pudo notar que en el hemisferio entero no hubo un fenómeno de la independencia como
se previa, en grandes casos importantes tuvieron un gran éxito al separarse de las colonias,
debido a esto, Canadá británico no siguió el ejemplo de sus vecinos, Cuba y Puerto Rico se
convirtieron en bases de apoyo a las fuerzas realistas que luchaban en tierra firme. Las
Antillas sintieron el impacto de los eventos que se desenvolvían al mismo tiempo en París,
solo Haití logro una independencia exitosa, ya que, en ella, se produjeron grandes
revoluciones y fueron de los primeros países en la abolición de esclavitud. El Canadá
británico fue blanco militar de las revoluciones de la Nueva Inglaterra, por el contrario, las
islas de Antillas se volvieron centros de abastecimiento de patriotas y realistas
sudamericanos los cuales habían sido discriminado. Se pudo notar, que, en las Antillas, fue
cuna de grandes figuras, las cuales tenían causas emancipadoras como, Alexander Hamilton
el cual manejaba las finanzas de Norteamérica como un mago oriundo de St. Kitts y el
admirante venezolano Luis Brion.
Las colonias americanas tenían grandes cosas en común, como un proceso interno de
crecimiento social, económico y cultural, las cuales generaban un sentido distinto a la
madre patria, pero causaban un choque con la política imperial. Otro gran hecho que no fue
del todo relevante que se tenía en común fue, la presencia de corrientes de pensamiento
político y social asociadas con el rubro de la ilustración. Las colonias inglesas se
interesaban menos en la Encylopeide francesa, se fijaban mas en conceptos de derechos
individuales en obras como las de John Locke. Los intelectuales y reformistas
revolucionarios de América Latina seguían claramente ejemplo de filósofos franceses. La
América española minimizo los impactos de la ilustración y llego a tomar pensamientos
católicos tradicionales como la escuela de Francisco Suarez.
Los movimientos revolucionarios americanos de independencia se dice que solo
pertenecieron a un ciclo, el cual comenzó en las afueras de Boston con la famosa batalla de
Lexington-Concord en 1775 y culmino en Ayacucho en 1824, pasando por parias
casualmente en dichas fechas. “Es debatible, por supuesto, hasta que punto se hayan
parecido en el fondo estas revoluciones, aparte de su empleo de la violencia y la retorica
revolucionarias. Y en lo que se refiere a la revolución francesa, en particular, la mayoría de
los lideres latinoamericanos buscaban afanosamente distanciarse del modelo parisino con
sus excesos de anticlericalismo y guillotina, a lo menos en sus declaraciones públicas. Es
más, denunciaban a veces ellos que las malignas influencias francesas se hubieran
transmitido precisamente a través de la madre patria” (Bushnell, 2010, p.23). También
llegaban de la madre patria consecuencias de la renovación que intentaron los liberales de
la península, donde algunos luchaban a favor o en contra de la intervención napoleónica.
Un subciclo de reformismo involucro a Portugal, Brasil, España y América española, donde
su culminación fue con la constitución española de 1812, la cual incluía innovaciones
liberales, en América resulto limitada, pero tuvo una gran vigencia en parte de México,
Perú y sitios periféricos del imperio donde se levanto un monumento a dicha constitución.
Las colonias norteamericanas como las del sur se vieron afectadas, por medidas de las
potencias metropolitanas por el despotismo ilustrado y sus rivalidades coloniales, las cuales
querían un dominio sobre las dependencias americanas. “Las medidas adoptadas en la
América inglesa eran sobre todo fiscales, como el impuesto del papel sellado y los derechos
del té que consistía y decreto el parlamento en Londres contemplar, a los angloamericanos
pagar una mayor cuota de los gastos de la defensa imperial, también se puede notar en la
América española nuevos impuestos como lo era la extensión del estanco del tabaco a
colonias adicionales. Todo esto lo resumió John Lynch en su expresión (tan
repetidamente citada) de una “segunda conquista” de la América por España. El Brasil
experimentó algo similar con las reformas pombalinas; Saint-Domingue, o sea el Haití
francés, se afectó menos aunque no fuera sino porque el gobierno metropolitano durante los
años inmediatos anteriores a 1789 tenía otras preocupaciones más graves y más cercanas”
(Bushnell, 2010, p.26). Las medidas fiscales hicieron que en las trece colonias inglesas se
convirtieran a la postre en Estados Unidos, por lo cual esto culmino en la independencia, el
problema de estos impuestos fue que, su fuente de origen era por medio del decreto del
parlamento metropolitano y no de las asambleas coloniales. El gobierno británico, debido a
las violentas propuestas coloniales abandono en 1765 introducir el impuesto del papel
sellado en las colonias americanas, el resultado de decretar nuevos derechos de aduana sin
llegar a un conflicto militar fue el derecho sobre el té, lo cual lo hacían para no llegar a
hacer alguna actividad de contrabando, debido a esto, el resultado fue el Boston Tea Party
en diciembre de 1773, el hecho fue que se arrojaron cargamentos de té a la bahía, donde el
gobierno metropolitano lo llamo actos intolerables. Esto incluyo cierres en el puerto de
Boston y privilegios a los conquistados canadienses franceses, debido a esto las relaciones
de colonia con la madre patria desembocaron en el conflicto armado de Lexington en el año
1775 y la declaración de la independencia en Filadelfia.
En Inglaterra se acepta la abolición de la esclavitud, lo que hizo que en Haití se declarara la
independencia plena. Debido a esto Napoleón cargo con la culpa con la transacción que
aceptaron los haitianos t también surge un agradecimiento hacia él, ya que, sin el saberlo
inicio el proceso revolucionario en las Américas española y portuguesa. “En el Brasil se
demoró el desenlace por la decisión de la Corte portuguesa de refugiarse
en Río de Janeiro; la crisis definitiva estalló sólo
cuando la Corte regresó a Lisboa y los brasileños no quisieron perder la autonomía de
hecho de que habían gozado mientras Río de Janeiro era capital del entero mundo
portugués” (Bushnell, 2010, p.26). Colonias españolas sudamericanos menos Perú, lograron
tener una autonomía propia, logrando ellas tener unas juntas propias para así gobernar en
nombre del cautivo Fernando VII, esto se presento de manera similar en México.
Después de todos estos hechos, se dieron planes de reformas para los nuevos gobiernos
hispoamerianos los cuales se dicen que la única acción que realizaron fue lograr una
apertura de puertos y la abolición de la trata de esclavos. Venezuela fue la primera de las
excolonias que se dio cuenta que el único camino para salir era una declaración de
independencia la cual se dio en caracas en julio de 1811, ya que para llegar a ella se
presentaron luchas armadas desde el año 1809. En el año 1820 se puede observar que ya
había varios gobiernos independientes de México a Buenos Aires, salvo en Paraguay donde
se tenia un constitucional representativo. El nuevo orden político de la América española en
Portugal y Brasil en menor grado, ya que, estaba retenido por la monarquía, logro un
quebramiento del sistema político preexistente. Fue el proceso mas largo en la región
americana y violento que se vivió con la única excepción de Haití. Se puede ver desde las
declaraciones de guerra a muerte declarada por Bolívar y ejecuciones declaradas por orden
de Morillo, por el contrario, la guerra de la independencia angloamericana duro solo seis
años, con la batalla de Lexington hasta la de Yorktown llego con el tratado donde Gran
Bretaña reconoció la independencia de las excolonias.
En las impedancias no jugaron un rol y los dejaron en papel marginal a los indígenas y a las
personas de color donde no se les dio un reconociendo el cual era justo dárselo, socialmente
se hicieron unas distinciones entre las colonias del sur y del norte. En el norte se interesaron
por un habito de comercio, para así abrazar el régimen colonial, los intereses comerciales
eran principalmente con Inglaterra, otro interés era un factor religioso, la cúspide y el factor
mas importante en el ámbito social era realista, debido que, tanto negociantes como
profesionales eran de un clero puritano y con una mayoría en el resto de la población, los
granjeros y artesanos eran sobre todo patriotas. Esto hacia que un numero alto de habitantes
no querían tener un compromiso ni con uno ni con el otro.
En las colonias sureñas la piradme la ocupaban aristócratas y los esclavocratas, en cortas
palabras y más sencillo, los Washington y Jefferson y otros en menor renombre como el
caso de los Bolívar. Buscaban salvaguardar su posición política contra intrusiones de la
metrópolis. Eran agroexportadores, lo que hacen que vieran necesario quitarse de encima
una reglamentación imperial. Los grandes comerciantes del puerto del sur se inclinaban al
lado patriota, un buen número de indígenas tenían tierras las cuales iban usurpando. Otro
gripo importante en el sur eran los esclavos, en general continuaban arando y cosechando o
dedicados a oficios domésticos o urbanos.
El conflicto trajo grandes cambios en la estructura de la sociedad, se sustenta por parte de
Wood que la sociedad prerrevolucionaria era controlada por las oligarquías coloniales
terratenientes lo que hizo que la lucha generara un orden social realmente democrático. Los
granjeros y artesanos que militaron en los ejércitos revolucionarios ayudaron de gran
manera a logara la independencia. La adopción de la constitución nacional también hizo
que, se formara un mercado común continental, lo que despego una sólida burguesía
capitalista. Por ultimo la clase alta no era la misma antes de las revoluciones, sin embargo,
habían tomado en sus manos ciertas decisiones y funciones administrativas, antes
pertenecientes a una monarquía y con agentes en América. Era un logro mas grande que
compartir un poder republicano con ciertos ciudadanos, a pesar de esto, se veía posible
sostener una dirección de cambio social en la América española y en la América
portuguesa, por su parte Brasil no recibió una gran influencia de estas revoluciones y no
tuvo la atención esperada en este país, la cual se comparo con la angloamericana y esta tuvo
un mayor grado de innovación. Las diferencias eran desde los puntos de partid;
políticamente ya se habían acercado más que las ibéricas a metas del liberalismo burgués.
Para aquellos traían algo mas de lo que ya tenían en América Latina trajo un aire de algo
diferente, lograron combinarlo con otras costumbres que ya poseían.
BIBLIOGRAFIA
Bushnell, David (2010) Las independencias comparadas: las Américas del Norte y del Sur.
Historia crítica, No. 41, Bogotá, mayo-agosto, 20-37