Está en la página 1de 3

Especialista Universitario en Estudios Sociales de la Ciencia e Innovación Tecnológica 6/2/06 14:02

Curso Especialista en Estudios Sociales


de la Ciencia e Innovación Tecnológica

Inicio Noticias CTS+I


El hombre biónico
Guia del curso

Calendario
Los implantes contra la depresión son la última revolución electrónica en la carrera para corregir disfunciones

corporales
Chat

Contactar
E. DE B. / A. A. - Madrid

Noticias CTS+I
La cooperación entre la EL PAÍS - Sociedad - 25-07-2005
universidad y la empresa

Si el cuerpo humano es una máquina, el sistema

nervioso es su instalación eléctrica. Desde hace más

15-1-06 de 20 años los médicos estudian como restaurar las

conexiones o interferir su flujo. Los implantes eléctricos

y computerizados nos acercan al hombre biónico.

Ponerse las pilas es algo más que una expresión. Y ya

puede verse. Como ocurrió en una fiesta en Florida,

hace poco. Nick Springer, un estudiante de 20 años,

se quedó paralizado. Había olvidado cargar las

baterías de su prótesis, que duran unas 30 horas. Un

enchufe, y Nick pudo seguir la celebración.

- Brazos. Hay prótesis mioeléctricas, que mediante

sensores aplicados a la piel del brazo gobiernan la

mano artificial. Pero además, un estadounidense de 58

años sin brazos ya maneja una prótesis con un

ordenador conectado con una mano mecánica y una

especie de émbolo o pistón en el pecho. Allí tiene alojados los nervios correspondientes a los brazos que perdió. La

mano manda señales hacia el pistón, que empuja la piel del pecho. Ello estimula los nervios para transmitir

sensaciones al cerebro, como si los nervios estuvieran todavía conectados a su mano auténtica. También una

peluquera británica ha recibido cinco implantes de microestimuladores para que pueda mover su brazo izquierdo,

paralizado por un derrame cerebral.

- Pierna. Cameron Clapp, un estadounidense de 19 años, corre, juega al golf y nada. Pero no tiene más piernas que

http://www.campusoei.org/cursos/ctsi05/noticia35.htm Page 1 of 3
Especialista Universitario en Estudios Sociales de la Ciencia e Innovación Tecnológica 6/2/06 14:02

dos prótesis llamadas C-Leg (pierna computerizada). También los españoles tienen acceso a este artilugio de fibra de

carbono, aluminio, titanio y plástico. Ya lo llevan 90. Incorpora una rodilla hidráulica controlada por un chip de la misma

manera que el cerebro controla los músculos. Sus sensores electrónicos ofrecen al chip 50 mediciones por segundo.

Así, la prótesis puede adaptarse al terreno y corregir los movimientos hasta 50 veces por segundo. Usa un programa

que maneja algoritmos que se basan en miles de maneras de caminar. El chip ayuda a la pierna a ajustarse a

diferentes condiciones, como bajar escaleras o girar súbitamente. Funciona con pilas parecidas a las de los

ordenadores portátiles. "Es el sueño de casi todos los amputados", dicen en su página web la Asociación de

Amputados en España, "pues pocos pueden pagar su precio, en la actualidad, 24.000 euros". En Estados Unidos se

usa desde 1999.

- Parkinson. "La terapia con electrodos en el cerebro comenzó hace más de 10 años sobre las bases que puso José

María Rodríguez, Delgado en la universidad de Yale en los setenta", relata José Ángel Obeso, de la Clínica

Universitaria de Navarra. Al principio se centró en combatir los temblores, pero luego cambió el lugar del cerebro

donde se ponen los electrodos para tratar otros síntomas. En una primer operación, con el paciente consciente, se

implantan los electrodos. En una segunda parte se llevan las conexiones hasta la batería, que suele estar en el

abdomen. En este dispositivo está el controlador de las descargas, que se puede programar con otro aparato que se

coloca encima de la piel. Hay más de 30.000 personas con estos implantes. El número de enfermos de Parkinson en

España ronda los 100.000. No todos necesitan esta terapia.

- Depresión y epilepsia. Para llegar al cerebro se utiliza el nervio vago, que hace de cable. Con ello se consigue

reducir el número de episodios de epilepsia y, según acaba de aprobar la Agencia Estadounidense del Medicamento

(FDA, en sus siglas en inglés), algunos casos de depresión que no responden a medicamentos. La depresión afecta

al 6% de la población, y unas 400.000 personas en España sufren epilepsia.

- Ojo. Un chip de dos milímetros se inserta en el fondo de la retina y recibe información de una videocámara instalada

en unas gafas. Lo llevan seis pacientes estadounidenses con retinitis pigmentaria (degeneración de la retina) que

forman parte de un estudio. También los enfermos de degeneración macular son candidatos a este tratamiento. Al

menos 30 millones de personas padecen estos dos tipos de enfermedades, que producen ceguera o reducción de la

visión.

- Dolor. A lo largo de la médula espinal se puede actuar para evitar el dolor. "Parece que las descargas ocupan la

médula, e impiden que la señal nerviosa de dolor llegue al cerebro", aclara una portavoz de Medtronic, la empresa

líder del sector. Más del 11% de la población sufre algún tipo de dolor crónico, aunque no todos los tipos son

susceptibles de ser tratados así.

- Corazón. Los marcapasos y otros dispositivos que regulan el ritmo cardiaco sustituyen el impulso eléctrico. Los hay

que actúan constantemente y otros que sólo se ponen en marcha cuando detectan que el corazón falla. Según la

gravedad de la lesión pueden actuar sobre un ventrículo o hasta sobre las cuatro cavidades del corazón. En España

se producen cada año 80.000 ingresos hospitalarios por insuficiencia cardiaca. La prótesis estrella por excelencia es

http://www.campusoei.org/cursos/ctsi05/noticia35.htm Page 2 of 3
Especialista Universitario en Estudios Sociales de la Ciencia e Innovación Tecnológica 6/2/06 14:02

el corazón artificial implantable y autónomo. La FDA sólo ha aprobado el Cardiowest, que consta de dos depósitos

desde los que se impulsa la sangre.

- Oído. El implante coclear es ya un clásico. Consta de un micrófono que recoge el sonido y un pequeño procesador

que lo transforma en energía eléctrica. Los impulsos se transmiten a la cóclea, una parte del oído interno, que a su

vez los lleva a los nervios auditivos, explica Ignacio Cobeta, secretario general de la Sociedad Española de

Otorrinolaringología.

- Respiración. En los pacientes con una lesión medular alta, puede fallar el sistema que mueve los pulmones. Se

puede estimular artificialmente el diafragma, un músculo que está debajo de los pulmones y que los aprieta y extiende,

como un fuelle, para respirar. La batería se coloca bajo la piel del vientre y unos cables que llevan la corriente hasta el

músculo. Es una especie de pulmón artificial portátil.

- Esfínteres. Una batería y unos cables sirven para activar el nervio sacro, que de esta manera se activa y mantiene

los esfínteres cerrados en enfermos con problemas de incontinencia. Cuando se quiere evacuar basta con suspender

la corriente, y dejar que el músculo se relaje. Otro sistema similar son los marcapasos vesiculares.

- Bombas de insulina y calmantes. Los sistemas automáticos de inyección de medicamentos son otra de las puertas

que la tecnología ha abierto. El más conocido es la bomba de insulina, una pequeña cajita que se lleva fuera del

cuerpo unida a un catéter que va liberando la insulina en el abdomen. El aparato tiene un pequeño depósito, y puede

programarse y desconectarse. El mismo principio es el que utilizan las bombas de morfina, opiáceos o baclofén. Estos

dispositivos se utilizan en personas que sufren dolores agudos y crónicos. Con ello se evita la ingestión y los

pinchazos, y se permite una dosificación mucho mejor de productos, como el baclofén que se utiliza para combatir la

rigidez de los niños con parálisis cerebral.

http://www.campusoei.org/cursos/ctsi05/noticia35.htm Page 3 of 3