Está en la página 1de 15

Contenido

 1.Zonas de dolor
 2.Origen, inserción e inervación
 3.Función
 4.Formación de puntos gatillo
 5.Palpación
 6.Automasaje

Músculo cuadrado lumbar: Dolores y


puntos gatillo
El cuadrado lumbar es un músculo que se extiende desde la parte posterior de la cadera
hasta la costilla más baja, pasando por la columna lumbar.

Ha de ser, junto con el glúteo medio, el músculo más subestimado cuando se trata de
dolor en la espalada o en la articulación sacro-ilíaca.

El músculo provoca problemas cuando está tenso o cuenta con puntos gatillo.

Un automasaje es la medida a tomar.

La ventaja más grande es que se puede ejercer en cualquier momento y en cualquier


lugar.

En la página presente aprenderá cómo y por qué se forman tensiones en este músculo,
además de cómo palpar y automasajearlo.

1. Zonas de dolor, síntomas y


diagnósticos diferenciales
1.1 Zonas de dolor
Contando con tensiones, el músculo reacciona, por lo general, sensible a la presión, sin
transmitir el dolor a otras partes.

Sin embargo, si el cuadrado lumbar presenta puntos gatillo, aquellos también


reaccionan sensibles a la presión y además pueden transmitir el dolor a otras zonas.

Sobre todo en la región del abdomen, en la porción superior lateral del muslo y en la
zona de la cadera y del glúteo.

Dolores causados por este músculo se perciben en muchos casos como si estuvieran
ubicados muy profundamente y pueden llegar a ser tan fuertes que uno en la noche se
despierta gritando, ya que el dolor se volvió insoportable durante unos instantes.
Es importante de señalar aquí que sobre todo en el caso de dolor dorsal, la intensidad
del dolor casi nunca corresponde al nivel de seriedad del problema.

Quiere decir que, aunque el dolor parece ser muy intenso, ¡eso todavía no es señal de
heridas serias en la columna vertebral!

Ilustración de los dolores

1
2

1.2 Síntomas y molestias


A parte de los dolores ya descritos, las tensiones en el cuadrado lumbar son
acompañadas frecuentemente por limitaciones de movilidad masivas.

Debido a que el músculo tiene ante todo una función estabilizante de la columna
vertebral, casi todos los movimientos del tórax resultan tan dolorosos que no es posible
ejercerlos.

Mientras estar sentado o caminar queda a menudo limitado, pero todavía posible
(aunque con dolor), es impensable de inclinarse hacia delante o girarse hacia un lado.

La posición con las extremidades inferiores apoyadas o la posición acostado boca arriba
con las piernas flexionados, representan las únicas que llegan a brindar un alivio.

No obstante, he desarrollado una técnica de alivio rápido que le permitirá caminar al


menos distancias cortas.

De esa manera, usted puede salir de la inmovilidad total, hasta que haya eliminado las
tensiones y puntos gatillo en el cuadrado lumbar.
A menudo los dolores le dejan a usted tan inmovilizado que tiene que moverse sobre las
cuatro patas.

Es que en este caso el músculo no tiene que prestar ningún trabajo de estabilización, así
que tampoco causará dolores, o solamente dolores ligeros.

1.3 Diagnósticos diferenciales


En los diagnósticos presentes figurarán dolores muy similares a aquellos causados por
puntos gatillo en el cuadrado lumbar.

Razón por la cual se consideran como diagnósticos diferenciales.

Usted debería de ser consciente de que los diagnósticos siguientes y los puntos gatillo
NO se descartan mutuamente. Pueden coexistir y en pocos casos favorecerse
recíprocamente.

 Inflamación de la bolsa sinovial (bursitis) en el fémur


 Protrusión discal
 Ciática

Por razones de su frecuencia, quisiera profundizar un poco más el punto al respecto la


ciática.

Ciática/neuritis ciática/lumbociática y radiculopatía S1

Puntos gatillo en el cuadrado lumbar pueden provocar puntos gatillos satélites en el


glúteo menor. Éstos llevan posiblemente a dolor en la zona de cobertura del nervio
isquiático y así el dolor puede ser transmitido hasta la pierna.
Estos dolores son atribuidos muy rápido a una radiculopatía S1, o sea a una
irritación/lesión de la raíz del nervio en la zona S1 o a una estenosis espinal
(estrechamiento del canal vertebral).

Una radiculopatía va acompañada de síntomas de fallas motoras y sensoriales y tiene


que ser comprobada o verificada por un neurólogo mediante exámenes específicos.

También el diagnóstico de una estenosis vertebral debería de ser diagnosticada


correctamente, por ejemplo, vía un método de imágenes.

De todas formas, tiene sentido de examinar el glúteo menor por sensibilidad a la


presión y de masajearlo dado el caso, obviamente junto con el cuadrado lumbar.

En la mayoría de los casos, los dolores se eliminarán por medio del masaje.

2. Origen, inserción e inervación


Como ya mencionado, el músculo se extiende desde la cadera hasta la costilla inferior
(12ª) pasando por la columna lumbar.

Más abajo encontrará los términos latinos exactos, tanto que la inervación del músculo.

Origen

 Cresta ilíaca

Inserción

 12ª costilla y prolongamientos de las costillas de la 1ª a la 4ª vértebra lumbar.

Inervación

 El músculo es inervado por el nervio intercostal.

Puntos gatillo

 y tensiones se presentan a menudo en los lugares marcados por X.

3. Función del músculo cuadrado lumbar


En general, el músculo es responsable de la estabilización de la columna vertebral, y,
por lo mismo, es activo cuando usted está sentado, camina o está parado.

Además, apoya la expiración forzada (por ejemplo en caso de tos) aumentando la


presión en el abdomen.
Sin embargo, tiene aún más funciones: Aquí hay que distinguir si el músculo se activa
sólo en un lado del cuerpo o si las dos partes del músculo trabajan.

Contracción unilateral

La contracción unilateral lleva a los movimientos siguientes o tiene las funciones


siguientes:

 Limitación del movimiento o estabilización mientras inclinaciones/flexiones


laterales.
 inclinación hacia el mismo lado/inclinación ipsilateral u homolateral.
 se levanta la cadera. Por ejemplo, si usted se “baja” de una cama o de una silla
alta moviendo alternativamente los glúteos derecho e izquierdo.

Contracción bilateral

 La contracción bilateral provoca la inclinación hacia delante o la extensión de la


columna vertebral.
1

Inclinación/flexión lateral
2

Inclinación hacia delante/extensión

4. Sobrecarga y formación de puntos


gatillo en el músculo cuadrado lumbar
El músculo se sobrecarga en la mayoría de los casos de manera aguda y/o crónica y
genera en consecuencia tensiones y/o puntos gatillo.

Además, “problemas” anatómicos pueden ser responsables. Sin embargo, eso no es muy
común.

Sobrecarga aguda

Aquí sobre todo los movimientos de la vida cotidiana constituyen los factores
desencadenantes.

 Levantarse de una silla baja


 Levantar un objeto pesado
 Trabajar mucho tiempo con la espalda inclinada hacia adelante, p. ej. trabajo en
el jardín.
 Levantarse de la cama
 Lavarse el cabello en el lavabo o encima de la tina

Quisiera señalar que los ejemplos mencionados arriba a menudo sólo representan la gota
que derrama el vaso y sobreexigen por poco tiempo el músculo ya sobrecargado y
contraído.

Estos movimientos cotidianos en realidad no deberían de representar ningún problema


para usted.

No obstante, si el músculo es muy débil por razón de un estilo de vida bastante inactivo,
es por consecuencia más sensible y menos resistente.

Por lo tanto, posiblemente hasta actividades cotidianas llegan a sobreexigir el músculo


en el transcurso de tiempo.

Además, el estrés emocional, consciente o inconsciente, tiene gran influencia al tono


muscular del cuadrado lumbar.

Pero también el deporte puede llevar a problemas, en particular si se ejerce de manera


desequilibrada y si no se llevan a cabo actividades compensatorias.

Básicamente aquí hay que mencionar todos los tipos de deporte, ya que el músculo tiene
que estabilizar constantemente la columna vertebral.
En cuanto a las sobrecargas crónicas hay que listar las mismas actividades y
movimientos que en el caso de sobrecargas agudas. Sin embargo, debería de saber que
en realidad este tipo de sobrecarga no tiene por qué existir.

El cuadrado lumbar está adaptado al trabajo continuo y no debería de causar problemas


a nadie.

En la mayoría de los casos es simplemente demasiado débil. En consecuencia se pone


tenso muy fácilmente y entonces causa problemas.

 Se recomienda masajear con regularidad hasta que ya no encuentra tensiones y


paso seguido empieza con ejercicios para fortalecerlo.

Si continua hacerlos y si relaja el músculo con regularidad, ¡ya no le causará problemas!

“Problemas” anatómicos

Aquí hay que mencionar todas las situaciones que obligan a la columna lumbar a
inclinarse ligeramente hacia un lado.

De tal manera, el músculo se encuentra permanente en posición acercada/acortada y


sólo es cuestión de tiempo que forme tensiones y puntos gatillo.

Los ejemplos más comunes han de ser piernas de largos diferentes y escoliosis.

Quisiera anotar que una tensión fuerte del cuadrado lumbar puede acomodar la columna
vertebral en una posición de inclinación lateral, manifestando así una escoliosis.

En particular en casos de escoliosis leves suele suceder.

5. Músculo cuadrado lumbar: Palpación


No podrá palpar el cuadrado lumbar o distinguirlo de los músculos que lo rodean.

Pero no pasa nada, porque le enseñaré en el siguiente párrafo los lugares en los cuales
hay que oprimir a fin de examinar el músculo.

6. Músculo cuadrado lumbar:


Automasaje
Para el automasaje del cuadrado lumbar, le recomiendo adquirir un bastón para masaje.

La Trigger Fairy se presta para personas delgadas y sensibles, para todos los demás
conviene más el Body Back Buddy.

Lamentablemente no se puede masajear ese músculo tan importante en cuanto a dolor


en la espalda de manera ideal sin un bastón de masaje.
En todo caso, hasta la fecha no he encontrado una solución satisfactoria.

Sin embargo, le enseñaré cómo funciona, para que al menos tenga la opción.

Para el masaje, favor de acostarse en el suelo boca arriba con las piernas flexionadas y
los pies colocados en el suelo.

6.1 Automasaje con la Trigger Fairy


 Pase la Trigger Fairy debajo de la espalda y examine la región directamente
junto a la columna vertebral desde la cadera subiendo hasta la costilla inferior
por puntos dolorosos.
 Procede oprimiendo con el bastón la musculatura que se ubica ahí.
 Se recomienda experimentar mucho con la dirección de la presión.
 Ejerza la presión una vez más desde abajo, y también desde el lado.
 En general, los puntos más dolorosos del cuadrado lumbar se alcanzan
ejerciendo presión desde el lado, quiere decir en dirección hacia la columna
vertebral.

En cuanto haya encontrado un punto adolorido, tiene tres opciones:

 1. Mantenga la presión durante 10 a 30 segundos concentrándose en el lugar más


doloroso del punto.
 2. Masajee desde justo antes hasta justo después de aquel punto moviendo
ligeramente la Trigger Fairy.
 3. Mantenga la presión y levante su cadera varias veces. Es decir, usted hace con
la cadera un movimiento hacia el hombro.
Con este movimiento, el cuadrado lumbar se contrae. Con la presión que se ejerce al
mismo tiempo es posible de relajarlo.

6.2 Automasaje con el pulgar


También con los dedos se puede masajear el músculo relativamente bien.

No obstante, desde mi punto de vista no es la opción ideal por las siguientes razones:

 No es capaz de ejercer tanta presión como con la Trigger Fairy.


 El masaje cansa muy rápido los dedos.

A fin de masajear el músculo con los dedos, use la técnica del pulgar. El masaje mismo
se lleva a cabo igual que es descrito más arriba.
1

Presión desde “atrás”.


2

El masaje desde los “lados”.

Bibliografía
 Calais-German, Blandine. Anatomy of Movement. Seattle: Eastland Press, 1993.
Print
 Davies, Clair, and Davies, Amber. The Trigger Point Workbook: Your Self-
Treatment Guide For Pain Relief. Oakland: New Harbinger Publications, Inc.,
Print
 Simons, David G., Lois S. Simons, and Janet G. Travell. Travell & Simons’
Myofascial Pain and Dysfunction: The Trigger Point Manual. The Lower
Extremities. Baltimore, MD: Williams & Wilkins, 1993. Print.
 Schünke, Michael., Schulte, Erik, and Schumacher, Udo. Prometheus: Lernatlas
der Anatomie. Stuttgart/New York: Georg Thieme Verlag, 2007. Print