Está en la página 1de 6

Una Mirada a las Ciencias sociales, interpretación, hermenéutica y los tres mundos de

Popper

Presentado por:

Integrantes del grupo


Nombre Código
Jorge Elías Tobón Estrada 1920270023

Fernandez Velasquez Hugo Andres 1920270042

Carlos Adolfo Gomez Higuita 1910270033

John Jaime Ruiz Rojas


15531646

Juan Fernando Marín Molina 1920270030


Una Mirada a las Ciencias sociales, interpretación, hermenéutica y los tres mundos

de Popper

El siguiente texto tiene como objetivo principal exponer el pensamiento del autor Karl

Popper referente a las ideas sobre su visión de experimentación en las ciencias sociales y

los tres mundos posibles, abordando como fuentes de su investigación la fundamentación

de las ciencias sociales en la naturaleza humana y derivando varias propuestas

epistemológicas sobre el ser humano, sociedad e historia basándose en el filoso e

historiador Dilthey, donde logra construir una experimentación social con pensamientos

científicos.

Seguidamente, están los tres mundos posibles y la complejidad del conocimiento del

pensamiento humano, que busca dar respuesta sobre la realdad estableciendo dos

relaciones: epistemológica y metafísica, es decir conocimiento y realidad, enfatizando que

una necesita de la otra y conocer de la realidad sería conocer físicamente la representación

de dicho conocimiento material en la vida del ser humano, donde los conocimientos deben

considerarse como reales.

Bajo esta perspectiva e indagando las ideas y pensamientos de Karl Popper, se realiza la

siguiente pregunta: ¿Cómo puede las ciencias sociales constituirse cómo una ciencia de

investigación científica que permita una interpretación hermenéutica del mundo y que

sea contrastable con la teoría de los tres mundos? En este sentido, es necesario ver la

visión de las ciencias naturales y ciencias sociales desde la investigación como un único

método capaz de ser sustentable, objetivo y medible, que requiera de una experimentación.
Es así como a mediados del siglo XIX las ciencias naturales se constituyen como una

“ciencia”, porque natural y exacta, que a diferencia de las ciencias sociales los hechos y

realidades que se intentan resolver dependen únicamente del punto de vista de quien está

realizando la experimentación, por ello es que no es una ciencia natural o exacta. Según

Redman, Deborah (s.f) afirma que:

La filosofía de la ciencia de Popper -su racionalismo crítico- está ligada al intento de

construir un enfoque puramente deductivo de la ciencia, a su visión de la evaluación de las

teorías y del aumento del conocimiento y al criterio de falsación y demarcación. (p.120)

Teniendo en cuenta lo anterior, las ciencias naturales se caracterizan porque su objeto de

estudio es objetivo, por ejemplo, la caracterización de los cisnes que hace Popper “todos los

Cisnes son blancos” para él es una idea universal, sin embargo, en las ciencias naturales los

cisnes se clasificarían de acuerdo a su color, plumaje y características, que les harán

adquirir un nombre científico y diferente así pertenezcan a la misma especie “Cisnes”.

Según Prats, Joaquín (s.f) afirma que. “Como dice Popper: sabemos muchas cosas, pero

nuestra ignorancia es ilimitada. Es decir, el conocimiento como resultado es discutible y

sujeto a crítica dado que no tenemos pruebas irrefutables de que se adapte con plena

exactitud a la realidad” (p.4). En este sentido, se puede comprobar que el pensamiento de

Popper, indica que no existe verdad absoluta, sino que cualquier hecho puede ser

justificado y refutado, como el ejemplo del Cisnes, donde no solamente puede ser blanco,

sino que también negro y diferentes características, recordando que su nombre no puede

cambiar.

La aproximación a este pensamiento se evidencia desde siglo XIX cuando el filósofo

Dilthey planteó que cualquier ciencia que estudiará los tenemos humanos si podría tener un

conocimiento científico, es decir que los hechos de las ciencias sociales desde su estudio
pueden ser comprobados mediante el método científico, pues uno de los primeros pasos que

este filoso desarrolla es que la historia de la naturaleza se conoce porque es el ser humano

quien a través de su propia historia y comunicación oral ha dado una explicación a los

fenómenos de la naturaleza, de acuerdo a las ideas y búsqueda de una reflexión metafísica.

Según Hidalgo y Cruz (2015) afirman que:

Para Dilthey los estudios humanos aportan algo que no tienen las Ciencias Naturales, la

posibilidad de comprender la experiencia interna de otra persona por medio de transferencia

mental. Debido a esta transposición que se puede producir entre objetos que expresan

experiencia interna el hombre puede alcanzar un grado y profundidad de comprensión

imposible con relación a otro tipo de objeto. Tal transposición solo puede producirse

porque existe una semejanza entre los hechos de nuestra experiencia mental y los de otra

persona (p.329)

De esta forma es posible afirmar que el conocimiento es parte de la realidad, y que existe

una conexión directa entre el conocimiento y la realidad. La realidad es material, como se

dijo anteriormente de acuerdo al punto de vista científico, para dicha realidad debe ajustarse

al método científico, criterio que Dilthey y Popper rechazan y refutan. El conocimiento

también puede ser una construcción interna de acuerdo a la interpretación que haga el ser

humano sobre el objeto, dicho pensamiento de transporte se debe a que existe una

semejanza entre la experiencia mental del ser, en otras palabras, lo que su sociedad le ha

ensañado a través de su historia. Es así como distintas áreas del conocimiento enfocadas al

estudio del ser humano y su comportamiento social, han intentado demostrar los hechos

sociales desde un punto de vista científico.

En este sentido, la teoría de los 3 mundos del Popper detallada tres clases de

perspectivas para llegar al conocimiento real. La interrelación o interconexión de los


mundos permite a la ciencia entender lo que la realidad significa. Por ejemplo, el primer

mundo es de la metafísica, todo lo relacionado con el espacio físico de los objetos, el

segundo las ideas que se plasman en la mentalidad del hombre, esa abstracción de ideas

desde la imaginación del hombre y el tercer mundo las ideas propias del ser desde la

abstracción de la realidad. Desde este punto de vista, el autor Rios, Briceño (2015) afirma:

Los tres mundos se encuentran en un constante actuar o influenciabilidad de uno sobre

otro, en un «feedback» o en un «dar y recibir», el cual tiene efectos causales reales sobre

los otros mundos. De esta forma, cada uno de los mundos no se encuentra clausurado o

cerrado a la repercusión real de los otros mundos, debido a que “como mínimo –se debe

dar, plantea Popper–, la apertura causal de lo que voy a llamar el «Mundo1» hacia el

«Mundo 2», y la apertura causal del “Mundo 2” hacia el “Mundo 3”, y viceversa (p.163)

Es decir, cada mundo se complementa del otro, es un proceso que se lleva a cabo en la

mente del ser humano y que permite comprender desde la visión de Popper la construcción

de conocimientos reales en el ser humano y cómo las ideas son contrastables con el mundo,

es por ello que el autor Ríos, dice que la teoría de los mundos es un “Feedback”, en este

caso cuando un ser humano observa un objeto físico que no reconoce construye diferentes

ideas e hipótesis, esto con el fin de ejemplificar el 1 y 2 mundo y el tercero sería la idea

final sobre el objeto ya analizado y visto desde su formación metafísica.

En conclusión, las ciencias sociales se constituye como una ciencia propia del ser

humano y aunque la cultura y sociedad no se constituyan como un elemento material, si

tiene una representación física que es capaz de ser representada por el hombre y que según

Popper no tiene una sola ciencia, sino que requiere de varios sujetos para su representación,

recordando que los tres mundos proponen una representación metafísica, pero no física, en

pocas palabras, aunque los fenómenos sociales no tengan una representación física
restablecida, si poseen una representación de varios individuos físicos que constituyen una

sola idea, demostrando que los fenómenos sociales si pueden ser demostrables desde la

teoría de los tres mundos y los métodos científicos.

Referencias Bibliográficas

Redman, Deborah (s.f). la teoría de la ciencia ~ de karl popper: auge y calda ~ de la

ingeniería social. Universidad de Tubinga, Alemania. Recuperado en:

http://www.bdigital.unal.edu.co/18081/1/13822-63938-1-PB.pdf

Prats, Joaquín (s.f). Las ciencias sociales en el contexto del conocimiento científico la

investigación en ciencias sociales apuntes. Recuperado en:

http://www.ub.edu/histodidactica/images/documentos/pdf/prats-%20que%20son%20las

%20ccss.pdf

Hidalgo, Cruz (2015). La Hermenéutica En El Pensamiento De Wilhelm Dilthey.

Universidad de Oriente (Santiago de Cuba). ISSN 2178-1036. Recuperado en:

http://oaji.net/articles/2015/2742-1451076947.pdf

Unidad 2. / Escenario 4. Ciencias sociales, interpretación, hermenéutica y los tres mundos

de Popper. Lectura Fundamental. PDF

Ríos, Briceño. (2015). La función y alcances de la Teoría de los Tres Mundos en la

filosofía popperiana. hermenéutica intercultural revista de filosofía nº 24, 2015 issn: 0719-

6504 pp. 151-181. Recuperado en:

ediciones.ucsh.cl › ojs › index.php › hirf › article › download.

También podría gustarte