Está en la página 1de 23

RESUMEN PARA ESTUDIAR FINALES SIGLO XVIII (1790) HASTA LA

REVOLUCIÓN DEL SIGLO XX (1940 aprox.)

Contenido
I.- FINALES DEL VIRREINATO (1790-1809)........................................................................................1
II.- LA INDEPENDENCIADE MÉXICO (1810 Y 1821)............................................................................3
COLISEO DE MÉXICO.-........................................................................................................................3
III.-EL PRIMER IMPERIO (1821-1832).................................................................................................4
MANUEL GARCÍA...............................................................................................................................6
IV.- LA ERA DE SANTA ANNA (1833-1854).........................................................................................6
Giovanni Bottesini.............................................................................................................................8
V.- REFORMA, INTERVENCIÓN Y EL 2DO IMPERIO (1855-1867).-.....................................................8
-CENOBIO PANIAGUA (1821-1882).-...............................................................................................10
ÁNGELA PERALTA CASTERIA (1845-1883).-.....................................................................................10
VI.- LA REPUBLICA RESTAURADA (1868-1876) BENITO JUÁREZ SU SEGUNDO PERIODO...............12
VII.-EL PORFIRIATO 1RA PARTE (1877-1890).-................................................................................13
VIII.- EL FINAL DEL PORFIRIATO 2DA PARTE (1891-1910). (TEMBLOR)...........................................17
1
IX.- LA REVOLUCIÓN Y EL NACIONALISMO (1911-1940 aprox.)......................................................21

I.- FINALES DEL VIRREINATO (1790-1809).

Al final del virreinato el Cabildo de Catedral de la ciudad de México se fijaba


y vigilaba constantemente el comportamiento de sus músicos, ya que varios de
estos no cumplían con sus obligaciones, o dejaban tirados sus trabajos en
Catedral para irse a otros lugares a trabajar.

El 16 de diciembre de 1769 Joseph Pedro de Jerusalem hijo del compositor


Ignacio Jerusalem fue a pedir dinero al Cabildo de la Catedral, para poder
enterrar a su padre, que a pesar de ser uno de los músicos que más dinero
ganaron en el Siglo XVIII, no guardo nada y prácticamente despilfarro todo lo
que gano.
Los últimos grandes compositores del virreinato fueron José Manuel Aldana,
en la Catedral de México, Manuel Arenzana en la Catedral de Puebla y
Manuel del Corral en el Coliseo de México.

JOSÉ MANUEL ALDANA (1730-1810).-


Fue un compositor, violinista, clavecinista y director de orquesta novohispano,
fue autor de numerosas obras religiosas. En 1786 empezó como violinista de
la orquesta del Coliseo de México. Su música se conservó en la Catedral de
México y en la Iglesia de Santa Rosa de Morelia. Su estilo tiene una fuerte
influencia de Haydn. Tiene una misa que fue interpretada por Carlos Chávez
en Nueva York en 1940.

MANUEL ARENZANA (Puebla, c. 1762-1821).-


Fue un compositor mexicano, ocupó el puesto de maestro de capilla de la
Catedral de Puebla desde 1792. Fue uno de los primeros autores del
clasicismo en el país, con obras tanto seculares como sacras, caracterizadas
por la frescura y el humor. Se conservan más de cien obras suyas, todas en la
Catedral de Puebla.

MANUEL ANTONIO DEL CORRAL2(ca.1790-1825).-


Fue un músico español autor de marchas patrióticas, música sacra, ópera,
jarabe y música clásica. Nacido en Santo Domingo de la Calzada, España, ca.
1790 a la entrada de los franceses a España se traslada a la Ciudad de México
en calidad de exiliado político en la Nueva España donde se casa con una
criolla y escribe la mayor cantidad de su obra musical. Entre sus obras
podemos mencionar:

a) La ópera en dos actos titulada “El saqueo” o “Los franceses en España”.


b) “Los gemelos” o “Los tíos burlados” – Ópera cómica en dos actos.
c) “La madre y la hija” – Ópera bufa en tres actos.

La única obra conservada al día de hoy es el Andante con Variaciones. Tras la


Independencia de México sale hacia La Habana, Cuba en 1822. Se estima
muere en 1825 en La Habana.

OPERAS Ó DRAMAS PRESENTADAS A INICIOS DEL SIGLO XVIII A


FINALES DEL VIRREINATO EN LA CIUDAD DE MÉXICO.
Se menciona primero el autor, después el nombre del drama o la ópera,
seguido del año de estreno en la ciudad de México, seguido del lugar de la
presentación.

1.- Anónimo, obra de autor desconocido la ópera “La dicha en el precipicio”,


estrenada en 1770 en el Coliseo de México.

2.- Manuel Arenzana (1762-1821) escribe la ópera “El extranjero”, estrenada


el 25 de noviembre de1804 en el Coliseo Nuevo de México.

3.- Manuel Antonio del Corral (Manuel Corral) (ca. 1790-1825) escribe la
ópera “El saqueo o los franceses en España”, estrenada en 1808 en el Coliseo
Nuevo de México.

II.- LA INDEPENDENCIADE MÉXICO (1810 Y 1821).

Este periodo es donde menos presentaciones hubo de óperas y publicaciones


musicales en México.
3

8.- Manuel Antonio del Corral escribe la ópera la ópera bufa en tres actos “La
madre y la hija”, estrenada en 1813 en El Coliseo Nuevo de México.

COLISEO DE MÉXICO.-

El primer foro teatral en forma que tuvo la capital de la Nueva España era
llamado el Coliseo (1673); estaba situado dentro del Hospital Real de los
Naturales y se encontraba en el actual Eje Central Lázaro Cárdenas y la calle
de Victoria. Se trataba de un corral rectangular construido en madera, techado
con dos pisos de palcos llamados “aposentos” o “cuartos”, que tenían celosías
a la usanza española para que los espectadores ricos e importantes pudieran
mirar sin ser vistos. Había diferentes vías de acceso para que las distintas
clases sociales no se mezclaran.

El 19 de enero de 1722, la gente que asistió al teatro para ver la comedia


“Ruinas e incendio de Jerusalén” salió complacida de la función. Unas horas
más tarde un incendio se propagó por todos lados y las llamas devoraron
literalmente la pequeña Jerusalén que era el Hospital Real con todo y teatro,
del cual los frailes obtenían recursos para los servicios que prestaban a los
indios.

El teatro fue reconstruido en el mismo sitio, pero tres años después los
religiosos hipólitos decidieron reubicarlo para no molestar a los enfermos con
el escándalo que provocaban los asistentes a las funciones. La nueva
construcción se levantó entre el callejón del Espíritu Santo (hoy Isabel la
Católica) y la calle de la Acequia (hoy 16 de septiembre), pero fue edificado
con madera y en poco tiempo dio muestras de evidente deterioro, por lo que
en 1752 se tomó una decisión definitiva, se ordenó la construcción de un
nuevo teatro.

El Coliseo Nuevo, como fue llamado el foro, fue inaugurado el 25 de


diciembre de 1753, con el estreno de la comedia “Mejor está que estaba”, ante
la presencia del virrey Francisco de Güemes y Horcasitas y de la corte.
Durante el siglo XVII, el Palacio ya tenía su teatro y había funciones en el
santo de los virreyes, las juras del soberano y otras fechas solemnes. El
Coliseo Nuevo cambió de nombre en 1826; desde entonces, y hasta 1931 fue
4
conocido como Teatro Principal y cerró sus puertas ese año debido a un
incendio que lo destruyó.

III.-EL PRIMER IMPERIO (1821-1832).

El 27 de septiembre de 1821 entraron a la ciudad de México El Ejercito


Trigarante encabezados por Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide; quedando
el ambiente político entre republicanos y los monárquicos.

El 21 de julio de 1822, Iturbide fue coronado como Emperador con el nombre


de Agustín I. En este período Iturbide nombra a Mariano Elízaga (1786-
1842) Maestro de Capilla y profesor de su esposa Ana Huerta, que le enseña a
tocar clavecín. El 23 de febrero de 1823 Iturbide abdica al trono y el 11 de
mayo parte a Italia exiliado; después de la caída del Imperio de Iturbide,
regresa a Morelia y funda en Morelia el primer Conservatorio de Música que
hubo en México y también fue el fundador de la primera imprenta musical del
país.

En este período la gente estaba ávida de entretenimiento, sobre todo de poder


asistir al Coliseo Nuevo de México y a las funciones de teatro que se
presentaban, al cual asistían gente de todas clases sociales, desde las familias
más acomodadas hasta sirvientas, carniceros, caballerangos, verduleras,
lavanderas, etc.; pero en este período, las funciones de teatro eran de escasa
calidad y la gente empezó a dejar de ir, provocando el cierre de la empresa que
manejaba el teatro; también la gente empezó a cuestionarse varias cosas:

a) El precio de las entradas: se discutió quién debería determinar el precio


de las entradas a los diferentes espectáculos, los empresarios o las autoridades
de la ciudad.
b) El idioma en que deberían cantarse las óperas que se presentaban:
pedían que las óperas se tradujeran y se cantaran en español.
d) La gente pedía que se presentaran óperas de Gioachino Rossini.

En 1826 el Coliseo Nuevo de México pasó a ser el Teatro Principal de la


ciudad y se abrieron diversos teatros secundarios entre ellos el Teatro
5
Provisional, que el 9 de octubre de 1822 se habría inaugurado originalmente
como El Teatro Los Gallos y se quema en 1824 y para el 21 de agosto de 1825
se vuelve a inaugurar como el Teatro Provisional con la comedia “La niña en
casa y la madre en las máscaras”.

1821.- José María Bustamante escribe la ópera “México libre”, estrenada el 27


de octubre de 1821 en el Coliseo Nuevo de México.

1823.- Manuel Antonio del Corral escribe la ópera “Los dos gemelos” (Los
tíos burlados), estrenada el 1 de junio de 1823 en el Coliseo Nuevo de México.

1823.- Se presentan en la ciudad de México 11 óperas de G. Rossini que se


convertiría en el compositor favorito de esta época.

1824.- Anónimo.- “La travesura”, se estrena el 9 de julio de 1824 en el


Coliseo Nuevo de México.

1827.- Manuel García (Tenor).- “El Abufar”.- se presenta el 13 de julio de


1827 en el Teatro Provisional.
1828.- Manuel García (Tenor).- “Semiramis”.- se estrena el 8 d mayo de 1828
en el Teatro Provisional.

1829.- Compositor y tenor Manuel García sale expulsado del país por un
decreto elaborado en 1828 por el Presidente Guadalupe Victoria a consejo de
Vicente Guerrero.

MANUEL GARCÍA (Sevilla, 1775-París, 1832).-


Fue un cantante, compositor, productor de ópera, maestro de canto y director
de escena español. Se lo conoce también por Manuel García o Manuel del
Pópulo García, su nombre completo debería ser Manuel Rodríguez Aguilar. Es
uno de los personajes más influyentes de la ópera del siglo xix, como
compositor, tenor predilecto de Gioachino Rossini y maestro del bel canto.

En 1827 viajó a México donde contribuyó a la difusión del género operístico,


traduciendo al español obras francesas e italianas para mejorar su aceptación
por el público mexicano. En este país aparte de su éxito le ocurrió un
desagradable incidente, cuando se dirigía a Veracruz, en un lugar llamado
Tepeyahualco, el convoy en el que viajaba fue asaltado por unos bandoleros,
sus carruajes saqueados, siendo víctima del robo de mil onzas de oro, fruto de
6
todo su trabajo. En 1830 volvió a Francia dedicándose a la docencia hasta su
muerte en 1832.

Escribió 33 óperas entre ellas “El Abufar” y “Semiramis” que presentaron en


México.

IV.- LA ERA DE SANTA ANNA (1833-1854).

Esta época inicia con grandes problemas económicos, políticos y sociales; en


1833 Antonio López de Santa Anna es elegido Presidente de la República
llamado “Su Alteza Serenísima” fue Presidente o reelegido nueves veces entre
1833 y 1855, siendo la época más inestable de México en el Siglo XIX, a
continuación nombramos varias de estas situaciones entre ellas la invasión
norteamericana (1847-1848) a México, perdiendo la Batalla de Padierna, la
batalla de Churubusco y la batalla del Castillo de Chapultepec.
A pesar de las desgracias nacionales la gente no se alejó de la ópera, Bellinii y
Donizetti son ahora los compositores favoritos de los asistentes a las
funciones de ópera, empezando a ocupar el lugar de Rosiini,

Los teatros Principal, el de Los Gallos y otros de menor prestigio no eran


suficientes para dar abasto a la creciente demanda de ópera que pedían los
habitantes de la ciudad de México.

El empresario Fernando Arbeu a construir un teatro digno de la Ciudad de los


Palacios; el viernes 10 de febrero de 1844 después de dos años de
construcción se inaugura el Gran Teatro Santa Anna. Aquí canto la soprano
alemana Henriette Sontag Condesa de Rossi, llegó en la primavera de 1854
(ella habría cantado en el estreno mundial de la Novena Sinfonía de
Beethoven). La primera dama Dolores Tosta de Santa Anna proporcionó el
patrocinio para traer a la Sontag; en el país hubo una de las peores epidemias
de cólera que asoló México, la diva contrajo la enfermedad y después de
algunas funciones cayó enferma y falleció el 17 de junio de 1854.

Con esta muerte de Henriette Sonlag se apagó una de las pocas luces de
esperanza que iluminaron la negra realidad del país en el Periodo de Santa
7
Anna.

De 1883 a 1839 estas fueron las óperas que se presentaron en el Teatro


Principal de la ciudad de México:

1833.- Gioachino Rossini: se presentan 13 óperas de él.

En 1842 El Teatro Provisional es restaurado y se le llamó el “Teatro de la


Ópera”.

En 1844 el Gran Teatro Nacional ubicado en la avenida 5 de mayo, se


inauguró como el Teatro de Santa Anna el 10 de febrero de 1844 con un
costo de 350 mil pesos de la época, después de la caída de Santa Anna se le
llamo brevemente Teatro Vergara y para diciembre de 1844 se le llamo Gran
Teatro Nacional, posteriormente y por un breve lapso en tiempos de
Maximiliano se le llamo Teatro Imperial.

En la inauguración como el Gran Teatro Nacional se tocó de Manuel


Covarrubias la Obertura de la ópera “La Palmira”, fue un compositor nacido
en la ciudad de México de formación autodidacta.
Giovanni Bottesini (1821-1889)

Llega a México en 1854 cuando se sacó la convocatoria del Himno Nacional


Mexicano, Bottesini ganó el concurso, pero según esto la música después no
gusto y volvieron a hacer el concurso de la música; el ganador fue Jaime
Nunó

Aparte de sus triunfos como intérprete, Bottesini fue director de reputación


europea, y ganó algunos éxitos como compositor, aunque su trabajo no tenía
suficiente individualidad para sobrevivir los cambios en el gusto de la época.
El 16 de septiembre de 1854 dirigió el estreno del Himno Nacional
Mexicano, en el Teatro Santa Anna de la Ciudad de México, ese día se
presentó la ópera Attila de Giuseppe Verdi, siendo Bottesini el Maestro
Consertador.

V.- REFORMA, INTERVENCIÓN Y EL 2DO IMPERIO (1855-


8
1867).-

En la época de Santa Anna, la sociedad mexicana se había polarizado y las


posiciones políticas radicalizado. En 1855 la Revolución de Ayutla depuso al
dictador y dos partidos lucharon por conseguir el poder, los Conservadores y
los Liberales.

A pesar de todos estos cambios la gente seguía asistiendo a la ópera y ahora el


compositor de favorito del público mexicano era Giuseppe Verdi.

Así entre la caída de Santa Anna, en agosto de 1855 y el estallido de la Guerra


de Reforma, en diciembre de 1857, se estrenaron en el Coliseo Vergara,
(ahora llamado Teatro Nacional) al menos una decena de óperas de Verdi,
“Nabucco” “Rigoletto”, “La Traviata”, “Attila”, etc., sus melodías salieron e
invadieron los salones de baile, las plazas públicas y las calles. En esa época
no había orquesta, banda militar, ni organillo que no incluyera el “va
pensiero” de Nabucco o el “brindis” de La Traviata.
En 1857 Ignacio Comonfort fue desconocido como Presidente de la República
y después durante 3 años hubo dos presidentes el General Félix Zuloaga y
Benito Juárez que era Presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Durante estos 3 años (1857-1860) se siguieron presentando óperas de Rossini,


Bellini, Meyerbeer, Verdi y otros, y además de un par de composiciones
mexicanas “Catalina de Guisa” de Paniagua y “Un paseo por Santa Anita”
de Barilli.

En 1863 los franceses después de triunfar en México en junio de este año,


anuncian la llegada de Maximiliano de Hasburgo. A fines de 1864
Maximiliano y Carlotta llegan a Veracruz; en los dos años que duro el
experimento monárquico, la ópera ocupó un lugar importante como fuente
del prestigió del gobierno.

Óperas de compositores mexicanos estrenadas en esta época.-

1857.- Cenobio Paniagua.- Se tocaron Arias de su ópera “Catalina de Guisa”


en unas Galas de Ópera en el Teatro Nacional.
9
1857.- Cenobio Paniagua.- “Catalina de Guisa”, se estrena y se presenta los
días 29 de septiembre, 2, 7 y 15 de octubre en el Teatro Nacional y el 10 de
noviembre en el Teatro Principal, Concertador el mismo Cenobio Paniagua.

1859.- Antonio Borelli.- “Un Paseo en Santa Anita”, obra del compositor y
director italiano radicado en México, ópera cómica basada en costumbres
mexicanas, fue estrenada el 17 de noviembre en el Teatro Nacional.

1860.- Se vuelve a presentar en México la soprano Ángela Peralta.

1862.- Cenobio Paniagua forma la Compañía Mexicana de Ópera.

1862.- Cenobio Paniagua.- “Catalina de Guisa”, se presenta nuevamente el


18 y 23 de noviembre en el Teatro Nacional.

1863.- Melesio Morales.- “Romeo y Julieta”, se estrena el 27 de enero en el


Teatro Nacional, aunque se compuso en 1861 se estrenó hasta 1863, el
Concertador fue el mismo Melesio Morales.
1863.- Cenobio Paniagua.- “Pietro de Abano”, se estrena nuevamente el 5 de
mayo en el Teatro Nacional. Concertador Cenobio Paniagua.

1864.- Miguel Meneses.- “Agorante, Rey de la Nubia”, se estrena el 6 de junio


en El Teatro Imperial.

1864.- Leonardo Canales.- “Pirro de Aragón”, estrenada el 12 de julio en el


Teatro Principal, Clavecín y Director de Orquesta Jaime Nunó.

1866.- Melesio Morales.- “Ildegonda”.- estrenada el 26 de enero y el 28 de


enero Ángela Peralta canta el personaje principal.

-CENOBIO PANIAGUA (1821-1882).-


Fue un músico y compositor mexicano, considerado el padre de la ópera
romántica en México y un prolífico autor de música religiosa.

Nació el 30 de octubre de 1812 en Tlalpujahua, Michoacán, sus primeros


estudios musicales los realizó bajo la dirección de su tío, Eusebio Vázquez,
quien dirigía la orquesta de la Catedral de Morelia y le impartió sus primeras
10
clases de violín.

Posteriormente, Paniagua tuvo la iniciativa de crear su primera ópera, y al no


haber libretos ni libretistas, tomó uno de Felice Romani, libretista de Vincenzo
Bellini, y dio vida a su primera obra, titulada “Catalina de Guisa”, estrenada el
29 de septiembre de 1859, la cual fue dedicada al general Miguel Miramón.

Obras: Óperas.- Catalina de Guisa (1859), Pietro d’Abano (1863), El paria y


Clementina y la Música de cámara.- 1 cuarteto de cuerdas (Primer Cuarteto
para Cuerdas escrito en México).

ÁNGELA PERALTA CASTERIA (1845-1883).-


Fue una cantante soprano mexicana del siglo XIX de fama nacional, conocida
como «El ruiseñor mexicano». Fue alumna de Agustín Balderas, continuó sus
estudios en el Conservatorio Nacional de Música de México, a los quince años
personificó a Eleonora de “Il trovatore” de Giuseppe Verdi, debutando así, en
el Teatro Nacional. Animada por el éxito y por su padre, emprendió un viaje
de gira a Europa.
El emperador Maximiliano I de México le pidió regresar a México para cantar
en el Teatro Imperial Mexicano y en octubre de 1865 aceptó la invitación; la
temporada se prolongó hasta abril de 1866. Durante el mes de febrero estrenó
la ópera “Ildegonda” del compositor mexicano Melesio Morales. En 1871
estrenó la ópera “Guatemotzin” de Aniceto Ortega en la ciudad de México.

Viajó por el norte de la República mexicana; al llegar a Mazatlán cantó “Il


trovatore” y “Aída”, pero fue víctima de una epidemia de fiebre amarilla,
falleció el 30 de agosto de 1883 a la edad de 38 años.

Obras de Ángela Peralta.- México (galopa) y 15 canciones más para piano.

-ANTONIO BARRILLI.-
Su ópera “Un paseo por Santa Anita” es una ópera cómica que se estrena el 17
de noviembre de 1859 y se vuelve a presentar el 1 de diciembre en el Teatro
Nacional, en esta ópera se presenta costumbres mexicanas, una breve historia
del Paseo de Santa Anita en la ciudad de México y su relación con la música y
el baile en una temporalidad que va del siglo XVIII a la década de los treintas
del siglo XIX.
11
-LEONARDO CANALES.-
Escribe en 1864 la ópera “Pirro de Aragón”, la cual fue estrenada el 12 de
julio en el Teatro Principal, el director Concertador fue Jaime Nunó.

-MELESIO MORALES (1838-1908).-


Fue uno de los más importantes compositores mexicanos del siglo XIX. Nació
en la Ciudad de México. Desde muy joven, mostró una gran aptitud para la
música, pero su padre, D. Trinidad Morales, deseoso de que abrazara la
carrera de ingeniero civil, le dedicó al estudio de las matemáticas haciéndolo
entrar en la Academia de San Carlos. y alrededor de 1850 ya escribía sus
primeros valses y canciones.

Óperas.- “Romeo y Julieta” (1863), “Ildegonda” (1866), “Gino Corsini”


(1877), “Cleopatra” (1891), “Anita” (2000), “Carlo Magno” (sin estrenar),
“La tempestad” (perdida, algunos investigadores afirman que se encuentra en
los archivos de La Scala de Milán), “El Judío Errante” (perdida), “Silvia”
(perdida), “Claudia” (¿inconclusa?), “Asuero” (¿inconclusa?).

-MIGUEL MENESÉS.-
Dentro de la producción operística mexicana del siglo XIX sobresalen la ópera
“Agorante, rey de la Nubia” de Miguel Meneses, estrenada durante las
festividades conmemorativas por el cumpleaños del emperador Maximiliano I
de México, el 6 de junio de 1864 en el Teatro Principal.

Fue pianista, compositor, director de orquesta y profesor de música. Inició su


formación musical en el seno familiar. Marchó a Morelia para proseguir sus
estudios y hacia 1852 se radicó en la ciudad de México, donde Paniagua le dió
las primeras lecciones de composición, además de que Paniagua lo alojó en su
domicilio particular hasta 1858. En la ciudad de México fundó su propia
academia de música en 1861, la cual fue absorbida por el Ayuntamiento en
1864, y que sobrevivió hasta 1927..

-ANICETO ORTEGA (1824-1875).-


Nace con el nombre de Aniceto de los Dolores Luis Gonzaga Ortega del Villar
en Tulancingo, Hidalgo; fue un médico mexicano, compositor y pianista.

Aniceto Ortega del Villar, estudió en la Escuela de Medicina de México, a la


que ingresó el 12 de enero de 1841, obteniendo su título de Médico el 30 de
diciembre de 1845. Estudió obstetricia en Francia, a partir de 1849. Gran
investigador en embriología, fue el12 primero en practicar la medicina
preventiva en México a su regreso del Continente Europeo en 1851.

El 1º de noviembre de 1865, fue nombrado por el Emperador Maximiliano


miembro del Consejo Superior de Salubridad, y el 1º de febrero de 1868, es
nombrado por Benito Juárez, Catedrático en la Escuela de Obstetricia.

Gran crítico musical, como compositor escribió valses, polkas, mazurcas, así
como la conocida marcha Zaragoza y una de las primeras óperas mexicanas
con un sentido nacional llamada “Guatemotzin” de 1871.

VI.- LA REPUBLICA RESTAURADA (1868-1876) BENITO


JUÁREZ SU SEGUNDO PERIODO.

Después de la muerte de Maximiliano marco el comienzo de la historia de


México; en 1868 Benito Juárez logró ganar las elecciones para su segundo
mandato. De 1868 a 1871 decayó un poco la producción y la asistencia a los
eventos de entretenimiento como la ópera.

El mundo de la ópera en la ciudad de México empezó a cambiar en 1871


cuando regreso a México Ángela Peralta y su compañía de ópera presentando
obras de Bellini, Donizetti, Verdi, Flotow y Rossini, el 13 de septiembre
participa en el estreno Mundial de “Guatimotzin” de Aniceto Ortega.

En 1872 fallece Benito Juárez lo sucede Sebastián Lerdo de Tejada al cual


le gustaba mucho la ópera; en este año se presentaron 23 óperas.

El 7 de febrero de 1875 se inauguró un nuevo teatro, el Teatro Arbeu, fue de


los primeros teatros en instalar gas hidrógeno para su alumbrado, funciono
hasta 1954 y fue desmantelado en 1967.

De esta época pertenece el músico José María Chávez cuya Obertura “La
Huerfanita” o también conocida como “La Siciliana”, obra encontrada en la
Catedral de la ciudad de México, la cual está influenciada por las óperas de
Mozart y Rossini.
13

VII.-EL PORFIRIATO 1RA PARTE (1877-1890).-

La fiebre operística de esta época hizo que el antiguo Teatro Principal y el


majestuoso Teatro Nacional fueron insuficientes y se construyeron nuevos
teatros, el Arbeu, el del Conservatorio, el Colón, incluso la Carpa del
Circo Orrin fungió para albergar funciones operísticas, pero el gusto cambió
por la música y otras cosas; todo lo que venía de Francia se puso de moda, se
leían novelas francesas, se usaban perfumes franceses, se comían golosinas
francesas y en las pláticas se usaban palabras francesas. París se volvió un
modelo de buen gusto para la ciudad de México.

La ópera francesa empezó a ocupar el lugar de la ópera italiana y llegan las


óperas de Puccini, Bizet, Gounod, Saint-Saens, Offenbach, Delibes, Massenet,
Haley y Thomas, ahora el compositor favorito del público es Giaacomo
Puccini.
En esta época sobresalen los músicos mexicanos, Felipe Villanueva, Gustavo
Campa, Ricardo Castro, Juventino Rosas y Clemente Aguirre.

FELIPE VILLANUEVA (1862-1893).-


Fue un violinista, pianista y compositor mexicano. Es una de las figuras más
conocidas del romanticismo musical mexicano, que floreció durante el período
histórico conocido en México como el Porfiriato.

En 1876, a los catorce años de edad, ingresó como violinista a la orquesta del
Teatro Hidalgo. En 1879 la empresa internacional Wagner y Levien Sucs
publicó sus piezas para piano “La erupción del Peñol” y “La llegada del
ciclón”, que lo dieron a conocer entre el público mexicano.

En 1887 fundó, junto con Ricardo Castro, Gustavo E. Campa y otros músicos
mexicanos, el Instituto Musical, academia oficial del Grupo de los Seis,
que transformó la enseñanza musical de México con una contribución
fundamental de Villanueva, quien difundió obras de Johann Sebastian Bach,
Frédéric Chopin, Franz Liszt y Antón Rubinstein.

Aunque falleció prematuramente en141893 a la edad de 31 años, dejó


numerosas obras para canto y piano, y la ópera cómica “Keofar” (1892), que
se estrenó en el Teatro Principal de la Ciudad de México, con mucho éxito. Su
“Vals poético” se conoce tanto en la versión para piano como en el arreglo
sinfónico que de él hizo Gustavo Campa. Su obra para piano ha sido grabada
por varios concertistas mexicanos.

GUSTAVO CAMPA (1863-1934).-


Fue compositor, profesor y crítico musical mexicano, Perteneció al Grupo de
los seis integrado por Felipe Villanueva, Ricardo Castro, Juan Hernández
Acevedo, Carlos J. Meneses e Ignacio Quesada. Fundó el Instituto de
Música Campa-Hernández Acevedo, que dirigió junto con Felipe Villanueva y
Ricardo Castro.

Sus composiciones incluyen canciones al estilo de Mélodie y Lied, piezas para


piano, la ópera “El rey poeta” (1901), las piezas sinfónicas Melodía para
violín, Berceuse, Lamento y Marcha Antigua.
RICARDO CASTRO (1864-1907).-
Mejor conocido como Ricardo Castro, fue un pianista y compositor mexicano,
considerado como “el último músico romántico del Porfiriato”, nació en la
Hacienda de Santa Bárbara, Municipio de Nazas, Durango, México en 1864.

A los 19 años, en 1883, concluyó su Primera Sinfonía en Do menor titulada


"Sagrada"; en 1896, al inaugurarse la Sala de Conciertos de la Casa Wagner,
Castro realizó el concierto de apertura y en ese mismo año se estrenó en el
Teatro Renacimiento su ópera "Atzimba", que trata de la conquista de
Michoacán.

Ricardo Castro falleció el 28 de noviembre de 1907 a la edad de 43 años,


como consecuencia de una pulmonía. Entre sus obras destacan el vals
“Capricho” (la más popular y conocida), sus óperas “Atzimba” (1901, sobre la
conquista de Michoacán), “La Leyenda de Rudel”, “Don Juan de Austria”,
“Satán vencido” y “El beso de la Rousalka”. Las primeras dos fueron
estrenadas. La partitura de “Atzimba” se perdió en el siglo XX y la existencia
de las últimas tres óperas se conoce por referencias, pero se desconoce si
realmente las compuso. También escribió música de cámara y otra Sinfonía en
Re menor (1893), además de un Concierto para violonchelo y orquesta (1902)
que fue estrenado en Amberes, Bélgica15al igual que su Concierto para piano y
orquesta (1904), el primero escrito en América Latina. Este último, pertenece
estilísticamente al romanticismo tardío y, en ese sentido, dialogó con la
música de su época a escala mundial; Ricardo Castro era gran admirador de
Chopin y es el único compositor mexicano que escribió varias polonesas para
piano solo.

Ricardo Castro formó parte del llamado «Grupo de los Seis» integrado además
por Gustavo E. Campa, Juan Hernández Acevedo, Carlos J. Meneses, Ignacio
Quesada y Felipe Villanueva. El grupo se distinguió por su corte
afrancesado, aunque Castro fue el único de los seis que incursionó en el
impresionismo, inspirado sobre todo en la música de Debussy. Después de la
obra de Castro, se considera que en la música mexicana de concierto
surgió el modernismo. Salvo el vals “Capricho”, la obra de Ricardo Castro es
desconocida incluso para los mexicanos.

JUVENTINO ROSAS (1868-1894).-


Fue un compositor y músico mexicano, mundialmente conocido por el vals
«Sobre las olas» Over the Waves. Desde niño, Juventino mostró una gran
disposición y talento para el aprendizaje de la música, siendo inducido y
enseñado por su padre a tocar el violín, su instrumento preferido.

Luego formó parte del grupo de los hermanos Aguirre, también estuvo
integrado al grupo de los hermanos Elvira, mismo que dejó al morir su padre y
su hermano mayor, quienes fallecieron en una riña durante una fiesta en donde
bailaban.

Para 1885, se inscribió en el Conservatorio Nacional de Música. Ahí estudió


solfeo y teoría musical. Ya había escrito “Te volví a ver”, “Seductora”,”
Sueño de las Flores” y “Ensueño”. También escribió un vals denominado
“Carmen” para la señora Carmen Romero Rubio, esposa del presidente
Porfirio Díaz. En 1888, escribió la marcha Cuauhtémoc y la obra que lo
llevaría a la inmortalidad, “Junto al manantial”, que fue rebautizada como vals
“Sobre las olas”, inspirada al ver lavar en el manantial a la Srta. Mariana
Carvajal de la cual estaba enamorado y era hermana de su amigo Fidencio
Carvajal.

Tras el éxito musical, el presidente Díaz le regaló un piano, que vendió para
pagar sus deudas. A pesar de que la obra musical tuvo un gran éxito, Rosas
16
vendió, también para pagar sus deudas, los derechos de autor de “Sobre las
olas” a la casa Wagner & Levien solamente por 45 pesos, de cual ganaron en
regalías más de 200 mil pesos una verdadera fortuna para la época, de la cual
Juventino Rosas no vio ni un peso. Rosas también perteneció a la compañía de
ópera de Ángela Peralta y a una compañía de zarzuela que viajó a Cuba.

Tiempo después, el joven compositor Juventino Rosas se trasladó a Cuba,


donde el 9 de julio de 1894 murió a la joven edad de 26 años, debido a la
mielitis espinal. Rosas fue sepultado en el Panteón Civil de la Ciudad de
México.

CLEMENTE AGUIRRE (1828-1900).-


Fue un compositor, director de orquesta y maestro de música mexicano.
Estudiante de Jesús González Rubio, Su obra más importante es “Ecos de
México”, emblema musical del Porfiriato hasta su desuso entre 1910 y 1917.

Murió en 1900 y fue enterrado con honores en el Panteón de Mezquitán en


Guadalajara. Sus restos fueron trasladados a la Rotonda de los Jaliscienses
Ilustres en 1958, durante el gobierno de Agustín Yáñez.
Dentro de su obra destacan “Luna de Octubre”, “La hija de las musas” y la
que es considerada su composición más prominente e himno regional de
Jalisco: “Ecos de México”. Fue escrita en 1884 y estrenada el año siguiente en
el Teatro Alarcón de San Luís Potosí, repuesta en el Teatro Degollado en
Guadalajara en 1886.

VIII.- EL FINAL DEL PORFIRIATO 2DA PARTE (1891-1910).


(TEMBLOR)

La segunda parte del Porfiriato o el final de esta época trajo cambios


musicales, ya la ópera italiana no era la favorita del público, ahora la ópera
francesa era la consentida del público; en esta época el lenguaje empieza a
cambiar, por un lado en Europa ya estaba el lenguaje impresionista de
Debussy y Ravel sobre todo en Francia, que empezó a influir en los
compositores nuevos así como la música de vanguardia que se estaba gestando
en varias partes de Europa que termino también por influir en los nuevos
compositores mexicanos, sobre todo17 en Ricardo Castro, Julián Carrillo,
Manuel M. Ponce, José Rolón y Candelario Huizar.

El Gran Teatro Nacional fue demolido entre 1900 y 1901, para prolongar la
avenida Cinco de mayo. Su demolición se justificó porque se decía que sería
reemplazado por el Palacio de Bellas Artes, cuya construcción se inició en
1904, pero cuya obra se interrumpió por la Revolución mexicana,
inaugurándose en 1934. En los años que median entre la destrucción del Gran
Teatro Nacional y la inauguración del Palacio de Bellas Artes las funciones de
ópera se daban en el Teatro Principal y en el Teatro Arbeu.

En 1893 en el Teatro Principal estreno un espléndido alumbrado de luz


eléctrica; en este año de estreno la ópera “Keofar” de Felipe Villanueva, la
música gusto mucho, pero el libreto no tanto.

En 1894 el Teatro Circo Orrin siguió teniendo funciones de ópera con mucho
éxito, presentando en julio y agosto la ópera “La Favorita” de Gaetano
Donizetti.
Este mismo año (1894) el 2 de noviembre aproximadamente a las 6 pm,
cuando la mayoría de los teatros estaban terminando funciones de ópera y de
teatro hubo temblor muy fuerte en la ciudad de México, el cual daño varios
teatros, sobre todo el Teatro Principal que quedo muy dañado en su estructura
y en la parte del escenario, se reconstruyo, para perderse definitivamente en el
incendio de 1931 que lo destruyo totalmente

En estos años los 3 teatros más importantes que funcionaban eran el


Nacional, el Principal y el Arbeu, solo este siguió funcionando, aunque había
otros teatros: el Teatro Circo Orrin, el Teatro Hidalgo y el Teatro Guerrero,
después se planeó construir un Teatro digno de la ciudad de México el Palacio
de Bellas Artes en 1909, pero que por la Revolución Mexicana su
construcción fue suspendida hasta años después.

En 1900 en el Teatro Arbeu se estrenó la ópera “Atzimba “ de Ricardo Castro


con éxito. En 1906 se estrena la ópera “La leyenda de Rudel” de Ricardo
Castro, con un leguaje parecido al de Debussy y Ravel, no tuvo mucho éxito.

El 25 de abril de 1907 se presenta en el Teatro Arbeu se presenta la soprano


Fanny Anitúa con un concierto operístico.
18

Se estrena en 1910 la ópera “Nicolás Bravo” de Rafael J. Tello en el Teatro


Arbeu.

JULIÁN CARRILLO (1875-1965).-


Fue un compositor, director de orquesta, violinista y científico mexicano
dentro de la corriente vanguardista internacional, considerado por varios
especialistas como uno de los más importantes compositores del país y un
importante pionero del microtonalismo.

En el año de 1895 se va a estudiar a la Ciudad de México; el 13 de julio de


1895 inició su trabajo sobre la música microtonal. Al estar en su clase de
acústica con el maestro Ortega, a Carrillo le fue mostrada la supuesta "Ley de
Divisiones de Cuerdas" la cual sostiene que si se divide en dos segmentos una
cuerda, cada uno sonará como la octava; si en tres, cada uno será la quinta,
etc. Se sorprendió mucho al estudiar las leyes de producción de los intervalos
fundamentales. Todo ello le llevó a experimentar por su propia cuenta. Ese
mismo día Carrillo realizó en su pequeño departamento un experimento:
utilizando el filo de una navaja para presionar la cuerda en el punto exacto de
entre las notas sol y la de su cuerda de violín, obtuvo dieciséis tonos
nítidamente diferentes.

En ese entonces compone su Primera Sinfonía, la cual fue estrenada por la


Real Orquesta del Conservatorio de Leipzig en 1901, bajo la dirección del
mismo Carrillo. Nace la Teoría del Sonido 13.- Representación de los tonos
en una octava y su equivalencia en el sistema conocido como Sonido 13.

1911 Fue como delegado de México al Congreso Internacional de Música en


Roma, Italia, que fuera organizado por Debussy, R. Strauss, Puccini y
Paderewski, y del cual fue Carrillo presidente.

1925 Invento Carrillo una escritura musical basada en números para sus
nuevos sonidos; construyó los instrumentos necesarios para producirlos y
formó un coro para cantarlos, y con esos elementos, presentó el 15 de febrero,
en el Teatro Principal de la Ciudad de México.

1926 Fue a Nueva York y la Liga de Compositores (integrada entre otros por
Bartok, Casella, de Falla, Hindemith, Honegger, Milhaud, Respighi, etc.).

En 1928, el Congreso del Estado de 19 San Luis Potosí declaró el 13 de julio


como día de fiesta estatal, en recuerdo del experimento de 1895 (coincidiendo
con su aniversario). El pueblo de Ahualulco cambia oficialmente su nombre a
Ahualulco del Sonido 13 en 1933. En 1948 publica su libro Sonido 13:
fundamento científico e histórico. Julián Carrillo murió en la ciudad de
México el 9 de septiembre de 1965.

MANUEL M. PONCE (1882 - Ciudad de México-1948).-


Fue un músico y compositor mexicano que nació el 8 de diciembre de 1882 en
la ciudad minera de Fresnillo, Zacatecas.

Ingresó en el Conservatorio Nacional de Música en 1901, donde permaneció


hasta 1903. En 1904, fue a estudiar cursos superiores a la Escuela de Música
de Bolonia, en Italia con Enrico Bossi y Luigi Torchi. Posteriormente viajó a
Alemania, donde permaneció entre 1906 y 1908 y se perfeccionó en el piano.

En 1920 viajó a París para estudiar bajo la guía del compositor Paul Dukas.
Concluida la licenciatura en composición en la Escuela Normal de Música de
París; otra influencia importante en su producción fue el impresionismo; de
hecho, Ponce y José Rolón representan el impresionismo musical en
México. Fallece en 1948.

Escribió un concierto para guitarra “Concierto del sur” y diversas obras para
guitarra. Obras para piano.- “Intermezzo”, “Concierto romántico”, “Scherzino
a Debussy”, ”Scherzino mexicano, Preludio y fuga para la mano izquierda”,
"Malgré tout (Danza para la mano izquierda)" y muchas más. Entre sus
canciones, se encuentran: “Estrellita” (1912), “Serenata mexicana”” (1912),
Marchita el alma” (1912), Música de cámara diversa, Conciertos.- Concerto
romántico para piano y orquesta, Concierto del sur para guitarra y orquesta
(1941), Concierto para violín y orquesta, Óperas.- “El patio florido”,
inconclusa y “Cira”, ópera en dos actos.

CANDELARIO HUIZAR (1883-1970).-


Fue un cornista, compositor y pedagogo mexicano, de familia humilde, muy
pequeño realizó prácticas como aprendiz de orfebre.

En 1924 se graduó como cornista y compositor en ese plantel; en ese mismo


plantel, más tarde, fue profesor de armonía, composición e instrumentación,
durante muchos años. Compuso numerosas piezas instrumentales, para
20
conjuntos de cámara, orquesta sinfónica y coros, y realizó muchos arreglos
instrumentales y vocales de melodías tradicionales mexicanas. Sin embargo,
su carrera se vio afectada los últimos años de su vida, luego de sufrir un
ataque de apoplejía, que lo paralizó casi totalmente. Sus cuatro sinfonías (dejó
una quinta sin revisar), forman parte selecta del repertorio orquestal mexicano
del siglo XX.

JOSÉ ROLÓN (1876 -1945).-


La música de México se reduce en demasiadas ocasiones a obras marcadas por
el folclore. quien nació el 22 de julio de 1876 en Zapotlán el Grande, Estado
de Jalisco y murió el 3 de febrero de 1945 en la Ciudad de México. De 1903 a
1907 fue a París a estudiar piano. Durante ese tiempo se hace notar el esfuerzo
de Rolón por ejecutar en México las obras de compositores franceses como
Darius Milhaud y Edgar Varèse. Durante su segunda estancia en París, de
1927 a 1929, estudió composición con Paul Dukas, lo cual lo llevó a una
reformulación radical de su estética musical.

Obras: Concierto para piano y orquesta, Canciones para soprano, tneor y


piano, Danzas indígenas para piano solo, Cuarteto para instrumentos de arcos.
(1935), entre diversas obras.
IX.- LA REVOLUCIÓN Y EL NACIONALISMO (1911-1940
aprox.).

Carlos Chávez y Silvestre Revueltas forman parte de un grupo autores


nacionalistas que buscaba la renovación de las formas recuperando los valores
de la música indígena y el pasado prehispánico (la cultura maya y las
tradiciones aztecas), acercándose al mismo tiempo a los lenguajes de la
vanguardia europea para, a partir de ésta, obtener una auténtica expresión
nacional. En el marco de esta corriente nacionalista, la música dionisiaca y
vital de Revueltas ofrece novedades en todos los sentidos. aprovechó todos los
recursos instrumentales, dio a las cuerdas papeles percutivos y a los metales
un énfasis melódico que recuerda el sonido de las bandas pueblerinas. En
cuanto a la estructura de sus obras, las armonías son disonantes y los
contrapuntos chocan rítmicamente.

Pero ambos influenciados por la música Claude Debussy, Paul Dukas, Igor
Stravinsky y Arnold Schönberg. 21

CARLOS CHÁVEZ (1899-1978).-


Fue un compositor, director de orquesta, profesor y periodista mexicano. De
sus seis sinfonías, la segunda, llamada Sinfonía India, que utiliza
instrumentos de percusión yaqui, es quizás la más conocida. Chávez fue,
además de pianista, compositor y director de orquesta, hombre público,
funcionario, educador y político. Con Carlos Chávez se consolidó
definitivamente el movimiento musical nacionalista de México.

El contacto con la vanguardia europea, a raíz de un viaje al Viejo Continente


efectuado en 1922, le llevó a adoptar un lenguaje armónico y rítmico más
avanzado, inspirado en Igor Stravinsky y Arnold Schönberg.

Su catálogo incluye los ballets, siete sinfonías, entre las que destaca la llamada
Sinfonía india (1935) (tal vez su obra más conocida) y un Concierto para
piano y orquesta (1940).

Carlos Chávez tuvo problemas muy marcados con Julián Carrillo, con
Silvestre Revueltas, con la llegada de músicos españoles que llegaron a
México huyendo de la Guerra Civil Española, con la Universidad Nacional al
decretarse la autonomía de la Universidad en 1929, Chávez propuso
enérgicamente la integración de la Escuela de Música, Teatro y Danza, antes
Conservatorio, a las fuerzas artísticas oficiales.

SILVESTRE REVUELTAS (1899-1940).-


Compositor, violinista y director de orquesta mexicano considerado uno de los
máximos y más influyentes representantes de la corriente nacionalista.
Silvestre Revueltas fue el hermano mayor de una gran familia de artistas, la
mayoría de los cuales llegaron a ser personajes importantes de la vida cultural
mexicana, como:

Fermín Revueltas (1901-1935), pintor y muralista.


Consuelo Revueltas (1909-1990), pintora naif.
Rosaura Revueltas (1910-1996), actriz y escritora.
José Revueltas (1914-1976), escritor, guionista y activista político,4
Agustín Revueltas (1920-1996), artista y empresario.

Silvestre Revueltas en 1913 ingresó al Conservatorio Nacional y en 1917 viajó


a Estados Unidos para perfeccionar sus estudios de violín. Entre 1926 y 1928,
Revueltas residió y estudio música en22las ciudades de San Antonio (estado de
Texas) done conoció y queda muy influenciado por la música de Claude
Debussy, donde descubre que la música que él tenía en la mente era parecida a
la de Debussy. En 1926, debido a una reprimenda por abuso del alcohol, se
mudó a trabajar al teatro Texas.

Ese año, 1926, marca el nacimiento espontáneo del Revueltas compositor, al


escribir la primera obra importante de su catálogo Batik para pequeña
orquesta. La obra es una extraña mezcla del estilo impresionista debussiano
con el expresionismo de Arnold Schönberg.

En 1928, se muda a Mobile (Alabama), y toca en la orquesta del teatro


Saenger; al poco tiempo de regresar a San Antonio (Texas) fue herido con un
cuchillo en el rostro y el cuello por un atacante desconocido; también estudia
y trabaja en Chicago en la época de “La Prohibición” donde conoce la música
de jazz.

Movido por sus convicciones políticas, viajó a España, donde apoyó la causa
republicana durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Escribe
“Homenaje a Federico García Lorca”, poeta fusilado en la Guerra Civil
Española.

Su obra abarca desde piezas para dotaciones pequeñas, como es manifiesto en


“Ocho por radio” (1933), hasta obras para gran orquesta, como “Janitzio”
(1933) y “Sensemayá” (1938). Para el cine elaboró partituras que han seguido
interpretándose en forma independiente, como “Redes” (1935), “Vámonos con
Pancho Villa” (1935) donde sale de extra tocando el piano en una cantina,
“La noche de los mayas” (1939), “El signo de la muerte” (1939) película que
estelariza Cantinflas. Sus composiciones fueron numerosas; entre ellas
destacan, junto a las citadas, los poemas sinfónicos “Cuauhnáhuac” (1930),
“Esquinas” (1930), “Ventanas” (1931) y el ballet “El renacuajo paseador”
(1933), escribe cuatro Cuartetos de Cuerdas de interesante manufactura y muy
diferentes entre si. Todos los rasgos del estilo del músico están presentes en
ella, empezando por la absoluta primacía del ritmo como generador de la
composición, influencia directa del Stravinsky de “La consagración de la
primavera”.

23