Está en la página 1de 4

Del comisionista.

Comisionista, es el que ejerce actos de comercio en su propio nombre por cuenta de un


comitente.

Por el contrato de comisión, el comisionista se obliga a adquirir o vender bienes por cuenta del
comitente y en nombre propio, sin hallarse en relación de dependencia con el comitente.

Derechos y obligaciones del comisionista y del comitente.

El comisionista que toma sobre sí los riesgos de la cobranza, está obligado a favor del comitente
por la ejecución del negocio, como principal deudor. En tal caso tiene derecho, además de la
comisión ordinaria, a una mayor remuneración, la cual, a falta de pacto, se determinará por el
juez (Art. 949 CC).

Derechos de los comisionistas:

- Derecho a una remuneración.

- A una remuneración exacta cuando tome sobre sí los riesgos de la cobranza.

- A revocar la conclusión del negocio, mientras no haya finalizado.

- Los demás derechos que tiene el mandatario.

Similitudes y diferencias entre el comisionista y el corredor.

El corredor es un mero intermediario, que se limita a poner en contacto las partes interesadas, sin
hacer nada por sí en la negociación; en cambio el comisionista por sí concluye el negocio, en
nombre, bajo cuenta del comitente.

Del contrato de transporte.

Es un contrato en virtud del cual el porteador se obliga a trasladar personas o cosas de un lugar a
otro mediante el pago de una retribución en dinero.

Transporte de personas.

Es un contrato que tiene por objeto trasladar personas de un lugar a otro.

Transporte de cosas.

Es un contrato que tiene por objeto el traslado en el espacio de cosas materiales. El transporte de
cosas se concluye entre dos partes: remitente, que es aquél por disposición del cual se efectúa el
servicio de transporte, y el porteador, la persona que se compromete a efectuarlo o hacerlo por
otro (Expedicionista-porteador).
Expedicionista es también el que estipula con el porteador contratos de transporte en nombre
propio, pero por cuenta del remitente, y es por consiguiente, un comisionista en transporte.

El porteador es quien se encarga del transporte, y resulta indiferente que para la realización del
transporte, se valga de él de su propia organización (vehículos y personal) o de medios ajenos.

Derechos y obligaciones del remitente y del transportista.

Obligaciones del cargador o remitente:

• Indicar con exactitud al porteador el nombre del destinatario y el lugar de destino, la naturaleza,
el peso, la cantidad y el número de las cosas que deben ser transportadas y los demás datos
necesarios para realizar el transporte

Obligaciones del porteador:

• Aceptar los pedidos de transporte de personas o cosas que sean compatibles con los medios
ordinarios de su empresa

• Realizar los transportes según el orden de pedidos.

• Entregar al remitente un duplicado de la carta de porte o un recibo de cargas con su firma

• Custodiar las cargas que se le entregaron para transportar

• Depositar judicialmente las cosas en caso de ser imposible comunicarse con el remitente

• Poner las cosas transportadas a disposición del destinatario en el lugar, plazo y modalidad
establecido en el contrato

• Responder por la pérdida y avería de la cosa

• Exhibir al destinatario la carta de porte librada por el remitente

Obligaciones del destinatario:

• Recibir las cosas que le entregue el porteador

• Si surge controversias entre varios destinatarios podrá el porteador depositar judicialmente la


cosa

• Abonar al porteador los créditos derivados del transporte.


De los libros de comercio.

Exigencia en relación al capital del comerciante.

Artículo 74º: Todo comerciante cuyo capital exceda del importe correspondiente a mil jornales
mínimos establecidos para actividades diversas no especificadas de la Capital está obligado a
registrar, en libros que la técnica contable considere necesarios, una contabilidad ordenada y
regular, adecuada a las características y naturaleza de sus actividades, que permita determinar su
situación patrimonial y los resultados de su actividad. Deberá conservar, además, su
correspondencia mercantil y la documentación contable que exija la naturaleza de su giro
comercial.

Libros indispensables.

Artículo 75º: El número de libros y el sistema de contabilidad quedan a criterio del comerciante,
debiendo llevar indispensablemente un libro Diario y uno de Inventario, sin perjuicio de los otros
libros exigidos para determinada clase de actividades.

Registración contable y sistema de contabilidad.

Artículo 76º: Para el empleo de medios mecánicos u otros sistemas modernos de contabilidad se
requiere, salvo disposición en contrario de leyes especiales, autorización judicial. Ella se dará por
resolución fundada, previo dictamen de la autoridad de contralor competente. El Juez podrá
recurrir además, a antecedentes de utilización en casos análogos, o a dictamen de perito
designado de oficio. La resolución será inscripta en el Registro Público de Comercio.

El Diario debe llevarse con asientos globales que no comprendan períodos mayores de un mes.
El método de contabilidad debe permitir la individualización de las operaciones, así como
también sus correspondientes cuentas deudoras y acreedoras y su posterior verificación.

Caso en que existe obligación de contratar contador. Responsabilidad.

Artículo 77º: El que ejerza una actividad comercial de la importancia señalada en el Art. 74º,
deberá llevar su contabilidad mediante contador matriculado, siendo ambos responsables
solidariamente de que en los asientos se registren con fidelidad los documentos y constancias en
cuya base hayan sido extendidos. El contador no es responsable de la veracidad de las
operaciones, documentos y constancias en los que no ha participado ni intervenido. Si el
comerciante es contador matriculado podrá llevar por sí mismo su contabilidad.

Conservación de libros y comprobantes de contabilidad.

Artículo 85º: Los libros y registros de contabilidad deberán ser conservados por cinco años
contados a partir de la fecha de la última anotación efectuada en ellos. Durante el mismo lapso se
conservarán en forma ordenada los comprobantes, de modo que sea posible su verificación; este
plazo se computará desde la fecha en que hubieren sido extendidos.
Libros que deben llevar las sociedades anónimas.

Artículo 86º: Toda sociedad está obligada a llevar los libros, registros y documentación a que se
refieren los Arts. 74º y 75º, y además aquellos exigidos por su naturaleza.

Exhibición general en los libros, registros y comprobantes.

Artículo 95º: Salvo disposiciones especiales de derecho público, la exhibición general de los
libros, registros y comprobantes de los comerciantes, sólo podrá decretarse a instancia de parte,
en los juicios sucesorios, de comunidad de bienes, o sociedad, administración o gestión mercantil
por cuenta ajena y en los casos de liquidación.

En los de convocación de acreedores y quiebra, se estará a lo dispuesto por la Ley respectiva.

Admisión como medio de prueba. Requisitos.

Artículo 100º: Los libros, registros y comprobantes serán admitidos en juicio como medio de
prueba del modo y en las condiciones que se establecen en los artículos siguientes de esta
Sección.

También podría gustarte