Está en la página 1de 3

ÁREA DE RELIGIÓN

MARÍA ESCUCHA A DIOS Y LE RESPONDE

Jesús me habla: “María mujer de fe, acepta el plan de Dios” (Lucas 1,26-38)
“Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada
Nazaret, a una joven virgen que estaba comprometida en
matrimonio con un hombre llamado José, de la familia de David. La
virgen se llamaba María.. Llegó el ángel hasta ella y le dijo:
«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba
qué significaría tal saludo. Pero el ángel le dijo: «No temas, María,
porque has encontrado el favor de Dios. Concebirás en tu seno y
darás a luz un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Será
grande y justamente será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios
le dará el trono de su antepasado David; gobernará por siempre al
pueblo de Jacob y su reinado no terminará jamás.»
María entonces dijo al ángel: « ¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen?» Contestó el ángel:
«El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra;
por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado Hijo de Dios.
También tu parienta Isabel está esperando un hijo en su vejez, y aunque no podía tener
familia, se encuentra ya en el sexto mes del embarazo. Para Dios, nada es imposible.» Dijo
María: «Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho.» Después la dejó
el ángel.”

LA IGLESIA TE RECUERDA: ______________________________


“Efectivamente, la Virgen María, que al anuncio del Ángel recibió al
Verbo de Dios en su alma y en su cuerpo y dio la vida al mundo, es
reconocida y venerada, como verdadera Madre de Dios y del Redentor... Por ese motivo es
también proclamada como miembro excelentísimo y enteramente singular de la Iglesia y
como ejemplar acabadísimo de la misma en la fe y en la caridad, y a quien la Iglesia
Católica, instruida por el Espíritu Santo, venera, como Madre amantísima, con afecto de
piedad filial”. María es la mujer humilde y sencilla, que Dios escogió para ser la Madre de
Jesucristo, nuestro salvador.
La llamamos “Madre de los creyentes” porque el mismo Cristo nos la dio por Madre y
porque ha sido la virgen fiel, que se fió de Dios plenamente y cumplió siempre su voluntad.
En María, el Señor obró maravillas. Gracias a su SI se cambió el curso de la historia, al
aceptar ser la Madre de Jesucristo, porque desde ese momento, Dios se hizo hombre
como nosotros.
La Iglesia siempre ha tenido a María como Madre y ejemplo de todos los hombres. En ella
encontramos, en cada momento, cariño y protección. Su vida de entrega, amor y servicio a
Dios y a los hombres, debe servirnos de estímulo para que recurramos a ella, con amor y
confianza de hijos y la imitemos en sus virtudes.

____________________________Actividades______________________________

1. Leen el texto de Lucas 1, 26 – 38 y copian el versículo indicado. Poniendo un título apropiado


a cada párrafo.
2. Lee el texto: “La Iglesia te recuerda” y elabora un organizador visual de las virtudes
de María, acompáñalo con ilustraciones