Está en la página 1de 4

COLEGIO MILITAR JOSE MARIA CORDOBA

JORNADA SABATINA
LA NOVELA DE AVENTURA

La literatura de aventuras es aquella que resalta en su argumento el riesgo, la sorpresa y el


misterio. Los escenarios están repletos de acción, elemento básico para desarrollar la trama. La
aventura es, por tanto un suceso inesperado, extraño, algo que entraña cierto riesgo.

Las características de la novela de aventuras son:


·          Presencia del protagonista como un héroe.
·          Exaltación del atrevimiento y de la acción física.
·          Abundancia de peripecias, cambios en suerte contraria.
·          Con frecuencia escenarios exóticos, alejados de la experiencia común.
·          La trama tiene mucha importancia, no tanto el aspecto  psicológico de los personajes.

El relato de aventuras está presente desde los orígenes de la literatura. Al principio se encuentra
insertada en otros géneros literarios: hay aventura en los mitos, en las leyendas, en los cantares
épicos. Luego, en los relatos de viaje, en los históricos, en los relatos de ciencia ficción, policiales, de
terror, del oeste.
En el siglo XIX se consolidó como un género propio con sus características definitorias. La obra de
autores como Robert Louis Stevenson, Emilio Salgari, Jack London o Julio Verne llenó el mundo
literario de aventura y de personajes aventureros.

Los temas más frecuentes de la literatura de aventuras


Podemos señalar un tema central y varias temáticas asociadas. El tema principal trata de un
personaje -héroe del relato- que debe cumplir una misión y, para ello, se enfrenta a sus antagonistas,
en medio de un escenario hostil y lleno de peligros naturales. También tienen  temáticas asociadas
como son: la búsqueda de algo valioso; enfrentamientos en el mar o en las montañas; aventuras de
capa y espada; viajes exploratorios ; la vida de los cazadores y los aventureros en busca de fortuna.

Los personajes
El relato de aventuras es uno de los géneros literarios que mejor permite la constitución del
protagonista como héroe.
El protagonista típico no se detiene se enfrenta con esfuerzo todas las adversidades que el destino -o
sus enemigos de turno- le ponen por delante. No conoce el temor, aunque se expone a todos los
peligros. Entre sus cualidades se destacan la valentía, la actitud decidida, el arrojo, la destreza en el
manejo de armas y medios de transporte, su conocimiento del ambiente natural en que se mueve.

Los espacios del relato de aventuras


 El relato de aventuras tiene como escenarios lugares que suelen ser insólitos y pintorescos, muy
alejados de la experiencia del lector.

Principales obras
Edad Antigua
Historia de Sinuhé  es un anónimo egipcio
La Odisea de Homero
La Iliada de Virgilio
Edad Media
El Cid es anónimo
Libro de las maravillas del mundo de Marco Polo
Edad Moderna
Don Quijote de Cervantes
Los trabajos de Persiles y Segismunda de Cervantes
Edad contemporánea
Zalacain el aventurero de Pio Baroja
Robinson Crusoe de Daniel Defoe
La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne
Ivanhoe de Walter Scott

DE ACUERDO A LO ESTUDIADO RESPONDE LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

1. Lee el siguiente fragmento de Las aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain.


Luego, realizarán las siguientes actividades:

Si ustedes no han leído un libro que se titula Las aventuras de Tom Sawyer, no sabrán quién soy; pero esto no
importa. El libro del que hablo fue escrito por el señor Mark Twain, y este señor contó, en términos generales, la
verdad […] Pues bien: el libro en cuestión acaba así: Tom y yo encontramos el dinero que habían escondido los
ladrones en la cueva, y nos vimos convertidos en ricos. Nos tocaron seis mil dólares por barba, todo en oro. Era
un espectáculo imponente el de todas aquellas monedas apiladas. Total, que el juez Thatcher se hizo cargo de
él, lo colocó a interés, y nos produjo a cada uno de los dos un dólar diario durante todo el año…, es decir, una
cantidad tan grande, que no había modo de gastarla. La viuda de Douglas me adoptó por hijo suyo, y declaró
que pensaba civilizarme; pero la vida en aquella casa era siempre muy dura, porque la viuda era en todas sus
cosas mujer metódica y respetable hasta dar melancolía, y cuando ya no pude aguantar más, tomé el portante.
Me vestí otra vez con mis antiguos harapos y recurrí otra vez a mi barrica de azúcar, viéndome así libre y
satisfecho.

Responder:

- ¿Quién es el narrador en el fragmento? Caracterícenlo.

- Según se indica, el narrador ha vivido diversas aventuras previas. ¿Esas experiencias lo


modificaron? ¿En qué?

- ¿Cuál es la situación del narrador en el fragmento?

- ¿Qué actitud muestra el narrador?

Continuar el relato en un texto breve, en el que cada alumno desarrollará el primer episodio de las
nuevas aventuras de Huckleberry Finn. Los aspectos a tener en cuenta son los siguientes:

Mantener la situación presentada en el fragmento.

Mantener el estilo, el tipo de narrador y el punto de vista de la narración.

El episodio debe ser pensado como el primero de una sucesión, por lo tanto, debe dejar al personaje
en una situación no resuelta, que atraiga el interés del lector; a la vez, esa situación debería ser tal
que el personaje ya no pueda volver a su rutina anterior sino que deba continuar la aventura iniciada.

2. Investiga Diferencias entre un relato de viajes a un relato de aventuras


3. Lee el primer el capítulo 1 de la obra El Quijote de la mancha que trata del conocimiento y la
locura de Don Quijote.
Responde las siguientes preguntas
- ¿Cuál es la frase más conocida del quijote de la mancha?
- ¿Dónde vivía y con quién vivía don Quijote de la mancha?
- ¿En que ocupaba sus ratos de ocio?
- ¿Cómo se llamaba don Quijote?
- ¿Por qué se dice que don Quijote se volvió Loco?
- ¿Qué pretende convirtiéndose en caballero?
- ¿Por qué le puso rocinante a su caballo?
- ¿Por qué se hizo llamar don Quijote de la mancha?
- ¿Qué nombre le puso a su enamorada? ¿por qué?

4. Lee y Responde de acuerdo al fragmento.


No estoy para responder- respondió Sancho- porque me parece que hablo por las espadas. Subamos
y apartémonos de aquí, que yo pondré silencio en mis rebuznos; pero no en dejar de decir que los
caballeros andantes huyen, y dejan a sus buenos escuderos molinos como alheña.
-No huye el que se retira- respondió Don Quijote- porque has de saber, Sancho, que la valentía que
no se funda sobre la base de la prudencia se llama temeridad, y las hazañas del temerario más se
atribuyen a la buena fortuna que a su ánimo. Y así, yo confieso que me he retirado pero no huido; y
en esto he imitado a muchos valientes que se han guardado para tiempos mejores y  de esto están
las historias llenas; las cuales, por no serte a ti de provecho ni a mí gusto, no te las refiero ahora

Según Don Quijote, es valiente el que:


a) se aparta siempre del peligro
b) se enfrenta siempre contra cualquier peligro.
c) confía en su ánimo antes que en su suerte.
d) Sabe medir sus fuerzas frente al peligro.
e) imita a valientes de tiempos mejores.

El triunfo de los temerarios debe ser atribuido a:


a) su valentía
b) la buena suerte
c) su arrojo
d) su coraje
e) su fuerza de voluntad

Al haber sido abandonado por Don Quijote en medio del peligro, Sancho considera qeu los
caballeros andantes son:
a) indolentes.
b) desconsiderados.
c) cobardes.
d) temerarios.
e) inhumanos.

Según Don Quijote, la valentía se debe basar en la prudencia para:


a) conseguir siempre su triunfo.
b) seguir el ejemplo de otros valientes.
c) no ser considerada cobardía.
d) no enfrentarse inútilmente.
e) no caer en la temeridad